Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: El Final (Adaptada) Cap 5
Hoy a las 7:29 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25
Hoy a las 7:25 pm por 23l1

» Fanfic Brittana Gp: La otra. Cap 14 y 15
Hoy a las 4:39 pm por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «20 days for Christmas»
Ayer a las 8:02 am por Klainefan

» [Resuelto]FanFic Brittana: Agárrate (Adaptada) Epílogo
Jue Dic 07, 2017 7:30 pm por 23l1

» Fanfic Brittana -Give me love- noticias 13/5/16
Mar Dic 05, 2017 8:33 pm por Tati.94

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Sáb Dic 02, 2017 2:55 am por Isabella28

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 28 FIN
Lun Nov 27, 2017 6:18 pm por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 10,11,12Y13
Lun Nov 27, 2017 5:55 pm por 3:)

» BRITTANA CUCapitulo 10,11,12 Y 13
Lun Nov 27, 2017 5:14 pm por JVM

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Jue Nov 16, 2017 10:18 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Nov 13, 2017 8:44 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Jue Nov 09, 2017 1:44 am por Guzco2129

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
Tati.94
 
micky morales
 
3:)
 
Isabella28
 
JVM
 
Klainefan
 
Gabriela Cruz
 
monica.santander
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Dom Oct 22, 2017 3:14 pm

Hla morra...

Mmm... Celos????
Ya tienen la alquimia entre ellas...
Rachel??? A ver que anto ahí de la enana??

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Dom Oct 22, 2017 8:33 pm

micky morales escribió:Que puedo decir, en realidad no hay mucho que comentar. Quisiera saber mas de Rachel.



Hola, jajaajaj la vrdd esk en la historia en si es un poco paso a paso con ellas, no¿? jajajajaja. Espero y este cap traiga más... de todo xD jajaja. SAludos =D





3:) escribió:Hla morra...

Mmm... Celos????
Ya tienen la alquimia entre ellas...
Rachel??? A ver que anto ahí de la enana??

Nos vemos!




Hola lu, dices tu¿? mmm siento lo mismo en el aire ajajajajaj. Si que si... un gran paso! jajajaja. Sip, eso parece. Mmm espero y este cap nos traiga más! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 2 - P IV

Mensaje por 23l1 el Dom Oct 22, 2017 8:35 pm

Capitulo 2 - Parte IV



—Hey—Quinn trotó hasta ellos.

El juego había terminado sin que Brittany o Artie se hubieran dado cuenta.

—Un buen partido—Artie dijo, chocando esos cinco—Ustedes mataron a esos pobres bastardos del comedor.

Quinn miró por encima del hombro a Santana, que trotaba detrás de ella.

—Todo es culpa de la Mayor López si empiezan a alimentarnos de patas de cerdo y lenguas de vaca a partir de ahora.

—Creo que no tenemos que preocuparnos—Santana dijo alegremente mientras se unía a ellos—Por alguna extraña razón ellos están preocupados acerca de cómo obtener un pinchazo con una aguja desagradable si alguna vez necesitan un tratamiento de nosotros—dio un empujón a Quinn—No has tenido algo que ver con eso, Fabray, ¿verdad?

Quinn le dio una mirada de ‘quien-yo’ y todos se rieron.

—Escucha—Artie dijo, bajando la voz—Tengo una botella de Jack Daniels que me las arreglé para esconder en mi bolsa. ¿Les interesa a las señoras?—miró de soslayo a Brittany, asegurándose de que ella había notado que él había incluido a Santana, también.

Una especie de ofrenda de paz.

Los ojos de Quinn se iluminaron inmediatamente.

—Jesús, no hemos tomado una bebida aquí desde el Año Nuevo. Nos dejaron a cada uno tener una cerveza para recibir el nuevo año. Genial de ellos, ¿eh?

—¿Es eso un sí?—Artie les sonrió como si fuera Santa Claus trayendo regalos preciosos.

—Oh, ¡Dios, sí!—Quinn se desvaneció ridículamente, pero Santana seguía siendo un enigma a su lado.

Ella era como el chico en el grupo que sin tener que decir una palabra, era un recordatorio visible de la cantidad de problemas que podían tener.

—Sólo déjanos hacer un favor al mundo y ducharnos primero—Quinn continuó—¿Por qué no vienen a mi habitación? Mi compañera de cuarto esta
trabajando por la noche.

Santana levantó las cejas en una mirada de diversión y desaprobación.

No se había comprometido de ninguna manera, y Brittany irracionalmente esperaba que Santana se uniera a ellos.

¿Cómo sería la Mayor, se preguntó un poco culpable, con esa armadura suya despojada por el alcohol?

¿Sería graciosa?

¿Habladora?

¿Sería una borracha descuidada, cariñosa?

¿O sería sombría y taciturna, retrocediendo aún más en sí misma?

Brittany consideró las posibilidades.




Para el momento en que Santana se unió a ellos, estaban bien en su camino a la feliz intoxicación.

Quinn y Artie parecían los mejores amigos reencontrándose emborrachándose juntos.

Brittany, por el contrario, era mucho más contemplativa, sentada sola en la cama opuesta, en silencio bebiendo y viendo a los otros dos.

—Hola, mi amiga—Quinn dijo y ceremoniosamente sirvió a Santana un bebida en un pequeño vaso de plástico—¡Salud!

Santana tomó un sorbo del líquido ardiente. A ella le había gustado el material una vez, pero ahora sabía demasiado fuerte.

—Teniendo un buen momento, ya veo.

Brittany dio unas palmaditas en el espacio vacío a su lado. Santana se sentó, notando inmediatamente la mirada brumosa en los ojos de la ojiazul y la sonrisa perezosa que estaba llena de invitación.

Oh, mierda.

—¿No quieres pasar un buen rato también, Mayor?—Brittany preguntó con voz ronca, tal vez incluso un poco sugestivamente si la imaginación de Santana era exacta.

—Sí, López, estás necesitando un buen momento—Quinn añadió—Bébelo todo.

Santana no tenía ninguna intención de emborracharse.

Mañana era el día libre de Quinn, pero no de Santana.

—Algunos de nosotros pobres babosas tenemos que trabajar por la mañana, Fabray.

—Trabajo, puff—Quinn respondió—Demasiado trabajo nos hace tan aburridos como... ¡como esta puta mosca muerta en mi bebida! Jesús, ¿de dónde salió eso?

—No te preocupes, el alcohol lo desinfectará— Santana dijo, tratando de no reírse de su amiga.

Quinn era de lejos la peor adicta al trabajo de todos ellos, y verla así era muy entretenido, aunque no sorprendente.

Cuando Quinn se soltaba, le gustaba pasar un buen rato.

—¿Entonces de qué han estado hablando los tres?

Artie le sonrió.

—Hemos estado hablando acerca de tus habilidades de hockey, Mayor. ¡Eres lo máximo!—levantó su bebida en señal de saludo.

Estaba siendo extraordinariamente amable, teniendo en cuenta las vibraciones dudosas que le había estado dando antes.

Podría ser simplemente el alcohol.

—Gracias, Artie. ¿Tu juegas?

—Solía. En mi época.

—¿Por qué no jugas con nosotros este fin de semana? Vamos a estar cortos en nuestro partido contra la Compañía Bravo.

—¿En serio?

Parecía que le había entregado el billete de lotería premiado.

—Claro—ella se encogió de hombros y captó la aprobación inmediata en los ojos de Brittany.

Era obviamente importante para la ojiazul que ella y Artie se llevaran bien. Y aunque no entendía las razones, realmente no había nada que perder por ser amable con él, después de todo.

Artie se acercó y la golpeó ligeramente en el hombro.

—Impresionante, Mayor. Tu y yo. ¡Goles!—dio un puñetazo en el aire—¡Seremos como Gretzky y Messier. Lindsay y Howe. Crosby y Malkin!

Los tres se rieron de él, Brittany sobre todo.

Ella cayó sobre el hombro de Santana en un arrebato de risa, y le rodeó con un brazo para sostenerla.

Artie fijó a Brittany con una mirada de regaño.

—Deja de reírte, Britty, o ¡te haremos estar en la portería!

Brittany se calmó un poco ante su amenaza, endureciéndose un poco, pero todavía apoyándose en Santana.

No parecía tener prisa en alejarse, y eso estaba muy bien con Santana.

El contacto se sentía sorprendentemente bien, la rubia tan cálida y suave contra ella.

—Oh no. Voy a estar tomando fotografías del dúo dinámico anotando todos esos goles—apoyó la cabeza en su hombro de nuevo, el movimiento tan entrañable que el pulso de Santana se aceleró en respuesta—Hablando de fotos, creo que tengo que tomar algunas mañana en el hospital. Voy a estar viendo a dos de todo el mundo si bebo más.

—Te ayudaré a volver a la habitación—Santana se ofreció rápidamente.

No sabía cuánto tiempo más podría soportar que Brittany se apoyara en ella de esta manera.

Estaba haciéndola sentir tantas cosas-nerviosa, emocionada, molesta y sí... excitada.

Eran sentimientos que no se había permitido sentir en torno a una mujer en mucho tiempo.

Se puso de pie bruscamente, porque lo necesitaba, y le ofreció una mano a Brittany, que juguetonamente la rechazó.

—Estoy bien. No necesito ninguna ayuda, ¡Major Lópeeez!—se rió—Me gusta la forma en que suena. Loopeeez.

—Vamos—Santana dijo, metiendo su mano otra vez hasta que Brittany la tomó.

—Te lo dije, estoy bien—se incorporó lentamente. Dio un paso y tropezó.

—Te tengo—cruzó su brazo alrededor de la cintura de la mujer más alta.

Caminaron despacio por el pasillo hasta su habitación, Santana manteniendo su agarre firme.

—¿Eres siempre tan caballeroso, Mayor?—Brittany preguntó mientras Santana la depositaba en su catre.

Sonrió.

—Sólo cuando hay una damisela en apuros alrededor.

Brittany, acostada de espaldas, se rió con ganas.

—Bueno, encajas perfectamente en el papel. Pero no estoy normalmente... en apuros, ya sabes.

—Lo sé, Brittany. Déjame a ayudarte a quitarte las botas. Confía en mí, no quieres quedarte dormida con esas puestas. Sólo me llevará un segundo—le habló de la misma manera que ella le hablaba a sus pacientes, con autoridad sin ser degradante.

—De acuerdo—Brittany suspiró con fuerza, con sueño.

Santana desató hábilmente las pesadas botas y las deslizó con cuidado de una en una.

—¿Vas a desnudarme, también?

—Yo…—levantó los ojos hacia Brittany, y su corazón comenzó a latir con fuerza en la garganta—¿Quieres que lo haga?

Podía ver que la rubia tenía un gran cuerpo, pero no quería verla desnuda o casi desnuda.

Había sido capaz de evitar eso hasta ahora, incluso en los estrechos cuartos de su habitación compartida.

Y esta noche, no quería que el cuerpo de Brittany fuera lo último que viera antes de irse a dormir.

No quería un doloroso recordatorio de lo solitaria que había estado estos últimos años-de cuánto tiempo había pasado desde que había dejado que sus ojos y su imaginación se deleitaran en una preciosa mujer.

Por favor, no digas que sí.

—No te preocupes por ello—Brittany murmuró, sus párpados pesados.

Santana comenzó a girar suavemente a la rubia de su lado, preocupada de que pudiera vomitar en la noche.

—Estoy bien, doc—Brittany murmuró.

—Solo me aseguro.

Santana rápidamente se quitó las botas y los pantalones y se metió en su cama usando sus típicos boxers y camiseta.

Estaban a unos pies de distancia, acostadas de lado, frente a la otra, la diminuta lámpara de lectura de Santana encendida.

—¿Quién es esa?—Brittany señaló a la foto clavada en la pared detrás de ella.

Se dio la vuelta y quitó la foto de dos mujeres de la pared.

—Es mi hermana Emily y su pareja, Hanna—se quedó mirando la imagen de Emily y Hanna compartir un abrazo en una reunión familiar hace un año en Navidad.

Acababan de darle la noticia que sería tía.

Mantenía un contacto por correo electrónico regular con ellas, pero no se habían visto desde que Santana había sido enviada hace casi un año.

Las extrañaba terriblemente, deseando alternativamente que estuvieran aquí con ella y contenta como el infierno que estaban a salvo en casa.

Y más aún a su pequeña sobrino Ezra.

—¿Tienes una relación cercana con tu hermana?

Santana colocó la foto de nuevo y se dio la vuelta para hacer frente a Brittany otra vez.

—Sí, la tengo. Somos gemelas, así que supongo que se podría decir que hemos estado juntas desde el principio.

—¿Gemelas?

—Mellizas.

—Y su pareja. ¿Cuánto tiempo llevan juntas?

—Casi tanto tiempo, parece—sonrió. Amaba a Hanna como una hermana, también—Se conocieron en la universidad hace catorce o quince años. Hanna era una estudiante graduada y Emily era estudiante de primer año. Han estado juntas desde entonces. Y qué mejor que completar la felicidad con el pequeño Ezra—busco una foto—Es este.

—Guau. Es muy guapo.Eso es genial—cerró los ojos, y Santana pensó que estaba dormida hasta que alcanzo debajo de la cama y de repente sacó un libro.

En el interior del libro había una foto, que sostenía con manos temblorosas.

—Tengo una de esas, también, sabes.

—¿Qué, una hermana?

Brittany negó con la cabeza, y Santana cogió la foto, sujetándola bajo su luz.

—Pareja—dijo en voz baja.

Brittany no tenía un esposo, Santana se maravilló, sino más bien una esposa.

La mujer de la foto tenía un brazo alrededor de los hombros de Brittany mientras la rubia sostenía una niña en sus brazos.

La niña se parecía a Brittany.

El pelo rubio y liso, grandes ojos azules, una sonrisa juguetona y un tono de piel blanca.

La pareja era bajita y casi de la misma edad que Brittany, su cabello castaño.

Se veían... Santana no sabía si usaría la palabra feliz.

Contentas, de todos modos.

Parecían una familia, y sintió el conocido y agudo tirón de la soledad.

A veces sentía como si todo el mundo estuviera en pareja excepto ella, pero gracias a Dios, momentos como estos eran muy raros.

Realmente le gustaba su tiempo a solas, y era liberador tomar decisiones que sólo la afectaban.

Cuando Santana fue a entregar la foto de nuevo, descubrió a Brittany roncando suavemente, un puño doblado debajo de su barbilla, viéndose de la forma en que un niño pequeño puede parecer.

Deslizó cuidadosamente la foto de nuevo en el libro.

Era un libro de tapa dura, una novela lésbica de Emma Donoghue.

Bueno, bueno, pensó Santana, apagando la luz y acostándose sobre su espalda.

¿Por qué no había antes descubierto las pistas de que Brittany era gay?

¿Hubiera cambiado algo? Probablemente no.

La relación entre ellas era fácil, cómoda. Y la innegable necesidad de proteger a Brittany hubiera estado ahí, sin importar qué.

Ahora estaban en territorio personal, y las cosas cambiarían entre ellas.

Esto las dejaría a ambas más abiertas la una a la otra, y eso, Santana razonó, era un arma de doble filo.

Ella era responsable de esta mujer durante diez días más, y conocerla mejor haría más fácil su tiempo juntas, pero también podría hacer que se preocupe demasiado.

Y preocuparse por alguien demasiado era un peligro aquí.

Una distracción arriesgada.

Mantener su enfoque sería más difícil ahora, pero no imposible.

Comenzó a quedarse dormida con visiones de Brittany, su bebé, y esta mujer mayor compartiendo la felicidad doméstica en una casa que era probablemente de tres dormitorios, de ladrillo, y en una bonita, arbolada, calle suburbana de Michigan con céspedes bien cuidados y casas con largo porches de frente.

Bien por ti, Brittany Pierce.





********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Lun Oct 23, 2017 8:46 am

entonces Brittany si vive con Rachel, que mas pdo decir????
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Isabella28 el Lun Oct 23, 2017 1:20 pm

Pobrecita me dio penita san...esta tan solita.
avatar
Isabella28
**
**

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Oct 23, 2017 4:29 pm

Hola morra...

A veces las apariencias engañan no??
Parejas ahí de todo tipo amigas socias etc...
10 días... En un minuto cambia la vida, todavía falta mucho!!!

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Lun Oct 23, 2017 9:27 pm

micky morales escribió: entonces Brittany si vive con Rachel, que mas pdo decir????



Hola, si que si =/ La vrdd se quitan las palabras para comentar, no¿? =/ Saludos =D





Isabella28 escribió:Pobrecita me dio penita san...esta tan solita.



Hola, aii mi morena!! si como te entiendo... q venga q la cuidamos aquí, no¿?... Ok q britt la cuidde jajaja. SAludos =D





3:) escribió:Hola morra...

A veces las apariencias engañan no??
Parejas ahí de todo tipo amigas socias etc...
10 días... En un minuto cambia la vida, todavía falta mucho!!!

Nos vemos!




Hola lu, eso mismo! =/ ESO! q razón llevas ai tmbn! esperemos y tengas toda la razón ai tmbn jajajaj xD PFFf y otra vez q razón llevas ai! jajajajaaja . Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 3 - P I

Mensaje por 23l1 el Lun Oct 23, 2017 9:29 pm

Capitulo 3 - Parte I



Brittany buscó torpemente con su lente de cámara, su habitual coordinación robada por la resaca de la mañana.

—¿Cómo te sientes hoy?—Santana se había deslizado en silencio en la sala del personal del hospital.

Había un brillo juguetón en sus ojos mientras veía a Brittany maldecir en la lente.

La rubia estaba demasiado molesta consigo misma en el momento de sentirse culpable por su encuentro cercano con Jack Daniels.

—No sé qué me poseyó anoche. Jesús—sus dedos buscaron la parte dolorida de su frente—No he tenido nada fuerte de beber en tres años, desde antes de quedarme embarazada con Susan. Supongo que lo demostré, ¿eh?

La sonrisa de Santana era de pura diversión.

—No eras algo problemático. De verdad.

Brittany se sentía como una mierda y no estaba de humor para bromear al respecto.

—Lo siento, Mayor López. Por tener que cuidar de mí y todo.

Santana empezó a decir algo, pero Brittany la hizo callar con una mano levantada.

—Por favor no digas que sólo estabas haciendo tu trabajo. Dudo mucho que tu trabajo incluye el cuidar de fotógrafos borrachos.

—Está bien, me tienes ahí, pero preferiría mucho evitar el papeleo de tener que explicar algún accidente aconteciéndote bajo mi cuidado.

No parecía en absoluto molesta con ella. Estaba sonriendo, y Brittany decidió ahora que era un buen momento para averiguar lo mal que se había comportado.

—Entonces... ¿cuánto de ridículo hice?—tragó saliva—¿Exactamente?

Santana, llevando pantalones comunes de servicio público y una camisa azul quirúrgica, cruzó los brazos sobre su pecho. Su sonrisa desapareció en un instante.

Oh, mierda, Brittany pensó. ¿Qué demonios hice?

Ella había empezado a sudar un poco mientras Santana rompía en otra sonrisa.

Era evidente que estaba de humor para torturarla.

—Estabas bien. Estabas linda, de hecho.

Las terminaciones nerviosas de Brittany palpitaron.

—¿Linda?—gritó.

Había sido acusada de ser linda durante toda su vida, y había perdido su encanto hace mucho tiempo.

Pensaba de sí misma como dura, capaz, inteligente, independiente, asertiva. Divertida, también, y su lado sensible no era ningún secreto.

¿Pero linda? ¡Uf !

Linda era para las niñas, no para las fotógrafas premiadas de treinta y seis años de edad.

—Lo siento—Santana se encogió de hombros, sin parecer sentirlo en absoluto—Pero lo estabas.

—Hmm. ¿Eso quiere decir que me estaba cayendo por todo el lugar, o estaba tratando de abrazar a todo el mundo?

—Un poco de ambas cosas—arqueó las cejas juguetonamente—Está bien, ¿qué te parece entrañable? ¿Es mejor que linda?

Brittany no pudo evitar reírse.

Le gustaba que Santana pudiera hacerla reír, incluso cuando estaba de mal humor.

—En realidad no, pero ¿tengo elección?

—No. Además, me quedaría con entrañable y linda sobre dura y reservada
cualquier día.

—¿Qué, tu?

Santana se quedó callada y apretó los puños en los bolsillos. Su cara se cerró, como cortinas que recorrían un escenario, la alegría rápidamente desapareciendo.

Parecía tan inaccesible a veces, tan feroz era su concentración y su comportamiento formal. Seguía las reglas, le gustaba la eficiencia, tenía altas expectativas.

Era probablemente una perfeccionista, pero Brittany sabía que debajo del exterior de Santana se ocultaba un alma sensible con una interminable capacidad de cuidar y dar.

Había visto el desinterés y la dulzura de Santana cuando interactuaba con los niños o con sus pacientes.

—Santana—dijo, acercándose—Sabes, tu…

—Hey—resonó, retrocediendo un paso, de repente un poco nerviosa—Tienes una familia agradable, por cierto. Tu niña se parece a ti.

Brittany se frotó la frente de nuevo. Los fragmentos de la noche volvían a ella; era como armar un rompecabezas junto. Recordaba vagamente algo sobre una fotografía ahora.

Forzó una sonrisa amable.

—Gracias. Yo, um, no me había dado cuenta de que me mostré a ti.

Santana parecía como si quisiera decir algo, pero no lo hizo. Lo tomó como un signo de incomodidad por parte de Santana.

—No me refiero a ser evasiva sobre mi vida en casa. Es sólo que... no estaba segura de cómo ese tipo de cosas serían aceptadas en una base militar.

—En realidad, no es un gran problema que puedas imaginar—respondió con suavidad—En el ejército canadiense, por lo menos. No han sido capaces de
discriminar contra nosotros de ninguna manera desde mil novecientos noventa y dos. Hay incluso unas pocas parejas homosexuales en la base que están casados.

Brittany todavía estaba atrapada en la primera parte.

¿Ha dicho nosotros?

Una alarma de tono bajo, como el zumbido de un reloj despertador, resonó desde los altavoces de la pared, seguido por el golpeteo de los pies en todo el edificio.

—¿Qué está pasando?—Brittany preguntó, su latido acelerándose—¿Estamos siendo bombardeados o algo?

Santana salió corriendo por la puerta, ella pisándole los talones. La morena se encontró con una mujer en ropa quirúrgica que se apresuraba hacia las puertas dobles traseras.

—Heridos en masa en camino—dijo la mujer sin darse la vuelta—Bomba en la carretera. ETA (Tiempo estimado de llegada) cerca de ocho minutos.

Mientras los equipos médicos se preparaban, también lo hizo Brittany, maldiciendo la ausencia de Artie.

Justo cuando lo hacía, él se acercó, con aspecto desaliñado y despreocupado.

Ella con impaciencia le ordenó montar su trípode y controlara la luz mientras ella comprobaba la cámara remota que habían anteriormente fijado en una esquina superior de una de las dos salas de trauma.

Podía activar la cámara por control remoto, y era perfecto ya que podría tomar fotos a vista de pájaro mientras era totalmente discreta.

Momentos después corrieron tras el equipo de Santana y un segundo equipo, llegando justo a tiempo para saludar a dos helicópteros que aterrizaban con sus heridos.

En el lenguaje conciso, dos médicos explicaron lo qué sucedió a las tres víctimas, gritando por encima del ruido, mientras descargaban las camillas.

El vehículo blindado de los soldados había alcanzado un artefacto explosivo en la carretera, y cuando los soldados trataron de salir del vehículo, fueron emboscados por francotiradores esperando.

Brittany observó la primera víctima, un hombre corpulento, se bajó de la camilla e insistió en entrar al hospital caminando. Le habían disparado atravesándole el cuello, la bala pasó limpiamente sin golpear nada vital, según el médico.

Las otras dos víctimas parecían sin vida, sus uniformes de camuflaje empapados en sangre-uno de la cintura para abajo y el otro una imagen de espejo, con el torso completamente ensangrentado.

La vista sorprendió a Brittany, y se balanceó sobre sus talones por un instante antes de refugiarse detrás de la lente de su cámara.

Las cosas siempre parecían un poco menos reales una vez se puso la cámara entre ella y el sujeto.

Era una bienvenida barrera en momentos como éste, una ventana a lo que estaba pasando delante de ella pero que le permitía ser una observadora o intérprete en lugar de una participante.

Siguió al segundo equipo médico y el soldado cubierto de sangre desde la cintura hacia abajo, viéndolos cortar la ropa para revelar su ingle destrozada, ensangrentada.

Todavía estaba chorreando sangre.

El paciente se veía blanco y tan inmóvil como un objeto de porcelana.

—Taponea esa herida—el doctor le gritó a un ayudante.

—¡Taponea más apretado que una maldita lata de atún hasta que lo metamos en cirugía!

Alguien más estaba tratando de iniciar una vía intravenosa, y Brittany disparo las fotos-los primeros planos de una enfermera revisando la línea central y las manos de otros empujando la gasa en la herida, los primeros planos de los rostros que estaban preocupados, decididos, sombríos.

Señaló a Artie después de unos instantes para que la siguiera a la segunda sala de tratamiento, donde sabía que Santana estaba trabajando en el otro
paciente.

Artie parecía casi tan alarmado como ella por la sangre y el hecho y la desolación de la situación, pero tenían trabajo que hacer, al igual que los profesionales médicos.

No había tiempo para detenerse y procesarlo ahora.

El caos les dio la bienvenida en la habitación contigua, con Santana gritando por un cirujano, con las manos sobre el pecho del joven soldado cuyo uniforme estaba empapado en sangre y medio cortado.

Estaba parada en un charco de sangre. Brittany inmediatamente comenzó a tomar fotografías.

Esto era exactamente el tipo de cosas que le parecían tan surrealistas, algo tan mundano como las botas cubiertas de sangre de otra persona.

Alzando los ojos de su visor por un momento, ella estudió la cara del joven soldado.

Sus ojos azules estaban muy abiertos y sin parpadear, su pelo corto peinado con sudor y sangre.

Él parece que no tiene ninguna preocupación en el mundo, Brittany pensó. Y es tan joven. Es sólo un niño.

Su piel era tan blanca y sin sangre; Brittany nunca había visto una piel tan blanca.

Se está muriendo. Se está muriendo justo delante de mí. Comenzó a apoyar por Santana y su equipo para lograr algún tipo de milagro.

Nunca había visto morir a nadie antes.

En Darfur, que había visto cosas casi como tan horribles-niños demacrados, personas marcadas por tácticas de tortura, víctimas de violación, algunos cadáveres.

Pero no alguien realmente en el acto de morir.

No alguien que estaba vivo y sano sólo unos momentos antes. Y esto... tragó contra el dolor en su garganta.

Esta era una persona que podría haber sido su hermano o un vecino o un amigo.

Este era alguien asesinado al azar por sólo estar haciendo su trabajo.

Estaban bombeando al soldado a través de un tubo en la garganta.

Una vez más, Santana llamó por un cirujano, su tono impaciente e implorante, pero sin pánico.

—Lo estamos perdiendo—dijo ella, su voz apenas audible. Miró el reloj de pared y pareció tomar una decisión, porque se dio la vuelta y cogió un bisturí de una mano extendida.

Lo dirigió con decisión entre las costillas del soldado desde su esternón y alrededor de su espalda. Sus pulmones sobresalían fuera de la incisión, inflándose y desinflándose al tiempo que las manos estaban exprimiendo el aire por su garganta.

Pintas de sangre coagulada caían fuera de su pecho en un montón gelatinoso.

Ignorando todo eso, Santana tomó una sierra y empezó a cortar bruscamente a través de su esternón, el sonido del procedimiento casi enfermó a Brittany en el acto.

Las transfusiones de sangre estaban siendo bombeadas, pero la sangre le salía casi tan rápidamente.

—Mierda—Santana maldijo, más para sí misma—Su aorta está destrozada.

Una mirada pasó entre la morena y su equipo que Brittany sabía no podía ser buena.

Su paciente se les escapaba de las manos. Sus hombros se hundieron de repente un poco, y sus voces se hicieron más bruscas, más ásperas.

Ellos, también, tuvieron que reconocer que estaban peleando una batalla perdida, pero no estaban dispuestos a conceder.

El cirujano, una pequeña mujer que parecía áspera y amarga, entró casi inadvertidamente. Rápidamente miró hacia el pecho abierto y le preguntó cuánto tiempo el paciente había estado ahí.

—Veinte minutos—fue la respuesta.

—Eso es todo, voy a declararlo muerto—anunció con toda naturalidad, como un director de cine diciendo ‘corte.’

La habitación se quedó tan quieta como la mañana.

Estaba misteriosamente silenciosa.

Después de una rápida foto del cuadro sombrío, Brittany respetó el silencio y dejó de tomar fotografías. Miró por última vez al soldado, que, con sus ojos azules y el pelo rubio y su juventud, consiguió parecer incongruentemente alegre incluso en la muerte.





********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Mar Oct 24, 2017 5:17 pm

Hola morra...

Estando en esos lugares ahí que aprender a respirar la muerte y sobre todo a sentirla...
A ver como reaccionan todos ahora??

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Mar Oct 24, 2017 7:42 pm

Dios que intenso todo eso!!!! la verdad hay que tener estomago para estar ahi!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Mar Oct 24, 2017 9:29 pm

3:) escribió:Hola morra...

Estando en esos lugares ahí que aprender a respirar la muerte y sobre todo a sentirla...
A ver como reaccionan todos ahora??

Nos vemos!!



Hola lu, la vrdd esk si... =/ Mmm aquí dejo el cap para saber más! Saludos =D





micky morales escribió:Dios que intenso todo eso!!!! la verdad hay que tener estomago para estar ahi!!!!



Hola, si que lo es. Si... y pensar q todo es rael =/ Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 3 - P II

Mensaje por 23l1 el Mar Oct 24, 2017 9:31 pm

Capitulo 3 - Parte II


Más tarde, en el pasillo, Brittany vio a Santana charlando con otro soldado- un compañero de la víctima, concluyó.

No podía oír lo que decían, pero vio a Santana poner su brazo alrededor del hombre mientras él comenzó a llorar-en silencio al principio, luego más violentamente.

Girándose de nuevo a Artie, Brittany se aclaró la garganta con brusquedad, su voz como papel de lija.

No podía tomar otro minuto de esto.

—Vamos, salgamos de aquí.

Brittany dejó caer las lágrimas mientras recorría las fotos en su computadora
portátil.

Artie se sentó a su lado, en silencio respetando su emotivo despliegue. Era difícil mirar las fotos, recordando lo que había visto hace unas horas.

Los médicos y las enfermeras habían trabajado tan duro para salvar la vida de ese joven, y todo había sido en vano. Todos habían pasado por la agitación emocional de tratar de salvar una vida que no podía ser salvada, poniendo todo lo que tenían en ello.

Hubo un poco de consuelo en el hecho de que el otro soldado, el que tenía la severa lesión en la pierna, había sobrevivido e iba a recuperarse.

Pero Brittany no pensaba que alguna vez sería capaz de olvidar la mirada en la cara de ese joven soldado en la muerte o la mirada perseguida de desesperanza en la cara de Santana y los otros.

Cuando se hizo evidente que su trabajo estaba hecho, que la lucha estaba perdida, parecía que apenas estuviera reteniendo un torrente de emociones.

Pero lo habían hecho, y ahora el corazón de Brittany se rompió un poco por todas las cosas que Santana y sus colegas no pudieron expresar.

Su estoicismo era admirable, sin embargo, tenía que ser tan condenadamente difícil de mantener.

—No creo que vuelva a mirar a un joven de la misma manera—dijo en voz baja, sabiendo que su tiempo aquí los cambiaría a ella y a Artie.

Artie asintió, mirando fijamente la pantalla. Después de un largo rato, dijo,

—Sabes, cuando tenía esa edad...—negó con la cabeza tristemente, sus ojos húmedos con sus propios recuerdos—Todo lo que me importaba era drogarme o echar un polvo ... marcar el siguiente gran gol. Jesús. ¿Ponerte así en la línea por tu país? No podría hacerlo, Britt. Yo simplemente no podría.

Lo rodeó con el brazo, pensando en lo diferente que reaccionaban los hombres y las mujeres a la guerra y el sacrificio.

Artie, ella sabía, estaba examinando su virilidad, cuestionando su sentido de altruismo y valor.

Ella, por el contrario, estaba pensando en su hija y las madres y esposas y esposos y cuánto había que perder.

Pensó en los costos emocionales, también, y sus pensamientos se deslizaron a Santana y el precio que pagaba aquí, día tras día, semana tras semana.

¿Cómo lograba hacer frente a tanta pérdida?

¿Y cómo saldría ella?

Había visto en los ojos de Santana la mirada intermitente, atormentada después de la muerte del joven soldado-el vacío donde la esperanza había surgido justo momentos antes-seguido por la suprema mirada de tristeza y luego el empañamiento de sus emociones.

Brittany sintió que su corazón se contraía de nuevo, mientras recordaba el abrumador deseo que había tenido de tomar a Santana en sus brazos y consolarla, tratando de transfundirle un poco de luz de nuevo en ella.

La esperanza, sabía, era algo que las personas tenían que descubrir y mantener para sí mismos. Pero la esperanza y la alegría por la vida eran terribles cosas que perder, y no quería que Santana dejara de importarle, dejara de vivir.

Reconociendo la profunda necesidad que sentía por proteger a la morena le dio una repentina sacudida, inesperada.

Santana estaba sufriendo, y su instinto y era ir a la morena.

—Artie, ¿has visto a la Mayor López?

—No. Pero me encontré con Quinn. Dice que la Mayor lo está tomando muy duro.

¿Qué significaba eso, exactamente?

¿Significaba que Santana estaba acurrucada en una pequeña bola en alguna parte, llorando su corazón?

No es probable.

¿Estaba en el gimnasio golpeando la pesada bolsa?

¿Estaba en brazos de otra persona ahora mismo, consiguiendo consuelo?


Su último pensamiento la sacudió, tan incómoda.

Santana era gay. Lo había dicho esta mañana. Se preguntaba ahora, con más que una curiosidad pasajera, si Santana tenía una novia aquí o en casa.

¿A quién le abra su corazón, le cuenta sus penas, encuentra compañía?

¿En quién piensa cuando apaga la luz en la noche?

¿Hay alguien con quien comparte sus pensamientos y sentimientos más íntimos?

¿O está totalmente por su cuenta?


Brittany no podía decir si honestamente quería saber las respuestas a sus preguntas silenciosas, porque sentía una vaga sensación de soledad.

Tal vez soledad no era la palabra correcta, pero la soledad era, con seguridad, a pesar de que tenía la vida idílica allá en casa con una pareja leal, fiable y la hija más maravillosa del mundo.

Su estable vida hogareña le permitía ir explorando el mundo con su cámara, y sin embargo se sentía como si una parte de ella se hubiera desvanecido como una fotografía vieja en los últimos años.

Sacudió la cabeza para despejarse.

No quería pensar en esa parte perdida, marchita de sí misma en este momento, porque realmente no tenía ninguna explicación racional para sus sentimientos.

Era como mirar hacia fuera en un cielo soleado incluso cuando el barómetro en la pared advertía de cambios atmosféricos severos.

—Britt—Artie dijo suavemente, interrumpiendo sus pensamientos—Tienes que dar marcha atrás.

—¿Eh?—no tenía ni idea de lo que estaba hablando.

Sólo sabía que su estómago se sentía como si estuviera tocando fondo.

—La Mayor López. Tienes que dar un paso atrás. Te estás acercando demasiado.

Sintió que su aliento la abandonaba.

Él estaba en lo correcto.

Ella se estaba acercando.

Pero no había hecho nada malo. Sentía una innegable conexión con Santana López, una atracción emocional que no podía ignorar, pero no estaba mal.

Ninguna de ellas habían sobrepasado cualquier límite, y se resintió de la implicación.

Su voz se endureció.

—No hay nada de qué preocuparse, Artie.

Estaba claro que él no se lo creía. La incredulidad estaba en sus ojos.

—Hay algo entre ustedes dos, Britt. Y creo que es peligroso.

—No hay nada entre nosotras. Por favor. ¿No crees que soy sólo un poco más profesional que eso? Por no mencionar el hecho de que me tomo muy en serio las relaciones comprometidas?—su indignación estaba a punto de explotar.

Cómo se atreve a tratar de ser su conciencia, su policía de la moral.

!Él de todas las personas!

—No he dicho que te la estés follando—susurró—Jesús, Britt. Todo lo que quería decir era...—suspiró con frustración—No lo sé, ¿de acuerdo? Sólo puedo sentir este verdadero vínculo entre las dos, y no quiero que nadie te lastime. Simplemente no quiero que estés demasiado apegada a nadie aquí.

¿Y que estaría mal en eso? quería preguntarle.

¿Que había de malo en cuidar a alguien?

¿Con compartir una conexión emocional, aunque fuera sólo por un par de semanas?

¿Qué demonios estaba mal con ser humano y tener sentimientos?

—Te juro, Artie, todo lo que los hombres piensan es en sexo. Que si no estoy follando con la Mayor López, como dices, entonces debo querer. O ella debe querer. O vamos a cometer algún pecado carnal aquí. Cristo. ¿Qué es tan malo en querer ser amiga de alguien? Es decir, tú y yo somos amigos, y no tenemos relaciones sexuales ni hacemos nada que sea una amenaza para mi relación con Rachel. Entonces, ¿por qué estás tan preocupado por la Mayor López?

Él sacudió la cabeza, con la mandíbula apretada. Sus palabras claramente lo habían picado.

—Mira, sólo olvida lo que he dicho, ¿de acuerdo?

Miró a las imágenes en la pantalla de nuevo, cambiando de tema, sugiriendo cuáles debía editar y cuales debía mantener, pero su mente seguía vagando a la cuestión que él había planteado, a esta supuesta atracción mutua entre ella y Santana, a la química obvia entre ellas.

O por lo menos obvio para él.

Trató de acorralar sus pensamientos, porque cuanto antes se apoderara de ellos, mejor.

Artie tenía razón en que había algo entre ella y Santana, pero podía decir o pensar lo que quisiera, porque tenía un firme control sobre su moral, maldición.

Nunca había engañado a Rachel en sus siete años juntas y nunca lo haría.

Su relación no era exactamente lo que quería gritar a los cuatro vientos, pero que era segura y sólida.

Era en lo que se convertían las relaciones cuando las chispas salían y la química se disolvía.

—¿Vas a la ceremonia de la rampa al atardecer?—él preguntó después de un momento.

Acogió el nuevo tema.

—No me lo perdería—dijo con firmeza, aunque todavía estaba silenciosamente perturbada.






********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Miér Oct 25, 2017 1:37 am

Hola!!! Siiiiii mas química entre Santana y Britt !! jajajaa!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4303
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Miér Oct 25, 2017 8:44 am

Bueno, creo que llego el momento de que Brittany se empiece a cuestionar ciertos aspectos de su relacion con su pareja pq si ya no hay "chispas" hay que ver con quien si abrian o no????
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Miér Oct 25, 2017 9:12 am

Hola morra...

Esa química o alquimia entre las dos es muy palpable!!!
Las dos tienen el mismo limite... En la vida no ahí casi nada solido...
Yo que britt voy y la apapacho un rato a san como amiga jajajaja

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Isabella28 el Miér Oct 25, 2017 2:33 pm

Artie se cree la conciencia de britt...yo estaría abrazando a esa pobre morena,sin pensarlo.
avatar
Isabella28
**
**

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Miér Oct 25, 2017 10:10 pm

monica.santander escribió:Hola!!! Siiiiii mas química entre Santana y Britt !! jajajaa!!
Saludos



Hola, aiii xfin!!! esk como no iba de ser así¿? jajajajajaj. Saludos =D





micky morales escribió:Bueno, creo que llego el momento de que Brittany se empiece a cuestionar ciertos aspectos de su relacion con su pareja pq si ya no hay "chispas" hay que ver con quien si abrian o no????




Hola, jajajajajaajajaj pero q razón llevas! que razón! Dilo noma para q se pase y se de cuenta q san es lo suyo! jajaajaj. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra...

Esa química o alquimia entre las dos es muy palpable!!!
Las dos tienen el mismo limite... En la vida no ahí casi nada solido...
Yo que britt voy y la apapacho un rato a san como amiga jajajaja

Nos vemos!!



Hola lu, jajajajajajajajaj xD ajajajajajaj mientras sea bueno entre ellas q mejor! ajajajajaj. Mmmmm razón tienes ai ¬¬... pero en ellas si, no¿? jajaajaj. Aiii sisisisi, dilo para q pase ajajajajajaj... o vamos nosotras, no¿? xD jajaja. Saludos =D






Isabella28 escribió:Artie se cree la conciencia de britt...yo estaría abrazando a esa pobre morena,sin pensarlo.




Hola, sip, quizás donde la conoce desde hace mucho, no¿? xD Aii siiiii, y yo tmbn! ajajajajajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 3 - P III

Mensaje por 23l1 el Miér Oct 25, 2017 10:12 pm

Capitulo 3 - Parte III



Santana había estado en la rampa de ceremonias para los compañeros caídos demasiadas veces.

Decirles adiós nunca era más fácil; de hecho cada vez era peor.

Era la capa de tristeza sobre la tristeza hasta que era casi demasiado para soportar.

Este le dolía especialmente, ya que fue uno que ella misma no pudo salvar.

No era frecuente que alguien fuera traído al hospital de la base con vida y dejado en una caja, y lo tomó como algo personal. Aunque sabía en su interior que habían hecho todo lo posible, todavía se sentía como un fracaso.

Todas las muertes lo hicieron, pero ésta más que todas.

El vehículo de combate ligero que llevaba el ataúd se acercó a las tropas y civiles reunidos, el polvo tardo mucho tiempo en asentarse.

Al menos seiscientas personas estaban presentes para dar un saludo final al joven soldado, para verlo partir a casa por última vez.

La rampa de la LAV (Vehículo de combate ligero) cayó con un ruido sordo, metálico, y los portadores del féretro-compañeros soldados en sus camastros-levantaron el ataúd cubierto por una bandera en sus musculosos, cansados hombros y lentamente comenzaron a moverse entre las líneas flanqueantes de tropas.

Santana y los otros estaban al menos catorce filas atrás-británicos, estadounidenses, daneses, holandeses, estonios, australianos, franceses, rumanos, canadienses.

El ataúd avanzó lentamente hacia el vientre del Hércules C-130 esperando. Un gaitero caminaba lentamente detrás y tocó una versión de ‘Amazing Grace’.

Era a la vez desgarradora y lamentable.

Santana sintió el peso aplastante de tantas emociones-sobre todo desesperación y profunda tristeza-mientras observaba la partida final de un compañero caído.

Aun así, se sentía impulsada por el enorme honor de servir en compañía de esas personas valientes y desinteresadas. La breve ceremonia fue digna, encantadora incluso, pero indescriptiblemente triste.

Ya, la gente de vuelta a casa estaba llorando la pérdida de este joven.

Una vez más, Santana estaba molesta por las dudas.

¿Podría haber hecho algo más?

¿Intentado algo diferente?

¿Habían renunciado demasiado pronto?

Odiaba las segundas suposiciones, pero siempre tenía que agotarse a sí misma con ello antes de que pudiera encontrar la paz para seguir adelante.

Volvió su atención hacia el padre, que estaba pronunciando una breve oración. Luego al Teniente Coronel, rígido como un asta de bandera, se volvió hacia ellos.

—¡Grupo de Trabajo de Afganistán, a su compañero caído, lo saludo!

Ellos cumplieron, algunos con lágrimas rodando por sus mejillas, y luego se les ordenó:

—¡Prosigan!

Y lo harían, Santana lo sabía, pero con un pequeño pedazo de ellos yéndose en ese enorme avión militar, gris pálido que pronto volaría a casa.

La muerte de cada colega los dejaba un poco más vacíos, un poco más expuestos y con bordes más afilados, como cuando un pedazo de roca era cincelado lejos de un peñasco.




Terminada la ceremonia, Santana anduvo alrededor, hablando tranquilamente con sus compañeros.

Se abrazaron y se consolaron mutuamente con palabras simples y gestos.

Ninguno de ellos habló con rabia.

Nadie quería ser responsable de ser una influencia negativa. Todos sabían instintivamente lo que se necesitaría para continuar con su trabajo, y era el apoyo mutuo y su misión, no el miedo o la ira o el arrepentimiento.

Santana se había dado cuenta antes de que Brittany discretamente tomaba fotos, pero había mantenido una distancia respetuosa, dejando que los soldados se afligieran juntos.

Ella está esperando hablar conmigo, para ver si estoy bien, se dio cuenta.

La idea era molesta y muy conmovedora.

—Hola—se acercó a Brittany sin dudarlo.

Si quiere hablar conmigo, bien. Aquí estoy.

—Hola, tú—cuando Brittany levantó la vista hacia ella, vio la profundidad de su inquietud y preocupación.

Estaban tan claramente grabadas en su cara, profundizando un poco sus finas líneas.

—¿Caminas conmigo?

Los últimos rayos del sol prácticamente se habían ido ya, el cielo se oscureció rápidamente a medida que se alejaban de la multitud, sus hombros casi, pero no del todo, tocándose.

—¿Estás bien?

La pregunta era inevitable, pero Santana no sabía cómo responder.

Desesperadamente quería decir que estaba muy bien, pero Brittany querría una respuesta honesta-no estaba preguntando por cortesía.

Por razones que no podía descifrar, quería decirle la verdad. Pero era tan difícil.

Con su hermana estaba abierta indefectiblemente, pero con nadie más.

No con sus ex amantes, no con el resto de su familia.

No con sus amigos.

Incluso con sus colegas, era raro que confesara temores o debilidad, emoción en estado puro.

Era natural para ella resistir ahora.

—Yo...—su garganta estaba irremediablemente seca, y las palabras sólo vendría si las obligaba a salir.

Incluso entonces, no estaba segura.

Se estaba ahogando en las emociones en este momento, impotente contra ellas.

La agitación en su interior era como un río crecido, furioso que aún no había decidido en qué dirección iba a tronar y tallar su voluntad.

—Es difícil—fue todo lo que se atrevió.

—Oh, Lo quiere decir, Mayor López.—Brittany detuvo su progreso con una suave mano en el hombro de Santana.

—Está bien—trató de sonreír, pero fracasó—Puedes llamarme Santana. Se
siente como que deberías.

—Sí, lo hace.

La sonrisa de respuesta de Brittany era tranquilizadora.

Permanecieron en silencio durante mucho tiempo, caminando de nuevo.

El cielo se había vuelto negro, y estaba misericordiosamente más fresco ahora. Las estrellas eran claras y brillantes, como en el norte de Michigan o Canadá, y sin embargo parecían diferentes de alguna manera.

La luna creciente estaba orientada hacia los lados, sus extremos se inclinaban hacia arriba en lugar de verticalmente como en casa, y las estrellas y constelaciones no estaban en sus posiciones habituales.

Era desconcertante, y Santana aún no podía acostumbrarse a ello.

—Tenías razón—Brittany dijo, inclinando su rostro hacia el cielo—Es hermoso aquí por la noche. Diferente pero hermoso.

Una estrella cayó a lo lejos-una bola de fuego disparada-y Santana sintió que Brittany se tensaba a su lado.

—No te preocupes, no es un cohete.

Brittany rió nerviosamente. Enroscó su brazo alrededor del bícep de Santana y lo agarró porque apenas podían ver un paso delante de ellas ahora.

Caminaron de nuevo en silencio durante un rato, dirigiéndose lentamente en dirección de sus cuartos.

—¿Los odias, Santana?

—¿A quién?

—Los talibanes.

La pregunta ardía en la garganta de Santana. Lo había contemplado tantas veces en los últimos diez meses-antes de eso incluso.

Oh, ella quería odiarlos, de acuerdo. Pero si se dejaba caer en su marca de maldad y odio, se dañaría irreparablemente a sí misma.

Lo sabía con tanta seguridad como sabía cualquier cosa real.

—El odio nunca ha cambiado el mundo para mejor.

—No. No lo ha hecho. Pero son tu enemigo. Ellos quieren matarte, Santana.

—Somos profesionales. No es necesario odiar al enemigo.

—Ah, ya veo. Más bien como un partido de hockey. Sólo estás jugando el juego por el bien del juego. En realidad no odias a tu oponente.

Santana sintió una sonrisa tratando de ejercerse. Brittany, según sus propias
palabras, no era ninguna atleta. Y no era ciertamente un soldado, y sin embargo tenía un punto, incluso si no se lo admitiera.

—El odio te hace perder la concentración, te distrae, te obliga a cometer errores. Perderás el juego si dejas que tus emociones dominen.

—¿Y qué pasa cuando tu oponente te lastima o a alguien que te importa? Cuando lo hacen algo personal? ¿Cuándo te odian? ¿Entonces qué? Tú misma dijiste que no había reglas de compromiso en esta guerra.

Santana no quería continuar con esta conversación. Estaba haciéndola pensar acerca de cosas que no quería pensar en este momento.

Ella tenía dos meses más para pasar, dos meses más para mantener su cabeza en el juego, para mantener la compostura.

—Britt, mira. No tengo nada más que decir sobre el tema, ¿de acuerdo? Sólo estoy tratando de hacer mi trabajo aquí de la mejor manera posible. Y para mí, eso significa no pensar en... ellos. No dejar que tengan ese poder sobre mí.

Brittany apretó más fuerte el brazo de Santana para detener su avance otra vez.

—Vi la mirada en tus ojos hoy. Cuando perdiste a ese soldado. Parecías desconsolada, pero entonces volviste a embotellarlo todo. Empujas hacia abajo esos sentimientos tan profundamente, Santana. Tengo miedo por ti. Me temo que llegará un momento en el que no habrá ningún espacio para poner esos sentimientos.

La ira comenzó a surgir a través de Santana-en pequeñas olas al principio, pero luego con más fuerza.

¿Qué sabía esta mujer acerca de la guerra?

¿Sobre perder vidas?

¿Sobre tratar hacer tu trabajo cuando todo a tu alrededor se va al infierno?

¿Qué es lo que sabía realmente sobre ella y que la hacía moverse?

Tomó todo el esfuerzo de Santana para no levantar la voz.

—¿Qué crees que debería hacer, Brittany? ¿Romperme en frente de todos? ¿Lanzar mis manos y decir que no estoy haciendo esto más? ¿Qué?

—Por supuesto que no. ¿Pero hay alguien con quién puedas hablar?

—¿Por qué te importa?—su tono era brusco y acusador, pero no podía evitarlo.

Si Brittany quería que mostrara sus emociones, muy bien, porque eso es exactamente lo que iba a obtener.

—Porque sí—se acercó más, frente a ella.

Estaba tan oscuro, Santana sólo podía ver el contorno de su cara.

—Porque no quiero que este lugar robe a la persona bondadosa, generosa que eres. No quiero que te haga amarga y... no sé. Diferente.

—Ni siquiera me conoces.

—Sé lo suficiente para saber que eres una buena persona, Santana. De la mejor clase que hay.

Se rió con amargura.

—Sí, bueno, ¿sabes que, Britt? No es tu trabajo preocuparte por mí, ¿de acuerdo? No es tu trabajo preocuparte por lo que algo de esta mierda me está haciendo.

Si era una cosa que no necesitaba ahora, era alguien escudriñando cada movimiento y cada mirada para ver si estaba bien.

Alguien mirando en su alma.

No quería sentirse como un espécimen en una diapositiva, no necesitaba que alguien se preocupara por ella, controlándola todo el tiempo como si fuera una lisiada emocional.

Brittany, claramente picada, retrocedió casi imperceptiblemente. Su voz se hizo más tensa.

—Por supuesto que no es mi trabajo, Santana. Pero si ... me preocupo, ¿de acuerdo? Quiero ser tu amiga.

Sintió el escozor de la culpa por ser una perra sin corazón.

¿Era tan terrible que esta mujer había llegado a hacer un vínculo con ella y se preocupaba por ella?

Ella se habría ido en poco más de una semana, después de todo.

¿Qué importaba si sus debilidades eran evidentes para Brittany Pierce?

Ellas nunca se volverían a ver.

Estaba a salvo con Brittany, ¿no?

—Brittany—dijo ásperamente.

Su necesidad era tan grande en este momento, su enormidad la asustaba como el infierno.

No podía arriesgarse a abrir las compuertas porque no tenía ni idea de si podría controlar sus emociones de nuevo.

¿Podría revertir el agua después de abrir una presa?

¿Recuperar una respiración una vez que se escapara?

¿Tomar las palabras habladas de vuelta?

No.

De repente, los dedos como plumas de Brittany estaban en su mejilla. La sensación que resultó fue como una corriente eléctrica, lo suficientemente fuerte como para casi golpearla en el culo.

Su aliento la dejó violentamente, y le dolió volver a inhalar.

Jesucristo.

¿Qué le estaba pasando?


Se sentía mareada por el toque y comenzó a balancearse un poco.

—Está bien—la voz de Brittany era suave mariposa antes de que fuera llevada por la brisa suave y cálida.

No, no está bien, Santana quería gritar, [/i]!No tienes ni idea![/i]

La mano en su cara, tan tierna, provocó un doloroso e inesperado anhelo de todas las cosas que no tenía-un hogar, seguridad al final del día, el toque amoroso, cuidadoso de una mujer.

Dios.

Cómo quería acariciar su mejilla contra esa mano, caer en lo que estaba segura era un cálido abrazo, esperando... para dejarse ir, dejarse consolar y alimentarse de una manera que no se había permitido en tanto tiempo.

Sólo por esta vez.

En cambio, se obligó a pararse más derecha, a alejarse del alcance de Brittany.

Esta no es la mujer, Santana, y no es el momento.

Era una tontería, tal vez incluso peligroso, otorgar a Brittany el papel de su salvadora emocional.

Con esfuerzo, arrastró su resolución de nuevo a la vanguardia, donde pertenecía.

—Mira, Brittany, haznos un favor a ambas. No pierdas tu tiempo preocupándote por mí, ¿de acuerdo?

Brittany, rígida por la picadura de las palabras, no estaba cediendo. Su voz estaba llena de dolor.

—Quiero cuidarte, Santana. Es quién soy, ¿de acuerdo? No puedo cerrar eso. Y tú tampoco puedes.

La última parte se sintió como una bofetada, pero Santana se negó a morder el anzuelo.

Quería atacar, herir a la mujer que había visto con tanta facilidad a través de ella, que la hacía querer admitir cosas y compartir las cosas que debían ser mejor dejadas enterradas, como el soldado que acababa de perder.

—Mira, Britt. Sólo vuelve con tu esposa y tu hija cuando termines aquí y olvídate de todo, ¿de acuerdo? Vuelve a tu agradable vida y déjame en paz—se volvió bruscamente y se alejó, dejando a Brittany sola en la oscuridad, sabiendo que la rubia estaba probablemente sufriendo tanto como ella.





********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Jue Oct 26, 2017 7:06 am

Bueno entiendo a San, Britt se ira y entonces que????
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Isabella28 el Jue Oct 26, 2017 8:22 am

Igual dificil que san se deje querer sabiendo la situación de britt...pero no imposible.
avatar
Isabella28
**
**

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Jue Oct 26, 2017 11:21 am

Hola morra....

El contexto en el que están pera formar un vinculo de cualquier tipo... Es imposible!!! ,literalmente se vive segundo a segundo... Y san no quiere ese vinculo justamente ahora...
Es razonable y le doy la derecha a san... Britt tiene una vida.. Y un límite!

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Jue Oct 26, 2017 7:39 pm

micky morales escribió:Bueno entiendo a San, Britt se ira y entonces que????



Hola, la vrdd esk si... tiene un gran y buen punto =/... todo esta en manos de britt¿? SAludos =D





Isabella28 escribió:Igual dificil que san se deje querer sabiendo la situación de britt...pero no imposible.




Hola, si que lo es =/, pero tmbn tienes razón con q no es imposible... insisto, todo esta en manos de britt. Saludos =D






3:) escribió:Hola morra....

El contexto en el que están pera formar un vinculo de cualquier tipo... Es imposible!!! ,literalmente se vive segundo a segundo... Y san no quiere ese vinculo justamente ahora...
Es razonable y le doy la derecha a san... Britt tiene una vida.. Y un límite!

Nos vemos!




Hola lu, esk son las brittana asik, como no¿? jajajaja. Mmmm esk se entiende..., pero como dices se vive el segundo... quizás...solo quizás... Sip..., pero insisto en lo q dijiste...el segundo de vida! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 4 - P I

Mensaje por 23l1 el Jue Oct 26, 2017 7:41 pm

Capitulo 4 - Parte I


Brittany volteó a otra página en su revista Michigan Hoy.

Que había llevado con ella más para recordarle su hogar que como material de lectura, y se le había ocurrido esta mañana que podría a Nazirah gustarle las fotografías en la misma.

Y, lo hizo alguna vez.

Especialmente el artículo sobre Mackinac Island ...bueno, las fotos de todos modos. No había ningún intérprete disponible, por lo Brittany hizo todo lo posible para explicar dónde estaba Mackinac Island, usando un pedazo de papel, un lápiz, y sus habilidades de dibujo rudimentarias.

Su representación del Lago Michigan parecía un globo de agua caído y el Lago Huron parecía el ala dentada de un pájaro.

Oh bueno.

No era como si Nazirah lo tuviera en cuenta.

Nazirah estaba tocando la revista como si fuera sagrada, sus ojos bailando con curiosidad y asombro.

Acarició con reverencia las páginas brillantes, lustrosas, casi con miedo de darles vuelta. Su alegría y aprecio de par en par al instante la levantaron del mal humor oscuro con que había despertado.

Santana ya se había ido de la habitación, eliminando cualquier posibilidad de que hablaran de lo que había sucedido la noche anterior, cualquier posibilidad para que la morena mostrara remordimiento o culpa o malestar por la forma en que la había tratado.

Al menos esperaba que Santana sintiera esas cosas. Y que había perdido tanto sueño como lo había hecho ella.

Sería justicia divina.

¿Por qué?, se preguntó de nuevo por millonésima vez, ¿Por qué cree que necesita acallar sus sentimientos de todo el mundo ?

¿Por qué necesita ser tan condenadamente estoica y obstinada todo el tiempo?

¿De qué tiene miedo, que me burlaré de ella?

¿Pensar menos de ella?

¿Creer que es débil?

¿O que la lastimaría de alguna manera?


Sabía que podía llegar a ser un poco fuerte a veces.

Le gustaba hablar las cosas, incluso si se requería un montón de empujar y tirar. La introspección estaba bien hasta cierto punto, pero sólo si terminaba en discusión.

¿Y malhumor o mala cara?

No tenía tiempo para eso.

Algunas de las batallas épicas con las que ella y Rachel habían luchado había resultado del choque de las formas tranquilas, reflexivas y su propia apertura emocional.

A Rachel le gustaba desaparecer en su estudio durante horas o sentarse en la mesa durante una comida con su nariz en un periódico o un libro.

Si se sentía enojada o molesta, Rachel se desvanecía para lamer sus heridas.

Ella por el contrario, emitía humo y tormenta. No eran exactamente un buen partido de esa manera.

La conducía a la locura a veces.


Las gesticulaciones de Nazirah atrajeron su atención hacía las imágenes de caballos y calesas en el artículo de Mackinac. Asintiendo con entusiasmo, imitó la conducción de un coche, y luego, a través de las señales de mano, trató de explicar que no había coches en la isla.

Fue unos momentos antes de que ella notara a Santana apoyada en la pared de madera contrachapada, observándolas, una sonrisa vacilante que se retorcía en las comisuras de la boca.

Los ojos de Santana, aunque cansados, parecían mucho más agudos y vivos que anoche.

Le sorprendió cómo esos ojos podían ser como las frías aguas del Lago Michigan en Noviembre en un minuto, luego exuberante al siguiente, capaz de atravesarte un minuto y acunarte al siguiente, dependiendo de su estado de ánimo.

Esa era la clave para leer a Santana, decidió, estudiando sus ojos.

—¿Querías verme?—Brittany preguntó finalmente.

—No si estoy interrumpiendo—Santana dirigió su atención a Nazirah—Salam. ¿Shoma Chétori, Nazirah?

—Man khoobam, mamnoon.

Brittany sonrió a Nazirah y le hizo señas para que mantuviera la revista. Siguió a Santana fuera de la habitación a una zona de suministro vacía.

Aislada en tres lados por la madera contrachapada, el cuarto lado era una cortina, que ofrecía tanta privacidad como se podría encontrar en cualquier lugar en la base.

—¿Cómo está ella?—Brittany preguntó.

—Bien, teniendo en cuenta lo mal que el absceso era. Estamos controlando la infección y en un día o dos haremos una cirugía.

—Tu persa es muy impresionante—dijo.

—Cualquier persona puede aprender algunas palabras. Pero tú... eres tan buena con ella—la miró con evidente aprecio. Su voz era profunda y suave y tan alejada de los tonos huecos y ásperos de la noche anterior—Tal vez deberíamos mantenerte aquí como parte de nuestro programa de terapia.

Brittany rió cortésmente, y luego se quedó en silencio ante la emoción que vislumbró en la cara de Santana.

Estaba ahí y se fue tan rápido, como la estrella que cayó anoche... casi demasiado rápido para que lo atrapara.

¿Era tristeza?

¿Anhelo?

¿Arrepentimiento?

Brittany no podía estar segura, pero sea lo que fuera había ardido intensamente por un instante antes de desaparecer.

Se quedó sin aliento al darse cuenta de lo practicada que estaba Santana en apaciguar sus emociones.

—Anoche, yo ... lo siento, Brittany. No fui muy amable contigo y sólo quiero disculparme.

Cruzó los brazos sobre su pecho, confundida.

¿Cómo podía esta mujer inteligente y cariñosa ser tan despistada?

¿Cómo no iba a conseguirlo?

Sin importar lo mucho que quería estrangular algo de sentido en Santana, necesitaba reunir las palabras que quería decir, mantener su temperamento bajo control.

Castigando a la morena acabaría con su amistad en ciernes en un infierno de prisa.

—Santana—respiró hondo y lo dejó salir lentamente—No se trata de mí. No tienes que disculparte.

El desconcierto ardió en los ojos de Santana.

—Pero mi comportamiento... estuvo fuera de lugar.

—De acuerdo, bien. Acepto tu disculpa. ¿Pero no lo ves?

Su temperamento amenazó con volver a surgir, y tuvo que empujarlo de nuevo.

—Se trata de ti, Santana. Se trata de tener un lugar para expresar tus sentimientos. Se trata de que trabajes a través de lo que pasó ayer con ese soldado. Estaba tratando de ayudarte a encontrar ese lugar porque estaba preocupada por ti.

Observó la guapa mandíbula que previsiblemente se endurecía, los ojos se oscurecían.

Ahí va, retirándose de nuevo.

—Lo sé—agregó suavemente—Te ocuparas con todo esto más tarde. Después de pasar por esto—dio un paso más cerca y bajó la voz—¿Pero y si más tarde es demasiado tarde? ¿Qué pasa si hay demasiado de ello para tratar? ¿Y si es demasiado abrumador?

—No lo ha sido todavía—Santana dijo en un susurro.

Brittany no esperó otra excusa o negación de Santana. Simplemente se acercó a ella y la rodeó con sus brazos. Sin apretar, sin desesperar, simplemente suave y calmante.

Era lo que había querido hacer y debería haber hecho anoche.

Esperó para que Santana superara su sorpresa, relajara su cuerpo, para aceptar lo que estaba dando. Después de unos instantes, los brazos de la morena flojamente le devolvieron el abrazo y su cuerpo se hundió un poco en ella.

Un ligero temblor comenzó, y apretó su agarre. El abrazo se convirtió en más que un abrazo-un abrazo que era dulce y cálido y reconfortante.

—No puedo, Brittany. No puedo hacer esto—Santana finalmente pronunció, su voz se quebró.

—Sí, tu puedes. A veces esto es todo lo que podemos hacer por los demás.

Santana sacudió la cabeza y se apartó con fuerza.

—No lo entiendes.

Esperó hasta que se miraban la una a la otra.

—Mi necesidad es mucho mayor de lo que puedes dar, Britt.

Lo dijo con un desapego casi clínico. Brittany se sorprendió por cuán rápido e inequívocamente Santana estaba dispuesta a descartar lo que estaba ofreciendo.

¿Cómo sabe que lo que estoy dispuesta a darle no es suficiente?

E incluso si no fuera suficiente, ¿no es un poco de calidez y comprensión mejor que nada?


—Santana—comenzó a decir, pero sus palabras se encontraron con la espalda de la morena.




*****


Era una especie de tregua.

Santana hizo todo lo posible para evitar a Brittany en los próximos días.

Cuando se cruzaron sus caminos, era educada pero superficial. Mantener las cosas como negocios entre ellas era lo mejor, aun cuando sabía que esto irritaba a Brittany.

A veces veía a la fotógrafa mirándola como si no entendiera lo que estaba pasando.

Ella entendía exactamente lo que estaba haciendo, sin embargo. Se estaba cerrando, retirándose en una concha protectora de la manera en que lo había hecho muchas veces antes con mujeres que habían tratado de acercarse demasiado.

No tenía otra opción.

Estaba caminando por un campo minado con Brittany, perdiendo algo de sí misma, y por su propia protección, tenía que parar.

Empujando la barra para otra prensa de pecho, los músculos de Santana se tensaron, pero su mente se mantuvo tranquila y con gran nitidez.

Brittany podría pensar que estaba ayudando, abriéndose camino hacia ese lugar privado y profundo al que ella sólo había permitido entrar a dos personas, pero ella lo no estaba en absoluto.

Todo lo que Brittany estaba haciendo la hacía sentir vulnerable, expuesta, débil.

Su hermana Emily fue admitida en ese espacio, y siempre lo sería, porque confiaba en ella de forma implícita.

Dani había estado una vez, pero eso había sido un gran error.

No estaba a punto de repetir ese error de juicio de nuevo. La familia era diferente porque estaban contigo para siempre. Los amigos y novias, por otra parte, eran transitorios.

Simplemente no era una Quinn Fabray, alguien que era confidente y amiga de todo el mundo.

Tampoco era una Brittany Pierce, tan segura en sus maneras confesionales y delicadas.

No.

Ella tenía que protegerse a sí misma primero. Confiar en sí misma en primer lugar porque en última instancia, era todo lo que tenía.

Reemplazó la barra en el estante. Estaba tendida en el banco, respirando con dificultad, su pecho ardiendo.

Dios.

No había pensado en Dani en meses. Más incluso.

Dani ya no despertaba mucha amargura en ella, pero nunca olvidaría su traición, ni los años de dolor y dudas que la traición había causado.

Que todavía causaba, supuso.

Pensando ahora en Dani era como examinar una cicatriz. Mientras que la herida ya no le dolía, su marca permanecía, un claro recordatorio del dolor.

Se habían conocido en la universidad, cuando estaba a medio camino de la escuela de medicina y Dani estaba empezando su maestría en Inglés. Se convirtieron en amantes rápidamente y se fueron a vivir juntas después de unos pocos meses.

Podía hablar con Dani-realmente hablar con ella, ser ella misma con ella. Compartieron todo-sus metas, sus miedos, sus esperanzas y sus sueños.

Y entonces, un día, tres años después de su relación, Dani anunció que sus ausencias y las largas preocupaciones por el trabajo y el estudio le habían dejado un sentimiento de aislamiento y soledad.

Tan aislada y sola, de hecho, que no había tenido más remedio que encontrar consuelo en los brazos de uno de sus compañeros profesores.

Ya era bastante malo que Dani había dejado a Santana por otra persona, ¿pero culparla por eso?

Diciendo que era su culpa porque había tenido que pasar largas horas fuera de casa, en la escuela de medicina y la residencia, ¿porque ella no había prestado suficiente atención a Dani?

La experiencia le había enseñado lecciones inolvidables: que la confianza era transitoria, que la persona que más amas podría ser no sólo poco fiable, sino falsa, que el amor a menudo no era más que una apariencia y no algo sólido hasta la médula.

Dani había sido el fracaso de Santana.

Era su único fracaso en la vida hasta ahora, y eso la había cambiado, lo sabía.

No tenía el deseo de volver hacer esa inversión emocional en nadie más.

Había suficiente dolor y decepción en este mundo sin golpear una señal en la frente pidiendo ser lastimada de nuevo.

Y por eso no lo había hecho.

Se había hecho bastante buena en poner distancia entre ella y cualquier perspectiva romántica.

Realmente no necesitaba a nadie más, muchas gracias.

Tenía a su hermana como confidente de larga distancia, tenía gente en su vida con la que podía ver una película o compartir una copa, y tenía su mano izquierda cuando necesitaba un desahogo sexual.

Había salido un puñado de veces desde Dani-lo suficiente como para preguntarse qué demonios estaba haciendo sentada frente a alguien con quién tenía que luchar para conversar.

Recuperó la pesada barra de nuevo, luchando contra el peso, sintiendo su ira arder con cada repetición.

Brittany.

Brittany fue la primera mujer desde Dani que había demostrado algún interés en tratar de despojar su actitud distante y realmente entrar.

Y no parecía querer nada a cambio, a diferencia de Dani.

Fue un desastre. Intensamente perturbador.

¿Por qué se preocupaba Brittany por ella?

¿Y por qué actuaba como si la disección y el análisis de su corazón no fuera gran cosa?

¿Como si hablar de sentimientos fuera como hablar del tiempo?

¿Y cómo podía tan desinteresadamente ofrecerse a sí misma como una muleta emocional?

¿Acaso no sabía que ser necesitado por alguien era una carga-un atolladero de responsabilidad que succionaba a ambas personas hasta que no se reconocían más?

¿Hasta que su necesidad por el otro ensombrecida y sofocaba cualquier otra cosa?

Se incorporó, secándose el sudor de la frente.

Brittany era ingenua, eso era todo.

Ella debía ser una de esas personas que pensaban que todo se podría solucionar viendo al Dr. Phil, o comprando el último libro de autoayuda, o confesando pecados profundos.

Era lo suficientemente tonta como para pensar que el amor podía superar cualquier cosa.

Por favor.

Santana había amado a Dani una vez, y mira donde la había llevado.

Y... Dios mío.

¿Brittany realmente pensó que un abrazo podía hacer todo mejor?


Ferozmente se aferró a sus advertencias silenciosas, usándolas para justificar el malestar que Brittany había sembrado en ella.

Incluso si la rubia tuviera razón, y era un gran si, no había manera de que pudiera revelar sus sentimientos o tener una buena charla íntima con un extraño.

Brittany podría ser capaz de decir todas las palabras correctas y repartir otro de esos abrazos increíbles, pero ella nunca entendería la vida de un médico
militar.

Nunca podría saber lo que era ser Santana-la necesidad de estar siempre en control, para ser fiable, firme, confiable, decisivo, valiente.

Para ser capaz de producir todas esas cosas en demanda, sin prestar atención al costo que tomaron.







********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Vie Oct 27, 2017 8:33 am

Hola morra...

San necesita ser ese estereotipo de persona dura y cerrada...independiente de lo dani le hizo.... Si no se para arriba de una mina y se acabo todo...
Britt tiene un pequeño abance a su favor... Que san se cuestione su actitud...
A vet como van los últimos días???

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Isabella28 el Vie Oct 27, 2017 1:08 pm

San piensa mucho en los contra, igual se entiende que no quiere pasar denuevo lo que paso con dani y mas si britt esta en una relación...es complicado
avatar
Isabella28
**
**

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.