Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Cap 8
Hoy a las 7:37 am por micky morales

» FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Cap 12
Hoy a las 7:29 am por micky morales

» BRITTANA CUPIDO PORLOGO,1,2 Y 3
Ayer a las 10:34 pm por JVM

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «Gordon» Part II
Sáb Sep 23, 2017 8:22 am por Klainefan

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN Description,Prólogo
Vie Sep 22, 2017 6:09 pm por 3:)

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 18,19 y 20
Jue Sep 21, 2017 9:34 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Vie Sep 15, 2017 11:24 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Mis Sueños II (Adaptada) Epílogo
Dom Ago 06, 2017 8:06 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Mar Jul 25, 2017 6:07 pm por monica.santander

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 20-07-17
Jue Jul 20, 2017 6:12 pm por JVM

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Jue Jul 20, 2017 9:44 am por micky morales

» [Resuelto]EL EJERCITO VERSION BRITTANY. cap. 16
Sáb Jul 15, 2017 12:57 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Qué (Adaptada) Epílogo
Dom Jun 25, 2017 8:14 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: Seductora Irresistible (adaptación. GP Brittany) cap. 20 mas Epilogo
Sáb Jun 24, 2017 7:06 pm por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
micky morales
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Mar Jul 04, 2017 11:27 pm

hola morra,...

san haciendo se a miga de la castidad por ahora jajaja
me gusta el acercamiento de britt con san acerca de lo que puede llegar a sentir!!!
la borrachera aparentemente fue por san jajja por lo que dijo sam,.. y es obvio que san ahora no la va a dejar,.. va ganando terreno!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5016
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Miér Jul 05, 2017 12:25 am

Jjaja lo normal después de una borrachera y no recordar bien las cosas mueres de pena.... Y pues con Sam es hora que siga su vida porque Britt lo empieza a hacer también... Haber como le va a cada uno
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 05, 2017 8:14 pm

micky morales escribió:Ahora las cosas van encaminadas de buena forma entre ellas, podria decirse que son amigas y san ya no se siente tan mujeriega!!!!



Hola, si que si. y es muy bueno la vrdd ajajajaj. Si, y es por eso q se empieza muchas veces jajajajaaj. Ella esta mejorando en ese punto y es bueno. Saludos =D




3:) escribió:hola morra,...

san haciendo se a miga de la castidad por ahora jajaja
me gusta el acercamiento de britt con san acerca de lo que puede llegar a sentir!!!
la borrachera aparentemente fue por san jajja por lo que dijo sam,.. y es obvio que san ahora no la va a dejar,.. va ganando terreno!!!

nos vemos!!!



Hola lu, jajajajaja esperemos q sea siempre y no por ahora xD jajajaja. Si, a mi tmbn. Es bastante bueno asik sigan así noma jajajaja. SI! y ese es un punto bueno jajajaja. Esperemos y tengas toda la razón, xq espero lo mismo jajajaja. SI!! bn ai! jajaja. Saludos =D





JVM escribió:Jjaja lo normal después de una borrachera y no recordar bien las cosas mueres de pena.... Y pues con Sam es hora que siga su vida porque Britt lo empieza a hacer también... Haber como le va a cada uno



Hola, jajajaja si xD suele pasar...o decir ajajajajaja. SI, ambos deben superar su perdida =/ Aquí otro cap para saber maas! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Cap 10

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 05, 2017 8:15 pm

Capitulo 10


Brittany


Llevé el camión hasta el lago y cogí mi toalla y mi iPod.

Tenía la intención de tomar el sol por un par de horas e incluso tomar un baño.

No quería volver a la ciudad.

No había nada para que comprara. Cada película que pasaban en el cine, ya la había visto en las últimas cuarenta y ocho horas.

Estiré la toalla sobre el lugar más grueso de hierba. Comprobé para asegurarme de que no era un lugar cerca de donde las serpientes se escondían.

Al crecer en el campo, había aprendido hace mucho tiempo que las serpientes podrían estar en cualquier parte.

Una vez que estuve segura de que era agradable y seguro, me coloqué los auriculares y puse mi lista de reproducción: “después de Casey”. En realidad ese no era el título, sólo la manera en que pensaba en ella.

Antes todas las listas de reproducción que tenía me recordaban a ella. Así que, busqué canciones de artistas que nunca había escuchado e hice una recopilación de canciones que no me recordaban a ella en absoluto. Era la única manera en la que fui capaz de empezar a escuchar música de nuevo.

Sabía que tanto papá como Sam esperaban que recuperara mi guitarra, pero yo sabía que nunca iba a suceder. El día en que finalmente volví a sacarla del armario y la dejé en la esquina donde acostumbraba a guardarla, Sam había sido todo sonrisas.

Hasta que se dio cuenta de que no iba a tocar.

Cada canción que escribí tenía algo que ver con Casey. Incluso las que no eran de amor, Casey estaba en alguna parte.

Siempre fue mi inspiración.

Ahora no podía tocar.

No sin ella, nunca se sentía bien.

Por lo menos iba a dejar que la música regresara a mi vida. Ese era un paso que nunca pensé que daría. Al crecer con la música como mi segundo amor, detrás de Casey, por supuesto, siempre pensé que sería mi futuro.

De alguna manera, haría algo con mis canciones y capacidad.

Ahora sabía que también había perdido ese amor. Era sólo un recordatorio doloroso.

Una tela áspera rozó mi pierna y me senté a punto de gritar cuando mis ojos se clavaron en una Santana muy divertida.

Estiré la mano para liberar mis oídos y fruncí el ceño.

—¡Me has asustado!

Santana trató de contener su risa, pero sus ojos brillaban con ella.

—Sí, lo siento por eso. Traté de hablarte, pero cuando no respondiste pensé que dormías o que la música estaba malditamente fuerte.

—¿Qué estás haciendo aquí?—le espeté.

Estaba irritada.

Sobre todo conmigo misma, pero ella no lo sabía.

—Bueno, regresé aquí para tomar un baño porque hace calor y te encuentro tomando el sol en un diminuto y sexy bikini rosa. Soy una mujer, cariño, y no me pude resistir a la vista.

Me miré a mí misma y luego a ella.

¿Le gustó lo que vio?

No podía sonreír.

Me vería como una idiota.

—¿Por qué no vienes a nadar conmigo? Incluso me voy a quedar con el en ropa interior.

Nadar con Santana. Um. Esa era probablemente una mala idea.

—No sé...

Santana se puso de pie y comenzó a levantar su camisa sobre su cabeza y todo pensamiento se esfumó.

¿Tenía un piercing en el pezón?

—¿Qué es eso?—le pregunté, incapaz de apartar los ojos de la pequeña barra que se notaba por sobre la tela de su sujetador que se hallaba unida a su duro y bronceado pecho.

—Es un piercing, dulce Brittany. Ahora mueve ese culo sexy y ven a nadar conmigo. Debes estar ardiendo.

Negué con la cabeza, todavía tratando de averiguar cuándo lo había conseguido.

—Nunca lo he visto antes—finalmente declaré.

Santana dejó escapar una pequeña risa sexy.

—Sí, lo sé. Supuse que tu papá no estaría muy interesado en que tenga un piercing en el pezón. Me lo quito en su mayor parte mientras estoy aquí. Pero anoche me lo puse y esta mañana me olvidé de sacarlo.

Siempre pensé que perfora su pezón era asqueroso.

Este no era tan asqueroso.

Santana empezó a desatarse las botas de trabajo y la observé mientras se las quitaba. Cuando sus manos fueron a sus vaqueros, sabía que tenía que ponerme de pie y actuar como si esto no fuera un striptease, pero que mis ojos dejaran de mirar a Santana López era casi imposible.

—¿Vas a unirte a mí o voy a tener que recogerte y tirarte dentro?

Cuando los vaqueros de Santana se deslizaron por sus caderas y el azul oscuro de sus bragas a juego con su sujetador comenzó a mostrarse, salté y aparté mi mirada de Santana para mirar el agua.

Santana encontraba esto divertido.

Su risita me hacía sentir ruborizada por todas partes. Me dirigí hacia el agua sin mirar hacia atrás a su expresión divertida. Además, estaba bastante segura de que hacer contacto visual con ella sería difícil con ese maldito piercing burlándose de mí.

Una razón más para mirar boquiabierta al pecho de Santana.

—¿Me vas a decir por qué me has estado evitando el último par de días?

Metí los dedos de los pies en el agua para probar la temperatura. Con la sombra de los árboles, esta parte del lago se mantenía más fría que otras partes.

Traté de concentrarme en el agua e ignorar su pregunta.

¿Cómo se suponía que debía responder a eso, de todos modos?

No quería decirle la verdad: que me daba vergüenza porque olía horrible, dormí en su cama y, probablemente, ronqué toda la noche.

Encogiéndome de hombros, entré en el agua y seguí avanzando hasta llegar a la cintura. Entonces me di la vuelta para mirar a Santana. Se encontraba de pie en la orilla con sus ojos fijos en mí.

Verla en ropa interior me hizo tragar saliva.

—¿No considerarías volver a salir del agua y permitirme quedarme de pie aquí y mirarte, verdad?

—¿Qué?—le pregunté y sólo sonrió y negó con la cabeza.

—No importa.

Me sostuvo la mirada mientras se metía en el agua fría. Quería mirar de nuevo su pezón, pero no me lo permití. Simplemente le daría una razón más para burlarse de mí.

—Ah, qué dulce alivio. Mi hada invisible me ha dejado abandonada los últimos dos días. He tenido que valerme por mí misma con mi agua y todo lo que tenía para refrescarme era el lago. ¿Me pregunto qué fue lo que le hice para enojarla?

La risa que brotó dentro de mí me sorprendió.

No me había reído en mucho tiempo, hasta Santana. Siempre sabía cómo hacerme reír.

Cómo hacer que olvidara.

—El hada invisible se sentía avergonzada por su comportamiento —dije, y me hundí más en el agua.

—¿Por qué? ¿Qué hizo?—preguntó, siguiéndome más profundo en el agua.

—Bebió un poco demasiado —admití.

Los ojos de Santana se agrandaron por la sorpresa.

—¿En serio? ¿Las hadas beben? Que me condenen. No tenía ni idea. ¿Te importaría hacerle saber que no se lo voy a reprochar? Da la casualidad de que también he tomado algunas malas decisiones en las que el tequila estuvo involucrado.

Su aceptación por mi estupidez hizo que algo en mí se derritiera.

¿Había conocido alguna vez a alguien como ella?

Cometió errores y los confesaba.

No se excusaba por las cosas que hacía mal. Sólo se ocupaba de ellas y continuaba.

Quería ser así de fuerte.

Quería ese tipo de determinación para vivir.

—Me gustaría ser más como tú—le dije antes de que pudiera pensar en ello.

Los ojos de Santana se abrieron con sorpresa.

—¿Qué? —preguntó.

Encogiéndome de hombros, sumergí mi cabeza hacia atrás para mojar mi cabello y deslizarlo fuera de mi cara.

—Ya me has oído. Tú aceptas la vida y tus errores y sigues adelante. Yo no lo hago tan bien.

—No digas eso, Britt. No quieres ser como yo. He hecho algunas cosas de mierda. Tomado algunas decisiones realmente malas. Si yo no hubiera tenido a Rach ahí para mantenerme conectada a tierra, ¿quién sabe? Probablemente ahora estaría en la cárcel.

¿Rach?

¿Al igual que Rachel, la morena bajita?

Por lo tanto, ¿ella era su novia?

Si Rachel había sido la única que evitó que no arruinara completamente su vida, entonces ¿por qué diablos coqueteaba con Becca Lynn y conmigo?

La vieja yo se habría marchado enojada con un resoplido.

No quería hacer eso ahora. Casey habría corrido en pos de mí y trataría de arreglar lo que estaba mal.

Santana no haría eso.

Ella esperaría que le dijera qué estaba mal conmigo. No correría detrás de mí.

Santana López no corría detrás de las mujeres.

—¿Rach sabe que coqueteas con cada mujer atractiva con la que entras en contacto?—le pregunté, tratando de no parecer celosa.

Porque no estaba celosa.

De verdad.

—Claro que sí lo sabe—respondió. La mirada de confusión en sus ojos se transformó en comprensión—Oh, espera, ¿crees que Rach y yo tenemos algo?—soltó una carcajada divertida—Ni siquiera cerca. Rach está comprometida y no conmigo.

¿Qué hacía una mujer comprometida cambiándole las sábanas y trayéndole toallas?

—Ella es muy servicial cuando la necesitas. ¿Su prometido lo sabe?

Santana sonrió.

—Prometida, Y sí. Sí, lo sabe. Cuando ella se comprometió con Rach, también aceptó a su mejor amiga. Rach y yo crecimos juntas. Las dos teníamos familias de mierda en un lugar aún peor de la ciudad. Nos cuidábamos la una a la otra. Éramos familia. Ella es la única familia que tengo.

Mi corazón dolió un poco ante la imagen que acababa de pintar con tan pocas palabras.

Dos niñas que sólo se tenían la una a la otra. Sin padres ni hermanos que los amen.

Me acordé de la dulce sonrisa de Rachel y su expresión confundida cuando yo había sido tan grosera acerca de las sábanas. Probablemente pensó que era una perra.

—Oh—le contesté—No me di cuenta de eso. Pensé que era una de las muchas chicas que están a tu entera disposición.

Santana soltó una carcajada.

—Por favor, no dejes que Rach te oiga decir eso. Se convertiría en un enanito monstruo peligroso—dio un paso hacia mí y su sonrisa arrogante regresó—¿Crees que tengo chicas a mi entera disposición? —preguntó.

Levanté una ceja y le devolví la sonrisa estúpida.

—Sé que las tienes. Las personas como tú las tienen en fila y esperando.

Santana dio otro paso hacia mí.

—Crees que sabes todo de mí, ¿verdad?

Asentí y apreté mi puño para no extender la mano y tocar la barra en su pezón, que ahora se hallaba tan cerca de mí.

Muy tentador.

—Hay muchas cosas que no sabes.

—¿Cómo qué?—le pregunté, necesitando dejar de pensar en su pezón y tan cerca de mis manos.

—Como el hecho de que creo que tienes los ojos más malditamente bonitos que he visto. Pienso en ellos muy a menudo. O que le hablé a Rach de ti. Nunca le he hablado de ninguna chica. Nunca han sido lo suficientemente importantes. Y ese domingo por la noche fue la mejor jodida noche de mi vida, incluso si tu culo borracho probablemente no lo puede recordarlo.

—Oh—fue la única respuesta que tenía.

El corazón me latía con tanta fuerza en el pecho que me pregunté si podía oírlo.

—Hablando de mujeres comprometidas—Santana cogió mi mano izquierda, donde mi dedo anular ahora estaba desnudo.

Me lo había quitado cuando estaba borracha y lo guardé en el bolso. Usar el anillo de Casey mientras bebía tragos de tequila y bailaba en un bar se sentía mal.

No me lo había vuelto a poner.

—Hay muchas cosas que tú tampoco sabes de mí—murmuré.

La mayoría de las personas presionarían por más.

Pero no Santana.

Ella sólo aceptaría lo que quería decirle y no me preguntaría lo que no estaba dispuesta a dar.

El pecho de Santana se encontraba tan cerca de mí que se rozó contra mi pecho.

Caí en la tentación, no pude evitarlo.

Acababa de decirme que tenía los ojos más bonitos que había visto y que dormir conmigo fue la mejor noche de su vida.

Extendiendo la mano, le quito el sujetador y lo dejo sobre su hombro, luego pasé mi pulgar sobre la pequeña barra de plata.

Santana se tensó. Lo tomé como estímulo. Le pasé la yema de los dedos lentamente. Su pecho comenzó a subir más rápido con cada respiración que inspiraba.

Saber que afectaba a Santana me dio una extraña sensación de poder. Su toque era el que siempre me había convertido en un manojo de nervios.

Era agradable invertir los roles.

—Realmente te gusta ese piercing, ¿verdad?—dijo en algo parecido a un gruñido.

—Mmmh, nunca he visto uno. Me gusta mucho.

—No me estoy quejando. Si te fascina tanto, me lo haré también en el otro—su respiración era irregular.

La niña traviesa dentro de mí, que sinceramente no sabía que existía, inclinó la cabeza hacia abajo y le miró a través de mis pestañas mientras lo rodeaba con la lengua.

—Ah, mierda —susurró, pero casi sonó como un gemido.

Alentada por su respuesta, estiré la lengua y la pasé hacia arriba y sobre su duro pezón.




Santana


Nada.

Absolutamente nada de lo que había experimentado era tan caliente como Brittany lamiendo mi pezón como si fuera una maldita piruleta.

Sacar la excitación de mi cuerpo no sería fácil, agua fría no iba a ser suficiente esta vez. Iba a necesitar una sesión privada jodidamente pronto.

—¿Puedo mirar cuando te hagas el otro?—preguntó, mirándome con esos ojos a través de sus gruesas pestañas.

Maldita sea.

¿Qué había dicho?

No pude mantener en orden mi línea de pensamiento.

—¿Eh? —me las arreglé para preguntar.

Comenzó a colocar pequeños besos alrededor de mi pecho.

¿Por qué no me había sacado el sujetador?

—¿Puedo ir contigo cuando te hagas el otro? —preguntó con sus labios contra mi pecho.

—Rubia, voy a dejar que te sientes en mi maldito regazo si quieres—le contesté.

Se rió y su pequeña lengua sexy fue a rodear la barra otra vez. Me merecía un maldito premio por no sacar sus tetas de la parte superior del bikini y darle a sus pezones la misma atención que les daba a los míos.

—Me gustaría eso —susurró.

—Me alegra que te guste, pero no creo que pueda aguantar mucho más.

Se detuvo y alzó los ojos para encontrarse con los míos.

—¿Te duele?

Joder, era inocente.

—No, cariño, se siente increíble. Pero ahora mismo deseo tus lindos pezones en mi boca desesperadamente.

Se quedó helada.

Esperé a que retrocediera y corriera por la orilla, de vuelta a la seguridad. Si me dejaba aquí, iba a masturbarme en esta maldita agua.

No sería capaz de llegar muy lejos.


—Está bien—dijo, en voz tan baja que me pregunté si le había oído bien.

Llevó las manos a su espalda y soltó las cuerdas que sostenían la parte superior del bikini, mientras la miraba, asustada de que fuera a despertarme en cualquier momento a solas en mi cama y caliente como el infierno.

Se quitó la pequeña pieza de tela que cubría sus tetas y la puso encima de mi hombro.

Eran perfectos: redondos y suaves, apenas un poco más grandes que un puño.

Para que no se sintiera cubrí cada uno y sostuve su peso en mis manos.

Esto podría no suceder nunca de nuevo, y si esto era todo lo que iba a conseguir de Brittany Pierce, entonces iba a saborear cada maldito minuto.

Brittany se quedó sin aliento mientras mis manos apretaban gentilmente y luego pellizqué suavemente los redondos pezones en cada punta.

—Voy a ponerlos en mi boca, Britt—le advertí cuando bajé la cabeza hasta el pecho derecho y tomé su pezón en la boca.

Joder, era como si fueran caramelos.

Sus dedos corrieron por mi cabello y agarró puñados, sujetándome la cabeza con firmeza mientras yo chupaba y acariciaba cada seno.

—Ahhh—gimió, presionándome más cerca.

Los puños en mi pelo tenían la fuerza suficiente para hacer que se sintiera bien. Dejé un camino de besos sobre su esternón y lamí con avidez la pendiente entre sus pechos.

Podría hacer esto todo el maldito día y no tendría suficiente.

La pierna de Brittany se levantó para envolverse alrededor de mi cintura y se apretó contra mi increíblemente ansiosa.

Ah, demonios, no, ella no podía hacer eso.


—Britt, ¿qué haces, cariño?—pregunté mientras cerraba los ojos con fuerza, tratando de presionar mi centro necesitada contra la cálida V de sus piernas.

—Quiero sentir más—gimió cuando levantó la otra pierna y las trabó detrás de mi espalda.

Su calor se presionó firmemente contra mí y mis rodillas se doblaron por la intensidad.

—Oh joder—murmuré cuando Brittany comenzó a mecer suavemente sus caderas.

En el momento en que encontró el ajuste perfecto, gritó y se sacudió con más fuerza.

Jodida madre del infierno.

Sus tetas comenzaron a rebotar mientras me montaba. Había oído hablar del sexo seco, pero nunca lo experimenté.

Diablos, se sentía bien.

Con cada movimiento arriba y abajo de su entrepierna contra mi yo temblaba.

Ella tenía la cabeza echada hacia atrás y estaba completamente perdida. Quería esas dulces tetas en mi boca de nuevo, pero observarla era increíble.

Su boca hinchada estaba ligeramente abierta y la expresión de su cara era de puro éxtasis.

—Ohdiosohdiosohdios—comenzó a cantar cuando levantó la cabeza y sus ojos entrecerrados se encontraron con los míos.

Necesitaba esa boca.

Inclinándome hacia delante, cubrí sus labios con los míos, metiendo mi lengua entre su suavidad, y comencé a hacerle el amor a su boca de la forma en que quería hacerlo con su cuerpo.


Mientras se mecía contra mi, deslicé mis manos por debajo de su trasero y la presioné con más fuerza contra mí. El momento en que la sentí tensarse bajo mis manos, supe que estaba cerca.

Echándome hacia atrás lo suficiente como para ver sus ojos cuando se hacía añicos, presioné un beso más en su boca.

Y ella se deshizo en mis manos.




Brittany


Me deslicé por el cuerpo de Santana, pero ella mantuvo sus manos firmemente en mi cintura.

Pensó que iba a tratar de escapar.

Una parte de mí quería salir corriendo y esconderme, pero la parte más grande quería quedarse aquí y disfrutar de los temblores que seguían corriendo a través de mi cuerpo.

Santana inclinó la cabeza y apoyó su frente contra la mía.

No dijimos nada.

No era un silencio incómodo, era agradable. Las palabras no eran necesarias.

Alargó la mano hacia la parte superior del bikini que había atado alrededor de su brazo en algún momento y comenzó a ponérmelo de nuevo.

—Tengo que cubrirte—susurró. Empecé a ayudarla pero apartó mis manos—No. Quiero hacerlo yo.


Recordarme a mí misma que Santana era buena con las mujeres, porque había estado con un montón de ellas, era duro. Quería creer que sólo era dulce y romántico conmigo.

Por ahora, podía fingir.

Una vez que lo ató a mi espalda, ajustó las copas sobre mis pechos y frotó los pulgares sobre la cima de ellos antes de empezar a colocarse su sujetador y luego dejar caer las manos a sus costados.

—Tengo que volver al trabajo antes de que tu papá venga a buscarme—podía escuchar el pesar en la voz de Santana, y me hizo sonreír.

No quería dejarme.

—Bueno, eso es probablemente una buena idea—concordé, y me dirigí hacia la orilla.

Cuando Santana no se movió, me di la vuelta para verla ahí de pie mirándome.

—¿Vienes?

Una sonrisa maliciosa tocó sus labios.

—Todavía no.

Sacudiendo la cabeza con confusión, sonreí y me dirigí hacia la orilla. Ya no necesitaba esconderme, así que cogí mi toalla y me dirigí a mi camioneta. Cuando subí al interior, vi a Santana todavía de pie en el agua observándome.

¿Qué hacía?

Una sonrisa sexy tocó sus labios y me saludó mientras retrocedía y me alejaba.






Saqué la toalla congelada del congelador y cogí el termo fresco de limonada que había preparado para Santana.

Había vuelto hace una hora y había esperado a que ella estuviera ocupado para llevarle sus cosas.

No era tanto que quisiera evitarla como que me gustaba el juego en el que se había convertido.

Ella quería atraparme dejándole la toalla y la bebida fresca. Yo prefería permanecer como el hada invisible.

Sonriendo, me dirigí a la puerta cuando esta se abrió y papá entró.

—¿Traes eso para mí?—preguntó, bajando la mirada hacia la toalla congelada mientras él guardaba la suya en el congelador por sí mismo.

Nunca le llevaba las cosas a papá. Él siempre entraba cuando tenía calor y sed.

Santana no lo hacía. Simplemente se quedaba afuera en el calor.

—Um...—no estaba segura de cómo responder a eso.

No quería mentirle porque estaba bastante segura de que vería a través de mí y haría de esto algo mucho más grande de lo que era.

Papá se quedó ahí frunciéndome el ceño y yo sabía que tenía que contestarle antes de que se le ocurriera el peor escenario posible.

—Santana no entra cuando está sediento o tiene calor, y no he sido muy acogedora. Así que, cuando ella está ocupada, voy y le dejo una toalla y una bebida, así no tengo que hablar con ella.

Esa era la verdad, o al menos lo era hasta hace alrededor de una hora en el lago.

Papá dejó escapar un suspiro y asintió.

—Eres una buena chica, Britty. Esa chica probablemente no tiene mucha, si es que tiene alguna, gente que se preocupe por ella. Sin embargo es un trabajador duro. Eso es seguro. Supongo que debería haberme preocupado por el sobrecalentamiento y su deshidratación—me rodeó y me dio una palmada en la espalda.

No se iba a enojar por esto.

Relajándome, dejé escapar un silencioso suspiro de alivio y di un paso hacia la puerta.

—Eso no quiere decir que sea lo suficientemente bueno para ti. Tienes que mantener la distancia. Sólo porque sea una buena trabajadora no significa que no sea peligrosa para una chica muy joven. Especialmente una inocente.

No podía estar de acuerdo con él.

Lo sabía.

Santana no era peligroso en absoluto. No era para nada como papá asumió.

Asentir era lo mejor que podía hacer.

Salí al calor y me dirigí hacia el granero. Santana rodeaba el camión sin camisa y llevaba una pala.

¿Por qué siempre tenía que estar en sujetador?

Casi me tropecé conmigo misma.

Por mucho que me gustaba mirar el piercing, me sentí agradecida.

Ella tenía razón acerca de papá. No le gustaría mucho. Se detuvo cuando me vio venir y al instante una sonrisa iluminó su rostro. Recordándome que probablemente papá observaba desde la ventana de la cocina, supe que tendríamos que tomar las cosas con calma.


—¿Qué es esto? ¿Brittany Pierce trayéndome una toalla congelada y un termo de agua? Será mejor que te cuides, mi hada invisible se pondrá celosa. Es un poco posesiva.

Tuve que morderme el labio con fuerza para no sonreír.

—Ella lo superará y no es agua. Es limonada—le dije, dejándolo en la plataforma trasera de la camioneta.

Sus ojos me dejaron y recorrieron el patio. Buscaba a papá.

—Nos está mirando desde la ventana de la cocina. Sólo tómalo. Nos vemos más tarde—le dediqué una pequeña sonrisa y luego me volví y me dirigí de vuelta a la casa.

Sólo esperaba que no me estuviera mirando mientras me alejaba.

A papá no le gustaría eso en absoluto.

—¡Gracias!—dijo desde detrás de mí y seguí caminando.




*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Miér Jul 05, 2017 8:31 pm

Por fin Brittany esta poco a poco desprendiendose de las cosas que le recuerdan a casey!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6430
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Miér Jul 05, 2017 9:23 pm

hola morra,...

dio tremendo salto en la "relación" que llevan,..
si la curiosidad mato al gato,.. jajajaja
a ver como van las cosa entre ellas,. ademas se tienen que ir conociendo!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5016
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Jue Jul 06, 2017 12:07 am

Jajaja eso es ir despacio????? Jajaaj
Buen las Chicas!!!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4253
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Jue Jul 06, 2017 1:05 am

Pues lo que sienten es muy fuerte y bueno la velocidad va como ellas lo sientan mejor jajajaja....
Y el papa de Britt sin darle el voto de confianza a la morena, ojala se lo gane
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Jue Jul 06, 2017 8:48 pm

micky morales escribió:Por fin Brittany esta poco a poco desprendiendose de  las cosas que le recuerdan a casey!!!!



Hola, si... obvio que iba acostar y aun lo va hacer, pero esta dando y avanzando bueno pasos... y ayuda jaajjaa. Saludos =D





3:) escribió:hola morra,...

dio tremendo salto en la "relación" que llevan,..
si la curiosidad mato al gato,.. jajajaja
a ver como van las cosa entre ellas,. ademas se tienen que ir conociendo!!!

nos vemos!!!



Hola lu, jajaajajaj iban muy lentas, pero solucionaron eso jaajjajaaja. Eso dicen... y aquí paso ajajajjaajaj. Esperemos y mejor cada día ajajajajajajaja. Eso si, esperemos y eso tmbn vaya mas q bn jajaja. Saludos =D






monica.santander escribió:Jajaja eso es ir despacio????? Jajaaj
Buen las Chicas!!!!
Saludos  




Hola, esk mejorando con la velocidad de los pasos ajjaajajajja xD SI! q mejor¿? jajajajaja. Saludos =D






JVM escribió:Pues lo que sienten es muy fuerte y bueno la velocidad va como ellas lo sientan mejor jajajaja....
Y el papa de Britt sin darle el voto de confianza a la morena, ojala se lo gane




Hola, si que lo es, y es bueno tmbn jajajajajaaj. JAjajajajajaaj esk eso de ir paso a paso esta bn, pero con mayor velocidad no esta mal tmpoco, no¿? jajajaja. Mmm esk lo que le han dicho y como llego a su casa no ayuda, pero todo tiene otra versión! ASik si, esperemos y si =/ Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Cap 11

Mensaje por 23l1 el Jue Jul 06, 2017 8:50 pm

Capitulo 11


Santana


Se había ido por tres días.

Tres días muy largos.

Cuando me desperté y encontré una carta que había dejado al lado de mi cama, había esperado que fuera una carta sexy dejándome saber cuándo volvería a estar a solas con ella otra vez.

En cambio era una carta diciéndome que Sam la venía a recoger para llevarla a visitar a su familia en Luisiana y que ella estaría de regreso en un par de días.

Había estado ansiosa desde que se marchó.

Sabía que él le estaba contando sobre sus planes y esto me estaba poniendo nerviosa como el demonio. No me gustaba pensaren ella estando fuera en algún lado y enojada.

Recordarme a mí misma que Sam sabía lidiar con sus emociones era duro.

Rachel estaría aquí en la mañana y no quería irme sin ver a Brittany primero. No disfrutaría de mi día libre sin saber si ella estaba bien.

¿Cómo no tenía su maldito número telefónico?

Me había acostado toda la noche con ella en mis brazos y le había dado un orgasmo en el lago. Normalmente no planeaba ver a una chica otra vez, así que nunca pedía sus números telefónicos a menos que supieran el marcador.

Brittany no caía en ninguna de esas categorías.

Ella era… más.

Necesitaba su maldito número de teléfono.

Salí de la ducha y envolví una toalla alrededor. Tal vez podría llamar a Rachel y ver si quería hacer algo por aquí durante unas pocas horas.

No tenía que ir a revisar mi departamento.

La idea de salir con Marley y recoger unas chicas en la playa ya no tenía el mismo atractivo.

Brittany Pierce estaba jodiendo con mi cabeza.

Cogí mi teléfono y presioné el número de marcación rápida de Rachel.

—¿San?

—Seh, ¿todo bien?


Aria chilló en el fondo y empezó a aplaudir mientras gritaba mi nombre.

—Alguien quiere hablar contigo, espera.

Sonriendo, esperé por la pequeña voz de Aria. No la había visto desde que vine aquí.

Aria era la sobrina de Rachel. Hasta que el papá de Aria decidió convertirse en parte de su vida, yo ayudaba a Rachel a cuidar de Aria mientras que su mamá hacia otras cosas.

A veces parecía que Aria era de Rachel.

Sin embargo, las cosas cambiaron una vez que la prometida de Rachel, Quinn Fabray, entró en su vida.

Ahora Aria solo venía a visitar a Rachel cuando Rachel lo pedía.

—Hola, Tana—dijo Aria en el teléfono.

—Hola, bebita. ¿Te diviertes con Rach?


—¡Sí! Quinny también está aquí
—gritó en el teléfono.

Ella no había descubierto todavía que podía hablar normalmente por teléfono.

—Entonces apuesto a que tienes todo tipo de atención. ¿Cómo están todas tus princesas?

—¡Tengo una nueva! Quinny me compó a Media. Su cabello es como el de Rach.


No tenía ni idea de lo que significaba, pero no iba a decirle eso.

—Tendrás que mostrármela la próxima vez que te vea.

Rachel comenzó a hablar y Aria me dijo:

—Chao.

—¿Entendiste esa cosa el cabello nuevo de la princesa?
—preguntó Rachel con una voz divertida.

—Nop.

—No pensé que lo harías. Disney tiene una nueva princesa. Su nombre es y tiene el cabello largo, castaño y liso. Es mucho más enredado que el mío, pero Quinn está divirtiéndose bastante con esto. Le ha comprado varias cosas de princesas a Aria y la llama Princesa Rachel en lugar del de la princesa.
—la felicidad en su voz hacía que todo lo que era incorrecto se sintiera correcto.

Ella había tenido una vida de mierda. Ahora las cosas habían cambiado y Rachel finalmente había encontrado un descanso.

—No puedo esperar para ver a esta nueva princesa castaña.

—Hmmm, pero eso no es por lo que estás llamando. ¿Qué pasa?

—Necesito…
—me giré para ver a Brittany parada en la puerta con una expresión extraña—Eh, déjame llamarte luego—finalicé la llamada y caminé hacia Brittany para tomar su mano y tirar de ella para poder cerrar la puerta.

—Oye, has vuelto.

Me miró fijamente con una suavidad que no esperaba.

—¿Acabo de escucharte hablar con una niña sobre sus princesas?

¿Cuánto tiempo había estado parada ahí?

—Sip, era la sobrina de Rach, Aria.

—¿Y hablas por teléfono con ella sobre sus muñecas? En serio no te conozco en absoluto, Santana López.

Extendí la mano y agarré uno de sus largos cabellos, enredándolo alrededor de mi dedo.

Solo necesitaba tocarla de alguna manera.

—Has vuelto—repetí.

Trató de sonreír y falló. Pude ver el pequeño temblor en su labio inferior.

—¿Qué pasa?—pregunté, sabiendo que esto era sobre Sam.

Una pequeña lágrima escapó y rápidamente la quité con el dedo.

—Sam se muda. Lo necesita. Lo quiero para él. Quiero decir, él necesita vivir su vida—tragó con fuerza y apretó los párpados—Sabía que se estaba mudando antes de que me lo dijera. Sólo que ver su departamento y su nueva vida fue mucho para asimilar. Me alegro por él, pero lo voy a extrañar. Estaré perdida sin él.

Tiré de ella hacia mis brazos y enterró su cara en mi hombro. Las cálidas lágrimas salpicaron mi piel y cada gota me rompió el corazón.

Arreglaría esto si supiera cómo.

Solo que no sabía qué hacer para que pudiera ser mejor. Sam era su red de seguridad.

—Es sólo que—sollozó—, Está avanzando. Está olvidando—se calló a sí misma y se apartó de mí.

Pude ver el dolor en sus ojos y el deseo de contarme sobre Casey. Quería que lo hiciera. Quería ser capaz de hablar con ella sobre esto. Odiaba que se sintiera como si solo tuviera a Sam para desahogarse.

—¿Qué es lo que está olvidando, Britt?—pregunté.

Había evitado decir nada más sobre el hecho de que se había quitado su anillo de compromiso. Me estaba esforzando tanto para evitar que huyera de mí, pero ahora necesitaba más.

—El pasado—respondió finalmente.

Dando la vuelta alcanzó el pomo de la puerta.

Mierda. Iba a escapar.

—No lo hagas—le rogué—Quédate. Habla conmigo.

No se dio la vuelta.

En su lugar, abrió la puerta y salió.



Brittany


Santana no había regresado hasta después de la medianoche del domingo.

La única razón por la que supe esto era porque la última vez que vi el reloj junto a mi cama decía que eran las 12:05 a.m. Poco después, me había dormido.


Cuando me levanté el lunes por la mañana, Santana ya estaba afuera con las vacas.

Papi lo tenía etiquetando a las que iba a enviar al corral. Había salido hacia el lago esperando que viniera a buscarme, pero después de tres horas me di cuenta de que lo había empujado demasiado lejos.

Había sido abierto conmigo desde el principio.

No se había contenido ninguna de las veces en que le pregunté algo.

Conocía mucho más acerca de ella de lo que ella sabía sobre mí. Eso era mi culpa.

¿Cómo le podía hablar sobre Casey?

¿Cómo explicarle a otra persona que perder a Casey me rompió?

¿Cómo lidiar con la lástima en los ojos de Santana cuando me mirara?

Simplemente no creía poder manejarlo.

Sam estaba avanzando pero yo no podía.

Había vuelto a llevarle a Santana una toalla y un termo de manera anónima. Obviamente no quería verme. Me había alejado de ella cuando me pidió que no me marchara.

El sonido de la súplica en su voz asolaba mis sueños.

No era el rudo playgirl egoísta que esperaba cuando la conocí. Santana era gentil cuando necesitaba serlo.

La forma en que su voz se volvió tan dulce cuando habló con la niña por teléfono, y la forma en que me tomó voluntariamente en sus brazos sin dudarlo para consolarme cuando se dio cuenta de que estaba molesta lo probaban.

Cuando notó que mi anillo había desaparecido me preguntó al respecto; la ignoré y la distraje.

En ese entonces no presionó por más al respecto. Santana había soportado mucho de mi parte; ya había tenido suficiente.

Subí las piernas para envolver los brazos a su alrededor y descansar la barbilla en las rodillas.

Me había vuelto tan patética en los últimos días, tratando de obtener un vistazo de Santana, que pasé más tiempo en la mecedora del porche que en cualquier otro lugar.

La grava crujió y vi el pequeño convertible rojo de Becca Lynn detenerse en la entrada.

Se había mantenido alejada más tiempo del que esperaba. Habíamos hablado muy poco sobre Santana antes de que empezáramos a beber tragos de tequila la noche que salimos.

Hoy sus botas eran de color manzana de caramelo. Casi una perfecta combinación con su auto.

Probablemente sabía esto cuando las compró.

Conociendo a Becca, seguro que pidió llevar una bota fuera para comparar colores y así obtener el adecuado.

—Bueno, mírate aquí sentada en la mecedora como una señora de sesenta años—bromeó Becca mientras se pavoneaba a través del portal y subía las escaleras.

—Es un buen lugar—respondí, uno en donde podía obtener vistazos de Santana.

Becca Lynn frunció sus labios rojos, también una maldita combinación con sus botas, y analizó el patio.

—No veo a tu malote ayudante en ningún lugar —gorjeó.

—Sabes que su nombre es Santana—espeté.

Becca giró su mirada hacia mí.

—Oooooh, irritable. ¿Qué? ¿Ahora tienes debilidad por el sexy residente?

—No es tan mala tipa, después de todo. No se aprovechó de ti, ¿cierto?

Becca resopló y luego se encogió de hombros como si no le importara.

—Creo que probablemente es una de esas mujeres buenísimas pero que no gays ni bisexual. Normalmente cuando una persona es así de guapa es demasiado bueno para ser verdad. Mi suposición es que tiene un compañero igual de hermoso en casa. No me malinterpretes. Creo que sería algo bien caliente que ver. Pero es una lástima que tal perfección no batee en el equipo adecuado.

Solo acusó a Santana de ser hetero porque no la folló justo después de conocerla.

Quería gritarle lo poco gay que era Santana pero me controlé.

—He visto a la chica de su vida. Es gay—le informé.

No tenía que saber que Rachel estaba comprometida con alguien más.

Becca frunció el ceño.

—¿Tiene una novia?

Técnicamente, sí.

Tenía una chica que era su amiga.

—Han crecido juntas. Han estado juntas por años.

Becca puso una cara triste y me di cuenta de lo que había dicho. Ella estaba pensando en Casey y en mí. Esta era la compasión que no quería ver en la cara de Santana.

Tenía suficiente compasión de los demás.

Sam fue el único que no me compadeció. Estuvo a mi lado y lloró conmigo, pero nunca sintió lástima por mí.

—Sam se va a LSU en otoño—solté, necesitando decírselo a alguien y necesitando cambiar de tema.

No estaba de humor para discutir de Casey con ella.

—Oh, vaya—Becca estaba observándome muy de cerca.

Esperaba que me viniera abajo y llorara. Ya lo había hecho. Durante dos días completos había llorado cada vez que pensaba en él siguiendo adelante.

Estaba harta de las lágrimas.

No eran lágrimas de tristeza por haber perdido a Sam. Eran lágrimas de tristeza porque había encontrado una manera de seguir adelante y yo todavía estaba atascada, incapaz de moverme más allá de Casey.

—Así que, ¿cuándo lo averiguaste?

—La semana pasada. Me llevó a ver su nueva casa. Está arrendando un apartamento de Jake con su primo. Se va definitivamente el próximo mes. Necesita encontrar un empleo y acomodarse antes de empezar la escuela.

—¿Van a estar bien separados?

Lo que quería decir era si yo iba a estar bien sin él. Todo el mundo parecía entender que Sam estaba listo para seguir con su vida.

—Estaremos bien. Sam necesita vivir.

Becca asintió.

—Sí, lo necesita—se calló—Y tú también.

Desearía saber cómo.

El estruendo de un camión nos interrumpió y Becca se giró desde su posición en la barandilla para ver a Santana caminar por el pastizal.

—Dios, espero que esté sin camisa —susurró.

Yo estaba de acuerdo con ese deseo.

Cuando se bajó del camión, miró en nuestra dirección, pero rápidamente apartó la mirada y entró en el granero.

Estaba usando una camisa blanca que parecía demasiado pequeña. Me preguntaba si estaba usándola porque tenía su piercing puesto.

—Iré a hablar con ella. Ya vengo—anunció Becca mientras saltaba de la barandilla y comenzaba a bajar las escaleras.

¿Qué pasa si se estaba cambiando?

¿Qué pasa si ella veía su tetilla perforada?

No quería que la viera.

Era mi secreto.

Abrí la boca para decir cualquier cosa y detenerla, pero no tenía una excusa salvo el no querer compartir.

¿Cuán ridículo era eso?

Observé impotente mientras Becca Lynn se pavoneaba por el patio hacia las puertas del granero.

Aparte de correr detrás de ella y lanzarla al suelo, no podía hacer nada al respecto.




*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Jue Jul 06, 2017 10:20 pm

hola morra,..

amo a san cuando es así de tierna con aria jajaja
san esta teniendo mucha paciencia con britt,...
sam tiene que vivir y ella?????

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5016
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Vie Jul 07, 2017 7:22 am

ahi tienes brittany, por estar alejando a san, ahora parece que si lo hizo conmpletamente!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6430
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Vie Jul 07, 2017 8:13 pm

3:) escribió:hola morra,..

amo a san cuando es así de tierna con aria jajaja
san esta teniendo mucha paciencia con britt,...
sam tiene que vivir y ella?????

nos vemos!!!



Hola lu, aiii y yo tmbn! jjaaja es un amor!!!! Si, si que lo esta haciendo y es muy bueno la vrdd. Mmm esperemos y no la vrdd XD ajajaja. Saludos =D





micky morales escribió:ahi tienes brittany, por estar alejando a san, ahora parece que si lo hizo conmpletamente!!!!!



Hola, =O dices tu¿? Espero y no, xq estoy en una contradicción con la rubia xq por una parte la entiendo y x otra no xD ajajajaj. Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Cap 12

Mensaje por 23l1 el Vie Jul 07, 2017 8:15 pm

Capitulo 12


Santana


Logré atravesar tres días sin quebrarme e ir tras ella.

No estaba segura de por cuánto más podría esperarla. Se había alejado y quería que fuera ella la que regresara.

Pero maldita sea, verla sentada ahí en el porche con sus ojos en mí, tan grandes y tristes, era más de lo que cualquier persona podría soportar.

Cerré la puerta de golpe y me acerqué para estampar mi puño en la pared. Necesitaba conseguir sacar mi frustración de algún modo.

Me importaba demasiado.

Jodidamente demasiado.

Esto era diferente que el preocuparme por Rachel. Completamente diferente.

Brittany me tenía hecho un lío.

Yo no me comprometía. No era una chica de una sola mujer. Me gustaba la variedad. Me gustaba no tener que responder por una mierda.

Esta cosa de preocuparse era pura mierda. No necesitaba esto.

Un golpe en la puerta me sorprendió y la esperanza se extendió en mi pecho.

Finalmente había regresado.

Dos grandes zancadas y estaba abriendo la puerta listo para caer de rodillas y prometerle hacer cualquier mierda que quisiera que hiciera con motivo de hacerla feliz.

—Hola, Santana—dijo Beca Lynn animadamente, mientras mi emoción se convertía en amargura.

—Becca —respondí.

—Um, ¿puedo entrar?—preguntó.

Miré detrás de ella para asegurarme de que Brittany no estaba de pie ahí esperando para hablar conmigo.

¿De dónde había salido Becca, de todas formas?

¿Había estado en el porche con Brittany?

—Supongo—retrocedí.

Con esperanza de que la falta de entusiasmo en mi tono la detuviera de hacer algo estúpido.

—Um, entonces, ¿cómo has estado?—preguntó, a medida que se adentraba y cerraba la puerta detrás de ella.

—Bien.

Se acercó y tomó asiento en el borde de mi cama. Por la manera en que empujaba sus tetas en mi dirección, estaba ofreciéndose para lo que fuera que yo podría querer hacer.

Un par de semanas atrás, lo habría aceptado completamente. No ahora.

Las cosas habían cambiado para mí.

—Lo siento, no he estado por aquí desde esa noche en el lago. Supongo que no tomo el rechazo muy bien —murmuró.

—Supongo que no —gruñí y mantuve mi distancia.

Becca Lynn bajó sus manos para tomar el dobladillo de su camiseta y comenzar a sacársela.

—No, Becca. No estoy interesada. Te dije antes que eres una chica agradable y realmente hermosa, pero simplemente no eres mi tipo.

Becca se arrancó la camisa de todos modos y la arrojó hacia atrás, a la cama. Sus tetas desnudas eran bonitas, pero después de haber visto las de Brittany palidecían en comparación.

—Sé sobre tu novia. No voy a decírselo a nadie—ronroneó mientras extendía su mano y comenzaba a jugar con sus pezones.

—¿Qué novia? —pregunté confundida.

Becca Lynn me sonrió brillantemente.

—Con la que has crecido toda tu vida. Brittany me habló sobre ella.

¿Brittany le había dicho a Becca que tenía novia?

¿Usó a Rachel como la “novia”, así que de hecho no estaría mintiendo?

No podía quitar la sonrisa de mi rostro.

No quería que Becca viniera hasta aquí.

Había estado celosa.

No quería esperar a que ella se rindiera y viniera hasta mí. Esto ya no era sobre cualquier otro juego. Quería hablar con Brittany, ahora. Necesitaba que me dijera todo. Incluso si ya sabía lo que quería decirme.

Era hora de que dejara de correr y enfrentara sus miedos.

—¿A dónde vas?—preguntó Becca Lynn, la miré ahora de pie en mi habitación, sin camisa y confundida.

—Ponte tu camisa, Becca Lynn y aléjate.

No esperé a que me arrojara algo o a que me llamara de algún modo. Había escuchado todo eso antes.

Solo quería encontrar a Brittany.


Abriendo la puerta del granero, levanté la mirada hacia el porche y la encontré todavía sentada ahí. Nuestras miradas se encontraron e hice un gesto en dirección al lago con un levantamiento de cabeza a pesar de que estaba a kilómetro de regreso a la tierra. Esperé hasta que asintió en acuerdo y luego me dirigí hacia el camión.

Era hora de que solucionáramos esta mierda.




Brittany


Tan pronto como Santana se alejó en el camión, Becca Lynn salió dando fuertes zancadas del granero con una mueca en su rostro.

Alivio se extendió sobre mí.

Cuando se dirigió hasta ahí, había dejado que un mal escenario tras otro se reprodujera en mi cabeza, hasta que Santana salió por las puertas del granero como si estuviera en una misión.

Saber que quería que me reuniera con ella en el lago hizo que las mariposas en mi estómago despertaran.

—Es una completa idiota. No sé por qué me molesto siquiera—Becca Lynn pasó el porche hacia su coche.

—¿Te vas?—pregunté, solo para asegurarme antes de seguir a Santana.

—Sí, tengo mierda que hacer. Te llamaré—respondió Becca.

Una vez que salió de la entrada para coches, salté y corrí hacia el camión, pero me detuve antes de alcanzar la puerta. Girándome miré el garaje. Mi Jeep estaba ahí sin usar.

Me había quitado el anillo. Era mi turno de conducir mi Jeep.

Lentamente, caminé en dirección al garaje. No estaba segura de sí los recuerdos resultarían ser demasiado para mí. Tecleé la clave en la puerta y se elevó y rodó hacia atrás.

Mi Jeep plateado era agradable y limpio.

Sabía que papá le había pagado a Sam cada semana para lavarlo y asegurarse de que arrancaba. Fingí que no sabía esto porque confrontarlos sobre ello sólo me haría recordar.

La necesidad de hacerme un ovillo en el suelo y llorar se había ido. Sólo tenía buenos recuerdos para conservar.

Di la vuelta y abrí la puerta del conductor.

—Supongo que es momento de conducirte de nuevo—susurré, mientras me subía detrás del volante y lo encendía.

Música country resonó en la radio y sonreí pensando en Sam subiendo la música de modo que podría escucharla mientras limpiaba.

Salí de la cochera y me dirigí hasta el lago sin ningún problema.

Ningún momento de intenso dolor y pérdida. Sólo mi Jeep y yo.

Vi el camión de Santana tan pronto como giré en la esquina detrás de ese viejo arce.

Estaba sentada en la parte trasera esperándome.

Sus ojos se ampliaron con sorpresa mientras aparcaba a su lado. Ella nunca había visto mi Jeep. Todo lo que me había visto conducir era uno de los viejos camiones de granja de papá.

Sonreí ante su expresión, luego bajé de un salto y caminé hacia ella.

—Lindas ruedas —dijo cuándo me detuve frente a ella.

—Gracias —respondí, antes de elevarme para sentarme en el borde de la parte trasera con él.

—En caso de que tengas curiosidad, Becca Lynn se quitó su camiseta después de que le pedí que no lo hiciera. Nunca me acerqué y la conduje afuera. Probablemente está enojada.

No pude contener la risa.

—Sí, lo está.

—¿Crees que eso es gracioso?—preguntó Santana, tratando de sonar severa pero el tono burlón en su voz era imperdible.

—Sí, lo hago.

Santana sonrió, luego bajó la mirada hacia el suelo. Sabía que estaba esperando por mí. Podría haberme pedido que viniera, pero era porque todavía estaba esperando respuestas.

Ella las merecía.

—Estaba comprometida—comencé y no pude encontrar las palabras correctas.

Santana no me presionó sino que esperó silenciosamente a mi lado.

—Casey murió en Bagdad hace un año y medio—me las arreglé para decirlo sin sofocarme.

Santana no giró su cabeza para mirarme. No había lástima y tampoco condolencias vacías.

No estaba segura de qué esperaba de ella, pero no era su tranquila aceptación sobre esto.

—Lo sé. Sam me lo dijo el viernes antes de tu escapada borracha.

¿Sam le había dicho?

¿Por qué?


—Pero nunca dijiste nada—dije, tratando de asimilar el hecho de que Sam me había traicionado.

Había roto la confianza.

Sabía que no quería que Santana se enterase.

—Quería que fueras tú la que me lo dijera—finamente apartó la mirada del suelo y giró la cabeza para mirarme.

No había lástima en sus profundidades oscuras, solo entendimiento.

—Era tu historia. Si querías que supiera me lo dirías. Luego cuando tú no continuaste ese día en el lago estaba enojada. Herida. Esperaba que entendieras que esto no era un juego para mí.

Ella lo había sabido todo el tiempo.

Ni una vez me había tratado diferente. No me había tratado con guantes de seda.

Extendí el brazo y cubrí su mano con la mía. Giró la suya y entrelazó sus dedos con los míos, luego apretó.

—Cuando llegaste a mi habitación alterada la otra noche. Sabía por qué. Quería ser la que te sostuviera mientras llorabas y lidiar con el cambio venidero. Pero tú no me dejarías entrar. Nunca quise involucrarme, Brittany. No hasta que lo hicieras.

Tragar era difícil con el nudo formándose en mi garganta.

Necesitaba decirle más. Si íbamos a tener una aventura de verano, simplemente ser amigas, o lo que sea que termináramos siendo por los próximos dos meses.

Quería que supiera.

—Ella era mi mejor amiga. Habíamos sido inseparables desde que teníamos cinco años de edad. Fue mi primer beso. Mi primera cita—sentí el conocido ardor en mi nariz mientras mis ojos se llenaban de lágrimas.

Tenía que hacer esto.

Tenía que compartir esto con ella.

—Íbamos a envejecer juntas. Pero no regresó a casa.

Santana liberó su agarre sobre mi mano y deslizó su brazo alrededor de mis hombros, presionándome contra su costado. Recosté mi cabeza en su pecho y dejé que las últimas lágrimas que sabía que lloraría por Casey Evans cayeran.

No hablamos.

No me preguntó más de lo que estaba dispuesta a compartir.

En su lugar, simplemente me sostuvo. Sus manos frotaban mi brazo de arriba abajo suavemente y me daba un beso en la cabeza de vez en cuando.

Aparte de eso, simplemente nos sentamos ahí en silencio.




Después de que dejé a Santana en el lago, regresé a casa y fui a mi habitación.

La guitarra en la esquina estaba en su estuche, recordándome diariamente que una vez también fue una parte de mí.

Había conseguido quitarme el anillo. Había conquistado el conducir el Jeep.

Quería tocar de nuevo.

Cerré la puerta de mi dormitorio y me acerqué a la cama, directamente frente al estuche de la guitarra. Había detestado la funda negra cuando papá la trajo a casa.

Cuando había agotado mi primera guitarra, él había ido a comprarme una nueva.

Quería un estuche genial.

Ese sencillo estuche negro había sido tan aburrido. Casey apareció esa noche para ver mi nueva guitarra y le dije lo descontenta que estaba con el feo estuche. Al día siguiente apareció con un par de divertidas etiquetas de coches y las puso en el estuche.

Me había reído y dicho que era perfecto.

Por todos los años siguientes, me trajo adhesivos de todos los lugares que visitaba, o simplemente unos al azar con los que se había cruzado y pensado que me gustarían.

Este iba a ser el obstáculo más duro, pero había perdido tanto cuando Casey había fallecido.

Quería recuperar algo de ello.

Mi música era algo que extrañaba.

Alcanzando la funda, la levanté y la tendí a mi lado en la cama. Abriendo la cubierta con lentitud, mi corazón aceleró su paso mientras conseguía divisar la madera lisa y la familiar púa atrapada en las cuerdas.

El cuaderno en donde estaban todas mis canciones escritas estaba colocado seguramente debajo del cuello.

No tocaría esas canciones.

Todavía no.

Pasos pequeños.

Con reverencia saqué a mi vieja amiga de su estuche forrado de terciopelo. Esta noche simplemente la afinaría. Eso sería suficiente por ahora.

Sosteniéndola en mis brazos, cerré mis ojos ante el familiar sentimiento. Era como si hubiera regresado a casa.

Me picaban los ojos con lágrimas no derramadas a medida que asimilaba la emoción que venía con ser capaz de sostenerla en mis brazos.

Comencé a afinarla mientras rasgaba cada cuerda. La sencilla melodía me rodeaba. El mundo a mí alrededor se desvaneció.

Justo como antes, era sólo mi música y yo.

Cada sentimiento que contuve dentro de mí el pasado año y medio comenzó a derramarse en la música.

Toqué a través de mi dolor, mi ira, mi amargura, mi perdón y finalmente la esperanza que lentamente tomaba lugar dentro de mí.

Mis dedos fuera de práctica comenzaron a entumecerse y lentamente dejé de tocar hasta detenerme.

La humedad en mi rostro me sorprendió.

No eran lágrimas de tristeza.

No esta vez.

Esta vez eran lágrimas de felicidad.

Tal vez habría un mañana, después de todo.

El sonido de palmas aplaudiendo me sorprendió y abrí los ojos para ver a mi papá de pie en el marco de la puerta.

Sus ojos estaban húmedos y una sonrisa tiraba de cada esquina de su boca.

—Esa es mi chica—dijo con voz ronca endurecida por la emoción—No sabes lo bueno que fue entrar y escuchar ese sonido—presionó los labios fuertemente y tomó una gran bocanada de aire a través de la nariz—Espero escuchar más de eso—asintió una vez con aprobación y luego se dirigió por el pasillo hasta su habitación.




*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Vie Jul 07, 2017 8:45 pm

hola morra,..

paso a paso britt esta empezando a soltar de apoco a cas!!!
definitivamente me encanta cuando estan juntas!!!
ver como sigue,.. por lo menos britt ya limpio a becca jajaja

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5016
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Sáb Jul 08, 2017 8:52 am

al fin britt ya era hora!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6430
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Sáb Jul 08, 2017 8:14 pm

3:) escribió:hola morra,..

paso a paso britt esta empezando a soltar de apoco a cas!!!
definitivamente me encanta cuando estan juntas!!!
ver como sigue,.. por lo menos britt ya limpio a becca jajaja

nos vemos!!!



Hola lu, viste, si no ai xq apurar las cosas la vrdd ni la velocidad jajajajaja. SI! y a mi tmbn! son lo mejor jajajajaaj. Aquí el siguiente cap para saber mas aajjajajaaja. SI! bn ai tmbn ajajaj. Saludos =D





micky morales escribió:al fin britt ya era hora!!!!



Hola, jajaaj si! bn como va avanzando en sus pasos la rubia jajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Cap 13

Mensaje por 23l1 el Sáb Jul 08, 2017 8:16 pm

Capitulo 13


Santana


Metí el pequeño Jeep patea traseros de Brittany en el lugar de estacionamiento reservado para mi coche.

Su papá se había ido por el fin de semana a un viaje de pesca en alta mar, por lo que la traje a casa conmigo.

Cuando terminara de trabajar, me ducharía, cambiaría y saldríamos.

Quería que saliera conmigo esta noche y conociera a mis amigos. También la quería en mi cama.

Mi agradable gran cama kingsize.

Tenerla en mí espacio de repente parecía malditamente importante.

—¿Está justo sobre el agua?—Brittany jadeó mientras yo extendía la mano por detrás de su asiento y agarraba su pequeña maleta.

—Sí, y pretendo llevarte a esa playa en tu pequeño bikini caliente mientras estemos aquí.

Sonrió satisfecha y luego abrió su puerta y salió.

Rodeé la parte trasera del Jeep, así podría agarrar su mano. La idea de ella estuviera aquí me hizo ridículamente feliz.

—Son casi las nueve. ¿Tus amigos todavía están fuera? ¿O todo estará cerrado?—preguntó mientras la conducía hacia las escaleras.

Inocente chica de campo, estaba acostumbrada a que todo estuviera cerrado con la puesta de sol.

—Estamos en la playa, Britt. Hay una vida nocturna aquí. Dudo que nadie esté incluso en Live Bay todavía. La banda normalmente no comienza hasta diez.

—Oh—fue su simple respuesta.

Cuando llegamos a la puerta de mi departamento, abrí la cerradura y recé para que Rachel hubiera contratado a alguien para limpiarlo por mí.

El fresco olor a Pine Sol golpeó mi nariz y me relajé. Sabía que Marley lo había usado unas cuantas veces la semana pasada y no sabía lo que podría haber dejado atrás.

—Es tan grande—Brittany respiró con admiración.

Miré a mí alrededor y no pensé que todo fuera tan grande, pero no iba a discutir con ella.

—Oh, y puedes ver el agua—chilló y corrió hasta la ventana con vistas al golfo.

Puse su bolsa sobre el nuevo sofá de cuero que apenas había usado desde que lo compré.

Necesitaba un beso.

Brittany se encontraba aquí, en mi espacio personal y quería celebrarlo.

—Ven aquí—susurré mientras me acercaba por detrás de ella y le daba la vuelta para que me mirara.

Podría presionar unos cuantos besos suaves en sus labios, y luego alargué la mano y ahuequé su cara con ambas manos antes de profundizar el beso.

Su boca se abrió ansiosa de buena gana y su sabor me volvió un poco loca.

Siempre lo hacía.

El estar tan cerca de ella solo era cada vez mejor.

Sus dos manos se arrastraron hacia arriba por mi camisa, hasta que encontró la barra que había insertado de vuelta en mi pezón después de mi ducha.

Me preguntaba cuánto tiempo le llevaría descubrirla.

Sonreí contra sus labios y se le escapó una pequeña risa. Ella pensaba que mi piercing en el pezón era travieso, y algo sobre eso la fascinaba.

Brittany se echó para atrás y alzo la vista hacia mí.

—¿A qué hora necesitamos irnos?—preguntó, todavía frotando su pulgar sobre mi pezón.

Era un poco duro formar palabras coherentes cuando hacía eso.

—En unos treinta minutos —contesté.

Con un suspiro, dio un paso atrás para salir de mi abrazo.

—Entonces necesito que me dirijas a un cuarto de baño, así puedo arreglarme y cambiarme.

—Puedes cambiarte en mi dormitorio. Incluso te ayudaré. Esto será un servicio completo—contesté.

Extendiendo la mano, tomé la suya y la tiré de vuelta hacia mí. Negando con la cabeza, retrocedió fuera de mi alcance.

—Si quieres llevarme a conocer a tus amigos, entonces necesito prepararme.

—Te ves increíble con esto, pero si quieres ir a cambiarte, entonces utiliza la puerta junto a la cocina y el cuarto de baño conectado a ella—la miré mientras agarraba su bolso y se dirigía de vuelta a mi habitación.

En verdad nunca había traída a una chica aquí para esto antes.

Rachel no contaba, y todas las otras mujeres que habían estado en mi departamento habían estado con alguien. No estaban aquí para vestirse en mi habitación o dormir en mi cama.

Ni una sola vez, jamás, lo consideré.

Traer chicas a mi espacio personal nunca me interesó.




Brittany


El aparcamiento se hallaba lleno de coches.

Tiré del dobladillo de mi falda negra. No sabía cómo estarían vestidos los demás.

Santana no fue de mucha ayuda en la elección de un traje. Le gustó todo lo que me probé.

Ella llevaba un par de pantalones vaqueros y una ligera camiseta ajustada de un oportuno color negra que hacia cosas increíbles con sus ojos.

Había conducido mi Jeep aquí, porque ella dijo que iba a necesitarlo para aparcar.

Ahora entendía por qué.

Dio una vuelta alrededor retrocediendo en el estacionamiento de “sólo empleados”.

—¿Qué estás haciendo?—pregunté, horrorizada.

No dejaría mi Jeep aquí para que lo remolcaran.

Alargó la mano y apretó mi rodilla.

—Relájate, bebé. Me aseguraré de que sepan que este es mi coche. Va a estar bien.

No estaba tan segura de eso.


Abrió la puerta y salió. No estaba muy bien con esto. Rodeó la parte delantera del Jeep y abrió mi puerta.

—Saca tu pequeño bonito trasero de este Jeep—subió y deslizó sus manos sobre la parte superior de mis piernas—O podríamos permanecer aquí un poquito más, y podría disfrutar de esta falda que decidiste llevar.

Riendo, le di una palmada en las manos.

—Quiero entrar, pero estoy preocupada por mi Jeep.

Un fuerte chillido me sobresaltó y levanté la cabeza de golpe para ver a una rubia delgada con muy poca ropa y tetas realmente grandes corriendo hacia nosotras.

Tenía un poco de miedo de que sus tetas fueran a salirse por la parte superior con tanto bote.

¿Qué hacía?

—¡Saaaaan!—añadió a su fuerte chillido.

Insegura de quién era, esperé. Santana se dio la vuelta ante el sonido de su nombre.

—Dani—respondió mientras ella se lanzaba dentro de sus brazos—Guau, chica—la agarró por la cintura.

No sabía sí lo hacía porque quería o porque intentaba impedir que ambas cayeran al suelo.

En verdad no parecía muy estable sobre los tacones de aguja de quince centímetros de color rosa que llevaba.

—¿Dónde has estado?—preguntó pasando sus manos por su pecho, como si estuviera lista para empezar a desnudarla inmediatamente, aquí en el estacionamiento.

—Estoy trabajando fuera de la ciudad durante el verano—le cogió las manos y las apartó de su cuerpo.

Ella puso mala cara cuando Santana bajó sus manos a un lado y retrocedió un paso, alejándose de ella.

¿Ella iba en serio?

Su labio inferior sobresalía tanto que se lo podría pisar con esos ridículos tacones.

—¿Pero estás de vuelta esta noche?

—Sí, sólo por esta noche—respondió, haciendo otro movimiento con su cuerpo hasta que su espalda quedó tocando mis piernas.

Finalmente los ojos de la rubia se alejaron de Santana y se enfocaron en mí.

—Oh, ya conseguiste a alguien para la noche—comenzó a poner mala cara y luego una lenta sonrisa apareció. Se inclinó hacia Santana y se aseguró de frotar sus pechos por el pecho de ella—Ya sabes que no me molesta compartir. Podríamos hacer un trío. Sé cómo te gusta una chica para…

—Uh, NO. Mala idea—Santana la interrumpió y se desplazó hacia atrás para agarrarme por la cintura, colocándome a su lado. Mantuvo su brazo envuelto protectoramente alrededor de mí como si pudiera necesitarlo para alejarme del camino del mal.

—¿Por qué no? No está…

—Porque esa no es más mi escena. Sin embargo puedes hacer algo por mí. Cerciórate de que sepan que el Jeep es mío.

La chica frunció el ceño, un poco confundida, y luego asintió.

—Está bien. Lo haré. ¡Pero llámame!

Santana comenzó a llevarnos hacia una puerta trasera.

—¿Quién era esa? ¿Y realmente tuviste un trío? ¿Cómo con dos chicas a la vez?

No podía creer lo que había oído.

Quiero decir, sabía que la gente hablaba de ellos, pero no creía que en verdad lo hicieran.

Agh.

—Esa era Dani. Es una camarera de aquí. No vamos a discutir de mi pasada vida sexual. Cometí muchos errores, vamos a dejarlo en eso.

Mi mandíbula cayó abierta.

—Así que hiciste un trío. Oh dios mío—respiré mientras ella suspiraba ante mi reacción y me abría la puerta para entrar.

La Santana que conocía yo y la que conocía esa chica ni siquiera parecían la misma persona.

—Ven por aquí—dijo mientras colocaba su mano en la parte baja de mi espalda y me conducía por un pasillo hacia la música alta—Jackdown está tocando esta noche. Tengo amigos en la banda. No son los mejores, pero tampoco los peores.

—Tienes amigos en una banda. No es de extrañar que hayas tenido tríos.

—No podía dejar pasar eso. ¿Con cuántas chicas había estado en verdad?

—Ahí están—dijo con obvia emoción en su voz. Gritó por encima del ruido—Tráeme dos—bajó sus ojos para mirarme—Espera. ¿Qué quieres tomar?

—Coca-Cola —contesté.

Me estudió un momento y luego asintió y volvió a mirar al barman, que se encontraba de pie a una buena distancia pero esperando por su orden.

—Ponme uno, y una coca-cola —gritó de nuevo.

De alguna manera el hombre la escuchó sobre el ruido.

Caminamos alrededor de los cuerpos en movimiento, en lugar de a través de ellos.

No sabía qué esperar de sus amigos después de conocer a la chica de afuera.

¿Todos serian salvajes como ella?

¿Fue un error venir aquí?

—Santana ha llegado—anunció una castaña con una enorme sonrisa en su rostro—Ya encontró una nena, y la morena lo hizo bien—la castaña me guiñó un ojo.

—Brittany, la idiota que tiene ojos de perrito es Marley. Ella es también la misma idiota que te silbó el día que vino la pandilla—me informó Santana, inclinándose hacia abajo para no tener que gritar.

—Brittany—repitió Marley—Te recuerdo ahora. Ese día no pude echarte una buena mirada desde la distancia, pero mis instintos estaban en lo correcto.

—Se golpeó la cabeza cuando era un bebé. Ignórala—susurró Santana, haciéndome reír.

—Hola, Brittany, soy Tina—se presentó a sí misma mujer de rasgos asiáticos.

Parecía lo suficientemente agradable.

—Hola, es un placer conocerte—contesté.

—Este es mi marido, Mike—me informó, y pasé mi mirada para encontrarme con los ojos divertidos de un largo, musculoso y también con rasgos asiáticos.

—¿Vienen Rach y Quinn?—preguntó Santana mientras examinaba la casa llena.

—Esta noche no. Quinn está tomando algunos cursos de verano en línea, así que Rach se ha quedado en casa con ella—respondió Tina.

—¿Quieres bailar?—la boca de Santana se encontraba tan cerca de mi oído que la calidez de su aliento me hizo temblar.

Me volví a mirar la pista de baile y a todas aquellas personas moviéndose de una manera que nunca había visto; me intimidó.

—La verdad es que no—dije, volviendo mi mirada hacia ella.

Podía decir que se sentía decepcionada.

Este no era mi ambiente, y temía que ella iba a desear no haberme traído nunca antes de que la noche hubiera terminado.

—Está bien—dijo a través de una sonrisa forzada.

—Toma, siéntate. Acabo de ver a alguien que me necesita—Marley se puso de pie y sacó su taburete vacío para mí.

Me giré para echarle un vistazo a Santana y ella asintió para que me sentara. Si no iba a bailar, supongo que imaginó que podría ponerme cómoda.

—Pensé que Santana trabajaba en una granja durante todo el verano. ¿Dónde te recogió?—preguntó Tina, inclinándose hacia delante sobre la mesa, así podría oírla.

—Trabaja en la granja de mi papá—expliqué.

Sus ojos se ensancharon y los desplazó hacia Santana.

—Déjalo ir, Tina. Esto es diferente—fue su seca respuesta fría ante su mirada interrogativa.

—¿De verdad?—su voz se apagó mientras miraba de vuelta hacia mí.

El repentino escrutinio me tenía pensando que a lo mejor la pista de baile era una opción más segura.


—¿Dónde está el cuarto de baño?—le pregunté a Tina, necesitando alguna excusa para ir a tomar una respiración profunda y relajarme.

Sabía que debía de parecer tan tensa como me sentía.

—Vamos, te mostraré—dijo Tina, levantándose de su taburete.

—Estaré de vuelta en un minuto—le dije a Santana mientras seguía rápidamente a Tina.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Sáb Jul 08, 2017 9:54 pm

hola morra,..

dios esa fiesta mepa que va a terminar muuuyyy mal!!!
en serio todos van a ver raro a britt por que no es el ligue en turno??? no jodan!!
a ver como va la noche???

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5016
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Dom Jul 09, 2017 7:58 am

santana y su pasado, a ver de verdad si no pasa nada raro en esta salida!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6430
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Dom Jul 09, 2017 8:19 pm

3:) escribió:hola morra,..

dios esa fiesta mepa que va a terminar muuuyyy mal!!!
en serio todos van a ver raro a britt por que no es el ligue en turno??? no jodan!!
a ver como va la noche???

nos vemos!!!



Hola lu, jajajajaja dices tu¿? nah! yo creo lo mismo la vrdd ajajajajajaja. Mmm eso parece xD jaajajajaja pero no saben nada de nada la vrdd ajajajaj. Aquí otro cap para saberlo. Saludos =D





micky morales escribió:santana y su pasado, a ver de verdad si no pasa nada raro en esta salida!!!!



Hola, ufff algo difícil de olvidar, no¿? =/ Aquí otro cap para saber como va jajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras I (Adaptada) Cap 14

Mensaje por 23l1 el Dom Jul 09, 2017 8:21 pm

Capitulo 14


Santana



Esperaba que Tina mantuviera la boca cerrada.

Debería haberme ofrecido a acompañar a Brittany al baño. Lo último que necesitaba era que Tina compartiera mi mierda con Brittany.

Pensé que traerla aquí para que conociera a todos se sentiría bien. En cambio, me sentía nerviosa.

Ver a Dani en el estacionamiento fue una bandera de advertencia.

Brittany no conocía a la verdadera yo, y si descubría exactamente cuán jodida estaba, huiría definitivamente esta vez.

—Tengo que saberlo, morena, ¿de verdad estás viendo a alguien, como, con regularidad? Quiero decir, es la maldita hija del granjero. No es como si pudieras follarla y dejarla. Entones, ¿qué diablos está ocurriendo?

Mike fruncía el ceño; no podía decidir si era por la inocencia que goteaba Brittany o si le preocupaba que arruinara mi beca.

—Estoy trabajando en ello—espeté, deseando que se metiera en sus asuntos.

—¿Estás trabajando en qué? ¿Acostarte con ella?

Mi cabeza comenzó a latir y mis manos se convirtieron en puños. Levanté la mirada hacia Mike.

—No es así—siseé entre dientes.

Mike se inclinó hacia atrás y me estudió. Luego sacudió la cabeza lentamente y dejó salir un silbido bajo.

—Maldición. Creí que nunca vería el día.

—¿Ver el día de qué?—preguntó Marley mientras dejaba una cerveza y Coca-Cola en la mesa—Por cierto, esos son tuyos—dijo, empujando la cerveza hacia mí.

—Creo que Santana se ha ido y tiene verdaderos sentimientos por otra chica que no es Rach—Mike arrastró las palabras en un tono divertido.

Marley giró la cabeza y me miró.

—¿Qué? ¿Vas en serio con la rubia? Bueno, mierda. Esperaba que compartieras.

—No—gruñí en advertencia, y Marley cerró la boca antes de que pudiera salir con más mierda que sólo me molestara.

—¡SANTANA! ¡Estás aquí!—Kitty Fabray, la hermana pequeña de Quinn, vino hasta la mesa toda sonrisas y ojos vidriosos.

Genial, Quinn estaría enojada si supiera que Kitty estaba bebiendo. Tendría que llamar a Rachel antes de irme.

—Baila conmigo, Santana—demandó, tomando mi mano y jalándome hacia la pista de baile.

¿Cuándo se había convertido Kitty en una chica fiestera?

Siempre la conocí por ser la clásica chica buena.

—Está borracha—dije, mirando a Marley con el ceño fruncido.

Frunció el ceño y sacudió la cabeza.

—Sólo ve a bailar con ella. Al menos si baila contigo estará segura. Le he estado sacando buitres de encima toda la maldita noche. Estoy cerca de llamar a Quinn. Ser niñera no es mi maldito trabajo.

Me perdía de algo aquí pero seguí hasta la pista de baile con Kitty. Me llevó al medio de la pista y envolvió los brazos alrededor de mi cuello. Luego comenzó a moverse de una forma por la que su hermana podría matar a alguien.

Sí, necesitaría llamar a Rachel.

Si mantenía esta mierda con otras personas esta noche, se iba a despertar en la casa de algún extraño.

—Te extrañé—dijo, arrastrando las palabras, luego cacareó una risa mientras se daba la vuelta frente a mí y tiraba los brazos alrededor de mi cuello.


—La última vez que lo comprobé, no eras un gran fan mía—respondí.

—¡Oh, no! Siempre he sido tu fan—recorrió una uña por mi cara y a través de mi labio inferior.

Sus ojos fijos en mi boca.

Mierda.

—No eres de beber, Kitty. ¿Qué te pasa hoy?—necesitaba distraerla porque estaba seguro como el infierno que no iba a dejar que me besara.

Eso era lo último que necesitaba.

Brittany ya pensaba demasiado en el hecho de que había hecho un trío. Si me veía besándome con otra chica estaba bastante segura de que perdería cualquier oportunidad de que me viera como algo más que un jugador.

—¿Sabes qué es lo que siempre me pregunté, Santana?—preguntó Kitty, apoyándose en mí.

Di un paso atrás y ella comenzó a moverse, así que la tomé por la cintura para estabilizarla.

—¿Qué sería eso, Kitty?—comencé a escanear la multitud buscando a alguien que me salvara.

—Cómo se siente besar a la famosa Santana López. Las chicas caen sin pensar a tus pies. Y si le dieras oportunidad a los chicos, ellos también. Debes estar haciendo algo bien—se puso de puntas de pie y me moví rápido hacia atrás.

Si se caía sobre su culo borracho, se lo merecía. La chica no debería salir sola así.

—No le diré a Quinn—prometió mirándome fijamente—Podemos salir a mi auto. Nadie nos verá.

Miré hacia la mesa.

Necesitaba la ayuda de Marley, ahora. Sus ojos miraban directamente a nosotras y no parecía contenta.

—Ayúdame —modulé.

Las manos de Kitty se encontraban fijas detrás de mi cuello de nuevo.

—Sabes que lo quieres. Las personas como tú quieren hacerlo donde sea que puedan.

¡Santa MIERDA! ¿Qué pasaba con ella?

Comprobé para ver si Marley se encontraba cerca cuando la vi acercarse entre la multitud. Nos alcanzó y envolvió las manos en la cintura de Kitty.

—Vamos, Kitty. Te llevaré a casa.

—Noooooo. No eres mi mamá. Aléjate, Marley—se estiró hacia mí y di un paso atrás.

—Tiene razón. Necesitas ir a casa.

—¿Pero no quieres llevarme afuera, solas?—preguntó con voz herida.

Marley movió la mirada hacia mí y la mirada asesina en sus ojos no era algo a lo que estuviera acostumbrada.

La mujer nunca se enojaba.

¿Qué mierda les pasaba a todos esta noche?

—Su idea. No mía. Tengo una cita—le recordé.

Marley sonrió y asintió hacia algo detrás de mí.

—Puede que estés equivocada en eso. Ella parece estar divirtiéndose sin ti.

Brittany bailaba con algún tipo.

Un desconocido al azar.

Le pedí bailar y me rechazó pero, ¿este tipo sale de la nada y baila con él?




Brittany


—Todavía no puedo creer que estés aquí. Cuando me giré después de pedir mi bebida y te vi en la mesa creí que alucinaba.

Noah Puckerman era uno de los amigos más cercanos que Casey tuvo en la secundaria.

Cuando vino a la mesa, estuve tan feliz de ver una cara conocida. Santana se había ido a bailar con otra rubia. No debería enojarme porque me pidió bailar y le dije que no, llena de miedo.

A pesar de todo, estaba enojada. Herida. Celosa.

—Lentamente estoy comenzando a salir de nuevo. Sam se va el mes que viene a LSU.

Puck frunció el ceño.

—¿En serio? ¿Estás bien con eso?


¿Por qué era esa la reacción instantánea de todos?

¿Creían que no sobreviviría sin él?

—Estoy feliz por él. Es hora de que regrese a su vida. Estamos en una pausa desde hace tiempo.

Puck asintió en acuerdo.

Una canción lenta comenzó a sonar.

—¿Te apetece un baile lento? No muerdo —bromeó.

Sólo bailé lentos con Casey.

Comencé a decir que sí cuando Puck dio un paso hacia atrás. Confundida, levanté la mirada hacia él y estaba enfocado en algo detrás de mí.

—Buena idea. Continúa. Aléjate de ella—el gruñido de rabia de Santana me sobresaltó y me giré para verle mirando fijamente a Puck.

¿Qué hacía?

—¡SANTANA! Déjalo—demandé—¡No te vayas a ningún lado, Puck!

La expresión furiosa de Santana se movió hacia mí.

—¿Conoces su nombre de pila ahora? ¿Esto es lo que buscabas? ¿Un niño de mamá elegante, con malditos buenos modales?

Mi sangre hervía.

Nunca estuve así de enojada en mi vida.

Me acerqué hasta que estuve tan cerca del rostro de Santana como podía.

—No es de tu incumbencia con quien bailo. Te puedes disculpar con Puck o me voy—grité.


Santana sonrió, pero el brillo de ira seguía en sus ojos.

—No me disculparé con nadie, corazón.

Quería gritar, golpearla en el pecho y llorar porque no era quien yo creía.

No era la chica dulce que llegué a conocer en las pasadas dos semanas.

Debería despedirme de Puck pero no podía. Estaba demasiado cerca de las lágrimas.

Así que corrí.

Oí a Santana gritar mi nombre mientras empujaba entre la multitud, pero no miré hacia atrás.

Mostró sus verdaderos colores esta noche.

Había creído sus actos pero no pasaría de nuevo. Mi pecho dolía y el sentimiento de soledad que estuve superando lentamente volvió a filtrarse.

Abrí el primer par de puertas que encontré y corrí hacia el estacionamiento.

Aquí no era donde aparqué mi Jeep.

Las lágrimas que intenté contener finalmente comenzaron a caer y mi visión se nubló.

Odiaba esto.

Sólo quería irme a casa.

Quería acurrucarme entre las mantas y estar segura.

No más dolor.

No más decepción.


Comencé a caminar. Dando vueltas por el edificio hasta encontrar mi Jeep. Quizás lo podía encontrar antes de que alguien saliera y me viera así.

Odiaba parecer débil.

—¡BRITTANY!—gritó Santana detrás de mí.

Quería correr pero usaba tacones y caminaba sobre grava. Terminaría cayendo en una pila si lo intentaba.

Aun así, no tenía que parar.

Si quería hablarme, entonces podía hacerlo mientras caminaba. Así sería más fácil ignorarla.

—Brittany—repitió nuevamente mi nombre mientras me alcanzaba.

No giré la cabeza para reconocerla.

—Lo siento. Te vi con ese tipo y estallé. No pensé en tus sentimientos; me preocupaba que te tocara. No quería que lo hiciera. Me equivoqué—el tono suplicante en su voz era un poco más potente de lo que hubiera pensado.

Dejé de caminar, pero seguí mirando hacia adelante.

Tenía miedo de volver a mirarla a los ojos. Si estaba tan arrepentida como parecía, entonces sus ojos me lo dirían y me derretiría.

Maldita fuera su hermosa cara.

—Puck era amigo de Casey. No un extraño que conocí en el bar.

Santana dejó salir un suspiro pesado.

—Jodeeeeer.

—Estabas bailando con una chica. No entiendo cómo verme bailar con un chico era diferente.

Los dedos de Santana se envolvieron en mi brazo.

—Por favor, Britt, mírame.

Era bastante buena en la cosa de rogar. Su voz incluso bajó a un murmullo sexy.

Maldición.

Me moví y la miré de frente.

Sus ojos se veían desesperados.

—Soy una idiota. Lo sé. Lo siento. Nunca debí haberte tratado así.

—¿A mí? ¿Qué hay de Puck?

Santana frunció el ceño.

—No lo toqué.

—Pero fuiste ruda con él.

Santana tiró suavemente de mi brazo para jalarme hacia ella.

—La chica con la que bailaba era Kitty Fabray. Es la hermana pequeña de Quinn Fabray, la prometida de Rachel. Estaba borracha y no es normal en ella. Bailé con ella porque me preocupaba quién la agarraría si yo le decía que no.

Entonces estaba siendo amable.

No era lo que esperaba.

—Bien. Entiendo eso—respondí.

—¿Volverás a entrar?—preguntó mientras acunaba los costados de mi cara con su mano.

—¿Te disculparás con Puck?

La expresión suave de Santana se volvió dura por sólo un momento. Luego las comisuras de su boca se elevaron.

—Probablemente no.

—Entonces no volveré a entrar—respondí.

La cara de Santana cayó.

—Pero no tuve la oportunidad de bailar contigo.

Ahora que Puck había conseguido que bailara entre esa masa de gente, me decepcionaba un poco de no ser capaz de bailar con Santana.

—De acuerdo, pero sólo un baile.






*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4589
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Dom Jul 09, 2017 9:43 pm

hola morra,...

celos,.. va a ser divertido a ver como se controlan las dos jajaja
es bueno que britt vuelva a la vida,..
en serio dan miedo l@s ami@s de san joder,... ahi que encerrarlos en un cuarto cuando britt este serca definitivamente!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5016
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 25
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Lun Jul 10, 2017 7:37 am

Bueno santana tampoco es que es adivina, esta tratando de portarse bien!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6430
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Lun Jul 10, 2017 12:43 pm

San ha estado en el mundo de Britt todo este tiempo ahora le toca a la rubia conocer el de la.morena ... Y pues el pasado no lo puede cambiar pero esta haciendo dudar a Britt . haber como termina la noche
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1018
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.