Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» [Resuelto]Brittana: Toda la Rabia. Cap. 6 y 7, 8
Hoy a las 11:27 am por 3:)

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 26-06-17
Hoy a las 11:00 am por 3:)

» FanFic Brittana: De Mis Sueños I (Adaptada) Cap 16
Hoy a las 10:46 am por 3:)

» FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Prólogo
Ayer a las 11:11 pm por monica.santander

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Qué (Adaptada) Epílogo
Ayer a las 8:14 pm por 23l1

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The Satalker» Part II
Sáb Jun 24, 2017 7:14 pm por Gabriela Cruz

» [Resuelto]Brittana: Seductora Irresistible (adaptación. GP Brittany) cap. 20 mas Epilogo
Sáb Jun 24, 2017 7:06 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: La Obsesión (Adaptada) Epílogo
Vie Jun 09, 2017 8:27 pm por 23l1

» [Resuelto]EL EJERCITO VERSION BRITTANY. cap. 12
Vie Jun 09, 2017 12:09 pm por 3:)

» [Resuelto]Mándame al Infierno pero Besame (adaptación) Gp Santana Cap. 18 y Epilogo
Dom Jun 04, 2017 1:07 am por monica.santander

» [Resuelto]FanFic Brittana: Respiro (Adaptada) Epílogo
Jue Jun 01, 2017 11:11 pm por 23l1

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 28-05-2017
Jue Jun 01, 2017 10:11 pm por Tati.94

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 96º
Miér Mayo 31, 2017 9:18 pm por MarisaParedes

» *FanFic* -A Punto Cero- Capitulo 77- Cuenta regresiva- Parte 2-*Nuevo*
Miér Mayo 31, 2017 9:05 pm por MarisaParedes

» BRITTANA The Camp capitulo 10,11,12 y 13
Dom Mayo 28, 2017 9:59 pm por 3:)

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 10,11,12 y 13
Sáb Mayo 27, 2017 8:08 pm por JVM

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mía IV (Adaptada) Cap 5 - FIN
Mar Mayo 23, 2017 11:00 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 19 (18/05/17)
Vie Mayo 19, 2017 11:23 pm por 3:)

» [Resuelto]Brittana: Stripper (Gp Brittany) Epilogo
Mar Mayo 16, 2017 3:09 am por marthagr81@yahoo.es

» [Resuelto]FanFic Brittana: Nunca II (Adaptada) Epílogo
Mar Mayo 09, 2017 11:26 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
marthagr81@yahoo.es
 
3:)
 
JVM
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Cora Del Diablo (Adaptada) Cap 14

Mensaje por 23l1 el Lun Sep 12, 2016 10:02 pm

Capitulo 14


Brittany deseó haber insistido en tener esta cena de trabajo en un restaurante en lugar de su casa, pero sabía que lo que tenían que discutir era mejor hacerlo en privado.

Al menos Will estaría ahí.

No que, por supuesto, tenía miedo de estar a solas con Santana. A ella le gustaba pensar que su relación se mantendría profesional, aunque ese límite ya había sido cruzado.

Y no estaba hablando del pequeño incidente cuando se tomaron de las manos. Simplemente, bueno, no había nada profesional en la forma como se hablaban entre sí.

Nunca lo había sido.

El tomarse de las manos había sido un asunto completamente diferente. De hecho, había sido la primera vez que había sido tocada…o que había tocado a alguien…desde que Erin murió.

No que hubiera algo íntimo en ello.

Simplemente había sido...

—Se sintió tan agradable…—dijo a su habitación vacía.

Se miró en el espejo y rápidamente desvió la mirada.

No.

No agradable.

Extraño.

Se sentía extraño.

Ni siquiera le gustaba Santana López. La encontraba molesta y desagradable.

Sonrió.

Molesta, sí.

¿Desagradable?

En realidad no.

—En el límite—finalmente reconoció mientras se quitaba la ropa y se metía en la ducha.

Tomada de la mano con una mujer molesta, en el límite de lo desagradable, arrogante y engreída...y le gustaba.

Metió su rostro en el agua.

No, se sentía extraño ¿recuerdas?






***************************************************************************************************************



Santana llamó a la puerta con su pie, sus manos sosteniendo tres cajas de pizza y la bolsa con el vino y la cerveza.

—Ya voy—dijo Brittany en voz alta.

—Vente más rápido—dijo en respuesta.

Brittany abrió la puerta y permaneció ahí de pie, con las cejas levantadas.

—¿Vente más rápido?

Santana estaba avergonzada por el rubor que sintió en su rostro.

—Te aseguro que no había nada sexual en eso. Simplemente no quería que se cayera la cena—dijo pasando junto a Brittany—¿La cocina?

—A la izquierda.

—Sabes, cuando dije que compraría algo para la cena, no tenía ni idea de lo difícil que sería.

—Pueblo pequeño.

—Me negaba a conformarme con hamburguesas o comida rápida—dijo—Pero sólo hay un restaurante chino y no hacen comida para llevar ¿Dónde se ha visto eso? Es probablemente el único en el país que no hace comida para llevar.

—Tienen un buffet. Además, Will odia la comida china.

—Bueno, no sé qué tipo de pizza le gusta a él. Sé que a ti te gusta con todo. Y a mí también. Tengo a Will como amante de la carne. Parecía del tipo—entregó a Brittany una botella de vino—Le traje a él un par de cervezas.

Brittany rió.

—Will te amará. Debí advertirte que no le gusta el vino.

—¿Dónde está, por cierto? Pensé que llegaba tarde.

—Viene en camino—dijo mientras buscaba el sacacorchos.

Santana miró alrededor de la cocina, notando rápidamente la ausencia de cualquier cosa personal.

Alojamiento temporal, eso era todo.

Reconoció la apariencia.

Al final, así era como siempre lucía su casa.

Temporal.

A la espera de la llamada, diciéndoles que se mudarían a una nueva base.

—¿Estás alquilando?

—¿Es tan obvio?

—Sí, lo es—Santana entró en el salón, las paredes desnudas—¿Tienes miedo de echar raíces?—preguntó.

—No estaba segura de cuánto tiempo estaría aquí—dijo Brittany, entregándole un vaso de vino—Ahora, bueno, es mi hogar, supongo.

—Así que cuando te fuiste de LA ¿dejaste todas tus cosas atrás?

—Vendí todo lo que pude y regalé el resto. No quería ningún recuerdo. Pensaba que sería más fácil.

—¿Lo fue?

Brittany inclinó su cabeza.

—Santana… ¿porque terminas haciendo preguntas y yo nunca puedo?

—¿Oh? ¿Crees que deberíamos compartir? ¿Dar y recibir? ¿Una cosa por otra?

—Me parece justo.

Sí, lo era.

Y eso era lo que le asustaba. Entonces asintió con su cabeza

—Está bien. Pregunta.

—Fuiste a la secundaria en Washington ¿Cuándo te uniste al ejército?

—Cuando cumplí dieciocho años.

—¿Y tus padres estaban a favor de esa decisión o en contra? Quiero decir, he escuchado que se mete en tu sangre cuando creces rodeada de eso.

Santana se dio la vuelta y tomó un sorbo de vino, evadiendo. De todas las preguntas que Brittany pudo haber hecho, no creía que iría por ese camino. No estaba preparada en absoluto para responder preguntas sobre sus padres. Pero cuando se volteó para mirar a Brittany, había una mirada tan expectante en sus ojos que Santana se sorprendió a sí misma con su respuesta sincera.

—Indiferencia. Ni a favor ni en contra. Mi mamá estaba muerta y mi papá estaba en una prisión militar—se encogió de hombros—Indiferencia.

—Lo siento. Yo…

Santana levantó su mano.

—No te disculpes. Por favor.

Un golpe en la puerta puso fin a las preguntas y Brittany asintió, dándole la espalda.

Pero se detuvo antes de abrir la puerta.

—No sé si fue más fácil o no—dijo respondiendo a la pregunta anterior de Santana.

—Creo que tal vez hay algunos recuerdos que se supone debes conservar y no dejar atrás.



********************************************************************************************************



—Este es mi tipo de cena de trabajo—dijo Will—Pizza y cerveza.

—Es una pizza muy buena para ser un local mixto—dijo Santana.

Brittany apoyó su barbilla en la palma de su mano, viendo como los dos comenzaban su cuarta rebanada.

No había ni una onza de incomodidad entre ellos. De hecho, sus palabras y gestos indicaban una familiaridad que Brittany sabía no debería existir tan pronto.

Envidiaba a las personas así…personas que podían hacer amigos tan fácilmente. Siempre había sido muy reservada, demasiado reservada. Más bien cuidadosa.
Santana la miró.

—¿Terminaste?

—Por ahora. Me estoy controlando.

Santana bajó su rebanada y limpió su boca con una servilleta.

—Escuché de Collie. Sorprendentemente, estuvo de acuerdo con nuestra hipótesis de la prostituta. Envió su foto a la policía local de Phoenix, Tucson y Flagstaff. Consiguió un éxito en Phoenix. Su nombre de calle es Cherry. Fue todo lo que consiguió.

—¿Va a buscarla en su base de datos?—preguntó Brittany.

—De personas desaparecidas, sí—dijo Santana.

—¿Así que esto hace que ahora sean dos de Phoenix?—preguntó Will.

—Técnicamente, Maggie O'Brien, la primera víctima, era estudiante en Tempe—dijo Brittany—Pero podemos llamarle Phoenix si quieres—agregó.

Odiaba corregir a Will, sobre todo delante de alguien, pero él lo tomó con buen humor como siempre hacía.

—No, tienes razón. Dudo que la buena gente de Tempe quiera ser nombrada como Phoenix.

—Mis ecuaciones requieren fechas precisas—dijo Santana—He sido capaz de obtener coordenadas de donde fueron vistas por última vez, su domicilio, su trabajo, donde acostumbraban a estacionar, ese tipo de cosas.

—¿Y eso va a decirte algo? ¿Usando esa…esa cosa del algoritmo?— preguntó Will.

—Sí. Mientras más datos tengamos, es más probable que establezcamos un patrón. Bien sea de donde las secuestra o dónde las abandona, tendremos una mejor idea de sus movimientos.

—Nuestra última víctima probablemente no ayude de mucho—dijo Brittany—Dudo que seamos capaces de obtener mucha más información que su nombre.

—Lo más probable, sí—estuvo de acuerdo Santana—Pero ahora tenemos cuatro vertederos. Dos en el cañón Sycamore y dos en el cañón Oak Creek.

—Veinte, treinta kilómetros de distancia. Por supuesto, sin contar la caminata por el sendero Rim.

—Creo que es seguro asumir que él usó un vehículo de cuatro ruedas para transportar a Maggie O'Brien—Santana se volteó hacia Will—No sé si Britt te contó o no, pero encontramos la impresión de un neumático ahí.

Brittany negó con su cabeza, preguntándose por qué el uso ocasional de su nombre por parte de Santana no le molestaba.

—No, lo olvidé—se encontró con la mirada curiosa de Santana—Ese fue el día que…

—Oh, sí—dijo la morena, rápidamente sonrió a Will—Día largo—dijo a manera de explicación.

Brittany asintió con la cabeza, dándole un silencioso gracias. Will no tenía por qué saber de su argumento.

—En fin—continuó Santana—Hemos estado en los cuatro sitios. No es posible que un vehículo de cuatro ruedas subiera al cañón Oak Creek. Ahora al cañón Sycamore, sí. Dónde encontramos a Cherry, era bastante plano, un sendero fácil.

—Pero no encontramos nada perturbado. Los carros cuatro ruedas destruyen la vegetación. Arriba en el borde, es sobre todo roca. Pero en el cañón, hay suficiente vida vegetal…árboles jóvenes, arbustos…hubiéramos visto evidencia si un vehículo de cuatro ruedas hubiese pasado por ahí.

—Yo solo…—Santana levantó las manos—…No puedo imaginar a un hombre transportando un cuerpo por estos senderos. Cherry no podía haber pesado más de 45 kilos, pero 45 kilos son 45 kilos, especialmente en una escalada. Simplemente no puedo imaginarlo.

—Así que volviendo a nuestras preguntas anteriores—dijo Brittany—¿Tuvo ayuda?

Santana negó con la cabeza.

—Las investigaciones demuestran que los asesinos en serie, en su mayoría, trabajan solos. Sé que no siempre es el caso, pero la gran mayoría trabajan solos. Cuantas más personas sepan, mayor es la probabilidad de ser descubiertos.

—Y Patrick ha estado haciendo esto por mucho tiempo.

—Pero ¿y su hermano?—preguntó Will—¿No le ayudaba?

—Es posible que haya descubierto sin querer las víctimas de Patrick, pero no creo que John supiese lo que Patrick estaba haciendo—dijo Brittany—El informe de Dallas indicaba que él tenía retardo mental.

Santana se puso de pie caminando detrás de ellos.

—Pero sabía lo suficiente como para cortarle la garganta al detective Sikes—dijo mirando a Brittany—Hijo de puta—sacó el teléfono de su bolsillo mientras entraba a la otra habitación.

—¿Qué me he perdido?—preguntó Will en voz baja.

—No estoy segura—dijo Brittany.



Santana ayudó a Brittany a limpiar la cocina, poniendo la pizza sobrante en la bolsa de plástico que ella le había entregado.

Tenía la intención de irse con Will, pero descubrió que no estaba lista para terminar la noche.

—¿Me dejarías escuchar cuando llames a Dallas mañana?—preguntó Brittany.

—Por supuesto. Iba a hacerlo desde la plataforma, pero puedo ir a tu oficina.

—No. Puedo ir ahí. Estoy segura que tiene datos y ecuaciones con los que jugar.

—Sí. En realidad es gracioso. Nunca fui muy buena en matemáticas o ciencia—admitió—Pero me di cuenta que tenía aptitud para los programas de computación. No que los hubiera usado mucho en mis primeros años de carrera. La mayor parte del tiempo estaba afuera en el campo—tan pronto hizo esa declaración supo que ella misma se había abierto para más preguntas.

—Cuéntame lo que hacías. Y no te atrevas a decirme que es clasificado—dijo Brittany.

Santana tomó una respiración profunda, sorprendida de que no estuviera huyendo y escondiéndose de la pregunta.

—Era francotiradora. Por lo general.

Se sorprendió por la mirada que le dio Brittany. No era de condena o incredulidad.

Más bien, era comprensiva.

—Imagino que es uno de los trabajos más difíciles—dijo con voz suave.

Santana asintió.

—Matar a alguien en un tiroteo es un acto de guerra. Pero apuntar a alguien y apretar el gatillo, eso equivale a nada menos que un asesino.

—Espero que realmente no creas eso, Santana. Todo es un acto de guerra. Nuestro país tiene enemigos. Te alistaste para luchar contra el enemigo, por cualquier medio.

—Sí. Sigo diciéndome eso a mí misma. Lo otro me convierte en un monstruo.

Brittany la observó por un momento.

—Háblame de tus padres.

Pero Santana negó con la cabeza.

—No. Mi turno. Háblame de los tuyos.

—Nada que decir en realidad.

—Dijiste que tuviste que llorar sola, que no tenías a nadie que te consolara. Nunca mencionaste a tus padres.

Brittany agarró un vaso y lo llenó de hielo, tomándose su tiempo mientras lo llenaba con agua del grifo.

—Mi papá era policía. Un sargento. Crecí alrededor de policías. Era la vida que conocía—hizo una pausa para tomar un sorbo de agua—Lo mataron. Estaba en el momento de su carrera en el que ya no salía a las calles. Trabajo de oficina. Entonces se detuvo en una tienda para recoger comida para gatos porque mamá había olvidado comprarla—se detuvo nuevamente y Santana vio la mirada lejana en sus ojos—Hubo un robo. Papá y el encargado fueron asesinados. Mi mamá, bueno, simplemente no pudo lidiar con eso. Se culpaba a sí misma. Culpaba al gato—puso el vaso de agua sobre la encimera y se cruzó de brazos—Y no pudo lidiar con que yo estuviera en la fuerza. Todavía estaba en la academia cuando él murió. Creo que pensó que me saldría, pero eso reforzó mi decisión de hacer el bien. Así que ella se apartó. No pudo soportarlo—pasó una mano por su cabello varias veces—Ella se mudó a Lima, Ohio. Nosotras realmente ya no tenemos una relación—se encontró con los ojos de Santana—Así que no, no la llamé cuando me dispararon.

Santana odió la bruma de lágrimas que vió y lamentó haber hecho la pregunta.

Sabía que si le contaba su propia historia, no habría lágrimas derramadas.

Agarró a Brittany y lentamente la envolvió entre sus brazos. Brittany le sorprendió cuando envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Santana.

—Lo siento—dijo mientras frotaba suavemente su espalda.

Brittany se limitó a sacudir su cabeza y hundió su rostro en el hombro de la morena.

Había pasado un tiempo desde que Santana había ofrecido consuelo a alguien de esta manera. En realidad, había pasado un tiempo desde que había abrazado a otra mujer, punto.

Aflojó su agarre cuando sintió que Brittany se movía para alejarse, pero no la soltó por completo.

—¿Te enfadarías si te besara?

Brittany inclinó su cabeza hacia atrás.

—Sí. Mucho.

—¿Por qué?

—¿Por qué? Esa es una pregunta tonta ¿no?

—¿Lo es?—Santana dejó que su mirada cayera a los labios de Brittany—Dime por qué no debo besarte.

—No quiero que te conviertas en una razón suficiente.

Santana sonrió.

—Pero lo es.

—No me gustas. No de esa manera.

—Estás mintiendo—dijo Santana—Puedo sentir como tu corazón late rápido.

—Tal vez sea miedo.

—Tal vez no lo sea. Dime por qué.

—Simplemente no quiero que me beses. Eso es todo.

Santana aflojó un poco más su agarre, pero Brittany no se alejó.

—No fuiste quien murió Britt—lo dijo tan gentilmente como pudo—Sin embargo, por alguna razón sucedió…te salvaste. Si quieres, digamos que fue un milagro, pero no creo que la razón por la que te hayas salvado fuera para que te metieras en una concha y no trataras de vivir. Todavía tienes toda tu vida—se inclinó más cerca, escuchando el ligero cambio en la respiración de Brittany—Deja que te bese.

—No—susurró.

—¿Por qué? ¿Es porque no quieres sentir nada? ¿Tienes miedo que yo haga que quieras algo que piensas no deberías tener? ¿O tal vez piensas que no te lo mereces?—dijo Santana, su voz apagándose.

—Yo…

Santana se acercó aún más, sus labios sólo a pulgadas de los de Brittany

—Bésame—susurró la morena.

Sus ojos lucharon, pero Santana se negó a alejarse. Finalmente vio como la mirada de Brittany cayó a sus labios y supo que la batalla estaba ganada.

Una ligera presión en la espalda de Brittany fue todo lo que necesitó para unir sus bocas, sin embargo, no estuvo preparada para lo maravilloso que sintió el beso.

Los labios de Brittany eran suaves, moviéndose gentilmente con los suyos.

En ese momento debió detenerse, pero el sutil gemido que escuchó le hizo querer más. Abrió su boca, profundizando el beso. Sintió las manos de Brittany enterrándose dolorosamente en su cintura. Se abrió a Santana tomando su lengua y metiéndola en su boca, sin tratar de ocultar los gemidos que ahora escapaban libremente.

Santana estaba a punto de perder el control, sabiendo que debían detenerse, pero las manos de Brittany se deslizaron alrededor de su cintura, sus cuerpos ahora ajustándose y presionándose con fuerza.

La magnitud de lo mucho que quería a esta mujer le hizo detenerse.

Deslizó sus manos hacia las caderas de Brittany, incapaz de resistir una caricia rápida e íntima antes de alejarse.

—Dios—murmuró su respiración tan agitada como la de Brittany—Shh, shh…—susurró atrayendo a Brittany en otro fuerte abrazo—¿Ves? Está bien

Las manos de Brittany todavía se aferraban a ella con fuerza.

—Debería odiarte.

—No. No deberías…—dijo Santana—…Porque soy buena para ti—salió de los brazos de Brittany alejándose—Ahora…voy a irme antes que haga algo realmente estúpido—sonrió—Además, tengo un gatito que me espera.



*******************************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 3:) el Lun Sep 12, 2016 10:43 pm

Hola morra...

Me gusta como trabajan juntas en el caso!!!
Es bueno que esten entrando en confianza... y se esten cpntando sus pasado...
Ammm san asi no ayuda mucho con la certesa de que es "hetero" jajaja aunque ayuda a britt que pueda seguir adelante y no en un luto eterno por alguien que no lo valio!....

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por claudia1988 el Mar Sep 13, 2016 7:05 pm

Yo quería acción... XXX Jjajajaja ಥ⌣ಥ
avatar
claudia1988
*
*

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 21/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 23l1 el Mar Sep 13, 2016 10:32 pm

3:) escribió:Hola morra...

Me gusta como trabajan juntas en el caso!!!
Es bueno que esten entrando en confianza... y se esten cpntando sus pasado...
Ammm san asi no ayuda mucho con la certesa de que es "hetero" jajaja aunque ayuda a britt que pueda seguir adelante y no en un luto eterno por alguien que no lo valio!....

Nos vemos!!!



Hola lu, jajajajajaja y a mi, son las mejores jajajajaja. Jajajjajajaja van avanzando paso a paso, no¿? jajajajaja. Pero quien dijo que es hetero, yo no lo he leido xD jajajajajajaja, pero si eso ayuda a que al rubia caiga a sus pies mejor, no¿? jajajajaja. Mmmmm pero eella no sabe que no valió, no¿? =/ Que sepa la vrdd! jajajaja. Saludos =D





claudia1988 escribió:Yo quería acción... XXX Jjajajaja ಥ⌣ಥ



Hola, jajajajajaajajaja esperemos que este cap la traiga entonces jajajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Cora Del Diablo (Adaptada) Cap 15

Mensaje por 23l1 el Mar Sep 13, 2016 10:33 pm

Capitulo 15


Después de lo que pasó anoche, Brittany tenía miedo de ir a la casa rodante de Santana esta mañana.

Pero decir que temía estar a solas con la morena era ridículo.

Era una niña grande.

Y no era como si Santana le hubiera forzado anoche.

No en realidad.

Brittany pudo haberlo detenido.

Debió haberlo detenido.

Pero se sintió demasiado bien como para detenerlo.


Había pasado casi toda la noche castigándose a sí misma por su falta de control.

Había intentado convencerse a sí misma que ni siquiera le gustaba Santana, pero ella sabía…así como Santana sabía…que era una mentira.

Está bien, así que me siento atraída por ella.

No es un crimen, se dijo a sí misma.

Lo que era un crimen era que ella no quería sentirse atraída por la morena.

No quería sentirse atraída por alguien.

Ese era su castigo.

Por la culpa que llevaba.

No merecía desear a alguien.

No de esa manera.

No como se estaba empezando a sentir por Santana. Y ciertamente no merecía que alguien le deseara.

Y sabía que Santana le deseaba.

Tal vez solo debería contarle a Santana la verdad sobre Erin.

Tal vez debería aceptar la verdad ella misma.

Pero no podía hacer eso.

Erin estaba muerta.

No se había salvado.

Lo menos que Brittany podía hacer era profesar amarla, sin importar lo bueno que había sido que alguien la abrazara...la besara.

Así que se estacionó junto al camión de Santana, tratando de poner una apropiada máscara de enojo, una que le dijera a Santana que estaba molesta por lo que había sucedido la noche anterior.

Una que le dijera a Santana que necesitaban mantener las cosas sólo en un nivel profesional.

Sí, buena suerte con eso.







Vaciló antes de acercarse demasiado al equipo, preguntándose si la seguridad de Santana estaba apagada, pero no recibió el mensaje de advertencia de la última vez.

—Es seguro.

Levantó la vista, tratando de detectar el altavoz oculto y la evidente cámara.

—Es secreto. Nunca lo encontrarás.

—¿Así que supongo que crees poder leer mi mente?—preguntó mientras subía los escalones.

La puerta se abrió para ella y Santana estaba ahí de pie, usando pantalones cortos y sus pies descalzos. Y vaya si no tenía unas encantadoras piernas largas. Suspiró, sintiendo como se desvanecía su máscara de enojo.

—Justo a tiempo—dijo Santana—Acabo de rastrear a Tori Hunter. Es difícil lidiar con el FBI.

—No me digas.

—Todavía está en Dallas. Hablé con la Detective O'Connor. Casey. Muy amigable. Y de mucha ayuda.

—Sí, lo es.

Santana recogió el gatito que estaba jugando con una pelota. Le dio un rápido beso y luego se lo entregó a Brittany.

—¿Estás enojada conmigo?

—Por supuesto—dijo la rubia sonriendo mientras acariciaba el pelaje del gatito.

—No te creo.

—Como quieras. ¿Qué nombre le pusiste?

—Te lo dije. Gato.

—Y yo te dije que eso no iba a funcionar. Si no le pones un nombre, yo lo haré.

—Siéntete libre—dijo Santana mientras sacaba su portátil y señalaba el sofá.

Unas pocas pulsaciones después y Brittany escuchó el tono de marcación de la llamada.

—Casey me dio el número directo de Hunter. Dijo que estaría cabreada pero que lo superaría—sonrió—Un poco como tú, supongo.

—Hunter.

—Agente Hunter. Mi nombre es Santana López.

—Bien por ti ¿Cómo conseguiste mi número?

—Es posible que desees decirle que eres del FBI
—susurró Brittany.

—Lo siento. Sí, escucha, soy la agente López. La asistente Pierce está aquí conmigo. Estamos trabajando en un caso aquí en Arizona. Casey O'Connor me dio su número.

—Figúrate. Está bien ¿Qué puedo hacer por ti? Estoy un poco apurada agente López.

—Santana, por favor. Quería utilizar su cerebro sobre un viejo caso suyo. Patrick Doe.


Hubo un momento de silencio y Santana y Brittany se miraron.

—¿Hunter?

—Sí. Sólo...sólo uno de esos nombres que esperas nunca escuchar nuevamente.

—Entiendo. Por desgracia, está vivo y bien.

—¿Ha matado otra vez?

—Sí. Cuatro mujeres.

—Maldito bastardo ¿Estás segura que es él?

—Aún no tenemos el ADN, pero nuestro forense de acá ha confirmado que la herida del cuchillo coincide con la herida de su caso.

—Lo tuvimos…pero el resbaladizo hijo de puta se hizo pasar por su hermano y...bueno, supongo que ya has leído nuestro archivo.

—Sí. Y hemos hablado con O'Connor. Quería consultarte algo ¿Cuan segura estás de que su hermano, John, tenía retraso mental?

—Él no fue examinado por un médico, si es eso lo que quieres decir. No diría que era retrasado ni siquiera ligeramente retrasado. Era lento. Infantil. Hablaba casi como un niño de diez o doce años de edad.

—¿Podría haber sido un acto?

—Supongo…pero él fue condenadamente convincente si lo era ¿A dónde quieres llegar?

—Bueno, todo en el archivo indica que John era inocente, que no tenía conocimiento de lo que estaba haciendo Patrick, que no estaba involucrado.

—No creíamos que lo estaba.

—Sin embargo, él fue capaz de tomar un cuchillo y matar a tu compañero casi de la misma manera como Patrick mató a esas mujeres
—dijo Santana.

Brittany escuchó un jadeo audible de la agente Hunter.

—¿Qué diablos estás diciendo?

—¿Y si fue un montaje? ¿Y si John no era lento ni infantil? ¿Y si te engañaron?

—¿Engañaron? No me gusta lo que estás insinuando, agente López.

—No estoy insinuando que hiciste algo mal, Hunter. Demonios, toda la evidencia apuntaba a Patrick, no a John. Sólo estoy diciendo que podría ser una posibilidad. Se estaban acercando demasiado. Tal vez fue un montaje para que Patrick pudiera escapar. Tal vez su intención nunca fue matar a tu compañero. Dudo que hicieran algo que provocara el encarcelamiento de John o que pasara el resto de su vida en un manicomio.


Una vez más, hubo silencio por parte de la agente Hunter. Pero sólo por unos segundos.

—Todo sucedió tan rápido. Estábamos en un almacén oscuro. Sikes, mi compañero, estaba delante de mí. Y John simplemente saltó sobre él. Sólo tomó un segundo. Pero sí, veo tu punto. Que él haya sido capaz de hacer eso...—dijo ella, su voz apagándose.

—Nuestro problema aquí es que nos estamos preguntando si Patrick tiene un compañero. A diferencia de Dallas, donde mataba a sus víctimas en sus apartamentos y dejaba el cuerpo, él las está matando en otro lugar y está desechando sus cuerpos en el desierto—dijo Santana—Las está dejando a lo largo de los senderos de excursión asegurándose que son encontradas, sin embargo, creemos que es imposible que lo haga por sí solo.

—Nunca hubo alguna evidencia de que tuviese un compañero. John encontraba las víctimas para él, pero pensábamos que era circunstancial. Eran personas sin hogar. O por lo menos pretendían ser personas sin hogar.

—Es fácil mezclarse de esa manera
—dijo Brittany.

—No creo que pueda ser de mucha ayuda en ese punto—dijo Hunter—Nos fuimos con la premisa de que trabajaba solo. Si estás diciendo que John era su compañero en ese entonces y que ahora tuvo que encontrar un nuevo compañero, creo que es rebuscado. Tendría que ser alguien en quien confía muchísimo para matar con él.

—Estoy de acuerdo. Tenía la esperanza de que tu instinto te dijera que había un tercero involucrado, alguien además de John.

—No, lo siento, agente López. Eso simplemente no es el caso.

—Entiendo.

—Realmente tengo que correr. Buena suerte con tu caso
—hizo una pausa—Te agradecería que me informaras cómo resulta todo esto.

—Por supuesto, agente Hunter. Lo haremos. Gracias.
—Santana cerró su laptop con fuerza—Bueno, eso fue una pérdida de tiempo.

—No creo que lo haya sido—dijo Brittany—Creo que tu teoría es fuerte. Solo porque Dallas no encontró nada que la respaldara no significa que esté mal. Él no desechó los cuerpos en otro lugar ahí. Él los dejó donde las mató ¿Quién puede negar que su compañero no era un vigilante o algo así?

—No lo sé. Tal vez Hunter tenga razón. Tal vez estoy rebuscando. Simplemente estoy buscando algo que tenga sentido.

—Que nuestro asesino busque ayuda para transportar cuerpos por tres millas de camino, tiene sentido—dijo Brittany—Simplemente es difícil de probar.

—Demonios, incluso es difícil probar que Patrick existe.

Santana se puso de pie, deteniéndose para acariciar a la gatita que seguía sentada en el regazo de Brittany.

—¿Ya desayunaste?—preguntó.

—Comí un panecillo, gracias.

—¿Café?

—Estoy bien. De hecho, debo irme—dijo poniéndose de pie—¿Qué te parece Lady Tubbington? Podríamos decirle Tubbi de cariño.

Santana hizo una mueca.

—¿Para la gata?—negó con la cabeza—Nope. Ni siquiera se cerca.

—Al menos estoy tratando de encontrarle un nombre. Te dejaré trabajar.
Llámame si me necesitas.

Santana movió sus cejas.

—¿Es una proposición?

Brittany se detuvo en la puerta.

—Sabes, eres lo suficientemente molesta como para ser linda. Y esa es una línea muy delgada—añadió antes de marcharse.

—Tal vez debería hacer la misma oferta—dijo Santana en voz alta asomando la cabeza por la puerta—Llámame si me necesitas. Estaré feliz de hacerlo.

—Y ahora has cruzado la línea.

Pero Brittany no pudo borrar la sonrisa tonta de su rostro mientras se alejaba.



*******************************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 3:) el Mar Sep 13, 2016 11:09 pm

Hola morra....

Hunter otra vez!!!! A ver si ahora pueden cerrar él caso!!!
Bueno britt tratando de ayudar a san con él nombre de la gata jajaja
A ver cuanto aguantan él tonete antes de otro besito o algo mas??? Jaja

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Miér Sep 14, 2016 11:18 am

oh hola, me gusta mucho como se va desarrollando todo, creo que ambas van a dejar viejos fantasmas  a partir de ahora. y creo que con las dos juntas por fin Patrick Doe va a terminar su vida de asesino por que es imposible que las Brittana juntas no puedan atraparlo, mas el cerebro que tiene Santana en esa casa rodante.  Me he quedado impactada  de lo que te comente desde el inicio de la historia con respecto al gato, o Lady Tobbie, jajajajj, es que esa es la segunda debilidad de Britt, los gatos, la primera es una hermosa latina. Sigo odiando a Erin. pero por momentos por que gracias a la historia ya esta muerta......  Sigo leyendo aunque no siempre pueda comentar. Saludos.  
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3232
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 35
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 23l1 el Miér Sep 14, 2016 11:16 pm

3:) escribió:Hola morra....

Hunter otra vez!!!! A ver si ahora pueden cerrar él caso!!!
Bueno britt tratando de ayudar a san con él nombre de la gata jajaja
A ver cuanto aguantan él tonete antes de otro besito o algo mas??? Jaja

Nos vemos!!



Hola lu, si! jajajajaja xD Esperemos y si, alguien tiene que hacer pagar a ese ¬¬ Jajajajajajajaja insisto, ellas siguen avanzando de alguna u otra manera jajajaja. Jajajajajajajajajajajajajaja. Saludos =D





marthagr81@yahoo.es escribió:oh hola, me gusta mucho como se va desarrollando todo, creo que ambas van a dejar viejos fantasmas  a partir de ahora. y creo que con las dos juntas por fin Patrick Doe va a terminar su vida de asesino por que es imposible que las Brittana juntas no puedan atraparlo, mas el cerebro que tiene Santana en esa casa rodante.  Me he quedado impactada  de lo que te comente desde el inicio de la historia con respecto al gato, o Lady Tobbie, jajajajj, es que esa es la segunda debilidad de Britt, los gatos, la primera es una hermosa latina. Sigo odiando a Erin. pero por momentos por que gracias a la historia ya esta muerta......  Sigo leyendo aunque no siempre pueda comentar. Saludos.  



Hola, eso es bueno jajajajaja. Espero y tengas razón la vrdd. Jajajajajaajajajajaja tmbn y espero tengas razón en este punto jajaajjaaja, pero sería mas que bueno que atraparan a ese :@ ¬¬ JAjajajaajajajajajajajajaja si que si, toda, pero toda la razón ai otra vez jajajajajajajaja... buena la llegada de tubbi no¿? jajajajaajajajajaja. SI ¬¬ mmm sip xD Eso es lo importante, mientras puedas leer todo bn! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Cora Del Diablo (Adaptada) Cap 16

Mensaje por 23l1 el Miér Sep 14, 2016 11:18 pm

Capitulo 16


Santana se paseó, amando los auriculares inalámbricos que había empezado a usar.

Sin embargo, esperar que Collie respondiera le estaba cabreando. Esta la tercera vez en el día que había tratado de llamarlo.

—Hijo de puta—murmuró cuando desconectó. Inmediatamente llamó a Figgins.

Él, como debía ser, contestó al segundo timbrazo.

—Agente López ¿a qué debo el placer?

—¿Dónde diablos está Collie?

—Está en Phoenix.

—Sí. Pero quiero decir ¿dónde? Lo he estado llamando todo el día ¿Me está ignorando otra vez?

—¿Él te haría eso, Santana?

—Vamos, Figgins. Quiero discutir algo con él.

—No sé dónde está. Esperemos que trabajando ¿Quieres discutirlo conmigo?

—Tengo un punto que quiero investigue. No tiene gran porcentaje. 42 por ciento. Pero hay una pequeña cafetería en Flagstaff, a una cuadra del campus. 42 por ciento es lo más alto que ha resultado de los lugares que han revelado estas ecuaciones.

—Está bien. Envíame la información y yo se la paso a Collie.

—Ya le he escrito un correo electrónico con la información. No respondió. Imbécil.

—Deja que me ponga en contacto con Hudson, ver si él sabe dónde está Collie. Te mantendré informada.


No sabía por qué, pero la mera presencia de Collie en la tierra le irritaba terriblemente.

Ellos eran como el agua y el aceite.

Levantó la mirada cuando escuchó el maullido lastimero. La gata… Lady Tubbington o Tubbi…estaba sentada junto a su plato de comida vacío.

—Te estás volviendo muy buena en esa rutina de mendigar.

Recogió a la gata y la abrazó, cerrando sus ojos mientras escuchaba el suave ronroneo. Siempre había pensado que si tenía una mascota, sería un perro, no algo tan frágil como este pequeño gatito.

Por supuesto, mirando los muchos rasguños en sus manos, frágil no describía exactamente al gato.

—Lady Tubbington. Dios, odio ese nombre.



*******************************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Cora Del Diablo (Adaptada) Cap 17

Mensaje por 23l1 el Miér Sep 14, 2016 11:19 pm

Capitulo 17


—¿Y? ¿Tú y la agente López? ¿Qué pasa con eso?

Brittany puso la expresión más aburrida que pudo cuando miró a Quinn.

—¿De qué estás hablando?

—Kitty Wilde dice que has estado en su casa dos veces. Y Ryder dice que ella estuvo en tu casa la otra noche...hasta tarde.

—Oh, Dios mío. Son un montón de chicas chismosas. Y Kitty Wilde tiene que ocuparse de sus propios asuntos.

—¿Oh? Di en el clavo ¿verdad?

—No, no has dado en el clavo. Como bien sabes, estoy ayudando a la agente López con su investigación.

—Seguro. Está la palabra ayudar y luego está la palabra estimular—se acercó con una sonrisa diabólica—¿Lo sabe Rosa?

Brittany la miró fijamente.

—¿Desde cuándo decidiste que estaba bien hablar de mi vida privada? Tengo reglas ¿recuerdas?

Quinn se rió, luego borró inmediatamente la sonrisa de su rostro cuando la puerta exterior se abrió.

La agente López se quedó mirándolas con una ceja ladeada peligrosamente.

Una sonrisa involuntaria apareció en el rostro de Brittany antes que pudiera detenerla. Santana no había aparecido ayer y Brittany notó su ausencia.

—Hablando del diablo—susurró Quinn regresando a su escritorio.

Sí y aparentemente te asusta este diablo, pensó Brittany.

Bien.

Tal vez la dejaría en paz.

Por desgracia, la indiferencia que trató de demostrar por la presencia de Santana no apareció. Se descubrió a sí misma mirando como la morena se paseaba con una franca mirada coqueta en sus ojos.

Santana hizo una leve reverencia.

—Asistente Pierce, un placer verla nuevamente.

—¿Ahora lo es?

—Absolutamente. Mi día no estaría completo sin…—se detuvo mirando a Quinn quien estaba escuchando descaradamente—Así que, Quinn ¿cómo te va?

—¿Cómo me va? Todo va bien. Señora

Santana casi rió a carcajadas.

—¿Señora? ¿Acabas de llamarme señora?—sus ojos se agrandaron sus ojos se estrecharon y su sonrisa desapareció—Si me vuelves a llamar así, Fabray, te rompo el cuello—se volteó hacia Brittany con un guiño sutil—¿Tienes un momento?

—Seguro.

—¿Hay alguna habitación privada donde podamos hablar?

Las cejas de Brittany se dispararon.

—Will está almorzando ¿Te gustaría utilizar su oficina?

—Eso sería perfecto.

Brittany se puso de pie mirando a Quinn.

—Sólo vamos a…hablar. Ya regreso.

—Seguro, Britt. Yo me encargo mientras ustedes…hablan—dijo la ojiverde, su voz fue suficientemente baja como para que Santana no escuchara.

Brittany cerró la puerta de Will e inmediatamente se encontró a sí misma apoyada contra ella cuando Santana se acercó.

—¿Y? ¿Me extrañaste?

Brittany odiaba admitirlo, pero sí, la había extrañado. Por supuesto, nunca le diría a Santana que cuando no pudo contactarla por su celular, había manejado hasta la plataforma para buscarla.

Había una pizca de desafío en los ojos de Santana y decidió que podía jugar su juego.

—¿Tú me extrañaste?

—Sí. Debí llevarte conmigo. Anoche podríamos haber compartido una habitación de hotel.

—¿Y dónde habría sido?

—Flagstaff.

La mirada de Santana cayó a los labios de Brittany e inmediatamente sintió como se aceleraba su pulso.

—¿Por qué me quedaría en un hotel contigo?

—Porque lo deseas—Santana dio otro paso hasta que sus muslos se rozaron—Así como ahora quieres que te bese.

Brittany trató de pensar en una razón por la que no debería besarla.

Debía haber miles de razones, pero ninguna vino a ella.

—¿No es así?

Brittany tragó saliva.

—Sí—susurró contra la boca que ya estaba reclamando la suya.

Dios ¿qué había en esta mujer que le hacía perder todo el control?

Pero esa pregunta sería para otro momento.

Su proceso de pensamiento se bloqueó tan pronto sintió la lengua de Santana deslizándose sobre sus labios. La rubia la atrajo hacia sí, presionando sus cuerpos conjuntamente, abriéndose al inesperado beso.

Se quedó sin aliento cuando sintió unos dedos acariciando su pecho, entonces gimió abiertamente cuando esa misma mano se cerró sobre él, apretándolo suavemente mientras el pulgar acariciaba ligeramente su pezón endurecido.

Había pasado tanto tiempo desde que se había sentido de esta manera, simplemente quería ceder a ella, quería que Santana tomara lo que tan obviamente quería.

Abrió sus piernas mientras el muslo de la morena presionaba entre ellas. Su cabeza cayó hacia atrás y sus ojos se cerraron cuando la boca de la más baja se deslizó a lo largo de su cuello, besando y mordisqueando, descubriendo todos los lugares que enloquecían a Brittany.

Pero escucharon voces… Will y Quinn… y Santana se alejó.

Permanecieron de pie mirándose la una a la otra, ambas respirando con dificultad, ambas sonrojadas por la excitación.

—Lo siento—dijo Santana mientras pasaba las manos por su cabello—Eso fue...eso no era lo que pretendía. Yo nunca…

—Santana—dijo deteniendo su disculpa—Sí…también te extrañé—tomó una respiración profunda, entonces apretó el brazo de Santana cuando caminó junto a ella para sentarse en una de las sillas de visitantes de Will.

Escuchó las tácticas dilatorias de Quinn e hizo una nota mental para agradecerle, aunque eso significaba que la ojiverde sabía lo que estaba ocurriendo.

Cruzó sus piernas, sintiendo inmediatamente la tensión entre ellas y las descruzó con la misma rapidez.

Ahora no era el momento para contemplar lo cerca que había estado de suplicarle a Santana por liberación.

Escucharon a Will justo afuera de su puerta y Santana comenzó una descripción detallada de uno de sus algoritmos, haciendo que Brittany se perdiera en la segunda frase.

—Así que 42 por ciento es bastante bueno—dijo haciendo una pausa cuando Will abrió la puerta—¿No es simplemente genial? Hey, Will…espero que no te importe que hayamos tomado prestada tu oficina.

—No, en absoluto ¿Tienes algo?

—Le estaba contando a Britt sobre la operación de vigilancia que hice anoche. En Flagstaff—se movió con facilidad alrededor de Brittany y se sentó a su lado, sin mostrar en su rostro evidencia de su indiscreción anterior—Collie aparentemente está desaparecido o simplemente no está tomando mis llamadas, así que fui a verificarlo yo misma. Hay una pequeña cafetería cerca del campus de allá.

—¿Crees que podría escoger sus víctimas allá?

—No. No creo que tenga un lugar especial de donde escogerlas. Eso es lo que lo hace tan difícil de leer. Pero si nos centramos en las estudiantes universitarias…tomando en cuenta, por supuesto, que Cherry no era una…entonces podríamos reducir nuestra búsqueda a posibles lugares de reunión, como la cafetería.

—¿Ha habido suerte?—preguntó Brittany.

—Bueno, es un bonito lugar. Muy oscuro en la noche. Sería perfecto. Sin embargo, no había una gran multitud y los que estaban, por lo general estaban en grupos. Me quedé hasta que cerraron y en todo ese tiempo solo vi a dos mujeres solas.

—Así que tú 42 por ciento…

—…Fue una pérdida de tiempo—admitió—Hablé con uno de los frikis en Quantico. Ya que los secuestros se llevaron a cabo en varias ciudades diferentes, él piensa que es inútil tratar de establecer de donde vendría la siguiente víctima.

—Así que vas a tratar de determinar el vertedero nuevamente.

—Sí.

—Una vez más, no pretendo entender tus sofisticadas ecuaciones…—dijo Will—…Pero aquí hay un montón de espacio vacío. Cientos de caminos. Miles de senderos.

Santana se levantó y se movió detrás de ella, entonces Brittany sintió el roce ligero de la mano de Santana en su espalda. Un toque simple e inocente que provocó escalofríos a través de su cuerpo.

Era difícil de creer que sólo unos minutos antes esa misma mano estaba tocando su pecho, haciendo que Brittany deseara algo que se había prometido no tendría.

Parpadeó varias veces, tratando de concentrarse, tratando de recolectar sus pensamientos.

—Tienes razón, Will. Entiendo que es inmenso allá afuera. Pero ¿por qué elige los sitios que elige? Es decir, dos están en el camino principal del cañón Oak Creek.

—Porque quiere asegurarse que las encuentren—dijo Brittany—Cientos de kilómetros de senderos de montañas, pero si las desecha en ellos, pueden pasar semanas o meses sin ser descubiertas.

—Exactamente—Santana se sentó nuevamente, su voz animada y emocionada—Él no puede elegir un sendero oscuro o tendrá el mismo problema que tuvo con Maggie O'Brien. Nadie la encontró.

Will se echó hacia atrás en su silla y sacó el palillo de su boca, moviéndolo entre sus dedos. Brittany sintió que él le estaba estudiando, estudiándolas a las dos y sintió el rubor en su rostro.

¿Sabría lo que había estado pasando justo antes de entrar?

¿Sabría que ellas habían borrado la línea entre lo profesional y lo personal?

—Así que, parece que todavía estamos buscando una aguja en un pajar—dijo él—A menos que puedan darme una ubicación más precisa. Quiero decir, tengo seis asistentes. Podemos dispersamos por los senderos si es necesario.

—Asumimos que desecha sus víctimas en la noche. Y si realmente quiere estar seguro, incluso puede deshacerse de ellas entre la 2 y 4 am—dijo Santana.

—Los momentos más oscuros—murmuró Brittany.

—Estadísticamente, las horas menos transitadas, sí—Santana se levantó otra vez—Will, éste es un asesino en serie que ha matado muchas veces anteriormente. Sólo necesito asegurarme que tus chicos pueden manejarlo, si lo encuentran.

—Entiendo lo que dices. La verdad es que mis chicos han tenido una formación limitada. No estoy cien por ciento seguro que puedan manejar la situación—Will volvió a meterse el palillo, su boca trabajando con él—O peor aún, algunos mochileros bajan por los senderos al amanecer y ellos podrían confundirlos con nuestro hombre.

—Bueno, de todos modos vigilar los senderos podría ser el último recurso. Porque no sólo tenemos que determinar la ubicación, también tenemos que tener una fecha. Y hasta ahora, el patrón es simplemente que no hay un patrón.

—En otras palabras, en realidad no hemos hecho ningún progreso que no sea que tenemos otro cuerpo—dijo Will.

—No diría que no hay progreso—dijo Brittany, sintiendo la necesidad de defender a Santana—Sabemos que desechó a Maggie O'Brien con un vehículo de cuatro ruedas. Nosotras...nosotras…—balbuceó mirando a Santana.

—…Nosotras hemos especulado muchísimo más—terminó por la rubia—Por desgracia, es lo que hay. No hay evidencia. No tenemos nada que seguir, sino especular. Especulación y la historia pasada—miró su reloj—Escucha, tengo que regresar a la plataforma. Estoy esperando una llamada—miró a Brittany—Estaré...estaré en contacto.

—Está bien.

Brittany vio cómo se iba, deseando que pudieran tener un momento a solas para hablar.

Volteó cuando sintió los ojos de Will en ella.

—¿Y? ¿Todo bien?—preguntó él.

Ella asintió con la cabeza.

—Sí ¿Por qué?

—Sólo quería asegurarme ¿Tú y Santana se están llevando bien?

—Hay momentos en los que todavía quiero estrangularla.

Will sonrió…una sonrisa que indicaba que él sabía exactamente lo que estaba pasando entre ellas.

Ella se puso de pie, no queriendo llevar la conversación más allá. Por una parte, no tenía ni idea de lo que estaba pasando entre ellas…por otra parte Santana López parecía ponerla en llamas.

Eso, sin embargo, era algo que no quería compartir con Will.

—Voy a...volver al trabajo—dijo ella mientras salía de su oficina.

—Sip. Seguro…—dijo él con esa misma sonrisa cómplice en su rostro.


Dejó escapar un suspiro de alivio cuando salió, sólo para encontrarse con Quinn que esperaba por ella.

La rubia más baja se cruzó sus brazos y alzó sus cejas, mientras que la más alta fue a su escritorio, sin poder mirar a la otra.

—¿Bueno?

—Bueno ¿qué?

—¿Al menos conseguiré un gracias?

—No sé de qué estás hablando.

Quinn se puso en cuclillas junto a su escritorio.

—Ya sabes, si me lo pides amablemente, lo guardaré para mí misma.

—Si no te lo guardes para ti misma, Quinn, entonces voy a tener que pedirle a Rachel que estas siento pesada—sonrió—¿Funciona para ti?

La ojiverde se puso de pie.

—Así que quieres jugar sucio ¿huh?

—Sí. Ahora déjame en paz.



*******************************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: dos caps xq el primero era extremadamente corto jajajajaja.



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 3:) el Jue Sep 15, 2016 4:01 am

Hola morra....

Si en cada encuentro se van a saludar asi... pues que san vaya a dar vuelta la montaña dada que quiera y se extrañen jajaja...
Mmmm ya mas que obvio que no lo pueden ocultar... es corporal jajaja y el resto se dio cuenta!!! Y con los chismosos del pueblo peor....

Nos vemos!!!!....
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por claudia1988 el Jue Sep 15, 2016 10:22 am

Ya van avanzando ಥ⌣ಥ
avatar
claudia1988
*
*

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 21/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 23l1 el Jue Sep 15, 2016 7:05 pm

3:) escribió:Hola morra....

Si  en cada encuentro se van a saludar asi... pues que san vaya a dar vuelta la montaña dada que quiera y se extrañen jajaja...
Mmmm ya mas que obvio que no lo pueden ocultar... es corporal jajaja y el resto se dio cuenta!!! Y con los chismosos del pueblo peor....

Nos vemos!!!!....



Hola lu, jajajajajajaajajajajajajaajajajajajajajajajaja creo que es la mejor opción, no¿? jajajajaajajajaja. Nones xD si ellos pueden... como ellas no vrdd xD jajajaajajajajajaja. Ufff un poco si xD jajajajaaj. Saludos =D






claudia1988 escribió:Ya van avanzando ಥ⌣ಥ




Hola, si! osea a pasos mas largos menos mal jajajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Cora Del Diablo (Adaptada) Cap 18

Mensaje por 23l1 el Jue Sep 15, 2016 7:07 pm

Capitulo 18


Santana se paseó por su cocina, su auricular funcionando y listo.

Figgins iba a llamar a las 6:00. Ya eran las 6:02. Quería terminar con el trabajo para cuando Brittany llegara.

Cerró sus ojos por un segundo, reconociendo la suave ola de afecto que le golpeó justo al pensar en ella.

Le gustaba.

Le gustaba mucho, de hecho.

Y quiero acostarme con ella.

Eso era evidente.

Esperaba que Brittany se sintiera de la misma manera.

Pero no quería que esta noche fuera por eso.

Se había detenido en el pueblo en el café de Juanita y había comprado una enorme orden de fajitas y sus tortillas casera para cenar. En último momento, se detuvo en una tienda de licores y escogió dos botellas de sangría que ahora se estaban enfriando en la nevera.

Tendrían una buena cena, compartirían el vino y hablarían.

Y si las cosas se movían en dirección a la habitación, que así fuera. Si no, no sería la primera vez que alguien le rechazara.

La verdad era, que no estaba segura que Brittany estuviera lista.

Oh…su cuerpo sin duda lo estaba.

Brittany era como fuego líquido en sus brazos.

Pero todavía estaba Erin, su difunta amante, que tenía poder sobre ella. Dudaba que estas dos semanas hubiesen cambiado eso.

O tal vez había cambiado.

Brittany ya no se enojaba cuando Santana sacaba a relucir su pasado.

Tal vez le había hecho bien hablar de ello.

Tal vez, finalmente, podría ser capaz de dejar de lado la culpa que había llevado durante tanto tiempo.

Y si no, pues entonces había hecho una nueva amiga, nada más.

Además, ella se marcharía tan pronto terminara con este caso. Si le hacía algún bien a Brittany y lograba follar con ella, eso sería un punto a favor.

Un suave pitido en su oído le indicó que Figgins estaba llamando y presionó el control remoto, permitiendo que la llamada entrara.

—¿Y bien? ¿Alguna cosa?—ella preguntó inmediatamente.

—Demonios, Santana, podría pensar que tienes una debilidad por Collie tomando en cuenta la manera que me has estado acosando para encontrarlo.

—Sí, claro.

—Pero, no. No he hablado con él.

—¿Qué demonios, Figgins? No es común en él desaparecerse.

—Bueno, hubo una vez en México
—le recordó.

—Eso fue después que el caso había terminado y si mal no recuerdo, esa linda señorita con la que estaba, pudo haber hecho que incluso yo desapareciera.

—Sí, bueno, estoy preocupado. Hudson dijo que todos cenaron en el hotel y luego Collie planeó hacer un recorrido por los refugios de las personas sin hogar.

—¿Estás bromeando? ¿Quieres decir que realmente creía en la historia de los sin techo de Dallas? ¿Creía que había dicho que era una mierda?


Figgins ignoró su comentario.

—Mi argumento con Hudson es ¿por qué Collie iría solo? Es más listo que eso.

—¿Ya había estado ahí anteriormente? ¿Tenía algún contacto con el que se había estado reuniendo?

—Hudson no lo sabe.

—Eso es porque Collie sólo sigue la dirección que quiere, no sigue instrucciones, no sigue la evolución del caso, demonios, no sigue el protocolo.


Ante esto, Figgins se rió.

—¿Protocolo? ¿Qué diablos sabes tú de protocolo, López?

—Sólo estoy diciendo que finalmente Collie siguió el ángulo de los sin hogar porque tiene sentido. Simplemente no quiere que nadie sepa que él decidió seguir ese ángulo. Eso le haría lucir como si ahora estuviese aceptando consejos de mi parte ¿no es así?

—¿Por qué no pueden llevarse bien ustedes dos, Santana? ¿Qué pasa con eso?

—Él me molesta. Intencionalmente hace lo contrario a lo que le sugiero, solo porque yo soy quien lo está sugiriendo.

—Cierto ¿Y eso por qué?

—Tendrás que preguntarle a él.

—Te estoy preguntando a ti.


Ella tomó un sorbo de agua, pensando en la primera vez que conoció a Collie. En ese tiempo todavía eran militares. Estaban en un pequeño antro en Grecia y el ouzo y mezedes abundaba, la cosa con los cafeneons griegos era que los lugareños nunca conocían a un extraño y el ouzo nunca dejaba de fluir.

Sonrió al recordar la belleza de cabello negro que se acercó a la mesa, coqueteando sin vergüenza con todos ellos.

Collie se enamoró en el acto. Sin embargo cuando la noche terminó, Collie no fue el afortunado.

—Hubo una mujer…—dijo ella.

—Ya me lo imagino.

—Fue hace mucho tiempo, Figgins.

—¿Cuándo eran militares?

—Sí.

—¿Le robaste a su mujer o qué?

—¿Yo? No. Estábamos en un bar en Grecia. Y cuando la noche terminó, ella me escogió. Ni siquiera conocía a Collie. Esa fue la primera vez que lo conocí. Al parecer, no lo ha olvidado.


Figgins rió nuevamente.

—Ahora veo por qué desapareció en México esa vez. Tenía miedo que le robaras la señorita.

—Puede ser. Pero volvamos a esto ¿Qué está haciendo Hudson para encontrarlo? ¿Cómo puede desaparecer el líder del equipo en el caso?

—Estamos rastreando su teléfono. No ha habido actividad. Hudson está revisando las cintas de seguridad de todos los lugares que puede encontrar…cámaras de tráfico, cajeros automáticos, negocios alrededor del hotel. Encontraron su imagen alrededor del refugio, pero nadie recuerda haberlo visto.

—Él no puede simplemente desaparecer, Figgins. Los agentes del FBI no desaparecen.

—Ya sé eso, agente López, no soy estúpido. Hasta que lo encontremos, Hudson está a cargo. La prioridad del equipo es este caso. Tengo a otro agente en camino para que averigüe qué diablos pasó con Collie.

—¿Quieres que vaya allá?

—No. Quédate ahí. No quiero desviar recursos de esta investigación. Si no atrapamos pronto a este tipo, va a convertirse en un circo mediático y una pesadilla de relaciones públicas.

—Realmente ha estado tranquilo por aquí. El sheriff Schuester dijo que el periódico en Phoenix vino a buscar una historia después que apareció la segunda víctima, pero que no han venido desde entonces.

—Bueno, eso es porque Collie les ha estado dando informes diarios. Jesús, Santana, ¿no ves las noticias? La cara bonita de Collie ha sido una constante en CNN

—Lamento haberme perdido eso. Y sí, tengo un satélite, simplemente no he encendido el televisor desde que he estado aquí. Algo ocupada, ya sabes.

—Lo sé. Escucha, Hudson dijo que te pondrá al tanto con la coincidencia del semen.

—Sí. Al menos ahora podremos estar cien por ciento seguros que es Patrick Doe. No parece que haya habido trauma sexual, sólo el semen que quedó en el cuerpo, lo que coincide con los casos en Dallas.

—Sí. Hablé con Kurt en Quantico. Dijo que hablaste con él acerca de los algoritmos. Dijo que te aconsejó que te centraras en los vertederos en lugar de dónde saca sus víctimas.

—Eso es correcto.

—¿Está de acuerdo?

—Sí. Hay demasiadas variables. Si él solo tuviese como objetivo una sola ciudad, posiblemente. Pero no cuando está saltando por todo el maldito estado. Al menos esto es constante, aquí donde las desecha.

—Está bien. Ve si puedes limitar la búsqueda. Puedo enviar un equipo de agentes, si es necesario.

—¿Sí? A todos tus chicos guapos con sus trajes y corbatas ¿Harás que se arrastren por estas rocas para buscar a nuestro asesino?

—Estoy seguro que si les doy la orden de que se vistan informales podrían llegar a tu nivel, López.

—Lo dudo. Estoy bastante bajo en la cadena de ropa, ya sabes.

—Soy muy consciente de eso ¿Por qué crees que te tengo atrapada en una casa rodante, lejos de la opinión pública? ¿Crees que te escogimos por tus habilidades?

—Cuidado, Figgins. No quieres ir demasiado lejos con tus insultos. Puedo decidir dejar esta vida glamorosa atrás y retirarme después de todo.

—Oh, Santana, ambos sabemos que te encanta este trabajo. No me amenaces nuevamente con que te vas.


Ella sonrió.

—Bueno, tiene sus ventajas—dijo ella.

—Bueno, tengo que correr. Estaré en contacto mañana.

Como de costumbre, la llamada se desconectó sin un "adiós". Cuidadosamente recogió los auriculares y los puso sobre su escritorio. Cerró la puerta de la oficina, pero sin cerrarla con llave, como era su costumbre.

Pensaba que tal vez le daría a Brittany un recorrido por la plataforma. No que le llevaría mucho tiempo, por supuesto.






********************************************************************************************************************




Brittany se detuvo en la orilla de la carretera, dándose a sí misma unos minutos antes de tomar el pequeño carril de servicio que le llevaría al equipo de Santana.

Se sentía nerviosa y tal vez incluso un poco temerosa.

Cuando Santana la llamó y le invitó a cenar, había dejado claro que no era una cena de trabajo.

Era, bueno, una cita.

Lo cual, tomando en cuenta cómo habían ido las cosas en la oficina de Will, no era sólo una cita.

Por un lado, era algo bueno.

Si alguna vez iba a dejar pasar el pasado, dejar pasar la culpa sobre cómo habían terminado las cosas con Erin, entonces un breve romance con Santana López parecía el antídoto perfecto.

Dios sabía que su cuerpo estaba dispuesto.

Y era obvio que Santana estaba dispuesta.

Pero ¿estaba preparada para eso?

¿Estaba lista para abrirse a sí misma de esa manera?

Tal vez debería contarle a Santana la verdadera razón de su culpa.

Nunca le había contado a alguien, ni siquiera a su psiquiatra.

Estaba demasiado avergonzada.

Tenía miedo de que le hiciera parecer egoísta…indiferente…y ese no era el caso.

Tomó varias respiraciones profundas y luego dio la vuelta con el Jeep hacia la casa de Santana.

Quería hablar.

Por primera vez desde que había sucedido, estaba dispuesta a hablar. Sólo esperaba que Santana estuviese dispuesta a escuchar.

Estacionó junto a la camioneta de Santana y otra vez vaciló, sin saber qué tipo de sistema de seguridad Santana había instalado. Y como antes, su voz sonó en el altavoz.

—Es seguro. Vamos, entra.

Brittany abrió la puerta, percibiendo el maravilloso olor de fajitas. Santana estaba de pie cerca de la pequeña mesa, doblando servilletas y colocándolas junto a los platos.

—¿Cómo sabes cuando estoy aquí?—preguntó Brittany.

—Hay cámaras alrededor del equipo. Hay también una alarma silenciosa en caso que no esté observando. Y por la noche, hay una alarma audible.

—¿Y el arma?

—Sólo para mi diversión. En realidad, hay un perímetro eléctrico que protege el equipo. Es de baja tensión, pero lo suficiente como para noquearte sobre tu culo—sonrió—Tu muy adorable culo, por supuesto.

Brittany le ofreció una sonrisa y luego fue a recoger al gatito.

—Hola, Tubbi—murmuró.

—No la llamaremos Lady Tubbington—dijo Santana.

—Entonces ¿qué nombre vamos a ponerle?

—Todavía estamos trabajando en ello.

Brittany fue a la cocina, tratando de encontrar la fuente del olor tan tentador.

—Si tuvieras que adivinar, diría que Juanita nos hizo la cena—dijo Brittany, abriendo el horno y encontrando el plato cubierto de papel de aluminio—¿Fajitas?

—Sí. Así que dime ¿realmente existe una Juanita?

—No tengo ni idea. Sólo sé que es la mejor comida mexicana en el pueblo.

—Bueno, en realidad estoy muerta de hambre ¿Es demasiado temprano para cenar o puedes arreglártela?

—Oh, siempre me las arreglo con fajitas—dijo Brittany—¿Necesitas ayuda con algo?

—Hay una botella de sangría en la nevera. Puedes abrirla—dijo Santana mientras colocaba los utensilios en la mesa.

Brittany encontró el sacacorchos en el primer cajón que revisó, notando la gran variedad de espátulas y cucharas.

—¿Cocinas?

—Algo. Me encanta cocinar. En este trabajo actual es cuando realmente he tenido el tiempo de cocinar—se encogió de hombros—Desafortunadamente, los viejos hábitos son difíciles de romper.

—¿Lo que significa que es más fácil comer afuera?

—Sí. Pero ahora que tengo a Tubbi…y ella no va a conservar ese nombre…probablemente pasaré más tiempo en la plataforma, así que lo más probable es que cocine más—dijo abriendo la puerta del horno y sacando el plato envuelto en papel aluminio con las fajitas de carne.

Brittany sacó el corcho de la botella de vino, sonriendo internamente ante la insistencia de Santana de que no le gustaba Lady Tubbington. Sospechaba que la pobre gata ahora se quedaría con el nombre.

—Disculpa—dijo Santana cuando se apretó contra Brittany en el pequeño espacio, rodeándola hacia la nevera para conseguir la crema agria y el guacamole que Juanita había suministrado.

Brittany sintió que inmediatamente se le aceleró el pulso ante el contacto y se movió hacia un lado, dejándole espacio a Santana.

—Déjame agarrar las tortillas y estamos listas.

Brittany llenó sus copas y se sentó esperando que Santana se uniera a ella. Cuando se instaló frente a ella, tomó su copa y la levantó. La rubia hizo lo mismo, golpeando ligeramente la copa de Santana en un brindis silencioso.

—Gracias por venir—dijo Santana antes de tomar un sorbo.

—Gracias por invitarme.

Santana le entregó una tortilla a Brittany, luego tomó una para ella.

—¿Debo disculparme por lo que pasó esta mañana?—preguntó inesperadamente.

—¿Quieres decir en la oficina de Will?

—Sí.

—No creo que haya nada por lo que tangas que disculparte. Me pareció que yo estaba dispuesta a participar—admitió.

—¿Eso te asusta? ¿O te molesta?

—No. Bueno, un poco, sí.

Santana asintió con la cabeza, pero afortunadamente no continuó con su interrogatorio o persiguiendo más respuestas. En cambio, llenó su tortilla con abundante pollo y carne de res y luego la bañó con crema agria y guacamole. Brittany miró su fajita más modesta y le añadió otra tira de pollo.

Santana dejó escapar un audible gemido de placer después de su primer bocado, sus mejillas hinchadas mientras masticaba.

—Esto está fabuloso—dijo con la boca llena.

—Mmm—coincidió Brittany.

Santana bajó su fajita y agarró su copa de vino.

—Entonces, háblame sobre…

—No, no—dijo Brittany interrumpiéndola—Ahora es mi turno.

—¿Tu turno? ¿Estás segura?

—Muy segura.

—Está bien. Adelante—dijo Santana regresando a su fajita.

Brittany tomó su primer sorbo de vino, jugueteando con un número de preguntas. Se decidió quizás por la más peligrosa, pero era una que se moría por saber la respuesta.

—¿Cuántas veces has estado enamorada?

—Bueno, está el amor y luego está el cariño—dijo Santana—…El…pienso estoy enamorada pero solo fue lujuria. Y lo verdadero…el estar loca y profundamente enamorada.

—Lo último.

Santana pareció considerar la pregunta y Brittany vio un dejo de tristeza en sus ojos.

—Una vez—dijo la morena.

Brittany se debatió con la conveniencia de hacer más preguntas y decidió que debería hacerlo. Santana siempre podría negarse a responder.

—Cuéntame.

—Otro final trágico, me temo—dijo Santana—De repente me he dado cuenta que tengo un montón de esos en mi vida.

—Lo siento. Entonces podemos hablar de otra cosa—sugirió Brittany.

—No. Está bien. Te he hecho preguntas difíciles. Creo que teníamos un acuerdo—dijo empujando su plato hacia un lado y agarrando su copa de vino, haciéndola girar entre sus dedos—Dani. La conocí en Australia. Estuvimos haciendo algunos ejercicios alrededor de las islas y tuvimos un par de días de permiso en tierra en Sydney—asintió cuando Brittany le ofreció más vino—Ella era una ninfa de las agua y llena de vigor—dijo con una sonrisa—Era propietaria de un pequeño velero y me llevó lejos, treinta minutos después de conocerla. Regresamos a la orilla justo a tiempo para que regresara con mi equipo.

—Así que tu permiso en tierra no era realmente un permiso en tierra.

—No. Pero me fui ese día con el corazón enfermo de amor. Los siguientes dos años, nos reuníamos siempre que podíamos, a veces sólo por un par de días, a veces más.

—¿Hace cuánto tiempo?

—Un tiempo. Yo tenía veinticinco años.

—Cuando dijiste que perdiste una compañera y una amante, esta…

—No. Dani no era militar—hizo una pausa antes de continuar—Estábamos navegando. El bote se volcó. Yo era la única que llevaba el chaleco. Estábamos nadando cuando apareció el vendaval. Nos apresuramos hacia el bote, tratando de darle la vuelta y regresar a la orilla. Dani no tomó el tiempo para ponerse su chaleco.

—Lo siento. No debí haber…

—No, Brittany. No hay nada de qué disculparse. Es una historia de mi pasado, eso es todo. Yo la amaba. Profundamente. Tuvo un final trágico y me tomó mucho tiempo poder superarlo, pero fue una de esas lecciones que aprendes…vive la vida a plenitud. Dani lo hizo. Nunca se frenó. Y murió haciendo algo que amaba. Es como cuando un escalador muere en la cumbre del pico que finalmente logra conquistar. Trágico…sí…pero murió haciendo lo que más le apasionaba—sonrió ligeramente—Espero que todos seamos tan afortunados. Es mejor que morir lentamente en una cama de hospital—se puso de pie, señalando el plato de Brittany—¿Has terminado?

—Sí—también se levantó y le ayudó a limpiar la mesa—Tubbi no parece interesada en nuestros alimentos ¿Todavía no ha aprendido a pedir?

—No, gracias a Dios. Sólo pide su propio plato. Pero ya sabes, necesito llevarla al veterinario.

—¿No le han puesto sus vacunas?

—No. La encontré un par de días antes de llegar aquí. Y ya sabes, no estaba segura de quedármela.

—Hay dos veterinarios en el pueblo. No los conozco, pero puedo preguntar. Will tiene perros. Veré a quien se los lleva.

—Gracia.


Después de limpiar lo que habían utilizado en la cena, Santana llevó la botella de vino con ella al sofá, haciendo caso omiso de su lugar habitual en el sillón.

—Mi turno—dijo Santana, después de llenar sus copas—¿Cuántas veces has estado loca y profundamente enamorada?

Esa era una pregunta que Brittany sabía vendría y todavía no tenía una respuesta para ella.

Bueno, aparte de la verdad.

—Ninguna—dijo.

Santana levantó una ceja.

—¿Ninguna? Pero Erin…

—Mi culpa por la muerte de Erin es completamente diferente—se encontró con los ojos de Santana, viéndolos llenos de preguntas.

A menudo pensaba que su terapeuta nunca había entendido por qué ella se aferraba a la culpa como lo hacía. Habían hablado de ello y Brittany entendía que debía dejarlo ir, pero realmente nunca fue capaz de hacerlo.

—Tengo esta visión en mi cabeza…en mi corazón…de cómo debe sentirse estar enamorada. Me dije a mí misma que eso vendría, pero nunca lo sentí con Erin. Sabía que nunca lo sentiría con ella. Así que, esa mañana, la mañana de la emboscada, terminé con ella—pasó los dedos por su cabello, recordando la terrible pelea que habían tenido—No resultó bien. De hecho, después de terminar, nos dijimos cosas horribles la una a la otra. Estuve de acuerdo en hablar de ello. Íbamos a reunirnos al día siguiente—se detuvo—Estúpido, lo sé. Pero no pude manejar sus lágrimas y esa fue la mejor manera de detenerlas"

—Brittany, no puedes…

—Lo sé, Santana. Sé que no debería—dijo ella—Quería amarla de esa manera. Ella dijo que me amaba. Me rogó que me quedara con ella. Quiero llorarla como si la amara—respiró profundamente, tratando de evitar las lágrimas—Pero es mi culpa. Ella estaba molesta. Ella era la líder, la primera en entrar. Por mi culpa, estaba molesta, probablemente no estaba totalmente concentrada en el trabajo. Estaba distraída—cerró sus ojos, sintiendo como perdía su compostura—Y mi equipo murió y lloré por ellos, lloré por...Mark—el nombre de su mejor amigo finalmente ocasionó que se derrumbara.

Santana trató de alcanzarla, pero ella se la quitó de encima.

—Él era...era mi amigo, era el hermano que nunca tuve—dijo sollozando—Lloro por él y me siento culpable por que no lloro por Erin de esa manera—se puso de pie necesitando un poco de espacio lejos de Santana—Le dije a Mark que iba a terminar con ella y él me dijo que esperara hasta el fin de semana, que no debía desmejorar a nuestro equipo en ese momento—se limpió la nariz, odiando las lágrimas que no paraban—Quería esperar, realmente quería hacerlo. Pero Erin estaba hablando de hacer un viaje juntas. Quería que fuéramos a San Francisco. Tenía el teléfono. Estaba llamando para hacer reservaciones y no pude soportarlo. No podía dejar que hiciera esos planes, sabiendo que no iría con ella. Yo...yo simplemente no pude esperar hasta el fin de semana—terminó—Así que traté de fingir que la amaba y me aferré a la culpa porque realmente no la amaba. No de esa manera.

Cerró sus ojos, recordando la horrible escena que resultó…los gritos, las acusaciones.

Escuchó que Santana se movió y sintió su acercamiento. Esta vez, no se apartó cuando Santana le tocó.

Esta vez, permitió que le consolara.

Santana no dijo nada, tal vez sabiendo que las palabras que pronunciara serían huecas. Brittany las había escuchado todas anteriormente. Así que se hundió aún más en el abrazo, sintiéndose segura, sintiendo como desaparecía un poco el peso de sus hombros adoloridos.

Cuando Santana finalmente habló, su voz fue suave y relajante.

—Nadie puede decirte cómo deberías sentir, Britt. Nadie puede juzgar tu culpa o tu dolor. Sólo tú. Y creo que todavía te estás juzgando a ti misma muy duramente—sus brazos se apretaron tirando de Brittany aún más cerca—Cuando estés lista para dejarlo ir, lo harás. Ya sea el próximo mes o el próximo año, sólo tú sabrás. Pero eventualmente lo dejarás ir—aflojó su agarre y Brittany se apartó, mirándola a los ojos—He estado ahí. Sé lo pesado que pueden ser los sentimientos. Sé la cuota que toman—acarició su mejilla y los ojos de Brittany se cerraron nuevamente—Pero va a pasar. Te lo prometo—susurró.

Brittany con frecuencia sentía que se aferraba a la culpa como castigo por estar viva.

Sentía que no merecía ser feliz, que no merecía recuperar su vida.

Ellos se habían ido.

Erin, la mujer que profesaba amarla. Y Mark, su mejor amigo y confidente. Y ahí estaba ella, todavía cargando con su culpa y su dolor, casi tres años después.

Aclaró su garganta.

—¿El baño?

—Por supuesto—señaló justo después de la zona de la cocina—Primera puerta a la derecha.

Brittany cerró la puerta detrás de ella, entonces inmediatamente echó agua en su rostro, lavando los rastros de lágrimas. Agarró un pañuelo y sonó su nariz, sintiendo que de alguna manera regresaba a la normalidad.

Se sorprendió por lo que fue capaz de confesar a Santana, pero entonces nuevamente ¿debió haberlo hecho?

Desde el día en que se conocieron, Santana había sido capaz de sacar cosas de ella, voluntaria o involuntariamente. Admitía que se sentía bien depurarse a sí misma.

Tal vez Santana tenía razón.

Tal vez pasaría.

Eventualmente.

Regresó tratando de salvar lo que quedaba de la noche. Ofreció una sonrisa tentativa

—Lo siento.

—Por favor, no pidas disculpas—dijo Santana—Si alguna vez necesitas hablar, voy a escuchar.

—Gracias—Brittany respiró profundamente, dejando escapar el aire lentamente, sintiendo que algo de la incomodidad se disipaba—El cuarto de baño es bastante amplio. Es como un cuarto de baño de tamaño real.

—La mayoría de los grandes equipos casi tienen el tamaño completo ¿Le diste un vistazo a la habitación?

—No ¿Debería?

Santana le dedicó una sonrisa rápida.

—Sólo si tienes curiosidad.

Brittany la tenía.

—Está bien ¿Puedo?

—Por supuesto.

Y nuevamente, Brittany se sorprendió por la habitabilidad, la unidad deslizante le daba casi 8 pies más de espacio.

La cama era grande y bien arreglada, la habitación ordenada. Una de las paredes consistía enteramente en cajones. La parte posterior de la habitación obviamente era el armario, con dos espejos de cuerpo entero para puertas, dándole un aspecto más abierto.

—Es enorme—gritó la rubia.

—No diría que enorme, pero más que suficiente para mí—dijo Santana cuando Brittany se unió a ella nuevamente—No uso ni la mitad del espacio de los cajones que están ahí.

—¿Así que vives aquí a tiempo completo?

—Sí. Encaja conmigo. Nunca he echado raíces. No como niña, ciertamente no como militar.

Era la oportunidad que Brittany había esperado.

Santana parecía saberlo muy bien. La nueva botella de vino, esperaba en la mesita al lado del sofá. Ella llenó dos copas, esperando la eventual pregunta.

—Háblame de tus padres.

—No es una historia feliz—advirtió Santana—Pero ya no le doy importancia.

—Si no quieres hablar de eso, está bien. No voy a preguntar nuevamente.

—No. Teníamos un trato. Compartir.

—Una cosa por otra.

Santana asintió.

—Mi papá era piloto. Helicópteros. Fue durante la primera Guerra en el Golfo. Sus misiones eran clasificadas. Realmente ni siquiera sabíamos dónde estaba. Mi mamá y yo, no éramos muy cercanas, así que no pasaba mucho tiempo en casa.

—¿Cuántos años tenías?

—Dieciséis, casi diecisiete. Simplemente hacía lo mío y ella también hacía lo suyo. En fin mi papá llegó a casa inesperadamente. Me recogió en la escuela. Él tenía dos mochilas. Dijo que íbamos en un ejercicio de entrenamiento de supervivencia.

Brittany se preguntaba con qué frecuencia Santana había contado esta historia. Sus frases eran cortas, iba al punto.

Sólo los hechos y algo más.

—¿Sabías que estaba de regreso?

—No. Él se había ido un par de meses, supongo. Simplemente apareció en la escuela. Y me fui con él. Pensé que sería genial. Faltar a la escuela y pasar el rato con mi papá durante unos días. Sólo que unos días se convirtieron en semanas. Fuimos a Canadá y abandonamos el coche y nos fuimos a las montañas.

—Oh, no ¿Como si hubieras sido secuestrada?

—Bueno, sí, sólo que no lo sabía en ese momento.

—¿Y tu mamá? ¿Lo sabía?

Santana la miró rápidamente, luego alejó la mirada.

—Mi mamá...no, no lo sabía—dijo con voz gruesa—Comencé a preguntarle cuánto tiempo íbamos a estar fuera, qué pasaba con mamá, con mi escuela. Se volvió loco. Malvado. Ya no era un juego. Ya no era divertido. Realmente tuve miedo.

—¿Cuánto tiempo?

—Había pasado un mes en ese momento. Podría decir que aprendí mucho acerca de sobrevivir por tu cuenta. Pero me di cuenta que cuando veíamos evidencia de personas, él se dirigía a la dirección opuesta. Siempre que mencionaba que bajáramos por suministros, enloquecía. Realmente se convertía en un monstruo. Dejó de bañarse. Dejó de afeitarse. Sus ojos eran los de un hombre loco—tomó una respiración profunda—Dejé de hacer preguntas. Dejé de hablar. Sabía que tenía que alejarme de él. No sabía lo que estaba pasando con él. No sabía si le había pasado algo en su última misión que le había enloquecido o qué.

—No abusó de ti ¿verdad?—preguntó Brittany en voz baja.

—No. No lo hizo. No de esa manera.

—Lo siento.

Santana se encogió de hombros.

—Supongo que era parte de las cosas en la vida que te moldean. En fin, donde estábamos acampando, pude escuchar el ruido de la carretera en la distancia. No sabía cuán lejos estaba, pero pensé que sería mi única oportunidad. Nos cambiábamos cada tres días más o menos y tenía miedo de que nos llevara más lejos en las montañas.

—¿Estaban en tiendas de campaña?

—Sí. Cada uno tenía una. Esa noche, después que me aseguré que estaba dormido, me fui. La luna estaba alta, así que tuve un poco de luz—sonrió—Y por suerte no me encontré con un oso o una manada de lobos. Seguí avanzando en la dirección de donde pensaba estaba la carretera.

—Oh, Santana, eso fue tan peligroso. Eras sólo una niña.

—Ese no era mi primer ejercicio de entrenamiento de supervivencia, Brittany. Él acostumbraba llevarme una vez al año, por lo menos, pero sólo por un fin de semana. Esa fue una de las razones por la que supe que algo andaba mal. Eso y el hecho que habíamos cruzado a Canadá. Quiero decir, obviamente, él estaba ausente sin permiso.

—Así que ¿encontraste el camino?

—Sí. Me tomó cuatro horas a un ritmo rápido. Hice señas a un camionero. Y empecé a contarle mi historia y él se detuvo y dijo: “Espera ¿eres la chica del marino que está huyendo”—Lady Tubbington que estaba durmiendo en su regazo—Al parecer, habíamos estado en las noticias durante semanas. Hubo una búsqueda—se encontró con la mirada azul—Él había matado a mi mamá y a su amante, un teniente de la marina de guerra.

—Oh, no.

—Le disparó al oficial de la marina, pero apuñaló a mi madre veintitantas veces. Supongo que quería asegurarse que ella supiera lo que estaba pasando.

—Está bien, detente. Suficiente. Lo siento. No tenía idea…

—Brittany, tienes que dejar de pedir disculpas. Si no quisiera contar la historia, no lo haría.

—Pero aún así lo lamento ¿Tuviste que pasar por eso sola o tenías hermanos?

—Tenía un hermano mayor. Él estaba en la Infantería de Marina en ese tiempo, pero no se desplegó—acarició distraídamente el oído de Lady Tubbington, sus dedos moviéndose lentamente hacia adelante y hacia atrás—Apareció para el funeral, luego se marchó. Me fui a vivir con mi abuela y terminé la secundaria y luego me enlisté.

Tenía.

Ella tenía un hermano mayor.

Sus ojos se encontraron, Brittany haciendo en silencio la pregunta.

—Fue asesinado en Afganistán—dijo finalmente—Tengo un abuelo que aún vive, pero no hablamos.

—¿El papá de tu papá?—supuso.

—Sí. Él piensa que debí perdonar a mi papá, que debí visitarlo en la cárcel—le dio una sonrisa rápida—Y un carajo que lo haré.

—No, no te culpo—Brittany vaciló antes de hacer la siguiente pregunta—¿Cuánto tiempo has estado sola? Quiero decir, desde que tu hermano…

—Lo asesinado hace ocho años. Brittany, es difícil de explicar, pero cuando estás en asignaciones, realmente no tienes tiempo de tener una relación. Hay tantas cosas ordinarias que te pierdes. Cuando éramos más jóvenes, en casa, éramos hermanos. Pero una vez que tomamos caminos separados en la vida, perdimos el contacto, ya sabes. Un año pasaba y no hablábamos. Odié que lo mataran, por supuesto, pero él realmente no era parte de mi vida, además de ser mi hermano. Realmente ya ni siquiera nos conocíamos.

—¿Así que estás acostumbrada a estar sola? ¿Por tu propia cuenta?

—Sí. Intento no depender de nadie. Además, cuando tienes que empacar e irte en cualquier momento, realmente no tienes tiempo para depender de nadie—se encogió de hombros—La gente en mi vida a quien he permitido acercarse, se han ido. Mis padres, mi hermano. Amantes. Equipos. Siempre un final trágico. Creo que prefiero estar sola que sufrir más de eso. Las aventuras que ahora tengo, prefiero hacerlas sola.

Brittany vio que seguía acariciando al gato, preguntándose si Santana realmente creía sus propias palabras. Supuso que Santana las creía y eso hizo que Brittany se diera cuenta que estaba viviendo más o menos de la misma manera.

Sola.

Desde la emboscada, había rechazado casi todo contacto, dejando atrás buenos amigos en Los Ángeles sin ni siquiera molestarse en despedirse. Se había establecido aquí en Sedona, pero todavía se mantenía retraída, tratando de no involucrarse demasiado en la vida de nadie…manteniéndolos alejados de ella.

¿Pero ambas estaban sacrificando demasiado?

¿Estaban simplemente existiendo en la vida y no viviendo realmente?

Sí, Brittany sabía que era el caso de ella.

Por alguna razón, el pensamiento que Santana había estado haciendo lo mismo le perturbaba.

Santana era una mujer hermosa con…una vez que llegabas a conocerla…una encantadora personalidad. Sospechaba que su lado arrogante y engreído era en su mayoría una apariencia.

Sobre todo para mantener a la gente alejada.

Una vida solitaria…pero una con la que Brittany sin duda podía relacionarse.

Esta noche, sin embargo, decidió que no quería estar sola.

Alargó su mano y detuvo la mano de Santana mientras se movía a través del suave pelaje de Lady Tubbington.

Cuando Santana levantó la vista, encontrándose con sus ojos, Brittany se acercó más. Su beso fue suave, labios apenas tocándose. Entonces Santana se movió, atrayéndola más cerca.

Brittany gimió ante el contacto, abriéndose a ella, el sabor a vino seguía persistente en la boca de Santana.

—¿Quieres quedarte conmigo esta noche?—susurró Santana, sus labios todavía asidos a los de Brittany.

—Sí—entonces dijo—¿Quieres que lo haga?

Como si hubiera leído sus pensamientos, Santana asintió.

—Tampoco quiero estar sola esta noche.

No hubo ningún preámbulo cuando Santana le guió a través de la casa rodante hacia el dormitorio. Brittany se mantuvo tranquila mientras la morena desabrochaba lentamente su blusa. Tonto, pero Brittany estaba agradecida de haber llevado el pequeño sujetador rojo cuando vio que los ojos de Santana recorrieron su torso desnudo.

Cuando los dedos de la más baja fueron a quitarle el sujetador, Brittany le detuvo, quitando en su lugar la camiseta de Santana. Ésta levantó los brazos, dejando que Brittany se la quitara.

No hubiera esperado otra cosa que no fuera el elegante sostén negro deportivo, pero su mirada se mantuvo fija en la desagradable cicatriz que atravesaba el hombre de Santana y que desaparecía bajo el sujetador.

Alzó los ojos, encontrándose con los de la morena, pero ésta negó con la cabeza, acercándose para darle un beso ligero.

—Una historia para otro momento—dijo dejando que sus labios prolongaran el beso.

Brittany alejó su pensamiento de la cicatriz, cediendo ante sus deseos. Habían tenido suficientes historias por una noche. Ahora, sólo quería perderse en los brazos de Santana y olvidarse de todo.

Sospechaba que Santana quería lo mismo.

No protestó cuando los dedos de la morena desabrocharon su sujetador. Sus ojos permanecieron conectados mientras las caricias de Santana recorrían su piel, empujando lentamente la prenda a un lado.

Aunque sabía dónde acabarían esos dedos, Brittany se quedó sin aliento cuando ella le tocó. Involuntariamente, sus ojos se cerraron y gimió, amando la manera como su cuerpo respondía a las manos de Santana sobre sus pechos.

Sus pezones estaban duros como piedras por el toque de Santana, anhelando por más. Una vez más, como si le leyera sus pensamientos, la morena agachó su cabeza, su cálido aliento revoloteó en la piel de Brittany.

La rubia inclinó su cabeza hacia atrás, ofreciéndose a sí misma a Santana. Gruñó en voz alta cuando esa cálida boca finalmente se apoderó de ella, la lengua de la morena se escabulló girando alrededor de su pezón.

—Se siente tan bien, Santana—murmuró, dejando que sus manos se entrelazaran con el cabello negro mientras le abrazaba con fuerza contra su pecho—Tan bien.

Y…oh…tanto tiempo que no había hecho el amor con alguien, que su cuerpo estaba en llamas.

Las manos de Santana se deslizaron hasta sus caderas, tirando de Brittany contra su cuerpo y la rubia y se dejó moldear a Santana, nuevamente gimió ante el contacto íntimo.

Pudo sentir la humedad entre sus piernas y le dio la bienvenida, habiendo pasado tanto tiempo sin este tipo de contacto.

Los labios de Santana abandonaron su pecho, volviendo a su boca. Sus besos ahora eran fuego ardiente…húmedos e intensos mientras sus manos se movían libremente a través de la piel de la otra.

La ojiazul impacientemente empujó el sujetador de Santana hacia arriba, dejando al descubierto sus pechos. La pelinegra se alejó lo suficiente para deslizarlo por su cabeza y las manos de Brittany le ahuecaron.

Los senos morenos eran justos y sensibles a su toque, los pezones cortantes en sus palmas. Sus ojos estaban pegados en la fea cicatriz que terminaba a una pulgada de su pezón. Quería tocarla con su boca, pero Santana tenía otras ideas mientras sus dedos luchaban con el botón y la cremallera de los vaqueros de Brittany, aflojándolos lo suficiente como para permitir que su mano entrara.

Estaban a unos metros de la cama, pero Santana no pudo esperar.

La ojiazul abrió sus piernas, sintiendo la mano de Santana dentro de la capa protectora de sus bragas. Se aferró a ella, aceptando la lengua de la morena dentro de su boca al mismo tiempo que unos dedos largos se deslizaban dentro de su humedad. Presionó con fuerza contra esos dedos mientras le llenaban.

Había pasado tanto tiempo que casi había olvidado la sensación de tener a alguien en su interior.

—Estás tan mojada—susurró Santana mordisqueando con su boca su cuello, haciendo que Brittany gimiera de placer.

—Sí ¿Lo estás tú?—jadeó mientras sus caderas se sacudían, igualando el empuje de Santana.

—Sí. No puedo esperar a que me toques.

Brittany mordió su hombro cuando los dedos de Santana salieron de ella, moviéndose hacia su clítoris adolorido. Luego se movió violentamente contra sus dedos, jadeando contra la piel de Santana y sintiendo como las primeras señales de su orgasmo se acercaban.

Sí, había pasado mucho tiempo y quería extraerlo, saborearlo, hacer que durara. Pero su cuerpo…aparentemente hambriento por liberación…no quiso prolongar su placer.

Se quedó sin aliento, abrazándola con fuerza mientras llegaba a su clímax.

Cubrió la mano de Santana con la suya, presionando con fuerza sus dedos contra ella, sacando hasta la última gota de placer mientras sus caderas disminuían sus movimientos, ahora meciéndose suavemente contra la mano de Santana, finalmente calmándose por completo.

—Santana—dijo en voz baja mientras su boca se movía buscando los labios que esperaban. Ahora sus besos eran suaves, lentos y gentiles, sin apresuramiento—Ha sido maravilloso—murmuró.

—Tenemos toda la noche, si quieres.

Las manos de Brittany encontraron los vaqueros de Santana, bajando lentamente la cremallera.

—Permíteme hacerte el amor—susurró guiando a Santana hacia la cama—Quiero tocarte, estar dentro de ti—hizo una pausa—Ha pasado tanto tiempo desde que…

—Lo sé—sonrió suavemente contra sus labios—Y tenemos toda la noche.


*******************************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 3:) el Jue Sep 15, 2016 9:15 pm

Hola marra....

A donde se medio ahora Collie???? Espero que no le haya pasado nada...
Es bueno que hablen.... De cierta forma van alivianando su pasado especialmente britt ....
Era LA noche... Para las dos!!! Y sobre todo vallan ganando confianza una a la otra...

Nos vemos!!!

Pd: vistes él ."batallón" de novedades soltó nay hoy.. Aparte del libro
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Sep 16, 2016 5:45 am

Oh mi Dios, Están que arden, la verdad eso no fue hablar verdad¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.

Ya se consumo mas su relación. ya cada cuerpo tiene dueña..... 

En cuanto a lo que dijo Lu, me encanto lo de Nay Nay en la contestacion en vivo de Facebook. Me enoja algo que las seguidoras de Lea quieran agarrarse de la Fama de Naya en esta vez para crear polemica. Es el momento de Naya, su momento de Brillar...... Yo aqui desesperada por que el libro llegue a mis manos.... hay personas que ya lo han recibido, pero el mio aun no llega... Saludos, sorry por  salirme del tema #SorrynotSorry....
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3232
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 35
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Sep 16, 2016 6:22 am

[img][/img]
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3232
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 35
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por Lucy LP el Vie Sep 16, 2016 9:36 am

Al fin me puse al día con la adaptación me encantan tus historias mi chica del EFECTO ;) ... estas chicas si que atraían ,Espero y puedan por fin atrapar a patrik hoy toca Maratón verdad di que sí !!!! Saludos
avatar
Lucy LP
****
****

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 01/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por claudia1988 el Vie Sep 16, 2016 10:22 am

Ya era hora que Brittany y Santana se relajaran
(͡° ͜ʖ ͡°) ಥ⌣ಥ (҂⌣̀_⌣́)
avatar
claudia1988
*
*

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 21/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 23l1 el Vie Sep 16, 2016 7:13 pm

3:) escribió:Hola marra....

A donde se medio ahora Collie???? Espero que no le haya pasado nada...
Es bueno que hablen.... De cierta forma van alivianando su pasado especialmente britt ....
Era LA noche... Para las dos!!! Y sobre todo vallan ganando confianza una a la otra...

Nos vemos!!!

Pd: vistes él ."batallón" de novedades soltó nay hoy.. Aparte del libro



Hola lu, nadie lo sabe =/ mmmm no es muy simpatico, pero tmbn espero que no le pasara nada. Sip, mmm si, tienes razón en ese sentido tmbn van avanzando, no¿? Jajajajajajaajjaajajajajajajajajajajajaajajjaaj cada vez mas cerca y cada vez falta menos, no¿? jajajajaja. Saludos =D

Pd: jajajajajajajaj algunos o eso creo, como la parte que naya le dice a su mamá de comprar un sujetador y la mamá la mira de arriba abajo y le dice "para que¿?" jaajajajajajajajajjaajajaja mo´ri jajajajaja... a esas te refieres, no¿? xD





marthagr81@yahoo.es escribió:Oh mi Dios, Están que arden, la verdad eso no fue hablar verdad¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.

Ya se consumo mas su relación. ya cada cuerpo tiene dueña..... 

En cuanto a lo que dijo Lu, me encanto lo de Nay Nay en la contestacion en vivo de Facebook. Me enoja algo que las seguidoras de Lea quieran agarrarse de la Fama de Naya en esta vez para crear polemica. Es el momento de Naya, su momento de Brillar...... Yo aqui desesperada por que el libro llegue a mis manos.... hay personas que ya lo han recibido, pero el mio aun no llega... Saludos, sorry por  salirme del tema #SorrynotSorry....



Hola, jajajajajajajaj hablaron, pero no hablaron jajajajajajajajajajajajajaja xD Cada vez avanzan mas y mejor! Si que lo tienen jajajajajaja. Creo lo mismo que sobre lo de lea, sus fans no saben leer o comprender lo que naya dice y solo quieren pelear ¬¬ naya no ha dicho nada de lea, le preguntaron y contesto de la mejor manera, xq no pudo pasar lo que naya dice¿? Jajajajaajajajajajaj espero y llegue la vrdd... así me cuentas mas jajajajajajaajaj. Mientras sea de Brittana, HeYa, Faberry, Achele (o como se escriba xD) o de Glee aquí se puede comentar jajajajaj. Saludos =D





marthagr81@yahoo.es escribió:" />




=O jajajajajajajajajjaja quien me puede decir que más dice ese esperado y lindo libro¿? ajajajajajajajaj.





Lucy LP escribió:Al fin me puse al día con la adaptación me encantan tus historias mi chica del EFECTO ;) ... estas chicas si que atraían ,Espero y puedan por fin atrapar a patrik hoy toca Maratón verdad di que sí !!!! Saludos



Hola, jajajajajajajajajajjaaj xD eso es bueno xD jajajajajajaaj... es el efecto que causo en las personas y las adaptaciones brittana jajajajaja. Es el efecto que tienen la una hacia la otra jajajajajaja. Espero lo mismo la vrdd, él es muy malo y no merece estar libre... y vivo ¬¬ Jajajajajajaja puede... puede jajajaajajajajaj. Saludos =D





claudia1988 escribió:Ya era hora que Brittany y Santana se relajaran
(͡° ͜ʖ ͡°) ಥ⌣ಥ  (҂⌣̀_⌣́)




Hola, jajajajajaajajajaj la vrdd es que si, y que mejor manera que esa¿¡ jajajajajajaajajajaj. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Roca Del Diablo (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Vie Sep 16, 2016 7:15 pm

Hola, el nombre siempre estuvo malo XD pero ya lo solucione, abajo el nuevo cap!

Pd: como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D


Última edición por 23l1 el Vie Sep 16, 2016 7:18 pm, editado 1 vez
avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Compañeras I: La Roca Del Diablo (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Vie Sep 16, 2016 7:17 pm

Capitulo 19


—¿Estás segura que esto tiene una alta probabilidad?—preguntó Brittany mientras permanecían de pie al comienzo del sendero—El camino es brutal después de la primera milla. Rocas. Peñascos. El sendero apenas es visible.

Santana la miró, dejando que sus ojos ahora viajaran libremente. Después de la forma en que habían pasado la noche…y la mañana… Santana pensaba que tenía el derecho.

Brittany se volteó, descubriendo como le estaba mirando. Arqueó una ceja, esperando.

—Sí—dijo aclarando su garganta—Sí, alta probabilidad.

Brittany caminó lentamente hacia la morena, sus ojos conectados.

—¿En serio? ¿Tienes la energía para mirar mi culo?—preguntó Brittany.

Santana sonrió.

—Tengo la energía para hacer mucho más que mirar.

—¿Cómo es posible?

—¿Quieres que te enseñe?

Brittany sonrió, extendiendo su mano para tocarle el brazo.

—Sorprendentemente, incluso en mi estado de agotamiento, ese pensamiento es fascinante—admitió—Pero no. Subiremos unos peñascos en el calor del día. Así que trataremos de matarnos a nosotras mismas de esa manera.

Santana rió y la siguió por el sendero.

—Te dije que debimos haber salido al amanecer.

—No empieces conmigo. Eras tú quien no quería salir de la cama.

Santana no la contradijo, pero ambas sabían que había sido Brittany, cuyas manos y boca no se aquietaban esta mañana.

No que a Santana le hubiera importado, por supuesto.

La noche había sido demasiado agradable como para terminarla. Y por mucho que profesaba disfrutar su soledad, había sido agradable despertar con Brittany entre sus brazos, agradable tenerla ahí mientras se duchaban y luego compartían los panecillos y el café.

El algoritmo que había configurado para ejecutarse antes de la cena la noche anterior, había reflejado algunos resultados. El sendero de la roca del diablo reflejaba un 70 por ciento.

Tan pronto mencionó el nombre del sendero, Brittany le dijo que su algoritmo
"apestaba". De ninguna manera él utilizaría el sendero de la roca del diablo, dijo ella.

Pero los resultados eran los resultados y Santana ni siquiera pretendía ser más inteligente que los chicos que habían escrito los programas en primer lugar.

Convenció a Brittany de que al menos echaran un vistazo.

Ahora aquí estaban, el sendero llevándolas hacia el borde del cañón Coyote. Como Brittany le había advertido, después de la primera milla…que no fue sencilla…el camino se deterioraba drásticamente.

Santana estaba teniendo dificultades para seguirle el paso mientras Brittany correteaba por las rocas como una cabra de montaña.

—Vamos, agente López, te estás quedando atrás—dijo Brittany en voz alta.

Santana se detuvo y miró hacia arriba, encontrando a Brittany de pie orgullosamente en una enorme roca a unos cincuenta metros por encima de ella.

—Exhibicionista—murmuró.

Luchó a través de las rocas, llegando finalmente hasta Brittany. Apoyó las manos sobre sus caderas, tomando grandes bocanadas de aire.

—Supongo que tienes razón—dijo Santana—Este sendero apesta.

—Lo siento. Tal vez tu algoritmo no tomó en cuenta la dificultad del terreno.

—No, debió haberlo hecho. Introduje todos los datos. Desnivel, valoración del terreno, altitud, todo.

—Bueno, entonces tal vez las coordenadas estaban equivocadas. Este sendero no finaliza. Si seguimos el tiempo suficiente, llega al cañón Coyote donde está una roca plana…la roca del diablo. Quizás debimos haber empezado en ese extremo, cerca de Oak Creek—sugirió Brittany.

—No. El programa contabilizó eso.

—Está bien, entonces…—Brittany se detuvo, mirando más allá de ella, sus ojos hacia el cielo.

—¿Qué pasa?—preguntó Santana girando.

—Buitres. Tal vez tu algoritmo no estaba tan equivocado—Brittany subió más alto—Dame tus binoculares.

Santana los sacó de su mochila, entregándoselos a Brittany.

—Por allá queda el huerto del Diablo—dijo la rubia—Aunque está cerca de aquí, el sendero comienza en el lado este del cañón—bajó los auriculares—Tal vez por eso tu algoritmo eligió este sendero. Está más cerca del objetivo.

—Solo porque hay buitres, no quiere decir que hay un cuerpo—dijo Santana.

—No. Ese sendero es bastante popular. Sobre todo en las mañanas. Las rocas hacen un gran telón de fondo para la salida del sol.

Santana tendió su mano hacia Brittany.

—Está bien, vamos. Vamos a echar un vistazo.

Brittany agarró su mano, deslizándose de la roca a su lado. Totalmente poco profesional, sí, pero Santana no pudo evitarlo. Tiró de la mano de Brittany, acercándola más.

Sin preguntar.

Simplemente movió la cabeza, besando a Brittany apasionadamente en los labios. Resultó ser un error ya que un beso sacó a relucir todo el deseo y la excitación de la noche anterior.

Brittany gimió, profundizando el beso. Antes que Santana supiera lo que estaba pasando, estaban afianzadas en un fuerte abrazo, sus manos moviéndose libremente y sus lenguas batallando.

Brittany agarró con audacia sus caderas, acercando aún más la parte inferior de sus cuerpos. Santana gruñó ante el contacto, todos sus sentidos cobrando vida nuevamente.

Quería rasgar la ropa de Brittany ahí mismo y hacer el amor con ella. No le importaba que estuvieran de pie en medio de un montón de rocas, con el sol abrasador del mediodía sobre ellas.

Brittany debió sentir sus intenciones porque se apartó, respirando agitadamente como Santana.

—Maldita sea.

—Lo siento—Santana dio un paso atrás, alejándose de ella—Algo poco profesional. Es sólo que…

—Lo sé. Yo también—Brittany respiró profundamente y luego hizo un gesto hacia el sendero—¿Continuamos?

Brittany tenía un mal presentimiento mientras tomaban el camino menos difícil hacia el huerto del Diablo. Era fácil de escalar, el sendero arbolado, no expuesto como la roca del Diablo. Pero estaba teniendo dificultades para mantenerse enfocada.

Podía sentir los ojos de Santana en ella y eso hacía que su corazón latiera con más rapidez.

Tenía que admitir que había sido ella quien les había mantenido en la cama en la mañana, no Santana. Brittany no sabía si era sólo por el hecho de que había pasado tres años sin intimidad, pero simplemente no podía tener suficiente de Santana López.

Incluso antes, en el camino, deseaba tanto deslizar las manos bajo su camisa y tocar la piel de Santana. Podía imaginar su humedad, recordar cómo se sentía estar dentro de ella, como se sentía la morena contraída alrededor de sus dedos.

Recordar la dureza de los morenos pezones y cómo se sentía en su boca.

Recordar el sabor de la pelinegra mientras descendía sobre ella y el glorioso sonido que hacía mientras Brittany la devoraba.

Casi tropezó cuando su visión se volvió borrosa, imaginando a ambas mientras yacían en la cama de Santana…desnudas y sin inhibiciones.

—¿Estás bien?

Brittany asintió, pero no se atrevió a dar la vuelta. Sabía que Santana podría leer sus pensamientos en un instante.

—Este sendero tiene unos cuatro kilómetros…—dijo tratando de mantener su concentración en el caso.

—¿Fácil de caminar?

—Sí.

—¿Brittany?

—¿Sí?

—¿Podemos parar un momento?

—No.

—¿Por favor?

Brittany se detuvo, pero no se volteó. Santana la rodeo poniéndose delante de ella, mirándola a los ojos.

—Está bien lo que hicimos, Brittany—dijo Santana, su voz tranquila—Tú no estás...no lo estás lamentando ¿verdad? No te sientes culpable por ello ¿no?

Brittany sonrió.

—No. Pero gracias—respiró profundamente—Todo lo contrario, en realidad. Estoy tratando de mantener la concentración en el caso y no en el hecho de que quiero hacer el amor contigo nuevamente—se sorprendió por el alivio que mostró Santana.

—Oh. Bien. Porque, antes, estuve fuera de límites. Y no quería que pensaras que…

—Santana, ayer por la noche, lo necesitaba. Creo que las dos lo necesitábamos. No me di cuenta que lo disfrutaría tanto—admitió con una sonrisa rápida—O que pudiera querer hacerlo nuevamente.

—Está bien. Me complace que te sientas así. Sólo quiero que también seamos capaces de trabajar juntas. No quiero que esto sea una distracción.

—Entonces deja de besarme en medio de un campo de rocas—bromeó Brittany—Ahora vamos. Vamos a ver lo que los buitres han encontrado.

Caminaron en silencio, lado a lado, deteniéndose de vez en cuando por un sorbo de agua.

Cuando habían avanzado casi tres kilómetros, Brittany señaló hacia el otro lado del barranco.

—Ahí era donde estábamos antes—dijo señalando la pila de rocas en la distancia.

—Eso está cerca ¿Pero ese camino no se conecta con este?

—No. Ese sube por la ladera del cañón luego cae en él. Grandes vistas, pero es catalogado como uno de los difíciles, especialmente desde este lado. Donde el sendero inicia al otro extremo del cañón, es mucho más fácil de escalar. Este es un callejón sin salida…—dijo Brittany—…Va a la base del cañón. Su atracción es el huerto con todas las diferentes formaciones rocosas. La cocina del diablo, el piano del Diablo, el Puente del Diablo—explicó—Pero es una caminata fácil hasta el fondo.

Mientras se acercaban, el olor a carne podrida les golpeó. Echó un vistazo a Santana, quien asintió con la cabeza.

—Descomposición—dijo la morena.

Los buitres se dieron a la fuga cuando se acercaron y la mirada de Brittany aterrizó en el Puente del Diablo. Un cuerpo había sido colocado sobre la roca plana.

—Ahí—dijo la más alta.

Se apresuraron, trepando por las rocas desprendidas del antiguo arco que había caído formando un puente.

Santana se detuvo en seco, jadeando en voz alta, el sonido manteniéndose alrededor de ellas en el aire quieto.

—Oh, Dios mío—murmuró.

Se dio la vuelta rápidamente, lejos del cuerpo y Brittany notó que el color había desaparecido de su rostro. Estaba blanca como un fantasma.

—¿Santana? ¿Qué pasa?

Santana simplemente sacudió su cabeza, moviéndose más lejos. Agarró su teléfono celular, entonces hizo una pausa antes de conectar, sus ojos fuertemente cerrados.

Brittany miró el cuerpo, finalmente notando que era un hombre, no la joven estudiante que esperaban.

—¿Figgins? Encontramos a Collie—dijo Santana, con la voz cargada de emoción.

Brittany volteó su cabeza, entendiendo finalmente la reacción de Santana ente el cuerpo.

—Él está...Cristo, Figgins, está aquí como las demás. Lo encontramos. El maldito hijo de puta lo mató.

Brittany se quedó mirando el cuerpo, viendo el ahora familiar agujero donde su garganta había sido cortada, al igual que las demás. Estaba destrozado ya que los buitres habían comenzado su labor. Respiró profundamente, sus ojos aún pegados al cuerpo.

Esto había sido intencional.

Seguramente no era una coincidencia que el agente Collie fuera una víctima.

Se acercó a Santana, el sonido de su voz ahora agitada mientras explicaba cómo lo habían encontrado. Brittany notó el férreo control que Santana tenía en el teléfono, el ceño fruncido, la presión de su mandíbula. Estuvo a punto de alcanzar su mano para reconfortarla cuando sonó su propio celular.

Dio un paso lejos de ella, respondiendo rápidamente.

—Pierce.

—Britt, soy Ryder. Tengo un par de excursionistas aquí. Dicen que vieron un cuerpo en…

—…El huerto del Diablo
—terminó Brittany por él—Estamos aquí ahora.

—¿Cómo lo sabes?

—Te lo explicaré más tarde. Escucha, consigue a Quinn. Traigan la rejilla y el bolso de evidencias. Tenemos que procesar la escena.

—¿La cargaremos o la traeremos en mula?

—Caballos y mulas. El cuerpo está arriba en los escollos así que tendremos que transportarlo poco a poco.

—¿Él? No es una…

—No. El. Es el agente Collie. Él estaba trabajando este caso en Phoenix.

—Mierda.

—Sí. Que sea rápido, Ryder. Y trae a alguien más contigo. Tenemos que cerrar esta ruta.

—Voy en camino.


Santana estaba apagando el teléfono, pero seguía visiblemente alterada. Tenía los brazos cruzados con fuerza sobre el pecho, su boca normalmente sonriente estaba tensa, sus ojos oscuros risueños estaban preocupados…atribulados.

Brittany estaba a punto de decir "lo siento" pero se contuvo. Santana le había dicho en demasiadas ocasiones que dejara de disculparse por cosas que no podía controlar.

Al contrario, Brittany lo mantuvo profesional. Extendió su mano.

—Dame tu cámara y el aparato GPS que usas.

Santana la miró, parpadeando varias veces antes de contestar.

—No. Ese es mi trabajo.

—Déjame hacerlo, Santana.

—Debería ser capaz de procesar la maldita escena—dijo en voz alta—Han muerto miembros de mi equipo. He perdido compañeros—pasó las manos por su cabello—Cristo, sabes, él no era cuidadoso. Patrick probablemente estaba usando un vestido y Collie pensaría que alguna chica se acercaba a él.

—Santana, has perdido personas anteriormente por la guerra, en el cumplimiento de su deber. Esto es diferente. Este hombre fue asesinado. Y lo conocías.

—Eso no importa—la miró intensamente—¿Cómo pudo suceder esto? Él es un maldito agente del FBI. Tendría que haber sido más consciente de su entorno. Demonios, nunca creyó el ángulo Patrick. Probablemente ni siquiera leyó el maldito archivo. Probablemente no sabía que Patrick se vestía de mujer.

—Mira, déjame procesar la escena. No estás en condiciones—se acercó más, su voz ahora más suave—Santana, déjame hacer esto por tí. Por favor.

Una guerra de voluntades se llevó a cabo durante largos segundos. Santana finalmente cedió. Buscó en su mochila de hombro, sacando la cámara y luego el buscador GPS. Conservó el cuaderno digital.

—Toma. Dime lo que encuentras. Yo lo registro—dijo Brittany.

—Está bien. Gracias.

Brittany se alejó, luego volvió a mirar a Santana. Ella había encontrado un lugar en una roca debajo de uno de los pequeños enebros. Brittany fue hacia el cuerpo notando que a diferencia de los otros cuerpos, los brazos del agente Collie no estaban cuidadosamente doblados contra su estómago.

Estaban a los lados, uno ampliamente extendido, el otro contra su cuerpo. Era como si el asesino lo hubiese tirado, dejándolo caer en tierra descuidadamente, sin ubicarlo específicamente como había hecho con las otras.

Tal vez porque el agente Collie pesaba cerca de 90 Kg, no como las delgadas jóvenes.

—¿Cuánto supones que pesa?

—87 kilos.

—Si Patrick era como su hermano, entonces es un hombre pequeño.

Santana se puso de pie.

—Más evidencia de que tuvo ayuda.

—¿Por qué no compruebas el perímetro y ves si fue arrastrado?

Santana caminó en círculo alrededor de la zona y Brittany volvió a su trabajo. Tomó varias fotografías desde cada ángulo, así como al área alrededor, tratando de determinar de qué dirección había sido transportado.

Luego levantó el GPS, esperando obtener una lectura.

—No olvides marcar también la elevación—dijo Santana en voz alta.

Brittany asintió, guardando la información como había visto hacer a Santana. Ella se acercó, con cuidado de no perturbar la escena. Se puso en cuclillas al lado del cuerpo y agarró una mano, notando la sangre debajo de sus uñas.

—¿Tienes alguna bolsa de evidencias?

—No conmigo. No pensé que estaríamos procesando una escena ¿Por qué?

—Trazas debajo de las uñas. Sangre.

Santana aminoró su paso, inclinándose para inspeccionar algunas rocas, supuso Brittany.

—¿Qué tan buenos son tus chicos? ¿Necesitamos pedir CSI de Phoenix?

—Esto no es una escena, es un vertedero—le recordó Brittany—Y mis chicos no procesan, lo hago yo.

—Está bien. Sólo asegúrate que tienes fotos de todo. No quiero perder algo.

—No lo haré—volvió a inspeccionar el cuerpo, sus ojos evitando la sangrienta herida en el cuello.

—¿Brittany? Ven aquí un segundo.

La rubia levantó la vista.

—¿Qué pasa?

—Estas rocas fueron perturbadas. Parece un patrón de arrastre—dijo señalando—Trae la cámara.

—¿Por qué lo arrastraría desde allá arriba?—preguntó mientras se unía a Santana en las rocas. Su mirada recorrió los enebros—A menos que...

—¿A menos que qué?

Brittany volvió a mirar el cuerpo.

—Él ha estado muerto por un par de días—se encontró con los ojos de Santana—No crees que lo mató aquí arriba en los árboles, escondió el cuerpo durante unos días y luego regresó para exhibirlo ¿verdad?

—Nunca hemos encontrado ninguna de las escenas del crimen.

—¿Y si el desierto ha sido la escena del crimen desde el principio?

Brittany siguió el patrón de arrastre en los enebros, agachándose bajo las ramas mientras se movía más alto en las rocas. Se detuvo cuando vio el charco de sangre seca.

—Hijo de puta—Santana murmuró detrás de ella.

—No tuvo que transportarlo.

—Lo hizo caminar—dijeron al unísono.

Brittany se volteó, agarrando el brazo de Santana.

—Eso significa que ha estado en nuestras narices todo el tiempo. Con las otras, exploramos el área inmediata, pero no hicimos una búsqueda minuciosa del perímetro. Pensábamos que era sólo un vertedero.

—Eso quería él que pareciera. La sangre que dejó en Tucson fue sólo para Confundirnos.

—Y jugó con nosotros—añadió Brittany—Lo siento ¿Quieres llamar a Phoenix para procesar la escena?

—No. Podemos hacerlo. Una vieja escena de tres días, a la intemperie, cualquier tipo de rastro de seguro ha desaparecido.

Brittany asintió.

—Voy a llamar al sheriff Schuester para informarle lo que está pasando.

—Está bien. Y yo voy a…—su celular le interrumpió y espondió, apartándose de Brittany—Sí, Hudson, lo sé.

Brittany se alejó, dándole un poco de intimidad, pero mantuvo su atención en Santana mientras llamaba a Will.

—Puedo procesar la maldita escena, Hudson.

Las cejas de Brittany se dispararon cuando Santana elevó su voz.

—Ella sabe lo que está haciendo, así que no la llames niñata campesina inculta.

Esa debo ser yo, asumió Brittany.

Pero no los culpaba. Uno de los suyos había caído. Era lógico que quisieran ser minuciosos y enviar expertos.

—Culpa a quien quieras, pero la culpa sigue siendo de Collie. Se negó a ver la conexión, se negó a creer en el ángulo del asesino en serie. Demonios, incluso cuando las heridas del cuchillo coincidieron todavía estaba escéptico—hizo una pausa—No lo estoy. También trabajé con el hombre, sabes. Déjame hacer mi trabajo. Qué tal si ustedes se encargan de encontrar algunas respuestas en lugar de simplemente sentarse por ahí con las cabezas metidas en sus culos esperando la próxima maldita conferencia de prensa.

Brittany estuvo a punto de terminar su llamada cuando apareció la voz de Will.

—Will, lo siento. Ya te vuelvo a llamar.

—Ryder me puso al corriente.

—Sí. Está bien. Ya te vuelvo a llamar.


Brittany se movió hacia Santana que estaba de pie con la espalda hacia la escena, con los hombros tensos. Su cabeza elevada hacia el cielo, pero sus ojos cerrados.

—¿Santana?—extendió la mano, tocando suavemente su brazo, luego lo envolvió con sus dedos, apretándolo ligeramente—¿Quieres hablar?

Santana negó con la cabeza.

—No. Tenemos trabajo que hacer. Sólo dame un minuto.

—No me sentiré ofendida si envían un equipo de CSI.

—Puedes hacer el trabajo—entonces se volteó—¿Cierto?

Brittany asintió.

—Tengo algo de experiencia en eso, sí. Pasé un año en medicina forense—levantó sus manos, las palmas hacia arriba—Simplemente no tenemos todo el equipo sofisticado.

—Ya tenemos el ADN del asesino. Lo que estamos buscando es rastrear evidencias, fibras, algo que nos dé una idea de dónde está el hijo de puta, donde se queda, donde se esconde. Y estoy bastante segura que no vamos a descubrir eso.

Sus ojos se encontraron y Brittany se sorprendió por la profunda tristeza en los ojos de Santana.

Por lo que sabía, no había amor entre Santana y el agente Collie. De hecho, habría jurado que su relación rayaba en el odio. Pero los ojos de Santana le dijeron lo terriblemente mal que estaba.

Sin pensarlo, tiró de Santana hacia un rápido y fuerte abrazo, dándose cuenta que para la morena, este era otro capítulo en su vida con un final trágico.

Tomó unos segundos para que Santana se relajara, aceptando el consuelo de Brittany por lo que era. Cuando dio un paso atrás, la más baja asintió.

—Gracias.

Brittany no dijo nada. Sólo vio cómo la expresión de Santana cambió, su máscara profesional regresando a su lugar.

—Vamos a procesar esto primero…—sugirió Brittany, siguiendo su ejemplo—…Esperaremos que los chicos lleguen aquí con el equipo antes de empezar con...con el cuerpo.

—¿Quieres la grabadora?

—Sí. Dejaré que te encargues de la cámara, si eso está bien.

—Puedo manejarlo.

Brittany se quitó su gorra y apartó el cabello húmedo de su frente. Se volvió a colocar la gorra cuando Santana le entregó la grabadora digital. La encendió, su mirada buscó de inmediato la acumulación de sangre bajo el enebro donde el agente Collie había sido asesinado.

—Hay salpicaduras de sangre aquí en el miembro…—dijo señalándoselo a Santana—…Él estaba de pie—dijo acercándose al lugar—Aquí. El asesino salió detrás de él—siguió el escenario en su mente, girando. Extendió la mano, tocando la rama de enebro que estaba quebrada—Hay una rama rota aquí. Rocas volcadas. La sangre está contenida. Él cayó aquí. No parece que el cuerpo haya sido movido—miró hacia arriba—Hasta que fue colocado en el Puente del Diablo—agregó—Vamos a necesitar una muestra de sangre, sólo para asegurarnos que no la montó como hizo en el departamento en Tucson.

Se movió en un círculo, buscando cualquier cosa fuera de lugar. No había fragmentos rotos de trapos, ni fibras extrañas. Había más rocas desplazadas frente a las demás.

Frunció el ceño, inclinando su cabeza mientras lo veía en su mente.

—Él lo cubrió—dijo Brittany.

—¿Qué?

—Mira…—dijo señalando hacia las rocas—Aquí. Estas rocas están volcadas…—se trasladó a la otra esquina imaginaria de un cuadrado—…Y aquí. Él le cubrió con algo, entonces lo fijó con rocas en cada esquina.

—Como una lona o algo así.

—Camuflaje. No quería que alguien encontrara el cuerpo antes de que él estuviera listo.

—Pudo haberlo raptado la noche que fue al albergue para los sin hogar. Lo trajo aquí y lo mató esa noche.

—Cubrió el cuerpo y se fue.

—Regresó dos días más tarde para exhibirlo.

Brittany asintió.

—Lo que significa que probablemente hizo eso con todos los demás. Él no los secuestra y los mantiene. Él los secuestra, los mata y los oculta.

—Es como dijiste, ha estado bajo nuestras narices todo el tiempo.

—¿Por qué Collie? ¿Por qué desviarse de su patrón?

—Probablemente lo vio en las conferencias de prensa, sabía que él era el único buscándolo ¿Qué mejor manera de decirle al FBI que se vaya a la mierda?

—Pero Santana, eso es asumir un gran riesgo ¿Cómo podría haber sabido Patrick que Collie estaba solo? Además ¿cómo podría haber sabido Patrick que Collie aparecería en el refugio de los sin hogar?

—Tal vez no lo sabía. Tal vez lo vio, reconoció su rostro de la televisión y entró en pánico. Tal vez pensó que Collie iba tras él.

—Está bien—Brittany ahora caminaba mientras su mente saltaba de una escena a otra—Pero, no tiene sentido. Si Patrick es tan inteligente como todos creemos que es ¿por qué incluso iba a estar en el refugio en primer lugar? Él tiene que saber que lo hemos conectado a Dallas. Seguramente no seguiría el mismo patrón tratando de mezclarse con los sin hogar. Él tiene que saber que lo buscaríamos ahí.

—¿Qué estás pensando? ¿Que estaba siguiendo a Collie?

—Tal vez. Si eres la presa ¿no desearías mantener al cazador en la mira?

—Peligroso—dijo Santana—Si el FBI te está buscando, no lo sigues por los alrededores. Eso es una locura.

—Está bien. Así que tal vez fue planeado. Él ve las noticias, ve a Collie en las conferencias de prensa, entonces lo marca como su próxima víctima. Convenientemente, Collie deja el hotel solo, dándole a Patrick su oportunidad.

—¿Lo sigue hasta el refugio de los sin hogar y lo agarra? Vamos, Patrick es un hombre pequeño y delgado. Collie pesa más de 200 libras y es un agente del FBI especializado. De ninguna manera Patrick lo secuestra.

Brittany puso las manos en sus caderas, mirando a Santana.

—Bueno, obviamente lo hizo. Tenemos un cuerpo que lo prueba.



*******************************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: todo este tiempo el nombre estaba mal xD estba "la CoRa" y es "la RoCa" jaajajj, lo siento

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Sep 16, 2016 7:47 pm

Por lo del nombre no te preocupes chica, tu ya le habias mas o menos dado el nombre del libro a Lu, la que lo buscamos  por nombre y autor lo sabiamos, pero yo dude si ere algo del "efecto" o algo asi jajajjaja,  porque como le agregaste Compañeras I, cosa que me gusto mucho, y eso de "Cora" decia yo que onda sera, si era cosa tuya o what the f...., mas el nombre del diablo pues supuse y no pregunte mas hasta que tuve en mis manos la historia.

En serio Brittana ha comenzado y ahora que estas dos parecen conejitos de Energizer  jajajaj,  en medio sol, rodeadas de piedra y la calentura no se les quita.

En cuanto a Collie no lamento su muerte, era mal tercio en el trabajo de Santana, aunque fueron compañeros de trabajo de manera cercana no me explico por que le afecto tanto a Santana.???????? osea se llevaban de la patada  y alguien que me haga la vida imposible, que fuera un grano en el c.... y si llego a saber que desaparecio gracias diera, tal vez me pase de insensible....  

Me gusto el hecho que Britt se haya hecho cargo de la escena del crimen al ver tan afectada a Santana.... o sea en su momento cada una demuestra llevar los Pantalones de manera equitativa en la relacion que estan formando.
Otra vez Patrick Doe mata a un hombre y no sigue en su racha de mujeres.... sera el unico hombre que va a matar o habra mas??. 

saludos..
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3232
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 35
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 3:) el Vie Sep 16, 2016 9:20 pm

Hola morra...

Tanto dudo Collie en los patrones del caso que termino vienole la cara a patrick... y termino como termino!
Es normal que a san le afecte la predida de Collie aunque nunca se llevaron ubo una relacion de trabajo y sercania!!!
Es bueno que britt esta para san... ahora!!

Nos vemos!!!

Pd... si me rei tanto cuando lo lei.... si que es mala la madre de nay!!!
Lo que si estaria bueno aunque no lo va a hacer si no lo hizo antes menos ahora... que lea aclare que paso con nay.. va su version pero no lo va a hacer, ademas me parese muy maduro de nay en decir que volveria a trabajar con ella...
Esta haciendo una peli nueva!!!!
Pd2:... yo si le preste atencion al nombre perroooo me olvide de avisarte... sorry!!!!!:)
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por 23l1 el Sáb Sep 17, 2016 1:23 am

marthagr81@yahoo.es escribió:Por lo del nombre no te preocupes chica, tu ya le habias mas o menos dado el nombre del libro a Lu, la que lo buscamos  por nombre y autor lo sabiamos, pero yo dude si ere algo del "efecto" o algo asi jajajjaja,  porque como le agregaste Compañeras I, cosa que me gusto mucho, y eso de "Cora" decia yo que onda sera, si era cosa tuya o what the f...., mas el nombre del diablo pues supuse y no pregunte mas hasta que tuve en mis manos la historia.

En serio Brittana ha comenzado y ahora que estas dos parecen conejitos de Energizer  jajajaj,  en medio sol, rodeadas de piedra y la calentura no se les quita.

En cuanto a Collie no lamento su muerte, era mal tercio en el trabajo de Santana, aunque fueron compañeros de trabajo de manera cercana no me explico por que le afecto tanto a Santana.???????? osea se llevaban de la patada  y alguien que me haga la vida imposible, que fuera un grano en el c.... y si llego a saber que desaparecio gracias diera, tal vez me pase de insensible....  

Me gusto el hecho que Britt se haya hecho cargo de la escena del crimen al ver tan afectada a Santana.... o sea en su momento cada una demuestra llevar los Pantalones de manera equitativa en la relacion que estan formando.
Otra vez Patrick Doe mata a un hombre y no sigue en su racha de mujeres.... sera el unico hombre que va a matar o habra mas??. 

saludos..



Hola, =O creo que es uno, si no, el comentario mas largo! jajajajajajaajajajajajaja, gracias por eso ajajajajajajjaa. Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajaajajajajajaj xD esk no me había dado cuenta xD y estuvo así hasta oi que me di cuenta y como nadie me dijo nada menos lo note xD y si hasta yo di en nombre del libro y no me di cuenta de mi error XD jajajajaajajajaj, pero como dije, perdón por eso, de vrdd que no me había dado cuenta =P Y que bueno que te haya gustado lo de "compañeras" jajajaajaj era para poder seguir altiro con el segundo jajajajaajja. Pero también es bueno que supieran que libro era XD jaajajajajaja.

Jajajajajajajaja esk es el efecto que causan la una en la otra... como poder aguantarse¿? jajajajajaajajajaja. Mmmm la vrdd a mi tampoco me afecto su muerte, más las otras victimas =/, pero también entiendo a san, xq era su compañero de trabajo y que muera igual afecta, no¿? o quizás la culpa nose XD Jajajjaaj no todo bn, todos tenemos puntos de vistas distinto jajajajajajaja. Aiii si son las mejores, ya se complementan tan bn y ayudan a la otra sin necesidad de decirlo jajajajajaja. Mmmm interesante tu pregunta... espero y estos caps nos digan mas jajajajaja. Saludos =D







3:) escribió:Hola morra...

Tanto dudo Collie en los patrones del caso que termino vienole la cara a patrick... y termino como termino!
Es normal que a san le afecte la predida de Collie aunque nunca se llevaron ubo una relacion de trabajo y sercania!!!
Es bueno que britt esta para san... ahora!!

Nos vemos!!!

Pd... si me rei tanto cuando lo lei.... si que es mala la madre de nay!!!
Lo que si estaria bueno aunque no lo va a hacer si no lo hizo antes menos ahora... que lea aclare que paso con nay.. va su version pero no lo va a hacer, ademas me parese muy maduro de nay en decir que volveria a trabajar con ella...
Esta haciendo una peli nueva!!!!
Pd2:... yo si le preste atencion al nombre perroooo me olvide de avisarte... sorry!!!!!:)



Hola lu, por pesado le paso ¬¬ Sip, eso mismo pienso yo, pesado y todo, pero había un vínculo ai =/ Aiii si son las mejores, ya nada las detendrá! jajajaajajajajajajajajajaj. Saludos =D

Pd: jajajajjajajaa yo tmbn morí jajajaajajajajajajajajajaajajaja, toda una snixx de la sinceridad, no¿? jajajajaajaja. Pffff la vrdd yo no le creo nada a lea =/ Y si, a mi tmbn me parece maduro y leal lo de naya solo dijo "lo que paso" no dijo cosas malas de lea, como dije, no saben comprender ¬¬ =O si! eso supe! ya la quiero ver! ajajajajaj.

Pd2: =O jajajajajajaajajajajajajajajajajaaj creo que hasta lo escribiste y ni cuenta me di xD jajaajajajajajajajajaja y yo pasando el loco tanto tiempo xD ajajajajajaj.



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4203
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Compañeras II: Carretera Del Infierno (Adaptada) Cap 34 y 35 Fin

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.