Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7
Hoy a las 7:06 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Justicia III (Adaptada) Cap 10
Hoy a las 7:02 pm por 23l1

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «The funeral he deserves»
Hoy a las 8:08 am por Klainefan

» BUSCO FANFIC BRITTANA
Vie Ago 10, 2018 1:00 am por Keniaortiz

» BUSCO FANFIC BRITTANA
Vie Jul 27, 2018 9:17 pm por Sanny25

» BRITTANA Si fueras mía capitulo 11,12 y 13
Vie Jul 27, 2018 2:33 pm por SbQ_04

» BRITTNA Tatuaje para dos capitulo 5
Lun Jul 23, 2018 8:58 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Jul 09, 2018 8:03 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: (Adaptación) El Oscuro Juego de SATANÁS... (Gp Santana) Cap. 7 Cont. Cap. 8
Sáb Jun 16, 2018 12:24 pm por Tati.94

» Fanfic: "One Shots Brittana"
Lun Jun 11, 2018 7:45 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Dom Jun 10, 2018 11:46 pm por Caritovega

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 35 y prolongo fin
Lun Jun 04, 2018 10:30 pm por 3:)

» BRITTANA la guarda espaldas capiculo 7,8 y fin
Mar Mayo 22, 2018 11:41 pm por 3:)

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 97º
Jue Mayo 03, 2018 9:26 am por Lydia7

» [Resuelto]FanFic Brittana: Tal Vez (Adaptada) Epílogo
Mar Abr 03, 2018 8:42 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: La Clausula. Cap. 13
Lun Mar 19, 2018 6:38 pm por 3:)

» Fic BASADO en bad moms
Miér Mar 14, 2018 9:54 pm por BrittanaBrittana

» FanFic Brittana: Contrato (Adaptada) Epílogo
Sáb Mar 03, 2018 7:38 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittany: GP Brittany: ATREVIDA JEFA. FINAL
Miér Feb 28, 2018 10:40 am por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Noche (Adaptada) Epílogo
Dom Feb 25, 2018 7:31 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
3:)
 
micky morales
 
Klainefan
 
Gabriela Cruz
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Página 17 de 19. Precedente  1 ... 10 ... 16, 17, 18, 19  Siguiente

Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Mar Jul 10, 2018 9:14 pm

hola morra...

a veronica la controlaría en un cuarto de espejos jajaja
al fin quinn se le alineo los planetas!!!
a ver como van??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por micky morales el Miér Jul 11, 2018 7:51 pm

Espero que las rescaten lo mas rapido posible, Rachel no tiene excusa, Quinn lo sabe todo y no le importa, a ver como sigue todo cuando lleguen al compuesto!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7069
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 11, 2018 10:02 pm

3:) escribió:hola morra...

a veronica la controlaría en un cuarto de espejos jajaja
al fin quinn se le alineo los planetas!!!
a ver como van??

nos vemos!!!






Hola lu, jajajajaja xD si¿? mmm¿? xq¿? jajajajaaja. SI! esk ya es ella...costo, pero mejor q nunca, no¿? Aquí dejo otro cap para saber mas! Saludos =D








micky morales escribió:Espero que las rescaten lo mas rapido posible, Rachel no tiene excusa, Quinn lo sabe todo y no le importa, a ver como sigue todo cuando lleguen al compuesto!!!!





Hola, espero lo mismo la vrdd =/ Eso mismo, asik a darle a su relación como se debe! han esperado mucho la vrdd =/ Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 29

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 11, 2018 10:03 pm

Capitulo 29




Luce se arrodilló junto a Clara, acariciando el cabello y levantando las largas hebras de su garganta mientras ésta estaba a horcajadas sobre Raymond en la amplia cama cubierta de seda.

Clara montó la polla enterrada dentro de ella tan automáticamente como comprobó su reflejo en un espejo para las imperfecciones reflexivamente, sin siquiera pensar realmente en ello.

Estaba pensando en Luce, aunque, éste era lo único en lo que podía pensar.

—Muérdeme de nuevo, por el amor de Dios, date prisa. Quiero correrme.

Agarró la mano de la Vampiro y la acercó, moldeando la mano de Luce contra su pecho desnudo.

—De nuevo. Muérdeme otra vez.

Éste tomó el pecho y tomó su pezón en un punto duro y dolorido.

—Tres veces esta noche—murmuró Luce—Mañana estarás débil si tomo más.

—Sé lo que quiero—gruñó, agarrándole la barbilla. Sólo la visión de los incisivos de la Vampiro presionando contra su labio inferior la hizo querer correrse—Quiero tu esencia dentro de mí otra vez. Tan bueno, tan poderoso. Quieres mi sangre, haz que me corra.

Los ojos de Luce se oscurecieron hasta convertirse en un magenta violento, y ella estaba en la garganta antes de que hubiera sentido su movimiento.

El fuego ardía a través de ella, inmolándola con más placer de lo que había imaginado posible. Se corrió en una inundación caliente, empapando a Raymond, sin importarle lo que le pasaba.

Hundió sus dedos en los hombros de Luce y frotó sus pechos sobre el firme y esculpido pecho de la Vampiro. Los pechos pequeños y perfectos eran ligeramente frescos, como una exquisita copa.

Se corrió y se corrió y se corrió, gritando mientras su control se rompió y voló aparte.

Oyó voces, pero su mente estaba demasiado confusa para distinguir las palabras. Se volvió a la conciencia.

No podía permitir que sus placeres interfirieran con sus objetivos. Raymond estaba tendido a su lado, su rostro laxo, la evidencia de su satisfacción brillando en su estómago.

Apenas le dedicó una mirada, él había cumplido su propósito.

Luce estaba junto a las puertas francesas que daban al parque, espléndidamente desnuda, cada centímetro de su reluciente piel seductora.

Tenía un teléfono celular en la mano, su teléfono.

—¿Quién es?—preguntó tendiéndole la mano mientras cruzaba descalza sobre la gruesa alfombra persa.

—La Viceregal—dijo Luce, con sus pupilas inmensas piscinas de tinta negra mientras su mirada se deslizaba sobre ella.

Sonrió y acarició una yema de sus dedos por su mejilla.

—¿Todavía hambrienta, cariño? Tendrás que esperar.

Luce siseó y se rió. Cogió el teléfono.

—¿Sí?

—La burla no es aconsejable—dijo Francesca con suavidad.

—No tienes que preocuparte. Sé cómo manejar a un amante.

—Tal vez, en circunstancias normales. Pero éstas no son circunstancias ordinarias, ¿verdad?

Se calentó dentro de la memoria afilada del dolor de cristal que clavaba su cuello y la explosión de sensación en su boca y su garganta, empujando hacia su estómago, más abajo, explotando hacia fuera en un orgasmo tan devastador que se redujo a la impotencia.

Siempre había utilizado el placer físico para sofocar el borde de su agresión mental, cuya intensidad a veces la hacía sentir como si estuviera en el centro de un huracán.

Pero siempre había sido consciente, siempre mantenía el control, siempre templaba el alivio con su necesidad de estar a cargo. Esta noche, todo eso había cambiado.

Sin embargo, había manejado el poderoso cambio sin ningún contratiempo.

Su única preocupación ahora era cuando podía repetir las actividades.

—¿Hay algo que pueda hacer por ti, Viceregal?

—Es casi el amanecer—dijo Francesca—Luce se irá pronto. Enviaré otro guardia para reemplazarla. Raymond permanecerá contigo durante el día.

—Pensé que sólo habría Raymond de día, excepto en el caso de una amenaza. ¿Hay alguna razón por la que sientas que necesito protección adicional?

—Estaba a punto de preguntarte—dijo Francesca, con su voz tan gruesa y rica como la miel—, Si sabias algo sobre la explosión en el laboratorio.

Maldijo a Hiram en silencio por no haberle informado del calendario de sus planes.

Asumió que lo que había sucedido era obra suya, pero no podía estar segura, y ahora estaba en una posición incómoda. Esta era precisamente la razón por la que no le gustaba involucrarse en las agendas de los demás.

Si no tomaba las decisiones críticas, no podía controlar los resultados ni planificar las contingencias.

—Me temo que no.

—Sospeché que ese era el caso—dijo Francesca—Después de todo, ¿por qué querrías destruir tu propio trabajo?

—Exactamente—dijo dándose cuenta de que Francesca acababa de proporcionarle la defensa perfecta si alguien la interrogaba. En la superficie, no tenía nada que ganar al destruir la instalación—Obviamente sabes más que yo, pero si me entero de algo, te lo pasaré, por supuesto, lo antes posible.

—Por supuesto. Por cierto, ¿estás contenta con los arreglos que hemos hecho para tu protección?

Su mirada se deslizó sobre el hombre agotado en la cama y la mirada ardiente de la Vampiro apoyada contra la pared con los brazos cruzados bajo sus senos impecables.

Luce parecía hambrienta, y no quería nada más que alimentarla.

—Muy satisfactorio.

—Ten cuidado, querida—dijo Francesca en voz baja—Accidentes como el de esta noche tienen una forma de repetirse.

—Lo recordaré, gracias—se preguntó si Francesca acababa de hacer una advertencia o una amenaza.

También se preguntó si Hiram no se estaba convirtiendo en una responsabilidad más de la que valía.




*****


—¿Qué piensas?—preguntó Betty, apoyada en las almohadas cubiertas de satén en la cama de Francesca.

Levantó una copa de champán y la sorbió.

Ésta tiró su teléfono celular sobre su tocador y se recostó contra él, sus dedos se curvaron sobre el borde adornado tallado, su atención en la hermosa forma andrógina de su amante de toda la vida y la segunda al mando.

—Ella está mintiendo. No se sorprendió ni se molestó por la noticia de que el laboratorio había sido destruido. Ella y Hiram deben estar trabajando más de cerca de lo que me di cuenta. Colocar a Luce con ella era una muy buena idea. Con suerte, aprenderemos algo de sus planes con suficiente tiempo para decidir si queremos apoyarlos o detenerlos.

—¿Y si Santana descubre que estás jugando a ambos lados de la calle?

Riéndose, Francesca deslizó las correas de su pura bata sobre las pendientes de sus hombros y dejó que el material peludo cayera al suelo.

Desnuda, se reclinó sobre la cama y se enfrentó a Betty.

—Santana es suficiente de una política para entender que aquellos en nuestra posición deben tomar decisiones para beneficiar a aquellos a quienes servimos—la besó ligeramente—O quizás, en nuestro caso, los que nos sirven.

—¿Por qué no aliarse con Santana abiertamente ahora?

—Por todas las razones por las que me he resistido a hacerlo hasta ahora—dijo Francesca con toda seriedad—La postura de Santana de coexistencia cooperativa con los humanos no es popular entre nuestra clase ni entre muchos otros Praeterns. Y no estoy en absoluto convencida de que es para nuestra ventaja. Ahora que somos visibles para los humanos, tenemos casi más presas que vienen a nosotros de las que podemos manejar. ¿Por qué cambiar el equilibrio de poder, particularmente cuando eso significa renunciar a algunos de los nuestros?

—Es posible después de estos ataques a sus Weres, Santana puede repensar su posición en la Coalición y cambiar su mente sobre el trabajo con los seres humanos. Después de todo, ellos fueron los que estaban experimentando con sus hembras.

—Sí—dijo Francesca—Y cuánto más información le proporcionemos sobre los humanos que trabajan contra nosotros, mejor. Sólo necesitamos mantener nuestra asociación con los humanos de ser conocido—le golpeó la mejilla juguetonamente—Y debes alejarte de los Weres de Santana a menos que vengan a nosotros en Nocturne. La caza furtiva en su territorio es una ofensa desafiable.

—Santana debería ser la último en quejarse de una conspiración con un Vampiro.

—Bueno, cariño, lo que hace la Alpha es una cosa. Lo que ella quiere que sus lobos hagan es otra.

—No he infringido. Y no he tomado a nadie contra su voluntad.

Entrecerró los ojos.

—¿No quieres renunciar a esto, verdad?

—Ella me interesa.

—De verdad. ¿Quién es?

Betty levantó un hombro.

—¿Que importa? Después de todos estos siglos, un interés momentáneo no es nada.

—Solo recuerda—dijo su sonrisa no llegando a sus ojos—A quien te follas y de quién te alimentas no me preocupa. A quién confías ahora, eso es totalmente diferente.

—No tienes nada de qué preocuparte entonces—Betty la besó, su sangre surgió con la fuerza y el poder de la que ella había alimentado desde no una hora antes.

Verónica.

Verónica más que la interesaba, y ella no tenía intención de dejar que la Viceregal supiera cuánto.





*****


Los faros del Rover cortaban los árboles, pero antes de que el vehículo saliera, dos enormes lobos irrumpieron desde del bosque, uno negro como la medianoche y el otro un trozo de plata tan brillante como un fragmento de la luna caído a la tierra.

Quinn se enderezó, sosteniendo a la castaña cerca.

—¡Alpha! ¡Prima!

Éstas mudaron el pelaje tan rápidamente que ni siquiera pudo ver el cambio.

Los ojos de Santana ardieron oro.

—¿Qué sucedió?—le levantó la barbilla de la castaña—¿Estás herida?

Detrás de ellas, Aria ángulo el Rover hacia el claro, y Emma saltó. Verónica, vestida con vaqueros y una camiseta, siguió.

—Verónica dijo que te lastimaste—dijo Emma, corriendo hacia la castaña—¿Qué pasó?

Ésta envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Quinn y se presionó contra su costado.

—No lo sé. Recuerdo correr y percibir el peligro—negó con la cabeza—Sentí a Verónica en problemas, y luego...—se estremeció y la ojiverde gruñó, acercándola aún más—Un dolor, un dolor cegador en mi cabeza y luego…nada.

Santana le dijo a Quinn:

—¿Qué sentiste?

—Sólo su dolor.

Santana miró por encima del hombro a Verónica mientras Emma le entregaba la ropa que había traído a Rachel.

—¿Y tampoco recuerdas nada?

La pelinegra apartó la mirada.

—No recuerdo haber venido aquí. Recuerdo, no estoy segura. No sé lo que es ahora y lo que es de...antes.

La ojiazul deslizó su brazo alrededor de los hombros de Verónica.

—Todo está bien. No has Hecho algo malo. Sólo dinos lo que puedas recordar.

—Recuerdo que necesitaba—susurró Verónica—, Y placer. Necesitaba algo, alguien. Un terrible vacío doloroso y luego...luego calor y pertenencia. Placer. Y entonces todo estaba bien. Recuerdo sentir como si estuviera corriendo en la piel, fuerte y libre y feliz.

Santana volvió a mirar a Quinn.

—¿Te suena eso como una esclavitud?

Los verdes de Quinn se dispararon y gruñó salvajemente.

—Ambas están describiendo esclavitud. Verónica probablemente fue mordida...y los estimulantes bloquearon todas las demás sensaciones y recuerdos. Pero Rachel, alguien forzó una esclavitud en ella, en contra de su voluntad, dañándola. Si descubro quién es, los mataré.

Ésta murmuró:

—Quinny, no estoy herida—frotó el pecho y el vientre la rubia para calmarla—Estoy bien.

Ésta le cubrió la mano con la suya.

—Alguien te golpeó...psíquicamente. Morirán por eso.

—Detente. Estoy aquí. No estoy lastimada—le lamió el cuello y la mordió suavemente—Pero te amo por querer protegerme.

—¿Verónica?—dijo Santana—Déjame ver tu cuello.

Ésta se adelantó, bajando los ojos. Le acarició suavemente la barbilla y giró la cabeza de un lado a otro. Frunció el ceño.

—No veo ninguna mordida.

—Un Vampiro maestro probablemente haría sólo la menor punción, y los factores de crecimiento en su mordida sanaría las heridas casi instantáneamente—dijo Quinn.

—Teníamos Vampiros en el Compuesto esta noche—dijo Santana—Francesca, su senechal, sus soldados. Si uno de ellos se aprovechó de nuestros Weres, nuestro tratado es nulo.

—Lo siento, Alpha—Verónica habló en voz baja, pero ella se enderezó a la atención—No creo que nadie se aprovechó de mí. Creo que me sentiría diferente si lo hubieran hecho.

—San—dijo Brittany en voz baja, apartándola a un lado—Betty es la que estaba con Verónica en el laboratorio. Tal vez también estaba con ella esta noche.

Santana frotó el pulgar a lo largo del borde de la mandíbula de su rubia.

—¿Crees que la participación de Verónica fue voluntaria?

—Tal vez. O tal vez era una esclavitud—Brittany suspiró—Lo primero lo debemos respetar, especialmente si Verónica la buscó. Ella salió corriendo, según Toni. Pero si fue mordida en contra de su voluntad, no podemos dejar que se mantenga.

—Quinn querrá castigo. Si Betty cautivó a Rachel, y Quinn la desafía, es probable que tengamos una guerra.

—En este momento, no podemos permitirnos perder nuestra alianza con los Vampiros, no importa cuán débil sea.

—Lo sé—Santana miró a Quinn acariciar a Rachel, retumbando y preocupándose—Están recién apareadas. No va a ser razonable.

—No podemos estar seguras de que fue Betty—señaló Brittany—¿Y cuándo Quinn es razonable? Ella hará lo que sea mejor para la Manada—le frotó la espalda—Vamos a llevar a todos de regreso al Compuesto donde estarán seguros. Comprobaré a Rachel con Emma, sólo para estar segura de que está bien. Puedes hablar con Quinn.

Su morena la miró.

—¿Cómo es que tienes los trabajos fáciles?

La besó.

—Porque tú eres la Alpha.





*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Jue Jul 12, 2018 8:52 pm

hola morra,...

francesca esta jugando con un arma de doble filo,... y betty ni se diga a ver que lado elije cuando le toca???
espero que puedan controlar a quinn por tocar ar rachel!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por micky morales el Vie Jul 13, 2018 5:49 am

Cuando se trata de Rachel Quinn es mas que irracional asi que esperemos a ver que pasa!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7069
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 23l1 el Sáb Jul 14, 2018 8:09 pm

3:) escribió:hola morra,...

francesca esta jugando con un arma de doble filo,... y betty ni se diga a ver que lado elije cuando le toca???
espero que puedan controlar a quinn por tocar ar rachel!!!

nos vemos!!!





Hola lu, y espero q se corte por ambos lados ¬¬ Lo de ella...nose, pero no me cae tan mal como francesca =/ Jajajajaaj esa rubia jajajaaj lleva todo el extremo la vrdd xD Saludos =D






micky morales escribió:Cuando se trata de Rachel Quinn es mas que irracional asi que esperemos a ver que pasa!!!





Hola, jajaaajajaj o no¿? pensábamos q era irracional con san, pero aki nos damos cuenta que solo era una gran amistad con san y esto es amor jajaajajajaj. Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 30

Mensaje por 23l1 el Sáb Jul 14, 2018 8:11 pm

Capitulo 30





Brittany deslizó el estetoscopio alrededor de su cuello y lo colocó en la bandeja al lado de la mesa de tratamiento.

—No es que esperara algo diferente, pero pareces estar cien por ciento bien. ¿Cómo está ese dolor de cabeza?

Rachel se apartó el pelo de la cara con ambas manos, haciendo una mueca ligera.

—Sólo un latido sordo en la parte posterior de mi cabeza. No creo que haya tenido un dolor de cabeza antes.

—No me imagino que lo hayas hecho. Los Weres no están sujetos a ese tipo de enfermedad—apoyó su cadera contra la mesa a unos cuantos metros de la castaña, con cuidado de no tocarla.

Ésta todavía estaba en celo, y con el nuevo vínculo de pareja, sería hipersensible a cualquier contacto físico de un Were.

Tan cuidadosa como había sido durante el examen, había sentido el malestar de la castaña cada vez que la había tocado.

Ésta era mejor que la mayoría de los Weres en ocultar sus estados físicos y emocionales, pero sus escudos estaban temblorosos después de su lesión.

Lo único que impedía que Quinn cargara era la orden de Santana de que ella la examinara mientras Emma comprobaba a Verónica.

Nada menos que el comando de la Alpha podría haber convencido a la ojiverde para que dejara a la castaña fuera de su vista, y ella dudó que incluso eso la retuviera mucho más tiempo.

Sin embargo, necesitaban hablar.

—Tu atípica reacción física a lo que ocurrió ahí apunta aún más fuertemente a una esclavitud. A menos que fueras golpeada por un rayo, o disparada, apuñalada o envenenada con plata, no veo ninguna otra explicación.

—¿Pero por qué? Quienquiera que sea responsable debe haber sabido que lo averiguaríamos.

Se había estado preguntando lo mismo.

—Quizá no tuvieran elección. Estabas en la piel cuando sentiste a Verónica en peligro, ¿no?

La castaña asintió con la cabeza.

—¿Crees que lo que tu lobo percibió podría haber sido a Verónica en sed de sangre? El olor del dolor y la sangre podría haber dominado la capacidad de tu lobo para reconocer la participación de Verónica. O su placer.

—Es posible que mi lobo no haya entendido—Rachel gruñó suavemente—He sentido la respuesta de Quinn con un Vampiro cuando ella alimentó a Emily. Yo...sentí su dolor...y su placer—sus caninos brillaron—Pero yo estaba en la piel.

—Y capaz de razonar—se encogió de hombros—No estoy excusando lo que te hicieron. Fuiste asaltada, y eso no puede soportarlo. Pero no es fácil de razonar con un lobo embistiendo para proteger a uno de la Manada.

La expresión de la castaña cambió y frunció el ceño.

—Pero sería fácil matar uno.

—Sí. Un Vampiro muy fuerte podría haber sometido a tu lobo y drenarla. Tal vez la esclavitud parecía una mejor opción.

—Si la única manera de evitar hacer más daño era someterme con una esclavitud, no tengo ninguna pelea con la Vampiro mientras Verónica no fue tomada en contra de su voluntad—dijo Rachel—¿Crees que Quinn aceptará eso?

—En este momento, Quinn no va a ser muy racional. De hecho, probablemente no podrá controlar su agresividad ni su posesividad hasta que esté segura de que todos reconocen el apareamiento.

La castaña se frotó los brazos, tiro de una camiseta del montón de ropa que tenía a su lado y se la puso.

—No estamos apareadas.

—La Alpha siente que lo estás—dijo suavemente—San reconoce los signos físicos y químicos de tu apareamiento. Si dice que estás apareada, creo que puedes confiar en ella.

—¿Pero cómo? No mordí a Quinn.

—Sabes que la fisiología no siempre es cien por ciento predecible. El vínculo mate es una fusión química, sí, pero también una conexión física y psíquica. Tal vez lo que las dos comparten es lo suficientemente fuerte, lo suficientemente intenso, para inducir la mezcla química sin la mordedura. O tal vez tu vínculo mate se expresa de manera ligeramente diferente a la habitual.

La castaña miró al suelo.

—No es justo para ella. Tomar menos.

—No creo que Quinn esté de acuerdo en que algo de ti es menos. ¿La amas?

La cabeza de la más baja se alzó bruscamente, sus ojos destellando lobo por un segundo.

Su voz sonó un gruñido.

—Por supuesto.

Sonrió.

—¿La quieres como tu compañera?

—Siempre.

—Creo que es seguro decir que Quinn se siente de la misma manera. ¿Te considerarías apareada si la Alpha y la Manada te miraran así?

—¿Sin una mordedura mate?—Rachel se estremecido—Quiero morderla. Quiero ese reclamo final. Quiero que todos vean mi marca en ella.

—Quinn ya te ha reclamado.

La castaña le rozó el hombro.

—Yo llevo su marca. Ella no lleva la mía.

—Es hora de que te repitas los estudios inmunológicos. Otra biopsia de tejido. Una biopsia de médula ósea—miró hacia la puerta, sintiendo a Quinn paseando inquieta en el pasillo—Hacemos las mismas pruebas conmigo también. Tal vez algo que descubramos ayudará a nuestros nuevos pacientes.

—Estás embarazada—dijo Rachel—La Alpha nunca permitirá la prueba ahora.

Sonrió.

—Déjame hablar con ella.




*****


Quinn rondaba furiosamente por el vestíbulo central de la enfermería, retumbando sin cesar, mirando fijamente la puerta cerrada de la sala de tratamiento.

Su piel brillaba con brillo sexual, sus músculos ondulaban con tensión.

Quería a Rachel, y quería que todos se alejaran de ella.

Rachel era suya.

La puerta principal detrás de ella se abrió y giró alrededor gruñendo, advirtiendo al intruso. Ya había demasiados Weres dominantes en el edificio para su comodidad.

Santana se dirigió hacia ella.

—¿Rachel sigue con Brittany?

—Sí—gruñó—Han estado ahí casi treinta minuto.

La Alpha le agarró la nuca y la apartó de la puerta.

—Rachel está a salvo con Britt. La Prima respetará tu reclamo, lo sabes.

—Quiero ver a Rach.

—Estoy segura de que no pasarán mucho más tiempo—la sacudió con la fuerza suficiente para que el fuego se encendiera en sus ojos—¿Puedes oírme a través de tu necesidad?

Se estremeció, su piel se tensó sobre sus huesos.

—Sí, Alpha.

—Sé lo que estás sintiendo. Conozco tu rabia...y tu miedo. Cuando su pareja está en peligro, no hay nada más que importe. Pero ella está bien ahora.

—Alguien la hirió—susurró con una voz tan espesa de furia que sus palabras eran apenas inteligibles.

—Lo sé. Pero no sabemos por qué a veces ocurren accidentes.

Movió la cabeza y miró a su amiga, tan cerca de cambiar que sus músculos gritaron para hacer el cambio final.

—Alguien le hizo daño.

—Si descubrimos que el ataque fue deliberado y malicioso, te prometo sangre.

—Quiero retribución.

—Lo tendrás. Pero te estoy pidiendo que esperes hasta que sepamos las circunstancias—deslizó su brazo alrededor de sus hombros y la tiró cerca—No tenías la intención de herir a Brittany no merecías morir. Pero créeme, quería tu sangre en mi boca.

—Lo siento—susurró.

—Estás perdonada—Santana apoyó su frente contra la de ella—Rachel te necesita ahora mismo. Necesita sentirse segura, y no necesita asustarse por lo que puedas hacer. No dejes que tu necesidad de protegerla le haga más daño.

Arrastró un suspiro, visiblemente asentando su lobo.

—Siento que estoy ardiendo.

La morena se rió.

—Eso es porque tú lo estás. Tan pronto como termine Britt, llévate a Rachel a algún lugar, haz que entienda que ella te pertenece, a la manada, y siempre lo hará.

—Ella no me reclamará.

—Ella ya lo ha hecho. Mucho antes de hoy—Santana le frotó la espalda—Tu Alpha declara que te has apareado. El resto vendrá.





En el instante en que Rachel abrió la puerta, la rubia la agarró y tiró de ella cerca.

—¿Estás bien? ¿Te ha hecho daño?

—Por supuesto que no—murmuró, acariciándole la cara—La Prima fue muy cuidadosa. Estoy bien. ¿Estás bien?

—No—gruñó Quinn, le agarró la muñeca y la tiró hacia la puerta exterior—Quiero ver por mí misma que estás bien.

Su estómago se tensó y necesitó correr a lo largo de sus nervios.

Quería a Quinn encima de ella, dentro de ella, apagando sus fuegos, ahogando su sed.

Vaciló, incapaz de alejarse, incapaz de negarla, pero asustada. Tan asustada. No pudo contenerse más. Su necesidad era demasiado grande.

—Quinn, espera. Por favor.

Ésta apretó la puerta con el hombro, sin siquiera molestarse en voltear el pestillo. La puerta se abrió de golpe, revelando un cielo ya encendido con los primeros rayos del amanecer.

El Compuesto se despertaría en cualquier minuto—Weres estarían subiendo a correr, comer, entrenar. Rachel estaría rodeada por otros dominantes que sentirían su calor, responderían a su llamada.

Quería cubrirla en su aroma, llenarla de su esencia, para que nadie confundiera a quién pertenecía.

—Te quiero ahora.

—Quinn—susurró.

La agarró de los hombros, cogiéndola con la guardia baja y la empujó contra el poste antes de que la ojiverde pudiera arrastrarla a través del Compuesto hasta el cuartel.

La besó, frotándose contra ella.

La rubia estaba desnuda, excepto los pantalones vaqueros, sus pezones duros como una piedra, sus abdominales tan de madera como la barandilla que agarrada a ambos lados de las caderas.

Le chupó el labio e introdujo su lengua profundamente en la boca, perforando el labio con sus colmillos.

Las caderas de la rubia se agitaron, y sintió que las garras destrozaban su camisa, raspando su espina dorsal.

Le deslizó la lengua por la boca.

—Quiero que todos sepan que tú eres mía también. Estoy cansada de retenerme. Te he querido durante tanto tiempo.

La rubia se arqueó contra el poste y echó la cabeza hacia atrás, dándole la garganta, una posición que nunca daría a otra.

—Por favor, muérdeme.

Apretó su cara a la garganta de la rubia, lamiéndola, marcando su piel con las puntas de sus caninos, luchando contra sus instintos con cada pizca de su razón.

—No puedo. Aún no. Prefiero morir que hacerte daño.

—Nunca podrías hacerme daño—gruñó Quinn, hundiendo las manos en su pelo. Apretó la boca contra su piel—Te necesito. Estoy perdida sin ti.

—Eres mía—gritó rastrillando sus garras por el abdomen pálido, levantando vetas en la exuberante línea de su piel—Dilo.

—Soy tuya—Quinn tiró de su muslo entre sus piernas, gimiendo ante la presión contra su sexo hinchado—Siempre he sido tuya.

—Entonces confía en mí, por favor—susurró—Espérame.

La rubia se sacudió, el agarre en sus caderas se apretó.

—¿Qué estás diciendo? No vas a ninguna parte.

Apoyó las manos en los hombros y se alejó, la distancia entre ellas la helaba como la muerte misma.

—Tengo que irme. Por favor, esta vez, tienes que esperarme.

Quinn la agarró, pero cambio y se montó en la barandilla y bajó al suelo.

Mientras corría por los árboles, oyó a la rubia gritar su nombre. Corrió hasta que no pudo oír la voz.

Todo lo que podía sentir era la llamada de la rubia en su corazón.

El dolor de Quinn resonó dentro de ella como mil balas de plata destrozando su alma.




*****


Aria vio un rayo de nieve que parpadeaba entre los árboles a su derecha.

Llevó su rifle y contempló la forma fantasmal. Las órdenes de Mike eran disparar a cualquier intruso sin dar una advertencia.

Olisqueo el viento, buscando por un extranjero, y su dedo se detuvo en el gatillo.

Olía a Manada.

Un lobo saltó de la maleza a pocos metros de distancia, y Rachel brilló en la piel.

—¿Qué demonios crees que estás haciendo?—gruñó—Casi te disparo.

—Sabía que no lo harías. Eres demasiado buena para disparar sin estar segura.

—¿Qué estás haciendo aquí afuera?—alivió la culata de su automática de su hombro—Todavía estamos en alerta general. Eso significa que nadie deja el compuesto interno.

—Yo sé eso. Necesito las llaves de uno de los vehículos.

—¿Para qué?

—Necesito irme.

Sacudió la cabeza.

—No puedo dejar que hagas eso.

—Si te preocupas por mí, me dejarás ir.

—Sabes que lo hago.

Rachel extendió la mano pero se detuvo cuando sus dedos estaban a unos cuantos centímetros del rostro de Aria.

No podía tocarla, algo dentro de ella le impidió hacer contacto. La sensación era casi dolorosa.

—Lo siento. No estoy libre.

La ojiverde alzó la cabeza, respirando bruscamente.

—Estás apareada. No me di cuenta. Mis disculpas.

—Te debo una disculpa también. No debería haberte dejado acercar ayer, tú y Quinn no habrían peleado.

—De todos modos, tendríamos que hacerlo—dijo Aria, riendo irónicamente—La imperator y yo necesitábamos arreglar nuestros lugares—estudió su estrechamente—¿Dónde esta ella? ¿Por qué te dejó venir aquí sola?

—No estará muy atrás. Por eso necesito las llaves. Es importante, Aria. Solo confía en mí.

—Si Quinn no me despelleja viva, Mike lo hará.

—Les llamaré a los dos tan pronto como esté en el camino. Lo explicaré.

—¿Y la Alpha?

—Ella lo entenderá.

Aria lanzó un suspiro y sacó las llaves de sus vaqueros.

—Está a cincuenta yardas por el camino del fuego. Deberías darte prisa. Quinn no es probable que deje a su compañera llegar muy lejos.

Rachel cogió las llaves y corrió.








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Sáb Jul 14, 2018 9:20 pm

hola morra,...

la gran pregunta?? donde se va rachel???
ya esta dando muchas vueltas rachel y como que aburre!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por micky morales el Dom Jul 15, 2018 7:49 am

Ya Rachel me esta hartando con sus ridiculos misterios, espero que regrese y de una explicacion!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7069
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 23l1 el Dom Jul 15, 2018 7:50 pm

3:) escribió:hola morra,...

la gran pregunta?? donde se va rachel???
ya esta dando muchas vueltas rachel y como que aburre!!!

nos vemos!!!





Hola lu, oooohhh siii y nadie lo sabe! Jajajajajajaj XD esk no es nada fácil lo q pasa con ella...xq fue la primera, no¿? Saludos =D







micky morales escribió:Ya Rachel me esta hartando con sus ridiculos misterios, espero que regrese y de una explicacion!!!!





Hola, jajajaajajaj xD solo xq kieres saber xD Espero eso tmbn! Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 31

Mensaje por 23l1 el Dom Jul 15, 2018 7:51 pm

Capitulo 31



Justo después del amanecer, Rachel bajó por una carretera de un solo carril y sin pavimentar que subió a través de los Adirondacks con vistas al lago George.

Cuanto más se alejaba del Compuesto, de Quinn, más le dolía el pecho.

Siguió adelante, no podía esperar más para enfrentar la verdad. La carretera terminaba en un pequeño claro herboso donde abetos altos protegían una cabaña rústica de dos pisos.

Justo cuando se detuvo frente al amplio porche delantero, la puerta se abrió y su mamá salió.

—¡Rachel! ¿Qué haces aquí?—Nadia frunció el ceño—La Alpha transmitió una alerta general a todo la Manada anoche, y todavía no hemos recibido un todo despejado. Hemos estado esperando para entrar en el laboratorio hasta entonces.

Subió los peldaños de piedra y abrazó a su mamá.

—Tengo que hablar contigo.

Nadia la agarró por los hombros y la sostuvo a un brazo, evaluándola críticamente. Sus ojos se encendieron.

—Estás apareada.

—No lo sé con seguridad. La Alpha dice que sí, pero no hemos...No la he mordido. El vínculo no está completo.

Nadia levantó suavemente las hebras castañas y de su cuello. Una sonrisa tocó las comisuras de su boca.

—Ella te ha mordido—levantó una ceja—Ella debe ser persuasiva si ha llegado tan lejos. ¿Una dominante, o me equivoco?

Se echó a reír.

—Tú no estás equivocada. Es Quinn.

Nadia contuvo el aliento.

—¿Has elegido al imperator?

—Creo que siempre lo he sabido.

Nadia asintió con la cabeza.

—A veces el vínculo existe antes de que nos demos cuenta. Fue así para mí con tu papá—le acarició la mejilla—Ella será una compañera formidable. Sus deberes y el precio se convertirán en tuyos.

—Lo sé. No me importa. Estoy orgullosa de ella. Y la amo.

—Por supuesto que sí—Nadia envolvió su brazo alrededor de su cintura y la abrazó cuando la puerta se abrió y su papá salió.

Miró de una a otra, con los ojos interrogantes.

Sus dos padres, esbeltos, de piel morena, cabello castaño y ojos marrones, parecían lo suficientemente jóvenes como para ser sus hermanos, y lo hicieron durante muchas décadas.

Su corazón se hinchó cuando los miró.

—Lamento no haber llamado.

Su papá agitó sus palabras.

—¿Algo ha pasado?

—Rachel está apareada a la imperator—dijo Nadia.

Su papá gruñó.

—Ella es casi digna de ti.

Se rió a pesar de sus temores e incertidumbre. Sus padres siempre la habían hecho sentir como si fuera la más especial del mundo.

—Ella es valiente, fuerte y tierna. Ella es buena para mí. Bueno para mí.

—Es mejor que lo sea—murmuró su papá.

—Ella está dispuesta a aceptarme como su compañera sin una mordida, pero quiero darle eso—miró de su mamá a su papá—Necesito darle eso. Necesito entender...todo.

Nadia miró a Leroy. Él asintió casi imperceptiblemente.
Su mamá la acercó.

—Siempre te hemos dicho lo que creíamos que necesitabas saber para lidiar con lo que surgiera en tu vida. No estábamos seguros de que llegaría este día.

Una mano fría le apretó el corazón.

—Pero hay más que no me has dicho, ¿verdad?

Su papá se acercó a su mamá, deslizando los dedos por la nuca. Ésta se inclinó sobre su pecho mientras decía:

—Nunca hemos estado seguros de que algo que pudiéramos decirte cambiara tu situación. Y no hay nada que podamos decirte que te haría menos nuestra hija, menos un Were, menos un miembro valioso de la manada.

—Sea lo que sea, quiero...—una ola de calor la rozó, como si el sol hubiera caído de repente a la tierra.

Su padres se pusieron rígidos, su atención sacudiéndose al bosque.

Se dio la vuelta al igual que un lobo rojo-gris cargaba desde los bosques y se lanzó hacia el porche. Su papá gruñó y comenzó a cambiar.

—No—exclamó—Es Quinn.

Ésta aterrizó en el centro del porche, derramando la piel casi instantáneamente. Se agachó, desnuda, temblando de agresión que nubló el aire.

Un rugido se levantó de su pecho cuando Leroy se puso entre ellas.

—Invades en mi territorio—gruñó Leroy—¿Y te atreves a desafiarme cuando mi compañera y mi hija son vulnerables?

—He venido por mi compañera—Quinn se levantó y lo apartó con un giro de su hombro, acechándola.

—¿Cómo me encontraste?—retrocedió rápidamente para darse la oportunidad de pensar.

Su piel hormigueó en respuesta a las feromonas que salían del cuerpo de la ojiverde. Un segundo más y la quería encima de ella, sus dientes en su cuello.

El vínculo de compañera tiró de su corazón, agitó su cuerpo.

No podía pensar en nada más que en Quinn, sin sentir nada más que a la rubia.

—¿Crees que no puedo olerte o sentirte?—gruñó Quinn, sus ojos brillantes lagunas de verde cazador. Sus caninos bajaron por debajo de su labio superior, brillando como espadas en la luz del sol del amanecer—¿Crees que puedes huir de mí, dejarme atrás y enfrentarte a lo que te lastime sin mí?

—Quinn—susurró, estrechándole los hombros, acariciando los rígidos músculos de su cuello—No puedo estar contigo hasta que lo sepa.

—Eres mía. Soy tuya. Nada más importa.

—Lo es—exclamó—Tengo que saberlo. No puedo estar contigo y no saber..

Gruñendo, la ojiverde le agarró ambas muñecas y la empujó hacia adelante hasta que sus cuerpos chocaron. La besó, magullando su boca, reclamándola con una cortada de sus caninos y un suave golpe de su lengua.

—No me importa lo que muestran algunas pruebas. Estoy en tu sangre ahora. Estás en la mía. Nada más importa.

Apretó sus puños el cabello rubio, incapaz de acercarse lo suficiente a ella.

Entrelazó su pierna alrededor de la parte posterior del muslo , adhiriéndose a ella, perdiendo la respiración incluso mientras el calor y la luz del sol la llenaban.

—Oh Dios, Quinn. Te amo.

Ésta finalmente soltó su boca y retrocedió, manteniendo un brazo posesivamente alrededor de sus hombros.

—Eres mi compañera. No vuelvas a huir de mí nunca más. Siempre te seguiré. Lo que sea necesario enfrentar, nosotras los enfrentaremos juntas. Te amo.

Frotó la mejilla contra el hombro de la rubia, las lágrimas humedeciendo la piel.

—Lo siento. Te amo demasiado. Quiero darte todo.

—Ya lo haces—Quinn miró a sus padres—Lo que sea que tengan que decir, quiero oírlo con ella.

—Mi hija ha elegido bien—dijo Leroy—Ven adentro, Imperator.




*****


Clara salió de la ducha humeante y envolvió una sábana blanca alrededor de su cuerpo, acomodándola distraídamente bajo un brazo mientras cruzaba hacia su dormitorio.

Estaba cansada, agradablemente.

No podía recordar la última vez que se había sentido tan relajada. Pasó los dedos por el costado de su cuello y giró la cabeza frente al espejo de su tocador para estudiar los leves moretones de su garganta. Las punciones habían desaparecido; Sólo un débil rubor de la piel y la ternura se mantuvo.

Se frotó la yema del dedo sobre el lugar e imaginó que podía sentir el calor abrasador que la atravesaba de nuevo. Sus pezones se endurecieron debajo de la toalla de algodón y su clítoris se aceleró deliciosamente.

Qué extraño, que una criatura como Luce pudiera alimentarse de una manera tan primitiva y todavía inducir un placer tan increíble al mismo tiempo. La ventaja evolutiva para el tipo de Luce fue asombrosa.

Todos los otros depredadores provocaron miedo y temor en sus presas, pero la mordedura del Vampiro incitó a tanta prisa de endorfinas y erotostimulantes que la presa buscó al depredador. Debería tomar una muestra de su propia sangre antes de que los productos químicos inyectados por Luce fueran metabolizados.

Podría ser capaz de aislar las cininas y neurotransmisores que estaban produciendo esta reacción notable. Saber era controlar, y el control era el poder supremo.

Dejó caer la toalla y estudió su forma en el espejo antiguo tallado. Estaba más pálida que de costumbre, pero sus ojos brillaban como si tuviera fiebre.

Quizás lo hizo.

Su piel onduló con tensión galvánica y su corazón se aceleró. Y estaba inquieta. Nunca estaba inquieta. Luce se había ido antes del amanecer y no volvería hasta después del atardecer.

El día se extendía ante ella con una sensación extraña de vacío que nunca había experimentado antes. Por lo general, su trabajo era el canto de sirena que encantada y satisfacía.

Ahora sintió deseos de algo más.

Alguien más.

Sacudió la cabeza.

Estas reacciones tenían que ser un efecto secundario de las hormonas que Luce había transferido a su sangre durante la mordida. Fascinante. Tomó sus pechos, imaginando que las manos en sus pechos en el reflejo en el espejo eran de Luce.

Sus pezones estaban hipersensibles, y cuando ella rozó sus pulgares sobre ellos, se tensó por dentro. Estaba mojada. Su clítoris palpitaba.

Consideró sus opciones.

Raymond estaba aquí junto con otro guardia enviado para reemplazar a Luce. Jean-Paul. Suponía que podía intentar follarlos para ver si eso seguía siendo la urgencia hirviendo en su lomo, pero realmente no podía ser molestado.

Sabía que ellos no la satisfarían.

Quería la boca de Luce, su mordisco, su esencia fluyendo a través de su sangre.

Necesitaba trabajar.

El trabajo la ayudaría a olvidar sus necesidades.

Con un suspiro, se acercó a su mesita de noche y cogió su teléfono celular. Marcó a la velocidad a Hiram y observó distraídamente el amanecer mientras sonaba el teléfono. Rara vez se fijaba en los colores del amanecer, aunque por lo general estaba despierta.

Hoy se preguntaba cuándo Luce había visto por última vez el cielo de la mañana.

—¿Sí?—dijo Hiram bruscamente.

Miró el reloj de la mesita de noche y sonrió. Justo después de las cinco. Probablemente lo había despertado.

No había dormido en absoluto.

—¿Qué ocurre?—intervino Hiram en el silencio—¿Clara?

—No me dijiste que pretendías avanzar tan rápido, cariño. He oído hablar del...incidente.

—Esa clase de compromiso necesita ser completada sin demora. Habíamos estado comprometidos, necesitaba esterilizar el sitio lo antes posible. Afortunadamente, ya habíamos preparado la posibilidad de abandonar la instalación con poca antelación.

—Hubiera sido bueno saberlo incluso después del hecho. La cuestión es que estoy públicamente asociada con tus empresas, y no quiero ser mantenida en la oscuridad. No saber todos los detalles me pone en una posición incómoda.

—Entonces me disculpo por el descuido.

—Bueno, mientras nos entendamos ahora
—dijo abriendo la puerta del armario y hojeando la hilera de camisas de seda con una mano—¿Supongo que ha habido algún reconocimiento público?

—Las noticias locales tienen nuestra historia, terrorismo corporativo perpetrado por personas desconocidas.

—Hmm, supongo que funciona, aunque podría conducir a la especulación en cuanto a lo que nuestro trabajo justificó una oposición tan extrema.

—Eso también ha sido cubierto
—Hiram murmuró algo que no podía oír, tal vez estaba hablando con su esposa. Dijo más claramente—Dentro de una hora, un grupo de derechos de los animales tomará el crédito por la destrucción de nuestro laboratorio.

—Es una buena idea. Podría ser una idea aún mejor si otra instalación también fue atacada, una que no está asociada contigo ni conmigo.


Hiram se echó a reír.

—Pensamos parecido. Creo que estarás contenta con los eventos programados de esta mañana.

—¿El grupo de derechos de los animales está a punto de atacar de nuevo?

—Esos tipos tienden a utilizar múltiples objetivos para hacer una declaración.

—Y, por supuesto, tendremos una negación plausible[/i—Quitó una camisa de seda de color rojo sangre de una percha.

[i]—Mi querida
—dijo Hiram con una corriente de satisfacción en su tono—Difícilmente podemos ser acusados de tener algo que ver con una instalación dirigida por una especie completamente diferente.

—Ah
—dijo pensando en el único otro importante laboratorio que realizara cualquier tipo de investigación que rivalizara con el suyo en alcance—Y eliminarás la competencia mientras refuerza el ángulo del terrorismo doméstico.

—¿Supongo que lo apruebas?

—Oh, mucho más. ¿Tendrán mis nuevas instalaciones funcionando mañana?

—Puede tomar un poco más de tiempo, hemos tenido algunas pérdidas importantes de equipo.

—No te tomes mucho tiempo, cariño. Hay otros laboratorios, ya sabes
— colgó antes de que pudiera comentar, no convencida de que el plan de Hiram era realmente a su favor.

Después de un momento, marcó otro número.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por micky morales el Lun Jul 16, 2018 6:29 am

Al fin se va a saber todo lo referente a Rachel, Quinn es Quinn!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7069
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Lun Jul 16, 2018 11:55 am

Hola morra,...

Si no sabe rachel,... quinn ni respire sola la va a dejar jajajaja
Clara clara clara!!!!! A ver qué pasa ahí???

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 23l1 el Lun Jul 16, 2018 8:11 pm

micky morales escribió:Al fin se va a saber todo lo referente a Rachel, Quinn es Quinn!!!!





Hola, si! estamos avanzo, asik va bn la cosa... AJajajaja Quinn es Quinn xD ajjajaajajajajj xD pero así la queremos, no¿? Saludos =D







3:) escribió:Hola morra,...

Si no sabe rachel,... quinn ni respire sola la va a dejar jajajaja
Clara clara clara!!!!! A ver qué pasa ahí???

Nos vemos!!





Hola lu, jajajaajajajajaj xD ajajajajajajajaajjaaj xD si ya ella protectora...ahora q le keda¿? jajajajaja. ¬¬ kiero saber, pero q le pase algo malo ¬¬ Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 32

Mensaje por 23l1 el Lun Jul 16, 2018 8:12 pm

Capitulo 32




Santana entró en la celda donde Matt Rutherford estaba sentado, todavía encadenado a la silla de madera. Se acercó y soltó sus manos.

—¿Necesitas algo para beber o comer?

Él se pasó la mano por la boca.

—¿Qué hora es?

—Sobre las seis de la mañana.

—Si no informo antes de las siete de la mañana, mi contacto alertará a nuestra célula y la gente empezará a buscarme.

—¿Dónde buscarían?

Matt pareció confundido, luego desilusionado.

—Probablemente en los bosques alrededor de la instalación.

—Dudo que alguien pueda acercarse a ese lugar por semanas. Si lo intentan, entrarán en las barricadas de la policía y un montón de preguntas que tal vez no quieran contestar—retumbó, recordando la explosión y el feroz fuego que mató a tantos animales y casi reclamó a su compañera, todo para destruir las pruebas de la experimentación.

Necesitaba encontrar a los humanos detrás de los proyectos y no dudaba de que los líderes fueran humanos. Los humanos parecían ser la especie más molestada por el descubrimiento de que no todo el mundo era exactamente como ellos, y su reacción inmediata fue el miedo y el odio.

Esos experimentos no pueden ser perpetrados exclusivamente por los humanos, sino que fueron diseñados para aniquilar a los que eran diferentes.

—Es probable que tu gente te piense muerto o capturado.

—No vi lo que pasó después de que tu soldado me atrapó—dijo Matt —Escuché las explosiones. ¿Encontraste otros?

—¿Por qué pensaste que lo haríamos?

Matt se pasó la mano por el pelo y sacudió la cabeza.

—No estaba seguro, pero sabía que el lugar era más grande que el ala donde guardaba a tus Weres. No tenía sentido para mí que no hubiera otros, y cuando vi lo que estaba ocurriendo que se disponían a abandonar la instalación de manera tan precipitada, Tenía miedo de que estuvieran tratando de ocultar la evidencia de más cautivos.

—¿Sabes cuánto tiempo ha estado sucediendo esto?

Él sacudió la cabeza.

—Meses, tal vez más. Por lo menos una de las instalaciones donde rote había estado claramente en funcionamiento por años. Pero las alas experimentales solían estar unidas a laboratorios de investigación legítimos, de modo que otros trabajos proporcionaban una cobertura pública.

—Todo lo que nos has dicho tiene sentido, excepto por qué te importa.

Él la miró fijamente y se encontró con sus ojos por primera vez antes de que algo que vio ahí le hiciera apartar la mirada.

—No sé si puedo explicarlo, excepto para decir que lo que ellos están haciendo está mal, y tratar de destruir a los Praeterns por no ser humano es malo. Quienquiera que esté detrás de estos experimentos, humanos o no, necesita ser detenido. No quiero vivir en un mundo donde estas cosas suceden. No quiero que mis hijos hereden ese mundo.

— Verónica y Toni no pueden recordar lo que les pasó. No puedo confirmar lo que me dices a menos que sepa con quién trabajas—se acercó a la puerta—Quiero reunirme con tus líderes antes de que te libere.

Matt se enderezó en su silla.

—No creo que estén de acuerdo con eso. Algunos de ellos, la mayoría de ellos, ni siquiera lo saben. Muchos son figuras públicas de alto perfil y no quieren revelar sus identidades. Nuestras metas son impopulares con algunas poderosas y peligrosas personas.

Se encogió de hombros.

—Entonces deberías planear una estancia prolongada.





*****


Quinn se puso la ropa que la mamá de Rachel le trajo y se unió ella en el sofá junto a una enorme chimenea de piedra en la habitación principal de la cabaña.

El techo subió dos pisos por encima de un suelo de piedra cubierto por alfombras gruesas en los colores del bosque. Las paredes eran de tablas y listones, las ventanas pesadas diseñado para acomodar lobos que salen y que entran.

Bajo otras circunstancias, habría encontrado el espacio cómodo, pero no hoy.

Su castaña estaba molesta, así que su lobo no estaba contento.

Leroy y Nadia estaban sentados en un sofá, la mano de ésta apoyada en el muslo de él.

Puso su brazo alrededor de su castaña y la acercó. Ésta tembló y una oleada de protección llenó su pecho. Le frotó el brazo.

—Todo irá bien.

Ésta envolvió su brazo alrededor de su cintura y apoyó su mejilla contra en su hombro.

—Te amo.
Le besó la sien.

—Yo también te amo. No te preocupes.

—Quinn—dijo suavemente—, Algunas de las cosas que podrías aprender sobre mí...

—No importa—gruñó.

La castaña le besó el cuello.

—Gracias—se enderezó y se enfrentó a sus padres—Estamos listas.

Nadia miró a Leroy. Él rozó sus labios sobre su cabello y murmuró:

—Adelante

Nadia tomó aire y miró desde Rachel a Quinn y de vuelta a primera.

—Lo que necesitamos decirte, incluso la Alpha no lo sabe.

Se puso rígida.

—Yo soy la imperator de la Alpha. Debes saber que mi deber es protegerla a ella y a la manada. No puedo guardar nada de ella.

—Lo sabemos—dijo Leroy—Y tampoco lo tendríamos, excepto para proteger a Rachel. Nuestro primer deber es con nuestra familia. Entonces la Manada.

Asintió.

Primero protegería a su compañera sobre todo, y la Alpha no esperaría nada menos.

—Entiendo. Pero cualquier cosa que me digas…

—Sabemos que tendrás que decirle a la Alpha. Aceptamos eso—dijo Nadia en voz baja—Es la hora.

La castaña se puso en pie de un salto.

—No. No quiero ponerlos en peligro. No necesito saberlo—se enfrentó a ella—Te amo. Pero no puedo poner a mis padres en peligro, ni siquiera para estar contigo.

Se levantó, reteniendo a su lobo, que quería agarrarla y arrastrarla a salvo.

No la dejaría huir, pero tampoco la asustaría. La amaba demasiado.

—No necesito saber nada más que lo que sé sobre ti ahora mismo. Te he amado desde hace mucho tiempo. Mi lobo te eligió. Tu lobo me eligió. ¿Me eliges a mí también?

Los ojos castaños se llenaron de lágrimas.

—Sabes que lo hago. Te he amado durante tanto tiempo.

Le tendió la mano.

—Entonces podemos irnos ahora mismo. No necesito saber nada más.

La más baja la abrazó y le besó la garganta, la boca, los ojos. Sus manos entraron en su cabello, suave pero exigente.

—Te daría todo. Deberías tener descendencia. Tu lugar en la manada…

—Te olvidas, los centuri a menudo no se aparean. Mi deber es para ti primero y después la Alpha. Eso es suficiente.

La castaña giro en sus brazos, presionando su espalda contra su pecho, atrayendo los brazos alrededor de su cintura.

Le dijo a sus padres:

—No voy a tener nada que digas para poner en riesgo. Si hay algo que necesito saber para proteger a Quinn de cualquier daño, quiero que me lo digas. No necesito saber nada más.

Leroy pasó el brazo por los hombros de Nadia.

—Te habríamos dicho todo antes de esto, pero no estábamos seguros de que tomarías una compañera. Siempre insististe en que no lo harías.

Nadia agarró la mano de Leroy, entrelazando los dedos con los suyos.

—Estoy tan contenta de que lo hayas hecho. Y tu pareja es todo lo que debería ser, y debido a quien ella es y todo lo que ha sucedido, creemos que debes saber esto.

—¿Estás segura?—preguntó Rachel—Los amo tanto.

Leroy retumbó, un protector y posesivo retumbar reconoció bien. Cada vez que pensaba en Rachel, sentía el mismo deseo de refugiarla, para evitar que la hirieran.

Envolvió sus brazos más firmemente alrededor de la cintura de su castaña, besó el lado de su cuello, y la tiró de nuevo al sofá.

Se encontró con la mirada de Leroy Berry.

—Nunca dejaré que nada le haga daño. La Alpha es justa y ella ama a cada lobo en la manada. Puedes confiar en ella con tus secretos.

—Lo hacemos—dijo Leroy—Son otros en los que no siempre confiamos hay otros fuera de nuestra Manada que podrían ser peligrosos si supieran.

—Weres—dijo tranquilamente Nadia—Y los humanos.

Su intestino se tensó.

—Con mayor razón para saber quiénes son nuestros enemigos. No podemos luchar contra las sombras.

—Tienes razón—dijo Nadia—Necesitas entender quiénes somos antes de que tuviéramos Rachel, mucho antes de que el Éxodo cambiara nuestra forma de vivir.

—Puedes confiar en mí—repitió.

—Antes del éxodo—dijo Nadia—, Ocultamos nuestra verdadera naturaleza, como toda nuestra especie. Leroy y yo éramos Blackpaw, y nos apareamos jóvenes—una pequeña sonrisa cruzó su rostro—Compartimos el amor por la investigación y la ciencia y, como la mayoría de los científicos Were, queríamos encontrar una cura para la fiebre Were. López Industries existía entonces, pero no éramos Timberwolves, así que fuimos a trabajar para otro instituto de investigación grande. Por supuesto, pasamos como humanos.

Un escalofrío se extendió por su vientre.

—¿Qué estudiaste?

—Somos virólogos—dijo Leroy—, Y trabajamos con un equipo que estudiaba enfermedades humanas con mecanismos similares a los de la fiebre Were con la esperanza de extrapolar lo que descubrimos sobre la transmisión en una forma de contrarrestar el efecto en Weres.

—No es tan diferente a la forma en que Praeterns siempre se ha integrado secretamente en el ejército, el gobierno y la medicina.

Nadia asintió con la cabeza.

—Éramos jóvenes y un poco ingenuos. Como ustedes saben, el virus de la fiebre Were era capaz de transmitirse entre Weres infectados a los humanos, aunque la mayoría de los Weres infectados mueren tan rápidamente que el riesgo es pequeño. Es por eso que la población humana no lo sabe.

—Por lo menos no públicamente—gruñó Leroy.

Rachel le apretó fuertemente la mano.

—¿Qué quieres decir?

La expresión de su mamá se oscureció.

—Pensamos que en ese momento los responsables del proyecto no eran conscientes de Weres. No nos dimos cuenta de que algunos científicos estaban experimentando secretamente con una cepa mutante de un virus extraído de Weres infectados.

—¿Ellos sabían que los huéspedes originales eran Weres?—preguntó, su lobo agarrando sus entrañas.

—No lo sabemos—dijo Nadia—Pero en retrospectiva, lo creemos. Sospechamos que se callaron porque no tenían pruebas reales, y porque querían esconder el verdadero objetivo de su investigación.

—El enfoque real de la investigación no era médico en absoluto, ¿verdad?—Rachel susurró—El virus Were es casi uniformemente fatal en los humanos. Estaban desarrollando un arma biológica.

—Sí—dijo Leroy—Pensamos que estábamos buscando un gen supresor para contrarrestar el virus, pero sólo tuvimos acceso a una pequeña parte del proyecto.

—¿Qué pasó?—preguntó.

—Trabajamos estrechamente con otro equipo de investigación otro equipo de esposos y esposas—Nadia se estremeció y tiró de la mano de Leroy en su regazo, envolviendo las suyas alrededor de la de él—Pensamos ahora, reconstruyendo todo lo que sucedió, que eran conscientes de los orígenes del virus Were y que podrían haber sospechado que nosotros fuéramos Were. Creemos que por eso fuimos elegidos para trabajar con ellos.

—¿Y su objetivo?—preguntó Rachel.

Leroy dijo:

—Estaban tratando de extender el período de latencia viable del virus.

La castaña contuvo el aliento.

—El virus Were tiene un período de latencia muy corto, por lo que nunca hemos visto una epidemia. Un alto índice de muerte en un virus que puede existir durante días o semanas podría destruir millones.

Leroy dijo:

—Eso era parte del proyecto que no trabajamos y no sabíamos hasta que era demasiado tarde. Habríamos intentado sabotearlo, incluso si eso significaba exposición, pero nunca tuvimos la oportunidad.

Cuando Leroy y Nadia se quedaron en silencio, Quinn dijo:

—Esta es la parte que guardaste de la Alpha.

Él gruñó.

—Tuvimos que hacerlo. No había nada que pudiéramos hacer, y tuvimos que proteger a Rachel.

—Dinos el resto—dijo Rachel, con sus garras clavadas en el brazo de Quinn.

—El otro equipo logró fabricar un potente virus capaz de replicar los síntomas de fiebre Were, pero en el proceso, el equipo de investigación quedó expuesto—dijo Leroy.

Las lágrimas brillaron en las pestañas de Nadia.

—El marido y la esposa con los que trabajamos contrajeron la fiebre Were, así como su hija.

—No—susurró Rachel.

—Para cuando descubrimos lo que estaban haciendo, era demasiado tarde. Ellos vinieron a nosotros tarde una noche, ya demasiados enfermos para ayudar. Nos rogaron que tomáramos a su hija, que hiciésemos todo lo posible para salvarla.

—No fui mordida por una Were infectado, ¿verdad?—preguntó Rachel con voz apretada pero fuerte.

—No—dijo Nadia—Esa es la historia que le dijimos al Alpha Blackpaw cuando te llevamos y corrimos. Esperamos que si sobrevivías, serías aceptada como un Were convertido.

—Pero no lo soy—dijo Rachel—En realidad no soy un Were en absoluto. Ni siquiera mutia. Soy…Soy una especie de…

—No—gruñó Quinn, su boca cerca de la oreja de la castaña—Tú eres Were. Te huelo. He probado tu piel. La Alpha te reconoce como Were. Todos lo hacemos. ¿Qué somos, cualquiera de nosotros, excepto lo que creemos y cómo nos comportamos? Somos más que lo que hay dentro de nuestras células. Somos lo que vive en nuestro corazón—le apretó su mano en el pecho, cubriendo su corazón latiendo violentamente—Aquí, tú eres toda Were. No me importa si naciste Were o convertida o algo más. Tú eres Were, y tú eres mía.

—Siempre hemos tenido miedo—dijo Nadia—, Que si la identidad de Rachel era conocida y los responsables de los experimentos sabían de ella, ella podría estar en riesgo. Escondimos la verdad para protegerte. Lo sentimos mucho.

—No—dijo Rachel—Me salvaste. Los amo a ambos.

—¿Quiénes son esas personas? ¿Quién dirige este laboratorio?—Quinn necesitaba conocer a su enemigo.

—No sabemos quiénes formaron este proyecto—dijo Leroy—, Pero creemos que el trabajo probablemente continúa. Creemos que estas chicas humanas son parte del mismo proyecto.

La castaña se tensó en sus brazos.

—Y una de esas chicas mordió a Brittany. Por eso Brittany y yo somos diferentes. Somos similares porque ambas nos convertimos del mismo virus fabricado. Eso es todo, ¿verdad?

—Creemos que sí—dijo Nadia—A diferencia de la cepa viral natural que puede infectar a Weres, la cepa que infecto tanto a ti como a la Prima es una cepa mucho más potente.

—¿Qué le pasó a los humanos infectados?—preguntó.

—Los llevamos a las montañas, los mantuvimos cómodos hasta el final, y después de sus muertes, protagonizaron un accidente automovilístico. Las Blackpaws pensaron que estábamos destruyendo evidencia de que habían muerto como resultado de un ataque por un Pícaro Were.

—¿Quiénes eran?—preguntó Rachel—¿Los científicos...mis padres biológicos?

Nadia y Leroy hablaron juntos.

—Shelby y David Corcoran.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Lun Jul 16, 2018 9:42 pm

hola morra,..

ya quedaron bastante claras las cosas de rachel,...
a ver si san averigua quienes son los que estan atrás de las investigaciones??
y cuantos caen??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por micky morales el Mar Jul 17, 2018 7:10 am

Bueno despejado el misterio de Rachel, ahora a esperar a ver como lo toma la alpha!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7069
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 23l1 el Mar Jul 17, 2018 8:14 pm

3:) escribió:hola morra,..

ya quedaron bastante claras las cosas de rachel,...
a ver si san averigua quienes son los que estan atrás de las investigaciones??
y cuantos caen??

nos vemos!!!




Hola lu, oooh si...lo q es bueno. Espero y sea así ¬¬ no sale de una para entrar a otra ¬¬ Todos¿? mucho pedir¿? xD Saludos =D








micky morales escribió:Bueno despejado el misterio de Rachel, ahora a esperar a ver como lo toma la alpha!!!!





Hola, una cosa la cual tachar. =O interesante, interesante xD Saludos =D





avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 33

Mensaje por 23l1 el Mar Jul 17, 2018 8:15 pm

Capitulo 33


Betty dejó a la pelirroja de su regazo en el sofá a su lado, colocando la cabeza de la muchacha en una de las almohadas de brocado de Francesca.

La chica era una novata, que sólo había hospedado una vez antes, y apenas había comenzado a alimentarse antes de que la chica se hubiera llegado al orgasmo en voz alta y repetidamente hasta que se derrumbó y cayó en un sueño denso.

En siglos pasados, había apreciado a presas que estaban tan dispuestas y tan poco probables para revelar su identidad a otros.

Por lo general, se necesitaba muy poco para cautivarlos, para borrar sus recuerdos y dejarlos con sólo la más débil sensación de haber tenido un sueño muy emocionante.

Cuando había sido necesario que los Vampiros se escondieran, para alimentarse en secreto, había buscado deliberadamente presas pasivas que eran fáciles de atrapar e incluso más fáciles de olvidar.

Alimentarse se convirtió en nada más que un impulso biológico, una fuerza motriz que gobernó sus momentos de vigilia, pero no le dio ningún placer.

Cuando ella y Francesca habían compartido sus presas, al menos había experimentado la excitación del dominio de Francesca. Cuando la esclavitud de ésta se apoderó del anfitrión, la reacción a menudo la incitó a llegar al orgasmo, y durante un corto tiempo fue llevada fuera de sí en las olas del poder de Francesca.

Sin embargo, cuando la esclavitud disminuyó, todavía estaba sola.

Desde el Éxodo, sus gustos habían cambiado. Ahora que podía alimentarse abiertamente, eligió unos anfitriones que le darían más que alimento. Los Weres eran siempre deseables, su sangre rica en hierro tan potente que ella estaba facultada para los días después de la alimentación, su fuerza envalentonando su cuerpo y su mente y su sexo.

Pero aun así, satisfecha, todavía no se sentía llena en su más profundo alcance.

Siempre tenía hambre, siempre buscaba.

Hasta Verónica.

Cuando la había abrazado la primera vez, sólo había tratado de saborear su sangre, y ésta la había buscado, pidiendo algo más que placer. No podía recordar la última vez que alguien había deseado algo más que la emoción de sed de sangre de ella.

La pelinegra había querido libertad, algo que nadie esperaba de un Vampiro.

Verónica la había tocado de una manera que nadie tenía, antes o después de ser convertida.

No habría tomado el recuerdo de su última unión si no hubiera tenido que ocultar su identidad al lobo que quería su garganta.

No había tenido tiempo de hacer otra cosa.

Podría haber matado al lobo, pero Santana habría querido sangre a cambio.

Podría ser capaz de tomar a Santana en una pelea si tenía mucha suerte, y no temía la muerte.

Pero no había querido matar al lobo que estaba empeñado en proteger a Verónica. Respetaba al lobo, y Verónica nunca la habría perdonado si lo hubiera matado.

Así que había hecho lo único que podía, había cautivado al lobo y había tomado el recuerdo de su presencia de las dos.

—Pareces molesta, querida—Francesca se recostó en el sofá, frente a ella, acariciando indolentemente el hombro del desnudo varón humano tendido a su lado.

La bata estaba abierta, sus pechos desnudos reblandecían con la sangre que acababa de tomar, sus ojos brillaban con los efectos secundarios de su orgasmo.

Sus uñas rojas sangre se arrastraron a lo largo del pulso palpitando lentamente en la garganta de su anfitrión.

—¿No era ella de tu agrado?

Por un segundo, no entendió la pregunta, sus pensamientos fueron inmediatamente a Verónica, que había sido mucho más que simplemente satisfacer.

Entonces la pelirroja a su lado gimió suavemente en su sueño, y tomó en su entorno con brutal claridad. Los ricos tapices, antigüedades preciosas, mejores vinos y obras de arte.

Francesca vivía rodeada de belleza, deleitándose con la sangre de los jóvenes y encantadora y vital, todo para camuflar la esterilidad de su existencia.

De su existencia.

—Ella fue perfectamente satisfactoria—dijo cuidadosamente, sabiendo que la Lejia oiría una mentira.

—Creo que hemos pasado demasiado tiempo sin una guerra—reflexionó Francesca, inclinando el borde de su uña para abrir la piel sobre la yugular de su anfitrión y pintar una franja de carmesí en su garganta—Tienes que quemar algo más que sangre, querida. El Éxodo ha hecho la vida fácil, tal vez demasiado fácil.

Tomó el pecho de la pelirroja. El pezón de rubí se endureció bajo su toque y no sintió nada. Se encontró con la mirada penetrante de Francesca, ocultando el tedio que amenazaba con sofocarla.

—¿Tú arriesgarías todo esto?—preguntó con un movimiento de su brazo sobre el opulento entorno—, ¿Por excitación?

Francesca se echó a reír.

—Querida, ¿qué más hay?—como revitalizada, salió de debajo de su anfitrión, dejándolo dormir sin ella.

Se ató la bata y la alisó sobre sus pechos y abajo de su vientre, persistente sobre sus pezones antes de caminar a la mesa de al lado inestimable, donde un teléfono adornado, de marfil estaba conectado a una línea terrestre. Cogió el auricular dorado, deteniéndose para estudiarla.

—Espero que sigas siendo tan buena como solías ser, querida, porque realmente no quiero que esta sea nuestra última batalla.

—¿Lo tomo como que la llamada anterior fue de alguien interesante?

—Nuestra querida amiga, la Dra. Standish parece estar cambiando las lealtades. Al menos, lo está considerando y ha compartido muy útilmente alguna información interesante conmigo sobre los planes de Hiram—le tendió la mano y se levantó.

Francesca la acercó, y se apretó contra ella, besándola lentamente. El oleaje de los pechos y el vientre de Francesca era tan familiar para ella como el sabor de la sangre.

—Y lo vas a usar, ¿cómo?

—Me gusta mucho la idea de tener a un Were Alpha en mi deuda—dijo Francesca.

—¿Incluso si eso significa hacer enemigos de uno de los Señores de la Sombra?

—¿Con quién preferirías pelear? ¿Los Weres o los humanos?

Se echó a reír.

—¿Puedes estar segura de que los otros no se unirán a Corcoran? No me importa pelear con los humanos, pero preferiría no tener que enfrentar a los Fae y a otros vampiros al mismo tiempo.

Francesca le pasó las uñas por su centro del pecho, haciendo que sus pezones se apretaran y su vientre rodara. Lleno de sangre, su sexo palpitaba constantemente y estaba lista para el orgasmo otra vez.

Cogió la muñeca de Francesca y guió su mano dentro de sus pantalones abiertos, presionando las yemas con firmeza contra su clítoris.

Francesca siseó y dejó que sus incisivos se burlaran de su garganta.

—Cuando llegue el momento, cariño—murmuró Francesca—, Te prometo que tendrás todo el poder que necesitas a tu disposición.

Quería que Santana fuera su aliada. Tenía la intención de volver a ver a Verónica, y prefería evitar una pelea que la pondría en el medio.

Tomó los pechos de Francesca y frotó los pulgares sobre sus pezones.

—Entonces, por favor, haz la llamada.





*****


—La Alpha necesita saber todo lo que me has dicho—dijo Quinn—Los humanos que liberamos ayer del laboratorio y la que infectó a la Prima tienen una forma de fiebre Were, pero no hay evidencia de que alguna vez fueron expuestos a una rabioso Were. Esto no puede ser una coincidencia. Estos experimentos han durado mucho más de lo que imaginábamos.

—Pensamos que podría haber una conexión cuando la Prima fue infectada—dijo Leroy—Y hemos estado tratando de aislar el antígeno de sus muestras de tejidos—miró a Rachel—También los hemos comparado con las muestras de tu sangre y tejido que hemos depositado desde la última vez que te hicimos pruebas. Hasta ahora parecen idénticos, pero no podemos encontrar ninguna evidencia de una respuesta inmune en sus especímenes.

—Necesitarán nuevos especímenes de mí—dijo Rachel, con voz fuerte y clara—Los últimos fueron tomados cuando todavía era un adolescente. Puede haber cambios importantes ahora—apretó la mano de Quinn—Y necesito saber si estoy o no infectada.

—Tus últimos resultados mostraron antígeno circulante—dijo su mamá—, Pero nunca hemos sido capaces de inducir síntomas en animales de laboratorio usando derivados de esos agentes.

—No—dijo Rachel sonriendo con ironía—, Pero nunca los has probado en Weres ni en humanos. Esto puede ser muy específico de la especie.

—Siempre ha sido nuestra hipótesis—dijo Nadia—, Que el virus fabricado sólo infectó a los humanos, pero hasta que los humanos enfermos se presentaron en la sala de emergencias y luego la Prima se convirtió, nunca tuvimos ninguna indicación de que el proyecto estaba en curso.

—Lo sé—dijo Rachel—La Alpha también lo entenderá—le dio un beso a ojiverde—Necesito ir al laboratorio con mis padres de inmediato. Si hay alguna posibilidad de que algo en mi sangre pueda ayudar a esas dos hembras que rescataste, tenemos que averiguarlo ahora. Probablemente no sobrevivirán mucho más.

—Necesito hablar con la Alpha—dijo Quinn, tirándola contra su costado—Pero quiero ir contigo—un retumbar resonó en su pecho y oro rayó a través del verde en sus ojos—No te quiero tan lejos.

La castaña frotó la mejilla contra la garganta de la rubia y le besó el lado de la mandíbula.

—Yo tampoco quiero estar lejos de ti, pero la Alpha puede necesitarte de vuelta en el Compuesto. Quiero ver los especímenes con mis padres. Tú tienes deberes en otra parte. Debería estar de vuelta al anochecer.

—Le informaré al Alpha, pero luego voy a buscarte—Rachel asintió y la besó de nuevo—Está bien. Toma el SUV de regreso. Voy a ir al laboratorio con mis padres.

Nadia agarró el brazo de la rubia.

—Por favor, dile a la Alpha si hay alguien a quien culpar, soy yo. Confío en ella como confiaba en su mamá, pero la vida de mi hija estaba en juego. No podría arriesgarme a exponerla a daño.

—No tienes que preocuparte—dijo Quinn—No somos los Blackpaws. No matamos inocentes, y nuestra Alpha es justa.

Leroy dijo:

—Debo hablar con la Alpha también. Es importante que monitoreemos a la Prima cuidadosamente durante su embarazo. No hemos podido encontrar ninguna evidencia de antígeno circulante en su sangre, probablemente porque se convirtió como un adulto mientras que Rachel era todavía lo suficientemente joven como para que su sistema inmunológico tolerara las partículas extrañas. Sin embargo, tenemos que asegurarnos de que los descendientes no están expuestos.

—Le diré que te llame—Quinn la besó y alisó su mano sobre la mordida que había hecho en su hombro—No tardaré mucho, compañera.

La caricia calentó en su interior y tembló ante las palabras de su ojiverde, sabiendo la verdad de ellas en su ser más profundo.

—Te amo, Quinn...mi compañera.





Quinn regresó al Compuesto en un sendero de fuego poco usado.

En otros diez minutos podría hacer su informe y reunirse con Rachel.

No quería que su compañera pasara por más de esto sola.

No culpaba a los padres de Rachel por mantener toda la historia de ella, porque si la castaña hubiera sabido toda la verdad, tal vez nunca se hubiera dejado enredar.

Su lobo gruñó ante la idea de ser mantenido de la castaña, incluso por los temores. Pero todo eso estaba detrás de ellas ahora.

No entendía todo lo que los padres de su castaña habían revelado, pero lo que sí comprendía era que Rachel y la Prima podían compartir el mismo origen, y la Prima estaba bien.

Brittany estaba sana y era capaz de portar a los cachorros. Rachel podría no tener hijos, pero ella sabía que estaba sana.

Había sentido su fuerza, saboreado su esencia.

Su castaña estaba equivocada al temer morderla, pero podía ser paciente. Había esperado todo este tiempo, y esperaría todo el tiempo que ésta tardara en creer.

El receptor de radio en el tablero chasqueó y agarró el micrófono.

—Fabray.

—¿Dónde estás?
—dijo Santana.

—A unos ocho kilómetros del Compuesto. Alpha, hay algo importante que necesito decir…

—¿Rachel está contigo?

—No, Alpha. Está con sus padres.

—¿En su cabaña?


Su lobo calmó su incansable ritmo y gruñó. Una mano le apretó el corazón.

—No. Fueron al laboratorio…

—Vuelve, y ve tras ellos. Mantenlos alejados del laboratorio. Estamos enviando la palabra para evacuarlo ahora. Estoy en camino, pero estás más cerca.

—¿Por qué?
—su garganta se secó y su lobo amenazó con trepar por su piel para correr tras Rachel.

La sostuvo a pesar de las garras que le desgarraban las entrañas.

—Alguien planea de hacerlo estallar, y creemos que las bombas ya están plantadas.








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Mar Jul 17, 2018 9:37 pm

hola morra,...

espero que quinn llegue antes de que les pase algo a rachel y sus padres!!!
verónica le esta afectando demasiado a betty??
cambia de bando??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por micky morales el Miér Jul 18, 2018 7:39 pm

Lo que faltaba, correeeeee Quinn antes de que pase algo malo a Rachel y a sus padres!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7069
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 18, 2018 7:45 pm

3:) escribió:hola morra,...

espero que quinn llegue antes de que les pase algo a rachel y sus padres!!!
verónica le esta afectando demasiado a betty??
cambia de bando??

nos vemos!!!







Hola lu, oooh siii! espero lo mismo tmbn, asik dilo todo el rato apra q pase! Mmmm eso parece...lo cual es bueno, vrdd¿? no¿? Espero q si eso pasa, sea betty. Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Medianoche III (Adaptada) Cap 34

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 18, 2018 7:47 pm

Capitulo 34




Quinn se detuvo bruscamente y sacudió el volante, colocando el acelerador hasta el fondo y desgarrando el bosque hacia la cabaña.

Sólo se había ido unos minutos, pero el espacio donde el vehículo de los Berry estaba estacionado estaba vacío.

Rachel y sus padres habían desaparecido.

Una cortina negra de pánico nubló su visión, y juntó su fuerza para empujarla.

Había peleado al lado de la Alpha en la batalla, había enfrentado la muerte sin miedo.

Ahora más que nunca, necesitaba mantenerse firme.

Enfrentar su propia muerte había sido fácil. Contemplar perder a Rachel amenazó con destruirla.

Se arremolinó alrededor de la cabaña y aceleró por la ladera de la montaña, navegando por las curvas tortuosas en el estrecho camino de tierra tan rápido que el vehículo patinaba alrededor de las curvas en dos ruedas.

Una vez que llegó a la carretera, desaceleró, abriéndose camino a través del tráfico de la madrugada hacia el sur tan rápido como se atrevió. No podía permitirse el lujo de ser detenida por las autoridades no sería capaz de explicar la urgencia de su misión.

Los Timberwolves no revelaron los asuntos de la Manada a los humanos. Agarrando el volante con tanta fuerza que sus nudillos amenazaron con romper la parte superior de sus manos, luchó por la calma mientras cada instinto gritaba para que ella fuera más rápido.

Rachel estaba en algún lugar por delante de ella, en peligro, y no estaba ahí para mantenerla a salvo.

El fracaso era impensable.

Su único propósito era proteger.

No era el ejecutor de la Manada por accidente. Nació para ese papel—la necesidad estaba programada en su ADN. Ahora que estaba apareada, el impulso era aún más agudo.

Su lobo estaba tan cerca de tomar el relevo, su pelaje brillaba bajo su piel, y sus músculos se apretaban sobre los huesos que crecían pesados y duros.

Podía percibir la urgencia y el estrés de su compañera, pero no tenía miedo.

Rachel no tenía miedo.

El orgullo desplazó la última trepidación. Su compañera era tan valiente como cualquier guerrera que ella hubiera conocido.

Salió en la unidad que conduce a Industrias López y aumentó la velocidad. Los coches pasaban por delante de ella, yendo por el otro lado.

La evacuación estaba muy avanzada. Los vehículos de seguridad bloquearon la entrada principal del inmenso aparcamiento que rodeaba el extenso complejo y los oficiales de las EDR negras rodearon el edificio, algunos guiando a los empleados a pie hacia zonas seguras mientras otros dirigían el tráfico que huía.

Barrió alrededor de la impulsión circular que marcaba el perímetro interior hasta que ella alcanzó la entrada al ala norte de la investigación. Ahí es donde Rachel y sus padres se habrían ido.

Se había instalado una estación de mando y barricadas de madera bloqueaban el camino.

Se detuvo bruscamente ante un guardia con un rifle automático inclinado sobre el pecho.

Bajó la ventanilla mientras el Were de cabello oscuro gritaba:

—Date la vuelta y sigue…

—¿Has visto a los Berry?—gruñó.

El oficial de seguridad fue muy atento.

—Lo siento, Imperator. No reconocí su vehículo. Los Berry pasaron aquí hace varios minutos.

—¿Por qué los dejaste entrar?

Su cara se puso blanca.

—Insistieron, Imperator. El Dr. Berry dijo que tenían que asegurar el laboratorio. Me aseguró que sólo serían unos pocos mi…

No esperó a oír nada más. Golpeó el SUV en el engranaje y saltó encima de la acera en una tira herbosa y viró alrededor de las barricadas.

Una vez superados los obstáculos, disparó contra el motor, recorriendo vehículos de seguridad con barras giratorias de luz, escuadrones de guardias levantando más barreras y grupos de empleados corriendo desde el edificio.

Salió de la carretera y se disparó por una pasarela hacia la entrada. El laboratorio de los Berry ocupaba todo el piso superior de esta ala.

Otro guardia atravesó las dos puertas de cristal mientras corría hacia adelante.

—¡Hazte a un lado!—gritó Quinn.

—¡Imperator!—Sugar, una castaña Were teniente y jefe de seguridad, empujó la puerta para permitir que pasara—La Alpha envió órdenes…

—Lo sé—frenó. Necesitaba encontrar a Rachel, pero también necesitaba asegurar la seguridad de todos los miembros de la Manada en riesgo—¿Quién está dentro?

—No muchos, la evacuación es casi completa. Tengo equipos de contención buscando cada ala con detectores de radar e infrarrojos explosivos. Hasta ahora nada.

—¿Dónde están los Berry?

—En su laboratorio. Insistieron en que necesitaban salvaguardar datos vitales para la seguridad de la Manada. Envié un equipo con ellos para buscar en el piso y ordene a un guardia que se quedara con ellos—Sugar sacó su radio de su cinturón y clavó su micrófono—¿Actualización de estado?[/i

Una voz chirrió por la radio.

[i]—Ellos necesitan cinco minutos más, teniente.

Agarró el micrófono de Sugar.

[i]—Esta es Quinn Fabray. Saquen a esos civiles de ahí ahora.

—Lo siento, Imperator
—el guardia dij—Se niegan a salir hasta que sus descargas de datos están completos.

—Estoy en mi camino
—devolvió el micrófono. Nada valía más la pena que sus vidas—¿Radio?

—Hay uno en la estación de seguridad—Sugar señaló el mostrador con un banco de monitores justo dentro de la puerta—Canal de comunicación tres.

Agarró una radio en la carrera.

—Asegúrate de que todos los civiles estén fuera del edificio. Avísame si los equipos de búsqueda encuentran algo.

—Sí, Imperator.

Miró su reloj, 06:57.

A las 07:00 de la noche se registraría el cambio de salida y entrada del turno del dia.

El momento perfecto para efectuar el máximo daño.

Tres minutos.





*****


—Andrew, ponte aquí—Santana ordenó, inspeccionando las barricadas y la línea de coches que llenaban la impulsión al complejo. Besó a Brittany mientras Andrew detenía al Rover—Voy a ir a pie desde aquí. Estaré de vuelta tan pronto como tengamos un: todo despejado.

—Voy contigo—dijo Brittany.

Reprimió un gruñido.

Comprendió la necesidad de su rubia, simplemente no podía aceptarlo.

No esta vez.

—Si tenemos heridos, tendrás que atender. Eres la mejor para eso, y tendrás que estar libre de la zona de peligro para hacerlo—empujó las puertas traseras abiertas y estaba a punto de saltar cuando su rubia le agarró el brazo. Se dio la vuelta—No tenemos tiempo para discutir, Prima. No me hagas ordenarte que te quedes.

—No voy a pelear contigo por esto, pero no creas que no sé lo que estás haciendo, Alpha. Puedes intentar controlarme todo lo que quieras, pero no imagines que no lo sabré—le tomó el rostro sus ojos oscuros charcos de oro fundido—Esta vez estoy de acuerdo contigo. Sólo ten cuidado.

—Lo haré—la besó y presiono su mano al vientre—Los veré a todos pronto—corrió hacia los edificios, Jake y Finn justo detrás de ella—Ustedes dos, asegúrense de que el ala principal está libre. Voy a investigar.

—Sí, Alpha, —los centuris llamaron y se alejaron.

Comprobó su reloj, 06:58.





*****


Quinn no se molestó con el ascensor, pero se metió en el hueco de la escalera y corrió por las escaleras.

Incluso en dos piernas, era más rápida que el ascensor. A mitad de camino hasta el último piso, se encontró con un equipo de seguridad que bajaba.

Varios oficiales llevaron detectores de bombas manuales y detectores de calor infrarrojo.

—¿Algo?

—Nada, Imperator—a líder del equipo, una mujer pelirroja, informó inteligentemente.

Recordó la explosión en el laboratorio humano y el colapso casi instantáneo que siguió.

—¿Ha buscado en las instalaciones subterráneas de carga?

—Aún no. Empezamos en los laboratorios.

—Compruebe las columnas de soporte en los niveles inferiores. Si quieren derribar el edificio, ahí es donde establecerán las cargas.

No se molestó en ver que sus órdenes eran seguidas.

Sabía que lo serían.

Empujó a través de las puertas contraincendios en el pasillo principal del laboratorio de nivel 4 de alta seguridad y corrió hacia el cierre de aire que conduce al laboratorio de los Berry.

Mientras introducía el código en la cámara de descontaminación, escaneó el laboratorio a través de la ventana de vidrio de la puerta interior. Un agente de seguridad estaba justo dentro.

Leroy y Nadia estaban inclinados sobre monitores de computadora donde los datos fluían en filas complejas e indescifrables.

No podía ver a Rachel, pero la agitación de su corazón indicaba que su compañera estaba cerca. Pasó a través de la cerradura de aire, sin molestarse en el protocolo, e irrumpió en el laboratorio.

—Todo el mundo afuera ahora.

Señaló al guardia, que se había quedado rígido.

—Vigílalo.

—Sí, Imperator.

Siguiendo el olor de su compañera, bajó un pasillo bordeado por bancos de laboratorio cargados de aparatos electrónicos y otros equipos.

En el otro extremo, Rachel estaba parada frente a una caja fría abierta transfiriendo contenedores de muestras y tubos de ensayo a un contenedor de transporte aislado grande.

Mechones de humo como el hielo se derramaban sobre los bordes de la caja, envolviendo a la castaña en una niebla fría.

Agarró su brazo.

—Tienes que salir de aquí.

—Ya casi término—dijo Rachel, continuando transfiriendo viales etiquetados en bastidores sentados en hielo seco en el pecho.

—Puede que no haya—la radio sonó y la agarró—Fabray.

—Los encontramos, Imperator
—Sugar dijo bruscamente—Múltiples paquetes de C-4 dispersos a través de la infraestructura.

—¿Puedes desactivar?

—No hay tiempo suficiente. Están fijados para las cero-setecientos.

—Evacúen a sus equipos
—ató su radio de nuevo debajo de su cinturón y gritó—Estamos fuera de tiempo. Despejen esta área. ¡Salgan del edificio ahora!

Rachel cogió otro puñado de tubos de ensayo y los puso en su estuche. Cerró la tapa y agarró el mango.

—Tengo que ayudar a mis padres. Tenemos datos sin procesar…

Gruñendo, corrió de nuevo por el pasillo.

—¡Pensé que te dije que evacuáramos!

—Necesitamos otros sesenta segundos—dijo Leroy tranquilamente, siguiendo las instrucciones de su computadora.

Junto a él, Nadia empujó en otra unidad de salto. Ella dijo:

—Noventa segundos y tendré todas las últimas cifras.

Quería aplastar todos los ordenadores del laboratorio.

Podía llevar a su castaña afuera físicamente, pero si dejaba atrás a los padres y perecieron, Rachel nunca la perdonaría.

—Tú—señaló al guardia de seguridad. Era joven, pero sólido, con los ojos tranquilos y claros—Quiero que acompañe a los Berry por la escalera norte y por el estacionamiento al bosque.

—Sí, Imperator—dijo, con los ojos clavados en Leroy y Nadia, que lo ignoraban.

El reloj sobre su mesa de trabajo leía 06:59.

—Leroy, lleva a tu familia a un lugar seguro. Es una orden.

Éste se dio la vuelta, pero Nadia continuó trabajando, diciendo:

—No podemos perder esto. Este trabajo es vital para la Manada.

—Entonces los esperaré. Oficial, saca estos tres del laboratorio.

—No—dijo Rachel.

Gruñó y la agarró por los hombros, empujándola hacia sus padres.

—No discutas. Te ordeno que vayas. ¿Leroy?

Éste la miró a los ojos.

Él era dominante, pero ella era segunda solamente a Santana en poder. Él desvió la vista y asintió.

—Sí, Imperator—agarró la muñeca de Nadia y pasó el brazo por los hombros de Rachel, tirándolas hacia la escotilla—Vámonos. Deprisa.

La castaña trató de alejarse, pero el guardia la bloqueó para que regresara.

—¿Quinn?—gritó Rachel.

—Estaré ahí—dijo mientras Leroy conducía a su castaña y a Nadia a la cámara. La escotilla se cerró, cerrando a su compañera lejos de ella, dejándola con un gran vacío en su pecho—Lo prometo.








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5743
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por 3:) el Miér Jul 18, 2018 9:04 pm

hola morra,...

espero que a quinn no le pase nada,...
en serio tenían que recupera todos los datos!!! minutos valiosos!!
y ver como termina???

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5680
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Medianoche IV (Adaptada) Cap 7

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 17 de 19. Precedente  1 ... 10 ... 16, 17, 18, 19  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.