Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» [Resuelto]Brittana: Toda la Rabia. Cap. 6 y 7, 8
Hoy a las 11:27 am por 3:)

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 26-06-17
Hoy a las 11:00 am por 3:)

» FanFic Brittana: De Mis Sueños I (Adaptada) Cap 16
Hoy a las 10:46 am por 3:)

» FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Prólogo
Ayer a las 11:11 pm por monica.santander

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Qué (Adaptada) Epílogo
Ayer a las 8:14 pm por 23l1

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The Satalker» Part II
Sáb Jun 24, 2017 7:14 pm por Gabriela Cruz

» [Resuelto]Brittana: Seductora Irresistible (adaptación. GP Brittany) cap. 20 mas Epilogo
Sáb Jun 24, 2017 7:06 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: La Obsesión (Adaptada) Epílogo
Vie Jun 09, 2017 8:27 pm por 23l1

» [Resuelto]EL EJERCITO VERSION BRITTANY. cap. 12
Vie Jun 09, 2017 12:09 pm por 3:)

» [Resuelto]Mándame al Infierno pero Besame (adaptación) Gp Santana Cap. 18 y Epilogo
Dom Jun 04, 2017 1:07 am por monica.santander

» [Resuelto]FanFic Brittana: Respiro (Adaptada) Epílogo
Jue Jun 01, 2017 11:11 pm por 23l1

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 28-05-2017
Jue Jun 01, 2017 10:11 pm por Tati.94

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 96º
Miér Mayo 31, 2017 9:18 pm por MarisaParedes

» *FanFic* -A Punto Cero- Capitulo 77- Cuenta regresiva- Parte 2-*Nuevo*
Miér Mayo 31, 2017 9:05 pm por MarisaParedes

» BRITTANA The Camp capitulo 10,11,12 y 13
Dom Mayo 28, 2017 9:59 pm por 3:)

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 10,11,12 y 13
Sáb Mayo 27, 2017 8:08 pm por JVM

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mía IV (Adaptada) Cap 5 - FIN
Mar Mayo 23, 2017 11:00 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 19 (18/05/17)
Vie Mayo 19, 2017 11:23 pm por 3:)

» [Resuelto]Brittana: Stripper (Gp Brittany) Epilogo
Mar Mayo 16, 2017 3:09 am por marthagr81@yahoo.es

» [Resuelto]FanFic Brittana: Nunca II (Adaptada) Epílogo
Mar Mayo 09, 2017 11:26 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
marthagr81@yahoo.es
 
3:)
 
JVM
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

si Fueras Mia

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activo si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Lun Oct 31, 2016 5:49 pm

Prologo:

Cuando Brittany pierce cruzó la puerta del salón de literatura no se imaginó que ese era el inicio de una importante historia. No se imaginó que estaba a punto de enamorarse, ni siquiera alcanzó a sospechar que sería víctima de una de las bromas más crueles del destino. 
Santana Lopez era hermosa, inteligente y decidida. La clase de mujer que cualquiera podría desear... si no la conocen lo suficiente.

Capitulo 1: Mi nueva profesora de literatura.

La caligrafía perfecta trazada con marcador negro brillaba llamativamente sobre la pulcra superficie de una pizarra blanca. Eso fue lo primero que atrajo mi atención al ingresar al salon de clases. Quinn caminaba justo detrás de mi por lo tanto se estrello contra mi espalda cuando me detuve a contemplar la segunda cosa que llamo mi atención ese dia. Todos los asientos estaban ocupados.

Nuestras únicas opciones eran esas dos que ningún estudiante quiere. Esas que se ubican justo frente al escritorio del profesor. Ahí no es un buen sitio si olvidaste hacer la tarea, no es buen sitio cuando el profesor pregunta algo, no es un buen sitio a la hora de los exámenes. Y en el colegio persiste la tradición de que el lugar qu ocupas el primer dia pas a ser de tu propiedad por el resto del año. Afortunadamente, y al parecer la única buena noticia del dia, es que no había rastros de la profesora. Y sin ánimos de retar nuestro breve lapso de buena suerte, mi amiga y yo corrimos a ocupar nuestros lugares.

-Genial, realmente sublime, ahora tendremos que ponerle atención a todo el ciclo escolar- me quejé sacando mi libreta y poniéndola sobre mi escritorio ocupando mas fuerza de la necesaria- ¿Realmente tenias que ir al baño?.

Quinn me dedico una mirada de reojo asesina.

-Callate, que tendrás todo un hermoso año para quejarte y amargarme- dijo mientras hurgaba entre sus cosas.

La conocía tan bien que me era sumamente facil adivinar que había olvidado llevar un lápiz el primer dia de clases.

-Santana Lopez- susurre mirando las letras perfectamente alineadas en el pizarrón.

-Es una pesadilla- aseguró sin dejar de buscar entre sus cosas- y yo no pude traer un puto lápiz el primer dia.

Sonreí.

-Tiene bonita letra- ese fue un pensamiento que se me escapó en voz alta.

-Y un carácter de mierda- completó Quinn.

-¿Qué sabes de ella?- pregunté extrañada, era raro que mi amiga hablara mal de un profesor.

-Es su primer año aquí, le dio clases a mi hermano en la universidad y él dijo que era una pesadilla.

-¿David dijo eso?.

De pronto me importaba un comino la profesora, cualquier platica dejaba de interesarme cuando el nombre del hermano mayor de mi mejor amiga aparecía, ya sea en medio de la conversación (como esta) o en mis pensamientos (allí entraba él a menudo).

-No, en realidad cuando supo que la profesora Lopez me daría clases lo que me dijo fue que saliera de aquí con dignidad y pasara el resto de mi vida cantando en el metro.

-¿Y a él como le va?- pregunté fingiendo que no me interesaba.

-No me importa, es un pesado, engreído y...

Se callo de inmediato, instintivamente seguí sus ojos que estaban clavados en la puerta del aula. Allí estaba una mujer morena, recorrió al grupo con una severa mirada antes de ingresar al aula. Era alta, andaba lejos de los cuarenta pero sin menos de treinta. Su cabello caía elegantemente sobre sus hombros y brillaba como en los comerciales de shampoo. No pude pasar por alto su bien torneada figura, que también me recordó a los anuncios publicitarios, pero esta vez a los que muestran lencería.

Me regañé por ese ultimo pensamiento y de inmediato dejé de mirarla.

-Buenos días jóvenes- su voz era fuerte y autoritaria.

Respondimos al unisono. Observé de reojo como caminaba hacia el escritorio, y después se sentaba justo frente a mi. Ella dijo de donde venía, como habitualmente hacían todos los profesores nuevos. 

Habló un poco de haber estado dando clases en una universidad y luego pasó lista para irnos conociendo. Pero nada de hacer bromas ni contar chistes como la mayoría que los maestros hacen para romper el hielo. Ella fue directo al punto, expuso su sádico plan de clases antes bufidos de desacuerdo por parte de unos cuantos, pero la profesora los ignoró por completo y entró del lleno al primer tema.

"Gilgamesh" Escribió en el pizarrón, justo debajo de su nombre con su caligrafía perfecta.

De nuevo dirigió su atención a los alumnos.

-Sr Aguirre ¿Conoce la obra?.

Mi compañero miró a ambos lados como si quiera estar seguro de que la profesora se estaba dirigiendo a él.

-¿Eso con qué se come?- preguntó tratando de hacerse el gracioso y hubo quienes le celebraron el chiste.

Pero la expresión severa de la profesora Lopez poco a poco fue apagando las risas.

-Lo va a averiguar muy pronto y no lo olvidará en mucho tiempo. Quiero que se documente y me traiga un ensayo de 3000 mil palabras donde me explique según su criterio si el hallazgo de esta obra fue relevante o no para la literatura moderna.

El pobre chico tiene la boca ligeramente abierta y una sonrisa nerviosa curva sus labios.

-¿Está bromeando?.

Todos guardan silencio. En la expresión de la profesora no hay chiste.

-Para la próxima semana- agregó.

-¿¡Una semana!?.

Al parecer mi compañero no se da cuenta que la profesora Lopez no conoce de bromas.

-Señor Macía. ¿Que información me puede proporcionar sobre Gilgamesh?.

Apunta hacia jonathan, él se queda de piedra sin saber que decir.

-¿Lo del ensayo no iba en serio verdad?- insiste mi compañero- Digo, no puede esperar a que nosotros respondamos a cosas que aun no nos enseñan.

Santana Lopez lo fulmino con la mirada.

-Señor Aguirre. ¿Como llego usted hasta este punto?.

El chico frunce el ceño sin poder entender de qué le está hablando la profesora.

-No le entiendo...

-¿No fue a la secundaria?.

-Claro que si, pero...

-En todos los libros de literatura de la secundaria hay información sobre esta obra, si jamas reviso esos ejemplares me hace el favor de salir de mi salon de clases y no volver hasta que tenga el grado de conocimiento que se le exige a los alumnos de este nivel educativo.

No se movió.

-Haré el ensayo- dijo al fin.

-El miércoles sobre mi escritorio.

-Había dicho que para la próxima semana...

-Señor Aguirre si le sigue robando tiempo a mi clase el ensayo será para mañana y sobre el escritorio del director.

De nuevo mira a jonathan, este simplemente niega con la cabeza.

-Quiero el ensayo para una semana, al menos que tenga algo que alegar.

El de nuevo hace un gesto negativo sin decir nada. La profesora Lopez se mueve entre los escritorios y va formulándole la misma pregunta a un par de alumnos mas sin obtener respuestas. Quinn me golpea la rodilla con pánico al ver como la profesora camina despacio hasta nosotras.

-Señorita Fabrey algo que decir- pregunta antes de estar lo suficientemente cerca.

Yo dirijo los ojos al pizarrón, donde se encuentra la palabra "Gilgamesh" me llevo la mano a la boca, como si estuviera rascando el labio y escribo rápidamente sobre un cuaderno las palabras "Mitología Sumaria".

-Es una obra perteneciente a la mitología sumaria- responde mi amiga con voz temblorosa.

La profesora llega hasta nosotras y disimuladamente yo pongo mis manos sobre el cuaderno para que no pueda ver lo que hay escrito. Me aventuro a mirarla. Grave error. Nos ha pillado, no sé como, no sé por qué lo sé, pero ella se ha dado cuenta, su forma de mirarme es bastante elocuente.

-¿Al go más que recuerde?- pregunta en un tonito irónico que me pone de nervios.

Mi amiga niega con la cabeza.

-Yo sé que recuerda algo más- insiste ella.

-Es todo lo que sé- responde Quinn.

-Gilgasmesh es un personaje legendario de la mitología sumaria- comienza a explicar poniéndose al frente de su clase- En esta obra, el primer poema épico que se conserva, se cuentan sus aventuras junto a su amigo Enkidu y su búsqueda de la inmortalidad tras la muerte de este. Es la obra literaria más antigua de la especie humana encontrada hasta el momento...

Cuando empezó a impartir el primer tema de clases dejé de prestarle atención a su palabras y me dediqué a estudiarla a ella. Mi nueva profesora tenía algo peculiar, indudablemente era una mujer hermosa, pero tenía algo más, y fue casi al final de la clase cuando descubrí que era aquello que tanto me intrigaba. ¡Su ojos! Por las gafas no lo había notado pero cuando nuestras miradas se encontraron por unos cuantos segundos descubrí que sus ojos eran grandes y negros y brillaban e tal forma que parecía tener el cielo y el infierno juntos en una mirada. Era tal la oscuridad que al contemplarlos uno tenía la impresión de que caería por el borde del mundo. Cuando terminó la clase supe que por fin tendría una profesora de literatura capacitada, pero al resto de mis compañeros no les cayo en gracia enterarse que tendría que trabajar en una materia para la que ya se habían acostumbrado a no hacer nada. Al final todos, excepto Quinn teníamos que hacer el jodido ensayo, aunque la mayoría contábamos con una semana para prepararlo. Todos se apresuraron a guardar sus cosas, la profesora se sentó detrás del escritorio, estoy de espaldas a ella metiendo las libretas a mi mochila pero siento su jodida mirada.

-Señorita Pierce- me llamó.

Mi pulso se detuvo momentáneamente, allí estaba, lo que tanto temía. Me giro despacio, Quinn que también guardaba sus cosas queda muy quieta y otros mas voltean a mirarme.

-Digame, profesora- ocupo mi tonito de voz más inocente para dirigirme a ella.

Nadie comprende muy bien lo que pasa. Incluso Quinn parece un poco confundida. Yo me limito a mirarla evitando el contacto directo con sus ojos.

-Espere a que todos se vayan.

Mis compañeros entienden la indirecta y caminan rápido hacia la salida, temiendo resultar castigados otra vez. Quinn duda un par de veces antes de marcharse.

-Sientate- susurró peligrosamente.

 Obedezco demasiado rápido, como un maldito títere. Ella me observa en silencio por unos segundos demasiados largos desde mi perspectiva. Como no sé que diablos hacer me miro las uñas como si fueran las cosas mas interesante sobre la tierra.

-¿Por qué la estoy castigando señorita Pierce?- pregunta de pronto.

No es buena idea mentir, podría empeorarlo todo, ignoro los motivos pero esa mujer me resulta sumamente intimidante.

-Por ayudar a mi compañera- susurro con un hilo de voz.

Me atrevo a mirarla, luce sorprendida.

-Eso nos ahorra tiempo- dice y se pone a hojear unos papeles- Ya que está mas preparada que el resto de sus compañeros no se me hace justo que tenga que hacer su misma tarea. Que tal 5000 palabras para mañana.

No era una pregunta. Ni siquiera puedo hablar. Ella me estudia con sus tenebrosos ojos. Puedo escuchar como la oscuridad de su mirada me habla. Está esperando que le ruegue por un poco mas de tiempo.

-¿Es todo?- pregunto tratando de sonar indiferente.

Ella arquea las cejas sin poder ocultar su sorpresa.

-Puede retirarse.

Camino hacia la salida sintiendo sus ojos clavados en mi nuca. En el pasillo me encuentro a todos mis compañeros discutiendo.

-¿Es que quién se cree que es?- reclama mercedes.

-¿Por qué nos toma? ¿Acaso no sabe que tenemos otras 6 materias?- alegó alguien mas.

-Esa piensa que sigue en la universidad. No puede exigirnos lo mismo que a unos universitarios.

-Es el primer dia y ya pasaré toda la noche haciendo su tarea.

-Yo digo que deberíamos ir a quejarnos a la dirección- soltó de pronto Quinn. Le di un puñetazo en el hombro.

-Ssshhh.

-Tienes razón- mercedes la apoyó de inmediato.

Los demás alumnos hicieron lo mismo.

-Un momento- alcé la voz para que todos se callaran y me escucharan- No digan tonterías. ¿Qué van a  alegar en la dirección? ¿Que la nueva maestra les cayo mal? Ese ni siquiera es un motivo, lo que conseguirán sera un regaño y si la profesora cumple sus amenazas y nos hace la vida imposible entonces no nos creerán y tocará aguantarla.

Nadie tuvo un argumento contra eso.

-Bien, pero a la primera la acabamos- sentenció Quinn.
el grupo poco a poco se fue dispersando.

-¿Qué quería contigo?- se apura a preguntar Quinn.

No le respondo en seguida.

-¿Para qué quiso que te quedaras?- insiste- ¿Por qué te castigó?.

-Supo que te ayudó a responder.

-¿Qué? ¿Como?.

-Yo que se...

-Es una maldita bruja. ¿Cual fue tu castigo?.

-Quiere el ensayo para mañana.

Quinn se me queda mirando boquiabierta.

-Está loca...

-Es lo justo.

-Claro que no, no puedo creer que la hayas defendido, deberíamos estar hablando con el director ya mismo.

-Fue mi culpa, no debimos tratar de verle la cara.

Quinn no parece muy contenta pero el profesor de física ya está en el salon asi que no puede seguir discutiendo.

-Solo te dire una cosa, esa mujer esta en la cuerda floja y cualquier dia de estos....

Dejó la oración a medias, para mantener el misterio. Le encanta saber cosas que yo no. Pero no tengo intenciones de insistirle, no me siento de humor para escuchar chismes.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por mayre94 el Lun Oct 31, 2016 7:09 pm

Holaa!, no me preguntes porque pero, me encantan las historias donde una es alumna de la otra!! jajaja :P es intrigante, adrenalinico y demás cosas... jajaja :P. La historia pinta para algo muy bueno entre las Brittana, espero tu actu pronto!! Saludos! :P
avatar
mayre94
**
**

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 24/02/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por JVM el Mar Nov 01, 2016 3:08 am

San toda misteriosa, tiene bien definida su forma de ser ante los alumnos.
Y bueno le paso a Q la ayuda pero a Britt no :/
Espero que le vaya bien haciendo la tarea.
Y haber como les va en las demás clases
avatar
JVM
********-*
********-*

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Mar Nov 01, 2016 2:12 pm

san va por todo con sus alumnos jajaj
a ver como les va a todos con los trabajos principal mente a britt!!
logran sacar a la nueva profesora o no???
a ver como van las cosas entre las dos?
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Mar Nov 01, 2016 6:54 pm

mayre94 escribió:Holaa!, no me preguntes porque pero, me encantan las historias donde una es alumna de la otra!! jajaja :P es intrigante, adrenalinico y demás cosas... jajaja :P. La historia pinta para algo muy bueno entre las Brittana, espero tu actu pronto!! Saludos! :P
hola, si es algo emocionante cuando es como prohibido no?. aqui un nuevo capitulo.

JVM escribió:San toda misteriosa, tiene bien definida su forma de ser ante los alumnos.
Y bueno le paso a Q la ayuda pero a Britt no :/
Espero que le vaya bien haciendo la tarea.
Y haber como les va en las demás clases
muy misteriosa verdad? veamos comole fue con la tarea. aqui otro capitulo. saludos.

3:) escribió:san va por todo con sus alumnos jajaj
a ver como les va a todos con los trabajos principal mente a britt!!
logran sacar a la nueva profesora o no???
a ver como van las cosas entre las dos?
si como arrasando jajaja, ya veremos comoles va y sabremos que pasa entre ellas. aqui un nuevo capitulo. saluds
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Mar Nov 01, 2016 7:00 pm

Capitulo 2: Inesperadamente...

Lanzo mi mochila a una esquina y regreso sobre mis pasos a la cocina. Mi estomago exige comida rápida. En mi ciudad la comida rápida está en tu puerta tres horas después de haberla ordenado y completamente fría. No creo sobrvivir a tanta espera así que eljo preparar una sopa de dudosa reputación, pero que está lista para ser devorada tan solo tres minutos después de estar dentro del microondas.

Estoy mirando impaciente la cuenta regresiva en el horno cuando Lord Tubbington se acerca a mi y comienza a frotarse en mis pies.

-Tu no puedes tener hambre- lo regaño.

Como mis padres nunca están en casa y yo paso la mitad del día en el colegio siempre le dejo la comida a su alcance. Es un gato horrible, malhumorado y con sobrepeso.

Maúlla con cierta exigencia. Como si estuviera muriendo de inanición. Lo miro por unos segundos e inevitablemente me dejo manipular por él. Busco en la alacena algo para darle. No hay mucho de donde escoger, termino ofreciendole unas bolitas de cereal que mi madre ama sobre todas las cosas.

Cuando la sopa está lista decido comer en mi habitación. Debo empezar el jodido ensayo de una vez.

No hay mucho sobre que escribir. Gilgamesh es la obra literaria más antigua que se ha encontrado, indiscutiblemente es de gran relevancia, no sólo para la literatura, si no para todas las areas de la humanidad. Pero eso se decía con 20 palabras, ¿De dónde iba a sacar las otras 4980 que me faltaban? Me gustaba leer, pero no era escritora, no se me daban bien las palabras. 

Miro a mi alrededor, hay una pintura a medio hacer sobre un caballete, la única cosa que se me daba en la vida era pintar, y poco a poco sentía como se me estaba yendo de las manos. Esa pintura tenía cerca de dos meses en mi cabeza pero hasta ahora me había resultado imposible plasmarla sobre ese lienzo para que alguien mas la contemplara.

De nuevo miro el documento de Word en blanco. Paso varios desesperados minutos escribiendo y borrando oraciones. Pero nada, es hora del plan B.

Internet.

Reviso varias decenas de páginas. Cuando más lo necesitas Google no te da los resultados esperados. Golpeo el teclado con frustación.

Es hora de dejar de perder el tiempo.

Empezo a escribir todo lo que recuerdo de la obra. La mayoría son oraciones sueltas, cuando está todo capturado voy buscando la manera de unir las ideas y poco a poco dirigirlas hacia mi fin que es eñalar la importancia del hallazgo de esta epopeya.

Cuando pongo el punto final dejo caer la cabeza sobre el escritorio. Una fracción de segundos después suena la alarma.
Con el andar de un zombie me dirijo al cuarto de baño. El agua helada es como una inyección de adrenalina.

*******

-Hay que ir a comprar la despensa- está diciendo mi madre mientras revisa la alacena- Puedo jurar que había cereal.

Instintivamente bajo la vista a Lord Tubbington que ronda cerca de los pies de mi papa.

-Buenos días- digo entrando a la cocina.

-Buenos días princesa- me saluda mi padre.

-Deja te sirvo el desayuno... ¿Qué tal tu primer día?.

Suelto un gruñido muy parecido a los que hace Tubbington cuando no la dejan entrar a la cocina.

-¿Tan malo?.

Mi padre lo interpreta de prisa.

-No del todo...- susurro mordisqueando el tocino- Es que... hay una maestra nueva.

-¿Te está dando problemas?- pregunta mi padre muy serio.

Lo iro extrañada. Creí que esa etapa del papá policía ya la había superado cuando terminé la primaria.

-No, para nada- respondo enseguida- Está muy capacitada... voy a aprender mucho de ella.

Continúa haciendo un par de preguntas sobre la profesora que yo respondo con monosilabos, estoy más antenta en devorar de prisa el desayuno, no quiero llegar tarde y darle motivos para que me vuelva a castigar.

El colegio a esa hora es un ir y venir de alumnos adormitados que se acurrucan detras de sus escritorios a dormir cinco minutos más, o lo que tarde el profesor en llegar.

Por desgracia, cuando yo entro al aula la profesora ya está sentada en su sitio leyendo. Hay un par de alumnos al fondo del salon platicando en voz muy baja.

-Buenos días- digo sentandome en mi lugar.

-Buenos días- responde sin alzar la mirada.

Miro de reojo el libro que sostiene entre sus delgadas manos de largos dedos. Se titula "Mujeres" de Charles Bukowski. Ni el titulo ni el autor me resultan familiares.

El salon no tardó en llenarse de alumnos, cuando dieron las siete la profesora dejó su libro sobre el escritorio y comenzó a dar la clase.

Un nuevo tema, hubo que tomar muchos apuntes. Eso y la dosis de anoche acabaron con mi mano.

La clase se alargó monstruosamente hasta que al fin la propia profesora nos ordenó retirarnos, consulté el reloj, aún quedaban cinco minutos.

Busqué el folder donde había guardado mi ensayo para entregarselo. Pero ella me tuvo con la mano extendida hasta que el ultimo alumno salió del salon.

-Espero que nos e repita, o la próxima vez no seré tan clemente con usted- me amenazó cogiendo el folder.

-Entiendo.

-Si el trabajo no está bien hecho lo tendrá que hacer de nuevo.

-Entiendo.

-Si lo sacó de internet, más le vale que lo confiese ahora.

-No fue así- le garanticé cortante.

Sostengo mi mirada, cinco segundos es todo lo que puedo soportar.

-¿Puedo retirarme?.

Ella me indica con un gesto que lo haga.

Quinn me esperaba recostada en la pared.

-¿Qué te dijo la loca esa?.

No le respondo.

-Vamos Britt, reacciona, andas toda perdida.

-Por si no lo recuerdas tuve que pasar toda la noche haciendo un ensayo. No esperes que me ria del primer mal chiste que sueltas- le digo alejandome de ella.

-Oye, no te enojes conmigo por culpa de esa maldita gárgola.

Me abraza por la espalda.

-Te invito a almorzar a mi casa. Le pedí a mi madre que te preparara lasaña no te puedes negar.

Tengo dos opciones, seguir enojada o comer lasaña.

-Vale.

Quinn me planta un beso en la mejilla.

-Das toda tu alma por una lasaña.

-Toda mi alma por un almuerzo decente.

-Tú siempre puedes venir a mi casa. Mi mamá te adora. La clase es arriba, por cierto- dice viendo que nos estamos alejando de las escaleras.

-Ve tú, quiero descansar cinco minutos.

Mi siguiente clase era historia. Consulté el horario y supe que sería impartida por la misma profesora del año pasado. Era una anciana que siempre entraba tarde y los primeros días no decía nada de importancia asíq ye tenía tiempo para ir al patio.

Afuera del edificio unos cuantos chicos correteaban una pelota, nunca le había encontrado el chiste al soccer, me parecía un deporte estúpido. Reconocí a uno de los jugadores, era un año mayor e intentó ser novio de mi amiga. El alzó el brazo para saludar y yo me limité a sonreirle y apartarme. Lo que menos quería era ser acribillada con sus preguntas sobre Quinn, sobre sus gustos con los hombres, sobre sus flores preferidas y esas tonterías para las que Finn siempre me buscaba.

Mi parte favorita de la escuela era un lugar apartado del bullicio habitual, donde estaban unos cuantos troncos actuando de bajo de la sombra de un arbol gigantesco. Eselugar era usado por los estudiantes que fumaban a escondidas en el turno vespertino, pero durante la mañana no había nadie rondando cerca.

Me acosté en un tronco alargado, era el lugar perfecto para que nadie me viera. Busqué en mi móvil la lista de reproducción y deje que la música superara el volumen de seguridad a través de los auriculares.

Respiré pronfundamente disfrutando mis cinco minutos de libertad y dejando que las canciones de Pignoise suprimieran el sonido de mis pensamientos.

******

Cuando abrí los ojos supe dos cosas.

1) Me había quedado dormida.

2) Me habían descubierto.

Una mujer morena me miraba fijamente. Me levanté de un salto y guardé el móvil.

-Profesora lo lamento yo...

¿Que le digo? ¿Que le digo?.

Ella arqueó las cejas y me estremecí ante su mirada que tenía una mezcla de desaprobación y burla.

-Me sentía mal- dije lo primero que se me vino a la mente.

-¿En serio? ¿Necesitas ayuda?- lo dijo en un tonito que más bien daba a entender, "que pretexto más estúpido".

Sentí el calor subir por mis mejillas seguido de un ligero mareo.

-Tengo que ir a clases- murmuré tomando mi mochila que había caido a un lado.

-¿Estudias también por la tarde?.

-¿Que?.

Ella miró el elegante reloj que llevaba en la muñeca.

-Son las dos, señorita Pierce.

-No puede ser- dije llevandome las manos a la cabeza- No pude haber dormido tanto.

Saqué el telefono del bolsillo trasero de mis jeans y consulté la hora.

-No puede ser.

Nuestras miradas se encontraron. En sus ojos estaba el borde del mundo, y yo me encontraba mirando hacia abajo. A tan solo un suspiro de caer dentro de su mirada. Inesperadamente todo comenzó a girar muy rápido. Quise interrumpir el contacto visual, pero me sentí atrapada, en sus ojos había mas infierno que cielo esta vez, la parte del brillo había desaparecido convirtiendose en dos farolas de enfermiza oscuridad.

Finalmente ella parpadeo liberandome del suplicio, rápido baje la vista.

Me costaba formular un pensamiento coherente, tenía el corazón acelerado, al igual que la respiración, como si hubiese estado corriendo un maratón, y poco a poco todo mi alrededor comenzó a girar, primero despacio pero luego la velocidad aumentó convirtiendo las cosas en una mancha borrosa.

-¿Te encuentras bien?- escuché que preguntó una voz lejana.

Dí un paso atras y mis piernas temblaron amenazando con no poder contener mi peso durante mucho tiempo más. 
Finalmente algo me sostuvo, y de alguna manera mi cuerpo dejó de ser carga para mi.

*******

Por segunda vez en un día desperté sin tener la idea de como me había quedado dormida. Pero una jaqueca terrible me hizo recordar la sensación de vertigo y el hecho de que cierta morena me estuviera mirando con preocupación me confirmó que lo que alcanzaba recoradr realmente había pasado.

Hice un ademán de levantarme pero ella me lo impidió poniendo su mano sobre mi pecho, su inocnte gesto paralizó mi respiración.

-No tan rápido- murmuró.

-Estoy bien...

-Espera aquí, iré a traer a la enfermera, no te quise dejar sola.

-Estoy bien- repetí e intenté ponderme de pie nuevamente.

Esta vez me ayudó en lugar de detenerme y atravesó su brazo detrás de mis hombros, temerosa de que volviera a desmayarme.

-Te tiene que ver una enfermera.

-Le juro que estoy bien.

-Uno no se desmaya así porque sí. Si te has estado sintiendo mal lo mejor es que alguien te revise.

-Es la primera vez que me pasa- susurré, mi voz sonaba muy débil.

Ella suspira.

Está tan cerca de mi que el suave aroma de su perfume se mezcla en el oxigeno que inhalo. Muero de ganas por recargar mi cabeza en su hombro, después de todo estoy enferma, eso se vale.

-No seas necia y ven conmigo.

Pero no me muevo y lo mejor es que ella no me suelta.

-No puedo ir, le avisarán a mis padres y...

-¿Y?- me cuestiona y se pone muy seria de pronto- ¿Estás embrazada?.

Lejos de ofenderme o confundirme su conclusión me causa gracia.

-Claro que no- le digo sonriendo y entonces acomodo mi cabeza en su hombro- No quiero que se preocupen.

Me doy cuenta muy tarde de lo que hice y me quedo de piedra pensando como dar marcha atras, pero ella suspira e inclina ligeramente su cabeza hacia la mia. Cierro los ojos por un par de segundos. Aquello me gusta de una manera que de momento no quiero analizar.

-¿Qué tan segura estás de ello?.

-No estoy embarazada- le digo con firmeza- Estoy totalmente segura de ello.

La siento sonreir.

-Tal vez solo necesitas comer algo- sentenció al mismo tiempo que me soltaba y entendí que era momento de bajar de mi nube.

Nos separamos.

-Iré a casa- dije desanimada.

-¿Almuerzas conmigo?.

La invitación fue tan sorpresiva que creíq ue volvería a desmayarme.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por micky morales el Mar Nov 01, 2016 7:57 pm

vamos la gargola tuvo un gesto de amabilidad, britt ni se te ocurra decir que no, aunque la lasaña de quinn, bueno, tambien es algo tarde, en fin..... a ver que pasa!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6231
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por monica.santander el Miér Nov 02, 2016 8:14 am

Chiquita siesta tuvo Britt jaja!!!
Veremos que pasa en el esfuerzo!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4184
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por JVM el Miér Nov 02, 2016 2:17 pm

Pues ese mareo salvo a Britt y le ayudo mucho con la morena jajajaja
Hasta almuerzo habrá !!! Haber como les va
avatar
JVM
********-*
********-*

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Miér Nov 02, 2016 5:06 pm

Bendito sea ese mareo jajaja...
Se merecia la siesta britt...!!!
A ver como va el almuerzo??
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Vie Nov 04, 2016 1:06 pm

Disculpe que no haya actualizado ayer, pero no teni internet. soy de venezuela, maracaibo y aqui medio llueve y se cae todo entre eso el internet. aqui les dejo el capitulo.


Capitulo 3: El primer indicio.

-¿Que te gusta?.

Me quede toda tonta mirando la larga hilera de autos frente a nosotras mientras que me exprio el cerebro por encontrarle el sentido y la respuesta a su pregunta.

-Señorita Pierce... ¿Esta aqui?.

-Digame.

Volteoa verla. Grave error. ¿Será que nunca me acostumbraré a sus condenados ojos?

Ella mueve la cabeza despacio y me mira con cierta preocupación.

-¿Qué clase de comida te gusta?- pregunta impaciente- No sé si estas enferma o sólo me estas ignorando.

-Estaba distraida- comento mientras finjo que veo mis manos- En realidad hay un establecimiento de comida rápida muy cerca de aquí. Sólo hay que doblar en la siguiente calle... y se evita el tráfico hacia el centro.

-Perfecto- murmura ella.

Llegamos al sitio 10 minuto después.

Al verme entrar Hugo, que está detrás de la caja, comienza a mover los brazos en el aire efusivamente para llamar mi atención. Mi mano temerosa le regresa el saludo.

Hay unas cuantas mesas ocupadas, al ver que es la profesora Lopez quien me sigue la conduzco hecha un manojo de nervios hasta el lugar que yo ocupo habitualmente cuando vengo a comer aqui.

Enseguida una muchachilla con mechas azules se acerca a ofrecernos el menú, si mal no recuerdo se llama Gabriela. Yo estoy segura de lo que quiero, en cambio mi profesora, ante mi mirada perpleja, es excesivamente amable con la chica e incluso hace un par de bromas mientras pide pollo frito. Y le sonríe, le sonríe a esa niña extraña que ni siquiera conoce. Su primera sonrisa no fue para mi... repentinamente ya no tenía hambre.

Me sentía molesta y triste a la vez, no podía decir los motivos exactos. Era como si una fuerza oscura me estuviera oprimiendo el pecho. Respiré hondo y traté de invocar mentalmente un colorido paisaje, donde había flores, verdes valles, una pequeña granja... era la descripción del dibujo a medias que permanecía sobre el caballete en mi habitación. Pero los colores, las sombras, todo lo demás que las palabras no pueden capturar era lo que tanto me costaba plasmar con pintura. 

Necesitaba atrapar la paz de esa imagen sobre un lienzo.

-Vaya... de nuevo me estas ignorando- la escuché decir.

-Perdón... me quedé pensando...

-¿En él?

Descaradamente señala hacia Hugo, quien en esos momentos veía hacia nuestra mesa. Cuando mis ojos se encontraron con los suyos el bajó la vista muerto de vergüenza.

Niego rápidamente con la cabeza.

-No.

-Es muy guapo- declara.

-Si, lo es...- susurro sin saber exactamente qué decir.

-¿Te gusta?- pregunta levantando una ceja.

De nuevo niego rápidamente.

-No.

Era una charla casual propia de un almuerzo en un restaurante de comida rápida, pero ella seguía siendo mi profesora, la que me castigó el primer día, la que me mantuvo despierta toda la noche trabajando en un bendito ensayo y ciertamente me intimidaba.

-Pues llevaba mucho rato mirándote... definitivamente le gustas a él.

Me encojo de hombros.

-No creo...

Ella de nuevo mira hacia donde está Hugo.

-¿Vienes aquí muy seguido?.

-Si. En realidad vengo todos los fines de semana a almorzar. Queda un poco lejos de casa pero en el camino hay un parque muy bonito, y me distraigo por ahí un rato. Es muy aburrido estar sola.

-¿Tus padres trabajan los fines de semana?.

-Todos los días. Son detectives de policia. Como se imaginará no tienen mucho tiempo libre.

-Policia- repite sorprendida- Pudiste ahorrarte el ensayo si lo hubieras dicho antes.

Ambas nos reímos.

-No creo que usted se dejara intimidar por mi padre.

Ella suspira.

-No quiero problemas con la policia- es todo lo que dice.

En ese momento la chica regresa con la comida.

-Fue bastante bueno tu trabajo- soltó de pronto cuando llevaba mi hamburguesa a la mitad.

Me apresuro a tragar.

-¿Ya lo leyó?.

Asiente.

-Escribes como alguien que lee.

Me encojo de hombros.

-Es loq ue hago cuando muero de aburrimiento en casa. Mi mamá tiene una habitación llena de libros, imagino que era una 
ávida lectora... pero ya no más, trabaja mucho- le explico.

-Que lástima. Leer es una bonita constumbre que no se debería perder y vuelve a la mujeres más interesantes.

De nuevo volvemos al silencio. Observo de reojo sus delicados movimientos al comer, es una mujer de clase y yo la he metido a un restaurante de hamburguesas y pollo frito.

Estoy mordisqueando las papas cuando alguien se para a mi lado.

-¿Como te va Brittany?.

De inmediato me levanto a saludar a Hugo, supongo que había estado toda la comida debatiéndose entre ir hasta la mesa o quedarse en su puesto, y no quería hacerlo sentir incómodo. Era él quien se sentaba a comer conmigo los fines de semana con todo y el riesgo de que lo echaran

Me planta un sonoro beso en la mejilla y me abraza cariñoso.

-Hola.

-¿Que tal el colegio?- pregunta sin dejar de abrazarme.

-Genial.

El lanza un bufido de incredulidad.

-No trates de engañarme... yo puedo ver a traves de ti..- lo dice en un tonito bastante insinuante.

Le doy un puñetazo en el hombro.

-¿No tienes que trabajar?.

Él ríe.

-Ayer vino Quinn con unas chica bastante mona- alza las cejas varias veces seguidas.

Le encantaba inventarse cuentos morbosos alrededor de mi amiga.

-Lárgate a trabajar- le suelto en tono de broma dándole legeros empujones.

-Dijo que te las apañaste para que te castigaran el primer día...

Mi profesora nos mira descaradamente, siento sus ojos penetrantes sobre mi.

-Hugo, te están llamando...

-Dicen que hay una vieja bruja dándote problemas.

Siento el color rojo trepar por mis mejillas.

La profesora Lopez carraspea.

-Largo de aquí Hugo.

Cuando parece que estoy convenciendo a mi amigo de que se marche mi profesora de literatura dice:

-¿No me vas a presentar a tu amigo?.

La sangre en mis venas se congela.

"Trágame tierra" pienso suplicante.

-Hummm Hugo... ella es...- cuando volteo a ver sus ojos oscuros me cortan el aliento, continuo casi sin voz- La profesora 
Santana Lopez.

Ella extiende su mano y mi amigo desconcertado por la repentina tensión que impera entre nosotras.

-Un placer Hugo- murmura mi profesora con un tonito bastante agrío.

-Igualmente. Voy a... voy a mi trabajo....

"¿Ya estás contento? Me has metido en un lío, pedazo de bestia" le digo todo esto con una mirada.

En cuanto él se va vuelvo a ocupar mi lugar y finjo beber la soda que me queda mientras pienso como diculparme.
Lopez me mira fijamente.

-El segundo día y ya yo soy la vieja bruja que te da problemas- no puedo interpretar los sentimientos detrás de su susurro- 
Creo que acabo de establecer un record.

-Yo nunca dije eso.

-También escuché la conversación... fue tu amigo quien lo dijo.

Niego con la cabeza.

-Hugo es un borde, fijo lo invento todo... quinn no suele expresarse de esa manera...-miento- Igual lamento mucho que haya escuchado todoe so, quiero que sepa que lo del ensayo fue justo y por ningún motivo usted me ha fastidiado.

-Tranquila que no te volveré a castigar por lo que ha pasado aquí... no estamos dentro de mis dominios.

Hay algo raro en ella.

Paga la cuenta siendo de nuevo bastante amable con la mesera.

Y en el camino me pde un par de indicaciones para llegar hasta mi casa. Cuando el auto se detiene no salgo de inmediato.

-Gracias por el almuerzo- murmuro.
ella no agrega nada.

-Y de nuevo disculpe por lo que dijeron de usted...

-¿Siempre tienes esa costumbre?- pregunta en voz baja y pensativa.

La miro extrañada.

-¿Que costumbre?.

-Disculparte por cosas que tu no hiciste.

No sé como responder a eso. Ella es demasiado directa y yo demasiado timida para que entre nosotras pueda fluir con normalidad ese tipo de conversaciones.

-¿Sabes que me molesta?- pregunta derrumbando el incomodo silencio dentro del auto. Volteo a verla. Es un suplicio pero me dejo atrapar por sus ojos- No le dijiste a tu amigo que estaba equivocado.

Algo se hace añicos en mi interior.

Estoy furiosa conmigo.

*****

-¡Me plantaste!- gritó Quinn cuando entré a la cocina.

A veces olvidaba que ella tenía una copia de llave y la mala costumbre de entrar cuando menos lo esperaba para darme sustos de muerte.

Trato de entender de que rayos está hablando pero mi mente premanece en blanco.

-¿Que te ocurre?.

-¿¡Esa era Santana Lopez!?.

-¿Qué haces aquí?.

-¿Donde te mestiste toda la tarde?.

Nos gritábamos en medio de la cocina como unmatrimonio disfuncional, y Lord tubbington comia una lata de atún en medio de las dos ignorando por completo la riña.

-Britt respondeme.

-Mejor dime tú ¿Qué haces aquí?.

Abre los ojos como platos.

-Lo olvidaste.

Su miraa de desilusión me recuerda la invitación a almorazar en su casa.

-¡Joder! Quinn lo lamento, fue un dia muy... raro, loco... se me pasó...

-Estuve retrasando el almuerzo y te mandé una docena de mensaje.

-Lo lamento.

-¿Era Santana Lopez?- cambia la conversacion bruscamente.

-Si... me dió un aventón- miento.

-¿Como te metes en el carro de esa loca? ¡Es tu profesora!.

-Por Dios Quinn, solo me trajo un par de calles y tu lo has dicho es mi profesora... no una secuestradora ni traficante de organos...

-Pues tiene la pinta.

-No la conoces.

-Tú tampoco.

-Y por eso no ando por ahí hablando mal de ella. Ni siquiera te tocó hacer el ensayo porque respondiste bien... si quieres seguir así ponte a estudiar y a leer y verás como se llevan bomba.

-¿Así como tu?

Pongo los ojos en blanco.

-¿Sabes que? Hablamos mañana.

Doy media vuelta y camino hacia mi habitación dejándola sola en medio de la cocina.

De nuevo el dolor de cabeza y el mareo habían regresado. Me dejo caer sobre la cama y cierro los ojos.

-Yo no esperaba que hugo dijera eso- murmuré agachando la cabeza- No supe reaccionar.


Ella suspiró.


-No me importa que hablen mal de mi. Estoy muy acostumbrada a ello.


-voy a aclarar las cosas con Hugo y con Quinn... isted solo está haciendo su trabajo, y bastante bien a mi parecer.


Sonríe, una sonrisa triste y hermosa. Traté de grabar ese gesto en mi memoria, necesitaba dibujar a esa mujer así, yal como estaba en ese momento, mostrando la vanidosa belleza de un dolor pequeño y silencioso.


-Me ha encantado almorzar contigo. que tengas un buen día Brittanny.


Mi nombre jamas fue tan bonito como cuando ella lo pronunció.

Pese a que dormí toda la mañana, el sueño me atrapó en ese moemnto y mi último pensamiento fue directo hasta ella. ¿Habrá alguien esperándola en casa?.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por JVM el Vie Nov 04, 2016 2:57 pm

Pues a pesar de ser la maestra muy curiosa en la vida de Britt, específicamente que pasaba con el tal Hugo :D
Y bueno Britt apenas reaccionando a lo que pasaba al rededor con la profesora jajajaja y esta pensando que la ignoraba.
Bueno ahora Britt tiene que reivindicarse con la morena por no defenderla. Espero que su interacción siga creciendo!
avatar
JVM
********-*
********-*

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por micky morales el Vie Nov 04, 2016 8:13 pm

Que ocultara la profesora santana lopez?????? y ya es tiempo de que britt pare a los imprudentes!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6231
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Vie Nov 04, 2016 11:13 pm

Que tanto paso en la vida de san???...
Es entendible entender la postura de san... y peroguntarle a britt por que no la "defendio"
Quinn y hugo con su gran boca!!!!
A ver como van las cosas??
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Lun Nov 07, 2016 11:28 pm

Capitulo 4: En la biblioteca...

Cuando despierto no ha amanecido del todo.

Mis padres aún duermen. No sé a qué hora llegaron pero es evidente que alguien se tomó la molestia de arroparme.

Busco el móvil para revisar mis redes sociales antes de que llegue la hora de arreglarme, al encenderlo soy acribillada por 15 mensajes de Quinn, todos preguntando a donde me había metido.

Admito que fui una grosera con ella, aparte de plantarla le había gritado... y no se lo merecía. Quinn no sólo era mi mejor amiga, era la única, desde siempre. Ya me disculparía con ella, llegando al colegio.

Sus mensajes me trajeron el recuerdo del almuerzo, de Santana Lopez, y sonreí tontamente al pensar en ella.

Pero me equivoqué al pensar que esa comida de alguna manera había establecido un lazo entre nosotras. Las dos semanas siguientes no dio la mas mínima señal de recordar el almuerzo, incluso empezaba a dudar que hubiese estado con ella en ese restaurante, tal vez tenía hermana gemela... o tal vez el cansancio me había hecho alucinar. No le tomó mucho hacerse muy mala fama en el colegio. Pronto se convirtió en la profesora más odiada, tanto por sus alumnos como por aquellos que habían escuchado las aterradoras narraciones de sus clases, de sus complicados interrogatorios, de los insufribles exámenes orales y por supuesto de nuestra más grande pesadilla, los ensayos. Y peor parte es que el resto de los maestros trataban de imitarla, no les hacía gracia que una profresora recén llegada se hubiese ganado el respeto absoluto de todos los estudiantes o el temor, como se le quiera ver a lo que Santana Lopez inspiraba en sus pupilos, que se paseaban de un lado a otro con elrostro detrás de un libro o garabateando las líneas de algún ensayo que tenían pendiente. Honestamente a mi me intimidó desde el principio pero a medida que avanzaban los días la profesora Lopez iba despertando otras cosas en mi. 

Aparte de ser una mujer indudablemente hermosa, también era inteligente, ingeniosa y elegante. Mientras hablaba en las clases yo no podía hacer nada más que contemplarla con fascinación. Ella tenía un poder especial para atrapar toda mi atención y mantenerme embobada, aún cuando  no estaba frente a mi.

-Pero si ayer conté 100 mas...- le gritó Quinn a su libreta después de contar por quinta vez el total de palabras que llevaba hasta ese momento.

-Tal vez se quedaron en el salón- me burlé.

-Ja-ja-ja ¿Cuántas llevas tú?.

Me encojo de hombros.

-Pasaré toda la noche trabajando en eso.

-Es una reverenda estupidez- se queja.

La vieja bibliotecaria carraspea molesta.

-¿Qué?- pregunto en un susurro mientras hojeo unos libros que alguien ha dejado sobre ese escritorio.

-Este ensayo a mano ¿Cuál es el caso?.

-Revisar la ortografía- respondo con obviedad.

-Para joder diría yo.

La bibliotecaria vuelve a carraspear molesta, al mismo tiempo que mi amiga lanza un furioso bufido y vuelve a su labor de contar palabra por palabra. En lugar de estar contando debería ponerse a escribir, pero prefiero guardarme mis pensamientos. No anada de muy buen humor, útimamente nunca trae humor. Me he percatado que Santana Lopez le jode hasta un punto que no puedo comprender. Jamás ha parecido que trae nada en su contra, la profesora le ha dado a mi amiga el mismo trato que a todos.

Inesperadamente comienza a guardar lapiceros, cuadernos y libros en su mochila.

-¿Ahora qué?- pregunto confundida.

Ella haguardado todo pero continúa sentada frente a mi.

-No soportoe sta idiotez ni un segundo más.

-El trabajo es para mañana- le recuerdo.

-Y tú ni siquiera lo has empezado.

-Ya te dije que he decidido no dormir esta noche y terminarlo...

-No importa... si decides hacerlo o no... tendrás la calificación más alta, como siempre...

-Se me da bien la escritura- le digo encogiéndome de hombros. Hay una rara sombra en sus ojos pero no logro intepretarla.

-Segura que es por eso?.

Desde que dicutimos en medio de mi cocina no habíamos vuelto a mencionar que la profesora Lopez me había llevado a casa, pero algo me decía que en esos momentos Quinn quería conducir la conversación hasta ese punto.

-¿Qué tratas de decirme?- pregunto a la defensiva.

Ahora es ella quien se encoje de hombros.

-No sé... sólo he pensado mucho... Tú la defiendes a menudo, justificando todas sus locuras, me he dado cuenta no soy tonta... Y luego ella te favorece las notas...

-¿Qué tratas de decirme?- vuelvo a preguntarle alzando la voz más de lo necesario.

Ella evita mirarme.

-Me da la impresión de que se traen un acuerdo... como un rollo raro...

-¿Un rollo?- pregunto entre asqueada y molesta- Ella no me favorece en nada, estudio mucho y trabajo duro para entegarle tareas mas o menos decentes, pongo el mismo empeño en todas mis materias... pero la literatura se me da. Y si la defiendo es poque tú la juzgas por todo, de loca y bruja no la bajas y te cuesta reconocer que en estas semanas has aprendido con ella mas de loq ue pudiste aprender en la primaria y la secundaria. Estas siendo muy egoista Quinn.

Ella niega con la cabeza varias veces, parece que quiere decir algo pero no encuentra las palabras correctas.

-Justo lo que te digo, nunca te quedas sin argumentos si se trata de la profesora Lopez... pero un día no tendrás justificaciones que valgan, para defenderla.

-Señoritas- dice una voz ronca detrás de mi- Me hacen el favor de ir a discutir en la cafeteria.

Sin esperar a que respondamos la vieja bibliotecaria me toma del hombro para que me levante. De inmediato tomamos nuestras mochilas.

-Acaba de interrumpir una buena telenovela.

Alguien aparece entre los estantes hablandole a la anciana.

Este es un sueño, tiene que ser una pesadilla.

-Buenas tardes profesora Lopez- saluda la vieja- Creo que necesito un cartel de guardar silencio un poco más grande.

-Castigaré a un par de alumnos y se los enviaré para que se encarguen de ello- sus ojos negros se mueven directo a Quinn- 
Señorita Fabray venga conmigo.

No espera una respuesta y comienza a alejarse, mi amiga duda unos segundos antes de seguirla y me quedo como estúpida viendolas marcharse. Ahora si Quinn estaba en problemas. Salgo de la biblioteca convertida en un manojo de nervios. 

Camino despacio hsta el salón de literatura, cerca de allí está una pizarra con las actividades extraescolares. Finjo verla mientras trato de percibir algún sonido que se escape de esa puerta.

-¿Ya te anotaste?.

Me giro. Tina, una muchacha medio gotica esta detrás de mi mirando las multiples actividades.

-No, todavía no me pongo de acuerdo con Quinn para matricularme en una... siempre estamos juntas.

-¿La estás esperando?.

-No debe tardar ¿Tú ya te anotaste en algo?.

-Está en problemas- dice ignorando mi pregunta.

-¿De qué hablas?.

-No te hagas, la vi entrar a ese salón y la profesora tenía una cara... ¿Andaba alzandole la falda a las de primero o qué?.

Me alejo molesta escuchando su risa divertida.

Siempre han molestado a Quinn. Mi amiga es un tanto ruda y muy poco femenina por lo que han corrido varios chismes en los pasillos del colegio. Incluso en primer año creían que ella y yo teníamos una especie de romance.

Estoy alejandome del pasillo cuando escucho que alguien azota una puerta, me giro de golpe.

Mi amiga camina furiosa hasta mi y la chica gotica la mira intrigada.

-¿Qué pasó?- le pregunto.

-Me soltó unos de sus tontos sermones.

-¿Y...?.

-¿Y qué?.

-¿De que será tu ensayo? Te puedo ayudar, en serio....

-No me pidió ningún estúpido ensayo.

Entonces te fue bastante bien.

Mi amiga se encoje de hombros.

-Es una imbecil. Ya verá quien se rie a lo útimo.

No importa cuanto le insista ella no dice nada mas de Santana Lopez por el resto del día. Me da la impresión de quesabe algo de nuestra profesora, pero no consigo que diga nada. Lo unico que suelta es una inquietante frase "Alejate de ella" y eso hace que mi curiosidad se multiplique.

Voy hasta mi lugar mi favorito, bajo la sombra de un enorme árbol y saco mi móvil.
Pasando los dedos sobre la pantalla abro mi whasapp, en medio de mis contactos está el numero de David, casi no  le enviaba mensajes y cuando lo hacia era para preguntarle sobre Quinn, porque su hermana no atendia el telefono.

¿Qué se supone que tenía que escribirle?.

*David necesito información sobre la profesora Lopez, tu hermana no quiere decir nada*. Si ponia algo así el como mínimo iba a dejarme en visto y luego me agregaría como "La loca" en su lista de contactos, si no es que ya la tenía así.

Paso un buen rato pensando y otro más mirando embobada su foto de perfil. Finalmente me decido a teclear.

-Hola.

Envío el mensaje antes de pensarlo sos veces y arrepentirme. Paso un buen rato esperando que de señales de vida.

+Como te va?.

Leo su respuesta y millón de veces ¿Y ahora qué?.

-Genial y a ti?

Esa clase de conversaciones jamás conducían a nada.

+Descansando, acaba de terminar el entrenamiento. Jugaré el sabado en contra de tu escuela.

-En serio? Que bien. Mucha suerte.

+Iras al partido?.

-No lo sé, no sé mucho de soccer.

+Va a ser muy divertido.

Esa conversación cada vez estaba mś lejos de Santana Lopez.

Tenía que encontar la manera de llegar hasta mi punto sin encender los focos de alerta en David para que luego no le contara a su hermana que anduve indagando.

-En realidad tengo mucha tarea. Mi nueva profesora de literatura es medio bruja.

Apareció una palomita al lado de mi mensaje, luego dos y al instante se volvieron azules.

+Ya Quinn me habló de ella.

-Si, tengo que hacer mi tarea, ya sabes como es, escuché que te dió clases ¿No?.

+Tuve que volver a cursar su materia. Pero no creo que tú tengas tantos problemas con ella.

-Por qué? ella es igual de cruel con todos.

Mis dedos tiemblan al enviar el mensaje.

+No creas, siempre tiene sus prioridades.

Espero que siga escribiendo, pero no añade nada más.

-A qué te refieres?.

Su respuesta es corta y contundente.

+A ella le van bien las jovencitas.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Lun Nov 07, 2016 11:46 pm

No lo podes haber dejado ahi!!!!
Mas contras que le pongan a britt respecto a san va a ser peor jaaja... a ver si no le gana la curiosidad con lo que sabe???
Quiero el otro cap
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por JVM el Mar Nov 08, 2016 1:54 am

Pues Q me desespera porque como dice Britt se la pasa atacando a Santana, porque le deja trabajos -.-
Que habrán hablado realmente ¿?
Y bueno el hermano de Q le dio una pista personal a Britt de su profesora...
Aunque espero que dejen de juzgarla todos hablan mal de ella, pero nadie la conoce realmente....
Esperó que Britt se acerque de nuevo a ella :)
avatar
JVM
********-*
********-*

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Mar Nov 08, 2016 4:41 pm

Capitulo 5: En el baño.

Cuando llegué a mi casa pasaban de la 8, entré sin hacer ruido, aun sabiendo que ahí dentro no había nadie salvo Lord. No 
habia que ser muy listilla para saber que mis padres seguían en el trabajo. Pero aun así nunca había llegado tan tarde del colegio sin avisarles. La plática con David fue muy reveladora no tanto por lo que dijo sino por el efecto que tuvieron en mi sus palabras, leí millones de veces esa corta frase donde ponía que a la profesora Lopez le iban bien las jovencitas mientras que un enorme y desvatador tornado se formaba en mi cabeza. Había tantas cosas que necesitaba preguntar y sin embargo me despedí de él diciendo que tenía que ir a clases por miedo a que sospechara algo.
respiré hondo antes de revisar el teléfono de cas apara comprobar que ninguna llamada había entrado. Pese a que tenía el celular mi papá conservaba la costumbre de llamar al fijo por las tardes para comprobar que estaba allí y que todo se encontraba en orden.

Había sido un día bastante raro. La conversación con Quinn. Santana espiando, y luego el dato que David me dio. Casi inconscientemente busqué el móvil para leer de nuevo ese mensaje y me sorprendí suspirando.

La profesora Lopez ni siquiera me volteo a ver cuando estuvimos en la biblioteca, no recordaba haber dicho nada malo de ella. Incluso la defendí de Quinn pero con eso no me gané ni una fugaz mirada. Realmente extrañaba verme en sus ojos, por muy tortuoso que esto fuera.

El estómago se me encogió.

Tenía mucho que pensar, pero el remolino en mi cabeza no me dejaba concentrar, succionaba mis ideas y me las devolvia transformadas en pensamientos absurdos.

Sin un ápice de hambre fui a mi recamara dispuesta a expresar en cinco cuartillas mi opinión sobre unas obras del siglo de oro.

Era muy de noche cuando dieron ligeros golpes en la puerta de mi habitación.

-Creí que dormias- susurró mi madre entrando.

-Tengo mucha tarea- dije con un bostezo.

Ella miró las hojas sobre el escritorio.

-¿Literatura de nuevo?... creo que esa maestra se está excediendo.

-Encargó esto hace días- le explico rápido- Yo lo dejé para última hora.

Mis palabras no parecen convencerla.

-Considero que tu maestra es muy exigente...

-Está muy preparada, sólo pide que estemos a la altura.

Ella se rasca los ojos, se le nota mucho mas cansada que a mi.

-¿Todo está bien?- pregunta de pronto.

-¿Por qué?.

-Brittany necesito saber si hay alguien dándote problemas, si te hacen sentir incomoda, si te han ofrecido alguna sustancia extraña o...

-¿Tienes un caso de traficantes o algo así?- le pregunto al mismo tiempo que niego con la cabeza.

-No hay que ser traficante para tener acceso a drogas o para ofrecerselas a alguien más. Por eso te pido que confíes en mí- me toma de la mano- Sé que nunca estoy en casa, pero siempre voy a velar por tu bien y cualquier problema que tengas... ahí voy a estar, poniendo todo loq ue esté en mis manos para ayudarte.

-Lo sé mamá- susurro- No te preocupes por mi, sé decir que no. Y hasta ahora lo peor que consumido son las sopas instantaneas.

Ella sonríe.

-Escribes como alguien que lee- susurra devolviendome la hoja.

-¿Esa frase está en un libro o algo así?.

-¿Por qué?.

-Mi profesora dijo exactamente lo mismo.

Veo los músculos de su cara tensarse.

-Debe ser... pero francamente ya no recuerdo cual.

-Mejor ve a descansar.

Ella sale de la habitación después de darme un beso.

Pasaban de las tres cuando puse el punto final, con el andar pesado me alejé del escritorio para tirarme sobre la cama muerta de cansancio y al instante entre en un profundo sueño. Cuando sonó eld espertador y abrí los ojos me encontré con las sabanas hechas un nudo, los cojines habían ido a parar al piso y Tubbington caminaba sospechosamente sobre mi escritorio. Al notar que yo había despertado corrió fuera de mi habitación dejando pequeñas huellas azules en la alfombra.

Me levanté de un salto. Mis ojos fueron hasta las latas de pintura que tenía en una esquina donde desde hace varios días estaba intentado capturar un paisaje, luego vi las huellas azules que habia dejado Tubbington y luego finalmente las hojas sobre mi escritorio.

-¡Maldito gato!- solté furiosa.

Mi tarea se encontraba espantosamente decorada con las patas de mi máscota.

La profesora Lopez había sido muy atenta conmigo, y me había cuidado e invitado a comer y luego llevado a mi casa, pero los últimos días ella había dejado bien claro que seguía siendo mi profesora y cuando viera lo que Tubbington había hecho yo estaría en problemas, y justo eso era lo que menos quería.

Me bañé lo más rápido que fue posible. Hice de mi largo cabello rubio una trenza para no perder el tiempo pasando el peine una y otra vez. Y ni siquiera me molesté en maquillarme para cubrir mis pecas y mis terribles ojeras (ya se ocuparía Quinn de mi mas tarde) Ni mucho menos tenía tiempo de desayunar, necesitaba llegar al colegio y pasar toda la tarea a limpio.

*****

Me paré de puntillas en la esquina para mirar si venía el autobús.

Era media hora de viaje, tiempo suficiente para transcribir la tarea y entregarle un trabajo impecable a la profesora Lopez.

"La profesora Lopez" dijo una vocesita en mi cabeza al mismo tiempo que un ford fiesta blanco, extrañamente familiar, aparecía en la esquina.

Bajé la vita con el pulso acelerado y problemas de respiración.

-¿Un aventón?.

Fingí sorpresa.

-Profesora, buenos días.

-Buenos días Brittany- dijo mi nombre despacio como acariciandolo con sus labios rojos- Anda sube al auto, me gusta llegar temprano.

Le obedecí.

-¿Vive cerca de aquí?- pregunté cuando ella puso el auto en marcha.

Dudó unos segundos.

-Me queda de paso- eso no respondía a mi pregunta.

No le insistí porque estaba más interesada en algo más: su trabajo. No podía sacar las hojas y ponerme a hacer la tarea frente a la profesora. A como estaban las cosas tenía tres opciones.

1) Pasaba todo a liimpio justo en sus ojos

2) Le entregaba la desastrosa tarea y le explicaba mi descuido.

3) No le presentaba ningún trabajo.

El final de los tres caminos era un regaño y un terrible castigo, pero había algo mucho peor, se molestaría conmigo. Y yo no quería eso, no quería que se enojara, que me dejara de ver como su más destacada alumna.

-¿Tengo algo en la cara?.

Bajé la vista avergonzada. Me había quedado mirándola como una idiota.

-Perdón yo... estaba pensando.

Me miró de reojo.

-Me da la impresión de que quieres decirme algo.

-No- contesto al momento- En realidad si, pero... humm, creo que mejor no.

-Ok, ya no entendí- susurró y se detuvo en un semáforo, entonces aprovecho para mirarme fijamente- ¿Qué ocurre Brittany?.

-Es sobre su trabajo- murmuré dudosa.

Y ocurrió lo que tanto temía, su mirada se endureció.

-Señorita Pierce quiero ese ensayo sobre mi escritorio a las 8 de la mañana sin excusas- puso su mirada en el camino a pesar de que aun no era momento de avanzar.

Mierda. Ahora de nuevo era la señorita Pierce. Alguien iba a cenar gato esa misma noche.

-Hice el trabajo pero... bueno, lo terminé en la madrugada y me quedé dormida... lo dejé en el escritorio a salvo, pero Tubbington entró a mi habitación... nunca lo hace porque odia estar allí, pero ahora si lo hizo y se manchó las patas de pintura y arruino el trabajo... a propósito.

-No entiendo nada- confesó poniendo el auto en marcha- Para empezar ¿Quien es Tubbington?.

-Mi gato.

-Que alivio que no fue tu perro- dijo con sarcasmo como quien lleva años escuchando excusas estúpidas de estudiantes irresponsables.

-Digo la verdad- me defiendo sintiendo una punzada de enojo.

-Claro- susurra cortante.

Abro la mochila y busco entre mis cosas la carpeta con sus hojas.

-Sé que es un asco- admito mostrandole- Pero la pasaré a limpio y a las 8 le entregaré un trabajo impecable.

Ella no dijo nada, estaba siendo injusta.

Bien.

Saqué mi libreta y empecé a copiar todo.

Cuando aparcó el auto frente al estacionamiento ya iba por la mitad. Guardé mis cosas y abandoné su carro.

-Gracias profesora- murmuré y me alejé lo más rápido que pude.

En el enorme edificio unos cuantos alumnos recorrian los pasillos bostezando mientras arrastraban las mochilas totalmente desanimados.

Me senté en las escaleras para poder seguir copiando la tarea.

-Eres un desastre- murmuró Quinn al llegar, cinco minutos más tarde.

La ignoré mientras deslizaba el lapiz lo más rápido posible sobre las hojas. Ella se apuró a observarme, me dolía la mano pero no dejé de escribir hasta que puse el punto final.

-Y aún faltan unos minutos- me celebró mi amiga.

-Vamos a salón.

-Hay que ir al baño antes.

-No otra vez- me quejé- La profesora ya llegó, debe estar en el salón.

-Necesitas maquillaje, sólo serán dosminutos, anda.

La seguí desanimada.

-Ayer de nuevo desapareciste- susurró mientras me delineba los ojos.

Estaba recostada a la pared de brazos cruzados dejando que ella hiciera su trabajo.

-Fui al parque a dar una vuelta, y ahí se me fue toda la tarde.

Me mira fijamente, siempre he envidiado sus ojos almendrados, es rubia y muy hermosa... no me extraña que tenga tantos pretendientes, lo extraño es que no se interese en ninguno.

-Pudiste haberme llamado- me regaña- a veces simplemente olvidas que existo.

-Yo no te olvido, tú ayer andabas de mal...

Me tengo que callar porque comienza a ponerme labial.

-Te queda muy bien este color- susurra con los ojos clavados en mi boca- ¿Notas qu pasamos muy poco tiempo juntas últimamente?.

Estoy atrapada entre la pared y su cuerpo. La situación no me hace sentir muy cómoda.

-Tenemos mucho trabajo. Pero sigues siendo mi mejor amiga.

-Soy tu única amiga- se burla.

Sonrío.

-Mi hermano tiene un partido el sábado...- comienza a decir- Que tal si vamos, le echamos porras y cuando pierda tu entras en los vestidores y lo consuelas.

Estoy suficientemente cerca del lavabo para meter mi mano bajo el chorro de agua y mojar a mi amiga.

Ella me mira sorprendida y me devuelve el ataque, por unos treinta segundos estamos como dos chiquillas jugando con el agua hasta que caigo en la cuenta que no tenemos tiempo para eso.

-Literatura.

Es todo loque digo, y funciona, Quinn deja de atacarme.

-Maldición.

Ambas nos miramos al espejo y salimos del baño, ocupamos el camino para acomodarnos el cabello e intentar secar la ropa con las manos.

Nos detenemos una fracción de segundo en la puerta hasta que Quinn se decide a llamar.

Al abrir todos nos están mirando y la profesora tiene una cara de que más me valdría haberme reportado enferma.

Mira a Quinn, después a mi, de nuevo a Quinn... consulta su reloj. Como máximo tenemos cinco minutos de retraso, eso no amerita un reporte, ni siquiera puede sacarnos de la clase, pero nada nos salvará de un castigo.

-¿Podemos pasar profesora...?.

Ella le dirige a mi amiga una mirada fulminante.

-Es tarde- sólo eso dice.

Me siento como una tonta parada en la puerta.

-Tuvimos que ir al baño- dice Quinn en voz baja.

Pero la clase entera esta sumida en tan profundo silencio que hasta se puede escuchar el vuelo de una mosca y al enterarse que mi amiga y yo venimos del baño en semejante estado algunos valientes dejan escapar risitas estúpidas.

La profesora arquea las cejas ignorando a sus alumnos.

Tiene la vista fija en Quinn, como si yo no existiera.

-¿Y alguna de las dos señoritas tuvo la gentileza de avisar que hay una fuga en las tuberias?.

Hay mas risas.

-No hay una fuga en las tuberias- murmura Quinn.

-Entonces no entiendo la razón de...

-Estabamos jugando- digo sin pensarlo.

Grave error. La clase entera ya no puede seguir disimulando las risas burlonas. Es demasiado evidente lo que todos ellos es están imaginando en ese momento. Pero lo peor es que mi profesora me está mirando, y el frío de sus ojos me hace estremecer.

-Pues la próxima que veyan a "jugar" que no sea en los baños de la institución- cuando dice jugar con ese tonito enfático estallan más carcajadas- O que no sea a la hora de mi clase- con un gesto indica que vayamos a nuestro sitio- O traigan ropa para cambiarse- cuando voy pasando por su lado grita en mi oido- O como mínimo traigan un peine.

Me sigue con la mirada, y no hace mi el más mínimo intento por callar las risas burlonas de sus alumnos.

Armándome de valor busco sus ojos.

Lo más probable es que esté pensando que mantengo una especie de relación con Quinn y eso no me gusta. Lo que los demás crean me da igual... pero ella, bajo el escudriño de sus ojos caigo en la cuenta de que ella me importa. Y necesito decirle que Quinn es mi amiga, y nunca será nada más que eso.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por micky morales el Mar Nov 08, 2016 8:16 pm

jajajajajajajajaja disculpen pero es que es muy graciosa la forma en que una situacion inocente pde malinterpretarse, aunque quinn me parece sospechosa!!! hasta pronto.
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6231
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Mar Nov 08, 2016 9:06 pm

Mmm que tanto paso en esa charla de san y quinn???...
Quien no jugo con agua en la escuela... no es tan malo como se ve jajajjaja
Me intriga demaciado san!!!... a ver que pasa con britt???
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Mar Nov 08, 2016 9:29 pm

Capitulo 6: No somos nada.

Durante la mitad de la clase revisó los ensayos con un humor de perros. La mayoría los regresaba no sin antes hacer comentarios ácidos sobre los errores de redacción en ellos. Sólo admitió dos trabajos y ambos se llevaron la calificación mínima, uno era eld e un muchacho de rasgos asiáticos (no pude recordar su nombre) y el otro era el mio.

Nadie estaba muy contento. Pero ella hizo lo que mejor le salía en el mundo, ignorar la indignación de sus alumnos.

Finalmente el timbre que marcó el final de la clase se escuchó, dejando a la profesora a mitad de una frase. Todos se levantaron y guardaron sus cosas antes de que ella lo ordenara.

-Señorita Pierce tengo que hablar con usted.

Quinn me miró preocupada y al final fue la última en salir del salón. La conocía perfectamente como para saber que no le hacía gracia dejarme sola con la maestra.

Me sentí pequeña en mi asiento y aún más cuando sus ojos me acorralaron.

-Veo que es muy sobreprotectora- dice mirando la puerta por donde había salido Quinn.

-Es mi mejor amiga- se lo digo despacio para que le quede claro.

-Tu trabajo fue muy bueno.

Cambió el tema bruscamente.

-Gracias- sólo eso se me ocurrió decir.

-Solo quiero pedirle, por favor, que se evite dar ciertos espectáculos dentro de esta institución.

Volvemos al punto. Tenía una forma bastante extraña de conversar.

-No pasó lo que usted está pensando.

Arquea las cejas.

-¿Sabe lo que pienso?.

-Es fácil adivinarlo. Es lo mismo que se imaginan todos...

-Deben tener motivos para que su imaginación se aventure tan lejos.

Me apuro a negar con la cabeza.

-Pues no los tienen. Quinn es solo mi mejor amiga... yo no tengo nada con ella y lo del baño, ya le dije que fue un jueg...

Levanta la mano indicandome que me calle.

-Francamente me da igual, a mi no tiene que explicarme como conduce su vida, al fin y al cabo no somos nada.

Y lo sentí, sentí la hija fría y filosa atravezar mi carne y penetrar lentamente en mi órgano vital. No había un arma en sus manos. Ella me destrozó consolo una frase.

"No somos nada".

El terrible eco de la verdad dicha a la cara me ensordecía.

Me levanté y puse la mochila en mis hombros. Cuando ya estaba girando el pomo de la puerta ella se acercó a mi y volvió a hablar.

-Brittany, perdón si me molesté contigo por lo del trabajo. No me gusta la gente irresponsable ni quiero que pienses que vas a hacer lo que quieres en mi clase porque eres una alumna destacada.

Sus repentinos cambios de humor me revolvían el estómago.

-Fue un descuido terrible lo de mi gato, pero finalmente logré terminar el trabajo a tiempo y bueno ya me tengo que ir a clases...

Me tomó del brazo para impedir que me fuera.

Sentir el tacto suave y tibio de su mano fue como caer a un mar de nuevas sensaciones... y yo no sabía nadar.

-Espera un momento.

-¿Que ocurre profesora?- mi voz sonó todo lo indiferente que me fue posible.

-No quiero que te molestes conmigo porque te llamo la atención. Lo hago porque me importas, como todos mis estudiantes. 

A pesar de que ahora mismo están planeando como hacer que me echen.

-No la van a echar. Hemos tenido maestros peores, es cuestión de constumbre.

-¿Peores?.

-No quise decir eso- murmuré de nuevo estaba metiendo la pata- Perdón.

-Me molesta que haya profesores peores que yo, en ese aspecto siempre me gusta ganar- dijo sonriendo.

¿A que estaba jugando conmigo?.

-Pues en lo que a mi respecta usted lleva la delantera- me atreví a decirle.

Ella arquea las cejas.

-¿Quieres saber que opino de ti?.

Mi corazón se aceleró, de nuevo la tenía cerca.

-No estoy muy segura.

-Aun así te lo diré, promete antes que me guardaras el secreto.

La miro desconfiada.

"Está loca" susurró una vocesita en mi cabeza.
"Y te enloque a ti" dijo otra voz.

-Humm, lo prometo...- susurro confundida.

-Eres mi alumna favorita.

Siento como mis mejillas se encienden.

-Tiene una rara forma de demostrarlo.

Sonrie.

Me derrito.

-Me preocupa que tus romances vayan a afectar tu desempeño. Es todo. Pero como dije, es tu vida, y no me voy a entrometer. Aunque eso no quita que me encanta como escribes.

-¿En serio?- mi voz timida apenas es audible.

-Tu estilo al redactar, las palabras que empleas, el tamaño y la forma de tu letra, la tinta de tu lapicero... es una combinación peligrosa, adictiva y que revela mucho sobre ti, todos esos elementos no hacen más que mostrarme quien eres.

-¿Y quien soy?.

-Si almuerzas conmigo esta tarde te lo digo.

No estaba segura de haber escuchado bien.

-¿Almorzar?.

-Bueno si tienes otros planes...

-No, para nada. Me encantaria- hice lo posible porque mis palabras no delataran mi emoción.

-Bien- susurró- Una cosa mas- se acercó y de nuevo pude aspirar el suave aroma de su fragancia- si te vuelves a desmayar uno de estos días que sea cerca de mi.

-¿Que?.

Pero ella no añadió nada mas y me llevo fuera del salón, cerrando la puerta en mis narices.

-¿Que?- pregunté de nuevo.

-¿Con quien hablas?- Quinn apareció a mi lado y se quedó mirando la puerta cerrada.

-Con la puerta- digo sarcástica y me alejo.

Durante la clase de historia el profesor nos ordena sentarnos en lugares separados pero aun asi soy bombardeada por docenas de prequeñas bolas de papel donde ella formula un montón de preguntas tontas sobre loq ue quería conmigo Santana Lopez.

-Estas siendo muy histérica- le digo cuando salimos del salón.

-Solo quiero saber que es lo que quería...

-No te interesa.

-Claro que me interesa eres mi mejor amiga y estoy preocupada por ti.

-Se cuidarme sola- respondo cortante.

-Yo sé que si, solo necesito que sepas una cosa...- dice susurrando y toma de la mano para que camine tras ella.

Practicamente a bases de jalones me lleva hasta el baño.

Una vez adentro revisa cada uno de los cubiculos para cerciorarse que estamos solas y al comprobar que no hay nadie adentro cierra la puerta. La situación dificilmente podría ser más extraña, no sé si reirme o salir corriendo.

-¿Ahora que?.

-Hay algo que debes saber sobre Santana Lopez- susurra mirandome fijamente.

Me cruzo de brazos y pongo los ojos en blanco.

-Quinn...

-Santana Lopez es...

-Ya lo sé- le suelto de pronto, no puedos eguir en ese juego- No le veo nada de malo, es su vida y yo no tengo que entrometerme...

-¿Lo sabes?.

Asiento.

-¿Quien te lo dijo? ¿Fue ella?.

Estaba a punto de soltar el nombre de David, afortunadamente recapacité a tiempo. Si le contaba mi charla con su hermano ella querria saber que interés tenía en Santana Lopez y esa pregunta ni yo misma podía responderla.

-Tengo mis fuentes- le respondí con el mismo tonito de misterio que ocupaba ella cuando quería hacerse la interesante.

-¿Te lo dijeron tus padres?.

-A ellos no le simporta la profesora Lopez en cuanto no me fastidie...

Quinn se recarga en la pared.

-Es un asco cierto...

Miro a mi amiga extrañada. Santana podía ser todo lo pesada que quisiera... pero ¿Un asco? Estaba segura que jamás en mi vida había visto a una mujer tan hermosa.

-¿Lo dices por sus preferencias?- pregunto extrañada.

-¿Por que mas va a ser?.

-Es raro que precisamente tu la estes juzgando- las palabras salen de mi boca sin que las hubiese meditado.

-¿Por que lo dices?- pregunta entrecerrando los ojos y acercándose.

Me encojo de hombro. Una voz en mi cabeza me grita que corra.

-Porque no hay que juzgar a nadie por sus preferencias, cada quien tiene derecho a...

-No me compares con Santana Lopez- susurra amenazante.

-No loe stoy haciendo yo nunca...

-He notado como la ves... como la defiendes de todos... como te desvelas haciendo una y otra vez sus trabajos para que te queden perfectos...- continua susurrando de una forma que me eriza la piel- ¿Te gusta ella?.

Finjo reirme para disimular mis nervios.

-No digas tonterias...

-¿Te gusta a pesar de lo que es?.

-Quinn basta, lo digo en serio...

-No me has respondido si te gusta...

-Claro que no me gusta.

Se pone muy seria, está peligrosamente cerca de mi.

-¿Y te gusto yo?.

Esa pregunta no me la esperaba. Vuelvo a reir nerviosa y me hago a un lado pero Quinn me toma del brazo y nuevamente me acerca a ella.

-¿Te gusto Britt?.

Nada en mi vida me había preparado para este momento.

-Eres mi mejor amiga- susurro despacio, midiendo mis palabras.

Me staba llevando a un terreno peligroso. A un campo minado donde cualquier paso en falso nos podria destrozar a ambas.

-Si yo te gusto sería diferente- dice casi en mi oido- Soy tu mejor amiga, ambas nos conocemos.

Desliza su dedo despacio sobre mi mejilla.

Cada vez que se acercaba yo la sentia mas lejos. Estaba cruzando una linea invisible y a partir de ese momento nada sería igual entre las dos.

Inhalé su perfume que tan bien conocia, el olor a cereza de su brillo labial, sentí la suave piel de su rostro hacer contacto con el mio. Cuando sus labios estaban a una pulgada comence a sentir el estómago revuelto y unas ganas terribles de vomitar.

-Britt- susurró casi sobre mi boca.

En ese momento la puerta del baño se abre escandalosamente, ambas nosgiramos sobresaltadas, hay casi una docena de personas apretujadas en la entrada mirándonos boquiabiertos, los de adelante contienen la respiración, los que están atras se paran de puntillas para ver mejor.

Yo no lo resisto más y ahí, sobre la ropa de mi mejor amiga, comienzo a vomitar.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Mar Nov 08, 2016 10:42 pm

QUE?????.... NO PODES HABERLO DEJADO AHI?????!!!!
Si lo de quinn era verdad le salio mal!!!.. enserio quiere con britt???
San es bipolar o que????
A ver que pasa????
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por JVM el Miér Nov 09, 2016 3:28 pm

Jajajajajajaja que horror pobre Britt, vómito!!!!
No entiendo a Quinn, esta celosa de Santana como mujer, o sólo esta celosa de que su amiga ya no le presta la misma atención que antes????
Y bueno supongo que el chisme llegara a oídos de la profesora...... Haber si aun tienen su almuerzo o se cancela ??!!!!
avatar
JVM
********-*
********-*

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por idiveth el Miér Nov 09, 2016 9:39 pm

Capitulo 7: Es el amor que pasa.

El director se pasea de un lado a otro como león enjaulado.

Quinn y yo estamos sentadas una al lado de la otra pero mientras ella mira el techo yo me contemplo las uñas. Habíamos evitado hasta el más mínimo contacto desde que salimos del baño. El bullicio que se había armado en el pasillo era tal que atrajo la atención de los maestros, "dos chicas besándose en el baño", el maldito chisme se regó como polvo, obviamente terminamos ahí, en la oficina del director y nuestros padres se encontraban en camino.

-¿Hay algo que quieran decirme?- preguntó el director con su característica voz ronca.

Quinn y yo seguíamos cada una sumidas en nuestros propios pensamientos.

-¿No van a negar los rumores?- insiste él.

Para defendernos teníamos que estar del mismo lado y eso de momento era imposible, una enorme muralla crecía a cada segundo y a pesar de tenerla sentada junto a mí la sentía muy lejos.

-Bien, bien- dice el director sentándose detrás dele escritorio- Esperemos a sus padres.

Los detectives no tardaron en llegar, ambos haciendo gala de presencia. ¿A quién rayos se le podía ocurrir darle problemas a su pequeña? La madre de Quinn también entró casi detrás de ellos y fue directo hasta su hija poniéndole las manos sobre los hombros para hacerle saber que no estaba sola.

El director explicó lo ocurrido ante mi madre que tenía las manos en la cintura y resoplaba molesta y mi padre que se había convertido en el nuevo león enjaulado dentro de la oficina.

-¡Pruebas!- escandalizó papá poniéndose detrás de mi- A mi hija se le va a expulsar de esta escuela con evidencias suficientes.

-Detective Pierce tenemos el testimonio de una docenas de estudiantes que las...

-El testimonio de niños hormonados no es una razón de peso para acusar a dos personas de... de lo que usted está tratando de acusar a mi hija y a su amiga.

El director suspira rascándose la frente.

-Detective necesito que se calme. Las señoritas actuaron mal, no sé que tan ciertos sean los rumores, pero estos están allí, y si yo paso por alto este evento todos van a creer que tienen permitido andar de romance por los baños.

Mi padre está fuera de si.

-Déjeme hablar con sus estudiantes y verá como los rumores se apagan en dos segundos... tranquilo, no le cobraré por hacer su trabajo...

Esas palabras fueron como una bofetada para el director.

-No puede intimidar a los alumnos- dice arrastrando las palabras.

-¿Al menos ya escuchó a las señoritas?.

El viejo suspira y niega despacio con la cabeza.

-¿Brittany que estaban haciendo en el baño?- pregunta de pronto.

Me quedo de piedra.

Inesperadamente mi padre gira la silla sobre la que estoy sentada para que lo encare.

-¿Se estaban besando en el baño?.

Niego rápidamente, era verdad, no nos estábamos besando... aún. Pienso en lo que pudo haber pasado si esos chismosos no hubieran estado cotilleando. ¿Besar a Quinn? jamás hubiera querido besarla. Todo eso me trastornó, fue más de lo que podía soportar y por eso le vomité encima... aún escuchaba las risas estridentes de todos cuando comencé a vomitar sobre mi amiga.

-¿Ve?. 

El director suspira de nuevo, evidentemente cansado.

-Quiero que sepa que hay antecedentes- murmura señalándonos con su regordete dedo indice- Desde primer año han corrido rumores sobre sus hijas que yo he pasado por alto porque consideré que se trataba de una muy buena amistad. Pero hoy en la mañana ambas llegaron tarde a la primera clase, estaban despeinadas y con las ropas mojadas por haber estado según ellas mismas "jugando" en el baño.

Las respiración de mi papá cada vez es más escandalosa.

Santana Lopez se había ido de legua con el director. Esa era la única forma de que él estuviera muy bien enterado sobre lo acontecido esa mañana.

Mi padre y el director de nuevo se enfrascan en una discusión sobre nuestro destino. Lejos de preocuparse por mí sé que él está defendiendo su propio ego, no va a perder contra un profesorsucho de quinta. Es un experimentado policía, ha tratado con delincuentes de la peor calaña por eso no me sorprende que el director, un tanto harto de darle vueltas al asunto, le ponga fin a la discusión.

-Tiene razón detective, carezco de pruebas para hacer de la expulsión de las señoritas algo justo, pero creo que está de más advertirle a ambas que no volveré a tolerar una escenita como la del baño en ningún rincón de esta institución.

-Bien- es todo lo que dice mi padre y sale de la oficina.

-Hablaremos con las chicas- garantiza la madre de Quinn.

Ella y mi mamá habían estado en silencio observando como los hombres discutían, pero ahora que mi padre se había marchado la calma poco a poco regresaba a la oficina.

-No dude que este incidente tendrá severas consecuencias- le dijo mi madre estrechándole la mano- Y una disculpa por el comportamiento de mi marido.

Al salir de la oficina ella y la mamá de Quinn intercambiaban un par de palabras amables. Luego cada una tomó a su hija y la arrastró en dirección opuesta.

-Mamá...- comienzo vacilante mientras ando a su lado.

-Hablaremos en la casa- es todo lo que dice mientras se pone sus gafas tipo aviador.

Suspiro. Estoy en problemas. Era la primera vez que mandaban a llamar a mis papás de la escuela y no sabía como iban a reaccionar una vez que estuviéramos tras las paredes de nuestro hogar.

-¿A qué hora llegas a la casa?- preguntó cortante.

-Pues termino las clases a las dos...

-A las dos nos vemos en casa entonces.

Asiento. Pero entonces recuerdo algo y me detengo ens eco.

-No creo que llegue a las dos- dudo- Es que tengo que ir a la biblioteca a buscar unos libros y luego pedirlos prestados... es un lío.

-¿A qué hora llegas a la casa?- pregunta de nuevo irritada.

Está molesta, pero tengo una cita y no  la pienso perder ni aunque tenga que lidiar con los gritos de mi padre por toda la noche.

-Yo les aviso cuando vaya en camino...- susurro con timidez.

Puedo notar que hay alumnos que comienzan a cuchichear al verme pasar y lo que menos quiero es que vean una escenita con mi madre.

Ella no parece muy convencida pero al parecer se percata de mi incomodidad y se acerca a mi.

-¿Quieres que te lleve a casa ahora?.

Niego rápido.

-Voy a estar bien- susurré mirando al suelo, nada convencida de mis palabras.

Me observa por unos segundos. Tengo 17 años pero aún no está preparada para lidiar con eso, para que su hija ande de romance... Y menos aún con una chica. En ninguna academia revelan que hacer en semejante situación.

-Cualquier cosa me llamas- fue todo lo que dijo y se giró de golpe.

Pero en ese momento alguien más estaba de paso y prácticamente se estrellaron.

Mi madre se quitó las gafas dispuesta a echar bronca pero se encontró con una mirada fulminante.

Mis ojos van de una a la otra, d ala impresión que quieren reducirse a cenizas con el poder de su mente.

Santana Lopez no pierde una batalla de miradas pero la detective Michelle Pierce tampoco. La guerra se prolongó por lo que parecía una eternidad.

-Mamá- me acerco a mi madre tomándola del brazo- Ella es la profesora Lopez de literatura...

Una última mirada asesina antes de levantar el brazo y estrechar la mano.

Tenía lo suficientemente medida a mi profesora para saber que todavía tenía el humor de perros de la mañana.

-Un gusto- susurró mi madre con un tonito de desprecio nada conveniente.

-El gusto es mio.

Vaya, las dos mujeres tenían una forma de hablar que lastimaba sin necesidad de gritos ni insultos.

-Nos vemos en casa Brittany- dijo mi madre.

La profesora sin añadir nada continuó con su camino como si nada y mi madre se despidió de mi con mala cara.

¿Qué demonios acababa de pasar ahí?.

No tuve mucho tiempo de pensar en el encuentro de mi madre con la profesora, que distaba mucho de ser el primero. Esas dos se conocían de algún lado y no bajo términos amables. Pero había algo más complicado en mi situación, de pronto era el blanco de miradas y señalamientos... mi historia se estaba repitiendo, aunque la vez anterior Quinn estaba a mi lado, nosotras dos contra el resto del colegio y ahora parecía ser yo sola contra el mundo.

 Abochornada comencé a caminar a ningún sitio en particular, sólo me moví por los corredores donde parecía haber menos alumnos y sin darme cuenta fui a para a la biblioteca. Tal vez era un buen escondite, en lo que planeaba como superar lo ocurrido, como hacer que todos lo olvidasen y yo misma borrarlo de mi cabeza.

Quinn había intentado besarme.

No podía creerlo. Ni siquiera podía recordar desde cuando eramos las mejores amigas y en todo ese tiempo ella jamás demostró tener sentimientos... "extraños" hacia mi.

La cabeza me da vueltas. Voy hasta los estantes y comienzo a sacar libros al azar, paso las hojas rápido y al no encontrar ilustraciones los coloco en su sitio. Para esta nueva actividad ocupo toda mi atención, necesito olvidar lo ocurrido este día tan loco. Debí haberme reportado enferma, quizás lo que hizo Tubbington era una especie de señal para advertirme que no debía salir de cama ese día. Durante mi tarea una página salió volando. Corrí a recuperarla antes de que la bibliotecaria se diera cuenta y quisiera echarme bronca pero llegué al mismo tiempo que alguien más.

-¿Así que Bécquer?- murmuró cuando nos pusimos de pie.

-¿Qué?.

-Bécquer- repitió y puso la hoja en mis manos.

La miré.

Era la Rima X y justo debajo el nombre del autor "Gustavo Adolfo Bécquer".

-Estoy buscando un libro.

Doble la hoja para guardarla entre las páginas.

-Ese poema me gusta mucho- susurró encogiéndose de hombros.

Desdoblé la hoja y me recargué sobre el estante.

-"Los invisibles átomos del aire, en derredor palpitan y se inflaman..."

Leí despacio y ella se acercó más a mi para escuchar mejor. Inhalé su exquisito aroma antes de continuar.

-"El cielo se deshace en rayos de oro, la tierra se estremece alborozada".

Tragué saliva despacio, era consciente de su mirada atenta y de sus labios ligeramente entreabiertos.

-"Oigo flotando en olas de armonías, rumor de besos y batir de alas, mis párpados se cierran...¿Que sucede?".

-"Es el amor que pasa".

Mi profesora susurró el final del poema tan cerca de mi oído que sentí el roce de sus labios.

Ninguna se movió, nuestros rostros estaban tan cerca que nos repartíamos el poco oxigeno que se colaba por el escaso espacio. Sentí una suave mano acariciar mi mejilla, alcé el rostro despacio para encontrarme con sus ojos...

Esta vez no sentí nauseas.
avatar
idiveth
***
***

Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 09/09/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por 3:) el Miér Nov 09, 2016 10:35 pm

Bueno se salbaron por poco...!!!
Que tanto conose la mama de britt a san ppr la forma en que se vieron????
Mmm a ver como termina la cosa???
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4798
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: si Fueras Mia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.