Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» [Resuelto]FanFic Brittana: De Noche (Adaptada) Epílogo
Hoy a las 10:11 am por micky morales

» FanFic Brittana: Contrato (Adaptada) Cap 29
Hoy a las 9:56 am por micky morales

» FanFic Brittana: Tal Vez(Adaptada) Sinopsis
Hoy a las 9:36 am por micky morales

» [Resuelto]Brittana: (Adaptación) El Oscuro Juego de SATANÁS... (Gp Santana) Cap. 4
Hoy a las 9:34 am por micky morales

» [Resuelto]Brittany: GP Brittany: ATREVIDA JEFA. Cap. 18
Hoy a las 8:45 am por micky morales

» [Resuelto]BRITTANA: La Clausula. Cap. 10
Hoy a las 8:42 am por micky morales

» Fic BASADO en bad moms
Ayer a las 4:32 pm por BrittanaBrittana

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The Dolby theatre» Part IV
Ayer a las 8:00 am por Klainefan

» Fic BASADO en Fault the same star
Miér Feb 21, 2018 9:48 am por BrittanaBrittana

» [Resuelto]Brittana: Un Rapidito.. Cap. 9, 10 y Epilogo
Mar Feb 20, 2018 1:43 am por monica.santander

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Dom Feb 18, 2018 9:20 pm por micky morales

» [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo
Miér Feb 14, 2018 11:30 am por 3:)

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Cap. 25 (FINAL) Y EPILOGO
Miér Feb 14, 2018 7:07 am por micky morales

» Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.
Mar Feb 13, 2018 8:56 pm por Tati.94

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 97º
Vie Feb 09, 2018 2:39 am por perez102

» FanFic Brittana: La Granja (Adaptada) Epílogo
Jue Feb 08, 2018 7:18 pm por 23l1

» [Resuelto]Fanfic Brittana Gp: La otra. Epílogo
Dom Feb 04, 2018 5:30 pm por Tati.94

» FanFic Brittana: Acuerdo (Adaptada) Epílogo
Miér Ene 31, 2018 7:21 pm por 23l1

» BRITTANA CUCapitulo 14 fin
Lun Ene 22, 2018 5:14 pm por JVM

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 14,15,16,17,18,19y20
Lun Ene 22, 2018 1:16 pm por 3:)

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Página 10 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11, 12  Siguiente

Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Isabella28 el Lun Feb 05, 2018 4:18 am

Britt es casi ilegal pero muy madura aparte para el amor no hay edad, asi que santana.. vo dale :-D
avatar
Isabella28
******
******

Mensajes : 320
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por 3:) el Lun Feb 05, 2018 10:43 am

No importa la edad sino la experiencia que tengas y que tan senteada tenga la cabeza!!,
Britt es frustrante a veces.... Y no ayuda mucho!!
Quinn ya dejo marcado el odio latente que tiene por san Jajaja si no es por britt es por rachel Jajaja
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5434
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por micky morales el Lun Feb 05, 2018 12:21 pm

Ok y ahora es cuando yo quiero saber quien carajos es Quinn en la vida de Brittany!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6837
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Lun Feb 05, 2018 9:34 pm

Isabella28 escribió:Britt es casi ilegal pero muy madura aparte para el amor no hay edad, asi que santana.. vo dale :-D
Casi, casi!! San todavía no sea a dado cuenta qe la edad es el menor de los problemas entre ellas.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Lun Feb 05, 2018 9:38 pm

3:) escribió:No importa la edad sino la experiencia que tengas y que tan senteada tenga la cabeza!!,
Britt es frustrante a veces.... Y no ayuda mucho!!
Quinn ya dejo marcado el odio latente que tiene por san Jajaja si no es por britt es por rachel Jajaja
Es verdad! A veces desespera. Jajaj si Quinn odia a San, se pone cavernícola si se le acerca a Rachel jajaj y en encima ve a las Brittanas empiernadas ahi en la cama na...
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Lun Feb 05, 2018 9:42 pm

micky morales escribió:Ok y ahora es cuando yo quiero saber quien carajos es Quinn en la vida de Brittany!!!!!
Ohh solo te digo. No hay peligro, Quinn ya esta loca por otra persona. Jajaja
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Lun Feb 05, 2018 9:48 pm

Capítulo 6


Ni siquiera me había levantado del suelo cuando Brittany regresó del cuarto de baño. Parecía tan confundida como yo por el arreglo de la cena.

—¿Por qué? —le pregunté mientras me levantaba del suelo. Se encogió de hombros.

—¿Quién sabe por qué Quinn hace las cosas que hace? Hace mucho tiempo que renuncié a tratar de entenderla.

No me gustaba el sonido de eso.

—¿Cuánto tiempo has estado involucrada con esta tipa? —pregunté mientras sacaba su silla, acomodándola junto a la mesa.

Me envió una de sus miradas, como si supiera que no debía preguntar.

—No te lo puedo decir.

Bueno, al menos no mentía.

Me senté, mirando la mesa improvisada. No encajaba con nuestro entorno en absoluto, de hecho, era demasiado agradable para una pocilga como esta.

El hotel era la personificación de lo barato, mientras que los cubiertos y platos parecían algo que mi madre usaría en una cena formal. Como todas las cosas que ocurrían aquí, no tenía ningún sentido.

—¿Cuánto tiempo te has estado quedando en este basurero? —le pregunté.

Sólo negó con la cabeza, mirando su plato. Me imaginé que no respondería eso.

La comida era decente. De hecho, era bastante buena, deliciosos raviolis de carne en una salsa cremosa, con una cesta llena de pan de ajo que me tuvo estirándome para sacar un segundo, y luego un tercero.

—Al menos te están alimentando bien —le dije, estudiándola mientras comía como si estuviera muerta de hambre—. ¿Por qué estás perdiendo peso?

Se estremeció por un momento y luego siguió comiendo. Dejé mi tenedor, la mandíbula apretada con tanta fuerza que dolía.

—¿Fue debido a tu herida?

Finalmente levantó la vista hacia mí.

—Probablemente fue eso. Estoy comiendo bien ahora. Aumentaré de peso en poco tiempo.

Ella notó mi expresión tensa, devolviéndola con una propia.

—No tienes permitido comenzar a tratarme como una niña ahora, sólo porque soy más joven de lo que pensabas que era.

Eso estuvo tan fuera de lugar que volví a comer sólo para no decir algo de lo que más tarde me arrepentiría.

—No deberíamos pelear. Sólo nos quedan un par de horas más para estar juntas —dijo en voz baja.

Volví a bajar el tenedor y el cuchillo.

—Deja de decir eso, y entiende en tu cabeza terca que no te voy a dejar aquí.

—No tienes otra opción. Ninguna de nosotras la tiene.

—Siempre hay opciones —dije en un tono amenazador. Acabaría con esa hija de puta con mis propias manos, si eso era lo que tenía que hacer.

—¿Así que vas a tratar de enfrentarla, cuando ella te diga que es hora de irte?

No contesté. No tenía que hacerlo. Ella sabía lo que pretendía. En lo que supuse fue exactamente una hora, Quinn regresó para llevarse la mesa del cuarto. Todavía tenía mis pantalones puestos.

—Retrocede a la pared, con las manos sobre la cabeza —me dijo cuando entró en la habitación.

Lo hice, jugando con la idea de hacer un intento de fuga en ese mismo momento. ¿Tendría una mejor oportunidad?

—¿Ella se comió todo eso? —preguntó ella después de estudiar su plato vacío durante un largo momento.

Ambas se miraban con tensión, y como de costumbre, no tenía idea de lo que pasaba.

—Lo hizo. ¿Por qué?

Su mandíbula se apretó mientras giraba sus ojos gélidos para mirarme.

—¿No te lo dijo? Ha estado en huelga de hambre. ¿Quieres saber por qué?

Asentí, sintiendo que mi estómago se revolvía.

—Se negó a comer hasta que te viera de nuevo. Así que felicitaciones. Eres la razón por la que se está consumiendo. ¿Es un buen golpe para tu ego?

La ignoré al final, con los ojos fijos en Brittany.

—Britt —dije en voz baja, sintiéndome tan inútil—. No vuelvas a hacer eso. Por favor.

Levantó su obstinada barbilla.

—No lo haré, ¿de acuerdo? Yo sólo… no podía soportarlo más.

—No —le advirtió Quinn, como si hubiera dicho demasiado, incluso con esa declaración breve y críptica—. Lopez, ve a esperar en el baño por un minuto.

Miré entre las dos.

Brittany me hizo un gesto para que obedeciera.

—Está todo bien, San. Ella no me hará daño.

—Hazlo, o te partiré en dos —gruñó ella.

Lo hice, poniendo la oreja en la puerta al segundo en que estuvo cerrada.

Discutían, sus voces tensas pero demasiado bajas para que pudiera entender palabras reales.

No duró mucho tiempo, y tan pronto como se puso más silencioso, oí la otra puerta abrirse y luego cerrarse. Salí.

Brittany cerraba el cajón superior de la mesita de noche cerca de la puerta exterior. Se enderezó y giró al oírme entrar, cerrándola de golpe con su rodilla. 

No lo pensaría dos veces. Era una de esas cosas que recordaría más tarde y tendría la idea de que debí imaginármelo, pero en ese momento, lo único que importaba era que me encontraba a solas con ella otra vez.

—Quinn me dijo que tenemos cuatro horas más antes de que tengas que irte —dijo, sonando triste.

Ya terminé de discutir al respecto. Me imaginé que haría lo que se necesitaba cuando llegara el momento.

Y entonces recordé lo que hablábamos antes en nuestra extraña cita con la cena improvisada.

—Dieciocho —solté, recordándolo todo de nuevo—. Apenas jodidamente legal.

Esta información ponía un freno a las cosas, por decir lo menos. No me encontraba segura de que pudiera conciliar la idea alguna vez.

Cualquier persona de mi edad con cualquier otra de su edad era espeluznantes. Punto.

Veinticuatro años fue presionar. Dieciocho años se encontraba fuera de la línea.

Cruzó los brazos sobre su pecho, tensando la mandíbula.

—¿Y qué? No soy diferente de lo que era antes de que lo supieras.

No lo entendía. Por otro lado, sólo tenía dieciocho años. Recordé a mi yo de dieciocho años y todas las cosas que no entendí. Pareció leer mi mente.

—Oh, no. No vas a hacer eso. No puedes empezar a tratarme como a una niña sólo porque tu percepción ha cambiado.

Me senté en la cama, apoyando mis hombros contra la cabecera. Crucé los brazos sobre el pecho, preguntándome qué demonios iba a hacer con ella. Conmigo misma.

Todavía llevaba sus pantalones de chándal, y yo tenía puesta mi camisa de vestir y pantalones desde que me ordenaron volver a vestirme.

Me miraba como si fuera el único trozo de comida en el planeta y ella estuviera MUERTA DE HAMBRE.

—Esta cosa entre nosotros nunca puede funcionar —le dije, odiando las palabras.

Odiando la verdad.

Sacudió la cabeza, su cabello largo y despeinado deslizándose a través de sus hombros.

—Te equivocas. Sé que lo estás. Soy más que una edad, San. Soy una persona, una mujer, y estoy enamorada de ti.

Tragué saliva ante el brillo en sus ojos. Tenía exactamente un índice de éxito del cero por ciento en negarme, y dudaba que hoy fuera el día en que eso ocurriría.

De hecho, si fuera una mujer de apuestas, pondría todas mis fichas en que ni siquiera duraría más de cinco minutos.

—Dime a lo que te referías cuando dijiste que nuestro primer encuentro no fue al azar. Dijiste que sabías que yo estaría allí, y me buscaste. Explícame eso.

Ella negaba con la cabeza antes de que hubiera terminado.

—No —dijo Brittany con firmeza—. No te lo voy a explicar, no con la forma en que estás reaccionando a lo último que te dije.

Cerré los ojos, frustrada más allá de toda razón.

—¿Pero podrías decirme eso? ¿Esa es una de las cosas que eres capaz de decirme, si quisieras?

—No debería. Es mejor si no lo hago, pero lo consideré. Antes.

—¿Antes?

—Antes de ver tu reacción a mi edad. Si eso te molestó tanto, enloquecerás totalmente por el otro.

Tomé unas cuantas respiraciones profundas y calmantes, preguntándome si ella jugaba conmigo ahora. No sería la primera vez.

Todavía no la miraba, seguía con los ojos cerrados, pero sentí cómo cambiaba su estado de ánimo.

Repentina y drásticamente.

—Estamos perdiendo un tiempo precioso aquí, cariño —dijo ella, su voz sin aliento.

Abrí los ojos y supe que no iba a ser capaz de resistirla.

Veinticuatro o dieciocho años, rehén o estafadora, pecadora o santa, lo que sea que fuera o no, ya sea si me mentía a la cara o se burlaba de mí con atisbos de verdad, todo eso siempre parecía posponer el hecho más pertinente.

Ella era la mía.

Inconcebiblemente.

Innegablemente.

Mía.

Era así de devastador y así de simple.

En un último intento de esfuerzo desesperado, levanté los brazos, protegiéndome de esa mirada suya a varios metros de distancia.

—Britt-Britt, por favor.

—Sí, está bien, pero sólo porque has dicho Britt-Britt.

Sonrió y se quitó su camiseta. Quedó gloriosamente descubierta, sus pechos pesados temblando con cada movimiento; levantó los brazos y agarró su pelo, retorciéndolo en un moño débil en la cima de su cabeza.

Mis ojos no sabían dónde mirar, fijándose en sus pantalones bastante bajos (que se veían en peligro de caerse) y sus fascinantes pechos de otro  mundo. Perdió peso en todas partes excepto allí, al parecer. Era tan dotada en la parte superior como siempre.

Dio unos pasos hacia atrás, agachándose y bajando sus pantalones y bragas mientras lo hacía.

Desnuda, se alzó sobre el viejo escritorio endeble del cuarto de hotel.

Movió sus manos, agarró sus rodillas y separó las piernas ampliamente.

Ya no podía soportarlo. Terminé con esto.

Me encontraba de pie, con la polla fuera de los pantalones, mi cuerpo vestido presionado contra su cuerpo desnudo, antes de que pudieras decir: Vieja pervertida.

Fue una follada rápida y enojada, pero ella no se quejó, no pude parar.

No hablamos mucho después, simplemente nos limpiamos y comenzamos a tocarnos de nuevo, como si sólo nos quedaran un par de horas para estar juntas, porque así era.

Hice que se sentara en mi cara, sus manos agarrando los débiles barrotes de la cabecera, que golpeaba con fuerza contra la pared mientras trabajaba en ella con mi lengua.

Hizo círculos con sus caderas, presionándose hacia abajo.

Me la quité de encima, volteándola, y empecé desde el principio.

Horas más tarde, comencé a recuperar la función cerebral de nuevo. No completamente, sólo lo suficiente para recordar que nuestra situación era menos que ideal.

—Tenemos que vestirnos —le dije. Cuando Quinn apareciera otra vez, tenía la intención de estar lista para ella. Podría ser nuestra mejor y única oportunidad para escapar.

Decir que ella no me escuchaba sería un eufemismo. Me ponía tanta atención como los escritores a las matemáticas.

Ni siquiera se hallaba en el mismo reino.

Se encontraba a horcajadas sobre mí, jugando con sus tetas mientras yo frotaba el pulgar sobre su clítoris en círculos lentos y perezosos.

No estaba dentro de ella, sino que debajo, y se deslizaba a lo largo de mi semi-erección como si fuera un resbalín.

Era sólo un accesorio en este punto, dando un buen espectáculo, pero en su mayoría inútil.

Estiró una mano hacia atrás y empezó a pasar sus uñas romas suavemente por encima de mi escroto, arrastrándolas a la punta, luego de regreso otra vez.

No era tan semi ahora, extendí la mano y la presioné sobre una de las suyas, amasando con fuerza su pecho suave, sabiendo que no tenía el tiempo, pero aun así preguntándome si posiblemente podría follarla de nuevo.

Me resistí a ello un par de veces, moviéndola un poco de manera que mi polla estuviera contra mi ombligo.

Pero ella no detuvo ese deslizamiento adictivo, y posiblemente rápidamente fluyó a un tal vez, luego se convirtió en un probablemente, y se detuvo de manera decisiva en un Joder, sí.

—¿Estás adolorida? —le pregunté, observándola con lo ojos entrecerrados mientras provocaba mi polla con su coño.

Gimió un lánguido sí, luego se movió hasta que atrapó la punta con su entrada, aliviándome con ese primer centímetro apretado.

Sin advertencia, se penetró a sí misma, y casi grité ruidosamente, con las manos (no perezosas ni lenta ahora) disparándose a sus caderas para guiar el ritmo perfecto.

Se inclinó, agarrando mi cabeza con un brazo insistente para que chupara sus pesados pechos.

Ocupó el otro brazo en alguna parte, pero no conectaría esos puntos hasta más tarde, cuando no me haría ni un poco de bien.

Doblé mi cuerpo tanto como pude para acomodar su furiosa cabalgata a mi polla, y también sus necesitadas tetas en mi boca.

Me encontraba tan hambrienta como ella necesitada, y fui dura, apretando firmemente un pezón abusado hasta que sollozó.

Me aparté, pero me aferré a ella, su pezón duro frotándose contra mis labios hasta que empecé a chuparlo con fuerza otra vez. Cambié al otro, dejando marcas de chupetones a lo largo de la piel entre ambos.

La ayudé a subir y bajar por mi longitud, manteniendo su carne en mi boca. Ella estaría adolorida y magullada mañana, cada punzada sería un recordatorio de a quién pertenecía su cuerpo.

Se vino primero, un orgasmo fuerte que hizo que mis bolas se tensaran con un par de apretones.

Mis uñas se clavaron en sus caderas mientras, con un grito ronco, empujaba una vez más y disparaba mi carga en su interior.

Todavía trataba de recuperar la respiración por debajo de ella cuando se volteó para mirarme.

Sin pestañear, cubrió mi nariz y boca con un trozo de material que apestaba a productos químicos.

En realidad nunca olí algo igual antes, pero casi al instante supe lo que era.

Sus ojos azules encontraron los míos por encima del paño empapado en éter.

—Te amo —articuló Brittany, justo antes de que el mundo se volviera negro.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Lun Feb 05, 2018 9:53 pm

Capítulo 7


Desperté sola y en mi propia cama. Sola y con demasiado dolor, desde la cabeza a los pies.

Dudaba que la bastarda fuera gentil cuando me condujo a través de quien sabe cuántos estados hasta mi casa de nuevo.

Sola, con demasiado dolor, y furiosa.

Atravesé mi casa, llena de impotencia.

No sabía si me encontraba aliviada o más cabreada cuando encontré una nota en la encimera de mi cocina.

No fue escrita por Brittany, de eso estaba muy segura.

Podía suponer por la escritura llena de hostilidad, que Quinn la escribió.

NO LE DIGAS A NADIE LO QUE PASÓ O DONDE ESTUVISTE. PONDRÄS A BRITTANY EN RIESGO SI LO HACES, ASÍ QUE SOLO MANTEN TU BOCA CERRADA. Y NO TRATES DE BUSCARLA. PARA EL MOMENTO QUE LEAS ESTO, YA LE HABRÉ MOVIDO DE NUEVO.

En serio odiaba a esa hija de puta. Sinceramente.

¿Qué se suponía que hiciera?

¿Solo esperar hasta que decidiera secuestrarme de nuevo?

Así podía ser llevada por horas en la parte trasera de una furgoneta espeluznante, follar a Brittany en carne viva, y tenerla pateándome fuera mientras aún me retorcía en su interior.

Brittany me drogó jodidamente con éter. No podía superarlo.

¿De qué lado se hallaba?

****


Era duro decir que fue peor, el antes o el después.

No, definitivamente el antes, decidí, porque a pesar que en el después había tortura, en el antes no tenía idea de si ella se hallaba entera y viva.

Ahora al menos sabía eso.

Incluso así, me encontraba plagada de pensamientos de ella en ese sucio motel, siendo cautiva por esa bastarda de Quinn.

¿Qué pasaba con ellas? ¿Ella y Britt...?

No, no pensaría en ello. Nada bueno podría venir de eso.

¿Eran amantes? Dijo que ella no la hirió, pero era un hecho que no tenía problemas mintiendo sobre cualquier maldita cosa.

Sin embargo, no creía que lo hiciera, aunque no sabía si esa creencia derivaba de algo lógico, o simplemente de un fuerte deseo porque la alternativa era desagradable.

****


—Necesitas hacer de todo este desastre un libro —me dijo Emily.

Ya pasó casi una semana, y me hallaba en su casa, charlando de nuevo.

Le dije todo, cada insano detalle de ese loco viaje, y de la abducción con éter.

No hacía falta decir que se encontraba intrigada.

—No va a pasar.

—Lo usaré yo entonces. Es demasiado loco no escribirlo.

—Demonios no. De ninguna manera.

—Bien, bien, pero escucha, algún día esto no será un tema tan delicado, y cuando ese día llegue, habrá pasado mucho tiempo, y los detalles se desdibujaran, así que al menos escríbelo en tu diario o algo mientras aún está fresco.

—No tengo un diario. ¿Tú tienes un diario?

—Pues, no. Solo digo, escríbelo en algún lado. No tienes que publicarlo.

Necesitando una distracción, cambié de tema.

—¿Qué pasó con Dani? Tuve que abrirme la puerta.

—Por favor. Como si eso fuera inusual. Esa chica no abrió la puerta ni una vez en todo el tiempo que trabajó aquí. Y renunció.

Eso me hizo alzar las cejas.

—¿Oh sí? ¿Y eso por qué?

Me dio una mirada conocedora.

—Te he dicho sobre esto. La misma razón de siempre. Quería follarse a la jefa.

—¿Y lo hiciste?

—Si.

—¿Bien?

Se encogió de hombros.

—Estuvo bien. Es decir, fue bueno, pero, y créeme que soy una bastarda por decir esto, creo que exageró sus habilidades orales. Vi esa chica chupar piruletas durante meses como si estuviera fijado. Eso construyó algunas expectativas poco realistas.

—¿Qué pasa con el resto?

—Bueno. Estuvo bien. La mantuve por tres días antes de decirle que se volvió un poco redundante. No sé. Creo que soy yo. He estado aburrida últimamente, o infiernos, tal vez solo estoy cansada. Seguro ya pasará.

—Creo que estás madurando, Peter Pan, y que tal vez, solo tal vez, necesitas empezar a buscar involucrarte con una mujer por algo más que sexo.

Se encogió de hombros.

—Eso es tan típico. Y aburrido. Me gusta pensar que soy más interesante que eso. Te diré una cosa, sin embargo, ya no contrataré más chicas atractivas como asistentes. Estoy buscando a alguien que de hecho me ayude con el trabajo por aquí, alguien que no renunciará después de que pase tres meses entrenándolas.

—Suena como algo que vale la pena. Tal vez progresará encontrando a alguien que solo renuncie porque odia trabajar para ti.

Echó su cabeza hacia atrás y se río.

—Eso sería refrescante —agregó, cuando recuperó el aliento de nuevo.

—¿De todas formas para que necesitas una asistente?

Emily sacudió su cabeza como si perdiera algo importante.

—Tienes la oportunidad de presentarte como una autor solitaria, haciendo unas cuantas entrevistas, lo que es, como, ¿una o dos veces al año? No tienes cuanta en Facebook. Ni cuenta en Twitter. Demonios, es probable que ni siquiera sepas que es Instagram.

Lo sabía, pero solo porque la escuché con Dani hablando sobre ello unas cuantas veces, y por lo que sabía, era solo un lugar donde las mujeres iban a postear fotos de escotes (y los hombres iban a buscar tales fotos).

Rodó sus ojos antes mi mirada.

—Lo que estoy diciendo es que, en el mundo de la escritura, hay pocos que consiguen hacerlo como Lopez la Jodida maestra.

Solo continué mirándola. Me sacudió su cabeza de nuevo, como si pensara que era una causa perdida.

—Funciona para ti, pero algunas de nosotras tenemos que promover. Eso significa que además de la escritura de libros, hay un par de puestos de trabajo adicionales a tiempo completo que pueden o no pueden hacerse, y esto puede significar conseguir o no conseguir un relanzamiento si no tengo un poco de ayuda.

Finalmente, eso tenía sentido, a pesar de que ella aun no lo tenía.

—Entonces en la actualidad hay trabajo que tiene que hacerse, ¿y sigues contratando personas que no están haciéndolo?

—Ya no más. Lo juro. Dani fue la última. Pero suficiente sobre mí. ¿Qué hay de Rachel? ¿Saliste con ella de nuevo?

Me sonrojé. No me gustaba su fraseología.

—Fuimos por un café. Como amigass. No salimos de nuevo.

Se encogió de hombros.

—Bueno, ella es ardiente. Atractiva de hecho. Creo que podría ser un doble de cuerpo de Lea... Lea yo no se qué, esa la bajita, ya sabes. Y tal vez deberías invitarla a salir. ¿Por qué demonios no? Un gran punto de venta: puedo garantizar que no te drogará con trapo cuando estés en el periodo postcoital.

—Me sorprende que no le hayas pedido salir —reflexioné, pensando en ello. Sabía que tomó unas cuantas fotos para ella al menos una vez, así que se conocían, y una chica como Rachel atraía directamente a tipos como Emily.

Se sonrojó, removiéndose. Me tomó un momento ubicar la mirada en su cara, porque nunca la vi antes. Se hallaba incómoda.

—La invitaste a salir —supuse. Me guiñó el ojo cómicamente.

—Sí, lo hice. No soy su tipo. Creo que fui muy fuerte, justo después de su divorcio. Después de eso, se rehusó a tomar mis llamadas, incluso las profesionales.

—¿Qué en la tierra hiciste?

—Nada malo. Fui solo, un poco cruda, y ella es una dama. Háblale bien de mí, ¿lo harías? Al menos profesionalmente, nada más. Podría usar algunas tomas nuevas.

—Veré que puedo hacer, pero probablemente no la veré en algún momento pronto.

—Seguro que no lo harás, estúpida.

****


Tal como la jodida Emily sugirió, me encontré con Rachel en el supermercado tres días después.

Nos abrazamos, me besó en ambas mejillas, al estilo europeo, y procedimos a ir por un café. Charlamos por cerca de una hora.

En realidad disfruté su compañía.

Algo parecía diferente sobre ella, un rubor nuevo en sus mejillas que no se encontraba allí antes. Una nueva luz en sus ojos que me hizo preguntar que estuvo haciendo.

—Luces genial —le dije, por casi la tercera vez. Era una idiota. Ella siempre lucia genial.

Se sonrojó en placer y me agradeció. Pero había algo sobre ella, algún cambio sutil que la hizo pasar de ser naturalmente sensual a casi rezumar atractivo sexual.

Sabía que no salía mucho desde su divorcio, pero me pregunté de repente si estaba teniendo sexo.

Entonces ahí está, pensé, esa mirada de una hermosa mujer bien follada.

Probablemente era mi imaginación súper activa poniéndose salvaje, pero ella lucia bien. No de la forma usual. Me pregunté sobre ello, pero no teníamos el tipo de amistad donde solo podía venir y preguntar algo así.

Fuimos por un paseo después del café; y la acompañé cerca de su casa, que se encontraba cerca.

Evité llevarla todo el camino a casa, retrocediendo, y diciéndole que iba tarde para una reunión, que era una mentira.

Solo no podía decir cuan interesada se hallaba en mí, y no quería resultar envuelta en una situación extraña con ella, si podía evitarlo.

Todavía sostenía una antorcha por una chica de dieciocho años de edad, que era prisionera, Dios sabe por qué y dónde.

La vida continuó sin una palabra de Brittany, y me sentí como una tonta.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por 3:) el Mar Feb 06, 2018 5:59 am

Si quinn se entera que em quiso con rachel arma una matanza entre san y em Jajaja
Britt es frustrante (ya lo dije)... La situación ya es complicada a ver cuando se ven de nuevo???
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5434
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Isabella28 el Mar Feb 06, 2018 6:43 am

Britt no puede hablar porque corren peligro, rachel tambien perdio la cabeza por una jovencita asi que rachel y santana estan en la misma posición.
avatar
Isabella28
******
******

Mensajes : 320
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por micky morales el Mar Feb 06, 2018 12:27 pm

Es logico que Santana se sienta traicionada por Brittany al haberla drogado pero supongo que sabian que de ninguna otra forma podrian habrla sacado de ahi!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6837
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Mar Feb 06, 2018 5:38 pm

3:) escribió:Si quinn se entera que em quiso con rachel arma una matanza entre san y em Jajaja
Britt es frustrante (ya lo dije)... La situación ya es complicada a ver cuando se ven de nuevo???
Creo q Quinn ya lo sabe, se lo pasaba investigandola jajja. La rubia pensara en un entretenido reencuentro de seguro 
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Mar Feb 06, 2018 5:41 pm

Isabella28 escribió:Britt no puede hablar porque corren peligro, rachel tambien perdio la cabeza por una jovencita asi que rachel y santana estan en la misma posición.
La situacion es peligrosa , Britt intenta no envolver a San en todo. Si, si Rachel y Santana estan en la misma posición sin ellas mismas saberlo.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Mar Feb 06, 2018 5:44 pm

micky morales escribió:Es logico que Santana se sienta traicionada por Brittany al haberla drogado pero supongo que sabian que de ninguna otra forma podrian habrla sacado de ahi!!!!
Si entendible que se sienta asi, San todavía no se da cuenta de que la actitud de Britt es porqe realmente las cosas no son nda fáciles, si Britt a sido herida es porque las cosas son graves.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Mar Feb 06, 2018 5:48 pm

Capítulo 8


Un mes despues...

Ni siquiera podía recordar lo que dijo en la breve llamada telefónica mientras conducía a través de la ciudad en medio de la noche de martes.

Recordaba el sonido de su voz y el tono.

Tranquilo y seguro.

Incluso con un toque informal, como si no hubiera estado esperando, ansiosa y desesperada por alguna palabra de ella desde la última vez que estuvimos juntas.

No podía recordar vestirme, pero mi mente estaba clara para el momento que llegué a mi garaje.

Llevé mi Q7 negro, porque tenía un poco más de espacio, y no estaba segura de qué esperar.

También recordaba donde me dijo que nos encontráramos y por qué era una petición tan extraña.

Era en ese maldito club donde tuve que recogerla hace tantos meses, el mismo lugar en el que alguien colocó algo en su bebida.

¿En qué demonios pensaba para terminar allí de nuevo?

¿Y cuando regresó a la ciudad?

Tendría que esperar para saber, ya que me colgó antes de que pudiera hacer una sola pregunta.

Conseguí algunas miradas extrañas cuando aparqué mi Audi en la acera junto a algunos niños, que sólo Dios sabía de donde habían salido.

—¡Es policía, hombre! —gritó uno de ellos, y me detuve un momento, mirándome.

Usaba pantalones de chándal gris oscuro y una camiseta a juego, mi cabello castaño rebelde desordenado como siempre, y ¿parecía una policía?

¿O sólo estaban drogados?

No importaba; no les hice caso, caminando más allá. Sólo una persona en este lío me interesaba.

Sólo tomó unos minutos para que escaneara a través de todos los asistentes a la fiesta cerca de la calle. Brittany siempre era fácil de detectar, por lo que no tuve que buscar mucho para saber que no se encontraba fuera.

Con un largo suspiro, me dirigí al interior.

El portero no quería dejarme entrar, pero llevé dinero en efectivo precisamente por esta razón. Le di un billete de cincuenta, y se hizo a un lado sin decir una palabra.

Entré en un pasillo estrecho, que no parecía tener fin, lleno de gente.

El lugar era una casa de locos, la música rebotando a través de las paredes, y demasiadas personas, apretadas, ocupando un espacio muy estrecho.

Me sumergí a través de los cuerpos que se retorcían, escaneando todas las cabezas. No encontré rastro de ella.

Había un segundo gorila frente a otro conjunto de puertas al final del pasillo. Tuvo la reacción opuesta de la otra persona. Me miró de arriba a abajo.

—¿Eres Santana?

Eso me desconcertó por razones obvias, pero me encontré asintiendo.

¿Qué demonios pasaba ahora?

Él asintió, alzando un micrófono en su cuello que no había visto, y hablando en él.

Esto era una locura bien organizada, al parecer.

—Tenemos a Santana aquí —habló en voz alta—. Bruno, ¿puedes acompañarla?

Una vez dicho eso, asintió de nuevo.

—Bruno estará aquí en un segundo para llevarte con ella.

Apenas procesaba eso cuando Bruno se presentó y me hizo señas para que lo siguiera.

Me condujo directamente a través del centro de la oscura habitación principal, que se encontraba llena de cuerpos retorcidos cubiertos de pintura que brillaba en la oscuridad, iluminada por bombeos de color mientras el DJ colocaba la música.

Llegamos a una escalera en la parte trasera de la sala, desplazándonos a través de las personas. Fue aún más difícil navegar a través de ese estrecho pasillo.

Examiné la multitud a lo largo del camino, pero no sirvió de nada, y además, parecía que Bruno me llevaba a ella. Deben haber estado hablando de Brittany, porque... ¿de quién más?

Otro gorila custodiaba la base de la escalera, pero nos dejó pasar sin hablar.

Subimos por un conjunto de escaleras desvencijadas. No me di cuenta de que la habitación tenía un balcón superior hasta que estuvimos en él.

Y allí estaba, su cuerpo cubierto de pintura brillante (y casi cualquier otra cosa), agarrada de la barandilla, sonriendo con los labios de color rosa neón y sacudiendo su culo.

Gritó cuando me vio, corriendo para lanzar sus brazos alrededor de mi cuello.

Sin decir una palabra, comenzó a besarme.

No necesitaba ser rescatada. No me había llamado aquí para eso.

Llené mis manos con su piel expuesta, empujando mi lengua en su boca. El balcón era mucho menos concurrido que el piso de abajo, pero estábamos lejos de estar solas.

Cuando me separé de ella para recuperar el aliento, miré alrededor. Casi todo el mundo bailaba, y parecían demasiado colocados para notar nada más allá de sí mismos.

Miré hacia abajo para estudiar a Brittany, ahuecando su mandíbula en mis manos, tratando de descifrar si se encontraba tan fuera de sí como el resto.

—¿Has tomado algo? —pregunté, teniendo que alzar mi voz para que me escuche.

Sus ojos eran claros, y negó con la cabeza sin vacilar.

—No bebo ni tomo drogas, San. Sólo estoy aquí para escapar de la jaula un poco y bailar.

Procesé eso a medida que empezaba a tirar de mí hacia la pared.

Noté algo mientras miraba la parte posterior de su cabeza. Toqué las puntas de su cabello pálido.

—¿Tu pelo está de color rosa? —le pregunté. Me miró, sonrió y asintió.

Suspiré, pensando que era demasiado vieja para esto.

¿A quién estaba engañando? Nací demasiado vieja para la escena rave.

Una parte de mí estaba todavía al 100%, y era mi pene traidor. Disfrutaba el infierno que era Brittany apenas vestida, pintada, teñida de rosa y lista para bailar.

En la pared, había una mesa preparada como una estación de pintura.

Brittany se volvió hacia mí, dando un paso muy cerca, sus manos fueron hasta el dobladillo de mi camisa. Empezó a tirarla hacia arriba.

La detuve, preguntando—: ¿Qué haces?

Me puso mala cara.

—Sólo es un poco de pintura. Y ni siquiera tienes que bailar. Puedes simplemente relajarte en alguna parte, y mirarme bailar.

Negué con la cabeza, pero no para decir que no.

Brittany se encontraba en un estado de ánimo difícil de resistir, divertida y lúdica, aunque ella siempre era difícil de resistir.

Quitó mi camisa dejándome en sujetador como ella, incluso la dejé pintar mi pecho, hombros, brazos y abdomen con trazos gruesos y rápidos. Dibujé la línea cuando trató de pintar mi cara, pero igual lo hizo un poco.

La agarré por la cintura cuando se colocó frente a mí, mis ojos en su cuerpo cubierto de rayas usando un bikini pequeñísimo. Me parecía que era blanco, pero era difícil decir en la oscuridad y con el color salpicado.

Llevaba esos malditos tacones de gladiadores de nuevo. Y sabía por experiencia, que con sus largas piernas, llevaban su culo hasta la altura de mi ingle.

Se giró con una sonrisa, tomando de nuevo mi mano para conducirme a un sofá bajo.

Tenía dos ocupantes, dos chicas sentadas cadera a cadera, luciendo adormecidas o directamente drogadas. Ni siquiera nos miraron.

Brittany me empujó el pecho hasta que me senté en el borde del lado vacío del sofá.

Pasó una pierna por el borde, justo a lo largo de mi cadera, y comenzó a moverse.

Me encorvé, agarrando su pierna con una mano y una mejilla de su culo agitándose con la otra, viendo el espectáculo.

Durante el tiempo que pude soportar, de todos modos. Bajó, frotando su sexo apenas cubierto por encima de mi desenfrenado pene endurecido demasiadas veces.

La tercera vez que hizo eso, extendí la mano, hundiéndola en el pequeño triángulo de la parte superior del bikini y colocando las palmas de las manos en sus pechos.

Ella no se resistió, inclinándose adelante, con sus pechos a la altura de mi boca, arqueando la espalda para darme acceso perfecto. Deslicé el top a un lado y succioné un pezón duro.

Comenzó a retorcerse de nuevo, frotando mi cuerpo hasta que estábamos pecho a pecho, su entrepierna en mi ingle, refregándose, empujando su carne contra mi boca.

Era una desahuciada, apenas respirando, cuando bajé mis pantalones, deslizando su bikini, sumergiéndome en ella sin previo.

Gritó y me dejó introducirme ella unas cuantas veces, antes de levantarse y dar un paso vacilante lejos, acomodando su parte superior por encima de su pezón desnudo.

Acomodé mis pantalones, abriendo la boca para disculparme, cuando se dio la vuelta y se alejó.

Vi, con la boca abierta, mientras se movía hacia la barandilla con vistas a la multitud abajo. Se agarró con las dos manos, separó sus piernas, arqueó su espalda, y me envió una mirada inconfundible por encima del hombro.

MIERDA.

¿Era en serio?

¿Realmente quería que la folle en la barandilla, justo ahí?

Miré a mí alrededor. Eso no fue una ayuda. Nadie siquiera nos miraba, lo que sólo me animó a hacer algo loco.

Es decir, ¿cuál era el daño, en este punto? Nadie nos miraba, nadie se preocupaba, y ya la penetré en este sofá.

Me puse de pie, moviéndose hacia ella, decidida a follarla donde se encontraba.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por JVM el Mar Feb 06, 2018 8:13 pm

Todo lo contrario al último encuentro que tuvieron, pero sigo igual de confundida jaja obviamente no hay nada entre Quinn y Britt excepto una amistad. El porque estan juntas, supongo que porque ambas estaban metidas en lo mismo y se llegaron a necesitar, pero sin embargo encuentro a Quinn muy protectora con Britt y es bonito porque a pesar de que santana tuvo que salir de su vida permitio que se sigan viendo sin dejar que las cosas vayan mas alla....
Y bueno con Rach creo que si hay cierta atraccion pero no mas, espero que conozca a Quinn jajaja
avatar
JVM
-
-

Mensajes : 1178
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por monica.santander el Mar Feb 06, 2018 8:26 pm

Hola!!!! Decime que Britt no es luchadora, por favor!!!
Se me paso eso por la cabeza aunque sigo totalmente confundida!!!
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4376
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por 3:) el Mar Feb 06, 2018 10:38 pm

no es nada convencional con los encuentros de san y britt jajaja
quinn si que sabe hacer las cosas bastante bien!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5434
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Isabella28 el Miér Feb 07, 2018 7:42 am

Aveces la edad de britt sobrepasa a san pero ya no tiene manera de luchar contra eso, ya estan enamoradas.
avatar
Isabella28
******
******

Mensajes : 320
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por micky morales el Miér Feb 07, 2018 7:52 am

Es todo tan confuso que mejor no darle tantas vueltas y seguir esperando que se desenrolle la madeja!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6837
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Jue Feb 08, 2018 7:52 pm

JVM escribió:Todo lo contrario al último encuentro que tuvieron, pero sigo igual de confundida jaja obviamente no hay nada entre Quinn y Britt excepto una amistad. El porque estan juntas, supongo que porque ambas estaban metidas en lo mismo y se llegaron a necesitar, pero sin embargo encuentro a Quinn muy protectora con Britt y es bonito porque a pesar de que santana tuvo que salir de su vida permitio que se sigan viendo sin dejar que las cosas vayan mas alla....
Y bueno con Rach creo que si hay cierta atraccion pero no mas, espero que conozca a Quinn jajaja
Si Quinn y Britt estan en el mismo lio y se necesitan por ahora. Quinn y Rachel jajaj bueno, por algo Rachel anda tan radiante últimamente, solo digo.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Jue Feb 08, 2018 7:54 pm

monica.santander escribió:Hola!!!! Decime que Britt no es luchadora, por favor!!!
Se me paso eso por la cabeza aunque sigo totalmente confundida!!!
Saludos
Hola! Jajaja no, no es luchadora. Si todavía sigue la vida de Britt oculta por ahora esperemos qe se mantengan juntas por lo menos.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Jue Feb 08, 2018 7:55 pm

3:) escribió:no es nada convencional con los encuentros de san y britt jajaja
quinn si que sabe hacer las cosas bastante bien!!!
Jajaj no, pero siempre terminan de lo mas bien ¿no? Si Quinn no falla jajaj.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Jue Feb 08, 2018 7:57 pm

Isabella28 escribió:Aveces la edad de britt sobrepasa a san pero ya no tiene manera de luchar contra eso, ya estan enamoradas.
Si es entendible porque la diferencia es mucha pero ni modo ya estan tragadas una de la otra, no ahi mas salida que seguir con su pasión descontrolada jajaja
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Tati.94 el Jue Feb 08, 2018 7:58 pm

micky morales escribió:Es todo tan confuso que mejor no darle tantas vueltas y seguir esperando que se desenrolle la madeja!!!!
Si, si, si dejmos qe las cosas sigan su curso, en algun momento explotara la bomba.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: Fanfic Brittana Gp: Salvajemente 3. Epílogo.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 10 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11, 12  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.