Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 27
Hoy a las 10:31 am por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 9
Hoy a las 10:03 am por 3:)

» BRITTANA CUCapitulo 9
Hoy a las 8:52 am por 3:)

» FanFic Brittana: Agárrate (Adaptada) Cap 8
Hoy a las 8:38 am por 3:)

» FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 4
Hoy a las 8:25 am por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «Noah, the angry boy» Part IV
Sáb Nov 18, 2017 8:15 am por Klainefan

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Jue Nov 16, 2017 10:18 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Nov 13, 2017 8:44 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Jue Nov 09, 2017 1:44 am por Guzco2129

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Mar Oct 17, 2017 11:31 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
3:)
 
Isabella28
 
micky morales
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Página 9 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 8, 9, 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Vie Ago 04, 2017 8:27 am

y ahora pq brittany no contesto? y es verdad el entorno de las dos es de lo peor!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Vie Ago 04, 2017 3:08 pm

Creo que poco a poco las cosas se van a ir complicando .... Y pues haber si San le comenta del incidente a Britt
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Vie Ago 04, 2017 8:16 pm

3:) escribió:hola morra,..

mmmm ya mas tiempo de separadas, mucho!!
ahi que hacer nuevas amistades y toda la bola, pero no me gustan los entornos de cada una,..

nos vemos!!!



Hola lu, mmm la distancia y el tiempo juntandose y haciendo de las suyas¿? mmmm. Como toda nuevo inicio, nuevas personas y sucesos... esperemos y no causen problemas ¬¬ Espero y tu presentimiento se equivoque =/ Saludos =D





micky morales escribió:y ahora pq brittany no contesto? y es verdad el entorno de las dos es de lo peor!!!!!



Hola, interesante pregunta =/ Lo es, pero esperemos y nos equivoquemos =/ Saludos =D





JVM escribió:Creo que poco a poco las cosas se van a ir complicando .... Y pues haber si San le comenta del incidente a Britt



Hola, pienso igual, pero espero y equivocarnos del todo =/ Esperemos y si, osea tiene que, no¿? =/ Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 12

Mensaje por 23l1 el Vie Ago 04, 2017 8:18 pm

Capitulo 12


Brittany


Me detuve en la ventana de Sam y llamé.

Me encontraba entumecida.

No sabía cómo había logrado llegar hasta aquí en la oscuridad.

No estaba segura de por qué vine aquí, excepto que lo necesitaba.

Necesitaba que él viera los mensajes que acababa de recibir de un número desconocido y me dijera que también los veía.

No estaba soñando o alucinando.

Oh, Dios, déjame estar alucinando. Por favor. Por favor. Que esté alucinando.

La ventana de Sam se abrió. Su cara adormilada se veía confundida. Como si pensara que estaba soñando.

—¿Brittany?¿Qué pasa?—preguntó, abriendo la ventana completamente y saliendo para quedarse frente a mí.

No podía hablar. Simplemente le entregue el teléfono.

Él lo miró, confundido, después me miró de nuevo.

—Me estás asustando, Britt. ¿Tu papá se encuentra bien? Habla conmigo, chica.

Sacudí mi cabeza.

—No es mi papá—logré decir.

Sam deslizó su dedo por la pantalla del teléfono y la luz iluminó el pequeño espacio donde estábamos de pie.

—Mierda—murmuró, y deslizó su dedo por la pantalla de nuevo—Jodida bastarda—maldijo.

Sabía que él también lo ha visto.

No estaba alucinando después de todo.

Oh, Dios, sentí que mis rodillas se debilitaban. Me dejé caer en el césped debajo de mí, levantando las rodillas para colocarlas bajo mi barbilla.

No, no, no, esto no.

No puedo manejar esto.

No ahora, no puedo.

No puedo.

—Te tengo chica, ven aquí—Sam se sentó en el suelo conmigo. Me apretó contra su pecho.

No quería saberlo, no quería creerlo, pero tenía que preguntar.

—¿Has visto el video? —pregunté en un susurro bajo.

Movió el teléfono y escuché el sonido del ruido en el fondo. Sabía lo que veía.

Me quemaba el cerebro.

Cada momento de ello me perseguiría por el resto de mi vida.

—Voy a matarla. Y me importa una jodida mierda que sea mujer. Voy a poner una bala en los ojos de esa cabrona—Sam alejó el teléfono y me apretó más fuerte contra su pecho.

—Ella estaba…ella…

No podía decirlo.

No podía olvidarlo.

Santana tocando el pecho desnudo de la chica, Santana tan cerca del rostro de la chica desnuda, estando a punto de besarla. Su pecho tocaba el de ella.

Santana… Santana subiéndose a un coche con una chica vestida como una puta, y Santana besando a una chica.

Era hermosa. Más mayor. No era yo.

Era tan hermosa como Santana.

Y después…se besuqueo con ella contra la mesa de billar. Después la imagen de ella con Santana en su cama, ambas desnudas y abrazadas.

Oh, Dios.

Iba a ponerme enferma.

Me alejé de Sam y vomité en el césped. Sentí a Sam agarrar mi cabello y decir cosas para calmarme, pero no ayudaban. Seguí vomitando hasta que solo tenía arcadas.

—Vamos Britt. Tienes que parar. No pienses en ello—rogó Sam.

Mi cuerpo estaba débil y gastado.

Me hundí contra ella de nuevo y cerré los ojos.

Tenía que olvidar lo que vi.

Tenía que bloquearlo.

Nos sentamos ahí en la oscuridad mientras yo lloriqueaba, las imágenes seguían apareciendo en mi cerebro.

No vi antes sus llamadas porque papá se había puesto mal.


Había pasado una hora cuando había podido regresar a mi habitación. Tuve la tentación de hablarle, pero me preocupé porque tal vez estaría durmiendo.

Pero luego, una hora más tarde, los mensajes anónimos empezaron a llegar.

Con cada horrible imagen, mi corazón fue arrancado de mi empezaron a llegar.

Con cada horrible imagen, mi corazón fue arrancado de mi pecho y destrozado.

Nunca sería la misma.

Nunca.

Sam se puso de pie y me levantó con él. Dejé que me cargara porque no podía hacer nada más.

Me ayudó a entrar a su dormitorio y después entró al cuadro tras de mí. Luego me recogió de nuevo y me acostó en su cama.

—Dormirás aquí esta noche. Cuidaré de tu papá y de ti.

Sacudí mi cabeza.

—Papá está bien. Le di la medicina y está en su cama durmiendo. Quédate conmigo ahora. No me dejes sola.

Parecía indeciso, pero luego se subió a la cama detrás de mí y me presionó contra su pecho.

—Duerme—susurro en mi oído.




Pero no lo hice.

Ni un poco en toda la noche.

Ni siquiera después de que su respiración se volviera más lenta.

Miré a la pared y me pregunté cómo había sucedido.

Esas fotos no eran todas de la misma noche.

Santana no llevaba la misma ropa en ellas.

No estaba en el mismo lugar en todas ellas.

¿Cómo me había mentido tan fácilmente?

¿Cómo le había creído?




En algún momento antes del amanecer, debí haberme quedado dormida, porque mis ojos se abrieron de golpe mientras me sentaba en la cama para ver el sol entrando en el cuarto de Sam.

Mirando alrededor, noté que Sam se había ido. En ese breve momento, me olvidé de porque estaba aquí, pero los recuerdos me golpearon de nuevo y mi estómago se revolvió con cada imagen que aparecía en mi cabeza.

Tenía que salir de aquí.

Tenía que ir a algún lugar.

Tenía que hacer algo.

No podía soportarlo.

No podía lidiar con esto.

Me levanté y noté el teléfono de Sam descansado junto a mí con una nota debajo. Recogí los dos y leí la carta.


Usa mi teléfono. Me llevé el tuyo. No quiero que hables con esa bastarda o que mires esas malditas fotos de nuevo. Llámame si me necesitas. Tu papá sabe que me fui y porque. Hablé con él esta mañana, pero no le di los detalles. Está esperándote en casa. Ve a sentarte en el regazo de tu papá y deja que te cuide. Él necesita eso. Está preocupado por ti. Volveré más tarde.
Sam.



¿Dónde estaba?

¿Se fue a Tennessee?

Seguramente no.

Salté y busque mis zapatos, después caí en la cuenta de que había caminado hasta aquí descalza.

No quería que Jessica me encontrara aquí.

Llamaría a Sam cuando estuviera afuera.

Abrí la ventana, me deslicé fuera y me dirigí a mi casa.

Esto no era justo.

No podía preocuparme de que papá se preocupara por mí.

¿Acaso Sam no entendía eso?

Maldita sea.

Sabía que tenía buenas intenciones, pero esto no era lo que quería que hiciera.

Anoche necesitaba a alguien, y él era lo único que tenía ahora para poder desahogarme.

Entré en nuestra propiedad y miré hacia el pórtico para ver a papá de pie ahí, esperándome. Empecé a caminar hacia él y se movió alrededor de la barandilla y bajó los escalones.

Cuando abrió sus brazos para mí, lágrimas llenaron mis ojos y volvieron borrosa mi visión.

Logré llegar a él sin caerme sobre algo.

Sus brazos se enredaron alrededor mío y me sostuvieron contra su pecho mientras mi llanto se liberó.



Santana


Un pitido constante envió un dolor agudo a mi cabeza.

Gemí y me estiré para agarrar una almohada que cubriera mis oídos. Pero en lugar de eso, encontré pelo.

Mucho pelo.

Mis ojos se abrieron y me giré para ver a una Hayden desnuda en mi cama.

Saltando, me alejé de la cama, y junto con el dolor de cabeza, el pecho me latía ahora salvajemente.

¿Qué mierda?

El timbre siguió.

¿Qué diablos era eso?

Mi espalda tocó la pared y mi trasero desnudo me alertó sobre el hecho de que también estaba desnuda.

Joder.

¿Qué he hecho?

Esto no estaba bien.

No lo hice.

Nunca habría hecho esto.

Ni siquiera borracha habría hecho esto.

Pero no podía recordar…nada.

Nada.

Volví al bar de nuevo después de llamar a Brittany y me tomé una cerveza, luego…yo…nada.

Y nada.

Mierda.

El pitido empezó de nuevo.

No me jodas, ¿qué era eso?

Mi teléfono.

Mierda. Mi teléfono.

Agarré pantalones y me los puse, después cogí mi teléfono.

Era Brittany.

Oh, mierda…era Brittany.

No podía responder…Oh, mierda.

Salí del cuarto rápidamente.

Tenía que solucionarlo.

Tenía que encontrar una manera.

Brittany no podía saber esto.

¿Qué he hecho?

Mierda, mierda, mierda.

El teléfono empezó a sonar de nuevo. Era Brittany otra vez. Tenía que responder.

¿Y si me necesitaba?

—Hola—logre decir, sonando como me sentía

—Tienes que correr. Tú trasero tal vez sea más grande que el mío, pero puedo usar un arma malditamente bien. Así que ya has sido advertida. Iré a por tu puto trasero y pretendo poner una bala entre tus ojos—después la línea se cortó.

Era Sam.

Miré el teléfono en mi mano y dejé que sus palabras se registraran.

Venía aquí para matarme. Eso significaba una cosa.

De alguna manera, Brittany lo sabía.

¿Pero qué mierda sabía?

Ni siquiera yo lo sabía.

No recordaba nada.

Alguien puso droga en mi bebida.

He bebido durante años y nunca me han drogado.

Nunca.

¿Quién diablos lo ha hecho?

Eché un vistazo otra vez a mi cuarto y mi sangre hirvió.

Esa puta en mi cama.

Regresé a mi cuarto y di un tirón a la puerta, abriéndola. Cogiendo la sabana, tire de ella lo suficientemente fuerte para que la puta saliera volando de mi cuarto, con un fuerte golpe cuando su cabeza dio contra la pared.

Quería que le doliera.

Quería estrangularla.

Mis manos formaron puños a mis lados para evitar golpear su malvado trasero.

Gritó y agarró su cabeza mientras maldecía.

—¡Lárgate! —grité.

Empezó a decir algo, pero cuando sus ojos vieron la rabia en los míos se calló y se levantó lentamente. Si decía una palabra —una jodida palabra iba a arrojar su trasero por todo el maldito departamento.

Alcanzó su ropa y empezó a ponérsela.

—¡No! Lárgate. ¡Ahora!—rugí antes de golpear mi puño contra la pared.

Se largó corriendo.

Sosteniendo su ropa fuertemente en sus manos, corrió fuera de mi cuarto y luego fuera del departamento, cerrando de golpe la puerta detrás de ella.

Agarré mi teléfono y marqué el número de Brittany.

—¿Qué, maldita cabrona? ¿Has llamado para averiguar cómo es que Brittany lo sabe? No sólo lo sabe. Lo ha visto. A ti, desnuda, con otra mujer. Todo. Gracias a tus amigas, una parte estaba incluso en video. La mataste. Sólo para que lo sepas, la Brittany que ambos conocíamos está jodidamente muerta. Tuve que ver sus ojos vacíos mientras vomitaba una y otra vez. ¡Voy a matarte!

Mi estómago se revolvió.

¿Lo ha visto?

¿Qué demonios ha visto?

No. No. Oh, Dios, no.

Apenas llegué al baño antes de que mis rodillas golpearan el suelo y empezara a vomitar la cerveza de anoche.

Algo que no había hecho desde la secundaria.

Alcancé el teléfono mientras me recostaba contra la pared.

—Fui drogada.

—¿De verdad? Eso tal vez sonaría creíble e esto si no fuera por todas las fotos de tu mentiroso trasero. No llevabas la misma ropa en todas. No estabas en el mismo lugar. Agarrando tetas en una fiesta. Besando a una puta barata. Subiéndote en un coche y alejándote con la misma puta con la que estabas en la cama. ¿Qué hay acerca de esa en la que la tenías contra una mesa de billar, haciendo de todo menos teniendo sexo con ella, mientras otros alrededor te alentaban? Eres una enferma jodida cabrona que tuvo algo que no merecía. Lo perdiste. Ella acabó contigo. Se terminó. Lo mataste.


Me habían puesto una trampa.

Todo había sido una trampa.

—Necesito hablar con ella. Puedes venir después y volar mi cabeza, pero déjame hablar con ella primero. Déjame explicarle. No puedo dejar que piense que le hice esto.


—Pones un pie en esa propiedad y Wilson te meterá una bala. Ese hombre está enfermo. No necesita este maldito drama. Su pequeña está rota. Él quiere tu sangre. Estos son sus últimos meses con su papá, maldita idiota. Está creando recuerdos para el resto de su vida. Una vida que tendrá sin él. Y tú la jodes. La jodes épicamente. Iré por tu trasero para asegurarme de que estés en un hospital y no puedas acercarte a ella. No quiero tiempo en prisión, pero pretendo asegurarme de que no puedas caminar.

—Yo no…nada de esto es real. Fue preparado. Lo que viste en las fotos, eso no era real… lo que ocurrió anoche yo no puedo recordarlo. Fui drogada, así que lo que viste anoche no es real. No era yo. Tengo que hablar con ella, Sam.


Él hizo una pausa y yo esperé.

Tenía que darme una oportunidad de explicárselo. Ella no podía pensar que yo había hecho esto.

Iba a regresar a casa.

Esta mierda no era para mí.

Nunca debí haber venido.

Fue un gran error.

—Ella no va a verte. Su papá te matará. La rompiste. Déjala sanar. Déjala en paz. Este es un tiempo que ella debe pasar con su papá. No lidiando con un corazón roto por tu culpa. Deja tu culo en Tennessee y aléjate de ella.

—No puedo.

—Porque eres una bastarda egoísta. Es por eso que no puedes. Por una vez en tu maldita vida, piensa en alguien más. En algo más de aparte de lo que tú quieres. Mantente alejada. Deja que ella venga a ti cuando esté lista. Si alguna vez lo está.


¿Cómo se suponía que hiciera eso?

¿Estaba siendo egoísta?

Quería que supiera la verdad.

Ella querría saber la verdad.

Eso no era egoísmo.

—Sólo déjame hablar con ella por teléfono. Dime cómo puedo hablar con ella. Por favor.

Sam se calló de nuevo.

Después dejó salir un suspiro de frustración.

—Déjame llamarla primero. No creo en ti, imbécil, pero esta es su decisión.

—Gracias—respondí, pero él había colgado.

Me senté en el suelo del baño y miré mi teléfono, dispuesta para que sonara de nuevo.


Después de diez minutos, un número bloqueado apareció en la pantalla.

—Britt-Britt, escúchame—dije antes de que ella pudiera decir algo.

—No. Escúchame tú. He terminado. Hemos terminado. Estas muerta para mí. Completamente. Te confié mi corazón y me he dado cuenta de que fue mi más grande error. Siempre serás mi más grande error. Debí haber sabido que no se puede confiar en personas como tú. Adiós, Santana López. No regreses aquí nunca más. No te acerques a mí nunca más. No me importa lo que tengas que decir. No quiero escuchar tu voz nunca más. Nunca quiero ver tu rostro de nuevo—la línea murió.

El primer sollozo hizo que todo mi cuerpo temblara.

Los que le siguieron, se llevaron mi alma con ellos y me dejaron vacía.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Vie Ago 04, 2017 10:48 pm

hola morra,...

joder,... joder,... joder!!!
bueno el amor a distancia se termino,..
espero que si san se reacciona que no encuentre a quien la jodio porque morirá,.. a ver que hace san con britt??
en serio ni derecho a replica,.. ok las evidencias son relevantes, pero ya se segó no ahí vuelta atrás!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Sáb Ago 05, 2017 8:58 am

Ok no entiendo, si esta en varias situaciones engañando a britt, la drogaron 10 veces???? pero aun asi pq termino brittany en los brazos de sam, por despecho, por complacer al papa, quien pudo hacer algo asi contra santana y porque?????
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Sáb Ago 05, 2017 3:06 pm

Quien habrá tramado todo esto, además que ganaba?
Y pues para Britt todo esto vino en el peor momento obviamente con las fotos es difícil creer otra cosa. Y San espero averigüe quien fue la culpable de destruirlas :/
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Sáb Ago 05, 2017 8:16 pm

3:) escribió:hola morra,...

joder,... joder,... joder!!!
bueno el amor a distancia se termino,..
espero que si san se reacciona que no encuentre a quien la jodio porque morirá,.. a ver que hace san con britt??
en serio ni derecho a replica,.. ok las evidencias son relevantes, pero ya se segó no ahí vuelta atrás!!!

nos vemos!!!



Hola lu, que buenas palabras para describir la situación =/ La distancia es una loquilla y si hace estragos la vrdd ¬¬ Si la encuentra... será su último día y se lo merece :@ Espero y de todo para explicarle o al menos la escuche =/ Esk un@ en esos momentos no piensa q la haya, no¿? Las cosas no estaban fáciles y repito, uno no piensa las cosas en el momento, solo actua =/ Saludos =D





micky morales escribió:Ok no entiendo, si esta en varias situaciones engañando a britt, la drogaron 10 veces???? pero aun asi pq termino brittany en los brazos de sam, por despecho, por complacer al papa, quien pudo hacer algo asi contra santana y porque?????



Hola, esta el momento solo sabemos lo que paso, pero no si ocasiono que britt se fuera con sam, lo cual espero saber en este cap jajajajajaa. Saludos =D






JVM escribió:Quien habrá tramado todo esto, además que ganaba?
Y pues para Britt todo esto vino en el peor momento obviamente con las fotos es difícil creer otra cosa. Y San espero averigüe quien fue la culpable de destruirlas :/




Hola, esas son buenas preguntas y espero respuesta ¬¬ y q no acabe bn cuando sepan quien es :@ Si, es como q le llueve entre morado a la pobre =/ q onda el destino con ella =/ Espero lo mismo y q haga todo para britt al menos la escuche =/ Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 13

Mensaje por 23l1 el Sáb Ago 05, 2017 8:18 pm

Capitulo 13


Brittany


Solo dejé que mi papi me abrazara una sola vez ese día mientras lloraba.

Luego estuve determinada.

No me deprimiría durante los meses que tenía con mi papá. Quería tener recuerdos para compartir no lamentaciones.

Cuando me permitía pensar en Santana, sentía como si me abrieran el pecho y me sacaran el corazón de nuevo.

A veces tenía que detenerme y doblarme del dolor. Pero me hice buena en la negación.

Fingía.

Fingía que mi papá no se estaba muriendo.

Fingía que Santana López no tomó mi alma y la destrozó.

Fingía que Sam era mí Casey.

Y ahora que me encontraba de pie en el baño, mirando hacia la prueba con dos líneas color rosa, sabía que no sería capaz de fingir que no me encontraba embarazada.

Pretendí que no me había sometido al tratamiento para quedar embarazada de Santana.

Pretendí que por todo lo ocurrido olvide que lo hice.

Pretendí que mi período no se retrasó durante todo un mes.

Cuando fueron dos meses de retraso, sabía que era el momento de dejar de fingir.


Papá ya no se levantaba temprano, ni salía a trabajar. Dormía hasta tarde.

Casi todas las mañanas, me aseguraba que siguiera respirando al menos tres veces antes de que despertara.

Se sentaba en su sillón reclinable y le leía un montón. Miramos televisión juntos. Le encantaba ver Duck Dynasty y Sons of Anarchy.

Compré todas las temporadas pasadas en iTunes, y las vimos todas.

Raras veces comía. Se enfermaba más veces de las que comía.

Sus medicamentos para el dolor fueron aumentando, y desde el lunes pasado, el hospicio ha estado viniendo tres veces a la semana.

Fingía no saber el significado de eso.

Sí, me ha ido bien fingiendo. Pero tendría que detenerme.

Me encontraba embarazada y mi papá muriendo.

Y Sam no era Casey.

Tomé las tres pruebas de embarazo con sus cajas y fui a mi cuarto donde podía esconderlas.

No me sentía segura de decirle a papá en este momento.

Solo lo preocuparía.

Me dejaba.

No podía seguir ignorando eso.

Sam contrató a otro chico de la ciudad para cubrir la parte del trabajo de papá. Se las arreglaron para terminar más temprano de lo que Sam y papá hacían diariamente.

A la granja le iba bien.

Éramos papá y yo quienes nos estábamos perdiendo.

No podía perderme.

Tenía un bebé dentro de mí.

El bebé de Santana.

Solo pensar su nombre hacía que mi herida volviera abrirse.

Coloqué ambas manos en mi abdomen, me coloqué frente al espejo y observé mi reflejo.

No me veía diferente.

Me mareaba un poco cuando me levantaba por primera vez en las mañanas, pero nada demasiado malo.

Todavía no me salía la panza.

Lo sabía.

En el fondo supe todo el mes que estaba embarazada. Solo no lo quería admitir.

Admitirlo significaría que sería mamá soltera.

Que lo tendría que hacer sin un padre que me enseñara como ser una mamá.

Estaría a cargo de cuidar otra vida.

Una que yo cree.

Y sin importar como las cosas hubieran terminado entre Santana y yo, este bebé fue hecho con amor —porque estaba tan enamorada de ella que era suficiente por ambas.

Incluso si ella no me amó de la misma manera, creía que se preocupaba por mí.

Quería amarme tan ferozmente como yo lo había hecho.

Era una red de seguridad para ella.

Yo no era algo pasajero, y ciertamente ella tampoco lo era. Pero su mundo se dirigía en una dirección en la que una novia no encajaba.

Especialmente una con un bebé.

Por dolor y enojo, lo llamé mi peor error.

No creía eso ahora.

Toqué mi estómago.

Quizás ha sido una parte de mi vida que el destino supo que necesitaría. Me dejó con alguien a quien puedo conservar. Que me amará y no me abandonará.

Mi papá se iría, pero tendría otra vida que ocuparía el vacío.

Escuché un golpe en mi puerta, dejé caer mis manos de mi estómago y me alejé del espejo.

—¡Pasa! —dije.

Papá abrió la puerta y el ceño de preocupación en su rostro me dijo que no me iba a gustar lo que diría.

—Las personas llamaron del centro. Están en camino para recoger el piano. ¿Estás segura de regalarlo?—preguntó mirándome atentamente.

El piano que Santana me había comprado llegó una semana después que terminamos.

Marley y Quinn lo entregaron.

Ambas trataron de hablarme de Santana, pero me negué a escuchar.

También ignoré el piano por otra semana.

Finalmente, una noche, deje caer la guardia. No fingía esa noche. Me encontraba rota y sentí como si me estuviera desangrando por dentro.

No tenía a nadie con quien hablar. Así que me senté en el piano y toqué.

Toqué por horas.

Toqué hasta que escribí una canción.

Una en la que compartí mis sentimientos y emociones.

Mientras pretendía esa noche, que era real con mi música. Dejar ir el piano era otra cosa que me rasgaría. Pero lo doné al centro infantil local en un área peligrosa de la ciudad.

La maestra de música trabajaba ahí gratis. Solo necesitaba más instrumentos.

No lo podía vender, pero tampoco quedármelo.

Verlo dolía demasiado.

—Estoy segura. Solo… dame un poco de tiempo a solas con él—le contesté.

Ni siquiera fingí sonreír esta vez. Estaba muy dolida.

Papá asintió y giró para bajar las escaleras. Sabía que iba a estar afuera.

Me daría mi tiempo.

Necesitaba tocarlo una vez más. Para cantarle una despedida a Santana y a sus recuerdos.

Cerrando mis ojos, coloqué un dedo sobre las frías teclas de marfil.

Después de esto, no dejaré que mi corazón siga roto por un chico que no luchó por mí.

Se alejó cuando se lo dije.

Le di una salida y la tomó.

Así de fácil.

Este era el fin para mí.

Dejé a mis dedos bailar sobre las teclas. La melodía familiar que toqué aquel día volvió a mí.

Lloré mientras compuse la canción.

No lloraría hoy.

No lloraría otra vez por ella.

Nunca más.


Sentada en el pórtico, a la espera de verte una vez más.
Debí haber sabido que era una tonta por creer que alguna vez me amaste también.
Esta niña tonta te dio su corazón.
Debí haber escuchado a mi cabeza.
Ahora me quedo aquí sola, pensando en todo lo que mi papá dijo.
Porque eres una rompecorazones, una coleccionista de almas.
Nadie puede controlarte.
Así que toma lo que quieras y luego llévate el resto. Porque esta chica se está yendo de la ciudad.
El sol de verano golpeaba fuerte, el día en que tus ojos conocieron los míos.
Estaba fascinada por la sonrisa en tus labios, no sabía cuan dulce podían mentir.
Cada toque, cada momento en el tiempo, tú causaste cada suspiro.
Ahora estoy aquí sola, pensando que debería haberlo visto venir, debería haber visto que me harías llorar.
Porque eres una rompecorazones, una coleccionista de almas.
Nadie puede controlarte.
Así que toma lo que quieras y luego llévate el resto. Porque esta chica se está yendo de la ciudad.
Un día sé que seguiré adelante, pero me temo que siempre estarás ahí.
Ahí mismo, sosteniendo un pedazo de mi corazón que nunca me pertenecerá.
Y voy a vivir mi vida, y encontraré razones para sonreír para que todo el mundo piense siempre.
Que no me sacudiste y me quebraste completamente.
Jamás sabrán que nunca seré libre.
Porque eres una rompecorazones, una coleccionista de almas.
Nadie puede controlarte.
Así que toma lo que quieras y luego llévate el resto, porque esta chica se está yendo lejos
De ti.
Rompecorazones, una coleccionista de almas.
Nunca voy a ser la misma.
Te llevaste lo que querías, lo regalé.
Ahora me quedo aquí de pie bajo la lluvia






Santana


Tuve un juego perfecto.

Lanzando mis llaves en la barra de la cocina, caminé hacia la nevera para tomar un Gatorade.

Había cinco Jarritos verdes en el estante superior. Me detuve y me sacudí para ver sentada a una muy embarazada Rachel sonriéndome desde mí sala de estar con sus pies levantados.

—¿Ningún Jarrito en tu nevera cuando llegué? ¿En serio? ¿Qué se supone que debo pensar? ¿Qué no soy bienvenida en tu nueva morada? Porque tengo la llave que me enviaste—dijo, alzando la llave que le envié una vez que saqué mi mierda del departamento de Alison y conseguí mi propio lugar.

Di dos pasos largos y brinqué al sofá para tomar a Rachel en mis brazos.

La extrañaba.

Echaba de menos mi casa… yo solamente no podía volver.

No podía verlo.

Pensaría en ella.

No puedo permitirme pensar en ella.

—¡Estás jodidamente aquí! ¡No puedo creer que estés aquí, maldita sea!

No la abracé tan fuerte como quería ya que había un vientre entre nosotras que estaba malditamente segura no debía aplastar.

Rachel me apretó y se echó a reír. Ese sonido ha sido lo primero que me ha hecho sonreír en… bueno, desde hace tiempo.

Un maldito largo tiempo.

—Por supuesto que estoy aquí. No llamabas mucho por teléfono. No ibas a casa de visita. Tenía que hacer algo. Estaba preocupándome.

—No puedo creer que Mamá Osa te dejó viajar sola—dije, dando un paso atrás para ver a mí muy embarazada mejor amiga.

Ella arrugó su nariz.

—No lo hizo. Esta afuera… ella es quien me trajo los Jarritos cuando llegué y vi que no tenías ninguno—bromeó, golpeando mi brazo.

No me sorprendía que Quinn no se alejara demasiado de ella.

Me alegré. Anteriormente eso me hubiera cabreado. Ahora hacía que no me sienta preocupada por Rachel.

Se sentó de nuevo en el sillón y volvió a levantar sus piernas.

—Así que, cuéntamelo. No me lo dirías por teléfono. Solo sé retazos de las cortas conversaciones que hemos tenido. Necesito saber qué demonios está mal contigo.

No quería hablar de esto.

Ni siquiera con Rach.

No he hablado de ello con nadie aún.

Sacudí mi cabeza y me alejé de ella para mirar por la ventana.

—No hay nada de qué hablar.

Rachel dejó salir una risa incrédula.

—Oh, no. Eso es mierda. No vas a volver casa y el papá de Britt se está muriendo. Algo está muy mal. Quiero saberlo. Así que háblame o me enviaras a un parto prematuro.

Quizás si hablo sobre ello, mi pecho no dolería tanto.

Quizás podría cerrar mis ojos en la noche y no ver a Brittany inclinándose, vomitando, acerca de lo que vio.

Fotos que no logré ver.

Unas que nunca me hubiera gustado ver. Serían mi final. No le podía hacer frente a eso.

—La jodí. Dejé entrar a gente que no debía. Confié en las personas equivocadas y me jodieron mucho—dije, sentándome en el sofá, encontrando finalmente la mirada preocupada de Rachel.

—Explica eso. Porque no te refieres a Britt siendo esa persona equivocada—dijo con una ceja levantada.

Defendería a Brittany hasta el final.

La amaba por eso.

—No, no ella—aún no podía decir su nombre, maldita sea.

Quería decir su nombre.

Quería sentirlo en mis labios.

Pero no podía. Desgarraba mi pecho incluso intentándolo.

—Entonces, ¿quién?

—La chica con la que me alojaba cuando llegué aquí por primera vez. Esa es quien. Ella era una lanzadora. Quería las grandes ligas. Tenía sus ojos en el premio, y le preocupaba que pudiera quitarle su lugar. Así que me tendió una trampa, con la esperanza de enviarme corriendo a casa. Ella… jodió todo. Se llevó mi vida. Así que me llevé la suya. No se siente mejor. Pero ver su cara mientras lanzo un tiro perfecto, mientras ella se queda en la banca se siente bien. Por un momento. Un momento fugaz.

Rachel bajó sus pies al suelo y se inclinó hacia adelante.

—¿Qué trampa te puso?

—Ella tiene una amiga para follar. Una puta que se acuesta con el equipo por diversión. Tomó fotos mías que fueron completamente malentendidas y entonces ella me besó de la nada y tomó una foto de eso. Empujé su culo fuera y me alejé, pero antes tomó una foto de la cual no me di cuenta. Luego pusieron droga en mi cerveza. Me grabó enrollándome con ella. Luego tomó una foto de nosotras desnudas… en la cama—tragué saliva.

Decir lo siguiente era la parte más difícil

—Ellas… ellas… ellas le enviaron todo a… ella.

Rachel jadeó mientras se tapaba la boca seguido por un:

—Mierda.

—Sí. Lo vio todo.

—Oh, por Dios. ¿Por qué lo harían? ¡Eso es horrible, Santana! ¿Le dijiste a la policía? ¿Hiciste que las arrestaran?

Negué con la cabeza.

—No. Eso es demasiado fácil. Quería hacerlas pagar. Quería venganza. Un ojo por un puto ojo.

—¿Cómo sabes que era ella? ¿O qué fue tu compañera de piso?

Cerré mis ojos, tratando de luchar contra esa mañana y los recuerdos que venían con ella.

No quería recordar las palabras que Brittany me dijo. Esas fueron las peores.

—Ella me lo dijo. Se encontraba sentada en el sofá después de que todo se fue a pique. Sam llamándome y todo eso—no repetiría la parte de ella—Alison me esperaba en el sofá. Sonriéndome. Me dijo que tuviera un buen viaje a casa y que era una pena que no pudiera quedarme. Luego todo comenzó a tener sentido. Ella era una lanzadora. Le pregunté si sabía sobre esto y me dijo que lo planeó todo. Encontró mi debilidad y la usó en mi contra—me detuve y respiré hondo—No se dio cuenta del éxito con el que destruyó mi mundo. La única cosa que dijo esa mañana que sigo recordándome una y otra vez es yo no me acosté con esa chica. Fue todo planeado. Sí me besé con ella contra una mesa de billar con una multitud de testigos. Pero según las otras chicas del quipo yo la llamaba… Brittany. No sabía qué diablos hacía. Inclusive drogada, pensé que era Brittany. En mi cabeza no me encontraba engañándola. No sabía…—mi pecho dolía, pero escuchar su nombre de mis labios alivió un poco el dolor.

Rachel dejó escapar el aire que había aguantado.

—Oh, Dios, Santana. ¿Le has explicado esto a Brittany?

Negué con mi cabeza.

—No puedo. Ella… me dijo que todo terminó. No me dejó explicarle. Me dijo que fui su peor error.

—Pero, Santana, ¡Ella estaba sufriendo! Acababa de ver algo que la destrozó. No puedo imaginar a Quinn así con otra chica. Me mataría. Lucha contra el dolor de estar perdiendo a su papá y entonces esto. Por supuesto querría herirte porque ella sufría. Han pasado semanas ahora. Llámala. Ve a verla.

No podía.

No llamó.

No intentó ponerse en contacto conmigo ninguna vez.

No confío lo suficiente en mí.

¿No era la confianza parte del amor?

Creyó que no la amaba, pero se aseguró de no darme una oportunidad de decir nada.

—No confió en mí.

Rachel se acercó y tomó mi mano en la suya.

—Estaba lastimada.

—No confió en mí. ¿Cómo puede amarme si no confía en mí?—negué con mi cabeza y me levanté—No puedo, Rach. Cerró la puerta. Terminó esto. No quiso escucharme. No me dio una oportunidad—quería callarme. Dejar de hablar, pero mi boca seguía abriéndose—Creo que quería terminar esto. Creo que vio cuan corta es la vida con su papá y se dio cuenta de lo que quería. No a mí. No era suficiente. Así que tomó esta excusa y la usó. Si me hubiera querido, habría luchado por mí. Hubiera querido que le dijera que esto no era real. Me hubiera malditamente creído.

Rachel se sentó mirándome con ojos tristes, pero finalmente asintió y se puso de pie.


—Bueno. Creo que estás equivocada, pero también sé que sufres. Solo espero que no esperes demasiado tiempo.

—Ella no luchó por mí—repetí.

Más para mí que para Rachel.

Rachel se acercó y entrelazó sus dedos con los míos.

—No luchaste por ella tampoco. Brittany no es como tu mamá, Santana. Ella no se fue y te dejó solo porque no le importabas una mierda. Estaba destruida. A veces tienes que confiar en lo que vales y tienes que luchar por lo que quieres. Brittany es eso. Lo sabes y yo lo sé. Cualquiera que tenga ojos lo sabe.

Rachel no entendía.

Nadie lo hacía.

Nadie la escuchó decirme que era su peor error.

La frialdad, incluso el tono de su voz.

Habló en serio.

Justo como mamá cuando me llamó su peor error, ella había querido decirlo.

¿Cómo podía luchar por alguien que no me quería?

—Te extrañamos. Te extraño. Me gustaría que fueras a casa.

También te extraño Rach. A mis amigos, pero no lo suficiente. No lo suficiente para enfrentarme a Sea Breeze con todos estos recuerdos de Brittany.

—No puedo, Rach. Solo no puedo.

—Bueno, hasta que puedas, entonces creo que voy a venir aquí, siempre y cuando este bebé y Quinn me lo permitan—dijo con un suspiro.


—Tu estómago es enorme, Rach—dije, mirándolo y queriendo cambiar a cualquier otro tema.

—Cállate—espetó, y casi me eché a reír.

Casi.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Sáb Ago 05, 2017 9:34 pm

hola morra,...

independiente de la mierda que "hizo" san,.. tiene derecho de saber que el bebe es de san, puede que se arrepienta después!! puede que me cierren ciertas cosas en el futuro!!
san lo esta dejando muy muy facil,...

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Dom Ago 06, 2017 9:25 am

Bueno, en una cosa tiene razon santana, brittany creyo todo asi como asi sin darle ni oportunidad de explicarse, claro que las fotos eran demasiado convincentes, pero hablar una ultima vez tal vez de algo abria servido, en fin.... solo queda esperar y saber si cuando vuelvan a encontrarse britt no hara creer que su hijo es de labios de pescado!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Dom Ago 06, 2017 1:23 pm

Pues todo es muy complicado, las cosas se acomodaron de forma que las dos creen que la otra no la amo de verdad sumado con sus peores miedos.... Y pues se entienden las dos partes, sin embargo espero que alguna de el primer paso, porque ambas merecen saber la verdad tanto la morena de su hijo como Britt de que no fue engañada ....
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Dom Ago 06, 2017 8:15 pm

3:) escribió:hola morra,...

independiente de la mierda que "hizo" san,.. tiene derecho de saber que el bebe es de san, puede que se arrepienta después!! puede que me cierren ciertas cosas en el futuro!!
san lo esta dejando muy muy facil,...

nos vemos!!!



Hola lu, si, pienso igual. Pasara lo q pasara o hiciera lo q hiciera, tiene q saberlo. Con otro cap dices tu¿? jajajajajaja. Pff la vrdd esk si... se rindio de una ¬¬ Saludos =D





micky morales escribió:Bueno, en una cosa tiene razon santana, brittany creyo todo asi como asi sin darle ni oportunidad de explicarse, claro que las fotos eran demasiado convincentes, pero hablar una ultima vez tal vez de algo abria servido, en fin.... solo queda esperar y saber si cuando vuelvan a encontrarse britt no hara creer que su hijo es de labios de pescado!!!!!



Hola, si. Britt al menos tuvo q haber dado el veneficio de la duda, pero san solo q excusa con eso xq ella no hizo nada por q la rubia la escuchara al menos... las dos se rindieron la vrdd =/ NOOOOOO! ni lo digas q pasa! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 14

Mensaje por 23l1 el Dom Ago 06, 2017 8:17 pm

Capitulo 14


Brittany


No estaba segura de cuánto tiempo más mi papá iba a ser capaz de sentarse en su sillón reclinable y hablarme.

Estaba de mal en peor rápidamente.

Algunos días nunca salía de la cama. Y mi estómago se estaba mostrando ahora.

No podía continuar escondiéndolo.

Mis holgadas blusas no iban a funcionar por mucho más tiempo.

Le pedí a Sam que viniera después de la cena. No iba a cocinar más comida. Papá no podía comerlo. Raramente lo hacía. El tubo de alimentación que la enfermera del hospicio le puso lo mantenía alimentado casi todo el tiempo.

Iba a decirles sobre el bebé esa noche.

Estaba preocupada sobre si debería contarle a mi papá o no. No quería que se preocupara, pero quería que supiera.

Uno de mis padres necesitaba saber que iba a ser abuelo. Incluso si no era la situación ideal.

Hubo un rápido golpe en la puerta de tela metálica antes de que Sam entrara en la cocina. Me sonrió, pero la mirada en mi cara borró su sonrisa.

No quería estar cometiendo un gran error.

Quizás contarle primero y ver lo que pensaba que debería hacer sería lo mejor.

Necesitaba una segunda opinión.


—Estoy embarazada—espeté, tapándome la boca con las manos en shock.

No había querido hacer eso.

Sam cogió la silla más cercana a él y se sentó con una mirada de incredulidad en su rostro. No me quitó los ojos de encima, y continué cubriendo mi boca por miedo de lo que diría si la destapaba.

—¿Cómo? —preguntó, mirando horrorizado.

Dejé caer mis manos y las retorcí nerviosamente frente a mí.

—Queríamos un bebé. Ya habíamos hablado sobre eso. Y si pasaba yo sería la primera ya que ella estaba con el softbol, pero solo eran sueños, conversas. Y como las cosas iban tan bien quise darle una sorpresa y me sometí al tratamiento con sus óvulos. Pero con todo lo que paso y como no había síntomas pensé que no había funcionado y lo olvide. Lo he sabido por unos pocos meses. Solamente… no sé si debería decírselo a papá. Quiero que sepa que va a ser abuelo. Pero no quiero preocuparlo. ¿Qué debería hacer?—pregunté, esperando que Sam supiera algo que yo no.

Bajó la cabeza y luego la sacudió mientras se permitía digerir la noticia.

No le había facilitado exactamente las cosas.

—Mierda, Brittany. No lo sé. Quiero decir, debería saberlo, pero no está muy bien en estos momentos.

—Lo sé—dije, sentándome en la silla frente a la suya—Lo sé—repetí.

Nos sentamos en silencio por varios minutos. Luego Sam levantó la mirada hacia mí con un brillo de determinación en los ojos.

—Ella querría saberlo. Merece saberlo. Va a preocuparse por ti si haces esto sola. Puedo arreglarlo. Cásate conmigo, Brittany. Antes de que tu papá muera, cásate conmigo.

No tenía palabras.


Sentada ahí y mirándolo fijamente como si se hubiera vuelto loco, porque lo estaba.

¿Casarme con él?

¿En qué estaba pensando?

¿Cómo podía casarme con él?

—¿Qué? ¿Cómo? No…—negué con la cabeza y me puse de pie—Absolutamente, no. No me casaré contigo para que pueda solucionar mis problemas. No está bien. Tú tienes una vida, Sam. ¡Una vida! No voy a quitártela—tuve que esforzarme para evitar levantar la voz.

No quería que mi papá me escuchara.

Sam se puso de pie, alcanzó mi mano y tiró para acercarme a él. Más cerca de lo que había estado cuando no lloraba o abrazándolo.

Era… diferente.

—Sé que tu corazón no está disponible. Sé que podría nunca estar disponible nuevamente. Estoy bien con ello. Funcionamos bien juntos, Brittany. Te conozco mejor que nadie. Te amo. Claro que no estamos enamorados, pero nos queremos el uno al otro. Tenemos algo más fuerte que la mayoría de los matrimonios cuando empiezan. Puedo ser feliz contigo, Brittany. Pienso que conforme pase el tiempo nuestros sentimientos cambiarán también. Déjame hacerlo. Déjame hacer esto por ti, el bebé y tu papá.

No.

No lo haría.

No podría.

Quería darme demasiado esta vez.

Sam no era un objeto que podía usar para arreglar mis problemas. Era un hombre que se merecía amar tan profundamente como yo había amado y sentir ese mismo amor ser correspondido.

No le impediría tener eso.

Debe tener sus propios niños.

Debe tener la chica de sus sueños caminando al altar hacia él algún día.

No a mí.

—No te puedo hacer eso a ti. No lo haré. Te quiero mucho por ofrecerte. Por creer que podría funcionar. Todo el tiempo eres el que da. Nunca te lo he devuelto. Pero esta vez no te dejaré renunciar a tu felicidad por mí.

Sam tragó tan fuerte que pude oírlo.

—Mierda. En realidad no quise decirte esto. Quería guardármelo porque es lo que hay que hacer. He decidido que me importa una mierda qué es lo correcto. Estoy enamorado de ti, Brittany. He estado enamorado de ti desde que teníamos cinco años. Simplemente escogiste a otro hermano… una hermana la verdad. Luego Santana entró en tu vida y vi cómo tan fácilmente te sentiste atraía hacia ella de una manera en que nunca me miraste. Lo acepté. Di un paso atrás y le dejé tenerte. He vivido toda mi vida siendo el único al que no correspondías con tu amor. Estaba bien. Entonces Santana te falla y me dejo llevar. Me permito amarte. Completamente. Así que cuando te pido que te cases conmigo, estoy preguntándoselo a la mujer de la que estoy enamorado. Estoy malditamente seguro que te amaré hasta que me muera. Te he amado desde que puedo recordar.

¡Guau!

Oh, Dios mío.

Estaba entumecida. Esto no ha pasado.

—Yo… yo… ¿me amas?—asimilando la parte más difícil.

—Sí.

—Pero estoy embarazada de Santana López—dije en voz baja, sonando como si estuviera susurrando.

—Tú dices sí y ese bebé es mío.

¿Cómo puedo responder a eso?

—Siento interrumpirlos—dijo la enfermera del hospicio—Pero tu papá está pidiendo ir a la cama. Sé que quieres hablar con él antes de que le dé sus medicinas esta noche.

Asiento.

—Ya voy.

Me da una pequeña sonrisa y se retira de la habitación.

—Ibas a decírselo esta noche.

No era una pregunta. Era una afirmación, pero asiento otra vez de cualquier modo.

—Entonces podemos decírselo juntos.

—No sobre el matrimonio. No he dicho sí. Pensar que estás enamorado de mí no lo hace correcto, Sam.

No discutió.

Simplemente se detuvo ahí.

Caminé rodeándolo y dirigiéndome hacia la sala donde mi papá esperaba por nosotros.

Sus ojos estaban hundidos en su cabeza y su una vez gran y fornido cuerpo, se encontraba ahora consumido y débil.

Verlo marchitarse lentamente era tan difícil.

Se volvía más difícil cada día.

—¡Hola papá!—dije mientras me acercaba a darle un beso en la frente.

—Hola, mi niña.

—¿Te sientes bien esta noche?—pregunté, sabiendo que mentirá.

Podía ver el dolor grabado en su rostro.

Todos los días que vivía ahora eran una lucha. Y aquí estaba yo, a punto de contarle que estaba embarazada y sin estar casada.

¿Podía hacerle eso?

No.

¿Podía dejarle morir sin saber del bebé que llevaba en mi interior?

¿Uno que sería su herencia?

No.

Miré hacia Sam.

¿Podría amarlo un día?

¿Era el amor y la amistad suficiente para ser más?

—Le he preguntado a Britt si quiere casarse conmigo—le dijo Sam a papá.

Los ojos de mi papá se abrieron como platos mientras me observaba.

—¿Britt?

Le lancé una mirada a Sam.

¿Qué hacía?

No era lo que habíamos acordado.

—Mi niña, ¿vas a decir algo? Porque lo que estoy escuchando no suena bien.

El ceño fruncido de papá arrugó su frente y su pálida piel pareció haber palidecido más.

Ha sido una mala idea.

Contárselo.

No debería habérselo dicho ahí.

Debería haberlo llevado a su cama esta noche.

—Britt, dile—Sam me animó.

Quería taparle la boca con mi mano.

Necesitaba callarlo. Ya había dicho demasiado.

Miré a los cansados ojos de mi papá.

El oscuro estaba ahora desvanecido y pálido como su piel.

No podía mentirle ahora.

Sabría que lo hacía.

Se preocuparía sobre cuál era la verdad.

—Estoy embarazada, papi—las palabras salen en un sollozo.

Mi papá no miró a Sam con juicio en los ojos. Estaba preocupada de que asumiera que el bebé era de Sam. En su lugar, me tiró en sus brazos y me sostuvo.

Dejé salir las lágrimas que había estado conteniendo mientras sus largos y ahora débiles manos me dan palmaditas en la espalda y tratan de tranquilizarme.

Amé a este hombre.

Era mi ancla en el mundo.

Nunca me había dejado.

Nunca se había apartado de mí. Incluso cuando le hice enfurecer. Ahora yacía aquí enfermo y me consolaba.

—¿No es el bebé de Sam, verdad?—dijo con voz cansada.

¿Cómo lo sabía?

No podía mirarlo.

Negué con la cabeza que aún estaba enterrada en su pecho. No olía más como aire libre y a la colonia picante que solía usar. Sollocé mientras el descubrimiento se asentaba en mí.

—Santana te amaba. Lo vi en sus ojos—se detuvo, y la respiración sibilante en su pecho me dolía mientras se forzaba por tomar una profunda respiración—No dejes que tu terquedad te diga lo contrario. Puedes elegir no corresponderle, pero no dudes que te ama. Pudo haber sido una sinvergüenza y no es alguien a quien hubiera escogido para ti, pero te amaba con fiereza—papá se detuvo y se forzó a respirar otra vez. Quería hacerlo por él. Luego tomó mi cara en sus temblorosas manos—Siempre supiste eso. Y si escoges casarte con Sam, es un buen hombre y sé que también te ama. Esa es tu elección, pero no mantengas un hombre por su hijo. Permite que Santana sepa sobre el bebé. Incluso si no lo escoges—papá dejó salir un profundo suspiro y cerró los ojos—Necesito dormir algo. Sabes que te amo. Y asegúrate que el bebé sepa cuánto lo amo. La habría mimado demasiado si se me hubiera dado la oportunidad.

El cansancio de mi papá cuando respiraba había estado aumentando días atrás.

Está noche simplemente pareció empeorar.


—Necesito llevarlo a la cama. Necesita su medicina—dijo la enfermera, regresando a la habitación.

Asentí y coloqué un beso más en su cabeza.

—Te amo, papi. Y te prometo que me aseguraré que sepa que su abuelito la habría amada.

La enfermera lo condujo fuera de la habitación, retrocedí y la observé llevárselo a su cama.

—¿Cómo sabe que es una niña?—preguntó Sam detrás de mí.

Me encogí de hombros.

—No sé qué es aún. No tengo mi ultrasonido hasta la próxima semana.

Nos quedamos ahí en silencio por varios minutos.

—Va a ser una niña, ¿no?—preguntó Sam.

Sabía que realmente no quería una respuesta.

—Probablemente—dije con una triste sonrisa antes de voltearme a mirarlo.

No me había presionado o dicho nada sobre lo que mi padre dijo de Santana.

No estaba segura de que Santana quisiera saberlo.

Papá me amaba y pensaba que todos me amaban. Creía que deberían amarme.

No sabía lo que Santana había hecho.

No podía contarle eso.

No necesitaba saberlo.

—Si lo dijiste realmente en serio… entonces mi respuesta es, sí—dije sin pensar más sobre ello.

No quería casarme con él antes que papá se fuera, pero por lo menos cuando lo hiciera, dejaría este mundo sabiendo que había un hombre que me ayudaría a cuidar de mí.

Calmaría su mente.

Y quizás… quizás también podría amar a Sam como más que un querido amigo.

Quizás tenía razón.

Quizás conforme el tiempo pasara las cosas cambiarían.

Pero hasta que ellas cambiaran, no habría una boda. No me casaría con Sam a menos que estuviera enamorada de él.

Sam cerró la distancia entre nosotros y se detuvo justo frente a mí.

—Lo dije en serio.




La semana siguiente descubrí que efectivamente tendría una niña.

No llevé a Sam conmigo. No estaba lista para eso todavía.

Estuve de acuerdo en casarme con él, pero mi bebé tenía dos mamás.

Antes de poder permitir a Sam ser parte de la vida de mi bebé, tenía que darle a su otra mamá una oportunidad.

Si quería ser parte de su vida, entonces le dejaría. Si no lo hacía, entonces se lo dejaría a Sam.

Nunca se sentiría rechazada.

Contarle a Santana que estaba embarazada era otra cosa. No podía solo decírselo.

No estaba segura de que incluso viniera a casa si se lo pedía.

Había una gran posibilidad de que no respondería mis llamadas.

No podía exactamente dejarle esta información en un mensaje de voz o un texto.

Pero me aseguraría de que lo supiera. Entonces podía decidir lo que quería hacer.

En el fondo temía que no hiciera nada.

Si ese era el caso, podría simplemente romper mi corazón otra vez.

Si había dejado algo que romper.




Dos semanas después mi papá falleció mientras estaba sentada en su cama, sosteniendo su mano y cantando para el viejo himno de la iglesia “Amazing Grace”.

Había sido su última petición.




Santana


Tener una temporada baja y sin vida social significaba que mis calificaciones estaban más altas de lo que había estado nunca.

Mi entrenador parecía feliz.

No solamente había reemplazado a su lanzadora estrella, sino que tenía excelentes calificaciones.

Deseaba que me importara.

De alguna manera me las arreglé para funcionar sin sentimientos.

Era una jodida robot.

Había pasado por alto el ir a casa para Acción de Gracias. Rachel me había rogado que fuera, pero no podía. El año pasado lo había pasado con Brittany.

Ir a casa por vacaciones no sería posible para mí.

Salvo que el bebé de Rachel naciera. Tenía que volver por eso. Pero no iría a mi departamento.

Me quedaría en un jodido hotel.

Mi teléfono sonó diez veces antes de que finalmente me rindiera y contestara.

Echando un vistazo a la pantalla, vi que era el número de Rachel. O estaba tratando de conseguir que fuera a casa al último maldito minuto para Acción de Gracias o estaba de parto.

—¿Estás bien?—pregunté.

[i]—Sí, esto no es sobre mí
—respondió.

—¿Sobre qué es entonces? Porque diez malditas llamadas son muchas. Has debido de llamar tres veces seguidas, por lo menos.

Rachel tomó una profunda respiración y cambié mi relajada posición en el sofá, sentándome derecha.

—El papá de Brittany falleció, Sam me llamó de su teléfono. Sabía que ella no me llamaría. O tú. Pensó… Nosotros… Deberías saber.

Sentí como si alguien me hubiera pateado en el estómago.

Maldición.

Justo en Acción de Gracias.

Ella amaba Acción de Gracias.

—¿Cómo está?—pregunté.

No sabía nada y eso solamente me lastimaba más.

Quería saber.

Quería saber cómo manejó el hecho de que su papá muriera lentamente frente a ella.

¿Tenía un hombro sobre el que llorar?

¿Me necesitaba?

¿Pensaba incluso en mí?

—Sam dijo que estaba preparada para ello. Tenían una enfermera en la casa con ellos. Logró pasar mucho tiempo con él al final.

—¿Cuándo es el funeral?
—pregunté, poniéndome de pie.

No quería verme.

Pero, ¿Cómo podía no ir?

La dejé manejar todo esto sola, pero tenía que ir al funeral.

Había sido un buen hombre. Me había dado una oportunidad cuando nadie más quiso dármela.

—Sábado. Britt quería esperar hasta después de Acción de Gracias. Es un ataúd cerrado.

Tenía que ir.

Incluso si ella no me quería ahí.

Tenía que ir.

Podría no quererme ahí, pero, maldita sea, le había dado lo que quería y no estaba volviéndose más fácil.

Mi vida no era nada.

No significaba nada.

—¿Puedo quedarme contigo?

No tenía que explicarle a Rachel lo que necesitaba.

Sabía que no podía entrar al departamento que compartí con Brittany. Con su piano ahora ausente, me sentiría perseguido por los recuerdos. En realidad se había ido.

No podía.

—Claro. Maneja con cuidado.

—Te veo el sábado
—respondí.

No podía ir antes.

Necesitaba tiempo para prepararme y verla.

Tener a mis amigos haciendo un millón de preguntas sobre mi vida desde que los visité este verano, no era algo que tuviera ganas de hacer.

Mi teléfono timbró otra vez, lo miré y vi el nombre de Rachel nuevamente.

—No he cambiado de parecer—le dije.

—No te he dicho una cosa más que Sam me dijo. No iba a hacerlo, pero Quinn me está haciendo llamarte y contártelo. Dijo que necesitabas saberlo antes de venir.

—¿Qué?

—Brittany está comprometida, San. Está comprometida con Sam.


No escuché nada de lo que dejo después.

Mi cuerpo estaba completamente entumecido.

Respirar se hizo imposible.

Mi visión se volvió borrosa.

Brittany era mía. Nunca la imaginé con alguien más.

Nunca.

A pesar de que habían pasado seis meses, ni siquiera había mirado en dirección de otra chica.

Brittany había sido todo lo que podía mirar.

¿Cómo podía estar comprometida?

¿Con Sam?

Ella no amaba a Sam de ese modo.

¿O sí?

Rachel no estaba hablando más en mi oído, bajé la mirada para ver que mi celular roto en mil pedazos en el suelo y había una abolladura en mi pared.

La negación me desgarró dejándome la garganta irritada.

Entonces me dejé caer en el sofá y, por segunda vez, lloré por Brittany Pierce.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Lun Ago 07, 2017 7:44 am

vaya, todo estan injusto, santana no se merecia esto, pero por lo menos brittany va a decirle lo del bebe, espero!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Ago 07, 2017 10:25 am

Hola morra....

LITERALMENTE BRITT LA ESTA CAGANDO!!!!!
buenos san se tiene que arriesgar a todo o nada ahora...
Si o si tiene que decirle lo del bebe... A ver como reacciona san???

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Lun Ago 07, 2017 11:37 pm

micky morales escribió:vaya, todo estan injusto, santana no se merecia esto, pero por lo menos brittany va a decirle lo del bebe, espero!!!!



Hola, si que lo es =/ La vrdd esk ninguna lo merecia, xq insisto que san dejara de luchar, sin al menos dar pelea... =/ Y lo q es bueno... ya q se tendrán q ver si o si... y la piel llama xD ajajjaj. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra....

LITERALMENTE BRITT LA ESTA CAGANDO!!!!!
buenos san se tiene que arriesgar a todo o nada ahora...
Si o si tiene que decirle lo del bebe... A ver como reacciona san???

Nos vemos!!!



Hola lu, mmmm si, creo q esta haciendo mal las cosas, pero insisto, san tampoco hace bn lo q le toca. Eso mismo! a todo pro britt, al menos uan minima lucha ¬¬ Claro, es su derecho. De la mejor manera y la obliga a casarse con ella¿? Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 15

Mensaje por 23l1 el Lun Ago 07, 2017 11:39 pm

Capitulo 15


Actualidad…



Brittany


Me encontraba de pie frente a la Iglesia, mirando los rostros solemnes de mi familia y amigos.

Estando aquí, donde todos podían mirarme, no era lo que quería hacer.

Quería acurrucarme en una bola al lado del ataúd y llorar como un bebé.

Todo parecía tan injusto.

Ya hice esto antes: estar frente a una multitud de caras manchadas por las lágrimas, hablando de un hombre que amé, y que fue alejado de mí.

Ahora me encuentro aquí de nuevo.

Esperando poder hablar. Poder decir algo sobre el hombre frente a mí. En quien confiaba con mi vida. Al que me aferré y sobre quién lloré cuando me enteré que sería mamá soltera.

Quien yo sabía que nunca me dejaría.

Quien ahora se fue.

Miré a Sam, de pie usando su traje y corbata, observándome atentamente.

Todavía seguía aquí. No me dejaría. Todavía lo tenía.

Me dio una silenciosa inclinación de cabeza, y sabía que si yo se lo pedía, vendría aquí y tomaría mi mano mientras hacía esto.

Mantuve mis ojos en él cuando abrí mi boca para hablar. Verlo ahí me daría la fuerza que necesitaba para seguir adelante.

—En la vida uno nunca espera perder a sus seres queridos. No tenemos planes de estar delante de nuestros amigos y familiares y hablar de alguien que significaba el mundo para nosotros, y que ya no está. Pero sucede. Duele. Y nunca se hace más fácil—me detuve y tragué el nudo que tenía en la garganta.

Sam dio un paso hacia mí y negué con la cabeza. Quería hacer esto sin él.

Tenía que hacerlo.

—No se nos prometió un mañana. Papá me enseñó eso cuando era una niña y no entendía por qué mi mamá no venía a casa. Cuando perdí a la chica con quién pensé iba a envejecer, recordé eso una vez más. La vida es corta—dejé de mirar a Sam.

No podía mirarlo cuando hablaba de Casey. Ver el dolor en sus ojos hacía que quisiera llorar más.

—Tuve la suerte de conocer lo que es el amor incondicional. Lo tuve dos veces en mi vida, con dos personas diferentes. Me amaron hasta el día de su muerte. Voy a mantenerlos cerca de mí por el resto de mi vida. Sólo espero que el resto del mundo sea tan afortunado como yo lo soy.

Las puertas traseras de la iglesia se abrieron y dejé de hablar. El mundo a mi alrededor parecía moverse en cámara lenta.

Los ojos oscuros de Santana encontraron los míos en tanto permanecía de pie en la parte trasera de la iglesia.

No esperaba verla.

No esperé volver a verla nunca.

No me encontraba preparada para enfrentarla. Especialmente hoy.

El brazo de Sam me rodeó y lo oí susurrar algo, pero no podía concentrarme en sus palabras.

La mezcla de emociones en los ojos de Santana me mantenía congelada.

Pasaron seis meses desde que vi por última vez su rostro dolorosamente hermoso.

Incluso más tiempo desde que estuve envuelta en sus brazos.

Fue la decepción más grande de mi vida.

Pensé que era la indicada. Me equivoqué.

Ahora sabía que sólo se te da un amor para toda la vida, y cuando Casey murió, también lo hizo mi oportunidad de ser amada incondicionalmente.

—Vamos a sentarnos—finalmente registré las palabras de Sam.

Estaba preocupado por mí. Sin embargo, terminaría esto primero.

La aparición de Santana López no me detendría de terminar esto. Ya me detuvo de demasiadas cosas.

No le dejaría controlar esto también.

—No existirá ningún día en el que no piense en mi papá. Su recuerdo permanecerá escondido cerca en mi corazón. Algún día seré capaz de decirle a mi hija todo acerca de su abuelo. El buen hombre que era. Cuánto la habría amado. Nunca iré a la cama por la noche sintiéndome no amada, porque me amó uno de las personas más grandiosos que conocí—la mano de Sam apretó en mi cintura.

Bajé la mirada, al anillo de diamantes en mi mano izquierda, y mi pecho se oprimió.

Papá se sintió tan aliviado el día que Sam puso ese anillo en mi dedo.

Se la pasaba preocupado de que me quedara sola cuando se fuera. Sam alivió ese miedo.

—Te amo, papá. Gracias por todo—susurré en el micrófono.

Sam me colocó cerca de su lado mientras me sostenía cuando caminamos de regreso a nuestros asientos.

No pude mirar de nuevo a Santana.

No ahora.

No había duda de que estaba embarazada. Una vez que salí de detrás de ese podio lo habría visto.

Lo sabría.

Se lo iba a decir.

Solo que no ahora.

Primero tenía que hacer duelo.

Deseaba sentarme en mi casa y recordar a mi papi.

No quería lidiar con Santana y su reacción hacia mi embarazo. Ni siquiera sabía si tendría una reacción.

Tal vez estaría aliviada de que Sam se hubiera acercado y ofrecido no solo a ser mi esposo sino también a ser el papá de mi bebé.

No estaba segura de en dónde se encontraba la cabeza de Santana en estos días.

Había tenido mucho tiempo para superarme… superarnos.

—¿Quieres que salga primero, arrincone a Santana y lidie con ella? susurró Sam en mi oído mientras el pastor comenzaba la oración final.

Lo siguiente sería salir para ir a enterrar a mi papi.

Verlos enterrar a Casey en el suelo me había conmovido.

¿Sería igual de duro de mirar cómo enterraban a mi papi?

Había tenido tiempo de decirle adiós.

Estuvimos juntos en el final. Tuve una paz con la muerte de mi papi que no conseguí con la de Casey.

Mi papi no me había sido arrancado.

—No estoy lista para enfrentarla, pero incluso si ya no me ama, no creo que vaya a tratar de acercarse en este momento. No haría eso. Puede que esté aquí solamente para presentar sus últimos respetos y después se vaya. El verme de esta forma lo podría hacer huir.

Sam frunció el ceño y miró hacia la parte de atrás de la iglesia.

—No creo que vaya a salir huyendo. Se dio cuenta de que estabas embarazada. La cara de la morena está pálida.

Oh, Dios.

No hoy.

No hoy.

No quería hablar con Santana sobre esto hoy. Lo haría mañana.

—Tal vez deberías ir a hablarle. Dile que si quiere hablar conmigo, necesitará esperar hasta mañana.

—Creo que es una buena idea. Te encontraré afuera—susurró mientras nos poníamos de pie.

Rápidamente hizo su camino hasta la parte de atrás antes de que todos los demás salieran al cementerio de detrás de la iglesia.




Santana


Estaba embarazada.

Mierda.

Estaba embarazada.

Mi pecho se sentía tan apretado que no podía tomar una respiración profunda.

Estaba forzando la entrada de oxígeno en mis pulmones al tiempo que miraba hacia la parte del frente de la iglesia.

A la parte de atrás de la cabeza de Brittany mientras hablaba con el pastor.

Tenía que llegar a ella.

Nosotras teníamos planes de tener un bebé.

Las cosas iban muy bien y ambas fuimos a una clínica para congelar nuestros óvulos y en algunos meses ella sería la primera en someterse al tratamiento para quedar embarazara, ya que yo estaba con lo del softbol.

Pero al pasar el tiempo, con la enfermedad, el distanciamiento por la universidad pensé que ya no lo iba hacer, pero como ella decía, nos esteraríamos como todos si pasaba.

Estaba segura que se había sometido al tratamiento.

Ese bebé era mío y ése anillo de diamantes en su mano no estaba jodidamente nada bien para mí.

—Afuera. Necesitamos hablar—dijo Sam cuando se detuvo delante de mí y asintió hacia la salida.

Mis manos eran puños cerrados en mis costados. Este era el hijo de puta que se iba a casar con mi mujer y me quitaría a mi hijo.

—No sé si estar solo conmigo sea una idea inteligente para ti—gruñí, quitando mis ojos de la cabeza de Brittany para poder mirarlo.

—Santana, es el funeral de su papá. Sé que notaste el estómago de Brittany, pero necesitas recordar que este es el día más difícil de su vida.

Tenía razón.

Maldito sea.

Me las arreglé para asentir y calmar la ira balanceándose en la superficie.

Luego lo seguí afuera. Continuó caminando hasta que llegamos al estacionamiento y estuvimos lejos de la multitud que caminaba hacia el cementerio.

—No voy a dejar que tomes lo que es mío. Porque estoy muy segura que es mío.

Sam metió sus manos en los bolsillos y dejó escapar un suspiro de cansancio.

—Sé que es tuyo. Pensó que verías su estómago y saldrías corriendo. Le dije que no lo harías. Supongo que tenía razón.

—¿Pensó que huiría? ¿De dónde mierda sacó esa idea?

No solamente no confiaba en que no la había engañado, tampoco se fiaba de mí con respecto a que quería lo que era mío.

¿No me conocía en lo absoluto?

Sam levantó sus ojos para mirarme directamente.

—¿Por qué debería pensar en forma diferente? Santana, han pasado seis meses. No ha escuchado ni una palabra sobre ti. ¿Qué se suponía que tenía que pensar?

¡Ni hablar!

No me iba a vincular con toda esta mierda.

Él fue quien me buscó con una pistola, diciéndome que nunca más me le acercara de nuevo.

No es que eso me detuviera.

El que Brittany me dijera que había terminado con nosotros… eso fue lo que me detuvo.

—Ella lo terminó. Le di lo que quería. No confiaba en mí. Ni siquiera me dejó que le explicara maldita sea.

Las cejas de Sam se alzaron como si estuviera sorprendido con mis palabras.

—¿Santana, en serio? ¿Con eso vas a salir ahora? Porque con la chica con la que estabas lidiando no era solo con Brittany. Era Brittany con una depresión y pena profunda porque veía como su papá se ponía más enfermo cada maldito día. Lidiaba con el hecho de que su papá iba a morir. Esa era la chica con la que hablaste ese día. No con la Brittany que se hallaba segura de tu amor. Sus emociones se encontraban malditamente mezcladas en un desastre. Nunca trataste de comunicarte de nuevo. Solo te fuiste.

Lo odiaba.

Odiaba lo que decía.

Odiaba que tuviera tanta maldita razón.

—Ese bebé es mío—dije, necesitando escuchar que lo admitiera.

No había manera de que fuera suyo. Brittany no podría haber dormido con él o con ningún otro tan pronto después de nuestro rompimiento para estar así de embarazada.

Pero si se había sometido al tratamiento para quedar embarazada.

—Nadie está diciendo que no es tuyo. Incluso ella dice que es tuyo. Nos contó lo que hizo, pero no lo no te enteraras por mi, es ella quien debe decirlo. Le dijo a su papá que lo era. Solo necesita que le des un día. Déjala llorar hoy. Permítele despedirse de su papá. Mañana hablará contigo. Está lista.

Iba a hablar conmigo.

Llevaba a mi bebé.

Y estaba usando su anillo de mierda en la mano.

—¿Por qué está usando tu anillo?

Sam movió sus pies, y por primera vez desde que habíamos salido afuera, lucía nervioso.

—Le pedí que se casara conmigo. Dijo que sí. La amo. Lo hago desde que éramos niños.

Lo había visto desde el principio.

Especulé al respecto, pero estaba de acuerdo con eso porque ella no lo veía de esa forma.

Lo quería como a un hermano.

Lo que aún me confundía muchísimo más era el por qué estaban jodidamente comprometidos.

¿Era porque estaba embarazada?

—No voy a dejar que te la quedes.

Los hombros de Sam se pusieron rígidos ante mis palabras.

—Esa es su decisión. No tuya.

—Voy a pelear por ella y por nuestro bebé. Me ama. Puede que me haya olvidado, pero en el fondo lo sabe. Lo que tenemos… será eterno. Ella y yo… nosotras estaremos para siempre juntas.

Sam negó con su cabeza y miró hacia atrás a la multitud congregada alrededor de la tumba recién cavada.

—Santana, algunas veces una herida va demasiado profundo—no me miró de nuevo. Se dio la vuelta y se dirigió hacia Brittany.

Sus hombros se hundían y se sacudían suavemente mientras lloraba en un pañuelo.

Deseaba estar ahí para abrazarla.

Para calmarla.

Pero no me quería.

No ahora.

Me aseguraré de que me vuelva a querer.

Pasaré el resto de mi vida asegurándome que me quiera de nuevo. Sin embargo, tendría que esperar hasta mañana.




Me quedé ahí de pie y la observé apoyarse en los brazos de Sam, al tiempo que colocaba una rosa blanca en el ataúd de su papá cuando lo bajaban dentro de la tumba.

Continué ahí mientras la multitud lentamente empezó a irse.

Esperé.

Esperé hasta que levantó la mirada y finalmente se rindió y volvió sus ojos hacia mí.

Su cabeza se inclinó hacia un lado mientras me estudiaba. Pude ver confusión en sus ojos desde aquí.

Pensó que la había superado.

Mi mirada cayó hacia su estómago y a su mano descansando ahí. El diamante atrapó un rayo de sol y se burlaba de mí yaciendo ahí sobre mi hijo.

Nuestro hijo.

Mañana.

Hablaríamos mañana.




Rachel me trajo una cerveza y se sentó frente a mí.

Afortunadamente no estaba trepada al regazo de Quinn. De momento no me encontraba de humor para ser testigo de la felicidad de otras personas.

Quería mandar todo a la mierda.

—No puedo creer que esté embarazada—dijo Rachel por tercera vez desde que había entrado por la puerta y anunciado que Brittany llevaba a mi bebé.

—Apesta que no te lo dijera cuando lo descubrió—dijo Quinn, sacudiendo la cabeza mientras se movía más cerca de Rachel para colocar el brazo a su alrededor.

—No se enteró exactamente cuando se encontraba en un buen estado mental. Ella y Santana habían roto, su papi estaba enfermo… quiero decir, tuvo que haber sido muy duro para ella—Rachel iba a defenderla.

Me hallaba un poco sorprendida de que no estuviera de mi lado.

—El embarazo se mete con tus hormonas. No piensas con claridad la mayoría del tiempo. Te hace emocional y muy vulnerable. Entonces combina eso con las emociones de ver a tu papá morir lentamente de cáncer. No me lo puedo imaginar. En serio no puedo. Debió haber sido un desastre.

Bueno, a la mierda.

Ahora me sentía peor, y no hubiera pensado que eso sería posible. Ya la había enviado a los brazos de otra persona.

Perdió a su papá y lloró en el hombro de otra persona.

La había perdido.

No… No.

No iba a pensar así.

Nunca podría arreglar eso, pero podría recuperarla.

—Al menos estarás a siete horas de distancia y no tendrás que verla con él. Supongo que la distancia ayudará—dijo Quinn, tomando otro trago de su cerveza.

—No voy a volver—repliqué.

No podía irme ahora.

Si me iba, la perdería para siempre.

¿Entonces para que valdría mi vida?

Sin Brittany, mi futuro me importaba una mierda.

—San no puedes estar hablando en serio. Tienes que regresar. Piensa en tu futuro…

—Mi futuro no importa si Brittany no está en él—interrumpí a Rachel.

No iba a escuchar de cuánto necesito terminar de estudiar.

Estaba cansada de escuchar esa mierda.

Había perdido a Brittany porque me fui. Si hubiera estado ahí, nada de esto habría pasado.

No se encontraría usando el maldito anillo de Sam en estos momentos; estaría usando el mío.


—Pero este semestre casi ha terminado—dijo Rachel, sentándose en el borde del sofá como si estuviera lista para rogarme para que terminara de estudiar.

—Rach, tengo un 4.0. Tomaré mis exámenes por internet y eso será todo. No voy a regresar. Buscaré un préstamo estudiantil y lo transferiré al Sur para el semestre de otoño. Necesito este siguiente periodo para centrarme en Britt.

Rachel dejó escapar un largo suspiro que hizo que su flequillo revoloteara en su frente, luego se volvió a sentar contra el pecho de Quinn.

—¿Eso es lo que realmente quieres hacer?

—Sí.

—Pero…

—Rach, mi amor, olvídalo. Si yo estuviera en sus zapatos haría lo mismo. Su futuro ahora es Brittany y su bebé. Algunas veces los sueños cambian. Los suyos lo han hecho.

Miré a Quinn Fabray y me di cuenta de que podría ser la primera cosa inteligente que jamás había salido de la boca de la ojiverde.






*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Mar Ago 08, 2017 3:00 am

A por Ella Santana!!¡¡
El laburo que vas a tener!!!!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4300
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Mar Ago 08, 2017 9:50 am

Hola morra....

San va a cortar cabezas hasta estar con britt de nuevo... A sal ya se lo advirtió!!!..
A ver que pasa cuando hablen? Si britt sigue de terca o no???

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Mar Ago 08, 2017 1:58 pm

A la carga santana!!!!! que se amarren los boxers y pantys todo mundo, llego SANTANA LOPEZ a pelear por lo suyo!!!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Mar Ago 08, 2017 10:58 pm

monica.santander escribió:A por Ella Santana!!¡¡
El laburo que vas a tener!!!!!
Saludos



Hola, eso!!! xfin! Si, pero se lo merece por no hacerlo antes xD jajaja. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra....

San va a cortar cabezas hasta estar con britt de nuevo... A sal ya se lo advirtió!!!..
A ver que pasa cuando hablen? Si britt sigue de terca o no???

Nos vemos!!



Hola lu, y es lo que tuvo que haber hecho hace mucho ¬¬ jajajajaa. JAjaajajjaajaj no tiene q impresionarse con lo q pase entonces jajajaja. Mmmm q se den cuenta q jamas tuvieron q estar separadas¿? y decir de todo para volver xD jajaajajaj. Debería un poquito más digo yo XD ajajaja. Saludos =D





micky morales escribió:A la carga santana!!!!! que se amarren los boxers y pantys todo mundo, llego SANTANA LOPEZ a pelear por lo suyo!!!!!!!



Hola, si que si! ajjaajajajaj. JAjajajaajaj temanle cuando lucha por lo q es suyo... y apartence los q sobran ¬¬ ajajajaja. Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 16

Mensaje por 23l1 el Mar Ago 08, 2017 11:00 pm

Capitulo 16


Brittany


Anoche me había rendido y tomado otra de las pastillas para dormir que mi obstetra me recetó.

No había sido capaz de dormir desde que papá falleció, y llamé a mi doctor desesperada por ayuda.

Sam también se ofreció a quedarse conmigo, pero lo envié a casa.

Ver a Santana ayer me había atormentado. Por ridículo que sonara, me sentí como si estuviera haciendo algo malo al usar el anillo de Sam.

Era como si ahora la estuviera engañando.

Ella quería hablar conmigo hoy.

Sam dijo que aceptó esperar hasta después del funeral, pero que ella había dicho que el bebé era suyo.

No trató de negarlo.

La Santana que había amado y en quien confiaba, querría a nuestro bebé.

Pero la Santana que me dejó, que se alejó de mí cuando más la necesitaba, no querría un niño.

Tal vez venía a decirme que quería cederle a Sam todos los derechos sobre el bebé.

El pensamiento hizo que me doliera el estómago.

Incluso después de todo lo ocurrido, no quería que Santana no quisiera a nuestro bebé.

Quería que mi pequeña tuviera una persona que la adorara.

Quería que tuviera lo que yo tuve.

Claro, Sam había prometido estar ahí para nosotras, pero realmente nunca amaría al bebé de Santana de la forma en que un padre amaba a uno propio.

Siempre recordaría de quien era hija en realidad.

Miré el terreno mientras me balanceaba en la mecedora del pórtico delantero.

Ahora esto era mío.

Tenía que hacerlo funcionar. Me aterrorizaba dejar que el trabajo duro de mi papá fuera para nada.

No podía dejarlo ir.

Era mi hogar.

También quería que mi hija creciera ahí.

La camioneta de Sam vino por la colina, recordándome que teníamos que decidir qué hacer con el corral este próximo fin de semana.

¿Haríamos alguna compra nueva o podíamos esperar?

Lo vi estacionarse por el granero. Él también amaba este terreno. Era un buen hombre.

Había estado ahí para mí a través de todo.

Saltó de la camioneta y estiró la mano para agarrar el sombrero antes de cerrar la puerta. Al verlo caminar hacia mí me recordé todas las razones de por qué había dicho que sí.

Bajé la vista a mi dedo anular vacío.

Esta mañana no había sido capaz de poner en mi mano el diamante que me compró la semana pasada. Algunos días no podía llevarlo porque se sentía mal.

Como si estuviera fingiendo otra vez.

Odiaba fingir.

Levantando la mirada, miré su cara y vi que también había estado mirando mi desnudo dedo anular.

Nunca mencionó nada cuando no me ponía el anillo. Otra razón por la que lo amaba.

—Buenos días—dijo con una sonrisa que no llegó a sus ojos.

—Buenos días—contesté, metiendo las manos entre mis piernas para que ninguno tuviera la tentación de mirarlas de nuevo.

—¿Dormiste bien?—preguntó mientras subía los escalones y luego se apoyó en la barandilla.

—Sí. Gracias a las pastillas. Dormí bien. ¿Y tú?

Asintió.

—Sí. Dormí bastante bien, supongo.

No estaba segura de qué decirle a continuación.

Nunca habíamos tenido momentos incómodos antes. Ahora los teníamos más a menudo.

Era como si estuviéramos en un extraño limbo.

Nos comprometimos, pero aun así, nunca nos habíamos besado. No me podía imaginar besando a Sam.

Era una de las razones por las que fingía.

Enfrentar la verdad era demasiado complicado.


—Ella me llamó hace una media hora. Estará aquí pronto. ¿Estás lista para eso?

Sabía quién era “ella”. No tenía que preguntar. Sin embargo, me sorprendió que hubiera llamado a Sam.

¿Por qué no a mí?

¿Aceptó mi compromiso con Sam tan fácilmente?

Mi interior se retorció.

En el fondo había pensado que podría estar molesto por Sam y yo. Parece que una vez más me equivoqué acerca de Santana López.

—Es hora de que hablemos. Se merece la oportunidad de decidir lo que quiere hacer sobre Susan. Papá tenía razón. Susan también es de Santana. Debería tener el derecho a decidir sobre su futuro. ¿Estás preparado para ello? ¿Si ella quiere ser parte de su vida?

Sam cambió de postura y cruzó los brazos sobre su pecho.

—Te decidiste por Susan—dijo en lugar de una respuesta.

Papá y yo habíamos conversado sobre los nombres del bebé cuando se encontraba despierto y capaz de hablar.

Susan había sido idea suya.

Yo me inclinaba por Heidi.

Él había dicho que creía que mi niña iba a ser mi felicidad, y que había que seguir con la tradición de ese nombre en la familia.

Me traería la felicidad que pensé que había perdido.

Supe la noche que él cerró los ojos por última vez que su nombre sería Susan.

—Papá la nombró—contesté.

Sam asintió.

—Me gusta.

—A mí también.

Nos quedamos ahí sin mirarnos ni hablar entre sí.

Saber que Santana estaba en camino y que tenía la respuesta de qué pasaría a continuación pesaba sobre ambos.

Me preguntaba si Sam esperaba que Santana también fuera la mamá de Susan.

Tal vez no quería ese tipo de presión todavía.

¿Querría un hijo propio algún día?

Si nos casábamos, eventualmente tendríamos hijos… No podía pensar en eso.

Ni siquiera podía imaginar besar a Sam.

Mucho menos eso.

Parecía erróneo. La culpa me comía.

¿Por qué acepté?

Necesitaba a mi papá.

Necesitaba hablar con él.

Las lágrimas escocían mis ojos y recé por no llorar.

—Está aquí—dijo Sam.

Mi cabeza se levantó bruscamente y miré la carretera para ver el auto de Santana viniendo lentamente por el camino de entrada.

Recuerdo cómo solía desacelerar al final del camino y saltar del auto para atraparme cuando me arrojaba hacia ella.

Las cosas eran tan diferentes ahora.

Mi mano fue a mi estómago por reflejo. Era como si necesitara protegerla de esto.

¿Y si este era el momento en que su mamá se alejaba de ella sin luchar como lo había hecho conmigo?

No quería que ese tipo de rechazo la afectara.

—¿Quieres que entre, o voy al granero y comienzo mi día?—ofrecía darnos tiempo a solas para hablar.

Me debatí.

No quería que se sintiera indeseado, pero esta era una conversación que su presencia podría entorpecer.

Santana podría quererlo ahí.

Yo aún no estaba segura.

—No estoy segura—contesté con sinceridad.

La puerta de Santana se abrió y salió. Incluso ahora mi corazón perdió su ritmo a la vista de ella.

Se quitó las gafas de aviador y las arrojó en el asiento de su auto antes de cerrar la puerta y darse la vuelta para mirarme.

Sus ojos ni siquiera reconocieron a Sam. Se encontraban fijos en mí.

Mi emoción al verla se mezclaba con miedo y dolor.

Sus ojos se posaron en mi estómago y recordé que mi mano lo cubría protectoramente. Su mirada se detuvo ahí antes de levantarse de nuevo para perforarme con su intensidad oscura.

No estaba aquí para renunciar a nuestro bebé. No tenía que hablar para saberlo.

Podía verlo en sus ojos.

—Tal vez deberíamos tener algo de tiempo para hablar a solas—le dije a Sam, estirándome para apretar su mano tranquilizadoramente.

No quería que Santana dijera algo que molestara a Sam.

Él no se lo merecía.

—Estaré en el granero—respondió, bajando y dejando el pórtico antes de que Santana llegara a los escalones.

Observé a Sam irse, y traté de calmarme antes de volver a mirar a Santana.
Cuando escuché sus botas golpear el primer escalón, me obligué a mirarla.

Sus ojos seguían fijos en mí.

—Britt—dijo, y su mirada cayó de nuevo a mi estómago.

—Hola, Santana—respondí. Mis nervios eran evidentes por la forma en que mi voz se quebró.

Sus ojos estaban fijos en los míos de nuevo.

—Siento lo de tu papá. Era un buen hombre.

Solo asentí.

Quería chillar y gritar que no estuvo ahí para mí. Que me dejó ver morir a mi papá sin ella aquí para sostenerme.

Pero no lo hice.

Me senté en silencio.

—¿Cuándo ibas a decirme acerca de nuestro bebé?—preguntó.

No iba a andar con rodeos.

Estaba aquí con un propósito.

—Cuándo me sometí al tratamiento quería darte una sorpresa si funcionaba. Luego tuvimos unos percances y jamás hubo pruebas que el tratamiento había funcionado. Y ya luego paso lo de mi papá y estuve ocupada con él. No tuve tiempo para lidiar con eso. No querías hablar conmigo y me dejaste ir. Me imaginé que no importaba cuando te lo dijera. Sin embargo, iba a decírtelo.

Santana apretó la mandíbula, y sabía que se controlaba.

No estaba contenta con mi respuesta.

—Tú no querías que te llamara, Britt. Me dijiste que lo que tuvimos estaba destruido. Ya no me querías. Fui tu mayor error.

Había estado tan molesta entonces, y mis emociones me abrumaron.

No sabía que estaba embarazada en ese momento. No podía recordar todo lo que le dije.

Pero el dolor que brillaba en sus ojos mientras repetía mis palabras me atravesó.

—Estaba herida. Quería devolvértelo.

—Lo lograste—respondió.

Cerré los ojos y respiré hondo.

—No estás aquí para recordar el pasado. Lo hecho, hecho está. Estás aquí para hablar sobre Susan. Tenemos que hablar de ella y tus intenciones para su futuro.


La presión enojada en la mandíbula de Santana se desvaneció y sus ojos se suavizaron.

—¿Susan? ¿Ese es su nombre?—el tono suave de su voz sonó casi reverente.

—A papá le gustaba ese nombre—contesté.

No lo iba a cambiar.

—Lo eligió bien. Es perfecto.

No esperaba esa respuesta.

En realidad, no me preparé para esta conversación en absoluto. Había pasado de manera muy diferente en mi cabeza.

La mujer fría sin emociones que quería salirse de esto no era lo que estaba consiguiendo.

Esta era… esta era la Santana que había amado.

La que pensé que era mi mundo.

—Me alegro de que te guste—logré decir.

—¿Ella ya se mueve? Quiero decir… ¿puedes sentirla?—preguntó, dando un paso tentativo hacia mí y deteniéndose.

Simplemente asentí.

Estaba teniendo problemas con mis palabras. Esta era la Santana gentil que recordaba.

¿Cómo lastimé a esta Santana?

No podía ser directa con ella.

—Quiero sentirla moverse—dijo, levantando su mirada asombrada de mi estómago para encontrarse con mi mirada fascinada.

—No se está moviendo en este momento —contesté.

—¿Me dirás cuando lo haga?—preguntó, luciendo esperanzada.

No podía decirle que no.

—Por supuesto.

Pareció satisfecha con esa respuesta y retrocedió para apoyarse contra la barandilla en que Sam se había apoyado anteriormente. Las piernas de Santana se cruzaron en los tobillos, y el dobladillo de su camiseta se levantó lo suficiente cuando cruzó los brazos sobre el pecho, por lo que vi un atisbo de sus huesos de la cadera y la parte inferior del estómago.

Me encantaba esa parte de su cuerpo.

Aparté mi vista de su piel desnuda, no podía volver a mirarla. Se había dado cuenta de dónde había estado mi atención.

—¿Estás enamorada de él?

Mantuve la mirada fija en el patio delantero. No quería mirarla y hablar de esto.

Vería a través de mí.

Pero, ¿podía mentirle?

—Lo amo.

—Sé que lo amas, Britt. No te pregunté eso. Te pregunté si estabas enamorada de él.

No, no estaba enamorada de él. Santana lo sabía. Sam lo sabía.

¿Por qué me lo preguntaba?

—Tenemos que hablar de lo que quieres hacer sobre Susan. No sobre Sam y yo.

—Te equivocas. No estoy aquí para hablar sólo de Susan. Estoy aquí para hablar de nosotras. Ya es tiempo de que hablemos sobre nosotras.

La ira se levantó en mi pecho.

¿Cómo podía ir de la confusión al dolor y a la ira, todo en cinco minutos?

No lo sabía, pero Santana López se las arreglaba para sacar todas mis emociones.

—Tienes razón. Ya es tiempo. Tuviste tu oportunidad y no la quisiste. La oportunidad de hablar de nosotras ha terminado porque no hay…—levanté mi mirada de vuelta a la suya—, Un nosotras. Ya no.

Santana negó lentamente y dejó caer las manos de su pecho. Luego tomó dos pasos largos para estar delante de mí. Se inclinó, poniendo una mano a cada lado de la mecedora hasta que sus ojos estuvieron al nivel de los míos y solo a unos centímetros de distancia.

—No te equivoques. Siempre habrá un nosotras. Puedes fingir que nunca pasó. Puedes ignorar tus sentimientos. Demonios, Britt-Britt, incluso puedes casarte con el maldito Sam Evans. Pero siempre habrá un nosotras. Nada ni nadie puede cambiar eso—soltó la silla y volvió a su posición anterior.

Tomé una respiración profunda cuando me di cuenta que había dejado de respirar.

No estaba preparada para esto.

Pensé que sí, pero me equivoqué.

Una vez más.

—No puedo hacer esto contigo hoy. Necesito más tiempo.

—Me gustaría darte más tiempo, cariño, pero estás llevando a mi bebé. No el de Sam. El mío—sus ojos se endurecieron ante la mención de Sam—Quiero a mi bebé. No voy a dejar que otra persona intervenga y juegue al papi o mami con mi hijo. Y estoy segura como el infierno que tampoco voy a dejarlos jugar a la casita con mi mujer. Esto está lejos de terminar—se movió, y me preparé para que se levantara en mi cara otra vez, pero no lo hizo. Se iba. La vi caminar hacia los escalones—Porque te amo más que a cualquier maldita cosa en este jodido planeta, voy a dejar que tengas un día más. Acabas de perder a tu papá, y nunca me perdonaré por no estar aquí contigo. Voy a vivir mi vida lamentándolo. Pero volveré. Eres mía, Brittany Pierce. Para siempre. Tú misma me lo dijiste y, cariño, te estoy tomando la palabra.




Santana


—¿Vas a regresar a ese departamento tuyo? ¿O se va a quedar vacío por el resto de tu vida?—preguntó Marley mientras me deslizaba una cerveza y se sentaba frente a mí.

—Voy a volver cuando Britt y yo estemos juntas de nuevo—contesté y tomé un trago.

—Escuché que estaba comprometida. Eso apesta, morena.

—Ella es mía. Ese anillo es temporal.

Marley asintió. No iba a discutir conmigo.

—Kitty piensa que ustedes lo harán funcionar.

—Lo haremos. No voy a perderla.

—¿Admitió que el bebé es tuyo?

—Ni siquiera trató de negarlo. No es una mentirosa. Simplemente no confía en mí. Me lo merezco. Puede que no haya hecho lo que ella piensa que hice, pero tiene razón en una cosa. No luché por ella. Dejé que sus palabras me lastimaran. Me retiré porque es lo que jodidamente hago cuando alguien me dice que no me quiere. Mi maldita mamá me arruinó. Dejé que mi pasado controlara cómo lidiar con el rechazo de Britt. La mujer que me dio la vida todavía se las arregla para joder mi vida sin siquiera estar cerca.

Emily se sentó a la mesa con nosotras y la miré. No la había visto desde que había vuelto al pueblo.

—A mí me parece que lo jodiste. Asúmelo, Santana. No culpes a la mujer que te parió —dijo arrastrando las palabras.

La miré fijamente mientras sus palabras me inundaban.

No me jodas.

Ella tenía razón.

Dejé que mis inseguridades acerca de ser amado me controlaran, y luego había utilizado lo que mi mamá había hecho como excusa.

Brittany merecía una mujer. No un bebé llorón que utilizaba malditas excusas para sus errores.

No iba a dar excusas por mi mierda.

Ya no.

Haría que me amara de nuevo.

No le explicaría nada.

Solo sería la mujer que ella necesitaba.

La que no había sido.

La que mi mujer y mi bebé se merecían.

Cómo diablos se suponía que hiciera eso, no estaba segura, pero iba a hacerlo.

—Tienes razón—respondí finalmente.


Emily sonrió.

—Siempre tengo la jodida razón. Es lo que hago.

Marley se rió entre dientes y tenía que admitirlo: La mujer me hacía reír.

Había extrañado mi hogar.

Ya era hora de que me creciera un maldito par y arreglara mi mierda.

El papá de Brittany nunca habría puesto excusas. No se habría escondido de su dolor al negarse incluso ir a su casa.

Era una persona orgullosa. Y yo también quería ser así.

Puse veinte dólares sobre la mesa y me levanté.

—¿A dónde vas? Acabamos de llegar—dijo Marley mientras arrastraba mi taburete hacia atrás.

—A conseguir mi mierda y mudarme de vuelta a mi departamento para empezar—le dije.

—¿Qué te hizo decidir de repente volver a mudarte? Hace cinco minutos no podías ir al maldito lugar.

No quería perder el tiempo explicándoselo a Marley.

—Las veré más tarde —dije en su lugar.

—¿Qué demonios?—dijo Marley, mirándome como si me hubiera vuelto loca.

—Ella decidió que ya era hora de ser una mujer—respondió Emily, y simplemente sonreí mientras caminaba hacia la puerta.

La decisión de dejar de esconderme y tomar mi vida de vuelta había sido fácil cuando estaba sentado en el bar con Emily burlándose de mi.





Pero de pie en la puerta de mi departamento y mirando el espacio vacío donde el piano de Brittany estuvo colocado una vez, sacaba el maldito aire de mis pulmones.

Me quedé ahí y dejé que las veces que había entrado por esta puerta y ella había estado sentada ahí tocando, y luego sonriéndome, se reprodujera a través de mi mente.

Cerré la puerta detrás de mí y dejé caer mis bolsos en el suelo.

El silencio me perseguía.

La música de Brittany y su risa se habían ido. No iba a salir de nuestro dormitorio, sonriéndome.

Dejé que me alejara cuando más me necesitaba.

Podía culpar a Alison por tenderme una trampa.

Podía culpar a mi mamá por mis inseguridades.

Pero yo había hecho esto. Fue mi culpa haberla perdido.

Mañana empezaría a probarle que merecía su amor.

Sabía lo que iba a hacer a continuación. Sin pedir perdón; esas solo eran palabras.

Sin excusas; eso simplemente era debilidad.

Ya era hora de que lo demostrara con mis acciones.




*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Miér Ago 09, 2017 12:08 am

Vamos Santana carajo!!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4300
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Miér Ago 09, 2017 7:07 am

Que tendra planeado santana, espero que sea llegar y decir "hola vengo a trabajar aqui para vigilar que todo este bn con mi bebe y su madre"
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 8, 9, 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.