Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Prólogo
Hoy a las 1:24 pm por 3:)

» FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Cap 10
Hoy a las 12:49 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Hoy a las 1:07 am por monica.santander

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee “Finally in Carburé!” Part III
Sáb Ago 19, 2017 8:46 am por Klainefan

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 3, 4, 5 y 6
Vie Ago 18, 2017 11:51 pm por monica.santander

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Dom Ago 13, 2017 4:03 am por marthagr81@yahoo.es

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Mis Sueños II (Adaptada) Epílogo
Dom Ago 06, 2017 8:06 pm por 23l1

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 14 y 15
Sáb Ago 05, 2017 2:53 pm por JVM

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Mar Jul 25, 2017 6:07 pm por monica.santander

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 20-07-17
Jue Jul 20, 2017 6:12 pm por JVM

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Jue Jul 20, 2017 9:44 am por micky morales

» [Resuelto]EL EJERCITO VERSION BRITTANY. cap. 16
Sáb Jul 15, 2017 12:57 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Qué (Adaptada) Epílogo
Dom Jun 25, 2017 8:14 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: Seductora Irresistible (adaptación. GP Brittany) cap. 20 mas Epilogo
Sáb Jun 24, 2017 7:06 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: La Obsesión (Adaptada) Epílogo
Vie Jun 09, 2017 8:27 pm por 23l1

» [Resuelto]Mándame al Infierno pero Besame (adaptación) Gp Santana Cap. 18 y Epilogo
Dom Jun 04, 2017 1:07 am por monica.santander

» [Resuelto]FanFic Brittana: Respiro (Adaptada) Epílogo
Jue Jun 01, 2017 11:11 pm por 23l1

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 96º
Miér Mayo 31, 2017 9:18 pm por MarisaParedes

» *FanFic* -A Punto Cero- Capitulo 77- Cuenta regresiva- Parte 2-*Nuevo*
Miér Mayo 31, 2017 9:05 pm por MarisaParedes

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
monica.santander
 
3:)
 
JVM
 
micky morales
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Lucy LP el Vie Feb 10, 2017 6:04 pm

Espero que la mamá de Britt se recupere y que bueno que San se lleve bien con toda la familia de Britt aunque debe ser duro para ella porque eso le recuerda la pérdida de su mamá ... Como siempre tus fics son muy buenos gracias por regalarnos historias brittanas hermosas ... Saludos chica del efecto
Pd: espero la maratón hoy toca verdad ;)
avatar
Lucy LP
****
****

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 01/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Vie Feb 10, 2017 7:57 pm

3:) escribió:hola morra,..

san  entro por la puerta grande a la familia,. obviamente las circunstancias no son las buenas pero bue!!!
me gusta que a san no la dejen aislarse,.. y es bueno que mejore la mama de britt!!!

nos vemos!!!

PD;  estuve el sábado de este lado de la cordillera,.. si tranki me cuido hasta que venga mi medico de suiza!!



Hola lu, si! y es lo mejor, no¿?! ajajajajajajaja bn ai x la morena! No, tienes razon, pero como digo, siempre en lo malo ai algo bueno! Bn ai! eso es mas que bueno! Jajajajajaaj si eso tmbn es bueno... asik las cosas van bn, no¿? jajajaj. Saludos =D

Pd: si¿? yo pensaba q estabas ai osea q seguias aiajajajajajaj. Bn, bn, eso es bueno y aunk llegue tmbn tienes q seguir... cuesta, pero... jajajaaj.





micky morales escribió:mejor que mejor que se recupere la mama de Britt y San como escribieron por ahi, entrando por la puerta grande!!!!




Hola, si las cosas van mejorando! Jajajaj si! y es tan bueno! ajajajajajajajajaj. Como dije, las cosas van mejorando y avanzando bn! ajjaajja. Saludos =D





JVM escribió:Que bueno que la mama de Britt se va recuperando poco a poco
Y San apoyando a su rubia y a la familia en este momento tan difícil, y pues la platica seguirá pendiente hasta que las cosas estén mejores





Hola, si, eso es mas que bueno y para la salud de la rubia tmbn! Ai si la morena esta haciendo bn las cosas y eso es bueno. Y si, con lo de la platica tendrán que esperar, pero x ahora van bn las cosas ajajajajaj, espero y sigan así jajajaja. Saludos =D





Lucy LP escribió:Espero que la mamá de Britt se recupere y que bueno que San se lleve bien con toda la familia de Britt aunque debe ser duro para ella porque eso le recuerda la pérdida de su mamá ... Como siempre tus fics son muy buenos gracias por regalarnos historias brittanas hermosas ... Saludos chica del efecto
Pd: espero la maratón hoy toca verdad ;)



Hola, si, yo tmbn lo espero! Es mas que bueno eso la vrdd jajajajajaja..., pero tienes razón, pero como yo digo, todo lo malo tiene algo bueno! Jajajajaja esk es el efecto brittana! jajaajjaaj, pero gracias a ustedes por leerlos! Saludos =D

Pd: mmm ok jajajaja en la segunda actualización! ajajaj.




avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 11

Mensaje por 23l1 el Vie Feb 10, 2017 7:59 pm

Capitulo 11


Las siguientes dos semanas y media se convirtieron en las más difíciles de los años de Brittany.

Cosas que hasta entonces no habían tenido más relevancia en su vida adquirieron una importancia primordial.

Cosas como la tensión arterial baja: ¿a partir de qué punto empezaba a ser peligrosa?

La producción de orina: demasiado poca podía significar que los riñones se detenían, el principio del fin.

Ella vigilaba detenidamente todas esas señales, cada día y cada noche.

Su familia le ofrecía toda la ayuda posible, pero, como Brittany era la única soltera, ella y su papá pasaban ahí la mayor parte del tiempo.

Su hermano había regresado a su casa, a ocho horas de distancia, y llamaba cada noche. Sí el estado de su mamá empeoraba, cogería el avión y en un minuto estaría ahí.

La hermana de Brittany y su cufiado, que vivían a dos horas de distancia, habían vuelto a una rutina medio normal, y la visitaban sólo los fines de semana.

Santana pasaba por la habitación cada noche, pero Brittany le hacía mantener una rutina lo más normal posible, de manera que la mayoría de visitas se acababan convirtiéndose en un paseo o en comer algo juntas.

Una estrategia tan obvia como apreciada.

Después de la primera semana, Brittany también volvió al trabajo. Se turnaba con su papá para quedarse a dormir en el hospital, pero aún así pasaba muchas horas de tensión en aquella habitación.

Cada día le explicaba a su mamá cómo le había ido el trabajo, cómo estaban su hermano y su hermana y las familias respectivas y le leía todo lo que le caía entre las manos.

Pero entonces, hacia el final de la tercera semana, podía sentir que la tensión empezaba a pasarle factura, se sentía débil y terriblemente cansada.

Cada vez le resultaba más difícil tener buen aspecto y concentrarse en el trabajo.

Cuando buscaba un vaso de agua a la tenue luz del amanecer, Brittany miró a su mamá como siempre hacía, pero aquella vez algo la sobresaltó: su mamá tenía los ojos abiertos.

Brittany dio un salto y, tan aterrorizada como entusiasmada, comprobó la respiración de su mamá:

—Mamá, mamá, soy Brittany. ¡Oh, mamá!—le dijo besándola y abrazándola; pero, cuando se dio cuenta de que no había ninguna reacción, volvió a mirarla a los ojos.

Aquellos ojos normalmente tan rápidos y seguros de sí mismos ahora parecían inocentes como los de un niño asustado. A Brittany se le llenaron los ojos de lágrimas y pulsó el timbre de la enfermera.

Casi al momento, la enfermera del turno de día irrumpió en la habitación:

—Tiene los ojos abiertos, pero no me contesta—le puso en antecedentes Brittany, nerviosa.

En la cara de Holly se dibujó una sonrisa y se inclinó hacia ella.

—Sra. Pierce, ¡ha vuelto! La estábamos esperando. ¿Cómo se encuentra?

Los ojos de la Sra. Pierce, lentamente, se fueron enfocando en la cara de Holly. Poco a poco movió los labios, pero no emitió ningún sonido. Holly acercó el oído a sus labios y escuchó con concentración.

—¿Un ángel? Querida, ¿ha visto un ángel mientras dormía?—volvió a escuchar—¿Y cantaba para usted?

Brittany agarró el brazo de la enfermera, aterrorizada por la posibilidad de que el cerebro de su mamá se hubiera visto afectado.

—¿Son los medicamentos?—deseó fervientemente que lo fueran.

—No, no creo—el tono de la enfermera era tranquilizador, aunque su respuesta siguió asustando a Brittany.

Holly volvió a mirar a la Sra. Pierce.

—Lo que ha oído no era un ángel, sino su amiga Santana. ¿Recuerda que le cantaba cada día? La oía, ¿verdad?

Una tenue sonrisa se iba formando lentamente en los labios de la Sra. Pierce.

—¿Santana le cantaba?

—Cada mañana, después de que te fueras al trabajo. Sí tu papá estaba aquí, le enviaba a desayunar.

Brittany se acercó más a su mamá.

La profunda inocencia de aquellos ojos fue desplazándose gradualmente hasta encontrarse con los ojos agradecidos de Brittany.

De repente, abrió la boca como si quisiera decir algo, y los ojos se le llenaron de lágrimas. Reconoció a Brittany y, débilmente, intentó levantar los brazos.

—Te quiero, mamá—le decía Brittany secándole con sus besos las lágrimas de la cara—Te quiero.

Holly soltó la banda del aparato de tomar la tensión:

—La presión sanguínea está subiendo. Es una buena señal. Ahora puede que se vuelva a dormir y se despierte, pero sigue hablándole. No le hagas demasiadas preguntas, porque aún no puede contestarte muy bien. Voy a informar a los doctores y a llamar a tu papá. Volveré en unos minutos.

El alivio la desbordaba.

Brittany respiró hondo y se sintió excepcionalmente ligera. Sonrió con los ojos enturbiados por las lágrimas, mientras algunos lagrimones le resbalaban desde el puente de la nariz.

Acarició la cabeza de su mamá.

Nada en el mundo podía haberla hecho más feliz en aquel momento que mirar a los hermosos ojos de su mamá.

Acercándose a su oído, apretó la mejilla contra la suave piel de su mamá y susurró:

—Sólo Dios sabía cuánto te hubiéramos echado de menos.

Se acomodó en el borde de la cama y le acarició la frente.

La idea de Santana sentada ahí, cantándole a su mamá inconsciente, era la cosa más entrañable que podía imaginar.

En su concepto de lo que debía ser la amistad, por lo que normalmente acababa defraudada, nunca había imaginado nada tan desinteresado.

Incluso en sus esperanzas más idealizadas nunca se había podido imaginar que Santana López fuera tan generosa.

Como si estuviera planeado, la voz grave de Santana llegó desde el pasillo:

—Mamá—dijo Brittany con voz tierna—, Tu ángel está aquí. Ha llegado Santana.

Los ojos verdes lentamente escanearon la habitación.

En cuanto cruzó el umbral, Santana se vio atrapada en un fuerte abrazo de bienvenida.

—Hay alguien que quiere verte.

—Eso he oído—sonrió—Sra. Pierce—dijo dándole cuidadosamente un abrazo—, Soy Santana.

Sus labios formaron las palabras lentamente, sin sonido:

—Ya lo sé.

—Creía que eras un ángel que le cantaba—le explicó Brittany—, Y ahora creo que tiene razón,

Santana se sentó en el borde de la cama y tomó la mano de la Sra. Pierce entre las suyas:

—Hasta ahora nunca me habían confundido con un ángel. Espero que ahora que está despierta siga pensando lo mismo. ¿Qué le parece una canción antes de que me vaya a trabajar? A ver si recuerda esta.

Con una voz tan relajante como una suave brisa de verano, cantó una de las canciones favoritas de la Sra. Pierce: His Eye Is On The Sparrow.

Las notas flotaron a su alrededor envolviéndolas en la frescura que Santana había llevado a la habitación.

Ver cómo Santana sostenía la mano de su mamá y le cantaba con tanta dulzura hizo que Brittany sintiera una alegría que no creía que existiera. En aquel momento, se dio cuenta de cuánto quería a aquella mujer.


Santana se quedó de pie en la puerta a punto de irse.

—¿Qué haces esta noche?—le preguntó Brittany.

—Nada especial, ¿por qué?

—No me vendría mal una cena de verdad. Estoy harta del menú del hospital. Además, me gustaría invitarte para, por lo menos, empezar a darte las gracias por todo lo que has hecho—mientras hablaba, Brittany agarraba cálidamente la mano de Santana, un gesto que se estaba volviendo muy agradable.

—No tienes por qué hacerlo, aunque me encantaría cenar contigo. ¿A qué hora me recoges?

—A las seis y media, y ponte el vestido nuevo.




*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Vie Feb 10, 2017 8:19 pm

hola morra,...

definitivamente san ya entro por la puerta grande a la familia de britt!!!
me encanta el gesto que tubo san con la mama de britt!!!
a ver como va la cena!!!???

nos vemos!!!

PD; lo dijiste pero,.. después que me vea vuelvo al lado de la cordillera,... jajaja
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4940
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Lucy LP el Vie Feb 10, 2017 9:51 pm

La señora Pierce no se confundió realmente San es un ángel , que bueno que caiga bien en la familia de Britt espero y no cambien cuando sepan que es lesbiana xque las Brittanas hacen una linda pareja ...
Saludos chica del efecto :P
avatar
Lucy LP
****
****

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 01/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Vie Feb 10, 2017 11:49 pm

3:) escribió:hola morra,...

definitivamente san ya entro por la puerta grande a la familia de britt!!!
me encanta el gesto que tubo san con la mama de britt!!!
a ver como va la cena!!!???

nos vemos!!!

PD; lo dijiste pero,.. después que me vea vuelvo al lado de la cordillera,... jajaja



Hola lu, jaajjaaj si!!! es como no¿? es su efecto ajajajajajajaja. Ayyy si es un amor esa morena!!!!!! como no amarla¿? Esperemos y muy bn la vrdd jajaja. Saludos =D

Pd: jaajajajajajaaja mientras te recuperes todo bn y no importa de que lado estés!





Lucy LP escribió:La señora Pierce no se confundió realmente San es un ángel , que bueno que caiga bien en la familia de Britt espero y no cambien cuando  sepan que es lesbiana xque las Brittanas hacen una linda pareja ...
Saludos chica del efecto :P



Hola, si que lo es! Osea como, no¿? es san! ajajajajajajaja. =O ononononono ni lo digas! Y obvio que la hacen! si son las brittana ajajajajaj. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 12

Mensaje por 23l1 el Vie Feb 10, 2017 11:52 pm

Capitulo 12



—Mis disculpas por haberme pegado este atracón—dijo Brittany mientras se acababa el último bocado de postre—Todo estaba delicioso.

Santana se rió con suavidad.

—Has de disfrutarlo, es una cena para celebrar la recuperación de tu mamá. Sé lo duro que ha sido para ti. Perdí a mi mamá dos años atrás y hubiera dado cualquier cosa por poder celebrar su recuperación.

—Santana—le dijo con ternura—, ¿Por qué no me lo dijiste? No puedo ni imaginarme lo duro que debe de haber sido para ti.

—Ya tenías bastantes problemas, y lo último que necesitabas eran más pensamientos negativos.

Miró maravillada a la mujer del otro lado de la mesa.

«¿Qué debe de haber sentido? Reviviéndolo todo cada día: el miedo, la tristeza; soportando una tensión emocional que, en comparación, yo sólo he vivido de pasada. Y todo, por mí.»

—Oye, ¿sabes qué tendrías que hacer?—Santana sacó un trozo de papel y empezó a escribirle una dirección—Te doy la llave y pasas el fin de semana en mi cabaña. Puedes ir a ver a tu mamá el viernes antes de marcharte y otra vez el domingo cuando vuelvas. Incluso puedes llamarla el sábado para ver cómo está. Ahí todo es paz y tranquilidad y podrás descansar todo lo que necesites sin ni una pizca de estrés—levantando la mirada de sus anotaciones se encontró con los ojos interrogantes de Brittany.

—¿No puedes venir conmigo?

—Puedes llevarte a quien quieras o, si lo prefieres, disfrutar un poco de la soledad—dijo Santana en un poco convincente intento de esquivar la pregunta principal.

—Santana, no hay nadie más a quien quiera llevar y no me voy a pasar el fin de semana sola en tu cabaña, es ridículo.

—Podemos discutirlo en el coche—dijo Santana intentando arrebatarle la cuenta de la cena a Brittany, pero la rubia ganó la pelea sujetándola firmemente en la mano.

Salieron del restaurante en silencio.

Una vez dentro del coche, Brittany se enfrentó a la morena.

—Muy bien, ¿vas a decirme qué es lo que te preocupa?

—Sí, pero espera a que lleguemos a mi casa—se quedó de perfil, evitando la mirada de Brittany.

Brittany negó con la cabeza y condujo hasta la casa de Santana. Apagó el motor en el camino de entrada, se volvió hacia Santana y esperó.

«¡Qué mujer más testaruda!», pensó mientras contemplaba aquel bello perfil.

Santana finalmente se volvió también y miró directamente a los ojos de Brittany, haciendo que toda su frustración se deshiciera.

—Brittany, tu amistad significa mucho para mí. Has hecho que vuelva a disfrutar de la vida, cosa que ni siquiera Quinn pudo lograr. Ella se encontraba en una situación demasiado parecida a la mía, lo que la volvió sobreprotectora. Además, a Quinn no le gusta hacer muchas de las cosas que a mí me gustan.

No dejó ni un momento para que Brittany pudiera replicarle. Aquella vez estaba dispuesta a soltarlo todo.

Por fin, todo iba a acabar.

—Tú has sido capaz de ponerte en mi piel y me has dado exactamente lo que necesito. Por eso, me está resultando tan difícil decirte lo que tengo que decirte, porque no quiero que afecte a nuestra amistad, pero sé que no tengo ninguna garantía de que no vaya a ser así.

Hizo una pausa para coger aíre y Brittany aprovechó la oportunidad:

—¿A estas alturas aún no sabes que puedes explicármelo todo?

—Eso espero—dijo Santana con una respiración nerviosa—, Porque soy lesbiana.

Brittany ni se inmutó, no apartó ni un ápice los ojos de los de Santana a pesar del pequeño impacto que sintió en el centro del pecho.

—¿Es eso? ¿Eso es lo que te ha estado preocupando todo este tiempo?—con una sonrisa que parecía envolver a todo su ser, Brittany contempló cómo Santana asentía—Podrías haberme hecho la vida mucho más fácil, ¿sabes? ¿O es que te divierte ver cómo me debato en la incertidumbre?

La risa de Santana liberó más tensión de la que había creído que hubiera.

Por fin se relajó en el asiento.

—¿Tan poco clara soy?

—Eres un camaleón. Cada vez que creía que te había comprendido, cuando volvía a verte me dejabas alucinando.

—He pasado de ser un ángel a ser un camaleón—sonreía de una manera más tranquila y despreocupada que en mucho tiempo—¿De verdad te he hecho alucinar?

—Más de una vez. La socialmente correcta Brittany, no era tan versada en el mundillo de gays y lesbianas como se creía.

Percibió la sonrisa divertida de Santana.

—Una mujer guapa que lleva trajes de lino, ceñidos y tacones no puede ganarse la vida subida a un andamio con un cinturón de herramientas. Y ninguna lesbiana que se precie, y disculpa mi ingenuidad, pasearía en público ni siquiera diez minutos en...

—Lamé dorado.

—¡Sí!

—Sabía que eso iba a romperte los esquemas—se rió—Lo hice a propósito.

—¿También era por eso lo que hiciste al cantar con Blaine?

—¿El qué? ¿Para romperte los esquemas?—apartó los ojos de los de Brittany y negó con la cabeza—No.

A la vista de su sinceridad, Brittany no dudó ni un momento en revelar incluso lo que ni siquiera ella misma acababa de comprender.

—Fue la sensación más extraña que he tenido nunca. La manera en que cantabas... creía que estabas enamorada de él—los ojos de Santana por fin volvieron a encontrarse con los suyos—Y no quería que estuvieras enamorada de él.

—Lo quiero muchísimo, pero no estoy enamorada de él.

—Es gay, ¿verdad?

Santana asintió, sonriendo, y se dio cuenta de lo mona que resultaba Brittany cuando empezaba a encontrarle el sentido a todo. Ponía cara de niña pequeña feliz por haber sido la primera en resolver un difícil problema de mates, una analogía sin cabida en sus viejos días de escuela.

Para Santana, aprobar álgebra había consistido en reírle las gracias al profesor hasta que él se sentaba en el borde del pupitre de ella y le aprobaba los ejercicios que había mandado hacer.

—¿Qué relación tienes con Quinn?—le preguntó Brittany tomando al vuelo la ocasión de aclarar el resto de dudas que la asediaban.

—Justo la que te he contado. Hemos sido buenas amigas durante muchos años. No te he mentido, Brittany, solo que no siempre te he contado toda la verdad.

—¿Nunca han estado juntas ustedes dos?

—No—se rió—Somos polos opuestos.

—Y la persona que te dejó era otra mujer. Te limitaste a dejar que yo supusiera que era un hombre, ¿no?

—No vi ninguna razón para corregirte en aquel momento.

—Me juego algo a que estoy tan aliviada como tú de que todo esto se haya aclarado—tomó la mano de Santana de nuevo y la sostuvo con cariño—Gracias por confiarme quién eres en realidad.

Santana apoyó la nuca en el reposacabezas y suspiró mirando al techo:

—Durante todo este tiempo el alivio ha estado a tan solo una confesión de distancia.

—¿Esto significa que nos vamos a la cabaña este fin de semana?—preguntó Brittany más alegre de lo que había sonado en semanas.

—Nos vamos a la cabaña. Te llamo mañana—le prometió Santana levantando la mano en un gesto de despedida al salir del coche.





*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 13

Mensaje por 23l1 el Vie Feb 10, 2017 11:53 pm

Capitulo 13



Nunca se le había ocurrido que un recorrido de tres horas en coche pudiera ser algo más que soportable.

Y, sin embargo, las horas anteriores habían resultado absolutamente placenteras.

Las canciones, las conversaciones y las risas habían amenizado el trayecto hasta hacer que el tiempo fuera irrelevante. Lo único de lo que era consciente Brittany era de lo libre y maravillosamente bien que se sentía.

—Bueno, esto es—dijo Santana deteniendo el coche al final de un camino largo y estrecho que serpenteaba entre los árboles a lo largo de más de un kilómetro.

Delante de ellas se levantaba una cabaña pequeña pero arreglada enclavada entre los pinos. Un jardincito perfectamente cuidado daba paso a un embarcadero recién pintado que se adentraba en el agua.

La puesta de sol en la lejana orilla contraria lanzaba reflejos rosas y violetas sobre la tranquila y cristalina superficie del lago.

—¡Oh, Santana! Vamos al embarcadero, que ahora está precioso.

Se quedaron de pie al final del embarcadero, disfrutando del espectáculo de luz de la naturaleza y contemplando cómo los colores se volvían aún más vivos.

Entonces, antes de que Brittany se diera cuenta del silencio que las rodeaba, empezaron a sonar con cada vez más fuerza una serie de graznidos sobre
sus cabezas.

—Los gansos están volviendo para pasar la noche—le explicó Santana mientras Brittany escudriñaba el cielo.

De repente, la clásica formación en «V» apareció sobre las copas de los árboles que tenían a sus espaldas. Con sonoros graznidos, los gansos se deslizaron elegantemente cerca del agua y planearon con facilidad hacia el sur del lago.

—En aquel extremo no hay ninguna casa, así que lo han convertido en su hogar todo el año. Se emparejan de por vida. ¿Ves aquel hueco en el lado derecho de la «V»? Uno de ellos o se ha muerto o lo mataron. El miembro de la pareja que sobrevive sigue con la bandada, pero siempre vuela junto a un espacio vacío. La primera vez que vi un espacio vacío en nuestra bandada me sentí fatal. Vamos, hay otro sitio que quiero enseñarte antes de que oscurezca demasiado.

Brittany la siguió por un sendero boscoso al lado del lago y por una empinada ladera. Andando con cuidado y agachándose para esquivar las ramas, llegaron hasta lo alto de una colina.

Desde un pequeño claro en un extremo podían ver todo el lago, con su sinuosa orilla todavía cubierta en tonos brillantes.

—Es espléndido—dijo Brittany en voz baja.

Se quedaron en silencio, absorbiendo la belleza que las rodeaba, disfrutando del paisaje y de los sonidos mientras la madre naturaleza empezaba a recoger el día.

—Este es uno de mis lugares favoritos.

—Es un sitio muy romántico—dijo Brittany con suavidad—Me juego algo a que has traído aquí arriba a unas cuantas mujeres.

Hubo un titubeo educado y no la miró a los ojos.

Las preguntas eran de esperar.

—Solo a una—dijo, a sabiendas de que tarde o temprano tendría que responder—, Y la quería de verdad.

—¿Qué pasó?

Santana siguió contemplando el lago mientras hablaba.

—Ella tenía miedo de que la gente se enterara. No podía vivir así, de modo que le fue más fácil casarse con un compañero de trabajo.

Brittany sintió el peso del silencio, pero no supo encontrar palabras que pudieran consolar la tristeza que veía en los ojos de Santana.

—Será mejor que empecemos a volver—dijo Santana dando media vuelta— Ni siquiera a mí me gusta bajar la colina de noche.

Empezaron a descender en silencio.

A medio camino, las tupidas capas de pinaza y las pequeñas raíces semi-descubiertas hacían que el suelo resbalara.

—¿Cómo vas? —le preguntó Santana.

—Bien. No...

—Ajá. Ya me lo has dicho todo. Dame la mano—le ordenó.

En el momento en el que Santana le tendió la mano, a Brittany le resbaló el pie sobre una raíz y se agarró de la mano para evitar caerse.

—¿Bien?—le preguntó Santana con una sonrisa.

—Sí, gracias. Esto no me convierte en una nenaza, ¿verdad?

—¿Dónde pongo mis cosas?

—Déjalas en el baño, la puerta a tu derecha, El sofá se convierte en cama. Como por la noche hace bastante frío, puedes quedarte aquí, al lado del fuego, que yo ya me iré a la habitación.

—¿No vas a dormir al lado del fuego conmigo?—contempló cómo Santana silenciosamente colocaba leña en la chimenea—Pensaba que podíamos tumbarnos aquí y hablar toda la noche, como solía hacer yo con mi mejor amiga cuando éramos niñas.

—Bueno yo creía que estarías tan cansada que querrías dormir toda la noche.

—Mañana podemos levantarnos tarde, ¿no?

Santana asintió.

—Pues entonces, decidido. Duermes aquí.



Instalada bajo la fina manta frente al fuego, Brittany contemplaba las oscilantes llamas y esperaba a que Santana se reuniera con ella.

Tenía la mente y el cuerpo completamente relajados por primera vez en lo que le parecía una eternidad.

El aroma de la madera de cerezo al quemarse se mezclaba con el olor a humedad de los viejos tablones de pino. El calor del fuego llegaba hasta el extremo del sofá y acorralaba el frío de la noche en los rincones oscuros de la cabaña.

Acababa de cerrar los ojos tranquilamente cuando, de repente, algo frío y blando la golpeó en la cara. Antes de que pudiera reaccionar, otra almohada la golpeó en el pecho.

Con fuerza, le lanzó la primera a Santana mientras esta se dejaba caer en la cama.

—Muy bien, tú te lo has buscado—con una velocidad sorprendente, Brittany se libró de la manta, se puso a horcajadas e inmovilizó sobre la cama a una Santana anonadada.

—Muy bien, listilla. ¿Y ahora qué?—se rió Santana.

—Ya verás—hábilmente, Brittany le sujetó un brazo con la rodilla y con la mano libre empezó a hacerle cosquillas en un costado.

—¡Oh, no!—logró decir Santana entre risas debatiéndose por liberar los brazos, pero, debilitada por la risa, sólo logró reunir la fuerza suficiente para soltar un brazo.

Agarró la muñeca de Brittany y empujó con fuerza las caderas hacia arriba para desequilibrarla.

Después, aprovechándose rápidamente de la situación, levantó la cabeza y los hombros, empujó a Brittany hacia atrás y rodó sobre ella.

En un momento, Brittany se encontró tumbada, pecho contra pecho, frente a Santana y se quedó mirando paralizada la intensidad azul de sus ojos. Los corazones de las dos latían el uno contra el otro en una excitación que nadie podía disimular.

Después hubo una mirada que electrificó el alma de Brittany.

Inspiró y aguantó el aire.

«¿No tendrían que encontrarse ahora nuestros labios? ¿No debería sentir la calidez de sus labios carnosos y, a continuación, saborear la que debe ser la más dulce de las bocas?»

Estaba a punto de recibir un beso, estaba segura.

El rubor de su cara ahora le cubría todo el cuerpo.

Santana quería besarla, podía leerlo en sus ojos, y Brittany recibiría el beso encantada, al menos una vez, al menos para ver.

No obstante, con la misma velocidad con la que había empezado, Santana se levantó y rodó hasta su lado cíe la cama.

—No me malinterpretes—le dijo—No estoy coqueteando contigo.

«Ha sido una pérdida de juicio momentánea e indiscriminada, pero no un coqueteo.»

Lanzándole una almohada por encima, Brittany sonrió con timidez.

—Me lo tomaré como una rendición.

Santana le devolvió la sonrisa y se distrajo colocando bien las almohadas y las mantas.

Brittany intento tranquilizarse hasta sentirse cómoda para volver a mirarla, pero no lograba apaciguar las palpitaciones aceleradas de su pecho.

—¿Cuándo supiste que eras lesbiana?

—Lanzándote de pleno, ¿eh?, Brittany.

—Es una pregunta inevitable—sonrió Brittany.

—Y no importa si yo estoy preparada para responder, ¿no?—la sonrisa de Brittany se ensanchó y Santana cedió—Supongo que lo sé desde el instituto.

—Y ¿cómo lo supiste? —se apresuró a añadir Brittany.

—Seguramente fue una combinación de cosas. Yo era una niña un poco chicarrón. Me gustaban todas las cosas de chicos y, a medida que me iba haciendo mayor, descubría que cada vez me gustaba más hacer cosas de chicos, pero con las chicas. Ellas nunca me menospreciaron ni me hicieron sentir inferior, como me pasaba con muchos chicos.

—Algunos nunca maduran lo suficiente para dejar de hacerlo. ¿Has salido con chicos alguna vez?

—No por mucho tiempo. No soporto que siempre estén intentando tocarte y que todo lo reduzcan a sexo. Nunca he querido eso de ellos.

—¿Te has acostado alguna vez con un hombre?

«Qué curiosidad tan exacerbada. Era de esperar, claro, pero ¿por qué tiene que seguir unas pautas tan conocidas y tan molestas?»

Negó con la cabeza.

—Nunca pude ir más allá de los besos de piraña. Eran asquerosos—dijo mientras Brittany se reía—¿Qué es lo que te hace tanta gracia?

—Que sí que son como pirañas. Tienes la sensación de que se te intentan comer los labios—la imagen las hizo reír a las dos—¿Qué es...?

—Mira, sé que tendrás unos cuantos miles de preguntas. Me lo esperaba, pero, para ser justas, hagamos un trato. Tú también tendrás que responder a todas las preguntas, aunque refiriéndote a los hombres cuando corresponda. ¿Vale?

—Trato hecho—accedió Brittany—, Pero ésta ya casi la he respondido. ¿Cómo es besar a una mujer?

—Completamente diferente a besar a un hombre. Es erótico, sensual, lleno de sentimientos. No sé cómo describirlo. Y sin pelos de barba que te rasquen—se rió Santana.

Brittany arrugó la nariz.

—No lo soporto. Siempre has de estar pidiéndoles que se afeiten—dudó todo lo que pudo aguantar—¿Cuándo fue la primera vez que besaste a una mujer?

—Fue una experiencia lésbica clásica. Mi mejor amiga del instituto me estaba contando los problemas que tenía en su casa. La rodeé con los brazos para consolarla y la abracé un ratito; después, me miró a los ojos y sin decir nada, no sé cómo, pero reuní valor para besarla y ella me devolvió el beso. Creía que estaba en el cielo. La besé como siempre había querido que me besaran y ella me besó del mismo modo. Era la primera vez que me sentía sexualmente excitada.

—¿Y qué pasó después?

«Oh, no. Ni hablar. No vas a llegar a la parte picante tan rápido, señorita. Brittany.»

—Pasamos mucho tiempo juntas y nos besábamos mucho. Ella siempre decía que ojalá los chicos supieran dar esos besos, pero yo no tenía ni idea de cómo continuar y supongo que ella tampoco, así que no llegamos más lejos. El verano siguiente se mudó—dijo poniéndose de lado—Tu turno.

Brittany sonrió.

—Lo mío no es nada. Fue Rory Flanagan en sexto curso. Él era muy popular, lo que hizo que me sintiera importante unas dos semanas. Después empezó a gustarle otra chica, así que aprendí rápidamente que confiar en un hombre
para tener la sensación de que eres alguien es un terrible error. En el instituto me llamaban «el congelador», y sin duda fui la causante de muchas apuestas perdidas.

—Sé que la mejor pregunta está al caer, de modo que me adelantaré—dijo Santana— ¿Cómo fue la primera vez que te acostaste con alguien?

—Oh. Es mucho más duro estar en este lado de las preguntas—se tumbó de espaldas y volvió los ojos al techo—No fue hasta segundo curso de carrera. Llevaba tres meses saliendo con un chico y él ya empezaba a estar bastante frustrado. Supongo que yo me cansé de buscar excusas y de tener que hacer frente a la presión de mis amigas—volvió los ojos hacia Santana—Una noche me rendí—se dio cuenta de que los ojos de Santana abandonaban sus ojos para mirarle a los labios—Estábamos en el sofá de mi departamento y él se quedó impresionado cuando dejé de resistirme. Hasta me preguntó si estaba segura. No lo estaba, pero había decidido acabar con aquello. Me sentía muy incómoda. Le hice ponerse un condón y no quería ni mirarlo—en aquel momento tampoco quería mirar a Santana—, Pero me obligué. Los únicos juegos previos fueron los besuqueos que nos habíamos dado antes de que yo cediera. Como yo no estaba muy lubricada fue bastante doloroso, pero una vez que empezó no hubo manera de hacerle parar. Después de que se fuera, me quedé ahí tumbada llorando. Al día siguiente apenas podía andar.

—Dios, Brittany. Imagino que no saliste corriendo a buscar más.

—No, eso me frenó por mucho tiempo. Tu turno.

—Mi primera vez tampoco fue fantástica, pero por lo rieres no fue tan mal. Estaba en primero de carrera y algunas amigas y yo queríamos aprender a jugar ha tenis. Nos apuntamos a una clase del Departamento de Ocio, ya que era más barato que ir a las clases de la universidad—tenía ganas de sonreír al ver el rubor en la cara de Brittany, pero se contuvo—Nuestra entrenadora era una mujer de unos veinte tantos, deportista, muy mona, No tardé mucho en darme cuenta de que me interesaba algo más que sus habilidades tenísticas. Tenía una personalidad extrovertida y chispeante y se metía mucho conmigo. Empezamos a pasar juntas algunos ratos después de las clases y yo sabía que yo también le gustaba. Un día fuimos a comer algo y acabamos hablando en su coche hasta que se hizo de noche. Por el modo en que me miraba, supe que iba a pasar algo—Brittany la contemplaba
con intensidad—Me dijo “Ven aquí’, y fui. Empezamos a besarnos la una a la otra. Después comenzó a besarme en el cuello y a acariciarme los pechos y supe que íbamos a hacer el amor.

Sorprendió a Brittany, que estaba lanzándole una ojeada a sus pechos perfilados bajo una simple camiseta y después levantando la vista rápidamente.

—Fuimos en coche a un motel. Estaba tan nerviosa que ni siquiera me quité la ropa interior. Cuando me preguntó si alguna vez había estado con una mujer, mentí, aunque debió de sospecharlo. Estoy segura de que ella hizo todo lo que debía, pero yo estaba tan nerviosa que no pude disfrutar de nada. Sé que se sintió frustrada. Debió de ser evidente que yo no sabía lo que hacía. No fue hasta una semana después, cuando acabamos en otro motel, cuando entendí lo que era un orgasmo.

Brittany se quedó mirando a Santana a los ojos por unos segundos, sin saber cómo formular la siguiente pregunta.

Al notar su titubeo, Santana le dijo:

—¿Qué es lo que te preocupa? No puede ser nada más íntimo que las cosas de las que ya hemos hablado.

—Me preguntaba si, cuando estás haciendo el amor con una mujer, ¿puedes parar si ella te dice que algo no le gusta?

La pregunta, con toda su inocencia, hizo sonreír a Santana.

—Bueno claro, Brittany. Yo no considero que sea hacer el amor a una mujer, sino hacer el amor con ella. Y la idea es dar placer a la otra persona.

—Es tan diferente de lo que yo he experimentado. Es uno de los motivos por los que he roto con Sam: era terrible en la cama. Yo no me considero una experta, pues sólo he estado con tres hombres, pero a ninguno le ha importado satisfacerme. Yo tenía la sensación de estar ahí sólo para que ellos disfrutaran—su incomodidad estaba desapareciendo.

Hablar con sinceridad, sin miedo a ser juzgada, era una experiencia de libertad.

—En cuestión de sexo, Sam siempre estaba intentando que yo hiciera cosas que no quería. Sólo pensar en el sexo oral con él me provocaba nauseas. También me pedía sexo anal y no pensaba ceder en eso de ninguna manera—sonrió al recordarlo.

—Sexo egoísta y peligroso.

—De hecho, estoy muy cansada del sexo en general, pero creo que de lo que estoy más cansada es de la actitud de los hombres. Veo cómo actúan los maridos de mis amigas, que no ven ninguna razón para cambiar, y que van a ser siempre así. Las mujeres o lo soportan o acaban dejándoles con la esperanza de encontrar algo mejor. No puedo ni verlo—hizo una pausa de un segundo—, Mírame—sonrió—, Pero si ahora soy yo la que parece lesbiana.

Santana le devolvió la sonrisa.

—No, pareces una mujer que sabe lo que le gusta y lo que no le gusta. Una lesbiana es una mujer que se ha enamorado de otra mujer.

—¿De verdad es tan sencillo?

—Si consigues librarte de las presiones de la sociedad y ser fiel a tus sentimientos. Es esencial tanto si eres gay o lesbiana como si eres heterosexual.

Aquel consejo reflejaba experiencia de primera mano.

Brittany reflexionó en silencio durante unos minutos sobre las palabras de Santana. Esta recolocó la almohada, la abrazó y cerró los ojos.

—Estás cansada, ¿verdad?—le preguntó Brittany.

Siguió con los ojos cerrados.

—Ajá.

—Gracias por hablar conmigo—le dijo Brittany suavemente—Buenas noches.





*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 14

Mensaje por 23l1 el Vie Feb 10, 2017 11:55 pm

Capitulo 14



Durante horas Brittany se fue durmiendo y despertando en un sueño ligero.

Cuando estaba despierta contemplaba el rescoldo del fuego y pensaba en la conversación que acababan de tener.

La recordaba palabra por palabra.

Para entonces, ya hacía un rato que el sol había salido y empezaba a asomar por los altos ventanucos que flanqueaban la chimenea.

Brittany se puso bien la almohada y contempló a Santana mientras dormía.

Después de todas las preguntas con respuesta, no entendía cómo era posible que su mente continuara inquieta, pero era así.

Finalmente lo entendió.

Santana se removió y abrió los ojos.

—¿Has dormido?—le preguntó, mirando a Brittany con los ojos entrecerrados.

—Un poco. Tengo algo que preguntarte.

Santana cerró los ojos y sonrió.

—Santana, ¿qué pasará con nuestra amistad cuando empieces a salir con alguien?

Santana abrió los ojos para encontrarse con una mirada muy preocupada. Rodó hasta quedar boca arriba, y empujó la almohada bajo su nuca.

—Bueno tendrá que aceptar nuestra amistad.

—No eres realista. No podremos hacer tantas cosas juntas como ahora. Habría demasiados celos.

—Sé que seguramente no sucederá en un abrir y cerrar de ojos, pero con el tiempo aprenderá a confiar en mí y a aceptarte.

—¿Cómo Quinn?

Una pequeña dosis de realidad cargada de sarcasmo.

—No le hemos dado bastante tiempo. Deja que te haga una pregunta yo a ti—Santana hizo una pausa para sentarse—¿Qué pasará cuando tu próximo novio descubra que vas por ahí con una lesbiana?

—Puede que no quiera más novios. Además, seguro que intentaría ligar contigo.

—Bueno qué quieres, ¿una novia?—bromeó levantando las cejas.

—Quizás—Brittany se tumbó de espaldas y se quedó mirando el techo—O quizás soy asexual. De ahora en adelante sólo tendré amigos y amigas en vez de relaciones, y dejaré el sexo a un lado.

—¿Sí?—las dos mujeres se miraron la una a la otra—Bueno, quizás yo haga lo mismo—cogió la almohada y la lanzó a la sonriente cara de Brittany—Hoy seré la primera en ir al baño.



La mañana transcurrió entre canciones y las cada vez más perfeccionadas habilidades de Santana a la guitarra.

Brittany llamó al hospital, lo que tranquilizó considerablemente su inquietud y le permitió disfrutar de un paseo por el lago.

El sol del mediodía iba calentando rápidamente el ambiente, instándolas a ponerse el bañador y a dirigirse hacia la fría agua del lago.

—Te echo una carrera—le dijo Santana tomando la delantera.

Ganó, claro, y se agachó para dejar sus cosas al final del embarcadero.

—Has hecho trampa—se rió Brittany, pero, antes de que Santana pudiera reírse, la rubia la empujó y Santana cayó de cabeza al lago.

«Te lo mereces, señorita López. Sin hacer trampas no hubieras podido ganarme.»

El reflejo del sol sobre el agua le impedía ver emerger a Santana. Aunque estaba segura de que había salido, no podía verla.

—Santana, ¿dónde estás?

Ningún sonido.

—Santana, ¿estás bien?

Nada.

—¿San?—gritaba frenética.

Estaba en el extremo del muelle a punto de lanzarse en su búsqueda cuando, de repente, una mano le agarró del tobillo y ella también cayó al agua.

Cuando volvió a la superficie, Santana le esperaba a unos metros de distancia riéndose.

—¿Cómo está el agua?

—Me has dado un susto de muerte—le gritó Brittany

—Has empezado tú—siguió riéndose.

—No vuelvas a hacerlo. Pensaba que te habías hecho daño.

—Vale, vale, lo siento.

Brittany la salpicó enfadada.

—Te lo digo en serio.

—Lo siento, Brittany. No quería asustarte, al menos no tanto—ladeó la cabeza y miró la cara furibunda de Brittany.

Levantó las cejas y le lanzó una sonrisita. Brittany volvió a salpicarla, pero aquella vez con una sonrisa reticente.

—Muy bien, venga, coge tus cosas—le ordenó Santana—Aguántalas así, que vamos a nadar hasta la plataforma.

Sujetando las toallas enrolladas con una mano para que no tocaran el agua, llegaron a la plataforma y subieron, la extendieron sobre la madera caliente y desgastada por la intemperie y se relajaron al sol.

—Santana, esto es maravilloso—comentó Brittany, disfrutando de la vista de la orilla desde su nuevo puesto de observación.

—Otro de mis lugares favoritos.

Brittany, de espaldas, se apoyó sobre los codos y cerró los ojos. El calor del sol deshizo la piel de gallina, que una suave brisa había despertado.

No podía ver los ojos de Santana que le recorrían el cuerpo, que se demoraban en la suave curva de su cuello al encontrarse con el brusco ángulo de sus hombros, deteniéndose con placer sobre sus pechos firmes y plenos.

Que llevara bikini era al mismo tiempo maravilloso y cruel.

Ofrecía un despliegue de belleza tan tentador como placentero. Sin ser consciente de su público, Brittany recolocó las caderas. Los ojos de Santana se atrevieron a proseguir sobre las elegantes líneas, dignas de una bailarina, valorando sus proporciones lo bastante exquisitas para una cámara.

Santana no podía discernir si aquella tentación era un desafío hecho a propósito o sencillamente una muestra de la más absoluta candidez.

«¿Dormir en la misma cama? ¿Jugar a pelearse? ¿En qué estaba pensando yo? Y aún más importante: ¿por qué importaba?»

Apartó los ojos y se dedicó a ponerse protección solar.

Cuando acabó de extenderse la crema en la cara y el pecho, Brittany se sentó y le cogió el bote.

—¿Cómo lo haces para ponerte morena y mantener la piel tan bonita?—y empezó a aplicar la fría loción sobre la espalda de Santana.

—No trabajo, ni hago nada, sin ponerme esta porquería. Será mejor que tú también te pongas antes de que te quemes, eres muy blanca.

—Si, mamá —sonrió Brittany.

Con dedos largos y elegantes extendió la loción sobre su piel blanca como la leche, mientras Santana se reclinaba y la observaba.

Cuando se hubo puesto hasta donde alcanzaba, le tendió el tubo a Santana y se tumbó boca abajo.

—¿Me pones en la espalda?—le preguntó desabrochándose la parte de arriba del bikini.

«Oh, ningún problema. Puedo poner las manos sobre el cuerpo prácticamente desnudo de esta mujer que ahora sé con toda certeza que es una artista del coqueteo. Puedo evitar los pensamientos que me están excitando, los que hacen que vuelva a soñar, los que provocan a mi corazón herido. Puedo, y voy a hacerlo. Seguiré y apuntalaré mi resistencia más allá de este delicado equilibrio porque, la verdad, no hay otra opción.»

Santana calentó la crema en sus manos y después, en vez de limitarse a ponérsela, empezó a hacerle un masaje en la espalda.

Con suavidad, pero con firmeza, manipuló cada centímetro de piel cremosa desde el cuello hasta el borde de la parte de abajo del bikini.

—Me encanta eso—comentó Brittany con suavidad.

Santana hizo otra pasada sobre su espalda realizando movimientos más amplios de toda la mano.

—Ummm, podrías estarte todo el día—dijo Brittany con los ojos aún cerrados.

Con una suave caricia en la parte baja de la espalda, Santana se detuvo.

—No... no podría.

Bueno, si lo que buscaba era una reacción, ahí la tenía, así de claro. Santana se tumbó boca abajo y volvió la cara hacia el lago.

Se preguntó si Brittany sabría lo cerca que había estado de que la besara la noche anterior.

—¿Cómo se llamaba?

—Elaine—respondió Santana sin volver la cara.

—¿Quieres hablarme de ella?

—La verdad es que no.

—¿Pero me hablarás de ella?

Santana se tumbó boca arriba y, poniéndose la mano a modo de visera, miró a Brittany y sonrió para sus adentros.

«Qué detalle por tu parte haberme dado la mañana libre.»

—Es auxiliar dentista—«Acabemos con esto», pensó—La conocí cuando la empresa para la que trabajaba yo reformó el edificio de oficinas en el que trabajaba ella. Me pasé ahí mucho tiempo, trabajando en el diseño y poniendo orden, así que llegamos a conocemos un poco y empezamos a ir a comer juntas un par de veces a la semana—hizo una pausa y cerró los ojos.

—¿Cómo se enteró de que eras lesbiana?

«Está claro que ahora no me vas a dejar parar.»

—Se lo dije. Ella quería que saliéramos juntas una noche y que fuéramos a un bar de moda para solteros, así que se lo dije.

—¿Se sorprendió?

—Creo que se sorprendió, pero también tenía mucha curiosidad—Santana se sentó y se pasó los dedos por entre el pelo—Quiso hacer un trato. Si aquella noche yo iba con ella al club que le gustaba, ella, a cambio, iría conmigo al local de ambiente que yo quisiera. Pensé que era una idea interesante y accedí.

Brittany se sentó a su lado.

—¿Y qué pasó después?

—Fuimos al bar de solteros y yo me comporté educadamente con los tíos, aunque rechazaba a todos los que me proponían bailar más de una vez. A Elaine le pareció una idea brillante e hizo lo mismo. No estuvo mal Me di cuenta de que ella me atraía. La semana siguiente fuimos a mi club e hicimos lo mismo, solo bailar una vez con cada mujer. Entonces la saqué a bailar.

—¿Y bailó?

—Sí, lo que quedaba de noche. Las dos habíamos bebido bastante y, mientras bailábamos, la besé por primera vez.

—¿Qué hizo ella?

—Devolverme el beso. Era yo la que estaba impresionada, pero me recuperé bastante rápido. Nos besamos unas cuantas veces más hasta que por fin nos fuimos de ahí y acabamos en mi casa. No se fue hasta el lunes por la mañana. Estuvimos juntas tres años hasta que la presión se hizo demasiado difícil de manejar. De esto hace poco más de dos años.

—¿Ha habido alguien más desde entonces?—Brittany se dio cuenta de que empezaba a parecer una entrevistadora de la tele, pero no podía evitarlo.

—La verdad es que no. Quinn siempre está intentando buscarme citas, pero nunca me interesa nadie.

—¿Qué tipo de mujer te gusta?

—Esto parece una pregunta del Dating Game.

«Aquí está, esta es la pregunta que pasa de la raya.»

Brittany estaba a punto de reprenderse a sí misma cuando Santana se rió.

—Podría ser un programa interesante. Yo tendría que escoger entre tres mujeres guapas. Veamos, la número uno tiene un gran sentido del humor y a la número tres le encanta bailar. Pero a mí me gusta la número dos, que está segura de sí misma, tiene ingenio y es sincera. Me quedo con la número dos—rió sintiéndose más cómoda.

La presión constante que la atenazaba siempre que hablaba de Elaine había desaparecido. Lo inevitable, como lo hubiera llamado Brittany, ya había pasado y se sentía aliviada.

Era hora de relajarse de verdad y disfrutar del calor del sol, del aroma a pino de la cálida brisa del sur y de su amiga.

Las llamas emitían su resplandor amarillento en suaves oscilaciones por toda la habitación.

Disfrutando de la calidez, Brittany tarareaba suavemente mientras rasgueaba las cuerdas de la guitarra.

—¿Cómo está tu mamá?—le preguntó Santana, sentándose junto a ella en el borde del sofá.

—Papá dice que sus constantes vitales son prácticamente normales. Creen que fue una especie de infarto—Brittany miró a Santana a los ojos—Nunca podré agradecerte lo bastante todo lo que has hecho. Pienso en ti cantándole a mamá cada mañana. Y ahora qué sé lo de tu mamá, aún significa más para mí.

—Para serte sincera, creo que lo hice tanto por mí como por ella. A mí mamá no le pude cantar, porque siempre lloraba, así que me sienta bien saber que he podido hacerlo por tu mamá y después, saber que me escuchaba...

—¿Cómo murió tu mamá?
—De leucemia—Santana cerró los ojos un momento—Sufrió dolores terribles durante ocho interminables semanas. Le dolía la piel con solo tocarla, pero rechazaba la morfina, no quería padecer sus efectos en el cerebro—las lágrimas empezaron a inundar los ojos de Santana mientras hablaba—Decía que podía soportar el dolor, que no quería perderse ni un minuto de lo que le quedaba.

Brittany le cogió la mano y la retuvo cariñosamente.

—No tienes que contarme más, San. Sé que es doloroso.

—El recuerdo es muy doloroso, pero yo tampoco quiero perderlo. Nunca he sido capaz de hablarle a nadie de esto, sobre todo de sus últimas palabras y de su mirada. No quiero olvidarme—se secó los ojos con la manga de la camiseta, pero no dejó de hablar—Tendió los brazos hacia mí, con unas manos que le temblaban horrores, para intentar tocarme la cara, pero no tenía suficiente fuerza, así que se las tuve que sostener. Me miró con una dulzura infinita y me dijo: «Te quiero tanto...»—le temblaba la voz—Le dije que yo también la quería muchísimo y cerró los ojos con una pequeña sonrisa. Nunca volví a vérselos. Entró en coma una hora después—susurraba, casi incapaz de acabar—Aquella noche murió en mis brazos—las lágrimas que habían anegado sus ojos ahora rodaban incontrolablemente por sus mejillas.

Brittany la atrajo hacia sí y la abrazó, apoyándole la cabeza contra el hombro.

La acunó suavemente mientras lloraba.

—Debía de quererte mucho—susurraba Brittany—Sí, debía de quererte mucho.





*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Sáb Feb 11, 2017 8:15 am

La relacion que llevan como "amigas" es magnifica, los gestos de santana hacia la mama de britt han sido muy tiernos y conmovedores, y al final se que eso terminara por acercarlas definitivamente, solo espero que falte poco, gracias por el maraton!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6359
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Sáb Feb 11, 2017 12:18 pm

hola morra,..

aparentemente ya no ahi mas secretos entre las dos!!!
no fue tan malo después de todo cuando san le dijo da verdad a britt!!!
ahora vamos a ver cuanto aguanta la curiosidad?? y hasta ellas se cree que vana ser asexuales jajajjajajajajajajajaj

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4940
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Lucy LP el Sáb Feb 11, 2017 8:33 pm

Me imaginé la parte en que San le hecha bronceador a Britt," piel blanca como la leche" jajajajajajaja... Me gustó esa parte , creo que ese viaje tendrá mucho significado para ellas después ....
Gracias por la maratón y saludos chica del efecto
avatar
Lucy LP
****
****

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 01/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Dom Feb 12, 2017 8:16 pm

micky morales escribió:La relacion que llevan como "amigas" es magnifica, los gestos de santana hacia la mama de britt han sido muy tiernos y conmovedores, y al final se que eso terminara por acercarlas definitivamente, solo espero que falte poco, gracias por el maraton!!!!!



Hola, si que si! pero podría ser mejor o avanzar a mas, no¿? jajajajajajaja. Ayy si esa morena es un amor!!!! Y como digo, todo lo malo tiene algo bueno... Yo tmbn ya las kiero juntas jajajajaja. De nada, gracias a ti por leer! Saludos =D





3:) escribió:hola morra,..

aparentemente ya no ahi mas secretos entre las dos!!!
no fue tan malo después de todo cuando san le dijo da verdad a britt!!!
ahora vamos a ver cuanto aguanta la curiosidad?? y hasta ellas se cree que vana ser asexuales jajajjajajajajajajajaj

nos vemos!!!



Hola lu, eso parece... y es muy bueno la vrdd jajaajajaj. Nop, suele pasar a veces jaajajajaaj uno piensa q sera malo y nop xD jajajajaja. Mmmm la vrdd mmm espero y poco ajjaajaj osea que sean pareja ya! jaajajajajajaj. Mmmm pobres jajaajajajajaj. Saludos =D





Lucy LP escribió:Me imaginé la parte en que San le hecha bronceador a Britt," piel blanca como la leche"  jajajajajajaja... Me gustó esa parte , creo que ese viaje tendrá mucho significado para ellas después ....
Gracias por la maratón y saludos chica del efecto




Hola, jajajajajajaj si tu dices jaajajajajajajaj. Esperemos y si jajajaaj. De nada, gracias a ti por leer! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 15

Mensaje por 23l1 el Dom Feb 12, 2017 8:18 pm

Capitulo 15



—¿El viernes no es tu cumpleaños?—preguntó Santana mientras abandonaban la autopista.

—Si lo cuento.

—¿Si lo cuentas?

—Los terribles treinta. Creo que es hora de empezar a llamarlo de otra manera.

Santana sonrió.

A ella no se le había ocurrido.

Quizás a los cuarenta.

—¿Tienes previsto algo especial?

—Le dije a mamá que celebraríamos a la vez mi cumpleaños y su vuelta a casa. Papá cree que puede ser en un par de semanas.

—Aun así, deberías hacer algo especial el viernes. ¿Quieres que vayamos a cenar o al cine?

—¿En serio quieres hacer algo especial para mí el día de mi cumpleaños?

—Bueno claro; si no, no te lo hubiera preguntado.

—Vale, entonces llévame al club.

Santana intentó disimular lo mejor que supo su repentina incomodidad,

—¿A qué club?

Brittany insistió.

—Al que vas tú,

—Imposible, Britt. Ha pasado mucho tiempo desde que estuve la última vez. Además, ¿para qué quieres ir?—detuvo el coche en el camino de entrada a la casa de Brittany.

—Quiero ir. ¿Qué hay de malo?

—No creo que sea una buena idea. Lo único que verás será a muchas mujeres bebiendo y bailando juntas.

Se arrepentía de haberle explicado tantas cosas de Elaine. La idea en sí atufaba a curiosidad peligrosa.

—Quiero saber más cosas sobre cómo es ser lesbiana.

«Precisamente. Precisamente por eso no vamos a ir.»

Iba a necesitar su mejor disuasión, la más diplomática.

—Britt, una noche en un bar de ambiente no es una verdadera representación de la vida lésbica. Verás a lesbianas siendo ellas mismas, libres para abrazarse, besarse, bailar unas con otras y hablar sin tapujos. Lo más decepcionante es que al día siguiente la mayoría vuelven a su doble vida. La mayoría en el trabajo, en la familia o en público no pueden ser ellas
mismas. Es totalmente engañoso.

—Quizás sea importante que vea ambas cosas. Soy consciente de cómo te presentas en público y profesionalmente, y he conocido a Quinn, pero no conozco a muchos gays o lesbianas.

«Es una petición razonable. ¿Cuál es el problema?»

Hasta entonces, la manera directa que tenía Brittany Pierce de afrontar la vida le había resultado bastante agradable, pero en aquel momento estaba sacando de quicio a Santana.

—Ya conoces a Blaine. Es un buen ejemplo de cómo puedes estar relacionándote cada día con gays y lesbianas sin darte cuenta. Somos personas, con sueños, esperanzas y miedos, como todo el mundo, salvo que nosotros tenemos que ocultar una buena parte de quienes somos.

—¿Cuál es la verdadera razón por la que no quieres llevarme?

Santana se quedó mirándola unos segundos.

«¿Puedo decirle que su curiosidad me está poniendo nerviosa? ¿Que el parecido con la historia con Elaine es aterrador? ¿O que estoy completamente segura de que las mujeres heteros no pueden comprender la presión que la sociedad ejerce sobre los gays y las lesbianas hasta que la viven en propias carnes? No, ahora no. Todavía no.»

Brittany se quedó mirándola los siguientes segundos.

—Puede ser muy divertido, ya lo sabes.

—¿Por qué siempre dejo que me convenzas de las cosas?

—¿Porque te gusto?—sonrió Brittany.

—Será eso.

—¿Qué he de ponerme?

—Lo mismo que te pondrías para ir a un bar de solteros. ¿Estás lista para volver a correr mañana?

—Sí—le encantó que fuera Santana quien lo sugiriera—Echo de menos torturarte.





*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Dom Feb 12, 2017 10:07 pm

hola morra,..

ammm britt esta espesando a jugar con la curiosidad,.. y la curiosidad mato al gato!!!
a ver como van las cosas en el bar???? a ver como termina el cumpleaños de britt,.. jajaja
definitivamente tengo claro que ninguna va a ser asexual jajaja

nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4940
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Lucy LP el Dom Feb 12, 2017 10:41 pm

Britt y su efecto para convencer a San jajajajajajaja ... Tengo un reclamo muy corto el cap :( ... Pero gracias por actualizar ...
Saludos chica del efecto
avatar
Lucy LP
****
****

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 01/07/2015
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Lun Feb 13, 2017 12:44 am

3:) escribió:hola morra,..

ammm britt esta espesando a jugar con la curiosidad,.. y la curiosidad mato al gato!!!
a ver como van las cosas en el bar???? a ver como termina el cumpleaños de britt,.. jajaja
definitivamente tengo claro que ninguna va a ser asexual jajaja

nos vemos!!




Hola lu, uyy si q si!!! jajaajajaj eso dicen, no¿? ajajajajajaja. Esperemos y bn para ellas, no¿? jaajjaajajajaja. Tmbn esperemos q bn para ellas jajajajaajaj. Jajajajajajaajajaj esk eso esta mas que claro, tienes razón jajaja. Saludos =D





Lucy LP escribió:Britt  y su efecto para convencer a San jajajajajajaja ... Tengo un reclamo muy corto el cap :( ... Pero gracias por actualizar ...
Saludos chica del efecto




Hola, jajajajaja las cosas de una, no¿? =O jajaja la si la vrdd esk si, pero aquí dejo otro! De nada, gracias a ti por leer! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 16

Mensaje por 23l1 el Lun Feb 13, 2017 12:46 am

Capitulo 16


Toda la semana Brittany tuvo la sensación de estar funcionando a toda máquina.

Su mamá seguía mejorando, recuperando fuerzas cada día. Con ese alivio y las energías renovadas gracias al fin de semana, afrontó una agenda repleta y durmió bien todas las noches.

Encontraron tiempo para ir a correr tres veces e incluso tuvo paciencia para enfrentarse al sarcasmo de Quinn, Santana tenía razón: el fin de semana había obrado milagros.

Aunque durante toda la semana había estado nerviosa pensando en la noche del viernes, Brittany se guardó el entusiasmo para sí misma.

Dos veces percibió que Santana quería echarse atrás, pero no lo hizo. Y Brittany, que insistió en conducir, pasó a buscarla sin ninguna protesta.

Aparcaron en el parking del club.

—¿Estás nerviosa?—le preguntó Santana.

—Un poco. Lo único que quiero es encajar, que no se me vea extraña. ¿Estás segura de que voy bien?

Los ojos de Santana repasaron la blusa de seda y los pantalones hasta llegar a las manoletinas a juego.

—Estás fantástica. Recuerda: sí no quieres bailar con alguien lo único que has de hacer es decir que no. Y no voy a dejarte sentada sola, ¿vale?

—No te preocupes por mí. Limítate a disfrutar tú.



Brittany, desde su mesita junto a la pared, escrutaba la enorme sala mientras Santana iba a buscar bebidas.

El verdadero lesbianismo, decidió, iba más allá de razas, religiones y clases sociales. No era un mito, quizás sí un secreto bien guardado, pero no un mito.

Se acomodó contra el respaldo de la silla.

Santana tenía toda la razón: no había que preocuparse por no desentonar.

Dio otro repaso a la multitud de mujeres deteniéndose de vez en cuando en una cara interesante o en una combinación enigmática. Le resultaba extraño estar en compañía de mujeres únicamente, y nunca había estado rodeada de tantas.

Todo el género femenino parecía estar representado, y le gustaba contarse entre ellas.

Vio a Santana emergiendo de la multitud cerca de la barra y contempló cómo se escurría por entre la gente maniobrando elegantemente entre las mesas.

Su esbelta figura con pantalones negros ajustados y una chaqueta negra y violeta de talle corto hacía que se volvieran las cabezas cuando pasaba.

Brittany estaba intentando decidir si le parecía más sexy aquel día que en la fiesta, cuando la sonrisa de la morena se encontró con su mirada.

Nadie en la vida le había intrigado tanto como aquella mujer.

—Todas se vuelven para mirarte.

—Entonces ha valido la pena el trayecto—sonrió dejando las bebidas sobre la mesa—Esta noche han venido las bailarinas.

Brittany miró a la pista de baile.

—¿Bailarinas?

—Una compañía de baile que actúa en diferentes clubes. Algo así como los Chippendales, salvo que éstas no hacen striptease y bailan para mujeres. Creo que te gustarán, pero ve preparándote, porque puede haber partes en que se pongan un poco provocativas.

—Me gustó el vídeo de Madonna.

Santana sonrió.

—Así no tengo que preocuparme.

De repente unas brillantes luces rojas y lilas iluminaron la pista de baile. Las bailarinas, esbeltas y en forma, con pantalones cortos y tops que les dejaban la espalda y los brazos al descubierto, empezaron a moverse con la música.

Con precisión coreografiada, sus cuerpos conferían a la música una forma y una sensualidad táctil. La interpretaban con un inusual sentimiento, cualidad de la que perceptiblemente carecían las bailarinas que Brittany había visto actuar para hombres.

Había incluso partes que resultaban sensuales: las mujeres se tocaban las unas a las otras y se movían juntas de una manera que simulaba la intimidad sexual.

Exhibían un erotismo que aludía al sexo, pero sin llegar a definirlo.

No era en absoluto lo que se esperaba Brittany, pero se encontró con que no sólo apreciaba su arte, sino que lo disfrutaba.

Lanzó una mirada a Santana.

—¿Cuál te parece la más sexy?

—¿Estás intentando comportarte como una chica más?

—No, quiero saber qué es lo que te parece sexy.

—¿Quieres decir como para salir con ella?

—Claro. ¿Se parecería a alguna de las bailarinas?

Santana suspiró y se apoyó en la silla.

—Supongo que la del top negro no tendría que pedírmelo dos veces.

Durante los siguientes minutos, Brittany observó a la mujer que le había señalado Santana, notando lo femenina que era físicamente y lo fuertes y decididos que eran sus movimientos.

Era muy atractiva, y también resultaba perceptible el contacto visual que había establecido con Santana.

Estaba claro que había un atractivo mutuo.

La actuación terminó con las curvas de los cuerpos de las mujeres intercalándose y envolviéndose las unas a las otras, mientras Santana explicaba:

—Entre actuación y actuación, las bailarinas se mezclan con la gente y la sacan a bailar. Si se te acerca una y no quieres bailar, sólo has de decirle que no y sacará a otra persona.

—¿De verdad se mezclan con la gente?—miró cómo Santana asentía—Cuando he ido a algún bar hetero donde había bailarinas, los de seguridad tenían que protegerlas y mantener a los hombres alejados.

—No, aquí es completamente diferente. Las mujeres son muy diferentes.

Acababan de salir de sus labios las palabras cuando la bailarina del top negro se acercó a su mesa:

—Buenas noches, chicas. Espero que estén disfrutando del espectáculo—dijo antes de centrar la atención en Santana. Le tendió la mano invitándola a bailar.

Santana titubeó.

—Venga—la animó Brittany—Nunca te he visto bailar.

Santana aceptó la mano y se levantó.

—¿Por qué no te quitas la chaqueta?—le dijo la mujer—Creo que vas a pasar calor
La pelinegra lanzó una rápida mirada a Brittany y después a la bailarina.

—Puede que sí—respondió mientras se quitaba la chaqueta.

Debajo llevaba un top con aspecto de chaleco que le dejaba al descubierto los brazos y gran parte de la espalda.

Audazmente, la mujer pasó la mano sobre los hombros de Santana y la bajó por los brazos hasta la mano,

—¿Estás soltera?—le preguntó.

—Sí, ¿y tú?—le preguntó Santana volviendo las tornas a propósito.

—Ahora sí.

Apenas pasó un segundo, sin darle tiempo a reaccionar, cuando tendieron una mano en dirección a Brittany. Se volvió para ver a una bailarina con top y pantalones cortos blancos que le sonreía educadamente.

Brittany tomó la mano de la bailarina y la siguió hasta la pista de baile.

Hacía tiempo que no disfrutaba de un baile, ya que Sam lo detestaba. Y no bailaba con una chica desde el instituto. Y en aquel momento estaba en medio de un bar de lesbianas haciendo las dos cosas a la vez.

Miró a su alrededor en busca de Santana, preguntándose si habría visto que la sacaban a bailar. La encontró a ella y a su pareja de baile al otro lado de la pista.

La bailarina se movía seductoramente apenas a unos centímetros de distancia, mirando directamente a los ojos de Santana. La escena resultaba
más erótica que la actuación.

El calor inundó el cuerpo de Brittany, quien, con la máxima discreción posible, las contempló durante todo el baile.

Cuando acabó la canción, Brittany le dio las gracias a la bailarina y, ansiosa, se abrió paso hasta el borde de la pista de baile.

No había perdido a Santana de vista en todo el rato y se reunió con ella cuando estaban cerca de su mesa.

—Me alegra que te sintieras lo bastante cómoda para bailar—sonrió Santana—No quería dejarte sentada sola.

—Me sorprendió que me lo pidiera.

—¿Por qué te sorprendió? Eres una mujer muy guapa, Britt, y espero que te des cuenta de que esta noche van a invitarte a bailar más veces. Espero que no te moleste.

—No creo que me moleste.

Durante la siguiente actuación Santana fue plenamente consciente de que Brittany tenía los ojos clavados en ella, que la estudiaba, casi sin prestar atención a las bailarinas.

«Si está intentando ser discreta, sin duda no le sale muy bien. Y si no lo está intentando...»

Con astucia, Santana se volvió hacia ella.

—¿Qué te parecen las bailarinas?

—Son muy buenas. ¿Todas son lesbianas?

—Creo que la mayoría. Me alegra que no te resulten ofensivas.

—¿Por qué deberían resultármelo?

—No sé, imagino que la gente heterosexual lo pasa mal, por lo menos al principio, cuando ven a gays y lesbianas tocándose los unos a los otros.

Antes de que la conversación pudiera llegar más lejos y antes incluso de que las bailarinas hubieran despejado la pista de baile, dos mujeres se acercaron a su mesa.

Por la manera de moverse y el modo en que iban vestidas, Santana sabía perfectamente qué era lo que iba a suceder. Una de ellas preguntó:

—Hola, ¿quieren bailar?

Santana esperó, mirando a Brittany, pendiente de su reacción. Cuando la ojiazul se levantó, la imitó.

Bailaron un buen número de canciones rápidas, todas con mujeres diferentes, antes de finalmente retirarse a la mesa para descansar.

Pero Brittany apenas había recuperado el aliento cuando una mujer vestida de manera informal con vaqueros y chaleco de cuero la invitó a bailar.

Ya habían bailado una rápida, pero ahora era una lenta. Antes de aceptar lanzó una mirada a Santana, quien sonrió contenta cuando Brittany se puso en pie.

Era la primera vez que bailaba una lenta con una mujer y sabía exactamente por qué había aceptado.

Estaba segura de que, de algún modo, aquello demostraría a Santana que aprobaba su modo de vida. Además, se lo estaba pasando bien.

Resultaba un cambio agradable, sin las insinuaciones sexuales constantes, sin la indeseable persecución, sin la incomodidad de las interminables decisiones sobre los comentarios que había que contestar y los que era mejor aguantar apretando los dientes.

No era raro que a las mujeres les gustaran las mujeres.

La mujer abrazaba a Brittany cerca de ella, pero sin que llegara a resultar incómodo. Sus cuerpos apenas se tocaban.

Hablaban de que era la primera vez que Brittany iba al club y de cuánto le había gustado la actuación. Entonces hubo algo que llamó la atención de Brittany: Santana y la bailarina de negro estaban bailando no muy lejos.

Apenas se movían.

La bailarina miraba profundamente a los ojos de Santana y seguía los movimientos lentos y elegantes con los brazos alrededor de su cuello.

La imagen era innegablemente sensual: el modo en que sus cuerpos de acercaban, cómo sus ojos establecían contacto...

Brittany se encontró a sí misma observándolas y se obligó a mirar a otro lado, mientras echaba una ojeada por la pista, contemplando cómo bailaban otras parejas, empezó a hacerse una mejor idea del aspecto que tenían las parejas de lesbianas.

Su idea preconcebida de combinaciones masculina-femenina no era totalmente exacta.

En algunas parejas las dos eran bastante masculinas, otras estaban en un punto intermedio.

Lo que sí que se hizo evidente fue que las parejas tan femeninas como Santana y la bailarina eran decididamente una minoría.

De nuevo centró en ellas su atención y aquella vez se permitió contemplarlas hasta el final de la canción.

Le gustaba la sensación que le provocaban.

Estaba tan obsesionada con Santana que prácticamente no le hacía caso a su pareja de baile.

—Lo siento, no he sido buena compañía. En estos momentos tengo demasiadas cosas en la cabeza.

—No pasa nada—contestó la mujer mientras se separaban—, Quizás podamos volver a bailar.

De vuelta a la mesa, sola, Brittany tuvo un minuto para pensar.

No había querido ser grosera o poco atenta, pero su obsesión era constante. La hacía sentir acalorada, la llenaba de angustia, a veces era incluso incómoda, pero, aún así, no quería estar en ningún otro sitio ni con nadie más.

Se dio cuenta de que lo único que quería era estar en brazos de Santana.

La voz de la morena la despertó de sus ensoñaciones.

—He visto que has sobrevivido a tu primera lenta.

—¿Lo dudabas?

—No que sobrevivieras, pero sí que disfrutaras.

—No es a quien hubiera elegido en primera instancia, pero ha resultado bastante agradable—esperó una réplica que nunca llegó, mientras Santana daba un sorbo a su copa y revisaba en silencio a la multitud.

«¿Estaba buscando a la bailarina de negro? ¿Estaría pensando en ella?»

Empezaba a perder la paciencia, incluso con Santana.

—Dime una cosa—la instó Brittany—Suponiendo que todas las mujeres que hay aquí fueran lesbianas y estuvieran solteras, ¿con quién preferirías bailar?

Santana bajó la mirada al vaso e hizo girar los cubitos durante lo que pareció un largo rato.

Brittany la contempló.

Santana estaba seria, meditabunda y, después, levantó los ojos y volvió a mirar a Brittany, la rubia no había visto antes aquella expresión que hizo que le diera un salto el corazón.

Sin mediar palabra, Santana se levantó y le tendió la mano y el corazón de Brittany dio un vuelco cuando la vió a los ojos.

—Pensaba que no me lo ibas a pedir nunca.

Cogiéndola de la mano, Brittany dejó que Santana la llevara a la pista de baile y la tomara entre sus brazos.

La sensación de intimidad que experimentó cuando sus pechos se apretaron
contra los de Santana, cuando su frente le rozó la cara, sobrepasó todo lo que había sentido en la vida.

Más allá del abrazo de una amiga, por estrecho que fuera, y más profundo que las lágrimas más sinceras, aquel abrazo declaraba algo no dicho.

De repente, todo estaba muy claro: Brittany estaba enamorada de Santana López.

Las señales hacía mucho tiempo que estaban ahí: el incómodo nerviosismo cuando pasaban más de un día separadas, su corazón palpitando al ritmo del de una colegiala enamorada y las increíbles descargas eléctricas mágicamente disparadas desde aquellos ojos oscuros hasta el centro de su ser.

Pensó lo que debería haber sentido por un hombre y que nunca sintió. Y todo eso, y más, era lo que sentía por aquella mujer que tenía sentimientos
tan parecidos a los suyos.

Era ella la razón de que sintiera el corazón tan lleno, el motivo de que ya no hubiera un vacío.

Sí, Santana le había llegado al alma.

Brittany se encontró cantando para sí misma la letra de la canción que Santana había interpretado con Blaine.

No, nadie le había llegado de aquel modo.

«Una lesbiana es una mujer que se enamora de otra mujer o también bisexual.»

Las palabras de Santana eran proféticas.

No importaba cómo llamaran los demás a su amor por Santana: estaba ahí y no pensaba negarlo.

En el pasado no había dedicado ningún esfuerzo consciente a entender el amor, entonces suponía que ese tipo de cosas funcionaban solas: el amor sucede cuando sucede y, cuando está ahí, tú lo sabes.

Las estadísticas, las bases imponibles, los porcentajes... eran cosas que sí que requerían pensamiento analítico y en las que ella era muy buena.

Sin embargo, el mismo procedimiento aplicado a los asuntos del corazón había demostrado ser un acercamiento lento y poco efectivo.

No era de extrañar que hubiera tardado tanto en entender qué le decía su corazón. Aquel vacío tanto tiempo ignorado se había ido llenando constantemente, de un modo natural, a medida que se había ido enamorando.

Lo que tenía que hacer era pensar cómo decírselo a Santana.

Como la timidez no era uno de sus defectos, atrajo la mano de Santana hasta el final de su espalda y colocó la suya en la nuca de la morena. Mientras apretaba todo su cuerpo contra el de ella, ésta la abrazó estrechamente de tal manera que Brittany sintió una cálida y repentina descarga de electricidad.

El corazón de Santana, palpitando con fuerza contra su pecho, y la cara de ésta, rozando suavemente contra la de Brittany, pusieron de relieve una cosa: que la atracción física era mutua.

Notar que el cuerpo de Santana se movía contra el suyo la hizo empezar a entrar en calor.

Sintió tentaciones de decírselo entonces, pero en aquel momento no quería que nada cambiara, sino disfrutar de aquella sensación todo lo que pudiera.

Cerrando los ojos, apretó los labios contra el cuello de Santana.

Mientras la música se desvanecía, susurró:

—He de decirte una cosa.

Santana deshizo su abrazo y la miró directamente a los ojos, Brittany titubeó, con los ojos clavados en aquella oscuridad.

Algo impedía que las palabras fluyeran, quizás el miedo, quizás el estar en medio de la pista de baile. No obstante, antes de que pudiera decir nada, algo las interrumpió: una mano sobre su hombro le hizo centrar la atención en una de las mujeres con las que había bailado.

—¡Eh! ¿Por qué no me dijiste que estabais juntas? ¡Es genial!—dijo la mujer con una gran sonrisa.

Se hizo el silencio hasta que llegaron a la mesa.

—El humo empieza a molestarme. ¿Te importa que nos vayamos?—preguntó Santana.

—No, está bien. El ambiente está muy cargado.

Recogieron sus cosas.

Santana volvió a cubrir su maravilloso cuerpo con la chaqueta y se dirigieron a la salida.

Antes de llegar a la puerta se vieron frenadas por la mujer de vaqueros con la que Brittany había bailado la lenta, quien le pasó una mano alrededor de la cintura, le deslizó un trocito de papel en la mano y le susurró algo al oído, Santana, ya a medio camino a la puerta, se volvió justo cuando la mujer besaba a Brittany en la mejilla, vaciló, pero cuando Brittany sonrió y le dijo algo, vio que no tenía de qué preocuparse.

Unos segundos después, Brittany estaba a su lado en la puerta.

—¡Eh!, chica sexy—sonrió Santana—, Pensaba que iba a tener que volver a por ti.

—No esperaba que ninguna mujer me diera su teléfono esta noche—dijo tendiéndole el papel a Santana.

—A mí no me lo des, que no es mi tipo.

—Bueno, le he dicho que tengo novia.

—¿Qué? Eres una rompecorazones.

—Más vale pronto que tarde, siempre lo digo.

Santana se rió y negó con la cabeza.

—Y yo que me preocupaba por ti. ¡Qué tonta!

—Oye, que tú tampoco has sido precisamente la reina de la inocencia esta noche, así que no intentes fingirlo. Sabes cómo te miraban esas mujeres. Seguramente estaban demasiado intimidadas para darte su número de teléfono.

—No. Me lo han dado.

—¿De verdad? ¿Y qué les has dicho?

—Que la semana que viene entro en un convento.

Brittany empezó a reírse ante la idea y Santana se sumó a las risas.

—¿Y qué te han contestado?

—Querían saber en cuál.

Reírse les sentó bien, alivió la tensión e hizo desaparecer la preocupación.

La risa ocupaba una saludable porción del tiempo que pasaban la una con la otra, junto con todo lo demás que compartían.

Su relación tenía todos los ingredientes adecuados y las dos lo reconocían. Y ahora, para Brittany, la revelación del amor la convertía en la relación perfecta, pero estaba tan nerviosa como emocionada.

—Ni siquiera te he deseado feliz cumpleaños aún—exclamó Santana mientras se detenían en el camino de entrada a su casa. Cogió una bolsa del suelo y le tendió a Brittany una cajita estrecha—¡Felicidades Britt!

—San, bastaba con llevarme al club. No tenías por qué regalarme nada.

—Me encanta hacer regalos. Va, hazme el favor.

Cuando Brittany vio la pulsera de oro, respondió en voz baja:

—San, ¡es preciosa!

—Ven, póntela—cerró el broche, asegurando el brazalete alrededor de la muñeca de Brittany.

—Sé que te has gastado demasiado, pero me encanta.

Santana levantó la mirada justo cuando Brittany se inclinaba hacia delante. Sin previo aviso, Brittany la besó tiernamente en los labios. A pesar de que el corazón parecía querer salírsele del pecho, Santana no tuvo tiempo de reaccionar. La cogió por la nuca y cuidadosamente volvió a hacer que sus labios se juntaran.

No hubo ninguna resistencia.

La boca de Santana era cálida y olía a alcohol y menta. Sus labios eran suaves, carnosos y sensuales, y cedían a la suave presión de la boca de Brittany.

La estaba besando como había dicho Santana, del modo en que ella siempre había querido que la besaran, y, mientras lo hacía, la morena separó los labios dejándose llevar por completo.

Nunca había sentido nada tan sensual ni tan excitante.

Se adentró y, con la lengua, saboreó y exploró delicadamente la cálida humedad. Y al presionar con la boca abierta sobre la de Santana, la invitó a entrar, a sumarse al anhelo que le había brotado de lo más profundo del vientre.

Brittany sintió el tacto aterciopelado de la lengua de Santana, notó cómo se movía dentro de ella y el contacto de su mano en un muslo.

Estaba abrumada por la excitación: sus sentidos despertaban a un esplendor que ella desconocía.

Por primera vez en la vida tenía ganas de hacer el amor, y quería hacerlo con Santana.

El beso empezó a cobrar vida propia, y sus sentidos tomaron el control sin que le pareciera mal.

Nunca se había sentido tan bien.

Después, durante una pausa, cuando sus labios apenas se estaban tocando, Brittany susurró:

—Me he enamorado de ti.

Bruscamente, como si la hubieran hecho volver a la realidad de una bofetada, Santana se apartó, con los ojos oscurecidos por el miedo.

—No, Britt, no—susurró—No puedes... Soy yo la que no puedo.

Antes de que Brittany tuviera tiempo de reaccionar, Santana saltó del coche como un cervatillo asustado, dejándola impactada y confundida, Brittany echó la cabeza hacia atrás, contra el asiento, e intentó aclarar sus ideas.

Su cuerpo, cálido y húmedo, aún sentía el efecto de sus besos.

—¿Qué? ¿Qué?—preguntó en voz alta.

Los minutos fueron pasando, no sabía cuántos, antes de que finalmente se fuera a su casa.

Si su interpretación era correcta, la acababan de rechazar y se sentía fatal no era raro que los hombres no lo soportaran.

Le recordó un sueño que solía tener cuando era niña: siempre soñaba que estaba en un lugar público y, de repente, se daba cuenta de que iba desnuda de cintura para arriba. Desesperadamente trataba de taparse con los brazos y huir de las caras que se reían.

Era una situación que la avergonzaba y la hacía sentirse estúpida.

Igual que en aquel mismo momento.

No obstante, a pesar del bochorno, la única persona con la que necesitaba hablar era Santana.

De hecho, era su mejor amiga y eso nada iba a cambiarlo.




*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Lun Feb 13, 2017 2:34 am

Pues comprendo un poco a San, lo de Britt fue un cambio de repente y con lo que le paso pues se quedó con la espinita de las hetero.
Solo espero que deje el miedo a un lado y que se de una oportunidad con Britt ya le dijo que la ama!!!! Que mas quiere... Aparte no creo que la niegue ni oculte lo suyo... Pero ya veremos que decide
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 971
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Lun Feb 13, 2017 5:52 am

Vaya, sentirse rechazada debe ser muy malo, espero que san recapacite ante la burrada que cometio!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6359
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Feb 13, 2017 11:25 am

hola morra,...

jajaja definitivamente britt sacio su curiosidad!!!
bueno es normal que san siente asi después de que britt la beso no se lo esperaba,... ademas san no "supera" a su ex!!!
britt fue demasiado clara,.. se enamoro de san,.. a ver como van las cosas ahora!!??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4940
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Lun Feb 13, 2017 7:53 pm

JVM escribió:Pues comprendo un poco a San, lo de Britt fue un cambio de repente y con lo que le paso pues se quedó con la espinita de las hetero.
Solo espero que deje el miedo a un lado y que se de una oportunidad con Britt ya le dijo que la ama!!!! Que mas quiere... Aparte no creo que la niegue ni oculte lo suyo... Pero ya veremos que decide



Hola, mmmm si tienes razón... un cambio así de la nada y mas con lo q vivió =/ Jajajajja pero tienes otro buen punto ai! ajajajaj espero lo mismo la vrdd! ajajajajajajajaj. Esa palabra es importante y no creo q la rubia la ande diciendo xq si, no¿? Ni yo la vrdd...espero xD Aquí el siguiente cap para saber mas! Saludos =D





micky morales escribió:Vaya, sentirse rechazada debe ser muy malo, espero que san recapacite ante la burrada que cometio!!!!



Hola, si pienso igual xD jaajajajajaj. Espero lo mismo la vrdd ¬¬ osea se pertenecen xq negarlo ¬¬ Saludos =D





3:) escribió:hola morra,...

jajaja definitivamente britt sacio su curiosidad!!!
bueno es normal que san siente asi después de que britt la beso no se lo esperaba,... ademas san no "supera" a su ex!!!
britt fue demasiado clara,.. se enamoro de san,.. a ver como van las cosas ahora!!??

nos vemos!!!



Hola lu, jajaajajajaj si jajajaja la vrdd esk si ajajajajaj. Mmmm lo q le hizo elaine fue muy malo y que britt de la nada actué así tmbn tiene q ser raro para ella, asik se entiende la morena jajajaa. MAs q clara jajaajaja. Y como no¿? ajajajajaj. Esperemos y mejor jajajaaj. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Cap 17

Mensaje por 23l1 el Lun Feb 13, 2017 7:55 pm

Capitulo 17


Quedarse la mayor parte del sábado y del domingo en el hospital le ayudó a pasar el tiempo.

Los dos días Brittany intentó llamar a Santana a última hora de la noche sin suerte.

El tiempo no lo hacía más fácil y ni siquiera encontraba consuelo en las cuerdas de su guitarra. Sus dedos se equivocaban, no acertaban con ellas.

Intentó pensar, pero pensar sólo le hacía llorar.

Trabajar aquel día había sido, cuando menos, duro.

Volvió a marcar el número de Santana. Para su sorpresa, respondió al segundo timbrazo.

—Hola—la saludó Brittany intentando parecer desenfadada—Llevo todo el fin de semana llamándote.

—Estaba en la cabaña. Necesitaba pasar algún tiempo sola. ¿Cómo está tu mamá?

—Está bastante bien. Tiene la voz un poquito más fuerte. Hemos pasado todo el fin de semana con ella.

—Siento no haberme acercado hoy a verla.

—Preguntó que dónde estaba su ángel.

—Yo también echo de menos verla. Me acercaré mañana.


Se hizo un incómodo silencio.

Brittany esperó.

Quería que fuera Santana quien sacara el tema, pero el silencio se alargaba
de modo que finalmente Brittany dijo:

—¿Podemos vernos y hablar?

—Creo que tendríamos que darnos un poco más de tiempo. Te llamaré más avanzada la semana, ¿vale?

—Si eso es lo que quieres...
—vaciló—Te echo de menos, San. Que tengas una buena semana.

—Tú también.


Brittany se quedó tumbada en la cama mirando el techo.

Estaba segura de que lo más inteligente era no dejar que Santana supiera lo mal que estaba para no provocar una reacción aún peor.

Pero hasta entonces nada en la vida la había preparado para la situación en la que se encontraba en aquel momento.

Sin duda, enamorarse de una mujer no entraba en sus planes futuros y parecía que enfrentarse a aquello debía de ser suficiente, pero su capacidad para asumir la situación no incluía enfrentarse a la reacción de Santana.

Que Santana no estuviera enamorada de ella era una posibilidad real y casi
insoportable.

No obstante, si aquel era el caso, tendría que encontrar una manera de conservar a su mejor amiga y de lograr que su corazón se comportara.

A cualquier precio.



*************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Feb 13, 2017 9:25 pm

hola morra,..

ahora todo depende de san... es cuestión de tiempo y paciencia para britt!!!
espero que san llegue a ver como esta britt de mal!!! le haga el click y no la deja!!!
a ver como va la semana de las dos???

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4940
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Mar Feb 14, 2017 7:51 pm

3:) escribió:hola morra,..

ahora todo depende de san... es cuestión de tiempo y paciencia para britt!!!
espero que san llegue a ver como esta britt de mal!!! le haga el click y no la deja!!!
a ver como va la semana de las dos???

nos vemos!!!



Hola lu, si que si =/ Mmm si tmbn =/ espero y la tenga y que la morena no se demore tanto la vrdd ¬¬ Espero que se de cuenta de su erro ¬¬ Aquí el siguiente para saber mas! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4442
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: En Equilibrio (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.