Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Prólogo
Hoy a las 1:41 am por monica.santander

» FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Cap 37 - Último
Ayer a las 11:03 pm por Isabella28

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Ayer a las 9:35 pm por 23l1

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 23 y 24
Ayer a las 4:02 pm por JVM

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 3,4 y 5
Ayer a las 10:38 am por 3:)

» BRITTANA CUPIDO PORLOGO,6 y 5
Ayer a las 9:23 am por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The most reflexive Halloween of all time» Part III
Sáb Oct 14, 2017 8:12 am por Klainefan

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Sáb Oct 14, 2017 12:37 am por Isabella28

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Mis Sueños II (Adaptada) Epílogo
Dom Ago 06, 2017 8:06 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Mar Jul 25, 2017 6:07 pm por monica.santander

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 20-07-17
Jue Jul 20, 2017 6:12 pm por JVM

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Jue Jul 20, 2017 9:44 am por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
3:)
 
Isabella28
 
23l1
 
monica.santander
 
micky morales
 
JVM
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Página 5 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Invitado el Miér Jun 11, 2014 10:16 pm

Hola, me gusto mucho el capitulo, actualiza pronto.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por gleeclast el Sáb Jun 14, 2014 1:36 pm

Me encanto mucho este grandioso capitulo ojalá romie desaparezca espero actualices pronto ya quiero ver que pasa en el siguiente capitulo lo esperare ansioso me gusta mucho esta historia
avatar
gleeclast
-*
-*

Masculino Mensajes : 1799
Fecha de inscripción : 26/03/2013
Edad : 20
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por knuth archambault el Lun Jun 23, 2014 3:39 pm

Gabriela Cruz escribió:Porque alguien tiene que arruinar la felicidad de Klaine, no tardes con más capítulos, esta súper, sospecho algo más o menos referente a la enfermedad de Kurt.

Lo sé, XD, gracias por leer y shhh no digas nada, creo que empieza a ser obvio lo que tiene. Hasta la proxima.

Darrinia escribió:Hola

Me vas a hacer llorar... Aunque no es difícil estos días.

No quiero que le pase nada grave a Kurt. Quiero que acepte el tratamiento.

Actualiza pronto.

Besos

Hola. No llores, no me gusta que la gente llore y no se porque te es tan fácil llorar en estos días pero espero que todo se arregle :). Ya veremos que hago con Kurt. El tratamiento aun no, perdón :/. Cuidate y animo, no dejes que nadie te quite la sonrisa de la cara.


★Alex Colfer★ escribió:!Hola!

Me encanto el capitulo.

Aww ellos son tan tiernos *O*

Odio a Romie ¬¬ espero que no logre conseguir de vuelta a Blaine.

Ojala que Kurt si tome el tratamiento.

Espero ansioso el próximo capitulo.

!Saludos!
  

Hola, gracias por leer. Romie es una zorra. Ya veremos que hacer con Kurt. Aquí está el nuevo capitulo. Saludos :)


Marcee Colfer ♥️ escribió:Hola, me gusto mucho el capitulo, actualiza pronto.

Hola, gracias por leer, aqui está el nuevo capítulo :)

gleeclast escribió:Me encanto mucho este grandioso capitulo ojalá romie desaparezca espero actualices pronto ya quiero ver que pasa en el siguiente capitulo lo esperare ansioso me gusta mucho esta historia

Gracias por leer, Romie me cae mal. Aqui está el nuevo capítulo :).



Subo capítulo en unos minutos. Gracias por la espera.
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Fanfic Klaine. A Million Stars In Sky. Capítulo 15.

Mensaje por knuth archambault el Lun Jun 23, 2014 3:55 pm

N/A: HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA   . Se fue el Internet en mi casa así que aquí me tienen actualizando desde un cibercafé muy concurrido en mi ciudad lleno de germenes y de personas lo cual es muy malo ya que yo ODIO los germenes...y las personas pero como sea. Prometo actualizar sin falta la próxima semana, acaban de iniciar mis exámenes finales para pasar a tercer semestre y estoy estudiando como loca, deseenme suerte klainers   .


************************************************************
CAPÍTULO 15.- DIFERENTE.


-¿Blaine?-preguntó la rubia falsa bajando su celular por primera vez y observando sorprendida al moreno. Blaine la observó nervioso y Finn perdió el color en su cara. Kurt no entendía nada.
-Romie…-murmuró Blaine impactado.
-Sí…¿Hola? ¿Quién es este?-preguntó Romie mirando con una ceja alzada al castaño por primera vez.
-Él es mi...-empezó Blaine pero se detuvo al no saber que decir. ¿Su novio? ¿Su chico? ¿Su lindo castaño al que le gusta correr? Miró a Kurt quien miraba entre confundido y molesto a la rubia.-Mi…mi….uhm…-
-Su novio, futuro esposo, alma gemela, juntos para siempre, ¡PARA SIEMPRE PERRA!-gritó Finn exaltado mirando con odio a la rubia. Blaine lo miró sorprendido y Kurt lo miraba asustada. Romie rodó los ojos y puso sus manos en su cintura.
-¿Ah sí? Quisiera escuchar eso de Blaine-gruñó Romie mirando al moreno esperando a que hablara.
-Uhm…bueno…-Blaine miró apenado a Kurt. Finn gruñó molesto y resistió sus ganas de golpear a Blaine ahí. Kurt estaba más confundido que nunca.-Yo…estoy saliendo con él…sí…-
-Espera…¿Estas saliendo con un chico? Eso es asqueroso.-dijo Romie mirando con repulsión al castaño.
-Sí, ¿Tienes algún problema con eso?-preguntó Kurt retador.
-Sí, él es mío estúpido, él no es gay, lo voy a recuperar.-gruñó la rubia abalanzándose sobre Kurt. Blaine la detuvo y Finn se cubrió la boca sorprendido. Kurt empezó a respirar con fuerza y se giró molesto. Él no iba a soportar a ninguna puta plástica que lo insultara.
-¡Romie! ¡DETENTE!-gritó Blaine asustado cuando la rubia se soltó de él y empezó a seguir a Kurt quien ahora salía molesto del local. Finn salió del local y alcanzó a Romie antes de que ella golpeara al castaño.
-¡ZORRA!-gritó Romie luchando por zafarse de los brazos de Finn.-¡Él es mío perra!-
Kurt volteó furioso listo tirar a la mierda sus principios y arrastrar de los cabellos a la rubia estúpida sin embargo alguien atacó antes que él. Rachel pasó corriendo a su lado, arrancó a Romie de los brazos de Finn y la jaló de los cabellos antes de lanzarla al piso.
Se subió encima de ella y le dio una fuerte bofetada que se escuchó a tres cuadras de distancia del lugar. Romie la miró shockeada y asustada. Blaine estaba petrificado en su lugar sin saber si sentirse bien o mal. Kurt estaba boquiabierto por el comportamiento de su amiga.
Finn tenía una gran sonrisa en su rostro y observaba a Rachel con grandes ojos de amor. La castaña respiraba con fuerza y tenía la cara roja de furia. Tomó de los cabellos a la rubia y giró con brusquedad su rostro obligándola a mirarla.
-Con Kurt no te metas puta-susurró Rachel lentamente con furia contenida. Romie temblaba como una hoja de papel. La castaña se puso de pie y miró con odio a la rubia quien corrió despavorida de ahí.
-Whoah…-susurró Finn sonriendo sorprendido. Blaine miró con los ojos como plato a Rachel. Kurt fue el primero en hablar.
-¿Qué mierda haces acá Rachel?-preguntó el castaño molesto.
-¿Disculpa? Un gracias hubiera sido jodidamente genial-dijo Rachel ofendida.-Yo salí del trabajo y vine por un café ya que estaba muy cansada y no puedo beber uno en casa porque alguien es alérgico a ellos.-
-Ay perdón por hacer que mi cuerpo reaccionara ante la cafeína, la próxima vez que entre en el útero de mi madre me haré sin muchos defectos.-gruñó enfadado Kurt. Rachel lo observó molesta y abrió la boca para contestar pero desvió su vista a Finn que la observaba perdido y sintió unas cosquillas incomodas en el estómago.
-Dejen de pelear chicos.-habló Blaine caminando con precaución hacia ellos. Kurt aún estaba enfadado pero su enojo se fue al ver como Rachel aun observaba fijamente a Finn. Una sensación de paz lo inundo por dentro y sonrió levemente.
-Se acabaron las peleas.-dijo Kurt sonriendo.-Blaine y yo iremos a nuestra cita…ustedes dos pueden quedarse aquí y beber café juntos…Finn, me dijiste que venías a tomar café ¿Cierto?-preguntó Kurt mirando fijamente al chico alto. Finn frunció el ceño sin entender pero Kurt le hizo una seña con sus ojos que señalaban a Rachel. Finn abrió los ojos como plato y asintió.
-Ah, sí, sí, café, claro, sí.-divagó el chico alto moviéndose torpemente hasta la puerta del local y manteniéndola abierta para Rachel quien lo siguió un tanto confundida.
Blaine miró con una ceja alzada a Kurt y este se encogió de hombros. Ambos chicos caminaron por la calle y se miraron sin saber que hacer a continuación.
-Entonces…-empezó Blaine sonriendo.
-¿Podemos ir a mi casa? Necesito cambiarme a algo decente.-confesó el castaño un poco apenado.
-Claro, claro, aunque debo decirte que luces muy…sensual así.-confesó Blaine mirando pícaramente a Kurt. El castaño alzó una ceja y lo miró divertido.
Blaine sonrió y alzó la mano para parar un taxi. No esperaron mucho, dos minutos después un taxi paró frente a ellos, Kurt le dio su dirección y luego ambos chicos se acomodaron en la parte trasera.
-Así que… ¿A dónde iremos?-preguntó Kurt mirando emocionado a Blaine.
-Uh...bueno, o en realidad no soy muy bueno con eso de las citas así que arregle el kiosco de nuevo, ¿Eso está bien?-preguntó el moreno un tanto nervioso por sonar como un estúpido frente al chico que le gustaba. Kurt sonrió y está vez Blaine pudo ver la sonrisa llegar a sus ojos.
-Eso está perfecto-
Llegaron rápidamente a la casa del castaño y ambos entraron caminando por el vestíbulo para tomar el elevador. La recepcionista le hizo ojitos a Blaine y Kurt rodó los ojos molesto. Blaine negó con la cabeza y tomó la mano de Kurt fuertemente. La recepcionista suspiró resignada y Kurt perdió el aliento. Tomaron el elevador y las puertas se cerraron.
-¿Por qué hiciste eso?-preguntó Kurt mirando alternadamente entre los ojos de Blaine y sus manos aún unidas.
-Bueno…yo…creí que debía hacerlo porque ya sabes somos novios y ella me estaba coqueteando…-habló Blaine rápidamente sintiendo que su cara ardía de pena.
La forma en que la boca de Kurt cayó al piso no fue nada más que cómica.
-¿So..somos..n..novios?-tartamudeó Kurt mirando asombrado al moreno. Blaine alzó la vista y lo miró Kurt estaba más pálido que nunca, temblando ligeramente y con los ojos brillando de ilusión.
-Bueno…no sé…yo creí que lo éramos porque ya sabes nos besamos en tu cama y casi nos corremos y me gustas y te gusto y pienso que hueles bonito…creí que eso nos convertía en pareja-confesó Blaine rascándose la nuca en señal de nerviosismo. Le aterraba la idea de que Kurt le dijera que no ahora mismo.
-¿Quieres ser mi novio?-preguntó Kurt sorprendido.
-Sí…si tú quieres ser mi novio…-contestó Blaine con la cabeza gacha mirándolo a través de sus pestañas.
-Yo quiero ser tu novio..-confesó Kurt con la voz bajita como si fuera un pecado mencionar lo que había dicho.
-Whoah…bueno…entonces…somos…¿Novios?-preguntó Blaine respirando agitadamente. Kurt asintió emocionado y ambos chicos se fundieron en un beso salvaje pero al mismo tiempo tierno.
-Uhm…disculpen…¿Van a bajar del elevador en algún momento?-preguntó tímidamente Quinn parada en la puerta abierta del ascensor. Kurt y Blaine se separaron rápidamente y miraron apenados a la rubia quien estaba roja como un tomate.
-Mierda Quinn…¿Desde hace cuánto estas ahí?-preguntó Kurt tragando duro y mirando de reojo a Blaine quien fingía revisar el material del que estaba fabricada la pared del elevador.
-Uhm, bueno, las puertas se abrieron cuando Blaine mencionó que ustedes se había besuqueado en tu cama…y…sí…-murmuró Quinn apenada.
-Mierda…perdón Quinn…nosotros…-balbuceó Kurt sonrojado caminando fuera del elevador arrastrando a Blaine con él.
-No te preocupes…ustedes son lindos…-confesó Quinn sonriendo dulcemente.-Me toca ultrasonido hoy…los veo al rato-
Quinn subió al elevador y las puertas se cerraron. Kurt y Blaine se quedaron parados en medio del pasillo rehuyéndose la mirada.
-Bueno…puede decirse que eso no fue romántico…-murmuró Blaine apenado.
-Tienes razón…eso fue súper romántico…olvidemos el hecho de que Quinn ahora sabe un poco más sobre nuestra vida íntima…fue perfecto lo que pasó allá dentro.-confesó Kurt tomando la mano de Blaine y mirándolo a los ojos. Blaine suspiró.
-Estás diferente…-dijo el moreno caminando de la mano con su novio.
-¿Diferente?-preguntó Kurt frunciendo el ceño y soltando la mano de Blaine para abrir la puerta.
-Uh huh, ya no eres tan gruñón como cuando te conocí…-confesó Blaine entrando a la casa con Kurt.
-Tú me haces ser diferente…o al menos intentar serlo…-dijo Kurt sonriendo tímidamente. Blaine boqueó sorprendido y un calor fuerte inundo su pecho. Kurt murmuró algo apenado y corrió a su habitación a cambiarse.
Blaine se sentó en el sofá mientras que Kurt se cambiaba en el cuarto. Aun no podía creer lo que Kurt le había dicho. Él lo hacía desear ser diferente. Él estaba haciendo un cambio en Kurt. No había palabras para describir cuan feliz se sentía Blaine en ese momento. El teléfono sonó de repente sacándolo de sus pensamientos.
-¿Podrías tomar el recado por favor?-gritó Kurt desde dentro de la habitación.
-Claro.-contestó Blaine tomando el aparato y llevándoselo a la oreja.-¿Hola?
-Hola, ¿Rachel? Sé que Kurt está en una cita pero necesito verlo mañana, es algo urgente…¿Podrías avisarle?-dijo una voz del otro lado del teléfono. A Blaine se le hizo un tanto conocida.
-Uhm…claro, Kurt aún no se va, y Rachel no está aquí, habla con Blaine Anderson…¿Con quién hablo?-preguntó Blaine tomando un papel de la mesa y un bolígrafo listo para anotar. Escuchó un carraspeó del otro lado del teléfono y un silencio incomodo después.
-Uhh…soy su doctor…¿Podrías decirle que la veré mañana a las 6?-preguntó la voz sonando más diferente que la vez anterior. Blaine murmuró un de acuerdo mientras garabateaba en la hoja “Doctor, seis pm, <3Kurt<3”
La llamada terminó y Blaine acomodó el teléfono en su lugar. Kurt salió de la habitación sonriendo apenado. Blaine alzó la vista y perdió la respiración. Kurt traía puesta una camisa de vestir de color negra y unos pantalones negros condenadamente ajustados. Su cabello estaba peinado en punta y sus ojos brillaban de emoción.
-Wooo…-murmuró Blaine con la boca abierta. Kurt lanzó una carcajada y sentó a horcajadas sobre él. Blaine dirigió automáticamente sus manos a la cintura del castaño y lo admiró aun sorprendido.
-¿Te gusta?-preguntó Kurt parpadeando coquetamente. Blaine asintió torpemente. Kurt sonrió y bajo su cara hasta el cuello del moreno donde empezó a besar y mordisquear sensualmente. Blaine boqueó y alzó sus caderas involuntariamente. Kurt empezó a morder detrás de su oreja y a pasar su lengua sobre la piel lastimada.
-Ohhh.-gimió Blaine cerrando los ojos y dejándose llevar.
-¿Quién llamó?-preguntó Kurt aun besándole el cuello. Blaine gimió fuerte y atrajo a Kurt hacia su cuerpo.
-Ahh…era tu doctor…te verá mañana a las seis…oh dios…-gruñó Blaine excitado. Kurt se estremeció y se detuvo. Blaine giró su cabeza y lo miró preocupado.-¿Estas bien?-preguntó Blaine.
-Uh…sí…-divagó Kurt poniéndose de pie y acomodándose la camisa.-Creo. Creo…que deberíamos irnos ya.-dijo el castaño evitando la mirada del moreno y recogiendo su celular del otro sillón.
Blaine asintió de acuerdo. Respiró varias veces intentando bajar la casa de campaña en sus pantalones. Kurt lo miró con una ceja alzada y Blaine rodó los ojos cuando se puso de pie.
Caminó hasta la puerta y la abrió para Kurt. El castaño sonrió agradecido y salió con el moreno siguiéndolo.
Esta vez Kurt tomó con fuerza la mano de Blaine cuando llegaron al Kiosco. Cenaron tranquilamente mientras charlaban de todo y de nada a la vez. Al terminarse la comida, se sentaron en la orilla del kiosco y observaron las estrellas como la última vez.
-¿Recuerdas la primera vez que vinimos aquí?-preguntó Blaine bebiendo de su copa de jugo de naranja. Kurt asintió.
-Fue muy lindo…creí que serías un patán o algo así pero resultaste ser una buena persona…-confesó Kurt sonriendo detrás de su copa.
Blaine lo observó fijamente. A la luz de la luna Kurt se veía hermoso. No. Perfecto. Kurt era perfecto. Sus ojos azules brillaban con intensidad y su sonrisa cautivaba el corazón de Blaine. No lo resistió. Se inclinó hacia delante y capturó los labios de Kurt en un beso profundo.
Sus labios se movían juntos como si se conocieran de toda la vida y no solo de un par de semanas atrás. Inconscientemente las manos de Kurt subieron hasta enredarse en el cabello de Blaine mientras que los brazos del moreno se acomodaban en su cintura.
La gente pasaba frente a ellos mirando con diversión como la pareja joven se besaba con ternura pero a ninguno de los dos les importaba. Estaban tan sumergidos en ese beso como nunca antes lo habían estado con ninguno. Podría ser un beso más, excepto que no lo era. Era un beso especial, lleno de sentimientos poderosos que aún no se atrevían a demostrar, lleno de ilusiones contenidas, de sueños puestos en el otro. Era amor en forma de beso.


JUEVES 7:47 AM.

-Lindura…¿Cómo te fue anoche?-preguntó Rachel sentada en la mesa masticando una tostada con mermelada. Kurt sonrió emocionado y se sentó en la mesa frente a su amiga.
-Muy bien…en serio fue…muy bien…-confesó Kurt mirando a su amiga con honestidad. Rachel sonrió feliz por su amigo. No podía negar que sentía su corazón hundirse ligeramente cuando Kurt hablaba de lo mucho que le gustaba Blaine, ella aun quería mucho Kurt y aún estaba enamorada de él, aunque verlo tan feliz, tan completo, tan enamorado…eso hacía a Rachel sentirse bien, ella quería lo mejor para su amigo y si Blaine era lo mejor para él, entonces haría lo posible para que su Kurt fuera feliz con Blaine. Ya era hora de que Rachel buscara a su amor.
-Me alegro por ti Kurtie-confesó Rachel sonriendo y lo decía en serio.
-Gracias…y bueno… ¿Cómo te fue a ti con Finn ayer?-preguntó Kurt alzando las cejas sorprendido cuando Rachel se volvió roja completamente.
-Yo..uhm…sí…él es un buen chico…un tanto lento pero es gracioso y divertido…y sí…fue bien..-confesó Rachel peinándose el cabello nerviosamente. Kurt boqueó alegre y aplaudió feliz.
-Oh eso es fabuloso…¿Tendrán otra cita pronto?-preguntó Kurt emocionado.
-¡¿QUÉ?! No, no, no, y además no fue una cita lo de ayer solo fue…dos personas casi desconocidas tomando café y hablando de cosas sin sentido.-confesó Rachel mirando nerviosa a Kurt.
-Bueno, eso suena como una cita para mí…-dijo Kurt divertido poniéndose de pie y tomando una manzana de la mesa.-Me tengo que ir, tengo que hablar con la Sra. Blirsk sobre mi último examen de composición, aparentemente mi canción “Putos hijos de mierda” no le pareció apropiada para el disco infantil que estamos haciendo..-
Rachel asintió levemente y miro a Kurt salir de la cocina dejando la puerta balanceándose tras su partida. Miró fijamente la puerta preguntándose si Finn sería su persona.


JUEVES 10:51 AM.

-Tortolo, ¿Todo bien con Kurt ayer?-preguntó Finn sentándose junto a Blaine en el pasto del patio de la escuela. Blaine suspiró exageradamente y se tiró en el piso observando feliz el sol. Finn rió emocionado y se acostó al lado de su amigo.
-Fue maravilloso Finn, no tienes idea, él es fantástico, la mejor persona con la que he salido, ahhh….podría escribir tres obras musicales justo ahora…-confesó Blaine feliz.
-Bueno amigo, escríbelas, el señor Norton dijo que es probable que en tercer año te pidan entregar un guión como examen final, no te vendría mal tener algo adelantado.-dijo Finn sentándose y sacando de su mochila una libreta y muchos bolígrafos de colores lanzándoles en la cara a un imperturbable Blaine.
-¿Sabes? Probablemente me habría molestado mucho por esto.-dijo Blaine quitándose las cosas de la cara y sentándose con el cuaderno apoyado en sus piernas.-Pero, creo que nada podría molestarme ahora..-finalizó el moreno dibujando un corazón rojo en la hoja del cuaderno.
-¿Tu primera obra se llamara corazón?-preguntó Finn divertido al ver a Blaine dibujar más corazones de colores alrededor del primer corazón rojo que había dibujado.
-Esa no es una mala idea-dijo Blaine mirando a Finn como si brillara.-Oye…ayer te quedaste con la chica loca en la cafetería…-
-Uh..sí…-murmuró Finn sonrojado y bajando la mirada como si de pronto tuviera cinco años de nuevo y acabara de ser descubierto en una travesura.
-Bueno…¿Qué tal?-preguntó Blaine empezando a escribir alegre en la segunda hoja.
-Pues…fue bien..sí-dijo Finn arrancando el pasto nervioso.
-¿Solo bien?-preguntó Blaine alzando la vista y mirando con una ceja alzada a su amigo.
-Súper bien, amigo ella es genial, es graciosa y dura pero al mismo tiempo dulce y amable, es mi princesa, creo que me quiero casar…-confesó Finn sonriendo hacia el frente. Blaine lo miró divertido y le extendió una hoja limpia junto con un bolígrafo negro.
-Escribe conmigo hermano.-dijo Blaine sonriendo. Finn asintió y tomo la hoja empezando a anotar sus pensamientos en ella.


JUEVES 5:41 PM.

-¿Bueno?-contestó Kurt pegando su celular a su oreja mientras cruzaba apresurado una calle.
-Hola Kurt.-dijo Blaine del otro lado de la línea.
-Oh, hola Blaine, ¿Cómo estás?-preguntó Kurt sonriendo sintiendo su día iluminarse de repente.
-Muy bien, me encanta escuchar tu voz-dijo el morneo sonriendo.-¿Cómo estás tú? ¿Vas al hospital?-
-Uhg sí…yo…voy entrando..-dijo Kurt cambiando el celular de oreja al entrar al hospital.
-Ok, suerte, que no sea nada grave.-bromeó Blaine sonriendo alegre.
-Sí…sí..-rió falsamente Kurt sintiendo su corazón hundirse.
-Ok, ¿Te llamo al rato? O si quieres podrías llamarme, no importa llámame.-dijo Blaine sonriendo antes de colgar.
Kurt guardó su celular sintiendo que algo pesaba en su pecho de repente. Se puso de pie frente al recepcionista quien se puso pálido al verlo de nuevo. Kurt rodó los ojos.
-Tengo cita con…-empezó Kurt pero la recepcionista la interrumpió.
-Sí, el doctor Martin lo está esperando, pase por favor, adelante.-habló rápidamente el chico señalando el pasillo desesperado.
Kurt asintió confundido por el miedo que le tenía el recepcionista. Caminó por el pasillo hasta entrar al consultorio de su doctor. El Dr. Martin lo observaba consternado sosteniendo unos papeles en su mano. Kurt suspiró resignado. Sabía que eran malas noticias.
-Ok…suéltelo.-dijo Kurt sentándose frente al doctor y cruzando los brazos sobre su pecho de manera protectora.
-Kurt…estos son los resultados de tu último examen…y la verdad no son nada lindos, debes tomar el tratamiento ahora-dijo el doctor mirando desesperado a Kurt.
-¿Y si no quiero? ¿Cuánto tiempo me quedaría?-preguntó Kurt con la garganta cerrada.
-Cuatro, cinco meses máximo…-confesó el Dr. Martin con la mirada llena de lágrimas. Kurt bajó la mirada a su regazo y contuvo un sollozo. Su corazón empezó a latir fuertemente y todo sonido a su alrededor se bloqueó. No podía ser posible. Esto no era justo. No. Él empezaba a desear un futuro con Blaine y ahora esto pasaba, su vida era un continuo recordatorio de que nunca sería feliz. Nunca sería feliz con Blaine.
-Señor, ¿Señor?.-preguntó el recepcionista mirando atemorizado a Kurt. El castaño abrió los ojos y la miró confundido. ¿Qué mierda? ¿No ya había pasado por esto? ¿Todo fue su imaginación? Que pendejada. Su mente y Dios estaban unidos para hacerlo sentir miserable.
Suspiró aliviado e ignoró al recepcionista caminando hasta el consultorio del doctor. El Dr. Martin lo esperaba sentado en su escritorio observando unos papeles que tenía en su mano.
-¿Me quedan cuatro meses de vida?-preguntó Kurt sentándose frente al doctor y observándolo fijamente. El Dr. Martin lo miró confundido y negó con la cabeza.
-No, no, sin embargo..-habló el Doctor haciendo que Kurt contuviera el aliento.-Los resultados de tus exámenes me llegaron, ya sabemos exactamente qué tan desarrollado está..-
-Y…..-dijo Kurt aun sin atreverse a respirar.
-Está desarrollándose lentamente lo cual es bueno, quiere decir que podemos detenerlo sin mucha dificultad, ¿lo ves? Debes tomar el tratamiento ahora.-dijo el Dr. Martin observando a Kurt seriamente.
-Whoah…creí que iba a morir pronto o algo así, ¿Cuánto tiempo tengo si no tomo el tratamiento?-preguntó Kurt con los ojos entrecerrados. El Dr. Martin bufó molesto y habló de mala gana.
-No lo sabemos…meses, años tal vez…-
-Asombroso.-dijo Kurt sonriendo emocionado. El Dr. Martin negó con la cabeza.
-Kurt, debes tomar el tratamiento, ¿crees que esos años serán lindos? Te irás desgastando lentamente y para cuando estés cerca del final el dolor será tan insoportable que desearas morir.-dijo el Dr. Martin seriamente.
-Sin embargo moriré de cualquier forma ¿No?-habló Kurt mirando fijamente al Doctor.-He leído acerca de eso ¿Sabe? Acerca del tratamiento…sé que es tan malo que la gente lo deja…no vale la pena-
-Sin embargo sí lo hace, salvará tu vida Kurt…Tu vida vale la pena…-dijo el Dr. Martin desesperado porque Kurt entendiera eso.
-¿Puedo pensarlo?-preguntó Kurt tímidamente. El Dr. Martin escondió su rostro entre sus manos gimiendo frustrado. Kurt miró hacia otro lado nervioso y tamborileó los dedos sobre el escritorio. Su mirada se dirigió de repente hacia un portarretrato junto a un montón de papeles. En la foto estaba el Dr. Martin unos años más joven abrazando a una linda señora quien sonreía feliz. Frente a ellos estaban dos niños de unos 10 años, uno era moreno y el otro castaño. Ambos sonreían a la cámara él más alto abrazando por el hombro al más bajo. Kurt frunció el ceño reconocía ligeramente a los niños en la foto.
El Dr. Martin miro hacia donde iba la mirada de Kurt. Nervioso de repente acomodó una pila de papeles para que Kurt no viera la foto y se puso de pie caminando hacia la puerta. La abrió y carraspeó hacia el chico.
Kurt se puso de pie y caminó confundido a la puerta. Estaba a punto de salir cuando el Doctor lo tomó del brazo.
-Piénsalo Kurt…ven a verme el sábado.-Kurt asintió y se dirigió a su casa.


JUEVES 11:24 PM.

11:24 PM
-¿En serio? Eso es genial. K.H
11:25 PM
-Lo sé, ¿Puedes creerlo? Si ellos empiezan a salir podríamos tener citas dobles. B.A
11:27
-Ugh. Eso no sería bueno :/ K.H
11:27 PM
-¿Por qué? D: B.A
11:29 PM
-Olvídalo, me tengo que ir a dormir, tengo escuela temprano ): K.H
11:30 PM
-Ha, yo también )´: (asesinemos a los profesores *w*) B.A
11:30 PM
-XD eso no sería una buena idea K.H
11:31PM
-Shhh…sí lo es ;) B.A
11:31 PM
-Ok. :D hasta mañana :* K.H
11:32 PM
-Hasta mañana :* B.A
11:36 PM
-Te quiero. K.H
11:41 PM.
-Yo también te quiero. B.A


*****************************************************************
N/A: ¿Tendremos finchel? Huh, no lo sé, no lo sé. Ha, nos vemos el siguiente capítulo klainers.


Adelanto:

-¿Quien es ella?-preguntó Blaine observando curiosamente el fotografía de la chica en la encimera de Kurt. El castaño se tensó al ver de lo que hablaba su novio.

-Ella es Juliette...-


Hasta lueguito   
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Gabriela Cruz el Lun Jun 23, 2014 4:43 pm

Esta genial, no tardes con más capítulos, y suerte en tus exámenes.
avatar
Gabriela Cruz
-*-*
-*-*

Mensajes : 3115
Fecha de inscripción : 07/04/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Darrinia el Lun Jun 23, 2014 9:09 pm

Primero! Suerte con tus exámenes!!!

Segundo! Ya estoy genial ;) Solo era algo momentáneo...

Tercero!!! Son novios!!!! Me encantó el capítulo...

Actualiza pronto...

Besos
avatar
Darrinia
-*-
-*-

Femenino Mensajes : 2612
Fecha de inscripción : 24/10/2013
Club Darren/Blaine


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por knuth archambault el Jue Jul 03, 2014 12:23 pm

Gabriela Cruz escribió:Esta genial, no tardes con más capítulos, y suerte en tus exámenes.

Gracias por leer, y gracias por desearme suerte, los exámenes son una locura. Besos.


Darrinia escribió:Primero! Suerte con tus exámenes!!!

Segundo! Ya estoy genial ;) Solo era algo momentáneo...

Tercero!!! Son novios!!!! Me encantó el capítulo...

Actualiza pronto...

Besos

Gracias, gracias. Espero que ese momento momentáneo no se repita, no es bueno estar triste. Síííí son novios!! Gracias por leer. Besos.



Acá está el capítulo, en unos minutos subo   
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Un Millón De Estrrellas en el Cielo. Capítulo 16. Actualize!!

Mensaje por knuth archambault el Jue Jul 03, 2014 12:41 pm

N/A: HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA   Estoy muy feliz de actualizar porque crei que no iba a poder hacerlo en un buen rato pero logre escaparme un momento de las garras de mi madre y correr a un cibercafé. Gracias por seguir conmigo, ustedes son maravillosos.

Capítulo 16.-Rostros del pasado.

*******************************************************************

VIERNES 12:55 PM.

Mierda, ¿Por qué vine?-se preguntó a sí mismo Kurt al abrir la puerta de la cafetería. Miró a su alrededor y suspiró resignado, algún día tendría un trabajo de verdad, uno en el que le pagaran mejor y en el cual no le dijeran “loco” por agredir a los clientes cuando se estresara.

Nunca había hablado de esto en realidad, nunca estuvo entre sus planes terminar siendo mesero en una cafetería en New York, mierda, ni siquiera New York estaba entre sus planes, él nunca planeó nada porque nunca pensó que sería nada, debe admitir que creció resignándose a tener el mismo futuro que su madre y esa idea jamás cambio, excepto tal vez cuando conoció a Juliette, con ella todo era diferente, con ella era como si él tuviera permitido soñar o al menos desear algo, pero cuando Juliette se fue, todo brillo en la vida de Kurt se apagó.

Pero ahora, ahora tenía a Blaine y todo parecía ir muy bien. Kurt no era de los chicos que expresaban sus sentimientos tan fácilmente y eso era porque temía quedar expuesto, temía ser rechazado. Ese siempre fue su más grande temor. Ese y no ser amado. Porque sí, aunque siempre negaba tener sentimientos y parloteaba acerca de cuanto apestaban todas las parejas estúpidas de televisión, él añoraba fervientemente tener a alguien a su lado, alguien que lo abrazara fuertemente cuando tuviera frío, que lo besara con ternura cuando fuera correcto, que lo amara con necesidad para toda la vida.

Kurt sonrió divertido. Blaine era lo que Kurt necesitaba. Lo que él quería. Lo que nunca se permitió soñar.

Caminó entre las mesas dirigiéndose a la parte trasera del local sintiéndose con ganas por primera vez en muchos años. Saludó a la mayoría de sus compañeros quienes lo observaban como si fuera un caballo brillante vampiro extraterrestre.

Se puso su tonto delantal verde que por primera vez no se sentía tan asqueroso como la mayoría de los días. Aun sonriendo caminó de regreso a la barra donde se preparaban cafés. Se despidió de buena gana de su compañero al que tenía que relevar y aun sin quitar la gran sonrisa de su cara tomó la libreta y caminó a la primera mesa del local.
Kurt lo sabía.

Este sería un buen día.


JUEVES 3:21 PM.

-¡Hey! Blaine, ¡BLAINE!-gritó Finn mientras corría desesperado detrás de un apresurado Blaine.-Hey, ¿A dónde vas?-

-Uhm, perdón.-dijo Blaine finalmente deteniéndose en medio del abarrotado pasillo de la NYU.-tengo un descanso de 20 minutos antes de mi examen y en serio quiero ir a la cafetería para saludar rápido a Kurt.-

Finn sonrió y aulló emocionado en voz alta. Tal vez demasiado alta porque la mayoría de los estudiantes se detuvieron y lo miraron confundidos.

-Silencio Finn, tengo que irme rápido, son como diez minutos de ida y otros diez de regreso no sé cómo rayos lo lograré pero ya me tengo que ir, adiós, te veo en la cena, ¡ay no!, en la cena no te veré, iré a cenar con Kurt, te veo…lueguito, ¡¡Adiós!!.-gritó Blaine mientras se alejaba corriendo de espaldas a la salida. Finn suspiró contento y se dio media vuelta para regresar a clase.

JUEVES 3:29 PM.

-…Y también tenemos un maravilloso capuccino con canela aunque está prohibida la venta para personas con gastritis, ulceras o adolescentes hispters….-dijo Kurt a la pareja de ancianos que asentían en compresión en la mesa siete.

De improvisto la puerta del local se abrió dejando entrar a un agitado Blaine, tenía los rizos despeinados hacia todas direcciones, su camisa estaba medio chueca y su mochila estaba enredada en su brazo izquierdo. Miró a Kurt y corrió hacia él sonriendo, lo tomó de la cintura y lo besó profundamente en los labios.

-Te ves muy lindo hoy, me encanta tu cabello, te veo al rato, tengo examen deséame suerte, te quiero.-medio gritó el moreno mientras caminaba de espaldas de regreso a la puerta del local saliendo corriendo cinco segundos después de su llegada dejando a Kurt aturdido en medio de la cafetería.

-Wow, Kurt ¿Es novio?-preguntó Brittany, una de las otras meseras del lugar. Kurt miró hacia la puerta y suspiró poniendo una gran sonrisa en su cara.

-Sí, lo es-


JUEVES 7:01 PM.

-Y entonces vomitó sobre la pista y tuvimos que sacarlo fuera del bar.-dijo Rachel riendo junto con Kurt. Quinn rodó los ojos y soltó un par de carcajadas adorables.

Blaine sonrió con el resto de los presentes y su mirada se mantuvo un segundo más del necesario en la forma en que Kurt sonreía feliz. De repente una pregunta llegó a su mente, una pregunta demasiada obvia pero que por primera vez tenía ganas de preguntar.

-¿Cómo se conocieron ustedes?-preguntó Blaine sonriendo levemente ante su curiosidad.
Kurt y las chicas dejaron de reír y se observaron serios por un momento. La felicidad se esfumó de los ojos del castaño. Quinn y Rachel observaron apenadas a Kurt. Blaine se empezó a sentir incómodo.

-Uhm…es una larga historia no hay tiempo para contarla ahora-dijo Quinn con una sonrisa forzada mirando de reojo a Kurt quien estaba un poco más pálido que al inicio de la velada.

-Sí, lo entiendo, perdón yo…no debí haber preguntado eso, lo siento-murmuró Blaine sonrojado. Kurt alzó la mirada de su plato y miró agradecido a Blaine.

-¿Me acompañas a mi habitación Blaine?-preguntó Kurt mirando al moreno. Blaine asintió y se puso de pie caminando junto con su novio.

Entraron al cuarto de Kurt y cerraron la puerta a sus espaldas. Kurt se sentó en la cama y palmeó el espacio que estaba a su lado indicándole al moreno que se acomodara a su lado. Blaine se sentó en donde Kurt le había dicho.

-A Quinn la conocí a los 11 años, yo…vivía en la calle y Quinn y unos amigos me encontraron, me llevaron a su casa y prácticamente me educaron. A Rachel la conocí en la preparatoria, hemos sido mejores amigos desde entonces.-dijo Kurt mirando hacia el piso. Blaine se sintió profundamente agradecido ante la poca información que le había revelado Kurt. Él sabía que el castaño no hablaba mucho acerca de su pasado pero ahora él solo le había contado algo, Blaine se sentía muy especial. Sabía que Kurt no le estaba diciendo todo y en realidad quería saber que era lo que ocultaba, pero no se atrevía a preguntar. No quería presionar a Kurt ahora que se estaba abriendo por primera vez.

-Gracias por contarme eso Kurt.-dijo Blaine y lo decía en serio. Estaba realmente agradecido. Kurt asintió restándole importancia y se puso de pie excusándose para ir a la cocina un momento prometiendo regresar pronto.

Blaine se quedó sentado en la cama balanceando sus pies muy contento. Miró a su alrededor y se dio cuenta de que por primera vez tenía la oportunidad de observar el cuarto de Kurt. Claro que ya había estado aquí antes, una vez en realidad, pero sinceramente entre todo el besuqueo y el roce de zonas íntimas, Blaine no se había tomado el tiempo para observar el cuarto.

Miró a su alrededor y escudriñó cada pedazo que pudo observar. La habitación no era muy grande, bueno, al menos comparada con su habitación no lo era. Las paredes estaban pintadas de un muy bonito color crema y aunque la pintura se veía desgastada el cuarto tenía una carga de elegancia muy poderosa. Había cuadros de pinturas extravagantes colgadas por todas las paredes y justo al lado de un espejo grande y con algunas grietas, había un ropero de madera, alto y con puertas dobles. En una de las puertas había cientos de fotos unidas a la madera con oxidados clavos mal puestos. Blaine se puso de pie y miró con curiosidad todas las fotos. En su mayoría eran fotos de Kurt con Rachel, en algunas otras aparecían un grupo de chicos con ropas desgastadas sonriendo a la cámara. Había varias fotografías de un Kurt más joven con una Quinn menos embarazada y otras de Kurt con un chico de mohicano que no sonreía mucho. Una foto en particular llamó la atención de Blaine. En esta aparecía Kurt de unos quince o dieciséis años sentado en un banco en un parque, sonreía plenamente y esta vez su sonrisa llegaba a sus ojos, tenía las mejillas un poco más regordetas y estaba sonrojado, sus ojos estaban entrecerrados a causa de su risa pero aun así se apreciaba el maravilloso azul característico de ellos. Se veía hermoso, feliz y completo. Esto hizo que el corazón de Blaine se tambaleara, él nunca lo había visto así de feliz. Sentado junto a Kurt en la misma foto, estaba una chica castaña, de unos 14 años, sonreía igual o incluso más feliz que Kurt. Él la abrazaba con un brazo y con el otro le tomaba la mano. La chica lo miraba fijamente con los ojos llenos de amor. Ella también se veía completa.

¿Quién era ella? ¿Alguna novia de Kurt? ¿Por qué no seguían juntos? Se veían tan felices en esa foto ¿Qué había ocurrido?

-¿Blaine que haces?-preguntó Kurt alarmado entrando a la habitación y mirando al moreno quien miraba fijamente la foto. Blaine se giró con la mirada llena de confusión.

-¿Quién es ella?- preguntó Blaine señalando la foto.

-Ella, ella es Juliette-dijo Kurt parpadeando varias veces, caminó hasta donde estaba Blaine y se paró a su lado.

-¿Ella era tu novia?-preguntó Blaine con curiosidad. Kurt asintió levemente y miró a la fotografía con nostalgia. Movió la cabeza como queriéndose deshacer de un pensamiento y miró a otro lado.

-Demasiada charla del pasado por hoy Blaine, ¿Por qué no vamos por un helado?-preguntó el castaño sonriendo forzadamente y abriendo la puerta del ropero para sacar un abrigo aunque Blaine sospechaba que lo había hecho solo para alejar la foto de su vista.

-Sí, claro, vamos-dijo Blaine aceptando que Kurt había tenido suficiente por hoy.

*****************************************************************
N/A:¿Y? ¿Qué les pareció? Espero que les haya gustadó. La actualización viene para la otra semana, cuidense. Los quiero   .

Adelanto:


-¿Y tu madre?-preguntó Blaine un tanto interesado.
-Ella está muerta.-contestó Kurt sin inmutarse.
-Y...¿Tú padre?-
-Muerto tambien...-
-Woo...yo lo siento... yo...¿Tienes algún familiar entonces?-preguntó Blaine realmente apenado.
-No...solo soy yo...-



avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Gabriela Cruz el Jue Jul 03, 2014 1:45 pm

Espero con ganas el momento en que Kurt le dija toda su vida a Blaine, te mando un saludo y feliz fin de semana.
avatar
Gabriela Cruz
-*-*
-*-*

Mensajes : 3115
Fecha de inscripción : 07/04/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por gleeclast el Vie Jul 04, 2014 12:33 am

Ola me encantaron mucho los dos capítulos perdón por no comentar el anterior que bueno que rachel golpeo a romie ojalá pronto kurt le cuente a blaine su pasado espero actualices pronto ya quiero ver que pasa en el siguiente capitulo lo esperare muyyyy ansioso me encanta esta grandiosa historia
avatar
gleeclast
-*
-*

Masculino Mensajes : 1799
Fecha de inscripción : 26/03/2013
Edad : 20
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Darrinia el Vie Jul 04, 2014 8:45 am

Hola!

Me encanta Blaine corriendo a ver a Kurt aunque sólo sea un segundo.

Me alegra que Kurt confíe en Blaine y que se deje amar por él.

Actualiza pronto.

Besos
avatar
Darrinia
-*-
-*-

Femenino Mensajes : 2612
Fecha de inscripción : 24/10/2013
Club Darren/Blaine


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por knuth archambault el Dom Jul 13, 2014 8:24 pm

Gabriela Cruz escribió:Espero con ganas el momento en que Kurt le dija toda su vida a Blaine, te mando un saludo y feliz fin de semana.

Hola, gracias por leer. Ese momento aun falta un poco para que llegue :/ pero te prometo emoción y demasiadas lágrimas hasta entonces. Besos   

gleeclast escribió:Ola me encantaron mucho los dos capítulos perdón por no comentar el anterior que bueno que rachel golpeo a romie ojalá pronto kurt le cuente a blaine su pasado espero actualices pronto ya quiero ver que pasa en el siguiente capitulo lo esperare muyyyy ansioso me encanta esta grandiosa historia

Hola, gracias por leer. No te preocupes yo tampoco he tenido tiempo para comentar una fanfic en demasiaaado tiempo :/. Síííí Rachel golpeando a Romie es uno de mis momentos favoritos XD. Ya Kurt le contará sus cosas a Blaine pero todo a su debido tiempo :). Besos   

Darrinia escribió:Hola!

Me encanta Blaine corriendo a ver a Kurt aunque sólo sea un segundo.

Me alegra que Kurt confíe en Blaine y que se deje amar por él.

Actualiza pronto.

Besos

Hola, gracias por leer. Sííííí me encanta eso, una vez un amigo lo hizo por mi y jure ponerlo algun día en una fanfic, es súper romántico. Kurt confía plenamente en Blaine, verás que aunque Kurt aparente ser fuerte es más emocional que nada. Actualizaré más seguido. Besos y cuidate mucho  



Actualizo ya ;)
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Fanfic Klaine. Un Millón De Estrellas En El Cielo. Capítulo 17.

Mensaje por knuth archambault el Dom Jul 13, 2014 8:36 pm

N/A: HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA   . Aquí estoy de vuelta, y nuevamente actualizo desde un ciber café, francamente empiezo a ver este lugar más como mi casa... excepto que ellos me cobran por estar aquí :/. Como sea, ¡¡Salí de vacaciones!! lo que significa que actualizaré más seguido, lo prometo. Ah y antes de que lo olvide, la semana pasada deje un adelanto al final del capítulo, pero decidí poner esa parte mejor en el capítulo siguiente, ya verán lo que escribí para ustedes hoy.

Disfruten la lectura.

Capítulo 17.-Sentimientos.

************************************************************

LUNES 8:21 AM.


-Y es por eso señores, que considero que The Beatles son la mejor banda de todos los tiempos.-finalizó el profesor Robinson mirando fijamente a cada alumno en el aula de clases.

Blaine rodó los ojos aburrido, se suponía que esta clase era de conjuntos musicales, no de cuartetos ingleses. Como sea, tal vez su ánimo no era el mejor porque no había desayunado esta mañana, seguramente era eso, eso o el hecho de no haber visto a Kurt desde el jueves en la noche. El viernes no habían podido juntarse, ya que era el cumpleaños de Elaine y habían ido a un restaurante elegante en The fifth avenue y aunque Blaine había intentado incluir a Kurt, su padre había dicho que era demasiado pronto para conocerlo. Raro.

El sábado Blaine había llamado a Kurt para invitarlo a salir pero el chico se había disculpado diciéndole que tenía un asunto muy importante que no podía postergar. Blaine había aceptado de mala gana.
El domingo ambos tenían planes para juntarse en el parque y tener uno de esos estúpidos picnics bajo un árbol como en las películas, pero entonces Finn se había resbalado en la ducha y se había roto la cabeza cambiando todos los planes de Blaine ya que lo tuvieron que llevar al hospital donde pasaron todo el día convenciendo a Finn de que no le harían un cambio de cerebro y lo transformarían en un robot para que trabajara con el elenco de Human.

Y esto los llevaba al lunes, Blaine llevaba exactamente 83 horas 22 minutos y demasiados segundos sin ver a su chico. Simplemente era insoportable. No sabía cómo había llegado a esto pero no le gustaba el tiempo sin Kurt. Con sus anteriores parejas el problema siempre había sido el mismo, todas eran muy empalagosas. Se la pasaban pegadas a él, haciendo chistes de todo, hablando todo el tiempo y llamándole cada dos minutos para decirle boberías de cuanto lo extrañaban.
Blaine odiaba ser perseguido y sin embargo ahora desearía que Kurt estuviera siempre con él. Deseaba tenerlo a su lado cada segundo del día para poder cuidarlo y abrazarlo, besarlo y hacerlo reír, poder platicar de todo y de nada a la vez, tomarlo de la mano y susurrarle cosas lindas al oído, tocarle todas las canciones de amor escritas por el hombre y ser suyo para siempre.

Lo más raro de todo esto, es que Blaine sabía que aun si tuviera todo lo que deseaba, todo el tiempo del mundo con Kurt, no sería suficiente.

LUNES 9:15 AM.


Sus dedos se movían con experiencia sobre las teclas, cada nota era un sentimiento revelado, la música era la única forma que tenía para expresarse porque para Kurt, una nota era más valiosa que una palabra, más importante, más sincera. La música llenaba el lugar y las manos del castaño se movían sin equivocaciones por el piano. Llegó al final de la canción, su parte favorita, donde la rapidez se perdía y los tonos bajos combinados en perfecta sintonía con los altos se asemejaban más que nunca a lo que sentía en lo más profundo de su corazón.
Las últimas notas del piano quedaron flotando en el aire cual brisa nocturna dejando una lágrima traicionera correr cuesta bajo su mejilla. Poco a poco Kurt abrió los ojos ante los aplausos entusiasmados de la Profesora Rosique.

-¡Bravo! ¡Maravilloso!.-gritó desde el fondo del auditorio caminando apresurada con sus cortas piernas hasta llegar al escenario y subir los escalones para estar cerca de Kurt.

-Yo… no sabía que había alguien aquí.-murmuró Kurt apenado rehuyendo la mirada y recogiendo sus partituras a toda prisa.

-¡Oh! Es una desgracia que no toque en público, usted señorito Hummel es una maravilla ¡Una maravilla! Cuanta simpleza y pasión ha logrado usted impregnar en la melodía, fue conmovedor.-exclamó la profesora moviendo las manos de un lado a otro y sonriendo como si su cara fuera a estallar de felicidad.

-Yo… uhm… gracias.-balbuceó Kurt rojo hasta las orejas. Guardó sus partituras en su mochila y se la colgó al hombro antes de ponerse de pie y proponerse huir de esa incómoda situación.

-Fantansia Impromptu de Chopin… nunca ninguno de mis alumnos había logrado presentarla con tanto sentimiento… nunca…-susurró la profesora mirando anonadada las teclas del piano. Kurt se detuvo en donde estaba en las escaleras del auditorio y se giró lentamente para ver a la mujer.

-Esa fue la primera canción que aprendí a tocar…-confesó el castaño mirando a la profesora con sinceridad. La mujer lo miró fijamente esperando escuchar más.- Si le sirve de algo… para sus alumnos claro… lo importante no es la técnica, obviamente es importante digo, sin la técnica no hay música, pero, lo más importante no es eso…-

-¿Y qué es?-preguntó la profesora abriendo los ojos y juntando las manos emocionada.

Kurt vomitó internamente, odiaba lo que estaba a punto de decir pero, mierda, era lo que sentía. Ahora entendía a las estúpidas protagonistas de las películas. Ahora sabía porque suspiraban siempre que veían a su chico venir, porque sonreían idiotizadas cuando estaban con su otra mitad, porque lloraban cual magdalenas cuando el protagonista las dejaba. Había pasado años –por no decir que toda la vida- criticando sin parar a esas chicas. Pero ahora lo entendía porque tenía a Blaine. Lo entendía porque finalmente lo sentía también.

-El amor Sra. Rosique… el amor lo es todo.-


LUNES 5:28 PM.


-Kurt, hay un chico allá afuera, dice que es tu novio, te está esperando.-murmuró sonriendo pícaramente Mercedes, otra de las meseras mientras miraba divertida como Kurt intentaba quitarse el delantal verde al mismo tiempo que marcaba su turno como terminado.
Kurt salió a la parte delantera del local y su cara estalló en una sonrisa estúpida al ver a Blaine parado frente al mostrador mirándolo sonriendo también. Correr no era lo suficientemente rápido para Kurt.

-¡Blaine!-exclamó el castaño lanzándose a los brazos abiertos de su novio. Blaine soltó una carcajada y lo abrazó con fuerza alzándolo un poco del piso y dándole unas cuantas vueltas en el aire.

-¡Dios! Te extrañe tanto.-murmuró el moreno con la voz amortiguada por el hombro del otro. Kurt bajó al piso y subió sus brazos enredándolos en el cuello de Blaine.

-Yo también.-susurró con una gran sonrisa en su cara. Blaine lo besó en los labios y lo tomó de la cintura queriendo fundirse con el cuerpo de Kurt y así ser uno solo por el resto de sus vidas.

-¡Hey! Consíganse una habitación.-gritó divertida Tina una de las meseras del local. Blaine y Kurt se separaron avergonzados.

-Están haciendo bebés-suspiró contenta Brittany mientras limpiaba una de las mesas cercanas a la barra.

Kurt rodó los ojos pero para su sorpresa aun no podía borrar la sonrisa estúpida de su cara. Blaine lo tomó de la mano y se despidió un tanto apenado de las dos meseras que los observaban sonriendo.


LUNES 9:30 PM.


Blaine se encontraba acostado en la cama de Kurt más feliz que nunca. Había ido a la casa del castaño donde se habían besuqueado un poco en el sofá antes de que Quinn y Santana entraran rodando los ojos ante sus demostraciones públicas de afecto. Habían preparado la cena juntos después y había sido algo tan doméstico y cotidiano que Blaine casi se había largado a llorar sobre los tomates picados. Se habían sentado a ver una película con las chicas y Kurt se había acomodado sobre su hombro, tomando su mano como si fuera algo común, aunque ambos supieran que siendo algo tan simple era extraordinario. Luego se habían trasladado a la habitación de Kurt, se habían arrecostado en su cama y se habían abrazado sin siquiera hablar o atreverse a respirar demasiado fuerte. El silencio en el que estaban sumergidos era espectacular, sentían que hacer algún ruido sería un pecado ya que estar juntos, así, sin necesidad de hablar o tener que hacer algo para no estar incomodos, era algo nuevo. Era indescriptible.

Y ahora aquí estaba Blaine sonriendo como idiota mientras acariciaba con ternura el cabello de Kurt quien estaba arrecostado sobre su pecho dibujando patrones sin sentido sobre su camisa. Sintiendo que esto era lo mejor que le había pasado en la vida. Sabiendo que Kurt era único en un millón. Pensando en que necesitaba a Kurt con él cada día de su vida. Reconociendo que ya no quería a nadie más.
Solo quería a Kurt.


MIERCOLES 6:22 PM.

Kurt cayó al pasto riendo sin aliento. Blaine cayó sobre él y lo atacó con más cosquillas. El castaño se retorcía dándole manotazos al moreno para que se detuviera. Blaine reía ante la risa del ojiazul pero finalmente se apiado de él y se detuvo.

-Y eso te enseñara señor Hummel a no tirarme de los columpios la próxima vez.-murmuró Blaine sonriendo ante la cara sonrojada de Kurt.

-Aprendí mi lección, nunca lo volveré a hacer.-prometió el castaño intentando recuperar el aliento. Blaine lo besó castamente en los labios y se bajó de él acostándose a su lado y abrazándolo para mirar ambos el cielo.

Habían pasado ya 3 meses desde que se habían hecho novios y no había día en el que no se sintieran afortunados por tenerse al otro.

Kurt había cumplido su promesa, no había huido ni una sola vez de Blaine y es que, bueno, ya no tenía intenciones de correr de él. Era maravilloso tener a un chico como Blaine a su lado todos los días. Claro que aún tenía sus momentos de odio y reproche propio en los que se regañaba a si mismo por condenar a Blaine a un duro sufrimiento y es que aún no aceptaba el tratamiento del doctor Martin, aunque ni Kurt mismo sabia como lo había hecho, pero había logrado negarse a la medicina y había decidido probar con unos productos naturistas que según su consulta en internet, hacían maravillas.

Mentira o no, los síntomas habían disminuido y ya no se sentía tan cansado y deprimido como antes. El doctor Martin lo había regañado e incluso le había dejado de hablar durante dos días, pero no le importaba, ahora tenía a Blaine y eso lo hacía feliz.

Blaine por su parte era un loco enamorado. Despertaba pensando en Kurt y pasaba todo el día pensando en él, cada cosa que hacía la hacía por Kurt, incluso se esforzaba más en clase, sabía que si quería mantener a Kurt tenía que ser un director reconocido, se propuso a ser el mejor de su clase para así hacer sentir orgulloso a su novio. Kurt era su todo, Blaine no imaginaba su vida sin él, nunca podría lograr nada si no estaba con Kurt a su lado pero eso era lo mejor de todo, jamás tendría que preocuparse de eso porque Kurt estaría con él para siempre. Lo sabía, estaban destinados.

-Hay una ardilla allá arriba.-murmuró Kurt de repente sacando a Blaine de sus pensamientos. El moreno frunció el ceño y miró confundido la nube que le señalaba su novio.

.-Eso no parece ardilla.-respondió Blaine sonriendo divertido. Kurt bufó incrédulo.

-Claro que sí, tienes que girar la cabeza un poco, así-indicó el castaño girando su cara y haciendo una mueca graciosa ante la luz del sol que le pegaba directo al rostro. Blaine lo miró con amor durante unos segundos antes de mirar al cielo e imitar el movimiento de Kurt.

-Oh, claro, claro, ahí está-dijo Blaine riendo sarcástico. Kurt le dio un manotazo en el pecho y se giró para quedar de lado con su cabeza acomodada en el hombro del moreno.

-Estas ciego, esa era una ardilla.-murmuró Kurt mirando divertido a su novio. Blaine lo miró fijamente y le tomó la mano para besarla con cariño.

-Claro que lo era, es solo que, ya sabes, tengo un problema con las ardillas, cuando las veo siempre las confundo con nubes deformes.-bromeó el moreno conteniendo la risa. Kurt bufó divertido y sonrió antes de hablar.

-Me gustan las ardillas.-confesó el castaño contento. Blaine rió y lo miró con ternura.
-A mí también, ¿Lo ves? Algo en común, compremos una ardilla como mascota.-sugirió el moreno mirándolo decidido. Kurt negó con la cabeza.

-No, una ardilla es demasiado pequeña, seguramente la perderíamos, mejor algo más grande como un perro, un gato, un lobo tibetano...-

-¿Un rinoceronte albino?-preguntó Blaine divertido. Kurt soltó una carcajada.

-Demasiado grande, algo más pequeño….-murmuró el ojiazul sonriendo.

-Un bebé.-sugirió Blaine mirando a Kurt a los ojos.

-Me temo que esos no los vendes en la tienda de mascotas.-bromeó el castaño sonriendo levemente. Blaine le sonrió de vuelta.

-¿Es un no?-preguntó Blaine divertido.

-Es un no en un tiempo cercano y un tal vez en un tiempo futuro…-contestó Kurt mirándolo enamorado. Blaine sonrió y lo besó en los labios dejando que su lengua se moviera con facilidad con la de Kurt. Se separaron después de unos minutos y volvieron a mirar al cielo.

-Lo llamaremos ardilla.-murmuró Kurt sonriendo después de un rato en silencio. Blaine lo miró con una ceja alzada.

-¿Llamaremos ardilla a un bebé?-preguntó divertido. Kurt asintió mordiéndose el labio para contener la risa.- ¿Si tenemos dos, podemos llamar al otro pavo?-preguntó entrecerrando los ojos.

-No, los pavos son comestibles, piensa en algo de preferencia que no sea del reino animal.-ordenó el castaño soltando una carcajada. Blaine entrecerró los ojos y fingió pensar demasiado. Kurt lo miró sonriendo expectante.

-¿Qué tal semáforo?-preguntó el moreno sonriendo. Kurt soltó una carcajada y lo besó con ternura en los labios antes de contestar.

-Eso es perfecto.-

*************************************************************
N/A: Pues bueno, espero que les haya gustado, estos capítulos que vienen estarán cargados de cursiladas y amor a lo grande... desgraciadamente suelo escribir lo más dulce y empalagoso cuando la tormenta se aproxima así que....
Como sea, hoy se cumple ya un año desde la partida de nuestro grandulón y francamente el dolor aun es fuerte, pero no hay que sentirnos mal gleeks, no debemos tomar este día como el aniversario de la muerte de alguien, celebremos la vida de una maravillosa persona que nos enseñó miles de lecciones a lo largo de los años que tuvimos la suerte de conocerlo. Así que, mostremos nuestro amor por Cory, el fue una persona asombrosa.


avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Gaby Klainer el Lun Jul 14, 2014 1:27 am

Hola...te doy permiso de dispararme por haberme perdido tantos capítulos

Tu fic se pone cada vez mejor, espero y Kurt si acepte ese tratamiento y se cure y Blaine y el se case y tengan a sus hijos, que segun tu fic se llamaran Ardilla y Semáforo ._. ...Esos 2 si que están drogados xD

Odio a la ex de Blaine, tanto que la quiero tirar por un pozo :D

Pobre Kurt, ha sufrido mucho pero Blaine lo va ayudar a que ya no sufra mas


Siendo Gleek honoraria le dedicare a mi Frankenteen un momento de silencio, por que pase todo el dia de hoy(Donde vivo aun es hoy) conmemorarlo...I Miss Cory :'(



Besos
avatar
Gaby Klainer
********-*-
********-*-

Femenino Mensajes : 911
Fecha de inscripción : 01/07/2013
Edad : 17
*Kurt/Chris Fans* Marissa


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Gabriela Cruz el Lun Jul 14, 2014 2:22 am

Me encanto, espero con ganas el próximo capítulo,
avatar
Gabriela Cruz
-*-*
-*-*

Mensajes : 3115
Fecha de inscripción : 07/04/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Darrinia el Lun Jul 14, 2014 7:27 am

Hola!

Me encantó el capítulo. Tan tiernitos adorables. Son todo azúcar.

Ahora bien, no sé por qué pero tengo un nudo en el estómago. Tengo un mal presentimiento y creo que voy a llorar mucho.

Actualiza pronto.

Besos
avatar
Darrinia
-*-
-*-

Femenino Mensajes : 2612
Fecha de inscripción : 24/10/2013
Club Darren/Blaine


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por knuth archambault el Dom Jul 20, 2014 5:01 pm

Gaby Klainer escribió:Hola...te doy permiso de dispararme por haberme perdido tantos capítulos

Tu fic se pone cada vez mejor, espero y Kurt si acepte ese tratamiento y se cure y Blaine y el se case y tengan a sus hijos, que segun tu fic se llamaran Ardilla y Semáforo ._. ...Esos 2 si que están drogados xD

Odio a la ex de Blaine, tanto que la quiero tirar por un pozo :D

Pobre Kurt, ha sufrido mucho pero Blaine lo va ayudar a que ya no sufra mas


Siendo Gleek honoraria le dedicare a mi Frankenteen un momento de silencio, por que pase todo el dia de hoy(Donde vivo aun es hoy) conmemorarlo...I Miss Cory :'(



Besos

Holaa, no te dispararé porperderte los capítulos XD, yo me tardo una aeternidad en actualizar siempre. Gracias por leer, y sí yo tambien quiero que ellos se queden juntos para siempre.... ya veremos que pasa. PD: semáforo y ardilla se sienten honrados.
La ex de Blaine traerá varios problemillas así que si la tiras a un pozo ahora sería excelente- Mi pobresito Kurt lo amo, Blaine lo ayudará mucho. Gracias por leer.



Gabriela Cruz escribió:Me encanto, espero con ganas el próximo capítulo,

Gracias por leer, acá está el nuevo capítulo.


Darrinia escribió:Hola!

Me encantó el capítulo. Tan tiernitos adorables. Son todo azúcar.

Ahora bien, no sé por qué pero tengo un nudo en el estómago. Tengo un mal presentimiento y creo que voy a llorar mucho.

Actualiza pronto.

Besos

Holaaaa. Gracias por leer, son hemosos juntos esos dos sí. Bueno, no sé que decirte acerca de tu presentimiento, estas en lo correcto. Lloraran mucho. Mucho
Demasiado.

Pero no aun.



Acá está el nuevo capítulo. Lo subo en unos minutos
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por knuth archambault el Dom Jul 20, 2014 5:09 pm

N/A: HOLAAAAAAAAAAAAAAAA actualizo rápido desde un ciber ya se me está acabando el tiempo así que no hay espacio para un discurso motivador. Hay una escena subidita de tono, la puse en un spoiler, por favor lean bajo su propio riesgo.

Capítulo 18.-Nuevas experiencias.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

SÁBADO 4:21 PM.

-¿Puedo preguntarte algo?-

Kurt alzó la mirada de su plato y observó serio a Blaine. El moreno lo miraba expectante, esperando su respuesta. Kurt suspiró resignado y se sentó derecho en la silla.

-De acuerdo.-contestó no muy convencido. Blaine se mordió el labio nervioso.

-Ok…-respiró el moreno dándose ánimos a sí mismo para continuar hablando.-Bueno… tú… nunca me has hablado de tus padres… en realidad jamás me has hablado acerca de tu familia… y yo me preguntaba si… yo…bueno, ¿Podré conocerlos algún día?-preguntó Blaine con la voz bajita casi tímida. Kurt miró a la mesa durante varios segundos y respiro lentamente antes de contestar fríamente.

-No-

-¿Por qué no? ¿Te avergüenzas de mí acaso?-intentó bromear el ojimiel sin poder evitar que su voz sonara llena de dolor y temor real. Kurt lo miró fijamente y una sonrisa casi inexistente apareció en su rostro.

-Yo nunca me avergonzaría de ti.-confesó el castaño con la mirada cargada de honestidad. Blaine sintió un peso quitársele de encima y suspiró con alivio internamente. –Sin embargo.-continuó Kurt, sus ojos oscureciéndose un poco.-Nunca te hable de ellos porque ya no están…ellos murieron…-

Blaine jadeó y abrió los ojos como plato, mentalmente se golpeó en la cabeza repetidamente con una sartén -idiota, idiota, idiota- se regañó internamente al ver la cara de conflicto de Kurt-.

-Mierda yo… ¿Todos?-preguntó con la mirada cargada de culpa.

-Todos-contestó el chico ya sin inmutarse. Blaine sintió un nudo en la garganta, no podía ser cierto, tenía que haber al menos alguien.

-¿Tu madre?-continuó buscando por respuestas.

-Muerta-

-¿Tu padre?-

-Muerto-

-¿No tienes a alguien? Quien sea…-Blaine se veía confundido y afligido. No podía ni imaginar una vida sin padres desde quien sabe qué edad, tener que sobrevivir por sí mismo sin nadie a tu lado, era imposible, simplemente era algo que no se podía hacer.

-Nadie, solo soy yo-contestó Kurt encogiéndose de hombros. Blaine boqueó sorprendido.

-¿Desde cuándo?-preguntó el moreno anonadado.

-Desde siempre, tenía seis años cuando mi madre murió, mi padre murió unos días después.-confesó el chico enredando sus dedos en el mantel de forma nerviosa, casi asustada. Blaine sentía lágrimas venir a sus ojos.

-Pero… ¿Cómo? ¿Quién te cuido desde entonces?-Kurt suspiró cansado.

-Blaine, en realidad no quiero hablar de esto ahora-murmuró el ojiazul poniéndose de pie y caminando hasta quedar a horcajadas sobre él. Blaine alzó la mirada y lo observó con dolor, imaginó a Kurt, pequeño e indefenso, andando solo por el mundo sin nadie que lo protegiera, sin nadie que lo amara, Hundido en la soledad.

-Yo…-susurró el moreno mirando aturdido a los ojos de Kurt. El castaño negó con la cabeza e impidió que siguiera hablando juntando sus labios en un beso suave. Blaine besó a Kurt de vuelta con más pasión de la que había puesto jamás. Subió sus manos hasta las caderas del chico acariciando sus piernas en el camino. Kurt enredó sus dedos en los rizos de la nuca de Blaine obligándolo a hacer más profundo el beso. Blaine suspiró dentro del beso. Ahora él estaba aquí, ahora él estaba con Kurt y estaba seguro como el infierno de que no lo iba a dejar. Ahora él estaría ahí para protegerlo.

Kurt apretó los ojos y gimió levemente cuando la lengua de Blaine entró en su boca más profundo que nunca. El castaño empezó a desabotonar la camisa del mayor sin despegar sus labios si quiera por un segundo. Blaine besó con más fuerza a Kurt mientras que él deslizaba su camisa por sus hombros hasta dejarla caer al piso. Blaine tomó el borde de la playera de Kurt y en menos de un respiro la prenda ya estaba haciéndole compañía a la suya en el suelo.

En un arranque de lujuria Blaine se puso de pie apretando con fuerza los muslos del castaño que se enredaban alrededor de su cintura. Lo arrecostó en la mesa del lado donde no había platos y le empezó a besar el cuello con desesperación. Aquí estaba él. Kurt era suyo.
Kurt se aferró con fuerza a los rizos de Blaine y arqueó las caderas buscando un poco de contacto.

-Ohhh.-gruñó profundamente al encontrarlo. Blaine sonrió sin despegar sus labios del cuello del castaño y bajó sus caderas para hacer chocar su bulto con el bulto del otro. Kurt lo tomó de la nuca y lo obligó a besarlo en los labios de nuevo. Blaine le entregó todo en ese beso. Aquí estaba él. Jamás lo dejaría.

Solo para mayores de 18 años XD:

El moreno bajó sus manos hasta el botón del short corto de Kurt. El chico suspiró entrecortadamente cuando fue despojado de la prenda quedando solo en ropa interior sobre la mesa con su novio semidesnudo presionándose sobre él. Las manos de Kurt tomaron vida propia, bajaron lentamente acariciando el pecho bronceado del mayor, siguiendo por sus trabajados abdominales y deteniéndose finalmente en la hebilla de su cinturón. Lo desató con rapidez y abrió los pantalones del moreno. Introdujo con cuidado su mano derecha debajo del bóxer y ¡Mierda! Era realmente grande.
Blaine soltó un gemido que rayaba en lo pornográfico al sentir la mano de su novio apretando su erección. Dejo de besarlo y lo observó abrumado a los ojos. Kurt le dedicó una sonrisa cargada de pasión y lo atrajo de nuevo a sus labios.

Kurt deslizaba hábilmente su mano a lo largo del miembro del moreno deteniéndose algunas veces para acariciar el glande con su pulgar. Blaine era una máquina de balbuceos y gemidos. Besaba con desesperación a Kurt y lo acariciaba por todos lados donde era posible. Bajó su cabeza y empezó a lamer y dejar chupetones en el pecho del castaño. Kurt jadeó débilmente al sentir como Blaine succionaba uno de sus pezones con necesidad lamiendo de vez en cuando y soplando aire frío cuando gemía sobre él.

Kurt hizo ir más rápido su mano así como Blaine empezaba a acariciarlo encima de su ropa interior, sin dejar de besar su pecho en ningún momento. El castaño apretó con fuerza la erección Blaine cuando este lo acarició por debajo del bóxer.

-¡Ahh!-gimió Blaine empezando a temblar ligeramente como su orgasmo se apresuraba contra él. Kurt lo acarició más rápido apretándolo más fuerte que antes.-¡Mierda!-gritó el moreno derramando su semen por toda la mano de su novio. El castaño sonrió y miró la cara extasiada de Blaine que aún no podía bajar de su poderoso orgasmo.

Blaine abrió los ojos después de un rato y observó desorbitado a Kurt. El ojiazul le sonrió con cariño y con la mano limpia le acarició la mejilla tiernamente. Blaine sintió algo cálido empapando su corazón y sin poder evitarlo recargó su mejilla contra la mano de su chico.
Se quedaron así por varios segundos, observándose fijamente con sonrisas tontas en sus rostros, Después de un rato Blaine se dio cuenta de que su mano seguía dentro de la ropa interior de Kurt y que este aún seguía duro.

-Bueno, parece que aún tenemos asuntos por aquí.-murmuró el moreno deslizándose hacia abajo lentamente por el cuerpo de del castaño sin dejar de observarlo. Los ojos de Kurt se oscurecieron de lujuria y se mordió el labio por expectación.

Blaine besó levemente los huesos de la cadera que sobresalían al inicio de sus bóxer. Con sus palmas abiertas acarició los hermosos muslos del chico observándolos con deseo, miró a Kurt sin saber si podía continuar. El castaño se sentó en la mesa y como toda respuesta sacó su miembro del bóxer.

Blaine aspiró aire de forma brusca y su pene dio un tirón de excitación. Esta situación era tan erótica, y tan excitante, más excitante que toda la porno del mundo junta, el moreno podía jurar que el miembro de Kurt era la segunda cosa más hermosa existente en el planeta. La primera eran los ojos de Kurt por supuesto.

Blaine se hincó en el piso con su cabeza entre las piernas abiertas de Kurt. El castaño enredó sus manos en los rizos del chico y lo observó con lujuria. Blaine no lo resistió más. Acercó su boca al miembro de Kurt y lamió lentamente a lo largo de este. Kurt gimió profundamente aferrándose más fuerte al cabello de su novio.
Blaine cerró los ojos por un momento deleitándose con el sabor del castaño. Subió sus manos hasta la cadera de Kurt y lo jaló más cerca hasta que su boca quedó perfectamente alineada con el pene del chico.

Se acercó de nuevo y esta vez hizo que la erección del castaño entrara en su boca poco a poco. Empezó a mover su cabeza de arriba abajo, más rápido cada vez buscando obtener más de ese maravilloso sabor del que se estaba empezando a volver adicto. Kurt gemía y gruñía apretando sus dedos en los rizos de Blaine y arqueando las caderas salvajemente cada vez que la lengua de su novio lamía el glande como si de un helado suculento se tratara. El pene de Blaine estaba erguido de nuevo, bajó su mano y lo sacó de sus pantalones empezando a acariciarse rápidamente sin dejar de darle placer al castaño con su boca.

Tragó más profundamente la erección de Kurt sintiendo como él chico empezaba a cogérselo por la boca. Kurt soltó un grito lleno de lujuria y subió su pierna izquierda posicionándola en el hombro de Blaine quien se acariciaba dejándose llevar por los sonidos que hacía el chico.
El moreno enterró su nariz en el vello castaño que sobresalía en la base del pene de Kurt. Relajó su garganta y dejó que Kurt controlara su placer. El castaño movía su cadera rápidamente gimiendo incontrolado, tirando la cabeza hacia atrás cuando el placer lo superaba.

Blaine chupaba con fuerza el pene de Kurt, lamiendo de vez en cuando y amando instantáneamente sentir las duras estocadas en su garganta. La cocina se llenó con los sonidos eróticos de succión y los gemidos roncos de Kurt. Blaine sabía que estaba cerca. Apresuró sus movimientos chupando con necesidad, enterrando sus dedos en las caderas del castaño y masturbándose al mismo tiempo a un ritmo enloquecedor hasta llegar al orgasmo en un gemido que vibró deliciosamente alrededor del miembro del menor.

Kurt sollozó abrumado al llegar al orgasmo, inclinándose hacia delante y cerrando los ojos con fuerza. Blaine tragó con algo de dificultad la corrida de Kurt, gimió al saborearlo por primera vez y siguió succionando por unos segundos más queriendo obtener toda la esencia que fuera posible. Kurt abrió los ojos y jaló a Blaine para besarlo de nuevo.

Blaine lo besó como si no hubiera bebido agua en años y el castaño fuera su manantial fresco y glorioso. Lo empujó levemente hasta que quedó acostado de nuevo sobre la mesa y se subió sobre él cubriendo el cuerpo de Kurt con el suyo.

Siguieron besándose perezosamente por varios minutos ambos con las respiraciones agitadas y los cuerpos exhaustos intentando bajar de sus orgasmos.

La puerta de la cocina se abrió de repente y Santana apareció abriendo los ojos como plato al ver la escena. Kurt usando solamente un bóxer mientras que su novio le sujetaba los muslos y se cernía sobre él con los pantalones desabrochados a mitad de su trasero y seguramente su polla fuera de estos. Ambos sudados y con los pechos agitados.
Kurt y Blaine lo observaron petrificados.



-Me niego a comer en esa mesa de nuevo.-dijo la chica alzando una ceja y retirándose apresurada de la habitación. Blaine y Kurt se miraron confundidos.- ¡Cierren la jodida puerta la próxima vez!-gritó la latina asomándose de nuevo en la cocina antes de retirarse esta vez sin regresar.

Kurt soltó una risita entre apenado y divertido. Blaine gruñó sonriendo y escondió su rostro en el cuello de su novio. Kurt subió sus manos y acarició con ternura los rizos del moreno dejando besos castos sobre ellos de vez en cuando. Blaine cerró los ojos dejándose llevar. Suspiró con fuerza y el olor de Kurt inundó sus fosas nasales. Gimió quedamente y besó levemente el cuello del castaño. Aquí estaba él. Y ahora lo sabía.

Amaba a Kurt.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

N/A: hehehehe, me encanta esto, diganme que les pareció. Actualizó pronto. Se vienen cosas graandes ;)
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Gabriela Cruz el Lun Jul 21, 2014 1:43 am

Sólo 2 palabras súper hot, me encanto, no tardes en actualizar por favor.
avatar
Gabriela Cruz
-*-*
-*-*

Mensajes : 3115
Fecha de inscripción : 07/04/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Darrinia el Lun Jul 21, 2014 6:23 pm

Wow, wow, wow

Hola!!!

*Darri feliz por escena perver*

Me ha encantado... Super sexy...

No sé por qué, pero tengo muy mal presentimiento... ¿Se viene algo gordo, verdad?

Espero la actu...

Besos
avatar
Darrinia
-*-
-*-

Femenino Mensajes : 2612
Fecha de inscripción : 24/10/2013
Club Darren/Blaine


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Abiss Pimen el Lun Jul 21, 2014 6:27 pm

Jajajaja que episodio tan candente jajaja pobre Santana!! Pero tiene razón hubieran cerrado la puerta!! Wow la vida de Kurt es un misterio!! Pobre Blaine lo único que quiere es ayudarlo!!
me gusto mucho!! Actualiza pronto!!
avatar
Abiss Pimen
**
**

Femenino Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por gleeclast el Mar Jul 22, 2014 7:45 pm

Me gustaron mucho los dos capitulo otra vez perdón por no comentar el anterior capitulo espero actualices pronto ya quiero ver que pasa en el siguiente capitulo lo esperare muyyyyy ansioso me encanta mucho esta grandiosa y muyyy genial historia
avatar
gleeclast
-*
-*

Masculino Mensajes : 1799
Fecha de inscripción : 26/03/2013
Edad : 20
Klaine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por knuth archambault el Mar Ago 19, 2014 2:59 pm

N/A: HOLA   la verdad es que merezco tecnicas antiguas de mutilación por mi grande ausencia. Lo siento en serio, sufría por actualizar cada semana pero no me era posible hacerlo, hubo un asunto muy grave y fuerte en el que me vi involucrada y que me impidió salir de casa durante un mes entero. Me disculpo de nuevo, ya no se volvera a repetir lo prometo.


Capítulo 19.
*******************************************************************
LUNES 8:29 AM.

Blaine entró apresurado a su primera clase, Historia de la música, alias la clase más innecesaria de todas, si alguien estaba estudiando esa carrera no necesitaba saber la historia de la música. Era frustrante pasar dos horas diarias escuchando al profesor Robinson hablar y hablar acerca de porque The Beatles habían revolucionado al mundo. No era que a Blaine le desagradaran los Beatles, claro que no, pero el ya conocía toda la historia,
En pocas palabras esta clase apestaba y probablemente Blaine moriría de no ser por su Kurt. Kurt era sencillamente lo que lo mantenía despierto y respirando. Desde el sábado en la tarde cuando habían tenido esa experiencia nueva en su relación, a Blaine se le habían abierto finalmente lo ojos. Es decir, él sabía que lo que tenía con Kurt era algo simplemente mágico y nuevo, era la primera vez que se sentía así de unido y conectado con alguien en toda su vida. El descubrir que amaba a Kurt lo hizo darse cuenta de que nunca antes había estado enamorado, no de verdad, había pasado mucho tiempo diciéndole a todo quien estuviera dispuesto a escucharlo que Romie era el amor de su vida, sin embargo ahora, lo que tenía con Kurt era tan perfecto… que hacía que lo que había pasado con Romie se sintiera como una mierda.
-Buenos días alumnos.-saludó el profesor entrando a la habitación. Dejó su mochila de la bandera de Inglaterra sobre el escritorio, se quitó las gafas negras acomodándolas en su playera y finalmente movió la cabeza haciendo que su flequillo estilo Beatle se agitara graciosamente. Todos los alumnos rodaron los ojos.
-¿Me preguntó de que tratará la clase hoy?-murmuró sarcásticamente un muchacho al lado de Blaine.
-Seguramente nos contara de nuevo como Paul McCartney se inspiró en Julian para escribir Hey Jude o como hubieran sido los Beatles si Ringo Star jamás se hubiera unido a ellos.-contestó Blaine suspirando cansado. El chico junto a él soltó un par de risitas y luego le tocó el hombro de manera juguetona. Blaine se sintió incomodo al instante.
-Siempre supe que eras gracioso, ¿Te confieso algo?-preguntó el muchacho con la voz intentando sonar sensual. Blaine no se movió esperando que el chico tomara esto como su retirada.-Me he sentado en la banca del fondo desde el primer año, te he estado observando desde entonces, esta es la primera vez que me atreví a sentarme a tu lado.-confesó sonriendo apenado.
Blaine tragó duro. Su alarma “Anti-Put@s regalad@s” previamente integrada por Finn empezó a pitar desesperada dentro de su cabeza. Okay. En realidad él no sabía si este chico era un puto regalado o no, pero él tenía novio y no podía ir por ahí hablando con otros chicos que lo acosaban en secreto.
-Tengo novio.-confesó rápidamente y demasiado apresurado llegando a sonar adorablemente asustado. El chico abrió los ojos como plato un tanto avergonzado y lo observó apenado pero después de unos minutos en los que miró al techo como tirando a la mierda todos sus valores éticos inculcados a lo largo de la vida se encogió de hombros, puso una mirada coqueta en su rostro y habló-
-No soy un chico celoso, realmente no me importa compartir.-
Blaine lo miró entre confundido y asustado. Se obligó a respirar con normalidad y a mirarlo directo a los ojos. El chico era lindo, muy lindo en realidad, tenía el cabello castaño y los ojos verdes, la nariz puntiaguda y la piel un tanto bronceada. Sonreía inocentemente y esperaba pacientemente la respuesta del moreno.
-Uhm…-murmuró Blaine no sabiendo como continuar. Intentó aplicar su método “¿QHFEUSCE?”, ¿Qué haría Finn en una situación como esta? Probablemente se alteraría y gritaría frente de todos que amaba a una chica que lo había abofeteado, o tal vez lo publicaría en el periódico para asegurarse de que todo mundo se enterara. Blaine sonrió divertido a causa de sus pensamientos pero la sonrisa se borró inmediatamente al ver como el chico le sonreía de vuelta como entendiendo otra cosa.-Tengo novio y bueno, es algo así como… muy real, en serio, no lo dejaría por nadie.-confesó el moreno poniéndose serio. El chico lo miró con picardía y le guiño el ojo antes de regresar su completa atención al frente de la clase. Blaine frunció el ceño confundido, ¿Qué mierda se había significado ese guiño?
La clase y las que le siguieron después transcurrieron sin más incidentes de chicos raros acosándolo en medio del salón. Blaine estaba listo para huir de ese lugar y correr a los brazos de su novio para respirar su hermoso olor a vainilla y el bonito olor a café del local.
Iba en su camino a hacer eso cuando algo lo hizo detenerse.
En la ventana de la dirección había un cartel grande muy colorido que antes no estaba ahí. Un grupo de chicos emocionados anotaban algo rápidamente y luego salían del lugar sonriendo felices y charlando acerca de lo genial que sería lograrlo. Blaine intrigado se acercó para ver que era.

Compañía Huntington.

Ofrece:
Programa de intercambios escolares con el propósito de ampliar el conocimiento y buscar material nuevo para la industria.
Cupo limitado y seleccionado.
Todos los alumnos aceptados tienen asegurados al final de sus estudios un puesto de trabajo en nuestra compañía.
Inscríbete y asiste al examen de aplicación en la fecha asignada.

Marcus Huntington.
Director de las compañías Huntington.

La mandíbula de Blaine estaba en el suelo. No estaba seguro de si estaba babeando o no, pero demonios. Esta era la oportunidad de su vida. Su más grande sueño. Era inimaginable. Aun puede recordar aquella vez que sus padres lo llevaron al teatro por primera vez. Tenía cinco años, pero aun así pudo notar la elegancia de todo el asunto. La gente se acomodaba con calma en sus asientos y charlaban en voz baja acercan de lo que esperaban de la obra convirtiendo el lugar en todo bullicios.
Su madre se había inclinado hasta llegar a su oído y le había explicado que aunque todo parecía relajado afuera, detrás de esa gran cortina roja había un desastre de lo más sorprendente. Le había dicho que todos los actores tenían que aprender cada pequeño dialogo y cada insignificante movimiento, cada gesto, cada acción, incluso cada respiración. Todo era tan minucioso y elaborado que rápidamente logró capturar el corazón del pequeño.
Y luego el espectáculo comenzó. Las luces, la orquesta, las voces, los aplausos. Todo. Blaine había quedado enamorado. No imaginaba algo mejor que eso, simplemente era imposible que existiera algo mejor que lo que sus ojos acababan de ver. Se había emocionado tanto que entre lágrimas le había preguntado a su madre quien era el creador de tan hermoso show.
La compañía Huntington por supuesto, ellos eran los responsables. La compañía había sido creada por los hermanos Huntington, Chace y Marcus. Ambos habían nacido y crecido en un pequeño pueblo en Texas, donde, su sueño de ser famosos era el chiste diario de la comunidad. Con los pies descalzos y sobre la tierra habían planeado todo su futuro paso a paso. Con el paso de los años y con un esfuerzo realmente sobrehumano ambos hermanos habían logrado cumplir su sueño, ante sus ojos se levantaba su poderoso imperio de teatros. Eran los mejores directores teatrales según los periódicos de toda América. De donde habían salido y a donde habían llegado, era simplemente extraordinario. Su vida había trascurrido llena de montones y montones de dinero pero aun así jamás habían perdido esa humildad en el corazón.
Muchos años después de su gran logro, Chace falleció debido a un paró cardiaco. El mundo artístico quedó de luto. Todos se preguntaban qué pasaría con la compañía ahora. Marcus la tomó. Y nada cambio realmente. Marcus era el hombre más amable y gentil que el mundo pudiera tener. Y era el mayor héroe de Blaine.
Desde su visita al teatro por primera vez y todos los años que le siguieron a eso, Blaine no vio en su futuro otra cosa que no fuera ser director teatral. Era lo que le apasionaba, lo que lo movía. Y ahora tenía una oportunidad de cumplir su sueño en ni más ni menos que la compañía que lo había inspirado a soñar en primer lugar.
Sin pensarlo dos veces tomó el bolígrafo que colgaba al lado de la hoja y anotó su nombre con manos temblorosas. Miró la hoja con su nombre inscrito en ella. De esto dependía su futuro. Todo lo que siempre había anhelado estaba depositado en esa hoja.
Suspiró sintiendo una sensación extraña en su estómago y caminó saliendo del edificio de la NYU.

LUNES 5:10 PM.

Blaine se sentó en su lugar habitual de la cafetería. Pidió su orden a la mesera rubia que usaba una bandada de arco iris siempre y cuyo nombre no recordaba y miró por la ventana soñando despierto. Si el trabajara en la compañía Huntington sería maravilloso…no… perfecto. Sería perfecto. Deseaba con cada pedazo de su alma que llegara el día del examen para poder arrasar con todos de una vez e ir al dichoso intercambio. Necesitaba ser aceptado por la empresa de sus sueños. Quería trabajar ahí. Necesitaba trabajar ahí.
Claro tendría que dejar a su familia por un tiempo pero estaba seguro de que sus padres se pondrían extasiados cuando les contara y Finn, bueno, a él le podía prometer traerle recuerditos y el chico estaría bien.
-Medium Drip para el cliente más guapo del local-dijo Kurt entregándole su café con todo el cuidado del mundo y dándole un beso casto en los labios antes de sonreír ampliamente.-llegaste temprano, intentaré salir antes para que vayamos a conseguir algo al local de comida chica que mencionaste la otra vez.-sonrió el castaño retirándose de nuevo detrás de la barra en donde preparaba cafés de manera cautelosa.
Blaine lo miró con una sonrisa boba en su rostro por un par de minutos sin siquiera parpadear. Su corazón se detuvo de repente y la sensación extraña en su estómago se transformó en un escalofrío por todo su cuerpo.
Kurt.
Él estaba con Kurt.
No podía simplemente irse y decir “Te amo Kurt, nos vemos dentro de no sé cuánto tiempo” No. Inaceptable. No podía irse… Pero este era su sueño. Probablemente Kurt también tenía sueños, Blaine totalmente aceptaría cualquier cosa que el castaño tuviera que hacer para conseguir sus metas, seguramente si hablaba con Kurt y le explicaba cada detalle del asunto él entendería todo y lo exhortaría a ir en pro de sus sueños.
Blaine suspiró un poco más relajado y sonrió bebiendo su café. No debía preocuparse. Todo estaría bien.

O al menos eso esperaba.

VIERNES 10:25 PM.

-¡Hola Kurt!-gritó emocionado Finn bajando de la tarima y corriendo felizmente hasta el otro extremo del bar para capturar en un abrazo rompe huesos al frágil chico.
-Amigo, ¡Lo vas a quebrar!-se quejó Blaine pegándole levemente a Finn para que liberara a su novio. El más alto sonrió y soltó al castaño no sin antes plantarle un beso en la frente. Kurt sonrió acostumbrado al cariño de Finn y lo tomó del brazo para caminar hasta la barra con Blaine siguiéndolos detrás.
Kurt y Blaine se sentaron en los banquillos altos y miraron a su alrededor. Había mucha por todos lados y todos bailaban tan pegados que realmente costaba distinguir si las personas en la pista eran siameses o no.
-¿Qué les sirvo?-preguntó el bar tender mirando a los tres chicos.
-Dos cervezas y un jugo de naranja.-ordenó Finn conteniendo la risa. El bar tender asintió y se dirigió al fondo a realizar sus tragos. Un minuto después regresó poniendo una cerveza frente a Finn y debatiéndose mentalmente a quien entregarle el jugo y a quien la cerveza mientras miraba a los otros dos.
-Yo me beberé esta, gracias.-dijo Kurt divertido tomando la cerveza y dándole un trago realmente profundo. El bar tender se alejó sonriendo y Blaine sonrió apenado.
-Me siento como una chica.-susurró avergonzado.
-No eres una chica, de eso estoy seguro.-bromeó Kurt guiñándole un ojo. Blaine sonrió contento y se empinó su bebida. Rápidamente sintió un mareo fuerte y una sensación rara en su garganta.
-Mierda, ¡lo siento! Le entregue tu jugo a una chica de allá, por equivocación te serví el jugo con vodka.-gimió apenado el bar tender regresando corriendo hacia ellos. Kurt y Finn abrieron los ojos como plato y se miraron horrorizados entre ellos.
-No se preocupe, estoy bien.-murmuró Blaine bajito mirando petrificado a su vaso. Estaba vacío.

SÁBADO 1:58 AM.

-¿Quién puta madre habla a esta hora?-gruñó Rachel con la voz pastosa sentándose en su cama y tomando el celular en medio de la oscuridad pegándolo a su oreja.
-Lo siento en serio, pero tengo problemas-jadeó asustado Finn del otro lado de la línea. Rachel sintió que su enojo se esfumaba, se puso de pie y empezó a vestirse sosteniendo el celular entre su hombro y su oreja.
-¿Qué sucedió? ¿Estás bien?-preguntó preocupada poniéndose su chaqueta de cuero e intentando abrocharse los pantalones de mezclilla al mismo tiempo.
-Sí, digo ¡No!-gritó cuando la música empezó a sonar fuerte haciendo que su voz sonara baja. Rachel frunció el ceño.
-¿Estas en un club?-preguntó confundida haciéndose una coleta sin nada de cuidado.
-Sí, Kurt y Blaine vinieron a visitarme cuando salí de trabajar pero entonces el bar tender se equivocó ¡Él se equivocó! ¡Y Blaine lo bebió! Todo y…. ¡Blaine! ¡BLAINE! ¡BAJA DE AHÍ EN ESTE INSTANTE!-gritó molesto dañando un poco la audición de la chica.
-¿Qué está pasando? No entiendo nada, ¿Kurt está bien?-preguntó saliendo a la sala y recogiendo su casco del sillón.
-Blaine está ebrio, demasiado ebrio, y a Kurt le pareció graciosa la idea de embriagarse en pareja así que ahora ambos están corriendo intoxicados de alcohol por todo el lugar, mierda… ¡Baja a esa chica Kurt! ¡BLAINE NO! ¡Blaine, no lances eso…PUTA!-gritó desesperado.
-Llego en cinco-murmuró Rachel tomando las llaves de su motocicleta y saliendo de la casa.

SÁBADO 2:11 AM.

-¡Chicos en serio!-gimió Finn con lágrimas de desesperación en los ojos mientras que Kurt y Blaine ordenaban otra cerveza en la barra.
-¡Por Kurt! El chico más sensual y calieeeente del lugar.-medio gritó Blaine alzando su botella y mirando orgulloso a su chico quien se balanceaba mareado.
-¡Por el pene de Blaine! Porque… Porque…. ¡Es súper genial!-gritó el castaño chocando su botella con la del moreno y bebiendo todo el contenido de casi un solo trago.
-Necesitas demasiada ayuda-opinó Rachel parándose detrás de Finn. El chico volteó y la miró como si fuera su salvación. En un arranque de felicidad la abrazó y le besó la mejilla con fuerza.
-Gracias por venir, no tienes ni idea de lo difíciles que son-confesó el chico sin inmutarse por su anterior conducta y señalando a Kurt quien ahora le pedía a una pareja de lesbianas tomarse una foto con él y Blaine.
Rachel aún estaba un tanto afectada por el abrazo y el beso del chico pero logro arreglárselas para contestar.
-Sí…sí…-balbuceó sin saber que más decir. Finn asintió y la volteó a ver.
-¿Qué hacemos ahora?-preguntó.
-Llevarlos a casa, obviamente.-contestó Rachel sin la voz ruda de siempre.
-¡No! Sí mamá y papá ven a Blaine así me culparan a mí, ¡No puedo llevarlo a la casa en ese estado!-confesó horrorizado señalando a Blaine quien se había alzado la camisa hasta taparse la cara y caminaba con los brazos extendidos como si fuera una momia hasta chocar con un poste del bar mientras que Kurt se descostillaba de la risa.
-Pues entonces llévalo a mi casa, seguro Kurt no se molestara si los ponemos a ambos en su cama-se encogió de hombros Rachel mirando a Finn. El chico miró a sus amigos borrachos y asintió sin pensarlo dos veces.
-Blaine… Blaine… te ves tan… guapo…-balbuceó Kurt arrastrando las palabras mientras que Rachel lo arrastraba por el estacionamiento. Finn caminaba detrás de ellas con Blaine acurrucado en sus brazos.
-Tú te ves maravilloso Kurt... maravilloso como los peces de colores.-contestó el moreno un tanto desorientado y sonriendo como idiota a Finn. Rachel rodó los ojos cuando Kurt soltó un “Aww” mientras intentaba aplaudir.
-Sí, sí, todos somos guapos.-murmuró Finn un tanto incomodo por el peso muerto de su amigo.
-¿Cómo los llevaremos?-preguntó Rachel con la voz apretada sosteniendo fuerte a Kurt quien intentaba tomar la mano de Blaine quien se retorcía entre los brazos de Finn para alcanzar a su novio.
-En mi camioneta claro-contestó Finn luchando contra las fuerzas débiles de Blaine.
-¡Pero mi moto!-chilló Rachel cuando Kurt casi resbaló sosteniéndose de su cabello para no caer.
-Déjala aquí, mañana a primera hora te acompaño para que pases por ella.-prometió Finn mirando con honestidad a Rachel. La chica lo miró de vuelta y entonces ambos se observaron fijamente por un par de segundos.
-¡Una ardilla! ¡Mira Kurt! ¡UNA ARDILLA!-gritó Blaine señalando desesperado un arbusto donde un gato juagaba con las ramas.
-¡Es hermosa!-chilló Kurt conmocionado mientras miraba una botella de cerveza en medio del estacionamiento.
-De acuerdo… mejor nos vamos.-dijo Finn apartando la mirada de Rachel quien asintió en acuerdo conteniendo una risita coqueta.
Ambos chicos se las arreglaron para acomodar a Kurt y Blaine en la parte trasera del vehículo sin que corrieran riesgo de caerse. Finn y Rachel subieron al auto en la parte del frente y empezaron el trayecto a casa.
-¿Por qué hay tanto tráfico?-preguntó Finn mirando la congestionada avenida.
-Porque hay muchos carros duhh...-murmuró Blaine sonriendo.
-No lo sé-contestó Rachel ignorando al moreno-debe ser por el desfile-
-Mi pene esta erecto-avisó Kurt con una sonrisa complacida en su rostro. Finn y Rachel se observaron confundidos.
-Es tan grande, me encanta.-confesó Blaine arrastrándose hasta quedar de rodillas en el piso con su cabeza entre las piernas de su novio.
-¡BLAINE SIENTATE!-gritó Rachel horrorizada cuando Kurt lanzó la cabeza hacia atrás y soltó un gemido grueso.
-No, no, no-jadeó Finn indignado.-no tengan sexo en mi auto por favor.-
-Oh sí, Blaine ¡Sí!-gritó Kurt acariciando la cabeza del moreno que subía y bajaba rápidamente.
-Mierda, ¡No! La radio, enciende la radio.-ordenó Rachel desesperada tapándose los ojos y golpeando Finn en el brazo. El chico aturdido encendió el aparato llenando el lugar con la música de Katy Perry.
-Me encanta esa canci… ¡AHHH!-gritó Kurt abrumado por el deseo.
-La la la la la-repitió Rachel apretando los ojos y tapándose los oídos mientras que Finn desesperado le subía al máximo el volumen.
-¡No se atrevan a manchar mi auto!-gritó amenazador.
-Me vengo…-gimió Kurt con los ojos cerrados.
-¡NO!-gritaron Finn y Rachel horrorizados.
-¡Ohhh!-gritó Kurt temblando mientras se corría en la garganta de su novio.
-Mierda, los odio-chilló Rachel consternada tapándose los oídos de nuevo y subiendo los pies al asiento para pegarlos a su pecho y balancearse en estado de trauma.
-Más te vale haberlo tragado todo Blaine, si derramaste algo le cortaré el amiguito a tu novio.-amenazó Finn demasiado molesto sin quitar la vista del camino donde ahora los autos avanzaban a un ritmo más rápido.
-¿Podemos comprar pizza?-preguntó Blaine limpiándose la boca de manera distraída con el puño de su chaqueta y sentándose en su lugar de nuevo mirando por la ventana mientras que Kurt le empezaba a besar el cuello desesperadamente.
-No.-contestó Rachel cortante.
-¿Por qué no?-preguntó afligido el moreno mientras que Kurt lo acostaba en el asiento y se subía sobre él.
-¡Porque se la chupaste a Kurt frente a nosotros!-explotó Rachel rodando los ojos y volteando a mirarlos-¡Mierda lo están haciendo de nuevo! ¡ACELERA, ACELERA!
Para cuando lanzaron a Kurt y Blaine en la cama del castaño, Finn y Rachel ya tenían un par de traumas más para agregar a su lista. Cerraron la puerta de la habitación de Kurt y se alejaron rápido de ahí al escuchar la voz de Blaine que decía “Ponte de rodillas Hummel, abre grande la boca”.
Se sentaron en el sofá y ambos se quedaron así por un par de minutos. No podían hablar y no estaban seguros si serían capaces de mirar de nuevo a la cara a sus amigos.
-¿Quieres café?-preguntó Rachel con voz monótona. Finn negó con la cabeza.
-Quiero ver porno y borrar las imágenes que tengo en la cabeza-contestó sin dejar de mirar la pared.
Rachel asintió de acuerdo y se puso de pie para encender la televisión.


******************************************************************
N/A: Gracias por leer y perdón por no contestar los comentarios :(. Actualizo la semana que viene. Los quiero
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Fanfic Klaine. Un millón de estrellas en el cielo. Actualización.

Mensaje por knuth archambault el Mar Ago 19, 2014 3:00 pm

N/A: HOLA   la verdad es que merezco tecnicas antiguas de mutilación por mi grande ausencia. Lo siento en serio, sufría por actualizar cada semana pero no me era posible hacerlo, hubo un asunto muy grave y fuerte en el que me vi involucrada y que me impidió salir de casa durante un mes entero. Me disculpo de nuevo, ya no se volvera a repetir lo prometo.


Capítulo 19.
*******************************************************************
LUNES 8:29 AM.

Blaine entró apresurado a su primera clase, Historia de la música, alias la clase más innecesaria de todas, si alguien estaba estudiando esa carrera no necesitaba saber la historia de la música. Era frustrante pasar dos horas diarias escuchando al profesor Robinson hablar y hablar acerca de porque The Beatles habían revolucionado al mundo. No era que a Blaine le desagradaran los Beatles, claro que no, pero el ya conocía toda la historia,
En pocas palabras esta clase apestaba y probablemente Blaine moriría de no ser por su Kurt. Kurt era sencillamente lo que lo mantenía despierto y respirando. Desde el sábado en la tarde cuando habían tenido esa experiencia nueva en su relación, a Blaine se le habían abierto finalmente lo ojos. Es decir, él sabía que lo que tenía con Kurt era algo simplemente mágico y nuevo, era la primera vez que se sentía así de unido y conectado con alguien en toda su vida. El descubrir que amaba a Kurt lo hizo darse cuenta de que nunca antes había estado enamorado, no de verdad, había pasado mucho tiempo diciéndole a todo quien estuviera dispuesto a escucharlo que Romie era el amor de su vida, sin embargo ahora, lo que tenía con Kurt era tan perfecto… que hacía que lo que había pasado con Romie se sintiera como una mierda.
-Buenos días alumnos.-saludó el profesor entrando a la habitación. Dejó su mochila de la bandera de Inglaterra sobre el escritorio, se quitó las gafas negras acomodándolas en su playera y finalmente movió la cabeza haciendo que su flequillo estilo Beatle se agitara graciosamente. Todos los alumnos rodaron los ojos.
-¿Me preguntó de que tratará la clase hoy?-murmuró sarcásticamente un muchacho al lado de Blaine.
-Seguramente nos contara de nuevo como Paul McCartney se inspiró en Julian para escribir Hey Jude o como hubieran sido los Beatles si Ringo Star jamás se hubiera unido a ellos.-contestó Blaine suspirando cansado. El chico junto a él soltó un par de risitas y luego le tocó el hombro de manera juguetona. Blaine se sintió incomodo al instante.
-Siempre supe que eras gracioso, ¿Te confieso algo?-preguntó el muchacho con la voz intentando sonar sensual. Blaine no se movió esperando que el chico tomara esto como su retirada.-Me he sentado en la banca del fondo desde el primer año, te he estado observando desde entonces, esta es la primera vez que me atreví a sentarme a tu lado.-confesó sonriendo apenado.
Blaine tragó duro. Su alarma “Anti-Put@s regalad@s” previamente integrada por Finn empezó a pitar desesperada dentro de su cabeza. Okay. En realidad él no sabía si este chico era un puto regalado o no, pero él tenía novio y no podía ir por ahí hablando con otros chicos que lo acosaban en secreto.
-Tengo novio.-confesó rápidamente y demasiado apresurado llegando a sonar adorablemente asustado. El chico abrió los ojos como plato un tanto avergonzado y lo observó apenado pero después de unos minutos en los que miró al techo como tirando a la mierda todos sus valores éticos inculcados a lo largo de la vida se encogió de hombros, puso una mirada coqueta en su rostro y habló-
-No soy un chico celoso, realmente no me importa compartir.-
Blaine lo miró entre confundido y asustado. Se obligó a respirar con normalidad y a mirarlo directo a los ojos. El chico era lindo, muy lindo en realidad, tenía el cabello castaño y los ojos verdes, la nariz puntiaguda y la piel un tanto bronceada. Sonreía inocentemente y esperaba pacientemente la respuesta del moreno.
-Uhm…-murmuró Blaine no sabiendo como continuar. Intentó aplicar su método “¿QHFEUSCE?”, ¿Qué haría Finn en una situación como esta? Probablemente se alteraría y gritaría frente de todos que amaba a una chica que lo había abofeteado, o tal vez lo publicaría en el periódico para asegurarse de que todo mundo se enterara. Blaine sonrió divertido a causa de sus pensamientos pero la sonrisa se borró inmediatamente al ver como el chico le sonreía de vuelta como entendiendo otra cosa.-Tengo novio y bueno, es algo así como… muy real, en serio, no lo dejaría por nadie.-confesó el moreno poniéndose serio. El chico lo miró con picardía y le guiño el ojo antes de regresar su completa atención al frente de la clase. Blaine frunció el ceño confundido, ¿Qué mierda se había significado ese guiño?
La clase y las que le siguieron después transcurrieron sin más incidentes de chicos raros acosándolo en medio del salón. Blaine estaba listo para huir de ese lugar y correr a los brazos de su novio para respirar su hermoso olor a vainilla y el bonito olor a café del local.
Iba en su camino a hacer eso cuando algo lo hizo detenerse.
En la ventana de la dirección había un cartel grande muy colorido que antes no estaba ahí. Un grupo de chicos emocionados anotaban algo rápidamente y luego salían del lugar sonriendo felices y charlando acerca de lo genial que sería lograrlo. Blaine intrigado se acercó para ver que era.

Compañía Huntington.

Ofrece:
Programa de intercambios escolares con el propósito de ampliar el conocimiento y buscar material nuevo para la industria.
Cupo limitado y seleccionado.
Todos los alumnos aceptados tienen asegurados al final de sus estudios un puesto de trabajo en nuestra compañía.
Inscríbete y asiste al examen de aplicación en la fecha asignada.

Marcus Huntington.
Director de las compañías Huntington.

La mandíbula de Blaine estaba en el suelo. No estaba seguro de si estaba babeando o no, pero demonios. Esta era la oportunidad de su vida. Su más grande sueño. Era inimaginable. Aun puede recordar aquella vez que sus padres lo llevaron al teatro por primera vez. Tenía cinco años, pero aun así pudo notar la elegancia de todo el asunto. La gente se acomodaba con calma en sus asientos y charlaban en voz baja acercan de lo que esperaban de la obra convirtiendo el lugar en todo bullicios.
Su madre se había inclinado hasta llegar a su oído y le había explicado que aunque todo parecía relajado afuera, detrás de esa gran cortina roja había un desastre de lo más sorprendente. Le había dicho que todos los actores tenían que aprender cada pequeño dialogo y cada insignificante movimiento, cada gesto, cada acción, incluso cada respiración. Todo era tan minucioso y elaborado que rápidamente logró capturar el corazón del pequeño.
Y luego el espectáculo comenzó. Las luces, la orquesta, las voces, los aplausos. Todo. Blaine había quedado enamorado. No imaginaba algo mejor que eso, simplemente era imposible que existiera algo mejor que lo que sus ojos acababan de ver. Se había emocionado tanto que entre lágrimas le había preguntado a su madre quien era el creador de tan hermoso show.
La compañía Huntington por supuesto, ellos eran los responsables. La compañía había sido creada por los hermanos Huntington, Chace y Marcus. Ambos habían nacido y crecido en un pequeño pueblo en Texas, donde, su sueño de ser famosos era el chiste diario de la comunidad. Con los pies descalzos y sobre la tierra habían planeado todo su futuro paso a paso. Con el paso de los años y con un esfuerzo realmente sobrehumano ambos hermanos habían logrado cumplir su sueño, ante sus ojos se levantaba su poderoso imperio de teatros. Eran los mejores directores teatrales según los periódicos de toda América. De donde habían salido y a donde habían llegado, era simplemente extraordinario. Su vida había trascurrido llena de montones y montones de dinero pero aun así jamás habían perdido esa humildad en el corazón.
Muchos años después de su gran logro, Chace falleció debido a un paró cardiaco. El mundo artístico quedó de luto. Todos se preguntaban qué pasaría con la compañía ahora. Marcus la tomó. Y nada cambio realmente. Marcus era el hombre más amable y gentil que el mundo pudiera tener. Y era el mayor héroe de Blaine.
Desde su visita al teatro por primera vez y todos los años que le siguieron a eso, Blaine no vio en su futuro otra cosa que no fuera ser director teatral. Era lo que le apasionaba, lo que lo movía. Y ahora tenía una oportunidad de cumplir su sueño en ni más ni menos que la compañía que lo había inspirado a soñar en primer lugar.
Sin pensarlo dos veces tomó el bolígrafo que colgaba al lado de la hoja y anotó su nombre con manos temblorosas. Miró la hoja con su nombre inscrito en ella. De esto dependía su futuro. Todo lo que siempre había anhelado estaba depositado en esa hoja.
Suspiró sintiendo una sensación extraña en su estómago y caminó saliendo del edificio de la NYU.

LUNES 5:10 PM.

Blaine se sentó en su lugar habitual de la cafetería. Pidió su orden a la mesera rubia que usaba una bandada de arco iris siempre y cuyo nombre no recordaba y miró por la ventana soñando despierto. Si el trabajara en la compañía Huntington sería maravilloso…no… perfecto. Sería perfecto. Deseaba con cada pedazo de su alma que llegara el día del examen para poder arrasar con todos de una vez e ir al dichoso intercambio. Necesitaba ser aceptado por la empresa de sus sueños. Quería trabajar ahí. Necesitaba trabajar ahí.
Claro tendría que dejar a su familia por un tiempo pero estaba seguro de que sus padres se pondrían extasiados cuando les contara y Finn, bueno, a él le podía prometer traerle recuerditos y el chico estaría bien.
-Medium Drip para el cliente más guapo del local-dijo Kurt entregándole su café con todo el cuidado del mundo y dándole un beso casto en los labios antes de sonreír ampliamente.-llegaste temprano, intentaré salir antes para que vayamos a conseguir algo al local de comida chica que mencionaste la otra vez.-sonrió el castaño retirándose de nuevo detrás de la barra en donde preparaba cafés de manera cautelosa.
Blaine lo miró con una sonrisa boba en su rostro por un par de minutos sin siquiera parpadear. Su corazón se detuvo de repente y la sensación extraña en su estómago se transformó en un escalofrío por todo su cuerpo.
Kurt.
Él estaba con Kurt.
No podía simplemente irse y decir “Te amo Kurt, nos vemos dentro de no sé cuánto tiempo” No. Inaceptable. No podía irse… Pero este era su sueño. Probablemente Kurt también tenía sueños, Blaine totalmente aceptaría cualquier cosa que el castaño tuviera que hacer para conseguir sus metas, seguramente si hablaba con Kurt y le explicaba cada detalle del asunto él entendería todo y lo exhortaría a ir en pro de sus sueños.
Blaine suspiró un poco más relajado y sonrió bebiendo su café. No debía preocuparse. Todo estaría bien.

O al menos eso esperaba.

VIERNES 10:25 PM.

-¡Hola Kurt!-gritó emocionado Finn bajando de la tarima y corriendo felizmente hasta el otro extremo del bar para capturar en un abrazo rompe huesos al frágil chico.
-Amigo, ¡Lo vas a quebrar!-se quejó Blaine pegándole levemente a Finn para que liberara a su novio. El más alto sonrió y soltó al castaño no sin antes plantarle un beso en la frente. Kurt sonrió acostumbrado al cariño de Finn y lo tomó del brazo para caminar hasta la barra con Blaine siguiéndolos detrás.
Kurt y Blaine se sentaron en los banquillos altos y miraron a su alrededor. Había mucha por todos lados y todos bailaban tan pegados que realmente costaba distinguir si las personas en la pista eran siameses o no.
-¿Qué les sirvo?-preguntó el bar tender mirando a los tres chicos.
-Dos cervezas y un jugo de naranja.-ordenó Finn conteniendo la risa. El bar tender asintió y se dirigió al fondo a realizar sus tragos. Un minuto después regresó poniendo una cerveza frente a Finn y debatiéndose mentalmente a quien entregarle el jugo y a quien la cerveza mientras miraba a los otros dos.
-Yo me beberé esta, gracias.-dijo Kurt divertido tomando la cerveza y dándole un trago realmente profundo. El bar tender se alejó sonriendo y Blaine sonrió apenado.
-Me siento como una chica.-susurró avergonzado.
-No eres una chica, de eso estoy seguro.-bromeó Kurt guiñándole un ojo. Blaine sonrió contento y se empinó su bebida. Rápidamente sintió un mareo fuerte y una sensación rara en su garganta.
-Mierda, ¡lo siento! Le entregue tu jugo a una chica de allá, por equivocación te serví el jugo con vodka.-gimió apenado el bar tender regresando corriendo hacia ellos. Kurt y Finn abrieron los ojos como plato y se miraron horrorizados entre ellos.
-No se preocupe, estoy bien.-murmuró Blaine bajito mirando petrificado a su vaso. Estaba vacío.

SÁBADO 1:58 AM.

-¿Quién puta madre habla a esta hora?-gruñó Rachel con la voz pastosa sentándose en su cama y tomando el celular en medio de la oscuridad pegándolo a su oreja.
-Lo siento en serio, pero tengo problemas-jadeó asustado Finn del otro lado de la línea. Rachel sintió que su enojo se esfumaba, se puso de pie y empezó a vestirse sosteniendo el celular entre su hombro y su oreja.
-¿Qué sucedió? ¿Estás bien?-preguntó preocupada poniéndose su chaqueta de cuero e intentando abrocharse los pantalones de mezclilla al mismo tiempo.
-Sí, digo ¡No!-gritó cuando la música empezó a sonar fuerte haciendo que su voz sonara baja. Rachel frunció el ceño.
-¿Estas en un club?-preguntó confundida haciéndose una coleta sin nada de cuidado.
-Sí, Kurt y Blaine vinieron a visitarme cuando salí de trabajar pero entonces el bar tender se equivocó ¡Él se equivocó! ¡Y Blaine lo bebió! Todo y…. ¡Blaine! ¡BLAINE! ¡BAJA DE AHÍ EN ESTE INSTANTE!-gritó molesto dañando un poco la audición de la chica.
-¿Qué está pasando? No entiendo nada, ¿Kurt está bien?-preguntó saliendo a la sala y recogiendo su casco del sillón.
-Blaine está ebrio, demasiado ebrio, y a Kurt le pareció graciosa la idea de embriagarse en pareja así que ahora ambos están corriendo intoxicados de alcohol por todo el lugar, mierda… ¡Baja a esa chica Kurt! ¡BLAINE NO! ¡Blaine, no lances eso…PUTA!-gritó desesperado.
-Llego en cinco-murmuró Rachel tomando las llaves de su motocicleta y saliendo de la casa.

SÁBADO 2:11 AM.

-¡Chicos en serio!-gimió Finn con lágrimas de desesperación en los ojos mientras que Kurt y Blaine ordenaban otra cerveza en la barra.
-¡Por Kurt! El chico más sensual y calieeeente del lugar.-medio gritó Blaine alzando su botella y mirando orgulloso a su chico quien se balanceaba mareado.
-¡Por el pene de Blaine! Porque… Porque…. ¡Es súper genial!-gritó el castaño chocando su botella con la del moreno y bebiendo todo el contenido de casi un solo trago.
-Necesitas demasiada ayuda-opinó Rachel parándose detrás de Finn. El chico volteó y la miró como si fuera su salvación. En un arranque de felicidad la abrazó y le besó la mejilla con fuerza.
-Gracias por venir, no tienes ni idea de lo difíciles que son-confesó el chico sin inmutarse por su anterior conducta y señalando a Kurt quien ahora le pedía a una pareja de lesbianas tomarse una foto con él y Blaine.
Rachel aún estaba un tanto afectada por el abrazo y el beso del chico pero logro arreglárselas para contestar.
-Sí…sí…-balbuceó sin saber que más decir. Finn asintió y la volteó a ver.
-¿Qué hacemos ahora?-preguntó.
-Llevarlos a casa, obviamente.-contestó Rachel sin la voz ruda de siempre.
-¡No! Sí mamá y papá ven a Blaine así me culparan a mí, ¡No puedo llevarlo a la casa en ese estado!-confesó horrorizado señalando a Blaine quien se había alzado la camisa hasta taparse la cara y caminaba con los brazos extendidos como si fuera una momia hasta chocar con un poste del bar mientras que Kurt se descostillaba de la risa.
-Pues entonces llévalo a mi casa, seguro Kurt no se molestara si los ponemos a ambos en su cama-se encogió de hombros Rachel mirando a Finn. El chico miró a sus amigos borrachos y asintió sin pensarlo dos veces.
-Blaine… Blaine… te ves tan… guapo…-balbuceó Kurt arrastrando las palabras mientras que Rachel lo arrastraba por el estacionamiento. Finn caminaba detrás de ellas con Blaine acurrucado en sus brazos.
-Tú te ves maravilloso Kurt... maravilloso como los peces de colores.-contestó el moreno un tanto desorientado y sonriendo como idiota a Finn. Rachel rodó los ojos cuando Kurt soltó un “Aww” mientras intentaba aplaudir.
-Sí, sí, todos somos guapos.-murmuró Finn un tanto incomodo por el peso muerto de su amigo.
-¿Cómo los llevaremos?-preguntó Rachel con la voz apretada sosteniendo fuerte a Kurt quien intentaba tomar la mano de Blaine quien se retorcía entre los brazos de Finn para alcanzar a su novio.
-En mi camioneta claro-contestó Finn luchando contra las fuerzas débiles de Blaine.
-¡Pero mi moto!-chilló Rachel cuando Kurt casi resbaló sosteniéndose de su cabello para no caer.
-Déjala aquí, mañana a primera hora te acompaño para que pases por ella.-prometió Finn mirando con honestidad a Rachel. La chica lo miró de vuelta y entonces ambos se observaron fijamente por un par de segundos.
-¡Una ardilla! ¡Mira Kurt! ¡UNA ARDILLA!-gritó Blaine señalando desesperado un arbusto donde un gato juagaba con las ramas.
-¡Es hermosa!-chilló Kurt conmocionado mientras miraba una botella de cerveza en medio del estacionamiento.
-De acuerdo… mejor nos vamos.-dijo Finn apartando la mirada de Rachel quien asintió en acuerdo conteniendo una risita coqueta.
Ambos chicos se las arreglaron para acomodar a Kurt y Blaine en la parte trasera del vehículo sin que corrieran riesgo de caerse. Finn y Rachel subieron al auto en la parte del frente y empezaron el trayecto a casa.
-¿Por qué hay tanto tráfico?-preguntó Finn mirando la congestionada avenida.
-Porque hay muchos carros duhh...-murmuró Blaine sonriendo.
-No lo sé-contestó Rachel ignorando al moreno-debe ser por el desfile-
-Mi pene esta erecto-avisó Kurt con una sonrisa complacida en su rostro. Finn y Rachel se observaron confundidos.
-Es tan grande, me encanta.-confesó Blaine arrastrándose hasta quedar de rodillas en el piso con su cabeza entre las piernas de su novio.
-¡BLAINE SIENTATE!-gritó Rachel horrorizada cuando Kurt lanzó la cabeza hacia atrás y soltó un gemido grueso.
-No, no, no-jadeó Finn indignado.-no tengan sexo en mi auto por favor.-
-Oh sí, Blaine ¡Sí!-gritó Kurt acariciando la cabeza del moreno que subía y bajaba rápidamente.
-Mierda, ¡No! La radio, enciende la radio.-ordenó Rachel desesperada tapándose los ojos y golpeando  Finn en el brazo. El chico aturdido encendió el aparato llenando el lugar con la música de Katy Perry.
-Me encanta esa canci… ¡AHHH!-gritó Kurt abrumado por el deseo.
-La la la la la-repitió Rachel apretando los ojos y tapándose los oídos mientras que Finn desesperado le subía al máximo el volumen.
-¡No se atrevan a manchar mi auto!-gritó amenazador.
-Me vengo…-gimió Kurt con los ojos cerrados.
-¡NO!-gritaron Finn y Rachel horrorizados.
-¡Ohhh!-gritó Kurt temblando mientras se corría en la garganta de su novio.
-Mierda, los odio-chilló Rachel consternada tapándose los oídos de nuevo y subiendo los pies al asiento para pegarlos a su pecho y balancearse en estado de trauma.
-Más te vale haberlo tragado todo Blaine, si derramaste algo le cortaré el amiguito a tu novio.-amenazó Finn demasiado molesto sin quitar la vista del camino donde ahora los autos avanzaban a un ritmo más rápido.
-¿Podemos comprar pizza?-preguntó Blaine limpiándose la boca de manera distraída con el puño de su chaqueta y sentándose en su lugar de nuevo mirando por la ventana mientras que Kurt le empezaba a besar el cuello desesperadamente.
-No.-contestó Rachel cortante.
-¿Por qué no?-preguntó afligido el moreno mientras que Kurt lo acostaba en el asiento y se subía sobre él.
-¡Porque se la chupaste a Kurt frente a nosotros!-explotó Rachel rodando los ojos y volteando a mirarlos-¡Mierda lo están haciendo de nuevo! ¡ACELERA, ACELERA!
Para cuando lanzaron a Kurt y Blaine en la cama del castaño, Finn y Rachel ya tenían un par de traumas más para agregar a su lista. Cerraron la puerta de la habitación de Kurt y se alejaron rápido de ahí al escuchar la voz de Blaine que decía “Ponte de rodillas Hummel, abre grande la boca”.
Se sentaron en el sofá y ambos se quedaron así por un par de minutos. No podían hablar y no estaban seguros si serían capaces de mirar de nuevo a la cara a sus amigos.
-¿Quieres café?-preguntó Rachel con voz monótona. Finn negó con la cabeza.
-Quiero ver porno y borrar las imágenes que tengo en la cabeza-contestó sin dejar de mirar la pared.
Rachel asintió de acuerdo y se puso de pie para encender la televisión.


******************************************************************
N/A: Gracias por leer y perdón por no contestar los comentarios :(. Actualizo la semana que viene. Los quiero
avatar
knuth archambault
**
**

Femenino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 19
*Kurt/Chris Fans* Cameron


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Gabriela Cruz el Mar Ago 19, 2014 3:06 pm

Estuvo genial, te felicito, te juro que no paré de reír, espero con ganas el próximo capítulo.
avatar
Gabriela Cruz
-*-*
-*-*

Mensajes : 3115
Fecha de inscripción : 07/04/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Klaine. Un millon de estrellas en el cielo.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.