Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The perfect surprise»
Ayer a las 9:03 am por Klainefan

» FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 23
Vie Jun 22, 2018 9:18 am por Isabella28

» FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21
Jue Jun 21, 2018 7:39 am por micky morales

» [Resuelto]Brittana: (Adaptación) El Oscuro Juego de SATANÁS... (Gp Santana) Cap. 7 Cont. Cap. 8
Sáb Jun 16, 2018 12:24 pm por Tati.94

» Fanfic: "One Shots Brittana"
Lun Jun 11, 2018 7:45 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Dom Jun 10, 2018 11:46 pm por Caritovega

» BRITTNA Tatuaje para dos
Mar Jun 05, 2018 6:08 am por micky morales

» BRITTANA Si fueras mía capitulo 5,6 y 7
Lun Jun 04, 2018 10:43 pm por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 35 y prolongo fin
Lun Jun 04, 2018 10:30 pm por 3:)

» BRITTANA la guarda espaldas capiculo 7,8 y fin
Mar Mayo 22, 2018 11:41 pm por 3:)

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 97º
Jue Mayo 03, 2018 9:26 am por Lydia7

» [Resuelto]FanFic Brittana: Tal Vez (Adaptada) Epílogo
Mar Abr 03, 2018 8:42 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: La Clausula. Cap. 13
Lun Mar 19, 2018 6:38 pm por 3:)

» Fic BASADO en bad moms
Miér Mar 14, 2018 9:54 pm por BrittanaBrittana

» FanFic Brittana: Contrato (Adaptada) Epílogo
Sáb Mar 03, 2018 7:38 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittany: GP Brittany: ATREVIDA JEFA. FINAL
Miér Feb 28, 2018 10:40 am por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Noche (Adaptada) Epílogo
Dom Feb 25, 2018 7:31 pm por 23l1

» Fic BASADO en Fault the same star
Miér Feb 21, 2018 9:48 am por BrittanaBrittana

» [Resuelto]Brittana: Un Rapidito.. Cap. 9, 10 y Epilogo
Mar Feb 20, 2018 1:43 am por monica.santander

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Dom Feb 18, 2018 9:20 pm por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
micky morales
 
3:)
 
Klainefan
 
Isabella28
 
Gabriela Cruz
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Página 12 de 15. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13, 14, 15  Siguiente

Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Vie Mayo 11, 2018 7:28 pm

3:) escribió:hola morra,...

bueno dos de tres ya quedo mas que claro jajaj
definitivamente kitt se busco a alguien con carácter jajaj

nos vemos!!!





Hola lu, jajajaja si! esperemos y sea tres de tres ya, no¿? JAjajajajaaj alguien que le calzo, no¿? jajajjaja...y creo q todas la vrdd. Saludos =D






micky morales escribió:Que bien, estoy feliz por todo, por la terca de Marley quien consiguio salvar a Kitty, por el rescate de las weres, y sobre todo por el agradecimiento de los lobos hacia kitty!!!! hasta pronto.






Hola, eso es muy bueno, y espero siga así. JAjajajaaj que mejor¿? jajajajajaaj. Como estan mejorando las cosas, no¿?





avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche II (Adaptada) Cap 33

Mensaje por 23l1 el Vie Mayo 11, 2018 7:29 pm

Capitulo 33




Justo antes del amanecer, Francesca, vestida con una bata de seda negra suelta entrelazada con cordones de satén negro desde sus pechos hasta debajo de su ombligo, se encontró con Betty en la puerta de su dormitorio.

Alzando una ceja mientras tomaba en las sangrientas lágrimas en la camisa y los pantalones, la besó y acarició su pecho con ambas manos.

—¿Qué tan mal estabas herida?

Betty se quitó la camisa y la tiró a un lado. El agujero en su hombro ya se había cerrado, dejando sólo una débil hendidura circular.

Se desabrochó los pantalones y los quitó con sus botas. La herida de bala en su muslo había dejado de sangrar y pronto desaparecería también, pero había perdido sangre y necesitaba alimentarse.

El hambre gritó dentro de ella.

—Nada serio. Tenían el objetivo de matar a los Weres, pero eran increíblemente incompetentes.

Francesca la atrajo a la cama, se tendió sobre las sábanas carmesíes y la tiró a su lado.

—Dime.

La ojiverde apoyó su barbilla en su mano y dibujó ligeramente el contorno del pecho lleno de Francesca, su pezón se tensó mientras lo frotaba con el pulgar.

—Los Weres descubrieron los secuestros, de alguna manera obtuvieron la ubicación del laboratorio, y eligieron esta noche para liberar a los sujetos.

—¿Santana?—Francesca tiró de los cordones de su vestido y lo dejó caer abierto, guiando la mano de Betty dentro.

—Santana, su compañera, y su segunda—le tomó el pecho y apretó suavemente.

Se echó a reír.

—Una fuerza formidable.

Betty le besó la garganta y alzando el pecho a los labios, le mordió ligeramente el pezón. Francesca se arqueó, un suspiro escapándose de ella.

—Tienen ayuda. Kitty Wilde y dos de sus soldados.

—Ah—dijo acariciando el trasero de la ojiverde—Kitty siempre ha sido impredecible.

Ésta tiró de su pezón entre los dientes y le acarició el abdomen, jugueteando con los dedos a través de los sedosos rizos en la unión de sus muslos.

—Ella me vio.

—Mmm, y tú la viste—Francesca le guio la mano más abajo.

—Te alimentaste—murmuró, acariciando el clítoris.

—Lo suficiente para estar lista para ti. Prometí que nos alimentaríamos juntas—la besó lánguidamente, balanceándose sobre los dedos—¿Qué hay de Standish?

—Puede que se haya ido—dijo deslizándose dentro.

La cerradura de los músculos calientes alrededor de sus dedos la hizo consciente del frío centro de su ser, y ella empujó más profundo, repentinamente desesperada por el calor.

—Ah, cuidado, cariño—Francesca le acarició la mano—Quizás puedas hacerme llegar incluso ahora.

—Entonces vamos a alimentarnos, para que ambas podamos sentirlo.

—En un minuto—le acarició la cara la besó de nuevo—¿Es probable que Standish piense que la traicionamos?

—No lo creo. La ayudé a escapar.

Sus caderas se aceleraron.

—Muy bien, cariño.

—Me pregunto si Wilde le dirá al lobo Alpha sobre mí—murmuró siguiendo el ritmo de Francesca.

Su hambre ardía, pero ella se alimentaba a gusto del placer de la Regente.

—Las acciones de Kitty a menudo son difíciles de interpretar, pero su lealtad siempre ha sido clara. Ella es un Vampiro. Ella vendrá a mí primero para una explicación antes de exponernos al Alpha.

—¿Qué harás?—guio a Francesca sobre su espalda y se arrodilló a horcajadas sobre su muslo, empujando en su interior más rápido y más fuerte.

—Eres muy buena, mi querida ejecutora—su cuerpo se arqueó—Y muy mala. Ahora me vas a hacer venir.

—Sí—dijo con los dientes apretados.

El poder de Francesca se deslizó por los bordes de su conciencia, pero hasta que se hubiera alimentado, hasta que su propio poder se hubiera levantado, no podía unirse a ella.

Incluso entonces, nunca podría ser uno con ella.

—¿Qué vas a hacer, Regente?

—Haré lo que siempre hago—dijo sin aliento mientras su orgasmo crecía—Aseguraré mi dominio de cualquier manera necesario.

Betty la besó, el sabor del poder de la Regente una provocadora promesa de placer aún por venir.

El poder de ésta siempre sería el primero, a cualquier precio, sin importar quién debía pagar.





*****


Gruñendo sin cesar, Santana se paseó por la puerta de la sala de tratamiento.

Emma le había ordenado que se mantuviera fuera del camino, y su compañera le había enviado una mirada que decía que prestara atención a la Medicus.

Para complacer a su pareja, obedeció a la directiva, pero cada vez que Emma tocaba a su rubia, su lobo se lanzaba dentro de ella en un frenesí.

Nunca había estado tan agitada, tan posesiva, incluso cuando ellas se habían apareado por primera vez.

Ni siquiera en la agonía del frenesí de cría.

Ya había medio cambiado y apenas podía controlar la oleada de hormonas que se deslizaban a través de su sistema.

Si perdía el control, sería peligrosa, incluso para Emma.

—¿Ya casi terminas?—preguntó, distraídamente frotándose el dolor en su estómago.

Al otro lado de la habitación, la peliroja se volvió, apoyando la mano ligeramente en el hombro de la rubia.

—Casi.

—No la toques—gruñó y su piel brilló.

La ojiverde lentamente retiró su mano.

—Prima, puedes vestirte.

La rubia se deslizó de la mesa de tratamiento y se puso los vaqueros. No se molestó con una camisa.

—¿Algo mal, Emma?

—No lo creo—miró desde la morena a la rubia, su expresión era burlona—Vamos a apurar los análisis de sangre, sólo para estar segura de que no hay evidencia de plata en el torrente sanguíneo, pero no puedo encontrar nada mal.

—Algo está apagado—Brittany dijo con un movimiento de cabeza—Me siento más agresiva que de costumbre, y mira a San. Está tan agitada que está a punto de cambiar.

—Eso es normal, dadas las circunstancias—dijo Emma.

La morena saltó a través de la habitación, sus caninos se extrajeron.

—¿Qué circunstancias?

La ojiverde la miró con severidad.

—Si te controlas, Alpha, podrías responder a tu propia pregunta. Toma algunas respiraciones profundas y tranquiliza a tu lobo.

Gruñó.

Nadie excepto Emma había hablado con ella de esa manera. Después de su mamá, la peliroja era la única lobo, aparte de su pareja, que alguna vez podría dominarla.

Su piel vibró con la necesidad de arrastrar a su rubia a su guarida, lejos de todo el mundo.

Porque era Emma, y como Brittany querría que lo hiciera, obligó a su lobo a asentarse. La atrajo a sus brazos y le frotó su cara sobre el cuello, sumergiéndose en el perfume.

La conexión con su pareja la tranquilizó, y su lobo finalmente dejó de pasearse. El olor de su compañera, sus feromonas, corrió a través de su sistema.

Temblando, le lamió el cuello.

—San—murmuró, acariciándole la espalda—, Estás temblando. ¿Qué pasa?

La lamió de nuevo, su corazón latiendo como si pudiera estallar de su pecho. Levantó la cabeza y se encontró con la mirada azul.

—Estas embarazada.

Brittany respiró profundamente.

—¿Cómo lo sabes?

Sonrió.

—Soy la Alpha.

Brittany frunció el ceño automáticamente, pero su sonrisa entró en erupción y le llenó el alma.

—¿Estas segura?

—Sí.

—Muy segura—dijo Emma.

Brittany le agarró la mano y buscó en la cara de Emma.

—¿Y saludable? ¿Puedes decirme…algo?

—Es muy temprano, pero ambos son fuertes y vigorosos Weres—dijo Emma suavemente—Harás hermosos cachorros.

—¿Cachorros…plural?—riendo, Brittany besó la—Te amo, pero es mejor que no haya más de dos.

Volvió a enterrar su cara en el cuello blanco, ocultando sus lágrimas a Emma.

La guerra estaba sobre ellas, y ella no estaba segura si podría decirle a sus amigos enemigos.

Tenía una Manada para proteger, una compañera para proteger, y ahora, preciada descendencia para defender.

Sintió el cálido aliento de su rubia contra su oído.

—Juntas, San. Lo que sea que venga, lo enfrentaremos juntas. Siempre.

Alzó la cabeza y Emma apartó la vista, fingiendo no ver sus lágrimas.

—Me honras con tu amor, Prima. Sólo quiero, siempre, merecerlo.

Su rubia presionó un beso a la mordedura mate en su pecho.

—Mientras me ames, siempre lo harás.

Sonrió.

—Un reto que de buen grado acepto.








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 3:) el Vie Mayo 11, 2018 9:08 pm

hola morra!!!!

aleluyaaaaaa!!!! se termino la follada jajajaaj
a ver hasta donde llega Francesca ahora???

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5630
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por micky morales el Sáb Mayo 12, 2018 7:59 am

jajajajajajajajaja se termino la follada!!!! Francheska juega a dos puntas, la descubriran?????
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7022
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Sáb Mayo 12, 2018 7:17 pm

3:) escribió:hola morra!!!!

aleluyaaaaaa!!!! se termino la follada jajajaaj
a ver hasta donde llega Francesca ahora???

nos vemos!!!





Hola lu, jajaajajajajaj xD ajajajajajajaja ese raro momento que no quieres a las brittana en sexo XD jaajajajajaj. ¬¬ ya no me simpatiza ¬¬ Saludos =D







micky morales escribió:jajajajajajajajaja se termino la follada!!!! Francheska juega a dos puntas, la descubriran?????





Hola, jaajajajajajaj insisto, ese raro momento en que no quieres ver a las brittana en sexo xD ¬¬ y nuevamente insisto, no me simpatiza ¬¬ Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche II (Adaptada) Cap 34 - Último

Mensaje por 23l1 el Sáb Mayo 12, 2018 7:18 pm

Capitulo 34




—No puedo creer que hayan sobrecargado nuestra seguridad y prácticamente hayan destruido mi laboratorio—Clara miró a Hiram Corcoran y se dirigió a través de la amplia oficina hacia las enormes ventanas de cristal que miraban hacia abajo sobre el complejo del capitolio estatal.

En realidad, podía ver la oficina de Santana López en el patio.

Que irónico.

—Pusieron un espía dentro de mis instalaciones. ¿Cómo pudo pasar esto? ¿No se supone que debes saber sobre estas cosas? ¿No tienes espías propios dentro de esas patéticas organizaciones amantes de los mutantes?

—Nosotros hemos infiltrado a algunos de los grupos que apoyan los derechos de Praeterns—la voz condescendiente de Hiram le hizo recordar que sin ella no tenía ninguna posibilidad de contener a las criaturas—Pero tenemos que tener cuidado. Es probable que la exposición vuelva a la población humana contra la agenda de HUFSI. Esta persona, Matt, ¿se escapó?

—Aparentemente. Todavía estamos buscando en el edificio. Quitando los cuerpos, limpiando tu desorden. Ahora voy a tener que reubicar mi laboratorio entero.

—Claramente hemos subestimado a nuestros adversarios humanos, así como a la astucia de los Weres. Vamos a reforzar nuestras precauciones en las otras instalaciones—dijo Hiram—Sabemos cómo es Matt. Lo encontraremos y lo persuadiremos para que nos lleve a sus simpatizantes.

—Bien. No me importa lo que le hagas a él—dijo Clara con impaciencia—Con los especímenes que ya tengo, puedo continuar mi trabajo en otro lugar hasta que podamos adquirir nuevos sujetos.

Hiram hizo una mueca.

—Vamos a tener algunos problemas ahí. Ahora que los Weres han sido alertados, van a estar vigilando a sus adolescentes aún más de cerca.

—Sabes, el momento de esta debacle podría resultar serendipitous. En realidad no queremos erradicar estas especies, solo queremos controlarlas—sonriendo, se volvió de la ventana y estudió al hombre que financió su trabajo. Tenía una agenda secreta, pero por ahora sus intereses eran compatibles—Usted mismo dijo, necesitas un ejército capaz de luchar contra soldados sobrenaturales. La cría selectiva y la alteración genética requieren tiempo. Para un plan a largo plazo, sigue siendo una meta razonable.

—¿Y en el corto plazo?—preguntó Hiram, sentándose hacia delante, con los ojos brillantes.

—Bueno, tenemos que ser capaces de rediseñar a los adultos, ¿verdad?—Clara sentía un hormigueo de excitación—La investigación humana ya ha avanzado en la ingeniería inversa de organismos maduros. Simplemente necesitamos el material apropiado para estudiar.

—¿Células madre?—preguntó Hiram.

—¿Qué tan perspicaz de ti?

—¿Qué necesitas exactamente?

Clara sonrió, la excitación la atravesó.

Por primera vez desde que había huido de su laboratorio por un grupo de criaturas subhumanas, volvió a sentir el control.

Oh si.

Iba a disfrutar de estos próximos experimentos.

—Mujeres embarazadas.



Continuará…








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por Isabella28 el Dom Mayo 13, 2018 4:36 am

Ohh noo...brittany esta en el blanco de la loca.
avatar
Isabella28
*******
*******

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Dom Mayo 13, 2018 7:46 pm

Isabella28 escribió:Ohh noo...brittany esta en el blanco de la loca.






Hola, esk que tiene en la cabeza esa idiota¿? Espero y no se salga con la suya...ni siquiera un poco ¬¬ Saludos =D





avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Sinopsis

Mensaje por 23l1 el Dom Mayo 13, 2018 7:48 pm

Sinopsis




Quinn Fabray tiene una misión en la vida, dirigir a la guardia de élite de Santana López y proteger la vida del lobo Alpha.

Cuando Emily, otro de los centuri, se convierte en un Vampiro en el curso de salvar la vida de Santana, Quinn es asignada para protegerla durante su transición.

Quitada de la guardia de Santana, Quinn lucha por encontrar su lugar en la manada y controlar su deseo de una Were prohibida cuya llamada se hace más fuerte cada día.


Santana, impulsada por instintos primordiales para proteger a su pareja embarazada, se vuelve más poderosa y más mortal que cualquier Alpha en siglos.

Mientras Santana reúne a sus aliados, vampiros y humanos, para luchar contra extremistas, grupos radicales y miembros de su propia coalición Praeterns en una guerra para preservar la autonomía de todas las especies de Praeterns.



Quinn lucha una batalla privada con sus propios impulsos oscuros.

Si se pierde, le costará todo.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por micky morales el Lun Mayo 14, 2018 7:05 am

Espero que esa partida de locos no lleven a cabo sus absurdos objetivos!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7022
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 3:) el Lun Mayo 14, 2018 9:21 pm

hola morra,...

nuevos aires,.. para todos!!!
a ver cuanto peligro corre britt ahora en su estado???
quinn quinn quinn ya si ve el horizonte es bueno!!! nada mas que eso

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5630
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por Isabella28 el Mar Mayo 15, 2018 12:57 am

Bucha Quinn, es mas dura que una cabeza de chancho.
avatar
Isabella28
*******
*******

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Miér Mayo 16, 2018 8:02 pm

micky morales escribió:Espero que esa partida de locos no lleven a cabo sus absurdos objetivos!!!!!




Hola, espero lo mismo y la vrdd dilo para q pase y así todo les salga mal. Saludos =D






3:) escribió:hola morra,...

nuevos aires,.. para todos!!!
a ver cuanto peligro corre britt ahora en su estado???
quinn quinn quinn ya si ve el horizonte es bueno!!! nada mas que eso

nos vemos!!!




Hola lu, eso dices tu¿? jaajaaj esperemos y para los malos no. Mmm interesante pregunta...interesante. Jajajajaaj dices q las cosas iran mejorando para ella? Saludos =D





Isabella28 escribió:Bucha Quinn, es mas dura que una cabeza de chancho.





Hola, ajajajajaja eso es vrdd xD ajajaja yo creo q por eso se lleva o llevaba tan bn con san, pero esa morena encontró la horma de su zapato...solo falta quinn xD Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 1

Mensaje por 23l1 el Miér Mayo 16, 2018 8:03 pm

Capitulo 1




Justo antes del amanecer, Emily tiró de Quinn debajo de ella y presionó su boca contra su cuello.

—Tengo hambre.

Ésta arqueó la espalda y le dio la garganta a su compañera de manada, en sumisión e invitación.

—Aliméntate.

A través de la neblina de su sed de sangre, el corazón de la morena se contrajo.

Quinn, la imperator de la Manada, la líder de la guardia élite de centuri de la Alpha, nunca se había sometido a nadie, excepto a la Alpha, pero se ofreció voluntariamente ahora para su necesidad.

La luz del día estaba llegando, y la fisiología de vampiro recién convertida la llevó a consumir la sangre que la mantendría viva durante su somnolencia hasta que el ciclo circadiano avanzara hacia la noche y los mortales rayos ultravioleta del sol fueran neutralizados.

Antes de que su cuerpo se volviera quiescente, tenía que reponer los compuestos ferrinicos esenciales que su sistema carecía. Sin sangre, moriría.

Cuando trató de resistir el impulso, un terrible abismo de dolor se abrió dentro de ella, despojando su razón, volviéndola loca. Gimió y su visión se puso roja.

—Aliméntate—murmuró pasándole los dedos por el cabello forzando su boca abierta más dura contra el pulso palpitante en su cuello—Por favor te necesito.

La necesidad, el deseo, el hambre que todo lo consumía recorrían su mente y quemaban a lo largo de sus vías nerviosas, palpitando bajo la piel tan apretada que temía que pudiera desgarrarse.

Ella era Vampiro, pero también era Were. Las garras salieron de las yemas de sus dedos, caninos, más delgado y más nítidos después de su transformación, sus vainas se dispararon.

Sus labios retrocedieron en un gruñido. La piel emplumaba la zanja entre sus abdominales, y su clítoris se alargo. Llevó a Quinn hacia ella, marcando golpes poco profundos en el pecho que corría carmesí en el resplandor oscuro de casi el amanecer.

Lamió el flujo escarlata y la ojiverde se retorció, su sexo hinchado caliente y duro contra su muslo, se frotó sus pechos con punta de piedra y se hundió en la garganta de la rubia, inyectando una avalancha de erotostimulantes en el sistema con su mordedura.

Ésta gruñó y su rostro se transformó, sus caninos irrumpieron, su mandíbula se alargó tiró de la garganta y ésta soltó un torrente de victus grueso, caliente, rugiendo en una agonía de placer.

Sus caderas bombeaban en el tiempo a las contracciones en su garganta, su clímax continuo impulsado por la oleada de sangre en sus tejidos. No sabía nada más que la sangre. Bebió, pero los huecos oscuros dentro de ella nunca se llenaron.

Su clítoris pulsaba, sus glándulas sexuales se vaciaban una y otra vez, pero ansiaba más.

Más y nunca es suficiente.

Un débil gemido penetró en su conciencia inundada de lujuria.

Quinn.

Quien se tensó en sus brazos, vulnerable e indefensa.

Quinn.

Arrancó la boca, jadeando, sus caninos todavía palpitantes, su abdomen tan apretado que apenas podía respirar, la ojiverde se estremeció en medio cambio, con los ojos verdes de lobo, su pelaje rojo-gris brillando bajo su piel brillo de sexo.

Se alejó y la rubia pasó los dedos por su cabello y la besó, lamiendo la sangre de su boca.

—Más—gruñó Quinn, arrastrando su cabeza hasta su cuello—Toma más.

—No puedo—jadeó.

—Sí—deslizó la mano por su vientre, agarró su sexo, y apretó—Bébeme.

—No—dijo una voz fría desde el otro lado de la habitación. Se puso rígida y se arrojó al otro lado de la cama.

Lejos de Quinn.

Lejos de la tentación.

Lejos de la sangre que la llamaba como una amante.

Envolvió sus brazos alrededor de su cintura y enterró su cara entre sus rodillas.

—Aléjate.

Préstale atención, pequeño Lobo.

El comando se deslizó a través de la mente de Quinn como un cuchillo, movió la cabeza, gruñendo mientras se ponía de cuatro patas, acercándose más a un cambio completo.

Le dolían las mandíbulas, su corazón tronaba. Su pelvis palpitaba con la presión de las hormonas sexuales que hinchaban sus glándulas. Estaba lista para pelear o follar.

Se concentró en la Vampiro en las sombras.

Wilde, letal como una espada donde se apoyaba contra la pared con pantalones oscuros y una camisa blanca abierta entre pechos pequeños, sus ojos ardientes de rojo, su piel pálida plateada en el resplandor de una mañana que ella nunca volvería a ver.

Gruñó un reto.

—Puedo Alimentarla todo lo que necesite.

Kitty Wilde se apartó de la pared y cerró las persianas sobre las ventanas, bloqueando la luz del día. Luces ámbar silenciadas se encendieron justo dentro la puerta. La miró con una expresión fría y despectiva.

—Puedes ser capaz de hacerlo. Eres centuri. Si fueras humana, te haría desangrarte. Incluso otros Weres no pueden dar lo que tú das y sobrevivir. Ella ya ha tomado suficiente.

La rabia atravesó su sangre de Quinn. Necesidad cuajada en su estómago.

En algún lugar cercano, sintió a la Alpha corriendo, corriendo sin ella. Pero la llamada de la Alpha todavía la agitaba, y ella no tenía ningún lugar donde acudir, a donde ir.

Nadie para aliviar su terrible vacío.

Necesitaba perderse en el placer adictivo de la mordedura de Emily. La Vampiro que la observaba le había enseñado ese placer la noche en que había ofrecido su sangre para salvar la vida dela Vampiro.

Ahora le quedaba el insaciable deseo de placer y el olvido, que sólo la mordedura de un Vampiro podía otorgar.

—La has alimentado por última vez—dijo Kitty.

Salió de sus cuclillas con un potente empuje de sus piernas y se lanzó a la garganta de la vampiro, no estaría subyugada a la voluntad de esta Vampiro o cualquier otro.

Sólo respondía a la Alpha.

Tomaría su placer donde quisiera, cuando quisiera, y nadie le dictaría a ella cualquier otro Were. Golpeó la gruesa pared de troncos donde Kitty había estado de pie, sus garras raspando madera y sus mandíbulas cerradas con el aire vacío.

Se había desplazado en medio del vuelo y su lobo cayó pesadamente, rodando con un gruñido sobre sus pies. La Vampiro se había movido tan rápido como para ser invisible.

Los vampiros no llevaban ningún olor detectable ni siquiera a los sentidos de Weres, forzando a rastrearla de vista. Girando alrededor, escaneó la habitación con un rápido movimiento de cabeza.

Kitty se interpuso entre Quinn y Emily, que había caído en su somnolencia de luz del día, cubierta de sangre-desnuda, recubierta de Victus y sudor sexual. Quinn caminó hacia adelante, los labios curvados hacia atrás, los ojos fijos en su presa.

—Te olvidas, pequeño lobo—dijo Kitty suavemente—Ahora estoy resucitada. No eres rival para mí.

Los ojos se oscurecieron al color de la sangre ardiente y gimió, la presión en su cráneo de la esclavitud dela Vampiro forzándola hacia abajo en su vientre.

No mostraría su garganta, ella moriría primero. La presión creció y se quejó de nuevo. La Vampiro de repente se agachó frente a ella. Unos dedos fríos pasaron a través de su cuello, levantándola sin esfuerzo hasta que su hocico se extendió y su garganta expuesta.

—Podría llevarte ahora, pequeño Lobo—murmuró—, Si quería. Hubo un tiempo en que todos los lobos venían a la llamada de sus amos vampiros. Podría llamarte de nuevo a mí, pero no lo haré—la bajó al suelo.

—Entiende esto. Emily es centuri, y ella es Were. Pero también es Vampiro, y ella es mía. No se alimentará de ti otra vez—se tambaleó sobre las piernas inestables hasta la cama y se arrastró junto a la morena.

Se apoyó su hocico en el pecho, protegiéndola. Guardándola.

Había nacido para proteger y la Alpha le había ordenado que protegiera a Emily.

Esto lo entendió.

Esto ella haría, o moriría.




*****


Kitty salió de la habitación, satisfecha de que su novata estaría segura hasta que Emily se levantara de nuevo al caer la noche y la llevara a cazar.

Se deslizó por el amplio vestíbulo de la enfermería Were hacia la habitación donde se había levantado poco tiempo antes.

Marley estaba ahí.

Su garganta se tensó.

Marley.

Una mujer se alejó de las sombras y frenó, empañándose en visibilidad. Asintió con la cabeza al médico Were con el cabello castaño oscuro y ojos marrones embrujados.

—Rachel.

Ésta murmuró:

—Me alegro de verte, detective.

—Gracias—no se molestó en corregirla.

En el momento en que se había levantado, había dejado de ser detective de policía. Mientras que ella había sido un pre-animado, lo que los humanos llamaban un Vampiro viviente, había aparecido en la superficie para ser más humano que Praetern, e incluso entonces, sus colegas desconfiaban de ella.

La mayoría la temía.

No habría lugar para un Vampiro Resucitado en la jerarquía de la aplicación de la ley humana, especialmente no con el nivel de poder legado por sus antiguas líneas de sangre.

Ahora no tenía otra opción que tomar el manto de su Clan y prepararse para gobernar el Dominio que pasaría a ella cuando su papá se apartara o el equilibrio de poder entre las muchas familias cambiara y ella se vería obligada a ocupar su lugar.

Por ahora, su responsabilidad consistía en asegurar la supervivencia de su especie.

Rachel miró por encima de su hombro hacia las enormes puertas de madera que había al otro extremo del pasillo. Puertas construidas para una fortaleza, no un hospital. Un rayo de sol brillaba bajo ellos.

—Sé que tienes que irte. Quinn y Emily. ¿Están bien?

—Emily está a salvo. Quinn la cuida.

—¿Emily se ha alimentado?—preguntó—No enviamos a nadie.

—La han cuidado.

La castaña se puso roja.

—Por supuesto. Quinn. Gracias.

—Mucho ha cambiado en muy poco tiempo—dijo, su poder empático aumentado leyendo la tristeza que bordea la desesperación en la psique de la Were—Todo no siempre será como es ahora.

—Nadie lo sabe mejor que yo. No te mantendré. Sólo quería decirte que hemos enviado guardias a tu habitación y la de Emily, aunque aquí en el Compuesto estás a salvo.

—Eso no es necesario. Mis soldados se ocuparán de ello—ya había pedido que sus soldados y sus sirvientes de sangre vinieran al Compuesto.

Cuando despertara a la caída del sol, tan pronto después de levantarse, sería voraz, y no podía arriesgarse a que Marley fuera la única cerca de ser anfitriona.

En cuanto a lo segura que estaba en el Compuesto Were, confiaba en la palabra de Santana López de que ella y sus Vampiros estarían protegidos, pero no era tonta.

Si Santana cayó, el siguiente Alpha podría tener una visión diferente. Hasta que su transición estuviera completa, no podría funcionar bien durante el día.

Pronto, ella no estaría tan débil.

Sus poderes emergían rápidamente. Incluso ahora su cuerpo resistió la atracción del sopor encendido por el sol naciente.

—Entonces estarás doblemente vigilada—Rachel sonrió—La Alpha lo ha ordenado.

—Gracias, entonces—dijo y la dejó para unirse a su consorte.



Entró en la habitación donde se había levantado.

Marley ya había cerrado las persianas y cerrado las ventanas. Una lámpara junto a la cama iluminaba el cabello de ébano hacía brillar la piel café con reflejos caoba.

Cerró la puerta detrás de ella y caminó hacia la cama, desabotonando su camisa mientras caminaba, viéndola desnudarse. Los ojos celestes brillaron y vio ahí el hambre.

Había visto el hambre innumerables veces en los ojos de sus anfitriones, hombres y mujeres, humanos y Praeterns, pero el hambre de nadie nunca la había agitado de la misma manera que la castaña.

Ésta tenía hambre de ella, no el placer que su mordida traería o la oportunidad de la inmortalidad.

—Me muestras mundos con los que nunca soñé—murmuró. Le dolía la garganta por probarla. Su necesidad la llenó hasta que todo lo que ella sabía era Marley.

—Puedo verme reflejada en tus ojos. Me haces sentir hermosa y deseable.

—Ves la verdad—se detuvo al pie de la cama y desabrochó los pantalones. Se liberó de todo, ropa, preconcepciones, viejas heridas, cuando fue a su castaña—No tengo mucho tiempo.

Ésta apartó las mantas.

—Lo sé. Ven a mí.

Se deslizó bajo las sábanas, la lasitud se extendió a través de ella.

—Lo siento.

—No lo hagas. Estás aquí conmigo. No podría pedir nada más.

Sonriendo, trazó la línea de la yugular de la ojiceleste, que fluía caliente y rápido bajo su piel.

—¿No?

—Tú también ves la verdad—le cogió la mano y le besó la palma de la mano—¿Emily? ¿Ella está bien?

—Sí. Lo hizo bien.

—Bien—sus ojos estaban preocupados mientras patinaba las yemas de los dedos sobre su garganta y hacia el centro de su pecho—¿Estarás a salvo hoy?

—No te preocupes. Mi gente ya está aquí.

La castaña miró hacia la puerta.

—No oigo nada.

—Los siento.

—¿Están en tu sangre, como yo?

Apretó su boca contrala garganta y dejó que sus incisivos perforan la piel infinitesimalmente.

—No hay otra como tú. Eres mi compañera de sangre. Mi sangre fluye en ti, y la tuya en mí. Estamos atadas eternamente.

—Eternamente—susurró, la tristeza arremolinándose en sus ojos—Pero yo soy humana…

—Marley—susurró—Cuando me levanté esta mañana, mi destino cambió para siempre, al igual que el tuyo. Tengo mucho que contarte.

—Lo sé. Cuando te despiertes, habrá tiempo para que hablemos—apoyó su mano bajo su pecho, sus dedos temblando—Te estás volviendo más fría.

Cubrió su mano con la suya.

—No lo sentirás golpeando hasta que me alimente de nuevo, ya veces, ni siquiera entonces. ¿Eso te molesta?

La ojiceleste la besó.

—No. Te tengo. Eso es lo que necesito.

—Tengo hambre de ti.

—¿Los Weres que te acogieron no fueron suficientes?—preguntó, con el brillo de satisfacción en sus ojos—¿Que más necesitas?

—Tú. Te necesito—tiró de la castaña encima de ella y le empujó el cabello hacia atrás, exponiendo su cuello. Lamió la piel lisa sobre el pulso en la garganta—Te bebería antes de dormir.

Ésta se movió y se sentó a horcajadas sobre su muslo. Estaba húmeda, caliente.

—¿Lo harías tú?

—Ya me has alimentado una vez. No debería.

La castaña sonrió, frotándose contra su abdomen. Aún no estaba acostumbrada a los fragmentos carmesíes que habían aparecido en sus ojos cuando se había levantado, pero le encantaban las llamas que saltaban en ellos ahora, sabiendo que había puesto esa necesidad ahí.

A ella le encantaba saber, no importa cuántos otros habían alimentado a su amante, ella era la que Kitty todavía necesitaba.

Deslizó sus dedos detrás de la cabeza y la empujó hacia adelante hasta que la boca estaba contra su cuello.

—Bébeme. Eres mía.

—Sí—gimió y se deslizó, inundándole el cuerpo con sus hormonas, llenándose de sangre vital de la castaña.

Ésta se arqueó y gritó, su orgasmo una marea ardiente que fluía a través de ella. Debajo de ella, Kitty llegó al clímax en oleadas profundas y continuas hasta que lamió los pinchazos cerrados en la garganta, cerró los ojos y se alejó, inmóvil como la muerte.

Marley la abrazó, con dolor de verla tan indefensa. No le importaba cuántos guardias estuvieran fuera de la puerta. Kitty era suya para proteger, y nadie la amenazaría mientras viviera.

No había dormido la noche anterior, esperando a que Kitty regresara de la incursión nocturna con la Alpha, y no pensaba abandonar el lado hasta que volviera a levantarse.

La rubia necesitaría su sangre unida hasta que su transición fuera completa, sin importar cuántos otros anfitriaran para ella.

Se alejó hasta que un ligero golpe la sacudió. Se sentó, poniéndose entre Kitty y la puerta mientras el pomo giraba.

Una rubia que no reconocía, un soldado por la apariencia de sus pantalones de cuero negro, botas altas, camiseta negra y el arma automática que llevaba debajo del brazo izquierdo, entró y cerró la puerta. Su mirada barrió la habitación, se detuvo por un momento en Kitty, luego se instaló en ella.

—¿La Lieja descansa cómodamente?—su voz era baja y resonante, como el suave registro de un fino instrumento de cuerda.

Atrajo la sábana sobre el pecho desnudo de la ojiverde.

—Ella está bien. ¿Quién eres tú?

—Soy Zahn Logan, jefe de seguridad del Clan Chasseur de Nuit.

Hojeó mentalmente su francés poco usado.

—Cazadores nocturnos. ¿El Clan de Kitty?

—Sí.

—El sol está arriba. ¿Cómo es que estás despierta?

—Soy humana.

Frunció el ceño.

—Pensaba que Rafaela estaba a cargo de la guardia de Kitty.

—Ella es la cabeza de la guardia del Vampiro, y me responden.

—¿Cómo es que nunca te he visto antes?

—La Lieja no quiso protección. Ahora que ella esta Resucitada y oficialmente heredera, no tiene elección—Zahn asintió y se acercó a la puerta—Estaré afuera, si necesitas algo. Cuando la Lieja se levante, tendrá que alimentarse.

—Lo sé—dijo bruscamente.

—Dejó instrucciones de que no debías ser la primera en hospedar esta noche.

—¿Oh? ¿Y quién será el primero?

Zahn sonrió.

—Lo haré.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 3:) el Miér Mayo 16, 2018 9:35 pm

hola morra,..

quinn quinn quinn,.... me reservo los comentarios!!
zahn a ver que tanto hace???

nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5630
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por Tati.94 el Miér Mayo 16, 2018 10:18 pm

Quienn necesita que la sacudan un rato a ver si por fin ve a Rachel. Jajajaja
Pobre, ella ahi esperándola.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 561
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por micky morales el Jue Mayo 17, 2018 7:04 am

Quinn me tiene harta, sino es la alpha nadie existe para ella!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7022
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por Isabella28 el Jue Mayo 17, 2018 7:53 am

Segura que Quinn es normal? No se habra caido de la cuna cuando era bebe.
avatar
Isabella28
*******
*******

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Jue Mayo 17, 2018 8:25 pm

3:) escribió:hola morra,..

quinn quinn quinn,....  me reservo los comentarios!!
zahn a ver que tanto hace???

nos vemos!!



Hola lu, jajaajajajajaj xD ajajajajaja todo bn xD ajajajaj. ¬¬ mmm ¬¬ Saludos =D






Tati.94 escribió:Quienn necesita que la sacudan un rato a ver si por fin ve a Rachel. Jajajaja
Pobre, ella ahi esperándola.




Hola, jajaajajajaj eso mismo, rachel necesita colocarse firme y ir por lo suyo la vrdd jajaajajaj. O no¿? Saludos =D






micky morales escribió:Quinn me tiene harta, sino es la alpha nadie existe para ella!!!!!




Hola, jajajajajaja xD ajajajaja esk cree q aun es esa san cabeza dura y todo..., pero como dije antes, san encontró la horma de su zapato...y quinn para cuando¿? Saludos =D






Isabella28 escribió:Segura que Quinn es normal? No se habra caido de la cuna cuando era bebe.





Hola, ajajjaajajajajjajajaj interesante pregunta xD ajajajajaj. AJajajajajajaj quizás la misma q san, pero san ya tiene lo suyo xD Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 2

Mensaje por 23l1 el Jue Mayo 17, 2018 8:27 pm

Capitulo 2



A medida que el sol coronaba las montañas, siguió el ritmo de su morena, corriendo bajo el dosel del bosque en un estrecho sendero a través de los matorrales, donde previamente sólo habían pasado ciervos y zorros.

Su compañera nunca tomó el mismo camino dos veces. La rutina invitó a la emboscada.

Los haces dispersos de la luz del sol destacaron la plata del pelaje de la morena y se reflejaban en fragmentos dorados de sus ojos de lobo.

Su hombro rozándola con cada zancada y su corazón palpitaba de esfuerzo y alegría sin límites.

Santana estaba saludable de nuevo, y estaba segura de que ella llevaba a sus hijos dentro de ella.

Tenía miedo de la esperanza.

No se suponía que pudiera tener hijos. Ella no había nacido Were, pero se había convertido, mutado, transformado. Otros la llamaban Mutia, pero no podía recordar un momento en que ella no había sido Were.

No podía recordar un momento en que su morena no había llenado su corazón y su mente, cuando no había sido Manada.

En otra vida, había crecido sola, sin haber conocido a sus padres, salido a defenderse en un sistema en el que el extraño era más menudo abandonado y perdido.

Había sobrevivido, pero nunca había esperado ser otra cosa que estar sola.

Ahora su vida estaba llena del olor y el sonido y los latidos de cientos de otros Weres, la Manada de Santana.

Su Manada ahora.

Si su morena tenía razón, llevaba la promesa del futuro de la manada en las jóvenes que seguiría la línea ésta.

Si tenía razón.

Su morena le golpeó su hombro y mordió su hocico.

¿Dudas de mí, Prima?

—No puedo sentirlos.

—Lo harás
—la rodeó, gruñendo y chasqueando su hocico, apartándola de sus preocupaciones—Corre conmigo, compañera—se marchó, esperando que la persiguiera.

La siguió lentamente hasta que su compañera desapareció en la maleza, y una vez que estaba fuera de la vista, cortó en el bosque, abandonando el rastro.

Le daría su garganta tan fácilmente como le había dado su corazón, pero nunca dejaría que la dominara.

Santana era la más dominante en el hemisferio norte.

Confiaba en el amor de la morena y en el poder de su pareja, pero ésta necesitaba más que su amor y devoción para completarla.

Necesitaba desafío.

Su morena necesitaba un igual para gobernar a su lado y, lo que es más importante, protegerla, confortarla, consolarla. Nunca aceptaría ese consuelo de alguien menos de un igual.

Irrumpió de los árboles en un claro sobre una cresta que daba al Compuesto cruzando el valle. El humo se curvaba de las chimeneas de piedra de los edificios de troncos que rodeaban el complejo central. Sólo podía distinguir los centinelas de pie puesto en la parte superior de la empalizada.

Mucho más cerca en el bosque, sintió la centuri formando un círculo protector alrededor de ella y Santana, y otros en las montañas lejanas, vigilando su perímetro.

Aún más profundos, a cientos de kilómetros de distancia, solitarios exploradores vagaban por el desierto, protegiendo sus fronteras. En estos miles de acres de bosque de Adirondack los Weres vivían libres, y ellas morirían para proteger su libertad.

A veinte yardas por debajo de ella, una raya plateada brillaba a través de las hojas verdes.

Santana.

Bajó por la ladera de la montaña, cruzando el borde del barranco, y salió al sendero inferior justo cuando su morena salía de la maleza.

Se lanzó sobre ella, llevándola al suelo cubierto de agujas de pino con las mandíbulas enterradas en el cuello, la morena gruñó y chasqueó, golpeando para quitársela de encima, luchando por montarla.

Cerró su mandíbula en la pata morena capturándola, mordiendo lo suficiente para hacerla gruñir, retrocedió con la pata entre los dientes, con cuidado de no dañarla, y bajó los hombros, sacudiéndola con un profundo retumbar.

Tenían casi el mismo tamaño en la piel, pero en pelaje, su compañera era más grande, más pesada, más fuerte.

Ella era Alpha.

Santana se liberó y arremetió, los dientes cortando el aire. Ella se alejó, abandonando su agarre. Los caninos de su morena rozaron su flanco, y ella se retorció en un apretado giro S y llegó por detrás.

Cuando ella saltó, su compañera cortó bajo debajo de ella, sujetó su garganta y la arrastró al suelo. Su nariz cavó en el franco suelo rico, y ella estornudó una nube de tierra y hojas en la cara de la morena.

Ojos brillantes en victoria, Santana la rodó fácilmente y se montó a horcajadas en su sección media con los cuatro miembros, cerró su mandíbula alrededor de su hocico hasta que gimoteó en rendición.

Cuando la soltó, ella le lamió la cara y le mordió el cuello.

Su morena brillaba por encima de ella, el poder y la velocidad de su cambio tirándola a volver a la piel con ella. En un instante, estaban pecho a pecho, piel a piel, corazón a corazón.

La besó, y la morena se apoyó en los codos y le rozó la mandíbula con los dientes.

—Te sentí venir, ¿sabes? Te dejo cogerme.

—Mentirosa—se rió.

—¿Crees que puedes esconderte de mí, Prima?—el pelo negro brillaba a la luz del sol, los marrones más profundos que cualquier otro océano. Le acarició el cuello y la besó—Te siento siempre. En todos lados.

Le pasó las manos por la espalda trazando los pesados músculos a lo largo de su espina dorsal y el fuerte arco de su culo. Abrió las piernas y la atrajo entre las suyas.

—Te siento en mi cuerpo. En mi corazón. Siempre.

Los ojos marrones brillaban de oro y los huesos de su rostro se hacían pesados. Su lobo se elevó y ella se apretó más fuerte entre sus piernas.

—¿Estás segura, de los jóvenes?—susurró.

—Muy segura—la voz de Santana había caído, con grava.

Tenía el control perfecto de su cambio y podía transformar parcialmente, a diferencia de cualquier otro Were en la Manada excepto ella.

Ahora dejó a su lobo emerger para reclamar a su compañera.

Se preparó a la llamada de su morena, abriéndose, levantándose hacia ella, aceptando la firme longitud del clítoris en la hendidura debajo de la suya. El calor arreciaba en las profundidades de su vientre, diferente al fuego agonizante del calor de cría, más suave, más lleno, una quemadura constante llamando a su lobo para unirse.

Asentó a la morena con sus músculos internos y sintió que se tensaba. Su compañera estaba a punto de liberarse, siempre tan potente, tan preparada para reclamarla.

—Estoy aquí—murmuró—Te quiero sobre mí, en mí.

Su compañera empujó entre sus piernas, su boca caliente cubriendo la sombra de la mordida mate en su hombro que nunca desapareció, sólo se desvaneció hasta que su sangre pidió a su compañera.

Cuando le deslizó sus caninos en su músculo, le deslizo su mano en el pecho. Calor convertido en llama, llama en fuego.

—Ahora—gritó, con la pelvis empujando a tiempo con la liberación de su morena, su esencia pulsando sobre el vientre y los muslos, uniéndolas, atándolas, marcando su vínculo.

El culo moreno se apretó y ella empujó más adentro, hinchándose hasta que se bloquearon. Sus garras emergieron y la sostuvo, arañándole la espalda, el dolor del placer forzándola a vaciarse con un rugido.

—Te amo—jadeó cuando su compañera se estremeció dentro de ella, reclamándola.

—Mía—Santana gimió, colapsando en sus brazos, sus caderas todavía bombeando mientras su orgasmo se alejaba—Tú eres mi corazón.

—Sí—le alisó el pelo húmedo en la parte posterior del cuello.

Éstos eran los momentos que sostenía más preciosos, cuando la necesidad de Santana para su comodidad y protección era mayor.

Nadie más vería a Santana de esta manera. Para todos los demás ella era inaccesible, inatacable, inquebrantable.

Le besó la cien, una brillante oleada de placer seguida por una increíble sensación de paz que se elevaba desde lo más profundo de su interior.

Sus lomos se movían, no por necesidad o deseo, sino por alegría.

Apretó a su morena.

—Los siento.

Santana se quedó sin aliento.

—¿Cuántos?

Se rió.

—Dos.

—¿Puedes decir qué?

—Todavía no—le mordió el hombro—¿Te importa?

—No. Cada cachorrito es precioso, y macho o hembra, les enseñaré a dirigir.

—Sé que lo harás, pero no habrá necesidad de un nuevo Alpha durante muchos años por venir.

Su morena acurrucó la mejilla contra su hombro.

—Tenemos asuntos pendientes.

—Lo sé—dijo, trazándole las cicatrices en el pecho y el abdomen donde las balas del asesino la habían roto.

Quienquiera que hubiera intentado matarla todavía estaba en libertad.

Todavía tenían que descubrir quién estaba detrás del abuso de las lobos jóvenes que habían liberado sólo horas antes de un laboratorio experimental.

Sus enemigos estaban en todas partes, y Santana seguía siendo un blanco.

—Necesitamos hablar con Verónica y Toni. Espero que tengan alguno pista sobre quién las secuestró y por qué.

—Me temo que puede haber otros todavía encarcelados—dijo con oscuridad—Quién sabe cuántos otros jóvenes pudieron haber tomado de otras Manadas o incluso de los nuestros. Nuestros adolescentes a menudo dejan el compuesto para vagar por un año o dos antes de que estén listos para establecerse y para aparejar. Algunos se dejan integrar en la sociedad humana. Tenemos mujeres jóvenes en colegios, academias de policía, militares. Decenas, si no cientos, más allá de nuestra protección inmediata.

—¿No sabrías si estuvieran desaparecidos?—le acarició la espalda, doliendo por aliviarle la carga.

Su morena llevaba un manto pesado de responsabilidad salvaguardando el bienestar de toda una sociedad, pero no veía su obligación como una carga.

Su deber era el destino en el que había nacido, y ella nunca la trataría de apartarla de ese camino. Pero tampoco dejaría que el deber de Santana la destruyera.

—Sus familias nos alertarían—dijo Santana—Puedo sentir toda la Manada, siempre, pero más como una conciencia colectiva, no individuos, a menos que me concentre y trate de alcanzarlos. Sin saber quién podría estar en peligro, podría no saberlo hasta que sea demasiado tarde. Y si sus captores son capaces de blindarlos de nosotros como hicieron con Verónica y Toni, entonces nunca lo sabré.

La piel de su compañera resplandeció y su pelaje se deslizó como un mercurio sobre sus elegantes músculos, su ira y frustración empujando a su lobo a la superficie.

—Ahora sabemos lo que hay que buscar—dijo con calma—Ya hemos enviado alertas a todas las mujeres fuera del Compuesto. Todo el mundo estará en guardia.

—¿Y qué hay de los jóvenes de otras manadas que aún podrían estar encadenados?

—¿Acaso asumirías la responsabilidad de cada manada en el hemisferio norte?

Santana gruñó.

—Si es necesario. No ha habido un Alpha Supremo para unir todas las Manadas durante siglos, desde antes de la época de mi mamá. Pero hubo un tiempo Cuando un Alpha gobernó todas las Manadas. Tal vez ese tiempo ha vuelto.

—Sugiere eso, y te convertirás en un blanco entre los Weres, así como las facciones anti-Praeterns.

—Tengo que hacer lo que hay que hacer.

Suspiró y pasó los dedos por el cabello negro.

—Lo sé. Pero, al menos, ¿estarás de acuerdo en esperar hasta que tengamos más información? Hay tanto que no sabemos por qué Toni y Verónica y los otros fueron secuestrados, y si podemos descubrir lo que sus captores querían de ellas, podríamos ser capaces de averiguar quiénes son.

—¿Me pides que sea paciente, cuando nuestros enemigos tratan de exterminar a toda nuestra especie?—los ojos marrones se convirtieron en hielo.

Nunca había tenido miedo de Santana. Había habido un tiempo en que la pura letalidad del poder la abrumaba. Pero no ahora.

Había visto a la morena a momentos de la muerte.

La había visto salvaje.

La había visto desamparada en medio del orgasmo.

No temía al lobo de su morena.

Le tiró el cabello.

—Me gustaría que pensaras antes de morder—le agarró la mano y la presionó contra su abdomen—Ellos te necesitarán, como todos nosotros.

Santana retumbó y sus ojos se estrecharon.

—No peleas justo.

—Lucho de cualquier manera que tenga para proteger lo que es mío—relajó su agarre en el cabello—Tú nos llevarás a la libertad, pero no a costa de tu vida.

Santana se levantó, las nubes se deslizaron por sus ojos.

—¿Confías en mí?

—En todas las cosas. Excepto…

Santana gruñó y ella rió.

—Tiendes a ser un poco sobreprotectora. Debes prometer no guardar secretos de mí. Necesito ser tu compañera en todas las cosas.

Otro retumbar infeliz salió del pecho, pero asintió.

—Y tú debes prometer que te protegerás a ti ya nuestros jóvenes sin importar lo que me pase.

—Te prometo que protegeré a nuestros jóvenes ya ti mientras respire—susurró y le deslizó la mano detrás del cuello y tiró de ella para besarla—Prométeme lo mismo.

—Lo prometo.

—Entonces vamos a casa. Necesitas hablar con Verónica y Toni y averiguar qué les hicieron. Entonces tendré que consultar con Leroy y Nadia—suspiró—Vamos a tener que examinarlos, San, probablemente en el laboratorio. No será fácil para ellas.

—Son lobos Weres—dijo con aire de superioridad—Se mantendrán firmes.

—Son jóvenes—dijo suavemente.

—Son nuestras jóvenes, y tú eres su Prima. Ellas confiarán en ti.

—Y ¿qué pasa con los vampiros? Estuvieron con nosotras anoche. ¿Estás dispuesta a aliarte con ellos ahora?

Santana se sentó, puso la espalda contra un árbol, y tiró de ella en sus brazos. Apoyó su barbilla en su cabeza.

En su vida, no había habido una alianza formal de vampiros, aunque sabía que tales acuerdos habían existido en el tiempo de su mamá. A lo largo de los años, como las especies de Praetern se habían integrado a la sociedad humana, las antiguas alianzas habían caído a un lado mientras cada especie maniobraba por el poder, el privilegio o la protección.

Los Weres habían tallado fortalezas en terrenos remotos, subdesarrollados, comprando tranquilamente la superficie para establecer sus tierras de la Manada.

Los vampiros habían elegido el inframundo, bordeando a menudo los bordes de la ley para establecer su base de poder, frotándose hombros con el crimen organizado en sus casinos y hoteles y clubs.

Los más capaces de pasar como humanos, los Hechiceros y los Psi dotados, eran los más vagamente organizados, y los Fae se habían retirado a Faerie, emergiendo sólo cuando necesitaban a los humanos para criar.

No estaba segura de a quién confiar, incluso entre la Coalición Praetern que dirigía.

—Confío en Wilde—dijo finalmente Santana—Y sus soldados lucharon bien por nosotros anoche.

—Compartimos más de un Enemigo común con ella. Compartimos a Emily.

Los labios carnosos se curvaron, pero asintió.

—Cuando la Vampiro se despierte, discutiremos la estrategia—gruñó.

—Parece que tendremos que acostumbrarnos a tener Vampiros en el Compuesto.

—Y ellos tendrán que acostumbrarse a Weres en su guarida.

Santana sonrió y la besó.

—Buen punto.

Presionó la mano de su morena con más firmeza contra su abdomen.

—¿Cuándo le diremos alaManada?

—Lo sabrán tan pronto como te huelan.

—Genial—suspiró—Ellos saben cuándo necesitas enredar porque tú transmites a todos ellos. Saben cuándo nos enredamos, porque eres tan malditamente poderosa. Ahora saben cuándo estoy...

—Embarazada.

Sonrió.

—Sí. ¿Hay algo acerca de nosotras que no sepan?

Volvió a besarla.

—Somos sus líderes.

—Los siento a todos—dijo suavemente—Es asombroso. Eres increíble. Te amo.

—Te amo. Vamos a casa—la besó, y su lobo llamó al suyo.

Santana aulló, llamando a sus lobos a correr con ellas, y Brittany se unió a ella.






*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 3:) el Jue Mayo 17, 2018 9:02 pm

hola morra,..

a ver como va la charla entre con toda su manada!!! y con veronica y toni??
la manada no ahi nada que no se entere jajaja

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5630
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por micky morales el Vie Mayo 18, 2018 7:14 am

A Quinn le va a dar un infarto cuando sepa que la Prima esta embarada de la Alpha!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7022
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por Tati.94 el Vie Mayo 18, 2018 6:06 pm

JAJAJAJ lo saben todo, osea todo se lo huelen.
avatar
Tati.94
---
---

Femenino Mensajes : 561
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Vie Mayo 18, 2018 8:22 pm

3:) escribió:hola morra,..

a ver como va la charla entre con toda su manada!!! y con veronica y toni??
la manada no ahi nada que no se entere jajaja

nos vemos!!!





Hola lu, uff esk esos son temas complicados la vrdd =/ JAjajaja la vrdd esk no xD donde quedan los secretos¿? XD Saludos =D





micky morales escribió:A Quinn le va a dar un infarto cuando sepa que la Prima esta embarada de la Alpha!!!!!





Hola, jajajajaaj dices tu¿? jajajajaajajajajaja XD Saludos =D






Tati.94 escribió:JAJAJAJ lo saben todo, osea todo se lo huelen.




Hola, jaajajajajajajaj xD secretos¿? que es eso¿? xD Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 3

Mensaje por 23l1 el Vie Mayo 18, 2018 8:24 pm

Capitulo 3



Clara Standish se encontraba en el balcón de su casa de piedra de color marrón de 220 años de edad, frente a Washington Park, bebiendo su café negro, disfrutando de la fresca brisa que soplaba a través de la delgada bata de satén que había tirado después de su ducha.

Su cabello húmedo se ondulaba sobre sus hombros, sus pezones se endurecían agradablemente en el aire frío. Al mediodía, el día sería caluroso, pero ahora mismo, pocas horas después del amanecer, el tiempo era perfecto.

Contemplando el sexo a primera hora de la mañana, ya quien ella podría llamar para complacerla, observó a los corredores que corrían a lo largo de los senderos, preguntándose cuántos de ellos no eran humanos.

También se preguntó por qué más humanos no estaban indignados ante la noción de que las criaturas se movían libremente entre ellos, imitándolos, fingiendo ser humanos, mientras que todo el tiempo ponía en peligro a la especie humana.

Si los mutantes no atacaban directamente a seres humanos como los Weres y los Vampiros, eran seres humanos convincentes, encantadores o manipuladores de la mente para su propio beneficio.

Mucho antes del éxodo y el desvelamiento de la especie Praetern, había estado trabajando para perfeccionar y preservar el genoma humano, de modo que cuando descubrió la presencia de estas especies desviadas había adaptado inmediatamente su trabajo para encontrar formas de controlarlos.

Siempre había tenido que ser reservada sobre sus verdaderos objetivos, ahora más que nunca. El asalto a su laboratorio anoche fue un retroceso, pero, como con todos los resultados negativos, también una oportunidad para aprender y mejorar el modelo experimental.

Su mano tembló ante una oleada de rabia y ella calmadamente reorientó su mente.

No podía permitirse el lujo de ser emocional.

Tenía que recuperar el control, y rápidamente. No se podía contar con nadie más para proteger su trabajo. Había asumido que los guardias de mercenarios que Hiram había proporcionado, algunos de los cuales no eran humanos, serían una seguridad adecuada, pero obviamente se había equivocado al confiar en algo tan crítico para él.

Los gatos mestizos no habían sido iguales para los lobos, y los guardias humanos aún menos. Lo que necesitaba era su propia fuerza de seguridad, y los humanos no eran suficientes.

No confiaba en Weres, demasiado primitivos, y nunca permitiría que un Fae o Psi, que podrías ser capaces de afectar su mente, en cualquier lugar cercano a su círculo íntimo.

Pero los Vampiros hora, eran una posibilidad real.

Sus pezones hormiguearon cuando recordó la alimentación que había presenciado la noche anterior, una Vampiro sangrando a una de los lobos Weres, forzando a la Were en el orgasmo.

La Vampiro había sido impresionantemente poderosa y había dominado sexualmente incluso a la Were dominante. Sólo ver la alimentación dela vampiro la había puesto húmeda.

Hablaría con la Canciller de la Ciudad sobre emplear su propia seguridad en el futuro.

Rió en silencio.

Los Vampiros tendrían sus usos, al menos hasta que la mayor amenaza de los Weres más numerosos, más visibles y más organizados fuera neutralizada.

Hablaría con los Vampiros más tarde.

Se alejó de la idílica y aburrida escena de la mañana temprana, caminó a través de su dormitorio a su oficina al otro lado del pasillo y se sentó detrás de su escritorio Louis XV. Mientras tiraba varias carpetas de archivos hacia, marcó el número de Hiram.

Él contestó en el primer timbrazo.

—¿Sí?—dijo escuetamente.

—Buenos días cariño. Espero que no te moleste que llame tan temprano.

—Por supuesto que no
—dijo, aunque detectó un borde de molestia en su voz.

Le había pedido que no lo llamara a su casa.

Sonrió.

Tanto mejor para él darse cuenta de que no jugaba con las reglas de nadie más.

—¿Cuándo seremos capaces de convertir uno de los otros laboratorios para poder reanudar mi trabajo?

—Tomará algún tiempo, especialmente si queremos completar la conversión en secreto.

—Después de anoche, el secreto es aún más importante. Los Weres han sido alertados de nuestro trabajo ahora. Nos buscarán.

—Tal vez podamos crear una diversión. Algo para concentrar su atención en otros lugares.

—Creo que es una excelente idea. Mientras tanto, tenemos el problema de los restantes sujetos en el laboratorio comprometido.

—Podemos moverlos temporalmente.


Abrió el primer archivo y escaneó algunas tablas de resultados.

—No creo que valga la pena. Hasta ahora, los resultados han sido menos que prometedores con ellos, y ahora son especímenes esencialmente contaminados. Prefiero empezar de nuevo.

—Podríamos dejarlos en el hospital nuevamente y tratar de despertar algún tipo de sentimiento anti-Were público de esa manera.

—Por lo general, yo estaría de acuerdo, pero después de anoche, no creo que queramos llamar la atención sobre ninguna parte de nuestra operación. La simple eliminación sería mejor.


Él suspiró.

—Es más fácil decirlo que hacerlo.

—Bueno, ya sabes cuán frecuentes y devastadores pueden ser los accidentes industriales. Si hubiera una explosión, por ejemplo, el laboratorio sería destruido y lo mismo ocurriría con todos los animales de laboratorio.

—Jesús, Clara, esa es una instalación multimillonaria.


Se rió.

—Querido, por eso tienes seguro.





*****


Después de su carrera, Santana y Brittany se ducharon mientras los centuri rodeaban su cabaña remota, protegiéndolas.

La morena se puso un par de pantalones vaqueros mientras veía a a su compañera vestirse.

Su compañera había cambiado desde su transformación. Sus músculos se habían vuelto más prominentes, sus pómulos más afilados, su andar más fluido.

Había sido atractiva como humana; era impresionante como una Were.

—¿Me habrías amado si nunca hubiera cambiado?—preguntó Brittany, tirando de un par de BDUs carbón. Atrapó su mirada y la sostuvo. Otra cosa que sólo ella podía hacer—Porque te amé incluso antes.

La incertidumbre de los ojos azules golpeó su corazón como una espada. Gruñendo una advertencia baja en su garganta que habría puesto a cualquier otro Were, Lobo o no, sobre su vientre, saltó a través del espacio entre ellas y la tiró sobre la pesada cama de madera, aterrizando sobre ella con sus muslos enjaulando las caderas.

—Sabía que eras mía desde que te vi.

Su rubia le enmarcó la cara, todavía buscando.

Permitió el escrutinio.

—¿Que ves?

—Un Alpha que no pudo haber permitido a sí misma reclamar a una humana…Lo siento, no sé por qué…

—Pregúntale a tu lobo lo que siente—susurró besándole la garganta—Los Weres crecen aprendiendo a confiar en esa verdad. Nuestros lobos ven el mundo de manera diferente que nosotros cuando estamos en piel. No se equivocan por convención o pretensión. Se conectan por instinto, elijen por naturaleza, amar...compañero...con certeza.

—Lo sé—frotó su mejilla contra su hombro—Siento nuestro lazo. No sé por qué pienso en lo que podría haber ocurrido si no me hubiera convertido.

Rió y se empujó hacia abajo arrojó la cama. Le besó el estómago apretado, notando la más débil hinchazón que no había estado ahí el día anterior.

—Tal vez tengan algo que ver con eso.

Brittany gimió.

—Oh no. No todavía. Me niego a estar loca durante todo este embarazo.

—Puedes estar tan loca como quieras—susurró, levantándose para besarla de nuevo—, Nunca dudes que te amo. Y para responder a tu pregunta, sí, yo te amaba antes. Te habría tenido a ti o nadie.

—Ah Dios. Lo sé en mi corazón—le pasó los dedos por el cabello—¿Cuánto tiempo antes de que nazcan?

—Leroy y Nadia dijeron que físicamente es indistinguible de un Were nacido. Así que sesenta días.

Su rubia se sacudió.

—¿Tan pronto?—pasó su mano por su vientre—¿Son sensibles?

Asintió con la cabeza.

—Lo serán pronto. Ellos nos conocen, sienten la Manada y el uno al otro.

—Y se verán como tú.

—Tal vez—apoyó su barbilla en Brittany y sonrió—Las hormonas en mi Victus llevaron mi ADN y los catalizadores reproductivos, pero tu ADN contiene los rasgos Were. Pueden ser como tú.

—Hmm—le lamió la boca, la besó—No puedo esperar a verte con ellos.

Su pecho se tensó y una oleada de adrenalina corrió a través de ella.

—No podemos dejar que nada les ponga en peligro. Debes quedarte aquí, en la guarida, donde estarás a salvo.

—¿Por dos meses?—preguntó Brittany con cuidado.

—Incluso más tiempo sería mejor. Hasta que puedan correr lo suficientemente rápido para evitar a los depredadores.

—¿Depredadores?—sus ojos se abrieron—¿Qué depredadores?

Sus caninos cayeron y gruñó.

—Otros Weres. Humanos.

—¿Weres? No nuestros Weres—Brittany se sentó, su cuerpo temblando.

Tiró de ella a sus brazos.

—Los lobos son territoriales, y no confío en que los lobos de Bernardo no ataquen a ninguno de nuestros jóvenes si vienen sobre ellos—le acarició la espalda—Nada les hará daño. Lo juro.

—¿Cuánto tiempo van a ser capaces de cambiar? Correrán más rápido entonces, estarán más seguros.

—No lo sé. No tendrán ningún control hasta que sean adolescentes. Antes de eso, los cachorros cambiarán instintivamente si están amenazados. Cuanto más dominantes son, más pronto cambian.

Brittany se retorció en su regazo, rozando sus pechos sobre los de ella.

—Ya que son tuyos, probablemente cambiaran tan pronto como puedan moverse.

Rió.

—Nuestros. Son nuestros.

—Sí—murmuró Brittany, metiendo la cabeza en la curva de su garganta—Y tenemos a otros para proteger también. No puedo esconderme por meses, San.

—Lo sé—suspiró—Voy a la enfermería para hablar con Verónica y Toni.

—Me gustaría ir contigo, pero creo que podrían estar más cómodas contigo sola. Hablaré con Emma de su condición médica y me podrás informar después.

Envolvió sus brazos alrededor de su cintura.

—Promete que no dejarás el Compuesto sin Jake y Puck.

—Con Emily ausente y Quinn asignada a protegerla, las filas de tus centuris ya están agotadas. No deberías reducirlos más, asignándome tus guardias personales—protestó Brittany.

El trueno recorrió su vientre.

—Eres Prima y embarazada. Deberías tener a todos los centuris a tu alrededor. Por derecho, debería confinarte en el Compuesto.

Brittany levantó una ceja.

—Oh enserio. ¿En qué milenio?

Gruñó.

—No me presiones en esto. No quiero que te arriesgues.

Brittany se inclinó hacia ella y le mordió la barbilla.

—Lo sé, y no te preocuparé. Innecesariamente. No pienso ir a ninguna parte hasta que haya hablado contigo, y luego llevaré a Jake ya Puck conmigo. Pero necesito ver a los Berry.

—De acuerdo. Tengo que ponerme en contacto con el resto de la Coalición. Quiero averiguar si alguno de ellos tenía alguna idea de lo que estaba pasando en ese laboratorio en Vermont.

—¿De verdad crees que te lo dirían?

—Tal vez no, pero por lo general sé decir cuando mienten.

—Si me necesitas por alguna razón, no estaré lejos.

La acercó más y la besó con fuerza.

—Bueno. Porque te necesitare de nuevo pronto.

Brittany sonrió.

—Esa es una manera mucho mejor de mantenerme cerca que restringirme a cuartos.

—Lo que sea necesario.





Santana encontró a Emma, laMedicus de la Manada, en su pequeña oficina en la parte delantera de la enfermería.

La ojiverde alzó la vista cuando atravesó la puerta, sus oscuros ojos llenos de sombras.

Pequeña, de huesos finos y no dominante, parecía no amenazante, pero sabía que Emma lucharía tan ferozmente como cualquiera de sus guerreros para proteger a los que estaban a su cuidado.

—¿Has dormido algo?—preguntó.

—No mucho. Me tomó la mayor parte de la noche para evaluar a ambas, sólo para estar segura de que no había problemas agudos que requieren atención.

Cerró la puerta detrás de ella y se apoyó en contra, cruzando los brazos sobre su pecho.

—¿Y?

—Están en mal estado, Alpha—dijo Emma, la tristeza y la furia rayando a través de sus ojos—Ambas están desnutridas, además de haber sido abusadas físicamente y psicológicamente.

—¿Cómo?—preguntó, su voz era plana y fría como el hielo del invierno.

—Han sido atadas con plata, tienen quemaduras alrededor de sus muñecas y brazos y cinturas. Probablemente encadenadas a una pared.

Gruñó.

—Verónica tiene agujeros en el cuello. Parecen marcas de mordedura.

—¿Vampiro?—gruñó.

Wilde y sus soldados habían estado todos fuera de la instalación con ella.

Ella no había visto a ningún otro Vampiro dentro.

—Creo que sí. Y hay más—dijo Emma cansadamente—Ambas tienen múltiples sitios de punción en varios lugares en sus cuerpos donde se han tomado muestras de sangre y tejidos. También han sido…manipuladas de alguna manera, los electro-estimulantes, supongo, para forzar las emisiones.

Se paseó, sus labios hacia atrás y sus caninos parpadeando.

Plata rayaba su pecho desnudo y su abdomen, los pezones endurecidos apretados sobre los músculos prominentes en su pecho.

—¿Están permanentemente dañadas?

—¿Físicamente? No lo sé. No lo creo—Emma se acercó a su escritorio con los hombros caídos—¿Psicológicamente? Muy posiblemente. La plata les impidió cambiar, y luego, cuando Toni lo hizo anoche, después de tanto tiempo, la viste. Su control se ha ido. Ella cambió de nuevo esta mañana temprano y era apenas restrictiva. Lexa estaba en el edificio Y fue capaz de convencerla de que retrocediera el cambio, pero me preocupa que tengamos que tranquilizarla.

—No hagas eso—ordenó—Ya tiene demasiadas drogas inyectadas en ella, ambas lo tienen. Podía olerlo sobre ellas.

—Lo sé, pero no puedo dejar que ataque a alguien. Es fuerte, Alpha.

—¿Por qué no me llamaste?

—Sucedió rápidamente, y supe que tú y la Prima estaban descansando. Ahora necesita toda tu atención.

Gruñó y se detuvo unos centímetros delante de la peliroja.

—Sé lo que mi pareja necesita. Y sé lo que mi Manada necesita. No guardes nada sobre cualquiera de ellas de nuevo.

—Entiendo—dijo Emma en voz baja.

Suspiró, le agarró los hombros y la acercó para besarle la sien.

—No dudo de tus decisiones médicas, pero cuando uno de nosotros está herido, me necesitan más que nunca.

—Todos te necesitamos más que nunca—Emma apoyó la mejilla contra su pecho y sostuvo con ambos brazos alrededor de sus hombros—¿Vas a hablar con ellas?

—Sí.

—Ellas quieren complacerte. Si parecen estar creciendo más agitado, más estresado, por favor, detenlo. Ya han sufrido bastante.

Acarició fino y liso cabello cobre de Emma.

—Yo sé que lo han hecho. Pero están a salvo aquí. Y vamos a ir a su ritmo, mientras podamos.

—Gracias, Alpha.

Asintió con la cabeza.

—Llama a Lexa para mantenerse lista. Ella, Verónica, y Toni estaban todas en la misma clase de entrenamiento sentrie. Podría ayudarles a tener a alguien de su misma edad alrededor después.

—Lo haré.

—Y deberías llamar a tu compañero y pasar tiempo con él. Te sentirás mejor.

Emma se echó a reír.

—Probablemente tengas razón. Pero entonces siempre lo estás.

—Ve a llamar a Will—murmuró.

Con su Manada bajo asalto, necesitaba estar ahora mismo más que nunca.






*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5648
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 21

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 15. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13, 14, 15  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.