Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Últimos temas
» FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19
Hoy a las 7:11 am por micky morales

» FanFic Brittana: Medianoche V (Adaptada) Cap 11
Hoy a las 7:05 am por micky morales

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «When to tell it»
Ayer a las 7:44 am por Klainefan

» BRITTANA Si fueras mía capitulo 25 y 26
Dom Nov 11, 2018 6:38 am por micky morales

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Jue Nov 01, 2018 7:11 pm por micky morales

» Brittana: Destino o Accidente (GP Santana) Actualizado 17-07-2017
Sáb Oct 27, 2018 4:38 pm por Tati.94

» BRITTANA Las Abandonadas
Sáb Oct 27, 2018 4:23 pm por Tati.94

» Continuación de ''Eres lo mejor que me ha pasado'' Capitulo Final.
Vie Oct 26, 2018 10:13 pm por Tati.94

» BRITTNA Tatuaje para dos capitulo 10 y 11 fin
Mar Oct 09, 2018 6:31 am por micky morales

» FanFic Brittana: Contrato (Adaptada) Epílogo
Jue Ago 30, 2018 6:53 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Noche (Adaptada) Epílogo
Jue Ago 30, 2018 6:50 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 27, 2018 7:13 pm por 23l1

» FIC Brittana -Decisiones - Capitulo 97º
Lun Ago 27, 2018 7:11 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 27, 2018 7:05 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Tal Vez (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 27, 2018 7:03 pm por 23l1

» Comprar Pasaportes,licencia de Conducir,DNI,TOEFL,IELTS
Lun Ago 27, 2018 8:57 am por SbQ_04

» BUSCO FANFIC BRITTANA
Vie Ago 10, 2018 1:00 am por Keniaortiz

» BUSCO FANFIC BRITTANA
Vie Jul 27, 2018 9:17 pm por Sanny25

» [Resuelto]Brittana: (Adaptación) El Oscuro Juego de SATANÁS... (Gp Santana) Cap. 7 Cont. Cap. 8
Sáb Jun 16, 2018 12:24 pm por Tati.94

» Fanfic: "One Shots Brittana"
Lun Jun 11, 2018 7:45 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
micky morales
 
Klainefan
 
Gabriela Cruz
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com
Publicidad

FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Página 11 de 19. Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12 ... 15 ... 19  Siguiente

Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 28

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 04, 2018 8:31 pm

Capitulo 28




—¿Qué estás pensando?

—¿Hmm? Oh—Santana exclamó con una sonrisa irónica—Estaba pensando en lo agradable que era no estar pensando en nada.

Estaban caminando de la mano a través de las calles estrechas de Old City en First Saturday, un evento mensual donde los artesanos de todas las tendencias muestran sus mercancías en las aceras para que los peatones examinaran detenidamente, músicos tocaban en rincones y en las esquinas de las calles, y muchos restaurantes y cafeterías sirven bebidas o capuchino en pequeñas mesas que bordean las aceras.

Tenía un cierto sabor del Martes de Carnaval con el encanto histórico que hizo famosa a Filadelfia.

Ellas habían cenado en un restaurante pequeño, íntimo y luego habían salido a las calles junto con decenas de otros para deleitarse en la todavía cálida tarde de Septiembre.

—Es posible que hayas estado pensando eso hace cinco minutos—Brittany dijo con una leve sonrisa—, Pero ahora tienes esa mirada de desprendimiento total y absoluto que anuncia el modo policía.

Se sonrojó, un suceso tan raro para ella que era casi inaceptable.

Era cierto, ella había estado pensando en el caso, y no tenía ni idea de que se mostrara tan claramente. Todo lo que había querido cuando la noche había comenzado era de algún modo dejar que la rubia supiera cuán loca enamorada de ella estaba, y ahora, no tres horas más tarde, ahí estaba obsesionada con el trabajo de nuevo.

Jesús.

—Lo siento—dijo rápidamente—, Yo estaba sólo…

—No te disculpes. Tengo que admitir que me he estado preguntando lo que está sucediendo con Kitty y Kurt. Estar esperando por algo para quebrarse puede ponerse muy agotador.

—¿De verdad?—estaba gratamente sorprendida.

No se le había ocurrido que la rubia podría llegar a estar tan absorta en un caso como ella, a pesar de que sin duda debería haberse dado cuenta después de su experiencia con Raymond Blake.

Entonces, la ojiazul había sido tan persistente como cualquier detective obsesivo en llevarlo a la justicia.

—Sabes, estamos sólo a la vuelta de la esquí…

—Estaba pensando lo mismo—Brittany se detuvo y la observó con un brillo ansioso en sus ojos, luego echó un vistazo a su reloj—Son después de las 09:00 un Sábado por la noche. ¿Crees que alguien está todavía por ahí?

—No se pierde nada con ver.




Diez minutos más tarde, dijo la voz ahora familiar de Kurt desde el altavoz encima de la puerta:

—Suban. Bien podríamos tener una fiesta.

Cuando habían subido al elevador y desembarcado en el tercer piso, descubrieron a Kurt y Quinn en sus poses ahora familiares, encorvados sobre los monitores y murmurando con complicidad.

Consideró a la ojiverde impasiblemente cuando la joven oficial se dio la vuelta al oír el sonido de unos pasos.

Ésta le devolvió la mirada, con una leve atisbo de desafío en sus ojos. Esta era la primera vez que había visto nunca algo sino apropiadamente respetuosa.

—Quinn—dijo con un cabeceo superficial.

—Detective—Quinn dijo rígidamente.

Girándose a Kurt, preguntó:

—¿Algo?

—Lo de siempre. Sábado por la noche parece poner de manifiesto a todos los pervertidos. LongJohn no ha aparecido sin embargo. No estoy del todo seguro de que lo hará, puesto que ya tenemos una hora de reunión especifica mañana por la noche. Por otro lado, quiero estar aquí si él se conecta.

La rubia asintió en acuerdo.

—Él puede muy bien querer estar seguro de que estás todavía interesado, y no me sorprendería que mande unas cuantas pruebas más verbales en tu dirección, para verificar tu autenticidad. Él tiene que sospechar que tú,  BigMac, debería decir, que puedas ser agente de la ley. Te sugeriría que parezcas entusiasta, pero no sondees demasiado abiertamente para obtener más información.

—Lo pescó—Kurt alcanzó a su derecha y hojeó a través de una alta pila de una pulgada de impresiones de computadora—Estos son del último par de días, y podría haber algunos otros posibles aquí—echando un vistazo a Brittany, dijo en tono de disculpa—, ¿Tiene unos minutos?

Ésta vaciló, mirándola, que se encogió de hombros infinitesimalmente. Por acuerdo tácito, ellas habían mantenido hasta ahora su implicación personal en privado de los otros en el grupo, por la única razón de que ambas prefieren separar sus vidas profesionales y personales siempre que sea posible.

—Seguro—Brittany dijo—Las llevaré de vuelta a la sala de conferencias y las revisaré.

Cuando levantó la pila y se giró para irse, miró significativamente a Quinn y dijo:

—Oficial, vamos a dar un paseo.

—Sí, señora—Quinn dijo y se levantó al instante.

Las dos encabezaron en la dirección opuesta a la sala de conferencias hacia el otro extremo del vasto espacio del departamento, finalmente deteniéndose debajo de una extensión de ventanas que les ofrecía una vista del recorrido al sur de Nueva Jersey.

Entre ellos y el centro industrial de Camden corría el río Delaware, iluminado por las luces de las barcazas de petróleo y otros buques.

—El Capitán Rodríguez me ha llamado esta tarde—comenzó sin preámbulos, refiriéndose a uno de los comandantes uniformados y superior de Quinn—Me dijo que todo lo que necesitan es su papeleo aclarado y será reasignada al patrullaje de calle.

—No quiero ser reasignada—ella dijo inmediatamente.

—¿Hay algún problema en casa?"

La ojiverde la miró de soslayo, sorprendida por la pregunta.

Era raro que los detectives tomaran cualquier interés en los oficiales uniformados, y más raro aún para ellos el preguntar los funcionamientos de otras divisiones.

Santana López estaba esencialmente preguntándole si tenía un problema con sus superiores o sus compañeros oficiales, lo cual era en su conocimiento, inédito.

—No señora. Ningún problema.

—Bien—no esperaba otra respuesta de Quinn.

La joven oficial era claramente un policía según las reglas, y si estuviera teniendo problemas, ella los mantendría para sí misma como cualquier buen policía y trataría de manejar la situación por su cuenta.

No tenía la intención de empujarla sobre ello, no ahora. Tenían otras cuestiones que quedar claras.

—¿Entonces por qué no quieres volver a tu deber regular?

Quinn cuadró sus hombros y dijo directamente:

—Porque quiero permanecer en esta asignación. Me gusta trabajar con Kitty y Kurt ... y me gusta trabajar con usted.

Giró la cabeza y la miró de manera constante.

—Cada policía uniformado quiere la placa dorada, al menos cualquier uniformado que merezca algo en absoluto.

—Sí, señora.

—Tienes un largo camino por recorrer antes de eso, Quinn.

—Sí, señora.

—Pero has hecho un buen comienzo—deslizó sus manos en los bolsillos y se balanceó ligeramente sobre las puntas de sus pies mientras observaba la noche deslizarse en el río debajo—Veré lo que puedo hacer por mantenerte alrededor.

—Muchas gracias—Quinn dijo, tratando de no sonar tan aliviada como se sentía.

Santana López no era del tipo para adular.

—Una cosa más.

Quinn la miró interrogantemente.

—¿Sí, señora?

—¿Quieres decirme acerca de ti y Rachel Berry?

El corazón de Quinn empezó a correr.

De repente, por primera vez desde el día en que se había estado de pie en el patio de armas en West Point como un nuevo cadete, sintió que sus rodillas temblaban.

Con una voz clara que no dejaba duda, respondió:

—No, señora, ciertamente no.

—Si te pones entre mí y esta investigación, o cualquier otra investigación, tendré tu placa.

—Entendido.

—Bien. Nos reuniremos aquí mañana a las 4 pm para revisar los detalles de la operación.

—Sí, señora—dijo, esperando que el shock no se mostrara en su voz.

Santana López simplemente la había invitado en una maniobra táctica de alto nivel. Era más que un sueño hecho realidad, era una oportunidad de hacer carrera.

Y después de preguntarle sobre Rachel.

¿Cómo demonios lo sabía?

—Y Quinn—Santana añadió como una idea de última hora—Nunca des la espalda a la noche. Nunca se sabe quién puede estar mirando.





*****


Brittany reapareció una hora y media más tarde.

Santana estaba sentada con los pies sobre el mostrador, recostada en una silla giratoria, mirando un monitor de computadora.

Kurt y Quinn estaban ocupados introduciendo datos en uno de sus programas de análisis aparentemente interminable.

—He sacado tres que creo son prometedores. Oficial Quinn, He marcado en circulo los identificadores a los que le gustaría hacer una referencia cruzada.

—Me ocuparé de ello de inmediato.

—Mañana será seguramente muy pronto—dijo con una sonrisa. Echando un vistazo a su reloj, dijo—Son casi las 11:30 horas. No sé acerca del resto de ustedes, pero necesito un descanso. Dónde está Kitty, ¿por cierto? Ella parece ser la única de nosotros con cualquier sentido común.

Kurt se rió.

—No creas eso. Ella fue al aeropuerto a recoger a Marley. Si no hubiera sido por eso, puedes apostar que estaría aquí.

—¿Marley?—dijo, tratando de recordar si se había olvidado de alguien en el equipo.

—Su pareja.

—Oh—dijo, un tanto sorprendida.

Habría pensado que Kitty era lesbiana, pero tal vez eso fue sólo porque la encontraba atractiva.

Sonriendo internamente, recordó que las apariencias eran más a menudo engañosas.

—Bien entonces, voy a decir buenas noches.

—Voy a caminar afuera—Santana dijo, poniéndose de pie—Kurt, llámame si surge algo. Quinn, ve a casa.

Ambos asintieron, pero ellos ya estaban absortos en algunos bits de información electrónica, con la cabeza inclinada muy juntos sobre una copia impresa.

Ninguno de ellos dijo buenas noches.




*****


Marley Rose miró a su pasajera.

—Podría haber tomado el tren desde el aeropuerto, ya sabes.

Kitty reclinada en el asiento del pasajero, con la mano izquierda apoyada con holgura en la derecha de ella, sus dedos entrelazados.

Sonriendo, respondió sin abrir los ojos:

—Ya lo sé. Sólo quería estar ahí cuando llegaras a casa.

—Me alegro de que fueras—dijo suavemente, su voz gruesa con una variedad de emociones maravilla, gratitud, deseo.

En todos los años de su matrimonio con Jake nunca había sentido este tipo de bienvenida o el sentido pacífico de bienestar que proviene de saber exactamente donde pertenecía en el universo.

—Te amo.

—Bien—Kitty dijo somnolienta—Porque estoy loca por ti.

Rara vez había visto a la rubia agotada, pero había sabido cuando se fue a Boston que era poco probable que su amante pudiera dormir en absoluto en su ausencia.

A partir de todo lo que había recogido, las cosas se movían tan rápidamente en la nueva investigación que incluso si hubiera estado en la ciudad, la ojiverde probablemente habría estado trabajando casi veinticuatro horas al día.

Fue sólo su tranquila insistencia que su amante tomaba ocasionalmente una o dos horas de sueño que alguna vez la llevó arriba durante este tipo de intensiva asignación.

Desviándose de la carretera de cuatro carriles que corría a lo largo del río a las calles estrechas de Old City, declaró enfáticamente:

—Cuando lleguemos a casa, vas directamente a la cama.

—¿Lo prometes?—Kitty respondió, girando la cabeza en el asiento y, finalmente, abriendo los ojos. Sonriendo, la vida volviendo claramente a sus rasgos, agregó—Creo que eres exactamente lo que necesito para reactivar mis motores.

—Bueno, puedes sólo motor de fondo, bólido—dijo con una sonrisa—Tal vez por la mañana te lleve a dar un paseo.

—Te voy agendar en mi calendario entonces.

Estaba a punto de lanzar una réplica ingeniosa mientras giraba hacia su cuadra. Disminuyendo la velocidad, mirando el obstáculo inesperado en su camino, murmuró con frustración:

—Por el amor de Dios, quién dejaría esto justo enfrente de la entrada.

Si Kitty hubiera estado menos cansada, tal vez habría sido más rápida para hacer una conexión. Mientras la castaña redujo la marcha en su estacionar y abrió la puerta del conductor para salir, miró distraídamente por la ventana hacia su edificio.

Un carro de compras, giró hacia su lado, yacía en la acera frente a las amplias puertas que llevaban a su garaje.

Extraño, pensó para sí misma, cuando débilmente registró el sonido de un motor arrancando cerca.

De repente cierta desconfianza largo tiempo arraigada pulsó a través de su mente, y se dio la vuelta justo cuando la castaña se bajó del coche.

—Marley, no...

Las palabras se perdieron en el sonido de neumáticos chillando, un grito ahogado, y el desgarre del metal cuando la puerta del conductor del Porsche fue arrancada y catapultada por la calle.

Para el momento en que logró salir del coche, que había sido empujado hacia una furgoneta estacionada, el vehículo que había golpeado a su amante había desaparecido.

A diez pies de distancia, Marley estaba inmóvil en la calle, un charco oscuro extendiéndose sobre el pavimento debajo de su cabeza.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 3:) el Miér Jul 04, 2018 10:29 pm

hola morra,...

ahi no espero que no le pase nada a kitt!!!
san poniendo limites a quinn jajaj para mi le hubiera hecho frente!!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5713
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 27
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por micky morales el Jue Jul 05, 2018 8:45 am

nooo pq???? espero que de verdad Marley no este muerta!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7121
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Lun Jul 09, 2018 8:04 pm

3:) escribió:hola morra,...

ahi no espero que no le pase nada a kitt!!!
san poniendo limites a quinn jajaj para mi le hubiera hecho frente!!!

nos vemos!!!





Hola lu, espero lo mismo...ni a marley =/ Jajajaja xD jajaajaj va de apoco xD Saludos =D






micky morales escribió:nooo pq???? espero que de verdad Marley no este muerta!!!!!





Hola, nose =/ Espero lo mismo, asik dilo todo el rato para q pase =/ Saludos =D





avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 29

Mensaje por 23l1 el Lun Jul 09, 2018 8:06 pm

Capitulo 29




—Dios mío, ¿has oído eso?—Brittany exclamó mientras ellas salían del elevador.

—Suena como un infierno de un choque de autos—murmuró, alerta al instante—, Y fue terriblemente cerca.

De repente, el sonido de los gritos frenéticos eran audibles justo desde afuera y apresuradamente empujó a través de la puerta de la calle.

Directamente en frente de ella al pie de las escaleras que conducen a la entrada, el Porsche de Kitty estaba inclinado hacia la acera con el motor todavía en marcha.

Miró el interior a través de una tela de araña del vidrio de seguridad destrozado.

Vacío.

Desde el otro lado, podía escuchar gritos estrangulados.

—Brittany, quédate aquí por un minuto.

—San, alguien está herido. Soy doctora—dijo con urgencia justo detrás de ella—Es necesario asistir a las víctimas.

—Lo sé—dijo bruscamente, no acostumbrada a que su autoridad fuera cuestionada en una escena—Pero vas a tener que esperar. No sé lo que pasó aquí. Podría haber sido un accidente y no quiero otra víctima.

Especialmente no tú.

No había tiempo para discutir, y la detective no esperó una respuesta. En cambio, se subió sobre el parachoques trasero de la furgoneta estacionada que ahora ocupaba una porción de la parte delantera del vehículo abandonado de Kitty, su teléfono celular en una mano y su automática en la otra.

Incluso mientras evaluaba la actividad en la calle, visualmente buscando por posibles agresores, llamó a una ambulancia y refuerzos en corto, en tonos de mando.

Por el rabillo de su ojo, ella comprobó las figuras en la calle.

Kitty, con sangre corriendo por su cara y brazos, estaba de rodillas sobre el cuerpo inerte de una inconsciente mujer rubia.

No la reconoció.

No podía decir cuán gravemente cualquiera de las dos estaba lesionada y no podía permitir que su preocupación desviara su mente de tareas más importantes.

Como el asegurar que no hubiera más amenazas que permanecieran en el área inmediata y preservar cualquier prueba del delito.

La ojiazul pasó por encima de los restos tras ella y maldijo.

—Mantente hacia abajo al menos—ladró, bloqueando a las tres mujeres lo mejor que pudo de la calle con su cuerpo, registrando las ventanas de los edificios a ambos lados de ellos, buscando cualquier tipo de movimiento detrás de las muchas ventanas oscurecidas.

No podía ver nada sospechoso, pero era imposible decir si alguna de las personas en los edificios densamente abarrotados podrían representar un peligro.

Espectadores curiosos se acercaban abajo en la cuadra, pero afortunadamente no había vehículos para ser desviados aún.

Miró hacia abajo una vez más y vio un creciente charco de sangre por debajo de la cabeza.

—Britt, mantente justo ahí hasta que los refuerzos lleguen.

—Nadie este moviéndola sin una tabla para la espalda—Brittany dijo con gravedad después de un rápido vistazo.

Quinn y Kurt emergieron desde el edificio.

—Oh dios—Kurt jadeó, parándose en seco y mirando con horror.

Girándose en el sonido, ordenó:

—Quinn, asegure la escena. Los refuerzos están en camino. Voy a llamar para una unidad de la escena del crimen y averigua dónde carajo están las ambulancias. Esto fue un golpe y fuga en el mejor.

—Correcto—Quinn respondió, su cara apretada con el shock pero su voz fuerte mientras sacaba su placa de la banda de la cintura de sus jeans. Echando un vistazo una vez en el muy destrozado coche, preguntó en voz baja solamente para que Santana pudiera escuchar—, ¿Intencional?

—Tenemos que asumir que es así, hasta que se demuestre lo contrario—afirmó, notando con aprobación la evaluación rápida, inteligente de la oficial—Mantén tus ojos abiertos. El hecho de que este fue un golpe de vehículo no significa que no haya alguien en la multitud o en un tejado con un arma. Voy a llamar a Mike para que cubra contigo.

—Estoy en ello—la oficial respondió, yendo en dirección de un grupo de civiles que se acercaban rápidamente.

—Kurt—añadió bruscamente—Vuelve adentro.

Como era de esperar, él la ignoró y se dirigió a Kitty.

—Mierda—murmuró en señal de rendición y telefoneó a Mike.

Kitty, aún de rodillas, enroscada protectoramente sobre la forma inmóvil de Marley, su mano agarrando a su flácida amante, un mundo de angustia en su rostro.

—Llamen a una ambulancia...—imploró a nadie en particular, con los ojos fijos en la cara pálida de la castaña—Oh, Jesús, por favor...Marley.

—Kitty—Brittany dijo suavemente, colocando cuidadosamente su mano sobre el hombro de la mujer de pelo rubio—Necesito estar donde tú lo estás para que pueda evaluarla.

La mujer herida estaba casi debajo de un coche estacionado y no podía conseguir espacio para evaluar su condición.

—No—el sonido ahogado, agonizante. Mirándola hacia arriba, los ojos desenfocados, insistió desesperadamente—No, no voy a dejarla.

—No, claro que no—Brittany dijo en voz baja—Sólo déjame acercarme lo suficiente para ayudarla.

Kurt se movió adelante y se arrodilló al lado de su amiga.

—Kitty, deja que Brittany ayude a Marley. Sólo hay que moverla un poquito hacia atrás. No tienes que dejarla.

La ojiverde lo miró como si no lo reconociera, y luego parpadeó y sus ojos parecían aclararse.

—Se suponía que debía haber sido yo, Kurt. Es mi coche. Ella estaba conduciendo...

—Está bien. Nos preocuparemos de eso más tarde—su voz temblaba en las palabras.

En silencio, la ojiverde se movió una fracción, agarrando tenazmente la mano derecha de Marley.

Brittany le desplazó suavemente aún más hasta que pudo inclinarse y colocar sus dedos en el cuello de la mujer, buscando por un pulso.

Automáticamente, como ocurría a menudo cuando se examina a un paciente sin importar que sea física o psicológicamente, ella observó muchas cosas a la vez, impresiones asimiladas casi inconscientemente.

Mientras sus dedos registraban el tenue, débil latido de sangre a través de la arteria que sondeó, su mente observó cuán dolorosamente hermosa era la mujer herida.

Los rasgos perfectos intactos encajando para el lienzo de un artista, incongruentemente libre de cualquier signo de dolor, como si solamente estuviera durmiendo tranquilamente.

La mano izquierda yaciendo suavemente entre sus pechos, un pesado anillo de platino destellando en el halo de la luz de las farolas en lo alto. Su amante doblada hacia ella, la devoción grabada en cada línea de su inquietantemente hermoso rostro.

Sólo el círculo marrón de sangre rápidamente oscureciéndose a negro arrojó una pesadilla sobre el cuadro etéreo.

Brittany arrancó su mirada de la cara de Marley. En silencio, murmuró a Kitty, cuya respiración superficial, torturada habló de dolor insoportable.

—Escúchame. Ella está viva. Eso es todo lo que importa. La tendremos en el hospital en unos minutos donde ella puede ser atendida. ¿Me escuchaste?

La ojiverde tosió y trató de recuperar el aliento.

No podía pensar; no podía sentir. Ni siquiera estaba segura de que su corazón estaba latiendo.

Todo lo que podía sentir era el terror.

Un terror impotente que le daba ganas de golpear con sus puños contra la piedra.

—Por favor. Por favor, no la dejes morir—miró a la rubia, sus ojos piscinas sin fondo de angustia. En una voz más allá del tormento repitió—Por favor.

Brittany no podía ofrecer la promesa que le pedía, así que no dijo nada. Puso los dedos de una mano por debajo de la barbilla de Marley, manteniendo su vía respiratoria abierta, y deslizó cuidadosamente un pañuelo doblado que Kurt le había suministrado detrás de su cabeza para detener el flujo de sangre de una gran herida abierta.

Santana caminaba de un lado a otro frente a ellos, con un ojo en la calle, el otro en ellos, gritando órdenes en su celular.

Quinn, sorprendentemente, había encontrado cinta de la escena del crimen en alguna parte y acordonó la calle mientras instruía a los curiosos de permanecer atrás.

En la distancia, las sirenas se acercaban.





Una hora después, Santana entró en la sala de espera de la iluminada unidad de traumatología donde un grupo ansioso esperaba.

Brittany se acercó, sus ojos azules oscurecidos con preocupación.

—¿Alguna noticia?—Santana le preguntó en voz baja, deslizándole una mano por el brazo, en lugar de un beso.

La rubia negó con la cabeza ligeramente, pero algo de la tensión dejó su pecho al ver a su amante. La sala de espera, la espera, todo el tormento de Kitty trajo demasiadas imágenes todavía demasiado frescas.

No hace mucho tiempo había sido la morena.

Santana tumbada tan inmóvil, tan pálida, sangrando, tanta sang...

—Hey—Santana dijo suavemente, alarmada por el leve temblor que sintió bajo sus dedos—¿Estás bien?

—Sí—dijo con voz ronca, obligando a los recuerdos a retroceder detrás de barreras todavía demasiado frágiles para contenerlos—Ninguna noticia aún. He estado haciendo lo que puedo para obtener actualizaciones, pero es Sábado por la noche, y esto es una casa de locos por ahí. Todo lo que sé es que ella está todavía siendo evaluada.

La morena asintió, mirando más allá de la psiquiatra a los otros ocupantes del estrecho cuarto sin ventanas que podría haber sido cualquiera de una docena de cuartos de hospitales en los que ella había esperado durante el curso de su carrera.

Se concentró en desviarse del dolor que llenaba el aire, necesitando mantener las distancias para que pudiera trabajar.

—¿Quién es pelinegro de ojos verdes?—preguntó, observando al hombre de blusa azul y pantalones sentado con un brazo envuelto protectoramente alrededor de la cintura de Kitty.

—Blaine Anderson—Brittany respondió, siguiendo su mirada—Pareja de Kurt y mejor amigo de Kitty al parecer.

—Huh—Santana observó con interés.

Ahora apuesto a que es una historia.

—¿Qué está pasando allá atrás con Kitty?—Brittany preguntó, necesitando pensar en algo, cualquier cosa, que no sea esta pesadilla.

—Finalmente conseguí a Mike fuera de la cama, y él y Quinn están controlando la escena. Están sondeando el vecindario, entrevistando a cualquier persona que estaba cerca. O cualquier persona que admitirá haber estado alrededor. Hay una taberna en la esquina y van a necesitar hablar con todos los que puedan perseguir quienes estaban ahí. Esto muy probablemente va a tomar toda la noche y buena parte de la mañana. El equipo de Flanagan apareció van a obtener las fotos de la escena del crimen, el análisis de los patrones de impacto, buscando para identificar huellas de neumáticos. Lo habitual. Flanagan es rápida, pero aún así será por lo menos uno o dos días antes de que tenga algo en concreto. Este tipo de delito deja una tonelada de evidencia física para revisar.

Ninguna de ellas se rió ante la ironía de esta declaración.

—¿Fue intencional?—Brittany preguntó en voz baja, porque tenía que saber.

Tenía que saber qué tan cerca la muerte había llegado esta vez.

La morena vaciló, luego exhaló entrecortadamente.

—Parece que, si. Alguien estaba esperando a que Kitty regresara y había establecido que ella tendría que salir del coche. Obviamente, no fue la forma en que estaba planeado.

—¿Por qué Kitty?—preguntó cuidadosamente, luchando por ignorar la agitación en su estómago—¿Porque no...tú?

Los ojos negros se dispararon a los suyos, al instante preocupados.

—No era yo. No voy a ser yo.

Las dos sabían que no había manera de garantizar eso, pero no era el momento para hablar de algo que no podían cambiar.

—Aún así, ¿por qué Kitty?

—Algo más importante—Santana dijo oscuramente—, ¿Por qué ahora?—a pesar de que odiaba hacerlo, tenía que averiguarlo—Tengo que interrogarla.

—Ay, San—murmuró—Ella es tan vulnerable en este momento. ¿No puede esperar?

Ésta escuchó la censura en el tono de su amante, y dolió, pero nada mostró en su rostro.

—Esto fue intento de asesinato. No, no puede esperar.

La vio alejarse, deseando poder recuperar las palabras.

Ella de todas las personas debía saber lo que costaba a Santana para hacer el trabajo que hacía.

Si la imagen de la agonía de Kitty no hubiera estado tan fresca en su memoria, se habría acordado de eso.






*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 3:) el Lun Jul 09, 2018 8:32 pm

hola morra,..

espero que todo salga bien!!!
el instinto de san de justicia no la va a parar,.. a ver si encuentra los que fueron??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5713
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 27
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por micky morales el Mar Jul 10, 2018 6:41 am

Solo espero que Marley este bien y que San logre averiguar quien fue y porque!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7121
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Mar Jul 10, 2018 7:52 pm

3:) escribió:hola morra,..

espero que todo salga bien!!!
el instinto de san de justicia no la va a parar,.. a ver si encuentra los que fueron??

nos vemos!!!





Hola lu, espero lo mismo, asik dilo para q pase xD Oooh no...y la vrdd se entiende, no¿? Espero y eso tmbn pase, asik dilo noma. Saludos =D








micky morales escribió:Solo espero que Marley este bien y que San logre averiguar quien fue y porque!!!!!






Hola, todo eso que dices yo tmbn lo espero y como dije antes, dilo todo el rato para q pase! Saludos =D






avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 30

Mensaje por 23l1 el Mar Jul 10, 2018 7:54 pm

Capitulo 30





Santana puso una taza de café del débil espacio expendedor frente a Kitty, luego se dirigió alrededor de la pequeña mesa y se sentó frente a ella.

Estaban solas en un consultorio abajo en el pasillo de la sala de espera de la unidad de traumatología.

—¿Cómo estás?

La rubia se estremeció como con un repentino escalofrío, entonces encontró su mirada con ojos que eran sorprendentemente claros.

—Estoy bien. Si sólo pudiera verla...

—Brittany está trabajando en ello ahora mismo. Ella vendrá y nos dirá si hay alguna noticia.

—Nadie sabía que yo iba al aeropuerto—Kitty comenzó como si anticipara sus preguntas—Bueno, Kurt sabía por supuesto. Pero él era el único.

No dijo nada, prefiriendo dejar que lo dijera a su manera.

La consultora de seguridad no era una sospechosa para ser interrogada, pero si un testigo, y un traumatizado en eso.

Su recuerdo del evento se vería distorsionado por el dolor y el miedo y el deseo natural de la mente para bloquear las cosas demasiado terribles para contemplar, pero afortunadamente, ella también era un investigador entrenada.

Sabía lo que tenían que hacer, y las cosas que necesitaba saber.

—Obviamente—Kitty continuó con voz cansada—, Alguien lo estableció así de modo que yo tendría que salir del coche para mover el carro, y ellos me estaban esperando. No puedo decirte exactamente que sucedió después, porque yo no vi nada. Se había terminado en unos segundos y durante la mayor parte de ese tiempo el Porsche estaba moviéndose por el impacto. Estaba sacudiéndome alrededor bastante bien—mientras hablaba, inconscientemente torció el anillo en su dedo anular, algo que nunca había visto hacer antes.

Riachuelos de sudor corrían por su rostro, a pesar del hecho de que la habitación estaba fría.

—¿Qué pasó después de que te bajaste del coche?—preguntó en voz baja—¿Visto algo entonces?

Una vez más, la rubia se estremeció. Su voz era dura cuando dijo:

—Todo lo que estaba pensando era en Marley. En el momento en que salí del coche y hacia la calle, todo lo que podía ver fue a Marley...ella estaba tendida en el pavimento...—su voz se apagó y cerró los ojos—Lo siento—susurró.

Esperó.

Sabía muy bien que la rubia estaba reviviendo esos segundos aterradores, viendo y sintiendo todo de nuevo.

Después de un minuto, tan amablemente como pudo, la detective sondeó,

—¿Viste las luces traseras del vehículo? ¿Viste a alguien en la calle?¿Alguien que podría haber estado observando el edificio?

—No—Kitty respondió con voz ronca—Nada.

Por ahora, tendría que ser suficiente. Mañana, le preguntaría de nuevo. En este momento, su mente estaba entumecida por el shock y el miedo.

Cuando el horror hubiera retrocedido un poco, la rubia podría recordar más.

—Se suponía que debería haber sido yo—Kitty dijo debidamente.

—Esa es mi interpretación, también—dijo, sabiendo que sólo la verdad ayudaría a aliviar la culpa de la ojiverde—El momento es condenadamente coincidente para que esto sea otra cosa. ¿Quién sabe acerca de la operación mañana por la noche además de ti y Kurt?

El rostro de la ojiverde se endureció, y la ira comenzó a expulsar el temor de adormecer la mente.

—Nadie. Marley...Marley salió de la ciudad antes de que todo el asunto ocurriera, y no le dijo cuando hablé con ella por teléfono. Kurt pudo haberle dicho a Blaine; le podemos preguntar. Pero Blaine es ex-estatal. Él nunca le diría nada a nadie.

—Le preguntaré para verificar con él sólo para estar segura—comentó, pero estaba inclinada a convenir que la filtración no procedía de ellos tres.

De repente, Kitty se puso rígida.

—Puckerman. Puckerman llamó esta mañana…uh, Sábado, ayer por la mañana y le dije que teníamos algo. Que esperábamos que una operación marchara antes del final del fin de semana.

Se quedó en silencio, considerando la información de la rubia.

Claramente, sus planes habían sido revelados a alguien que sentía que Kitty, como la persona con más probabilidades de descubrir a alguien a través de los rastros informáticos, era la mayor amenaza.

Las opciones para la fuente de la fuga eran limitadas.

Además de Kitty y Kurt, Quinn y Brittany sabían del próximo encuentro.

Ninguno de ellos tenía la correcta clase de contactos, incluso si se hubieran resbalado y mencionado los planes, lo cual dudaba.

Ella misma le había dicho al Capitán Schuester cuando lo informó sobre la orden.

Recordando la observación de Tina Cohen-Chang que después de que el Capitán Schuester y el Jefe de Detectives se habían reunido con su jefe, la investigación de los asesinatos de Jeff Cruz y Jimmy Hogan había sido dejada, consideró que podría haber sido él.

Era difícil para ella creer que Will Schuester estaba en la nómina del sindicato del crimen organizado, pero no estaba más allá del ámbito de lo posible.

Luego estaba Noah Puckerman, que había salido de la nada y reunido un equipo de élite muy inusual. El equipo se parecía a las unidades de operaciones negras que trabajaban encubiertos, a menudo empleando menos que las sancionadas vías de investigación.

Como Kitty había estado haciendo.

Y si algo salía mal, el gobierno sería en gran medida no responsable. Puckerman seguía un código, al igual que sus verdaderos motivos, y esto lo hacía un muy buen sospechoso.

—Voy a llegar al fondo de esto, Kitty. Tienes mi palabra—dijo fríamente—Por ahora, tenemos que asumir que nadie está por encima de toda sospecha.




*****


Sam Evans deslizó la exploración de TAC en el cuadro de vista y señaló.

—Fractura lineal de cráneo no desplazada, directo aquí en el área occipital. Gran laceración del cuero cabelludo sobre ello. El cerebro se ve bien, aunque estoy segura de que hay una contusión significativa.

Brittany estudió la exploración, asintiendo.

—¿Qué pasa con las lesiones sistémicas?

—¿Además de la lesión en la cabeza? Derrames pulmonares bilaterales, fractura dejada en pelvis renal, y una hemartrosis en la rodilla izquierda. Básicamente, ella logró rebotar bastante bien, pero la mayoría de los sistemas de órganos se salvaron de daños a largo plazo.

—¿Qué hay de la lesión renal? ¿Va a requerir cirugía?

—Probablemente no—dijo el cirujano de trauma—Vamos a repetir la exploración del TAC en seis horas y seguir sus hemoglobinas, pero el espacio perirenal es tan apretado, la hemorragia por lo general se detiene por sí sola. Afortunadamente, su estado pulmonar es estable en este momento y saqué el tubo endotraqueal. Siempre hay una posibilidad que podría desarrollar el síndrome de dificultad respiratoria aguda, pero cruzaremos ese camino cuando llegue el momento.

—¿Qué pasa con la lesión intracraneal?—preguntó—¿Alguna idea de qué esperar en términos de recobrar su conciencia?

De nuevo, Evans se encogió de hombros.

—Ella se despertará cuando sus neuronas se recuperen de toda la sacudida del demonio. Puedo pedir a neurología que venga a verla, pero sabes malditamente bien que ellos van a decirnos que no pueden decirnos nada.

Sonrió.

Era muy consciente de que los cirujanos tenían poca consideración por los especialistas médicos que generalmente eran incapaces de dar un pronóstico duro y rápido.

—Si estás segura de que no hay ningún problema quirúrgico, estoy segura de que su familia también lo estará. ¿Puedo verla antes de hablar con ellos?

—Seguro—Sam dijo—, Ella está en la sala de trauma uno. Tráelos siempre que quieras. Tengo que irme, hay un bazo que quiere ser liberado esperándome arriba en sala de operaciones. Pueden verme más tarde si ellos tienen preguntas.

—Adelante, y gracias por dejarme tomar tu tiempo.

—No hay problema—y luego se empujó a través de las puertas dobles y desapareció.

Caminó a través del área de tratamiento iluminado a uno de los cubículos donde los pacientes estabilizados esperaban ser trasladados a una habitación normal del hospital.

Asintiendo a una enfermera que estaba ocupada trazando los acontecimientos de la reanimación, se acercó a la cama donde yacía Marley.

Al otro lado del pequeño espacio, un estante de monitores daba lecturas continuas de su estatus mientras intravenosas colgaban con fluidos de reanimación colocado como centinela silencioso.

—Marley—dijo suavemente, inclinándose cerca de ella.

Era imposible decir lo que una persona inconsciente oía, o almacenaba en su memoria para ser recordado en semanas, meses o incluso años más tarde.

Siempre asumía que ellos estaban escuchando, y siempre les hablaba como si fueran a recordar.

—Mi nombre es Brittany Pierce. Soy amiga de Kitty.

Para su sorpresa, los párpados de la castaña se agitaron y su mano izquierda se retorció. Alcanzando su mano, acunó los delgados dedos en la suya.

—¿Marley?

Ésta abrió sus ojos, sus pupilas dilatadas y desenfocadas.

—¿Kitty?

—Ella está bien. Voy a traerla ahora mismo—pensó ver un destello de una sonrisa antes de que la otra mujer quedara inconsciente de nuevo—Y ella va a estar mucho, mucho mejor ahora—susurró, liberando suavemente la mano de la castaña.




*****


Santana y Kitty se retiraron de la sala de consulta y la primera persona que vieron fue a Noah Puckerman.

Ni siquiera fue consciente del movimiento de la rubia, pero en el instante siguiente la experta en seguridad tenía al agente federal contra la pared con las manos en puños en los pliegues de su chaqueta.

—Es tiempo de que nos digas qué coño está pasando—Kitty gruñó, a pulgadas de su cara—Justicia es famosa por mantener secretos, y uno de tus secretos casi mató a mi amante—puntualizó cada palabra con un empujón que le hizo rebotar contra la pared.

Por un instante, Puckerman parecía aturdido, y luego vio su mano moverse debajo de la chaqueta hacia su arma. Con toda probabilidad, era una respuesta automática al ataque inesperado de la ojiverde, pero no estaba dispuesta a dejar que las armas salieran.

—Kitty, suéltalo.

Ésta parecía no escuchar y empujó el cuerpo de Puckerman con fuerza contra la pared otra vez.

Se movió para separarlos, agarrando el hombro izquierdo de la ojiverde con la mano derecha e interponiéndose entre ellos.

—Retrocede, Kitty.

Esta vez, la rubia podría haber escuchado, porque parecía que aflojó su control sobre la chaqueta de Puckerman.

Aparentemente, había sido la apertura que él estaba esperando, porque trajo ambos brazos con fuerza entre la ojiverde, rompiendo su agarre y empujándola hacia atrás al mismo tiempo.

La fuerza de su golpe rebotó en los brazos de la rubia cuando se soltó, y sus puños oscilantes le atraparon en el pecho con la fuerza de un mazo. Ella se balanceó atrás sobre sus talones, el dolor explotando en su pecho.

En ese momento, tenían encima una multitud.

Kurt estaba entre Puckerman y Kitty y los dos hombres estaban gritando. Blaine estaba al lado de la rubia, con suavidad pero con firmeza empujándola lejos.

Se dejó caer contra la pared, una mano presionada contra su pecho, tratando de recuperar el aliento.

—Por el amor de Dios—exclamó, después de haber visto lo último del altercado mientras se acercaba al final del pasillo—¿Han perdido todos la cabeza? Blaine, lleva a Kitty de nuevo a la sala de espera. Yo estaré ahí en un minuto—siguió caminando hasta que la alcanzó, con el corazón en la garganta.

El dolor estaba tallado en cada línea del cuerpo de la detective, y durante un segundo aterrador, Brittany la vio como ella había estado la noche en el departamento de Rachel, jadeando en busca de aire, un pulmón abajo, al borde de la detención completa.

Oh no, no de nuevo.

Se obligó a concentrarse y tomó una respiración lenta y superficial.

—Estoy bien—logró, leyendo el pánico en la cara de Brittany. Tomando otra temblorosa respiración, repitió—Estoy bien. Él sólo...me sorprendió,...eso es todo.

—Tienes que sentarte—Brittany dijo con una voz que esperaba que sonaba más calmada de lo que sentía.

—Bien, correcto. Sólo...dame un minuto—dijo, incierta que en realidad podría hacerlo a través de la habitación. Miró a su alrededor, reuniendo los acontecimientos de los últimos furiosos minutos—¿Dónde está Kitty?

—Blaine la tiene. San, por favor—dijo, deslizando su brazo alrededor de su cintura.

—¿Qué pasa con Puckerman?—dijo con los dientes apretados.

Dios, su pecho dolía.

—Con Kurt, creo—Brittany dejó de intentar mantenerla en silencio y simplemente la guió lentamente a través de la habitación hacia la fila de asientos de plástico naranja moldeados—Siéntate. Lo digo en serio, Santana.

Dejó caer de buen grado y apoyó su cabeza hacia atrás contra la pared institucional.

—Que mierda.

—Vuelvo enseguida—Brittany murmuró, regresando un segundo más tarde con un estetoscopio tomado prestado de una de las enfermeras de trauma.

Desabotonándole la camisa, deslizó la campana debajo del material y murmuró:

—Respira.

Tomó un respiro, y luego otro.

Dolía, pero estaba recibiendo aire.

—Estoy...bien...

—Shh—Brittany reprendió, moviendo el estetoscopio sobre ambos lados de su pecho. Finalmente satisfecha, se sentó y se puso el instrumento alrededor de su cuello—Suena bien. Probablemente deberíamos tomar una radiografía de tórax sólo para estar seguro.

Por un momento, parecía como si fuera a protestar, luego asintió.

—¿Puede esperar hasta que consiga que todo el mundo esté establecido aquí?

Brittany no quería negociar el bienestar de la morena, estaba preocupada, pero reconoció el intento de compromiso.

Interiormente, todavía estaba temblando, pero la morena estaba tratando de reunirse con ella a mitad de camino, y tenía que intentarlo, también.

—Muy bien, eso es un trato. Pero no más de una hora.

—Suficientemente bien—Santana dijo, consiguiendo un poco temblorosos a sus pies.

—¿Lo prometes?

Le cepillo suavemente los mechones rubios de la sien.

Había sido demasiado miedo por una noche.

Por toda una vida.

Y no podía jurar que no volvería a ocurrir.

Pero esto podía hacerlo.

—Sí. Lo prometo.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 3:) el Mar Jul 10, 2018 9:40 pm

hola morra,...

se me hace que cazando al que choco a kitt,... van a empezar a cargarse al resto de la banda!!!
a ver como van las cosas con la salid de san y marley??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5713
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 27
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por micky morales el Miér Jul 11, 2018 8:11 pm

Que le pasa al imbecil de Puck??? unas cuantas patadas es lo que le hace falta!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7121
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 11, 2018 9:56 pm

3:) escribió:hola morra,...

se me hace que cazando al que choco a kitt,... van a empezar a cargarse al resto de la banda!!!
a ver como van las cosas con la salid de san y marley??

nos vemos!!!






Hola lu, dices tu¿? xq¿? No! no lo digas q si pasa! Aquí dejo otro cap para saber mas..y espero q sean mejores noticias. Saludos =D








micky morales escribió:Que le pasa al imbecil de Puck??? unas cuantas patadas es lo que le hace falta!!!!





Hola, nose! ni se q se cree la vrdd ¬¬ Eso mismo! vamos q te apoyo la vrdd! Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 31

Mensaje por 23l1 el Miér Jul 11, 2018 9:58 pm

Capitulo 31





Menos de una hora después, Kitty, Santana, y Noah Puckerman se reunieron en otra sala de conferencias inmemorable en el Hospital Universitario.

Ellos tuvieron que reunirse ahí, porque Kitty no se iría hasta que las repeticiones de las tomografías de Marley se hicieran y Evans decidiera si era necesaria una cirugía en su riñón fracturado.

Miraba con cautela como Puckerman y Kitty se miraron cada uno a través del espacio de diez pies, lista para sumergirse entre ellos otra vez si la tensión en el aire se volvía física.

—Si tengo alguna razón para disculparme, —Kitty dijo rotundamente, observando el rostro de Puckerman—Lo haré. Pero no estoy convencida de hacerlo. Averiguas en la mañana que estoy cerca de clavar a alguien y esa tarde un coche intenta arrollarme. Eso parece un poco demasiado limpio.

Puckerman miró de la rubia a ella, juzgando las líneas de batalla y lealtades. Encogiéndose de hombros como para reconocer que lo superaban en número, se sentó e hizo un gesto con la mano para que ellas hicieran lo mismo.

—Mira—él comenzó con resignación—, Puedo decirte lo que sé, pero no tengo las respuestas que estás buscando.

—Cualquier respuesta sería un buen comienzo—interrumpió bruscamente—Hay agujeros en esta investigación lo suficientemente grandes como para conducir un camión. ¿Cuál es el verdadero propósito detrás de lo que nos tiene haciendo?

—Este es un intento legítimo de exponer la red de pornografía infantil que creemos que está operando en esta zona—él insistió—No sabemos aún qué tan profundo o cuán lejos este tipo de delito se extiende en Internet, pero es mucho más amplio y más sofisticado tecnológicamente que lo que alguna vez soñamos y la dispersión de la pornografía real es sólo una pequeña parte de ello. Esto vincula muy de cerca a la prostitución infantil, y vincula fuertemente con el crimen organizado. Debido a eso, es una prioridad con cualquier número de agencias federales así como su propio departamento. Somos el equipo de avanzada, en un sentido.

Las dos mujeres esperaron en silencio.

Había más; siempre había más.

—La situación en esta ciudad es ligeramente más complicada—él la miró y vaciló—Hemos sospechado durante mucho tiempo que el crimen organizado se había comprometido con la policía local al más alto nivel. Es un legado que se remonta a cuarenta años o más. Es menos evidente ahora, pero todavía está ahí.

—Cada ciudad tiene ese tipo de corrupción, en cierta medida—comentó impacientemente—Es un hecho de la vida. ¿Qué tiene eso que ver con nosotros?

—Cada vez que nos acercamos al sindicato en esta región, nuestros testigos desaparecen, nuestras pruebas se pierden, o algún descuido jurisdiccional resulta en que el caso sea echado antes de que alguna vez llegaremos a la corte.

—Así que tienes una fuga—Kitty dijo apretando los dientes, frustrada con los típicos caprichos circunspectos que pensaba que había dejado atrás cuando ella había dejado Justicia—O sino tú eres el problema.

—No es nuestra fuga—Puckerman dejó caer ligeramente, viéndose repentinamente agotado—Estábamos cerca de conseguir nombres hace unos meses. Teníamos una buena canalización a información interna un agente encubierto que estaba poniendo juntos los enlaces que necesitábamos para ir directo a lo más alto—su expresión se oscureció—Y entonces alguien lo mató.

—Alguien estaba limpiando la casa—dijo con gravedad—Hemos perdido a policías entonces, también. Mi pareja era uno de ellos.

—Eso es algo que tenemos en común, Detective—Puckerman dijo con un frustrado suspiro—Jimmy Hogan era uno de los míos.

—¿Qué?—dijo bruscamente, tensando el cuerpo—Hogan era un agente encubierto de narcóticos para PD Filadelfia.

—También era un investigador del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Por un momento, el cuarto estaba en silencio, y luego dijo en voz baja:

—Así que Hogan estaba haciendo una doble función, e iba a ayudar a hacer un caso federal en contra de la familia del crimen de Zamora. Ese era su objetivo final, y el ángulo de narcóticos era sólo una tapadera. ¿Sabías que él iba a darnos información sobre la red de prostitución infantil?

—Era importante para su tapadera que funcionara como un policía también, y parecía justo alimentarte con alguna información sobre eso. Sólo estábamos interesados en los chicos en lo alto.

—Pero alguien averiguó acerca de ello. Y lo mató. Mi pareja solamente resultó estar con él.

—Así es como lo leemos—Puckerman reconoció—Cuando establecimos este grupo de trabajo, quería que fuera pequeño para que algo como lo que sucedió a Jimmy no volviera a ocurrir. A menor número de personas que supieran lo que estamos haciendo, más seguro pensé que estaríamos.

—¿Alguna idea de quién es la fuga?—Kitty preguntó con gravedad, su atención en Santana ahora.

Al parecer, Puckerman le había convencido de su veracidad.

—Teorías, nada más en este momento—la detective respondió con un encogimiento de hombros.

Primero y ante todo, ella era policía. No iba a acusar a otros policías sin pruebas, y no tenía ninguna.

Noah Puckerman podría estar diciendo la verdad; de hecho, pensó que probablemente lo hacía. Pero eso no quería decir que estaba diciendo toda la verdad, y no significaba que se podía confiar.

Hasta que ella tuviera algo en concreto, y tal vez ni siquiera entonces, no tenía la intención de compartir lo que sabía.

O incluso lo que sospechaba.

—Parece que tendremos que aplazar la operación de esta noche—Puckerman dijo.

La cabeza de Kitty giró hacia él.

—¿Por qué?

—Estamos comprometidos—él señaló—Alguien claramente se sintió amenazado y saben tu nombre.

—No creo que eso signifique que la operación se ha fastidiado—discrepó—Si la fuga se encuentra en el interior del departamento en alguna parte, ellos no saben los detalles de la reunión o con quién es, sólo el plan general. Dado que sólo saben que nos estamos acercando a alguien, ellos irían detrás del individuo que era la mayor amenaza para la exposición de la conexión a Internet, lo que conduciría eventualmente directo a la escala de los proxenetas y distribuidores y finalmente a los hombres del dinero. Y ahora mismos esa persona es Kitty.

—Yo digo que sigamos adelante—Kitty dijo, una rabia fría y dura llenando su pecho—Es a mi amante a la que pusieron en el hospital. Los quiero.

—Estoy de acuerdo—añadió—Si no nos movemos ahora, con el tiempo van a avisar a toda su gente para mantener un perfil bajo, incluyendo estos hombres de entrada a Internet. Nunca tendremos una mejor oportunidad en eso que esta noche.

—Ellos pueden estar esperando por ti—Puckerman señaló—Fallaron con Kitty. Podrían intentarlo de nuevo en el encuentro. Con Kurt en el interior tendrá una potencial situación de rehenes.

Su cara era ilegible.

—Esa es siempre una posibilidad. Vamos a estar preparados para eso.

—Tú diriges el espectáculo de suelo, López. Es tu llamada.

—Entonces digo que vayamos.

—Quiero a mi gente a bordo para la detención—Puckerman declaró.

—Ellos pueden montar refuerzos—respondió rotundamente—Tenemos que entrar rápido para proteger a Kurt y asegurar los equipos antes de que este tipo tenga la oportunidad de destruir la evidencia. Eso significa una pequeña fuerza de choque. Lo controlaré con mi gente.

Gente en la que puedo confiar en mi espalda.

—Debería llevar el escuadrón de asalto y un negociador de rehenes, entonces. Sólo en caso de que salga mal.

—Sabes que esos tipos traerían dos docenas de hombres y una media docena de camionetas blindadas y perderíamos el elemento sorpresa. Vamos pequeño y tranquilo.

Él se veía por un momento como si fuera a discutir, entonces, pareciendo ceder, respondió:

—Entonces al menos lleva en tu equipo a la psiquiatra. Vas a tener un negociador presente.

Apretó la mandíbula.

—No.

Observó de forma constante, sospechando que sabía la razón de la resistencia de Santana López.

Cuando Brittany estaba en la habitación, algo suavizaba en los duros ojos de la detective.

Dijo en voz baja:

—Kurt podría estar en riesgo.

Santana vaciló un instante, y luego dejó escapar un suspiro.

—Está bien. Pero ella viaja de reserva contigo, Puckerman.

—Bien—dijo él, levantándose—Te veré esta noche entonces.

—Te informaremos a las 04:30 en Kitty—Santana dijo con fuerza mientras él se dirigía a la puerta. Cuando se había cerrado detrás de él, se volvió a la rubia—¿Cómo está Marley?

—Dentro y fuera. Ella...—Kitty vaciló, su voz quebrándose—Ah, mierda...—después de un minuto, continuó—Abre los ojos por un segundo de vez en cuando, pero ella no parece reconocerme.

—Eso era de esperarse en este punto, supongo.

No podía pensar en una sola cosa que decir que eso ayudara.

Si hubiera sido Brittany, incluso contemplarlo hizo su estómago enrollarse de miedo.

—Jesús, lo siento, Kitty.

Ésta miró hacia otro lado, tragando una vez, luego encontrando su voz.

—Gracias.

—¿Hay alguien que puede llamar para ayudar a Kurt esta noche? Voy a necesitar a Quinn para la fuerza de ataque, y no sé si ella en la computadora es lo suficientemente perspicaz como para manejar el trabajo de todos modos.

—Estaré ahí—Kitty dijo bruscamente.

—Mira, Kitty—dijo uniformemente—Las cosas han cambiado. Esta operación está caliente ahora, y no sabemos en qué estamos entrando esta noche. No estás en condiciones…

—Estoy bien.

—Como el infierno que estás.

—Trataron de matarme. Ellos casi mataron a Marley en cambio. Me lo deben, López.

—Tengo que ser capaz de contar contigo. Tienes...—miró su reloj. Eran 10 minutos para las 4 del Domingo por la mañana—Tienes quince horas hasta que esto estalle. Si no duermes la mayor parte de ello, serás un peligro para todos nosotros.

A rubia se frotó la cara con las dos manos y suspiró.

—Voy a dormir aquí. Tienes mi palabra.

—Te necesito afilada esta noche, Kitty.

—Sé lo que tengo que hacer. Lo haré.

Tuvo una oportunidad, y le tomó la palabra.





*****


—Acabo de revisar tus rayos X del pecho con el residente de radiología. Es normal—Brittany le informó después de que la morena salió de la sala de conferencias, el alivio en su voz clara.

—Bien—Santana respondió—¿Cómo te sientes? Te ves molida.

—Me siento cómo me veo—dijo con una sonrisa irónica—¿Cómo está Kitty?

—Hecha polvo, pero más calmada un poco.

Sintió un malestar en la voz de la morena.

—¿Qué es?

—Puckerman piensa que sería una buena idea si tú vinieras a lo largo de la operación esta noche. Una cosa preventiva—simplemente decir las palabras hizo a su pecho apretarse con ansiedad.

—¿Qué piensas?—Brittany preguntó cuidadosamente.

—Creo que él tiene razón, y es exactamente lo que no queremos que suceda—dijo bruscamente. Un vislumbre de Blake, el arma en la cabeza de la ojiazul pasó por su mente—Maldita sea.

—Voy a estar bien, San. No es nada como la última vez—cuando su amante simplemente asintió de manera cortante, le preguntó suavemente—Las dos estamos cansadas. Vamos a hablar de ello más tarde—una vez más la morena asintió en silencio, y continuó—¿Qué vas a hacer ahora?

—Viaje de regreso a Old City y comprobaré con Mike y Quinn—como anticipando las siguientes palabras de la rubia, añadió en voz baja—Sólo por unos minutos. Entonces enviaré a casa a Quinn y dejaré el seguimiento a Mike por el momento. Te veré en tu casa en menos de una hora.

—Muy bien—Brittany dijo.

Entendía que la morena no podía descansar hasta que se hubiera ocupado de estos últimos detalles.

Lo entendía, y se esforzaba por aceptarlo. No era fácil, viendo las profundas sombras bajo los ojos y recordando el dolor en su cara apenas unas horas antes.

Por otra parte, dudaba de que alguno de ellos se viera adecuado para el público en este momento.

—Voy a estarme yendo en unos minutos, también. Sólo quiero ver cómo está Marley una vez más.

Agarró su mano y la condujo a la vuelta de la esquina en la alcoba desierta frente a los elevadores. Luego la tomó en sus brazos y la besó, fuerte. Finalmente liberándola, dijo fervientemente:

—Estuviste increíble esta noche. Ninguno de nosotros pudiera haberlo hecho sin ti.

—Si las cosas siguen de esta manera—dijo con una risa temblorosa—Voy a tener que tomar una residencia medica en la sala de urgencias.

—No siempre es así—Santana le aseguró con rapidez.

—Si tú lo dices—dijo en voz baja, poniendo su cabeza en el pecho de la morena, simplemente disfrutando de su sólida comodidad—Vuelve a casa pronto. Quiero abrazarte.

Besándola en la frente, la morena la abrazó con fuerza, negándose a pensar en nada más allá del momento en que pudieran estar juntas.

—Suena como que es justo lo que necesito.

Se preguntó si Brittany tenía alguna idea de lo muy cierto que eran esas palabras.








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 3:) el Jue Jul 12, 2018 9:16 pm

hola morra,....

empieza la casería de los sapos,...
espero que termine bien ka noche para todos!!!
a ver como sigue el caso??

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5713
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 27
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por micky morales el Vie Jul 13, 2018 6:02 am

No termino de confiar en Puckerman pero solo queda esperar a ver que pasa!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7121
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Sáb Jul 14, 2018 8:04 pm

3:) escribió:hola morra,....

empieza la casería de los sapos,...
espero que termine bien ka noche para todos!!!
a ver como sigue el caso??

nos vemos!!!





Hola lu, oooohhh si! Tiene que terminar bn!...no¿? =/ Aki otro cap para saber mas! Saludos =D








micky morales escribió:No termino de confiar en Puckerman pero solo queda esperar a ver que pasa!





Hola, ni a mi...espero q nos estemos equivocando la vrdd =/ y como bn dices, esperar a ver q pasa y para eso, aki otro cap. Saludos =D





avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 32

Mensaje por 23l1 el Sáb Jul 14, 2018 8:06 pm

Capitulo 32





Blaine Anderson empujó silenciosamente abriendo la puerta de la habitación 614 y entró.

Las persianas verticales sobre la única ventana estaban cerradas y la habitación estaba bañada en la luz de color amarillo pálido de la tarde. Un pitido constante desde el monitor encima de la cama y el leve roce de la respiración eran los únicos sonidos.

Caminó hacia la figura que se dejó caer en una silla junto a la cama, le susurró en voz baja:

—Kitty—cuando no obtuvo respuesta, se inclinó y sacudió suavemente el hombro de la mujer.

Los ojos de ésta se abrieron y se enderezó de un salto. Inmediatamente, miró hacia la cama y luego se dejó caer ligeramente en la decepción.

Marley no había recuperado la conciencia desde el breve momento con Brittany hace casi doce horas antes. Girándose a su acompañante, se frotó la cara con las dos manos y le dijo:

—¿Qué hora es?

—03:30 pm. Kurt está camino a la oficina para la reunión.

—Correcto—Kitty se reincorporó cansadamente, levantándose lentamente—Hora de la función.

Blaine calmó el movimiento de su amiga con una mano en su brazo. En silencio, susurró:

—Tal vez deberías llamar para suspenderlo, Kitty.

—No, nosotros no podríamos tener otra oportunidad—se movió a la cabecera y deslizó los dedos suavemente sobre la mejilla de Marley. Inclinándose, enroscó los dedos de la mano izquierda con los de su amante y murmuró cerca de su oído—No tardaré. Te amo—le besó los dedos, y luego, cuidadosamente, los labios—salió de la habitación sin mirar atrás. En el vestíbulo, se volvió hacia Blaine—Si Kurt no hace contacto con este tipo esta noche, conseguirá asustado y sospechará que estamos sobre él. No sabemos qué tan estrechamente él está en contacto con otros miembros de esta organización. Él podría no saber nada; podría ser un jugador central. No podemos darnos el lujo de cancelarlo en este punto.

—Kurt dijo lo mismo—Blaine dijo con un suspiro, recordando su tensa conversación sólo una hora antes—Mira, ve a casa y toma una ducha. Si Kurt va a seguir adelante con eso, me sentiré mejor si estás ahí con él. Yo me quedo con Marley.

—Si se despierta...—tragó saliva fuerte y continuó—Cuando se despierte, si no estoy aquí, dile que volveré pronto. Dile que la a...

Sonriendo débilmente, el ojiverde le tomó la mano.

—Kitty, créeme, Marley lo sabe. Ve consigue hacer esto y regresa.

Asintió, un duro brillo en sus ojos.

—Kurt y yo te veremos en unas pocas horas.





*****


Brittany y Santana se vistieron en silencio en lados opuestos de la habitación de la primera.

Ésta se puso pantalones de algodón azul marino y una camisa polo de manga corta, completándolo con un chaqueta azul.

La morena se metió en los jeans y una camisa de cuello de botones, atando su arnés de hombro, y cubriéndolo con una chaqueta oscura suya.

Habían dormido la mayor parte del día y habían dicho muy poco después de levantarse y ducharse juntas.

—Asegúrate de quedarte con Puckerman—dijo en voz baja, de espaldas a la rubia. De su bolsa de deporte en el suelo sacó dos cargadores adicionales para su automática y deslizó uno en cada bolsillo de su chaqueta—Todos estaremos amplificados, y deberías ser capaz de escuchar todo lo que está pasando. Incluso si las cosas se ponen...caóticas...permanece en el coche. No vengas adelante hasta que yo personalmente te llamé.

—¿Qué tan probable es que esto se convierta en una especie de punto muerto?—Brittany preguntó, registrando la ansiedad de la morena por ella pero considerándolo infundado. Mucho más preocupante para ella era la posibilidad de que la morena estuviera en medio de un tiroteo—Yo sé que no quieres oír esto, pero no estás en condición…

—No tenemos ninguna razón para creer que este tipo va a recurrir a la violencia—Santana dijo inmediatamente, frente a ella ahora—Sólo quiero estar preparada para cualquier contingencia. En la remota posibilidad de que algo se calentara, no te quiero en peligro.

—Si alguien tiene que pasar a través de una puerta—dijo persistentemente—, Deja que sea Mike. No tú. No esta vez.

Santana miró más allá de la rubia afuera de la ventana de la habitación, luchando por encontrar un equilibrio entre quién sabía que era y quién tendría que ser si quería mantener a la rubia en su vida.

—Si tenemos que pasar por la puerta, dejaré que vaya Mike a través primero hoy, pero no te puedo prometer que no voy a estar justo detrás de él—se encontró con los ojos azules—Eso es lo mejor que puedo hacer.

—Está bien.

La penetrante mirada oscura se intensificó.

—¿Y que hay sobre ti? ¿Voy a tener que preocuparme de ti mientras estoy tratando de controlar la escena?

—Me quedaré con Puckerman hasta que se me necesite. Lo prometo.

Ambas se movieron a la vez y se reunieron la una con la otra en medio de la habitación. Al mismo tiempo, cada una pasó los brazos alrededor de la cintura de la otra, presionando juntas por un beso feroz.

Un minuto se convirtió en dos hasta que finalmente cada una retrocedió una fracción con una sonrisa arrepentida.

—Hora de salir—Santana dijo en voz baja, liberándola suavemente.





*****


Quinn corrió a través de su lista de comprobación mental. Automática cargada.

Respaldo la 32 en la funda del tobillo derecho. Munición extra en el bolsillo delantero derecho de sus jeans. Placa en el bolsillo delantero opuesto. Esposas en el bolsillo trasero izquierdo en el que pudiera llegar a ellas mientras sostiene su arma sobre un sospechoso con la mano derecha dominante.

Se detuvo junto a la puerta de su departamento y agarró su chaqueta de cuero negro del perchero.

Estaba en jeans, zapatillas de deporte y una camiseta de fútbol de manga corta.

No podía pensar en otra cosa que necesitara, o tuviera que hacer. Fugazmente, pensó en hacer una llamada telefónica, pero luego lo pensó mejor.

Parecía que debería haber alguien, pero en realidad nunca lo había sido. Su familia nunca había entendido sus razones para querer West Point, y habían comprendido aún menos sus razones para dejarla.

Por supuesto, no había ayudado a que no podía decirles por qué renunció, porque habría estado traicionando secretos que no eran de ella para revelar.

Ahora era policía, algo más que nadie en su familia de ejecutivos de negocios y corredores de inversiones podía comprender. La única persona que podía pensar, de hecho la única persona que realmente quería llamar, era alguien que consideraba a la policía su enemigo.

Al final, como siempre había sido, estaba sola.

Dio un paso a través de la puerta y bajó los dos tramos de escaleras a la acera. Un coche estaba estacionado en la acera y se deslizó en el asiento delantero.

—¿Estás lista, rubia?—Mike preguntó.

—Sí, estoy lista.





[center]*****[/enter]


Cuando Santana y Brittany llegaron donde Kitty poco antes de 16:00 pm, encontraron a rubia más baja, Kurt, y Quinn esperándolas en la sala de conferencias.

Noah Puckerman, junto con dos hombres que eran al parecer agentes del Departamento de Justicia, se unieron a ellos poco después.

Una vez que todos se habían reunido alrededor de la mesa, Kitty y Kurt flanqueando a Santana en un extremo y Puckerman en el extremo opuesto, la detective y el agente federal se miraron inexpresivamente, como si un debate silencioso ocurría en cuanto a quién hablaría primero.

Finalmente, Puckerman dijo:

—Por qué no continúa y lo plantea para nosotros, Sargento Detective.

—El Sr. Hummel debe hacer contacto con el sujeto en la conexión de la planta superior, un cibercafé en la calle 17 y Mercado a las 07:00 pm esta noche—mientras hablaba, ninguna sorpresa se mostró tan fácilmente en su rostro por el hecho de que Puckerman le había permitido tomar el control de la operación.

No fue su experiencia que los agentes federales alguna vez renunciaran a dirigir a la policía local. Esto simplemente podría indicar que Puckerman era el agente honrado que representaba ser, uno cuyo único interés era romper el caso.

Sólo el tiempo podría decirlo.

Entonces continuó hablando, dejando cada pensamiento excepto aquellos próximos compromisos desvanecidos de su mente.

—Siguiendo las instrucciones, él iniciará sesión como BigMac10, su persona virtual, en la sala de chat de costumbre y esperar su contacto. Presumiblemente, él dará más instrucciones en ese punto. Kitty estará monitoreando desde una unidad inalámbrica en el coche líder, tanto ahí como en el destino final. En este punto, no tenemos ninguna razón para suponer que el sujeto, LongJohnXXX, sospecha que el Sr. Hummel es otra cosa que alguien interesado en ver sexo en vivo con menores y un cliente potencial para futuras transmisiones en vivo. Por lo tanto, no esperamos resistencia. Sin embargo, la localización exacta de este sujeto dentro de la jerarquía de la organización es desconocida, y se le considera un riesgo de amenaza potencial.

—¿Va a poner micrófono uno de los agentes de Puckerman interrumpió, indicando a Kurt con desdén y dibujando un parpadeo rápido de desaprobación de Puckerman.

—No—Santana contestó con calma—Lo hemos considerado, pero eso es lo único que pensamos que el sujeto podría comprobar, teniendo en cuenta incluso un nivel normal de sospecha. No queremos hacer volar la tapadera de Kurt antes de que llegue al interior de la casa del sujeto y no tengamos acceso a la mayor parte de descargas recientes.

Mientras Santana continuaba delineando la maniobra, Brittany la observaba y a los otros en la mesa.

Le encantaba mirarla trabajar.

Cuando la morena estaba a cargo de una operación, hasta la última gota de su considerable presencia personal emergía, su fuerza y confianza y habilidad eran innegables.

Había algo a la vez reconfortante y emocionante en la certeza inquebrantable que exudaba cuando enumeró cada detalle, el orden y la colocación de los vehículos de vigilancia, el papel de cada equipo en la aprehensión del sujeto, y los planes de contingencia si el sujeto se desviara del escenario que ellos predijeron seguiría.

Era fascinante y aterrador el escuchar a las personas sentadas alrededor de la mesa discutir una maniobra próxima que potencialmente podría causar lesiones o la muerte a cualquiera de ellos.

Todo en un día de trabajo, al parecer.

Para ser capaz de enfrentarse a esa realidad e ignorarlo se requiere enormes poderes tanto de negación y seguridad en sí mismo. También se requiere una enorme cantidad de confianza.

Empezó a comprender el vínculo entre los oficiales de policía de una manera completamente diferente. Era algo más que la conexión que crecía entre dos personas que trabajaban juntas.

Cuando confías en alguien por tu vida todos los días, la lealtad y el compromiso formando un vínculo que muy poco se podría romper. Se preguntó lo que sería tener que trabajar dentro de esa apretada comunidad y no tener el apoyo de tus compañeros.

Por un instante, pensó en Quinn y su experiencia esa noche en un callejón oscuro cuando ella había pedido refuerzos y nadie había llegado.

Miró a la joven oficial y vio dedicación y determinación grabada en cada intensa línea de su cara. Entonces la voz de su amante penetró en su conciencia de nuevo y la vio sólo a ella.

—Entonces—Santana dijo, su tono cambiante mientras envolvía las cosas—Una vez que tengamos al sujeto en custodia, el equipo de la escena del crimen estará preparado para supervisar la documentación de pruebas.

Miró alrededor de la habitación, evaluando a cada individuo. Puckerman parecía tranquilo; sus dos agentes se removían ligeramente como si estuvieran impacientes por seguir adelante con las cosas.

Kurt había escuchado con atención, pero tenía la sensación de que él y Kitty ya había tenido su propia conferencia.

Parecían mucho menos interesados en las maniobras tácticas de la policía de lo que probablemente estaban en sus propios planes para la evaluación de la información y la transmisión durante la operación.

Mike encorvado junto a Kurt, parecía aburrido como de costumbre.

Quinn, junto a él, nunca había movido los ojos de la cara de Santana durante toda la sesión de información, como si estuviera memorizando cada palabra.

A su izquierda, Kitty no se había movido durante todo el tiempo tampoco, y Santana detectado un leve temblor en la mano, que reposaba sobre la mesa.

En el lado opuesto de la consultora de seguridad, sentada serena como siempre, en silencio mirando, absorbiendo y evaluando.

—¿Kitty?—Santana preguntó—¿Algo que agregar?

Ésta se aclaró la garganta y se enderezó un poco en su asiento.

—El éxito de la operación depende de nosotros golpeando rápido sin ningún tipo de advertencia. Alguien que tenga algo que ocultar que sepa algo de computadoras puede programar la secuencia de autodestrucción que puede iniciarse con sólo pulsar una tecla o dos. Dependiendo el nivel de conocimiento de este individuo y su grado de sospecha, puede muy bien tener algo así en su sistema. Vamos a tener casi nada de tiempo entre la entrada y la inmovilización si vamos a preservar la evidencia crítica en su disco duro—miró a Kurt una vez, una mirada indescifrable pasando entre ellos dos, y luego agregó—Lo más importante es que LongJohn no tiene absolutamente ninguna razón para creer que esto es algo más que una reunión con un cliente potencial y su compañero conocedor.

—¿Qué hay de armar a Kurt?—Puckerman sugirió—Él sería el lógico para someter al sujeto si pareciera como si estuviera a punto de destruir la evidencia crítica.

Santana negó con la cabeza.

—No es aconsejable. El sujeto es muy probable que busque evidencia de armas o un micrófono. Tendremos un equipo de entrada delantera y trasera, asumiendo que hay dos entradas, o una fuerza de ataque frontal en conjunto. Nos moveremos muy rápidamente. Esperemos que el elemento de sorpresa sea todo lo necesario. Además, no quiero que Kurt se exponga como uno de nosotros. Tengo la intención de detenerlo junto con LongJohn y llevarlo para conservar su tapadera. Esta noche es sólo el principio de este barrido.

Puckerman asintió, y cada oficial de la ley en la mesa entendió que el individuo en mayor riesgo en toda la operación era Kurt, que estaría sin protección y sin armas en medio de una situación potencialmente violenta.

El castaño parecía relajado y tranquilo, perfectamente a gusto.

—Una vez que empecemos a recibir la descarga en vivo, Kitty será capaz de recogerlo. Estaré esperándote, y él no lo hará—se encogió de hombros como si eso estableciera las cosas.

—Muy bien—Santana dijo, parándose—Necesitamos que los equipos de vigilancia se muevan para posicionarse a las 18.00 horas. Asumo que LongJohn es lo suficientemente inteligente como para revisar el área antes de entrar en la cafetería, así que estará atento por alguien mirando en vehículos estacionados.

Todos se levantaron, entonces comenzaron a separarse en grupos separados.

Santana hizo un gesto a Brittany con la leve punta de la barbilla y las dos salieron al pasillo.

—Si tenemos suerte, no vamos a necesitarte—la detective dijo en voz baja.

—Creo que debería ir contigo y Kitty—Brittany dijo en el mismo tono de voz—Kitty va a estar monitoreando las conversaciones reales que Kurt y Long John estén teniendo, ¿verdad?

—Ese es el plan—Santana dijo, empezando a ver dónde iba y buscando un argumento para contrarrestarlo.

—En ese caso, tengo que saber lo que están diciendo entre ellos también. Esa es la única manera en que puedo juzgar el tenor de la situación, y me dará una mejor idea del estado de la mente de LongJohn. Si puedo ser de alguna ayuda en absoluto, esto será en la evaluación del riesgo de amenaza. Y para hacer eso, necesito saber lo está siendo dicho.

—Ella tiene razón—Kitty dijo a un pie de distancia, al acercarse sin previo aviso—Estaba a punto de sugerir lo mismo, pero no quise hacerlo ahí.

Santana se volvió para afrontarla, sus ojos verdes agudos como el láser, una réplica ácida sobre los labios.

Afortunadamente, logró contener su temperamento, porque la parte profesional sabía que lo que la ojiverde y la ojiazul decían tenían sentido, y si hubiera estado pensando más como un policía y menos como una amante, habría sugerido lo mismo.

—Tienes razón—Santana admitió con un suspiro.

Kitty, con jeans negros y una camiseta, parecía desgastada más allá del agotamiento. Sus ojos normalmente vibrantes estaban apagados con dolor.

Dirigiendo sus siguientes palabras a Brittany con un toque de su antiguo encanto, le preguntó:

—Asumo que puedo confiar en ti para permanecer en el vehículo, ¿si las cosas se ponen locas?

—Palabra de honor—Brittany estuvo de acuerdo, sus ojos en la morena.

Ésta se frotó el puente de la nariz con una mano, rápidamente haciendo reajustes mentales.

—Está bien, Brittany, vendrá con nosotros. Le avisaré a Puckerman y me reuniré con las dos abajo—se dio la vuelta y se alejó, dejándola solas.

—¿Cómo estás?—Brittany preguntó con suavidad.

—Estoy bien—Kitty mintió.

—¿Marley?

La ojiverde sacudió la cabeza.

—Ella no ha recuperado el conocimiento todavía—sus ojos buscaron su rostro—Estás segura de que ella se despertó antes cuando...

La ojiazul colocó su mano sobre el brazo de la otra rubia y apretó suavemente.

—Estoy absolutamente segura, Kitty. Simplemente está curándose, y cuando su cuerpo se haya restaurado lo suficiente, se despertará. Todo va a estar bien.

—Gracias—suspiró, aceptando la comodidad de la más alta agradecida.

—No es necesario que me agradezcas. Sólo cuida de ti misma. Marley te necesita fuerte cuando se despierte.

Ésta asintió de nuevo, luego cuadró los hombros, sus ojos claros y determinados endurecidos en su rostro.

—Tenemos un largo camino antes de llegar a la gente detrás de esto. Simplemente el movimiento de apertura de esta noche.

—Bien, entonces—Brittany respondió a medida que avanzaban por el pasillo hacia los elevadores—, Vamos asegurar ganar esta ronda.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 3:) el Sáb Jul 14, 2018 9:27 pm

hola morra,...

a ver como va el operativo???
y si salen todos bien???

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5713
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 27
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por micky morales el Dom Jul 15, 2018 7:59 am

Solo espero que todo salga bien y Marley se recupere!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7121
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Dom Jul 15, 2018 7:46 pm

3:) escribió:hola morra,...

a ver como va el operativo???
y si salen todos bien???

nos vemos!!!





Hola lu, interesante primera pregunta..., pero mucho mejor la segunda y como solo espero algo, aquí dejo el siguiente cap! Saludos =D







micky morales escribió:Solo espero que todo salga bien y Marley se recupere!!!!






Hola, oooh y yo tmbn! yo tmbn. Tmbn lo espero y kiero q eso pase! Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 33

Mensaje por 23l1 el Dom Jul 15, 2018 7:47 pm

Capitulo 33




Santana, Kitty, y Brittany se sentaron en un indescriptible Ford sedán de color beige a mitad de una cuadra abajo y en diagonal a la conexión de la planta superior.

La morena continuamente escaneando la calle, mirando por cualquier persona que pareciera estar mirando por ellas.

Habían llegado una hora antes del tiempo designado del encuentro de Kurt.

A las 06:45 ellos lo habían visto venir por la calle de la dirección en la calle 15 y Market Street parada exterior del vagón del metro que había tomado para llegar ahí.

A las 06:50 horas él había pasado por la puerta de calle que conducía al segundo piso del cibercafé y desapareció de su vista.

Kitty trabajaba en silencio, supervisando la conexión que había establecido a la Internet utilizando un programa de software rastreador que le permitía hackear en una red local inalámbrica.

Era completamente inconsciente de la presencia de otra persona en el vehículo. En este momento, la seguridad de Kurt y la detención del sospechoso eran su principal objetivo.

Mientras ella se centraba en la pantalla, y los múltiples programas que había en ejecución, no pensó en Marley durante al menos unos minutos a la vez.

Mientras trabajaba, casi podía ignorar el dolor constante en su pecho.

En el asiento de atrás, Brittany esperaba pacientemente, después de haber aprendido la habilidad de separarse de la ansiedad y las distracciones de otros durante sus horas de las sesiones de terapia.

También había aprendido a disociarse de sus propios problemas y preocupaciones internas. Hacer eso en presencia de su amante, cuya salud y bienestar eran de suma importancia para ella, era más difícil de lo que había anticipado, sin embargo.

Encontró que si se concentraba en tratar de comprender lo que estaba haciendo Kitty, ayudaría.

Hasta el momento, por lo que podía deducir de la ocasional actualización que Kitty proporcionaba a Santana, sabía que la ojiverde vigilaba ahora la sala de chat donde Kurt iba a reunirse con LongJohn.

—¿Algo?—Santana preguntó con calma.

Sentada detrás del volante del sedán, tan relajada como por lo general se ponía durante una vigilancia. Las largas horas de espera podrían calmar a un oficial incauto, inexperto en un estado de lasitud que podría causar reflejos embotados y poderes de percepción alterados.

Eso significaba que podría ser tomado por sorpresa, y que podría hacer que te maten.

Había aprendido hace mucho tiempo a mantener su nivel de alerta a pesar del aburrimiento de inactividad. Observaba constantemente su entorno, buscando algo fuera de lo normal.

No estaba más allá del reino de la posibilidad de que LongJohn podría haber traído a un cómplice que estaría observándolos igual que ellas estaban observando por LongJohn y Kurt.

Tenía que estar segura de que ellas no fueran seguidas cuando siguieron a su presa.

Kitty se encogió de hombros y murmuró:

—Estoy en la sala de chat. Kurt acaba de iniciar sesión. Ningún contacto aún de LongJohn.

—¿Es posible que en realidad él no venga a este lugar?—Brittany preguntó—Físicamente, quiero decir.

—Posible—Santana respondió—Sólo puede haber querido a Kurt en una máquina desconocida donde no pudiera usar exactamente el tipo de programas que Kitty está utilizando ahora para localizarlo. Todavía apuesto a que va a aparecer aquí sin embargo. Él va a querer echarle un vistazo a Kurt.

—Estoy de acuerdo—Kitty ofreció—De lo contrario, creo que simplemente habría dado instrucciones a Kurt por la reunión privada, en cualquiera de un millón de salas podrían haber ido. Si él ha llegado hasta aquí, confía en que Kurt es quien dice ser.

—De cualquier manera, si seguimos a Kurt cuando salga de aquí—Santana añadió—, Llegaremos a LongJo…

—LongJohnXXX acaba de iniciar sesión—Kitty aconsejó, su voz aguda y su atención clavada en su portátil.

—Lee en voz alta la conversación—Santana ordenó.


LongJohnXXX: Estás ahí, Big Ten?


[b]BigMac10:
Ya lo sabes. Preparado y listo.


]LongJohnXXX: Qué llevas puesto?


BigMac10: Cambiando de caballos sobre mi ahora?


LongJohnXXX: De ninguna manera, amigo. Me conoces, joven y bonita y femenina. Pero bueno, a cada uno lo suyo.


BigMac10: Dockers color verde oliva y una camisa de color canela. ¿Paso la inspección?


LongJohnXXX: No se puede ser demasiado cuidadoso


BigMac10: Lo sabes. ¿Qué sigue?


LongJohnXXX: Estás listo para ocuparte del negocio?


BigMac10: No puede ser demasiado pronto. Estoy sufriendo por algo para aliviar mi tensión.


BigMac10: El servicio es apreciado. Estaré ahí.[/i]


Santana pulsó su micrófono a la frecuencia que Puckerman y su gente estaban usando así como la radio no marcada de Mike y Quinn.

—Contacto esperado, quince minutos. Sin marcas o modelo del vehículo del sujeto.

Un coro de Entendido flotó por el aire y luego silencio.


LongJohnXXX: Dame 15, luego espera afuera. Tu carruaje acercarse.


—Todo parece legítimo—Kitty dijo. Echando un vistazo por encima del hombro, contempló a Brittany—¿Impresiones?

—Él quiere estar seguro de que Kurt entiende que él es heterosexual. Él parece como el tipo empresarial y profesional, pero no particularmente sospechoso. Estoy de acuerdo en que él quería ver a Kurt. Ahora lo hace, y al parecer se siente cómodo procediendo. No veo nada fuera de lugar en este momento.

Santana puso su reloj a catorce minutos y continuó su vigilia silenciosa.




*****


Kurt cerró la sesión y consultó su reloj.

Él y Kitty habían discutido previamente la comunicación a través de alias en línea después de que LongJohn hubiera contactado con él, pero habían decidido no hacerlo.

Era imposible saber si tenía LongJohn asociados que podrían dar seguimiento de la sala de chat después de que LongJohn dejara la sesión.

Era posible que LongJohn estuviera todavía conectado bajo un alias diferente sin embargo, comprobando para ver si había alguna actividad inusual después de su conversación.

Parecía más seguro en este punto seguir las instrucciones hasta que estuvieran más cerca de LongJohn en persona.

Miró alrededor de la habitación, que era un gran espacio con una docena de pequeñas mesas equipadas con terminales de Internet. En el otro extremo de la habitación había un pequeña barra donde se puede tomar un café y una selección limitada de comida chatarra.

Casi cada mesa estaba ocupada, y nadie parecía particularmente sospechoso.

Por supuesto, ¿que aspecto tiene un típico pedófilo?

En cualquier caso, nadie parecía prestar especial atención a él.

No estaba particularmente nervioso.

Jugar papeles para él era algo que surgió de forma natural. La amenaza de peligro físico en particular no le preocupó tampoco. No era un kickboxer como Kitty o un maestro de Kung Fu como su amante, pero podía manejarse en un altercado si lo necesitaba.

Si las cosas llevaban a su fin de la manera que él y Kitty habían teorizado, cuando llegara el momento para la redada, dudaba que LongJohn iba a suponer una gran amenaza.

Miró su reloj y sonrió para sí mismo.

Cinco minutos para la función.




*****


—¿Fumas?

—No, gracias.

—¿Te importa?

Quinn se quedó mirando al detective en sorpresa.

—Es su coche, Detective.

—Sí, pero el Sargento siempre revienta mis pelotas sobre eso.

—Bueno, supongo que ella puede.

—Sí—tanteó a través del bolsillo de la chaqueta hasta que encontró el arrugado paquete de Camel y sacó uno libre. Bajando la ventana un par de pulgadas, hizo un intento de dirigir el humo en esa dirección—¿Alguna vez has estado en una redada sin tocar antes?

—No señor.

—Voy a pasar por la puerta primero, y quiero sentir tus pelotas uh, tu - lo que sea, inmediatamente contra mi espalda toda el camino. Te pegaras a mí como si fuéramos dos perros que acaban de terminar de revolcarse.

—Puedo manejar eso—Quinn dijo sin expresión.

Se preguntó si Mike tenía idea de qué tipo de entrenamiento de cadetes era en West Point.

Ella podría arrastrarse a través de zanjas bajo fuego directo, sin retroceder.

Lo había hecho, llevando un pelotón de cadetes.

—Bien. No quiero que logres apartarte y terminen disparándome.

—No tiene que preocuparse por eso, Detective.

Él la miró, evaluando su tono y expresión. Se veía perfectamente estable y segura.

—Tienes miedo, rubia?

—No, señor.

—Bien—instaló su trasero un poco más cómodamente en el asiento y siguió fumando en silencio.

Hasta que él había conseguido conectar con Santana López, él nunca había trabajado antes con una mujer.

No individualmente.

Ahora no podía alejarse de ellas.

Seguro era un mundo diferente.




*****


Precisamente 14 minutos después, Kurt Hummel salió por las puertas de la conexión de la planta alta y se acercó a la intersección de la calle 17 y Market. Un Mercedes SUV azul conduciendo al sur en la calle 17 se detuvo a su lado y la ventanilla del conductor descendió eléctricamente.

Santana vio a Kurt inclinarse abajo, asintió una vez, y caminó por la parte delantera del vehículo para deslizarse en el asiento delantero a través de la puerta del acompañante.

Pulsó su micrófono y encendió su motor.

—Tenemos contacto—dio una descripción verbal del vehículo, sabiendo que Quinn y Mike lo cotejarían a través de VI, identificación del vehículo, mientras conducían.

Se puso en el tráfico permitiendo a varios coches y una minicamioneta moverse entre ella y el SUV. Manejaron justo por debajo del límite de velocidad a través de la ciudad sobre la rampa de acceso a la Interestatal 95.

Un par de minutos después, la voz de la ojiverde llegó por la radio.

—Sin identificación del vehículo—Quinn informó—Las placas no están registradas.

—Forjadas, probablemente
—murmuró—Entendido.


Después de un minuto, se perdió atrás y el Buick negro conducido por Mike se colocó varios coches detrás de ella y pasó a asumir la posición de liderazgo.

Ellos se alternarían así todo el tiempo necesario hasta que el vehículo de Kurt se detuviera.

En algún lugar detrás de ellos, Puckerman los siguió también. Si el SUV comenzaba a tomar maniobras evasivas, sugiriendo que la cola había sido visto, el tercer coche se separaría para triangular un punto de intercepción.

Por ahora, el que conducía el Mercedes oscuro por delante de ellos no parecía ser consciente de su presencia.

—¿Cree que ese LongJohn conduce?—Kitty preguntó en un momento dado.

—Lo más probable—Santana dijo, con los ojos fijos en el tráfico por delante de ella—No puedo verlo invitando a alguien más para la fiesta en este momento. Cualquier cliente potencial puede asustarse encontrando a alguien que no habían previsto. Estos tipos son bastante sospechosos como un grupo.

—¿Me pregunto qué diablos están hablando?—Kitty reflexionó.

Negó con la cabeza.

—Tengo la sensación de que no es del clima o deportes.

—Bueno, sea lo que sea—Brittany interrumpió—Kurt es rápido, y él y LongJohn tienen una relación. Es por eso que nadie más que Kurt podría haber hecho esto en este momento. Él va a estar bien.

Mejor que sea, Kitty pensó. Porque no puedo tener a una persona más que me importa salir lastimada.




Veinte minutos después habían rodeado casi toda la ciudad en las autopistas y arterias.

Se estaban acercando a una zona a menos de una milla al norte del departamento de Kitty que aún conserva el sabor de un vecindario de clase obrera.

El vecindario, llamado Fishtown, consistía en hileras de casas e individuales intercaladas a lo largo de calles estrechas donde algunos árboles aún lograban crecer.

—Aquí vamos—Santana dijo cuándo el Mercedes señaló y tiró a la derecha hacia una rampa de salida. Una vez más, abrió las frecuencias de los otros miembros del equipo—El vehículo del sujeto ha girado a la derecha en un camino de entrada en la esquina de Girard y la calle 4. Casa sola, de dos pisos, estructura blanca - sin número visible. Garage independiente, entradas delantera y trasera probablemente. Estaré precediendo alrededor de la cuadra y me acercaré desde el norte.

Desplegó los otros dos vehículos en los que los funcionarios y agentes federales podrían fácilmente acercarse a la casa desde direcciones opuestas.

Ella y Kitty necesitaban estar tan cerca como fuera posible para que la ojiverde pudiera hackear y monitorear la descarga en vivo.



Dos minutos después, estaban estacionadas entre varios vehículos en la calle contigua donde tenían una línea de visión clara hacia la casa.

Las luces eran visibles en una habitación trasera en el primer piso.

—Podríamos tener suerte. Las puertas deben ser bastante fáciles de romper, y si están en esa habitación, deberemos estar en el interior y tener la contención en menos de 10 segundos.

Kitty no respondió, febrilmente corriendo a través de los programas tratando de establecer una señal suficientemente fuerte como para rastrear la actividad de la computadora de LongJohn.

Finalmente, después de lo que pareció una espera interminable, una imagen parpadeó y luego se estabilizó en su pantalla.

Tres pares de ojos se centraron en el monitor en color de 15 pulgadas.

Por un momento, las imágenes eran indistintas, y entonces el foco se aclaró y fueron capaz de ver dos chicas jóvenes caminando desnudas en una habitación amueblada con una cama grande y no mucho más.

—Te tengo, hijo de puta—Kitty susurró.







*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!



avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por micky morales el Lun Jul 16, 2018 6:35 am

vaya parece que al fin van a atrapar al pedofilo, solo espero que todo salga bn!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-*
-*-*-*-*

Femenino Mensajes : 7121
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 51
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 3:) el Lun Jul 16, 2018 11:39 am

Hola morra,...

El operativo bastante bueno!!!
El primero de cuantos ahora??? A ver qué pasa??

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5713
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 27
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Lun Jul 16, 2018 8:05 pm

micky morales escribió:vaya parece que al fin van a atrapar al pedofilo, solo espero que todo salga bn!!!!






Hola, ooh si y espero q así sea la vrdd! Tmbn lo espero...y tiene q ser así xD Saludos =D








3:) escribió:Hola morra,...

El operativo bastante bueno!!!
El primero de cuantos ahora??? A ver qué pasa??

Nos vemos!!!




Hola lu, son un gran equipo...lo q siempre estan eso sipo. Mmm esas son buenas preguntas la vrdd...q espero q este cap diga algo. Saludos =D





avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Justicia II (Adaptada) Cap 34

Mensaje por 23l1 el Lun Jul 16, 2018 8:07 pm

Capitulo 34




—¿Tenemos que entrar?—Santana preguntó a Kitty, un borde en su voz.

Odiaba tener un hombre fuera de la vista y oído, en particular dentro de un edificio con un perpetrador de violencia potencial desconocido. Especialmente mientras se sentaba en un coche incubando la radio.

Desde el asiento trasero, Brittany colocó una mano sobre su hombro e instó,

—Espera unos minutos si es posible.

Había estado sentada en silencio, observando las figuras que aparecían en la pantalla de Kitty.

Un hombre había entrado en la habitación, uniéndose a las dos chicas jóvenes. Llevaba un uniforme indescriptible, al parecer supone que representaba a una persona de entrega de algún tipo. Las dos chicas desnudas fingieron sorpresa y timidez torpe, todo esto claramente en escena pero no tan artificial como ella podría haber esperado.

Había una sensación de cine verdad que era muy profesional y profundamente inquietante dado el tema.

—Daría a esto un tiempo para procesarse, porque creo que LongJohn es más probable que esté preocupado en cuanto más dure esto.

Girándose en el asiento delantero hacia ella, Santana la miró bruscamente, consciente de la nota hueca en su voz.

Las operaciones de vigilancia como estas nunca eran fáciles, no cuando la represión, la emoción de adrenalina y el miedo de que algo fuera mal invariablemente se combinaron para volverte loco.

Esta vez era aún más difícil, porque estaba segura de que Brittany debía estar sintiendo tremenda simpatía por las chicas jóvenes que estaban siendo degradadas y victimizadas mientras veían.

—No importa lo que hagamos aquí—Santana le recordó suavemente—, No va a hacer ninguna diferencia para ellas. Esta noche no, al menos.

—Lo sé—Brittany respondió monótonamente, sin mirar directamente a la morena—Diez minutos. Eso debería estar bien.

Ésta pulsó su micrófono y dio instrucciones a los otros equipos:

—Entraremos en diez. Equipo uno, tienen el frente; equipo dos, la parte trasera. Pónganse en posición y esperen mi señal—después de terminar la transmisión, miró a la ojiverde—¿Estás consiguiendo lo que necesitas?

—Parece que sí—Kitty dijo, sin levantar la vista, todavía rápidamente secuenciando a través de programas y descargando toda la información que podía.

—Está bien, bien. Ustedes dos permanecerán aquí hasta el visto bueno—le entregó a la ojiverde un talkie práctico—Me pondré en contacto contigo con esto tan pronto como se haya asegurado la posición. Entonces puedes echar un vistazo a su sistema.

—Bastante bien—Kitty dijo. Por primera vez en la última hora, levantó su mirada del monitor de la computadora—Cuida de Kurt, ¿quieres?

—Absolutamente—dijo. Mientras alzó la manija, abrió la puerta y puso una pierna hacia fuera, miró brevemente de nuevo en el asiento trasero. La ojiazul estaba viéndola—Te veré en unos minutos.

—Sí—Brittany respondió suavemente, sus ojos en su rostro.

Memorizándolo, como si no hubiera sido ya indeleblemente grabado en su corazón.

Mientras la morena se deslizó hacia la oscuridad, Brittany se preguntó una vez más qué era lo que hacía que alguien lo hiciera.

Qué era eso que permitía a un individuo colocarse en peligro inminente para corregir algunos errores o alguna injusticia.

Siguió mirando a la casa, apenas capaz de distinguir un parpadeo en las sombras que se imaginaba serían Mike y Quinn y tal vez los agentes de justicia.

Trató de imaginar lo que estaban pensando, y finalmente decidió que no había manera de que podría, no sin haberlo experimentado.

De repente, entendió un poco el por qué era que los agentes de policía rara vez tenían amistades fuera de la fuerza. También entendió por qué tenían una alta tasa de divorcios.

Cómo podía alguien que no hacía esto sobre una base diaria, posiblemente comprender lo que era ir día tras día y enfrentarse a lo desconocido.

Un desconocido que muy bien podría matarte.

—Ella va a estar bien—Kitty dijo como si leyera su mente.

Sin apartar la vista de la parte frontal de la construcción, donde sólo podía ver la puerta, pero no podía ver las figuras que sabía debían estar agazapadas en las sombras, dijo una vez más, suavemente:

—Lo sé.





*****


—¿Te lo dije o no te dije?—LongJohn dijo con una nota de emoción y orgullo en su voz—Esta es la cosa real, hombre.

Los dos hombres estaban sentados delante de un monitor de ordenador de pantalla plana de veintiún pulgadas en pequeños sillones confortables con una mesa de TV entre ellos.

Dos botellas abiertas de cerveza colocadas en la mesa que flanqueaban un plato de cacahuetes. En la pantalla, el hombre de 30 años de edad ahora desnudo, un tipo grande fornido que parecía un jugador de fútbol universitario pasado de grasa, parado al lado de la cama mientras que una de las niñas preadolescentes le realizaba una felación. Arrodillada en el suelo al lado de ellos, la otra chica lo acariciaba. Su gran mano vagaba sobre sus pechos apenas perceptibles.

—Oh, sí, es todo lo que dijiste—Kurt dijo, frente a la pantalla y fijando su mirada en un punto dos pulgadas por encima de ella. Había visto suficiente para saber que esto era lo que habían estado esperando. No quería ver los detalles—Vale la pena cada centavo, chico. Y más. No me importa tener esto sobre una base regular.

—Como dije, eso se puede arreglar—LongJohn dijo, con los ojos clavados en la pantalla—Todo lo que necesitas es un poco de verde y las conexiones adecuadas. Pondremos esta tubería directamente en tu dormitorio.

—Sólo dime dónde firmo—Kurt respondió.

La descarga en vivo había estado funcionando durante casi diez minutos y no estaba seguro de cuánto tiempo duraría. Más importante aún, él estimaba que la fuerza de ataque podría hacer su movimiento pronto.

Ahora era el momento para un poco de diversión.

—Ya sabes, he estado esperando todo el fin de semana por esto—Kurt dijo, a propósito bajando la voz y vacilante como si estuviera teniendo problemas para controlar su respiración—Me temo que podría estallar en los pantalones si no hago algo al respecto muy pronto.

—Adelante, hombre. Siéntete libre. Estoy en la necesidad de un poco de alivio yo mismo—respondió su compañero.

Por el rabillo del ojo, pudo ver a LongJohn apretando rítmicamente la entrepierna de sus pantalones mientras miraba fijamente al monitor.

Hizo una demostración de desabrochándose los pantalones y bajarse la bragueta. No estaba preocupado de que LongJohn le observara, porque LongJohn no estaba interesado en lo que Kurt tenía entre las piernas.

Él estaba interesado en ver a las niñas realizando actos sexuales en el hombre de la pantalla.

Deslizó su mano dentro de los pantalones y fingió un gimió. No fue difícil, pero LongJohn nunca sabría eso. Separó más las piernas y murmuró,

—Oh, sí, eso es mejor.

Junto a él, oyó el sonido de una cremallera deslizándose hacia abajo seguido de un gruñido mientras LongJohn metía la mano dentro de sus jeans. Los sonidos de los altavoces eran en su mayoría gemidos y gruñidos ahogados y trozos fragmentados de diálogo, combinados con la respiración intencionalmente audible y gemidos intensificándose de LongJohn.

Esperaba que el ruido ayudará a enmascarar los sonidos de la entrada de la policía y añadiera a la confusión general, cuando la fuerza de ataque cayera sobre ellos.

Su única preocupación ahora era que LongJohn fuera más rápido a la línea de llegada entonces, que él había anticipado. El tipo se había liberado de los confines de sus pantalones, y por el sonido de su respiración y el rápido crujido de la silla mientras el otro hombre sacudía sus caderas en un crescendo cada vez mayor, temió que su diversión se disparara antes de que Santana y amigos llegaran.

Y él no había planeado un segundo acto.





*****


—En tres—Santana susurró al micrófono—Tres, dos, uno... Adelante.

Mike golpeó la puerta con su considerable bulto y desprendiéndola del marco, estrellándose hacia dentro con una astilla de madera y tornillos reventados.

Se sorprendió de la rapidez con la que el hombre grande se movió. En un instante él había desaparecido en la habitación a oscuras, Quinn cerca detrás.

Distantemente, oyó un choque haciendo eco de algún lugar en el fondo de la casa.

El equipo de Puckerman.

Se movió bajo a través de la puerta, dando un paso rápidamente al lado de Quinn. Giraron dándose la espalda una a la otra, armas extendidas en dos manos apretadas, cada una de ellas explorando los lados opuestos de la habitación.

Mike estaba al frente, al lado de la puerta en la pared opuesta a la entrada, mirando alrededor de la esquina a la otra habitación.

—Despejado—Quinn gritó.

—Ve—ordenó, y todos ellos se lanzaron hacia adelante.

En cuestión de segundos estaban en una amplio cuarto de recreación lleno de computadoras, máquinas de vídeo, y equipos gráficos. En un monitor de gran tamaño en una plataforma elevada la escena sexual que habían observado desde el coche continuaba funcionando.

Gemidos y gritos y roncos oh yeahs proporcionaron un telón de fondo a la confusión general.

Mike dio un tirón al sospechoso, un jovencito hombre blanco en una camiseta y jeans, de la silla y lo empujó despatarrado en el piso. Arrodillado con una pierna sustanciosa en el centro de la espalda del hombre aturdido, alzó la vista hacia ella con una sonrisa satisfecha.

—¿Qué te parece, eh, Sargento? Atrapados los cabrones con sus pollas en su mano.

—Sólo dile sus derechos—dijo, refiriéndose a la advertencia de Miranda.

Quinn tenía a Kurt, que estaba fuertemente protestando para que todos pudieran oír que él no tenía ninguna idea de que LongJohn planificara mostrar un vídeo sexual, en la misma posición en el piso y estaba aventando puños hacia él mientras ella le recitaba sus derechos de forma monótona plana.

Levantó la radio y dijo:

—Kitty, venga adelante—entonces, cambiando frecuencia—, Despachador, aquí Sargento Detective López. Necesito el equipo de escena del crimen en...

—Eso no será necesario, Detective— Noah Puckerman dijo que mientras él y los dos agentes se reunieron en la escena desde la parte trasera de la casa—Tomaremos el equipo en custodia.

—Al infierno que lo harás—bruscamente, ignorando el leve sonido del despachador llamándola por su nombre encima de su radio—Este es mi escena del crimen y yo registraré la evidencia.

Puckerman sacudió la cabeza.

—Lo siento, Detective. Tenemos prioridad jurisdiccional aquí—él se volvió hacia uno de los dos agentes federales con él y le dijo—Adelante, Reynolds. Comience a empacar estas cosas. Llama y consiga al resto del equipo para que le den una mano.

Kitty atrapó sus últimas declaraciones al entrar en la habitación.

—Mentiroso hijo de puta—enojada, caminando hacia Puckerman a través del cuarto—¿Es esto lo que llamas una investigación conjunta? ¿Te llevas al sospechoso y luego tomas toda la evidencia?

Se adelantó al notar que los tres agentes de Justicia se ponían rígidos, listo para intervenir en caso de que la ojiverde pusiera las manos sobre él.

No tenía ninguna duda de que esta vez Puckerman o uno de sus hombres llegarían a lo físico.

—Si encontramos algo que podamos pasarle a lo largo del camino de otros tipos como este—Puckerman dijo, señalando con la cabeza a LongJohn, quién cayó en el agarré de Mike, mirando en silencio a los desconocidos que estaban empezando a desmantelar su equipo—Lo haré. Estamos detrás del pez grande aquí, no los pervertidos sentados alrededor bajando esta basura.

—¿Qué acerca de lo que pasó a Marley?—Kitty exigió furiosamente, levantando la voz por encima de la cacofonía y atrayendo más fuerte la atención por parte de dos de los subordinados de Puckerman, ambos quienes se acercaron más—Tenemos que seguir el rastro desde aquí para averiguar quién está detrás de eso.

Puckerman se encontró con su caliente mirada impasiblemente.

—Obtendrás información sobre una necesidad de conocimiento.

—Conseguiré la puta información en este maldito momento—dirigiéndose hacia la CPU la más grande que los dos agentes de Justicia estaban terminando de guardar.

Puckerman dio un paso para interceptarla, pero antes de poder hacerlo, Santana la agarró del brazo y la detuvo a medio paso.

—Espera, Kitty—advirtió. Acercándose susurró con dureza—Tocas a uno de ellos y vas a terminar pasando la noche en una celda abajo en el Edificio Federal.

Por una fracción de segundo, algo oscuro pasa a través de los ojos verdes.

Era una mezcla de furia y dolor.

—Hijo de puta—susurró con voz ronca.

—Sí—Santana murmuró entre las mandíbulas apretadas, tan frustrada y enojada.

Pero esta no había sido la primera vez, y lo más probable es que no sería la última vez que cuando llegara el momento de cosechar los beneficios de una operación conjunta, las autoridades locales se quedaron sin nada.

Una mano todavía en el brazo de la rubia, ordenó:

—Mike, trae a esos dos a la sede central.

—Puedes tenerlo a él—Puckerman dijo amablemente, haciendo un gesto hacia Kurt—Quiero ser el primero con este tipo—dijo, indicando a LongJohn con la cabeza.

Santana dio un paso muy cerca de él, su pecho casi tocándolo. Era mucho más baja que él, pero no le tenia miedo, y por un instante la sonrisa de él vaciló.

—¿Para hacer qué? ¿Ofrécele un trato?

—Sólo queremos hablar con él. Entonces lo puedes tener.

—Eres todo corazón, Puckerman—gruñó. Caminando hacia donde Mike y Quinn esperaban, Wilde después de mala gana, dijo—Vamos, salgamos de aquí.








*******************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-*
-*-*-*

Mensajes : 5912
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Justicia IV (Adaptada) Cap 19

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 19. Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12 ... 15 ... 19  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.