Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» [Resuelto]BRITTANA: MALDITO CUERPO TRAICIONERO. (GP Santana). cap. 34
Hoy a las 3:23 pm por JVM

» FanFic Brittana: Simplemente (Adaptada) Cap 3
Hoy a las 11:10 am por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo
Hoy a las 10:54 am por micky morales

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee “Time for goodbyes” Part V
Hoy a las 8:15 am por Klainefan

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado
Dom Feb 26, 2017 10:26 pm por claudia1988

» [Resuelto]BRITTANA: HERMANASTRA.. SINOPSIS, CAP. 3 y 4
Dom Feb 26, 2017 8:22 am por micky morales

» Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)
Sáb Feb 25, 2017 8:54 pm por 3:)

» [Resuelto]FIC Brittana - Pasión...por la danza? - Capitulo 87 FINAL
Sáb Feb 25, 2017 6:07 am por kAh0sR

» Brittana Be my hero capitulo 28,29,30 y 31
Vie Feb 24, 2017 10:49 am por Tati.94

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 16 y 17 (22/02/17)
Vie Feb 24, 2017 10:45 am por Tati.94

» BRITTANA NEVER LET YOU GO G,P SANTANA capitulo 8,9 y 10
Sáb Feb 18, 2017 8:26 pm por 3:)

» *FanFic* -A Punto Cero- Capitulo 77- Cuenta regresiva- *Nuevo*
Mar Feb 14, 2017 10:44 pm por MarisaParedes

» Fanfic Brittana -Give me love- noticias 13/5/16
Mar Feb 07, 2017 7:21 pm por kamilittaz

» Fanfic Brittana G!P: "El cielo en la tierra"
Lun Feb 06, 2017 7:42 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Dilo a Otra (Adaptada) Epílogo - Parte II
Sáb Feb 04, 2017 12:32 am por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 19,20 y 21
Mar Ene 31, 2017 12:57 am por evean

» Fanfic Brittana-Por amor al arte
Jue Ene 26, 2017 7:15 am por micky morales

» Fanfic Brittana: "Una amante de ensueño G!P"
Sáb Ene 21, 2017 4:31 pm por Tati.94

» [Resuelto]Brittana: APASIONADA SOBERBIA . cap. 7, 8, 9, 10 y 11 FIN
Sáb Ene 21, 2017 3:13 pm por monica.santander

» [Resuelto]BRITTANA: SUEÑO DE MEDIA NOCHE: EL TRATO- cap. 45 y Epilogo
Vie Ene 20, 2017 9:10 pm por 3:)

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
micky morales
 
3:)
 
Klainefan
 
Tati.94
 
JVM
 
Gabriela Cruz
 
monica.santander
 
rocio lopez
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por micky morales el Mar Abr 19, 2016 4:54 pm

Pense que nos salvariamos del drama, solo espero que no sea mucho, por ahora todo demasiado lindo, hasta pronto!!!

micky morales
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5897
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por monica.santander el Mar Abr 19, 2016 8:29 pm

Muy linda escena!!!!
Veremos que pasa con el drama!!
Saludos

monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4042
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por 3:) el Mar Abr 19, 2016 11:12 pm

hola,...

lo mejor,.. excelente capítulo!!!
me encanta lo que hace britt por san!!! dándole lo mejor dentro de sus sentidos!!!
me encanta la historia!!!!

nos vemos!!!

3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4397
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Mar Abr 26, 2016 12:07 am

marthagr81@yahoo.es escribió:esta escena Brittana fue no quiero decir linda sino diferente en el buen sentido de la palabra por que para que Britt logre despertar todos los sentidos de Santana, ya que no cuenta con la vista eso no es facil. Me ha gustado, pero me da pesar por Santana por que ellla hubiese querido ver a su rubia como dios la trajo al mundo

Igual a mi me daría MUCHO pesar no poder llegar a ver a una persona como Brittany jajajaja... Un gusto saber que te ha gustado, espero así sea el resto de la historia, saludos.



micky morales escribió:Pense que nos salvariamos del drama, solo espero que no sea mucho, por ahora todo demasiado lindo, hasta pronto!!!

Cada historia debe tener su chispa de drama pero tranquila, estoy tratando que no sea tanto, porque algo que amo es el drama pero ya me dijo que esta vez no sea tanto.




monica.santander escribió:Muy linda escena!!!!
Veremos que pasa con el drama!!
Saludos

Pronto... saludos



3:) escribió:hola,...

lo mejor,.. excelente capítulo!!!
me encanta lo que hace britt por san!!! dándole lo mejor dentro de sus sentidos!!!
me encanta la historia!!!!

nos vemos!!!


Repito y lo repetire mil veces, un placer que les este gustando la historia, ese es el fin por el cual escribo... saludos


BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Mar Abr 26, 2016 12:47 am

Buenas noches, días o tardes, dependiendo de que hora me lean, bueno, la semana pasada se me complico actualizar pero aquí estamos, definitivamente los lunes son días de capitulo, así que sin más no les entretengo ni nada y les dejo el capitulo, saludos y que tengan una buena semana.

Capítulo 6


-Bien mi amor, estaré sentada donde siempre, tengo que terminar unos diseños, antes que el señor cara de papá se enoje- dijo Brittany cuando estaban entrando al centro de artes.

-Brittany deja de llamar así al señor Williams, es muy buena persona…-

-Sí, pero no quita el hecho de que se parezca al señor cara de papa- se defendió la rubia, haciendo reír a su novia.

-No sé qué hare contigo- dijo negando la cabeza y desdoblando su bastón.

-Amarme como lo has hecho siempre- contestó Brittany abrazándola por la espalda para dejarle un sonoro beso en la mejilla- Pórtese bien y diviértete en tus clases, nada de coquetear con David, ese niño está en mi lista-

La morena tomaba dos clases por tarde, una era para aprender Braille, la otra era de música y cantó, en la cual había personas tanto invidentes como no invidentes, lo cual hacia la clase más didáctica y un tanto divertida.

-Claro que no mi amor, pero no puedo hacer nada con mis encantos naturales, tengo rendida a ese pequeño- bromeó la morena dándose una nalgada y luego irse caminando meneando las caderas.

-Dios santo, esta morena me volverá loca- dijo para sí misma Brittany mientras veía caminar a su morena rumbo a su salón de clases.

Brittany se acomodó en la pequeña cafetería que tenía aquel lugar, el personal que atendía el lugar ya la conocía, debido a que más de una vez a la semana la rubia acompañaba a su novia al centro de artes, pues mientras Santana estaba en clases ella aprovechaba para adelantar sus tareas y comer uno que otro bocadillo de la cafetería. No había terminado de instalar su computadora, cuando Elizabeth, la encargada de la cafetería, le asentó un té helado con unos minis Burger que siempre ordenaba la rubia.

-Muchas gracias, me ahorraste una levantada- dijo Brittany sacando de su billetera 10 dólares pero que Elizabeth rechazó.

-No, hoy es cortesía de la casa- le sonrió y luego volvió a su lugar de trabajo, Brittany alzo los hombros y no discutió, ya que si era comida gratis ella lo aceptaba gustosamente.

Habían pasado más de una hora, cuando Brittany se dejó caer pesadamente en la silla, olvidó esa mañana sus lentes y usar la computadora sin ellos siempre le ocasionaba dolor de cabeza, solamente le faltaba terminar un logo y poner bien el contraste de colores cuando alguien le tapó la luz del exterior. Brittany alzó la vista encontrándose con una rubia de cabello corto, algo despeinado, un poco más baja que ella y un tono de piel un poco menos blanca que la suya, pero lo que más le llamo la atención fue su cara, parecía una de esas antiguas muñecas de porcelana perfectamente talladas, algo que su elegante vestimenta ayudaba a resaltar.

-¿Brittany cierto?- preguntó aquella chica.

-Emmm si… ¿Te conozco?- preguntó dudosa.

-No, pero yo a ti sí, bueno algo así, ¿Eres la novia de Santana López no?-

-Sí, soy yo-

-Bien, me presentó, soy Quinn Fabray, novia de Rachel Berry, la maestra de canto de aquí- Brittany hizo memoria y se acordó de como Santana divagaba acerca de una maestra chillona que no dejaba de hablar nunca y algo bajita a comparación de la morena.

-Oh, tu eres la novia de la enana ¿no?- dijo sin pensar, ya que Santana así le había puesto a Rachel, a pesar de no ver, pudo percatarse de la estatura de su maestra y ponerle ese apodo, Quinn alzó una ceja para luego reír- Lo siento mucho, pero es que Santana siempre llama así a Rachel, es más ni conocía su nombre- decía Brittany apenada.

-No te preocupes, Santana siempre la llama así en clases, también le dice gnomo o Hobbit, un compañero de ella se la describió y alega que solo eso se le viene a la mente cuando le hablan de Rachel- decía Quinn divertida –En fin, vine a buscarte por que Santana te necesita…-

-¿Le paso algo a San?- se apresuró a levantarse Brittany, interrumpiendo a Quinn.

-No, no, no, nada de eso… vaya, tenía razón Santana al decir que eres paranoica- soltó una pequeña risa ganándose la mirada con el ceño fruncido de la Holandesa- Bien, como decía, Santana te necesita, esta semana Rachel a encargado una canción a cada uno de sus alumnos y tu querida morena se niega a cantar si no estás tú, dice que solo canta contigo-

Brittany sonrió bobamente, ya que era cierto, Santana solamente cantaba con ella o para ella, tenía una voz asombrosa que Brittany adoraba escuchar, solamente tomó clases de piano un año para poder tocar y que Santana cantara.

-Eso es correcto, así que, ¿En que ayudó?- preguntó empezando a guardar sus cosas.

-Vamos, acompáñame al salón de clases, dice que cantará tu canción favorita- Brittany sonrió nuevamente siguiendo a aquella rubia.

Pasaron por un pasillo con varias puertas, escuchando de cada una de ellas diferentes instrumentos o voces, hasta llegar a la última donde no se escuchaba nada.

-Bien, aquí esta- dijo Quinn apenas abrió la puerta.

-¿Britt amor?- preguntó Santana colocándose de pie y caminando a la puerta.

-Aquí estoy Sanny, me dijeron por ahí que quieres compañía para cantar- habló Brittany rodeando a su novia con sus brazos para darle un beso en la frente.

-Sí, ven, cantemos tu canción favorita- Santana tomó la mano de Brittany para guiarla hasta el piano que había a un lado de la habitación, Brittany se sentó frente de este y se tronó los dedos.

-Excelente, por fin escucharemos a Santana cantar… Soy Rachel Berry, maestra de canto de tu novia- extendió la mano a la rubia quien la tomó gustosamente.

-Bien, bueno, déjenme presentarme, mi nombre es Brittany Pierce, soy la novia de esta adorable latina e interpretaremos una de mis canciones favoritas,  puede que la conozcan es de Jasón Mraz,  93 Million Miles, esa canción por alguna razón me recordaba a mi padre, que hasta hace unos meses atrás formaba parte del ejército, pero ahora está en casa- colocó sus dedos en las teclas del piano y se percató que no era un piano común, en la parte inferior de cada tecla tenia grabado puntitos, lo que le hacía pensar que era para que personas como San pudieran aprender.

Comenzó a tocar dejándose llevar por la música y aún más cuando la voz de la latina inundo la habitación.

93 million miles from the sun
People get ready get ready
Because here it comes
It’s a light, a beautiful light
Over the horizon into our eyes

Oh, my my how beautiful
Oh my beautiful mother
She told me:
"Son, in life you’re gonna go far
If you do it right you’ll love where you are
Just know, wherever you go
You can always come home"

240 thousand miles from the moon
We’ve come a long way to belong here
To share this view of the night, a glorious night
Over the horizon is another bright sky

Oh, my my how beautiful
Oh my irrefutable father
He told me:
"Son, sometimes it may seem dark
But the absence of the light is a necessary part
Just know, you’re never alone
You can always come back home, home"

You can always come back

Every road is a slippery slope
There is always a hand that you can hold on to
Looking deeper through the telescope
You can see that your home’s inside of you

Just know, that wherever you go
No you’re never alone
You will always get back home, home, home

93 million miles from the sun
People get ready get ready,
Because here it comes
It’s a light, a beautiful light
Over the horizon into our eyes



Al finalizar las últimas notas de la canción, Santana que había comenzado de pie a cantar ahora estaba sentada junto a su novia apoyando su cabeza en uno de sus hombros. Todo mundo guardaba silencio, nadie se atrevía a producir un sonido por después de tremendo espectáculo.

-¿Qué? ¿Tan mal canté?- preguntó la latina al pasar un moderado tiempo y aún nadie hablaba.

-Oh por dios…- balbuceó Rachel.

-Eso fue maravilloso- completó Quinn.

-Cantaste maravilloso mi amor, como siempre- habló ahora Brittany abrazando a su novia y besando su frente.

-Tu igual estuviste maravillosa- besó su mejilla y luego se acercó a su oído- quiero esos experimentados dedos dentro de mí lo más pronto posible, ahora veo porque eres TAN buena-susurró haciendo que la rubia se sonrojara.

Aplausos se hicieron escuchar después que la mayoría saliera de su trance que dejó la morena, recibiendo felicitaciones, por parte del pequeño grupo ahí presente.

-¿Alguna vez pensaste en cantar profesionalmente?-preguntó Rachel  a lo cual Santana asintió.

-Sí, cuando tenía 16 años ese era mi gran sueño pero con el pasar de los años fue descubriendo que me gustaban otras cosas y decidí dejar el canto solamente como un distante pasatiempo, luego llegó Brittany a mi vida y pues me hizo retomarlo, ahora cantó solamente por gusto- explico la latina sin dejar de tomar a su novia por la cintura quien sonreía al escucharla y jugueteaba con las teclas de piano.

-Bueno si en alguna ocasión quisieras dedicarte a cantar o algo por el estilo no dudes en decirme, trabajo en el teatro Eisenhower…-

-En ese teatro son musicales y obras, no creo que alguien como yo pueda actuar o bailar sin caer del escenario o pisar a alguien- se rio la latina recordando lo torpe que fue aprendiendo a andar en su casa, no se imaginaba lo torpe que sería tratando de aprender una coreografía.

-No, tal vez no actuando ni bailando algo que no deberías descartar porque todo es posible, pero si prestando tu voz, muchas veces los bailarines buscan nuevas voces para que le den un nuevo sonido y melodía a la música que ellos desean bailar- explicó Rachel.

-Bien lo tendré en cuenta- dijo Santana pero no muy convencida que digamos.

Después de eso, nadie quiso cantar, ya que se sentían opacados por la voz de la latina, por lo cual Rachel dejo que algunos platicaran, mientras otros se dedicaban a seguir practicando el instrumento musical que deseaban.

Santana estaba en el piano con Brittany a su lado quien le trataba de enseñar las principales notas, dejando escuchar la muy conocida melodía de martinillo, lo cual hacía reír a la morena ya que cuando la rubia tocaba se entendía claramente pero en cuanto ella oprimía las teclas daba pena.

-No puedo creer lo diferente que es Santana con esa rubia alrededor- dijo Rachel a su novia viendo a la pareja tocar en el piano.

-Sí, ni me lo digas, desde que llegó no ha dejado de sonreír y ni se ha acordado en molestarte- respondió Quinn.

-Quien las vea puede notar el amor que emanan las dos, parecen una sola misma, por dios se ven tan bien juntas-

-Si lo sé, pero obviamente no se ven mejor que tú y yo cariño- dijo Quinn tomando la mano de su morena para dejarle un beso en ella.

-No por supuesto que no- sonrió bobamente para luego acercase y dejarle un beso suave en los labios.

Al terminar la clase, Santana recogió todas sus cosas mientras la rubia la observaba desde la puerta.

-¿No la ayudas?- preguntó Quinn a un lado de Brittany, quien automáticamente negó con la cabeza.

-Eso haría una persona normal pero no, ella debe aprender a ser autosuficiente y si me tiene  siempre a su alrededor haciendo todo por ella solamente la estaré perjudicando, debe aprender a hacer todo por ella misma, yo solo soy un apoyo- explicaba la holandesa sin dejar de ver a su novia.

-¿Fue muy duró pasar por todo no?- se atrevió a preguntar la rubia más baja, ella por cuenta de Rachel sabía que la morena había perdido la vista en un incidente en su casa, más no sabía muy bien como había sido.

-Si- suspiró Brittany al recordar las primeras semanas después de que Santana había salido del hospital- ella se cerró completamente, no dejaba pasar a nadie, ni siquiera a mí, me corrió un sinfín de veces de su cuarto, me tiraba cosas, no comía, mi padre tuvo que hablar muy severamente con ella y se lo agradezco, gracias a él mi latina dio por fin señales de querer seguir adelante, de eso nos aferramos su familia y la mía, desde entonces hemos hecho todo lo posible porque ella trate de llevar una vida normal o lo más parecido a está- Brittany hablaba sin dejar de seguir a Santana con la mirada quien estaba dando vueltas por el salón como buscando algo- aunque a veces quisiera hacer todo por ella he comprendido que lo mejor es dejarla hacer y solo cuidarla de lejos para que no se lastima o algo por el estilo- Santana encontró al parecer lo que buscaba que era una bolso, el cual abrió depositando un ratón de hule que sacaba de uno de los bolsillo de su pantalón y luego cerraba la bolsa, Brittany reía, su morena era muy ocurrente y le encantaba hacer bromas- pero en más de una ocasión me ha sacado de quicio con sus ocurrencia y travesuras-

-Ella dice que eres muy paranoica y sobreprotectora a cuanto su seguridad- recalcó Quinn.

-Si, a veces lo soy, pero no puedo evitar serlo, la he amado desde el primer momento que la vi, si le llega a pasar algo yo simplemente no sabría qué hacer, dicen que es malo volverse dependiente de una persona, pero ya es tarde para mí, dependo absolutamente de ella, más que ella de mí- ahora observaba como santana se había puesto a platicar con una de sus compañera- cuando su papá  llamó diciendo lo que había pasado me congelé, sentí un pánico y una desesperación que no se lo deseo a nadie- tragó amargamente, ese día fue el peor de su vida.

-¿Puedo… puedo preguntar qué fue lo que paso?- dijo tímidamente la rubia de ojos verdes.

-Ya lo hiciste- rio Brittany para luego volver sus gestos serios- Santana estaba en su casa instalando su nuevo equipo de sonido y televisión, algo que había estado esperando ya un tiempo atrás, ese día me había mandado mensaje para decirme lo feliz que estaba, me invitó a pasar la noche con ella para ver una película con todo su equipo nuevo, lo cual me negué al principio ya que ella ama, bueno, amaba ver esas películas sangrientas donde matan a medio mundo, ya sea a balazos o devorados por un zombi o monstro- hizo una mueca, saber que San ya no podía disfrutar de cosas tan simples como ver una película- En fin, me convenció y dijo que me escribía en un rato, cuando todo estuviera listo, yo me puse a jugar un rato con mi hermana y luego a reparar mi moto esperando su mensaje, el cual nunca llegó- ahora dio un trago amargo al recordar la llamada- Su papa llamó a mi madre, quien estaba cerca de ahí y pude escuchar todo, San estaba tratando de conectar los últimos cables de la tele, pero cuando la conectó algo salió mal, aún no sabemos qué, pero el caso es que la televisión hizo corto circuito a tal grado de empezar a sacar chispas y fuego, el cual alcanzo la vista de mi morena, haciéndole perder el 90% de su visión- suspiró pesadamente  bajando la vista hasta que sintió una mano en su hombro, era Quinn quien trataba de consolarla pero no sabía que decir.

-¿No hay nada que se pueda hacer?- se decidió por preguntar la ojiverde.

-No, el especialista dijo que no había mucho que hacer, que más adelante con sus heridas cicatrizadas podría haber una posibilidad pero San no se quiere hacer falsas esperanzas-

-Entiendo, realmente lo siento, ella es algo especial, es decir, tiene un carácter muy… ¿difícil?- Brittany rio.

-Sí, pero es fácil de querer, demasiado, solo tienes que irla conociendo, capa por capa y descubrirás la maravillosa persona que es- sonrió Brittany al ver que su morena se dirigía a ella.

-Lo imagino, pero también imagino que tú conoces capas que solamente ella tiene para ti ¿no?-

-Sí y deseo que siempre se así- concluyó Brittany eliminando los escasos pasos que la separaban de su amada latina para tomar su mano.

-¿Britt?- Santana preguntó llevando sus manos al rostro de su novia para acariciarlo y reconocer que era ella- hola cariño- dijo al saber que era ella.

-Hola mi amor, ¿todo bien?- preguntó cerrando los ojos al sentir las caricias que San le daba a su rostro.

-Sí, todo perfecto ¿Y tú? ¿Qué hacías?-

-Ahora excelente… platicaba solamente con Quinn- la ojiverde al ser mencionada se hizo notar raspando su garganta.

-Sí, bien, bueno, ¿Qué dicen? Rachel y yo les invitamos un café y panecillos de aquí a la vuelta ¿aceptan?- propuso Quinn mientras veía ahora como su novia se acercaba.

-¡Por favor! Si es comida gratis ten por seguro que Brittany aceptara- se burló Santana.

-Oye…. Déjame, sabes que tengo que comer bien, estoy en crecimiento y necesito alimentarme bien- se defendió como siempre la holandesa haciendo reír a su novia.

-Lo sé, lo sé, pero ya debes dejar de crecer o acabaras siendo una gigante-

-Gigante o no, morirías por mí- dijo pícaramente la rubia.

-Eso siempre mi amor, eso siempre- Santana tanteo los labios de su novia para besarlos lenta y suavemente.

Rachel interrumpió el beso, enterándose de la propuesta que había hecho su novia en nombre de las dos, la cual acepto felizmente y tomo su bolso, el cual era justamente el cual Santana había colocado aquel animal de goma, Brittany al verlo solo pudo aguantar la risa  y sentir el apretón de Santana al hacerle entender que no la delatara.

Salieron de aquel centro de artes para dirigirse a una pequeña cafetería, donde la plática entre las dos parejas fue fluida y amena, dándose cuenta que tenía mucho en común y que podría ser el inicio de una nueva amistad entre las 4. La noche calló rápidamente, haciendo que la latina y la holandesa recibieran llamadas de sus respectivas familias quienes se empezaban a preocupar por la hora y la ausencia de ambas chicas, sin más se despidieron, prometiendo que se repetiría la salida, para luego empezar a caminar a la salida pero detenidas por el grito de horror de Rachel, que al abrir su bolso para buscar su cartera y pagar la cuenta encontró al pequeño amiguito de hule que había dejado la latina para ella.

-SANTANA LÓPEZ- gritó Rachel desde su asiento en tono amenazador, mientras Quinn reía como desquiciada.

-Corre Britt, tiene piernas cortas, sacaremos ventajas rápidamente- dijo la latina tirando de la mano de su novia haciendo reír aún más.







No podía dejar la historia sin un poco de Faberry :D

BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Abr 26, 2016 10:27 am

santana no pierde su esencia, la verdad no pierdo la esperanza de que santana recupere la vision.

marthagr81@yahoo.es
-*-
-*-

Femenino Mensajes : 2840
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 35
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por 3:) el Mar Abr 26, 2016 1:21 pm

hola..

pase lo que pase la esencia es lo primordial jajaj
me encanta las locuras de san a rachel jajaja
me encanta!!!

nos vemos!!!

3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4397
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por micky morales el Mar Abr 26, 2016 9:08 pm

Me uno a la peticion anterior, me encantaria que san recuperara la vista y que moleste a rach es obligatorio,, claro que si!!!!!

micky morales
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5897
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Sáb Mayo 14, 2016 3:17 am

Hola hola... una disculpa por desaparecer así, muchas cosas que hacer, la escuela y familia, pero bueno, publicación rápida, (una disculpa también por no responder sus comentarios, pero los he leído muchas gracias por ellos).
Prometo tratar de no ausentarme tanto tiempo y publicar cada semana como les dije, son más, un saludo y abrazo desde donde me lean, buen fin de semana.



Capítulo 7

Los meses pasaban, Santana cada vez era más independientes a casi un año de su accidente, seguía yendo al centro, pero ahora ayudaba a otras personas en lugar de solo ir a aprender. Brittany seguía con la universidad a punto de terminar su 3° año, dejándola a uno más de poder titularse, la rubia se empezaba a plantear independizarse, en verano quería conseguir un trabajo para ir ahorrando dinero y poder planear más seriamente la idea a sus padre. El matrimonio López iba como siempre, Ricardo trabajando en el Buffet, haciendo bromas a su hija y algunas veces a su nuera, Maribel a cargó de la casa, Santana y su esposo. Los Pierce´s era casi lo mismo, pero Robert ahora entrenaba a una liga juvenil de basquetbol y otra de futbol americano en el instituto donde su hija había estudiado, Susan centraba casi toda su atención en Alex, quien a sus casi 8 años demostraba ser una pequeña genio, haciendo que este en clases especiales, su recién descubierta pasión por la electrónica y química hacia que Susan la tenga muy bien vigilada y controlada, ya que con un juego de química que le había comprado su hermana semanas atrás había hecho estallar una bomba fétida en la sala de su casa y minado con un horrible aroma la casa por más de tres días, con la excusa de “fue en nombre de la ciencia”,  Susan el tiempo que no vigilaba a la menor de sus hijas se dedicaba a la repostería, algo que se le daba muy bien y trabaja en pequeños banquetes o pedidos que le hacían.

Todo iba bien, bueno casi bien, la relación de las chicas era muy sólida, pero había algo que siempre ocasionaba peleas y discusiones entre ambas… los celos de Santana. Brittany se armaba de paciencia para no hacer de una escena de celos una pelea que por más que solo duraban un par de horas sacaban de sus casillas a la rubia. Todo mundo le decía que debía tener paciencia, que comprendiera las inseguridades que tenía la morena, pero lo que le enojaba a Brittany no era dichas “inseguridades” por su falta de visión si no más que eso parecía inseguridad por su amor, un amor que Brittany le demostraba y decía día a día pero parecía que nada era suficiente para poder quitarle esos miedos a su novia.

Faltaba poco más de dos semanas para que las vacaciones de verano empezaran, los padres de la morena saldrían de viaje durante el siguiente fin de semana por unos negocios de Ricardo, el cual aprovechó para pedirle a su esposa que lo acompañara y pasaran un tipo fin de semana en pareja, Santana estuvo de acuerdo, le parecía muy lindo que a pesar de los años juntos se tomaron su tiempo para ellos dos, teniendo también en cuenta que tendría su casa para ella y su rubia todo el fin de semana. Los padres de la morena le encargaron mil veces a Brittany cuidar de su hija, la cual reía ya que aunque ellos decían que Santana era una persona independiente y capaz de cuidarse sola siempre que salían o no podían estar con ella buscaban a alguien que estuviera alrededor de su pequeña, siendo la mayoría de las veces por no decir siempre Brittany.

-Bueno cariño, deje suficiente comida para ti y Britt, solo descongelen y metan al horno, también están las llaves del automóvil por si desean usarlo, no olvides poner la alarma cada vez que salgas, el código es…-

-Sí, sí, si 4839, lo sé, lo sé, ya lo repetiste cuatro veces, váyanse tranquilos, estaré bien, ni que fuera a estar sola, Brittany literalmente se mudara aquí todo el fin de semana, ya el domingo iremos a su casa, es la fiesta de cumpleaños de Alex- decía Santana empujando a su madre para que saliera de la casa.

-Cualquier cosa no duden llamarnos- Maribel se oponía causando gracia a su esposo, ya que cada vez que salían o algo por el estilo su esposa se ponía así.

-Lo sé, ya fuera, nos vemos el domingo, es decir ustedes a mí… hay ustedes me entienden, adiós- sentencio la morena metiéndose a su casa y cerrando la puerta dejando a su madre fuera de está.

-¿Sabes? una madre normal se enojaría si su hija le hace eso- reclamaba Maribel subiéndose al carro donde la esperaba su esposo.

-Sí, pero hasta tu misma sabes que exageras, ella estará bien, la rubia estará con ella todo el tiempo, sin contar que Robert y Susan estarán igual al pendiente- comentaba Ricardo colocándose el cinturón de seguridad.

-Ya sé, pero no puedo evitar preocuparme, es mi niña…-

-Lo es, pero vamos ya es todo una mujer, aparte, este fin nada de preocupaciones, solo seremos tu y yo- Ricardo tomó la mano de su mujer dejándole un beso para luego sonreírle, Maribel sonrió de igual manera y se acomodó en su asiento mientras su esposo encendía el auto.

Santana escuchó como el auto salía de su pórtico y luego suspiró aliviada, su madre se ponía muy pesada cada vez que la dejaban sola, tanteo su reloj en su muñeca para luego oprimir el botón.

“Son las 7:02 de la mañana”

-Bien, Brittany no debe tardar en llegar- dijo para ella misma.

Era viernes por la mañana y la morena le había pedido a su novia que pase por ella para ir al centro de artes, había quedado con la enana para practicar unas canciones, ya que a esta última se le había ocurrido la grandiosa idea de montar un concurso de talentos para recaudar fondos y comprar nuevos libros en braille y pinturas para las clases de arte, las categorías serian de canto y baile, también podían participar tocando algún instrumento, pero la pequeña morena había logrado convencer a la latina para que cantará, al principio Santana se negó pero después de media semana lograron convencerla, ahora, a pesar de faltar 3 semanas para dicho concurso Rachel le estaba comiendo la cabeza y quería escoger la canción desde ahora, así que Santana iría toda la mañana para estar con el pequeño Hobbit y poder pasar la tarde con Britt.

El timbre no tardó en sonar, Santana dejo lo que hacía en la cocina y se dirigió abrir.

-Hola mi hermosa latina sexy- habló Brittany seguido de un beso y abrazo.

-Hola mi melodiosa rubia- rio Santana en los brazos de su novia.

-Hoy estas ligeramente más hermosa que ayer, algo que me parecía imposible pero veo que contigo nunca se alcanza el nivel máximo de belleza- se separó ligeramente observando a la morena quien se sonrojaba -Eres hermosa- finalizó dándole un profundo beso.

-Odio cuando me haces sonrojar, me haces amarte más- Santana decía muy pegadito a los labios de la rubia.

-Pues eso haré todos los días, quiero  hacerte sentir todo el amor que te tengo San, soy muy afortunada de tenerte- dijo Brittany abrazándola

-No, Brittany, la afortunada soy yo- Santana se abrazaba más fuerte a su rubia.

Y así estuvieron de melosas y cariñosas como por 10 minutos más, hasta que decidieron desayunar lo que la latina había preparado para luego tomar el auto de la madre de Santana e ir al centro de artes. Brittany dejó a Santana en el centro informándole que salía hasta la 1 de la tarde, la cual sería la hora en la cual la rubia pasaría por la morena, a Santana no le parecía ya que según desde su perspectiva eran demasiadas horas con el hobby, pero Brittany insistía en que era mejor eso a que se regresara sola a su casa para estar más sola, aparte de que Brittany odia y moría de miedo si Santana llegara a tomar un taxi, nunca lo había hecho sola y no quería que fuera la primera vez.

Brittany estaciono el auto de su suegra en los lugares más retirados del estacionamiento de su universidad ya que caminar todo ese lugar decía que le servía de ejercicio matutino. La mañana transcurría normalmente, una clase tras otra, hasta que alrededor de las 11 tuvo una hora libre antes de su última clase para luego ir por su novia, moría de hambre a pesar de haber desayunado en casa de la latina, por lo cual decidió ir a la cafetería para comer algo y hacer tiempo, al llegar a ella pudo ver a sus amigos en una de las mesas, compró un panecillo con una botella de agua para luego irse a sentar con ellos.

-Hey Britt- dijo Blaine cuando esta se sentó.

-¿Qué pasa engomado?-

-Hola cariño- habló ahora Kurt.

-Porcelana, pero que raro verte aquí- se burló Brittany sarcásticamente haciendo reír a la pareja, ya que a pesar de que el chico no estudiaba en esa universidad lo veía a toda hora.

-Rubia- dijo sin más Jake, lo cual Brittany solo le hizo un movimiento de cabeza como señal de saludo.

-¿Ya estas libre?- preguntó Blaine.

-No, hasta la una, pero mi siguiente clase es a las 12, tenía hambre y pues aquí estoy- hablaba mientras empezaba a desenvolver su panecillo.

-Eso igual es muy raro- contraataco Kurt.

-Déjame estoy en…-

-Crecimiento, si, si, si, lo que digas- se burló Kurt.

Estuvieron platicando como medía hora hasta que Hannah una compañera de clases de Brittany apareció.

-Hola chicos… Brittany- saludó a todos y a la rubia con un guiño de ojo, Kurt solo volteo los ojos ya que esa chica no era de su agrado.

-Hola Hannah- saludó Brittany sin quitar la vista de su botella de agua.

-Brittany, tengo lista mi parte del proyecto…-

-Bien, puedes enviármela esta tarde- interrumpió la rubia.

-En realidad quisiera mostrártela ahora, ya sabes, por si no te parece le haga unos cambios- Hannah se sentó muy cerca de Brittany mostrándole un USB- Vamos, no te robare más de 5 minutos- insistía.

Brittany soltó un suspiro, maldecía el día que le habían asignado a dicha chica como compañera en uno de sus proyectos finales, eso le había causado una pelea con la latina, ya que todo mundo sabía que la chica tenía un encaprichamiento con la holandesa incluso está misma lo sabía. Sin más la rubia tomó sus cosas y se despidió de sus amigos para seguir a Hannah a la sala de cómputo ya que ninguna llevaba su laptop en esos momentos.

***************

Santana caminaba tranquilamente por los pasillos de la universidad de su novia, había sobornado a Quinn con galletas de doble chocolate que Susan siempre le preparaba, para que está la llevara donde estaba Brittany, 3 horas eran suficientes de Rachel por toda la semana, sabía que si tomaba un taxi la rubia le montaría la escena del siglo, por lo cual optó por el soborno, el cual fue demasiado fácil ya que Rachel cuidaba demasiado a Quinn evitando que coma comida chatarra, por lo cual la ojiverde caía rendida a penas le mostraban algo dulce, grasoso o muy salado. Santana detuvo su marcha, en su cabeza dibujaba como recordaba su propia escuela, alzó su muñeca y sumió el botón de su reloj.

“Son las 11:38 de la mañana”

-Si mi memoria no me falla, Brittany está libre ahora, y si está libre solo hay dos lugares donde puede estar…-
Sin más a la primera persona que sintió que pasaba junto a ella le pidió que le indicara la cafetería, la cual una chava, amablemente la acompaño hasta ella, al llegar empezó a caminar sabiendo que si Brittany estaba ahí la vería en poco tiempo.

-San…- escuchó la morena, quien detuvo su paso y agudizo su oído- Hey, soy Blaine- aclaró el chico haciendo sonreír a la morena.

-Hola cabeza de goma, tiempo sin saber de ti- saludó Santana cuando el moreno la tomaba del brazo.

-No puedo decir lo mismo, tu chica se encarga de tenerme al tanto de tu vida…-

-Y a mí también…-

-Hey lady Hummel, ¿Es mi idea o tienes la voz más femenina?- decía alegremente la morena haciendo reír a Blaine y fruncir el ceño a Kurt.

-Nunca cambias latina- se quejó el chico.

-No la verdad no, pero bueno, ¿Han visto a Brittany?- preguntó sin más. Ambos chicos se quedaron callados, ya que sabían que al decir dónde o más bien con quien estaba, Santana estallaría.

-Está en la sala de cómputo- intervino Jake, ganándose una mirada asesina por parte de la pareja.

-Ah hola Jake, no sabía que estabas aquí…- dijo como si nada Santana, se había percatado de una tercera persona cuando la acercaron a la mesa pero suponiendo que era ese chico ni se molestó en preguntar- En fin, gracias- desdoblo su bastón que había doblado y se puso de pie- Nos vemos luego chicos-

-Ahhh… no, San, espera, nosotros te llevamos- reaccionó Kurt.

-No gracias chicos, puedo arreglármelas sola- se negó la latina alejándose de ellos.

-Eres un idiota, ¿tienes idea de lo que acabas de hacer?- le gritó Kurt a Jake.

-¿Qué? No he hecho nada malo, ella preguntó dónde estaba la rubia yo solo le respondí- dijo como si nada el judío.

-Eres un completó idiota… Blaine márcale a Brittany- pidió Kurt.

-En eso estoy- contesto el moreno con el teléfono en la oreja.

******************************

Brittany estaba sentada frente a una computadora revisando el trabajo de su compañera, deseaba terminar ya que la íntima cercanía de la chica más que provocarla o tentarla la hacía sentir incomoda y un tanto asqueada.

-Bien, todo listo, te ha quedado muy bien- admitió Brittany, ya que a pesar de que Hannah no era de su mayor agrado tenía buena madera de diseñadora- Envíamelo a mi correo y mañana ya lo tendré listo… bueno, más probable el lunes- corrigió, ya que quería pasar toda la tarde y el siguiente día con su latina.

-Podemos juntarnos en la tarde y terminarlos juntas- sugirió Hannah.

-No, así estamos bien, por algo repartimos el trabajo, para que cada una haga su parte- recalcó la holandesa.

-Sí, bien, pero juntas yo digo que haríamos un mejor trabajo- Hannah tomó la mano de Brittany que sostenía el mouse inalámbrico y esta automáticamente la quitó.

-Hannah no, así estamos bien, el domingo en la noche te envió el trabajo completo- Brittany se puso de pie y se dispuso a buscar su mochila que había dejado en la puerta del salón.

-Vamos rubia, tú y yo haríamos muchas cosas geniales juntas- insistía Hannah.

-Hannah, ya te lo he dicho y te lo repito ahora, estoy con Santana y la amo, y aunque no lo estuviera no eres mi tipo- dijo sin más.

Hannah había llegado a un lado de la rubia y en un rápido movimiento la acorralo contra la pared

-¿Qué tiene ella que no tenga yo?- preguntó la rubia muy cerca de los labios de la Holandesa- Yo te puedo dar todo y muchísimo más de lo que ella te da- aprisionó más a Brittany contra la pared.

-No…-

-No ¿Qué? ¿No puedo darte más? Por favor Brittany, yo puedo volver tu vida más fácil, conmigo puedes hacer cosas tan básicas que con ella no puedes-

-No sé de qué hablas- se oponía Brittany.

-Yo sé que extrañas de seguro ir al cine, ver una película, ir a los centros comerciales a MIRAR ropa, no sé, cosas por el estilo, en lugar de complicarte la vida con esa morena que todo tiene que ser diferente y complicado, aparte de tener que ser su guía y su chofer todo el tiempo, ella solo es una carga…-

-Basta Hannah, no sabes nada de lo que dices- Brittany empezaba a enojarle todo esto, bueno ya estaba molesta.

-Solo hazlo Brittany, yo sé que quieres besarme tanto como yo a ti, solo hazlo, así tu vida será menos complicada- Hannah ahora veía los labios de la holandesa y se acercaba a ellos, pero un ruido hizo que ambas se separaran.

-San…- dijo Brittany al ver a su novia en el medio del salón- Santana- dijo ahora con miedo, no sabía que tanto había escuchado, forcejeo un poco con Hannah hasta que logró zafarse y acercarse a su morena que seguía inmóvil- amor…- tomó a Santana del hombro pero esta reacciono y se alejó.

-No, no me toques- dijo Santana retrocediendo y chocando con todo.

-San, no, cálmate, te vas a lastimar- trataba de detenerla Brittany.

-Déjame, quédate con ella…- se empezaba a alterar la latina, no dejaba que Brittany la tocara e iba chocando con todo hasta que sus piernas se enredaron con una silla y terminó en el suelo.

-San…- Brittany se asustó y corrió a ayudarla, pero esta la alejó nuevamente.

-Sabía que iba a hacer una carga, pero pensé que después de estos meses había dejado de serlo pero ahora entiendo que no…- decía la latina empezando a llorar desde el piso.

-No, San mi amor, eso no es cierto- Brittany se las arregló para tomar a Santana y levantarla del piso, pero luego la morena la volvió a empujar.

-Vete con ella, vete, con ella no pasarías nada de lo que sufres conmigo- lloraba Santana buscando la puerta, cuando la encontró salió por ella.

-JODER…- gritó Brittany para tomar sus cosas y salir corriendo tras la morena.

Santana caminaba torpemente no sabía dónde había dejado su bastón y chocaba con todo mundo.

-Santana detente- gritaba Brittany desde atrás tratando de alcanzarla.

La morena la ignoraba, seguía avanzando sin saber a donde realmente iba ni nada por el estilo, sin darse cuenta salió del edificio donde estaba y empezaba a chocar nuevamente con todo, Brittany espantada corrió para empezar a empujar a todo mundo y dejar el camino libre a la morena.

-Muévanse… Santana escúchame por favor… hazte un lado… Santana vamos detente- decía pero sin dejar de quitar a todo mundo.

-Lárgate con esa, sé muy bien quien era Brittany, vete con ella y has tu vida más fácil-

-No, no y no Santana basta por favor… tu eres el idiota- respondió a alguien quien la había insultado por empujarlo y sacarlo del camino de la latina -Santana basta con esto te vas a lastimar…- empezó a escuchar ruido y se percató que casi llegaban a la avenida, quiso tomar a Santana pero esta la alejo nuevamente y apresuro su paso, caminando directo a la calle transitada.

-Ya no te debo importar lo que me pase o no, vete, vete con esa y déjame sola, ya no estarás preocupada si es que alguna vez lo estuviste por mi o fue simplemente lastima, ya me doy cuenta que el amor que me decías tener era una mierda…- Brittany al escuchar eso ultimo sintió como toda la rabia se le subía al cuerpo y por inercia agarro fuertemente a la morena.

-TE DIJE QUE BASTA- gritó y en un ágil movimiento tomó a la morena y la logro cargar, colocándose en el hombro (tipo costal de papa) y empezó a caminar rumbo al estacionamiento.

-BRITTANY SUELTAME, BAJEME, ERES UNA IDIOTA, SUELTAME…- gritaba y golpeaba Santana la espalda de la rubia pero esta no parecía percatarse.  

Estaban armando el escándalo del siglo en medio de la universidad, todo mundo se les quedaba viendo más nadie interfería ya que la pareja era conocida.

-AYUDA, ME ESTAN SECUESTRANDO…- decía Santana en un intento de zafarse de la rubia pero no tuvo resultado alguno, siguió golpeándola y gritando pero Brittany mantenía su paso firme. En menos de 3 minutos llegaron al auto de la mama de Santana y Brittany con una mano; la que tenía libre, abrió el carro y sentó a Santana en el asiento de copiloto y rápidamente le puso el cinturón de seguridad para aporrear la puerta y subirse al asiento del conductor, prender el auto y salir como alma que lleva el diablo para negarle la oportunidad a la morena de salirse de este.

-Detente Brittany y bájame no quiero estar contigo- pedía santana tratando de quitar el cinturón pero del coraje, nervios y desesperación no podía –Brittany estaciónate o juro que salto aun con el carro en movimiento- amenazaba.  La morena tanteo el seguro del carro y se lo quito, pero Brittany rápidamente lo volvió a colocar desde su lugar, ya que el auto se manejaba todo automático- Brittany BASTA- gritó, lo que ocasionó que la rubia acelerara más haciendo que la morena se asustara, nunca había sentido ir tan duró a su novia -Brittany… nos… nos vamos a matar- habló Santana asustada.

Minutos después la rubia se estaciono, Santana imagino que estaban en su casa que era la más cerca de la universidad por lo cual al escuchar que Brittany abría la puerta ella hizo lo mismo y camino al pórtico para alejarse, pero la rubia la cargó nuevamente y se dirigió al interior de la casa.

-BRITTANY BAJAME, NO PUEDES ESTAR CARGANDOME COMO SI FUERA TU PUTA MUÑECA DE TRAPO PORQUE NO LO SOY- gritaba Santana- ERES UNA IDIOTA, DEJAME, MALDITA SEA DEJAME Y LARGATE-

Brittany por fin la bajo en la sala y luego se escuchó un portazo en la casa, hubo tanto silencio que por un momento la morena pensó que se había quedado sola hasta que escuchó la agitada respiración de la rubia.

-¿Qué te crees al manejarme así? ¿Crees que soy como esa zorra que manejas a tu gusto…?-

-SANTANA CALLATE- le gritó por segunda vez a la morena en toda su vida- ¿Qué que me creo yo? ¿Qué te crees tú?- hablaba imponentemente pero tratando de no gritar.

-¿Yo?- cuestión incrédula la morena.

-Si tu… ¿Qué te crees tú? ¿Qué te ocurre?- repito la rubia.

-Yo no me creo nada, no soy esa zorra de Hannah, eso es lo que pasa…-

-DEJA ESO YA…- volvió a gritar Brittany haciendo que Santana se sobresaltara- ¿QUÉ TE CREES TÚ PARA CUESTIONAR MIS SENTIMIENTOS? ¿MI AMOR A TI? ¿QUÉ TE CREES AL REBAJARLOS Y HACERLOS DE MENOS? ¿QUÉ TE CREES?-

Santana estaba inmóvil, nunca, en todos los años de conocerse y estar juntas, Brittany le había hablado de la forma en que la estaba haciendo ahora.

-Yo…-

-Tu nada, estoy harta Santana, HARTA- decía Brittany caminando de un lado a otro en la sala- estoy harta de tus malditos celos, inseguridad y la desconfianza que me tienes- decía Brittany cerrando sus puños, tratando de contenerse- ¿Tan mierda me crees Santana? ¿Tan jodida persona me piensas? Y si lo haces ¿Por qué carajo sigues conmigo? ¿No entiendo porque te pones así?- cuestionaba.

La morena salió de su shock y la sangre le hervía, resultaba que ahora ella se debía justificar y disculpar después de todo lo que había escuchado, estaba enojada y más que enojada con la rubia estaba enojada con ella misma por ser una maldita ciega, si, sabía que era, una ciega torpe e inútil.

-¿Cómo quieres que este? Soy una maldita ciega, una carga…-

-Y dale con lo mismo, no lo eres, eso es lo que nos lleva a todo esto, tu maldita inseguridad contigo y conmigo…-

-Tú puedes tener a cualquier persona y estás atada a mí…-

-Yo no estoy atada a nadie ni estoy contigo por obligación, joder eso es lo que me tiene harta, estoy harta de que desconfíes de mí y sobre todo harta de que dudes del amor que te tengo…- hablaba la rubia revolviéndose el cabello de la frustración que tenía.

-SI TAN HARTA Y CANSADA ESTAS, LA PUERTA ESTÁ ABIERTA, TÚ MISMA LO ACABAS DE DECIR, NO ESTÁS ATADA A NADIE Y PUEDES LARGARTE CON QUIEN SE TE DÉ LA GANA- grito la morena caminando a la puerta y abriéndola.

Brittany estaba a punto de explotar, las venas del cuello se le marcaban y su respiración era demasiado pesada, Santana estaba llegando a su límite.

-¿Y bien qué esperas?- reto la latina al no escuchar pisada, esa fue la gota que derramó el vaso.

-BIEN ¿ESO QUIERES?...- cuestionó Brittany dejando la pregunta al aire- ESO HARÉ, ME LARGÓ, IRÉ A BUSCAR A HANNAH, A CUANTA MALDITA ZORRA Y PUTA SE ME CRUCE EN EL CAMINO PARA LLEVARLAS A UN MOTEL Y TIRÁRMELAS-

Tomó las llaves de su moto que había dejado en la mañana en la entrada y salió de la casa dejando a la latina sola.

Le tomó un par de segundos a la latina reaccionar y darse cuenta de lo que había dicho y hecho, pero cuando quiso salir a detener a la rubia esta ya se había ido.

************************************

Habían pasado casi 6 horas desde que la rubia había abandonado la casa de los López, Santana había roto y destrozado media sala por la furia que tenía al darse cuenta de las estupideces que había dicho, llamó hasta el cansancio a Brittany pero está no contestaba y al final terminó apagando el teléfono.

La latina se encontraba en la sala, acostada en el suelo, en medio de todo el desastre que ella misma había hecho, con su reloj y teléfono a un lado, había estado oprimiendo el reloj cada 5 minutos durante las últimas horas.

“Son las 5:59 de la tarde”

Volvió a llamar al número de la rubia pero nada, sin darse cuenta se quedó dormida, hasta que el sonido de su celular la despertó, se incorporó de golpe y lo tomó torpemente con las manos.

-Bueno, Brittany…- dijo rápidamente.

-Santana… soy Puck- habló la voz del chico al otro lado de la línea.

-Puckerman no es un buen momento, estoy esperando una llamada…- lo cortó la morena antes de que hablara más.

-Lo sé, estoy hablándote desde el celular de Brittany- explicó

-¿Qué? ¿Por qué? ¿Dónde están? ¿Le paso algo a Britt?- preguntaba casi llorando y con la voz entre cortada.

-No cálmate, cálmate…-

-¿Entonces porque me llamas de su teléfono? ¿Qué hora es?- apoyó el teléfono en su hombro y con sus manos tanteaba buscando su reloj.

-Santana son casi las 8 de la noche, estoy con Brittany en un bar a fuera de la ciudad…-

-¿Qué hacen ahí?- preguntó rápidamente la morena.

-Eso quisiera que me explicaras tu… ¿Por qué esta Brittany hasta el tope de ebria llorando y queriendo golpear a todos?-

-Yo… Puck…-

-Santana, la rubia está mal y no sé dónde llevarla, sé que si me aparezco en su casa soy hombre muerto, Robert me romperá el cuello antes que pueda explicarle algo que no tengo ni idea-

-No, no, tráela a mi casa, no hay nadie, tráela Puck, por favor, tráela conmigo- decía la morena llorando.

-Bien, pero llegando necesito una explicación- sin más Puck colgó y Santana se tiró al suelo nuevamente a llorar

Una hora después Santana escuchó sonar el timbre y en menos de 2 segundos estaba abriendo la puerta.

-Puck suéltame… yo…yo no…no quiero… estar aquí- hablaba la holandesa arrastrando sus palabras.

-Brittany…- dijo Santana acercándose pero siendo alejada bruscamente por la rubia pero luego siendo abrazada por la misma.

-Perdón…no… perdón no- dijo Brittany y luego la volvió a soltar- yo me voy…- trató de librarse del agarre de Puck que hasta ahora no había dicho nada pero al hacerlo solo se calló quedándose dormida en el suelo.

-Brittany- dijo espantada Santana al escuchar el golpe.

-Tranquila, calló sobre la alfombra, pero se quedó dormida, tenemos que acostarla-

-Sí, sí, súbela a mi habitación- con un gran esfuerzo Puck cargó a Brittany y empezó a subir las escaleras, a pesar de que la rubia aparentaba una complexión delgada y frágil, en realidad era un cuerpo de 70 kg de musculo y hueso.

-Puck…- habló la latina.

-Santana espera a que la acueste y hablamos- decía serió, la latina solo asintió.

Puckerman acostó a la holandesa en la amplia cama de Santana y le quito los zapatos para luego taparla, cuando se volteó vio a la latina en la puerta de la habitación, se percató de los ojos rojos e hinchados de esta y solo dio un suspiro.

-Fue mi culpa…- dijo Santana.

-Yo no estoy preguntado culpas-

-Lo sé, pero lo es- las lágrimas amenazaban con volver a salir.

-¿Qué pasó?-

-Yo… yo la escuche, la zorra de Hannah se le estaba insinuando…-

-Santana, tu sabes que Brittany sería incapaz de engañarte, ella te ama-

-Lo sé, Puck, lo sé, pero, lo que le decía, de cómo conmigo ya no puedo hacer  cosas tan sencillas como ver películas o ir a museos a ver me llenó de rabia y de miedo… esa zorra tiene razón Puck, yo soy poca cosa para ella y todo el mundo lo sabe…- lloraba la latina, el grandulón no dudo en abrazarla y sacarla del cuartó para no despertar a la rubia.

-Santana todo mundo sabe que Brittany te ama con locura y que lo que te pasó no es impedimento para ese amor, no lo fue antes no lo debe ser ahora-

-Sí pero esto puede conmigo más de lo que quisiera- llegaron a las escaleras y se sentaron en el primer escalón.

-¿Qué más pasó?- preguntó el chico del mohicano.

-Arme un escándalo en el salón, me salí de ahí, ella me persiguió, salimos del edificio armamos una escena en medio de la universidad, yo le grite que se largara con esa y que su amor era una mierda, me cargó y trajo a la fuerza aquí, luego discutimos más, ella me dijo que estaba harta de todo y de mis desconfianza…yo…yo- trataba de decir la morena pero se atragantaba en su llanto, Puck bajo rápidamente y volvió a subir con un vaso de agua, se lo entregó a la morena quien tomo y siguió hablando- Yo le dije que si tan harta estaba que se fuera que ella no tenía ninguna obligación conmigo y se fue Puck, se fue- volvía a llorar- me arrepentí a los 5 segundos, pero era tarde ya se había ido- lloraba escondiendo su rostro en sus manos y siendo apapachada por el judío.

-Ay santana, ahora sí que la cagaste-

-Cállate-lloraba aún más Santana

-Es la verdad morena, pusiste en duda lo más valioso y grande que tiene Brittany en este mundo y eso es su amor a ti, sé que tienes miedos e inseguridades, pero pensé que ya los ibas superando-

-No es tan fácil Puck, vivo en un mundo de tinieblas y ella es mi única luz, saber que en cualquier momento se puede dar cuenta que hay mejores personas ahí afuera y me puede dejar hace que la idea me mate, no quiero perderla, no quiero que se aleje, ella lo es todo para mi…-

-Sé que lo es, no lo dudo, pero lo que hará que se aleje no es tu “discapacidad” son tus propios miedos, ella te ama Santana, TE AMA, pero que hayas cuestionado eso la mató- consolaba el judío.

-¿Cómo es que la encontraste?- preguntó la morena en medio de su llanto.

-Me hablaron, el cantinero le quito su teléfono y las llaves de la moto al verla en ese estado, pero me dijo que había costado, al principio no le quería dar la clave de su teléfono y luego decía que no llamara a la Santana a todos menos a ella- suspiró- En la mañana había hablado con ella por unos diseños que me está haciendo para mi taller así que me imagino que mi numero estaba arriba de sus llamadas y me hablaron-

-¿Sabes si estuvo en otro lugar?- preguntó con miedo.

-No lo sé San, el cantinero me informo que llegó a eso de las 4 de la tarde y se perdió en cervezas y tequila-
Santana sintió su corazón encoger, habían más de 3 diferencia entre la hora que se pelearon y que había llegado al bar ¿Qué había hecho la rubia en esas horas?

-¿A qué hora se pelearon?- indagó Puck al ver a la morena contando con sus dedos.

-Al… al medio día- tragó en seco la latina.

-Se lo que piensas, no debes dudar de ella, estoy seguro que estuvo dando vueltas por la ciudad en su moto… cuando nos quitamos la subí a un taxi y yo conduje la moto, pero no avanzamos mucho ya que su tanque estaba casi vació- decía Puck.

-Ella ayer, ayer en la noche llenó su tanque, me dijo que para no interrumpir nuestro fin de semana… Puck este fin de semana debía ser especial y romántico, ahora lo arruine todo- volvía a llorar.

-Santana cálmate por favor,  esto te hará mal- volvía a abrazar a su amiga- Aún pueden arreglarlo, pero deben poner las dos y sobre todo tu de su parte y aprender de todo esto-

-Lo hare, lo haremos Puck, no quiero perderla a ella no-

Santana volvió a romper en llanto hasta que no pudo más y se durmió en los brazos de su amigo, el cual la cargó y la acostó a un lado de la rubia, al verlas a ambas tan rotas y frágiles acostadas en la cama no pudo evitar sentirse mal, eran sus amigas y adoraba la pareja que hacían, sabía que Santana la había cagado y estaba arrepentida, pero también sabía que esta no sería una de esas tontas peleas que solían tener, pero no dudaba de que saldrían a delante, ellas podían
con esto y más pero puede que esta pelea costaría un poco más que las anteriores.

-Sé que ustedes podrán- dijo viéndolas por última vez antes de cerrar la puerta y dejarla dormidas.

BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por micky morales el Sáb Mayo 14, 2016 8:50 am

Bueno entiendo a Britt pero para Santana es mas dificil, ser ciego no debe ser nada facil y las inseguridades aumentan, creo que es cuestion de conversar!!!!!

micky morales
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5897
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por 3:) el Sáb Mayo 14, 2016 1:15 pm

holap,..

es normal las inseguridades de san en su situación, mas sabiendo que hanna se quiere ligar a britt,..
pero cuestionar el amor de britt hacia ella,.. hace mierda y duele feo mal!
a ver que hace san para arreglar las cosas,..

nos vemos!!!

3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4397
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por monica.santander el Sáb Mayo 14, 2016 7:02 pm

San se puso en modo "tonta"!!!!
Saludos

monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4042
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Dom Jun 05, 2016 11:55 am

Buenos días (tardes/noche) foro... Ya se que fueron tres semanas largas de mi ausencia pero era temporada de exámenes, lo bueno es que YA ESTOY DE VACACIONES, así que no me ausentare tanto. No les entretengo con más y les dejo el siguiente capitulo. Saludos, espero tengan una buena semana.


Capítulo 8


El sol se dejaba ver por las ranuras de las cortinas de la habitación de la latina, esta se empezaba a despertar lentamente, Brittany le daba la espalda aún dormida pero eso no era impedimento para que la latina la abrazara, no era como otros días, ahora la rubia no le correspondía el abrazo y su típico aroma a coco y vainilla era sustituido por un olor a cigarro y alcohol. La latina al estar un poco más despierta se abrazó fuertemente a la rubia, tenía miedo que esos fueran uno de los últimos momentos que podría pasar así con Brittany, sintió su reloj en la muñeca y no dudo en oprimir el botón.

“Son las 8:43 de la mañana”

Sin importar nada, se quitó el accesorio, dejándolo a un lado en la cómoda para volverse a abrazar a su rubia, pasaron quien sabe cuánto tiempo, cuando Santana  sintió que Brittany se despertada, relajo su respiración cerrando los ojos para aparentar estar dormida. La rubia abría lentamente los ojos, acoplándose a la poca luz que había en aquella habitación, sintió su cabeza estallar,  fue cuando recordó todo lo que había pasado el día anterior, sintió como Santana la tenía abrazada y lentamente se soltó de su agarre para sentarse en la cama. Ahora a pesar del dolor de cabeza, podía pensar mejor las cosas y realmente se sentía herida por la latina, le dolía la desconfianza que tenía en ella y las actitudes que había tomado el día anterior, sin más se levantó de la cama, buscando sus zapatos, quería aprovechar que Santana dormía para irse, no se sentía nada bien para tener una pelea tan temprano.

-Brittany espera…- se incorporó la latina al escuchar abrir la puerta de su habitación.

-Ahora no Santana, solo ahora no- pidió casi llorando la rubia.

-Por favor Britt… solo, déjeme hablar, pedirte perdón, ayer yo… yo me he pasado-

-No solamente ayer Santana, siempre ha sido así, que nunca te había dicho todo lo que siento cuando haces todas esas escenas es diferente- decía sin ganas la rubia.

-Brittany ¿Tu…?-

-No Santana, no me acosté con nadie más…-

-No eso no, Brittany, yo sé que no hiciste nada de eso- al escuchar eso la rubia sonrió- Puck me hizo darme cuenta de que tu serías incapaz de hacer algo así, perdóname Brittany, por favor- automáticamente la sonrisa se borró del rostro de la rubia, el chico había tenido que hacer entrar en razón a la morena para que esta pudiera creer en Brittany, cuando lo único que la holandesa deseaba es que su novia confiara en ella.

Soltó un largo suspiro y volvió a abrir la puerta que había cerrado cuando se detuvo a empezar a hablar con la latina.

-Brittany no, por favor…- Santana se levantó como pudo de la cama para tratar de llegar al lado de Brittany.

-Santana, realmente me siento mal, tu estas mal, en fin, las dos estamos mal, puede que una más que la otra pero ese no es el caso, el caso es que…- suspiró no quería decir lo que pasaba por su mente en esos momentos.

-No Britt, no mi amor, no me dejes por favor, no Brittany- la latina empezaba a llorar, había logrado llegar a lado de la rubia para abrazarla e impedir que se fuera.

-Estamos mal Santana…-

-No, di las cosas como son, yo estoy mal, pero… pero lo podemos arreglar, por favor, solo no te vayas- pedía la morena.

Brittany al sentir temblar a su morena no pudo evitar voltearse rompiendo el abrazo, logró ver con la poca luz los ojos hinchados de Santana, su pelo desarreglado y su labio temblar del llanto. Contuvo todo deseo de besarla y decirle que no pasaba nada, en lugar de eso, tomó a la latina de los brazos, la sentó en la cama depositándole un beso en la frente y reteniendo sus propias lágrimas, no quería que todo lo que había pasado el día anterior fuera en vano y lo dejaran pasar solo así porque sí.

-Será lo mejor…- dijo con la voz entre cortada Brittany.

-No Brittany, por favor…- lloraba la morena.

-Me voy a casa San, yo sé que estarás bien sola, confió en ti…-

-Brittany…-

La rubia no dijo nada más, ya que si se quedaba Santana la haría cambiar de parecer, tomó nuevamente sus cosas y salió por la puerta, dejando a una Santana completamente destrozada. No sabía que le dolía más, la cabeza, el estómago o el corazón, bueno, sí, sí sabía pero trataba que el dolor de cabeza ganara para ignorar la punzada de dolor en su pecho.

Santana se quedó sola en la habitación, sentía como literalmente Brittany se le había ido de sus brazos y ella no pudo hacer nada para evitarlo, se tiró en la cama, sin contenerse lloró, lloró tan amargamente que había momentos en los
cuales le faltaba la respiración.

**********

Brittany llegó a su casa hecha un desastre, la ropa sucia, el pelo desordenado y apestando a alcohol, apenas abrió la puerta, vio cómo su madre la veía horrorizada, a pesar de no ser la hija modelo e ir constantemente a fiestas y eventos sociales, Susan nunca había visto a su hija en dichas condiciones, estaba por más decir sorprendida por el hecho de que nunca antes había llegado de semejante forma y sobre todo no después de estar con Santana. Brittany no contuvo más las ganas de vomitar y corrió al baño que estaba a un lado de las escales devolviendo todo lo que había bebido y comido la noche anterior, su madre a los pocos segundos estuvo a su lado, recogiéndole el cabello y frotándole la espalda. Después de vaciar su estómago, se tiró en los brazos de su madre y perdió la conciencia llorando.

*******

Santana no se había movido en horas de la cama, se sentía mareada y débil, ni siquiera creía capaz de levantarse de su cama, pero un ruido en la parte de debajo hizo que sus sentidos se pusieran alerta.

-Brittany- fue lo único que se le ocurrió.

Rápidamente se levantó de la cama y caminó a la puerta de su cuarto.

-Brittany- gritó al abrir la puerta pero sin escuchar respuesta – Brittany- repitió llegando a las escaleras y sintiendo como la persona subía- Brittany perdón, por favor, perdóname- hablaba llorando, en eso sintió unos brazos rodeándola pero no eran los brazos de siempre.

-Lo siento cariño, pero no soy Brittany- dijo Kurt mientras abrazaba a la morena, quien no pudo soportarlo y se soltó a llorar.

La holandesa a penas se había despertado llamó a su amigo para que vaya a ver a Santana, a pesar de todo ella se preocupaba por la latina y no quería que estuviera sola, le dio una breve explicación de todo lo que había pasado y le encargo cuidar con su vida a la morena, el chico no dudo en ir y ahora se encontraba acostando a una casi inconsciente Santana en su cama que era un desastre igual o más que lo era ella.

-La perdí Kurt, la perdí- decía una y otra vez Santana.

-Nada de eso cariño, necesitan tiempo, ella nunca dijo que terminaban, solo que necesitan tiempo y debes dárselo- decía Kurt abrazando a la latina.

-El miedo siempre me termina consumiendo y siempre terminó gritándole y acusándole de cosas que no ha hecho, quiero evitarlo, pero en el momento luego no puedo, la amo Kurt, la amo demasiado-

-No lo dudo San, pero esta vez te has pasado y ella esta dolida, debes dejar que acomode todo en su cabeza y luego podrán hablar como se debe, una  pelea así no significa el final de su relación San, ella te ama, te adora y no puede vivir sin ti, las dos ya no pueden vivir sin la otra- Santana solamente asentía y lloraba con todo lo que su amigo le decía.

********

A la mañana siguiente Brittany se levantaba sintiéndose igual o peor que el día anterior, solo que ahora sin resaca, el día anterior su madre la había consolado y cuidado todo el día, por suerte, cuando su padre volvió a casa, solo quedaba un aspecto triste y decaído de Brittany, toda seña de alcohol había abandonado su cuerpo ya que su madre la había metido a rastras a la regadera, por lo cual se había ahorrado un sermón por parte del Pierce mayor. Por más que había intentado, Susan no había conseguido hacer hablar a su hija, sabía que se traba de la latina porque entre sueños Brittany había mencionado mucho su nombre, Robert se ofreció a hablar con su hija pero la rubia mayor se lo impidió, diciendo que su hija hablaría cuando ella quisiera.

Todos en la casa Pierce ayudaban a preparar la fiesta de cumpleaños de la pequeña Alex que se celebraba ese día, cumplía 8 años y estaba emocionada, no solo por los inflable y trampolines que se estaban instalando en ese momento en su patio trasero, si no, que después de muchos años, era el primer cumpleaños que su papá estaba con ella.

Brittany ayudaba a su mamá con los postres en la cocina, bueno, en realidad solo acomodaba en bandejas todo lo que su madre ya tenía listo, estaba perdida en sus pensamientos y no dejaba de pensar en todo lo sucedido el día anterior.

-Britt, Britt, Britt- entró Alex corriendo y gritando a la cocina.

-¿Qué pasa pequeña?- preguntó la rubia sin voltear a ver a su hermana.

-Mis amigas ya llegaron, ¿puedes llevar unas galletas para que comamos?- decía una emocionada Alex.

-Claro que sí, ahora voy- Brittany terminó de acomodar unas cuantas galletas más en la bandeja que tenía y luego caminó
fuera de la cocina.

-Britt, por cierto, ¿A qué hora llega Santana?- preguntó la pequeña caminando detrás de su hermana, en ese momento
Brittany se puso rígida y un tanto nerviosa, no sabía cómo decirle a su hermanita que Santana (su adorada cuñada) no asistía a su fiesta ya que ella misma le había dicho a Kurt que no la trajera.

-Cariño, no sabemos si Santana podrá venir, le ha salido un compromiso de último momento…- intervino Susan que había logrado escuchar a su hija menor.

-¿QUÉ?- se sobre exalto Alex- No, ella debe venir, me lo prometió, me dijo que tenía un súper regalo y me lo daría hoy si me portaba bien esta semana y no hacia ningún experimento raro con Brittany o con la casa- exclamó la niña  con sus ojos cristalino.

-Sí, no lo dudo, pero ella no creo que pueda venir, tiene unas cosas que hacer…-

-Brittany, dile que venga, dile que luego vea esas cosas, si tú se lo dices ella va a venir, ella vendría por ti- interrumpió Alex a su madre y ahora se dirigía a su hermana que no se había movido- Brittany si tú se lo pides ella vendrá, por favor- decía ya casi llorando la niña.

Susan miro a su hija mayor suplicándole que responda a su hermana, a Brittany le tomó un momento más reaccionar, dejar la bandeja de galletas que tenía en sus manos y luego ponerse a la altura de su hermanita.

-Alex, Santana no creo que pueda venir y no creo que aunque se lo pida venga…- mintió.

-Claro que sí, ella lo haría, ella haría cualquier cosa por ti, ella me lo ha dicho siempre- la niña ya no podía contener sus lágrimas las cuales viajaban por sus mejillas.

Brittany al escuchar decir eso a su hermanita su corazón se le encogía, sabía que su hermana y novia tenían pláticas pero nunca se imaginó que Santana le dijera esas cosas a la menor de los Pierce.

-Sí, pero ahora no es un buen momento…-

-Si se lo pides y no viene es porque hiciste algo malo, porque ella me dijo que sobre cualquier cosa siempre vendría cuando tú se lo pidieras- lloraba la niña- ella me prometió que estaría conmigo en mi cumpleaños, lo prometió-

-¿Qué pasa aquí?- preguntó Robert que entró en ese momento a la casa y se encontró con aquella escena, Alex llorando, Brittany ida y su esposa con la mirada angustiada. Alex corrió a los brazos de su papa quien la recibió con gusto y se pudo a llorar más.

-Brittany le hizo algo malo a Santana y ahora ella no va a venir a mi fiesta de cumpleaños- lloraba la pequeña, el ex sargento miró a su hija mayor quien negaba con la cabeza y trataba de no llorar.

-No cariño, nada de eso, si Santana no puede venir debe ser porque algo urgente e importante se le atravesó, ella nunca faltaría a tu fiesta solo porque si- consolaba Robert a su pequeña pero sin dejar de ver a Brittany.

-Hija… no sé qué haya pasado entre Santana y tu pero, ¿Pueden pasarlo por alto por hoy? Tu hermana se había negado a tener una fiesta de cumpleaños desde los 5 años porque tu padre no estaba, ahora solo quiero que este bien y sé que tú quieres lo mismo…- susurraba Susan a Brittany mientras Robert trataba de calmar a Alex- Santana quiere muchísimo a Alex y sé que sea lo que sea ella podrá igual pasarlo y venir a estar un par de horas aquí con ella- pedía la rubia mayor.

Brittany dio un suspiro de resignación, sabía que por más problemas que tuviera con Santana su hermanita no debía pagar las consecuencias, menos en su cumpleaños.

-Bien, pero que se sepa que yo no hice nada, yo soy la que está molesta con ella- habló Brittany para luego dirigirse a la puerta de casa sin antes tomar las llaves y casco de su moto.

******

Santana estaba sentada en la sala de su casa, escuchando como Blaine, que se había unido a ellos unas horas atrás, y Kurt terminaban de limpiar y recoger el desastre que había hecho ella misma la tarde anterior.

-Bien, todo listo… ¿Terminaste tu desayuno?- preguntó Kurt sentándose a un lado de la morena mientras Blaine sacaba unas bolsas de basura.

-Algo así- dijo Santana jugando aún con un trozo de comida que tenía en su plato que estaba en una bandeja encima de sus piernas.

-Santana no has tocado casi nada, tienes que comer, desde ayer no pruebas bocado- reñía el castaño.

-Lo siento Kurt, pero no tengo hambre-

-Sí, pero aun así debes comer, no voy a dejar que te enfermes solo por…- no terminó de hablar porque Blaine regresó a la sala pero no estaba solo.

-Kurt comeré luego ¿Si?, ahora solo quiero subir a dormir- pidió Santana pero al no escuchar respuesta de su amigo se extrañó- ¿Qué pasa?- preguntó, sus sentidos se agudizaron y fue que se percató que había más gente en la sala- ¿Quién está Kurt?- pero no hubo respuesta –Esto no es gracioso, contesta- se puso de pie y comenzó a caminar al centro de la sala, a unos cuantos pasos de las personas se detuvo en secó, ya que una ráfaga de vainilla y coco entraron por su nariz

-Brittany- dijo Santana.

-Las… las dejamos solas- dijo Blaine jalando a su novio para salir de la habitación.

-Brittany, volviste- dijo emocionada Santana, tratando de abrazarla pero la rubia no se dejó.

-No…- dijo alejándose un poco de la morena- No vine por las razones que crees, ahora mismo estoy enojada y sobre todo dolida contigo Santana, todo este tiempo juntas no he hecho otra cosa que demostrarte todo el amor que te tengo para que estés dudando de mi cada 5 malditos segundos, todo esto es muy aparte de tu accidente y tu falta de visión, todo lo que te he pedido siempre es que confíes en mi como yo lo hago contigo, pero a cambio solo recibo dudas, desconfianzas y esas malditas escenas de celo que siempre terminas montando donde sea- decía una cabreada Brittany- Si estoy aquí es solamente por mi hermanita…-

-¿Le paso algo a Alex?- preguntó asustada Santana.

-No, nada de eso, si no que la he dejado llorando porque le dije que tú no irías a su fiesta de cumpleaños…-

-Tú fuiste la que le dijiste a Kurt que no fuera- dijo Santana con la cabeza baja y aguantando sus ganas de llorar.

-Lo se… y la verdad es que no me apetecía verte en estos momento- Brittany suspiro- pero Alex te adora- al igual que yo, pensó- no es justo que por nuestros problemas mi hermana sufra…así que vamos, nos están esperando- dijo Brittany entregándole su bastón a Santana,

El bastón era uno diferente al que siempre usaba, el mango era de color verde y tenía puntitos en él, a Brittany no le tomó mucho tiempo descubrir que era el que ella le había regalado hace unos meses, era de color diferente porque decía que el rojo era demasiado común, así que mando a hacer uno especial para la morena donde traía hasta grabado su nombre en braille.

-El otro no sé dónde lo deje, creo que lo perdí, pero ya hice que Kurt encargue otro por internet, este no me gusta usarlo tanto, no quiero que le pase nada- explicó Santana cuando sintió que Brittany no soltaba el bastón, aunque lo hizo en el momento que habló la morena.

-Bien, como sea, vamos- dijo Brittany caminando a la puerta- Kurt, Blaine salgan de la cocina, vamos Alex igual se alegrara de verles- ambos chicos salieron de la cocina y tímidamente se colocaron a un lado de la rubia.

-Salgan, ahora los alcanzó- dijo Santana empezando a subir las escaleras.

-Brittany…- susurro Blaine una vez afuera de la casa, junto al carro esperando a Santana.

-No chicos, no estoy de humor- no dejó que ninguno hablara.

-Lo sabemos, pero lo único que debes saber es que esta arrepentida, sabemos que no actuó de la mejor manera, pero ella te ama y si se comportó como lo hizo es porque es una parte igual de su amor, la parte que tiene miedo de perderte…-

-Yo lo se Blaine, pero es horrible que te grite en la cara que tu amor es una mierda y que desconfié de mi cada 5 minutos, creo que no le he dado motivos para que piense así- decía Brittany- yo sé que me ama, también la amo Blaine, la adoro, antes que nada es mi mejor amiga, pero no podemos seguir así, porque acabaremos odiándonos, prefiero dar unos pasos atrás ahora y no en un tiempo cuando las cosas sean peores…-

-¿Entonces… no la vas a dejar?...- preguntó Kurt.

-Jamás podría en esta vida chicos, pero esto no debe pasar en alto, realmente estoy molesta con ella…-

-Entendemos, pero no seas tan dura, tú tienes un carácter igual o peor que ella cuando te enojas, así que mídete- pidió Blaine.

-Lo tendré en cuenta- dijo Brittany viendo como la latina salía de su casa con una enorme caja envuelta con papel de regalo, no pudo evitar sonreír, ya que Alex fliparía tan solo de ver el tamaño de su regalo.

-Bien, todo listo, vamos- anunció Santana, los chicos la ayudaron a subir al carro con el regaló y Brittany se adelantó en su moto.

Santana no habló en todo el camino, iba con la mirada baja y jugando con el bastón en sus manos, tenía unas ganas de llorar terriblemente, pero solo contenía las lágrimas porque no quería que nadie la viera en tal estado, justamente en ese momento se agradeció de llevar sus lentes oscuros.

Al llegar a la casa, se escucha risas de niños y gritos, al parecer la fiesta era un existo, los chicos ayudaron a la morena a bajar del carro, Brittany ya estaba adentro esperándolos, Alex, a penas escuchó el ruido de la moto de su hermana fue corriendo a la entrada, al principio se desilusionó porque vio llegar a su hermana sola, pero cuando esta le dijo que esperara, a penas el auto se detuvo la pequeña Pierce no dudo en correr a los brazos de su cuñada.

-SAN- gritó una contenta Alex en los brazos de la morena- viniste- decía igual de emocionada.

-Claro que si pequeña, por nada del mundo me perdería tu fiesta de cumpleaños-

-Brittany dijo que no iba a venir, que tenías cosas que hacer- explicaba la pequeña, Santana tragó con dificultad porque sabía que Brittany no la quería ahí por el momento.

-Sí, estaba resolviendo unas cosas, pero ahora estoy aquí-

-No estés molesta con mi hermana, ella es un poco mala a veces pero te quiere- decía Alex abrazada aún a la morena.

-Nada de eso Alex, tu hermana y yo estamos bien, ella es la mejor persona en este mundo y muy buena, por eso igual la quiero tanto- tranquilizaba Santana a la cumpleañera, quien se bajó de los brazos de Santana que la había cargado y fue corriendo por su hermana que observaba la escena desde la puerta de la casa.

-Ves Britt, ella no está molesta contigo, pueden estar bien- decía Alex mientras arrastraba a Brittany para estar junto a Santana, al llegar a su lado, tomo la mano de la latina e hizo que la juntara con la de Brittany- ahora todo está bien- dijo Alex como una afirmación.

-Claro que lo está- dijo Santana con su mejor sonrisa fingida.

-Bien, las espero adentro- Alex se fue corriendo, cuando desapareció de la vista de Brittany esta soltó suavemente la mano de Santana.

-Perdón…- se disculpó la latina- no sabía que ella pensaba que yo estaba molesta contigo…- hablaba nerviosa Santana.

-Da igual, entremos- Brittany tomó el regalo de Santana que su hermana de la emoción ni había visto para luego caminar a la casa.

-Brittany… yo lo…-habló Santana

-Sé que lo sientes, solo dame tiempo ¿Si?- pidió más calmada la rubia, a lo cual Santana solo pudo asentir.

La fiesta iba lo mejor posible, niños corriendo por todos lados, comida, refrescos y dulces siempre en las mesas y ahora era hora de partir el pastel.

-Oh por dios- exclamaron las hermanas Pierce´s al ver llegar a su madre con un enorme pastel, el decorado era lo mejor.
Kurt y Blaine no pudieron reír, ya que no solo Alex era la emocionada por aquel postre, si no que Brittany también.

-Déjenme adivinar, es de unos 5 chocolates con tres pisos o es de unicornios- dijo Santana al escuchar todo lo anterior.

-Lo segundo- contesto Puck.

-Hey, Puckerman, no sabía que estabas aquí- dijo Santana girando hacia donde escucho la voz del chico.

-Acabo de llegar, justo para ver la cara de boba de Pierce- refiriéndose a Brittany.

Alex se negaba a cortar su pastel, ya que según ella era algo perfecto que no podía ser destruido, mientras que a Brittany se le hacía agua la boca por comérselo, Robert intervino y junto a su pequeña cortaron el pastel sin antes tomarle muchas fotos.

-Aquí tienes Santana- Susan entregó en las manos de la latina una gran rebanada de pastel.

-Gracias Susan, por lo que me han dicho te has lucido con el pastel- dijo Santana.

-Sí, todo por mis chicas, Brittany ya se ha comido dos rebanadas- rio- Santana… ¿tú y ella están bien?- hizo referencia a lo distante que estaba su hija con la latina, algo nada común en ella.

-No Susan, no estamos nada bien y todo por mi culpa- Santana decía tristemente, había tratado de fingir todo este tiempo pero no sabía cuánto más iba a poder aguantar.

-Ella no me ha querido contar nada, por más que he insistido…-

-Debe tener sus razones- internamente Santana agradecía que aquella mujer no supiera nada- pero no te preocupes ¿Sí?
Lo arreglaremos pronto, no dejare ir muy fácil a Brittany- trató de bromear.

-Ella tampoco te dejara ir cariño- respondió Susan acariciando la mejilla de la morena.

La tarde llegó pronto a su fin, quedaban pocas personas en casa de los Pierce y era hora de abrir los regalos, Puck le había llevado a Alexa unos cacharros de su taller y piezas de autos y computadoras, la pequeña se alegró argumentando que ahora podría empezar a armar un robot, lo cual provocó que Susan y Robert miraran mal al chico y este se escondiera detrás de Santana, Kurt le regalo un kit de belleza que la niña no le dio demasiada importancia, de Blaine obtuvo unos cuadernos con portadas originales, también plumones y crayolas para que la niña dibujara y plasmara todo lo que tenía en esa pequeña e inteligente cabeza, sus padres le dieron la sorpresa que unos de los trampolines se quedaría permanentemente en el jardín trasero lo cual emociono no solo a la pequeña sino también a Brittany, esta le regaló a su hermana juegos de mesa y un hermoso peluche de unicornio, por ultimo estaba el regalo de la latina, quien sostenía una gran caja rectangular y sonreía, la pequeña le arrebato la caja y se sentó en el suelo a quitar todo el papel, su sonrisa se borró, cuando abrió el obsequio y se encontró solo con dos playeras y una gorra.

-¿Te gusta?- preguntó Santana aguantando la risa.

-Emmm, si… gracias, supongo- dijo dudosa la pequeña, ese no era el gran regalo que se esperaba.

Santana no pudo más y soltó una carcajada, ganándose la mirada de todos los presentes.

-Alex cariño, revisa debajo de los papeles de colores- pidió la latina.

La pequeña no lo dudo y revolvió la caja, sus ojos se abrieron de par en par al encontrarse con el último juego de química, no era esos de niños, con cosas que burbujean ni nada, este tenía tubos y material real de un laboratorio, traía un manual para reacciones químicas, un mechero y guía de estudio.

-OH POR DIOS, SAN- gritó la pequeña- Eres la mejor-

-Por dios Santana, ahora tendré que aumentar el seguro de la casa- se quejó Robert haciendo reír a todos.

-Tranquilo, me dijeron que nada es inflamable, pero de todas formas me dieron el número de los servicios de emergencia- Santana sacó un tarjeta blanca donde se veía escrito con su letra “911, nada es culpa de Santana”.

Todos rieron, hasta Brittany no pudo contener una pequeña risa, por más enojada que estuviera no podía negar que Santana se había lucido, eso era algo más que amaba de ella, como la latina trataba a su hermanita, Santana no tenía ningún problema en sentarse y jugar por horas con la pequeña, o acompañarla por el barrio para que recolecte cosas para su soñado robot.

Los padres de la latina aparecieron casi a las 7, Maribel no tardó nada en darse cuenta de la situación de Brittany y Santana, pero decidió no preguntar nada por el momento, le entregaron un pequeño regalo que habían comprado en su viaje a la cumpleañera para luego decirle a Santana que era hora de ir a casa. Agradecieron a todos y le volvieron a desear feliz cumpleaños a Alex para luego retirarse.

-¿Cariño pasa algo?- preguntó Maribel apenas llegaron a su casa.

-En resumen, Brittany está molesta conmigo por algo que yo sola provoque, no quiero hablar de eso ahora por favor- pidió la morena dejando a su madre con la palabra en la boca.

******

La semana empezó sin más, Santana no quería salir de su cama, sus padre tenían miedo que volviera como en un principio, fue hasta el día miércoles que la latina salió de su habitación diciendo que iba al centro de artes, Rachel la había acosado todos esos días para que fuera a ensayar para el concurso, pero la latina simplemente no estaba de ánimos, no sabía nada de Brittany desde el domingo que se despidió de ella después de la fiesta de cumpleaños de Alex, no la había llamado ni mucho menos ido a su casa, habló con Puck, Kurt y hasta la misma Rachel, pero todos le decían que debía darle su tiempo a la rubia, que no desesperara y así como Brittany había tenido toda la paciencia del mundo con ella, ahora era su turno.

***********************************

La semana de Brittany no podía ir peor, el lunes descubrió que su laptop había muerto y la memoria de respaldo donde tenía todos sus trabajos había sido formateada quien sabe cómo. Ahí tenía más de tres diseños a entregar esa semana y su proyecto final, sin contar sus tareas y notas para su semana de exámenes que se aproximaba. Todas las tardes se iba a encerrar en la biblioteca, para volver a recrear todos sus diseños y tareas, casi no dormía y su enojo con la latina había pasado a segundo plano, se sentía mal por no haberla llamado en esos días pero realmente no tenía cabeza para nada, hasta Susan y Robert estaban preocupados, ya que su hija casi no dormía y se la pasaba pegada a la computadora.  
Santana estaba en el centro de artes, era viernes por la tarde, seguía sin saber nada de Brittany y eso la tenía muy deprimida, no tenía ganas de nada y mucho menos de estar con alguien.

-Hey Santana, pensé que ya te había ido- dijo Rachel.

-No, aún no quiero ir a casa, últimamente se siente muy vacía, todo se siente vacío y solo- decía la morena jugando con las teclas del piano.

-Vamos, ánimo, Santana, no estés así…-

-¿Qué no este así? Rachel, una semana, tiene una semana que no me habla, lo máximo que habíamos estado sin hablar ha sido un día y eso porque yo estaba molesta, ahora llevo 5 malditos días sin saber nada de ella- decía a punto del llanto.

-Tranquila, tal vez está muy ocupada, tu misma dijiste que estaba finalizando su semestre, puede tener la cabeza en todos y ningún lado-

-Lo sé, pero una llamada para saber que está bien no me enojaría, yo la hubiera llamado pero todo mundo me insiste en que debo darle su espacio, lo estoy haciendo y eso me está volviendo loca-

-Bueno, tal vez, ya no necesite más espacio, puede también que está esperando que des el primer paso- insinuó Rachel.

-¿Tú crees?- preguntó ilusionada Santana.

-Puede ser, no se San, tú la conoces mejor que todos-

-Tienes razón, puede que tengas razón, gracias enana- se levantó y buscó sus cosas, mañana tal vez le daría una visita sorpresa a Brittany.

**********************************

Sábado por la tarde, Santana estaba llegando a casa de la rubia, quería haber llevado unas flores, chocolates o algo, pero pensó que Brittany no estuviera de todo humor para aceptarlos, sin más tocó el timbre y una alegre Alex le abrió la puerta.

-San- dijo alegre la niña- Te extrañaba- se lanzó a sus piernas que era donde alcanzaba y la abrazaba.

-Hola cariño, yo igual a ti, tu voz es tan grata para mis oídos- decía San apretándola a su cuerpo.

-Pasa, quiero contarte de las cosas maravillosas cosas que he hecho con tu regalo-

-Alex, luego estaré encantada de escucharte, ¿ahora quisiera saber si esta tu hermana?- pidió Santana lo más dulcemente.

-Oh, ella no está, ¿no te dijo? Siempre te avisa cuando sale, pero en fin, fue a casa de una tal Hannah- contestó inocentemente Alex, haciendo que el estómago de Santana se revolviera de solo escuchar ese nombre.

-Ha… ¿Hannah?- preguntó con miedo.

-Sí, ha tenido una mala semana y dijo que le haría feliz poder ir con ella y terminar todo- decía sin más la pequeña.
Santana sentía como sus lágrimas salían libremente sin poder detenerlas.

-¿Santana?- se escuchó la voz de Susan atrás de la morena.

-Creo que me voy- explicaba la latina.

-No espera, ¿estas llorando? ¿Qué pasa?-

-Nada, me tengo que ir- iba camino a la puerta, cunado Susan la tomo del brazo.

-No voy a dejar que te vayas así querida, vamos, siéntate en la sala… Alex, ¿Quieres subir a tu cuarto por favor?- la pequeña asintió y subió enseguida las escaleras – Cuéntame, ¿Qué está pasando entre ustedes dos?- preguntó Susan.
Santana quería evitar hablar del tema con todos y sobre todo con la familia de Brittany, no quería que se enteraran lo mal que había hecho pasar a su hija todo este tiempo.

-Vamos Santana, me puedes decir lo que sea, sin miedo querida- animó Susan.

La latina vio que no había de otra y sin más le conto todo lo ocurrido desde la semana pasada, desde que estuvo en la universidad hasta el domingo en la fiesta de Alex.

-Ahora no quiero volver a lo de siempre, pero pensar que esta con ella me mata- se explicaba Santana llorando- realmente no quiero ser así, pero son situaciones que no logro controlar-

-Te entiendo cariño, los celos son algo que cuando se apoderan de una ya no hay vueltas atrás, comprendo a mi hija, pero también te comprendo a ti, no me voy a poner del lado de ninguna, aunque Brittany tiene sus razones para estar como esta, pero no pienses mal querida, si esta ahora con esa chica es porque ha tenido que repetir su proyecto final desde cero- explicaba pacientemente Susan tratando de tranquilizar a la morena- y lo que dijo Alex es cierto, ella estará feliz cuando termine todo, pero refiriéndose a su proyecto, no es porque sea mi hija ni nada, pero Santana, ella jamás te engañaría, ahora entiendo por qué está tan deprimida y sin apetito estos días-

-Realmente lo lamento, nosotras queríamos dejarlos fuera de estos, porque mis padres tampoco saben nada, creen que estoy nuevamente deprimida y recaeré como cuando no aceptaba lo de mi accidente- decía Santana- Si estoy triste y todo, pero no me dejare caer de nuevo, tengo muchos motivos para seguir adelante, su hija es uno de los más importantes de ellos-

-Van a salir delante de esto, ahora Brittany tiene la cabeza en todas partes, no te lo tomes tan a pecho, ni siquiera ha tenido tiempo para Alex, solo es una mala racha entre ustedes- Santana sintió antes las palabras de su suegra teniendo la esperanza que estuviera en lo correcto- Ahora quédate aquí y espérala, les vendrá bien una buena platica-

-¿Usted cree?- preguntó dudosa.

-Estoy segura… ahora iré a prepararte algo de comer, estoy segura que no has comido bien en todos estos días y a mí no podrás decirme un no- amenazó Susan haciendo reír a la latina para luego levantarse e ir a la cocina

**********

Brittany arrastraba los pies, 3 horas con la insoportable de Hannah era lo máximo que podía aguantar, lo único que deseaba era bañarse y dormir abrazada a cierta morena que nunca salía de su cabeza, había sido una semana demasiada dura y larga, a penas y había tenido tiempo de dormir, a pesar que Santana nunca salió de su mente no la llamó, decidió que sería mejor que hablaran en persona para arreglar todos los problemas. Abrió la puerta de su casa dispuesta a usar sus últimas energías para bañarse e ir a casa de la morena, demasiados días sin  estar cerca de ella ni escuchar su voz.
Estaba a punto de subir las escaleras cuando el sonido del piano que provenía de su sala le llamo la atención, nadie en su casa sabia tocar el piano a excepción de ella, si no era obviamente ella solo había una persona más que su madre dejaría tocar ese piano… Santana.

La morena llevaba toda la semana con una canción en su cabeza, nunca la había entendido del todo hasta ese momento, así que sin más, dejo que sus dedos empezaran a tocar los primeros acordes y después su boca cantara por si sola.

Santana

Right from the start, you were a thief
/ Justo desde el principio, fuiste un ladrón,
You stole my heart / robaste mi corazón
And I your willing victim / y fuí tu víctima voluntaria
I let you see the parts of me / te deje ver las partes de mi
That weren't all that pretty / que no eran tan hermosas
And with every touch you fixed them / y con cada caricia, las arreglastes

Now, you've been talking in your sleep /ahora, has estado hablando en sueños
Oh oh, things you never say to me / oh, oh, cosas que nunca me dices
Oh oh, tell me that you've had enough / oh, oh, me dices que ya has tenido suficiente
Of our love, our love / de nuestro amor, nuestro amor

Just give me a reason / solo dame una razón
Just a little bit's enough /solo un poco es suficiente
Just a second, we're not broken, just bent /Solo un segundo, no estamos rotas, solo
And we can learn to love again / Y podemos aprender a amar de nuevo
It's in the stars / está en las estrellas
It's been written in the scars on our hearts / ha sido escrito en las cicatrices de nuestros corazones
We're not broken just bent /no estamos rotas, solo retorcidas
And we can learn to love again / y podemos aprender a amar de nuevo

Santana le costaba tocar, la voz se le entrecortaba, pero todo cambio cuando escuchó a Brittany seguir la canción

Brittany

I'm sorry I don't understand where
/ lo siento, no entiendo de donde
All of this is coming from / esta viniendo todo esto
I thought that we were fine /creí que estabamos bien

Cantaba con sentimiento, mirando a Santana fijamente y acercándose a ella

Santana

-Oh, we had everything-
/ Oh lo teniamos todo.

Brittany

Your head is running wild again
/ tu cabeza esta otra vez descontrolada
My dear, we still have everything / cariño, todavia lo tenemos todo
And it's all in your mind / y está todo en tu cabeza

Santana

-Yeah, but this is happening-
/ si, pero esto esta pasando

Brittany

You've been having real bad dreams
/ has estado teniendo verdaderos malos sueños
Oh oh, used to lie so close to me /oh, oh, solias tumbarte tan cerca de mí
Oh oh, there's nothing more than empty sheets / oh, oh, no hay nada más que sabanas vacías
Between our love, our love / entre nuestro amor, nuestro amor
Oh, our love, our love / oh, nuestro amor, nuestro amor

Brittany ahora estaba sentada a un lado de ella, compartiendo el banquillo del piano

Ambas

Just give me a reason
/ solo dame una razón
Just a little bit's enough /solo un poco es suficiente
Just a second, we're not broken, just bent /Solo un segundo, no estamos rotas, solo retorcidas
And we can learn to love again / Y podemos aprender a amar de Nuevo

Brittany
I never stopped
/ nunca pararé
It's still written in the scars on my heart /esta todavia escrito en las cicatrices de nuestros corazones

Ambas

You're not broken just bent
/ no estamos rotas, solo retorcidas
And we can learn to love again / y podemos aprender a amar de nuevo

Santana

Oh, tear ducts and rust
/ oh, lagrimales y el óxido

Brittany

I'll fix it for us
/lo arreglare para nosotros

Santana

We're collecting dust
/ estamos acumulando polvo
But our love's enough / pero nuestro amor es suficiente

Brittany

You're holding it in
/estas conteniéndolo

Santana

You're pouring a drink
/ estás sirviendote un trago

Brittany

No, nothing is as bad as it seems
/ no, nada es tan malo como parece

Santana

We'll come clean
/ admitiremos los errors

Ambas

Just give me a reason / solo dame una razón
Just a little bit's enough /solo un poco es suficiente
Just a second, we're not broken, just bent  /Solo un segundo, no estamos rotas, solo retorcidas  
And we can learn to love again / Y podemos aprender a amar de nuevo
It's in the stars / está en las estrellas
It's been written in the scars on our hearts / ha sido escrito en las cicatrices de nuestros corazones
We're not broken just bent /no estamos rotas, solo retorcidas
And we can learn to love again / y podemos aprender a amar de Nuevo

Just give me a reason / solo dame una razón
Just a little bit's enough /solo un poco es suficiente
Just a second, we're not broken, just bent /Solo un segundo, no estamos rotas, solo retorcidas  
And we can learn to love again / Y podemos aprender a amar de nuevo
It's in the stars / está en las estrellas
It's been written in the scars on our hearts / ha sido escrito en las cicatrices de nuestros corazones
We're not broken just bent /no estamos rotas, solo retorcidas
And we can learn to love again / y podemos aprender a amar de Nuevo

Santana

Oh, we can learn to love again / oh, podemos aprender a amar de nuevo
Oh, we can learn to love again / oh, podemos aprender a amar de nuevo
Oh, that we're not broken just bent /oh, que no estamos rotas, solo retorcidas
And we can learn to love again / y podemos aprender a amar de nuevo    


Al terminar la canción las mejillas de Santana estaban cubiertas por lágrimas y Brittany tenía un nudo en la garganta.

-Realmente lo siento Britt, lo siento de todo corazón, prometo esforzarme por ser una mejor persona, te mereces todo y no quiero que lo tengas de otra persona que no sea yo, por favor perdóname mi amor- decía Santana mientras lloraba.

Brittany no se pudo contener más y hundió a Santana en sus brazos, consolándola, sin darse cuenta ella igual se había puesto a llorar.

-Lo sé, San, lo sé, tranquila, estaremos bien… estaremos bien- decía Brittany en el abrazo.

BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Dom Jun 05, 2016 3:32 pm

que bien que hayas regresado..
Espero q puedan superar este impace porq creo q quedaron en nada.

marthagr81@yahoo.es
-*-
-*-

Femenino Mensajes : 2840
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 35
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por JVM el Dom Jun 05, 2016 7:49 pm

Que bueno que ya estas de vacaciones!! Para que subas mas capítulos seguidos jajajaja.
Yo creo que si aun de aman pueden arreglar las cosas, cambiar lo que no le hace bien, para Santana al perder la vista la hizo desconfiar porque de siente indefensa y que vale menos, pero obviamente eso no le da derecho a dudar del amor de Britt. Yo creo que pueden empezar de nuevo :)

JVM
********-
********-

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por micky morales el Dom Jun 05, 2016 8:25 pm

bueno creo que ambas tienen que poner de su parte, santana controlar sus inseguridades y brittany entender que ser ciego tal vez magnifique las cosas y agrande las dudas y los miedos!!!!

micky morales
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5897
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por monica.santander el Dom Jun 05, 2016 8:39 pm

Que bien que regresaste!!!!
Creí que esta historia quedaría como muchas, inconclusa.........
Gracias por seguirla.
Saludos

monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4042
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por 3:) el Dom Jun 05, 2016 8:49 pm

holap,...

es normal que san se cierta insegura por perder un sentido tan importante!
pero es comprensible birtt,.. es jodida mente mierda que duden del amor que se le brinda a otra persona, sin que ayas hecho nada,...
tienen que tener paciencia y sobretodo poner de las dos..

nos vemos!!!

3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4397
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Sáb Jun 11, 2016 9:08 pm

marthagr81@yahoo.es escribió:que bien que hayas regresado..
Espero q puedan superar este impace porq creo  q quedaron en nada.


Pronto lo sabrán




JVM escribió:Que bueno que ya estas de vacaciones!! Para que subas mas capítulos seguidos jajajaja.
Yo creo que si aun de aman pueden arreglar las cosas, cambiar lo que no le hace bien, para Santana al perder la vista la hizo desconfiar porque de siente indefensa y que vale menos, pero obviamente eso no le da derecho a dudar del amor de Britt. Yo creo que pueden empezar de nuevo :)


El accidente de San provocó muchas cosas, tanto buenas como malas, pero en fin, claro que si hay amor se puede resolver todo.





micky morales escribió:bueno creo que ambas tienen que poner de su parte, santana controlar sus inseguridades y brittany entender que ser ciego tal vez magnifique las cosas y agrande las dudas y los miedos!!!!


Correcto, es una cuestión de dos.







monica.santander escribió:Que bien que regresaste!!!!
Creí que esta historia quedaría como muchas, inconclusa.........
Gracias por seguirla.
Saludos


Nunca he dejado inconclusa una historia (hasta ahora) que tardó muhco en terminarla es diferente jajajaja, en fin, estas vacaciones tengo planeado terminarla,








3:) escribió:holap,...

es normal que san se cierta insegura por perder un sentido tan importante!
pero es comprensible birtt,.. es jodida mente mierda que duden del amor que se le brinda a otra persona, sin que ayas hecho nada,...
tienen que tener paciencia y sobretodo poner de las dos..

nos vemos!!!


Yo pienso que cualquier persona en la situación de Santana se sentiría de la misma manera



BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Sáb Jun 11, 2016 9:25 pm

Capítulo 9


Una nueva semana daba comienzo, no podemos decir que las chicas por fin estaban bien, el sábado pasado después de aquella canción, ambas chicas se quedaron dormidas en el sillón, cuando despertaron para hablar,  Alex las acosaba para que jugaran con ella, ambas chicas decidieron dejar de lado los problemas y disfrutar el tiempo con la pequeña Pierce. El domingo Santana fue arrastrada a visitar a su abuela lo cual negó nuevamente la oportunidad de hablar con Brittany, ahora, lunes, era la semana final de escuela de la rubia, le quedaban aun tres exámenes, dos trabajos y el proyecto por entregar, ahora, ella sentía culpa por la manera en que estaba Santana, su propósito era que la morena se diera cuenta de lo que pasaba entre ellas pero no a este punto donde Santana no se encontraba ni en ella misma, ahora el problema era que estaba muy corta en tiempos y sobre todo no sabía realmente como acercarse nuevamente a su novia, sabía que lo que hacía estaba mal, pero ahora solo quería terminar la escuela para poder arreglar su relación.

********************************

Santana jugaba con su desayuno mientras escuchaba platicar a sus padres, pensaba en como las cosas con Brittany estaban mejor, pero no del todo bien, quería hablar con ella pero no sabía por dónde comenzar, sobre todo que su rubia casi no tenía tiempo y lo comprendía, la escuela la absorbía pero aun así no quitaba el hecho de que la extrañaba, tal vez el siguiente fin de semana sería el indicado, pero aún faltaba 4 días para este.

-Santana cariño, responde- intervino su madre sacándola de sus pensamientos.

-¿Qué?- dijo una confundida morena, su madre suspiró, ya que era habitual que su hija estuviera como ida y ajena a todo su entorno.

-¿Qué si te alegró estar tu abuela este fin de semana pasado?- repitió Ricardo.

-Oh… eso, si, bueno, la abuela no es mi persona favorita en el mundo, pero si, fue agradable-

-Vez, te dije que tu madre no es del agrado ni de nuestra hija- reafirmó Ricardo sacándole la lengua a su esposa.

-Gracias por el apoyo hija…- se quejó Maribel.

La latina no pudo evitar reír, cada vez que iban a visitar a la abuela días siguientes salía la misma platica, acerca de
cómo la abuela no trata bien a su papa y este se queja con su esposa.

**************************

La semana pasó más rápido de lo habitual, Santana decidió en lugar de quedarse encerrada en su casa ir todas las mañanas y tardes al centro de artes, ayudando a Rachel con las clases y paseándose por los salones molestando al personal y alumnos.

-Bien Santana, ahora, una última vez y nos vamos a casa- dijo Rachel desde el piano a Santana que estaba en medio del salón, estaban practicando la canción para el concurso.

-Está bien, pero no te equivoques en los últimos acordes-

Al finalizar la canción la morena más bajita aplaudió, cada día la morena cantaba mejor y se desenvolvía mejor en el salón, esperaba esa misma actitud en el escenario.

-Perfecto Santana, ahora, tengo lo que me pediste cuando te inscribiste a la competencia- anunció Rachel sacando de su bolso 6 boletos- los primeros 5 asientos están un poco alejados, pero uno está en la segunda fila, atrás de donde estará el jurado, tal como lo pediste- eran los lugares para el concurso de la semana siguiente.

-Oh, sí, los lugares- dijo tristemente la morena- no sé si Brittany querrá sentarse adelante, puede que prefiera estar con su familia atrás- hizo una mueca mientras caminaba a donde había dejado sus cosas.

-¿Por qué dices eso? Por su puesto que querrá estar adelante escuchándote y viéndote- corrigió rápidamente Rachel.

-Las cosas entre las dos aún no están bien enana, no sé qué somos realmente y no quiero preguntar porque tengo miedo de la respuesta-

-Oh San, ella te ama, no tengas miedo, solo es una mala racha, se los aseguro, hasta a mí y a Quinn nos ha pasado, hubo un tiempo en que creí que todo estaba perdido, me termine saliendo de nuestro departamento y me fui a vivir con mis padres por una semana, pensé que iba ser el fin de nuestra relación, pero nos dimos cuenta, ambas, que no queríamos terminar así, pudimos hablar y míranos ahora, seguimos juntas y enamoradas igual que el primer día- relataba alegremente Rachel.

-Sabes no me sirve de consuelo tu historia, Quinn no está bien de la cabeza, de estarlo te hubiera dejado hace mucho, no sé qué hechizo de gnomo usas en ella pero bueno, todo lo que dijiste lo tomare como un consejo, porque tampoco quiero que este sea el fin de mi relación con Britt- Santana guardó los boletos que le habían dado en su bolso y luego empezó a caminar a la puerta del salón.

-Bien, tómalo como quieras, mañana te quiero aquí a las 3:45, me ayudaras a preparar la clase de los niños, serás su lienzo, así que trae rompa vieja- retó Rachel tratando de vengarse de lo que la morena le había dicho.

-Sueñas- gritó Santana saliendo del salón de clases.

Rachel no pudo evitar reírse, la latina era fácil de querer, un poco insoportable pero buena persona. Cuando quedo sola en el salón de clases dio un gran suspiro, caminó a su bolso y sacó su teléfono, no lo pensó dos veces y envió un mensaje.

“Estamos dentro”

**********************************

Jueves en la noche Santana llegaba a su casa del centro de artes, estaba muerta, a Rachel se le había ocurrido hacer una obra de marionetas de un día a otro, incluyendo musicales y toda la cosa. A Santana le empezaban a gustar los niños, pero se daba cuenta de la cantidad de tiempo y energía que requería cuidar de estos, pero por una parte lo agradecía, ya que ellos la mantenían ocupada y distraída de todo lo que conllevaba Brittany, la rubia le había marcado entre semana uno a dos veces saludándola y preguntando acerca de su día, Santana estaba más tranquila acerca de su relación pero aún no estaba segura que esta continuara, como le había contado a la enana, no quería preguntar, porque tenía miedo de la respuesta.

Al bajar las escaleras después de cambiarse, escuchó demasiado ruido para ser solamente sus papas, se encaminó a la cocina que era del lugar donde provenía el ruido y no terminó de entrar cuando fue literalmente tacleada por la pequeña Alex.

-San- dijo riendo la niña desde el suelo abrazada a la latina.

Los Pierce se habían auto invitado a cenar, idea de Brittany que a pesar de no saber cómo acercarse nuevamente a la morena, la extrañaba demasiado y no existía mejor excusa que una cena entre ambas familias para verla.

-Hey pequeña, ¿de dónde sacas tanta fuerza?- preguntó divertida Santana tallándose el codo que se había lastimado al caer al suelo.

-Alexandra Daniela Pierce… ¿Qué te he dicho de derribar a las demás personas?- intervino una “molesta” Susan.

-Que no debo hacerlo y menos a Santana, porque si se rompe, Brittany me romperá a mí- contestaba una cabizbaja Alex, todos los presentes no pudieron evitar reírse, Alex se quitó encima de la latina y se acomodaba su ropa.

-¿Estas bien?- escuchó Santana mientras sentía como la levantaban del suelo.

-Hola Britt- dijo Santana con una gran sonrisa- Si estoy bien, nada que no haya pasado antes- respondió alegremente.

-Alex no entiende que aparte de ser una pequeña genio tiene mucha fuerza- disculpaba Brittany a su hermanita.

-No te preocupes, creo que el día que lo deje de hacer empezare a sentirme vieja- bromeaba San.

Brittany solamente se rio ante lo dicho por la morena, ambas estaban de pie una frente a la otra, cuando la rubia se dejó de reír un silencio nada incomodo se hizo presente, Brittany miro fijamente a la morena y no pudo evitar maravillarse con los rasgos latinos de aquella chica que la tenía loca, alzó su mano y la paso por la mejilla de Santana, quien cerro sus ojos disfrutando de la piel tan suave que tenía Brittany.

-Hola- susurró Brittany acercándose más a Santana.

-Hola- respondió bobamente Santana.

-Te he extrañado mucho- confesó la holandesa.

-Y yo a ti Britt, mucho-

Brittany no se contuvo más y rodeo a Santana con sus brazos en un fuerte abrazo, demasiados días sin ella, sin tenerla cerca y demasiado tiempo sin besarla, ahora los labios de la morena parecían inalcanzables para Brittany, pero era tanto su deseo por probar nuevamente esos labios que estaba dispuesta a dejar todo atrás y besarla…

-Déjense de cursilerías y vengan a ayudar a la cena, que mi estatura no me permite quitar de la cena todo lo que no me gusta- interrumpió como siempre Alex.

Ambas chicas rieron ante eso y se separaron, Brittany tomo la mano de Santana y caminaron a la cocina, pero antes de llegar a esta la rubia se detuvo.

-Tenemos que hablar ¿Si?- dijo tranquilamente

Santana solamente asintió entre ansiosa y temerosa, no sabía que sería lo que Brittany le diría después de todo este tiempo, pero no podía ser malo ¿Verdad?, la había abrazado, estaba ahí en su casa, con su familia claro, pero estaba.

Entraron a la cocina a ayudar a sus madres con la cena y luego pasaron al comedor, donde Robert y Ricardo ya habían colocado la mesa y servido vino en las copas.

-Yo quiero probar eso- pidió Alex a la copa de vino de su papá.

-No hasta que cumplas 30 años- dijo Robert dando un sorbo a su copa.

-Pero Brittany y Santana están tomando lo mismo que ustedes y ellas tienen 20 y tantos- cuestionó la pequeña.

-Sí, pero ellas son manzanas podridas, no dejaremos que te pase lo mismo- contesto rápidamente Ricardo, recibiendo un proyectil de pan en su cabeza lanzado por Santana, haciendo que todo mundo riera- No sé cómo hace para atinarle a la cabeza... ¿estas segura que sigues sin ver?- preguntaba mientras se tallaba donde le había golpeado.

Todo el mundo se rio de lo dicho por el señor López, la cena continuo sin más, entre risas, anécdotas y bromas, al finalizar, los adultos se fueron a la sala a tomar café, mientras las chicas jugaban con Alex en el jardín, la pequeña perseguía a su hermana mayor con una improvisada pistola de ligas que ella misma había armado con las partes que le había regalado Puck en su cumpleaños.

-Suficiente- dijo Brittany sobándose su brazo de donde había recibido la última liga. Santana reía imaginando lo rojo que debían de estar los brazos de la rubia- Esta decomisado hasta nuevo aviso- dijo quitándole el aparato y alzándolo en sus brazos para que Alex no lo alcanzara.

-No hay problema, tengo otros tres en mi cuarto y un prototipo de lanzador de nieve- informó la pequeña sin más.

Santana soltó la carcajada, Alex realmente era una genio pero con la inocencia de una niña. Los señores Pierce´s aun sabiendo que su hija menor tenía un coeficiente intelectual mayor que cualquiera de su edad o de personas normales, hacían todo lo posible porque Alex viviera y tuviera su infancia como cualquier niño, a excepción que todo lo que imaginaba de artefactos en lugar de agarrar un cucharon o cartón para jugar, ella misma lo armaba, hace unos días Santana se había enterado que la pequeña había hecho un lanzallamas con latas de aerosol, ligas y el encendedor del auto de su padre, por suerte no incendio nada y ahora estaba decomisado con otras cosas en la habitación de Brittany.

-Esa niña terminara matándome, para luego estudiarme y buscar una forma de revivirme para seguir haciendo experimentos conmigo- Brittany se quejaba sentándose a un lado de Santana.

-No lo dudo, espero no correr el mismo camino-

-Nah, no creo, le caes mejor, tú serás su ayudante de laboratorio y quien le prepare su merienda favorita- rio Brittany.

-Bien, me gusta más eso que la disección o que me resuciten- volvía a reír San.

Se formó un silencio agradable en las chicas, algo típico de ellas, Santana jugaba con sus manos y bastón, mientras que Brittany miraba a la nada. Sabían que tenía que hablar, pero ninguna se animaba a dar el primer paso, Brittany por no saber cómo empezar el tema y Santana con miedo de la reacción de Brittany.

-Chicas entren, queremos hablar con ustedes- anunció Susan.

Ambas se pusieron de pie, la rubia ayudó a la morena a entrar y luego cerrar el ventanal que conectaba la sala con el jardín.

-Sea lo que sea yo no hice nada, fue culpa de papá- se defendió Santana sentándose en el sillón.

-No Santana, esta vez no es algo que hayas hecho…- interrumpió Maribel a su hija –Pasa que mañana nosotros 4- refiriéndose a su esposo y al matrimonio Pierce- queremos ir al auto cinema, pasaran un maratón de películas antiguas, el problema es que las funciones empiezan a las 5 y tu saldrás del centro hasta las 5:30-

-Brittany, ¿Podrías ir por ella?, sé que has estado muy ocupada estos días pero…-hablaba Ricardo.

-No tengo ningún problema, mañana es mi último día de escuela, adiós preocupaciones y trabajos, nos vemos hasta Septiembre- decía alegremente.

-Puedo tomar un taxi, o pedirle al hobbit que me traiga no hay problema- agregó la latina para darle oportunidad a la rubia de librarse si era lo que ella quería.

-Por supuesto que no, estaré libre, aparte, podemos… podemos ir por un café saliendo… ¿te parece?- ofreció tímidamente la rubia, haciendo sonreír a Santana.

-Claro que si Britt- contesto animadamente.

-Excelente chicas, ustedes dos estarán bien entonces y Alex tiene esa pijamada en casa de su amiga, todo perfecto-
Robert se levantó y abrazó a su esposa- Es hora de irnos, Alex podrá ser una pequeña genio pero elije los peores lugares para quedarse dormida- dijo señalando a su hija menor durmiendo en las escaleras, haciendo reír a todos.

La familia Pierce se despidió de los López para luego tomar camino a su casa. Cuando Santana escuchó que la puerta se cerró soltó un gran suspiro, había tenido un largo día y ahora solo quería dormir.

-Bien, me retiro a dormir, descansen, hasta mañana- decía a sus papas mientras empezaba a subir las escaleras.

-Hasta mañana cariño, descansa- contestó su madre.

Cuando Maribel se aseguró que su hija había entrado a su cuarto tomó su teléfono y se sentó junto a su esposo en la sala a mandar mensajes.

“Todo listo, ella pasara por Santana, ¿Seguro de lo que harás?”

“Si, tranquila, nos vemos mañana, descansa”



***********************************************

Al día siguiente la mañana se le había hecho eterna a la latina, quería ya estar con Brittany y arreglar todo de una buena vez, quería abrazarla, besarla y decirle lo mucho que la amaba, que todo lo sucedido se quedara en el pasado y que ahora mejorarían como pareja y ella como persona.

-Puedes quedarte quieta por favor, me estas mareando- gritó Quinn a una estresada Santana.

-No puedo, Brittany vendrá por mí en unos minutos, toda la mañana me la pase preparando lo que diré y siento que ahora lo he olvidado- decía rápidamente.

-¿Es la primera vez que hablaran de lo ocurrido desde hace dos semanas?-

-Sí y no, yo quiero hablar pero al mismo tiempo no, es decir, quiero arreglar todo de una vez, pero no quiero presionar a Britt, quiero que ella  de el primer paso pero que no piense que a mí no me interesa, porque claro que me interesa, la amo y todo lo que sucedió fue mi culpa, ella tenía toda la razón de enojarse, ahora me doy cuenta…-

-Basta Santana, ya me se toda la historia cálmate- decía Quinn riéndose

-No te rías esto es serio- Santana caminaba en círculos por el salón, en sus vueltas creyó que había llegado a la puerta pero en realidad era una pared, que cuando quiso atravesar solo se estrelló en ella, haciendo reír aún más a Quinn.

-Morena, basta por favor, me hare pipi en mis ajustados jeans- reía a carcajadas Quinn.

-Esto no tiene ninguna gracia para mí- se tallaba su cabeza donde se había golpeado.

-Santana una linda rubia te está esperando en la cafetería, trae una chaqueta de cuero que la hace ver muy chica mala…- anunció Rachel entrando al salón.

-Por dios, ya llegó, por dios- Santana empezó a recoger sus cosas y buscar su bastón.

-Sí, pero antes de irte tienes que ir a afinar el piano del salón de a lado, lo prometiste-

-Pero… pero… pero… Brittany está afuera- se quejó la latina.

-Le diré que te vea ahí, así pueden empezar a hablar antes- intervino Quinn.

Santana suspiro resignada, ya que si lo había prometido y con los nervios lo había olvidado.

-Bien, voy… maldito gnomo, como a Quinn ya la tiene domada trata de fastidiarme a mí- se quejaba la latina.

-Te podemos escuchar aún- gritó Rachel.

-Ese es el punto- respondió Santana.

Quinn fue en busca de Brittany para decirle donde estaba la morena, quien decidió ir a hacerle compañía, a penas la holandesa desapareció de la vista de la rubia esta fue corriendo a donde su novia, que al verla entrar envió un mensaje.

“Objetivos distraídos, tienes 20 min, máximo 25”

-Si esto sale mal Santana me usara de saco de box- dijo Rachel cuando terminó de enviar el mensaje.

-No solo a ti…- rectificó  su novia.

*******************

-Listo, con eso debe estar- dijo Santana dejando de tocar las teclas del piano y cerrando la tapa del mismo.

-Tu oído se agudizo demasiado, algo bueno en esto de los pianos, aprendiste muy rápido- felicitó Brittany a su latina.

-Si bien, algo bueno debía dejarme ese accidente- Santana guardaba sus cosas.

-No todo es malo en la vida, pero en fin, ¿Terminaste?- preguntó Brittany.

-Sí, vamos, hay una cafetería a unas cuadras de aquí que me han dicho que venden una rara combinación de café y cacahuate, quiero probarla- decía Santana emocionada.

Al salir del salón donde estaban se percataron que el lugar estaba muy silencioso y sin ninguna persona alrededor, no le dieron importancia y se dirigieron al estacionamiento donde Brittany había estacionado su moto. La rubia agarraba los dos cascos que llevaba, le entregó uno a la morena pero antes de subirse al artefacto la rubia se percató de algo.

-No puede ser, deben estar en broma- se quejó en alto la holandesa.

-¿Qué pasa?- preguntó asustada Santana.

-La estúpida llanta de la moto esta ponchada- se agacho a revisar la llanta y se percató que tenía un tornillo incrustado- maldita sea, porque la gente tira tornillos y cosas por el estilo así.

-Oh, eso es malo-

-Sí, llevarla a componer me tomaría más de una hora al taller más cercano y como dos al de Puck-

-¿Porque no la dejas aquí?, tomemos un taxi, luego hablas con Puckerman y estoy segura que se las arreglaran para venir por ella- sugería la morena.

-Odio dejarla pero creo que sí, es lo mejor- admitió Brittany.

-Bien, salgamos a tomar un taxi-

Caminaron en silencio a la salida, ninguna se atrevía a decir algo, justo cuando estaban en la calle Santana se acordó de algo.

-Joder, mi cartera- dijo rebuscando en su mochila, Brittany la miro confundida- No tengo mi cartera, Quinn me pidió prestado 10 dólares porque quería una malteada y sándwich de la cafetería pero no tenía efectivo, le di mi cartera y la muy desgraciada no la colocó de nuevo- refunfuñaba la latina.

-No te preocupes, tengo dinero suficiente para el taxi y los cafés- dijo victoriosa la rubia, pero al momento de tantear su chaqueta para sacar su cartera se percató que tampoco la tenía- no puede ser, esto debe ser una maldita broma- decía revisándose toda la chaqueta- tampoco está mi cartera-

-Rayos, este simplemente no es nuestro día- se quejaba la latina.

-Entremos a ver si las chicas aún siguen aquí así nos llevan y te dan tu cartera, solo espero no haber perdido la mía, sería la tercera vez que pasa…-

-Cuarta- interrumpió la latina.

-Cierto, cuarta vez- suspiro Brittany.

Entraron de nuevo al edificio pero no encontraron a nadie, ni a Rachel, Quinn o alguna otra maestra, la mayoría de los alumnos se habían marchado y solo quedaban personal de limpieza y una que otra persona.

-Creo que tendremos que caminar- se resignó Santana.

-No puede ser, nos tomara como 2 horas llegar a tu casa- se quejaba la rubia empezando a caminar.

Ambas iban caminando en silencio, sus manos se rosaban pero no se unían. Brittany en cada esquina ponía una mano en el estómago de Santana deteniéndola antes de cruzar a pesar de que esta llevaba su bastón y sabía perfectamente cuando parar.

-Sabes, realmente siento todo lo que ha pasado- por fin Santana se había armado de valor y decidió empezar la conversación, no era como lo tenía planeado, pero les quedaba un largo camino por recorrer (literal).

-Yo también lo siento…-

-Tu no debes sentirlo, es decir, todo lo que paso fue a causa mía, nunca debí dudar de ti, es solo que los celos siempre me terminaban consumiendo y por más que trataba de controlarlos ellos siempre ganaban-

-Los celos no son ni fueron el problema, puedo con ellos, son hasta cierto punto divertido ¿sabes? cuando te dan celos toda tu frente se frunce y tomas un color rojo, creo de la rabia, no lo sé, pero te vez linda y  todo, el problema es…-

-La desconfianza que tengo a ti y sobre todo a mí misma- a completo Santana.

-Si- suspiró Brittany deteniéndose un momento de su caminata, estaban llegando al punto central de toda la pelea.

-Brittany yo…-

Santana no pudo continuar porque dos carros se frenaron bruscamente a un lado ellas, Brittany se asustó y por inercia tomó a Santana en sus brazos. Las chicas no pudieron distinguir muy bien los siguientes segundos debido a que una bolsa de tela fue colocada en cada una de ellas y separadas por personas.

-San… Santana- gritaba Brittany forcejeando con las personas.

-Brittany- escuchó está a la latina.

Se escuchó un fuerte golpe junto con un quejido para luego ambas chicas ser subida a los vehículos una en cada uno de ellos.

Brittany al sentir que estaba en el vehículo en movimiento y sin ser agarrada se quitó al instante la bolsa de su cabeza, le tomo unos segundos acoplarse al cambio de luz para luego ver a Blaine, Rachel y Puck; este último conduciendo, en el carro.

-¿PERO QUE DEMONIOS?-  gritó la rubia a sus amigos.

-Por dios eso fue excelente- dijo un emocionado Puck- salió mejor de lo que esperaba-

-¿Alguien me puede explicar qué carajo acaba de pasar y donde esta San?- pedía Brittany molesta.

-Tranquila rubia, tu latina estaba en el carro de atrás- señaló Rachel desde su asiento de copiloto al carro que venía justo detrás de ellos.

-Aun así ¿Qué demonios pasa?, no pueden ir por ahí secuestrando personas- decía histérica.

-Tranquila, esto es algo que planeamos- explicaba Blaine tranquilamente- ustedes dos se estaban tardando demasiado en resolver sus problemas así que decidimos intervenir- a completó ante la cara de confusión de Brittany.

-Cabe mencionar que fue mi idea y que salió tal como esperaba- decía orgulloso Puck.

-Joder con ustedes, por si no lo sabían estábamos ya arreglando todo antes que ustedes hicieran todo este teatro, estábamos hablando carajo- decía aún molesta.

-Pues a donde vamos podrán hablar tranquilamente y luego tener mucho sexo de reconciliación- decía Puck

-¿A dónde vamos?- cuestionó Brittany viendo que su amigo tomaba una de las salidas para ir a carretera.

-A la cabaña de la familia de Santana, la que está a las afueras de la ciudad…-

-¿Qué? ¿Estás loco? No pueden tomar a la gente y llevarlas a un lugar aislados así porque si, mis papás, los de Santana, van a estar preocupados-

-Nada de eso, sus papas fueron parte de todo esto, ¿Quiénes crees que nos hicieron sus maletas?- señalaba Blaine una maleta en la parte trasera de la camioneta de donde estaban.

-Cuando vea a mi padre voy a quemarlo con el lanza llamas de Alexa- susurraba Brittany para ella misma pero lo suficientemente alto para que todos lo escucharan y rieran.

-Tranquila rubia, esto es por su bien, así que relájate y disfruta, quedan dos horas de viaje- recalcó Puck.

-Bien, genial- dijo resignada- Esperen… ¿Quiénes vienen en el carro de atrás con Santana?-

-Kurt, Quinn y Jack,  este último lo necesitábamos porque entre Kurt y mi Quinee no iban a poder con esa bestialidad de mujer que tienes de novia-Rachel hablaba cruzando los brazos y frunciendo las cejas- Debes saber que Quinn me mando mensaje, golpeó a Jack entre las piernas y a ella le rompió el labio-

-Esa es mi chica- Brittany respondió felizmente.

Todo mundo no pudo evitar reír, después de eso el camino se hizo relajado, entre platicas y bromas entre los 4, Brittany no dejaba de mirar atrás, para ver el carro del papa de Santana seguirles el paso constantemente, estaba dispuesta a darle un golpe a quien sea que fuera manejando si los rebasaba y empezaba a acelerar en la carretera, sobre todo si era Jack, que todos sabían sus antecedentes como conductor que tenía.

Alrededor de las 7:45 de la noche, los carros se estaban deteniendo enfrente de la cabaña de los López, rápidamente todos se bajaron del carro.

-¿Brittany?- preguntó Santana en alto.

-Aquí estoy… ¿Estás bien?-

-Ella sí, yo no- se quejó Jack con una mano en su entre pierna.

-No me voy a disculpar, pensé que me estaban secuestrando, reaccione como cualquier persona lo harías- se defendía la morena.

-Mentira, Blaine, Puck y Rachel están perfectamente-

-Es porque tomaron a Brittany con la guardia baja, de no serlo estarían peor que tu…-

-Basta dejen de pelear- intervino Blaine.

-Okey… en fin ¿Cuál es su grandioso plan?- preguntó Santana.

-Bien, estarán todo el fin de semana es este  hermoso lugar, que cabe mencionar que es igual de encantador que siempre, les dejaremos el auto del papa de Santana y nosotros nos regresaremos en mi camioneta, sus padres le armaron maletas para 4 días por si quieres quedarse más tiempo- decía Puck, lo último en tono coqueto- Lo sé, somos maravillosos, ahora, nos vamos, nos quedan dos horas de regreso-

-Sí y por su causa me perderé el capítulo de mi serie, espero Quinn haya colocado bien esta vez la video para que se haya grabado- decía Rachel subiéndose al auto de Puck, mientras que los demás hacían lo mismo.

-Esperen…no nos pueden dejar aquí sin dinero, he perdido mi cartera y…-

-Nada de eso rubia, aquí tienes- Quinn le entregó su cartera- También toma la tuya San- haciendo lo mismo con la morena.

-Un momento ¿Cómo es que tienes mi cartera? Siempre la guardo en la parte de adentro de mi chaqueta- señalaba metiendo la cartera donde siempre la ponía.

-Digamos que Quinn no tuvo una adolescencia normal y tranquila- habló Rachel desde adentro del carro.

-Si, en un simple abrazo o contacto la gente puede hacer muchas cosas- dijo la rubia más baja pasando sus brazos por los hombros de Brittany y luego mostrando de nuevo que tenía la cartea.

-Joder contigo Quinn, me tengo que cuidar, no quiero ni pensar con quienes te juntabas en esos tiempos- Quinn rio ante lo dicho por la holandesa y luego subió al carro.

-Digamos que ser echada de tu casa por ser lesbiana no te deja muchas opciones a los 17 años- finalizó para luego subir el vidrio de la ventana.

Brittany quedo impactada, no sabía eso de su amiga, no se imaginaba ser sacada de su casa por sus padres y tener que arreglárselas sola, a pesar de que tenía más de 17 años, aún no sabía ni poner arroz a cocinar porque se le quemaba.
Sus amigos se despidieron de ella y luego vio la camioneta alejarse, cuando volteo para buscar a Santana, se dio cuenta que esta no estaba, miro un poco mejor y se percató que la puerta de la cabaña ya estaba abierta, así que supuso que la morena ya había entrado.

Santana caminaba cuidadosamente por la cabaña, en su mente pasaba las imágenes de cómo debía lucir de la última vez que estuvo ahí hace casi dos años, una ráfaga de nostalgia se apodero de ella y no pudo evitar acumular lágrimas en sus ojos, ella amaba ese lugar, ver los alrededores cubiertos con solamente árboles, ver uno que otro ciervo o mapache corretear por el pórtico, salir a ver las estrellas y la luna, ahora solo era oscuridad y le dolía, había aceptado que todo lo que paso fue un accidente, que como le paso a ella le pudo pasar a cualquiera, a su madre, papa o hasta a Brittany, pero eso no quitaba en hecho que no extrañara ver, claro que lo hacía, todos los días y ahora muchísimo más.

-¿Santana?- escuchó decir atrás de ella, haciendo que rápidamente  desapareciera las lágrimas de su rostro- ¿estás bien?- preguntó la rubia, a lo cual la latina solamente asintió- ¿Segura?- insistió ya que la conocía demasiado bien para saber que le pasaba algo.

-Si Brittany, todo bien- respondió lo más tranquila posible- iré a la cocina a buscar algo de comer, no sé tú, pero yo muero de hambre- dijo caminando a donde recordaba estaba la cocina tratando de evitar el tema.

-Bien- suspiró Brittany- Iré a meter las maletas mientras-

Cuando Brittany regresó se encontró con Santana en medio de la sala, la latina al escucharla se volteó y caminaba lentamente a ella.

-La cocina está completamente vacía, el refrigerador esta hasta desconectado- dijo cuando estuvo cerca de Brittany-son unos idiotas, nos dejan aquí sin comida a las 8 de la noche- se quejaba.

-Bien, sí que lo son, pero si no mal recuerdo, el siguiente pueblo está a 10 min y hay un súper mercado que cierra tarde- dijo Brittany- ¿No sé si quieras que vayamos a comprar víveres o comprar cena?-

-No, está bien, vayamos a comprar al súper mercado, si no mañana será lo mismo- Santana desdoblaba su bastón y caminaba a la entrada.

-Perfecto, solo déjame conectar el refrigerador para cuando volvamos podamos meter las cosas-

Las chicas dejaron la casa en silencio, el camino fue algo parecido a excepción que Brittany mencionaba algunos cambios que no recordaba de su ultima vez que estuvo en ese lugar, haciendo sentir un poco mal a Santana, ella quería ver esos cambios. Al llegar al pueblo Brittany condujo al súper mercado, estacionando cerca de la puerta, ambas chicas se bajaron del auto y caminaron, Brittany tomo un carrito, Santana iba agarrada a este con una mano y en la otra llevaba su bastón.
Rápidamente recorrieron el establecimiento tomando todo lo que necesitaban junto con comida chatarra que según Brittany igual era indispensable, justo cuando se dirigían a la caja a pagar una voz las interrumpió.

-¿Brittany?- habló la voz de atrás, ambas chicas se detuvieron y la rubia volteó.

-¿Christina?- se sorprendió la rubia.

-Oh por Dios, Brittany, cuanto tiempo sin verte- la chica se lanzó al cuello de la rubia abrazándola y haciendo sentir incomoda a la holandesa.

Santana enseguida reconoció la voz y el nombre de aquella chica, Brittany había salido con ella unas semanas, ahora recordaba lo mal que le caía aquella mujer, falsa, pelirroja teñida y sobre todo hipócrita, cuando Brittany la dejo de ver
Santana literalmente había bailado de la alegría.

-Lo mismo digo Christina, ¿Qué haces por aquí?- preguntó sin estar interesada, solamente por educación.

-He venido a visitar a una tía y pues compras de última hora, al parecer al igual que tu- señalo el carrito atrás de la rubia y fue cuando se percató de Santana, Brittany se percató de esto y se puso a un lado de su latina.

-Christina te presento a mi novia… Santana López-

-Oh López… si te recuerdo, pensé que no jugabas en nuestro equipo- cuestiono la pelirroja- vaya sí que has cambiado- dijo haciendo referencia a su bastón y lentes de sol.

-Sí, cambios que da la vida- contesto Santana incomoda.

-Lo siento Christina, pero nos tenemos que ir, la cabaña de la familia de San está un poco lejos y ya se está haciendo demasiado tarde- se excusó Brittany.

-Claro, espero volver a verte, es más… ten mi número- extendió una tarjeta- por si quieres salir a divertirte, ya sabes, cine, café o tomar algo, no tengo problema en pasar tiempo contigo- le guiño un ojo a Brittany y luego retomó su camino.
Brittany se quedó inmóvil después de eso, con la tarjeta aun en su mano extendida y Santana simplemente no decía nada.

-Santana… yo…- trataba de disculparse.

-No pasa nada, ¿podemos irnos?- pidió Santana tristemente.
Brittany no se esperaba esa reacción de la latina, en otra ocasión hubiera explotado desde el primer momento en que hubiera identificado a aquella chica, tal vez justamente en ese momento le estaría armando una enorme escena de celos y peleando que se fuera con la otra, en cambio frente a ella estaba una derrotada Santana con la cabeza baja y su rostro decaído.

El camino de regreso a la cabaña fue un silencio mortal, acompañado por el sonido de la lluvia que había empezado a caer, Santana tenía unas terribles ganas de llorar, por Brittany, por la estúpida pelirroja, por ser huésped de la oscuridad, por todo lo que se perdía y sentía que Brittany perdía con ella.  Al llegar a la cabaña Brittany miraba nuevamente a la latina sin decir nada, había algo más que tristeza en su postura, quería tocarla pero no se atrevía, suspiró de la frustración, que tan mal estaban que no podía tocar a su propia novia Por qué eso era Santana ¿no?, apretó fuertemente el volante y luego pegó su frente a este.

-Ya no puedo más- dijo Brittany bajándose del carro rápidamente sin importarle la lluvia.

Santana no pudo más y se soltó a llorar, Brittany estaba harta de todo eso y la comprendía, hasta ella se cansaría de todo eso, ahora la estaba dejando, algo que ella misma hubiera hecho de ser su caso, lloró amargamente pero rápidamente se quitó el cinturón, no dejaría ir tan fácilmente a Brittany, se lo prometió a Susan,  Alex y sobre todo a ella misma.

-Brittany no por favor- salió del carro bajo la potente lluvia, no escuchaba nada más que el agua golpear la tierra.

Brittany había entrado a la cabaña por un paraguas para Santana que odiaba mojarse en la lluvia, pero su sorpresa fue salir y encontrar la puerta del copiloto  abierta, rápidamente soltó lo que tenía en sus manos y corrió, encontrando el lugar vacío, su sangre se helo por completo, mirando a su alrededor en busca de la latina, pero la fuerte lluvia no la dejaba ver con claridad.

-SANTANA, SAN- gritaba, pero la misma lluvia limitaba su grito- SANTANA JODER, SAN- volvió a gritar, pero empezando a recorrer el sitio.

Brittany buscaba alrededor de la cabaña, gritando y tratando de quitar la lluvia de sus ojos, estaba haciendo frio y el agua que caía era simplemente helada, su peor miedo se estaba haciendo realidad, tenía pavor de lo que le podía llegar a pasar a Santana, había buscado por todo el alrededor de la casa pero sin éxito debía empezar a buscar cerca del bosque, tan solo de pensarlo el estómago se le revolvía, sin más empezó a bordear aquel bosque oscuro, iluminado solamente por los faros del carro que había prendido previamente, gritaba una y otra vez el nombre de la latina, pero no tenía respuesta alguna. Tuvo que detenerse un momento para devolver el estómago de los nervios que sentía, se limpió la boca y continúo recorriendo el lugar.

-Joder Santana, ¿Dónde rayos estas?- decía casi llorando. Cuando empezó a adentrarse entre los  árboles  se tropezó con algo haciendo que callera, pensó que fue una tonta rama, pero un rayo que ilumino en ese momento hizo que algo brillara, fijo la vista y se dio cuenta que era el bastón de su morena, sin más se puso de pie y volvió a gritar – SAN, SAN, SANTANA, POR FAVOR SANTANA- gritaba lo más fuerte que le permitía sus pulmones.

Brittany en este punto no podía controlar más sus lágrimas, las cuales caían libremente, por sus mejillas, caminaba llorando y tratando de seguir gritando, se detuvo un momento y tomó aire tratando de tranquilizarse y apartar nuevamente el agua de sus ojos.

-SANTANA, SAN- grito una vez cayendo de rodillas llorando de la frustración.

Su autocontrol no estaba funcionando, tenía que encontrar a Santana, a su morena, era de noche, llovía y hacia frio, se levantó, tratando de pensar claramente, tenía que volver a la cabaña y llamar a la policía local, también a sus padres y los de la latina, ¿Cómo iba a explica a los señores López que Santana se había perdido?, sin más volvió a recorrer una vez más la zona y luego trataba de encontrar el camino de regreso a la cabaña.

-¿HAY ALGUIEN AHÍ?- Brittany se detuvo en seco al escuchar eso.

-SAN, SANTANA- gritaba tratando de localizar el sonido.

-BRITTANY, BRITT, AYUDAME- pedía la morena.

-SAN MI AMOR, NO DEJES DE HABLAR- pedía Brittany con el corazón a punto de salirse de su pecho, aún no podía localizar muy bien el lugar donde estaba su morena.

Santana continuo gritando por encima de la lluvia tan alto como podía, Brittany por fin había ubicado el sonido, mientras se iba acercando pudo ir visualizando una figura en el suelo, corrió rápidamente y se encontró con Santana en el suelo entre raíces de unos árboles con el pie atorado.

-Brittany- lloraba Santana al sentir a la rubia a su lado.

-Oh por dios, Santana- la rubia se lanzó en los brazos de su morena- jamás me vuelvas hacer esto por favor, jamás en la vida mi amor- lloraba mientras estrujaba a la morena en su brazos.

-Perdóname, yo solo quería ir hacia la cabaña, pero caminaba y caminaba, sin darme cuenta estaba entre los árboles, choque con uno haciendo que pierda mi bastón, trate de regresar pero no pude y termine aquí, creo que esta atorado- señalo su pie en las raíces.

-Tranquila, ahora lo arreglamos- Brittany rápidamente puso su atención en el pie de su morena y con un poco de fuerza logro arrancar la raíz y así liberar el pie de Santana- Ya está, ahora vayamos adentro, estas helada- dijo tomando a Santana en sus brazos y acunándola en su pecho- No vuelvas a hacerme esto mi amor, me has dado el peor susto de mi vida- dijo aun con un nudo en la garganta.

-Perdóname, no era mi intención provocar todo esto- Santana se agarró al cuello de la rubia y hundió su cara en el cuello.

-Todo está bien, ahora está bien San, estás conmigo- Brittany se detuvo y sin más, conectó sus labios con los de Santana, el beso era rápido, un tanto tosco y sobre todo lleno de necesidad, necesidad de una a la otra, no importaba la lluvia, la oscuridad o la situación, ambas se necesitan más de lo que podían llegar a imaginar.

Se separaron por falta de aire, Brittany solo quería recuperar el aliento para volver a besar a la morena, pero desistió de la idea cuando sintió temblar a Santana en sus brazos, así que solo la acomodo mejor en sus brazos y continuo su camino mientras la morena se volví a refugiar en su cuello.

-¿Sabes? puedo caminar- dijo Santana sin despegarse del cuello de la rubia.

-Lo sé-

**********************************

Al llegar a la cabaña Brittany bajo a la morena en uno de los sillones en la sala, luego salió a apagar las luces del carro y cerrarlo, al regresar tomo nuevamente a la morena en sus brazos, subió las escaleras y se dirigió al cuarto principal, estando ahí bajo a la morena en la cama y se dirigió al baño a llenar la bañera con agua caliente, ambas estaban empapadas y llenas de barro, cuando estuvo de nuevo con Santana empezó a desvestirla, está se dejaba hacer por Brittany, se sentía tan física y emocionalmente cansada que solo quería estar con su rubia. Brittany una vez más cargó a Santana en sus brazos y la sentó lentamente en la tina ya casi llena, la morena soltó un pequeño grito de placer al sentir el calor del agua en su fría piel.

-¿No me haces compañía?- preguntó Santana, teniendo por respuesta solo una pequeña risa y luego escuchó como ropa caía al piso.

Brittany se metió lentamente detrás de Santana abrazándola por la espalda y besando tu cuello.

-Me has asustado tanto, pensé de todo cuando no te encontraba- Brittany rompió el silencio pero sin dejar de dejar besos en el cuello de la morena.

-Igual estaba muy asustada, no tanto por estar perdida, más bien por como la estabas pasando, mi intención no fue provocar todo eso…-

-¿Entonces porque bajaste del carro? ¿Por qué no me esperaste?- cuestionó la rubia.

-No sabía que ibas a volver, pensé que estabas cansada de mí…-

-Jamás en la vida podría dejarte, te necesito más de lo que puedes imaginar-

-Yo igual te necesito Britt, te amo más de lo que he llegado a amar a alguien, no puedo imaginar mi vida sin ti, todo lo que hemos pasado estas últimas semanas me ha hecho darme de cuenta de muchas cosas…- Brittany tuvo la intención de interrumpió pero la morena no la dejo- No, déjame hablar por favor- Brittany solamente dio un sí, se acomodó más y apretó a la morena en sus brazos- tenías razón, lo que provocaba que hiciera todas esas escenas eran mis miedos e inseguridades, pero no por ti, si no por mí misma, sé que hay personas mejores que yo, que tengo un carácter de mil demonios y más cuando me enojo, pero realmente te amo, me siento terrible por todo lo que provoque y lo que más deseo es que podamos no estar como antes si no mejor, no dudo de tu amor, no dudo de tu fidelidad no dudo de nada de lo que tú me digas, dudo de mi misma, pero sé que tú me ayudaras con eso, saldremos adelante porque yo pondré todo y más de mi parte para que así sea, quiero tener una vida contigo Brittany Susan Pierce, quiero en algún momento nos casemos, tener nuestra propia casa y ¿por qué no? hasta hijos, quiero todo lo que tú quieras y rechazare todo lo que tú no quieras, me has hecho tanta falta estas semanas, noche tras noche anhelaba resolver todo esto y poder estar así… en tus brazos, en ellos me siento protegida  y amada-

-De ahora en adelante así será San, no volveremos a cometer los mismos errores, también me quiero disculpar aunque tú digas que no hay nada por lo cual deba, pero quiero hacerlo, porque reaccione mal ese día, te grite, algo que nunca había hecho…-

-Eso no importa, habías soportado demasiado, las dos nos pusimos mal ese día-

-Lo sé, pero eso no me daba derecho a tratarte así, eres mi todo San, era mi alma gemela, nadie me quita esa idea, tú y yo hemos estado destinadas a estar juntas desde que nos conocimos, pero fuimos tan ciegas y tercas que hasta hace un año nos dimos cuenta- decía Brittany divertida y empezando a besar el cuello nuevamente de Santana.

-Sí, puede que lo hayamos sido…- reía la morena.

-Te propongo algo-

-Dime-

-De ahora por más que estemos enojada, hablaremos, no dejemos que vuelva a pasar tanto tiempo, creo que no podría soportarlo de nuevo-

-Bien, por más enojada que estemos hablaremos máximo al día siguiente, sin importar nada-

-Correcto… ahora mi hermosa morena, bésame que ya no soporto tener esos labios tan lejos de mí- pidió Brittany a lo cual Santana no dudo y busco su con sus labios lo de la rubia y se unieron en un apasionado beso.

Entre besos y caricias se dieron una larga ducha, quitando toda la suciedad de sus cuerpos, al terminar se vistieron con ropa seca y caliente, para luego bajar a la sala con sábanas y colchas que colocaron frente a la chimenea que Brittany se encargó de prender, luego la rubia con un impermeable y sombrilla bajo la compra que se había quedado en el auto, para luego poner agua para hacer té, la temperatura estaba bajando demasiado, algo raro en julio, cuando regresó a la sala encontró a Santana sentada frente al fuego y con un rostro que expresaba tristeza.

-¿Qué pasa mi amor?- se sentó Brittany junto a la morena pasando sus brazos por sus hombros.

-Nada, solamente estaba sintiendo el fuego- contesto con un tono apagado.

-Vamos San, a mí no me engañas, sé que hemos estado extrañas todo estos días, pero cuando llegamos aquí lo has estado más, igual en el súper mercado estabas así, vamos mi amor, a mí me puedes decir lo que sea…- insistía Brittany.
Santana no dijo nada, solamente puso su vista hacia donde sentía el fuego, Brittany sabía que a veces a su morena le tomaba un tiempo decir las cosas, así que se dedicó a abrazarla y esperar.

-Extraño ver- Santana hablo de un momento a otro con la voz rota- Extraño ver demasiadas cosas, a ti principalmente-

Brittany sintió un nudo en su garganta, claro que Santana extrañaba ver, ¿Quién no lo haría?, es cuando recordó que su novia adoraba ir a la cabaña a ver las estrellas de noche y tratar de tomar fotos a los ciervos y mapache que se paseaban fuera de la casa.

-Oh San, no sabes todo lo que haría y daría porque las cosas fueran diferentes, por tomar tu lugar…-

-No eso no- dijo rápidamente Santana- prefiero estar en esta oscuridad a que tú lo estés, no podría dejar que llegaras a tomar mi lugar Brittany-

-Lo haría sin pensarlo, ni dudarlo un segundo San-

-Lo sé, aun así no lo permitiría, pero es que simplemente días como hoy me hacen recordar y pensar en todas las cosas que me estoy perdiendo-

-El doctor dijo que más adelante podrían hacerse nuevos estudios y ver si las cosas han cambiado-

-Sí, pero no me quiero hacer ilusiones Brittany, no creo soportar que me vuelvan a decir que no hay nada que hacer, no ahora-

-Tal vez no ahora, pero si en un futuro San, no pierdas la esperanza, jamás-

-Ya veremos-

-Lo veremos en su momento juntas, como siempre, te lo prometo-

Brittany abrazaba a la latina y la cunaba en su pecho como si fuera una niña chiquita, Santana buscó con sus manos los labios de Brittany para alzarse y besarla, rápidamente el beso fue subiendo de tono, ambas se necesitaban, ese beso lo decía lo pedía a gritos. Poco a poco la ropa fue desapareciendo, Brittany tenía todo el cuidado del mundo, como si fuera su primera vez, como si nunca hubiera tocado antes a esa morena que tanto amaba, besaba cada parte de su cuerpo, memorizando cada línea, trazo y lunar que había en ella, Santana se dejaba amar por su rubia, no había otra persona en la que confiara tanto como para dejarse hacer todo lo que la rubia hacía con ella.

-Ayer te amaba, hoy te amo un poco más y sé que mañana ese amor será aún más, sea lo que sea que pase conmigo sé que tu estarás a mi lado y eso me quita el miedo, Brittany te amo- dijo Santana en un momento que pudo separar sus labios de los de Brittany.

-Yo también te amo Santana, te amo, te hare sentir mi amor hoy, mañana y toda la vida, una vida que tendremos juntas-

Y sin más ambas se entregaron a la pasión, sin miedos, sin desconfianza, solamente eran ellas, ellas y su casi perfecto amor, porque vamos, no puedo decir perfecto, porque no hay nada perfecto, hasta en el amor existen los pequeños defectos que son los que te hacen amar aún más a esa persona y ese era el caso de las chicas, un amor casi perfecto pero también casi caótico.



Buenas noches gente..... como se darán cuenta este ha sido el capitulo más largo de la historia ( y creo que de todas mis historias), no quería que esto se alargue más de lo debido así que decidí terminarlo todo en un solo capitulo, espero haya sido de su agrado, agradezco sus comentarios y su seguimiento, sin más les deseo un buen sábado y fin de semana, saludos.

BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por 3:) el Sáb Jun 11, 2016 11:21 pm

holap,..

es bueno que hablara,...
es normal las fricciones en las relaciones, pero espero que no como la tuvieron,..
muy buena jugada de todos para que pudieran hablar jajaja

nos vemos!!!

3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4397
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por monica.santander el Sáb Jun 11, 2016 11:52 pm

Al fin se arreglaron!!!!!
al fin hablaron!!!!
Saludos

monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4042
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por micky morales el Dom Jun 12, 2016 11:40 am

Ha sido muy intensa esta reconciliacion, espero que de verdad a partir de ahora las cosas mejoren para las chicas, hasta pronto!!!!

micky morales
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5897
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por JVM el Lun Jun 13, 2016 9:33 pm

Jaja primero que miedo con el plan de los chicos, srcuestrandolas ... Pero pues por fin hablaron y arreglaron sus problemas y hablaron de sus miedos. Lo bueno es que todo esta bien ahora :)

JVM
********-
********-

Mensajes : 636
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por BrittanaV el Vie Oct 14, 2016 11:59 pm

Capítulo 10


El fin de semana de las chicas en aquella cabaña se alargó tal como todo mundo había predicho, solamente regresaron el día miércoles de la semana siguiente debido a que era el concurso de talentos del centro de artes, Rachel amenazó a la morena que si no iba nunca más en la vida iba a permitir que ponga un pie en los salones de clases, Santana al principio ignoró como de costumbre a la enana, pero gracias a Brittany a regañadientes hizo caso. El concurso fue todo un éxito, recolectaron más dinero del que había previsto, Brittany se sentó en el lugar que su morena le había conseguido, llevando con ella un enorme ramo de flores, Santana se lució cantando “Catch me” de Demi Lovato obviamente dedicada a su rubia, quien no pudo contener las lágrimas, al terminar la canción él publicó se puso de pie, más de una persona se sintió conmovida por el sentimiento que la morena había expresado al entonar tal canción. Sin duda alguna la morena se llevó el primer lugar, lo cual al parecer todo él publicó estuvo de acuerdo, después de esa gran actuación los López y los Pierce junto con las Faberry celebraron en un pequeño pero acogedor café, Santana no dejaba de molestar a Rachel, haciendo reír a todos, mientras que la pequeña Alex no dejaba de preguntar e interrogar a Quinn, al parecer a la pequeña le había gustado aquella rubia y dijo que su robot se parecería a ella, Rachel sintió celos de Alex y Brittany solo miraba mal a Quinn, para luego amenazarla en que si le tocaba un pequeño cabello a su hermanita le pasaba su moto encima.

El verano paso rápidamente después de aquella semana, Brittany literalmente se la había vivió en casa de los López y Alex de igual manera, las hermanas Pierce´s eran demasiados unidas a pesar de los años que se llevaban, para las chicas no había problema en incluirla en sus planes, ya que Alex no tenía demasiados amigos, ser una pequeña genio la hacía ganadora de burlas y muchos apodos que provocaba que la niña mejor no hablara con nadie, según ella todos los niños y niñas de su edad eran una “bola de idiotas” que cuando dijo eso enfrente de sus padres estos no dudaron que la latina le había dicho eso, Santana lo negó, pero todos sabían que era cierto, la morena se tuvo que disculpar diciendo que controlaría mejor su vocabulario cuando estuviera alrededor de Alex. Playa, cabaña, tardes de música, inventos de Alex y una que otra salida con las Faberry fueron los que rodearon el verano de ambas chicas, haciendo ese uno de los mejores veranos de su vida para las tres.

Al empezar el último año de universidad de Brittany la morena se planteó la idea de conseguir un empleo, algo que veía realmente difícil dada su condición, pero platicando un día con Rachel está le dijo que tenía el trabajo perfecto para ella, Santana dudó al principió porque aquella morena podría ser un poco extravagante y no sabría qué tipo de trabajo le conseguiría. A la semana de plantearle a Rachel lo del trabajo esta llegó corriendo y gritando el nombre de la latina por todo el centro de artes.

-SANTANA LÓPEZ- dijo una emocionada Rachel entrando al salón donde la morena estaba sentada tocando el piano.

- ¿Te puedes calmar?, creo que te escuche desde que pisaste el edificio- se quejó Santana.

-Me vas a amar-

-Lo dudó mucho-

-Sé que lo harás, ¿aun quieres conseguir un trabajo? - preguntó entusiasmada.

-Claro-

-Bien, pues ya lo tienes- dijo como si nada, dejando a un lado la emoción.

- ¿Qué? Espera ¿Qué trabajo? - cuestionó la latina colocándose de pie y caminando a donde había escuchado a Rachel,
quien reía.

- ¿Recuerdas que te dije que trabajo en un teatro? -

-Sí, en el teatro Eisenhower, el más conocido aquí en Washington, aún no me explico cómo es que trabajas ahí, no creo que toda la vida se la pasan interpretando blanca nieves o el hobbit para que te contrataren como extra de enanos- Rachel giro los ojos antes el comentario de la latina.

-Santana céntrate… el caso es que Quinn grabó todo el concurso de talentos y cuando me mencionaste lo del trabajo no dude, le mostré tu actuación a los directores y bailarines del lugar, quedaron encantados de tu voz junto con la facilidad de desenvolverte en el escenario, quieren que vayas y hagas una audición para…-

-Wow, wow, wow, detente un momento- pidió la latina.

-¿Qué? Es asombroso-

-Sí, claro que lo es, pero debes tener en cuenta que no puedo hacer una audición normal, primero que nada, pedirían que me aprenda alguna parte de un libreto, el cual NO PUEDO LEER-

-Eso no representa un problema, existen ya versiones en audio de casi todas las obras conocidas o por lo menos las más populares, segundo, conozco una imprenta que se encargaría de pasarlo a braille, es de donde compramos siempre los libros para el centro- decía la morocha sin perder el animó, aunque la latina no estaba muy convencida.

-Pero ¿Y si quieren que baile?, aprenderme un lugar nuevo me cuesta demasiado, imagínate una coreografía, pisaría a todo mundo y para aprendérmela tardaría creo que hasta el triple que los demás-

-Hable con los directores y les explique tu condición, ellos entendieron sin problema alguno, Santana, tu discapacidad no impide que los demás ignoren la talentosa voz que tienes, mis directores te quieren en el escenario cantando, interpretando uno que otro papel y ¿Por qué no? más adelante que protagonices una obra, nada es imposible, debes buscar siempre lo mejor para ti, pero debes meterte en la cabeza que eso nunca será fácil, aunque tuvieras tus 5 sentidos aun así habría muchas dificultades- animaba Rachel a la latina.

-No lo sé Rachel, ¿Y si lo hago mal? - suspiró frustrada Santana apoyándose en una pared cercana.

-Nada de eso, yo te ayudare, a aprender los libretos, las canciones, toda tu familia siempre te ayudará en lo que necesites y yo sé que cuando le digamos a Brittany ella será la primera en estar contigo…-

-Brittany debe quedar fuera de esto- interrumpió la morena.

- ¿Qué? ¿Por qué? ¿No me digas que otra vez están peleando? Por el amor de dios, no pienso participar en otro secuestro, ni Quinn ni yo, la última vez le rompiste el labio- decía ahora molesta Rachel haciendo reír a la morena.

-No nada de eso, Brittany y yo estamos muy bien, pero si voy a hacer esto quiero hacerlo por mí misma, bueno la mayor parte, si le digo a Brittany ella hará todo y más porque me salga perfecto y se lo agradezco de corazón, pero es su último año en la universidad y quiero que se centre en ello, al parecer le están ofreciendo lugares donde hacer su estadía el próximo semestre porque tiene un gran talento y puede que al graduarse le ofrezcan un trabajo permanente, quiero que piense en ella y en su futuro- explicaba tranquilamente la morena. Rachel no pudo evitar sonreír, esas dos chicas se amaban con locura y siempre la otra era su prioridad.

-Entonces si así lo deseas así será, Quinn y yo estaremos para ayudarte, total, de quedar, yo sería en algunos casos tu jefa y en otros tu compañera de reparto- dijo alegremente Rachel.

-Oh por Dios, ¿En qué me estoy metiendo? - reía Santana contagiando a la enana.

- ¿Es un sí? - preguntó emocionada Rachel.

-Claro que es un sí, aunque sé que me arrepentiré- bromeó la latina para luego ser abrazada por una muy muy emocionada Rachel.

-Sabía que dirías que sí, lo sabía, por eso ya mande a traducir por así decir tu guion con el que harás la audición en dos semanas- decía Rachel en el abrazó.

- ¿Qué hiciste qué? - preguntó sorprendida Santana haciendo reír aún más a su amiga.

La semana siguiente se basó completamente en aprender el guion, perfeccionar sus reacciones y trabajos de vocalización, Brittany era ajena a todo esto ya que la morena y latina practicaban únicamente en el centro de artes, Quinn ayudaba de
vez en cuando.

El día de la audición llegó, Santana sentía los nervios del mundo concentrados en su cuerpo, ahora que estaba detrás de escena esperando que la llamaran se arrepentía de no hablarle dicho nada a Brittany, su rubia estaría en esos momentos tranquilizándola y dándole ánimos, pero por otra parte sabía que ella podía hacerlo y sobre todo podía hacerlo por su cuenta.

-Santana López- se escuchó con un acento muy gracioso por los altavoces del teatro que hasta a la latina le dio risa.

-Bien aquí vamos-  

*************************  


-San, llegue- gritó Brittany al momento que abría la puerta de casa de los López.

-Cocina- respondió Santana.

Brittany asentó su casco y llaves donde siempre, luego se encamino a la cocina, encontrando a su latina preparando bocadillos, no lo dudo y caminó colocándose atrás de su novia.

-Hola- dijo dejando un camino de besos desde su hombro hasta su cuello – te extrañe- susurraba en el cuello de la latina.

-Hola a ti también, yo igual te he extraño- dejo de hacer su sándwich para voltearse y buscar los labios de su novia con los de ella.

Se fundieron en un beso lento, lleno de amor, duraron así un buen momento, Brittany rodeando la cintura de la morena y esta con sus brazos alrededor de su cuello. Duraron un par de minutos así, hasta que Santana decidió romper el beso.

-Antes que esto se trasforme en algo más, quiero hablar contigo- habló la morena al separarse del beso, Brittany la miró un poco confundida pero solo respondió un con un “está bien”.
Santana terminó de preparar su sándwich junto con uno para su novia, de ahí se dirigieron a la sala para tomar lugar en uno de los sillones.

- ¿Qué pasa San? - preguntó Brittany un tanto desesperada al ver a su novia tranquilamente comiendo.

-La paciencia no es una caracteriza tuya mi amor- contesto riendo la morena- en fin… ¿Recuerdas que hace menos de dos semanas tenía la idea de conseguir un trabajo? -

-Sí, San sobre eso, sé que encontraremos algo, Blaine y Kurt se ofrecieron a ayudar a buscar también…-

-No hará falta- interrumpió la latina

- ¿Como? ¿Ya no quieres trabajar? -  cuestionó un poco desilusionada la rubia, pensó que la morena estaba entrando a una nueva etapa de depresión o algo por el estilo.

-Claro que quiero, cuando te dije que quería superarme y seguir mi vida lo más normal posible no estaba bromeando, a lo que me refiero es que ya no tienes por qué seguir buscado, he encontrado uno…-

-Eso es excelente San, ¿Dónde es? ¿Cuándo iras a presentarte? ¿puedo acompañarte? – decía emocionada la rubia, Santana no pudo evitar reír al escuchar el entusiasmo de su novia, Brittany siempre iba a estar para ella.

-Cálmate Britt, me recuerdas a la enana cuando preguntas tantas cosas a la vez… te voy a contar todo, pero no quiero que me interrumpas ni reclames hasta que termine… ¿entendido? –

-Bien, bien, como tú lo pidas- bufó Brittany cruzándose de brazos y clavándose más en el sillón.

-Cuando empecé a proyectarme lo del trabajo hablé con Quinn y su llaverito…-

-Santana…-

-Bien, bien, hablé con Quinn y el hobbit…- dijo riendo- el caso que esa enana se tomó muy a pecho lo que le pedí, unos días después de la plática llego corriendo y gritando por medio centro de artes, pensé que se había dado cuenta de lo pequeña que es, pero resultó que me había conseguido un trabajo…- tragó saliva y Brittany escuchaba un tanto impaciente, Santana le estaba dando demasiadas vueltas al asunto- ¿Recuerdas que la enana trabaja en un teatro? -

-Si claro, Quinn lo menciono en varias ocasiones…oh espera, ¿Me estás diciendo que…? –

-Si mi amor, el hobbit me ofreció trabajo en la obra que están realizando ahora- Santana sonreía como hace mucho Brittany no la veía así, lo cual provocó que su corazón de hinchara de emoción.

-San… eso es maravilloso, oh por dios, Supongo que tienes audición ¿no? ¿Cuándo es? Déjame ayudarte, puedo tomarme tiempo de la universidad…-

-No Brittany, nada de eso…- interrumpió la morena.

- ¿Qué? ¿No quieres que te ayude? – preguntó desilusionada la rubia.

-No hará falta, lo que te estoy contando fue hace casi dos semanas atrás, ayer fue mi audición, Rachel y Quinn me ayudaron todos estos días, la enana mando a hacer mi libreto en braille y Quinn descargo varias pistas de canciones para que ensayara, obviamente hubiera querido que tu fueras la que tocaras el piano, pero Britt, no quiero que te enojes, porque esto lo quería hacer por mi cuenta, bueno, independizarme tantito de ti, demostrarte que también soy capaz de hacer las cosas por mí, aunque ese hobbit estuvo dando lata en el trasero toda la semana pasada y esta- terminó riendo.

Brittany quito los platos que las separaban y sin que Santana se lo esperara, la rubia la envolvió en un cálido y dulce abrazo.

-No podría enojarme nunca contigo, estoy muy muy orgullosa de ti cariño, eres una mujer fuerte y dedicada, no dudaría que en cualquier momento te llamen para decirte que eres la diosa y que te quieren en todas sus obras- trataba de controlar las lágrimas que se había formado.

-Ya lo hicieron Britt, estoy adentro, según las palabras del director soy “su próximo gran descubrimiento” pero me dijo que no se lo diga al gnomo de jardín –

-Santana eso es maravilloso, por dios- la rubia se puso de pie y tomo en a su novia en brazos para abrazarla nuevamente y girarla- puedes con esto y con todo lo que te pongan adelante, yo estaré contigo, siempre, no me perderé ninguna obra e iré por ti a cada ensayo, por dios San, no sabes lo feliz que me haces-

-Yo igual estoy muy feliz, más de lo que llegué a imaginar, pensé que después del accidente ya no iba a poder hacer nada, que mi vida se había condenado a la oscuridad y a mi habitación, pero tu familia, Quinn, la enana, mis padres y sobre todo tu, me han demostrado que la vida continua, nunca tendré las palabras adecuadas para agradecerles todo lo que han hecho por mí, pero tampoco tengo las palabras para decirte lo mucho que te amo y lo feliz que me haces- Santana sentía igual como sus ojos se iban llenando de lágrimas.

Brittany opto por guardar silencio y dedicarse a abrazar a su novia. Más de un año y medio había pasado desde aquel trágico día en la vida de la morena, pero el día de hoy podía decirse que se sentía completa y realizada a pesar de todas las adversidades. Se quedaron abrazadas un buen rato hasta que el timbre de casa de la morena las interrumpió.

-Yo voy, quédate- dijo Brittany separándose del abrazo y limpiando las lágrimas de sus ojos mientras caminaba a la puerta.

Rachel y Quinn estaban del otro lado de la puerta, la morocha había recibido la llamada de su director diciendo que su amiga había quedado, así que no lo dudó, tomó a su novia y se dirigieron a casa de la latina para poder felicitarla, lo que no se esperaban es que cuando abrieran la puerta verían a una Brittany con los ojos y nariz roja, el cabello alborotado y una gran sonrisa.

- ¿Venimos en un mal momento? – preguntó tímidamente Quinn.

En respuesta a eso, la holandesa abrió sus brazos y envolvió a Rachel en un fuerte abrazo, dejándola sin palabras y sin saber cómo reaccionar, algo muy raro en Rachel.

-Muchas gracias Rach, gracias por todo, por estar con mi San- dijo Brittany en el abrazo.

-Oh, nada de gracias, es un placer- por fin reacciono Rachel correspondiendo el abrazo- quiero demasiado a esa terca latina, aún con su mal humor y sus bromas ella es muy importante para mí-

-Ella igual te quiere demasiado, solo que es demasiado terca para admitirlo- respondió Brittany haciendo reír a la pareja- gracias a ti igual Quinn, tu eres la que más aguanta las peleas de esas dos- se dirigió a la rubia de ojos verdes.

-No es nada Britt, además ya estoy preparada para tener hijos, ningún niño podrá superar a estas dos juntas- reía Quinn.

-Sueña Quinn, sueña- contestó Rachel virando los ojos y entrando a la casa.

- ¿Sigue sin querer niños? - preguntó divertida Brittany.

-Se niega, pero ya caerá, de eso me aseguro de la misma forma que me llamo Lucy Quinn Fabray-

-Lucy- repitió Brittany riendo

-Cállate, no te burles- gritó Quinn haciendo el ademan de golpear a la holandesa para luego ambas estallar en carcajadas.

BrittanaV
***
***

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 11/01/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: Fanfic Brittana: Make you feel my love Capítulo 20 (Final)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.