Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: Acuerdo (Adaptada) Cap 42
Hoy a las 9:51 am por monica.santander

» Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 2. Cap. 4, 5.
Hoy a las 9:48 am por monica.santander

» FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26
Hoy a las 9:41 am por micky morales

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 14,15,16,17,18,19y20
Hoy a las 9:13 am por micky morales

» BRITTANA CUCapitulo 14 fin
Hoy a las 8:21 am por micky morales

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The Noah's fifth birthday» Part III
Ayer a las 8:19 am por Klainefan

» Busco fanfic !! :/
Dom Ene 14, 2018 10:41 pm por 23l1

» [Resuelto]Fanfic Brittana Gp: La otra. Epílogo
Lun Ene 08, 2018 6:16 pm por JVM

» [Resuelto]FanFic Brittana: El Final (Adaptada) Epílogo
Sáb Dic 30, 2017 9:58 pm por 23l1

» Siempre fuiste tú
Vie Dic 29, 2017 11:47 pm por DRBriar18

» [Resuelto]FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Epílogo
Sáb Dic 16, 2017 7:30 pm por 23l1

» Comprar Pasaportes,licencia de Conducir,DNI,TOEFL,IELTS
Lun Dic 11, 2017 3:54 pm por 0leocadio

» [Resuelto]FanFic Brittana: Agárrate (Adaptada) Epílogo
Jue Dic 07, 2017 7:30 pm por 23l1

» Fanfic Brittana -Give me love- noticias 13/5/16
Mar Dic 05, 2017 8:33 pm por Tati.94

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Sáb Dic 02, 2017 2:55 am por Isabella28

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 28 FIN
Lun Nov 27, 2017 6:18 pm por 3:)

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Jue Nov 16, 2017 10:18 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Nov 13, 2017 8:44 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Jue Nov 09, 2017 1:44 am por Guzco2129

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
Tati.94
 
23l1
 
micky morales
 
3:)
 
Isabella28
 
ana_bys_26
 
JVM
 
Klainefan
 
monica.santander
 
Gabriela Cruz
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activo FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 16

Mensaje por 23l1 el Miér Ene 10, 2018 11:02 pm

Capitulo 16


Frente a la sala llena de agricultores en su mayoría sospechosos, resistió el impulso de inclinarse hacia atrás contra la mesa que estaba colocada en el borde de la plataforma baja tras ella.

No podía verse cansada tan pronto en el juego.

Se puso de pie derecha y respondió a las preguntas, ignorando las apenas veladas acusaciones de codicia y deshonestidad que subyacían en algunos de los comentarios.

Respondió a lo que podía, admitió lo que no sabía, y ofreció soluciones. E hizo notas mentales sobre cuales hablantes eran los más agresivos en desafiar los derechos y las prácticas de perforación de Northam.

No podía evitar preguntarse si el conductor de la camioneta estaba en la habitación.

Después de cuarenta minutos, su paciencia estaba empezando a disminuir, su cabeza se sentía como si un pelotón de artilleros estaban tratando de disparar su salida, y los breves vislumbres de Brittany que captaba cada vez que miraba en esa dirección se estaban volviendo cada vez más entretenidos.

La rubia siempre parecía estar mirándola, como si memorizara su cara. Como si fuera una desconocida que extrañamente la fascinaba.

Odiaba ser alguien que Brittany ya no conocía, no es que pudiera esperar otra cosa.

Había roto promesas, salió de la vida de Brittany, y se mantuvo lejos del remordimiento y la culpa. No es de extrañar que la rubia no quería encontrarse con ella a mitad del camino.

―¿Cuándo vamos a saber dónde planea excavar?―preguntó una mujer.

―No puedo dar detalles esta noche, porque no lo sé todavía. Acabamos de empezar nuestra evaluación local, y nos llevará al menos un mes. Gran parte de lo que se hizo antes se basó en estudios geológicos no invasivo, radar, sonar, imágenes geotérmicas. Lo que vamos a hacer ahora es una intensiva encuesta física para decidir dónde establecer nuestras plataformas de perforación. Una vez que tengamos nuestro centro de proyecto operativo y todos nuestros permisos y documentos presentados atendidos, vamos a recoger muestras del suelo y correr perfiles geoquímicos, probaremos la composición de los vertidos de gas, y la cartografía del flujo del agua subterránea. Eso llevará algún tiempo, y cuanto más ustedes nos dejen tomar muestras…

―Más posibilidad podríamos de terminar contaminando nuestra propia tierra o la de alguien más―Artie Abrams disparó.

―Una cosa que nunca hago, Sr. Abrams, es proporcionar hechos antes de estar muy segura de lo que estoy diciendo. No hay lugar para las conjeturas en mi negocio―lo recordaba en la taberna cuando él había tenido su mano sobre Brittany, se había cernido sobre ella como si hubiera estado tratando de intimidarla.

Brittany no se había apartado de él, pero la tensión alrededor de sus ojos señalaba que estaba incómoda.

No le gustaba la gente que hacía a Brittany incómoda. Lo miró fijamente durante un largo momento hasta que la sala aumento repentinamente en silencio.

Los hombres como él veían su franqueza como un desafío, y ella lo esperó. Si él planeó molestar a Brittany, ella quería que recordara su cara. Y ya era hora de enviar el resto de su mensaje a todos los demás en la sala, ella había venido a hacer un trabajo y planeaba hacerlo.

―Yo no hago promesas vacías... y no huyo de amenazas, vacías o de otro tipo. Yo no pido problemas, y la perforación indiscriminada es la manera más rápida de quedarse en ello―mantuvo sus ojos en Abrams, cuya boca se había enroscado en una mueca―No me gusta mucho las sorpresas. Cuando hundo mis taladros, ya sé lo que voy a encontrar―miró alrededor de la sala y vio menos animosidad y desconfianza en las caras mirando de vuelta de lo que había antes de que comenzara a hablar. La decisión de encontrarse en la reunión había valido la pena, sin importar el costo del dolor―Agradezco que me permitieran interrumpir su reunión. Voy a dejar mis tarjetas en la parte posterior de la sala con mi número. Cualquiera de ustedes puede ponerse en contacto conmigo si tiene alguna pregunta o cualquier otra cosa que le gustaría discutir―miró rápidamente a Brittany, cuya breve sonrisa hizo más para ayudar al dolor de cabeza que cualquiera de los analgésicos que había tomado antes, y se encaminó de vuelta por el centro del pasillo con pasos medidos.

Kitty, que había estado apoyada en la pared junto a la puerta, la siguió al exterior.


Una vez en los escalones, Kitty se inclinó cerca de ella y presionó una mano en la parte baja de la espalda.

―¿Cómo lo llevas?

―He estado mejor―murmuró.

Kitty había estacionado la SUV en la hierba cerca de la parte delantera del edificio, y no tenía que andar muy lejos. Incluso esos veinte pasos tomaron la mayor parte de la energía que le quedaba.

En el momento de que Kitty abrió la puerta de atrás de la SUV para ella, estaba mareada. Detrás de ella, la gente comenzó a salir de la Grange, sus voces un bajo estruendo indistinguible en el aire, como un trueno en la distancia, presagiando una tormenta por venir.

Agarró la parte superior de la puerta trasera y se sentó en el asiento. Ella hizo una pausa antes de prepararse para el viaje, buscando en las caras abandonando el edificio.

Brittany bajó los escalones con un hombre de rasgos asiáticos, media cabeza más alto que ella, y todo lo que decía hacía a Brittany reír.

La gibosa luna, navegando libre por encima de las nubes, iluminó sus rasgos claramente. Era más hermosa de lo que había sido cuando una adolescente, y había parado su corazón entonces.

Ahora el luminoso brillo de sus rasgos delicadamente grabados creando tal anhelo, su pecho dolía con un poco de primitiva necesidad de alcanzarla y reclamarla como suya.

Brittany giró la cabeza como si pudiera sentir su mirada, y sus labios se abrieron como si quisiera hablar.

Agarró la manija de la puerta y tiró de ella de nuevo a sus pies.

Kitty, a punto de balancear la puerta cerrándola, dijo:

―¿Qué haces?

―Regreso en un minuto.

―San, no estás en…

―Estoy bien―hizo su camino a través de la hierba hacia Brittany.

Extraños que apenas notó pasaban a ambos lados de ella. Ella y Brittany podría haber estado solas en la pendiente sembrada de agujas de pino que conduce a la orilla del lago donde se habían reunido tantas noches bajo la luna.

La brisa fresca del lago había desaparecido esta noche, sin embargo, y el grito lejano de los somormujos habían sido reemplazados por una sinfonía de graznidos y zumbidos y chirridos.

Ya no eran adolescentes y no estaban en el lago, pero Brittany seguía siendo todo lo que podía ver.

―Hola, Brittany―Santana dijo, un millón de palabras asfixiándose en la garganta.



******¨


―No esperaba que vinieras esta noche―dijo, aunque no sabía por qué estaba sorprendida.

La terquedad no comenzaba a hacer justicia a Santana, y ella era muy buena en ocultar lo que sentía, al menos de la mayoría de la gente.

Pero no se dejó engañar.

La voz de Santana había sido constante y fuerte todo el tiempo que había estado de pie enfrente de la sala, pero sus ojos habían estado casi negros con el dolor, y una fina capa de sudor había revestido su frente.

―No deberías estar fuera de la cama, y mucho menos caminando por ahí. ¿Cómo conseguiste que Kitty te dejara venir aquí?

―Amenace con despedirla.

―Haría falta más que eso―murmuró, deslizando su mano alrededor del antebrazo de Santana y tiró suavemente―Vamos, necesitas estar de vuelta en el coche. Kitty necesita llevarte a casa a dormir.

La frente de Santana se elevó y su sonrisa caprichosa destelló.

―¿Y si eso no es lo que tenía en mente?

―Deja de hacer eso―dijo ignorando su pulso saltar. No podía controlar su cuerpo, y Santana sólo tenía ese algo que anulaba todos sus interruptores―No estás en forma para flirtear, tampoco.

―No voy a flirtear―Santana se rió en voz baja, y el ruido sordo ronco era tan seductor como un beso.

―Lo que estoy, sin embargo, es que tengo mucha hambre. Necesito cenar. Ven conmigo.

―¿Qué? ¡No!―apartó la mano y miró a su alrededor por Kitty para sacarla de apuros.

Kitty apoyada en la SUV, con los brazos cruzados sobre el pecho, una sonrisa ligeramente divertida en su rostro. Cuando la vio buscándola negó con la cabeza.

Miró fulminante a Santana.

―No.

―¿Por qué no? Apuesto a que no has tenido nada de comer. Yo no he tenido. Y no creo que ninguna de nosotras haya desayunado, tampoco.

―Ya sea que coma o no es irrelevante. No voy a cenar contigo.

Santana se hizo a un lado y le bloqueó paso.

―Es sólo una cena, Brittany.

Tuvo que parar también o correr hacia ella. Santana estaba sólo a pulgadas de distancia en la oscuridad, pero la sintió a lo largo de cada pulgada de su cuerpo.

Nada con Santana era solamente nada.

―¿Qué estás haciendo?

―Me gustaría compañía para cenar esta noche―Santana dijo―Tu compañía. Vamos a comer y relajarnos. No vamos a hablar de negocios.

―¿Entonces de qué hablaremos?

Santana se rió.

―De lo que sea que la gente habla cuando están cenando juntas. La comida, el clima, los resultados del béisbol.

Frunció el ceño.

―No sigo el béisbol.

―No digas eso demasiado alto―los ojos de Santana bailaban y algo de la oscuridad en ellos retrocedió―Kitty es una fanática. Puede citar cualquier estadística de los últimos cien años, probablemente.

―Ambas son muy extrañas.

―Vamos―Santana le tomó la mano, sorprendiéndola tanto que no se apartó. Tiró de ella hacia el coche, llamando a Kitty―Brittany y yo vamos a cenar. Te dejare caer en el B&B.

―No puedes conducir San―Kitty dijo.

Aliviada por la oportunidad de un mediador entre ella y el magnetismo desconcertante de Santana, saltó:

―Bueno, puedes venir a cenar con nosotras también.

Kitty echó un vistazo a Santana.

―En realidad, Brittany, tú puedes conducir.

―Oh, pero…

―En verdad―Kitty dijo―Agradezco la invitación, pero alguna otra noche sería mejor.

―Está decidido, entonces―Santana tiró de ella a la SUV se hundió en el cuero mantecoso tan lejos de Santana como podía ayudar.



Mientras la SUV se deslizó fuera de la Grange en el oscuro campo, se preguntó lo que estaba haciendo.

No, ella sabía lo que estaba haciendo.

Quería pasar tiempo con Santana, tan tonto como podría ser. Había querido estar con ella desde el instante en que la había visto caminar por el centro de la habitación.

Antes que eso incluso, cuando Santana había rugido hasta su granja en una brillante motocicleta negra.

Estar cerca de la morena era más excitante que cualquier otra cosa que conociera. Sólo cenar, Santana había dicho, podría estar de acuerdo, y pretender que es todo lo que era.




Manejó a un pequeño restaurante, informal en Greenwich donde la comida casera era excelente y el servicio discreto.

Junto a ella, Santana suspiró, inclinó la cabeza hacia atrás, y parecía contenta de no hablar.

No le importaba el silencio, le daba la oportunidad de observar a Santana sin ser observada. La fatiga y el dolor habían pintado sombras debajo de sus ojos, pero ella era todavía hermosa, su cara audazmente tallada y fuerte, su cuerpo compacto y que irradia una sensualidad muscular.

Apenas resistió la tentación de descansar su mano en el muslo de Santana, en cambio agarró el volante aún más fuerte. No podía confiar en sí misma para comportarse racionalmente alrededor a la morena, sus emociones estaban por todo el lugar, primero enojada, luego protectora, luego excitada.

―Maravilloso―murmuró.

―¿Qué?―Santana preguntó sin abrir los ojos.

―Pensé que estabas dormida.

―Nop. Simplemente disfrutando de la tranquilidad.

Redujo al estacionar.

―Llegamos.

Santana la agarró del brazo antes de que pudiera abrir la puerta.

―¿Piensas que es tan extraño como yo que en un minuto creo conocerte y al siguiente no tengo idea de quién eres?

Su garganta se cerró.

―Por favor no, San. No esta noche.

―Lo siento, Britt―Santana se frotó los ojos―Estoy fuera de juego.

―Yo prefiero eso a lo que estoy segura es una rutina muy suave y practicada, si yo estuviera interesada en cualquier juego en absoluto. Lo cual no es así―trató de mantener un tono ligero.

Santana se había abierto a sí misma, pero no iba a cometer el error de dejarse a sí misma vulnerable a cambio.

La morena no era ella misma esta noche, lo admitió. Y ella no tenía idea de quién era realmente o lo que podría al día siguiente traer.

―Está bien―Santana sonrió débilmente―Sólo cenar.




Después de que pidieron, no hablaron acerca de negocios o el béisbol o el clima o la política.

Santana le preguntó acerca de la granja, y antes de que se diera cuenta, estaba explicándole lo que se necesitaba para convertir una granja lechera estándar a una de productos lácteos orgánicos.

Cuando se detuvo para dejar que la camarera tomara su plato, ella negó con la cabeza.

―Guau. Estoy segura de que he monopolizado la conversación. Lo siento.

―No―Santana dijo, terminando su segundo vaso de té helado―Es fascinante. Nunca me di cuenta de que toma tanto tiempo para hacer la transición, pero cuando expones todo lo que tiene que suceder, tiene sentido. Todos los animales, de diferentes edades y antecedentes, obtener la certificación, es como un sistema de rotación, ¿verdad?

Asintió.

―Algo por el estilo, sí. Los terneros y los menores de cierta edad son certificados de forma natural desde el nacimiento ya que todo lo que siempre están comiendo es orgánico, y, presumiblemente todo lo que están bebiendo también. Pero los de edad avanzada, bueno, toma tiempo.

―Creo que es genial, Brittany. Y saltando sobre la cosa del yogurt ahora es un movimiento muy inteligente.

Se hinchó de orgullo.

Muchas personas habían intentado disuadirla, primero Ray antes de que él se había convertido en demasiado desinteresado en nada para cuidar lo que hacía con la granja, y luego una media docena de vecinos incluyendo a Artie Abrams, quien le dijo que el plan era costoso, consume mucho tiempo, y podría no pagar por sí mismo.

Por supuesto, por lo general su consejo fue seguido por una oferta más baja para comprar su tierra.

Como si simplemente la regalaría.

Durante mucho tiempo, había estado completamente sola en sus sueños. Escuchar a Santana apoyarla la hizo feliz.

―¿Qué?―Santana preguntó suavemente.

Sintió que se sonrojaba.

―Oh lo siento. Sólo estaba, no mucha gente han sido de apoyo de mis planes.

―Bueno, eso es porque no te conocen muy bien―Santana dijo con convicción―O ellos no estaban prestando atención. Es obvio que no empezaste algo si no tienes una muy buena idea de que sería un éxito, y claramente has investigado todo a fondo, y vas a hacer lo que sea necesario para tener éxito.

―¿Por qué estás tan segura de eso, San?―preguntó, casi atreviéndose a creer que Santana realmente la veía, realmente la entendía.

―Es posible que no nos conozcamos ahora, pero no somos extrañas tampoco. Algunas cosas no cambian―la cara de la Santana se puso solemne―Y conozco las cosas de ti que nunca van a cambiar, tu determinación, tu empuje, tu pasión. Si esto es lo que quieres, sé que vas a luchar por ello, y sé que tendrás éxito.

―¿Incluso si eso significa luchar contra ti?

―No tienes que luchar contra mí―Santana se inclinó hacia delante, su mirada tan magnética que se sintió tirada hacia adelante, profundamente en el vórtice del hechizo de Santana―Déjame ayudarte.

Tragó, se apartó de los intensos ojos de Santana.

―Les dije a todos en la reunión de esta noche que iba a dejar a tu equipo en mi tierra.

―Te oí. Gracias.

―No estoy segura de que no he cometido un error―agarró al borde de la mesa. Estabilizándose―Ahora voy a tener que confiar en ti.

―¿Es tan difícil?―Santana preguntó.

―Casi lo más difícil que alguna vez he hecho.

La morena le tomó la mano, sus dedos, fuertes y cálidos, deslizándose entre los de ella tan suavemente como un guante.

―Lamento que te sientas de esa manera―Santana dijo―Y soy la razón por la que lo haces. Pero te pido que confíes en mí ahora. Te prometo que no te voy a mentir.

―Muy bien. Solo esta vez.

―Es un comienzo―Santana dijo suavemente.

―No―dijo tirando de sus dedos lejos―No lo es. Es un negocio. Necesito saber cuál es mi posición, y cuando comiences a perforar.

Santana se echó hacia atrás en su silla.

―Quise decir lo que dije sobre la verificación independiente. La obtención de un grupo externo para confirmar nuestros hallazgos podría ser lo único que pueda convencer a algunos de tus vecinos.

―Estaba pensando en eso. Creo que conozco a alguien.

―¿Cómo es eso?―Santana preguntó.

―No somos las únicas que han cambiado. Q. Quinn Fabray trabaja para el DEC. Y estudia el agua, entre otras cosas.

Santana se rió.

―Me estás tomando el pelo. ¿Quinn?

―Eso no es todo―dijo en voz baja―Ella y Rachel están juntas.

El dolor cruzó el rostro de Santana antes de que pudiera ocultarlo.

―Ellas están…¿juntas?

―Sí, extraño, ¿verdad? Quien lo hubiera pensado.

―Quinn nunca hablaba mucho de nada personal, y nunca de Rachel, pero me preguntaba a veces. Cuando estaban juntas, se podía ver―Santana hizo una mueca―Por supuesto, yo estaba bastante simplemente mirándote.

Señalo para la camarera que estaba limpiando una mesa cercana.

―Estamos listas para la cuenta ahora.

Cuando estuvo segura de poder mantener la ira y el dolor de estallar, miró de nuevo a la morena.

―Bueno, me alegro de que arregláramos las cosas.

―¿De verdad?―Santana preguntó.

―Lo hicimos―sonrió―Por el momento, vamos a hacer negocios, pero no voy a hacer ninguna promesa sobre el futuro.

―No―Santana dijo en voz baja―No esperaría que lo hagas.







********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por monica.santander el Jue Ene 11, 2018 12:18 am

Hola!!!!
Lento va el tema pero va!!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4339
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por micky morales el Jue Ene 11, 2018 7:45 am

No entendi mucho pq le produciria dolor a San el que Rachel y Quinn estuviesen juntas. Por lo menos estan actuando cordiales.
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6727
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Isabella28 el Jue Ene 11, 2018 7:58 am

Cómo diría mi papito que esta en el cielo..lento pero seguro.
avatar
Isabella28
*****
*****

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 3:) el Jue Ene 11, 2018 9:20 am

Hola morra...

Quizás le duele a san que quinn y Rachel estén juntas... por que ella no puede o no quiso estar con britt...
Para el negocio es un comienzo para que se lleven bien... pero todavía se deben la charla!

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5308
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 23l1 el Jue Ene 11, 2018 10:58 pm

monica.santander escribió:Hola!!!!
Lento va el tema pero va!!!
Saludos




Hola, jajajajaja xD ajajaj si, pero paso a paso...y mientras lelve sus recompensas q bn jaja. SAludos =D





micky morales escribió:No entendi mucho pq le produciria dolor a San el que Rachel y Quinn estuviesen juntas. Por lo menos estan actuando cordiales.




Hola, por lo q entendí, esk xq quinn y rach en el pasado eran como ella y britt, juntas, pero a escondidas y ahora las fabeery estan juntas y en publico, cosa q ella no pueda con su rubia =/ Algo es algo, no¿? xD Saludos =D





Isabella28 escribió:Cómo diría mi papito que esta en el cielo..lento pero seguro.




Hola, jajajaajja un gran dicho de tu papá! Un ángel cuidandote! Saludos =D




3:) escribió:Hola morra...

Quizás le duele a san que quinn  y Rachel  estén juntas... por que ella no puede o no quiso estar con britt...
Para el negocio es un comienzo para que se lleven bien... pero todavía se deben la charla!

Nos vemos!




Hola lu, eso mismo entiendo yo. Ahora als faberry estan juntas cuando en su apsado igual estaban en secreto...y ella no puede hacer lo mismo con britt =/ SI...eso si! san tiene q hablar y actuar, pero ya! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 17

Mensaje por 23l1 el Jue Ene 11, 2018 10:59 pm

Capitulo 17




Tarde en la mañana del vigésimo octavo día sin lluvia, se paró en el porche y se protegió los ojos contra el omnipresente sol deslumbrante, siguiendo las formas oscuras de los vehículos todo terreno y camiones arrastrándose lentamente a lo largo de la cresta de la colina que se elevaba detrás de su granero.

El equipo de Santana había estado rondando sobre la primera luz todos los días durante cinco días, marcando los sitios de perforación con sonar y haciendo agujeros y midiendo la presión del agua en las tablas subterráneas y haciendo cualquier otra cosa que tenían que hacer para el mapa de la configuración de las bolsas de gas natural y el proyecto donde el agua que ellos bombeaban por los ejes de los tubos que taladraban en el esquisto profundo pudiera ir y venir.

A su entender, el agua fue retirada del acuífero local, millones y millones de galones, y obligada a bajar por estrechos canales a miles de pies en la tierra para abrir vías para el gas para correr hacia arriba y ser recopilado.

El agua y solventes químicos y arena bombeada se fluiría a salir en las cámaras de contención en las que podrían ser almacenadas y eliminadas de forma segura.

Entendía la teoría, y entendía que las teorías no siempre se trasladan en la práctica.

Las nubes de humo de los motores diesel, el zumbido lejano de maquinaria pesada, y el estruendo ocasional de voces masculinas en el viento eran extrañas al coro habitual llenando sus días.

A veces se sentía como si un ejército invasor había acampado en su tierra mientras esperaba detrás de las barricadas endebles por la primera descarga para marchar por encima y romper la armonía de su vida.

Temía que podría perder la paz que nunca podría ser recuperada, y sin embargo no podía pensar en ningún otro curso a tomar.

Le había dicho a Santana que confiaba en ella y se preocupaba que pudiera haber sido una tonta al pensar que podía. No había hablado excepto en una breve conversación telefónica dos días después de la cena donde habían declararon una tregua temporal.

Santana había confirmado que estaría trayendo su equipo ese día, y habían estado en ello durante toda la semana desde entonces. La morena había sido cortés en el teléfono, totalmente profesional y cuidadosamente distante, y ella no sabía cómo preguntarle si se había recuperado del golpe y fuga.

Oyó el rugido distintivo de un motor de motocicleta la mayoría de las mañanas y vio la Harley de Santana estacionada al pie de la colina, pero no se detuvo en su porche en una rociada de grava y arena de la manera en que una vez hizo, ofreciéndole una vuelta en la libertad de la carretera.

Cualquiera que sea la frágil conexión personal que habían forjado no había durado más allá de la cena que habían compartido. Había dejado claro que no había querido nada más, y al parecer Santana la había escuchado.

Debería haber estado feliz por eso, y lo estaba, o podría estar, si la molesta sensación de que algo faltaba dejara de molestarla. La única cosa que faltaba en su vida era la lluvia.

Molesta con su mal humor, le dio la espalda a la actividad en la ladera y miró a los campos como lo hacía casi cada hora, como si esperara ver algo diferente.

Los cultivos estaban más marrón cada día, y sus reservas de alimento estaban disminuyendo. Si tenía que complementar con la compra de alimento, tendría que sacrificar la manada después de unas pocas semanas.

Simplemente no tenía el dinero para alimentar a la cantidad de ganado que tenía, y no tenía más remedio que sacrificar las vacas cerca del final de su ciclo de fertilidad o aquellas que no producen tanta leche como las demás.

Perdería todo el camino en torno si llegara a esto, las vacas lecheras no traen un precio tan alto como el ganado vacuno cuando son sacrificados, su masa muscular siendo proporcionalmente menos, e iba a perder la leche de la que se habría beneficiado también.

Suspiró y apoyó la cabeza contra el poste del porche, preguntándose si tal vez debería considerar la danza de la lluvia que Mike había sugerido. Fuera de mejores ideas y no del todo lista para desnudarse detrás de la luna, se dio la vuelta para volver a entrar y se detuvo cuando vio un todo terreno negro descapotable bajando por la pendiente hacia la casa.

Kitty se detuvo un minuto después y saltó fuera.

―¿Ocupada?―Kitty dijo, de alguna manera viéndose a la de moda en jeans, botas negras hasta el tobillo, y una chaqueta de lino color canela sobre una camiseta blanca.

Su cabello estaba agarrado atrás y pegado en la base de su cuello, acentuando las largas líneas elegantes de su cara. A pesar del calor, se veía fresca y, como siempre, con calmada confianza.

―Supongo que debería pretender estar haciendo algo―dijo haciendo un gesto a Kitty hasta el porche―, Pero todo el trabajo apremiante está hecho y el calor me está haciendo tan perezosa como mis vacas. ¿Qué hay de ti?

―El equipo tiene uno o dos días ahí, y aunque la vista es hermosa, creo que ya he tenido suficiente de eso por un tiempo. ¿Me preguntaba si te gustaría almorzar?

La reacción inmediata era decir que no, su respuesta habitual a las invitaciones personales. Pero ver a Kitty mirarla con ojos amistosos, ojos hermosos, no podía pensar en una razón para decir que no y varias para decir que sí.

Kitty tenía una apertura en eso que le hacía sentirse segura, una franqueza que la hacía sentir como si la ojiverde estuviera totalmente centrada en ella.

Que era hermosa era una ventaja, y cuando Kitty sonrió lentamente, registró una agitación cálida que fue una agradable sorpresa. Impulsivamente dijo:

―El almuerzo sería genial―vaciló, tomó una respiración, y decidió ser atrevida.

Todo en su vida era tan cuidadosamente calculado y controlado, el presupuesto de la granja, el horario de la ordeña de la lactancia, el calendario de cultivo y cosecha.

Por una vez, quería sólo tener que seguir su impulso.

―De hecho, si tienes tiempo para algo más que el almuerzo, podríamos conducir hasta el lago. ¿Alguna vez estuviste?

―No―Kitty dijo, y el dorado timbre de su voz era como la miel ondeando sobre su piel.

―Mi amiga Rachel me ha estado pidiendo ir, e incluso podría estar más frío allá arriba. Por supuesto, si no…

―Creo que es una gran idea―Kitty echó un vistazo a su reloj―Permíteme hacer arreglos y nos vamos. ¿Digamos en media hora?

Asintió, negándose a dudar de su decisión. Kitty despertó un espíritu de aventura que había perdido, y no la asustaba en lo profundo adentro del modo en que lo hacía Santana.

Podría perderse a sí misma en Santana, pero en Kitty podía confiar.

La emoción se sentía bien, y tal vez incluso sería capaz de olvidarse de aquellas bestias oscuras metálicas avanzando rasgando su tierra, y la mujer que los había llevado.

―Sí. Eso sería perfecto.




*****


―Marley permanecerá en el lugar y conducirá de vuelta cuando hayas terminado―Kitty dijo―Si estás bien con eso.

Santana se quitó la gorra de béisbol azul marino y se limpió la frente con la manga de su otrora blanca remera de algodón. Limpia esa mañana, estaba manchada de suciedad, sudor y aceite de máquina.

―Te dije que te tomaras el día libre, ni siquiera tenías que venir aquí esta mañana. Créeme, estoy a salvo de las vacas y la vida silvestre. Además, Marley es más que suficiente ayuda si la necesito.

Kitty no se molestó en explicar quizás por quincuagésima vez que estar en el campo, incluso un campo literal, era infinitamente preferible a sentarse alrededor de un hotel o incluso un encantador Bed and Breakfast (B&B), esperando una reunión para terminar o una persona a proteger para decidir él o ella quería ir a ver una película.

Ella había tenido un montón de espera interminable durante su tiempo en el servicio secreto. Parte de lo que le gustaba de este trabajo era el horario fluido, y la oportunidad de estar donde ella quería, cuando quería, siempre y cuando Santana tuviera una protección adecuada.

Una vez que Marley había llegado de la ciudad de Nueva York y comenzó a trabajar para Santana y la propiedad de Brittany, vigilando tanto a la ojiazul y Santana en la remota posibilidad de que alguien trataría de poner en peligro a ellas era un asunto sencillo.

Brittany rara vez salía de la granja, y cuando lo hacía era por lo general para un viaje rápido a la Agway o la tienda del condado, y Marley fácilmente la siguió a distancia.

Kitty, sentada en uno de los vehículos todo terreno con su iPad, se quedaba con Santana. Nadie había parecido particularmente interesado en lo que el equipo estaba haciendo en la granja de Brittany, y nada fuera de lo normal había sucedido desde el accidente de la morena.

Tal vez fue sólo un accidente y el que había estado implicado se había escapado para evitar un enredo con la ley.

Tal vez.

Pero Kitty era pagada para estar desconfiada y en guardia, y no podía arriesgar otro incidente en el que Santana o Brittany podrían resultar heridas.

―Deberé estar de vuelta esta noche―Kitty dijo―Si…

―Es tu día de descanso―Santana dijo de nuevo―No es necesario estar de vuelta hasta mañana por la mañana―sonrió―De hecho, si yo fuera tú, intentaría muy duro no estar de vuelta hasta el almuerzo de mañana. Espero que tengas algo más interesante planeado que ver la preparación para el festival de globos en la mañana.

Kitty sonrió.

―De hecho, estoy teniendo una visita guiada por el Lago George.

La expresión de Santana se cerró.

―¿Oh? ¿Quién es el guía?

―Brittany―Kitty dijo.

―Britt―Santana miró por la ladera hacia la granja. Pasaron unos segundos, y saltó a la cabina de una pequeña retroexcavadora que utilizaban para limpiar matorrales antes de tomar una muestra de la base―Bueno, ella será una gran guía.

―Yo no creo que sea un problema―Kitty dijo lentamente, manteniendo la voz baja de manera que los que les rodeaban no escucharan.

Al día siguiente de que Santana y Brittany habían cenado, la morena le había explicado que se habían conocido en el pasado, pero no habían mantenido el contacto.

Lo había hecho sonar como si fueran viejas amigas y nada más, y Kitty se había alegrado. Ellas probablemente estarían aquí tres o cuatro meses, y Brittany era intrigante.

―Porque si estoy malentendiendo…

Un músculo en la mandíbula de Santana saltó.

―Kitty, le pediste a Brittany salir. Presumiblemente, ella dijo que sí.

―Así es.

―Entonces eso es entre ustedes dos, no es así.

Kitty respetaba a Santana, más que respetarla, le gustaba mucho, y había algo más en la historia de lo que le había dicho. De todos modos, no tenía ninguna razón para no tomarle su palabra, que Santana y Brittany no tenían una relación actual.

―Bien. Voy a tener mi celular si me necesitas. Marley podrá…

―Ve, Kitty―Santana puso en marcha el motor, los engranajes rechinando casi oscureciendo sus palabras―Estoy bien.

Kitty no discutió.

Quería pasar tiempo con Brittany y no creía que estaba equivocada sobre el interés que había visto en los ojos azules.






********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 3:) el Vie Ene 12, 2018 12:06 am

hola morra,..

agua y ajo para san!!!todo tiene su causa y efecto a ver si llega a hacer algo san de verdad para que britt se acerque de una ves, aunque ya es frustrante..
kitt si que sabe hacer bien las jugadas!! a ver como va el paseo!!???

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5308
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Isabella28 el Vie Ene 12, 2018 4:25 am

Santana me tiene bien contenta, no hace nada por recuperar a britt, se la da en bandeja a kitty, despues sin quejarse santana.
avatar
Isabella28
*****
*****

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por micky morales el Vie Ene 12, 2018 6:39 am

avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6727
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 23l1 el Vie Ene 12, 2018 10:23 pm

3:) escribió:hola morra,..

agua y ajo para san!!!todo tiene su causa y efecto a ver si llega a hacer algo san de verdad para que britt se acerque de una ves, aunque ya es frustrante..
kitt si que sabe hacer bien las jugadas!! a ver como va el paseo!!???

nos vemos!!!




Hola lu, ajajajajja xD jaajjaajajjaajaj, La vrdd esk si =/ Espero eso, no xq hiciera "mal" las cosas quiere decir q no puede haver todo lo posible por mejorarlas o algo ¬¬ y si causa frustración el q no haga nada ¬¬ Alguien q las haga ¬¬ Esperemos y aprenda o la haga ver la vrdd ¬¬ Saludos =D




Isabella28 escribió:Santana me tiene bien contenta, no hace nada por recuperar a britt, se la da en bandeja a kitty, despues sin quejarse santana.




Hola, ¬¬ o no¿? ¬¬ solo mira, piensa pero nada q actua ¬¬ Eso mismo, eso mismo a llorar a la fifa ¬¬ Saludos =D





micky morales escribió:




Hola, sii esas son las caritas q causa ese cap xD ajajajaj. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 18

Mensaje por 23l1 el Vie Ene 12, 2018 10:24 pm

Capitulo 18


Termino la llamada y deslizó el teléfono en el bolsillo de sus shorts de color azul y amarillo de tela a cuadros.

―Rachel dijo que están en el hospedaje de sus padres, cerca de cinco millas arriba a la derecha. Sus padres están fuera de la ciudad por el fin de semana, y Rachel y Quinn están viendo el lugar. ¿Estás segura de que esto está bien?

―Es hermoso aquí arriba―Kitty dijo, sonriéndole―No puedo creer lo poco desarrollado que todavía es. Y estoy deseando conocer a tus amigas.

Miró por la ventana, mientras Kitty condujo hacia el norte en la carretera zigzagueante de dos carriles bordeando el lado oeste del lago. Una vez pasado el pueblo de Lake George propiamente dicho, bordeando el extremo sur de las treinta y seis millas de largo del lago, las zonas turísticas rápidamente dieron paso a tramos con menos gente de las casas junto al lago, cabañas, y hospedajes.

Roturas intermitentes en el bosque de pinos permitía atisbos de seductores vislumbres del amplio lago con sus profundas aguas azules y cientos de islas.

La temperatura era fácilmente de quince grados más fría de lo que había estado en casa, y el aire olía a viento, agua, y pino.

Su corazón dolía en la atemporal familiaridad:

―Nunca parece cambiar.

Kitty apartó la mirada de la carretera por un segundo, deslizando su mirada sobre la de ella con suave calidez.

―¿Pasaste mucho tiempo aquí?

―Trabajé para los padres de Rachel más de un verano. El lugar al que vamos ahora.

―Sí, junto con un par de otras chicas. Acabamos de habernos graduado de la escuela secundaria. Fue muy emocionante en el momento.

―Puedo imaginarlo. Justo fuera de la escuela, a solas en un lugar como este, oh sí.

―Parece como si lo hubieras disfrutado―sonrió.

La expresión de Kitty cambió y la calmada compostura se perdió en la tristeza.

―Probablemente lo habría hecho. Mi papá murió repentinamente el verano después de la secundaria, por lo que no me acuerdo mucho antes de que finalmente miré alrededor y yo estaba en la universidad.

―Oh, Kitty. Lo siento mucho―le frotó el brazo desnudo―Eso es tan duro.

―Gracias. Fue bastante horrible, él era un gran tipo, un bombero. Fue en el trabajo—Kitty se aclaró la garganta y sus rasgos se iluminaron mientras respiraba lentamente―Tuve la suerte de haberlo tenido a él como papá.

Esperando que la tristeza fuera a la deriva en la brisa, dijo finalmente:

―Bueno, yo estaba un poco demasiado verde para realmente aprovechar la ventaja de estar aquí, y el trabajo muy duro también, pero me las arreglé.

Kitty se rió suavemente.

―¿Aquí es donde conociste a San?

Se tensó.

Kitty era muy perceptiva y tal vez Santana le había dicho más sobre su pasado de lo que pensaba.

―Sí. ¿Cómo supiste?

―Solo una suposición. San no habla mucho sobre su pasado, pero sé que una vez que ella se graduó de Stanford, empezó a trabajar con NorthAm. No creo que se haya detenido por unas vacaciones de verdad desde entonces.

Kitty desaceleró por una larga línea de motocicletas saliendo de una taberna en el borde de la carretera.

―Ya que la empresa no tiene ningún interés en este camino, o ningún uso, simplemente asumí que ella te había conocido en la universidad.

―Antes de eso. Justo antes... de irse.

―¿Viviste ahí también?

―Ustedes dos se conocen desde hace tiempo.

―Hace mucho tiempo, realmente no la conozco más―trató de mantener un tono ligero.

No quería hablar de Santana o el pasado. Especialmente esta tarde, cuando lo que quería hacer era escapar de la actividad en la colina detrás de la casa y la pregunta constante si una de las figuras grabadas contra el cielo era la morena.

―Supongo que ninguna de nosotras realmente cambia demasiado, ¿verdad?

―Espero que estés equivocada―sonrió irónicamente―No quiero ni pensar que voy a seguir repitiendo mis errores.

―No creo que estemos destinados a repetirnos muchas veces, pero ¿quién somos en el corazón?―Kitty se encogió de hombros―No estoy segura de que podemos hacer mucho al respecto excepto tal vez tomar mejores decisiones cuando nos enfrentamos con situaciones similares.

―Me gusta tu optimismo.

Kitty le lanzó una sonrisa.

―Bien.

Estudió a Kitty mientras conducía, parecía relajada al volante, pero era tan claramente consciente de todo a su alrededor. En control, ella irradiaba fuerza.

Todo en ella era atractivo.

Reconoció su atracción y percibió el interés de Kitty. Lo que no estaba segura era lo que quería hacer al respecto.

―Debes saber que no tengo ninguna experiencia real en citas.

La frente de Kitty se alzó y miró en su dirección.

―Me parece bastante difícil de creer.

―¿Por qué?

―Habría pensado que habías estado en un montón de citas. Eres inteligente e interesante y muy hermosa.

Se rió suavemente.

―Estaba pensando en algo muy similar acerca de ti.

―Gracias―Kitty dijo en voz baja, sus ojos en la carretera sinuosa de nuevo―Pero habiendo establecido eso que no eres una gran ligona, ¿te incomoda?

―Sólo estoy incómoda porque no estoy más incómoda.

Kitty sonrió.

―No suelo hacer que las mujeres se incomoden, al menos no lo creo―se inclinó sobre la consola y tomó su mano―Y desde luego no quiero hacerte sentir incómoda. Así que si lo hago, sólo dilo.

Bajó la mirada hacia sus dedos enlazados. A excepción de breves intercambios con amigos hace toda una vida, nunca había sostenido la mano de nadie más que de Santana.

Las manos de Kitty eran diferentes de las de Santana. Sus dedos eran más cortos, delgados, pero igual de fuertes.

Apenas la semana anterior, había sostenido la mano de Santana en el restaurante. Su piel no cosquilleo ahora de la forma que lo hizo cuando la morena tocaba, pero la mano de Kitty era cálida y suave y segura, como ella.

Apretó sus dedos a través de los de Kitty.

―Está bien.

―Está bien, ¿qué?

Se rió.

―Está bien, te diré si algo me hace sentir incómoda.

Kitty puso sus manos unidas en su muslo y las mantuvo ahí mientras conducía. Asintió.

―Eso suena como un plan perfecto.





―No tenemos que quedarnos―Kitty dijo suavemente.

Se quedó mirando el hospedaje, congelada en el asiento delantero de la SUV.

Perdida en el tiempo.

Tenía diecisiete años de nuevo, por su cuenta, fuera de su lugar, insegura de su bienvenida. Ella contempló la larga cuesta hacia el lago, donde el enorme cobertizo de dos pisos con sus grandes ventanas cuadradas abriéndose amplias reinando sobre la playa, y estaba ahí en el muelle en la luz de la luna, esperando a Santana.

La anticipación y la emoción le dieron vértigo. El rugido de un motor de motocicleta puso su corazón acelerado. Miró más allá del gran hospedaje y su porche envolvente a las cabañas enclavadas en el bosque y escuchó a Santana venir detrás de ella mientras limpiaba. Habían caído sobre la cama recién hecha y había dejado que la morena…


―¡Britt!―Rachel corrió a través del porche, su sonrisa eléctrica.

La puerta se abrió detrás de ella y Quinn, más madura, más guapa de lo que recordaba, seguía a Rachel con una sonrisa de bienvenida en su cara.

―¿Estás bien?―Kitty murmuró.

―Sí―dijo y salió.

El olor del agua, los fríos dedos de la brisa colándose sobre su piel, el brillo del sol en la superficie del lago era tan familiar, casi esperaba dar la vuelta y ver a Santana viniendo del sinuoso camino en su motocicleta.

Le dolía el corazón al recordarlo.

Y entonces Rachel fue bajando las escaleras, llamándola por su nombre otra vez, los brazos abiertos para un abrazo.

Kitty se acercó a su lado y la tomó de la mano, apretó los dedos, y el pasado desapareció.





―Parece muy agradable―Rachel se paro junto a ella en la barandilla una hora después del almuerzo.

―Lo es―dijo mirando a Quinn y Kitty reparando el motor fuera de borda en uno de los barcos amarrados en el largo muelle al lado del cobertizo de botes―Gracias por dejarnos entrar en tu día.

―No podría estar más feliz―Rachel apretó el hombro―No estaba segura de que alguna vez vinieras de visita.

Apretó su agarre en la barandilla, luchando por mantener el pasado de invadir el presente.

Mientras que las cuatro se habían sentado alrededor de una mesa de picnic bajo los árboles compartiendo los bocadillos que ella y Rachel habían hecho juntas en la gran cocina en el hospedaje, había dejado que la conversación fácil se deslizara a lo largo de ella como un barco a la deriva en la corriente.

―No pensé que lo haría, tampoco, pero me alegro de haberlo hecho. He tenido algunos grandes momentos aquí, y es bueno recordar eso―se dio la vuelta, apoyó su hombro contra el grueso poste del porche tallado de un pino macizo, y sonrió a Rachel―Tú eras una de mis mejores amigas. Probablemente mi mejor amiga. No sé lo que habría hecho sin ti ese verano.

―Dios, éramos jóvenes.

Asintió.

―Éramos. Tantos cambios, tan rápido. Todo tan intenso.

―Todo se puso tan loco al final―Rachel murmuró, una expresión distante en su rostro y sus ojos siguieron a Quinn.

Tenía la sensación de que Rachel no estaba viendo a Quinn de la manera que la veía ahora, alta, rubia, fuerte y sonriente, sino la chica meditabunda, desgarbada de ojos verdes que había sido.

―¿Qué pasó después de que me fui ese verano?―preguntó.

―Cometí un error colosal―Rachel dijo, sus ojos llenos de dolor―Y lastime terriblemente a Quinn―sonrió irónicamente―Uno de los mayores milagros en mi vida es que ella me perdonó, y de alguna manera encontramos el camino de vuelta la una a la otra.

―Por la forma en que te mira―dijo suavemente―, No creo que alguna vez se fuera muy lejos.

―Tal vez no, pero hemos perdido una gran cantidad de años que me gustaría poder regresar―Rachel suspiró―Pero tal vez todo sucedió cuando se suponía que sería. Y ahora estamos esperando a nuestro primer bebé―dijo tocándose el vientre plano.

―¿De verdad?―dijo con una sonrisa―Eso es genial. Muchas felicidades―dijo mientras la abrazo.

―Gracias. Hoy fuimos al doctor y nos lo confirmaron. No pensábamos que el tratamiento funcionara, pero lo hizo.


―¿Crees en el destino?

―No sé―Rachel dijo―Creo en las conexiones que hacemos, y la fuerza de esos lazos para persistir en el tiempo, tal vez incluso más allá del tiempo.

―Me pregunto cómo habría sido si no hubiera vuelto a la granja y no hubiera ido a la escuela, y Quinn y San no hubieran desaparecido.

―Tal vez estaríamos en el mismo lugar―Rachel dijo―O tal vez seriamos gente completamente diferente―hizo una pausa―¿Por qué te fuiste?

―Todo parece mucho menos estremecedor ahora―dijo sacudiendo la cabeza―Ray, mi padrastro, se presentó al final de esa tarde, el día de la fiesta, y me dijo que tenía que irme a casa. Él me necesitaba en la granja. Que tenía que recoger mis cosas e irme en ese momento.

Los ojos de Rachel se estrecharon.

―¿Te dijo por qué era tan urgente?

―No. No estaba acostumbrada a ir en contra de él, nunca estuve―tomó un largo suspiro―Y yo no podía alcanzar a San. Se suponía que ella tenía que venir por mí, teníamos una cita, pero ella estaba retrasada. Tenía su número de teléfono, a pesar de que nunca había llamado. Ella siempre era la que fijaba la hora y el lugar donde nos encontrábamos. Si hubiera sido un poco menos ingenua, podría haber cuestionado eso. Todo el tiempo que estuve haciendo las maletas para irme de aquí, seguí llamando y llamando, pero ella nunca respondió. Durante días después—sacudió la cabeza―Bueno. San se perdió de vista, y me fui a casa a la granja. Yo sabía que tú estabas lista para ir a la universidad, y yo estaba tan perdida solamente…

―Hey, lo entiendo―Rachel dijo suavemente―Las cosas se caen a pedazos hasta aquí también. Hablar acerca de una tormenta perfecta de proporciones masivas en todos los sentidos. Pero sobrevivimos, ¿cierto?

Sacudió la melancolía cuando Kitty se volvió, mirando arriba la pendiente hacia el hospedaje, y la saludo, le devolvió el saludo.

El sol se inclinaba a través de los árboles y pintaba el césped y el lago en reluciente dorado.

El aire vibraba con vida, y recordó todas las cosas que amaba acerca de este lugar.

Sonrió a Rachel.

―Sobrevivimos, si lo hicimos.

―Y estoy muy contenta de que estés aquí―Rachel dijo.

―Yo también.

―Hey―Kitty llamó, de pie una cadera baja con una mano cubriendo sus ojos―, Todo está funcionando en orden aquí. ¿Estás lista para un paseo?

―Sí―dijo hacia abajo, estaba lista, finalmente, para tomar el pasado atrás también.

Mucho de lo que había amado había sido enterrado en el dolor y la pérdida, y lo quería de nuevo.

Había llevado de vuelta sus sueños de la granja, incluso cuando todo el mundo dijo que iba a fallar, y ahora iba a recuperar los recuerdos de los buenos tiempos que había dejado que murieran con sus sueños.

―¿Brittany?―Rachel preguntó―¿Vienes?

―Sí―dijo rápidamente, la imagen de una chica de pelo oscuro en una destellante motocicleta solamente más allá de los bordes de su visión―Sí, voy.




*****


Llamó a un alto poco después de las ocho cuando la luz comenzó a morir y abruptos ardientes relámpago comenzaron a marchar desde el oeste a través de la cresta hacia la colina por encima de la casa de Brittany.

El ozono tiñendo el aire, pesado y acre, y las nubes volviéndose rojo sangre mientras el furioso sol finalmente se deslizó bajo en el cielo.

Marley, una castaña de cuerpo firme con una sonrisa perpetua, se unió a ella cuando los hombres comenzaron el cierre de la maquinaria.

―¿Crees que estaremos finalmente teniendo un poco de lluvia?

―No lo creo―dijo, olfateando el aire caliente y seco―Aún no.

―No sé cómo estas personas lo hacen. No creo que pueda soportar tener toda mi medio de vida girando en torno a algo así como si llueve o no.

Se rió.

―Oh, y tu trabajo es tan predecible. Sólo tienes que ir detrás de personas cuyos horarios son tan cambiantes como el clima.

―Cierto―Marley sonrió―Tengo que decir, sin embargo, esta es una de mis mejores asignaciones recientes. Tengo que darte las gracias por sacarme de la ciudad. Si tengo que estar acalorada y sudando, me gustaría mucho más estar haciéndolo aquí.

―Dímelo en unos pocos meses.

Marley miró a su alrededor mientras se dirigían hacia el Jeep que la castaña había incautado del lugar de trabajo para conducirla alrededor.

―¿Cuáles son tus planes para la noche?

―No estoy segura―se detuvo por el jeep y comprobó la casa de Brittany de nuevo.

Todavía estaba oscura. Su camioneta estaba estacionada por el granero donde había estado todo el día.

Kitty no había traído a Brittany a casa aún.

Dado que no podía muy bien sentarse aquí y esperar hasta que Brittany regresara, que era lo que realmente quería hacer, tenía que hacer algo para no imaginar lo que ambas habían estado haciendo durante todo el día.

―Vamos a algún lugar y tomar algo de comer.

―Suena muy bien―Marley rodeó la parte delantera del jeep y se detuvo junto a la puerta del conductor―Es práctico que Kitty este con Brittany, no tenemos que preocuparnos de cubrirla por un rato.

―Sí―abrió la puerta y se dejó caer en el asiento.

Simplemente perfecto.






********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 3:) el Sáb Ene 13, 2018 12:06 am

hola morra,..

frustrarte frustrarte,... y muuy lento!!!
pero los celos por las dos estan, pero ninguna hablan no se dan el tiempo o no lo quieren todavía!!!
a ver como termina el día de las dos??

nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5308
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Isabella28 el Sáb Ene 13, 2018 6:30 am

Bucha la lesera!! Santana se va a sicosear pensando en lo q hacen las otras dos y britt sacando un clavo con otro.
avatar
Isabella28
*****
*****

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por micky morales el Sáb Ene 13, 2018 7:43 am

Esta cita de Brittany me tiene de muy mal humor asi que mejor esperemos que termine pronto!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6727
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 23l1 el Sáb Ene 13, 2018 7:44 pm

3:) escribió:hola morra,..

frustrarte frustrarte,... y muuy lento!!!
pero los celos por las dos estan, pero ninguna hablan no se dan el tiempo o no lo quieren todavía!!!
a ver como termina el día de las dos??

nos vemos!!




Hola lu, mmm la vrdd esk si ¬¬ y es san la q no hace nada de nada para solucionar el pasado ¬¬ Lo q quiere decir q cenizas quedan jajajaajajja...esk a britt se le entiende, pero a san¿? ¬¬ xq hace nada ¬¬ Esperemos q bn xD Saludos =D





Isabella28 escribió:Bucha la lesera!! Santana se va a sicosear pensando en lo q hacen las otras dos y britt sacando un clavo con otro.




Hola, jajajaajajajja esperemos y ahora si eso la haga actuar ¬¬ esk nose q tiene q pasar para q lo haga ¬¬ Esk con lo q paso y ha perdido...xq no un pokito de felicidad xD Saludos =D






micky morales escribió:Esta cita de Brittany me tiene de muy mal humor asi que mejor esperemos que termine pronto!!!!!




Hola, jajajajaajajajajajajajajaj xD si suele causar ese efecto, sin contar la "motivación" de san para solucionar las cosas ¬¬ Espero y esa cita sea para q san se motive bn ¬¬ Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Sáb Ene 13, 2018 7:46 pm

Capitulo 19



—¿Que es bueno aquí?—Marley dejó a un lado el menú y miró alrededor del Sly Fox—¿Además de la cerveza?

—Probablemente casi cualquier cosa en el menú. Puedo dar fe de las hamburguesas. Las alas son excelentes. Así como las patatas fritas.

Marley rió.

—¿Vienes aquí a menudo?

—Ah...—se encogió de hombros y asintió.

Al igual que muchos de los locales, terminaba aquí casi todas las noches por una comida y una cerveza para purgar el polvo del día.

A diferencia de los demás, sin embargo, no tomaba parte en la conversación casual y chismes amigables que estaban a su alrededor.

Reconoció la mayoría de los rostros pero no era uno de ellos, y mientras algunos le dieron una mirada rápida y nada más antes de pasar al siguiente tema, otros ojos se detuvieron en los de ella, desafiantes o acusadores.

No le importaba, la mayoría de la sospecha podría mágicamente desaparecer cuando el dinero comenzara a fluir con el gas, y luego ella estaría en la siguiente ciudad, todos sus pecados perdonados.

Sólo que esta vez estaría tomando sus pecados con ella.

Solamente Brittany podía perdonarle aquellos, y el tiempo del perdón había pasado.

Brittany.

La había vislumbrado toda la semana mientras había trabajado con el equipo en la colina por encima de la granja, temprano en la mañana y tarde en la noche cuando la ojiazul se acercó al granero principal para la ordeña, a mediodía cuando comprobaba los cultivos en su todo terreno, al final de la tarde cuando reparaba una sección de la valla detrás del granero.

Siempre desde una distancia, los rasgos un poco demasiado borrosos de Brittany para leer lo que había en sus ojos. Así es como parecía todo entre ellas ahora, distante y fuera de enfoque, cuando una vez la acogedora pasión en los ojos había puesto su corazón encumbrado.

Apretó los puños en los muslos cuando la impotente frustración hizo roer un agujero a través de sus entrañas.

—Pareces tener un admirador en el otro extremo de la barra, un tipo bajo, cabello castaño, treinta y tantos años, ropa de trabajo—Marley se echó hacia atrás en su silla, y para cualquier persona que no la conocía, parecía relajada.

Probablemente lo estaba, pero también estaba observando a todos en la habitación.

Había sido policía de Nueva York antes de venir a trabajar para NorthAm. Al igual que Kitty, era inteligente y buena compañía.

No trabajaba con ella muy a menudo porque rara vez necesitaba más seguridad que la que Kitty podría proporcionar.

Bebió la cerveza que la camarera había entregado junto con los menús y comprobó la barra.

—Ese es Artie Abrams.

—¿Uno de los rechazadores de los derechos?

—Sí. Y un franco opositor.

—Él está en camino para presentar sus respetos—Marley hizo la silla hacia atrás, haciendo espacio para pararse si tenía que hacerlo.

Esperó hasta que una sombra cayó sobre la mesa antes de levantar la vista.

—Hola, Artie.

—López—una botella de cerveza colgaba de su mano izquierda a dos pulgadas de su mejilla—Cómo está el trabajo yendo sobre el lugar de Brittany?

—Avanzando—ni siquiera le gustaba la forma en que él dijo el nombre de Brittany, como si tuviera algún derecho a estar familiarizado con ella.

Parpadeó para eliminar el calor rojo nublando su visión. Había manejado oponentes más grandes que Artie Abrams antes sin perder los estribos.

—¿Planeando poner una plataforma en esa colina?—Artie puso el pie en el peldaño de su silla y se inclinó sobre ella, el gesto de apariencia inocente sutilmente intimidante.

No era fácil de intimidar.

Empujó la silla hacia atrás, volviéndose para mirarlo de frente, obligándolo a dar un paso atrás para mantener el equilibrio.

—Cuando decida donde vamos a perforar, voy a hacerlo saber a todos en una reunión de la ciudad. Estoy segura de que usted estará ahí.

—No me lo perdería.

—Deje algunos mensajes con tu administrador esta semana. Todavía tenemos que hablar. Siento haber faltado la última vez.

—¿Semana ocupada?

—Sí. ¿Qué tal el Lunes?

Artie frunció el ceño, giró la botella de cerveza.

—Por supuesto. ¿Siete y media?

—Estaré ahí.

Artie asintió bruscamente y se alejó.

—Tipo agradable—Marley comentó.

—Sí.

—¿Más problemas que sólo hablar?

Pensó en la camioneta que vino hacia ella desde la oscuridad. No podía decir con certeza que Artie conducía, pero las probabilidades eran mil a uno que lo hizo.

—No lo sé.

—Asegúrate de llevar compañía contigo el Lunes.

—¿Tengo alguna opción?

Marley puso la silla de nuevo a la mesa y tomo un poco de cerveza.

—Voy a dejar que lo hables con Kitty.

—Gallina.

Marley sonrió.

—Al menos debes tomar un tiempo libre este fin de semana.

Hizo una mueca.

Había tenido al paramédico en el lugar de trabajo sacando sus puntos esa mañana. La laceración en su frente estaba curando bien, pero todavía de color rojo brillante, y el hematoma en el lado de su cara era de un desagradable tono de color verde-amarillo.

—Tan mal, ¿eh?

—El calor en esa colina ha sido feroz toda la semana. Siento que alguien me retorció en un nudo y luego me puso a través de un escurridor—Marley se encogió de hombros—Podría tomarme un descanso.

—Gracias por darme una excusa para pasar desapercibida—estaba cansada, pero no era el calor o la falta de sueño.

Estaba cansada de tratar de llenar cada minuto del día con negocios o efímero placer que en realidad nunca alcanzaba la profundidad suficiente para satisfacer los espacios vacíos en su alma.

Cansada de conformarse.

Y desde que había visto a Brittany otra vez, cansada de fingir que no quería más.

Frotó las dos manos sobre su cara.

—Si, tienes razón. Supongo que voy a pasar algún tiempo viendo los globos mañana.

—Oh, cierto. El festival de globos—Marley sonrió—Suena divertido.

—Si—su teléfono sonó y debatió ignorarlo, pero quién quiera que fuese, problema o no, no desaparecería sólo porque ella quería. Sacó el teléfono del bolsillo y echó un vistazo a la lectura. Especialmente éste—Regreso en un minuto. La señal es mejor afuera.

Marley comenzó a levantarse y ella le tendió una mano.

—Voy a estar justo afuera. Hay un montón de gente alrededor. Nada puede pasar.

—Voy a tomar un pequeño paseo por ahí mientras hablas.

Sabía que no estaba ganando esto e hizo una señal a la camarera que volverían.


En el exterior, encontró un lugar un poco lejos de las personas congregadas por la puerta y llamó a su papá de vuelta.

—¿Papá? Disculpa por no contestar tu llamada.

—Más de una
—su papá dijo con sequedad—Y no he tenido ningún reporte tuyo durante toda la semana.

—Lo siento
—se preguntó por qué él estaba tomando un interés muy personal en este proyecto, que por lo general dejaba a los responsables del proyecto manejando los detalles del día a día.

Pero era su empresa, y ella trabajaba para él.

—He estado volviendo bastante tarde por la noche y tenía la intención de ponerme al día con el papeleo este fin de semana. No tengo mucho que decir todavía, pero…

—¿Dónde están las cosas colocadas en estos últimos contratos que necesitaban finalización?

—Hay un poco más de resistencia en la comunidad aquí de lo normal, probablemente porque no hemos sido activos tan al norte todavía. Antes de empezar a empujar sobre los derechos, quería obtener algunos de los datos pre-eliminares analizados. El desarrollo del sitio está saliendo bien, tenemos todo el alojamiento e instalaciones de almacenamiento completadas. Estaré hablando con la empresa de transporte la próxima semana sobre la eliminación de aguas residuales.

—Bien. Estás a tiempo, entonces.

—Más o menos. Las solicitudes de permisos están, pero los secretarios del ayuntamiento aquí están sólo en la oficina un par de días y medio a la semana. Voy a presionar, pero no sé cuánto tiempo va a tomar.

—Creo que voy a ser capaz de ayudar en eso.


Campanas de advertencia sonaron.

—¿Qué quieres decir?

—Estoy enviando a Kurt la semana que viene. Quiero esos contratos arreglados, y no hay razón por la que tengas que tomar tiempo lejos del sitio de preparación para hacer eso.

—¿Kurt? Eso es un poco exagerado, ¿no es así?


Kurt Hummel era uno de los abogados de alto nivel de la corporación, y no solía asistir personalmente a algo tan poco importante como contratos.

—¿Qué está pasando?

—No me gustan los cabos sueltos, Santana. Y teniendo en cuenta las circunstancias, será mejor en todos los sentidos si no tienes que manejarlos.


Su estómago se anudo.

—Quieres decir Britt.

—Ella es parte de ello, sí.

—Mira papá, voy a hablar con ella tan pronto como…

—Mi punto, Santana
—su papá dijo con exagerada paciencia—, Es que nos encargaremos de ello y tú no tendrás que tratar con ella en absoluto.

—Estas personas no serán manipuladas, papá. No es la forma correcta de tratar con esta comunidad. Es por eso que me has enviado. Es mi trabajo, déjame hacerlo
—caminó en un círculo, un dolor de cabeza formándose en la base de su cráneo.

¿Por qué él estaba decidido en mantenerla alejada de Brittany?

¿No se había mantenido al margen todos estos años?

¿No lo había hecho según lo acordado?

Brittany no era una niña más, ni ella lo era.

Tal vez ella había dejado que el pasado la mantenga prisionera por ninguna razón en absoluto.

—No quiero a Kurt…

—Conozco tus habilidades y las respeto. Esto es algo que debería haber sido manejado antes de tu llegada, y ahora lo será. ¿Todo lo demás está en orden?

—No hay nada nuevo
—no le había contado sobre su accidente.

¿Por qué lo haría?

Él no podía hacer nada al respecto, y que él lo supiera no iba a ayudarla a recuperarse más rápidamente.

No compartía su vida personal con él, nunca lo hizo. Había utilizado el horario acelerado de trabajo como una razón para traer una mayor seguridad.

Ella no podía pasar cada momento trabajando, después de todo.

¿Cuándo iba a tener tiempo para una cita con Brittany?

Cerró los ojos.

—Te tendré un informe tan pronto…

—Muy bien, entonces. Hablaremos de nuevo la próxima semana cuando se hayan completado los asuntos.

—Buenas noches, papá
—murmuró en el silencioso teléfono.




*****


—¿Estás segura de que esto está bien contigo?—preguntó mientras Kitty estacionaba en el estacionamiento al lado del Sly Fox.

—Absolutamente. Una hamburguesa y cerveza suena muy bien—Kitty apagó el encendido, soltó su cinturón de seguridad, y se volvió hacia ella—Lo he pasado muy bien hoy. Muchas gracias por llevarme a conocer a tus amigas.

Sonrió.

No podía recordar la última vez que se había sentido tan relajada. O la última vez que había pasado una tarde sin tener que preocuparse por el clima, la economía, o el precio del alimento.

—Yo también. Fue divertido. Escuchar a Quinn hablar sobre el lago y su trabajo fue fascinante.

Kitty se rió.

—Ella tiene una manera de hacer que los peces parezcan como la gente, ¿verdad?

—A ella le encanta lo que está haciendo, eso es seguro.

—Ella me recordó a ti de esa manera—Kitty agarró un mechón de su pelo en sus dedos y lo deslizo ligeramente entre ellos.

Sintió su cara ponerse caliente. El tirón contra su cuero cabelludo era extrañamente excitante. Todo su cuerpo parecía estar en alerta, un hormigueo de los nervios expuestos con energía.

Tomó una respiración, enfocada en la incitante sonrisa de Kitty.

Mala idea.

Apartó la mirada.

—De alguna manera no creo que pueda hacer que el maíz y las vacas suenen tan interesante.

Los dedos de Kitty rozaron el cuello de Brittany.

—Oh, no lo sé. Creo que lo harías.

El estacionamiento estaba oscuro con sólo la parte más cercana a la taberna iluminada por la luz que se filtraba a través de la gran ventana frontal. No eran visibles en el interior del coche, resguardadas del resto del mundo.

El tono de la voz de Kitty, el toque de sus dedos, no era difícil de leer. Iba a besarla en otro segundo.

—Kitty—tragó—Probablemente deberíamos ir dentro. Es Viernes por la noche, va a estar lleno de gente.

—¿Hambrienta?—Kitty murmuró, acariciando suavemente la parte posterior de su cuello.

—Famélica—dijo temblorosamente.

Un beso no había nada que temer, había sido besada una vez o dos. Pero cuando miraba a Kitty, su visión nadó hasta que la imagen se parecía a otra persona.

Se apartó.

—Muy bien—Kitty dijo en voz baja—Entremos, entonces.

Agarró los dedos de Kitty en los suyos.

—Gracias.

Kitty se rió suavemente.

—Eso no es necesario.

—Es sólo…

—No hay necesidad de explicar, Brittany. Hoy fue genial.

—Sí. Lo fue.


Mantuvo la puerta abierta de la taberna para que Kitty entrara y se detuvo justo dentro de la habitación llena de gente, buscando una mesa libre.

Se congeló cuando vio a Santana sentada cerca de una castaña un poco más joven en una mesa en la esquina.

Santana llevaba un traje típico de trabajo, una camisa azul de algodón con las mangas enrolladas más allá de sus antebrazos, jeans y botas.

La castaña no estaba vestida para el trabajo de campo, pantalones oscuros, camisa pálida y chaqueta ligera oscura adaptada eran más usadas en la oficina.

Si no era una de los trabajadores de la construcción en el equipo de Santana, tal vez ella trabajaba en la oficina en el lugar de trabajo.

O tal vez era simplemente una cita.

¿Por qué no la cita de Santana mientras estaba aquí?

Por supuesto que ella querría compañía femenina, iba a estar aquí por dos o tres meses.

Mientras la miraba fijamente, la castaña miró, sonrió ampliamente, y saludo. Su reacción inmediata fue darse la vuelta y salir. Lo último que quería era ver a la castaña poner una mano en Santana.

—Kitty—la castaña llamó—Vengan. Tenemos espacio.

Santana miró y su boca se apretó en una línea dura.

Ella no hizo eco de la invitación.

—¿La conoces?—preguntó.

—Sí, pero no tenemos que unirnos a ellas—Kitty dijo en voz baja—Si prefieres no hacerlo.

—No—dijo negándose a dejar que Santana adivinara algo sobre la situación que le molestaba—Está bien.


Cuando se sentó junto a Santana en la abarrotada mesa, tuvo cuidado de no dejar que ninguna parte de sus cuerpos se tocaran.

La castaña envió su mano a través de la mesa.

—Hola, soy Marley Rose.

—Brittany Pierce.

—Encantada de conocerte.



Marley era amistosa y difícil de no agradar.

Mientras que ella y Kitty obviamente eran amigas, Marley incluía a todas en su conversación, que era ligera, inteligente y divertida. Ella contribuyó cuando tenía que hacer, pero Santana bebía su cerveza y no dijo nada.

La silenciosa presencia de la morena era un campo de fuerza que jalaba de ella cada vez más cerca incluso mientras luchaba por liberarse.

No pudo evitar echar un vistazo a Santana, y cada vez que lo hacía, estaba estudiándola con una intensidad inquietante que agitaba un dolor profundo en su interior.



Cuando terminó la comida, Santana tomó la cuenta y dijo a Marley:

—Puedes tomar el coche. Voy a caminar desde aquí.

Kitty sacudió la cabeza y habló antes de que Marley pudiera responder.

—Esa no es una buena idea. Necesito llevar a Brittany a casa y tú no deberías estar…

—Dudo que alguien sería tan tonto como para intentar una repetición—Santana se levantó bruscamente, puso el dinero sobre la mesa, y la miró—¿Puedo hablar contigo en privado por un momento?

Atrapada desprevenida, miró a Kitty.

—No va a tomar mucho tiempo—Santana gruñó, su oscura mirada fija en ella.

—Adelante—Kitty dijo—No hay prisa.

—Afuera—Santana le tomó la mano y tiró de ella a través de la multitud hacia la puerta.

—San—protestó, jalando para liberarse.

El agarre de Santana era demasiado estrecho para romperlo, y cuando algunas personas miraron su recorrido, cedió y simplemente siguió.

Si no lo hacía, podía imaginar las historias que estarían dando vuelta por la mañana.

Tan pronto como estuvieron afuera y lejos de miradas indiscretas, tiró de su brazo.

—¿Qué crees que estás haciendo?

—Conseguir tu atención para variar.

—¿Qué?—se estremeció bajo la ola de enojado calor rodando de la forma tensa de Santana.

Nunca había sido el foco de la ira de Santana antes y era como ser golpeada por fuertes vientos en una tormenta eléctrica.

—Si no me hubieras evitado durante toda la semana podrías haber evitado esto—Santana dijo.

La luz sesgada de la taberna grababa los contornos de la cara de la morena en rígido blanco y negro, tallando ángulos agudos y planos. Parecía un poco peligrosa en la oscuridad, y su corazón latía con fuerza.

La noche estaba todavía caliente, y de vez en cuando una ligera brisa llevaría el olor de la tierra y el cielo que se adhería a Santana.

La fuerza primaria de su llamada, y algo dentro profundo anhelaba responder.

—¿Qué?—luchó con el hechizo y se centró en su propia ira.

No había evitado a Santana, bueno, había asegurado que sus caminos nunca se cruzaran, pero eso no era lo mismo.

Si Santana hubiera querido verla, ella sabía dónde estaba.

Donde siempre había estado.

Su columna vertebral se tensó.

—¿De qué estás hablando?

Santana la condujo bajo un gran arce por la esquina de la zona de estacionamiento.

—Tienes que contratar a un abogado.

—¿Disculpa? ¿De qué estás hablando?

—Tienes que conseguir un abogado, Brittany—Santana se acercó más cerca y la espalda cepillo el tronco del árbol—Se te acabó el tiempo.

—Tengo un abogado. ¿Por qué?

—La compañía está enviando a nuestros abogados para finalizar el contrato de derechos que Ray inició. Puede haber lagunas ahí y puedes aprovechar para salir de ello, pero estos tipos son buenos. Están acostumbrados a conseguir lo que quieren, lagunas o no.

—¿Por qué me dices esto?—lanzó su barbilla.

No iba a huir de nadie, especialmente algunos abogados de alto precio de Nueva York.

—Porque sé cómo ellos funcionan—Santana mordió las palabras como si cada sílaba fuera un esfuerzo—Si quieres una opción en esto, vas a necesitar a alguien inteligente y duro para que te represente.

—Eso no es lo que quiero decir. ¿Por qué estás ayudándome?

Algo pasó con fuerza a través de los ojos de Santana, algo salvaje e indómito y extendió las manos en el árbol a cada lado de sus hombros y se acercó hasta que sus rostros casi se tocaban.

—¿Qué dijiste?

—Dije—repitió en voz baja, atrapada por el fuego en los ojos de Santana—¿Por qué estás ayudándome?

—¿Cómo puedes no saberlo?—Santana agarró sus brazos y tiró de ella hacia adelante, su boca acercándose fuerte a la suya.






********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 3:) el Sáb Ene 13, 2018 9:49 pm

hola morra,..

que tanto miedo tiene el padre de san para querer tenerla lejos de san de por vida???
al fin san esta empezando a mover las fichas!! a ver si britt no la empotra en el árbol jajajaja

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5308
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Tati.94 el Sáb Ene 13, 2018 10:00 pm

Ai no. Me estabas haciendo comer las uñas por ver como llevaban la discusión. Y yo nunca me como las uñas!!
avatar
Tati.94
*******
*******

Femenino Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Isabella28 el Dom Ene 14, 2018 1:18 am

Los celos son cosa seria mija. ojala britt no la cachetee :-D
avatar
Isabella28
*****
*****

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por micky morales el Dom Ene 14, 2018 9:04 am

Santana es tonta, creo que con decirle a kitty que tiene sentimientos por Brittany es suficiente para que esta se aleje, por otra parte, que oculta el viejo amargado del padre de Santana, cual es el interes de que ellas no se relacionen?????
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6727
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por 23l1 el Dom Ene 14, 2018 10:50 pm

3:) escribió:hola morra,..

que tanto miedo tiene el padre de san para querer tenerla lejos de san de por vida???
al fin san esta empezando a mover las fichas!! a ver si britt no la empotra en el árbol  jajajaja

nos vemos!!!




Hola lu, es una muy buena pregunta ¬¬ pero aunk la conteste me cae masl ¬¬Pfff ya era ahora!!! esperemos y las mueva bn! XD ajjaajjjaajlo cual es muy probable xD ajajajaj. Saludos =D





Tati.94 escribió:Ai no. Me estabas haciendo comer las uñas por ver como llevaban la discusión. Y yo nunca me como las uñas!!




Hola, jajajaajjaajajajaj esk es uno de los efectos q causan las brittana ajajajaja, espero y este cap ayude un poco ajjaaj. Saludos =D





Isabella28 escribió:Los celos son cosa seria mija. ojala britt no la cachetee :-D




Hola, jajaajajajajajajaj dices tu¿? mmm¿? =O ajajajajajajja esk esa es una muy buena posibilidad XD SAludos =D





micky morales escribió:Santana es tonta, creo que con decirle a kitty que tiene sentimientos por Brittany es suficiente para que esta se aleje, por otra parte, que oculta el viejo amargado del padre de Santana, cual es el interes de que ellas no se relacionen?????




Hola, toda la razón..., pero sabes q aki, en esta historia, san no hace bn las cosas xD Nose ¬¬ pero me cae mas q mal ¬¬ espero y lo diga, pero igual me cae mal ¬¬ Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 20

Mensaje por 23l1 el Dom Ene 14, 2018 10:51 pm

Capitulo 20



Se sacudió cuando las llamas se dispararon a través de ella, y se agarró instintivamente a la camisa de Santana con las dos manos.

Retorciendo la tela en sus puños, reforzó sus brazos para empujar la lejos, pero el no formándose en su garganta dio paso a un gemido.

El dolor que había vivido dentro de ella durante tanto tiempo estalló en necesidad, y un instinto mucho más profundo la obligó a arrastrar a Santana más cerca, para encontrar el fuerte calor caliente de la boca con un hambre propia.

Santana se presionó en ella, y su espalda golpeo contra el árbol. Deslizó su mano hacia arriba, sobre los duros músculos de los hombros de la morena sobre la piel suave en la nuca de su cuello.

Sus dedos encontraron las sedosas mechas, tan lisas y seductoras, y agarró el pelo, moldeados sus pechos y su vientre al cuerpo duro, queriendo nada entre ellas.

El brazo de Santana alrededor de su cintura era una banda de acero de posesión, los muslos de piedra pilares anclándola a la tierra cuando estaba en peligro de descontrolarse, fragmentando en un millón de direcciones.

Toda su cuidadosamente construida precaución y el instinto de conservación se desintegró bajo la demanda de las manos y la boca de la morena.

Santana estaba besándola y ella la besaba en respuesta.

No podía respirar, no podía pensar, sólo podía desear.

Otro suave gemido se hizo eco a través del rugido en sus oídos ¿suyo, de Santana?

La boca de la morena inclinada sobre la de ella, exigiendo entrar, exigiendo la rendición.

La quería en el interior con una ferocidad que nunca había conocido. Deseo impotente, un anhelo tan profundo inundo sus ojos con lágrimas, abrumándola.

―Britt―Santana gimió contra su cuello―Te quiero.

Su espalda se arqueó y mostró su garganta, el roce de los dientes de Santana enviando ondas estremecedoras profundo en su centro. Sus muslos temblaron y se abrió, lista para darle todo.

Le daría cualquier cosa, todo, para saciar esta salvaje hambre, para detener esta tormenta de calor y pasión.

Se pondría desnuda para ella.

Tómame.

La palabra tembló en sus labios, magullados e hinchados y todavía hambrientos por el sabor de roble y tierra y fuego.

El terror la atravesó.

No otra vez.

Nunca de nuevo.

Empujó el pecho de Santana.

―No.

―Te necesito―la voz de Santana era un susurro roto, su cuerpo inmóvil, rígido como el mármol.

Giró la cabeza, sin aliento:

―No puedo.

―Por favor, Britt―la boca de Santana estaba en su garganta―Tú eres todo en lo que puedo pensar.

Un sonido, medio gemido, medio sollozo, vibró del pecho de la morena.

Su camisa estaba empapada de sudor. Los músculos bajo sus manos temblaban, calientes y furiosos.

Las caderas de Santana clavadas en las de ella en el árbol, empujando contra ella, insistente e insaciable. Quería extenderse abierta, llevarla dentro.

Quería que la furia del deseo de Santana la llevara a gritar en las llamas hasta que ardiera en cenizas.

―Oh Dios, no puedo―luchaba para liberarse―San.

La voz de Kitty, fría y fuerte, cortó a través de la locura.

―¿Está todo bien aquí?

Santana se puso rígida, se estremeció, una mecha encendida lista para estallar.

Luchó para estabilizar su respiración.

―Sí―dijo, empujándola de nuevo.

Santana apoyó su mano en el árbol, la cabeza baja, rasposo aliento como un caballo de carreras empujado demasiado duro hacia la meta, a punto de colapsar.

Ansiaba acariciarla, calmarla, pero no podía tocarla ahora.

No sabía lo que Santana haría.

No sabía lo que ella iba a hacer.

Todo lo que sabía era lo que no podía hacer.

No podía darse a sí misma de nuevo, no a Santana.

No todo, nunca más.

Empujando fuerte hizo espacio suficiente para deslizarse hacia fuera entre Santana y el árbol. Se obligó a retroceder, para dejarla ahí, sola y vulnerable, y el dolor era tan grande que casi gritó.

―¿Brittany?―Kitty dijo en voz baja.

―Estoy bien―se pasó las manos por el pelo, limpió la humedad de sus mejillas―Sólo será un minuto.

Las manos en las caderas, la aguda mirada de Kitty avanzó entre Santana y ella. Después de un momento, asintió.

―Voy a estar en el coche.

Se volvió hacia Santana, dividida entre consolarla y furiosa con ella.

―¿Por qué?

Santana se dio la vuelta y se apoyó en el árbol.

―Te a…

―No―espetó―No te atrevas―la furia quemó a través de ella tan fuerte como el deseo segundos antes―Saliste de mi vida, sin una palabra, ¿y me dices eso ahora?

Todo su ser vibró con las ganas de abofetear las palabras lejos, lastimar a Santana de la forma en que la había lastimado.

Apretó los puños, dejando que el voraz fuego ardiera, acogiendo que el hielo se deslizara a través de ella.

―Vete al infierno, Santana.





Bajó la ventanilla de la SUV mientras Kitty conducía por los desiertos caminos hacia la granja.

El aire llevando sólo el indicio más elemental de una brisa nocturna, una burlona promesa de un descanso en el implacable calor que desaparecería con el amanecer.

Sólo otra en una larga lista de promesas vacías.

―¿Hay algo que pueda hacer?―Kitty dijo en silencio.

Su rostro ardió.

Había sido avergonzada al verse expuesta a cualquier persona, pero sabiendo que Kitty había sido testigo de un terrible momento privado estaba más allá de humillante.

―Lamento toda la conmoción.

―Está bien. No tienes nada de qué disculparte.

―Es complicado.

―La mayoría de las cosas que realmente importan lo son.

La miró y sólo vio gentil simpatía en su cara.

―Eres increíble. ¿Cómo llegaste a ser tan comprensiva?

―¿Lo soy?―Kitty se rió―Me paso mucho tiempo viendo a la gente. Gajes del oficio.

―¿Que has aprendido?

―Que a veces las cosas son más sencillas de lo que pensamos, y siempre más complicadas.

―Eso es muy Zen―dijo en voz baja―Me gustaría poder decir lo simple de lo complicado.

Kitty alcanzó entre ellas y apretó su mano.

―Dime que retroceda si estoy fuera de lugar, pero me da la sensación de que todo entre tú y Santana no es historia pasada.

―Es más como un asunto pendiente―deseaba poder decir más, Kitty merecía más.

Pero no podía traicionar las confidencias de Santana, incluso si lo que alguna vez compartieron no había sido lo que había creído. Ella había sostenido a Santana, la había amado.

La amaba, y si le daba la espalda a eso, perdería parte de sí misma.

―Me doy cuenta que te pongo en una posición terriblemente incómoda, y entenderé si…

―Brittany―Kitty dijo suavemente, girando por el camino a la granja―Disfruté hoy. Me gustaría volver a hacerlo.

―¿Incluso después de esta noche?

―Me gusta estar contigo―Kitty se detuvo por el frente del porche, puso la SUV estacionada, y se volvió hacia ella―Nosotras no tenemos que hacer nada más que eso, en este momento.

―¿Estás segura?

Ella levantó su mano y le besó los nudillos.

―Muy segura.

―Gracias.

―Como he dicho, hay algunas cosas que pueden ser así de simples.

No estaba tan segura, pero su corazón estaba cansado y golpeado, y se dejó convencer por la certeza en la voz de Kitty y la calidez de su tacto.

Se inclinó a través del espacio entre ellas y besó a Kitty suavemente en la mejilla.

―Espero que tengas razón. Buenas noches, Kitty.

Kitty le tomó la barbilla, rozó con el pulgar a lo largo de su mandíbula.

―Buenas noches, Brittany.




*****


Vio las luces de la SUV desaparecer a la vuelta de la esquina.

Brittany se había ido.

Por un breve momento con la ojiazul en sus brazos, se había quitado todas las mentiras y pretextos, se había sentido viva, conocía la verdad de sí misma de nuevo.

Brittany siempre había sacado lo mejor de ella, y sin ella, había sido poco más que una pieza de ajedrez en un juego de mesa de diseño de su papá.

De buena gana había jugado, ¿y por qué no?

No tenía nada más.

Sólo Brittany había visto la parte más profunda de ella.

Volvió a entrar en la taberna y hasta la barra. Marley apareció a su lado, bebiendo un club soda.

―¿Te quedaras un rato?―Marley preguntó.

―Estoy tomando el jeep hacia el lugar de trabajo―le dijo―Te dejaré en el motel.

―Voy a ir contigo―Marley dijo amigablemente―La recepción de la televisión en la habitación de un motel es tan mala que me vi obligada a probar los canales de pago anoche, y las selecciones eran, bueno, interesantes.

No quería compañía.

Quería romper algo.

Necesitaba conseguir el sabor de Brittany, dulce y tentador, fuera de su sangre.

―¿Que vas a tomar?―la camarera, una pelirroja en una apretada camiseta blanca proclamando Dairy Maids Are Fresher en brillantes letras rosadas, lanzando en la parte superior de la barra de madera frente a ella y le dio un vistazo amistoso.

Notó sus pezones creando pequeñas protuberancias intrigantes debajo del fino algodón y apartó la mirada.

―Un trago de Jameson, por favor. Que sea doble.

―¿Cerveza?

―¿Por qué no?


Cuando llegó su bebida tomó dos tragos.

El ardor ayudó a sofocar el ácido comiendo en su estómago, pero el sabor de Brittany estaba todavía en su lengua, trébol y lluvia. Sus manos temblaban, y la necesidad se alzó tan fuerte y rápido que quería echar hacia atrás la cabeza y aullar.

Se bebió la mitad de la jarra de cerveza y se quedó mirando el vaso vacío, considerando otro. El alcohol nunca había ayudado a apagar el fuego que era Brittany, pero en raras ocasiones había llevado a su olvido.

Apretó su puño alrededor del vaso.

―Si hace una diferencia―Marley dijo después de un segundo―Voy a estar conduciendo.

Empujó el vaso.

―No quiero olvidar.

―¿Disculpa?

―No importa―dejó un billete de veinte en la barra y salió a la calle.

La luna se había elevado, llena y brillante. El estacionamiento estaba iluminado como si fuera mediodía.

Astillas de nubes oscuras recortaron a través de la cara de la luna mientras observaba, y se fueron con la misma rapidez.

Marley se acercó a su lado.

―Buena noche para un paseo en carro de heno.

―¿Has estado?

―No―Marley dijo―, Pero hasta aquí, parece como algo que debería probar.

―No te quites la ropa. El heno pica como el demonio y nunca puedes parecer encontrar hasta el último pedazo.

―¿Esa es la voz de la experiencia?

―Una vez―dijo en voz baja―Una vez besé a una chica bajo la luna igual a esta en el pajar de su papá―miró a Marley, que la estaba mirando fijamente―El mejor beso de mi vida.

―La luna todavía está allá arriba―Marley dijo, su voz tan suave que casi no la reconoció―Y apuesto a que el pajar y la chica están también.

Sacudió la cabeza.

―No, no más.

―Por qué no te llevó a casa.

―Sólo llévame al sitio.

Marley no discutió y no trató de hacer conversación.



Buscó a Kitty para pasarlas por una carretera fuera de la ciudad, regresando de donde Brittany, pero la SUV nunca apareció.

Kitty todavía debía estar con Brittany.

Se centró en las luces que marcaban la entrada al campamento NorthAm por delante y no las imágenes que su mente quería pintar de Kitty y Brittany.

El sitio estaba oscuro y en silencio, las únicas luces aquellas que marcan el desvío a la carretera de acceso a través del bosque. Hasta que estuvieran en funcionamiento, sólo tenían un personal mínimo en el lugar por la noche, y la mayoría de ellos estaban fuera o ya durmiendo en los barracones en el extremo opuesto de las instalaciones.

―Voy a la puerta―saltó cuando Marley desaceleró y sacó su llavero del cinturón para abrir la pesada cadena que aseguraba la puerta de doce pies de ancho.

Cuando se acercó, vio la longitud de la cadena colgando libremente. La cerradura de seguridad yacía en el suelo a sus pies. Tensándose, escudriñó el bosque a ambos lados de ella.

Nada se movía.

Aquí la luz de la luna estaba fracturada por los altos árboles de hoja perenne, y las sombras bailaban como fantasmas.

Alguien podía estar a pie diez pies de distancia y ella no podría verlos.

Se apoyó en el Jeep.

―Alguien cortó la cerradura. Llama a Kitty. Dile que compruebe el equipo en donde Brittany.

―¿Quieres que venga aquí si esta todo despejado?

―No. Dile que se quede con Brittany―sacó una linterna del bastidor detrás del asiento.

Marley apagó el motor.

―¿Debo sacar a los vecinos?

―No. Quiero ver el lugar primero.

―San…

Se dirigió hacia la puerta y al camino que desaparecía en la oscuridad.

―Cuida de Britt en primer lugar. Estaré bien.





********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5118
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por micky morales el Lun Ene 15, 2018 7:09 am

No es justo esperar hasta mañana a ver que paso ahi!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6727
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Isabella28 el Lun Ene 15, 2018 8:56 am

Raios... Voy a estar todo el dia pensando en que paso ahi!!!
avatar
Isabella28
*****
*****

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Cap 26

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.