Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 2 - P IV
Hoy a las 8:46 am por micky morales

» FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Cap 7
Hoy a las 8:29 am por micky morales

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «Parental attachment»
Sáb Oct 21, 2017 8:47 am por Klainefan

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Mar Oct 17, 2017 11:31 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 23 y 24
Lun Oct 16, 2017 4:02 pm por JVM

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 3,4 y 5
Lun Oct 16, 2017 10:38 am por 3:)

» BRITTANA CUPIDO PORLOGO,6 y 5
Lun Oct 16, 2017 9:23 am por 3:)

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Mis Sueños II (Adaptada) Epílogo
Dom Ago 06, 2017 8:06 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Mar Jul 25, 2017 6:07 pm por monica.santander

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 20-07-17
Jue Jul 20, 2017 6:12 pm por JVM

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
micky morales
 
Isabella28
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Página 1 de 15. 1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Jue Dic 20, 2012 8:26 pm

Navidad…

Un tiempo para sonreír, perdonar y cantar, lleno de tantas y tantas cosas que te hacen reflexionar sobre ti mismo, sobre lo que te falta hacer antes de que acabe el año y sobre lo bueno o lo malo que te ha pasado a lo largo de este que está muriendo.

Los recuerdos son la parte más difícil, sobre todo cuando esas personas que tanto te importaban ya no están contigo o tal vez lo más difícil de los recuerdos sean aquellas personas con quien no pudiste reconciliarte como hubieras deseado y ya no están, ni estarán contigo nunca más y esto es algo que todos sabemos, siempre se dice “Abraza, besa , perdona y ama a tus seres queridos” y siempre, siempre nos equivocamos en algún punto, alejando, ignorando y dejando que nuestro orgullo se interponga ante las cosas realmente importante, antes las personas que valen la pena y dan el curso correcto a nuestra existencia.

- Kurt voy a llevar a Blaine al aeropuerto ¿Qué dices, nos acompañas? –Pregunto Burt Hummel a su hijo, quien estaba aún en la cama, mientras el hombre mayor ya estaba de pie, arreglado y con un termo lleno de café en su mano derecha – anda chico, levántate

- ¿Qué hora es?...-pregunto adormilado mientras tanteaba la mesita de noche hasta encontrar su despertador- papa, son las 5 de la mañana ¿a qué hora se supone que sale el avión? ¿Acaso no pudo encontrar otro horario? –dijo con cierto fastidio y es que aunque estaba agradecido de haberlo visto, no podía quitarse de la cabeza aquel egoísta pensamiento que le gritaba que Blaine ya no pertenecía a su vida como para compartir las fiestas navideñas al lado de su padre, si, aún estaba molesto con él, quería perdonarlo porque el no hablar con él lo mataba, pero también lo mataba verlo y pensar que ese chico amable y sonriente se había acostado con alguien más-

- Hey, hey, cuidado gruñón –dijo antes de sentarse en una silla cercana- Blaine tuvo que mover tierra y mar para conseguir un vuelo redondo ¿sabes lo difícil y lo caro que le salió venir hasta acá en este época? –pregunto y el castaño se tapó la cara con la almohada, lo sabía, sabía que debió haber tenido que ser toda una proeza encontrar un vuelo de ida y regreso a la gran manzana para esas fechas- Kurt, sé que aun estas molesto con él y mira…-bajo un poco la voz- no te culpo, yo mismo estuve molesto cuando…bueno, cuando supe –dijo y Kurt se quitó rápidamente la almohada para verlo, no estaba seguro de que tanto sabia de su rompimiento, él le había dicho solo eso, que habían terminado, que no había funcionado, pero su padre tenía esa mirada, esa que le decía que lo sabía todo- él me lo dijo y te juro que quise romperle las piernas –siguió murmurando antes de tomar un poco de su café, dejando que Kurt casi se atragantara, logrando que este saliera de la cama como si le quemara, estaba molesto, muy molesto, Blaine no tenía derecho alguno de molestar a su padre con… sus actos- Heeeey, hey chico, espera cálmate, tranquilo eso ya paso y aun creo que fue un idiota, pero vamos se nota que está arrepentido y esas son la clase de idioteces que un chico hace cuando se siente inseguro –dijo logrando que Kurt respirase hondo- ¿entonces vienes? –pregunto al ver a su hijo tornarse serio y meditabundo-

-…no –fue su respuesta tajante antes de ir a buscar algo que ponerse- tengo que arreglarme para ir a conseguir algunas cosas, y ya que estoy despierto aprovechare para adelantar todo y que al regreso me acompañes –dijo el castaño sin ver a su padre quien solo respiro hondo y volvió a tomar otro poco de café- ¿Dónde está?...-pregunto y aun sin mencionarlo , Burt supo que su hijo hablaba del pelinegro-

- Bajando sus cosas, al parecer el taxi no tarda en llegar y prefiere estar allá para esperarlo y que no se valla sin nosotros –dijo el mayor y Kurt solo asintió mientras comenzaba a sacar ropa para ver que podría ponerse ese día- hey…Kurt –le llamo y los ojos claros de su hijo se fueron a los suyos- sé que en el fondo te alegraste de verlo, solo…deberías pensar un poco en lo indiferente que te estas portando a su alrededor…-resoplo- digo, no quiero que te lances a sus brazos como si nada, pero …tal vez un poco más de …no sé, atención…-le sonrió antes de acercarse a él- la vida es una hijo y tienes que vivirla, no la gastes en pensamientos negativos, no vale la pena ¿ok?- su voz era serena, tranquila pero con ese deje tan único que le hacía, a los ojos del castaño, el mejor padre del mundo-

Así fue como Kurt se abrazó de su padre, sin decir nada, solo eso, lo abrazo con miedo, con tanto miedo por su enfermedad que olvido por un momento el hecho de que Blaine había estado ahí, de que habían patinado y cantado juntos, de que adicionaría para NYADA y seguro entraría, de que estaba abajo quizá esperando ya en el taxi, de que su padre no tenía por qué llevarlo al aeropuerto y sobre todo, olvidándose de lo egoístas e infantiles que se volvían sus pensamientos cuando envolvían a su padre en la ecuación.

- Muuuy bien, basta debo irme antes de que Anderson cumpla su amenaza de irse solo –dijo de buena gana después de soltar a su hijo, había tenido que usar un solo brazo para evitar el quemarlo si derraba su café- ¿Qué?...-dijo al ver la mirada confundida de su hijo- quería irse solo, y vamos ya fui bastante descortés con no ir a recogerlo cuando llego, es aún un chico y Nueva York es una ciudad muy peligrosa, sobre todo cuando el sol aun no sale –dijo y sin más salió de la habitación-

Burt solo tomo su chaqueta, alternando el termo de café de una mano a otra mientras se la colocaba, no fue mucho tiempo el que de hecho paso Blaine Anderson en las frías calles esperando la llegada del taxi, e iban con bastante tiempo así que el mayor bajo con tranquilidad, sin embargo esa tranquilidad se fue de su cuerpo, así como su sangre cuando vio a tres hombres con capuchas golpeando al chico que había sido el novio de su hijo.

Salió lo más rápido que pudo, no sabía que el edificio de su hijo tenía la desventaja de aislar el ruido del exterior si se encontraba en el interior, tal vez de haber sido diferente las cosas no estarían tan mal.

Burt se fue contra el hombre que había estado golpeando repetidas veces el rostro del pelinegro mientras este se encontraba sujetado de ambos brazos por los otros dos hombres, no supo bien que sucedía, solo quería evitar lo que parecía un simple asalto, tal vez grito un par de veces que lo dejaran, que se llevaran las cosas pero que dejaran al chico en paz, no estaba seguro, solo supo que Nueva York era realmente una ciudad fría cuando paso alguien por la acera de enfrente y simulo no estar viendo nada, pero apresurar más su paso.

De pronto algo golpeo su cabeza, logrando que se tambaleara a un lado para terminar contra la pared del edificio donde su hijo debía estar arreglándose aún, agradeció que no bajara y sobre todo agradeció que no viera el estado tan deplorable y cobarde con que habían terminado dejando inconsciente al pelinegro antes de tomarlo cual bolsa de basura para aventarlo a una mini Van que estaba aún en marcha, estaba confundido pero intento levantarse, entonces sus ojos vieron aun cuarto sujeto, más delgado que el resto que llevaba anteojos aun con la capucha negra.

- Basta señor Hummel, déjeme llevarme este pedazo de basura –dijo antes de empujarlo nuevamente contra la pared y de hecho en otra ocasión Burt habría podido con ese hombre, pero aún estaba afectado por el golpe-

- Dejen… al chico –murmuro y supuso que al conocerlo a él debía ser alguno de esos extremistas que estaban en contra con su trabajo como congresista, aunque no cree que haber hecho algo como para provocar esa clase de ataque- lle..venme si quieren…-se levantó como pudo y fue cuando los otros tres hombres se movieron hacia él para volver a empujarlo, uno de ellos, el de mayor musculatura, ese que había estado golpeando a Anderson a saber desde cuando le encajo el antebrazo en el cuello para callarle-

- No, no, eso está muy mal –grito el más delgado- No debemos hacerle daño, ya tenemos lo que queremos –dijo y el otro gruño de mala gana- solo les pagare si terminamos con el bastardo que lastimo a mi Kurt ¿ok?, solo así –dijo y sin más saco una pistola que Burt Hummel reconoció como lo que seguro le debió haber golpeado- disculpe señor Hummel, ahora todo estará bien, ya vera –dijo y Burt trato de hacer algo pero  no pudo, cuando dejo de sentir la presión en su cuello e intento volver a levantarse un nuevo golpe en la cabeza lo dejo noqueado en el suelo-

El tiempo paso, Kurt estaba arreglado terminando su taza de café cuando miro el reloj , ya eran más de las 7 de la mañana, rayando prácticamente en las 8 y era todo un misterio no saber de su padre, no quería interrumpir en caso de que su padre estuviese hablando con Blaine, no porque le encantara la idea, era SU padre, después de todo, si no porque realmente no quería mostrarse más infantil, no ya no, quería verse maduro y para eso debía entender que aun cuando Blaine ya no fuese no novio no estaba mal compartir a su padre con él.

Unos minutos más, solo unos minutos más pudo soportar antes de tomar su celular y marcar al de su padre, le asombro no recibir una respuesta, su padre era de esos hombres que solo no contestaba cuando estaba trabajando o en medio de algo realmente importante,  así que probo llamando al teléfono de Blaine, solo para preguntar si estaba con él o desde a qué hora lo había dejado, al oír que estaba fuera del área supuso que el pelinegro estaría volando regreso a casa, así que volvió a llamar a su padre y el tono comenzó a sonar.

Uno

Dos

Tres

Cuatro

- ¿Ku..urt? –se escuchó la voz para nada alentadora de su padre y el castaño tuvo el peor de los presentimientos, incluyendo un nuevo ataque al corazón o peor aún-

- Papa…¡¿papa estas bien?! Por Dios te oyes …te oyes…¿Dónde estás papa? –pregunto el chico que estaba corriendo con celular en mano para tomar su abrigo y sus llaves, era seguro por el resoplido que había escuchado y el ruido de los carros que tendría que ir por su padre, a saber a dónde-

-Hijo…espera…-tosió un poco el frio comenzaba a aminorar pero haber estado ahí tirado con la espalda apenas contra la pared le estaban pasando la factura- baja… necesito ayuda chico –dijo antes de colgar e intentar levantarse, aún estaba un poco desorientado pero tenía algo muy claro, tenían que moverse y tenían que hacerlo rápido-

Kurt no tardo en bajar con el corazón en la garganta y casi se desmaya al ver a su padre tratando de levantarse con algo de sangre escurriendo por la frente, aquello no podía estar pasándole ¿acaso lo había asaltado cuando regreso del aeropuerto? ¿Por qué? Se suponía que el barrio donde vivía con Rachel pese a  no ser de los más seguro, era tranquilo.

- ¡Por Dios, Papa! –se apuró a ayudarle , pasando un brazo por su cuello para dirigirlo al interior del edificio y Burt movió los pies solo por instinto, estaba cansado, estaba adolorido y por unos minutos al ver a su hijo tan asustado olvido lo primordial- ahora mismo revisare tu cabeza y llamare a un taxi para ir a la sala de emergencias más cercanas , por todos los cielos ¿Qué fue lo que paso papa? –dijo tan rápido como sus labios podían moverse , a lo que Burt negó rápidamente, el tiempo era oro-

- Hijo…escucha…-paso saliva- tenemos de ir a la estación de policía- dijo y vio cómo su hijo estaba a punto de hablar- no, espera , espera…Blaine está en problemas…unos tipos le han secuestrado y no podemos seguir perdiendo el tiempo…

Entonces el mundo de Kurt se volvió a mover bajo sus pies, ¿Qué era eso?¿Blaine secuestrado? ¿Por qué?¿desde cuándo?, la boca se le seco cuando hizo cuentas, si su padre estaba al pie del edificio significaba que todo eso, todo el secuestro de Blaine había sucedido horas atrás, mientras él se debatía entre que camisa usar con sus nuevos pantalones, Blaine y su padre habían sido víctimas de un asalto por demás violento.

- Kurt, Hey Hey Kurt – le llamo su padre y el castaño no pudo si no negar con la cabeza para moverse- no, espera, espera –su padre detuvo sus manos- estas temblando, hijo…debes ser fuerte y sobre todo debemos movernos…-el mayor miro los ojos de su hijo, estaban rojizos y seguro no tardaría en romper en lágrimas, pero no era el momento, no ahora debían ir a reportar todo a la policía- vamos a encontrarlo, te lo prometo …-dijo y sin más lo abrazo, un abrazo rápido antes de que se alejara para acomodarse la gorra y ver que su hijo marcaba un numero desde su celular-

- 911 ¿Cuál es su nombre y su emergencia? –respondió una voz femenina a lo que Kurt tuvo que tragar el nudo en su garganta, pero no podía dejar a su padre herido , ni a Blaine a su suerte, lo mejor era llamar a emergencias-

- Mi nombre es Kurt Hummel, mi padre acaba de ser atacado y acaban de secuestrar a un…amigo –murmuro y casi al instante se sintió incomodo, pero no quería que algún homofóbico retrasara la atención a ellos, por eso era mejor ocultar, por ahora ciertas cosas-

- Mantenga la calma señor Hummel, dígame su dirección y en unos minutos le estarán atendiendo…

Kurt no tardó en darle la dirección y la ayuda no tardó en llegar, paramédicos y una patrulla, mientras atendían a su padre Kurt tuvo que decir lo poco que sabía y tal vez hubiese preferido quedarse con esa idea, un asalto, sin embargo para cuando su padre se reunión con él y el policía supo un par de cosas que le helaron la sangre, más aun de lo que ya debía estar.

1.- Blaine había sido brutalmente tratado y aventado cual desperdicio humano dentro de una Van.

2.- El autor intelectual, no solo conocía a su padre si no que estaba más concentrado en él.

3.- Blaine corría un peligro mayor, lo podía ver en la cara de los policías, en las preguntas que iban desde la clásica “¿Sabe de alguien que odie a usted o al joven Anderson? Hasta la menos pensada ¿Puede repetir como es que no se enteró de todo esto hasta varias horas después?

La vida sin lugar a dudas estaba moviéndose cada vez más en contra de Kurt Hummel, no solo le había arrebatado a su madre, enfermado a su padre del corazón y ahora de cáncer, si no que ahora Blaine…aquel que había estado tratando apenas cortésmente por una infidelidad que termino con su relación, ese maravilloso chico que le había dado más cosas que ningún otro, ahora estaba en un peligro mayor, a saber dónde en esa gran y peligrosa ciudad.


Última edición por Kodrame SnapeMalfoy el Mar Jul 28, 2015 1:30 am, editado 37 veces

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Juliet st James el Jue Dic 20, 2012 8:32 pm


Hola! muchas gracias por compartir tu historia con nosotros, pero por favor te pido modifiques el titulo de acuerdo a al formato indicado en las Reglas Zona FanFic, el cual debe incluir la palabra FIC.
Cualquier duda puedes consultar en las reglas del foro o enviarme un MP.
Saludos

_________________



Visita Mi Fic Dulce Locura
avatar
Juliet st James
Nayaholic
Nayaholic

Mode FanFic
Femenino Mensajes : 1979
Fecha de inscripción : 31/05/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana --


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Jue Dic 20, 2012 9:09 pm

WOW no lo puedo creer q le sucedera a Blaine ahora Act. Rapido please
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Sáb Dic 22, 2012 3:30 am

Olvide comentar algo básico, Glee no me pertenece, ni tampoco los personajes, ya quisiera yo ser dueña de Blaine, los Hummel-Hudson, etc., pero no, no me pertenecen, esto lo hago por diversión.

ADVERTENCIA:

Esta historia contendrá situaciones difíciles, mal lenguaje, violencia y por la naturaleza de nuestros personajes principales, una temática homosexual latente, si tienes problemas con cualquiera de estos temas , te recomiendo no sigas leyendo, igual si eres menor de edad no me hago responsable de traumas, yo he advertido que no es una historia apta para todo el público y sin más…iniciamos.
-----------------------------------------------------------------------------------

Cap. 1 “Primer Pista ”

La sala estaba helada, podía jurar que el tiempo era mucho peor ahí adentro que afuera y ya estaba nevando en la gran manzana, Kurt se encontraba sentado frente al árbol de Navidad que no quiso quitar pese a que la Navidad había pasado y estaba más cerca el año nuevo, tampoco es como si sintiera muchas ganas de celebrar, ese año le había dejado más mal sabor de boca que otros, si, había entrado finalmente a NYADA y vivía en un apartamento con su mejor amiga en Nueva York, pero…los peros eran los peores amigos de su vida.

- Hey, chico…-sintió una mano en su hombro, mas no volvió sus ojos azules a su padre- deberías dormir un poco o comer, de nada va servir que estés despierto las 24 horas del día, si sabemos algo, te lo diremos ¿ok?- dijo más el castaño siguió sin responder, no entendía como podían haber pasado ya 3 días y no había pista alguna de Blaine, era simplemente insólito, sin embargo había algo que lo tenía un más nervioso, y era el hecho de que Cooper Anderson había llegado el mismo día del secuestro, al comunicarle que su hermano menor había sido violentamente subido a un auto, el mayor había tomado el primer vuelo desde california para acampar prácticamente en las instalaciones de policía y no es que Kurt no lo hubiera intentado, era más bien que su padre le tenía muy tomada la medida y le había convencido que eso no ayudaba realmente en nada, el ver a Cooper era un recordatorio mas tangible de que las cosas no estaban bien, nada bien- Hey, Kurt –volvió a llamarle y el castaño solo respiro hondo antes de volver sus ojos al mayor- sé que aun estas consternado pero debes entender que se está haciendo todo lo necesario…

Fue entonces que la puerta se abrió, dando paso a Carole y a Finn que habían llegado al día siguiente de todo lo ocurrido, eran un gran apoyo, pero aun así Kurt sentía que no podía respirar.

- Cariño –dijo Carole mientras Finn cargaba varias bolsas – hemos traído todo para comer en la tarde y aparte pasamos por un excelente lugar para traer el desayuno, vamos, todos a la mesa –dijo la mujer mientras Finn dejaba las bolsas en la pequeña cocina y Burt se movía para ir a ayudar a su mujer-

Sin embargo Kurt volvió sus ojos al árbol de Navidad y no pudo evitar tener un pequeño recuerdo de lo que había pasado hace un par de días en esa misma habitación, mientras el partido de los dichosos Celtics contra no sabía quién estaba librándose en el televisor, ese momento que se sintió tan feliz y tan incómodo.

-----------------------------------FLASH BACK-------------------------------------

- Así que graduarse…-dijo su padre, quien estaba casualmente en medio de él y Blaine, cosa que agradeció enormemente , ya que definitivamente no se sentía del todo cómodo aun lado de Blaine, ya que este aun le removía muchas cosas, para su desgracia, las cosas malas sabían hacerse relucir en el peor momento-… planes para el futuro –comento su padre y supo que Blaine agradecía ese interés en él, estaba seguro que su padre, el señor Anderson habría hecho la misma pregunta pero que el pelinegro no se habría sentido realmente bien al hablarlo , cual sea que fuesen sus planes a futuro, su relación había decaído demasiado desde el momento en que este había salido del closet-

- Bueno…-una pausa en la voz de Blaine le hizo un eco preocupante en la cabeza al castaño quien discretamente le miro de reojo- No he hablado de esto con Kurt y no haría nada que lo hiciese estar incomodo, pero estaba pensando en hacer una audición para NYADA –le escucho decir y de no ser porque su padre estaba ahí entre los dos seguro se le habría notado más la necesidad de aire en los pulmones y es que , no entendía ¿Por qué tenía que estar cerca de él?¿tendría que verlo todos los días y soportar el hecho de sentirse engañado? y peor aún, seguro soportar los estúpidos avances de hombres y mujeres hacia el otro -…¿estaría eso bien?-le escucho preguntar y sacudió mentalmente su cerebro, no podía ser tan egoísta, no debía serlo, Blaine tenía un gran futuro y no podía solo negarle que entrara a la misma escuela que él-

- Creo que sería genial –dijo con tono monocorde, ligeramente incomodo pero esperando que no se le notara mucho, sin embargo por la mirada que le dio el chico de ojos ambarinos, supo que no estaba haciendo un buen trabajo-

- Yo también –dijo el pelinegro y casi quiso salir corriendo de ese sofá, no quería estar cerca, no quería ver sus ojos de cachorrito entristecerse al saber que no se encontraba del todo cómodo con la idea de estar juntos una vez más, pero no pudo, no pudo correr, solo volvió sus ojos a la revista Vogue , mientras Blaine le miraba por unos segundos más antes de volver sus ojos al hombre mayor a su lado e iniciar una conversación de deportes que no quiso ni apreciar, era mejor dejarlos hablar-

---------------------------TERMINA FLASH BACK-----------------------------------

Se sintió mal, terriblemente mal, porque en ese mismo instante quería que… lo daría todo por seguir pensando que el próximo año seguro vería a Blaine en los pasillos de NYADA, que en unos meses sabría de la audición con la cual seguro entraría y que sin duda alguna le llamaría para fin de año deseándole lo mejor en el 2013.

- Hey, amigo…-escucho el susurro de Finn quien se sentaba a su lado- mama dice que debes venir a desayunar…-murmuro con ese tacto que apenas estaba aprendiendo a usar gracias a su trabajo con el Glee Club- anda después te acompaño a la estación de policía para ver que noticias nos tienen –dijo y Kurt volvió a verlo con unas lágrimas acumulándosele en los ojos- hey, hey, no, espera no llores, aun no sé cómo lidiar con eso, vamos anda animo –dijo de forma incomoda y nerviosa, no sabía qué hacer, el mismo lo había dicho, no podía aun manejar esas cosas, lo intentaba, enserio lo intentaba, sobre todo tratándose de Kurt su hermanastro y Blaine, su…bueno, amigo, alumno, excuñado-

- No merezco estar ahí…-murmuro antes de bajar el rostro- Finn no puedo ver a Cooper sin sentir que me odia, sin sentir que me recrimina que su hermano haya desaparecido –dijo con un hilo de voz y aunque en la mesa Burt quería correr con su hijo, Carole le indico con un ademan de su mano, que dejara solos a los chicos- y es mi culpa, realmente es mi culpa, no sé cómo no… como no escuche nada

- Hey, no, no, no amigo, hey, no espera para tu tren –dijo acercándose más sin saber si estaba bien o no abrazar a su hermanastro, y es que aun cuando muchas cosas se habían arreglado entre ellos, aun había otras para las que era realmente torpe- no es tu culpa, este edificio es prácticamente contra ruidos , por eso se puede dormir en la noche ¿no alardeabas de eso? ¿Eh?-pregunto antes de decidir que la mejor opción era colocar solo una mano en su hombro- tu no lo secuestraste, ni lo golpeaste, ni nada, solo… estabas acá arriba con tus cosas, no podías imaginar que un montón de barbaros estaban haciéndole aquello a Blaine y Burt –dijo y estaba seguro que tal vez no eran las palabras más adecuadas y correctas pero al menos lo intentaba-

- ¡exacto! …yo estaba acá… y ellos allá abajo ¿Qué hubiera pasado si mi padre tiene otro ataque al corazón? –levanto el rostro con los ojos rojos y Finn tuvo que buscar fuerza en lo más hondo de su corazón, ver así a Kurt era devastador y entendía su culpa, seguro él se habría sentido igual, no quería ni pensar en que algo así le pasara a Rachel- además…tu oíste, el líder de todo eso, me conoce, ese tipo cree que Blaine es…malo, en serio… ¿Qué clase de ser puede imaginar que Blaine merece algo así? –pregunto el castaño y Finn solo atino a apretar su hombro- ¿Si los policías tienen razón y no aparece para año nuevo?¿Que hare si encontramos…su cuerpo Finn?

- No, espera, no, no eso no pasara –dijo con tal convicción que el mismo se lo creyó, era tan factible aquello que definitivamente no quería que se volviera realidad, pero según la policía si no sabían nada, si no había ni una nota de rescate para año nuevo, lo más seguro es que jamás pudieran encontrar siquiera el cuerpo del menor- escucha, Kurt…-tomo sus hombros con ambas manos- Tú no tienes la culpa de que un demente, enfermo haya secuestrado a Blaine, y recuerda, él es fuerte, realmente es un chico fuerte, seguro soportara hasta que demos con él, con vida, en verdad amigo, lo vamos a encontrar, mira ya van a venir en unos días Mike, Puck, Jake, Sam …y entre nosotros peinaremos varias partes de la ciudad, te aseguro que encontramos algo –dijo y pudo ver como su hermanastro se secaba las lágrimas con el dorso de su mano- sobre Cooper Anderson, no te preocupes, solo está asustado, vamos que yo no sé qué haría si estuviera en su lugar –dijo y apretó más sus hombros- amigo te incluiremos en la búsqueda, pero tienes que comer y dormir, no puedes terminar desmayado ¿quieres encontrarlo, no?

- Finn yo quiero decirle… yo quiero verlo …quiero…-dijo el castaño pero fue consciente de que no estaba terminando ninguna de sus oraciones, sin embargo Finn asintió con una sonrisa antes de levantarse y extenderle la mano, mano que el castaño tomo para impulsarse -…¿en serio crees que podamos encontrar algo que la policía no? –pregunto aun con sus reservas después de soltar la mano de su hermanastro-

- yo creo que es mejor que estar aquí sentados –dijo antes de indicarle que le siguiera a la mesa, donde su padre y Carole estaban esperándoles- …hey, miren a quien traje –dijo de buena gana antes de palmear el hombro del castaño quien se sentó a un lado de su padre y Carole, mientras Finn tomaba su lugar enfrente de él-

- Cariño , te traje esto, todo es tan orgánico que estoy segura de que tienen una granja detrás de la tienda –dijo la mujer con quien se había casado su padre y Kurt solo sonrió tenuemente, aun con los ojos rojos de haber llorado y las mejillas rosadas- anda también traje algo de jugo recién exprimido y es lo que TODOS vamos a desayunar

- Ma, yo preferiría algo de café, tu sabes, para despertar como se debe, después de todo ahora soy maestro –dijo el más alto de todos, a lo que la mujer solo le miro de mala gana – o…puedo tomarme ese jugo y después tomar algo de café –dijo mirando de reojo a Burt quien sonreía de buena gana con un vaso de jugo en sus manos- ¿no vas a replicar? –le pregunto al hombre de ojos azules quien negó antes de tomar de su jugo-
El desayuno paso, sin mucha conversación, mayormente Carole hablaba o intentaba hablar con Kurt sobre la comida y sobre las tiendas cercanas, mientras los demás desayunaban, Kurt agradecía su interés por hacerle pensar en otras cosas, aunque la realidad estaba ahí, sin Blaine y de una forma tan latente y amenazadora que dolía y le aterrorizaba.

- Escuche que algunos chicos van a venir Finn –dijo finalmente Burt cuando Carole comenzaba a recoger los platos y aunque Kurt intento moverse para ayudarle, le dijo negó la ayuda con un ademan conciliador de su mano- ¿crees que voy a dejarlos andar por esta ciudad solos?

- No estaremos solos, de hecho vamos a ir en equipos, tal vez en pares ó en grupos de tres –dijo Finn mientras podía escuchar como su madre prendía la máquina del café- no iremos a sitios muy peligrosos, solo andaremos por las calles para ver si alguien tiene información extra, digo después de todo, alguien debió haber visto algo, tú mismo lo dijiste Burt, cuando estaban esos tipos paso alguien y se apuró a caminar, seguro alguien más vio la van o algo así

- Aun así es peligroso, no sabemos si es una banda que se dedica a secuestrar o solo un demente que tiene algo contra nosotros y no pienso ponerlos en peligro a ti y a los demás chicos –dijo el mayor con voz firme- sobre todo porque Kurt se está apuntando en eso -dijo con un deje de acusación en su voz, y es que había escuchado todo, al menos la mayoría de las cosas entre sus dos hijos, porque para Burt y Carole, tenían dos hijos y no solo uno-

- Nos cuidaremos las espaldas Burt, vamos no podemos quedarnos aquí y esperar, no sabemos que es lo que está viviendo Blaine –dijo Finn y Kurt cerro los ojos de solo recordar cuando su padre había mencionado que le habían estado golpeando hasta dejarlo inconsciente- solo sabemos que ese demente conoce a Kurt, si quieres no lo llevamos, pero definitivamente no voy a dejar en las calles de esta ciudad a Blaine, es uno de los nuestros –dijo con aire serio y decidido-

- Lo sé, yo hubiera querido poder hacer algo, pero no pude y pese a que estoy terriblemente preocupado por Blaine no puedo dejar a mis hijos andar en sitios peligrosos, sé que no son unos niños, pero esos hombres son de cuidado, si no se tocaron el corazón para atacar a un chico solo, ¿crees que se lo pensaran dos veces al verlos a ustedes? –dijo antes de que Carole regresara con dos tazas de café, una para Kurt y otra para Finn-

- Creo que Burt tiene razón hijo, no pueden andar por las calles como si nada, ya oíste , uno de ellos tenía una pistola y por lo visto muy poca conciencia del bien y el mal –dijo Carole frunciendo el ceño- es horrible lo que está pasando, pero no quiero que tú y Kurt anden por ahí arriesgándose…

-Quiero hacerlo…-se escuchó la voz de Kurt quien les observaba con un rostro serio- me encargare de que se haga todo con cuidado, pero quiero correr la voz de quien es Blaine, las personas de aquí son ajenas a todo lo que no conocen, y si no saben el ser tan… maravilloso y amable que es Blaine, no van a ayudar –miro a Finn quien asintió- Iremos con cuidado y no nos meteremos a sitios de dudosa reputación, pero tenemos que buscar, debe haber algo, algo por mínimo que sea que nosotros podamos hacer para encontrar algo de Blaine –dijo y volvió sus ojos a Burt y después a Carole- por favor…no puedo seguir aquí sin hacer nada…siento que todo el lugar me consume y no…definitivamente no puedo …

Un silencio se sembró en el lugar mientras Burt miraba a su esposa y los chicos tomaban su café, Kurt clavando sus ojos en la mesa mientras Finn alternaba su mirada en cada uno de los presentes, entonces no hubo mas palabras, Burt seguía pensando en lo peligroso que era todo aquello, además de que si hacían algo mal podían incluso espantar a esos tipos y obligarlos a hacer algo muy malo con Anderson, Carole por otro lado no podía siquiera imaginar a Kurt caminando en algún sitio peligroso, mucho menos a Finn sin darse cuenta que lo seguían, irían otros chicos pero definitivamente no estaba segura de que fuese una tarea para ellos, sabía que podían ser organizados, pero también era realista y había mas riesgos que ganancias.

Kurt se mordió el labio inferior después de tomar un poco de café y lo dejo nuevamente sobre la mesa, aquel silencio era terrible, Finn por su parte divagaba, pensando de que manera podía organizarse y como podían dividirse, definitivamente no pensaba en meterse en algún nido de mafiosos o tipos así, aunque tal vez con Puck a su lado podrían tener algo de ventaja, claro si no llevaban una pistola, entonces se preguntó cuanto podría costar una pistola, no legal obviamente, por que no creía que alguien les vendiera una pistola con permiso y todo, lo cual lo llevaba a otro punto ¿era complicado usar una pistola?, suponía que no, en las películas se veía que era cosa de apuntar y él no mataría no, pero tal vez una bala en la pierna les daría espacio para correr de ser necesario, por otro lado no creía que fuese buena idea darle una pistola a Puck, eso sería como darle a un zombie un par de patines, aunque ¿Quién le daría a un zombie patines?.

El teléfono sonó e inmediatamente todos se levantaron, siendo Burt el que alcanzo la bocina al final, después de todo prefería ser el quien tomase las llamadas, por si pedían rescate, por si había amenazas o …malas noticias.

- Burt Hummel –contesto con voz sería mientras los demás estaba pendiente de cada uno de sus gestos e incluso su tono de voz-…ahh…aja, si…claro…-frunció el ceño antes de usar su otra mano para acomodar su gorra y Kurt supo que no era algo bueno- …claro, entiendo… pero ¿les dijo algo mas?...-Carole se acerco a Kurt para tomarlo de los hombros, mientras Finn se mantenía con los brazos cruzados-…¿es confiable?...hummm bueno…si, claro…claro –resoplo antes de que Kurt llevara su pulgar a sus labios para morderlo- ok…¿su hermano que dice?...-pregunto y unos segundos mas se quedo en silencio, solo escuchando al detective al otro lado de la línea-…claro, gracias por informarnos, si…le diré a mi hijo, si…yo le confirmo…gracias, buenas noches…-dijo y sin mas colgó el teléfono para después volver sus ojos a los demás- creo que debemos sentarnos… -dijo y Kurt emitió un gemido frustrado, antes de que Carole lo llevase a sentar y se sentara a su lado tomando su mano, mientras Finn decidió usar una silla y adelantar el cuerpo mientras cruzaba sus dedos y mantenía los ojos en el que era su padrastro-...hace unas horas encontraron a alguien que vio a Blaine...

- Por todos los cielos, dime que esta vivo –murmuro Kurt cerrando los ojos mientras Carole apretaba su mano- por favor…por favor…

- si, Kurt… si, cuando lo vio estaba…-respiro hondo- al parecer es un chico de esos que… -mantuvo sus ojos en su esposa y ella supo que debía mantener a Kurt lo mas centrado que pudiese- trabajan en la calle…

- ¿En la calle? …espera…espera…¿vendiendo dulces? O ¿Qué?...-miro a Burt quien no sabia como responder a eso, después a su madre quien le reprendió con la mirada y por ultimo a Kurt quien había palidecido- esperen… un segundo, esperen…¿Cómo? ¿vendiendo hot dogs?...-el silencio fue sepulcral hasta que Kurt soltó un sollozo- ¡No, espera, amigo, espera…-volvió sus ojos a Burt- ¿Qué?

- Finn calla…-dijo torciendo los labios y después el mayor volvió los ojos a su hijo- Kurt, escucha, al parecer a este chico le llevaron a Blaine para curarlo, por que tiene cierta …experiencia con heridas y no podían llevar a Blaine a un medico, no significa que estén…prostituyendo a Blaine, ni nada de eso, de hecho el chico menciono que mientras lo estaba curando, escucho que discutían sobre eso, ponerlo a…trabajar pero que al final no era algo que el líder planeara, así que iban a buscar un sitio nuevo donde esconderlo, hasta…

- No, esperen…-interrumpió Finn levantándose de golpe- ¡¿Un Prostituto?!¡¿O sea un hombre que …que se acuesta con mujeres por dinero?! –miro a su madre y después a Burt- Hey, no, no, no, eso esta mal, muuuuy mal, o sea lógico, jamás podrían funcionar, Blaine es…es GAY, o sea así GAY –explicaba de forma atropellada gesticulando con sus brazos- Obvio no….-miro a Kurt quien se veía mas tenso que nunca, mientras su madre había decidido ya, abrazarlo contra si- en serio amigo, eeeeeeenserio esos tipos están ENFERMOS

- ¡Finn! –levanto la voz el padre de ambos y el nombrado volvió a verle- escucha…era prostitución con otros hombres y además, no creas que a los que están encargados, les importa un bledo lo que estos pobres chicos quieran o no –una señal suya basto para que Finn tomara asiento o tal vez solo había sido la impresión de golpe- escuchen, el problema aquí…es que al parecer lo que quieren es dañar todo lo posible a Blaine, no quieren dinero…-torcio los labios- tampoco son profesionales, solo un grupo de tipos que están siendo pagados por un hombre que tiene algún contacto con Kurt….-dijo y volvió sus ojos a su hijo- Kurt…la policía quiere hablar contigo, te darán una descripción de los hombres que vio este chico y es muy posible que con eso tengamos mas suerte de localizar a Blaine, pero para esto debes tener dos cosas en mente…-una pausa hasta que Kurt asintió mientras mantenía sus manos empuñadas sobre su regazo-…quien secuestro a Blaine se entero de que él te había engañado, lo cual indica algún tipo de interés sobre ti…y segundo…-se rasco la nuca- Cooper Anderson esta hecho una fiera con la noticia, y como él prácticamente vive en la estación de policía, seguro vas a tener que verlo …

- No….no me importa…-murmuro el castaño de ojos azules- ayudare, en todo lo que pueda, si Cooper quiere insultarme o… golpearme…

- Hey no, no, no amigo, eso si que no, será famoso y todo ese rollo pero ni loco permito que te ponga un dedo encima –se adelanto Finn a lo que Burt pensaba- no lo hará, créeme, no lo hará, por que ni yo, ni Burt…ni nadie va a permitir tal cosa y ya te dije –frunció el ceño antes de volver a levantarse- tu NO tienes la culpa, el otro tipo es un idiota de mierda que ni siquiera haces en este mundo ¿Qué clase de enfermo, raro…y…loco haría esas cosas? –respiro hondo y vio a Burt- iremos… ¿verdad?, osea en serio DEBEMOS ir, no vamos a dejar a Kurt solo en… ESO

- Claro, iremos –dijo Burt antes de levantarse- me gustaría que te quedaras aquí querida –dijo mirando a su mujer quien asintió, entendiendo que debía haber alguien casa por su había mas noticias- Finn y yo acompañaremos a Kurt a la estación y en cuanto tengamos algo te llamo –miro a su hijo- disculpa hijo, pero si vamos a hacer esto, debe ser ahora, no pueden retener demasiado tiempo al chico por si tienes alguna pregunta extra o por si podemos indagar algo mas –dijo y Kurt fue soltado al fin- vallan por sus abrigos –indico aunque no era necesario pues Finn estaba tomando ya su bufanda y gorro del sillón donde los había dejado y Kurt había corrido a su habitación.
Burt estaba seguro que aun no terminaría todo, pero al menos ya tenían una pista, una no muy buena y alentadora, pero era un inicio, solo esperaba que Kurt no tuviera que oir o saber de como habían encontrado a Blaine, creyo que era mejor no comentarle a su hijo que el detective había mencionado que Blaine estaba terriblemente herido, que el chico que le había curado había tenido que limpiar mucha sangre y que no le había reconocido de la foto que le habían mostrado al inicio por la hinchazón de los golpes en el rostro, aquello era difícil, muy difícil de digerir y deseaba con todas sus fuerzas poder encontrar al ex novio de su hijo antes de que esos animales lo mataran a golpes, lo cual al parecer era el final que el demente que le había secuestrado tenía para él.

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Sáb Dic 22, 2012 11:37 am

NO pobre Blaine jamas me imagine q le podria pasar algo como esto pobre Kurt no sabe q hacer
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Lun Dic 24, 2012 3:55 am

Glee no me pertenece, ni tampoco los personajes, ya quisiera yo ser dueña de Blaine, los Hummel-Hudson, etc., pero no, no me pertenecen, esto lo hago por diversión.

Oh si…AGRADESCO sus comentarios, en serio, así que no teman comentar niñ@s

ADVERTENCIA:

Esta historia contendrá situaciones difíciles, mal lenguaje, violencia y por la naturaleza de nuestros personajes principales, una temática homosexual latente, si tienes problemas con cualquiera de estos temas, te recomiendo no sigas leyendo, igual si eres menor de edad no me hago responsable de traumas, yo he advertido que no es una historia apta para todo el público y sin más…iniciamos.

---------------------------------------------------------------------------

Cap. 2 “Fe”

El goteo incesante comenzó a taladrar su cabeza, no estaba seguro de donde se encontraba, ni cuánto tiempo había pasado, si era de día o de noche, solo sabía que el dolor en su cuerpo era tolerable, aun así no podía abrir los ojos, sentía los parpados pesados, como si en cada uno tuviese 5 toneladas de concreto.

Respiro hondo o al menos lo intento, ya que nuevamente las costillas le dolieron al intentar meter y sacar el aire, entonces paso saliva, sus labios se sentían secos al igual que su garganta, no recordaba bien que había pasado, no estaba seguro de cómo se habían torcido las cosas de tal forma que había terminado sentado contra la pared helada de algún edificio sin piso.

Su cerebro intento dar marcha forzada a sus memorias y pequeños flashazos le recordaban escenarios alternados.

Recordaba haber llegado a Nueva York, como sorpresa para Kurt, recordaba haber patinado sobre hielo, haber tenido una cena en compañía de él y Burt Hummel, recordaba los ojos azul cielo y en ocasiones verde grisáceo de Kurt, recordaba haber dormido en el sofá para no incomodar a nadie y recordaba haber sido prácticamente arrullado por el murmullo de la noche en aquel departamento, recordaba levantarse y empacar, bajar las escaleras con sus maletas y esperar el taxi que nunca llego.

Trato de humedecer sus labios con su propia saliva y descubrió que el labio que anteriormente se encontraba roto parecía estar mejor, aunque los sentía ligeramente partidos por la resequedad, entonces el goteo siguió con más fuerza en su cabeza y se preguntó cómo es que algo tan cotidiano podía estar haciendo eco en su cordura, entonces lo intento, movió los músculos de su rostro para movilizar sus parpados y poco a poco la escasa luz que parecía venir de una pequeña ventana cerrada con tablas viejas y clavos llenos oxidados le permitió notar un poco de su alrededor.

Era una habitación vacía, había un foco en el techo que no parecía haber sido encendido en mucho tiempo, entonces volvió a humedecer sus labios para girar la cabeza y notar más de su alrededor, se encontró sentado en el suelo terroso, con la espalda apoyada contra una pared que apenas tenía trozos de pintura, al parecer gris, movió nuevamente su rostro hacia el otro lado y noto una puerta que algún debió ser blanca, ahora se encontraba con los estragos del tiempo y algo de pintura de colores, entonces noto alrededor una vez más, realmente la pared tenia algunas palabras grafiteadas, no estaba seguro de que decían, no se sentía como para entender la forma en que las letras se distorsionaban en la pared desgastada.

-…Kurt…-jadeo e intento moverse o al menos pensó en hacerlo, ya que ahora mismo recordaba que había escuchado a alguien mencionar su nombre y el solo pensar que Kurt podría estar siendo torturado o estuviesen planeando algo contra él le comenzaba a hacer mella en la cabeza-…por dios… -frunció el ceño e intento ahora si mover su cuerpo, sintiéndolo terriblemente pesado y tintineante-… ¿Qué…es…eso? –murmuro moviendo sus ojos a sus brazos, no estaba vestido igual que como recordaba haberlo estado, su abrigo había desaparecido y solo llevaba la camisa negra con blanco a rayas y sus jeans negros, salvo que todo parecía terriblemente sucio, no le gustaba estar así pero no era el momento para ser quisquilloso, ya que al mover uno de sus brazos y volver a escuchar ese sonido llevo sus ojos más abajo, ahí donde estaba su muñeca estaba un brazalete oxidado, su mirada busco su otra muñeca para encontrarla igual, entonces busco fuerza dentro de su cuerpo y se movió, empujando su espalda contra la pared para apoyarse en algo y poder levantarse-

Unos minutos más y se encontraba completamente de pie contra la pared, entonces cerro los ojos y pudo escuchar el goteo nuevamente, sin saber exactamente de donde venía, no recordaba haber visto alguna toma de agua, así que comenzaba a creer que era producto de su cabeza, intento respirar hondo y logro algo mejor que la vez anterior, aun cuando el dolor en sus costillas era latente.

No fue consiente de cuánto tiempo estuvo así, solo de pie tratando de no caerse y de recolectar fuerza para cada una de sus extremidades, sabia estaba encadenado, pero no quería quedarse sin luchar, no, ya no, desde que conoció a Kurt le había predicado coraje, cuando realmente el que necesitaba coraje para enfrentar al mundo era él.
Relamió su labio inferior, para después abrir nuevamente sus parpados y dar un paso, quedándose quieto unos segundos para asegurarse de que su equilibrio no estaba afectado del otro, después, otro paso, y otro más, podía escuchar las cadenas atrás de su cuerpo, pero aun así siguió, hasta que logro recorrer casi la mitad de la habitación, fue ahí donde el las cadenas dieron su límite y el pelinegro movió sus ojos hacia atrás, ahí estaban, tensas completamente, pero sobre todo firmemente afianzadas a la pared.

Frunció el ceño antes de intentar jalarlas cadenas y vencerlas, una y otra…y otra vez, gruñendo cada vez más fuerte, hasta que se dio cuenta que sus cuerdas vocales no estaban tan dañadas como creía, solo estaban entumidas.
¿Hacía cuanto no hablaba? …o ¿Hacia cuanto no paraba de gritar?

No estaba seguro, recordaba haber peleado, peleo cuando le atacaron al pie del edificio donde vivían Kurt y Rachel, lucho cuando le inmovilizaron los brazos y volvió a luchar cuando despertó y se encontró por primera vez en una sala con muebles viejos, cuando un par de hombres comenzaron a jugar a lanzarle pequeñas canicas al rostro y al cuerpo, recordó luchar cuando apareció un hombre sin mascara que se presentó ante él como si fuera el mejor hombre del mundo, lucho cuando le dijo que todos los insultos que conocía y lucho una vez más cuando le tomo del cabello para escupirle la cara.

Entonces en algún punto de esa masa de recuerdos escucho un sonido, algo ajeno a las cadenas tensarse y destensarse cada que hacia fuerza para zafarse, algo diferente al goteo que en ese momento le pareció amortiguado por algo que venía atrás de aquella puerta, puerta que se abrió de golpe y mostro a un hombre que no conocía pero que le miraba como si él si lo hiciera.

- Hola niño bonito –dijo el hombre de al menos 1.90, ojos verdes y cabello rubio entre cano quien se quitó sus guantes y los guardo en el bolsillo de su desgastada chaqueta – valla…alguien tiene la suficiente fuerza como para moverse…-torció los labios en una sonrisa ladina y justo Blaine pensó en decir algo cuando otro hombre llego, a este lo recordaba, si, era aquel que le había insultado, aquel que en algún momento, por alguna razón había nombrado a Kurt-

- ¿No habías dicho que estaba listo? –pregunto el hombre de alrededor 1.70, complexión delgada, piel blanca y ojos del algún color que no noto, porque estaban enmarcados por una gruesas gafas negras- ¡Dijiste que estaba listo! –gruño con aire desesperado antes de mover su rostro al pelinegro encadenado- …corre la voz de que vale 2 dólares...volveré en la noche y quiero encontrarlo sin fuerza…destruido y…

- No, lo hare –dijo el otro hombre con cara de asco- te dije, nada de porquerías mariconas, te tolero solo porque me estas pagando buena pasta, pero definitivamente no voy a hacerla de padrote de un maricon ¿entiendes? –dijo antes de dar un paso hacia el pelinegro quien le miro ferozmente, pese a que obviamente las tenia de perder- No voy a darte el gusto –dijo mirando directamente al Blaine antes de soltar un puñetazo contra su rostro y tumbarlo al suelo-…veras…-dijo mirando de reojo al hombre de lentes mientras se arremangaba la chaqueta- puedo molerlo a golpes miles de veces, de hecho tomando en cuenta que tuvimos que curarlo para moverlo de lugar debería decir que todo mi trabajo se fue al diablo solo por tu …-camino hacia Blaine quien se había llevado instintivamente las manos a rostro por el golpe recibido- maldito miedo ¡¿Quién carajos crees que iba a saber que teníamos a esta mierda en ese lugar?! –pregunto mientras comenzaba a patear las costillas de Blaine-

- La policía lo está buscando –gruño el hombre de anteojos- ¡Hay anuncios pegados en todos lados!, esa misma tarde me detuvo un policía para preguntarme si había escuchado o visto algo raro en el barrio –rodo los ojos antes de sacar un cigarrillo y prenderlo – tuvimos que movernos y tuvimos que curarlo para moverlo, no podíamos solo trasladarlo en el auto de esa manera, ¿Dónde quedaron tus amigos y su estúpida Van? –pregunto antes de dar una calada al cigarrillo mientras el otro seguía pateando al pelinegro-

- Hey, hey …-se detuvo el hombre entre cano antes de agacharse para tomar los risos sueltos y desordenados de Blaine, tal vez hasta ese momento el pelinegro había sido consiente que no quedaba resto alguno de gel sobre sus cabellos- Mis amigos estaban de visita, no iban a quedarse demasiado por el dinero que les diste, mucho menos iban a dejar que les ensuciáramos su van con la sangre sucia de este marica –dijo antes de golpear a puño cerrado el rostro de Blaine, una y otra y otra vez, hasta que la sangre corrió por sus nudillos- no sabes el asco que me da mancharme con este tipo –dijo soltándolo de golpe, logrando que el cuerpo de Blaine cayera cual peso muerto en el piso-

- Lo quiero muerto para mañana en la noche, no puedo empezar el 2013 con la idea de que sigue respirando –dijo el hombre de anteojos antes de caminar a la puerta y tomar una palanca de acero- tengo que terminar el balance general, así que volveré hasta entrada la noche y quiero encontrar su cuerpo destrozado –dijo lanzándole la palanca al otro quien la tomo al vuelo-

- ¡Hey , tengo que cosas que hacer!, no puedo si quiera golpearlo más por esta noche –dijo antes de jugar con la palanca – tengo una cita con una buena mujer –sonrió de forma torcida- mañana podría traer a unos amigos… y podría ver que se nos ocurre –dijo antes de tomar la palanca de acero con ambas manos por unos segundos en posición horizontal- pensé haberte dicho que nada de armas, pelear es un deporte que se debe hacer limpiamente –dijo el hombre entrecano antes de escuchar como Blaine comenzaba a escupir sangre-

- Y yo pensé que habías dicho que te daba asco tocar a un homosexual –dijo cruzándose de brazos para dejar el cigarrillo en sus labios- solo pensé en facilitarte la tarea, al final no me importa como lo hagas mientras que para las doce campanadas de mañana esa escoria deje de arruinarle la vida de otros con su sola existencia –entonces el hombre de gafas miro el reloj debajo de la manga de su saco color plomo y limpio uno de sus zapatos contra una de sus piernas- cuando termines todo encárgate de dejar alguna identificación, por si le desfiguran el rostro, quiero que le den por muerto sin necesidad de exámenes ni nada, pero sé que si sigues golpeándole así el rostro terminaras …-sonrió de lado con el cigarrillo en los labios- irreconocible

- No sé cómo un puto afeminado como tu puede ser tan diabólico jajajaja –volvió a jugar con la palanca de acero para tomarla con una sola mano – entonces vámonos, mañana ambos tenemos mucho que hacer…y quiero una paga extra por el tiempo perdido y la ofensa a mi moral y religión por haber ido con un puto a que reparan mucho de mi trabajo ¿trato? –pregunto balanceando la palanca de acero cerca de una de las piernas de Blaine mientras este aun adolorido de las costillas y el rostro intentaba buscar algo de fuerza en su cuerpo para moverse, sentía el objeto balancearse demasiado cerca-

- Trato…-dijo el hombre de traje sastre y gafas, logrando con eso que el mayor entre cano golpease con tal fuerza una de las rodillas de Blaine que el grito de dolor hizo un eco estridente entre las cuatro paredes en las que se encontraba encadenado- vendré mañana después de las 12 campanadas…-dijo y giro sobre sus talones para ir hacia la puerta-

- entonces será pasado mañana –sonrió con tono burlón antes de elevar una vez más la palanca de acero para volver a golpear la misma rodilla del pelinegro, quien comenzó a derramar lágrimas de impotencia, dolor y coraje- …muy bien niño bonito… -dijo mirando al pelinegro en el suelo tratando doblándose para tomar la pierna lastimada- debo ir a una cita y necesitare bañarme, pero tú , yo y unos amigos , tendremos un encuentro…digamos…-aventó la palanca a una esquina, esa que seguramente el pelinegro no podría alcanzar- interesante…-sonrió con aire sádico antes de colocarse en cuclillas para tomarle uno de sus mechones rizados- si no me dieras tanto asco, sodomita de mierda, estaría vendiendo tu puto trasero como quiere el otro cabrón…-le dijo con antes de jalar más sus cabellos logrando que Blaine se quejara nuevamente – ohhh… ¿estas llorando princesa? –dijo con fingida ternura antes de soltarle de golpe, logrando que la cabeza de Blaine diera con el polvoso suelo- tienes toooooooooda la noche para descansar ricitos, así que… disfrútala, porque mañana…-se levantó para acomodarse las mangas de su chaqueta- mañana será otro día –canturreo mientras caminaba hacia la puerta, cerrándola tras él para después pasar lo que parecía una por la cerradura-

Entonces…todo fue silencio una vez más, y en algún momento, entre el dolor y el llanto escucho a lo lejos, tal vez afuera del lugar un golpeteo que supuso seria como el goteo que había estado en su cabeza cuando despertó.

Tenía que salir, tenía que escapar de alguna forma y no sabía cómo podría lograrlo, no podía simplemente irse, no había forma y su cuerpo no respondía, una vez más el dolor estaba calándole el rostro, las costillas y ahora como nueva adquisición una de sus rodillas.

Paso saliva y con dificultad trato de girarse, el estar de cara contra el suelo le parecía aún más denigrante que todo lo que ya le había pasado, sin embargo al menos ahora tenía un poco más claro un par de cosas, primero que nada esos hombres debían estar completamente seguros de que no podría salir, de que estaba incomunicado, como para mostrar sus rostros, y segundo, tal vez lo más importante, es que querían matarlo, no era un decir, no era una amenaza al aire de alguien que está molesto, no , realmente le veían muerto para cuando terminase el día de mañana.

-…ma…ñana…-susurro con pesar antes de volver a inter moverse, ahora apoyando las palmas de sus manos contra el piso, tratando de que estas fueran lo suficientemente estables como para permitir al menos sentarse-…31…de…-un esfuerzo más, cerro sus ojos, frunció su ceño y pudo sostener parte de su cuerpo con el apoyo de sus palmas, para con un movimiento, algo torpe y apresurado poder sentarse de medio lado, manteniendo su rodilla dañada contra el suelo- diciem…bre…- apenas lo dijo y no pudo si no romper en llanto nuevamente, el dolor era demasiado, estaba seguro que con trabajo podría levantarse en pie, seguro lo lograba pero no tenía idea de cómo saldría de ahí-

Ya antes había lidiado con homofóbicos, ya antes había sido golpeado e incluso mandado al hospital, pero esto, todo esto pasaba los límites de lo que creyó que podría pasarle a él, estaba orgulloso de ser gay, tal vez no estaba tan orgulloso de todas sus decisiones, pero definitivamente no creía haber hecho algo tan malo a la vida como para que tuviera que lidiar con todo ese dolor, y quería ser fuerte, física, pero sobre todo mentalmente, porque quería salir de ahí, porque quería vivir, porque …quería volver a ver a su familia, a sus amigos de Glee Club, a los nuevos y a los graduados.

Respiro hondo y volvió a intentarlo, arrastrándose sentado de lado como estaba para llegar a la pared, antes había podido levantarse con la ayuda de esta y no creía que fuese posible hacerlo de otra forma, no en ese momento.

Tenía muchas cosas por las que vivir, quería, realmente quería entrar a NYADA, no solo por Kurt, si no por el mismo, quería seguir afirmando los lazos con Sam, con Cooper, quería recobrar a sus padres , tenía una promesa, una muy importante, había dicho que estaría al pendiente de Burt Hummel, ese hombre que no solo era el padre de su ex novio, si no que de alguna forma le había abierto los brazos y le aceptaba como era, ese maravilloso hombre que no merecía todas las enfermedades que había tenido y la que ahora estaba haciendo mella en su salud.

Llego a la pared y lo intento, con todo su ahínco, con toda su fe en sí mismo, se levantaría porque tenía que vivir, porque tenía mucho que hacer, porque… ahora más que nunca quería luchar, luchar por ser mejor, luchar por terminar la prepa, por entrar a NYADA, pero sobre todo, luchar por recuperar a Kurt, por recuperar esas sonrisas, esas miradas.

La rodilla topo contra la pared logrando que volviese a gruñir de dolor, pero continuo, aun cuando nuevamente derramaba un par de lágrimas por el dolor en su cuerpo, aun cuando descubrió que su labio se había vuelto a abrir y que de hecho también sangraba de la nariz, el sabor ferroso llego a su boca cuando volvió a respirar hondo, costándole más dolor por las costillas que ahora estaba seguro tenia rotas, al menos un par.

-…¿Hooooola? –una voz resonó en su cabeza y sus ojos se apurar a revisar el lugar, estaba de pie, lo había logrado, pero se encontraba solo, realmente solo, no había nadie más ahí, así que Blaine supuso que su cabeza estaba comenzando a tener problemas por tanto golpe-

Cerro los ojos debía concentrarse, en serio debía hacerlo, ya estaba de pie, ahora solo tenía que pensar alguna forma de salir, alguna forma de soltarse o de…algo, no estaba seguro aun de que, solo sabía que debía haber una forma.

- ¿Hoooola? –la voz volvió a escucharse logrando que Blaine volviese a abrir sus ojos para volver a escanear el lugar, pero estaba solo, realmente estaba solo, sin embargo estaba seguro de haberlo oído, era una voz cantarina pero preocupada- hoooola hoooola ¿está bien?...-pregunto y Blaine tuvo una subida de adrenalina tal que le hizo despegar su cuerpo de la pared, aquella voz venia de la pequeña ventana tapada con tablas- ¿está muerto? –pregunto y Blaine apuro más su paso, notando que tenía que arrastras un poco su pie para no lastimarse más de lo que ya estaba, al menos eso creía- creo que está muerto –escucho la voz más baja, casi con pena –

- espera…-salió por fin su voz y se encontró más ronco y más desesperado de lo que creía- espera… no…no estoy muerto –dijo cuándo las cadenas se tensaron mostrando así el límite de ellas, sin embargo al haberse movido hacia un lado y no derecho podía llegar a la ventana, a la superficie de las tablas y palparlas, para después golpearlas con una de sus manos- ¿Hola?...¿Ho…la?...por favor… no me dejes…

- ¡Hola! –se escuchó de otro lado y la voz cantarina volvió con bríos- señor…hola… ¿está bien? –pregunto agregando una nota preocupada sus palabras- …hace rato lo escuche gritar, muy, muy feo…estaba jugando aquí cerca…-dijo y entonces fue que Blaine pudo descifrar que se trataba de una niña- ¿está bien?¿le duele mucho?

-…no…no estoy bien…¿Qué hora es? –pregunto Blaine aun desorientado, tenía rato creyendo que era de noche, suponiendo por la poca luz que apenas se podía filtrar por la ventana y cuando habían abierto la puerta, que afuera la noche ya habría caído, pero de ser así ¿Qué haría una niña jugando fuera de un edificio como ese?-…estoy un poco lastimado …¿tu estas bien?- no quiso pensarlo pero tal vez aquella ventana daba a otro cuarto igual, tal vez esa niña estaba secuestrada o algo aun peor-

- Soy Maggy…-dijo antes de que Blaine escuchara como algo se movía entre las tablas pero no tenía idea de que se trataba- mi papa cuida aquí –dijo y por un momento Blaine dudo, aquello podía ser muy malo o muy bueno- yo estoy bien, papa me deja jugar por aquí cuando encuentra ratas en la casa y como les tengo miedo …-Blaine volvió a escuchar aquel sonido, era como si algo raspase las tablas- pueees me saca un rato para matarlas…humm creo que… son las 10 de la noche ¿Cómo se llama?

-…Blaine… -murmuro-…Blaine…Ander..son –no estaba seguro, el pelinegro no quería pedirle ayuda y meterla en problemas, no sabía si el padre de aquella niña estaba enterado de lo que pasaba o solo era un hombre que cuidaba el lugar sin preguntar nada-

- ¿Qué edad tiene señor Anderson? –le escucho preguntar antes de ver como una tirita de plástico salía de una de las tablas- mire… una bandita, espero le sirva, papa me las da cuando me lastimo, espero no se haya arruinado, pero hay muy pocos hoyitos y rajaditas por donde pasarle cosas- dijo y entonces Blaine tomo la bandita, jalándola para encontrarse con que pese a que se había destrozado podría usarla, claro, estaba seguro que no le ayudaría gran cosa, pero apreciaba la intención-

-…17…-dijo mientras trata de despegar con sus torpes dedos la parte de plástico para después ponérsela en uno de los dedos, había una herida en varios, pero en uno parecía haber una cortada, así que ahí usaría aquel regalo- …gracias…Maggy
- de nada…humm 17, yo tenía un hermano de 10, pero se ahogó hace unos años aquí en el muelle- dijo con un deje triste- desde entonces mama se molesta mucho cuando me alejo –dijo antes de que Blaine escuchara que la niña golpeaba suavemente las maderas- yo tengo 8 años, Andy se ahogó cuando yo tenía 6 –conto antes de dejar de golpear la tabla- …no eres un señor…-dijo de pronto como si hubiera sido toda una revelación- oye…¿quieres ayuda?-

- ¿Podrías llamar a la policía?...-pregunto muy suavemente antes de escuchar como la niña parecía meditar las cosas-…Maggy estoy bastante lastimado y …quisiera volver a mi casa-dijo tratando de no escucharse tan adolorido, no quería asustar a la pequeña, aunque tampoco quería desperdiciar esa oportunidad-

- taaal vez….es que papa dice que no debo fisgonear…-dijo la niña y supo que lo más seguro era que su padre solo fuese encargado de las llaves o algo así, tal vez estaba en algún almacén en alguna parte de los muelles de Nueva York, no estaba seguro si seguía en la gran ciudad-

-…¿podrías entonces llamarle a un amigo mío?-pregunto sin saber si aquello sería realmente posible, pero arriesgándose a cualquier cosa, después de todo tenía cerca de 24 horas de vida-

- Si, eso puedo hacerlo, pero sería hasta mañana después de la escuela –dijo de mejor humor y Blaine se preguntó si para mañana en la tarde estaría aún con vida- …hummm aunque… podría intentar hacerlo antes de irme a la escuela, mama se va temprano a trabajar y papa está muy ocupado revisando los almacenes antes de llevarle a que tome mi autobús –dijo de buena gana y Blaine sintió que el cielo se abría sobre su cabeza-

-…si… eso me encantaría –dijo y apenas fue consciente de que como unos pasos ligeros se alejaban, logrando que una angustia latente se formara en su garganta, con el temor de que la niña no volviera por el número que debía marcar, sin embargo la esperanza volvió a su cuerpo cuando esos pasos volvieron y escucho un golpecito contra la madera- Traje mi cuaderno –dijo con voz agitada- ahora el número y nombre y…humm ¡ya, ya, el mensaje! Jejejeje –una risa jovial le hizo sonreír apenas-

-…Kurt Hummel…-murmuro-..el número es…1….419….555…-Blaine escucho como algo raspaba papel y agradeció que la niña estuviese tomando nota de cada cosa que decía- ..01…01...

- Kurttt ¿es con doble T o con una T?...-pregunto la niña y Blaine pudo escuchar como golpeaba el lápiz o la pluma contra las maderas- ¿Hummel se escribe con J o con H?
- Una T –dijo con suavidad- Hummel se escribe con H, pero se pronuncia como si fuese J –explico, aunque imaginaba que la niña no tenía dudas de cómo se pronunciaba el apellido del castaño, solo esperaba que pudiese comunicarse con él-…el mensaje…-murmuro sin saber bien qué clase de mensaje podría darle, tenía que ser claro y simple para evitar malos entendidos-…dile que estoy vivo y necesito ayuda…-dijo antes de caer en la cuenta de algo-…¿puedes darle la dirección de dónde encontrarme?

-…humm espera…-dijo la niña y Blaine escucho aun el rasgar en el papel- Blaine Anderson está vivo y quiere ayuuuuda –repitió la niña y entonces se calló unos segundos- este… si, puedo decirle donde estamos –dijo antes de callarse una vez más- …¿oyes?...aaah es mi mama –dijo y Blaine escucho más movimiento del otro lado- debo irme, debo irme, mama se pone muy nerviosa si me llama y no voy –dijo apresurada y Blaine escucho como algo se cerraba, no estaba seguro si era una bolsa o una mochila- llamare en la mañana, si no en la tarde…este… toma…-dijo y Blaine escucho ruido entre las tablas y por otra lado, diferente a donde había aparecido la bandita, vio una envoltura metálica- es un caramelo, te lo regalo, ya, bye, bye, debo irme, nocheeeeees –dijo y no termino de hablar cuando Blaine supo que la niña estaba alejándose de ahí-

Y así como vino el sonido paro y el pelinegro supo que nuevamente estaba solo, aun así…había una luz, una esperanza y la tomo como tomo el pequeño caramelo que la niña había logrado filtrar entre las tablas, entonces dejo de tensar las cadenas para regresar con cuidado hacia la pared para terminar sentándose mientras desenvolvía aquel dulce que descubrió era de fresa.

¿Hacia cuanto no comía?

No estaba seguro, no recordaba mucho desde su secuestro, pero definitivamente no había sido consciente de que su estómago estaba vacío hasta que sintió sobre su lengua el dulzoso sabor artificial.

Quería vivir, debía vivir y todo dependía de si la pequeña Maggy podía encontrar a Kurt y que este le creyera, algo en todo eso debía salir bien, algo debía de estar a su favor; cerro sus ojos y disfruto de aquel dulce en su boca, aun cuando su labio dolía, aun cuando sentía que su rostro comenzaba a inflamarse, aun cuando no podía encontrar la forma en que su rodilla y sus costillas no le dolieran, su cabello estaba todo desordenado, su ropa estaba completamente sucia y estaba seguro de que se veía mucho peor de lo que imaginaba.

Mantuvo sus ojos cerrados cuando la somnolencia le callo cual manto conciliador y mientras tanto su inconsciencia le regalaba flashazos de un futuro que no tenía asegurado, la sonrisa Kurt, la mirada aliviada del Señor Hummel, los abrazos de sus amigos del Glee club, incluso se imaginó a sí mismo en el hospital, preparándose para volver a su vida normal, preparándose para continuar fuera de todo lo que estaba viviendo, listo para dejar atrás el dolor, la suciedad y la impotencia, pero sobre todo , la humillación.

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Lun Dic 24, 2012 8:30 pm

Pobre Blaine :'(: no es justo q le suceda todo esto Act, rapido porfa
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Mar Dic 25, 2012 4:16 am

Gracias, gracias por leerme, lamentablemente no pude escribir nada hoy por eso de las fiestas, pero tratare mañana o bueno en unas horas despues de dormir, escribir el siguiente capitulo.

Te adelanto que en un par de capitulos mas, tal vez este y el que sigue, sabras por que el fic se llama Tigre.

Feliz Navidad!

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Jue Ene 03, 2013 4:19 am

Glee no me pertenece, ni tampoco los personajes, ya quisiera yo ser dueña de Blaine, los Hummel-Hudson, etc., pero no, no me pertenecen, esto lo hago por diversión.

Oh si…AGRADESCO ENORMEMENTE sus comentarios, en serio, así que no teman comentar niñ s, usualmente yo los contesto uno por uno por medio de mensaje, para no distraerlos de la historia, pero sepan que en verdad me impulsan para actualizar.

ADVERTENCIA:

Esta historia contendrá situaciones difíciles, mal lenguaje, violencia y por la naturaleza de nuestros personajes principales, una temática homosexual latente, si tienes problemas con cualquiera de estos temas, te recomiendo no sigas leyendo, igual si eres menor de edad no me hago responsable de traumas, yo he advertido que no es una historia apta para todo el público y sin más…iniciamos.

-------------------------------------------------------

Cap. 3 "Segunda Pista"

Ir a la estación de policía parecía ya tan familiar, aun cuando solo habían pasado unos días desde aquella terrible mañana, encontrarse con Cooper Anderson ya no era tan agradable como la primera vez, cuando estaba en la escuela y solo era el novio de su hermano menor, no aquellos días se habían acabado.

Kurt Hummel había terminado con lo que tenía que hacer, esa tarde, sin lugar a dudas no había encontrado paz, no, definitivamente no, mucho menos cuando vio llegar a los padres de Blaine, jamás en su vida creyó que los conocería así, y se sintió mal, porque siempre que había imaginado ver a señor y la señora Anderson, creyó que sería cuando al fin Blaine sintiera la fe en ellos para presentarlo oficialmente como…bueno…como algo que ya no era.

Así que ahí había estado él, ligeramente ausente cuando vio como Cooper fue a abrazar a su madre quien estallo en llanto, ahí estaba Kurt cuando su propio padre y Carole fueron con los Anderson para explicar algunas cosas y presentarse, quiso decir algo cuando la mujer de ojos pardos se acercó a él y le miro con aire dolido, buscando alguna pregunta, algún…algo que pudiera encontrar, pero Kurt solo pudo sentir que sus ojos se llenaban de lágrimas y un nudo se atoraba en su garganta, entonces la mano de Finn toco su hombro y al volver a verlo este le sonrió con tristeza y dificultad en una clara señal de apoyo fraternal, tal vez ese pequeño detalle fue lo único que logro que sus músculos pudieran moverse y salir de ahí con algo de dignidad.

Las horas pasaban y cada segundo contaba, tal vez para algunos sería muy poco, pero por la naturaleza del rapto de Blaine, cada minuto podía ser la diferencia entre la vida y la muerte.

No tuvo idea de que hora era, solo fue consciente de que estaba en su departamento nuevamente, arreglando algunas cosas para cuando volviese a la oficina de la revista, sus cosas para su ingreso formal a las clases de NYADA que algo lo saco de sus eternos pensamientos.

Su teléfono móvil comenzó a sonar y la pantalla parpadeo con letras grandes, terroríficas para el castaño la palabra "Número Desconocido".

- ¡Papá! –grito desde su habitación con el corazón en la garganta y no tardo en escuchar los pasos apresurados, no solo de su padre, si no tal vez de Carole y Finn, mas antes de que cruzaran la puerta contesto la llamada-…¿Bue..no? –murmuro y rápidamente recordó todo lo que tendría que hacer en caso de que alguno de los que se llevaran a Blaine lo contactaran a él o a su padre-

-¡Alo! –se escuchó la voz de una niña que parecía más que agitada y Kurt movió sus ojos en dirección a donde sabía que estaba su padre y como sospecho, el resto de su familia- ¿Kurt con una T y Hummel con H? –pregunto antes de respirar hondo-

- si…así es –dijo sin saber muy bien de que iba todo, no creía que esa niña fuese uno de los secuestradores y aquello era terrible, porque eso significaba aun, que Blaine no había sido raptado por dinero, había sido raptado, como todo lo apuntaba, por odio- ¿con quién hablo?

- No puedo decir mi nombre –dijo la niña bajando un poco la voz- pero… pero tengo un mensaje para ti…usted…bueno, tengo un mensaje –dijo la pequeña en lo que Kurt decidía tomar asiento en el borde de su cama, siendo observado fijamente por su familia- es de…hummm.. Blaine Anderson ¿lo conoce?...dijo que era su amigo…-entonces Kurt abrió los ojos y asintió mientras la boca parecía habérsele secado, aquello era, lo más magnifico de todo, aun no sabía de qué trataba, pero si Blaine podía dar un mensaje, significaba lo mejor del mundo…estaba vivo- ¿hooooooooola?

- ¡Hola!, si…hola, digo, si, lo conozco y lo estamos buscando ¡¿Dónde está?!-pregunto olvidando el detalle de mantener la calma, entonces Burt se acercó y se sentó a su lado , preguntándole con un ademan de su mano si le pasaba el teléfono, a lo que Kurt negó con fuerza, quería oírlo él, quería saberlo directamente-

- Humm…bueno, te diré en donde pero… tienes que prometer que no le dirás a nadie que te llame, mi papa podría perder su trabajo por esto-dijo la niña y Kurt volvió a asentir como si la niña pudiese verlo- creo que necesita ayuda, mucha, por que ayer lo escuche gritando y llorando…y los hombres solo lloran cuando cosas feas pasan –explico con voz suave pero triste- me dijo…"Dile que estoy vivo y necesito ayuda" –recito como si lo hubiera estado repitiendo para que no se le fuese a olvidar-

- ¡sí, claro…claro iremos por él, solo…solo dime donde! –dijo con la voz amortiguada, trataba de no gritar, por lo que los nervios y la emoción se le escurría entre las notas de su voz, y es que era feliz, al fin, al fin podía encontrarlo- …¿hola?...¿hola?...por favor no te vallas, dime que sigues ahí –dijo al no escuchar repentinamente nada y Burt se encargó de tomarlo de los hombros para verlo fijamente y ordenarle así que se calmara-

-sí, sí, es que estaba borrando tu número de mi libreta, no puedo tener números así…humm este..-se escuchó a la niña antes de que Kurt cerrar los ojos y llevase su otra mano a su pecho- estamos en la 11va Avenida …a dos cuadras del Muelle Pier 54…por ahí hay unos pequeños almacenes para las embarcaciones –dijo bajando aún más la voz- él está en el más viejito de todos, tiene una puerta enorme en color café feo y las ventanas con muchas tablas viejas…

- espérame…-dijo Kurt antes de ver a Finn, quien era el que estaba más cerca de uno de sus cuadernos- Finn pásamelo, pásamelo –dijo y este apresuro sus manos para tomar el cuaderno y una pluma, a lo que Kurt lo tomo para escribir – dices …Avenida 11, a dos cuadras del muelle Pier 54…y es un almacén viejo y pequeño, con tablas en las ventanas ¿cierto? –pregunto mientras su mano escribía lo más rápido que podía-

- sip, eso…y yo que tú, venia, ya, porque yo debí llamarte anoche o hoy en la mañanita, pero no pude, mamá no me deja usar el teléfono sin ella y si se da cuenta me van a regañar…y hoy cuando llegue fui a hablar con él, pero escuche mucho ruido y gritos, entonces corrí a llamarte, necesitan venir, ya, ya, ya –dijo antes de callarse unos segundos- debo colgar papá no tarda en llegar , nos vemos –dijo y antes de que Kurt intentara detenerla ya habían colgado, entonces se levantó de la cama y fue a ponerse su abrigo-

- Tenemos que irnos –dijo Kurt con aire apresurado y asustado- llamare a la policía en el camino, pero tenemos que ir, ya…¡YA! ¡Blaine está siendo masacrado a golpes! –dijo y Finn se apresuró a buscar su abrigo, sin embargo Burt se movió para tomar el teléfono de la casa y marcar un número- ¿papá? ¡¿Carole, que hace mi padre?! –pregunto sin poder creer que su padre estuviese haciendo las cosas, así-

- Cariño, tu sabes que hace…-dijo la mujer antes de acercarse a él para tomar el cuaderno- esto es un asunto que debemos reportar a la policía, ustedes no pueden solo ir por él, no sabemos si es una trampa o que tan peligroso es –explico antes de salir de la habitación para buscar a su esposo, llevándose con ella el cuaderno-

Iba saliendo cuando Finn entro, con el abrigo puesto y la mirada extrañada, entonces observo a Kurt quien había vuelto a sentarse.

-¿Qué pasa? –pregunto sin entender demasiado, hasta que recordó haber visto a Burt hablando por teléfono- oh…cierto, debemos avisar primero… -dijo antes de ir hacia su hermano y sentarse a su lado- Hey…Kurt… escucha, este sí, lo sé yo también quien ir, pero…bueno es mejor que esto lo trate la policía ¿no?, ellos son especialistas en eso, tu sabes, como en las series de televisión y esas cosas –dijo antes de poner una mano en su hombro- hey… amigo…

-No…¡No Finn! –grito quitándose de la cama con aire frenético y los ojos rojos, no sabía cuánto tiempo había llorado desde lo sucedido, no sabía cuándo dejaba de hacerlo y cuando volvía a hacerlo- ¡No es como la televisión, esta…esta es la vida real!¡Blaine está siendo molido a golpes por orden de alguien que NO conozco!-grito antes de llevarse una mano al rostro-

- Hey amigo, si… lo sé, pero…pero mira…-Finn se levantó para ir con él y tomarlo de los hombros- está vivo…Blaine está vivo Kurt y ya sabemos dónde lo tienen y van a ir por él-dijo con fuerza y con tal seguridad que Kurt le creyó y se abrazó de él- va a estar bien… te dije, es fuerte, encontró la forma de mandarte un mensaje y hombre eso es súper increíble –dijo contestando el abrazo de su hermano-…debes estar tranquilo, …y prepárate, prepárate para verlo ¿estás listo?-pregunto y el corazón de Kurt pareció dar un salto de emoción-

-…debo ducharme..-dijo Kurt separándose del otro con las lágrimas corriendo sus mejillas- voy… a… voy a ducharme, ¿ellos irán por él verdad? –pregunto y Finn asintió mientras Kurt se movía a su armario para buscar algo de ropa-…quiero verlo…-murmuro – sé que…tal vez valla a estar muy herido, pero…quiero abrazarlo y decirle que..yo aún…-se mordió el labio mientras Finn le sonreía-

- Lo se…lo se hermano –dijo antes de dar un paso atrás- iré con Burt y mama, tu mientras arréglate, cualquier cosa te informamos, pero estoy completamente seguro que daremos con él, que pronto lo veremos y yo tendré una vez más a mi estrella en el club Glee jejeje –dijo antes de salir por la puerta de su habitación-

Kurt era consciente de que la llamada podía ser falsa, pero muy dentro de sí, creía en la niña, muy dentro de sí, le decía que esos datos eran reales, no como las que habían llegado sin frutos a la estación de policía, y quería verlo, quería ver a Blaine con tantas ganas que no podía con la emoción en su cuerpo.

Sabía que su padre llamaría a la policía y los movilizaría en caso de que le pusieran peros a la llamada, sabía que se encargaría de localizar a los Anderson para comunicarles la noticia, pero sobre todo sabía que hoy, antes de que el día y el 2012 llegaran a su fin podrían tener a Blaine a salvo.

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Jue Ene 03, 2013 8:26 pm

POR Fin menos mal la niña llamo a Kurt espero no le hagan nada mas blaine ya sufrio mucho
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Jue Ene 03, 2013 9:35 pm

En corto estare subiendo el siguiente capitulo, muchas gracias por seguir aqui, realmente pense en no publicar mas mi fic aqui, por la falta de respuesta pero no puedo hacerlo cuando al menos una persona esta al pendiente.

Gracias y feliz año

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Dom Ene 06, 2013 9:18 pm



Glee no me pertenece, ni tampoco los personajes, ya quisiera yo ser dueña de Blaine, los Hummel-Hudson, etc., pero no, no me pertenecen, esto lo hago por diversión.

AGRADESCO ENORMEMENTE sus comentarios, en serio, así que no teman comentar niñ s, usualmente los contesto uno por uno por medio de mensaje, para no distraerlos de la historia, pero sepan que en verdad me impulsan para actualizar.

ADVERTENCIA:

Esta historia contendrá situaciones difíciles, mal lenguaje, violencia y por la naturaleza de nuestros personajes principales, una temática homosexual latente, si tienes problemas con cualquiera de estos temas, te recomiendo no sigas leyendo, igual si eres menor de edad no me hago responsable de traumas, yo he advertido que no es una historia apta para todo el público y sin más…iniciamos.

Cap. 4 "Luto sin Cuerpo"

La luz se filtró de alguna forma por las ventanas, esas que no recordaba tener en su departamento, mientras sentía el abrigador calor de sus sabanas, la comodidad de su almohada le invitaba a no abrir los ojos, a quedarse ahí, en el tibio abrazo donde Morfeo le prometía seguridad, amor y dulzura.

Un suave murmullo llego a sus oídos y decidió no entenderlo, para solo girarse y quedar recostado de lado, dándole la espalda a quien sea que estaba intentando sacarlo de su comodidad, a la luz que se filtraba tenuemente y quería ser el cómplice perfecto de aquel que seguía, ahí, de pie frente a su cama, su confortable cama.

- Chico…-el murmullo se filtró en sus oídos y un escalofrió recorrió su cuerpo cuando reconoció el tono cuidadoso que solía usar su padre, si, ese que estaba ahí era su padre, Burt Hummel- chico, levántate, vamos a ir…-escucho que decía y pronto sintió una presión en el pecho que no quería sentir, por acto reflejo se enconcho, acercando lo más que podía sus rodillas a su pecho mientras sus brazos buscaban una posición natural y tensa- Kurt…no importa lo que digan sus padres, vamos a ir…-dijo con voz firme y sin más le escucho salir de su cuarto- debemos salir a Westerville en una hora, así que prepárate, estaremos abajo esperándote...- se escuchó la puerta cerrarse y entonces movió sus parpados, dejando escapar un poco de esa triste mirada azulada-

Cierto, ahora que había abierto los ojos, la realidad volvía a golpearle con tal violencia que no pudo evitar temblar, aquello era tan terriblemente irreal que simplemente rezaba despertarse y que todo eso cambiara, como si de alguna forma fuese posible.

-FLASH BACK-

Ahí estaba él, sentado en la sala de su departamento, en compañía de su padre, Carole y Finn, en frente de ellos un ataviado detective que ya había visto antes pero que en ese momento no le importaba en lo más mínimo su nombre, había visto sus labios moverse pero las palabras habían revotado en sus oídos, sin embargo por la reacción que vio a su alrededor se consterno y no pudo si no apretar la tela de sus pantalones, eran esos mismos que Blaine le había comprado en su pasado cumpleaños, de hecho aunque se había dicho a su mismo que no se vestiría demasiado especial, se notaba pulcra y cuidadosamente ataviado, se había encontrado vistiéndose finalmente para ver a Blaine, para que si abría sus ojos y podía verlo, sacarle una sonrisa, no cualquier sonrisa, esa sonrisa enamorada llena de ensoñación que debía admitir, le hacía sentirse el ser más especial en todo el planeta.

- ¿Cómo…? ¿No se supone que deberían hacerlo por obligación? –dijo Finn con bastante molestia, mirando al detective frente a ellos mientras Carole no podía parar de llorar, Finn lucia consternado, impotente, pero sobre todo quería respuestas, tenía esa mirada que dejaba claro que su confusión era algo con lo que no quería lidiar y necesitaba las respuestas para poder actuar como un ser normal- ¡Acaso los Anderson no quieren saber si…!...-volvió sus ojos a Burt quien había negado con la cabeza y le había indicado con una mano que bajara el tono de su voz- ¡Pero ¿Cómo es posible?...Deberíamos exigirlo…¿no podemos?

- Finn…-se escuchó la voz algo más rasposa de Burt quien respiro hondo y movió una mano para tomar una de las manos que Kurt tenía en su regazo, prácticamente torturando la tela de aquellos pantalones de fina costura que jamás sabría diferenciar por marca de diseñador como su hijo-…debemos entender, ellos ya han pasado por muchas cosas y nosotros no podemos exigir que hagan una autopsia al cuerpo…no somos de la familia para tomar esa decisión y aunque lo fuéramos, solo sus padres o sus tutores podrían tener voz en algo así –explico y miro de reojo a su hijo, pero seguía sin responder, parecía haberse quedado congelado, solo sabía que estaba vivo por que podía oírlo respirar-

- ¡Kurt fue su novio! –exigió Finn logrando que el detective encargado de darles la noticia terminara moviendo los ojos al hombre de gorra, esperando que le explicara como algo tan simple no bastaba para pedir que se realizara lo que a él mismo le gustaría que se hiciera, para asegurarse de que lo que habían encontrado había sido el joven desaparecido en la víspera de Navidad-

- Finn…eso no importa, solo si Kurt fuese su esposo podríamos abogar por que se hiciera la autopsia, desgraciadamente, siguen siendo menores de edad, además de que Kurt y Anderson…ya no lo eran más, a los ojos de las leyes, es como si realmente solo hubiesen sido un amorío pasajero del colegio-dijo y volvió sus ojos azules al detective frente a ellos-…¿encontraron al menos a los responsables? –pregunto frunciendo el ceño, a lo que el detective asintió-

- Dos hombres con las placas que nos informaron fueron atrapados hace un par de horas en Pennsylvania, al parecer uno de ellos fue el que se encargó de… pues hacer el trabajo sucio, el otro solo parece ser un primo que recogió al otro y le ayudo a escapar…-explico en tono calmado el detective quien solo quería terminar con eso e ir a tomar un trago, aquel caso era desgastante anímicamente y desgraciadamente ya no había nada que pudiese hacer-…el autor intelectual fue atrapado en su departamento en el centro de Manhattan, al parecer era el encargado de contabilidad de la revista Vogue, donde su hijo está trabajando y de alguna forma enfermiza se enamoró de él…por no decir que se obsesiono al punto de ver al joven Blaine Anderson como la representación de todos los males…-suspiro- un estorbo para su relación, según dijo él y aunque quisiera decir que se hará justicia completamente, lo más seguro es que aleguen demencia, lo cual no sería muy difícil de comprobar según su testimonio …-dijo torciendo los labios- en verdad lamento mucho todo…llegamos lo más rápido que pudimos, pero para entonces ya no había nada más que hacer, más que tratar de recuperar el cuerpo del agua…-dijo, mas fue interrumpido cuando Kurt por fin dio signos de reacción y exploto en un sollozo lastimero-…disculpen, por mi parte es todo…debería marcharme –dijo y de su cartera saco una tarjeta de presentación que entrego al mayor de todos- si en algún momento…desean hablar o cualquier cosa, no duden en comunicarse conmigo

- Gracias…-dijo Burt antes de abrazar a su hijo quien lloraba en silencio- ¿podría decirnos que pasara ahora con Anderson? –pregunto con cierto tacto mientras Carole se levantaba para alcanzar una caja con pañuelos desechables y Finn daba palmadas a la espalda de su hermanastro sin perder de vista al hombre frente a ellos-

- Los Anderson dijeron que se llevarían los restos del cuerpo a Westerville, donde piensan hacerle una ceremonia…en un par de días-dijo el detective sin poder perder de vista al joven devastado que lloraba abrazado de su padre-…el hijo mayor me dijo que evitaran ir al funeral…-murmuro y vio como Kurt se apretaba más a su padre- lo siento… al parecer ellos aún creen que su hijo…-negó- lo siento, sé que esto es doloroso y de hecho yo no debería pero tal vez podrían ir y tratar de explicar que entienden su dolor –dijo antes de sacar del saco una pluma, acercarse Burt para tomar su tarjeta y escribir en el reverso los datos que le habían dado para asistir a la ceremonia, mas su teléfono celular personal- yo no asistiré, porque yo no tengo pruebas reales de que eso que encontramos sea…-dijo mas Burt tomo la tarjeta de regreso y le pidió que detuviera sus teorías, esas que solo generarían falsas esperanzas en su hijo y Kurt necesitaba afrontar todo-

No hubo más palabras, solo el sollozo de Kurt, amortiguado por el de Carole, seguido poco después de la puerta cerrándose.

-Fin del Flash Back-

Ahí estaba él, bajando las escaleras con un pulcro y sencillo traje sastre en color negro, con su corbata y zapatos a juego, sin un solo adorno extra, sus ojos permanecían rojizos, su rostro más pálido y su andar terriblemente pausado, todo aun le parecía al joven castaño tan brumoso.

No fue muy consiente de como llego al auto, de que llevaban cada uno de los integrantes de su familia, pero pronto se dio cuenta de que en el auto faltaba su hermanastro, no entendía por qué pero tampoco tenía muchas ganas de preguntar o de hablar, definitivamente aun quería creer que dormía y que en algún momento despertaría y tal vez aun sería Navidad, en lugar de tener ya varios días tomados del 2013.

El auto se detuvo y supo que habían llegado, al bajar del auto vio como otros autos se estacionaban y de ellos bajaba no solo su hermanastro, si no el resto del Glee club, graduados y actuales estudiantes, así como algunos maestros que habían tenido la suerte de enseñar al pelinegro de ojos dulces.

- Quedamos en encontrarnos aquí con él ¿no es así? –dijo Finn a Burt mientras Rachel llegaba corriendo a abrazar a Kurt, quien permaneció inmutable, cual fina figura de porcelana-

- Ahí viene…-dijo simplemente el hombre mayor quien había dejado la gorra en el auto por respeto a la ceremonia que estaba efectuándose unos metros más adelante-

Entonces Kurt vio como Cooper Anderson caminaba serio, solemne y vestido con el luto en los ojos, quiso desviar la mirada pero no podía evitar verlo, no podía evitar querer encontrar algo de Blaine en la figura completamente opuesta a la del chico de ojos ambarinos que le había robado el aliento con una sola sonrisa soñadora, esa que le dolía creer que jamás podría volver a mirar.

-…Cooper Anderson –dijo Burt adelantándose mientras el resto se mantenía atento de ellos dos, de cómo el mencionado al llegar solo le miro largamente por lo que parecían años, y Kurt creyó escuchar a Puck decir algo en voz alta, no supo que era, pero se le notaba molesto- basta chicos –dijo Burt y solo basto eso para callar los murmullos que habían iniciado- estuve hablando con este chico y estoy seguro que pudo conseguir algo de cordura ¿no es así? –dijo y dio un paso más para abrazar al hombre que le correspondió el abrazo de forma apretada- lo lamentamos tanto …en verdad era un excelente chico

- lo se…-dijo Cooper antes de soltar al otro para mirar al resto y respirar hondo- hable con mis padres y los Hummel-Hudson pueden estar en la ceremonia –dijo y se movió hacia Kurt para abrazarlo con fuerza- lo siento…en verdad lamento las groserías, pero era mi ardillita, quería un culpable…aun duele demasiado, pero ahora soy más realista y puedo ver todo lo que eras para él-lo apretó más y Kurt comenzó a llorar nuevamente- vamos, los chicos de Dalton estaban preguntando por ti…por todos ustedes –dijo y cuando le soltó le dejo un beso en la mejilla- cualquier grosería de parte de mis padres hacia ti, me la dices y lo arreglare ¿está bien? –murmuro, pero antes de que Kurt pudiera decirle a su cuerpo que debía asentir, sintió como alguien se emparejaba a su lado-

- No te preocupes, nosotros cuidaremos de la princesa –dijo Puck antes de dar una palmada a Kurt y aunque este quiso sonreír, no lo logro, solo bajo la cabeza y asintió, sin tener las fuerzas necesarias o más bien el interés suficiente para pelear por el penoso apelativo que Noah Puckerman le había dirigido-

Mas murmullos alrededor hasta que llegaron a donde había miles de coronas funerarias, ahí donde un padre hablaba de la eternidad y la bondad de un Dios en el que Kurt no quería creer, porque ¿Quién sería tan cruel como para quitarle a su madre, enfermar a su padre y asesinar a Blaine?

En algún punto se perdió nuevamente, las rosas blancas en una corona a nombre del Glee Club le remontaron a hace un tiempo atrás, cuando todo aún tenía lógica en su cabeza, cuando debió entender las preocupaciones de Blaine y no ser tan egoísta, porque lo sabía, él había salido a Nueva York y se había concentrado tanto en si mismo que había dejado de alguna forma de lado a su novio, su hermoso y dulce pero inseguro novio, que lo necesitaba tanto.

-Flash Back-

Entraba a un salón vacío junto a Blaine, aún estaba asombrado por lo que su padre había hecho y es que definitivamente hacia algunos años atrás no había imaginado nunca a su padre hacer algo así.

- Ha sido el mejor regalo de graduación de la historia- dijo Kurt sin poder borrar la sonrisa de sus labios, esa misma con que había ido a encontrarse con Blaine para moverse a un sitio más privado donde poder charlar sin el bullicio de los corredores-

- ¿Y qué pasa con esas toallas con monogramas que te di?- fue la voz casi celosa y adorable de Blaine la que resonó con ternura en los oídos de Kurt mientras pasaban frente al pizarrón del salón, que llevaba con gis el brillante de deseo de todos, "Buena Suerte"-

- Tu no tenías que hacerme un regalo, tonto –dijo con cariño antes de tomar asiento, dejando que el otro asiento, como era usual fuese tomado por su novio, ese chico maravilloso que simplemente no podía dejar de tener pequeños y caballerosos detalles, que ahora creía ver con más claridad-

- Hemos estado evitando esto durante demasiado tiempo, ¿pero no crees que debemos tener la charla? –pregunto Blaine con aire preocupado y Kurt deseo con todas sus fuerzas que Blaine solo mencionara algo más de los regalos, de su padre, incluso de sus moños , pero no de eso-

-¿Podemos tener dos últimos días de negación? –pregunto Kurt con la fina esperanza de que su novio le permitiera vivir en ese lindo mundo en el que no tenían que separarse por ser un año mayor que él, por querer ir a cumplir sus sueños a Nueva York, no quería pensar en que pronto dejaría de verle a diario-

- No, no podemos –dijo Blaine con aire tajante, casi frustrado, pero sin alzar demasiado la voz, y es que entendía un poco el punto de Blaine, solo quería dos días más, tal vez uno al menos para no pensar en que estaría separados por horas- Esto está pasando ahora mismo, Kurt-puntualizo el pelinegro mientras acomodaba su maletín en su regazo- No es algo lejano del futuro –volvió a mencionar, logrando así que sus ojos y los de su novio estuvieran conectados- Tú te gradúas…yo no-dijo y Kurt tuvo que volver a desviar la mirada, aquello era cruel, no quería pensar en eso y Blaine a veces era tan realista que simplemente lo sacudía entero- ya sabes lo duras que pueden ser las relaciones a distancia –menciono y Kurt aborrecía cada vez más esa terrible cualidad en su novio- los dos hemos visto "El diario de Noah" –menciono y logro que Kurt tuviese una fabulosa idea en su cabeza, la forma perfecta para explicarle como veía él las cosas para ambos-

- ¿Quieres saber cómo me imagino al final de mi vida? –pregunto el castaño volviendo a conectar sus ojos con los hermosos ojos ambarinos de su novio, para tomar sus manos entre las suyas- como en "El diario de Noah" , estoy en una residencia, hablando sin parar de mi novio del instituto…mi primer amor…una y otra vez sobre cada pequeño detalle, como si importara, solo que en mi versión…-una ligera pausa para inclinar su cabeza y sonreírle con suavidad al pelinegro, logro esa dulce mirada en este- él está ahí conmigo, diciéndome que me calle para que pueda terminar de ver que "Cine de Barrio" presenta a J-Lo

- Entonces…¿vamos a estar bien? –pregunto el pelinegro aun ligeramente dudoso pero con el dulce rostro que le hacía ver a Kurt que si él decía que sí, él le creería incondicionalmente-

- Si, vamos a estar bien-dijo el castaño con tal firmeza que incluso el mismo despejo las pocas dudas que tenía, esos pequeños miedos que no podía evitar tener en su cabeza, la idea de que Blaine de alguna forma y él terminaran en alguna estúpida pelea por algo que no pudieran arreglar lo había estado atormentando en las últimas noches- ya te he dicho que jamás me despediría de ti, solucionaremos todo esto de la relación a distancia…lo prometo

-Fin del Flash Back-

En algún momento había dejado de llorar para después volver a hacerlo con más fuerza, evitaba ser ruidoso, pero las gruesas lagrimas corrían por su rostro mientras su mirada se enfocaba en la forma que iban bajando el frio cajón de color vino lustroso hacia un sitio donde él jamás podría llegar nunca más, Kurt se lo había prometido, jamás decirle adiós y no quería hacerlo, no quería romper esa promesa con Blaine aun cuando todos lo estaban haciendo, despidiéndose de él como si nunca fuesen a verlo una vez más…aunque era esa la realidad que había estado tratando de evitar desde que aquel hombre había ido a decirles que habían encontrado un cuerpo calcinado , irreconocible en el fondo del agua, no muy lejos las maletas de Blaine y algo de la ropa que este llevaba puesta el día que había desaparecido, eso le basto a los Anderson para saber que su hijo estaba muerto…así…sin más...muerto a golpes, calcinado por un demente que al oir la policía aventó todo al agua, para huir de ahí.

Todo termino unos minutos más tarde y aunque los padres de Blaine no le miraron una sola vez, incluso hicieron como si él ni siquiera estuviese ahí, sintió que le culpaban, entonces Kurt se alejó, quiso caminar un poco, necesitaba alejarse un tanto de ahí mientras todos los demás hablan de lo bueno que había sido Blaine, mientras se daban las condolencias mutuamente y seguían hablando de Blaine en un terrible tono de pasado que parecía ser realmente el presente de todos.

Un par de pasos lo llevaron cerca de un gran tronco que aún era presa del frio y se preguntó el porqué de tantas cosas, dejo de llorar en algún punto nuevamente y se llevó una mano al pecho para comprobar que seguía latiendo, tal vez con la cruel ironía le hacía entender entre sus propios latidos el nombre de su querido ex novio.

- hola…-escucho a sus espaldas y ahí estaba él, nuevamente Cooper Anderson, quien le extendía una taza con algo que humeaba pero que no parecía para nada atractivo, aun con el frio que sentía en su cuerpo- …sabes…desde que volvimos de la gran Manzana, me encerré en el cuarto de Blaine –dijo mientras Kurt por mera educación tomaba la taza que le ofrecía y le veía tomar de una que el mismo llevaba para si-…me encerré ahí porque mi madre quería limpiar y ordenar su cuarto-Copper negó antes de recargar su espalda contra el tronco del árbol- me negué de tal forma que no lo harán, pero…encontré algo…su diario ¿sabías que mi hermano llevaba un diario desde…los 12? –pregunto y Kurt negó con suavidad- no te preocupes…seguro tenía pena de confesarlo, pero…veras…me lo leí…todo…-le miro de reojo – TODO –una sonrisa casi coqueta se formó en su labios pero Kurt solo pudo llevar la taza a sus labios y mojarlos ligeramente con lo que descubrió, era un terrible café negro-…supe cuando tú y él se conocieron…cuando se hicieron novios, cuando…bueno… ya sabes… -dijo y Kurt no pudo evitar que un ligero tono rosado cubriera sus mejillas, no se avergonzaba , solo era el hecho de estar descubriendo por parte de su hermano, que Blaine realmente lo escribía todo- ejem, también de sus peleas, de sus duetos, su ruptura…cuando por fin lo contactaste…todo venia ahí y entonces en la última página que escribió encontré un listado de cosas que debía hacer para este 2013…-dijo y no pudo evitar que por un momento se le quebrara la voz-…él realmente quería entrar a NYADA, pero lo que más deseaba en el mundo era recuperarte, lentamente, pero recuperarte, además quería estar al pendiente de tu padre, de toda tu familia, incluso de tu hermanastro –una ligera pausa para tomar un poco de café, mientras Kurt había decidido alejar eso de sus labios-…él hablaba de tu familia de tal forma que no me dejo dudas de que se consideraba uno más en ella, no solo durante su noviazgo, si no antes y después, Blaine se sentía aceptado… y querido –Cooper volvió a verlo- ahí supe que no podía dejar que ustedes faltaran a su ceremonia, él nunca me lo habría perdonado y sinceramente, le falle demasiado en el pasado como para no cumplir con sus deseos –dijo y despego su espalda del tronco- cuando quieras hablar podríamos hacerlo, para recordarlo como merece…y bueno, estaré al pendiente de ustedes, así lo habría querido él –dijo antes de darle una palmada en el hombro- debo irme ¿estarás bien? –pregunto y Kurt solo asintió suponiendo que no era nada convincente pero que no podía hacer nada para fingir más de lo que ya había estado intentando hacer-…oh… allá viene tu hermanastro –dijo y pudo notar por el tono de su voz que sonreía- creo que sí, con esa familia estarás bien …-dijo y sin más se alejó-

Finn tardo unos minutos en llegar con la mirada preocupada y le guio de regreso, era momento para volver a casa, no sabía que pasaría, no se sentía con fuerzas para regresar a Nueva York, pero tampoco quería dejar sus sueños, Blaine nunca se lo perdonaría, él le había impulsado para ir a la gran ciudad, aun antes de ingresar a NYADA.

El frio comenzaba a calar aún más de lo habitual cuando se despidieron de todos y cada quien tomo su camino a su hogar en Lima, Kurt se quedaría unos más días ahí y regresaría justo para el inicio de clases, trataría de seguir adelante, aunque en lo más profundo de su ser deseaba que al abrir sus ojos al día siguiente, este le mostrase la sonrisa amplia y prácticamente mágica que solo Blaine le podía ofrecer.

La noche no tardo en caer y el aire helado se convirtió en una amenaza para cualquiera que pusiera un pie fuera de su casa, sobre todo a varios kilómetros de Lima, donde un joven de cabellos ondulados y negros caminaba sin sentido, su cuerpo le dolía, el rostro aun hinchado no era nada a comparación de la sangre que corría por un lado de su rostro, dejando que la visibilidad de su ojo fuese precariamente pobre, su otro ojo estaba demasiado hinchado como para ver algo, unos sucios pantalones era lo único que lo cubría, su torso desnudo cubierto de hematomas comenzaba a sentirse peligrosamente helado. No estaba seguro de donde estaba, solo que se había levantado hacia unas horas…o unos días y después de conseguir algo de fuerza, se había arrastrado entre la hierba helada hasta poder levantarse penosamente, luchar para conservar algo de equilibrio antes de empezar a dar los primeros pasos hacia un sitio, sin saber cual exactamente y ahora estaba ahí, caminando al lado de una carretera sin nombre , notando como los pocos autos que pasaban le ignoraban como si fuese algún tipo de fantasma, incluso el mismo llego a creer que realmente se trataba de uno, tal vez se hubiera sentado a ser un fantasma pacifico y no tan activo en busca las respuestas que no encontraba en su cabeza, pero el dolor en su cuerpo y el entumecimiento en sus extremidades por el frio le gritaban que no era uno, que estaba vivo y que debía llegar…a algún lado.

Las cortadas en su piel eran debido al frio y la hemorragia en su cabeza parecía haber parado en algún punto de su lamentable caminata, pero estaba seguro de que no podría seguir haciéndolo por más tiempo, tal vez moriría ahí, en algún sitio que no conocía, a mitad de la noche, sus piernas pesaban, una de ellas la tenía que literalmente arrastrar para poder caminar, las hojas secas, la hierba y las piedras, definitivamente no le ayudaban en nada, mucho menos el terrible zumbido en uno de sus oídos.

Un par de minutos más y tuvo que sentarse, no estaba seguro si era una roca, algún tipo de señal vieja o una simple elevación cercana al camino, solo supo que cerró los ojos por unos minutos y se abrazos a sí mismo, logrando que un gruñido de dolor saliera de sus labios reventados.

- ¡Oh por Dios! –una voz femenina llego a sus oídos y trato de abrir su único ojo bueno para lograr ver como una joven castaña de unos 15 o 16 años en un avanzado estado de embarazo se apresuraba a él, seguido de una chica de pelirroja de una edad similar iba detrás de ella- Giselle ¡Por Dios, mira nada más! –grito nuevamente y al llegar al otro se quitó el grueso abrigo que llevaba para cubrirle- Debemos ayudarlo Giselle

- Johanna espera… -se apresuró la pelirroja, detuvo a la castaña y se acercó a ese extraño chico para quitarse su abrigo y colocárselo sobre los hombros- tú debes cuidarte Jo..-dijo con aire casi severo a la castaña quien solo asintió y acaricio su hinchado vientre, antes de volver sus ojos al otro- hey…¿tienes alguien o algún lugar a donde ir? –pregunto más el pelinegro no contesto, solo siguió mirando a la chica de cabellos castaños, largos y lacios que por alguna razón le llamaba demasiado la atención, no estaba seguro pero ese azul en sus pupilas le parecía casi perfecto- creo que esta en Shock –dijo la pelirroja y resoplo antes de tronar sus dedos frente al otro- hey, hey…-logro que el pelinegro dejase de ver a la chica llamada Johanna y concentrara sus ojos en ella- ¿Cómo te llamas amigo?...-esa simple pregunta hizo mella en su cabeza, pero el no respondió solo después de unos minutos negó, justo antes de sentir que la conciencia le abandonaba nuevamente y que su cuerpo se volvía terriblemente pesado- maldición ¿Qué mierda es esta? –dijo con fastidio antes de mirar a la otra- llama a Arthur, y que venga AHORA mismo por nosotras –dijo y al instante la chica castaña de ojos azules se encontraba marcando un número conocido, esperando que el nombrado Arthur llegase antes de que fuese demasiado tarde, con suerte y sobrio- hey amigo… amigo…-intento llamar al pelinegro pero este ya no contestaba ni daba señales de lucidez, ciertamente el buen Arthur tendría que moverse-

No es que a la pelirroja le importase demasiado el pelinegro, simplemente lo hacía por su amiga, porque ella era lo único decente que la vida le había arrojado después de escupirla a ella misma a las calles, Giselle sin lugar a dudas podría haber dejado morir sin un solo cargo de conciencia al otro, pero sabía que la dulce y pequeña Johanna no podía ver el mal y la peste que había en todo el estúpido pueblo, mucho menos en el mundo.

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Dom Ene 06, 2013 9:45 pm

this so sad no lo puedo creer creo q estoy en Shock :\'(:

continualo rapido please
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por johanna anderson el Lun Ene 07, 2013 1:36 am

nunca me espere esto, me muero por saber q pasa, no lo termines asi porfa
avatar
johanna anderson
******
******

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 12/06/2012
Edad : 20
Club Darren/Blaine Damian


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Lun Ene 07, 2013 3:02 am

Glee no me pertenece, ni tampoco los personajes, ya quisiera yo ser dueña de Blaine, los Hummel-Hudson, etc., pero no, no me pertenecen, esto lo hago por diversión.

AGRADESCO ENORMEMENTE sus comentarios, en serio, así que no teman comentar niñ s, usualmente los contesto uno por uno por medio de mensaje, para no distraerlos de la historia, pero sepan que en verdad me impulsan para actualizar.

ADVERTENCIA:

Esta historia contendrá situaciones difíciles, mal lenguaje, violencia y por la naturaleza de nuestros personajes principales, una temática homosexual latente, si tienes problemas con cualquiera de estos temas, te recomiendo no sigas leyendo, igual si eres menor de edad no me hago responsable de traumas, yo he advertido que no es una historia apta para todo el público y sin más…iniciamos.

--------------------------------------------------------------------------------

Cap. 5 "¿Reinicio?"

El zumbido en su cabeza seguía ahí, como si no fuese a quitarse nunca, sin embargo ahora al menos no era tan intenso, su cuerpo dolía también pero era un dolor ligero, como un extraño entumecimiento, de hecho sentía como si sus músculos no se hubieran movido en mucho tiempo, respiro hondo antes de parpadear y noto con cierta sorpresa que el terrible dolor que tenía al hacerlo había desaparecido, ya no sentía que podría morir con cada bocanada de aire.

Paso saliva y movió sus ojos alrededor del lugar, las paredes tenían un raído papel tapiz color crema que parecía haber tenido alguna vez pequeñas figuras más oscuras, tal vez en algún color café o terracota, pero no estaba seguro, un foco gastado se encontraba apagado en el techo, no muy lejos de la cama donde se encontraba acostado se encontraba una pequeña ventana con cortinas blancas y ligeras, posiblemente eran así de ligeras por el desgate que tenían, pero no podía asegurarlo, aun lado de la ventana había un gran mueble de madera viejo, con un pintura gris que ya se desprendía de las patas y algunas otras partes, parecía algún tipo de anaquel con cajones y demás, siguió observando el lugar hasta que sus ojos ambarinos se toparon con una puerta abierta y aun lado de esta una joven mujer de cabello castaño dormitaba.

Y fue que sus ojos no pudieron salir de esa figura, ahí con un vestido blanco , repleto de rosas en la parte alta, del vestido, su enorme vientre que le hacía pensar que en cualquier momento podría entrar en labor, la piel tan blanca como la nieve que contrastaba con el rosa intenso de sus labios y las pestañas abundantes, unos ligeros zapatos de piso en color rosado, que se notaban desgastados de los lados, un listón rosa que le servía de diadema y un curioso bolso blanco con dos perritos que parecían jugar entre ellos.

Intento moverse para sentarse en la cama, pero fue imposible hacerlo sin emitir un bajo pero sonoro gemido de dolor, al parecer su cuerpo estaba demasiado reacio a moverse aun.

- ¡Despertaste!- la voz adormilada pero jubilosa de la única persona además de él, en el cuarto le hizo abrir los ojos, esos que había tenido que cerrar de forma inconsciente cuando un punzante dolor en sus costillas se dio- ¡Oh por todos los ángeles! –vio como la chica se levantaba a duras penas de la silla y no pudo evitar sentirse mareado y enternecido, esos ojos azules eran preciosos, pero había algo en su cara de niña que no podía parar de mirar, era como un pequeño y hermoso ser que sin lugar a dudas le había salvado- ¿Cómo te sientes?¿te duele aun?...iré por Arthur-dijo y se giró sobre sus talones para ir hacia la puerta-

- espera…-dijo el chico de cabellos negros y la joven mujer se giró una vez más para verle- ¿Dónde…estoy?-pregunto y acto seguido no pudo evitar sentir un giro atroz en sus estómago, ahora que lo meditaba un poco, lejos de la ensoñación que esa linda chica le había provocado, fue cuando se dio cuenta de algo importante-…tu… ¿me conoces?

La joven parpadeo un par de veces y abrió los labios para volver a cerrarlos, estaba preparada, en su rostro podía leerse eso, sin embargo no dijo nada, solo se movió para tomar aquella silla que el mismo chico deseo poder mover para ella, y la acerco hasta la cama para sentarse y quitarse su bolso para dejarlo a un lado de las piernas del otro, esas que estaban tapadas por una cálida manta en color amarillo.

- Mi nombre es Johanna –inicio y una sonrisa radiante se asomó por sus labios- estamos en Strattanville, Pennsylvania, del Condado Clarion y…bueno, no, no te conozco –explico con suavidad antes de mover una mano y tomar una de las de él- hace 4 días mi mejor amiga, Giselle y yo, te encontramos a las afueras y…bueno estabas muy mal –dijo antes de morderse el labio- te desmallaste y tuvimos que llamar a Arthur, el medico de nuestro trabajo –continuo explicando- tuviste fiebre muy alta e incluso hablaste mientras estabas inconsciente, pero parece que estas bien, él dijo que si despertabas las cosas mejorarían y yo creo en él…aunque a veces tome demasiado jijijiji

-…¿Strattanville?...-murmuro intentando recordar algo que lo ligara a ese nombre pero nada apareció, ella asintió con suavidad y apretó su mano, pero las respuestas que quería seguían sin aparecer en su cabeza- tenías el rostro todo hinchado, aun tienes un poco morado tu ojo, pero…bueno ya luces mejor, Arthur te dio un baño para poder curar bien tus heridas …-volvió a morderse el labio- yo me ofrecí pero él se negó –dijo y el joven se ruborizo ligeramente, sin embargo algo dentro de sí le decía que era más de pena por ser visto en un estado tan vulnerable, un pudor común a otra cosa- él dijo que tenías muchos golpes en la cabeza, que posiblemente no recordarías algunas cosas de tu vida, pero que tal vez sería pasajero –dijo y soltó su mano para tomar su bolso nuevamente- en uno de los bolsillos de tu pantalón encontramos una identificación tuya…estaba un poco maltrecha, tal vez porque estaba ahí cuando …pues cuando te golpearon así de feo –dijo mas no abrió su bolso, solo lo sostuvo con ambas manos- ¿recuerdas tu nombre o…algo?...

-Johanna –el pelinegro no pudo contestar por una voz masculina entro en el cuadro y cuando movió sus ojos pudo encontrar un hombre de unos 40 o 45 años, cabello canoso, ojos verdes y una raída bata blanca sobre unos jeans azules y una camisa color roja- te dije que cuando despertara, fueras a buscarme –dijo con cierto fastidio antes de acercarse a la cama para tomar sus signos vitales- tienes mucha suerte muchacho, con la golpiza que tenías encima y el frio no veo la forma en que pudieras sobrevivir por mucho tiempo, parece que eres bastante fuerte –dijo con cierta sorna- la buena Johanna ya te puso un poco al tanto, pero antes de eso necesito saber ¿Por qué te molieron a golpes?¿eres de alguna pandilla o secta o algo así? –pregunto y el chico de cabellos chinos lo medito un poco, pero no se sintió como nada de eso, así que solo frunció el ceño y negó- …no pareces latino o de alguna de esas razas…-dijo con cierta gracia- es que por estos rumbos hay varias personas que no toleran a ciertas personas así que trato de hacerme una idea, no quiero tener aquí a alguien que nos cause problemas –explico y se alejó un poco solo para ir a revisar unos vendajes que tenía en el torso- oh… ya sé que puede ser –dijo sonriendo de lado antes de volver sus ojos a la joven que los observaba con la curiosidad latente en los ojos azules- embarazaste a alguna chiquilla y no le quisiste responder, entonces el padre o los hermanos o a saber quién, decidió darte una lección por andar de cabrón –dijo casi con orgullo –

Entonces el joven volvió sus ojos a la chica, la observo bien, atentamente, pero aunque no recordaba algunos detalles de su vida, estaba seguro de dos cosas, la primera es que jamás en su vida negaría un hijo, de hecho se encontraba enternecido con eso, no sabía si era hijo único pero algo dentro de su ser le decía que el tener un hijo no sería para nada un problema, bueno tal vez sí, no recordaba si tenía forma de mantener un hijo, seguro no, pero casi podía jurar que le gustaban los niños, sin embargo lo más revelador de todo eso fue un detalle que descubrió con tan solo observar un poco más a ese chica llamada Johanna, mismo detalle que no pudo evitar sacar a relucir como si fuera demasiado natural para él, decirlo.

- Soy gay…-dijo y pudo ver en los ojos azules de ella un poco de desaliento para después llevar sus ojos amiélados al hombre que había dejado de revisar sus vendajes y ahora le miraba con una ceja levantada, además de una clara mueca de desagrado-

Un silencio sepulcral se dio en el cuarto, el chico podía jurar que aquello no podía significar nada bueno, de hecho un ligero miedo lo sacudió cuando el hombre mayor se quitó la bata para dejarla sobre otra silla, más vieja que la que había tomado Johanna, para jalarla al lado de la chica, sin acercarse demasiado a él.

- fue eso…-dijo con voz seria- sabes muchacho, si andas por el mundo diciendo que eres un puto maricón, entonces te lloverán tantos golpes como gotas en julio –declaro y resoplo- no sé de donde seas, pero si eres de por aquí cerca, créeme que tienes mucha suerte de seguir vivo, más si te agarraron entre varios –el mayor se rasco la nuca- creo que pudieron ser algunos compañeros de clase o tal vez incluso tu padre ¿recuerdas algo de tu padre?

El pelinegro bajo la cabeza y miro sus manos, tratando de hacer memoria, sentía que tenía padre, de hecho algo le decía que tenía padre y madre, sin embargo no se sentía cómodo con eso, era como si hubiera algo, algo con sus padres, cierta mal sabor de boca.

- creo que…se lo dije –frunció el ceño el chico de cabello rizo y mantuvo sus ojos dorados en sus manos, ahora empuñadas- creo que…no es algo que le gustase mucho –respiro hondo y volvió su mirada al otro- pero… él no me haría esto, es mi padre ¿Qué padre le haría esto a un hijo?

-bueno chico, si tu padre es la mitad de hombre de lo que son los de por aquí, créeme que no solo te habría hecho esto –dijo el mayor, señalando las heridas del otro- si no que te habría corrido de la casa –explico antes de negar- mira…te encontraron vagando, sumamente golpeado y semi desnudo, yo creo…es mi teoría nada mas –explico antes de mirar de reojo a la chica para extender una de sus manos- creo que tú le dijiste esa barbaridad a tu padre, este se molestó y te golpeo tan duro que te dejo así…pero tal vez tu madre, una buena mujer católica sintió pena y le pidió que parara, entonces solo te corrieron de tu casa cual perro…-la joven abrió su bolso y saco una tarjeta ligeramente atrofiada de uno de los bordes- tal vez tu padre te dejo tirado en la carretera y tu caminaste el resto…humo y posiblemente, si llevabas una camisa y un abrigo en buen estado te la robaron en algún momento –le extendió la tarjeta enmicada al chico- te recomiendo que empieces de cero tu vida y dejes de ser marica o bien no se lo digas a nadie… te daremos un día para que te vallas, sinceramente aquí no podemos tener gente que no trabaje aquí…

- …- el pelinegro no supo que decir, solo se quedó callado, no podía con la idea de haber sido masacrado por su padre, pero tampoco podía decir que no era cierto, en su cabeza aun había muchas lagunas, pero por alguna razón el odio desmedido a su orientación sexual, no le pareció del todo incongruente- no sé a dónde ir…-murmuro antes de mover sus ojos a aquella tarjeta, leyendo los pocos datos que podían leerse, centrándose en la fotografía sonriente de sí mismo-

- Arthur…-murmuro la chica y el mayor solo volvió a verla- ¿y si trabaja con nosotros? –pregunto suavemente- espera, antes de que digas que no, mira podría… hummm podría ser un peleador –dijo con ánimo- tu dijiste, es fuerte y con un poco de entrenamiento …podría pelear y ganar su techo, cama y algo de comida –dijo removiéndose en la silla- dijiste que tenía nudillos de…esos, de los que boxean

- Johanna…dije que parcia que boxeaba –dijo con cierto fastidio- además ¿Cómo sabemos que puede con la vida de aquí? –pregunto el mayor y vio como la chica se mordía el labio- además…si se le sale lo marica… ¿imaginas la publicidad? –Negó y el pelinegro solo se mantuvo callado, viendo como parecía debatirse su suerte- ¿crees que el jefe aceptara que se quiera maquillar antes de las peleas o quiera coger con los otros peleadores? –dijo el mayor y no pudo ocultar el completo desagrado y asco de aquello-

- ¿podrías ser no tan así verdad? –pregunto la castaña mirando al chico en la cama, mas este no contesto, estaba impresionado, no sabía si era porque podía quedarse, porque le querían de boxeador tal vez o por que definitivamente no creía que su concepto de homosexualidad fuese el mismo que ellos tenían- incluso…podríamos hacer una farsa –murmuro la chica- él se parece al papá…-murmuro y el hombre mayor no pudo si no empezar a reírse- en serio ¡en serio Arthur!, tiene el pelo chino, negro y los ojos, así…como la miel de las abejas –murmuro ligeramente sonrojada- es un poco más joven…y más bajito, pero … si mis bebes se parecen a su papá él podría pasar por …pues por él –explico y el hombre continuo riendo- ¡en serio Arthur! No estoy bromeando, podríamos guardar su secreto y entonces él puede hacer una prueba de peleador…

- Johanna, pequeña inocente…-se notaba la diversión en la voz del mayor- tu necesidad por encontrarle un padre a esos dos bastardos que llevas es sorpréndete, tienes suerte de que Giselle este ocupada ahora, porque en este momento estaría gritando ya, jajaja y eso sería tan divertido de ver –dijo volviendo a ver al chico- no sabemos si él quiera aceptar eso, además si son niños tal vez termine pervirtiéndolos…o que se yo

- Puede, yo sé que puede –dijo frunciendo el ceño y se levantó de golpe la chica castaña- tu solo encárgate de que el señor James le dé una oportunidad –dijo el hombre mayor se cruzó de brazos- incluso…incluso, ya tengo un apodo para él –dijo y fue entonces que dos pares de ojos la vieron intensamente- Tigre… su seudónimo será Tigre –volvió a sentarse-

- Tigre…-murmuro el mayor y rodo los ojos- ¿sabes quién pone los nombres artísticos no?-pregunto y la chica asintió- ¿Cómo crees que el jefe va a permitir que escojas el nombre de este chico?

- Arthur… es tu hermano, seguro puedes ayudar a que se le ocurra –murmuro la castaña, logrando que el otro se moviera de su lugar para caminar de un lado a otro en la habitación- podemos decir que es un nombre que ya traía, que era peleador en otro lado –dijo la chica sin parar de mirar al hombre que caminaba cual león enjaulado- anda, tenemos que ayudarlo Arthur, tu prometiste hace tiempo que me debías una por haberte conseguido aquella botella el año pasado ¿recuerdas? Esa que era de la marca alemana que tanto te gustaba y que tenías siglos sin ver por aquí –dijo la chica y se movió hacia él- por favor Arthur, por favor…

-aaaah maldita seas mocosa –gruño por lo bajo antes de pasar ambas manos por su cabello canoso- voy a arreglar todo, pero…-volvió sus ojos al joven- no quiero que menciones ni de broma tus perversiones, nada de "me quiero coger a ese cabrón" o "¿Cómo se me ve mejor el pelo, suelto o recogido?" –gruño y el chico se sintió ofendido mas no dijo nada, se había quedado sin palabras- …ahora Johanna –volvió sus ojos verdes a la chica- tu encárgate de él, yo hablare con Giselle para que no abra la boca y después le hablare al jefe para hablarle de nuestro nuevo candidato…-torció los labios y volvió la vista al otro- vamos a correr el rumor de que eres un peleador independiente de Lancaster, que un día vino a visitar a Johanna y termino embarazándola por lo duro que le diste y por qué se te acabaron los putos condones –dijo antes de girarse sobre los talones- más te vale comprarme una botella de Vodka si te quedas aquí –dijo y sin más se movió hacia la entrada para cerrar la puerta tras él-

Entonces el silencio volvió a caer en el lugar, Johanna volvió a sentarse en la silla que había ocupado y recogió su bolso de suelo, se había caído cuando se levantó, lo abrió y saco un pequeño espejo redondo y un gastado lápiz labial color rosa pálido que uso para dar un retoque a sus labios, mientras que el chico se quedó ahí, sin saber que hacer, que decir, no tenía muchas opciones, afuera era seguro que el frio aún era devastador para andar caminando sin rumbo fijo, no recordaba prácticamente nada de su vida antes de aquella carretera donde vio por primera vez a Johanna y sobre todo, las teorías de haber sido golpeado por su padre y corrido de su casa eran preocupantes, ¿Qué pasaba si volvía a ver a su padre y no lo recordaba? ¿Qué si lo recordaba y al encontrarlo este le decía miles de cosas aún peores de las que Arthur había dicho ya?

Si se quedaba ahí tenía que trabajar… ¿peleando? , en serio ¿él podía vivir su vida peleando?, no le parecía una opción, no creía ser un chico violento, al contrario…algo dentro de sí, le decía que prefería arreglar las cosas de la manera más pacifica posible… pero… había un pero, y ese pero estaba ahí sentada, revisando sus labios en un pequeño espejo, con un abultado vientre, una chica con cara de niña, que necesitaba un padre para sus hijos…

- ¿estás bien?...-escucho la voz de la castaña y él solo asintió, tomando con fuerza la credencial que le habían entregado- …oh… disculpa, tal vez me metí demasiado pero…tú necesitas un sitio donde quedarte, donde descansar por las noches y donde comer, tal vez por tiempo al menos, en lo que recuerdas de dónde eres –murmuro mientras guardaba sus cosas en su bolso- yo…bueno… no es necesario que reconozcas legalmente a mis hijos, si es lo que te preocupa, o que los cuides –dijo con cierta pena- yo puedo mantenerlos …en serio, mi trabajo actual no es muy productivo pero en cuanto pueda volveré a ejercer lo que en verdad me deja más dinero –dijo y una sonrisa apareció en sus labios- solo seremos una pantalla para evitarte problemas, yo…no creo que seas malo, tampoco que seas uno de esos que le gusta lastimar a los niños como dice Arthur …solo quiero que estés bien, y aquí no podrás vivir tranquilo si vas diciéndole a todos que eres… pues ya sabes…

-…supongo…-murmuro y aunque algo dentro de sí, le decía que no tenía nada de qué avergonzarse decidió que esa opción era la mejor de todas, no solo para él, sino para ella, para esos niños que podían tener una imagen paterna-…voy a ser un buen padre…-murmuro y una suave sonrisa se asomó en sus labios antes de usar una de sus manos y alcanzar la de ella- deberías decirme más sobre este lugar, las tarifas y lo que debo hacer…además…debo saber más de ti, si seré el padre de tus niños…entonces debo saber más de ti, como el padre real …-murmuro y apretó su mano, entonces los ojos azules de ella se cristalizaron y dejaron caer un par de lágrimas mientras negaba- ¿Qué pasa?...

- Su verdadero padre no sabe nada de mi –murmuro tratando de lucir calmada aunque la tristeza se denotaba en sus ojos- yo si se mucho de él…, era…es un hombre de negocios, creo que vive en Atlanta, está casado, tiene 3 hermosos hijos y una esposa que es dentista…él venía por aquí y se quedó en el motel de la ciudad, supo de este lugar y vino a ver una de las peleas, entonces escucho de nuestro servicio especial –murmuro y bajo sus ojos azules- sabes…mi nombre real es Johanna, pero mis clientes me conocen como Anna, tengo 17 años aunque a ellos se les dice que tengo 15 –dijo suavemente- les gusta creer que soy más chica –murmuro- y soy…bueno, soy una de las pocas prostitutas de aquí…-dijo y levanto los ojos para ver como el chico se tensaba y abría los ojos completamente- no, espera, no pienses mal, nadie me trata mal aquí, de hecho yo vine sola a pedir el trabajo…me canse de vivir con mi padrastro, él si me trataba mal y fue peor cuando mamá murió, por eso vine aquí, aquí conocí a Giselle, ella inicio como bailarina pero después de tener a Jimmy pidió una plaza como peleadora y ahora la conocen como Scarlett en el cuadrilátero –dijo y se limpió las pocas lagrimas con el dorso de su muñeca- ella tiene 18 años y su niño tiene año y medio, es mi mejor amiga en todo el mundo –explico antes de suspirar- yo…bueno, no se cuál sería tu tarifa, pero seguro no podrás ganarte buena comida si no ganas al menos un par de peleas, pero puedo ayudarte –dijo y se recostó sobre la mano del otro- dependerá mucho de en qué apartado te pongan, aquí hay box, lucha libre y pelea sin reglas, ganas mucho más en la última, pero también te pueden lastimar mucho más –explico cerrando sus ojos- aparte en las mujeres se cambia esta última por pelea sobre lodo, además están las habitaciones para …bueno…para las chicas como yo, y están los privados para los bailes –siguió explicando y el pelinegro no pudo si no sentir que su corazón se estrujaba de solo verla- aparte, las chicas debemos turnarnos para que dos veces por semana estemos atendiendo las apuestas, la cocina y los niños, de hecho hay muy pocos, solo Jimmy que es hijo de Giselle y Andrew, que es hijo de unas las chicas que bailan, Jenny, próximamente estarán mis niños…-sonrió suavemente- nuestros niños jejee –suspiro- aquí hay otra regla, ninguna mujer embarazada puede quedarse si no trabaja y no puedes bailar , pelear o atender clientes en las habitaciones si estas en cinta, así que debe estar en la guardería, en las cajas con las apuestas y mesereando, es un trabajo pesado pero prefiero eso, que estar en la calle sin futuro, no por mí, sino por mis niños –dijo y abrió sus ojos para ver al otro- eres un chico muy, muy apuesto…¿estás seguro que eres…?

El pelinegro estaba enternecido, hubiese deseado decirle que no estaba seguro, pero no quería mentir sobre todo en una de las pocas cosas sobre las que estaba completamente seguro, así que solo pudo asentir.

-…bueno…está bien, aun así eres apuesto, jeje le conseguí un papa muy apuesto a mis niños –dijo y levanto su cabeza para respirar hondo y después colgarse el bolso- debo ir a arreglar las cosas para esta tarde, así que no volveré hasta la noche, si todo sale bien tendrás tu entrevista de trabajo –dijo de buen humor para acercarse a la cama y dejar un beso en la frente- descansa, porque tal vez mañana Arthur te mande a alguien para que entrenes un poco –dijo y se giró sobre sus talones para abrir la puerta y salir de ahí-

El chico se quedó callado, sin poder negar nada o decir nada, solo se quedó callado, sintiendo la calidez del beso que la chica le había regalado, ese pequeño ángel que parecía haber tenido una vida demasiado difícil para la edad que tenía, merecía un poco de alegría y al parecer realmente el tener un padre para sus hijos era algo que le iluminaba completamente la mirada, aun había un pequeño zumbido en su cabeza, pero al menos tenía algunas cosas reales que hacer, no sabía si recordaría todo al día siguiente pero definitivamente se quedaría un tiempo ahí.

Sus ojos amiélados volvieron a la credencial que sostenía aun una de sus manos y enfoco nuevamente la mirada en esa fotografía, parecía feliz, parecía pleno, ¿eso había sido antes de decirle a sus padres que era homosexual? ¿era esa una simple mascara?, no sabía, las cosas estaban aún demasiado difusas en su cabeza.

- Blaine Devon Anderson…-murmuro para sí mismo esperando que el oír su nombre le trajera algún tipo dato, algún recuerdo que le ayudara a saber más de sí mismo pero nada paso- 18 años…William McKinley High School …-había otros datos que no podía leer, estaba seguro que se trataba de la dirección, del tipo de sangre, pero la credencial estaba en un estado precario, por ahora al menos sabía que hasta hace poco había sido un estudiante más en alguna escuela-

Levanto la mirada de la credencial y llevo sus ojos color miel a la ventana que permanecía abierta, tan solo con las cortinas ondeando ligeramente, había menos luz afuera, el día comenzaba a apagarse, no sabía si al estar inconsciente le había suministrado algún tipo de suero, no tenía hambre y estaba seguro que antes de desmayarse en la carretera no había consumido nada, no de forma apropiada.

En otra parte del país, a varios kilómetros de ahí un chico, alto de cabello castaño y ojos azules se despedía de su padre, de su hermano y de su madrastra.

- ¿estarás bien cariño? –pregunto la mujer mientras lo abrazaba con fuerza- recuerda que cualquier cosa puedes hablarnos y estaremos contigo…-él chico solo la miro con suavidad, aún tenía demasiado dolor en el corazón como para hablar abiertamente, pero al menos ahora ya estaba comiendo-

- estaré bien…-dijo y vio a su padre quien solo se cruzó de brazos y respiro hondo- en serio, estaré bien…-murmuro y vio a su hermano quien le dio unas palmadas en el hombro- le mande un mail a Rachel, diciéndole a qué hora salía mi vuelo de aquí y llegaba allá, ella estará ahí para recibirme, así que no se preocupen… ¿ok? –él quería que su familia estuviese tranquila, quería que dejaran de preocuparse por él y comenzaran a preocuparse por su padre, después de todo si algo le pasaba a su padre su mundo terminaría por derrumbarse, ahí si todo acabaría para él-

- ten mucho cuidado chico –dijo el mayor antes de descruzar sus brazos y acercarse para darle un fuerte abrazo que el mismo rompió para tomarlo de los hombros- yo estaré bien, te lo prometo, pero debes prometerme Kurt, que si ves algo raro, si oyes tu o Rachel algo raro deben hablar a la policía inmediatamente –dijo mirándole con seriedad y el castaño solo asintió antes de que su padre le soltara- y arrasa con esa escuela muchacho ¡demuéstrales de lo que es capaz un Hummel! –el castaño asintió y se enterneció, su padre, su familia estaba ahí, preocupados por él, aquello sería perfecto, completamente perfecto si al menos tuviese un mensaje más de aliento de aquel que ya no estaría nunca más en su vida-

- bueno… entonces, los veo en las vacaciones…-dijo tratando de forzar una sonrisa que no engaño a nadie, pero que al menos les hizo tener esperanza de que él se repondría-

Entonces se dio la vuelta, tomo el poco equipaje que su padre había empacado para él y se fue a checar su boleto de vuelo, para en unos minutos más tomar aquel que le regresaría a Nueva York, la ciudad de sus sueños, donde podría estudiar lo que tanto había deseado, en NYADA, donde estaba su mejor amiga, donde estaba su trabajo en la revista más famosa del mundo de la moda…pero también donde había compartido los últimos minutos con la persona más importante de su vida, su parte aguas personal…su primer amor.

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por ♫Alice Anderson♫ el Lun Ene 07, 2013 3:25 pm

no e leido el 5!!

pero woooooooooooooooooooow me hicste llorar!!!
avatar
♫Alice Anderson♫
********-*-
********-*-

Femenino Mensajes : 1051
Fecha de inscripción : 03/09/2012
Edad : 20
Club Darren/Blaine Alex


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por johanna anderson el Lun Ene 07, 2013 3:52 pm

que ternieno me parecio lo de Blaine y Johanna aunque estoy seguro que ella es muy parecido a un chico jajaja

no nos hagas esperar, quiero verlos juntos quiero Klaine,

almenos un favor que Blaine no salga tan lastimado en las luchas, que sea un campeon, hahahaha

continua pronto porfavor
avatar
johanna anderson
******
******

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 12/06/2012
Edad : 20
Club Darren/Blaine Damian


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por ♫Alice Anderson♫ el Lun Ene 07, 2013 4:15 pm

aclaracio!!
pocos fanfics me hacen llorar solo 2 lo han echo, hasta ahora.
mientras leeia el tuyo me llego la emocion y me puse ssntimental no llore a mares pero mis ojos se pusieroon cristalinos!!!
hermoso fic!!!!! me ecanto me enamore, me gusto todo
estoy segura que ella es identica a kurt!
espero con ANCIAS la actualizacion
avatar
♫Alice Anderson♫
********-*-
********-*-

Femenino Mensajes : 1051
Fecha de inscripción : 03/09/2012
Edad : 20
Club Darren/Blaine Alex


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Lun Ene 07, 2013 7:33 pm

esto no lo esperaba llore
johanna me cae bn
y Blaine me parecio muy muy tierno Act. rapido
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Mar Ene 08, 2013 4:00 am

Glee no me pertenece, ni tampoco los personajes, ya quisiera yo ser dueña de Blaine, los Hummel-Hudson, etc., pero no, no me pertenecen, esto lo hago por diversión.

AGRADESCO ENORMEMENTE sus comentarios, en serio, así que no teman comentar niñ s, usualmente los contesto uno por uno por medio de mensaje, para no distraerlos de la historia, pero sepan que en verdad me impulsan para actualizar.

ADVERTENCIA:

Esta historia contendrá situaciones difíciles, mal lenguaje, violencia y por la naturaleza de nuestros personajes principales, una temática homosexual latente, si tienes problemas con cualquiera de estos temas, te recomiendo no sigas leyendo, igual si eres menor de edad no me hago responsable de traumas, yo he advertido que no es una historia apta para todo el público y sin más…iniciamos.

---------------------------------------------------------------------

Cap. 6 "Casi 10"

Era una noche fría, como muchas otras en la gran ciudad de Nueva York, las luces de la ciudad estaban en todo su esplendor y el bullicio de las calles adornadas con al menos un motivo navideño dejaban claro que las festividades decembrinas eran una de las mas glamurosas en aquella ciudad que parecía no dormir jamás, en algún parte de esta gran ciudad, hay un edificio que fue acondicionado como departamento en un segundo piso, ahí donde antes había apenas unos cuantos muebles y que apenas podía ser pagado entre dos personas, ahora está completamente decorado.

Muchas cosas han cambiado, varios muebles han ido y venido, pero lo que cada año no puede faltar y sigue igual, son las decoraciones para navidad, una vieja caja que contiene hermosos tesoros hechos a mano, recuerdos significativos que se toman el lugar de esferas navideñas en un frondoso pino.

El actual y único dueño del lugar se encuentra dando vueltas en la cocina, quiere tenerlo todo listo, todo preparado, cierto aún faltan días para la navidad pero hace algunos años atrás, después de un terrible incidente, él y un grupo de personas prometieron verse al menos una vez al año en la residencia de alguno de ellos y ese año le tocaba a él.

Lo que serviría para sus invitados parecía estar listo, un último chequeo y se quitó los guantes y el mandil color tinto que llevaba en letras blancas el curioso letrero de "Besa al Cocinero", regalo de su última pareja, un brillantes escritor de Broadway.

El reloj de la cocina le indico cuando movió sus ojos azules a él que pasaban de las 8 de la noche y la reunión debía haber iniciado hacia media hora, normalmente siento un hombre puntual y disciplinado se habría molestado, pero se sentía culpable, porque a lo largo de los años solo había asistido a 3 reuniones, la que había organizado Rachel hace 2 años en Nueva York, la que había organizado Puckerman en Los Ángeles hace 4 años y la que había organizado su hermanastro, Finn, hace 8 años.

Respiro hondo antes de moverse hacia la sala donde ya tenía algunos bocadillos de carnes frías y quesos, sillas que armonizaban con sus sillones y un par de cojines mullidos sobre la alfombra que había comprado hace ya un año en una subasta de caridad de la fallecida Madonna, con algo de resignación se sentó en el sofá que estaba frente a al pino y no pudo evitar suspirar, anteriormente había ahí un modesto televisor, el cual no duro más de 3 años y fue remplazado por una pantalla plana, no muy grande que termino mudándose con Rachel cuando ella decidió que era momento para cambiar de aire, entonces él paso todo un año sin conseguir un aparato de esos, no lo creía necesario, pero ante la insistencia de Finn no pudo si no comprar una pequeña pantalla fácil de mover, ya que cuando se acercaba la navidad el pino tomaba su lugar y la pequeña pantalla con todo y su hermoso mueble se movía a uno de los laterales, cierto su departamento aun parecía muy estrecho para él, sobre todo con su profesión, pero definitivamente no quería mudarse, no quería salir de ahí.

Un zumbido le saco de sus pensamientos y después de parpadear un poco se levantó para ir hacia la entrada, al abrir la puerta no pudo sino sentir un alivio cálido correr por su rostro cuando vio ahí de pie a 3 hombres con sus respectivos regalos, cierto…aprovecharían esa reunión para un temprano intercambio Navideño.

- ¡Hey amigo! –dijo un Finn con unos jeans deslavados, una camisa de manga larga y una gran chaqueta para el frio, mas guantes, bufanda y gorro, todo en tonos café y verde olivo, era un orgullo ver que su hermano con el tiempo había adquirido una buena idea de combinar su ropa- ¿Qué dices? –pregunto mas no le dejo contestar solo le abrazo con una sola mano para pasar de largo e ir quitándose la bufanda- ¡Ahhh ¿en serio llegamos primero?!

- Pasen por favor –dijo educadamente el castaño para invitar a los otros dos chicos al departamento- bueno… Finn sinceramente no creí que fuese a venir nadie el día de hoy, y no podría culparlos, después de todo deben tener muchas cosas por hacer y bueno…yo no he cumplido como prometimos…-murmuro suavemente antes de cerrar la puerta detrás del ultimo-

- Nada, nada de eso princesa –dijo un Puckerman que ya se había quitado el abrigo, la bufanda y se había guardado los guantes en sus jeans de color negro- entendemos que es complicado para ti y lo respetamos, además eres selectivo –dijo dejándose caer en una de las sillas- solo ibas a las reuniones de los VIP –dijo antes de guiñarle un ojo- Finn ¿no crees que debería Pucksilla darle algo de cariño a tu hermanito? –pregunto y Finn solo negó con la cabeza riéndose de la forma tan singular con que había cambiado todo, desde el secuestro de Blaine, Puck se había vuelto como un hermano más para el castaño, uno bromista y pesado, pero siempre estaba ahí , lo quiera o no lo quisiera Kurt-

-¿En serio? –pregunto un Sam de cabello muy corto y ropa casual formal, debajo de aquella gabardina que había dejado donde Kurt había puesto una canastita y algunos percheros con letreros de "Abrigos" "Gorros y sombreros" "Guantes y bufandas"- sinceramente creo que yo sería más del tipo de Kurt –dijo y sonrió de buena gana mientras el castaño solo sonreía con suavidad antes de correr para ir por algo de beber- seguro huyo por pena, a veces Kurt eres un chico realmente adorable –dijo divertido a lo que Finn le señalo en forma de advertencia y Puck le dio un golpe en el hombro- ¿Qué? ¿ustedes pueden jugar y yo no?

- No me estoy escondiendo chicos, solo vine por las bebidas, tengo café, té, chocolate caliente y…cervezas en el refrigerador –dijo el castaño, mas no tuvieron tiempo de responder cuando el timbre sonó una vez más- permítanme…humm ¿Finn podrías llevar lo que quieran los demás? Ya sabes donde está todo –dijo mientras abría la puerta, encontrándose ahora con el grupo de animadoras más terminas de su tiempo- hola chicas…pasen…-murmuro invitándolas a pasar y estas hicieron lo indicado-

Así fueron llegando uno a uno hasta que en la pequeña sala no podía entrar un solo alfiler, había personas sentadas en los sillones, en la silla, en los cojines sobre la alfombra y en la alfombra misma, el intercambio de regalos se dio después de compartir que había hecho cada quien de su vida.

Kurt ahora sabía que Tina y Mike habían terminado casándose hace dos años y estaban viviendo en un departamento de Los Ángeles, Tina había abierto hacia unos meses una pequeña pero bohemia cafetería, mientras Mike era uno de los coreógrafos más solicitados para videos musicales y algunas películas.

Puckerman vivía en Los Ángeles pero viajaba mucho a Lima, porque ahí tenía una franquicia del negocio que había abierto con su medio hermano, Jake quien se había casado finalmente con una chica que esta había conocido en la carrera de mercadotecnia, Puck era un soltero incorregible, que seguía siendo terriblemente débil por las mujeres mayores, pero había logrado ver a Beth, ella ya sabía que había sido de su vida, de sus padres y aunque se hablaba una vez al año por teléfono con Queen, tenía más relación con Puck. Jake había faltado a la reunión debido a que le habían extirpado el día anterior el apéndice, pero había mandado su regalo con Puck.

Brittany estaba logrado consagrarse como la mejor y más inusual veterinaria, ya que hablaba con sus animales como si fuesen pacientes humanos, iba tratando desde gallinas de granja, hasta elefantes del zoológico, por todo Ohio si era necesario, aunque vivía en Columbus en compañía de otra chica que compartía un par de gustos con ella aparte de la renta.

Sam se había casado hace cinco años con una chica extrajera y se había divorciado por varias infidelidades de esta, hace dos años, era maestro de Lenguas Extranjeras, Español, Francés e Italiano, y daba clases en su vieja escuela.

Mercedes era madre de un hermoso niño de 2 años, se había casado hacia tres años con un ex compañero de la universidad, ella era ahora una fantástica diseñadora que tenía una pequeña boutique compartida con su esposo en el centro de Los Ángeles.

Marley había terminado su carrera de psicología, y tenía un consultorio privado en Lima, se especializaba en crisis de adolescentes y sus familias, no estaba casada, pero se encontraba comprometida con un dentista, 3 años mayor que ella.

Artie estaba casado, hacía tres años su nueva doctora de terapia física y él habían dado la gran sorpresa y tenían ahora un par de gemelos de 5 meses, Artie era uno de los ingenieros industriales más prometedores en Ohio, había logrado excelentes avances en la vida diaria de los que, como él debía trasladarse en silla de ruedas.

Kitty era ahora una madre de tiempo completo, su hija de 2 años y su hijo de año y medio le habían dado la alegría de su vida, su esposo era un banquero promedio de Lima, pero tenían una excelente posición económica que le permitía comprarse la mayoría de las cosas que se le antojaban.

Joe se encontraba en el país por pura suerte, al día siguiente tenía que abordar un avión rumbo a África, donde se dedicaría a ayudar a una pequeña población con escasos recursos, se había graduado de filosofía y tenía un diplomado en teología, era el vocalista de una banda de rock cristiano que se encontraba en un descanso para re orientar sus canciones y sus ideas.

Sugar había terminado casándose con el hijo de uno de los socios de su padre, y aunque ellos querían un hijo, se encontraban con apuros para concebirlo, por otro lado ella ocupaba la mayor parte de su tiempo haciendo acciones de caridad y actividades en el club donde ella, su esposo y la familia de ambos tenían membresía.

Santana había acaparado la pantalla chica, se había convertido en la actriz más joven y más solicitada del estrellato, se encontraba soltera, plena y con muchas ganas de volver a viajar por el mundo, solo por placer, su sexualidad le había abierto más puertas de las que ella creía, tenía su primer película en puerta para filmarse y se había convertido en un icono latino juvenil para orgullo de sus padres.

Queen se había convertido en una excelente abogada, sobre todo en materia penal, después del incidente de Blaine se había prácticamente casado con esa rama del derecho y actualmente se encontraba en un firma importante de abogados en Nueva York, soltera y sin hijos, con planes de comprar un nuevo departamento gracias a un aumento que había obtenido ese año.

Finn se había quedado con la plaza de maestro del Glee Club, además de iniciar hace dos años como conferencista, animando a los jóvenes, previniéndolos y orientándolos de una forma entretenida y sencilla, él se encontraba saliendo con la joven maestra de Biología, con quien deseaba formar una familia, ya le había regalado el anillo de compromiso hace 3 meses y se encontraban con los preparativos de la boda, que sería en un año.

Finalmente estaba Rachel, una de las mejores actrices del teatro en Broadway, había debutado en una pequeña obra hacia cinco años y la fama había subido como espuma, hasta encontrarse en el séptimo lugar del Ranking Nacional, salía desde hace tres años con otro actor, mayor que ella por 2 años.

Por su parte Kurt no les había contado su vida, Finn, Rachel y Puck se habían confabulado para contar que ahora era no solo un actor de Broadway, sino un reconocido critico de moda, tenía su propia columna en Vogue donde hablaba de eventos sociales, entregas de premios y pasarelas de moda, hablaron de su escaso tiempo libre, de cómo parecía estar enfrascado día y noche en su trabajo, sin embargo nadie hablo de su vida romántica y por respeto nadie pregunto.

La noche continuo, los bocadillos se acabaron y dieron paso a una cena ligera que la gran mayoría alabo, pronto las manecillas del reloj dieron la media noche y poco a poco los invitados comenzaron a despedirse, has que finalmente solo quedaron Rachel, Puck, Sam y Finn sentados cómodamente en los sillones, después de ayudarse a Puck a guardar las sillas y a recoger un poco, fue entonces que todas las miradas se quedaron vagando alrededor, sabían que habían estado evitando un tema toda la noche y desgraciadamente ellos al ser los más cercanos y afectados después de lo que había pasado hace ya nueve años, diez en un par de días.

-…yo… debo irme –dijo Rachel levantándose después de revisar su teléfono celular, en unos minutos llegaran por mí –dijo y cuando Kurt se levantó para despedirse de ella, Rachel no dudo en detenerlo de los hombros- Kurt, te amo con todo mi corazón, lo sabes pero…debo decírtelo ya que nadie …-miro específicamente a Finn quien levanto una ceja con aire sorprendido- te lo ha dicho …-tomo aire y sintió la mirada de todos pero más fijamente la azul de su mejor amigo- vive tu vida, sigue adelante, Blaine no va a volver, nunca, deja de esperarlo, deja de …de comparar a tus citas o a tu novio con él…mira, Ángelo es un excelente hombre, apuesto, inteligente, rico y estoy segura que te complacería en cualquier capricho que tu tuvieras…Kurt…es hora de olvidar –dijo y fue entonces que la mirada de Kurt se endureció y el silencio se volvió tan tenso que los otros tres hombres en la sala se quedaron mudos-

- No estoy esperando a Blaine …-siseo peligrosamente- …pero no me pidas que olvide, tal vez tu tengas esas maravillosa capacidad , pero yo no, yo no puedo olvidar a quien ha sido el hombre más importante en mi vida, después de mi familia, él fue mi primer amor, fue mi primer beso real, mi primera cita , mi primera vez…-dijo y levanto la mirada con aire de perra herida, esa que solía usar anteriormente para chicos como Sebastián Smyte- tu pudiste olvidar a mi hermano y seguir con tu vida, pero tuviste muchas oportunidades, ustedes terminaron y volvieron varias veces, hasta que se dieron cuenta que su relación no era la que quería, pero Rachel…Finn está aquí, Finn ha estado para ti y se convirtieron en amigos una vez más, la vida les permitió eso, …Blaine y yo apenas estábamos puliendo las cosas cuando un demente lo secuestro y pago para que lo mataran al golpes…¡A golpes! –tembló ligeramente y con sus brazos rompió el contacto que ella tenía sobre sus hombros- calcinaron su cuerpo y lo aventaron al agua como si fuese un…un…

- Hey amigo –Finn se levantó para detenerlo de los hombros pues el temblor que había iniciado sutilmente ahora le recorría todo el cuerpo- amigo espera, detente, ella no quiere… no quiso decir eso…-miro severamente a la castaña quien con los ojos cristalinos y heridos frunció el ceño- Rachel, creo que deberías irte por ahora…-miro de reojo a Sam quien se levantó del sillón- acompáñala hasta que lleguen por ella –dijo y el rubio asintió para acompañar a Rachel, quien recogió sus cosas de los cestos y el perchero, para salir con Sam quien solo tomo su abrigo , pensaba volver-

Entonces Puck se movió a la cocina, sirvió un poco de té y volvió a la sala donde Finn ya tenía sentado a un Kurt que temblaba y lloraba en silencio, el tema de Blaine, aun después de muchos años era algo sensible, pero Kurt tomaba mucho peor las cosas si venían de Rachel, ya que ella era la que más insistía en que conociera a otros, en que durara con ellos algo más de seis meses y sobre todo, de que olvidara a Blaine.

Por varios minutos no dijeron nada, Sam volvió y se sentón en el sillón más pequeño aun lado del ocupaban Finn, Kurt y Puck, en ese orden, dejaron que el llanto cesara solo y cuando este término, Puck solo paso la taza de té al castaño y dio unas palmadas en su hombro.

- lo siento…-murmuro finalmente el chico de ojos azules y cabellos color café- sé que no debí… pero… pero es tan frustrante, sobre todo porque sé que todos quieren lo mismo, que supere las cosas, que…olvide, pero….-se mordió el labio y la taza de té en su mano tembló ligeramente-

- no…-dijo Sam de forma precipitada logrando que Kurt le mirase- no queremos que olvides, bueno, YO no quiero que olvides, no quiero que lo olvides, que nadie lo haga –miro a Finn y a Puck- él…realmente era mi amigo, no entendía algunas cosas pero era alguien maravilloso –dijo con una sonrisa- ¿recuerdan aquella vez que nos encontramos? Cuando nos peleamos porque yo quería movimientos más sugerentes y sexosos en el escenario –dijo y todos asintieron- en verdad tenía carácter

- no tienes idea –dijo Finn sonriendo suavemente – después fui a verlo y estaba entrenando, golpeaba tan duro la bolsa que quede impresionado, pero más me impresione cuando me dijo que no solo te imaginaba a ti, si no a mí también jejeje, era de esos chicos pacientes y reservados pero que seguro te podían romper la cara –dijo entretenido y Puck tomo la cerveza que había dejado a medias sobre la mesa de centro-

- no sé cómo no lo reclutaron en algún deporte, según Jake Blaine estaba en todos los clubs de la escuela, todos menos los deportivos, lo más deportivo que hizo de forma oficial fue cuando entro por unos días a las porristas –dijo Puckerman y Kurt parpadeo volviendo a verle, aun teniendo algunas lágrimas enredadas en las pestañas- si, en serio, después de lo que paso en el escenario y que prácticamente se fue al diablo todo, la mayoría dejo el club y Blaine se fue como porrista, no sé si fue reclutado o si quiso hacerlo pero …en verdad creo que lo hubieran apreciado más en el de lucha grecorromana o algo así

- No, no, Blaine era más de boxeo, me dijo que después del acoso en la escuela anterior a Dalton había tomado clases particulares de boxeo –dijo Finn a lo que Sam levanto la mano y Finn le concedió la palabra mientras daba un trago a su taza de chocolate caliente, ahora tibio-

- clases que pago su hermano, -dijo el rubio- me conto que aunque no veía mucho a su hermano, este no dudo en pagar cada clase de boxeo para que aprendiera a defenderse y lo vi varias veces sacando algo de estrés, así que agradezco haber hecho las paces con él antes de que terminara su paciencia y su puño tropezara accidentalmente contra mi rostro –dijo y un bufido por parte de Puck se escuchó-

- y no querías la boca más inflamadas ¿no es así? –dijo con aire divertido a lo que Sam entrecerró los ojos pero finalmente estiro una mano para tomar uno de los panecillos aderezados con hierbas que habían quedado en el único plato que estaba ahora en la mesa – y sí, yo también lo vi un par de veces, creo que para ser tan bajito y…ya sabes, gay, era bastante masculino –dijo y Kurt le miro con aire ofendido- lo siento princesa pero seamos realistas, que ya puedas actuar en obras como el galán de la historia, no quita que en la realidad sigas siendo… suavecito y perfumado –dijo con una sonrisa en los labios que hizo que Kurt negara suavemente y apareciera una pequeña sonrisa-

- sí, bueno además de eso al parecer estaba en una club de lucha en Dalton –dijo Finn dejando la taza vacía en la mesa de centro- Kurt, hermano debiste prevenirnos –dijo y Kurt solo volvió a verle con suavidad- ¿Qué hubieras hecho si un día terminábamos con su paciencia?

- eso era difícil –dijo el rubio – Blaine tenía más paciencia que ninguno otro –dijo y Puck volvió a alzar su botella brindando por eso- era una de las cosas que más me agradaban de él, siempre hizo todo por resolver las cosas hablando…aunque de que seguro pegaba duro…

-…Blaine…-murmuro Kurt y los tres pares de ojos se movieron a él- era muy paciente, eso es verdad, pero también perdía los estribos, aunque aun perdiéndolos se contenía –dijo con suavidad antes de respirar hondo- no dije nada de sus dotes deportivos porque no quería sonar como una colegiala enamorada que espiaba a su novio mientras entrenaba…

- ¡Princesa, espiabas a tu novio! –dijo divertido Puckerman antes de mirar a Finn quien no imaginaba ese cuadro pero que le parecía gracioso- sí, siempre he dicho las calladitas son las más perversas, ¡raaaaaw!- mas no pudo decir más porque un trozo de pan salió volando hasta su cabeza, cortesía de Finn- ok, calladito –corrigió con aire juguetón sacudiéndose la hilera de cabello de boronas y Kurt solo rodo los ojos-

- cuidado Puck, estas pisando terrenos sensible –dijo Finn- y no creas que me gusta mucho que hables de que mi hermano es algún tipo de depravado sexual –dijo y se levantó del sillón- voy por mas chocolate, ¿alguien quiere algo? –pregunto y Puck levanto su botella vacía, a lo que Sam señalo con un dedo que quería una también, mientras que Kurt negaba, para tomar un poco más de su té-

- oye…Kurt …-hablo Sam con cierto cuidado y Puck le dio una mirada de severa, símbolo de que debía cuidar en que se metía- ¿es cierto?...eso de que rompiste con tu novio –dijo y Kurt solo asintió- bueno… desde Blaine no te he conocido ninguno, digo, no quiero que olvides a Blaine, jamás, pero… creo que si deberías darte un respiro, digo… pues…Blaine se pondría muy triste si te viera infeliz …solo eso –dijo y Kurt no comento nada solo tomo un poco más de té-

Puck miro de mala manera al rubio mas no dijo nada solo palmeo la espalda del castaño y fue hasta que Finn llego que el ambiente se sintió nuevamente más tranquilo.

- ¿y cómo sigue Burt? –pregunto Sam y una sonrisa en los otros tres le dijo que estaba pisando terreno seguro- digo, supe que venció el cáncer que tenía y que justo ahora está de regreso en el taller

- el señor B es el hombre más increíblemente fuerte y genial de este puto mundo –dijo mientras destapaba su cerveza con una llave, ya que la última vez que había querido hacerlo con el borde de la mesa de Kurt, este casi le arranca la cabeza- abrió todo un camino en el congreso, mando al diablo al puto cáncer de mierda , crio a nuestra princesa como toda una señorita de clase, volvió al taller , se casó con una bella mujer…-Finn le miro de mala mujer- no hermano, ahí si no, mis respetos…-dijo casi ofendido logrando que Kurt y Sam se rieran por lo bajo-y de paso adopto a todo aquel que rodeara a sus hijos – choco su cerveza con la tacita de té de Kurt- en verdad ese hombre debe ser un súper héroe –dijo mirando a Sam mientras Finn asentía para beber un poco más de chocolate-

- Cooper ayudo mucho…-dijo de pronto el castaño de ojos azules- desde el funeral Cooper se ha mantenido cerca de nosotros –Finn asintió dejando su enorme taza de chocolate en la mesa, esa que decía con letras grandes FINN, que Kurt había mandado hacer para él- Blaine me prometió estar pendiente de mi padre y Cooper supo de eso, así que se mantuvo pendiente de cualquier cosa que mi padre necesitara, con respecto a especialistas, medicina…

- cosa que le hemos intentado pagar pero que no acepta –dijo Finn a lo que Kurt asintió- además va a visitar de vez en cuando, charla mucho con Burt y con mi mama, y a veces lleva a su madre pero ella sigue demasiado …ya saben…callada –dijo y Kurt levanto una ceja- sí, veras…desde lo que paso, al parecer su madre se ha encerrado en sí misma, su padre se la mata trabajando…como …bueno, como tú –dijo antes de señalar a Kurt- pero pues eso, Cooper se ha comportado bastante bien y le gusta que Burt le muestre fotos de ustedes, dice que solo en nuestra casa, bueno en casa de Burt, y en el cuarto de Blaine, es donde siente que esta la verdadera esencia de lo que era él

- …-Kurt suspiro y todos callaron un momento, sin saber si estaban pasando el limite- estoy bien…-dijo dejando su taza de té en la mesita- en serio…solo…recordaba lo agradable que ha sido hablar con él a veces…-se recargo en el respaldo del sillón- aunque a veces lo evito, porque es difícil …

De pronto todos callaron, habían oído algo y fue como un resorte que los levanto a todos cuando ese sonido volvió a sus oídos, Finn se apresuró a la puerta junto a Puck, mientras Sam se quedó atrás junto a Kurt, dispuesto a lo que sea, desde aquel día cualquier sospechoso cerca del departamento del castaño era bastante amedrentado, así que el oír ruidos en la puerta de este cuando pasaban de la media noche, no logro otra cosa que activar todas las alarmas de los presentes.

Finn abrió la puerta y ahí, en cuclillas estaba una mujer de cabello rizado, rubio, labios rojos, ojos grises, delgada pero con busto prominente y caderas envidiables, usando un atrevido vestido rojo, escotado y corto, tacones altos en color rojo, un grueso abrigo atigrado y unas perlas que Kurt inmediatamente reconoció como falsas, ella dejaba en el piso un caja de color roja, con un enorme listo dorado.

-…-todos se quedaron mudos, pero rápidamente Kurt al ver la caja de adelanto, perforando la muralla humana hecha por Puck y Finn- ¿Quién… quién eres? –pregunto el castaño y la mujer se levantó del suelo con la caja en las manos y claro fastidio en el rostro- ¿Por qué…?...yo… yo no sé qué pase aquí, pero creo que se ha equivocado, deje de traer eso –dijo señalando la caja que esta mujer ahora le ofrecía-

- cariño –dijo la mujer rubia sin amedrentarse- mira , yo vengo, entrego esto y me voy, no necesitas saber mi nombre, ni nada –dijo mirando de reojo a los otros presentes- veo que tienen una "fiestecita" –dijo y no pudo evitar relamerse los labios- tal vez podría pasar y animarlos un poco, solo por diversión –dijo y rápidamente los cuatro hombres presentes hicieron un recuento de la imagen de la otra mujer, Kurt sumo el perfume barato y dulzoso a la ecuación, abriendo sus ojos con escandalo- jajaja obviamente a ti no cariño –dijo la mujer dando un paso al frente para tomar una mano del otro y ponerle la caja en ella- tal vez ninguno de ellos tampoco estén interesados, pero no podía perder la oportunidad, los clientes de Nueva York son tan atractivos en comparación con los campesinos y obreros de dónde vengo –explico Finn nervioso se aclaró la garganta- nos vemos, sigan divirtiéndose –dijo y se giró sobre sus talones logrando que sus rizos bailaran con sensualidad-

-no, espera…-dijo el castaño y se adelantó para tomar con su mano libre, uno de los brazos de ella, sin ser brusco- espera…¿Por qué?...-pregunto y ella solo negó- por favor… solo dime ¿Por qué me traes esto…cada año

- dos veces por año cariño, dos veces por año –corrigió ella y se volvió a girar logrando que Kurt le soltara- mira, yo no puedo decirte nada, se lo prometí a alguien y bueno, aun las putas tenemos honor para esas cosas , al menos las de donde vivo –dijo y abrió su bolsa para sacar un folleto y un tarjeta- ve aquí cariño, ve y busca a este –dijo cuándo tomo Kurt las cosas y señalo ella con una larga uña roja llena con pedrería de fantasía, la imagen de un encabezado-

- ¿Tigre? –leyó Kurt mientras los demás se acercaban para ver, entonces Kurt leyó más abajo- espera… esto está en… Pennsylvania –dijo y la rubia asintió- ¿Qué…significa esto? –pregunto sintiendo que algo en su pecho le cortaba el aire, no entendía que era esa emoción pero llevaba sintiéndola cada vez que ese paquete era encontrado en la puerta de su departamento- siempre creí que era un error

- no cariño, lo que está ahí adentro es hecho a mano –dijo con soltura- y como yo soy la única que puede venir a Nueva York dos veces por año, por… negocios –sonrió y señalo la tarjeta- esta soy yo, si nuestro Tigre está muy ocupado puedes preguntar por mí y entonces yo puedo llevarte a donde esta él –dijo y Kurt le miro con algo de incredulidad, de curiosidad y desconfianza- no seas así cariño, no te hare nada, en serio te recomiendo que vallas, preguntes por él y de paso apuestes por él, si no quieres hablarle está bien, pero al menos podrás conocer a tu eterno admirador y ganar unos billetes –dijo y dio un paso atrás- ahora los dejo corazones, porque tengo que tomar ver a mi cliente estrella y regresar al pueblo –dijo y sin más se fue de ahí-

Unos minutos en total silencio pasaron, dejando de fondo solo el sonido de los tacones de esa mujer al partir, entonces Kurt regreso sus pasos, en una mano llevaba la caja de regalo y en la otra el volante de un sitio que parecía completamente de mala muerte o de poco presupuesto y la tarjeta.
Entro a la sala seguido de los otros tres y se sentó en el sillón, dejando la caja en la mesita y los papeles a un lado, Puck tomo el volante, Sam tomo la tarjeta de color rosado con el nombre de Jenny como único dato en ella, más un pequeño emblema que también aparecía en grande en el volante, entones Kurt movió las manos al listón, pero antes de que lo quitara Finn detuvo sus manos.

- explica…-murmuro seriamente y mientras los demás se sentaban a observarlo- Kurt… ¿Qué es eso de que recibes un paquete extraño dos veces al año? –pregunto y Kurt solo bajo la cabeza- Kurt –volvió a decir el más alto- ¿Por qué no me habías dicho nada de esto? ¿sabes lo peligroso que es?

-…son…galletas…-murmuro el castaño – hace ya 5 años que me llegan…-respiro hondo y levanto la mirada, pero no vio a su hermano, vio a Puckerman quien tenía una mirada severa en sus ojos- llegan siempre una semana después de mi cumpleaños y unos días antes de navidad-llevo sus ojos azules al rubio- nunca me las como, aun cuando me seduce su aroma, siempre… las saco de la caja y las entrego a alguien en la calle, en el metro o en el trabajo –Sam estaba consternado, aun no entendía que pasaba ahí, pero tampoco parecía juzgarle o recriminarle nada- en el trabajo nunca nadie se enfermó o actuó raro, al contrario siempre halagaron las galletas –murmuro y volvió sus ojos a su hermano- llegue a creer que alguna abuela las mandaba y se equivocaba de dirección –suspiro- nunca pensé que…-cerro los ojos y se mordió el labio- no quería preocupar a nadie

- entonces… ¿Quién es ese Tigre? –se atrevió a preguntar Sam pero Kurt solo se encogió de hombros y negó- ¿quieres decir que hay alguien en Pennsylvania que dos veces por año te manda una caja de galletas con una prostituta y tu…no tienes NI idea de quién sea? –pregunto y Kurt solo asintió a su teoría- esto es…raro…

- no me gusta –dijo Puck y paso el volante a Finn quien asintió mirando con preocupación el papel- eso es propaganda de peleas callejeras…y si sumamos eso a una mujer como ella –negó y resoplo por la nariz- no me gusta nada la combinación y no pienso que debamos quedarnos cruzados de brazos…-dijo mirando a Finn y este asintió-

- ¿llamaremos a la policía? –pregunto Sam y logro que Kurt se estremeciera ligeramente, había pasado todo ese tiempo pensando que era un error, que no tenía realmente nada que ver con él, que era una casualidad que llegaran una semana después de su cumpleaños específicamente-

- No…-dijo Finn con una decisión que resonó en el departamento- iré personalmente y me encargare de averiguar qué es lo que quiere ese tal Tigre con mi hermano –dijo e inmediatamente Kurt volvió a verlo, no quería, definitivamente no quería que eso pasara, porque era peligroso, si dañaban a alguien más de su vida terminaría volviéndose loco-

- Iremos –dijo Puckerman y cuando Kurt volvió a verlo con incredulidad este solo le sonrió- no princesa, ya falle muchas veces, no pude defenderte con Dave era todavía un idiota enclosetado de mierda, ni pude hacer nada cuando Blaine desapareció, así que ahora voy con Finn y te juro que si ese puto cabrón quiere problemas –alzo sus brazos y beso ambos músculos de sus antebrazos- se encontrara con estas armas

- Yo voy también –dijo Sam y Kurt casi se infarta, el castaño había creído por un momento que el rubio sería el único cuerdo de esos tres, pero parecía que se equivocaba- no puedo quedarme sin hacer nada y si ese tal Tigre, Pantera o lo que sea quiere algo contigo más le vale sea algo decente y que mantenga sus golpes lejos de ti, porque créeme que no dejare que te pase nada, cuando fui al funeral de Blaine le prometí que estaría al pendiente tuyo, así que… es todo –Sam miro a Finn quien asintió y después a Puck que hizo lo mismo-

- Alto, alto –corto el castaño, aquella escena casi sacada de una película de acción- esto es la realidad, solo…solo avisemos a la policía y que ellos se encarguen –dijo el castaño negándose a dejar que su hermano y sus amigos se fueran a un pueblo desconocido y arriesgaran su integridad, sobre todo si como decía Puck, era un sitio ilegal-

- nada de eso –dijo Puckerman y tomo la cerveza que había dejado olvidada cuando se levantaron de ahí- la última vez la policía se tardó demasiado y ya esto ha ocurrido por 5 años, no pienso dejarte aquí con el peligro de que esa tal Jenny le diga al tal tigre que estas enterado-dijo y negó- definitivamente no, mañana mismo nos vamos en la camioneta de Finn –dijo y el más alto asintió- a primera hora…

- entonces yo iré también –dijo el castaño y antes de que alguien o todos rechazaran sus palabras, este se levantó y les miro fijamente- por nada del mundo quiero que vallan a solo Gaga sabe dónde sea este lugar, pero como son necios, tercos y terriblemente irresponsables cuando se trata de cordura, entonces iré con ustedes –dijo volviendo a sentarse- así también se aseguraran de que estoy bien y no se la pasaran marcándome cada 10 minutos a mi celular –dijo miro a Finn- le avisare a papa que vamos a hacer un viaje de chicos, pero debes prometerme que si algo no se ve bien llamaremos a la policía…

- y le contaremos todo a Burt –a completó Finn antes de poner una mano arriba de la mesita, justo a donde estaba la caja aun envuelta- nos cuidaremos mutuamente y todo saldrá bien –dijo y miro a los demás-

Puckerman fue el primero en poner su mano sobre la de Finn, mientras sonreía de lado, después Kurt quien solo cerro los ojos y rogo a todas las fuerzas cósmicas que el mundo no fuese a dañar una vez más a alguien que amaba, el último fue Sam quien estaba encantado con participar al fin en algo que pudiera ayudar directamente a Kurt.

No hubo grito de guerra, solo sonrisas cómplices mas la sonrisa algo nerviosa y preocupada de Kurt, después el castaño solo se encargó de acomodar a cada quien en algún espacio, pues los tres de pronto tenía cara de no querer dejarle solo.

Finn termino durmiendo en un saco de dormir al pie de la cama de Kurt, negándose a dejarlo solo pero renuente a compartir su cama, eran hermanos y todo pero sabía que Kurt necesitaba su espacio y este le agradecía el gesto, Puck termino en la habitación de junto y permitió que Sam le acompañara a dormir en la cama.

En algún punto de la madrugada los cuatro quedaron dormidos mientras la ciudad afuera se mantenía brillante y viva, a varios kilómetros de ahí, en una pequeña y oscura habitación una pequeña niña de 9 años se removía en la pequeña cama que compartía con su hermano.

- duerme…-susurro el niño de ojos color miel – duérmete, es muy temprano –murmuro antes de bostezar, a lo que ella solo negó con fuerza mientras sus abultados rizos negros se movían con su cabeza- ok… pero no me culpes si nos regañan –dijo el niño vestido con una pijama blanca con varios balones de beisbol, quien se levantó y quito el grueso cobertor de ambos- vamos… -murmuro adormilado y la niña se bajó de la cama para después hacerlo él mismo y quitar el cobertor-

- no me gusta que este solo…-murmuro la niña vestida con pijama blanca de conejitos rosados y miro a su hermano, quien solo termino de recoger el cobertor y se movió junto a ella- ¿crees que santa se moleste porque seguimos haciendo esto? –pregunto la niña de ojos azules y rizos negros, a lo que el niño de cabello castaño y lacio solo se encogió de hombros y siguieron caminando hasta toparse con un bulto acostado sobre un viejo colchón en el suelo, no muy lejos de la cama- shhh , no lo vallas a despertar –dijo ella y el niño asintió-

Entonces ella se acostó aun lado de aquel hombre que dormía, sus ropas eran sencillas y no muy abrigadoras, unos jeans, una camisa de manga corta y unos calcetines, él estaba tapado con una cobija gris que no abrigaba mucho pero que definitivamente le bastaba, después el niño tapo a ambos y finalmente se metió bajo el cobertor y se acurruco al hombro que dormía boca arriba , con los rizos oscuros revueltos y la barba de un par de días adornando su mandíbula.

Una suave risita infantil por parte de la niña logro que su hermano negara y rogara a su mamá en el cielo que no los atraparan…esta vez.

-…ni…ños…-fue la voz ronca que quiso sonar molesta del hombre que permanecía con los ojos cerrados- regresen a la cama…-murmuro el mayor, pero la niña negó con fuerza y se pegó más al costado de su padre, quien solo sonrió y acomodo sus brazos alrededor de cada uno de ellos para acercarlos más a él-…ok…solo por esta vez niños…solo…por esta vez…-dijo y la niña asintió mientras el niño solo se acurrucaba con cuidado, sabía que podía estar lastimado, y claro que él ya era un niño grande, pero definitivamente no podía dejar de admitir que se sentía mucho más tranquilo cuando dormían así, aun cuando su hermana tuviera que levantarlo en la madrugada creyendo que su padre no los atraparía-

No tardo mucho, pronto dos suaves respiraciones amortiguaron la madrugada en ese pequeño cuarto que solo tenía una cama, un escritorio pequeño, un armario y un baúl viejo que tenía los pocos juguetes que él podía comprarles, entonces abrió sus parpados y en la oscuridad respiro profundamente, entendiendo que su mundo entero era ese par de niños que dormían tranquilamente a su lado, sus ojos dorados brillaron con suavidad antes de cerrarlos para dormir, mañana tendría que preparar las loncheras de sus niños, llevarlos a la escuela, y tal vez regresar a dormir un poco, para en la tarde comer un poco e ir a prepararse para la pelea, al menos tenía la suerte de que Giselle los recogiera cuando fuera por su hijo y los trajera para darles de comer a todos en su propio cuarto.

Algún día terminaría de juntar el dinero que quería, y les daría una mejor vida, estaba seguro de eso, porque ellos dos lo eran todo...

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por ♫Alice Anderson♫ el Mar Ene 08, 2013 5:34 am

no no no no no me niego a creerlo donde esta johanna!!!!!! no ella me caia bien!!!

por otra parte...

OMG! me mori de la ternura y emocion cuan dijo: galletas y 2 veces al año!!!!!

esa era la promesa de navidad le que le dijo cuando le dio el anillo de chicles

espero la actualizacion Ya!

nos leemos, chao!
avatar
♫Alice Anderson♫
********-*-
********-*-

Femenino Mensajes : 1051
Fecha de inscripción : 03/09/2012
Edad : 20
Club Darren/Blaine Alex


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Rochi Artist ♥ el Mar Ene 08, 2013 6:02 am

¡Escribís muy bien, es impactante! :)

NUEVA LECTORAAAA!!

Actualiza pleasee <3


avatar
Rochi Artist ♥
*
*

Femenino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 05/01/2013
Edad : 18
Marley

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por mary04 el Mar Ene 08, 2013 6:25 pm

No se q decir... me gusto mucho esta realmente interesante Act. pronto
avatar
mary04
-
-

Femenino Mensajes : 1296
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 23
Club Naya/Santana Samuel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por johanna anderson el Mar Ene 08, 2013 7:52 pm

amo tu fanfic actualiza alfin Klaine lo ame
avatar
johanna anderson
******
******

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 12/06/2012
Edad : 20
Club Darren/Blaine Damian


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Kodrame SnapeMalfoy el Mar Ene 08, 2013 8:08 pm

Trabajando chicas, y les adelanto que tal vez hoy mismo termine el siguiente capitulo...pero no dire mas! ya les hare llegar su PM a cada una

_________________


avatar
Kodrame SnapeMalfoy
-*
-*

Femenino Mensajes : 1515
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 33
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: KLAINE -FIC -Tigre - Epilogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 15. 1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.