Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The perfect surprise»
Ayer a las 9:03 am por Klainefan

» FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 23
Vie Jun 22, 2018 9:18 am por Isabella28

» FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21
Jue Jun 21, 2018 7:39 am por micky morales

» [Resuelto]Brittana: (Adaptación) El Oscuro Juego de SATANÁS... (Gp Santana) Cap. 7 Cont. Cap. 8
Sáb Jun 16, 2018 12:24 pm por Tati.94

» Fanfic: "One Shots Brittana"
Lun Jun 11, 2018 7:45 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Dom Jun 10, 2018 11:46 pm por Caritovega

» BRITTNA Tatuaje para dos
Mar Jun 05, 2018 6:08 am por micky morales

» BRITTANA Si fueras mía capitulo 5,6 y 7
Lun Jun 04, 2018 10:43 pm por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 35 y prolongo fin
Lun Jun 04, 2018 10:30 pm por 3:)

» BRITTANA la guarda espaldas capiculo 7,8 y fin
Mar Mayo 22, 2018 11:41 pm por 3:)

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 97º
Jue Mayo 03, 2018 9:26 am por Lydia7

» [Resuelto]FanFic Brittana: Tal Vez (Adaptada) Epílogo
Mar Abr 03, 2018 8:42 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: La Clausula. Cap. 13
Lun Mar 19, 2018 6:38 pm por 3:)

» Fic BASADO en bad moms
Miér Mar 14, 2018 9:54 pm por BrittanaBrittana

» FanFic Brittana: Contrato (Adaptada) Epílogo
Sáb Mar 03, 2018 7:38 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittany: GP Brittany: ATREVIDA JEFA. FINAL
Miér Feb 28, 2018 10:40 am por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Noche (Adaptada) Epílogo
Dom Feb 25, 2018 7:31 pm por 23l1

» Fic BASADO en Fault the same star
Miér Feb 21, 2018 9:48 am por BrittanaBrittana

» [Resuelto]Brittana: Un Rapidito.. Cap. 9, 10 y Epilogo
Mar Feb 20, 2018 1:43 am por monica.santander

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Dom Feb 18, 2018 9:20 pm por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
micky morales
 
3:)
 
Klainefan
 
Isabella28
 
Gabriela Cruz
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Feb 09, 2018 9:40 pm

3:) escribió:No se aguanto ninguna... Quinn no pudo hacer mucho que digamos de chapetona jajajajja
A ver como va la.noche???


jajaja parece que habia mucha necesidad, ademas la chaperona esta mas que dispuesta a ayudar..... jajajajaj
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Feb 09, 2018 9:41 pm

SIETE
BRITTANY


Tengo que estar soñando. Sí, eso es. Me digo a mí misma mientras Santana sube mi camisola, revelando aún más de mí. Creo que mi corazón se va a salir de mi pecho. El calor está apoderándose de todo mi cuerpo, y abro sin vergüenza mis piernas. Quiero desnudarme para ella, quiero que me saboree ahí.


Dejo que todas las dudas y preocupaciones se desvanezcan. No quiero pensar en nada más que lo que ella le hace a mi cuerpo y las cosas que me está haciendo sentir.

Arrastra su nariz por mi vientre, y la escuche inhalar antes que empiece a saborearme. Cuando su cálida lengua toca mi piel, me arqueo de la cama. Sus manos agarraron mis caderas, sujetándome en mi sitio unos centímetros sobre el colchón. Sus ojos oscuros están sobre mí, y juro que veo la misma chispa de antes. La mirada me hace gemir su nombre mientras pierdo el control.

Ella gruñe contra mi piel mientras me agarra con sus dientes. No muerde, sino que me succiona dentro de su boca, todavía sujetándome firmemente.

—Dime que eres mi princesa.


—Soy tuya. —Sale de mi boca sin pensarlo, como si lo hubiera dicho miles de veces.

Gruñe de nuevo.


—No puedo esperar. —La escucho decir, y su boca está sobre mí de nuevo, excepto que esta vez aterriza en mi centro.


Mis manos vuelan al cabecero, necesitando algo para sujetarme. Me devora como si tuviera hambre. Me levanta más, como si intentara poner más de mí en su boca. Los sonidos que hace mientras su lengua entra y sale de mí son feroces. Está lamiendo mi centro y luego mi punto dulce. Es más de lo que puedo soportar, y no puedo contenerme.
Todo mi mundo explota a mí alrededor mientras grito por mi reina. Mi cuerpo tiembla, e intento aferrarme, pero no puedo. Ella sigue comiéndome, y la mitad de mi cuerpo sigue elevado de la cama. Luces ciegan mi visión, y es la sensación más maravillosa que he experimentado.

—Por favor, ten piedad, mi reina.

Todo es demasiado. Todo demasiado nuevo. Nunca sentí nada como esto en mi vida. Sé lo es que el sexo. Incluso he leído las novelas románticas de Quinn y hablado con otras princesas. Pero por lo que se me ha dicho, no creí que los reyes y reinas hicieran este acto con una mujer.

Siempre hubo rumores que el sexo no era tan genial. Era algo que era nuestro deber, y eso era todo. Espos@s de estatus real nunca daban lo que tenían, pero estaba bien.


—Tendré piedad con mi boca, pero no he terminado contigo.


Abro mis ojos, sin darme cuenta que estaban cerrados. Santana se cierne sobre mí, recordándome lo excitante que es. Asiento, sabiendo lo que viene. Es como ellos dijeron; una reina siempre toma placer de ti. Solo recuéstate y sopórtalo. Puede doler un poco, pero terminará pronto. Mas en la condición un poco peculiar de Santana, una reina con cuerpo mitad mujer con partes masculinas, raro de ver en este reino…


—Toma lo que quieras. Soy tuya, después de todo.

Dejo que mis ojos se cierren, pero nada sucede. Me recuesto ahí, y después de un segundo abro un ojo para mirarla. Su rostro es ilegible, así que lentamente abro el otro ojo

—. ¿Pasa algo malo?


—No me da placer si tú no recibes.

Sus palabras me confunden.


—P… pensé…


Su boca toma la mía, y me saboreo en ella. Algo en eso parece atrevido y sucio, pero solo lo beso con fuerza, queriendo saborear lo que acaba de hacerme para de alguna forma grabarlo en mi cerebro.
Mi cuerpo se sacude cuando siento su polla rozar mi clítoris.

—Mi reina —jadeo contra su boca.


—Debes saber algo. —Retrocede y me mira—. Nunca tomaré únicamente placer de ti. Siempre te vendrás más que yo. Me encanta ver esta piel de porcelana que tienes volverse roja debajo de mí, y me gusta saber qué puedo hacerte sentir de esta forma. —Se inclina cerca hasta que queda a suspiros de mí—. Guardas esta parte de ti para mí y solo para mí. Te adoraré y te atesoraré así como cada parte de ti. Ese es mi deber como tu reina.


Su boca vuelve a la mía. Su lengua empuja mis labios, y me encuentro envolviendo mis manos alrededor de su cuello. Deslizo mis dedos en su cabello mientras se arrastra sobre mí. Su polla me golpea en el punto perfecto, y gimo en nuestro beso.


—Está sucediendo de nuevo —digo, alejándome de su boca, nuestros ojos se fijan.


—Acostúmbrate. —Se apoya en sus rodillas y me sube parcialmente en su regazo. El movimiento me hace gritar y reírme un poco—. Quédate quieta, princesa. Voy a darle lo que tú y yo necesitamos.


Bajo la mirada y veo su grosor, y mi centro se tensa. Es más grande que cualquier cosa que me imaginara. Pero no es como si tuviera experiencia con una mujer intersexual desnuda. El miembro es largo, con venas recorriendo la dura longitud. La cabeza es ancha, y veo una gota perlada en la punta. Veo mientras la toma en su mano y la mueve a mi abertura. Siento la punta de ella entrar en mí, pero no empuja más.


Su otra mano va a mi dulce punto, y empieza a acariciarme. El placer aumenta, y abro mis piernas tan amplio como puedo, queriendo sentirla de nuevo. Sus ojos jamás abandonan los míos mientras me lleva más cerca del límite.


—Eso es princesa. Córrete para mí, luego voy a correrme dentro de ti.


Intento controlar mi deseo de tener más de ella en mi interior. Ella suelta su miembro y lleva su mano a mi acera, sosteniéndome en el lugar mientras frota mi centro. Tengo está abrumadora necesidad de ser llenada por ella, pero mi propio placer se acerca y toma el control.


—No tienes ni idea del poder que requiero para evitar que tomes más de mi polla. Princesa, por favor. Mi control se está resquebrajando. Ten piedad de mí y córrete para mí. Ahora.


La última palabra es espetada, con fuerza y dominante. Algo en eso me hace pasar el límite, y hago lo que dice. De nuevo, encuentro esa sensación de estallar en millones de pedazos. Olas de placer me inundan; nunca he sentido algo tan poderoso.


Gruñe mi nombre, y siento su calidez liberarse dentro de mí. Mi centro se contrae, intentando aferrarse a esta. Aferrarse a ella.

Me derrito en la cama mientras me llena de besos, por mi cuello, mi oreja.


—Eres mía ahora. No tomé tu virginidad, pero puede que te haya dado un bebé. Nuestro bebé.


—¿Mmmm? —Parece ser lo único que puedo decir, porque sus palabras se pierden en mi niebla paradisiaca.


—Odio dejarte tan pronto, pero debo hacerlo. Me sorprende que nadie nos escuchara.


Deja un par de besos más sobre mí y empieza a retirarse. Me aferro a ella, deteniéndola. Algo en mi cerebro hace clic, y abro mis ojos para mirarla.

—No puedo dejar a mi hermana. Por favor, puede…


—Sí —dice simplemente, dándome lo que quiero antes que siquiera termine de pedirlo.


—Pero mis padres, ellos…

Silencia mis palabras con un beso. Cuando retrocede, la mirada que me da derrite mi corazón un poco más. o tal vez es su frialdad la que empieza a derretirse, permitiéndome advertirle.


—No me detendré ante nada hasta consigas lo que quieres. Y siempre consigo lo que quiero.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Feb 09, 2018 9:50 pm

OCHO
SANTANA


---Shh. No hagas ruido.

Brittany chilla, y coloco mi mano sobre su boca. Es la tarde siguiente, y me he escabullido a su habitación, sin poder mantener la distancia. De nuevo. Ingresé por una entrada de los sirvientes en la parte de atrás y la vi caminando hacia el patio afuera. Puedo ver a un grupo de mujeres desde aquí; debe de estar teniendo una despedida de soltera.


Miro alrededor para asegurarme que nadie me haya visto, y llevo a Brittany a las sombras, donde hay cortinas que nos escudan de la vista. Ella se tensa en mis brazos, pero después de un segundo se suaviza contra mí. Me quedo ahí de pie, sosteniéndola, con mi mano sobre su boca, esperando si alguien viene a buscarla. Escucho pasos y pongo mi otra mano alrededor de su vientre, bajándola a su falda. Deslizo mi mano en la pretina, y hacia sus bragas.

Ella hace un pequeño sonido, y pongo mis manos en su oído.


—No podía esperar a esta noche, princesa. Debía tener una probada.


Hundo mis dedos en su coño, y froto un poco su clítoris. Luego los saco y los llevo a mi boca, succionándolos hasta dejarlos limpios mientras una sirvienta pasa cerca. Mi dura polla presiona su trasero, mientras ella empuja contra esta.


—¿Necesitas a tu reina? —pregunto, estirándome entre ambas para soltar mi cinturón y bajar la cremallera de mis pantalones. Saco mi miembro libre y lo acaricio unos minutos.


—Levanta tu falda, princesa. Voy a calmar tus dolores.

Ella duda, y veo sus manos temblorosas estirarse y subir la tela hasta que su parte inferior está expuesta para mí. Bajo sus bragas hasta que están en sus rodillas y puedo conseguir lo que quiero.


—Abre tus piernas —susurro cuando los pasos de otro sirviente resuenan en el pasillo. Ella hace lo que pido de nuevo, y polla llora de deseo.


—Eres sumisa a tu reina. Eso es exactamente lo que haría una buena princesa.

Mi polla es tan larga y gruesa que mientras abre sus piernas, la empujo entre estas desde atrás, y se asoma delante de su sexo.


—Ahora abre tus labios, y déjame acariciarte.


Hace lo que le pido, abriendo los labios de su coño y dejando que la cabeza de mi polla descanse contra su clítoris. Me muevo de atrás adelante, y si alguien nos viera pensaría que estamos follando. Pero no penetro a mi princesa. Solo le doy este pequeño placer para asegurarme que no sufra como yo hasta que vaya con ella esta noche de nuevo. Porque regresaré.


—Déjame poner la punta dentro de ti para mojarla, princesa. —Vuelvo a retroceder y me deslizo en su abertura, solo un centímetro. Me sorprendo cuando su mano cubre mi polla, para mantenerla ahí—. ¿Me quieres dentro? —pregunto mientras muerdo su cuello.


Ella asiente, y aparta mi mano de su boca.


—No tomaré tu dulce inocencia aquí, Brittany. Pero te daré placer.


Gime mientras saco mi sexo de su abertura y lo deslizo entre sus piernas. Paso el miembro mojado entre sus pliegues y siento su coño mojarlo. Pongo mi mano sobre su boca otra vez porque está haciendo ruido y alguien más está acercándose.


Meto una mano bajo su blusa y bajo su sujetador para apretar su pecho. Mi necesidad es tan fuerte, no puedo contenerme mientras disparo mi semen sobre todo su coño y el interior de sus muslos. Bajo la mirada y veo que una parte cayó al suelo. Sigo empujando, sin embargo, pretendiendo follar su bonito coño hasta que la siento apretarme y su cuerpo tensarse en mis brazos. Grita contra mi mano, y le digo palabras dulces y tiernas para animar a su orgasmo a seguir.


Una vez su cuerpo está exhausto, me estiro y subo sus bragas. Pero antes de apartar mi pene, presiono la punta redondeada en su entrada.


—Ya casi es hora, princesa. Pronto serás mía en cada forma.


Doy un paso atrás y vuelvo a ponerle su ropa interior en su sitio, dejando el desastre que provoqué en ella dónde lo dejé.


—Ahora ve, princesa. O llegarás tarde al almuerzo con las mujeres. —Le doy una palmada en el trasero y la saco de entre las cortinas.


Se tambalea al principio y luego se endereza, pasándose las manos por la falda cuando un sirviente pasó a su lado. Asiente cuando la saludan, y debo de contener una sonrisa. Está marcada por mí, y me sentirá entre sus piernas hasta que esté con ella de nuevo esta noche.


La veo unirse a las otras mujeres en la mesa, luego me escapo y regreso a mi auto que está estacionado calle abajo. Cuando llego ahí, tomo mi teléfono y hago una llamada.

—Mañana. Mueve todo para mañana.


—Pero su Alteza… —El organizador empieza a protestar, pero puedo interrumpirlo.


—Es mañana o es tu trabajo. Tú decides.

Cuelgo y agarro el volante con ambas manos. He esperado lo suficiente para tener a Brittany, y no esperaré un jodido segundo más. Iré con ella esta noche, pero la quiero unida a mí por la ley real cuando la fecunde. Y no se confunda, ella lo estará antes que el sol se ponga otro día más.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Vie Feb 09, 2018 11:37 pm

NUEVE
BRITTANY


Abro la puerta de mi habitación y me asomo por el pasillo, asegurándome que nadie esté ahí antes de escabullirme. Voy al cuarto de mi hermana, necesito hablar con ella. Hoy ha sido una locura. Bien, las últimas cuarenta y ocho horas de mi vida han sido una locura. Me enteré que me casaré con una tosca reina, quién constantemente está apareciendo de la nada y haciéndome cosas terriblemente deliciosas. Bien, no terribles, pero me hace sentir mejor pensarlo.


No sé si quiero golpearla o besarla. La peor parte es que no he logrado tener ni un momento a solas con mi hermana desde que nos separamos después de la cena de ayer. He estado muriéndome por hablar con ella de todo. Ella no tiene ni idea de las dos ocasiones en que Santana se apareció o de las cosas que hemos hecho. Cada vez que intentamos tener un momento, alguien nos interrumpe.


Desde que me desperté esta mañana, he estado moviéndome con mi despedida de soltera. Mi mamá hizo todo un espectáculo de esta. Invitó a todos de aquí a la luna. Había personas que nunca había visto en mi vida. Y cuando no era mi madre apurándome, la mamá de Santana estaba cerca, disparándole miradas mortales a mi madre y preguntándome un millón de cosas sobre mí. Y, oh sí, ¿cuándo voy a darle nietos?


No estoy segura que estás familias se agraden entre sí, pero sí noté que la mamá de Santana solo ponía mala cara a mi madre cuando mi mamá me gritaba o espetaba una orden. Luego, encima de todo eso, nos enteramos a media tarde que la boda sería mañana. Eso hizo que todos corrieran a terminar las cosas. ya era casi medianoche y apenas y me había cambiado a mis pijamas, y sabía que no podía quedarme en mi habitación esta noche.

Debía hablar con mi hermana.


Llego a su puerta y agarro el pomo. Voy a girarlo, pero no funciona. Esta con seguro. Nunca ponemos seguros a nuestras puertas. No hay razón, y a menudo terminamos en la cama de la otra. Escucho una risita desde su cuarto y presiono mi oreja a la puerta. Luego escucho un gemido.


Oh Dios mío.


Toco ligeramente la puerta y espero.

—Ya voy. —La escucho decir en un tono agudo. Luego empieza a susurrar—. Metete al armario. Oh Dios, no vas a caber en el armario. ¿Con qué te alimentan? Apuesto que… —Toco de nuevo, sabiendo que mi hermana empezó a divagar y nunca vendrá a la puerta.


—Soy yo —susurro en una voz que es más fuerte de lo que debería. Miro por el pasillo para asegurarme que nadie venga.


La puerta se abre, y mi hermana está ahí de pie en una camiseta que claramente no es suya. su cabello es un desastre, y parece que hubiera dormido con su maquillaje. Pero no hemos ido a dormir todavía. Solo dejamos a mi madre hace treinta minutos.


—¿Qué sucede? —Medio grito. Ella me agarra del brazo, me mete en su cuarto, y cierra tras nosotras.


—Shhh —espeta.


—No me calles —espeto, apuntándola con mi dedo y entrecerrando los ojos. Quiero saber qué está pasando. Ella me sonríe, y quiero poner los ojos en blanco.


—¿Sorpresa? —Sonríe aún más amplio, mostrando sus perfectos dientes—. ¿Te conseguí un desnudista? Ya sabes, despedida de soltera… —Se encoge de hombros como si no tuviera idea de a dónde va con esta mentira.


Miro alrededor y veo a Artie, el guardaespaldas de Santana, abotonándose sus pantalones, y mis ojos casi se salen de mi cabeza. Veo la sombra de labial manchada en su rostro haciendo juego con la que él tiene sobre su boca.


—Espera. ¡Me retracto! —Salta frente a mis ojos

—. No lo mires. ¡Artie, colócate la camisa!


—Cariño, estás usando mi camisa.

Lo escucho decir, con risa en su voz.


—Oh. —Baja la mirada.


—Tuviste sexo —jadeo, encajando todo junto.


Ella asiente y modula, “Fue asombroso”. Resoplo.


De repente la puerta de Quinn se abre, haciéndonos saltar. Santana llena el umbral, y rápidamente entra a la habitación y cierra la puerta tras ella. Tiene un traje oscuro, pero de alguna forma todavía parece que fuera a ir a la batalla.


—Me encontraste.

Doy un pisotón. Iba a esconderme en la habitación de mi hermana esta noche, sabiendo que vendría. Bueno, pensé que lo haría. Ella claramente tenía otros planes. Aun así, iba a esconderme. Quería un poco de venganza por como ella cree que puede aparecer de la nada y hacer lo que quiera conmigo. Incluso si más o menos me gusta lo que hace. Bien, tal vez más o menos es decir muy poco.

—Me tomo unos segundos extra, pero no fue difícil. ¿Debería ponerte un rastreador?


—Ella no es un perro —le sisea mi hermana.


—Sí, lo que ella dijo —añado, porque no tengo nada más para usar como respuesta.


Una media sonrisa se despliega en los labios de Santana, pero le frunzo el ceño. Estoy segura que mi hermana está haciendo igual.


—Espera —dice Quinn. Ella se inclina hacia mí un poco—. ¿Nos cae bien o no? no lo recuerdo.


Escucho una risa de parte de ambos amigos y le doy un codazo para que se calle.

—No importa. No necesito un rastreador. Mañana, puedo mantenerte a mi lado por el resto de mi vida.


—Bueno, entonces te veo mañana. Adiós —digo con brusquedad, intentando rechazarla.

Sé que no funcionara, pero una chica debe intentarlo.


—Mi princesa, sabes por lo que vine, y voy a obtener mi probada antes de irme.


Sus palabras hacen hervir la rabia en mi vientre. Eso es lo único que le importa… el sexo… o lo que sea que hayamos estado haciendo. Sí, se siente bien, pero por alguna razón duele que sea la única razón por la que me busca.


—Cierra la boca y sal de mi habitación ahora mismo. —Mi hermana se para frente a mí, parándose entre ambas y lista para la batalla.


—Cariño, trae tu dulce trasero aquí —ordena Artie.

Todos nuestros ojos van a él. Está apoyado contra la pared, sin camisa, con una sonrisa en su rostro, como si no tuviera ninguna preocupación en el mundo.


—Ahora no. Estoy haciendo algo —le dice.


—No mires —ordena Santana, haciéndome saltar. Me giro a mirarlo—. Artie, cúbrete frente a mi esposa.


—Todavía no es tu esposa —responde Quinn. Asiento, estando de acuerdo.


—¿Así será siempre? Tal vez no es muy sabio dejar que tu hermana se quede con nosotras.


Jadeo, y mis ojos se llenan de lágrimas. No. antes que siquiera pueda abrir mi boca, Santana está frente a mí, sus manos acunando mi rostro.

—Lo siento. Perdóname. No quise… por favor. —Esparce besos por todo mi rostro—. Lo siento. No llores.

Cierro los ojos, y me besa los parpados.


—Estaba enojada. —Su voz suena un poco ahogada—. No me gusta cuando dices que no serás mía. No quise decirlo.


Abro mis ojos y veo el remordimiento en su rostro. Sus ojos se ven suaves y no tan oscuros como siempre.


—Por favor no llores. Di que me perdonas.


Me quedo ahí de pie, sorprendida por cómo está reaccionando. Está molesta y yo estoy molesta.


—Tu hermana puede tener un ala entera del castillo para lo que me importa.


—De verdad no quiero ocupar tanto espacio. —Escucho decir a mi hermana, y no puedo contener la sonrisa. La preocupación se drena del rostro de Santana. Me suelta a regañadientes, y me sonrojo cuando me doy cuenta lo que todos acaban de ver. Miro hacia Artie, y él simplemente mira a Santana atónito.


—Princesa —gruñe Santana, y llevo mis ojos a ella. Puedo ver los celos iluminar sus ojos.


—Camisa. —Escucho que mi hermana le grita a Artie de nuevo.


—Cariño, todavía la tienes puesta, primero, y segundo, cuando la noche de mañana llegue, dormirás donde yo duerma.


—No me des órdenes —dice sin mucho ímpetu, pero puedo notar que le gusta.


Me hace reír, y ella se ríe.


Santana resopla, y lo siguiente que sé es que estoy sobre sus hombros y sale del cuarto de Quinn dirigiéndose al mío. No peleo porque no quiero hacer ruido y ser atrapada; y tampoco porque mi vientre se puso todo cosquilloso cuando me cargó así.


Cuando llegamos a mi habitación, me deja suavemente sobre un lado de la cama y pone sus rodillas frente a mí. El movimiento me permite verla cara a cara.


—¿Viniste aquí por placer? —espeto, y siento mi rostro enrojecer. Bajo mis ojos, avergonzada. No puedo creer que dije eso.


Lleva su dedo a mi barbilla y la inclina para que la mire.


—No, mi princesa. Vine aquí porque no puedo permanecer lejos de ti. —Roza su dedo a lo largo de mis mejillas, las cuales sé están rojas.


De repente se pone de pie, quitándose los zapatos y la chaqueta de su traje, antes de ir al otro lado de la cama. La veo mientras se recuesta, sus ojos sobre mí todo el tiempo.

Me muerdo el labio, sin saber qué está haciendo. Luego me agarra y me atrae a ella, así que quedo de costado. Mi espalda está contra su pecho mientras me rodea con sus brazos. Una de sus piernas se enreda con las mías, y de inmediato me siento a salvo. Entierra su rostro en mi cabello, y puedo sentir su respiración contra mi cuello mientras me quedo dormida para dormirme más rápido que nunca.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Sáb Feb 10, 2018 12:20 am

DIEZ
SANTANA



Estoy paseándome por la habitación, tanto, que me sorprende que el suelo no se haya desgastado.

—Cálmate, Santana. Estará a tu lado en segundos.

Miro hacia Artie, quien está apoyado casualmente contra la pared. Quiero golpearlo en el rostro para sacar un poco la agresión, pero sé que no hará ningún bien. Lo único que me hará sentir mejor es tener a Brittany a mi lado. Para siempre.


—¿Qué hora es? —gruño, y empiezo otro recorrido por mi ruta de paseo.


—Han pasado quince segundos desde que me preguntaste la última vez. —Frota su rostro como si creyera que soy ridícula.

—¿Crees que estarías tan tranquilo si la hermana fuera la que viniera por el altar hacia ti? —Lo desafío.


—Quinn nunca me haría perder el control así.

No puedo creer que pudiera decir eso con el rostro serio. Tan pronto como salen de su boca, está riéndose.


—Bien, bien. Ya veo tu punto. Solo unos minutos más y el suspenso terminará.

Hay un golpe en la puerta, y me detengo mientras Artie va a atender. Se asoma y se echa hacia atrás, abriendo la puerta y permitiéndole entrar a la persona.

—¡Primo!

Sonrío cuando veo a mi amigo de la infancia, y como siempre ocupa tanto espacio como yo.

—Es bueno verte, Puck —digo, abrazándolo.

—Es un día feliz para ti, Santana. Uno que espero tener yo mismo.

Puck es rey de su propio país, y pronto elegirá a su novia. Cuando pienso en cómo solíamos lanzarnos lodo de niños, no puedo imaginarlo casándose. Pero estoy por hacer lo mismo. La tensión inmediatamente me inunda de nuevo, y Puck se da cuenta.

—Los dejaré a Artie y a ti solos ahora. Estoy seguro que estás ansiosa por reclamar a tu novia. —Me sonríe y me da una palmada en la espalda antes de salir. Antes de hacerlo, se da vuelta y se ríe—. Hicimos apuestas para ver si llegas al final de la ceremonia antes de llevar a tu novia a la torre de la luna de miel. No me decepciones, prima.

Gruño mientras se cierra la puerta, y Artie simplemente niega.

Me paseo un poco más, y después de lo que parece un siglo para mí, es la hora. En una ceremonia tradicional, la novia es entregada por ambos padres mientras la otra novia espera con el oficiante. Mientras espero, noto la gran multitud presente, incluso aunque la boda fue hecha con poca anticipación para todos. Pero todos podrían ser invisibles para lo que los veo. Toda mi atención está en las puertas al final del salón mientras espero que se abran.


Es una loca tortura, pero finalmente el sol brilla a través de estas, y veo a Brittany de pie con sus padres a cada lado mientras camina hacia mí.

Está usando un largo vestido que cubre cada centímetro de su piel. Bien. no quiero que nadie vea lo que me pertenece. El vestido tiene mangas largas y es alto alrededor del cuello. El suave material color crema se moldea a su cuerpo, mostrando su pequeña cintura y anchas caderas. Su pecho es pequeño, pero su redondeada parte de la mitad de abajo está hecha para crear herederos. He elegido la mejor para tener hijos.


Mi polla se endurece ante su visión, y quiero arrancarle el vestido y hundirme en ella. Mis ojos recorren la parte inferior y veo su vestido abrirse, las capas de tela escondiendo lo que es mío. Fácilmente podría arrancarlo, y la idea me hace sonreír.
Un delgado velo yace frente a su rostro y bloquea sus ojos de mí. Lo odio. Voy a dar un paso para quitarlo, pero siento un agarre en mi brazo haciéndome retroceder. Cuando me giro, veo a Artie a mi lado, sosteniendo mi brazo y negando. Maldito sea.


Aprieto mis puños a mis costados y espero a que Brittany llegue. El oficiante dice unas palabras a las que nos les presto atención, y finalmente su familia está besando su mejilla y entregándomela.

Una vez tengo su mano en la mía, su pulso se desacelera un poco. Quiero robármela de todo esto y tenerla solo para mí, pero sé que tengo que esperar que se digan unas palabras.

Mientras el oficiante habla, lo ignoro y me estiro, apartando el velo de su rostro y poniéndolo detrás de ella. Quiero poder ver sus ojos cuando sea hecha mía.


—Eres la mujer más hermosa que he visto, mi princesa —digo, tocando su mejilla.
Se sonroja de un profundo tono de rojo, y tomo ambas manos en las mías mientras esperamos.

Más palabras son dichas, pero solo miro a mi princesa y pienso en todas las cosas que le haré cuando esté debajo de mí. ¿Cómo sonará? ¿Por qué rogará cuando le dé más placer del que se ha imaginado?


—Puede besar a su princesa. —Escucho que dice el oficiante, y esa es la señal que le da fin a la ceremonia.
Agarro su rostro suavemente con mis dos grandes manos. Y coloco mis labios suavemente sobre los de ella y luego saco un poco mi lengua. Gruño contra sus labios cuando siento su lengua tocar la mía. Es una promesa de las cosas por venir, y no sé cuánto tiempo pasará antes de cumplir mis promesas.


Quería salir de aquí con ella sobre mi hombro, pero sé que se merece una hermosa boda, incluso aunque no me interesa eso. La boca era simplemente un medio para hacerla mía. Pero cada princesa debe tener el día que ha querido desde el nacimiento, y estoy determinado a dárselo.


—¿Vamos, mi esposa? —digo, extendiendo mi mano y llevándola a la fila de la recepción.


Brittany me mira un poco sorprendida antes de enlazar su brazo con el mío y asintiendo para que la guie.


La fila de la recepción es larga, y sé que seremos saludados por las personas entregándonos buenos deseos y dignatarios por un largo rato. Pero no planeo dejar ir a Brittany mientras esto sucede. La gente puede decirle hola, pero nadie toca a mi princesa.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Sáb Feb 10, 2018 12:23 am

ONCE
BRITTANY


Santana tiene un brazo envuelto alrededor del respaldo de mi silla mientras su otra mano parece que no puede dejar de tocarme. Desde pequeños roces contra mi brazo a agarrar por completo mi muslo bajo la mesa. Todos son posesivos, pero tiernos. Incluso cuando solo está apartando una hebra de cabello de mi hombro. Tiene una especie de obsesión con mi cabello. Un par de veces la he atrapado oliéndolo.

—Tu cabello me recuerda al sol. Espero que nuestras hijas lo tengan —dice, como si leyera mis pensamientos.


Me giro a mirarla, la dulzura de sus palabras me pone cálida por todas partes. Santana se inclina, tomando mis labios en un lento beso antes de apartarse. Puedo notar que está luchando por control. Quiere llevar el beso más profundo.


—¿Te gusta? siempre creí que me hacía ver diferente del resto de mi familia —admito—. Siempre pensé en teñirlo.

—Lo prohíbo. —No lo dice como una orden, es más como sorpresa ante la idea de hacer algo para cambiarme—. Es la primera cosa de ti que llamó mi atención. Pensé que te veías brillante, llena de vida. Quería eso.


Mi boca cae un poco abierta, y sus ojos notan el movimiento. Lame su propio labio como si intentara recordar mi sabor.

—Pareces tan oscura —admito, acercándome a ella. No es que haya mucho espacio para comenzar. Santana ya ha acercado mi silla a su lado. Me estiro y toco su rostro, y ella se inclina contra mi caricia.

—Tal vez es por eso que necesito tu luz.


—Eso es increíblemente dulce. —Le sonrío mientras lágrimas pican en mis ojos. Santana no se parece en nada como pensé al principio que seria.


De repente, me está cargando y sentándome en su regazo.


—Oh Dios. —Entierro mi rostro en su cuello, sabiendo que mis mejillas probablemente están ardiendo. Estábamos sentadas al frente del cuarto mientras la fiesta de la boda está en todo su apogeo. Santana dijo que no habría un primer baile, y la fiesta solo empezó. Estaba feliz por eso. No me gustaba la idea de salir y bailar solo las dos en la pista. Ella dijo que no le gustaba la idea de todos mirándome en este vestido. Ni siquiera sabía que quería decir eso.

Santana pasa su mano a lo largo de mi espalda.


—Era ponerte en mi regazo o sacarte de aquí. No me gusta cuando tus ojos se llenan de lágrimas. Me hace algo, algo que no me gusta.


Resoplo contra ella. Mi resoplido se convierte en risa, y no puedo dejar de reír.

—No te gustan las emociones. —Apenas y puedo decir las palabras entre risas, y me inclino hacia atrás para mirarla. Ella me sonríe ampliamente.


—Eso se siente bien. Me gusta tu sonrisa contra mí.

—Cómo haces eso, ¿parecer tan fría un segundo y cálida al siguiente?

—¿Soy fría contigo? No pretendo serlo. Lo único que siento cuando estoy alrededor tuyo es la necesidad de estar más cerca. La necesidad de tenerte. Cuando estás cerca, me siento… —Se detiene como si buscara la palabra correcta—. Completa.


Una oleada de amor por esta mujer me recorre. Me sorprende que esta guerrera de mujer me necesite para sentirse completa. Intento pensar cuándo ha sido fría conmigo, pero cuando reproduzco en mi mente las veces que hemos estado juntas, me doy cuenta que no lo ha sido en absoluto. Ha sido intensa. Su única misión ha sido clara. Ella me quiere. Incluso al pensar en el primer día cuando pensé que estaba siendo una imbécil, no lo fue. Estaba preocupada por mí. Me quería cerca de ella. Todo lo que me he pedido, me lo ha dado al instante. A menos que fuera tener distancia de ella.

No, la frialdad es algo que supuse por todo lo que leí sobre ella.

—Te llaman La Muralla. —Miro sobre mi hombro, viendo el salón lleno de personas. Noto varias personas apartando la mirada cuando lo hago. Claramente han estado mirándonos—. Todos nos miran —murmuro, más para mí que para ella.

—Sé que nos están mirando. Es parte de la razón por la que te puse en mi regazo. No me gusta cuando te miran.

Es entonces que veo a alguien que reconozco; princesa Marley. La había visto en una foto con Santana. Parecía que estaban en una cita.

—¿Invitaste a tu ex? —digo ásperamente.

Estoy segura que tiene algunas ex, pero ¿por qué la invitaría a nuestra boda? Tal vez tiene que invitarla por su estatus real. Demonios, probablemente ni siquiera participó en la lista de invitados. Pero aun así no me gusta, y de repente me siento posesiva de mi esposa. Agarro su vestido.

—¿Quién? —pregunta, mirando sobre mi hombro—. No sé qué estás diciendo. No tengo una ex.

—La princesa Marley.

—Te preguntaré de nuevo, mi reina. ¿Quién?

—¿No sabes quién es la princesa Marley? Te vi en una foto con ella en la cena de caridad de los Ruther hace unos meses.

Sonríe ante mis palabras. Baja la mirada a donde tengo su camisa agarrada en mis manos, y su sonrisa se ensancha.

—Debo de decir, que me gusta que te alteres tanto ante la idea que tenga una cita, así como yo me he puesto porque tengas a hombres; hombres que puedan haber pedido tu mano en matrimonio.


Suelto su vestido y empiezo a levantarme de su regazo, pero me tiene atrapada y no puedo ir a ninguna parte.

—No recordé a la princesa Marley cuando dijiste su nombre. Pero sí recuerdo haberme sentado a su lado en la cena. Era aburrida y ni siquiera resoplé cuando se rio. Te prometo, que la olvidé al momento en que me levanté de la mesa; una mesa a la que había sido asignada para sentarme en un evento al que fui sola. Como siempre hago. No tengo tiempo para salir en citas tontas con mujeres que sé me molestarían y me volverán loca. —Pasa un dedo por mi cuello—. Bueno, solía ir sola. No tendré que ir sola ya, mi reina.


—No puedo evitar resoplar cuando me rio. Lo intenté porque vuelve loca a mamá. Soy un poco tonta. Nos has visto a mi hermana y a mí juntas.


—Nunca deseé cambiar tales cosas. Cada vez que resoplas sonrío. Y tú y tu hermana son adorables juntas. —Se inclina, besando mi cuello—. Eres tan suave.


—Santana, estamos en un salón lleno de personas —le recuerdo sin aliento—. Todos nos están mirando.

—Sí, están mirando La Muralla caer por su reina.
Santana

Cierro la puerta con un pie y entro a la habitación, cargando a Brittany en mis brazos.


—Si quieres que tu vestido permanezca intacto, sugiero que te lo quites. No seré tan delicada.

La dejo de pie y doy un paso atrás mientras arranco mi propio vestido con fuerza.

—Ahora, mi reina. He sido gentil contigo toda la noche, y no puedo contenerme más. O lo haces tú, o lo haré por ti.

La orden le llama la atención, y me quito la ropa mientras ella baja la cremallera del vestido y se lo quita. Lo lleva a una silla lateral y lo pone sobre esta, amorosamente protegiéndolo del daño.

Regresa a mí usando una camisola de seda que cubre la mayor parte de su desnudez de mí. Puedo ver sus pezones a través de la delgada tela, y es un destello de lo que quiero.


—¿Y eso? —digo, apuntando a la camisola.


—No es preciada para mí —dice, mordiendo su labio.

Es un poco provocadora, y lo sabe. Doy un paso al frente, agarrando el frente en mis puños, y lo rompo por el medio. Ella no está usando nada debajo, su exuberante cuerpo desnudo está presentado ante mí.

Gruño audiblemente y me sorprendo incluso a mí ante el sonido.

—A la cama. Y coloca una almohada debajo de ti.

Se da vuelta mostrando su redondeado trasero, y debo apretar mis puños a mis lados. Sigo recordándome que debo ir lentamente, pero debo tenerla. No hay tiempo para juegos previos.

Cuando estoy desnuda, me paro al final de la cama, mirándola. Tomo mi polla con ambas manos y empiezo a masajearla. La longitud dura como una roca necesita liberarse un poco antes de tomarla, así que la dejo mirar mientras me complazco a mí misma.

Ella está en medio de la cama, con su cabello dorado alrededor suyo. La almohada bajo su exuberante trasero alza sus caderas y me ofrece una perfecta visión de lo que quiero. También inclina sus caderas hacia atrás, para que mi semen no se salga cuando la fecunde. Ella se quedará en esa posición por los próximos días. Le haré el amor solo en esta posición y la abrazaré así mientras duerme. La alimentaré de mi mano para que no pase hambre mientras tiene a mi bebé en su vientre.


—Abre las piernas —ordeno. Debería ser más suave con ella ahora, pero la quiero demasiado. La necesidad por ella está calándome, y no puedo contener más esto.


Hace lo que le digo, y veo los suaves pétalos rosas de su coño. Gruño de nuevo mientras froto mi polla, sintiendo la semilla subir a mis testículos y rogarme por salir de mi miembro. Ella me observa, y sus ojos se abren con emoción.


—Tócate, mi reina. Quiero ver tu dulzura derramarse antes de entrar en ti.
Ella lleva sus manos temblorosas entre sus piernas y duda mucho para tocar su lugar íntimo. Después de un segundo toca su clítoris tentativamente, pero solo por un momento antes de rendirse.


—¿No te gusta tu propio toque?


Brittany niega y se lame los labios.


—Me gusta cuando tú lo haces.

Mi polla palpita con mi corazón ante sus palabras. Está palpitando con necesidad.


—Claro que sí. Porque mi toque es posesivo, y es el único que conoces. Te posee. —Acaricio mi polla un par de veces más, y siento que me desmayaré del dolor—. Pero eres quien me permite tocarte de esa forma. ¿Ves lo duro que estoy por ti? ¿Ves el control que tienes sobre mí? Tu coño podría ordenarme derrocar un imperio. O gobernar uno.

Miro mientras su mano regresa a su centro y lo intenta de nuevo, frotando pequeños círculos alrededor de su clítoris hasta que el placer empieza a filtrarse.

—Eso es, mi reina. Muéstrame el poder que tienes entre tus piernas.

Doy un paso hacia ella y veo el néctar brillante de su coño. Está lista para mí.

Me subo a la cama y tomo la mano que tiene en su coño. Llevo sus dedos a mi boca y los succiono. Me muevo entre sus piernas y froto la cabeza de mi polla por toda su humedad para mojarla. Una vez está resbalosa con sus jugos, presiono en la entrada virgen e inclino mi gran cuerpo contra el de ella.

Tomo su boca en un beso que traiciona la tensión en mi cuerpo. La deseo ferozmente, pero estoy esforzándome para no lastimarla. Mientras su lengua sale a probar la mía, empujo por completo en su interior, y mi polla la estira a toda su capacidad.

Ella deja salir un lloriqueo contra mi boca, y la beso más profundo para distraerla del dolor. Nos besamos por tanto tiempo, que ambas nos olvidamos de movernos. Pero cuando se mueve debajo de mí, sé que está intentando ver si todavía duele.

—Perfecto, mi reina. Perfecto —susurro en su oído mientras entierro mi rostro en su cabello—. Te amo, Brittany.


Ella envuelve sus brazos alrededor de su cuello y ella me sostiene.


—También te amo, Santana. Hazme el amor.


Lentamente hago lo que ella pide y salgo de ella. Vuelvo a empujar, más firmemente esta vez, y aprieto mis dientes para evitar correrme muy pronto. Empiezo un lento ritmo saliendo y volviendo a entrar en su estrechez. Toma un rato, pero después de un tiempo es capaz de tomar toda mi polla.


No hay espacio dentro de ella que no haya tocado, y eso ahora me pertenece. Envuelvo mis brazos alrededor de su espalda y la abrazo contra mí mientras arremeto dentro de ella y escucho sus gritos de placer. Agarro una de sus nalgas y agarro sus caderas más fuerte. Quiero dejarla embarazada la primera vez que hacemos el amor.

—Santana. Reina, por favor. Estoy muy cerca.


Quito la mano de su trasero y la muevo entre ambas para tocar su suave capullo. Lo froto firmemente y empujo dentro de ella, y siento sus piernas aferrarse a mí con fuerza.

—Eso es. Justo…


Sus palabras son interrumpidas mientras gritos de placer salen de su garganta y hasta mis oídos. Los sonidos solos son suficientes para hacerme llegar al límite. Me quedo inmóvil, muy sensible a sus palpitaciones mientras me corro dentro de ella. Es la sensación más genial de mi vida y no quiero que se detenga jamás.


—¿Qué fue eso? —dice Brittany, resoplando incrédula.

¿No es adorable cuando hace eso?

—¿Qué fue qué, mi reina?

—Eso fue como nada que hubiera imaginado. ¿Podemos hacerlo otra vez?


Me rio con ella y siento su cuerpo menearse debajo del mío. Salgo solo unos centímetros y luego empujo mi larga longitud dentro. El orgasmo no tuvo efecto en mi polla.

—Tantas veces como desee, mi reina.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por Isabella28 el Sáb Feb 10, 2018 4:42 am

Por fin se casaron santana ya no daba mas y brittany se dejo llevar por la dulce santana.
avatar
Isabella28
*******
*******

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por 3:) el Sáb Feb 10, 2018 5:11 pm

A ver que las apariencia engañan... San súper dulce cuando quiere Jajaja
No iba a aguantar mucho... Ahora bebe!!! Si britt le sigue el ritmo jajaja
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5630
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por micky morales el Mar Feb 13, 2018 7:37 am

Santana parece solo pensar en el sexo asi que a ver como les va en la convivencia!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7022
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Feb 13, 2018 7:57 pm

Isabella28 escribió:Por fin se casaron santana ya no daba mas y brittany se dejo llevar por la dulce santana.

aunque fue un matrimonio de conveniencia creo que no vamos tan mal y la quimica de ellas broto en el instante... bueno desde antes para Santana
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Feb 13, 2018 7:58 pm

3:) escribió:A ver que las apariencia engañan... San súper dulce cuando quiere Jajaja
No iba a aguantar mucho... Ahora bebe!!! Si britt le sigue el ritmo jajaja

jajajaj Santana esta mas que enamorada y creo que es logico que quiera consumar todo en tan poco tiempo.... vamos a ver si ya puso la semilla y esta germino jajajajajja
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Feb 13, 2018 8:00 pm

micky morales escribió:Santana parece solo pensar en el sexo asi que a ver como les va en la convivencia!!!!!


bueno no la voy a justificar pero es Reina en su contexto nadie le niega nada, ademas su parte anatomica inferior es masculina asi que no solo piensa con su cerebro jajajajaj,,, vamos a ver como les va en la conviviencia a como les mencione esta historia es corta y quiero terminarla hoy... vamos a ver si lo logro...

avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Feb 13, 2018 8:22 pm

DOCE
SANTANA



Cierro la puerta con un pie y entro a la habitación, cargando a Brittany en mis brazos.


—Si quieres que tu vestido permanezca intacto, sugiero que te lo quites. No seré tan delicada.


La dejo de pie y doy un paso atrás mientras arranco mis ropas con fuerza.



—Ahora, mi reina. He sido gentil contigo toda la noche, y no puedo contenerme más. O lo haces tú, o lo haré por ti.


La orden le llama la atención, y me quito la ropa mientras ella baja la cremallera del vestido y se lo quita. Lo lleva a una silla lateral y lo pone sobre esta, amorosamente protegiéndolo del daño.


Regresa a mí usando una camisola de seda que cubre la mayor parte de su desnudez de mí. Puedo ver sus pezones a través de la delgada tela, y es un destello de lo que quiero.


—¿Y eso? —digo, apuntando a la camisola.


—No es preciada para mí —dice, mordiendo su labio.


Es un poco provocadora, y lo sabe. Doy un paso al frente, agarrando el frente en mis puños, y lo rompo por el medio. Ella no está usando nada debajo, su exuberante cuerpo desnudo está presentado ante mí.


Gruño audiblemente y me sorprendo incluso a mí ante el sonido.


—A la cama. Y coloca una almohada debajo de ti.



Se da vuelta mostrando su redondeado trasero, y debo apretar mis puños a mis lados. Sigo recordándome que debo ir lentamente, pero debo tenerla. No hay tiempo para juegos previos.


Cuando estoy desnuda, me paro al final de la cama, mirándola. Tomo mi polla con ambas manos y empiezo a masajearla. La longitud dura como una roca necesita liberarse un poco antes de tomarla, así que la dejo mirar mientras me complazco a mí misma.


Ella está en medio de la cama, con su cabello dorado alrededor suyo. La almohada bajo su exuberante trasero alza sus caderas y me ofrece una perfecta visión de lo que quiero. También inclina sus caderas hacia atrás para que mi semen no se salga cuando la fecunde. Ella se quedará en esa posición por los próximos días. Le haré el amor solo en esta posición y la abrazaré así mientras duerme. La alimentaré de mi mano para que no pase hambre mientras tiene a mi bebé en su vientre.


—Abre las piernas —ordeno.


Debería ser más suave con ella ahora, pero la quiero demasiado. La necesidad por ella está calándome, y no puedo contener más esto.


Hace lo que le digo, y veo los suaves pétalos rosas de su coño. Gruño de nuevo mientras froto mi polla, sintiendo la semilla subir a mis testículos y rogarme por salir de mi miembro. Ella me observa, y sus ojos se abren con emoción.


—Tócate, mi reina. Quiero ver tu dulzura derramarse antes de entrar en ti.


Ella lleva sus manos temblorosas entre sus piernas y duda mucho para tocar su lugar íntimo. Después de un segundo toca su clítoris tentativamente, pero solo por un momento antes de rendirse.


—¿No te gusta tu propio toque?


Brittany niega y se lame los labios.


—Me gusta cuando tú lo haces.


Mi polla palpita con mi corazón ante sus palabras. Está palpitando con necesidad.


—Claro que sí. Porque mi toque es posesivo, y es el único que conoces. Te posee. —Acaricio mi polla un par de veces más, y siento que me desmayaré del dolor—. Pero eres quien me permite tocarte de esa forma. ¿Ves lo dura que estoy por ti? ¿Ves el control que tienes sobre mí? Tu coño podría ordenarme derrocar un imperio. O gobernar uno.


Miro mientras su mano regresa a su centro y lo intenta de nuevo, frotando pequeños círculos alrededor de su clítoris hasta que el placer empieza a filtrarse.


—Eso es, mi reina. Muéstrame el poder que tienes entre tus piernas.


Doy un paso hacia ella y veo el néctar brillante de su coño. Está lista para mí.
Me subo a la cama y tomo la mano que tiene en su coño. Llevo sus dedos a mi boca y los succiono. Me muevo entre sus piernas y froto la cabeza de mi polla por toda su humedad para mojarla. Una vez está resbalosa con sus jugos, presiono en la entrada virgen e inclino mi gran cuerpo contra el de ella.
Tomo su boca en un beso que traiciona la tensión en mi cuerpo. La deseo ferozmente, pero estoy esforzándome para no lastimarla. Mientras su lengua sale a probar la mía, empujo por completo en su interior, y mi polla la estira a toda su capacidad.


Ella deja salir un lloriqueo contra mi boca, y la beso más profundo para distraerla del dolor. Nos besamos por tanto tiempo, que ambas nos olvidamos de movernos. Pero cuando se mueve debajo de mí, sé que está intentando ver si todavía duele.


—Perfecto, mi reina. Perfecto —susurro en su oído mientras entierro mi rostro en su cabello—. Te amo, Brittany.


Ella envuelve sus brazos alrededor de su cuello y ella me sostiene.


—También te amo, Santana. Hazme el amor.


Lentamente hago lo que ella pide y salgo de ella. Vuelvo a empujar, más firmemente esta vez, y aprieto mis dientes para evitar correrme muy pronto.


Empiezo un lento ritmo saliendo y volviendo a entrar en su estrechez. Toma un rato, pero después de un tiempo es capaz de tomar toda mi polla.


No hay espacio dentro de ella que no haya tocado, y eso ahora me pertenece. Envuelvo mis brazos alrededor de su espalda y la abrazo contra mí mientras arremeto dentro de ella y escucho sus gritos de placer. Agarro una de sus nalgas y agarro sus caderas más fuerte. Quiero dejarla embarazada la primera vez que hacemos el amor.


—Santana. Reina, por favor. Estoy muy cerca.


Quito la mano de su trasero y la muevo entre ambas para tocar su suave capullo. Lo froto firmemente y empujo dentro de ella, y siento sus piernas aferrarse a mí con fuerza.


—Eso es. Justo…


Sus palabras son interrumpidas mientras gritos de placer salen de su garganta y hasta mis oídos. Los sonidos solos son suficientes para hacerme llegar al límite. Me quedo inmóvil, muy sensible a sus palpitaciones mientras me corro dentro de ella. Es la sensación más genial de mi vida y no quiero que se detenga jamás.


—¿Qué fue eso? —dice Brittany, resoplando incrédula.


¿No es adorable cuando hace eso?


—¿Qué fue qué, mi reina?


—Eso fue como nada que hubiera imaginado. ¿Podemos hacerlo otra vez?




Me rio con ella y siento su cuerpo menearse debajo del mío. Salgo solo unos centímetros y luego empujo mi larga longitud dentro. El orgasmo no tuvo efecto en mi polla.


—Tantas veces como desee, mi reina.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Feb 13, 2018 8:23 pm

TRECE
BRITTANY



Me despierto cuando escucho el familiar canto de un ave. Mis ojos se abren. Ruedo a un lado y veo que Santana no está. Me siento, mirando alrededor del gran cuarto, pero no la veo en ninguna parte. No hay luz bajo la puerta del baño tampoco. Saliendo de la cama, agarro la camisa de Santana del suelo y la paso sobre mi cabeza.


Veo el pomo de nuestra habitación moverse. Luego escucho una maldición, y Quinn hace el canto del ave de nuevo. Es algo que hemos hecho desde niñas. Cuando alguno de nosotras quería entrar al cuarto de la otra cuando mamá ya nos habíamos dicho que nos quedáramos en cama, nos llamábamos, silbando como un ave. Sonrío mientras voy y abro la cerradura. Apenas y abro la puerta, y Quinn tiene su mano en mi cintura, sacándome de la habitación y arrastrándome por el pasillo. Mientras lo hace, revisa las puertas, buscando una sin seguro.


—¿Qué haces? —pregunto.


Se da vuelta y me calla. Pongo los ojos en blanco y le sigo la corriente. Finalmente encuentra una puerta sin seguro y me lleva dentro de lo que parece una biblioteca. Miro alrededor, pensando en lo perfecto que es. Siempre quise mi propia biblioteca. Incluso tiene una de esas escaleras que se deslizan para los libros de los estantes más altos.


—¿Dónde has estado? —espeta, apartando mis ojos de los libros.


—¿Qué quieres decir? He estado con mi esposa. Nos casamos ayer. Estuviste ahí. —Niego.


—¡Eso fue hace tres días! ¡Tres días! estoy teniendo abstinencia de hermana. No hemos hablado de cosas. —Ante la palabra cosas mueve sus cejas.

—No han pasado tres días.


—Sí, han pasado. —Pone sus manos en sus caderas, adoptando su rostro de sabelotodo.



Pienso en eso. Hemos comido varias veces, hemos hecho el amor docenas de veces, e incluso tomado un par de duchas y baños juntas. El cuarto ha estado cerrado. Solo un par de golpes en la puerta cuando alguien dejaba comida. Las cortinas de las ventanas han estado cerradas. Las cortinas son tan pesadas sin luz filtrándose.


Entonces sé la razón. Santana. He estado muy perdida en ella. Estoy perdidamente enamorada de ella, y los últimos días han sido los mejores de mi vida.


—Estás enamorada —dice mi hermana cuando no respondo. Ella sabe que me he perdido en pensamientos de Santana, justo como me he perdido en ella durante los últimos días, eso parece—. Prácticamente puedo ver corazones en tus ojos.


—Lo estoy —admito fácilmente—. Muy enamorada. Ella no es nada como creí que sería. Sé que es rápido, pero…



—Confía en mí, no tienes que explicármelo. Lo veo en tu rostro. Y bueno… —Alza su mano y veo una gigante roca en su dedo.


—Oh Dios mío. —Salto sobre ella, y ambas caemos al suelo. Un ataque de risas estalla de nosotras.



Ruedo para mirarla y nuestra risa finalmente muere. Agarro su dedo y miro el anillo. Es sencillo y hermoso. La banda está llena de diamantes, y unas pequeñas gemas rodean la piedra grande central.


—¿Él eligió esto? —pregunto, ella asiente—. Es perfecto para ti.



—Así como el tuyo —dice mirándolo.


Santana me dio mi anillo de bodas durante la ceremonia, y es absolutamente perfecta. Es un ópalo rodeado de diamantes. Ha estado en familia durante siglos. Me sentí honrada cuando me lo puso en el dedo, y quería hacerlo sentir orgullosa mientras lo usaba.


Quinn parece llamativa y le gusta vestirse, pero en el fondo quiere una vida simple; una casa llena de niños mientras corre tras ellos. A mi puede no gustarme la joyería, pero mi familia es lo más importante para mí. Y mi anillo es un símbolo de eso.


—También estoy enamorada —admite, encogiendo un hombro.


—¿Te vas? —digo, teniendo emociones mezcladas. Me iría con Santana también, si tuviera que hacerlo.


Agarra mi mano y une sus dedos con los míos.


—No voy muy lejos. Su casa está a un kilómetro de aquí. Nuestra casa —se corrige, una sonrisa ilumina su rostro.


—¿Quién hubiera creído hace una semana que estas seriamos nosotras?


—¡Lo sé, Britt, es una locura! —dice Quinn emocionada.


—¡Brittany! —Escucho mi nombre gritado desde afuera del cuarto, y luego escucho puerta en el pasillo ser abiertas. Empezamos a reírnos porque sabemos que es Santana buscándome enloquecida.


—También me le escapé a mi hombre. ¿Deberíamos escondernos y ponérsela difícil? —pregunta Quinn, haciéndome reír más fuerte, lo que seguramente reveló nuestra ubicación.

La puerta de la biblioteca se abre, y Santana llena el espacio. No dice nada, solo camina hacia mí y me levanta del suelo. Luego me arroja sobre su hombro.


—Arruinaste mi sorpresa —dice, casi haciendo un mohín.


—¿Cómo supiste…? —intento preguntar, pero me interrumpe.


—Sé todo sobre ti. —Sale del cuarto, dejando a mi hermana atrás, riéndose.


—Quinn, si fuera tú movería mi culo. Artie te está buscando y no parece muy feliz.


—Oh, mierda. —La escucho exclamar mientras la puerta de nuestra habitación se cierra y Santana me arroja a la cama. Viene sobre mí, rodeándome con su gran cuerpo.


—Amo la biblioteca. Es perfecta. —Me estiro, agarrando un puñado de su grueso cabello negro.


—Te fuiste de la cama. —Entrecierra los ojos.


—Creo que te fuiste primero. —Le sonrío, jalando su cabello un poco.


—Parece que Artie quiere casarse lo más pronto posible, y su novia no se casaría sin ti. Se hartó porque no salíamos del cuarto durante los últimos días. vino golpeando a mi puerta.


—No escuché nada.


—Creo que te dejé agotada.


Mis mejillas se calientan. Todavía soy un poco tímida, pero no como hace días. Muevo mis caderas, intentando rodar sobre ella, pero ella no se mueve. Entrecierro los ojos a ella, y finalmente rueda sobre su espalda.


—Como desee mi reina —dice, mientras subo sobre ella.


Monto su cadera, pero me inclino para quedar cara a cara.


—Amo la biblioteca, y más importantemente, te amo a ti.


De inmediato estoy sobre mi espalda y una risa se me escapa.


—Bueno, eso no duro mucho —digo, estirándome y tocando su cuello.


Santana se inclina, tomando mi boca en un dulce beso que sigue y sigue. Me envuelvo alrededor de ella, disfrutando la ternura que esta morena caliente de las cavernas puede darme. ¿Quién habría pensado que es así? Nos hace rodar y de nuevo estoy sobre ella.


Deja sus brazos caer abiertos, y me siento, mirando a mi reina.


—Mi amor, mi reina. Estoy a tus órdenes.


—¿Y si te ordeno complacerme? —digo, alzando una ceja en desafío.


Antes que pueda parpadear, sus manos están en mis a caderas y está llevando mi acalorado centro a su rostro. Mientras me siento sobre su boca, la sensación y sonidos de su lengua complaciéndome me rodean, empiezo a entender que mi reina hará lo que desee. Y por eso, siempre seré su princesa.
avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por marthagr81@yahoo.es el Mar Feb 13, 2018 8:26 pm

EPILOGO
SANTANA


Diez años después…

—Me sigues besando así y terminaré con otro bebé en mi vientre —dice Brittany, estirándose a mi lado.


Beso su espalda y a lo largo de su exuberante trasero antes de abrir sus piernas y lamer entre ellas.

—Pero sabes lo mucho que me excita cuando estás redondeada con mi bebé.


—Te he dado cuatro hijos y una hija, Santana —protesta, pero abre sus piernas más para que mi lengua pruebe su dulzura.


—Tal vez quiero otra niña. —Succiono su clítoris en mi boca, y su trasero presiona mi rostro, empujándome.


—Déjame darte mi semilla, Reina Brittany. Una última vez, déjame fecundarte y poner vida en tu vientre.


—Sigue comiendo —gime, y empuja hacia atrás hasta que se pone sobre sus rodillas, para tener toda su dulce carne para succionar.


Chupo su coño por otro momento antes de retroceder y ponerme de rodillas tras ella.


—Santana —se queja.


—Voy a alimentarte con mi polla ya que tu coño está tan hambriento.


Empujo con fuerza, y mi dureza la estira a su capacidad. Debo esperar un momento para que se ajuste, pero una vez está relajada, bajo sus hombros para que su parte superior quede plana en la cama. Agarro sus redondeadas caderas y la follo profundamente mientras la melosa succión de su coño traga mi polla. Bajo la mirada donde estamos conectadas, viendo mi venosa polla desaparecer en su pequeño coño rosado.


—Me dejarás llenarte de nuevo, ¿verdad, mi reina? —digo, mientras gime ante la sucia charla—. Eres mía para celar y procrear.


Gruño sobre ella mientras siento perlas de sudor bajar por mi pecho. Su coño me agarra más fuerte mientras más hablo, y siento su empapado coño aferrarse a mi polla.

—Mírate, tan perfecta. Tan dulce e inocente. Con las piernas abiertas, el pequeño y fresco coño succionando mi polla. Fuiste hecha para mí, Brittany. Hecha para ser mi pareja.


—¡Santana! —grita contra la almohada, siento su orgasmo rodar por su cuerpo. Sus músculos se tensan y luego se relajan mientras olas de calor llenan sus venas.


Me entierro tan hondo como puedo y luego suelto mi semen profundo en ella. Casi me desmayo por la intensidad, pero me las arreglo para apoyarme en mis brazos y tiendo mi cuerpo sobre su espalda. Ambas estamos jadeando por aire mientras lo último de mi semen la llena, pero es Brittany quién rompe el humor con una carcajada.


—Siempre consigues lo que quieres —dice, mirándome y mordiendo mi antebrazo.


—Porque es exactamente lo que quieres, mi reina. Te vi mirando las pequeñas ropas de bebé de Quinn ayer. Estás lista para otro.


—Tal vez.


Ella se encoge, pero noto la mirada en sus ojos. Conozco a mi Brittany mejor que nadie. Sabía con una mirada que quería uno más. Y siempre le daré lo que quiere. Incluso si no quiere pedirlo.


—Te amo, mi reina —digo, besando un hombro.

—Te amo, mi reina. —Cierra sus ojos y sonríe feliz—. Gracias.

Fin

avatar
marthagr81@yahoo.es
-*-*
-*-*

Femenino Mensajes : 3576
Fecha de inscripción : 26/09/2013
Edad : 36
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por Isabella28 el Mar Feb 13, 2018 9:52 pm

Asi como van formaran un equipo completo...me encanto la historia, corta pero buena. Muchas gracias denuevo
avatar
Isabella28
*******
*******

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por micky morales el Miér Feb 14, 2018 8:22 am

Corta pero excelente. Gracias!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7022
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por 3:) el Miér Feb 14, 2018 11:30 am

Va muy serca con el. Equipo de fut jajaja
Me gusto la historia!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5630
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]Brittana: GP SANTANA: SU PRINCESA. cap. 12, 13 y Epilogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.