Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 27
Hoy a las 10:31 am por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 9
Hoy a las 10:03 am por 3:)

» BRITTANA CUCapitulo 9
Hoy a las 8:52 am por 3:)

» FanFic Brittana: Agárrate (Adaptada) Cap 8
Hoy a las 8:38 am por 3:)

» FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 4
Hoy a las 8:25 am por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «Noah, the angry boy» Part IV
Sáb Nov 18, 2017 8:15 am por Klainefan

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Jue Nov 16, 2017 10:18 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Nov 13, 2017 8:44 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Jue Nov 09, 2017 1:44 am por Guzco2129

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Mar Oct 17, 2017 11:31 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
3:)
 
Isabella28
 
micky morales
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Página 9 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por evean el Lun Mayo 09, 2016 9:56 pm

vuelve!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!11
avatar
evean
********-
********-

Mensajes : 791
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por monica.santander el Lun Mayo 09, 2016 10:05 pm

Siiiii por favor volve!!!
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4300
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por evean el Lun Jun 06, 2016 8:29 pm

vuelveeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
avatar
evean
********-
********-

Mensajes : 791
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Dom Ago 07, 2016 1:48 am

OLITASS DEL MAARR!
 Chic@s he vuelto una vez más del mas asshaa!
se que mi ausencia fue larga...muy larga quizás
y tal vez creyeron que no volvería para continuar con esta historia pero no!
estoy aquí de nuevo y les agradezco a tod@s por sus comentarios y sus peticiones de que volviera.
espero que disfruten de esta actualización! :v 


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


                                                                            CAPITULO  15
                                                                         (segunda   parte)
                                                           
                                          
Santana caminaba hacia el interior, buscando a Blaine con la mirada. Sin embargo, lo único que encontró fue el rostro de un hombre rubio de pie frente a ella.

-“Qué carajo haces tú aquí?”- desesperadamente comenzó a buscar por todos lados, su paranoia haciéndose presente –“Quien te envió?”- caminó a toda prisa tratando de huir de Donald, sin embargo el hombre era mucho más alto que ella y fácilmente podía tomarle el paso.

-“Señorita López por favor, espere”- tocó su hombro para que la morena se girara.

-“Que mierda hacen aquí!”- esta vez sonaba molesta. –“Te recuerdo perfectamente!, estabas ahí ese día”- entrecerró sus ojos apuntándolo acusadoramente.

-“Estaba ahí para sacarla”- se defendió alzando ambas manos.

-“No lo hiciste, tú y tu equipo de quinta no hicieron nada!...y créanme que ahora pueden irse por mí al carajo”- volvió a girarse para entrar a la sala donde estaban sus amigos.

Enseguida de escuchar el ruido de la puerta, Blaine se giró mirándola extrañado. –“Marie?...que pasa querida?”- caminó hasta encontrarse entre ella y el hombre rubio.

-“Se puede saber que hacen ellos aquí?...estoy cien por ciento segura de que no viene solo”- señaló a Donald.

-“Santana”- Quinn se acercó para tranquilizarla. Ella estaba igual de sorprendida que su amiga.

-“Llegaron hace un rato, tienen una orden de parte de Russel Pierce, el dueño de Pinkerton Pierce. Tienen una orden de protección para ti y Brittany”- explicó brevemente el moreno.

-“Ya  sé quién es ese tipo, de acuerdo?...yo no necesito protección de nadie y mucho menos de él”- se quejó la latina.

-“De que me perdí?”- Blaine miró a ambos involucrados esperando una respuesta la cual no consiguió.

-“Creo que es mejor hablar de ello más tarde, Blaine”- murmuró Quinn haciendo una señal a Donald.

-“Estaré por aquí”- dirigió una última mirada a Santana para después salir.

En los pasillos, una rubia caminaba agotada a lo que era su espacio de relajación. Que en realidad era una pequeña sala de estar donde todos los bailarines iban a comer o hidratarse.

Con gran pesar se dejó caer en el sofá para una sola persona, cubriendo su rostro con su antebrazo derecho.

-“Toma esto, te refrescará un poco. Creo que lo necesitas”-

Brittany descubrió su rostro mirando a una Lizzie sonriente ofreciéndole una botella de agua.

-“Lizzie!”- saltó de repente envolviéndola en un fuerte abrazo. –“Qué estás haciendo aquí?...donde están Kate y Sofi?”- preguntó por su esposa e hija quien tenía ya 5 años de edad.

-“Están a salvo en casa, estoy aquí para una misión”- se encogió de hombros una vez que el abrazo terminó.-“Tu padre nos ha enviado para tu seguridad y la de…Santana”- bajó la mirada.

-“Oh no”- suspiró la rubia con pesadez –“Eso no le gradará en lo más mínimo”- miró a Lizzie. –“Lo siento si es incómodo, por lo que veo se acaban de enterar de su real existencia”-.

-“Es una locura en realidad, jamás creí que ella terminara de esta manera cuando todos creímos que había muerto”- su mirada se posó en una chica bailarina del fondo. Esta la miraba con gran interés. Solo que Lizzie hizo caso omiso.

-“Y mucho menos que yo me uniera a ella”- rió sin ganas.

-“No me quiero ni imaginar cómo te lo has tomado”- la mujer colocó una mano en el brazo de la joven en señal de apoyo.

-“Fue duro, en realidad”- jugó con su botella de agua –“Pero creo que ahora no es así, del todo”-.

-“Qué dice Emily de esto?”- el semblante de Brittany se apagó sin pasar desapercibido por Lizzie.

-“No le agrada. Es lo más lógico…ella sabe que antes amé a Santana por encima de ella, de nada y el hecho de negarle muchas cosas en aquel entonces y que ahora vuelva a conseguirme de alguna u otra manera. Le molesta, aunque se esfuerce por ocultarlo”-

La agente apretó ligeramente el brazo descubierto de la rubia para reconfortarla. Recibiendo una mueca de dolor.

-“Estás bien?”- revisó el brazo de la joven, descubriendo un pequeño hematoma apenas rojizo. –“Qué te ha pasado?”-

-“Oh solo fue un mal golpe”- trató de quitarle importancia.

-“Seguro”- Lizzie echó un último vistazo-“Ten más cuidado querida”-.

La bailarina antes mencionada se acercó a ambas pasando de largo para coger una botella de agua, dedicándole una mirada sugestiva a la agente.

-“Vaya!...que ha sido eso”- murmuró Brittany con una expresión divertida.

-“Tienes compañeras precoces”- habló Lizzie.

-“Tiene 24, no creo que sea considerada como precoz”-

-“Y eso qué?...estoy aquí para protegerte!”- se defendió –“Además tengo esposa y una hija”- caminaron hacia la puerta. La mirada de la compañera de la rubia siguiéndolas aún.

-“Tú tienes la culpa por seguir reluciente”- afirmó la holandesa.

Fuera de la sala se encontraron con Donald hablando con dos hombres más, cuando este miró a Brittany corrió para darle un fuerte abrazo.

-“Qué gusto verte de nuevo Britt”- sonrió alejándose y reacomodando su postura. –“Me hubiese gustado ser igualmente recibido por tu compañera pero, creo que soy lo que menos quiere ver ahora”- hizo una mueca mirando al fondo solo para cerciorarse de que la latina no lo estuviera vigilando o escuchando.

-“Qué esperabas?...una lona de bienvenida?”- se burló Lizzie. –“Aún así su jefe a firmado el contrato”-

-“Quieren decir que Blaine está de  acuerdo en esto?” – ambos asintieron. –“Oh”-.

-“Brittany?...donde rayos te has metido?...se supone que debías ir a la sala después de que el show terminara”- Emily salió de la nada sobresaltando a su esposa.

La asiática se topó con las miradas de los agentes quienes saludaron –“Señora Fields”- dijeron al unísono.

-“Hola, chicos”- dijo simplemente suspirando –“Brittany, podemos hablar?”- entendiendo la indirecta tanto Reesler como Keen se alejaron para tomar sus lugares. Dejándolas a solas.

-“No quiero hablar ahora Emily”- se alejó pero fue seguida por la asiática.

-“Brittany por favor!...que no ves que trato de pedir perdón!”- elevó su voz jalando del brazo de la ojiazul.

-“Vaya manera de hacerlo”- se soltó de su agarre ingresando de regreso a la sala con sus compañeros, impidiéndole así a su esposa seguir con su objetivo. Esta solo se marchó.

/////////////////

 
Más tarde después de que todo mundo estuviera listo para marcharse al hotel. Todo fue una locura; la mayor parte de los fanáticos se las había ingeniado para llenar las calles que rodeaban el establecimiento donde estaba Santana. Impidiendo así que el transporte fuera rápido, retrasándolo por lo menos una hora. La seguridad de Pinkerton se encontraba por delante y detrás del transporte que les correspondía a los productores junto a las estrellas.

De igual manera junto a los jóvenes en la calle que se abalanzaban contra la camioneta con tal de conseguir un saludo de ambas chicas, se encontraba la prensa; solo se podían escuchar gritos de parte de ellos y los potentes flashes de las cámaras.

-“Dios!...mira esto Britt!...es asombroso”- la morena se olvidó por un momento de todo saludando por la ventanilla, incluso no se percató de la  mención del diminutivo de la rubia. Sin embargo, esta última si lo hizo.

Al otro lado de la ventanilla, la silueta de una chica apareció colocando ambas palmas sobre el cristal siguiendo siempre el paso de auto.

Sin pensarlo dos veces Santana colocó su palma izquierda en el cristal mientras que Brittany se acercó más para colocar su palma derecha igualmente.

Sin imaginarlo, la joven al otro lado comenzó a gritar para después derramar lágrimas.

-“Oh pequeña, no llores!”- le gritó Brittany mirando como su imagen se quedaba atrás cuando el auto avanzaba y se perdía entre más gente.

Por otro lado de la camioneta estaba Rachel que de igual manera saludaba a los Fans, ellos la conocían a la perfección por sus musicales en Broadway. Quinn solo negaba entretenida y divertida ante la actitud de su novia.

Después de todo el tiempo que pasó para que pudieran llegar al hotel, todos comenzaron a celebrar pidiendo atenciones en recepción. Todos, incluso seguridad brindaron por el éxito de esa noche.

* * * * * * * *

 
Horas más tarde…




-“Vendrás a la cama?”- Hanna intentaba por cualquier modo convencer a su novia de hacer algo más que dormir.

Sin embargo, la morena ya no se sentía lo suficientemente interesada en ello. Al menos no como lo llegó a estar y más aún cuando sabia que las cosas entre ellas dos no estaban bien, y el querer solventarlo con sexo no era lo mejor.

-“Hanna no, por favor”- se apartó de ella –“No ahora…estoy agotada”- sin decir más nada la rubia se apartó yendo sola a la cama. Santana permaneció sentada en el sofá con los ojos cerrados. La idea de tener al gran Donald y Lizzie junto a sus hombres custodiando el pasillo no le dejaba tranquila.

Por qué regresar ahora? Y más aún, por qué por orden de Russel? Esa incógnita permanecía en ella.

////////


 -“Bri…Brittany?...tengo que hablarte de algo…por favor?”-

Emily llevaba por lo menos una hora tratando de comunicarse con la rubia a lo cual esta simplemente se limitaba a ignorarla y dedicarle miradas mordaces puesto que la asiática tenia encima unas copas de más.

-“Me…harás caso?”- Emily se colocó a un lado de la holandesa mirando su rostro ligeramente sonrojado por el reciente baño caliente a través del espejo.

La joven bailarina suspiró poniéndose de pie para dirigirse a la cama –“Deberías tomar una ducha, Emily. Estas ebria”- murmuró sacando sus pantuflas de sus pies.

-“Escúchame, Brittany. Sobre lo de esta mañana..-

-“Olvídalo, quieres?...ahora lo que quiero es dormir”- la cortó acomodando las sábanas a un lado para entrar en la cama.

-“Brittany S. Pierce me vas a escuchar por un carajo!...siempre haces lo mismo a la hora de afrontar problemas conmigo!!”- la voz de Emily resonó con más potencia debido al silencio que ahora dominaba en los pasillos del hotel.

Donald miró a uno de sus agentes con el seño fruncido. Este solo se limitó a mirar en dirección de la puerta tras él.

-“Es por esto!...siempre que hay problemas es porque estás ebria Emily!!”- respondió ya fastidiada la rubia.

-“Escúchame por esta vez Brittany!”- Emily rodeó la cama acortando la distancia amenazadoramente. Por acto de reflejo la rubia retrocedió al punto de estar entre las almohadas sobre la cama. Por más que se negara a mostrar temor, su rostro y nerviosismo la traicionaron.

-“Aléjate Emily…entiende que no quiero hablar”- buscó a tientas una almohada abrazándola. Recordó que el equipo de seguridad estaba justo detrás de la puerta y por un momento se le cruzó la idea de cruzar la habitación hasta ahí pero, una Emily realmente molesta se encontraba frente a ella. Acechándola. 

**
 
-“Señor Reesler, cree que debamos..?”- el joven agente que lo acompañaba en el pasillo junto a la puerta de la habitación de Santana indagó nervioso.

Donald hizo señas al vigilante de la puerta que correspondía al dormitorio de Brittany. –“Brittany?...todo está bien por ahí?”- golpeó ligeramente la puerta.

**

-“Es que acaso no pueden dejarnos a solas?”- bufó la asiática mirando con enfado a la rubia. –“Brittany  escucha…quiero disculparme por lo de esta mañana”- trató de relajarse bajando la voz.

Sin embargo, la ojiazul no tenía ánimos de seguir escuchando cuentos…estaba cansada y tendría que estar lista a primera hora. Se puso de pie desde el otro lado de la cama dirigiéndose por un par de zapatillas aptas para caminar y una chaqueta. Llevaba pantalones chándal por lo que no se preocupaba demasiado.  

A pesar de  ello, no contaba con que Emily se opondría a su idea de escapar.

-“No lo hagas…quédate”- su voz de nuevo comenzaba a tensarse.

***

 
Sin ánimos de seguir pensando, Santana decidió salir de la habitación encontrándose con su agente ahora personal Donald Reesler hablando con su compañero.

-“Señorita López, todo está bien?...necesita algo?”- Donald se apresuró junto a ella.

-“No, no…solo necesito respirar aire fresco…- su tono era cansado pero lleno de firmeza. 
 
-“Perfecto entonces…la acompaño”- Donald se colocó a su lado recibiendo un suspiro cansado como respuesta. La morena no discutiría más, después de todo no ganaría nada. Ellos se mantendrían ahí mientras Brittany estuviera de gira con ella.

Brittany. Su mente se dirigió a ella. Una vez más.

-“Como quieras”- respondió caminando.

El joven que relevaba a la agente Keen se colocó de nuevo en posición cundo un ruido en la habitación lo sobresaltó volviéndose con rapidez.

-“Que fue eso?”- Santana se volvió curiosa.

-“Señora Fields?...Brittany?...todo bien ahí?”- el joven agente intentó abrir la puerta pero esta tenía el seguro puesto. –“Necesitan ayuda?”-. se giró pidiendo apoyo de Donald quien dio un par de pasos inseguro de una posible amenaza.

Santana no pudo evitar comenzar a sentirse nerviosa mirando por encima del hombro del hombre rubio.

Una vez más una serie de ruidos se escuchó dentro de la habitación haciendo esta vez que el agente Reesler reaccionara.

-“Señorita Pierce por favor abra la puerta”- golpeó con más fuerza la puerta de la habitación. No obtuvo la respuesta que quería, sin embargo murmullos al otro lado de la puerta se hacían escuchar.

-“Por qué no abre la puerta?”- Santana expresó su preocupación acercándose más.

-“Señorita Santana, por favor vuelva a su habitación”- Donald se giró.

-“No entraré hasta que sepa que todo está bien ahí”- señaló.

El joven agente llamó de nuevo a la puerta, a diferencia de antes esta vez alguien abrió la puerta pero esta se cerró de golpe rápidamente.
 
****




-“Basta Emily!...déjame salir de aquí!”- exclamó la ojiazul con los ojos brillosos por el llanto. El golpe que se llevó en el tobillo con la base de la cama al forcejear con la asiática fue duro…y no pudo evitar querer llorar.

-“Te lo he dicho antes pequeña rubia…no saldrás de aquí esta noche”- la tomó por los brazos arrastrándola hacia el baño. –“Tomarás un baño conmigo querida esposa”- Brittany no hacía nada más que retorcerse intentando deshacerse del agarre.

Cuando no miró otra alternativa, con un fuerte movimiento hacia atrás de su cabeza golpeó la nariz de la morena.
-“Déjame en paz!”- gritó haciendo que esta vez resonara fuera de la habitación.

***
 
-“Oh no”- murmuró Santana sabiendo lo que pasaba ahí dentro.

Donald golpeó la puerta de nuevo llamando.
 
***


Emily la alcanzó con un brazo jalándola de nuevo con ella. Su mano derecha apretaba con fuerza la mandíbula de la rubia mientras que con la izquierda la sujetaba se su rubio cabello.

-“Mírate…eres hermosa, y exitosa…que más se podría pedir en una mujer como tú, Brittany?”- sus palabras eran dichas con rabia observando los ojos de la otra mujer –“Siempre quise esto…tenerte solo para mí…por siempre”- sus propios ojos se llenaban de lagrimas y sus dientes rechinaban por la presión aplicada al hablar.

***
 
-“Es inútil…con eso jamás lo lograrás!”- la latina exclamaba desesperada.

***
 
-“Pero sabes cuál es el problema en realidad en nuestro matrimonio?”- apretó con más fuerza la mandíbula de su compañera.

-“T-t…te…has...con...convertido…en un…monstruo”- Brittany luchaba por liberarse, la respiración le estaba faltando y comenzaba a ver borroso.

***

 Donald seguía luchando mientras que su compañero agente pedía ayuda a sus compañeros.

-“Tira la puerta de una jodida vez!!”- gritó Santana.

***
 
-“No Brittany…- las lagrimas salieron sin control alguno -…tú jamás dejaste de amarla a ella”- susurró con veneno para después abofetear a la rubia.

Con furia el rubio agente retrocedió y con fuerza sobrehumana tiró la puerta de una patada. Acto seguido entró con prisa encontrando  la peor escena que el pudo ver en sus años conociendo a la señorita Pierce.

Esta se encontraba en el piso tratando de reincorporarse mientras Emily respiraba de manera irregular con la nariz sangrante.

Sin siquiera pensarlo dos veces Donald se dirigió hacia la morena tomándola con fuerza. Lizzie entró apresurada seguida de dos agentes más.

-“Que mierda ha pasado aquí!?”- la castaña guardó su arma mirando a Donald.

-“Llévatela de aquí ahora”- Emily se revolvió negándose a ir con ella.

Santana presa de la adrenalina entró en la habitación mirando a una cansada Brittany sobre sus rodillas. –“Britt...- sus ojos se abrieron como platos y corrió para auxiliarla.

Al ver esto la asiática se soltó del agarre del agente y corrió hacia Santana –“Tu!”- iba dispuesta por la latina pero grande fue su sorpresa cuando esta impactó su puño contra su rostro.

-“Ni siquiera se te ocurra Fields!...tu no vuelves a intentarlo o acercarte a ella!”- se colocó por delante del cuerpo de la holandesa.

-“Ella es mi esposa!”- gritó tratando de acercarse de nuevo pero esta vez Donald con ayuda de otro agente la tomaron para evitar otro mal movimiento.

-“No lo seguirás siendo….- murmuró con dolor -….quiero…el divorcio”- Brittany elevó su rostro en señal de fuerza.

-“Eso quieres?...jamás lo obtendrás Brittany Pierce! Tú me perteneces y nadie me va a impedir que esté contigo!”- gritó enfurecida.

-“Ya basta!. Nosotros estamos aquí para ello!”- gritó Lizzie enfadada –“Ahora sáquenla de aquí!...no la quiero libre hasta que vuelva en sí!”- ordenó y finalmente su mejor amigo y su compañero se la llevaron aún esta gritando.

A estas alturas todo el equipo estaba fuera de sus habitaciones siendo testigo de todo. Incluyendo Hanna.

-“Puedes ponerte de pie?”- Santana trataba de no tocarla con brusquedad, como si de una muñeca de porcelana se tratara. Sus ojos se encontraron con los azules de su compañera sintiendo como su corazón se comprimía al instante.

El semblante cansado de Brittany, sus parpados ligeramente hinchados por el llanto y su labio inferior abierto con la sangre que comenzaba a secarse en su lugar.

Brittany bajó la mirada asintiendo. Con cuidado la morena la tomó de la cintura colocando el brazo derecho de la rubia sobre sus hombros.

Les tomó unos segundos ponerse de pie a ambas.

-“Que pasó?”- Hanna entró con los brazos sobre las caderas.

-“No es un buen momento Hanna”- respondió Santana con tristeza.

-“Claro”-.

-“Podrían por favor traer ayuda para Britt?”- Los agentes no lo pensaron dos veces dejando así nada más Lizzie con ellas dos. Hanna salió sin decir más.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Dom Ago 07, 2016 1:59 am

CAPITULO  16
 




-“No me importa lo que eso conlleve Quinn!!...esa maldita tiene que estar tras las rejas ahora!”- La ojiverde solo se limitaba a observar a su amiga avanzando de un lado a otro.

-“Bien, escucha López…debes calmarte si?...estas en una gira importante justo ahora como para que te preocupes de más”- Quinn tomó la silla junto a su cama tomando asiento. –“Cómo está Brittany?...no pude verla durante la noches después de que haya caído rendida”-

-“El médico la revisó por la mañana…al parecer está bien todo”- suspiró –“Aunque hay marcas y es mejor que esté en cama por ahora…parece estar en trance”-.

-“Después de haberse enfrentado a tal animalada mujer no me sorprendería”- la rubia sacó su móvil revisándolo por un momento. –“De acuerdo escucha…voy a ayudar a Brittany con lo de su divorcio…si ella lo quiere se podrá librar de Fields”-

Santana no respondió, en su lugar miró hacia la nada pensando en cómo era que habían llegado a eso.

* * * * * *


 
El día parecía extrañamente triste, por la mañana todos se habían dedicado a hacer rutina de ensayo, sin embargo, nada era lo mismo sin su líder quien se encontraba en reposo después de lo sucedido la noche anterior.

Algunos de los que habían sido testigos de la pérdida de locura de Emily se preguntaban cómo era que una persona tan profesional ante la prensa podía llegar a tales extremos de ebriedad y salvajismo, en especial alguien que fuera capaz de lastimar a una persona. A su propia esposa.

Ahora solo se preocupaban de que Brittany volviera al cien por ciento de su recuperación, algunos decían que durante la corta visita de su parte la rubia lloraba como si de una niña se tratara. Eso les partía aun más el corazón.

Eso le partía el corazón a Santana.

-“Puedo entrar?”- La latina habló suavemente abriendo un poco la puerta. Entró despacio al no recibir respuesta, le indicó al agente que todo estaría bien y de esta manera cerró la puerta tras de ella. Se recargó en esta por unos segundos mirando la figura de la rubia en la cama, respirando pasivamente.

Con cuidado de no hacer ruido se acercó tomando asiento en la silla que anteriormente había dejado junto a la cama.

Observó el rostro durmiente de la holandesa sintiendo alivio de que esta al final pudiera rendirse al sueño. Tomó la manta que llegaba hasta la cintura de la rubia para así cubrirla bien.

Brittany se removió en su lugar y Santana se arrepintió de su acto.

-“Shhh…soy yo, sigue durmiendo”- tranquilizó en un susurro. Los ojos azules que ya conocía se abrieron encontrándose con los suyos.

-“Qué hora es?”- murmuró la holandesa.

-“Cuarto para las seis…cuanto tiempo llevas durmiendo?”-

Brittany se incorporó un poco para mirar bien a la morena. –“No mucho en realidad…Rachel estuvo por aquí hace un rato y me dejó agotada”- hizo una mueca provocando la risa de ambas.

-“Jamás cambiará”- Santana miró hacia la nada pensando un momento.

-“Hablé con Quinn por la mañana”- comenzó bajo la atenta mirada de su compañera. –“Ella está dispuesta a ayudarte…con tu divorcio”- sonrió levemente encontrándose sus miradas nuevamente.

-“Gracias…de verdad”- dio media sonrisa que se convirtió en una mueca de dolor enseguida.

-“Te duele mucho?”- se acercó para comprobar que la pequeña sutura estuviera bien.

-“Sólo cuando intento sonreír”- murmuró –“Pero está bien”-.

-“Escucha…el próximo show es en dos días”- comenzó tratando de buscar palabras correctas –“Y…creo que lo mejor es que descanses”- miró seriamente a la rubia quien parecía confundida. Era claro que no entendía. –“Creo que es mejor que regreses a casa Brittany…no lo sé, con tus padres tal vez…lejos de ella”-.

-“De que hablas?...estaré bien”- habló acercándose más a la latina. –“Además de que tengo un contrato con Ryan…no puedo irme así porque si”-

-“Estoy segura de que Ryan entenderá..-

-“No me voy  ir Santana”- la cortó –“No ahora…esto solo es una tontería de matrimonio de la que me libraré y seguiré adelante…no me voy a derrumbar o a salir corriendo”- su respiración se agitó por su esfuerzo, y más aún al tener cerca ese rostro que tango había extrañado.

El sonido de la puerta las sacó del silencio que se había colado entre ellas por unos segundos.

-“Adelante”- dijo Santana recargándose en su lugar de nuevo.

Lizzie entró a la habitación con un carrito lleno de comida y bebidas.

-“No sabía que interrumpía algo…lo siento”- la castaña las miró.

-“No lo haces…yo y me iba en realidad agente”- Santana se puso de pie caminando hacia la puerta. –“Una cosa más Brittany…no estarás en el escenario esta vez”- habló seriamente, la rubia abrió la boca para protestar –“Por órdenes del doctor”- salió de la habitación.

-“Es tan molesta algunas veces”- bufó –“Le he dicho que estoy bien…solo necesito reponerme”-.

-“Tal vez tenga razón ella, Britt. Necesitas estar bien y descansar, inténtalo si quiera esta vez”- la mujer le ofreció un vaso con jugo de naranja que contenía una pajilla para facilitarle el beber el liquido a la chica. –“Ahora debes comer algo”-.

* * * * *

 
Mientras tanto, unos cuantos kilómetros lejos del hotel, un equipo de agentes privados custodiaba a una asiática furiosa no solo por la resaca que tenía encima sino además por el hecho de que llevaba horas encerrada en un departamento, aislada de las personas. Separada de Brittany.

Pero esas habían sido las órdenes de Lizzie al sacarla del recinto hecha una bestia, necesitaba tranquilizarla para después interrogarla y hacerle saber las consecuencias que sus actos conllevarían.

-“Es suficiente!...déjenme salir de aquí ahora!”- pateaba la puerta con fuerza mientras los agentes fuera de esta no movían ni un solo músculo.

Al no obtener resultado alguno por enésima vez, la morena optó por sentarse en el suelo, recargando su espalada en la pared contraria a la puerta. El dolor en su cabeza la estaba sacando de quicio, sin mencionar las ganas inmensas de vomitar.

Su mente comenzó a traerle los recuerdos vagos de la noche pasada, mostrándole desde que golpeó a la rubia hasta que los agentes habían irrumpido en la habitación para llevársela como si de un delincuente se tratara.

-“Mierda!”- golpeó su cabeza.

-“Has terminado tu berrinche?”- Donald entró por la puerta cerrándola de un golpe tras de él. –“Has estado así todo el día”- se cruzó de brazos.

-“Y no dejaré de hacerlo hasta que me dejen ir con mi esposa”- se puso de pie.

-“No lo harás”- cortó Donald mirándola seriamente –“No mientras estés así, luces muy mal Emily Fields…no creo que tu equipo requiera de una nadadora como tú ahora”- miró su reloj con impaciencia.

-“Al carajo con mi equipo!...todo se jodió desde mi fractura”- respondió enojada –“Ahora solo dependo de ejercicios y la maldita pensión”-.

Se dirigió a la pequeña cocina del departamento sirviendo un vaso de agua. Donald soltó una pequeña risita acomodando su traje inconscientemente.

-“Es por eso que te has convertido en esta clase de persona?...bebiendo y maltratando a tu esposa?, convirtiéndote en una persona espantosa de repente?”- el rubio agente se burló. Tocaron la puerta y él se encaminó rápidamente.

-“Cierra la boca!...siempre he sido así, y a pesar de ello tengo lo que quiero!”- le gritó molesta a Donald.

Este entre abrió la perta recibiendo el mensaje de uno de sus compañeros. El asintió y volvió su atención a la asiática.

-“Sabes que sinceramente no me interesa. No me lo digas a mí”- abrió la puerta por completo –“A ellos les interesará más escucharlo”- señaló para que segundos después un imponente Russell acompañado por su esposa entraran por la puerta.

Emily sintió que la sangre en su cuerpo bajaba por completo al mirarlos ahí parados. No tenía idea de lo que ellos hacían ahí pero sabía que no le esperaba nada bueno.

-“Los dejaré a solas señor”- Donald saludó y salió por la puerta, no sin antes dirigirle una mirada divertida a la morena.

El silencio dominó el living por unos segundos demasiado largos para la joven.

-“Emily”- comenzó Russell –“Por favor”- señaló el sofá frente a ambos una vez que habían tomado asiento.

Con temor Emily se acercó sentándose. Hubiese deseado que la tierra e abriera en ese momento y se la tragara por completo.

Su aspecto era terrible; sin hablar de sus síntomas de resaca. Olía terriblemente a alcohol y no había tomado una ducha desde hacía más de 24 horas y empezaba a anochecer.

 * * * *

 
Una aburrida rubia cambiaba los canales del televisor sin emoción alguna, había estado así la última hora desde que Lizzie abandonó la habitación.

El reloj marcaba las 6:30 p.m.  y todo mundo estaba ahora en sus habitaciones, a excepción de Santana y sus agentes quienes habían salido a encontrarse con los conductores de la televisora más conocida de la ciudad para una entrevista.

Brittany se puso de pie para encaminarse al baño, cuando Lizzie asomó su cabeza por la puerta sobresaltándola un poco.

-“Lo siento Britt pero, hay unas personas que insisten en verte”- hizo una mueca.

-“Personas?, quienes?...Ryan o Blaine no me comunicaron nada sobre reuniones”- entró al baño y dos minutos más tarde regresó al living de su habitación. Lizzie ya se encontraba adentro.

-“Lo sé, lo sé…me han tomado por sorpresa a mi también”- se cruzó de brazos caminando de un lado a otro.

-“Entonces, debo recibirlos?...es obligatorio?...son personas importantes?”- dio un sorbo a su botella de agua.

-“Bueno…depende de ti, y si…son importantes, mucho”- rió ligeramente ante la cara de terror de la holandesa.

-“Por Dios…soy una momia en este instante”- corrió al tocador reacomodando su cabello y su blusa holgada. –“No, no, no Lizzie…no pedo recibir a nadie ahora”- miró su labio suturado y las marcas en su cuello y quijada.

-“Estoy segura de que no les importara”- sonrió la castaña abriendo la puerta.

Dos torbellinos emocionados entraron corriendo a la habitación, solo que ahora su tamaño era más grande que antes.

-“Brittany!!!”- gritaron al unísono, abrazando a su hermana mayor.

La ojiazul soltó una sonrisa abierta y emocionada al ver  que se trataba de Harmony y Axel. Los había echado de menos.

-“Que están haciendo aquí diablillos?”- cuestionó mirando hacia la puerta. –“Donde está mamá?”-.

-“Están atendiendo asuntos de trabajo aquí en la ciudad de repente…no pudimos negarnos a venir!”- exclamó la rubia más joven.

-“Donde está Santana!”- Axel se desprendió del abrazo explorando la habitación.

-“San…Santana?”- Brittany estaba confundida y Lizzie decidió darles tiempo a solas.

-“Hace unos días miramos su concierto en televisión”- Harmony se dejó caer sobre la cama dejando escapar un quejido de placer –“Dios si!...el viaje fue agotador!”- revolvió las sábanas.

-“Oh…no tenía idea de que lo transmitieran en vivo”- tomó asiento a la orilla de la cama.

-“Pues lo hacen”- se sentó mirando atentamente a su hermana –“Que rayos te ha pasado?”- señaló su labio. –“Estás bien?”-.

-“Estoy bien pequeña”- sonrió –“Solo tuve un pequeño accidente ayer por la noche”- guiñó tratando de sonar convincente. No quería que sus hermanos supieran la verdad.

-“Y estás bien con San?...como lo llevas?”- Axel se volvió ante el argumento de su hermana.

-“Todo bien…aunque sea extraño el hecho de que haya regresado de la tumba”- bromeó para sus hermanos, provocando la risa en ambos –“De verdad, todo ha ido mejorado después del tiempo que hemos estado juntas”-

-“No quiero imaginarme la actitud de Emm ahora”- Axe habló inocentemente ajeno al significado de sus palabras en su hermana –“Debe estar con las garras de fuera por protegerte”-.

-“Cierra la boca Axel”- Harmony lanzó una almohada a su hermano –“Ambos sabemos que es inevitable caer ante Santana”- su sonrisa se ensanchó –“Por lo tanto Emily debería resignarse a que ella no es San”- bromeó haciendo reír a su hermana.

-“Creí que habías superado tu  amor platónico con ella?”-

-“Oh por favor!!...hubieras visto su actitud cuando actuaste con Marie en True Blood!”- bufó Axel con diversión.

-“No le creas!...está mintiendo”- se defendió la rubia menor.

Brittany soltó una risa abierta al mirar lo ruborizada que su hermana estaba.

-“Tal vez si se quedan un rato más…puedan saludarla”- dijo no muy segura de la idea, no sabía cómo reaccionaría la latina.

-“De verdad!...eso sería maravilloso”- Harmony se dejó caer de nuevo en la cama abrazando una almohada.

 * * * * *
 
-“Me importa un carajo lo que pienses ahora Emily!”- Russell haló con voz potente. –“Te alejaras de mi hija ya!”-.

-“Pero, señor Pierce esto solo fue…un error”- murmuraba al borde de los nervios la asiática.

-“Error?”- Audrey se puso de pie –“A caso has visto como dejaste a mi hija!...no toleraremos esto de ninguna manera Emily! Además de tus mentiras!”- sus ojos cristalinos por las lagrimas le miraban de una manera impotente.

-“Yo…lo siento”- susurró.

-“No lo haces. En ninguno de los sentidos”- Russell aflojó su corbata. –“Así que realizarás los tramites del divorcio lo antes posible, sin protestar a mi hija en lo absoluto”-.

-“Pero…yo quiero a Brittany, quiero que esté conmigo”- suplicó –“Por favor”-

-“Mi hija es una mujer digna, Emily…ahora ella toma sus propias decisiones…y si ella ha decidido esto, la apoyaremos”- murmuró Russell dirigiéndose a la puerta.

-“Eso no era lo que decías sobre ella”- atacó la asiática.

-“Cometí grandes errores…y debo afrontar mis consecuencias eso lo sé.”- abrió la puerta dejando el paso a su mujer –“Pero ya no más…no toleraré que Brittany sea humillada por nadie”- salió de ahí buscando con su mirada a Donald. 
Cuando lo encontró lo llamó.

-“Señor”-.

-“No creo que sea tan fácil con ella. Sabes qué hacer, de acuerdo?”- el agente asintió firmemente –“Debemos conseguir aclaraciones lo antes posible”-.

-“Quiere que la tengamos en vigilancia, señor?”-.

-“Si vuestra intuición es verdadera, se refundirán en la cárcel, Donald”- sentenció.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Dom Ago 07, 2016 2:15 am

                               CAPITULO  17



 
-“Cuando se marcharán”- Axel se metió una galleta a la boca.

La noche había caído en ciudad Ventura y los hermanos Pierce habían decido pedir snacks a la habitación mientras disfrutaban de una película en el pequeño living.

-“Tenemos que estar en San Francisco en dos días”- respondió Brittany saliendo del baño terminando de secar su cabello después de la ducha.

-“Debe ser asombroso recorrer el mundo de esta manera”- Axel seguía comiendo.

El sonido de unos pequeños golpes en la puerta los interrumpió.

Brittany aún descalza fue a abrir encontrándose con una morena sonriéndole tímidamente.

-“Puedo hablar contigo momento?”- Lizzie se acercó junto a otros agentes dándoles una orden.

-“Por supuesto, solo que…tengo compañía”- abrió la puerta dejando ver así a dos adolescentes curiosos mirando sobre el sofá.

La sorpresa no pasó desapercibida en el rostro de la latina. Trató de traer a la mente de nuevo la imagen de aquellos dos niños traviesos que había visto un par de veces años atrás. Sin embargo no podía mirando a los adolescentes de no más de 15 años.

-“Oh…lo siento no lo sabía…no sabía que ellos estarían aquí”- murmuró nerviosa intercalando miradas. Los chicos permanecían perplejos en silencio mirándola. –“Hola chicos”- saludó.

Como si de una señal se tratara, ambos jóvenes corrieron hacia la morena sobresaltándola un poco.

-“Santana!!”- la abrazaron como si de un oso se tratara. Comenzaron a hacerle un cuestionario infinito sobre que había hecho en tanto tiempo, cómo fue que resultó estar viva, que eso no importaba ahora era famosa, que si se presentaría algún día en Ohio, que si podía visitarlos en su escuela para presentarle a sus amigos fanáticos de ella, etc., etc. –“Tienes que firmar mi diario escolar y el álbum que tengo tuyo!”- Axel corrió en busca de su mochila.

Santana sin embargo, seguía sin saber qué hacer ante aquella efusividad. Además de que Harmony seguía abrazándola.

-“Uuh, chicos…por favor”- Brittany reaccionó buscando ayuda de algún lugar. –“No creo que San…tana, tenga ganas de esto después de su entrevista”-.

Ellos no la escucharon. Harmony tomó la mano de la morena arrastrándola al living. –“Ven!...debes tener hambre!”- le indicó la rubia con alegría.

Santana se volvió por unos segundos suplicando la ayuda de Brittany, quien solo soltó una risita al ver su rostro.

-“Yo…uh…en realidad…acabo de comer algo”- habló la latina mirando los rostros entusiastas frente a ella. –“Pero…-

-“De acuerdo, muchachos…su habitación está lista”- Lizzie apareció de repente y Santana agradeció internamente.

-“Pero”- protestaron.

-“Sin peros…recuerden las reglas habladas…las damas tienen que hablar asuntos de trabajo y ustedes deben preparase para dormir”- apagó el televisor y los abrigos de los chicos.

-“Son las  8:30”- habló Harmony.

-“Entonces creo que sus padres estarán encantados de venir aquí por ustedes”- cortó la castaña esperando en la puerta.

Los pequeños Pierce bufaron sin emoción, sabían que con su seguridad no se podía jugar y menos cuando las reglas habían sido establecidas por sus padres. Si querían pasar tiempo con su hermana, debían obedecer.

-“De acuerdo…te veremos mañana Britt”- murmuraron tristes –“ Es asombroso verte de nuevo San…somos tus admiradores!...”- con esto salieron por la puerta dejándolas a solas.

Brittany suspiró recargándose en la puerta –“Yo…lamento eso”- señaló con una mueca –“No tenía idea de que reaccionarían así…ni siquiera que estarían aquí!”- exclamó.

El silencio se hizo presente y la morena caminó hasta sentarse en uno de los brazos del sofá. Brittany se limitó a observar el semblante cansado de la morena. Su cabello rebelde atado en una cola de caballo alta. Su atuendo casual luciendo una chaqueta de cuero y zapatillas converse negras. Le hacían recordar su adolescencia.

-“Esta bien yo solo…quise aprovechar la ausencia de Hanna para venir a disculparme”- murmuró acercándose a la rubia.

-“Disculparte?”- Brittany la observó desde su posición aun en el suelo. –“Sobre qué?”-.

Santana le tendió la mano para ayudarla a ponerse de pie, a lo cual la holandesa aceptó dirigiéndose al pequeño living.

-“Sobre todo”- la morena tomó asiento y a su lado la rubia. El silencio abordó por unos largos segundos. –“Se que tal vez no fui muy buena contigo cuando llegaste aquí…”- comenzó delicadamente. –“Y no lo he sido desde hace ocho años…por alejarme”-.

-“Santana no creo que sea buen momento para esto”- se movió nerviosa.

-“Tiene que serlo Brittany…así que te pido perdón por dejarte, por hacerte creer que todo este tiempo estuve muerta, por haberte tratado con indiferencia en lugar de ser buena contigo….-

-“Sabes cuánto tiempo estuve extrañándote?”- sus ojos se humedecieron, no quería hacerlo pero era imposible no sentirse vulnerable ante ese tema. Ante ella.

-“Lo lamento…de verdad”- susurró –“lamento que ahora estemos en esta situación y lamento….que tengas que soportar esto”- con delicadeza rozó el labio suturado de Brittany.

Justo en ese momento una lágrima resbaló por la mejilla de Brittany. Santana la limpió dedicándole una sonrisa herida.
Acto seguido la morena se puso de pie caminando al sofá frente a ellas. Axel había dejado ahí su mochila cuando tuvo que salir bajo las órdenes de Lizzie. Dudosamente, Santana comenzó a revisar la mochila esperando a ser detenida por la rubia pero al no obtener protesta alguna continuó.

Vació las cosas sobre el sofá dándose cuenta de que se trataba en efecto de su más reciente álbum Shades of Sparkle  seguido por un cuaderno con forro de piel, minuciosamente conservado. Supuso que era su diario y al final una camiseta desgastada del último tour en el que Brittany había participado.

Santana sonrió y tomó un plumón de la mesita de centro para comenzar a firmar. Volvió su mirada tras sentir los ojos azules de Brittany sobre sus movimientos.

-“Que?...después de todo estaba entusiasmado por esto”- señaló los artículos firmados. No recibió respuesta y comenzó a guardar todo de nueva cuenta.

La holandesa se puso de pie acercándose a ella de manera lenta, limpiando los rastros de lágrimas anteriores.

-“San…”- susurró delicadamente mirando el suelo para después mirar sus ojos –“Te perdono”- sonrió. –“Aunque en el fondo desee que esto no esté pasando…no de esta manera…te perdono”- carraspeó sintiendo como en su garganta se formaba un nudo doloroso.

-“Señorita Marie?...La señorita Hanna la espera ver en su habitación ahora”- un agente llamó a través de la puerta con voz profunda.

Si hubiese sido en otra situación, Santana habría salido corriendo tras de su novia. Pero ahora lo único que sentía por ella eran unas ganas inmensas de alejarse…y en ese momento de ahorcarla por interrumpir en un momento personal para ella.

-“Debo irme Brittany…y será mejor que descanses mientras Emily está fuera”- dejó la mochila en el sofá encaminándose a la salida –“Buenas noches rubia”- salió dedicándole un guiño.

Brittany soltó el aire contenido en sus pulmones de manera ruidosa y pesada…no era la primera vez que deseaba con su ser el poder besar a la morena.

Sabía que no era lo correcto pero…como evitarlo cuando la latina había sido víctima de la edad de una manera impresionante. Para la rubia los años le habían asentado muy bien a Santana y así parecía ser con cada minuto del día.

Tendría que controlar sus emociones mientras estuviera cerca, no quería meterse en más problemas además de los que ya tenía. Y ahora tendría que hablar con sus padres sobre su divorcio con la asiática.

* * * * *

 
-“lamento no haber estado contigo durante la entrevista”- Hanna besó a la morena rápidamente cuando esta se recargó en la puerta tras ella.

Santana miraba hacia su novia mirando como esta desempacaba algunas prendas que acababa de comprar –“Hanna  tengo que hablar contigo”- se deshizo de su chaqueta tirándola en el sofá del pequeño living.

-“Te gusta?...en cuanto la vi supe que era para ti”- sacó una chaqueta nueva de entre todas sus compras.

-“Qué?...creí que solo te reunirías con el agente de la auditoría”- señaló tomando la chaqueta y lanzándola sin importancia alguna a la cama.

Hanna notó ese gesto y bufó –“Y así fue…solo que decidí dar una vuelta cuando me di cuenta de que no llegaría a tiempo contigo”- suspiró siguiendo con su labor de desempacar. –“Sobre qué quieres hablar?”-.

-“De acuerdo…escucha”-  pensó por un momento –“Hanna…cuando te conocí, aquel día en el que estaba destrozada por dentro…creí que la vida me había dado una segunda oportunidad…creí que eras la mujer más bella que se había cruzado en mi camino de desgracia después de una vida llena de caos”- a pesar de que su voz salía con fluidez y seguridad, sus manos no dejaban de sudar –“Creí que contigo sería capaz de olvidar todo…de salir delante a tu lado. Cuando te conocí, estaba segura de que mi futuro sería asombroso…con una chica linda, divertida, independiente, hermosa…algo testaruda pero sobretodo comprensiva”- Hanna no dejaba de sonreír ante lo que su novia decía mirándola a los ojos.

-“Oh, Santana…”- fue lo único que salió de ella.

-“Cuando te conocí Hanna…me dije a mí misma que serías el amor de mi vida”- suspiró tratando de relajar sus hombros. –“Pero me equivoqué”- murmuró mirando hacia abajo.

-“Qué?”- la sonrisa de Hanna desapareció siendo al instante sustituida por una mirada de incredulidad. Creyó no haber escuchado bien. –“discúlpame no..-

-“Eres una persona engañosa Hanna…eres egocéntrica, eres egoísta, posesiva…solo eras buena al comienzo de nuestra relación…y traté de ignorar eso y hacer que funcionara, día a día…pero estoy cansada de esto…estoy cansada de nuestras discusiones a diario, estoy cansada de tus celos absurdos…además de que mal gastas mi dinero de una manera estúpida”- señaló las bolsas sobre la cama. –“Simplemente…me equivoqué contigo”- murmuró por último mirando a la rubia. Esta tenía una mirada mordaz hacía ella.

-“Que estás tratando de insinuar?”-

-“No trato de insinuar nada Hanna…solo quiero que te quede claro que estoy harta de ti y tus caprichos de mierda. Esto se acabó”- señaló dando media vuelta hacia el cuarto de baño.

-“Escúchame bien López!...nadie, absolutamente nadie…termina conmigo”- caminó tras ella –“Y tú! no eres la excepción!”- gritó molesta.

A Santana realmente no le importaba si sus gritos se escuchaban al otro lado de la puerta. Después de todo solo era seguridad.

-“Puedes quedarte en la habitación…yo me voy”- recogió su chaqueta –“Recoge todas tus pertenencias…tampoco es necesario que sigas con nosotros en la gira”-

-“Esto aún no se acaba Santana!”- gritó antes de que la morena cerrara la puerta dejándola sola con su rabieta.

En su camino por el pasillo, la latina se encontró con Lizzie quien por su porte se dirigía a suplir  a su compañero en la habitación de Brittany.

-“Señorita Santana…buenas noches”-

-“Hola agente”- dijo simplemente suspirando. –“Como están los chicos?”- sonrió débilmente.

-“Oh tuve que amarrarlos en la cama…de lo contrario estarían aquí justo ahora”- bromeó provocando una risa en Santana. –“Están ansiosos por que llegue el día de mañana, sinceramente no sé si puedan dormir con su ídolo aquí”-.

-“Es increíble cuanto han crecido”- su mirada estaba perdida. –“Ellos…saben de…-

-“No, de ninguna manera”- respondió la castaña, sabía que se refería a Emily.

-“Donde está ella?”-

-“Está lejos de Brittany por ahora. No es buena idea que vuelva junto a ella”- se cruzó de brazos –“No sabemos cómo reaccionen ambas”-.

-“Cuando vendrán sus padres?”- preguntó temerosa de la respuesta.

Por largo segundos para la morena, Lizzie la observó.

-“Russell quiere hacer las cosas bien esta vez”- suspiró con una sonrisa débil -“Es tarde…deberías ir a descansar Santana”- la agente se despidió apretando ligeramente su hombro derecho. No quería preocupar aún más a la joven.

Sin más remedio, Santana se dirigió a recepción. Necesitaba encontrar habitación disponible para pasar la noche.

Hacer las cosas bien. Qué sentido tenía hacerlo bien ahora si todo había cambiado por completo en las vidas de cada una. Si era que en cuanto a ellas se refería.

No creía que después de todos esos años de separación ahora existiera una posibilidad de que sintieran lo mismo, al menos no de parte de la rubia.

-“Hiciste mucho daño Santana”- se dijo a si misma llegando al mostrador del lobby. –“Olvídate de ello”-.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

nos leemos en la siguiente act.
Besos!!
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por micky morales el Dom Ago 07, 2016 10:33 am

Que buena es esta historia, y si nos leemos en la proxima que espero que no tarde tanto, en fin... que bueno que las cosas estan caminando por donde debe ser, lo mejor es alejar a ese par de locas de la vida de britt y san para que al fin ellas pdan estar juntas y ser felices!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por 3:) el Dom Ago 07, 2016 11:30 am

Que bueno que volviste.. amm no tardes tanto la proxima ves....
Se estan aloneando las cosas por asi decirlo...
Al fin britt se saco de encima a emily y san a hanna de una ves por todas....
Amm seria como un emñezar de cero???
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por evean el Jue Ago 11, 2016 1:26 am

Al fin volviste!!!!!!!
Pensé que ya no lo harías, pero lo hiciste y esto
Me pone feliz, no tendré que imaginar el
Final.... Un abrazo y no tardes en actualizar
avatar
evean
********-
********-

Mensajes : 791
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Lun Oct 24, 2016 12:57 am

                                                                               CAPITULO  18




 
San Francisco, California.
Agosto, sábado 25, 2020.




 
El día apenas llegaba a su cúspide de las 12 horas cuando Santana y su equipo se encontraban haciendo ajustes, ensayos y planificaciones para el show. Todos presentes y activos…todos menos Brittany, ya que por órdenes de Santana, Blaine y Ryan debía permanecer descansando fuera del escenario por lo menos hasta presentarse en NYC.

Con protestas y pucheros la rubia no tuvo más que aceptar. Al final se dio cuenta de que tal vez no sería tan malo, después de todo ahora sus hermanos se habían unido a la flota por petición de Santana. Algo extraño para Mercedes, ella tenía entendido que no soportaba la idea de estar cerca de personas tan jóvenes. Mucho menos si de trabajo se trataba.

Ahora Brittany disfrutaba del medio día con sus hermanos, tomando un helado y caminando bajo los rayos del sol. Claro que, su equipo de protección no faltaba un par de metros tras ellos.

-“Me alegra que papá y mamá hayan aceptado dejarnos quedar por unos días”- Axel respiró profundamente con satisfacción.

-“Bueno…considérense afortunados, no cualquiera es aceptado en el tour de un artista así porque así”- rió Brittany volviéndose para mirar a Lizzie dando órdenes a un par de hombres jóvenes.

Cuando se trataba de salir a la vía pública, el equipo de seguridad acostumbraba a vestir casualmente como cualquier peatón en la sociedad, dejando atrás sus siempre estirados trajes de corte profesional.
La holandesa frunció el seño cuando los vio marcharse por otro camino dejando así a la agente Keen acompañada solo de tres compañeros más.

Lizzie le devolvió la mirada segundos más tarde y le sonrió con seguridad. Brittany volvió a la conversación con sus hermanos de inmediato.

-“A qué hora hay que volver?”- Harmony miró a su hermana mientras se acomodaba cerca de una roca en el mirador, que ofrecía la vista del océano y el Golden Gate.

-“No hay prisa en realidad…el show está programado para las 8:30 p.m.”- respondió colocándose al lado de su hermana.

-“Es increíble que vayamos a estar en la mejor área de espectadores”- aplaudió la rubia más joven. –“Aunque me hubiese gustado verte ahí también”-

-“Lo sé, a mí también me hubiese gustado estar ahí”- suspiró mirando hacia lo más profundo del mar.
 
 * * * * * * * 




-“Creí que habíamos dicho que ese vuelo la llevaría lejos”- Santana caminaba por los pasillos del recinto de manera rápida, estaba acalorada y transpirando a través de su frente.

Había estado toda la mañana ensayando y en sus adentros no había nada más que pensamientos de su show. El día anterior había discutido de nueva cuenta con Hanna cuando la morena le dijo que el primer vuelo a Pennsylvania a casa de sus  abuelos salía a media noche.

La escritora no pudo hacer otra cosa más que llorar y sentirse ofendida diciendo que el trato que le daba no era justo, y mucho menos echarla así como así.
Claramente su chantaje no convenció a la latina ya que le ofreció que su equipo de seguridad la acompañara hasta el aeropuerto ayudándole con su equipaje.

Sin embargo, a esas horas del día en la ciudad de SF la morena lidiaba con la presencia molesta de su ex novia, quien se aferraba aún más a que su relación aún no terminaba.

-“Esa era la idea pero…es realmente una tipa insistente”- Mercedes no se inmutó en hacer notar su desprecio esta vez. Ya no había por qué importarle.

-“Escucha no me importa como tengan que hacerlo…no la quiero cerca de acuerdo?”- Mercedes apuntó asintiendo –“Ahora, dile a Fabray que la veré en un par de minutos en el estudio”- de esta manera la latina se encerró en su camerino y la mujer salió corriendo en busca de la abogada.
 
* * * * 


-“De acuerdo…he hablado con un par de colegas hace un rato”- Quinn le entregó una carpeta a su amiga mientras regresaba a su lugar. –“Están de acuerdo con mantener todo a discreción…claro que, habría que ver con qué clase de gente trata Emily, cuáles son sus argumentos y sobre todo hablar con su abogado”- .

-“Que hay si lo compra”- respondió ansiosa hojeando los documentos. –“Esa maldita es capaz de hacer todo con tal de mantener a Brittany con ella”-

-“No lo creo”- suspiró –“Verás, el día en que me pediste ayuda me tomé la libertad de comenzar con algunas cosas…comenzando por saber de los representantes legales de Emily ante todo ángulo de su vida”- Santana la miró extrañada –“Spencer Ray estudió conmigo en la facultad de leyes”-

-“Entonces?”- no entendía.

-“Ese chico es abogado personal de Emily Fields desde hace un año…creo que no se ha presentado algún caso legal con esa chica hasta ahora”- jugó con su pluma –“Y créeme Santana…Spencer daría su vida antes que faltarle al respeto a su trabajo”- señaló con una sonrisa. Su amiga la imitó en seguida.

-“Adoro tenerte de vuelta Fabray”-

-“Lo sé querida”- presumió ganando la risa de su amiga –“Como sea, he tratado de agilizar las cosas pero necesito halar con Brittany antes…y mandarle la orden a Spencer antes que a Emily, estoy segura de que si lo hago al revés ella lo ignorará y hará de cuenta que nada pasa”-.

-“Entonces esta es la orden oficial para la primera cita”-

-“En efecto. Solo que debido a mi localización original de trabajo no es en América sino en Europa…puede que las citas previas y el firme del trámite se lleve a cabo en Londres”- su rostro hizo una mueca al no estar cien por ciento satisfecha con el hecho de no poder hacer el caso USA.

-“Cuando?”- le entregó la carpeta de regreso tratando de relajarse.

-“Bueno…tomando en cuenta que tenemos a Emily tras Brittany, a Hanna tras de ti y estamos en un maldito tour con millones de personas que están al tanto de nuestras vidas en este momento…quizá después de tu presentación en Nueva York”- sus manos jugaron con su cabello tratando de acomodarlo.

-“Pero eso es en menos de una semana”- abrió los ojos como platos.

-“Así es”- asintió efusivamente –“Y te acabo de dar las razones por las cuales es así…además de que con pruebas para defensa de Brittany podemos librarla aún más rápido de esa arpía”- pensó por un momento.

-“Qué tipo de pruebas?”-

-“Buenoo…los hematomas de su cuello y mandíbula aún no desaparecen”- miró a su amiga quien en seguida entendió.

* * * * *

 
-“Estás seguro?, yo no vi nada”- dos chicos caminaban por las aceras de la ciudad de San Francisco tomando un café helado.

Eran jóvenes y atractivos, por su actuar y su manera de tomar fotos a cada cosa en las calles quedaba más que claro que se unían a la comunidad de turistas que cada día se sumaban a la localidad.

-“Oh por favor!...estaba justo ahí, vamos”- comenzó a caminar de nuevo. –“No podemos perder el tiempo”- su compañero bufó, estaba cansado de caminar sin rumbo alguno. Llevaban haciéndolo durante horas.

-“Sabes no debimos ofrecernos a..-

-“Shhh!!, cállate…ahí está, vamos toma esto…sácame una foto”- le entregó la cámara a su amigo para después posar junto a un monumento famoso del futbol americano. –“Sigue en el agua?”-. Hablaba entre dientes fingiendo la sonrisa.

Al final su compañero había localizado al “pez en el agua” y tomaba fotos a todo momento, no a su amigo sino a la morena sentada en una banca lejana.

-“Si, si…sigue posando la tenemos”-.

Emily se encontraba sentada a unos treinta metros de ellos, mezclándose entre la multitud. A pesar de llevar puesta una capucha y lentes de sol…los agentes de Lizzie fingiendo ser simples turistas habían podido reconocerla. En realidad la habían visualizado desde que iban en el recorrido con Brittany y sus hermanos.

-“no tomes demasiadas o terminarás con el rollo”- el chico volvió con su compañero. –“Tengo una idea”- señaló un restaurante de comida rápida a unos metros.

Ambos se dirigieron al establecimiento pidiendo solo una soda para cada uno y un par de aperitivos.

Pasaron largos minutos y ambos comenzaban a aburrirse, la soda comenzó a agotarse y la gente iba y venía del restaurante.

-“Deberíamos hablar con lizzie…esto no funcionará”-

-“Oh vamos, no seas pesimista…además es nuestro trabajo de que hablas?”- lanzó una servilleta sucia al joven.

-“De acuerdo…está bien solo..- se quedó mudo al ver a Emily.

Su compañero se volvió mirando lo mismo. Rápidamente sacaron la cámara fotográfica y comenzaron a sacar fotos una tras otra captando todo. Beso, abrazo, beso, dialogo, beso…y de nuevo beso”-

-“Oh Dios mío”- el chico murmuraba mirando a través de la lente –“Esto merece un ascenso”- capturó más momentos. Mientras él lo hacía su compañero observaba con atención.

No se preocupaban por ser vistos en lo absoluto, gracias al cristal del lugar que desde afuera solo te podías reflejar tú sin ver al interior.

-“De acuerdo, creo que tenemos las suficientes”- revisó una por una afirmando que estuvieran en buen ángulo y la imagen de ambas fuera clara.

-“Lizzie estará feliz”-

* * * * *

 
Después de una tarde ocupada con sus dos adolescentes hermanos, Brittany se encontraba agotada. Sin embargo no había tiempo para descansos. Axel y Harmony habían ido corriendo a sus habitaciones para tomar un baño y reunirse de nuevo con la holandesa y dirigirse al show de esa noche.

Con pesadez Brittany entró en la regadera dejando que el agua tibia recorriera su piel nívea. Cerró los ojos disfrutando de la sensación cálida, el jabón no tardó en recorrer sus brazos, sus largas piernas y así por cada rincón.
Sin poder contenerse, su mente comenzó a vagar de nueva cuenta como hacía muchas otras ocasiones lo hacía. Sólo que esta vez no se trataba de trabajo, cuentas bancarias, contratos, reclutamiento de agentes o Emily…sino de Santana.
 
Recordó la silueta bien definida de la latina cuando realizaba los movimientos en su coreografía, recordó el ceño ligeramente fruncido de ella cuando luchaba por conseguir un paso o cuando su mirada se perdía mientras pensaba.

Recordó la pequeña capa de sudor que se formaba en su frente a la hora de actuar frente a su público y el aroma dulce y adictivo que desprendía de su cuerpo y que la rubia tenía oportunidad de respirar estando cerca de ella.
Sintió su cuerpo hormiguear de una manera que comenzaba a olvidar y como su propia temperatura aumentaba. Aún con los ojos cerrados apoyó las palmas de sus manos contra la pared, tratando de mantenerse en equilibrio.

Las imágenes continuaron en su cabeza e inconscientemente su mano derecha bajó hasta su parte íntima comenzando con caricias que se profundizaban a medida que la rubia lo necesitaba.
Así fue durante unos segundos hasta que su mente hizo clic abriendo los ojos de golpe. Alejó su mano del sitio anterior dejando su tarea.

-“Oh Dios, esto no puede ser”- murmuró sorprendida de lo que acababa de pasar y a donde pudo haber llegado de no ser por reaccionar a tiempo –“Esto…no…es…correcto”- rápidamente manejó las llaves de la regadera haciendo que esta dejara correr el agua fría por completo. El repentino cambio la golpeó de manera fuerte haciéndola pegar brinquitos y quejidos inentendibles.
 
* * * *




-“Nos tenías esperando por ti”- Harmony se quejó caminando al lado de sus hermanos. Se dirigían al área VIP del estadio acompañados por el personal que organizaba.

-“Lo siento enanos”- hizo una mueca al recordar lo ocurrido en su baño y sus mejillas comenzaron a sonrojarse –“Es solo que me dejaron agotada y el baño fue relajante”- dijo sin más.

En su camino se toparon con los bailarines y Brittany se dirigió hacia ellos para desearles suerte, en especial a la chica que anteriormente había estado acosando a la agente keen. Ella ocuparía el lugar de la holandesa por esa noche.

Santana se unió a ellos segundos después. Formando un circulo y llevando a cabo el mismo ritual que se infundió por la cantante se animaron entre sí para salir al escenario.

Brittany caminó detrás de la morena admirando su figura sin perder un solo detalle. Debía admitir que el vestuario de esa noche le acentuaba muy bien. Y sus ojos no podían apartarse.

-“Acaso quieres comértela?”- Harmony bromeó golpeando con su brazo el hombro de su hermana. Sacándola de su trance. 

-“Basta de que hablas?”- murmuró recuperando la compostura. –“Vamos, o nos perderemos la apertura”- tomaron el pasillo que conducía a sus asientos a prisa sin darse si quiera cuenta de que la latina había escuchado todo.

Con una risa interna, Santana subió a posición esperando para dar la indicación al personal de escena.

* * * * * 
 
La celebración del after show tuvo que posponerse esta vez. A diferencia de las demás ocasiones. El asunto era que debían tomar camino a un estado que conduciendo por carretera les tomar por lo menos dos días en llegar, y si lo querían hacer a tiempo debían partir esa misma noche.

Además de que los agentes que encabezaban su equipo de seguridad privado deseaban reunirse con ellas lo más pronto posible. La presencia de Quinn era requerida de igual manera.

-“Quiero que solo el equipo principal viaje conmigo”- Santana tomó la botella de rehidratante que le ofrecía Mercedes y subió al autobús.

-“Que pasa con la rubia?”- se refería a Hanna.

Santana puso los ojos en blanco y bufó –“Que haga lo que quiera, si no puedo llevarla presa justo ahora entonces la quiero lo mas lejos de mi”- tomó asiento en los asientos de piel que ofrecía la pequeña instancia del interior.

-“De acuerdo, haré que se ocupen de ello”- bajó de nuevo marcando un par de dígitos en su móvil. Se topó en la puerta con Brittany quien se encontraba cargando el equipaje de ella y sus hermanos. Ellos viajarían con el equipo a petición de Santana. En las últimas horas parecían haberse convertido en mejores amigos.

-“Siento el retraso pero…si puedes observar”-rió levantando las maletas levemente.

-“No hay por qué preocuparse pequeña. No eres la única que falta por aquí”- señaló dándole un guiño.

Una vez habiendo guardado todo, Brittany dirigió su mirada hacia un auto estacionado a unos metros de distancia. Emily bajó de ahí con apariencia molesta y frustrada.

La holandesa dio gracias a la falta de luz en ese lugar, así la morena no pudo verla cuando tomó las maletas que un joven agente le ofrecía a subir al auto. Esta se negó y de mala gana subió todo y arrancó.

Un dolor repentino atravesó la cabeza de Brittany recordándole que debía tomar sus medicamentos. Con cansancio subió deseando poner recostarse. Sin embargo se topó con una silueta recargando su rostro en el brazo del sofá. Parecía estar durmiendo.

Decidió seguir en puntillas por el pasillo  para no despertarla. 

-“Estoy despierta”- su murmullo provocó un brinco en la rubia.

-“Dios…me asustaste”- depositó su mochila deportiva sobre su litera.

-“Lo siento”- sonrió ligeramente. Su figura parecía delgada bajo esa sudadera holgada y jeans desgastados. Su cabello alborotado por el show le dejaba lucir de una manera informal y sexy para Brittany.
 
-“Descuida. Lo superaré”- sonrió buscando el frasco de sus analgésicos. Cando lo encontró tomó dos píldoras.

-“Todo bien?”- su voz sonó más preocupada de lo qué pretendía.

-“Si es solo para calmar el dolor”- se dirigió lentamente hacia la morena tomando asiento a su lado. La comodidad del pequeño mueble arrancó un gemido de placer que no pasó desapercibido por la latina.

Esta tuvo que reacomodarse en su asiento para disipar las incontables imágenes que su mente proyectó al recordar las veces en que ella había arrancado esos gemidos de la holandesa.

-“Santana?”- la voz de Brittany la sacó de sus recuerdos.

-“Que?...lo… lo siento”-

-“Dije que ha sido una locura lo de esta noche”- rió divertida ante la cara de extrañeza que aún tenía su compañera. 
–“El show?...ese grupo de fans en el escenario?”-.

-“Oh cierto…fue asombroso”- sonrió recordando el evento. Se movió en su asiento hasta quedar su costado izquierdo en el respaldo del sofá. Mirando de frente a Britt. Acomodó su cabello sacudiéndolo un poco para al final dejarlo de un solo lado sobre su hombro.

El dulce aroma de su cabello llegó hasta las fosas nasales de Brittany inundándola por completo. Tuvo que reprimir un nuevo gemido desde su garganta.

-“Si… los chico estaban eufóricos con lo que hiciste”- hizo un puchero dejando de lado su botella de agua. Se acomodó aún más permitiendo que su cuello descansara.

-“Como va eso?”- señaló la morena tocando ligeramente la piel amoratada de la rubia.

La joven sintió un escalofrío esparcirse por su espina dorsal más que el dolor del toque por la sensación que las cálidas manos que hacia tanto no la tocaban le brindaban.

-“Ah...mmm…está mejorando…ya no duele tanto”- murmuraba aún con las manos de la morena acariciándola.

-“Segura?...parece tener un color más intenso”- murmuró acercándose aún más a la rubia. Su mirada centrada en los hematomas ajo sus dedos.

A pesar de la claridad de la voz en Santana, y su firmeza en cuanto a sus movimientos Brittany estaba segura de algo y era que una extraña tensión comenzaba a mezclarse en el aire.

Insegura de que decir o hacer persistió en su posición –“Ah…San…Santana?”-

-“Si, Britt?”- su voz salió en un ronco susurro y fue ahí donde Brittany pudo ser testigo de la oscura mirada que su compañera le ofrecía. Tragó saliva.

-“Yo…creo que mejor voy a descansar”- decidida a  ponerse en marcha se movió en  su asiento.

-“Espera”- la detuvo un fuerte agarre. Quiso protestar pero lo único que pudo hacer fue abrir los ojos como platos al sentir los labios de la latina chocando con los suyos en un beso agresivo.

La sensación de calidez y suavidad que brindaban aquellos labios carnosos fue suficiente para hacer que Brittany se dejara llevar al instante. El reencuentro de algo que había estado anhelando de manera prohibida le aseguraba que aquello era aun mejor de lo que su mente proyectó.

Después de unos eternos segundos en los que el beso se convertía en algo desesperado por ambas partes, la latina enredó sus dedos en los cabellos espesos de su ex amante solo para evitar distancia alguna, como si fuera posible.
Sin esperar un minuto más Brittany se colocó a horcajadas sobre la morena acorralándola con ambos brazos entre el sofá y su cuerpo. Siendo recibida por las manos cálidas de la latina sobre la piel tersa de su espalda baja.

Con un movimiento de caderas, Brittany dominó la situación al principio. Santana gimió ante tal acción.
El tiempo se detuvo para ellas. No existía nada ni nadie más que su burbuja. Sin pensarlo más la morena deslizó la camiseta de la rubia sobre sus hombros tirándola por algún lado del autobús.

Brittany al darse cuenta de las intensiones de su compañera tomó ambas manos de esta llevándolas por sobre su cabeza, aprisionándola. Deseaba tener el control del momento.
Sin embargo, la batalla por el control llegó cuando la morena mordió el labio inferior de la rubia arrancando un gemido de dolor como repuesta.

-“Lo…lo siento…yo no”- abrió los ojos recordando la pequeña herida de la holandesa.

-“Cierra la boca”- sonrió para seguir besándola –“Todo está bien”- tranquilizó en el beso.

En la misma posición que antes siguieron su tarea de besos, caricias gemidos hasta que ninguna de las dos estaba dispuesta a soportar un segundo más con juegos.

-“Oh…carajo”- la voz juvenil tras Brittany las sobresaltó. Se volvieron rápidamente descubriendo a Axel con Harmony y Rachel tras él.

Como si de un ninja se tratara, Brittany se quitó de encima de la morena tomando su camiseta rápidamente. Santana aún con las manos en alto por la opresión que Brittany le brindó no hizo más que mirarlos con los ojos como platos.

-“Dios mío, chicos vamos…vamos bajemos”- Rachel los dirigió de vuelta bajo el bus fulminando a las Brittana con la mirada. –“Aquí no ha pasado nada”-

-“Has visto eso!!?”- Axel exclamó a su hermana antes de que la castaña cerrara la puerta para dirigirse a sus dos amigas.

Sin decir ni una sola palabra posicionó ambos brazos sobre sus caderas esperando una explicación.

-“Yo…no sé qué decir”- murmuró santana al fin pidiendo ayuda de la holandesa que solo jugaba con su cabello. –“No diré que no es lo que parece porque claramente lo era”- rió.

-“Crees que esto es gracioso??”- reclamó Rachel.

-“Claro que no!...me has dejado a mitad del camino!, no es gracioso en lo absoluto!”- mencionó ganándose dos pares de ojos mortales –“Que?”- se encogió de hombros.

-“Axel acaba de ver a su hermana semi desnuda sobre tu regazo moviéndose!”- la diva chilló molesta.

-“Hubieses tocado la puerta!”-

-“Estaba abierta idiota!”- recordó la diva –“Además de que es un lugar inapropiado para eso”-

-“Claro”- rió sarcástica la morena recordando el hecho anterior de Quinn y ella.

-“Ese chico ahora no podrá vivir de una manera normal, no después de ver esto”-

-“Hablaré con él”- Brittany salió apresurada.

-“Me dejaste en lo bueno”- Santana miró el trasero de Brittany.

Rachel le arrojó un cojín del sofá.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
la historia continúa !! :v


 besooos! 

PD: gracias a quienes siguen leyendo! :V
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
window.post_1477284214268_15 = function(win,msg){ win.postMessage(msg,"*"); }window.post_1477284260429_57 = function(win,msg){ win.postMessage(msg,"*"); }
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por 3:) el Lun Oct 24, 2016 1:23 am

En serio justo tuvieron que llegar en ese preciso momente.. en ese segundo!!!
Ya estan solas... emily y hanna van de algo asi de rogonas...si va a empesar asi la gira de ahora en mas se va a poner bueno!! Jaja
Que tanto quiere esas fotos lizzet???
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por evean el Lun Oct 24, 2016 10:52 pm

al fin haz vuelto!!!!!
avatar
evean
********-
********-

Mensajes : 791
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por monica.santander el Vie Oct 28, 2016 6:19 pm

Al final!!!!! Bienvenida de regreso!!! Espero no demores tanto en volver!!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4300
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Jue Ene 19, 2017 11:43 pm

CAPITULO  19
(Segunda parte)






Nueva York.


 
-“Déjame procesarlo una vez más, Santana…- Quinn se puso de pie desabrochando el botón de su chaqueta. Su sonrisa de no poder creerlo invadía su rostro.-“En el autobús con Brittany?...en serio?”- cruzó la oficina que compartía a ratos con la seguridad privada de la holandesa. 
Después de varias llamadas confirmando reuniones se colocó frente a su amiga con los brazos cruzados.


-“Por favor Fabray, no me mires así!... me haces sentir una mala persona”- desvió la mirada.


-“No lo eres San, pero has olvidado ciertos detalles importantes”- estaba en modo profesional y eso lo notaba la morena por el tono de seriedad que había tomado la rubia. –“Por ejemplo que Brittany sigue legalmente casada…no me preocupa Emily en lo más mínimo pero es aquí donde entra el segundo detalle, alguien más pudo verlas y no necesariamente se lo guardaría”-


-“No lo había pensado”- se llevó las manos al rostro –“Carajo!”-.


-“Así es…son una figura pública y hubiese sido un gran escándalo el que eso saliera a la luz”- pasó una mano por su cabello rubio –“Y tercero…Axel…ese chico ahora no vivirá de la misma manera, no cando ha visto a su hermana semi desnuda montada sobre ti y moviéndose!!”-


-“Oh Dios espero que ese muchacho sepa guardar un secreto”-


La puerta de la habitación se abrió un poco dejando ver el rostro de Lizzie. Quinn rápidamente le indicó que pasara, siendo seguida por un hombre desconocido para la latina.


-“Spencer!, que gusto verte!”- la rubia abogada recibió a su amigo con un fuerte abrazo.


Con atención Santana examinó; su traje perfectamente confeccionado y entallado le hacía lucir un físico atractivo si no fuera por su cabello exageradamente acomodado en un peinado profesional y sus gafas. Demasiado nerd para el gusto de ella.


-“El gusto es mío Quinnie”- se dirigió a la morena –“Señorita Marie, un placer conocerla al fin”- ambos estrecharon manos.
-“Un placer señor Ray”- al fin pudo ponerle rostro al hombre que abogaba por el diablo.


-“Por que no tomamos asiento”- Quinn aplaudió emocionada yendo a su lugar tras el escritorio.


Una vez que todos estaban cómodos Spencer decidió hablar.


-“Bueno Quinnie, a qué debo el honor de tu invitación”- sonrió ampliamente colocando su maletín a un costado de su silla.


-“Querido Spencer, he tenido demasiado tiempo sin verte y me gustaría que entráramos en un tema algo personal…espero y no te moleste hablar de tu clienta”- Lizzie entregó el sobre que traía consigo a Quinn. 


-“Bueno…querida, es algo complicado hablar de ella”- dudó unos segundos analizando la expresión de su compañera de profesión. –“Es decir, no ha dado mucho de qué hablar…solo que sus cifras han aumentado de gran manera  en los últimos años”- se encogió de hombros –“Ya saben, a pesar de su lesión”-.


-“Bueno, es normal que reciba grandes cantidades, es decir, su trabajo es arriesgado  y más cuando se ha involucrado para participar en ese festival”- comentó airadamente la abogada.


Santana observaba y escuchaba con atención.


-“Festival?”- Spencer hizo una mueca de incredulidad –“Te refieres al Century Adrenaline Festival en Caribe?”- Quinn asintió ganando una risa de su amigo. –“Oh Quinnie ese ha sido el caso más absurdo con el que he lidiado”- acomodó sus gafas.


Dudando de proseguir o no, Spencer se decidió por abrir su maletín y sacar algunos documentos de su clienta. Sabía que no era exactamente lo correcto y mucho menos lo mas ético. Pero cuando recibió la llamada de su amiga pidiendo su ayuda y cooperación para un caso no dudo ni un segundo en ir con ella. Confiaba ciegamente en Quinn Fabray.


-“Mira esto”- le entrego una carpeta color marfil –“Ahí están las pruebas para el caso en que Emily protestó para seguir como nadadora profesional”-


Quinn abrió la carpeta encontrándose con estudios médicos, ordenes del mismo doctor privado y acuerdos legales con el entrenador.


-“No entiendo cómo es que Fields participará en esa competencia con una lesión así”- su expresión era de incredulidad cuando  Quinn levanto una tomografía  mostrando el hombro fracturado; la cabeza del hueso humero había salido por completo de su lugar provocando que la clavícula se dividiera en dos.


En la segunda tomografía se mostraba la rehabilitación de la misma con un bloque de tornillos para mantenerla en su lugar natural. Santana se estremeció.


-“Oh no, no, no”- rió Spencer –“La señora Fields definitivamente no participará”- señaló a Quinn –“Dentro del caso, su médico señaló estrictamente que no podía continuar con sus actividades, de lo contrario perdería su brazo”- acomodó sus gafas una vez más.


-“Entonces está en esa competencia de manera secreta?”- la rubia abogada pasó los papeles uno por uno.


-“Como te lo he dicho antes Quinn…Emily no tiene planeado participar en ninguna competencia a menos que quiera perder millones en una demanda absurda y sobre todo la integridad de su anatomía”-


-“Pero entonces, como es que presume de entrenamientos y pruebas para ese evento?”-


-“Bueno…no tengo idea de que es lo que está planeando, pero si sé que tiene una orden de alejamiento  de una piscina o mar abierto con más de una persona dentro”-  rió intentando aligerar las cosas pero al ver que no obtuvo resultado decidió parar. –“Y bien…puedo preguntarte que tiene que ver esto en tu caso?”-


-“Créeme Spencer me serás de mucha ayuda y…sé que harás lo correcto en esto también”- aseguró la rubia con una leve sonrisa.
 
* * * * * *


 
-“De acuerdo una vez más lo siento, Brittany. No debí entrar así”- Axel rascó su espesa cabellera rubia en señal de exasperación. Tomó asiento en una de las sillas frente a su hermana y se dedicó a jugar con su cubo de rubik.


Brittany, con los brazos cruzados suspiro dejando caer su cabeza hacia atrás.


-“Escucha enano, se que tú no tienes la culpa de lo que viste…yo..- recordó el momento incomodo la noche anterior-…yo creo que me descontrolé por unos segundos”- admitió.


-“Es Santana…quien carajos no se descontrolaría…”- murmuró más para sí mismo, pero aun así la holandesa lo escuchó.


-“Disculpa?”- Brittany le arrebató el juguete de las manos para mirarlo a los ojos.


-“No diré nada, de acuerdo?”- exclamó el joven al final –“Tu tampoco tienes la culpa…es decir, Santana es más sexy…además de que Emily jamás me simpatizó”- hizo una mueca recordando los fallidos intentos de entablar una línea de conversación con la asiática.


Ante aquello, su hermana no tenía respuesta. Sabía que eran verdad sus palabras.


-“Dime una cosa Brittany…aún te gusta Santana? Después de…todo?”-.


Si había algo que admitir, era que la rubia no se esperaba ese giro de conversación. Había comenzado por sobornar a su hermano para hablar, después había impuesto s autoridad como hermana mayor para después quedar al descubierto así.


-“Es complicado, sabes?”- se arrodillo frente a él.


-“No, no lo es…pero los adultos aman convertir todo en problemas”- tomó de nuevo el rubik entre sus manos y siguió hablando. –“Es tan simple como que te gusta y…”-


-“Y?”- insistió la rubia.


Su hermano la observo a los ojos durante largos segundos. –“…sigues enamorada de ella”- sonrió. –“Es tan notable, tus ojos nunca se iluminaban cuando estabas o hablabas de Fields…pero con Santana siempre sonreías…y lo vuelves a hacer, y tus ojos también”.- se levantó de golpe. –“Ahora si me disculpas, tengo hambre…iré con Harmony por algo de comer”- salió por la puerta dejando a una perpleja Brittany aún de rodillas.


-“Todo bien?”- La voz tras de sí la sacó de sus pensamientos, volviéndola a una tensa realidad.


Se puso de pie volviéndose rápidamente, su mirada celeste se topó con una muy oscura y profunda.


-“Si, si…todo bien”- suspiró acomodando un mecho rebelde tras de su oreja. –“Hablar con ese enano fue…agotador y terapéutico?”- hizo una mueca.


Santana sonrió cruzando los brazos sobre su pecho. –“Brittany Pierce siendo aconsejada por su hermano de 16 años?”-


-“Si bueno…supongo que todo es mejor cando tienes 16 años”- murmuró nostálgicamente.


La morena entendió el perfecto sentido de aquellas palabras, nunca había pensado en eso pero, en cierto modo habría sido más fácil lo que ocurrió en su adolescencia. Si no hubiese sido por su terrible desenlace.


-“Escucha, necesito hablar contigo sobre lo de hace unos días, sé que no te he dirigido la palabra desde entonces pero…lo siento”- suspiró pesadamente.


Brittany no dijo nada, solo se limitó a asentir. Si había algo que admitir era que ella no se arrepentía de lo ocurrido pero, en cierta manera no había sido correcto lo que ambas habían hecho. Y por muchas razones que eran importantes para todos.


-“Axel ha jurado silencio”- respondió al final, mirando hacia todos lados menos a los ojos de la latina.


-“Claro…- la morena jugó con las puntas de sus converse tratando de pensar en lo siguiente-…sobre eso…quisiera aclarar algunas cosas, Britt-Britt”-


Al escuchar su antiguo diminutivo, el corazón de Brittany se desbocó. Creyó que aquello había desaparecido de la mente de su compañera.
Santana se encaminó hasta tomar asiento en una de las sillas en la que el joven Pierce se había encontrado anteriormente. Brittany siguió en su posición de pie.


-“Creo que no hay cosas que aclarar…Santana, ambas estábamos cansadas, estresadas por todo este lio y…simplemente pasó”- se encogió de hombros tratando de quitarle importancia.


-“No Brittany, sabes bien que no es así”- suspiró –“Al menos no a mi manera de ver”- sus miradas se encontraron.


-“A que te refieres?”-


Santana miró hacia la nada –“Ocho años…- murmuró-…míranos ahora Ducky…conocidas por todo el mundo…exitosas en lo que hacemos…hemos madurado, tenemos parejas totalmente diferentes…ocho años y sin embargo aún me siento como aquella adolescente enamorada”- su mirada fija en el piso le impidió ver la expresión sorpresiva de la rubia. –“El tiempo se hizo cargo de todo…menos de olvidarte Britt-Britt”- sentía el pecho encogido al confesarlo.


Había estado batallando en su mente por decidir si debía hacerlo o no, por más que buscaba el momento oportuno, al final se dio cuenta de que no lo había. No existían momentos adecuados para confesar tus sentimientos.


-“Pero nos ha hecho pasar malas jugadas”- la holandesa caminó de un lado a otro colocando sus manos en los bolsillos traseros de sus jeans.


-“Las peores”- confesó Santana mirando una pequeña cicatriz en su muñeca derecha. –“Me pregunto…como hubiera sido si todo esto no hubiera pasado”-.


-“Bueno…quizás no habrías logrado todo esto”- confesó observando a su alrededor. La habitación en donde estaban les permitía la visibilidad de las calles más transitadas de Nueva York.


Santana la miró sin expresión alguna. –“Tal vez contigo no me habría preocupado por mi futuro”-.


-“Russell Pierce se encargó de cambiarlo”- terminó cortante Brittany haciendo referencia a su padre.


-“Oh tal vez el destino no nos quería juntas”-


-“Eso crees?”-


-“Tu no?”- Santana la miró confundida.


-“Bueno míranos…todos pensamos que habías muerto. Lo creímos durante ocho años!... y ahora estamos aquí, compartimos escenario…estamos juntas de nuevo!”-


-“No…tu estas casada, Brittany”-


-“No por mucho tiempo…espero que Quinn pueda ayudarme a que esto termine pronto”- suspiro desesperadamente, acomodando su rubia cabellera hacia atrás.


-“Claro”- respondió la latina segura de que eso pasaría.


El silencio llegó apoderándose por unos cuantos segundos, cuando Brittany decidió romperlo.


-“Santana…tienes idea de lo que dolió?”- luchó con todas sus fuerzas para que su voz no se rompiera. –“Casarme con Emily no estaba para nada en mis planes del destino…yo…yo quería estar contigo”- “Quiero estarlo ahora”  pensó internamente.


-“Brittany…no hagas esto..- murmuró con dolor.


-“Porque no? hace un instante insinuaste estar enamorada como adolescente aún”- tomó asiento al lado de la morena.


Santana la miró fijamente. –“Honestamente, ahora no se si sea correcto…si deba…-


-“Dime algo”- la rubia se acercó más procurando mantener algo de distancia. Le resultaba difícil. –“Aún sientes…algo…hacia mí?”-  con temor a la respuesta, Brittany esperó.


Por un momento, Santana tuvo el impulso a decir una respuesta negativa pero, era inútil…Sabía que no podía mentirle a Britt. Nunca pudo hacerlo.


-“Yo nunca…nunca dejé de hacerlo Ducky…- respiró profundo -…debo decir que traté…traté de superarte con Hanna pero…fue imposible”- confesó.


Los ojos de la holandesa se volvieron cristalinos a causa de las lágrimas acumuladas.


-“Oh Santana yo…- la puerta se abrió dejando ver a una joven castaña.


-“Señorita López… la agencia de la conferencia de esta tarde solicita su llamado para..”- se calló rápidamente al ver la incomoda situación –“Oh, yo lo lamento no tenía idea de que estaba ocupada”- se disculpo con miedo.


-“No te disculpes”- Brittany sorbió recuperando su postura. Se puso de pie acomodando su ropa –“Ya me iba, debo ensayar con los chicos para la presentación”- sin dejar decir absolutamente nada salió de la habitación.


Aquel cambio tan repentino preocupó a Santana, después de todo creyó que ambas estaban siendo sinceras. Por otra parte ella había sacado lo que durante meses, años había sentido. Todo había sido verdad, el haber conocido a Hanna solo fue un obstáculo, una distracción para sus sentimientos y su mente.


Aunque su corazón dirigía su mano al escribir temas nuevos. Todos para la rubia adolescente que su subconsciente había guardado profundamente.


-“Voy enseguida”- murmuró mirando a la nada.


//////////


 
 
Al llegar la tarde, Santana tuvo que asistir a una agencia de modelaje importante. Había recibido una invitación para una entrevista y sesión fotográfica para la próxima revista.
Mercedes y Blaine estuvieron todo el tiempo con ella, mientras que Quinn y su colega Spencer se encargaban de los negocios, haciendo llamadas, comprobando hechos y haciendo unas cuantas preguntas.


Por su parte Brittany se encargaba de ensayar con los bailarines en el gimnasio del hotel donde se hospedaban, había sido no había sido difícil volver a reincorporarse, sin embargo, algunas veces se distraía y hacia que se mareara un poco. Para ella no era algo de qué preocuparse.
El show se llevaría a cabo el día siguiente y todo mundo estaba ocupado preparándose, debían presentarse para 20 mil personas en el Madison.


-“Bien escuchen, como todos saben…la señorita Marie ha decidido cambiar el numero intermedio”- Brittany se coloco frente a todos con la respiración agitada por la anterior coreografía.


Respuestas en afirmación se hicieron presentes. –“Porque lo ha hecho?, el tema anterior era bueno y no tenemos tiempo de algo nuevo.”- la voz de un moreno en la parte de atrás se hizo resonar. Todos asintieron 


La holandesa suspiró “no sé en qué carajo estaba pensando”  -“Lo sé, es algo repentino…el que apenas ayer nos lo comunicaran des anivelo todos nuestros pensamientos”- camino de un lado a otro –“Pero este es el plan, el tema anterior no era contradictorio es decir que podemos usar algunos de los pasos que ya tenemos mientras que tratamos de implementar algo nuevo”-


-“Ella se involucrará?”- preguntó otra chica del frente, la misma sustituta de Brittany en su ausencia.


-“Mercedes no me lo confirmó en realidad, pero… “-tomó la copia de las partituras entregando algunas a los bailarines –“…por lo que veo es un tema nuevo, reciente y apenas han tenido tiempo de editarlo y perfeccionarlo…ni siquiera el publico sabe de su existencia y debemos prepararnos por si acaso”-


-“Quiere decir que esta fuera del álbum?”-


-“En efecto…según la señorita Jones…Marie trabajó en esto durante la gira, hace unos días, su compañero Dj en True Blood le ayudó junto a otros para la producción y la pista, así que saben más o menos lo que tenemos en frente”- .


-“Cielo santo”- murmuraron al ver la letra de la canción.


-“Exacto. No quiero comentarios sobre ello a menos que sean sugerencias para la coreografía”- espetó al ver como las miradas se posaban en ella. “-Ahora…en este reproductor tengo la pista, quiero que la escuchen, analicen y dejen que sus emociones creen los pasos, tengo algo en mente pero quiero que se esfuercen ustedes”- Brittany se dirigió al reproductor haciendo sonar la pista. –“Tienen media hora para ello”- salió de la habitación en busca de sus hermanos.


Todos en la habitación la observaron en silencio notando su estrés. La canción comenzó a sonar y todos quedaron asombrados.


-“Crees que…-


-“No tengo idea, pero si fuera así no creo que nos incumba”- la segunda al mando en el grupo le arrebató las partituras a su compañero. Aunque hubiera dicho eso, sabía que todos inclusive ella sospechaba que algo ocurría entre Marie y la gran Brittany Pierce.


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Vie Ene 20, 2017 12:04 am

CAPITULO 20
(segunda parte)




Nueva York.
Agosto, miércoles 29, 2020.




El tan esperado día para todos los ciudadanos de Manhattan, en especial de jóvenes y el equipo de Marie, Había llegado. El sueño más grande que Santana jamás haya tenido en cuanto a su carrera estaba a minutos de hacerse realidad.
Y estaba emocionada, aunque podía sentir el nudo de nervios en su estomago.


-“Todo bien?”- Blaine entró al camerino con una gran sonrisa. –“Afuera es una locura”-.


-“Todo listo…solo necesito hacer respiraciones profundas para disipar los nervios”- comentó colocando gloss en sus labios.


-“Oh por favor! Tu nunca has necesitado de eso”- se colocó detrás de la latina para mirarla a través del espejo. –“Vas a brillar esta noche”-


-“Que pasa con los demás? Están listos?”- acomodó su atuendo ya impecable.


Blaine se quedó pensando por unos instantes –“Todos están listos, aunque parece que Brittany está…no lo sé…algo estresada y ansiosa”-


-“Le he dicho que no saliera si no estaba dispuesta”- suspiró la morena.


-“Intenta decirle eso y te arrancara las cuerdas vocales”-


-“Emily esta aquí?”-


-“Si, ayer por la noche llegó.”- Blaine acomodó su corbata asegurándose de que estuviera en perfecta forma.


-“Oh Dios, Spencer”-


-“No te preocupes por eso, el señor Ray tenía en cuenta de su llegada y afortunadamente está oculto. Al menos accedió a hacerlo mientras solicite una cita con Emily Fields”- explicó –“Creo haberlo visto enojado”- se encogió de hombros.


-“Bien creo que ahora debo hacer algo”- se dispuso a salir.


-“Irás a hablar con Brittany?”-

-“Crees que no debería hacerlo?”-


-“Bueno…tal vez puedas hacer algo. Pero date prisa…el show comienza en 20”-


///////
 


-“5..,6..,7..,8...-


-“Estas nerviosa”- Santana apoyada en el marco de la puerta observaba como su compañera repasaba los pasos de la presentación.


Como lo había imaginado, la holandesa se veía sexy y hermosa. La combinación perfecta.


-“Nerviosa?...pff…claro que no”- intentó evadir mirando de nuevo su reflejo. –“Solo que, tu nuevo numero nos ha tomado desprevenidos”-


La morena no respondió, sol se dedicó a mirarla pretensiosamente. Era verdad lo que decía Blaine, la rubia estaba extrañamente ansiosa.
Soltó una risita llamando la atención de Britt.


-“Qué es tan gracioso?”- espetó.


-“Estas nerviosa”- afirmó –“En el instituto…siempre que estabas nerviosa antes de una práctica, comenzabas a repasar los movimientos… o cantabas”- con los brazos cruzados caminó por el vestidor. –“Y esto es más que claro”- con el dedo índice empujó el hombro de Brittany haciendo que se desestabilizara un poco.


Sorprendida por el gesto la rubia se dio media vuelta quedando de frente a su compañera.


-“Por qué estas tan tranquila tu?”- atacó colocando ambos brazos en sus caderas.


-“Bueno, no son tan complicados los pasos que me diste ayer…creo que podemos hacerlo bien”-


-“No me refiero a eso!”- bufó Britt. –“Ayer después de nuestra charla”- se volvió en busca de sus cosas.


-“Así que es por eso tu actitud”-


-“No es como si no hubiéramos hablado algo sin importancia”-


-“Lo sé pero, si hay alguien que debería estar molesta soy yo…primero te comportas de manera extrañamente pretensiosa conmigo, te digo lo que me ha pasado todos estos años con respecto a tu recuerdo, te digo lo que aun siento por ti y que haces tú, Brittany. Huyes sin decir nada!”- el tono de voz jamás cambio o se altero en la morena. Sin embargo, aquellas palabras entraron en el pecho de Brittany como una daga. Hasta ese momento su cerebro le dio la razón a la morena, ella solo había huido después de incitar a la latina a decir lo que ella deseaba escuchar.


-“Que ocurre Brittany?”- susurró San. –“Honestamente no lo entiendo”-


-“Dime algo, esa canción..-


-“Comencé a escribirla enseguida de la primera aparición de tu esposa”- sabia a lo que se refería –“Lamento si esto te abruma Brittany, lamento si me comporté mal, lamento que esto ocurra, lamento…todo”- .


-“Es difícil cuando tu pasado y tu horrible presente se juntan”- rió sin gracia. –“Fuera de todo esto, Santana…mi vida ha sido un asco. Los peores ocho años de mi vida”- su mirada estaba perdida. –“Todo cambió cuando te fuiste. Ahora no tengo comunicación moral con mi padre…viví en un apartamento esperando que las mentiras de Emily se cumplieran, cenas que nunca llegaban…y ahora vivo con miedo de que cruce esa puerta y vuelva a perder el control estando ebria”- A pesar de que las lagrimas se acumulaban en sus ojos, no dejo que ninguna de estas cayera. –“Creo que su trabajo siempre fue más importante que yo”-


-“Brittany…- intentó acercarse.


-“No…yo…- se volvió para mirarla a los ojos –…te amo Santana, pero creo que es mejor mantenernos al margen. Necesito un tiempo solo conmigo misma. Sabes que es lo más justo para ambas…para asimilar todo”- tomó sus cosas y se marchó –“Te veo en el escenario”-.


Con el corazón agarrotado, Santana se quedo en la silenciosa habitación. Solo era capaz de escuchar su agitada respiración.


/////////




 
-“Bien todos a sus puestos rápido, rápido”- Ryan recorría los pasillos chocando los cinco con los bailarines y la banda.


Faltaban 5 minutos para salir pero todos los chicos estaban nerviosos. Santana no aparecía por ningún lado. Incluso Brittany esperaba en la entrada al escenario.


-“Donde esta ella?”- preguntó una bailarina mirando hacia los pasillos.


Los murmullos se hicieron presentes y Ryan trató de no entrar en pánico al imaginar que su estrella había abandonado el recinto.


Incluso desde su lugar, Brittany miraba hacia atrás preguntándose donde estaba la morena. Donde se habría metido después de haberla dejado sola en aquella habitación. “oh por favor no” pensó en sus adentros rogando porque eso no afectara a Santana. 


Unos segundos después, la silueta de la morena apareció entre las luces del pasillo. Su paso era decidido pero su semblante no era el mejor. Estaba apagado.


-“Marie!...donde te habías metido”- Ryan se acercó sosteniéndola de los hombros. –“Te encuentras bien?”-


-“Yo…no lo sé”- confesó mirándolo de manera cansada.


-“Ven aquí”- Ryan la tomó de la mano llevándola unos pasos atrás.


Todos los que estaban reunidos la miraban preocupados murmurando entre ellos cosas como ¿estará bien? Se nota cansada. Esta triste. Creo que quiere llorar. Brittany no hacía más que escuchar en silencio y mirar hacia el público. Todos gritaban el nombre de la morena esperando por que apareciera.


-“Señor…tenemos que salir ahora”- el productor general de escena apareció de manera apresurada mirando su reloj.


-“Solo un minuto por favor”- exclamó rogando a lo que el productor asintió dando órdenes a través de su radio. –“Marie…mírame”- sacudió ligeramente su silueta hasta que lo obedeció –“Tienes que decirme lo que pasa…así no te puedo ayudar. Es por la persistente presencia de Hanna? Te sientes abrumada por ella?”- Santana negó comenzando a hacer pucheros.


Las miradas estaban sobre de ella pero, a pesar de ello no pudo evitarlo. El llanto se hizo presente.


-“Dios…ven aquí”- sin pensarlo, Ryan la llevó al primer camerino disponible.


¿Han visto eso? Espero que esté bien. ¿Qué habrá pasado?


De nueva cuenta los demás murmuraron. Y totalmente preocupados y desesperados se quedaron en sus lugares.
La banda decidió salir para hacer tiempo y que el público no se enfadara o comiera ansias.
Afuera todo era de ambiente eufórico cuando los chicos comenzaron a tocar un intro. Pero era extraño que Marie no saliera aún.


-“Santana?”- Quinn entró en la habitación con Mercedes.


Habían pasado 15 minutos desde que el show debió haber comenzado.


El llanto de Santana seguía sin explicación alguna. El equipo de maquillaje se había hecho presente nuevamente. La morena ya no estaba sola en la habitación pero la discreción y el silencio era lo que predominaba en cada uno de los individuos.


Santana derrumbada en una silla de piel, cubría su rostro con la parte interna de su antebrazo derecho.


-“Santana que pasa?”- Mercedes se posó a su lado cuestionándola seriamente.  –“Hace unos momentos estabas bien…estabas muriendo de emoción”- tomó un pañuelo del tocador frente a la morena.


Santana lo arrebató siguiendo con sus pucheros. Y cubriendo su vergüenza con su antebrazo.


El llanto se convirtió en suspiros entrecortados. Nadie entendía lo que ocurría.


Blaine apareció en seguida preocupado por lo que ocurría, estaba listo para el show cuando escuchó a los demás. Sin decir una palabra se poso en el respaldo de la silla, mirando a la morena destrozada recostada en ella. Se cruzó de brazos mirando a Mercedes.


-“Santana”- Blaine insistió –“Que ha ocurrido ahí adentro?”- no hacía falta decirle más, la latina sabia a lo que se refería.


Como era de esperarse, Santana no respondió sino que su llanto aumentó.


-“Parece una pequeña niña desconsolada”- murmuró Mercedes. 


-“Santana…hablaste con ella. Creí haberte dicho que no era buena idea”- Blaine tocó su hombro delicadamente.


Los demás lo observaron esperando una explicación.


-“Iría a hablar con Brittany, para preguntar si todo estaba bien pero…creo que las cosas no salieron bien”-


-“No”- murmuró al fin la morena con la voz un tanto mormada. Apartó el brazo dando a ver su arruinado maquillaje. –“Nada esta bien ahora”- confesó. –“Ella, no me quiere cerca…yo…no pude hacer nada”- un sollozo se escapo de su garganta.


En ese momento todos entendieron el verdadero mensaje que daba con esas palabras. Se trataba de algo más personal. Y eso no estaba bien en lo absoluto, mucho menos antes de salir al escenario. Ahora con 20 minutos de retraso.


Nadie dijo nada, solo se limitaron a dejarla llorar.


Las maquillistas solo acomodaban sus accesorios que posiblemente necesitarían. Muy a pesar de su neutralidad facial, sentían pesar por la latina. Nunca la habían visto así.


Pasaron otros 20 minutos así, mirando como la morena miraba al techo y las lágrimas se derramaban por sus mejillas.


-“Escucha…tienes dos opciones, Santana”- Mercedes se acercó cruzada de brazos. Tenía que hacer algo para salir de aquella situación. –“Una es levantarte y salir a relucir o podemos darte tu espacio y sacar a todo el mundo de aquí”-.


Afuera la gente cantaba con la banda, aclamando porque su estrella saliera ya. Gente de todas las edades aplaudía y bailaba comenzando a gritar su nombre.


-“No!”- ahogó un lamento la morena reincorporándose de inmediato de donde estaba. Miró su reflejo débil en el espejo por unos segundos después bajó la mirada.


-“Tienes que elegir…cualquier respuesta te apoyaremos”- aseguró la mujer.


Santana continuó mirando hacia la nada recordando lo que Brittany le había dicho. Cerró los ojos y suspiró. –“Comienza”- dijo al final a una de sus maquillistas.


Todos respiraron aliviados y sonrieron. Las chicas comenzaron a limpiar los restos de maquillaje de su rostro. Dispuestas a dejarla impecable una vez más para el show.
 
Una hora había pasado y los bailarines comenzaban a creer que todo se cancelaría. Sentados en el piso, a las orillas del pasillo. Cantando entre ellos o simplemente caminando de un lado a otro.


-“Srta. Pierce?...sabe algo de lo ocurrido?”- preguntó un chico rubio al fondo.


-“Han pasado muchas cosas últimamente Jack…todos estamos estresados”- fue lo único que respondió.


Marie hizo su aparición una vez más, tratando de convencerse a sí misma de que podía hacerlo.


Todos sonrieron y la recibieron con aplausos. Dándole palabras de aliento. “Eso es!” “Todo estará bien!” “Estamos contigo Marie!” “Te queremos”  Era lo poco que se escuchaba de parte de ellos.


Santana les ofreció media sonrisa y se volvió para formar el habitual círculo de siempre. Deseándose la suerte.
El productor de escena esperaba impaciente en la base de la plataforma que utilizarían.


Santana subió y espero a que colocaran su equipo de audio mientras que Brittany y su compañera se situaban a cada lado de la latina. Eran sus bailarinas principales en el primer número.


-“Lista?”- Blaine se colocó frente a ella perfeccionando todo. El productor dio indicaciones a la banda quienes comenzaron a tocar el intro principal. Todo el mundo enloqueció y gritó eufórico. Las bailarinas tomaron sus posees y Santana la suya asintiendo –“Suben en 5., 4…Santana sonríe”- la latina lo intentó pero fracasó y bufó –“Vamos se que puedes hacerlo”- alentó y la morena lo hizo, esta vez lo logró –“..3.,2.,1…aquí vamos”- dio la señal a los técnicos y la plataforma se elevó.


A pesar de cómo se sentía, Santana sabía que su público no estaba ahí para verla llorar, sino para verla hacer lo que amaba. Cantar, estaban ahí para divertirse y ver el show.


Comprendió que al final no importaba, si lo que quería ver era el espectáculo, ella se los daría. Le llevó unos minutos el dejarse llevar por la música y olvidarse de lo que había ocurrido. Era un buen método y recompensaría el tiempo perdido, todos salían ganando.


Los temas siguieron y cuando tenía que unirse a Brittany en todos los sentidos escenográficos posibles, lo hacían como si nada ocurriera. Como si de su naturaleza se tratara.


El concierto llegaba a su final cuando la morena comenzó a hablar con el público.


-“Wow!...ya se cansaron!”- gritó recibiendo miles de negaciones a coro. Con una enorme sonrisa caminó hasta bajar del escenario.


-“Oh no, no, no…está en movimiento, todo el mundo alerta”- Donald Ressler ordenó a través del micrófono en su muñeca. Uniéndose rápidamente a la cantante, dos de sus compañeros le siguieron al pendiente de la silueta de la joven.


-“Cuantos de ustedes se la están pasando bien?”- saludaba a los fanáticos tras la barra de acero que los limitaba. Algunos de ellos le pedían fotografías a lo que ella no se negaba.


Rostros rojizos por la emoción, algunos derramando lagrimas de emoción.


-“Como muchos sabrán, los temas que canto para ustedes…suelen ser experiencias de mi vida personal…y que comparto con ustedes algunas veces”- caminaba de aquí a allá saludando, firmando autógrafos y tomándose fotografías con fans. –“Quiero decir, todos hemos reído, hemos llorado…nos hemos enojado, hemos ganado pero también hemos tenido derrotas”- todos respondían con gritos, o declaraciones de amor. Lo que provocaba la risa de Santana.


Los bailarines habían desaparecido por completo dejando así solo a la banda.


-“Hace un tiempo, me dediqué a escribir algo que pasaba por mi mente…y esta noche quiero compartirlo con ustedes”- se despidió del bullicio de los fanáticos regresando corriendo al escenario. Los agentes corrían tras de ella.


-“Y para esto…eh invitado a unos amigos!”- llegó al escenario y dio la bienvenida a sus compañeros Dj elevándose en la plataforma.


-“Si!!!...mira eso! Sii!!”- Axel y Harmony exclamaban más que emocionados y acalorados desde sus lugares en el recinto.


La música creada por aquellos jóvenes invitados comenzó a dar ambiente y todo el mundo bailaba sin algún ritmo definido.


Bailarines comenzaron a salir acompañando a la morena en un número que para todos era nuevo. La segunda estelar en el equipo de Brittany se unió a San bailando con ella.
 
-“Imagine I was good again, but you still see me
The same
And baby, why can`t you pretend that
Nothing here has changed?
Let`s rewind, we`ll be fine!
You`ll forgive me, believe that I`m sorry!
`Cause your eyes will be fine,
Come back inside, there`s no need to worry!”-


La coreografía fluía como si se tratara de un número rutinario. Todos rodearon a la morena dejándola al centro y al frente bailando de manera sensual a su lado.


-“I need you to use use use use use use your
Imagination
I need you to use use use use use use use your
Imagination
No no no don`t tell me that you`re leaving
I need you to use use use use use use your
Imagination”-


El círculo se abrió dejando entrar al centro a la rubia que acompañaba principalmente a Santana en sus números. Había cambiado su atuendo por algo más informal y sexy. Sin mencionar que su cabellera espesa y dorada le ayudaba demasiado.
Al unirse a la cantante de manera muy “personal” todo el mundo enloqueció. Mirándose a los ojos directamente la morena siguió.


-“Imagine you remember me, let yourself 
Believe a Word I say
See everybody maes mistakes, and if  you may
Believe we`ll go away
Let`s rewind, we`ll be fine,
You`ll forgive me, believe that I`m sorry
`Cause your eyes will be fine,
Come back  inside, there`s no need to worry!”


A pesar de que se trataba externamente de un numero mas en el show, Brittany sabia en el fondo que el significado de esa canción había sido inspirada en algo personal. Lo sabía por la manera en que Santana se expresaba y la miraba.


-“I need you to use use use use use use your
Imagination
I need you to use use use use use use use your
Imagination
No no no don`t tell me that you`re leaving
I need you to use use use use use use your
Imagination”-


Santana se perdió por completo en las líneas musicales, se sentía bien…declarar todo de aquella manera. Sin miedo.
Apartándose de su compañera y uniéndose a otro bailarín, llamó la atención de una mirada celeste. Una sonrisa se escapó de sus labios comprobando su objetivo. Capturar por completo a Brittany.


Sin alterar a sus compañeros, la holandesa comenzó a buscar a su compañera estelar, sin perder el ritmo en sus pasos. Todos comprendieron y siguieron a su líder.


-“Come, closet o me, tell me what you want
Me to do!
What you`re imagining, but you let me softly
To change your mind!
No holding, babe, I`ve been waiting so patiently,
No need to say, come with me before our time
Runs out
Our time runs Out!”-


Uniéndose al final, Santana y Brittany bailaron al son de la música volviendo a todos locos una vez más y haciendo que cantaran la última estrofa.


-“I need you to use use use use use use your
Imagination
I need you to use use use use use use use your
Imagination
No no no don`t tell me that you`re leaving
I need you to use use use use use use your
Imagination”-.
                                                                                       


Al terminar las Brittana quedaron frente a frente, sus respiraciones agitadas mezclándose mientras todo a su alrededor giraba en torno a lo fantástico.
 +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Vie Ene 20, 2017 12:23 am

CAPITULO 21
(segunda parte)






Al día siguiente todo el mundo permanecía en Nueva York aún, sin embargo la diferencia era que cada uno preparaba sus cosas para tomarse un tiempo de descanso.
Algunos saldrían de la ciudad, otros se reunirían con la familia, o simplemente se quedarían en el mismo sitio por un par de días.
Tal era el caso de Brittany quien iría a su actual departamento para reunirse con sus padres y entregar oficialmente la responsabilidad de sus hermanos.


La noche anterior durante el show no sabía lo que había pasado. Estaba confundida con sus propias acciones y las de Santana. Había pedido distancia y tiempo a solas para asimilar todo lo ocurrido y al parecer eso había puesto muy mal a su ex amante.


Mentiría si dijera que ella no sentía nada pero, prefería arreglar las cosas con Emily antes de cualquier otro plan.


-“De acuerdo, esperen en la estancia y recuerden no hacer desorden”- Brittany cerró la puerta de su apartamento tras de sí mientras que sus hermanos se disponían a abrir la comida china que habían comprado.


La rubia temerosa fue hasta las habitaciones comprobando que Emily no estuviera ahí. Para su suerte no había nadie.


Cuando volvió se topó con una escena que la hizo pensar. Sus hermanos sentados bajo los pies del sofá recargados, estaban atentos comentando el programa de tv mientras comían.


La holandesa se preguntó como sería ella en el papel de madre. O si alguna vez llegaría a serlo.


-“Que pasa?”- Harmony cuestionó sacándola de sus pensamientos.


-“Nada”- se unió a ellos –“Mamá estará aquí por la noche”- ambos jóvenes se quejaron con decepción al saber que ya no seguirían en la gira con su hermana.


-“Brittany…puedes responder una cosa?”- Harmony miró a su hermano y con pena prosiguió –“Por qué Emily te hizo eso?”-
Sorprendida ante la pregunta, Brittany trató de evadir.


-“He tenido problemas enanos…pero esto ha sido cosa mía”-


Sus hermanos la observaron detenidamente –“Brittany…no somos tontos”- Axel habló esta vez. –“Estuvimos contigo por unos días, pero esas marcas no pudiste hacerlas tu sola”-


-“Además Emily nunca fue cariñosa contigo”- Harmony jugó con su comida. –“Es lógico que haya perdido el control ahora que…estas con San, de nuevo”-


-“Estarás bien ahora?”-


-“Por supuesto que sí”- trató de sonar convencida pero la verdad era que ni ella misma lo sabía. –“He tomado una decisión y es que pienso deshacer este matrimonio”-


-“Al fin!”- exclamaron ambos menores. -“Ya te habías tardado”- confesó el rubio comiendo un rollo primavera.


Todos rieron y la rubia mayor pensó que no sería buena idea el permanecer en su apartamento mientras las cosas estaban así.


-“Que les parece si me ayudan a empacar unas cosas, creo que no quiero estar aquí por mucho”-.


-“Claro!”- ambos emocionados se dirigieron a la habitación de Brittany.


Sentada en el borde del sofá, su mente proceso todo lo que ocurría. Suspiro resignándose a lo que siempre sintió en esos 8 años a pesar de estar rodeada y tenerlo todo. Soledad.
 
/////////


 
-“Oh no, no, no…espera mira este! Es hermoso!”-Santana miraba la pantalla de su portátil totalmente enamorada.


-“López, estas en una gira musical de un año!...honestamente no se para que quieras un jate”- Quinn se quejó mirando sus propias cosas en su portátil.


-“Quinn por favor…no seas aguafiestas, este bebé lo puedo mantener guardado hasta volver”-


Quinn rodó los ojos. –“Como sea, creo que es mejor esperar”- la rubia frunció el ceño al ver los datos administrativos de su mejor amiga. Llamó a Ryan solicitando su presencia.-“Santana, tienes noticias de Hanna?”- Quinn rebuscó entre sus carpetas.


-“No hasta hoy, hace un par de días rondaba por aquí pero le pedí a Mercedes que se encargara de ella…no lo logró pero desapareció de repente”-.


-“Y sus agentes de la editora?...tienes comunicación con ellos?”-


-“No en realidad, solo llegué a hablar con su agente principal un par de veces cuando hacia sus manuscritos”-


-“De acuerdo”- Ryan entró a la oficina.


-“Que necesitas rubia?”- saludó a su estrella y a la abogada para después tomar asiento frente al escritorio.


-“Necesito aclarar unas cosas…revisando las administraciones bancarias de Santana, acabo de toparme con algo”- señaló el monitor. Ante la expresión de confusión de Quinn, Santana sabía que algo pasaba.


-“Que ocurre?”-


-“Bueno, como sabrán la administración de la fortuna que tienes en tus manos la he separado por secciones en las que permanecen las obtenidas ya anteriormente…o sea lo que has conseguido con tu trabajo, lo que SonyMusic te ofreció por el contrato y las ventas de las copias de tus últimos álbumes “- explicaba de manera concreta tratando de ser clara –“Y debido a tu petición la otra fracción está dedicada solo a las ganancias que obtienes durante la gira…hablamos de?”- se dirigió al productor.


-“Al menos 3.5 millones de dólares por cada presentación”- admitió Ryan.


-“Exacto!... y a menos de que mi sistema este fallando o no se que rayos suceda…las cifras no coinciden con lo que deberías tener hasta ahora”- Santana se puso de pie rápidamente.


-“De que hablas?”-


-“Mira esto”- sacó documento de la carpeta anterior. –“Aquí está el registro de la ultima transacción”- señaló las cifras –“Eso fue hace seis meses, aun ni siquiera comenzabas con la planificación de una gira. ”- Quinn miró a su amiga –“Necesito que me digas si has invertido en alguna de tus travesuras sin comentarlo conmigo López”-


-“Por qué rayos haría eso!... eres tu quien me aconseja y es por eso que te comenté lo del maldito bote Quinn!”-


-“Bueno pues entonces no tengo idea de lo que pasa aquí, mira!”- la latina se acercó para confirmar que en efecto las cifras no aumentaban desde su ultima transacción, sino al contrario. Parecían disminuir.


-“Quinn te juro que no he invertido en nada que no sea mi casa y mi auto, además de ropa!...pero eso ya está resuelto!”- estaba desesperada tratando de pensar.


-“Santana…sabes que siempre que trato con tus cuentas bancarias solicito tu presencia y por ética profesional prefiero no saber tus datos de seguridad para acceder”- Ryan solo observaba incrédulo tratando de pensar si el recordaba algo sospechoso.


-“Oh…no puede ser”- Santana abrió los ojos como platos –“Hanna”-.


Tanto Quinn como Ryan abrieron la boca al imaginar que la morena pudo dejar en las manos de la escritora el acceso a sus cuentas bancarias.


-“Tenemos que encontrarla, pronto”- advirtió Quinn.
 
* * * * *


 
Al caer la noche Brittany se encontraba alojada en el hotel Plaza, sus hermanos miraban tv esperando por su madre.


La rubia decidió hacer unas llamadas para ver cómo iban las cosas con su divorcio.




En la llamada…


-“Hola?”-


-“Quinn, que tal?...como va todo?”- Brittany mordió su labio inferior.


-“Genial rubia…hoy por la tarde acabo de darle el formato de divorcio a Spencer…de esta manera se lo entregará a su clienta”-


La rubia suspiro aliviada por una parte, todo se movía con agilidad.


-“Gracias Quinn”-


-“Aún no me lo agradezcas, recuerda que tu esposa no está de acuerdo con esto…así que es muy probable que apele en un juicio”-


-“Pero…no se saldrá con la suya verdad?”- la rubia caminó lejos de sus hermanos.


-“Espero que no, Brittany…espero que no”- halando de ello Quinn recordó la reunión con Spencer la primera vez que lo vio en Manhattan. –“una cosa más…necesito reunirme contigo para hablar sobre un tema”- La rubia abogada observó como Rachel atravesaba la puerta. –“si…de acuerdo…te veré mañana a las 2”-.


Fin de la llamada

//////


 
-“Hola?”- una morena enfadada arrojó las llaves a la mesita de al lado de la puerta.


-“Señora Emily?...habla Spencer”-.


-“Que quieres”- bufó caminando hacia el interior de su departamento. Comprobó en todas las habitaciones que estaba sola. No había rastros de su esposa. –“Me lleva..-.


-“Señora…tengo información importante para usted”-.


-“Suéltalo”- refunfuñó tirando de los botones de su camisa con su mano libre.


-“Bueno, he recibido una demanda de divorcio para usted”-dijo el hombre sin rodeos.


-“Que!”- Emily se mesó los cabellos. El coraje apoderándose de ella.


-“Así es, la señorita Quinn Fabray abogada legal de su “aún esposa” acaba de presentarla para usted…temo decirle que tendremos una pronta reunión para hablar sobre esto y los factores que rodean la situación”-


-“pero, debe ser un error…yo no pienso divorciarme de Brittany..”-


-“Señora Fields…no puedo hacer nada con respecto a sus negativas, al menos no algo que sea ilegal”- Spencer procuraba ser cuidadoso tras la línea –“Los documentos parecen estar acordados en petición de la Sra. Pierce…ha sido mera decisión de ella”-.


Emily no respondió, solo se limitaba a sentir como sus nudillos dolían por la presión aplicada.  


-“Me reuniré con usted en dos días, señora Fields”- Spencer habló con firmeza mirando la infinidad de documentos clasificados en os que la morena había estado tratando –“Tenemos una larga charla pendiente. La llamaré para detalles. Hasta luego”-


-“Claro”- fue lo único que atinó a decir Emily antes de cortar la llamada –“Carajo!”- lanzó el móvil hacia algún sitio con gran fuerza.




/////


 
Esa misma noche tanto Audrey como Russell Pierce hicieron acto de presencia en el Hotel Plaza, recibiendo las instrucciones que Lizzie les había dado ante el hecho de que la holandesa pasaría ahí unos días.


-“Mamá!”- Axel y Harmony la rodearon con sus brazos.


-“Hola mis amores!”- respondió al abrazo calurosamente besándolos en la frente.


Una vez hecho esto, los chicos se dirigieron a su padre quien esperaba unos cuantos pasos atrás en recepción.


Audrey corrió a saludar de igual manera a su hija mayor. –“Pero si aquí está mi más grande tesoro”- abrazó a la joven para después sostener el rostro de la rubia entre sus manos –“Me alegro de que hayas tomado esta decisión. Como te encuentras?”-.


-“Estoy mejor. Unos días de descanso y estaré de vuelta”- Brittany rió al ver que su madre aún la trataba como a una niña.


-“Oh cielo santo, de que hablas?”- Audrey tomó las manos de su hija entre las suyas –“Estuviste más que genial en esa plaza baratucha”-.


-“Era el Madison Square Garden, mamá”- recordó la rubia.


-“Como sea, nada se compara ni mucho menos supera a esta hermosura”- la señaló guiñándole.


Brittany rió con ella, recordando de pronto cuanto la echaba de menos. No hablaban demasiado debido a los ocupados itinerarios de ella y por lo tanto el verse no era tan fácil tampoco.


Miró mas allá de su madre descubriendo la impenetrable mirada de Russell sobre ellas.


El hombre sonrió y saludo con su brazo mientras que Brittany se limitó a asentir con la cabeza seriamente.


Fue ahí donde la rubia se dio cuenta de que no eran ellos solamente. Los agentes rodeaban discretamente el área de recepción y alguna que otra mirada curiosa sobre ella.


Sabia de ante mano que la gente la reconocía en ese lugar y aun mas cuando el recepcionista y el chico de botones le habían pedido su autógrafo. No le molestaba, en realidad le gustaba interactuar con los fanáticos y podía manejarlo cuando eran pocos.


Sin embargo, ese era otro factor que impedía estar con su familia, la seguridad y el tener que trasladarse de un extremo del país a otro. No era fácil y mucho menos rápido y seguro.


-“Deberías habar con el”- Audrey la sacó de sus pensamientos.


-“perdón? Madre?”-


-“Russell, deberían hablar ustedes dos, no crees?”-


-“No hay nada de qué hablar en absoluto”- se negó rotundamente.


-“Brittany, hija… se que pasaron cosas feas, pero tu padre realmente quiere hablar contigo”-.


-“Hoy no madre”- la rubia se cruzó de brazos bajando su mirada al suelo.


-“De acuerdo”- Audrey acarició el cabello de su hija sonriendo débilmente –“Como tu desees”-.


-“Todo está listo en el auto, señora Pierce”- Lizzie apareció por detrás de Britt.


-“Gracias Lizzie”-


La agente asintió y se retiró.


-“los chicos van a extrañarte”- la madre sonrió confidente –“Parece que regresan con mas equipaje a cuando llegaron”-
-“Si bueno… la mayoría de eso lo obtuvieron yendo de compras con alguien”- se señaló a sí misma –“El resto son obsequios del equipo y de Santana durante la gira”- Confesó mordiéndose el labio inferior.


-“Oh”- Audrey trató de parecer serena –“supongo entonces que su relación con los chicos es buena”-.


-“No tienes ni idea… llegué a pensar que tarde o temprano trabajaría para esos dos enanos. Tomando en cuenta su amistad”- rió levemente.
Al final de una pequeña charla en la que Brittany contaba  a su madre sobre sus días en el trabajo, los días compartidos con sus hermanos y lo ocurrido con Emily.


La rubia no quiso tocar demasiado este último tema puesto que la decisión ya estaba tomada. Se divorciaría y sus padres estaban de acuerdo.
El momento de despedirse llegó y los hermanos tuvieron que decirle adiós a su hermana entre abrazos, risas y promesas de volver a verse pronto.


Audrey besó la mejilla de su hija deseándole que todo fuera bien con ella en los próximos días y haciéndole prometer que haría uso de la seguridad en todo momento. Pensando en lo que podría hacer Fields.


Una vez que los Pierce se marcharon, los agentes principales de Brittany incluyendo a Lizzie se acercaron dispuestos a acompañarla a su habitación en los últimos pisos.
Sin esperarlo, la holandesa se topó con una pequeña banda de chicos adolescentes frente a ella. Precian entusiasmados y nerviosos.
Sonrió al ver que se trataba de más fanáticos, esperando por poder saludarla.


-“Hola chicos”- se acercó haciendo un gesto con su mano. Todos rieron con ella y se acercaron aun más pidiendo una fotografía, y preguntando cosas al azar.


Lizzie se colocó justo detrás de la rubia cuidando que nada se saliera de control. Las miradas curiosas de los demás huéspedes que pasaban se hicieron presentes y tomaban fotografías desde la distancia.


Después de un rato de charla y risas hubo algo que llamó la atención de Brittany. –“Puedo preguntar que esto, chicos?”- señaló las camisetas que todos llevaban puestas.


Se miraron entre sí y soltaron risitas. Turnándose por quien debería hablar.


La rubia solo sonreía confundida.


-“Bueno…como verás…somos grandes admiradores tuyos, pero también lo somos de Marie”- todos asintieron –“Y como buenos admiradores nos gusta saber todo sobre nuestros artistas favoritos…es por eso que hemos investigado la información esencial de ustedes dos…- la chica esperó por ver alguna molestia de la holandesa, al no encontrarla siguió -…y sabemos que después de Susan Pierce, también te llamas Brittany que de hecho es tu primer nombre…y bueno…también sabemos que el primer nombre de Marie es Santana”-


-“Interesante investigación”- rió Brittany.


-“Si, así que decidimos juntar vuestros nombre en uno solo… son lindas las dos juntas”- comentó tímidamente un chico de atrás.


Ante el comentario Brittany no se molestó en lo absoluto, más que nada estaba sorprendida por la sensatez de todos ellos y del saber que de alguna manera el público también estaba emocionado por verla junto a la latina.


-“Vaya…genial”- se limitó a asentir –“Me retiro, chicos…un gusto hablar con ustedes”- les guiñó para después alejarse a su habitación, sumida en un mar de pensamientos.
 
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
nos leemos en la proxima! 
 besitos!
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por micky morales el Vie Ene 20, 2017 10:17 am

Volviste que felicidad, y por la puerta grande con estos capitulazos, es que no hay nadie educado en estas historias????? las puertas se tocan por Dios!!!! dentro de mi propia familia yo lo hago!!!!! en fin... hasta pronto, espero!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por 3:) el Vie Ene 20, 2017 10:22 pm

es bueno que hayas vuelto!!
bueno ya saben cada una que se quieren,.. pero necesitan su tiempo para analizar las cosas,... son 8 años muchas emociones de por medio!!!
a ver como van las cosas.... entre las dos! el resto de la güira y con hanna y emily???
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por monica.santander el Sáb Ene 21, 2017 4:02 pm

Al fin volviste!!! Es lógico que Britt pida tiempo para rlla y ordene sus ideas!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4300
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Tati.94 el Sáb Ene 21, 2017 4:26 pm

Que bien que volviste!! Me gusta mucho ti fic.
Concuerdo, es entendible que Britt se de un tiempo para ella, despues de una rlacion asi abusiva, pero espero que no aleje del todo a San, que la tenga cerca aunque sea.
avatar
Tati.94
*****
*****

Femenino Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por evean el Mar Ene 31, 2017 12:57 am

ohhh maravilloso que hayas vuelto, eres de las
pocas que han regresado, qué bueno que me volví a
meter hace mucho tiempo que había perdido la esperanza... saludos y no te vuelvas a perder. un abrazo adios
avatar
evean
********-
********-

Mensajes : 791
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Lun Jul 24, 2017 1:28 am

Aloo!! he regresado después de mucho tiempo lo se
Lo siento es solo que he tratado de llevar un buen rollo y orden a la trama de la historia para no hacerla aburrida

Asi mismo perdonar si no respondo directamente a los comentarios, aunque realmente los tomo en cuenta para orientarme en el fic :)
Sin mas que decir por ahora, les dejo aquí un par de caps
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




CAPITULO 22

(Segunda parte)



Santana caminaba mirando la pantalla de su móvil. Los pasillos del hotel estaban vacíos, por lo que le brindaban tranquilidad. Llevaba horas tratando de encontrar a Hanna. Desde la noche anterior en la que Quinn le había recomendado hacerlo no había parado, sin embargo, no había tenido éxito.

Trataba de conservar la calma, pero la frustración estaba ganando. Y no era bueno dejar que Snixx saliera a flote.

- “Por qué no dejas eso un rato?”- una Mercedes completamente seria y con ambos brazos cruzados se apareció por su camino.

- “No responde a ningún llamado”- bufó la morena. –“Debo encontrarla Mercedes…si acaso ella es responsable de esto, lo pagará”-

- “Siquiera has desayunado algo?”-

Santana suspiró negando. –“No tengo apetito”-.

- “No, no, no… ven conmigo, tu no debes descuidar esas cosas por tonterías”- Mercedes arrastró a la morena con ella.



 Después de algunas insistencias ambas mujeres se dirigieron fuera del hotel para desayunar en un restaurante cercano. 

Sentadas en una mesa en el interior se miraron por unos instantes.

- “Vas a decirme que ocurrió hace dos noches?”- Mercedes cuestionó seriamente. Un joven mesero se acercó a ellas ofreciendo el respectivo menú, dándoles unos minutos para decidir.

Santana suspiró sin ganas, recordando. –“Hablé con Brittany…sobre nosotras”- la mujer frente a ella comprendió y decidió esperar paciente a que la latina quisiera hablar. –“Ella no quiere nada que no sea su soledad”-

Mercedes con toda tranquilidad suspiro.

-“Escucha, sé que la mayoría del tiempo nos dedicamos a hablar de cosas profesionalmente. Pero también sé que el tema de esa rubia siempre será importante para ti”- miró con peculiar interés los cubiertos sobre la superficie de la mesa. –“y creo que es hora de orientarte de manera correcta ante esta situación”-

Santana frunció el ceño –“¿A qué te refieres?”-.

-“Creo que Brittany tiene razón. No sobre su soledad. -corrigió rápidamente-…pero si sobre estar sola”-

Al ver el rostro lleno de confusión por parte de la latina decidió continuar.

- “¡A lo que me refiero Marie es, mírate! Mírala a ella…la situación es plenamente dramática.”- el mesero regreso para colocar un par de tazas de porcelana y servir café recién hecho, una vez que se retiró, la mujer de color siguió –“El que ustedes hayan tenido una relación hace mucho tiempo y su padre haya confiado en un loco total para alejarte de ella fue el principio, después el pensar en tu muerte que ante ella fue más que cruel fue lo siguiente.”- Santana bajó la mirada a su humeante taza escuchando y comenzando a razonar –“Ahora dejemos eso para analizar el hecho de que ella contrajo matrimonio con una persona maldita…que supo cómo engañarla y que ahora es un monstruo con ella en todos los aspectos”- la mandíbula de Santana se apretó con fuerza.

-“Sin mencionar que claro, tú al igual que ella hiciste tu vida…Ryan te encontró en un buen día de suerte y tu entorno cambio por completo, ¿encontraste el amor?...aparentemente lo hiciste y decidiste vivir al lado de ella”- el joven volvió para tomar la orden de ambas –“Cerrando todo ese drama con broche de oro, sus vidas se reencuentran haciendo que la resignación de una muerte creída se disperse y desestabilice todo, que tus sentimientos salgan a flote de una manera desesperada y bueno…el que Emily Fields golpee a su esposa y tu novia te esté robando tu fortuna tampoco ayuda”-

- “Como es que mi vida ha llegado a esto”- susurró frustrada la latina cerrando los ojos con fuerza.

- “Ahora entiendes el porqué de la decisión de Brittany?”-

- “Completamente. No lo había pensado de esa manera”-

- “En realidad creo que ambas necesitan un tiempo para ustedes mismas”-.



 



//////



 



La hora en que la cita había sido acordada se acercaba y ahora una rubia caminaba a toda prisa para llegar al hotel donde su abogada se encontraba trabajando con los documentos legales de su clienta principal. Santana Marie López.

Cuando las puertas de cristal fueron abiertas para ella el cambio de clima la golpeo por completo provocando un escalofrío en su cuerpo, pues el aire acondicionado era de una temperatura mucho más baja que el de las calles de Nueva York.

Los jóvenes recepcionistas le saludaron cortésmente dejándole pasar sin problema alguno.

Cuando en la puerta de la abogada se escuchó un golpecito, de inmediato supo de quien se trataba. Así que con un "adelante" le indico a su amiga que pasara, disculpándose unos segundos para terminar la importante llamada en curso.

Brittany no acostumbraba a escuchar conversaciones ajenas, sin embargo, era imposible no escuchar el tono urgido y detonante al otro lado de la línea. Parecía que el hombre con quien hablaba quería asesinarla por medio del teléfono celular.

Su ceño se frunció aún más al escuchar el nombre de Spencer, sabía que era conocido para ella, pero no podía recordar con claridad de dónde.

Segundos más tarde Quinn finalizo la llamada soltando un largo suspiro, demostrando la frustración que llevaba encima. -"Me alegra verte tan puntual"- atinó a decir reacomodando los archivos de su escritorio. -“Esto es un desastre"- miró por todos lados buscando una carpeta ganándose una risita por parte de su visitante.

-"Al menos Rachel esta aquí"-

-"¡Puf! créeme rubia, tuve una tremenda llamada de atención hoy por la mañana, prometí ordenar esto, pero...trabajo es trabajo"- sonrió abiertamente al recordar las reprimendas de su novia. -"Bien...Brittany, sé que lo que importa ahora es el asunto de tu divorcio, pero antes debo hablar contigo"-

-"Claro...ocurre algo?"-

-"Necesito que me respondas una pregunta"- Quinn coloco ambos codos sobre la superficie entrelazando ambas manos. -"Cuando contrajiste matrimonio con Emily, el convenio de bienes fue...-

-"Por separado"- interrumpió la rubia de inmediato -"Mi padre me había dejado como segunda dueña de la agencia cuando me comprometí asegurando mi "futuro"- explicó -"El creyó que dejaría toda mi carrera para dedicarme a ser ama de casa y por ende el recibir el dinero de Pinkerton era fácil...sin embargo me negué y supe que el combinar mis bienes con los de Emily no era una buena idea"-

-"Que lista"- felicitó la abogada. -"Ahora... me imagino que de igual manera tampoco has compartido absolutamente nada de tus cuentas con ella, fuera de tu deber, ¿cierto?"-

-"Bueno no en realidad...ambas creamos una cuenta libre de acceso para compartir gastos del hogar. Fuera de eso, tengo mis cosas privadas de su acceso"-

-"Que es lo que hace Emily exactamente ahora?, me refiero a ¿cuál es su trabajo según tu conocimiento?"- sacó una carpeta que le había dado Spencer acomodando las imperfecciones inexistentes.

Quinn al igual que su viejo amigo y compañero sabían lo que era pasar por situaciones dramáticas, en las que la ética y la moral iban de la mano y en primer lugar antes que todo el dinero del mundo. Amaban su trabajo y por ende lo hacían de manera recta, sin trucos, sin robos y mucho menos corrupción. Por estas razones y muchas otras era que el caso del aun matrimonio debía ser tratado con delicadeza y discreción, a menos que se necesitara de accionar con puño ante la ley.

-"Lee esto, revísalo y me dices tu opinión ¿de acuerdo?"- pasó la carpeta deslizándola hasta que la otra rubia la tomo entre sus manos.

Los minutos pasaban muy lentamente y Brittany sentía que su confusión crecía más y más. Entendía el hecho de que su esposa había sido tratada por los mejores médicos quiroprácticos y cirujanos según la gaceta de Nueva York. De esta manera había quedado incapacitada por un periodo de tiempo, para después regresar a su antiguo trabajo.

-"Yo...no entiendo"- murmuró la holandesa elevando una tomografía de los archivos. Su rostro formó una mueca de desagrado al percatarse del daño.

La abogada suspiró para después tomar entre sus manos algunos documentos que su amiga no observó.

- “Escucha, Brittany… el motivo por el que te muestro esto es por la simple razón de que tu esposa no ha trabajado de la misma manera que antes”-

La holandesa seguía mirándola confundida.

-“Lo que acabas de ver es la fractura de Emily Fields”-

-“Si, si… eso ya lo sé, pero que pasa con ello?”-

-“Bien, ¿recuerdas la noche en que Santana y yo te hablamos acerca del hecho de que Emily no asistiría a dicha competencia?”- la rubia frente a ella asintió sabiendo de ante mano que habían tenido razón, pues la competencia ya había dado inicio. –“Bueno pues mira esto, se trata de la demanda que recibió recién había acabado su temporada de rehabilitación. Ella peleo por el derecho a seguir nadando y participando, pero… su doctor le prohibió hacerlo de manera estricta y su entrenador…- entregó el documento con los datos de dicho hombre-… estuvo de acuerdo en no volver a forzarla”-

Brittany leyó los documentos sintiendo la impresión en su rostro –“Ella nunca menciono esto… ni siquiera sabía que tenía problemas legales”-

-“Eso no es todo… Spencer, el abogado legal de Fields es un viejo amigo de la facultad, por lo que la confianza entre nosotros es grande”- mostró el resto de documentos donde el nombre de la asiática aparecía en el borde superior izquierdo  justo debajo del nombre en mayúsculas del banco más popular en Philadelphia. –“Este es el estado de cuenta que mantiene Emily confidencial junto a Spencer, así como yo lo hago con Santana”- la abogada explicó con cautela tratando de pensar en sus siguientes palabras. –“Quiero que mires las cifras de los últimos años, tan solo desde el accidente de Emily hacia acá”-

Después de unos cuantos segundos la rubia bailarina respondió con un suspiro –“Si, estaba al tanto del hecho que Emily tiene una gran cantidad de dinero”- colocó el papel en la superficie del escritorio.

Quinn la miro con suspicacia, como si haciendo eso pudiera resolver el acertijo en su mente.

-“Brittany ¿puedo pedirte un favor?, es más como una orden pero, no quiero ser tan brusca”- rio levemente –“Necesito uno igual a estos pero con tu estado de cuenta”-

-“De acuerdo”- respondió dubitativa –“¿Debería preocuparme?, porque de verdad lo estoy haciendo…”-

-“El hecho de que tu aún esposa consiga cifras grandes aun cuando ya no tiene trabajo es realmente descabellado, me refiero a que, o está en el tráfico de drogas o…-

-“¿O..?”- insistió.

-“Emily está robándote”- terminó sin más.



 



//////



 

El sonido de los pasos firmes y apresurados era todo lo que se escuchaba en los pasillos de la planta baja del hotel donde las estrellas residían. Esa parte del establecimiento era la única y más accesible en privacidad, donde Ronald y su equipo de seguridad podían vigilar mejor. Ahora solo esperaba a los informes de sus hombres que vigilaban con cautela a Santana y su agente dentro del restaurante.

Los hombres de personalidad aun entre los 20`s entraron a la oficina principal, buscando a quien debían informar su hallazgo.

-“Jefe, lamentamos la tardanza pero mi sentido de perfección no me dejo entregar esto hasta tener la mejor calidad en imagen”- elevó un sobre amarillo tamaño oficio. –“¿Dónde está la agente Keen?”-

-“Esta cuidando la integridad de la señorita Brittany, cosa que ustedes deberían estar haciendo”- el rubio agente coloco sus brazos en sus anchas caderas, haciendo que sus palabras sonaran como reproche.

-“No lo entiendo, por qué la siguen llamando señorita si ya es una mujer casada”-

-“Eso a ti no te importa...- Ronald tomó su vaso de café para darle un trago, descubriendo que ya estaba frio.

-“Como sea, tienes razón”- repitió el hombre de baja estatura de manera indiferente.

-“¿Que quieren?”- cuestionó a ambos.

-“La agente Keen nos dejó a cargo de una tarea durante nuestra estancia en San Francisco. Y esto…- arrojó el sobre –“Es lo que pidió”-

Ronald frunció el ceño al tiempo que se dedicaba a echar un vistazo.

Cuando observó lo que había dentro decidió volver a cerrarlo y entregárselo al novato.

-“Cuida esto con tu vida y asegúrate de entregarlo en sus manos personalmente”- ordenó.
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Lun Jul 24, 2017 2:30 am

bien, de acuerdo se que les prometi un par de caps pero al parecer el sistema no esta muy a mi favor hoy
asi que no se desesperen chicas, intentare subir el siguiente cap lo mas pronto posible
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Paola Perry el Lun Jul 24, 2017 2:37 am

CAPITULO 23

(Segunda parte)


Los días de descanso cesaron para todo el equipo y era hora de partir a los distintos países en donde Marie se presentaría. Para desgracia de esta última no pudo localizar a Hanna.

Una parte de ella se alegraba de tenerla lejos, pero otra le gritaba que debía encontrarla para hablar con ella respecto a su desbanco de dinero.

Irlanda les esperaba con ansias y había que admitirlo. Todos estaban más que emocionados por visitar tal continente.

-“Señorita latina me gustaría hablar contigo un momento”-.

Ryan tomó asiento junto a Santana quien se encontraba leyendo los últimos artículos de su show en el New York Times.

-“Dime que no estoy en problemas”- murmuró la morena dejando su revista.

-“No, pero tengo buenas y malas noticias”-  sacudió su boina en las piernas de la joven. –“La buena noticia es que tenemos sold out en la bella Irlanda, todo el mundo está eufórico por verte ahí pronto”- sonrió festejando por unos segundos para después ponerse serio. –“La mala es que no podremos presentarnos en el lugar original”-

-“De que estas hablando?, todo estaba listo…¿cómo se supone que me presentare si el lugar acordado no estará disponible?”- su ceño se frunció por completo y a Ryan no le gusto eso. –“Los boletos están agotados Ryan, que pasara con eso?”-

-“Escucha, tranquila de acuerdo…aquí va lo siguiente. La academia de artes y espectáculos me dijo que el príncipe había requerido del establecimiento para el anuncio de su compromiso repentino con esta mujer…olvidé su nombre, en fin, pero me aseguro que podíamos llevar a cabo el show en un lugar diferente”-

-“En dónde?”-

-“La universidad del norte nos permitirá hacer acto de presencia en su majestuoso y recién renovado auditorio. Al menos 7 mil personas caben ahí”- elevó sus cejas repetidas veces.

-“Pero eso no es ni la mitad de la audiencia original”- Santana reacomodó su cabello, colocándolo detrás de sus hombros.

-“Ese es el otro detalle que necesito entiendas…- suspiró -…necesitaremos quedarnos un par de días más en Irlanda. Tendrás que presentarte al menos tres noches en la estadía.”-

Santana lo miro sin expresión alguna. Solo podía pensar en el hecho de que tales planes retasarían todo en su itinerario.

-“No podemos quedarnos más de lo acordado, Ryan”- se negó abriendo de nuevo su revista.

-“Oh, Marie por favor…date cuenta que estamos de perder mucho si no nos quedamos ahí un par de días más”- Ryan trataba de mantenerse  sereno.

Esperaba poder convencer a Santana de ello, el equipo no estaba muy convencido, pero con la morena de timón, si ella decidía quedarse ahí por un mes si quería, todos la seguirían.

-“Ryan, como productores principales Anderson y tu deberían darse cuenta de que el hecho de quedarnos ahí más de lo acordado alteraría el orden de todo.”-

-“Lo sé, lo sé…pero escucha, todos estamos dispuestos a seguirte si decides que si.”- fue cuando se dio cuenta de lo que estaba diciendo –“pero de que estoy hablando?, tú lo has dicho!...soy el productor principal y mi agencia te patrocina!”-.

-“Que quieres decir con eso?”- Santana volvió a cerrar su revista poniendo toda su atención en el hombre a su lado.

-“Que tu vendrás a Irlanda por una semana quieras o no”-.

-“Estas loco. No iré a Irlanda por más de dos días, es mi última palabra”-

 


///////

 


-“Esto…no…es…justo”- Santana bufaba a medio respirar, ya que su gruesa bufanda se había desenredado un poco fuera de su cuello, obstruyendo parte de su rostro.

La lucha entre ella y su equipaje de mano no era nada agradable y comenzaba a cabrearse cada vez más. Sin mencionar que el clima era para congelar traseros en segundos.

Habían aterrizado en Irlanda hacia una hora y tuvieron que viajar una hora más para llegar al destino final.

-“Problemas con tu equipaje?”- una rubia tímida se acercó. Sus manos estaban dentro de los bolsillos de su grueso abrigo y sus mejillas eran adornadas por un ligero rubor a causa del frio viento.

Santana soltó aire pesadamente y se volvió hacia su compañera.

-“Odio este clima, odio los viajes largos, odio…esto”- suspiro mirando a todos lados.

Brittany dejó escapar una risita mirando en la misma dirección que su amiga.

-“Que es tan gracioso?”- la morena cuestiono seriamente.

-“Estas realmente molesta con Ryan, ¿no es así?”-

-“Como puedes estar tu tan tranquila?, te das cuenta que todo se alteró cierto?...ahora habrá que cancelar algunas ciudades.”- comenzó su camino hacia el interior del recinto donde se hospedarían.

-“Creo que estas así porque en este momento deberías estarte relajando y sin embargo, estas arribando a un lugar donde los horarios son muy diferentes”-

-“Gracias por leer mi mente”- comentó con sarcasmo la latina llegando a recepción donde Blaine la miraba con disculpa –“Además de que muero de hambre”-

-“Lo sospeché, siempre estas así cuando tienes apetito”-  la holandesa le extendió una barra de proteína que llevaba consigo desde el aeropuerto la noche anterior que salieron. –“coge esto, no es mucho, pero al menos lo apaciguará”-

Dudosa, la morena miro el tentador envoltorio de la pequeña golosina.

Su orgullo le gritaba que se negara y esperara a la cena, pero su estómago gruño en protesta y no tuvo más opción que tomarla.

-“Gracias”- sonrió de lado antes de comenzar a comerla.

Blaine miro con curiosidad la escena y negó sonriendo.

-“Todo está listo chicas, sus habitaciones están en el quinto piso”- entrego las llaves y se dirigió con el gerente del lugar hacia el interior –“La cena es la las 8, el botones llevara vuestro equipaje así que no se preocupen”-.

Ambas celebraron dando las gracias, había sido un trayecto realmente largo y agotador y lo que más deseaban hora era descansar.

-“Hola chicas, que placer encontrarlas aquí”- Rachel apareció  luciendo una amplia sonrisa vanidosa como ya era costumbre.

-“Ugh, no tienes a alguien más para molestar pequeño gnomo parlante”- si las palabras de Santana eran para alejar a la pequeña castaña, no funcionaron en absoluto.

-“Sabes que no lograras eso conmigo López”- cantó alegremente.

A los segundos Quinn Fabray apareció junto a Lizzie Keen, la agente asignada principalmente a Brittany.

El rostro de la abogada presenciaba de victoria y urgencia. Eso no era bueno en estos momentos para ninguna de las brittana.

-“Te necesito a ti y a ti en mi oficina dentro de media hora”- la rubia señalo a Brittany y a Santana al momento que hablaba.

Ambas chicas señaladas emitieron un gruñido en reprobación.

-“Tiene que ser justo hoy?”- Brittany rogo con la mirada para poder ser liberada e ir a dormir.

-“Así es, además de que tu Britt, vienes conmigo justo ahora”- comenzó a caminar –“Vamos, estoy segura que podemos hablar en nuestra habitación”- hizo ademan para referirse a ella y Rachel.

La holandesa no quería ir con ellas para hablar, pero sabía que si se trataba de lo que ella creía, debía hacerlo.

-“Oh, una cosa más. La agente Keen viene con nosotras”-

-“bien y yo que hago…”-

Santana observaba como se marchaban, quedando de pie sola con Donald y sus agentes en recepción.

-“Te veré en media hora!”- grito Quinn al final del pasillo.

 

//////


-“Bien, hagamos esto rápido”- la abogada dejo su maletín sobre la mesa de café que había en la pequeña sala de estar en la habitación.

Todas tomaron asiento, quedando Brittany y Lizzie frente a Fabray.

-“Brittany, recuerdas que hace unos días me entregaste tus estados de cuenta tal y como te lo pedí?”- la bailarina asintió.

-“Perfecto, como sabrás mi trabajo consiste en hacer las cosas bajo la ley y bueno…esta vez recibí ayuda de Spencer Ray el abogado de Emily”-

-“Bien, y hay noticias nuevas?”- Brittany mesó sus cabellos hacia atrás.

-“Demasiadas, Brittany…cuando me trajiste tus documentos encontré que las cifras están fijas durante unos días, pero de repente bajan”-

-“Si bueno, es normal…tomo dinero para mis necesidades y ese tipo de cosas”-

-“Normalmente Britt, ¿cuánto necesitas para subsistir durante una semana?, hablemos de que no recibes de la gira y todo esto”-

-“Bueno…si no hago gastos extras y eso…gasto alrededor de 4 o 5 mil dólares. Sin mencionar la manutención de Ryan”- rio ligeramente.

Quinn asintió en silencio cogiendo de su maletín la carpeta con encabezado “Susan Pierce”.

-“Me tome la libertad de actualizar tus estados de cuenta una vez que me lo concebiste Britt”- tomo los documentos y se los entregó –“El desfalco en tus cuentas, al menos en dos de ellas es grande…mira lo que tú me trajiste y observa como para apenas un par de días bajaron las cifras en cientos de miles”- Quinn apretó sus labios formando una ligera línea. No podía creer que una persona pudiera mantener tal cantidad de dinero como lo hacía Brittany.

El ceño de la bailarina se frunció.

-“Entiendo que no hayas notado las diferencias por recibir grandes cantidades siempre Britt, eso casi siempre ocurre en estos casos. Pero lo que si necesito que sepas es que alguien ha estado tomando dinero sin tu permiso”- arrojó unas cuantas páginas en color blanco y negro. En ellas se reportaban las fechas, horas y cantidades de transferencias en las cuentas de Brittany.

Los ojos de esta casi salen de su órbita al ver las cantidades transferidas a cuentas que ella desconocía.

-“Si te preguntas acerca de si estos datos son abiertos al público no es así, usualmente las bases de datos de un banco n pueden ser compartidos de ninguna manera pero, tratándose de robo, seguridad privada y Susan Pierce. El gerente personalmente concedió esta información”- Rachel tragó con fuerza mirando como su mejor amiga se enfadaba.

-“Pero…yo no…-

-“Lo más interesante aquí Brittany… es el hecho de que no solo a ti te han estado robando”-

-“Que?”-

-“Al parecer Santana ha sido víctima de esto en igual manera”-

-“Extorsión”- la mente de la rubia no era capaz de reproducir otra idea que no fuera esa.

Si se trataba de un robo a ambas era lo más lógico, después de todo ambas eran muy reconocidas mundialmente y sería muy fácil para un ladrón profesional o no el robar tan fácil. Especialmente tratándose de hackers informáticos.

-“Rogarías por que fuera así”- esta vez Lizzie fue quien no pudo contener el silencio. Su frustración era innegable.

-“Lizzie, puedes ayudarme con Santana por favor?”- Quinn abrió de nuevo su maletín sacando algunas carpetas más y un sobre que le había sido entregado por la agente Keen.

 

//////

 


La silueta de una relajada morena descansaba sobre la amplia superficie de la cama. El estrés que había sentido anteriormente había sido apaciguado por una barra de proteína que le había entregado cierta rubia.

-“Eres un ángel, Brittany”- murmuró abrazándose aún más a la almohada.

Cerró los ojos permitiéndose reconocer el aroma de las sabanas limpias y frescas. Su mente reprodujo un sin cesar de recuerdos recientes.

Era imposible creer el ritmo de vida que ahora tenía. Totalmente contario a sus expectativas más recientes.

Principalmente por el hecho de que nunca pensó hacer una gira tan rápido. Es decir, en ella estaban los planes de tomar un descanso para comenzar a formar una familia con Hanna. Cosa que ahora había quedado olvidada por completa.

Y bueno, también estaba Brittany.

Los recuerdos de ella se hicieron presentes de manera involuntaria.

No sabía si se debía a la gran comodidad que sentía o se trataban de meras señales que su cuerpo quería recordarle, pero, recordó la primera y única vez que estuvo con Brittany en la intimidad. Sus besos, sus caricias, la manera en se aferraba a su cuerpo…

Santana abrió de golpe los ojos. –“Dios no, en que estoy pensando ahora…”- su pulso se había acelerado ligeramente y sintió el rubor en sus mejillas.

El sonido de unos golpecitos en su puerta fue lo segundo que la sobresaltó.

Se puso de pie rápidamente para abrir, encontrándose con n corpulento agente rubio. Donald Reesler le ofreció una sonrisa.

-“Disculpe la molestia señorita López. La agente Keen me informa que la abogada Fabray solicita su presencia inmediata en su habitación”-

/////

 

Una vez que Santana se reunió con las demás en la habitación dispuesta, le indicaron que tomara asiento junto a Brittany.

-“Bien…ugh”- Quinn se frotó las sienes perezosamente. –“No estaba en los planes hacer esto fuera de América, pero, tomando en cuenta las circunstancias y el material que tenemos, es mejor movernos rápido”- tomó aire y abrió el sobre que tenía en manos –“Veo que ambas están pasando por casos similares chicas, y creo que tengo la respuesta para ello…le debo parte de todo esto a Spencer…-

-“Casos similares?”- Santana miró a Quinn cruzándose de brazos.

-“Ambas están siendo estafadas por personas aparentemente inteligentes y discretas”- Sin decir más la abogada colocó una a una las fotografías que había pedido hacía semanas atrás.

Podían pasar por fotografías hechas por cualquier turista, sin embargo, las protagonistas lo repercutían todo. Abrazadas, felices, caminando y observando el lugar.

Tanto Emily como Hanna parecían realmente ajenas a lo que ocurría a su alrededor.

Las quijadas de Brittany, Santana e incluso Rachel estuvieron a punto de tocar el piso al ver las imágenes dispuestas ante ellas.

-“Maldita…hija…de perra, voy a matarla!”- exclamó furiosamente la latina. –“¡Juro por mi vida que voy a encontrarla Quinn, y cuando lo haga…la matare!”-

-“Iras a prisión por ello, lo sabes”- comento simplemente la abogada.

-“Eso es!...entonces la refundiré en prisión!, si eso hare!”- las venas en la parte frontal de su cabeza estaban a punto de reventar a causa del coraje que sentía.

La morena seguía maldiciendo caminando por toda la habitación, deseando con todas sus fuerzas estrangular a su ex novia.

Llamó la atención de todas que nadie se dio cuenta del estado de serenidad en Brittany.

-“Britt?...estas bien?”- Quinn la miro al fin.

-“Esto…no…no puede ser”- su mirada estaba confusa, parecía estar entrando en un estado de shock.

Todas guardaron silencio entendiendo de alguna manera lo que ella estaba sintiendo. Había sido advertida de ser engañada por Emily respecto a su dinero, a su trabajo, pero nunca se imaginó ser engañada respecto a esta parte.

Parecía una mala broma el hecho de que su esposa, la primera en su vida. Con quien había compartido años en una misma cama y quien se había ganado algo de su cariño, la traicionara de esta manera y más aun con una mujer que fue pareja de su primer amor en preparatoria.

Era simplemente horrible.

-“como es que ellas dos?”- cubrió su rostro con ambas manos –“Esto es una pésima broma, Quinn”-

-“No sé cómo se conocieron ellas Britt, es desconocido pero de lo que si estoy segura es que no es una broma”- la abogada conecto su mirada con la de su mejor amiga sonriendo débilmente –“Solo una cruel coincidencia del destino”-
avatar
Paola Perry
**
**

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por micky morales el Lun Jul 24, 2017 7:57 am

par de desgraciadas delincuentes!!!!! gracias por volver, esta historia es buenisima!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.