Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «Parental attachment»
Hoy a las 12:57 am por Gabriela Cruz

» FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Cap 8
Ayer a las 9:37 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Cap 3 - P I
Ayer a las 9:29 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Mar Oct 17, 2017 11:31 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 23 y 24
Lun Oct 16, 2017 4:02 pm por JVM

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 3,4 y 5
Lun Oct 16, 2017 10:38 am por 3:)

» BRITTANA CUPIDO PORLOGO,6 y 5
Lun Oct 16, 2017 9:23 am por 3:)

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

» [Resuelto]FanFic Brittana: De Mis Sueños II (Adaptada) Epílogo
Dom Ago 06, 2017 8:06 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Mar Jul 25, 2017 6:07 pm por monica.santander

» [Resuelto]Brittana: Hermanastras con Beneficios.. Actualizado 20-07-17
Jue Jul 20, 2017 6:12 pm por JVM

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
Isabella28
 
micky morales
 
3:)
 
JVM
 
Gabriela Cruz
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Dom Oct 08, 2017 3:38 pm

Les gusta estirar la agonia a estas Chicas!! !! Por que simplemente hablan y listo cada quien con su cada cual y problema solucionado .
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4278
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Dom Oct 08, 2017 7:18 pm

3:) escribió:hola morra,..

osea es ya que se valla al cuerno y que pase lo que sea para san jajaja
lo único que le falta a san es que le empiece a fastidiar  lo que diga o haga emily!!!
hawai ya lo dieron vuelta de todos lados,.. cuando termina el viaje???

nos vemos!!




Hola lu, jajajajaajajaj xD jaajjaa nose xq te encuentro toda la razón jajajajajjaa. Q!!!nonno ni lo digas xq con lo mmm es san capaz q pase ¬¬ AJjaajajaj para als brittana sea lo mejor de el, y si tiene q acabar ya q pase y si no... no, no¿? xD jaajaj. SAludos =D




micky morales escribió:Ya me tienen harta haciendose las bobas!!!!!



Hola, jajajajaaj la vrdd esk si, osea q les cuesta ir con la vrdd¿? si ya saben q no se corresponden y tienen a su persona ai mismo ¬¬ Saludos =D





JVM escribió:La situación ya es muy complicada por decirlo de una forma, es tener que aguantar a fuerzas comentarios, gestos y mas de Emily sobretodo.... Así que para que seguir esperando?




Hola, si q lo es =/ No esta ayudando mucho a la situación em, no¿? ¬¬ Nadie lo sabe... quizás para seguir teniendo esos momentos con britt¿? nose =/ Saludos =D





monica.santander escribió:Les gusta estirar la agonia a estas Chicas!! !! Por que simplemente hablan y listo  cada quien con su cada cual y problema solucionado .




Hola, jajajaaj si q si, pero mas a las brittana q a las Hanmily o como se diga xD ellas viven su vida sin importarles nada XD Eso mismo... espero y eso si pase xD Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Cap 29

Mensaje por 23l1 el Dom Oct 08, 2017 7:20 pm

Capitulo 29


—Dios mío, ¿de quién fue la idea?—Santana preguntó mientras entregaba a Brittany su café.

—Creo que fue tuya—le recordó, cerrando la puerta en silencio tras ella—¿Se despertó?

—No. O si lo hizo, no me lo hizo saber. ¿La tuya?

—No, pero ya sabes, estoy durmiendo en el sofá, así que no fue tan difícil—se detuvo en seco—¿El sofá? Ni siquiera estás compartiendo la cama?

—No. ¿Por qué piensas eso?

—Porque se supone que debes estar saliendo. ¿Ella sabe que sé que no estás saliendo?

—No.

—Un viaje loco como el infierno—murmuró mientras se dirigía al auto de alquiler—Tú conduce. Es demasiado temprano para que me ponga detrás del volante.



Santana se sentó en silencio en el coche, sorbiendo su café, mirando el camino oscuro por delante mientras Brittany las condujo a través de la isla.

Había algunos otros coches a esta hora de la mañana, y los que viajaban, se preguntó cuál era su destino.

Pescadores dirigiéndose a los barcos. Otros turistas como ellas, saliendo para una excursión temprano por la mañana.

—¿Estás bien?

Santana bostezó y asintió.

—Simplemente no acostumbro levantarme a las tres de la mañana. Incluso la ducha de agua fría que tomé no ayudo mucho—se dio la vuelta en su asiento, mirando el perfil de Brittany—¿Sabes a dónde vas?

—Eleu me dio las direcciones. Es sólo a una cuadra de la carretera principal aquí. Creo que vamos a estar bien.

—¿Tienes bici?

—Ya no tanto. Tengo una moto de carretera y una bicicleta de montaña, y la saco para dar una vuelta de vez en cuando. ¿Y tú?

—No desde... bueno, desde que conocí a Emily. Cuando todavía estaba en Lubbock viviendo en los dormitorios, rodaba por todo el campus. E incluso cuando me mudé a Lima, Ohio, salía a la zona verde. Pero Emily, bueno, como puedes ver, ella no es exactamente del tipo deportivo. Ese tipo de cosas quedaron en el camino, y cuando nos mudamos juntas, me deshice de mi bicicleta.

La verdad era que había renunciado a muchas cosas por Emily.

Cosas que en ese momento, no parecían tan importantes.

Pero Emily nunca fue muy flexible cuando se trata de la forma en que pasaban el tiempo juntas.

Ella tenía una personalidad mucho más dominante que Santana y era simplemente más fácil estar de acuerdo que discutir al respecto. Razón por la cual, en los últimos años, habían dejado de hacer mucho juntas.

Santana encontró poco placer en compras durante horas y horas y estaba más que feliz de enviar a Emily sola en una de sus juergas.

¿Y boletos de temporada para el teatro?

No, gracias.

Una película de acción con sonido envolvente en la nueva sala de cine, un cubo de palomitas y una coca-cola grande era mucho más del agrado de Santana.

Y como le había dicho a Quinn muchas veces, preferiría tener que arreglarse una muela que sentarse a otra conferencia aburrida en la Universidad.

La actividad solitaria que ambas disfrutaron haciendo, pasear a pie y recorrido en bicicleta en Town Lake, llegó a su fin hace años, cuando el trabajo tomó más y más de su tiempo.

¿Distanciadas?

Eso era un eufemismo.

Aunque, si era honesta al respecto, era ella la que se había alejado.

No Emily.

—Aquí estamos—Brittany dijo, interrumpiendo sus pensamientos.

Haleakala Bike Tours estaba iluminado, el estacionamiento lleno de actividad.

—¿Crees que llegamos tarde?

—No. Todavía tenemos una media hora.

Brittany se detuvo junto a un jeep rojo y apagó el motor. Santana se volvió, sonriéndole.

—No puedo recordar la última vez que he estado tan feliz a las tres y media de la mañana.

Brittany se rió.

—Tengo que estar de acuerdo contigo. Ahora a ver si el amanecer coopera.

Ellas tomaron sus mochilas y se dirigieron hacia el interior, donde fueron recibidas por una entusiasmado joven.

—Bienvenidas, bienvenidas a la mañana—él dijo, instándolas a entrar—¿Tienen reservas?"

—Sí. Brittany Pierce y Santana López.

—Por supuesto, por supuesto. Soy Rory. Vengan rápido. Te pondremos equipado. El sol no nos esperará—las llevó a una pared de bicicletas, todas de diferentes colores y tamaños. Miró a Brittany de arriba abajo—¿Cinco-nueve, sí?

Brittany sonrió.

—Sí.

—Bien, bien—sacó una bici elegante—Perfecta para ti—se volvió a Santana, estudiándola como lo había hecho con Brittany—¿Cinco-siete?

Santana sonrió.

—Gracias por la media pulgada adicional.

Pero él frunció el ceño y sacudió la cabeza.

—Nunca fallo. Deben ser los zapatos—caminó por la fila, inclinándose para inspeccionar dos bicicletas antes de seleccionar una para Santana—Aquí. Perfecta para ti—señaló al otro lado de la habitación—Vayan. Necesitarán una chaqueta para la cumbre. Y guantes, si lo desean. Hace frío en la parte superior. Okana le ayudará. Tendrán botellas de agua y un mapa una vez que estemos ahí.

—Creo que él ha tomado demasiada cafeína—Santana bromeó mientras se dirigían a las chaquetas.




Todavía estaba completamente a oscuras cuando su camioneta se detuvo cerca de la cumbre.

Había dos camionetas con diez ciclistas en cada una.

Brittany y Santana fueron las primeras en salir y se quedaron cerca de la parte trasera, esperando que Okana descargara sus bicicletas.

—Dos botellas de agua, todo el mundo—Rory anunció—Con la luz del día, pueden comprobar sus mapas. Hay un manantial a mitad de camino hacia abajo. Es seguro para beber. Los lugareños vienen a buscar agua ahí. Pueden llenar sus botellas de agua sin preocuparse. No beban el agua en cualquier lugar, sin importar lo claro que se vea. Nuestros camionetas se reunirán con ustedes en la parte inferior. Tienen hasta el mediodía para explorar la montaña. Y tómense su tiempo. Estarán en la montaña en un instante—los miró por encima de las bajas luces de la camioneta—¿Alguna pregunta?

—¿Cuántas millas son?—alguien preguntó.

—Treinta y cinco desde aquí. Todo cuesta abajo. Rara vez necesitaras pedalear. La cumbre está a unas tres millas más adelante. Siéntanse libres de explorarla. Todo cuesta arriba—esperó, pero nadie hizo más preguntas—Genial. Después del amanecer, la luz del día viene rápidamente. Divertirse, mis amigos. Y tengan cuidado.

Tan pronto como las luces rojas traseras de las camionetas desaparecieron, el grupo de ciclistas de disperso.

Algunos ya comenzando la caminata hasta la cima, pero la mayoría de los demás se quedaron para ver el amanecer.

Brittany alejó a Santana de los demás, encontrando una roca plana para sentarse.

Apoyaron sus bicicletas contra un árbol, luego se sentaron una al lado de la otra, sus miradas mirando sobre el océano hacia el este, muy por debajo de ellas.

—¿Qué tan alto estamos?—Santana preguntó en voz baja.

—No sé. Creo que he leído que la cumbre esta alrededor de diez mil pies, así que supongo que estamos a unos ocho o menos.

Santana se acercó más.

—Porque hace frío.

—Sí. Es difícil imaginar que vamos a quitarnos esta ropa en poco tiempo—abrió su abrigo y deslizó un brazo alrededor de Santana, atrayéndola más cerca de su calor.

Santana no dudó mientras se acurrucaba más cerca, no tenía tanto frío.

Pero maldita sea, se sentía bien estar tan cerca de la rubia.

Se sentaron en silencio, el cielo centelleante ahora, haciendo alusión a los colores que vendrían.

Santana intentó concentrarse en el amanecer, trató de mantener su mente en un lugar sano, pero su cuerpo quería acercarse, y se estremeció, no de frío, sino por el calor del cuerpo de Brittany.

—¿Todavía tienes frio?

—No, esto es agradable—Santana alcanzó entre ellas, tomando la mano de Brittany.

Estaba tan fría como la suya, pero estaba agradecida de que no se hubieran molestado con los guantes.

Pasó sus dedos a través de la piel de Brittany.

Sus manos eran suaves, pero sus dedos insinuaban callos, evidencia de su ocupación.

—Me gustan tus manos—Santana dijo.

—No son muy suaves. Manos trabajadoras.

—Sí. Eso es lo que me gusta.

Estaban en silencio otra vez, ambas mirando al cielo, viendo como la punta del sol se abría en el horizonte.

Brittany le apretó la mano, ambas a la espera de la explosión de color que sabían que las saludaría.

No tuvieron que esperar mucho tiempo.

El orbe rojo oscuro salió del agua, la opacidad cambiando a un brillo brillante cuando el color se volvió borgoña antes de tomar un toque de naranja.

Una luz de colores salió disparada en todas direcciones, disparando a través del océano en las olas, convirtiendo el plácido azul-verde en un caldero de fuego cuando los colores corrieron a la orilla.

—Tan hermoso—Santana murmuró—Dios mío, tan condenadamente hermoso.

—Mmm.

Santana se acercó más, con la cabeza apoyada en el hombro de Brittany mientras el cielo cobraba vida con colores.

—Creo que quiero estar en una cita.

Brittany le apretó la mano.

—¿Estás bien?

—Sí. Me siento... normal contigo. ¿Tiene sentido? Soy más yo misma. Me reconozco cuando estoy contigo. No soy sólo alguna entidad extraña a la deriva, tratando de ser otra cosa. Soy solo yo.

Brittany se volvió, rozando sus labios con los cabellos de Santana.

—Siempre puedes ser tu misma conmigo. No hay nada que necesites ocultar.

Santana sonrió y se alejó.

—Sí, ahora tengo que ocultar el hecho de que quiero besarte. Besarte mucho—se puso de pie, su mirada viajando al sol, los colores rojos oscuros siendo reemplazados con naranja.

No tardaría en alzarse más, los colores se desvanecerían por completo.

Y Rory tenía razón.

La luz del día llegó rápido aquí.

Las sombras habían desaparecido y también algunos de los ciclistas. Había sólo un puñado de otros aún acerca, algunos conversando si querían subir a la cumbre, otros mirando el mapa, decidiendo dónde explorar primero.

Sintió a Brittany caminar a su lado y se volvió, gustándole la mirada de satisfacción en el rostro de Brittany.

Levantó el mapa.

—El primer sendero de la cascada no es muy lejos de aquí—dijo, mostrándole a Santana en el mapa—¿Interesada?

—Si cualquier cosa.

—¿Cualquier cosa?

Santana ladeó la cabeza.

—Sí, cualquier cosa.

—Bueno, realmente me gustaría nadar en una de las piscinas naturales. Tres de las cascadas las tienen. ¿Qué te parece?

Santana se rió.

—Lo juro. Te doy una abertura y deseas ir a nadar.

Brittany movió las cejas.

—¿No mencioné que sería nadar desnuda?

—No—tiró de su brazo—Vamos. Vamos a trabajar algo de esta energía.

Por supuesto el descenso en realidad no requería mucha energía, excepto usar el freno, lo que Santana estaba haciendo ahora mientras giraban a velocidad por una curva, el viento fresco soplando contra ellas.

El bosque era un borrón mientras Santana mantenía los ojos pegados a la carretera... y la parte trasera de Brittany.

—El sendero está por delante—dijo por encima del hombro.

Santana desaceleró, sus manos apretando con fuerza en los frenos. Ella siguió a Brittany, deteniéndose a un lado del camino.

Un sendero bien marcado conducía hacia el bosque.

Un sendero fangoso.

Santana miró sus tenis Nike azul y blanco.

—Sí, estoy pensando lo mismo—Brittany dijo—Tal vez deberíamos intentar la próxima cascada.

Y lo hicieron.

Apenas un corto tiempo después llegaron a otro sendero, esta vez en el otro lado del camino.

Y esta vez un sendero seco.

—¿Por qué el otro estaba tan húmedo?—Santana preguntó mientras apoyaba su bicicleta contra un árbol.

—Están en lados opuestos. Es como una cordillera. Las tormentas vienen de una dirección, dejando caer la humedad, pero los picos protegen el otro lado. Supongo que aquí, el lado oriental atrapa la lluvia y el oeste no lo hace.

—Entonces las cascadas deben ser alimentadas con manantiales—Santana supuso.

—Por eso me muero de ganas de ir a nadar en ellas—Brittany se quitó la chaqueta y la metió en su mochila, pero se dejó los pantalones de viento.

Santana abrió la cremallera de su chaqueta, pero la mantuvo puesta, el viento de la mañana todavía la helaba.

—¿Nuestras bicicletas estarán bien aquí?

Brittany se encogió de hombros.

—Ellos no nos dieron ningunas cadenas o candados, así que me imagino que está bien. Además no creo que nadie más este aquí tan temprano que no sea nuestro grupo de viaje.

—Está bien. Entonces dirige el camino.

—No está demasiado lejos—Brittany dijo mientras seguían el sendero en el bosque.

—Estoy bien. Me gusta el senderismo. Pero a juzgar por este sendero bien cuidado, no creo que realmente podamos llamarlo senderismo.

Ambas se detuvieron poco después cuando escucharon el estruendo.

Brittany agarró el brazo de Santana, su cabeza inclinada mientras escuchaba.

—Es casi como si la tierra estuviera vibrando.

—Es ensordecedor.

Siguieron caminando, el sendero literalmente volcado en un mirador vallado, el rugido de la cascada bloqueando todos los demás sonidos.

Estaban tan cerca que podían sentir el rocío mientras caía por delante de ellas unos cuatrocientos pies hacia abajo, formando una de las piscinas que Brittany quería visitar.

No había palabras para describirlo y Santana ni siquiera lo intentó.

Simplemente se quedó mirando la enorme pared de agua que caía a toda velocidad. Se volvió hacia Brittany, sus ojos encontrándose por un segundo antes de girarse a la cascada.

Y el tiempo que permanecieron ahí, Santana no lo sabía.

Sintió que los dedos de Brittany se entrelazan con los de ella, sintió el suave tirón. Parpadeó, dándose cuenta de que estaba casi en trance.

No había pensamientos en su mente, ni palabras, ni nada.

Se limitó a mirar fijamente, absorbiendo la vista.

Finalmente asintió, siguiendo a Brittany hacia atrás por el camino por donde habían venido.

Cuando el ruido se calmó, Brittany se volvió, la emoción todavía mostrándose en su rostro.

—¿Puedes creer eso? Estábamos ahí mismo. ¿Qué tan genial es eso?—preguntó emocionada.

Santana se rió.

—Dios, eso fue increíble. Estábamos tan cerca de ello, casi podríamos tocarlo.

—¿Te imaginas nadando en el fondo de esa cosa?

—No.

Brittany sonrió.

—Sí, yo tampoco—hizo un gesto con la cabeza—Vamos. Vamos a ver qué más podemos encontrar.

Y lo hicieron, encontrando cuatro cascadas más en su camino hacia abajo, cada una coincidiendo con la belleza de la anterior.

Pero ninguna podía igualar la intensidad de la primera.

En el momento en que habían llegado a la tercera, ambas se habían quitado sus pantalones de viento y viajaban en shorts y camisetas, cruzando hacia abajo la montaña a una velocidad vertiginosa, girándose en cada curva como lo habían hecho cientos de veces antes.

En la cuarta cascada, Brittany encontró su pozo de natación.

La vista de las cascadas eran desde abajo, y levantaron sus cabezas, mirando por encima de ellas donde caían de la montaña.

—Estoy lista para nadar ahora, si lo estás—Santana dijo, tirando de la camiseta de su cuello para que el aire entrara.

—Sí. Vamos a continuar este hacia abajo. No parece muy lejos.

Y no lo era.

Llevaron sus bicicletas con ellas a corta distancia, metiéndolas en el bosque junto al sendero antes de dirigirse hacia abajo.

Podían oír el chapoteo del agua en las rocas mucho antes de que llegaran ahí, y que era como el folleto prometió, una piscina de agua dulce en la base de una cascada de cuatrocientos pies.

—Oh, Dios mío—Santana dijo mientras giraba en un círculo, con la cabeza mirando hacia arriba al lugar donde comenzaban las cataratas—¿Dime otra vez por qué demonios no tenemos una cámara?

Brittany sonrió.

—Esa es una pregunta retórica, ¿verdad?

—¿Quién viene a Hawai sin una cámara?

—Al parecer nosotras—Brittany dijo mientras se quitaba la camiseta, su diminuto top del bikini rojo apenas cubriendo sus pechos.

Santana la miró.

—El rojo es definitivamente tu color.

—¿Sí? Y ¿qué llevas puesto hoy?—se acercó, levantando la camisa de Santana, exponiendo su vientre.

La morena se quedó quieta, dejando que Brittany tirara de su camiseta sobre su cabeza. Se paró delante de ella, su top negro cubriendo casi tan poco como el de Brittany.

Observó la cara de la rubia, vio que sus ojos se oscurecían.

Los ojos de Brittany viajaban sobre ella, dejando sus pechos, encontrándose con su propia mirada.

—Llevas un bikini—dijo en voz baja—Eso no es justo.

Santana tomó la camisa de los dedos de Brittany con una sonrisa.

—Los desquites son un infierno.

—Sólo espero que el agua esté fría.

Y lo estaba, ambas jadeando cuando saltaron dentro.

Santana se movió hacia el sol, pero la piscina era profunda. Finalmente encontró una roca para pararse en ella mientras caminaba por el agua, levantando la cara hacia el cielo.

—Fría, pero muy refrescante—se sacudió su pelo—Esto es hermoso.

Brittany nadó, moviéndose hacia el agua poco profunda, mirándola. Santana vio su mirada deslizarse a sus pechos, vio sus labios abrirse ligeramente.

Fue entonces cuando se dio cuenta de lo que llamaba la atención de la rubia.

Sus pezones estaban muy duros. Del frío o la cercanía de Brittany, no importaba.

Podía sentir que se tensaban contra su bikini negro, podía sentir los ojos de Brittany en ellos.

—Brittany Pierce, pórtate bien—bromeó, salpicadando agua a Brittany.

La ojiazul se rió.

—Lo siento. Soy una cerda, lo sé—se sumergió bajo el agua otra vez, nadando lejos, dándole espacio a Santana.

Santana tomó una respiración profunda, sus manos ahuecándose a sí misma, apretando sus pechos, sintiendo sus pezones clavarse en sus palmas.

Ella y Brittany estaban cada vez más cerca.

Cada día, cada mirada, cada toque inocente... estaban cada vez más cerca.

¿Cuánto tiempo podrían negar lo que era tan dolorosamente obvio?

¿Cuánto tiempo antes de que perdieran su resolución?

¿Cuánto tiempo antes de tocarse ... besarse?

¿Cuánto tiempo?

Gruñó con frustración y se hundió bajo el agua fría, moviendo sus brazos lentamente mientras se deslizaba, tratando de ponerse bajo control.

Porque francamente, su cuerpo estaba en llamas.

Eres una cerda, eres una cerda. Por Dios.

Brittany nadó en aguas más profundas, sintiendo el poder de las cascadas mientras se estrellaban alrededor de ella. Salió a la superficie, jadeando por aliento.

Vio a Santana flotando de espaldas al sol. Una vez más, su mirada fija en sus pechos y sacudió la cabeza, hundiéndose de nuevo bajo el agua.

Cerda.

Pero no pudo evitarlo.

Ella había estado esperando a que Santana entrara en su vida por demasiados años para ser paciente.

Sus manos picaban por tocarla, su boca rogaba por un beso, y su cuerpo anhelaba la sensación del de Santana presionado contra ella.

Y no sabía cuánto tiempo más podría esperar.

No dijeron una palabra la una a la otra, ni siquiera nadaban cerca, pero Santana era muy consciente de donde estaba Brittany en todo momento.

Y asumió que lo mismo era cierto para la rubia.

Podía sentir los ojos de Brittany en ella. Y su cuerpo estaba entumecido por el agua fría.

Miró por encima del hombro, encontrando a Brittany todavía nadando en aguas más profundas. Se movió a la orilla, pisando con cuidado sobre las rocas para elevarse hasta el borde.

Se incorporó, temblando.

Sus pies estaban desnudos y la superficie lisa de las rocas era cálida contra ellos. Apartando el pelo de la cara, se volvió al sol, sintiendo la humedad secándose en su piel.

Oyó el chapoteo del agua detrás de ella, oyó que Brittany salía. Se giró lentamente, observando como la rubia jalaba de su pelo junto, sacudiendo el agua antes de deslizarlo atrás de la cara.

Su cuerpo era exquisito.

Su rostro impecable.

Y esos ojos... Dios, podría caer y ahogarse ahí.

Y eran esos ojos que la sujetaban ahora, calentándola mucho más de lo que el sol podía.

Ella no se movió mientras Brittany se acercaba. Ni siquiera se dio cuenta si respiraba o no.

No podía apartarse, ni siquiera podía pensar.

Y no pudo detenerse mientras daba un pequeño paso hacia Brittany, sus manos extendidas hacia la rubia en el mismo instante en que ésta la alcanzaba.

Sus bocas se encontraron en un beso salvaje y necesitado.

Su primer beso.

Santana oyó los gemidos procedentes de su garganta, pero no podía detenerlos.

Su boca se abrió, dejando que Brittany entrara, su propia lengua deslizándose húmedamente sobre la de la rubia.

Dios, estaban en público pero que no le importaba, no protestó cuando Brittany agarró sus caderas y tiró de sus cuerpos inferiores juntos.

Lo único que podía hacer era esforzarse para acercarse, sus manos moviéndose a voluntad a través del cuerpo caliente de Brittany, sus piernas se abrieron, jadeando cuando el fuerte muslo de la rubia presionó contra ella.

La sacudida que atravesó su centro la trajo a sus sentidos.

Ahí estaban, prácticamente manoseándose, sus bocas todavía fusionadas, sus gemidos mezclándose mientras estaban a pocos segundos de llegar a ser muy íntimas en un lugar muy público.

Y una parte de ella no le importaba en lo más mínimo.

¿Cómo podía?

No cuando las manos de Brittany se deslizaban hasta su cintura, no cuando sus pezones estaban tan duros que no sabía si podría soportar que la rubia finalmente los tocara.

Y no cuando sentía como si estuviera a segundos de un orgasmo mientras el muslo de Brittany se movía contra ella.

Pero cuando la mano de la ojiazul se cerró alrededor de su pecho, sus dedos frotando su pezón, cuando oyó el gemido de Brittany, sabía que tenía que parar.

Arrancó su boca de la de la rubia, se giró sin mirar y se lanzó de nuevo en el agua fría del manantial, sorprendida de que no hirviera mientras su cuerpo caliente entraba.

Oh, Dios, ¿pero se sintió bien o qué?

¿Por cuánto tiempo podían esperar?

No por más tiempo.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Dom Oct 08, 2017 10:59 pm

Y paso lo inevitable!!! Jajajajaja!!!!
Y ahora como siguen? ??
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4278
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Lun Oct 09, 2017 7:46 am

aja, y ahora que?????
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6494
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Oct 09, 2017 12:12 pm

Hola morra..

En la ebullición que se cargan las dos no se como no colapso hawai en serio...
San tiene fuerza de voluntad joder...
La gran pregunta ¿y ahora?

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5081
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Lun Oct 09, 2017 2:56 pm

Pues si en definitiva paso lo inevitable, ya no pudieron aguantar mas.... Haber ahora como siguen y se sienten sobretodo San que aun tiene pareja
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1070
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Lun Oct 09, 2017 7:37 pm

monica.santander escribió:Y paso lo inevitable!!! Jajajajaja!!!!
Y ahora como siguen? ??
Saludos




Hola, bueno si, no¿? y menos mal xD jaajajaj. Mmmm cada una con su pareja correcta¿? espero xD Saludos =D





micky morales escribió:aja, y ahora que?????



Hola, espero, como dije antes, que vuelvan las cuatro como deben. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra..

En la ebullición que se cargan las dos no se como no colapso hawai en serio...
San tiene fuerza de voluntad joder...
La gran pregunta ¿y ahora?

Nos vemos!!



Hola lu, jajajajajajajajajajajajaaajajjjajaja xD JAJAJAJAJAJAAJ. O no¿?!!!! Como ya dije, espero q e junten las 4 correspondientes =/ Saludos =D




JVM escribió:Pues si en definitiva paso lo inevitable, ya no pudieron aguantar mas.... Haber ahora como siguen y se sienten sobretodo San que aun tiene pareja


Hola, y xfinnn no jajajaajajajjajaaa. Y como poder¿? ya era mucho jajajaajjaajajja. MMMMM... q termienen y así cada una esta con su pareja correspondiente xD Saludo s=D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Cap 30

Mensaje por 23l1 el Lun Oct 09, 2017 7:57 pm

Capitulo 30


Santana flotaba perezosamente en la piscina, sus ojos cerrados contra el sol brillante, una mano moviéndose a través del agua para ponerla en movimiento de nuevo.

Trató de mantener su mente despejada, trató de no pensar... pero maldición, ese beso.

Y en realidad, ¿podría ser llamado sólo un beso?

No habían deambulado sus manos por el cuerpo de la otra.

No habían estado sus pechos presionados juntos.

Y Dios, el muslo de Brittany no había estado entre sus piernas, separadas sólo por un muy delgado, y húmedo, pedazo de tela.

Y no había querido apartar ese pedazo de tela lejos.

Rodó fuera del flotador y en el agua, sumergiéndose en el agua un poco fresca.

Fría, pero no lo suficiente para apagar las llamas.

Lo habían hecho tan bien, manteniendo todo claro entre ellas, manteniendo todo en perspectiva.

Pero en realidad, ¿creían que podían verse la una a la otra todos los días, todo el día, y continuar?

¿Y realmente pensaba que podía esperar hasta que las cosas se resolvieron con Emily antes de explorar cualquier tipo de relación con Brittany?

Nadó hasta el final de la piscina, subiendo los escalones de cemento y moviéndose a una silla de salón en la sombra. Vio acercarse a Eleu y estaba agradecida.

Prefería tener una conversación ociosa con la posadera a estar a solas con sus pensamientos.

—¿Estás disfrutando de la piscina en vez de la playa hoy?

Santana sonrió y le indicó la silla a su lado.

—Sí, simplemente para relajarme después de nuestro paseo en bicicleta. ¿Por qué no me acompañas?

Eleu se sentó, mirando alrededor de la piscina.

—¿Dónde está tu amiga Britt?

—Ella tenía un mensaje de su trabajo, así que tenía que llamar.

—Es extraño no verlas juntas—Eleu se echó hacia atrás en su silla—No es asunto mío, por supuesto, pero estoy un poco confundida por sus arreglos de alojamiento.

Santana se rió.

—Ya somos dos.

—Pensé que tú y Emily estaban juntas.

¿Cómo se responde a eso?

—Técnicamente, sí. Hemos estado juntas desde hace varios años. Ocho, en realidad—se frotó el cabello húmedo con su toalla, y luego lo cepilló hacia atrás—Pero se acabó. Sólo que no lo hemos terminado oficialmente.

—¿Debido a Hanna?

—No, Hanna no es la causa. Simplemente no estábamos destinadas a ser. Hay un montón de razones. Su relación es sólo una señal del fin, eso es todo.

Eleu asintió.

—Mi mamá siempre me dijo que observara a la gente. Se aprende más de sus acciones que de sus palabras. Emily y Hanna, su asunto es sólo físico. No es más profundo que eso—sonrió a Santana—Tú y Britt, su asunto es espiritual y muy profundo, aunque sospecho que aún no es físico.

Santana sintió un rubor en su rostro.

—Así que si te dijera que Britt y yo sólo somos amigas, ¿no me creerías?

—No, lo haría. La amistad es una necesidad. El amor físico sólo te llevará hasta cierto punto. Es cierto, el amor duradero entre dos personas, es entre dos almas.

Santana miró fijamente a Eleu, absorbiendo sus palabras.

—Creo que tienes razón.

Eleu sonrió y señaló el árbol de cedro gigante que se alzaba junto a la zona de la piscina.

—¿Alguien te ha contado la leyenda de Okalani y su árbol?

—No.

Eleu asintió.

—Comenzó con un amor prohibido. Pero como sabemos, no podemos evitar de quién nos enamoramos. Tampoco pudo Okalani. Ella era la hija del rey gobernante, sabes. Su inminente matrimonio estaba arreglado. No tenía opción. Pero ella se había enamorado, enamorado del hijo de un trabajador común. Cuando el rey se enteró, se prohibió que el obrero y su hijo se acercaran al palacio. Entonces, el hijo se lanzó a los mares, jurando traer de vuelta el tesoro más grande a su amor. Pasó un año antes de su regreso, y la princesa se había casado. Pero el hijo, ahora un pirata, trajo de vuelta riquezas de oro... y un árbol solitario. El árbol de cedro. Lo presentó a su amor. Dijo que el tiempo que el árbol viviera, también lo haría su amor. Dijo que después de una lluvia, enviaría una señal para que supiera que estoy contigo. Y Okalani lo plantó aquí, en secreto, para que su padre no lo encontrara. Y creció y creció. Y después de cada lluvia, aparecería el arco iris, rodeando el árbol, recordando a Okalani su amor. Y cada año, el pirata volvió, pidiendo a Okalani se uniera a él, que abandonara la isla, y cada año ella se negaba, obligada por sus deberes aquí. Su relación duró años, mucho después de que Okalani se hubiera casado, mucho después de que el pirata se hubiera encanecido. Ella dio a luz tres hijos. La leyenda cuenta que los tres eran hijos del pirata. Entonces un año, el pirata no regresó. Okalani esperó y esperó. Finalmente envió a sus propios barcos a buscarlo, para buscar la tierra de los cedros. Dondequiera que trajera el árbol de cedro, que es donde pensó que él estaría. Ellos volvieron una y otra vez con otros árboles, pero ningún pirata. Ahí es donde el bosque de cedros vino, de la búsqueda de Okalani por su pirata. Ella nunca lo encontró, y él nunca volvió, pero los arco iris continuaron apareciendo después de cada lluvia. Y aún hoy, después de una lluvia ... los arco iris vienen.

Santana apartó su mirada de Eleu para mirar el cedro gigante, el cedro del arco iris.

—Que hermosa historia.

Eleu sonrió.

—Leyenda, no historia. Todo el mundo en la isla conoce la leyenda de Okalani y su árbol.

—¿Y todo el mundo lo cree?

Eleu se rió.

—¿De dónde crees que vinieron todos los árboles?

Santana se quedó mirando el árbol.

—¿Dónde está el palacio?

—Oh, el palacio no sobrevivió. Un huracán lo arrasó hace mucho, mucho tiempo. Pero el árbol ha sobrevivido a muchos huracanes. Algunos piensan que el árbol nunca morirá.

—¿Qué piensas?

—Creo que el árbol trae amor. Siempre y cuando haya amor, el árbol no morirá.

Santana miró más allá de Eleu, viendo como Brittany se acercaba, su traje afortunadamente cubierto con shorts y una camiseta. Eleu siguió su mirada, su sonrisa ensanchándose.

—Ves cómo te mira—dijo en voz baja—Su alma se preocupa por ti.

Santana se quedó sin aliento ante sus palabras, sus ojos fijos en Brittany mientras se acercaba.

No habían hablado, en realidad no, desde la escena del beso en las cascadas.

Se habían secado, se había vestido, habían subido en sus bicicletas y bajado por la montaña. Y entonces el grupo de viaje estaba ahí, y no tuvieron un momento a solas.

Y una vez de vuelta en el coche, habían jugado a lo seguro, parando por una hamburguesa rápida para almorzar, comiendo al aire libre, rodeadas de gente, cualquier cosa para evitar una conversación íntima.

Incluso ahora, Santana esperaba que Eleu no desapareciera, no dejándolas solas.

—Hola, Eleu—Brittany dijo.

Eleu sonrió.

—Estaba haciendo compañía a San hasta que regresaras—se levantó—¿Tienes una preferencia para la cena o quieres esperar hasta que las otras regresen antes de decidir?

—En realidad, recibí una llamada de Hanna—Brittany miró a Santana—Parece que los únicos boletos que pudieron conseguir fueron para la cena en el teatro. Y es tarde. No podrán ser capaces de coger el transporte.

Santana miró a Eleu quién asintió.

—Sí, la mayoría de los transbordadores de la isla paran temprano. Pero tengo curiosidad, si pasan tanto tiempo en Oahu, ¿por qué aseguraron el alojamiento aquí en Maui? ¿Por qué no simplemente quedarse en Oahu para empezar?

—Creo que en ese momento, Emily estaba buscando algo menos atestado, y un poco más tranquilo que en cualquier lugar cerca de Honolulu.

—Sí. Y mencionó que ella y Hanna disfrutaron de los museos. Por desgracia, somos más para los entusiastas al aire libre aquí en Maui.

—Es por eso que hemos disfrutado mucho—Brittany dijo.

—Bueno bien, la cena serán sólo ustedes dos. ¿Debo planear algo especial?

Los ojos de Santana se dirigieron hacia Brittany.

¿Algo especial?

Estarían solas esta tarde.

Esta noche.

Sin Emily.

Sin Hanna.

Sólo las dos.

Oh querido señor.

—Estaba pensando que podíamos simplemente caminar por la playa para ver el atardecer y detenernos en esa pequeña cabaña que anuncia las cestas de mariscos fritos—Brittany dijo—¿Qué te parece?

Antes de que Santana pudiera responder, Eleu estaba sacudiendo la cabeza.

—No, no, no. El pescado frito, camarón frito, almejas fritas, vieiras fritas... todo frito. No hay nada bueno para ti ahí.

Brittany se rió.

—Pero somos de Lima, Ohio. Los alimentos fritos es un alimento básico.

—No. Voy a preparar la cena para ustedes. Van a la playa, ven el atardecer. Cenaran cuando vuelvan. Asado de cerdo con un glaseado de piña, con fideos asiáticos. Tendré una hermosa botella de vino. Vayan, disfruten de la puesta de sol. Pero recuerden, a pesar de que algunos piensan que la puesta del sol es el final del día, no es más que el final de un capítulo. La luna se elevará, las estrellas brillarán, todos con sus propios capítulos, sus propios secretos. Así que vayan, vean la puesta de sol en el océano, luego esperen a que la luna salga de ese mismo océano. Sólo otro capítulo. Tal vez para ustedes también—les sonrió dulcemente a ellas—Cuando regresen, tendré la cena. Ahora vayan.

—Me gusta Eleu—Brittany dijo—Ella es muy lírica. Parece más grande de lo que es.

Santana asintió.

—Sí. Probablemente ni siquiera tiene nuestra edad.

Caminaron en silencio, dirigiéndose hacia el oeste, mirando el sol. Pero Santana sospechaba que Brittany, como ella, tenían poco interés en la puesta de sol.

Había demasiadas cosas sin decir.
—¿Estás molesta por que Emily y Hanna están atrapadas en Oahu esta noche?

Santana sacudió la cabeza.

—¿Molesta? No. Francamente, es menos estresante cuando no están cerca. Y honestamente, no tengo espacio en mi cabeza para preocuparme por ellas en este momento.

—¿Por mí?

Santana sonrió.

—Por nosotras. Y porque perdí el control hoy.

Brittany se rió.

—Perdimos el control—tomó la mano de Santana, sujetándola ligeramente mientras caminaban—¿Estás molesta por habernos besado?

—¿Eso es lo que hicimos?—Santana le apretó la mano—Se sentía como mucho más que un beso.

—¿Deberíamos hablar de ello?

—¿Hablar de qué? Nos sentimos atraídas la una a la otra. Sabíamos que iba a pasar eventualmente. Pero no estoy exactamente sola. Y mi novia está teniendo un romance con tu cita. Sé que están teniendo un romance, pero actúo como si no. Y ahora están atascadas en otra isla esta noche y ni siquiera estarán aquí para acompañarnos—se rió—Dios, ¿cómo esta jodido todo esto?

Brittany tomó una respiración profunda.

—Sí, bueno, es lo que es. Y no hay mucho que podamos hacer sobre nada de eso—dejó de caminar—Así que creo que deberíamos tomarlo con calma, tratar de hacerlo lo más normal posible, y disfrutarlo. A pesar de todo, me encanta estar aquí contigo, hacer las cosas contigo, simplemente estar contigo. Me refiero a bucear, nadar, todo eso. Te disfruto.

—Haces que todo parezca tan simple.

—Sólo es complicado si permitimos que sea. Como ahora, que estamos en esta hermosa playa, mirando otra impresionante puesta de sol. Sólo nosotras dos. Detengámonos aquí. Contemplemos el atardecer. Eso es todo. Luego volveremos y tal vez intentaré robar un beso—dijo con una risa—Y me detendrás porque alguien podría estar mirando. Entonces Eleu tendrá la cena para nosotras. Y entonces después...

Santana tiró de su mano, acercándola.

—¿Entonces después qué?—preguntó en voz baja.

Brittany dio un paso atrás y sacudió la cabeza.

—No, no, no. Si quieres que me comporte, no me tientes. Porque te besaré aquí en la playa, independientemente de quién podría estar mirando—se inclinó más cerca—¿Ya has olvidado lo que pasó temprano hoy?

Santana inclinó la cabeza hacia atrás, su frustración creciendo.

—Tienes razón. Olvidé que tenemos cero control—forzó una sonrisa a su cara—Me gustaría que estuviéramos en casa.

—¿En casa? ¿Ohio?

Santana se giró, volviendo sobre sus pasos de nuevo a las cabañas.

—Sí. Quiero que todo esto termine. Esta farsa que nos vimos obligadas a jugar.

Brittany se puso a caminar a su lado.

—¿Estamos siendo obligadas? ¿O estamos haciéndolo voluntariamente?

—Bueno, ¿ahora cuán maravillosamente feliz serían los próximos cinco días si la confrontara sobre ello? Tenemos una gran pelea, toda dramática y todo, y tú y Hanna llegan a presenciarlo, junto con lo más probablemente Eleu y cualquier otra persona al alcance del oído—se rió—Porque déjame decirte, Emily odia ser acusada de cualquier cosa, y ella se convierte en vil y defensiva en un abrir y cerrar de ojos. Y siendo la talentosa abogada que es, lo hará retorcer y girar todo en muy poco tiempo, y voy a ser la única culpable, voy a ser la mala de todo esto, no ella. Y habré arruinado las vacaciones para todas.

—Ella odia perder, ¿eh?

—Mira, si ella termina las cosas en sus términos, sigue siendo la ganadora. Ella no me dejará terminar las cosas, ser la que se vaya. Será como si ella fuera un fracaso y nunca dejará que eso suceda. Así que no importa cómo termine, se asegurará de que sea mi culpa. Pero estoy preparada para eso, y honestamente, no me importa—se detuvo y se dio la vuelta—Pero maldita sea, no puedo creer que tengan el coraje de perder la última trayectoria del transbordador. Eso es lo que me molesta. Es como si me atreviera a sospechar una aventura, desafiándome a decir algo.

Brittany se encogió de hombros.

—Entonces hazlo. Vas a arruinar las vacaciones solamente para Emily y Hanna. Nunca podrías arruinarlas para mí.

—¿Qué? ¿Sólo decir vete a la mierda?

Las cejas de Brittany se dispararon, luego se rió.

—Creo que es la primera vez que he escuchado este tipo de lenguaje de ti.
Santana la agarró de la mano y comenzó a caminar de nuevo.

—Lo juro, podría maldecir como un marinero si no me detengo. Porque, ya sabes, a veces situaciones simplemente requieren una buena mala palabra.

Caminaron en silencio, sus manos todavía entrelazadas, hacia las luces de las cabañas.

El jardín y la piscina estaban llenas de actividad mientras Eleu proporcionaba cena para los huéspedes, aunque aún había unos cuantos disfrutando de nadar tarde.

O tal vez estaban disfrutando de las mezclas que Jesse creó para ellos.

Por consentimiento tácito, se quedaron en las sombras, manteniéndose en los árboles mientras se movían alrededor del jardín.

Era agradable tomarse de la mano.

Y Santana no estaba lista para que terminara.

—Me gusta estar contigo—dijo suavemente—Me gusta esto—apretó la mano de Brittany—Creo que es romántico.

—¿Qué? ¿Tomarse de la mano?

—Sí. Tiene una intimidad muy particular. Al igual que los besos—ralentizó sus pasos—Me gusta besar.

—¿Lo deseas ahora?

Santana sonrió.

—Lo hago—se detuvo, encontrándolas al lado del árbol de cedro gigante, sus sombras mezclándose con las de los árboles alrededor de ellas—Eleu me contó la leyenda del árbol—soltó la mano de Brittany, acercándose para frotar su mano por la corteza, tan diferente de los pequeños cedros a los que estaba acostumbrada en casa—Okalani se enamoró de alguien que sería un pirata, pero siendo la hija del rey, estaba prometida a otro. El pirata se marcho, prometiendo volver con riquezas para ella. Él trajo oro... y este joven árbol de cedro—se volvió hacia Brittany—Probablemente estoy contando la historia toda mal. Eleu la dijo casi como un cuento de hadas.

—Continúa. Termina la historia.

—Bueno, el pirata le dijo a Okalani que plantara el árbol. Él le dijo que mientras el árbol estuviera vivo, entonces lo estaría su amor. Él le dijo que habría una señal cada vez que lloviera, para recordarle su amor.

—¿El arco iris?

Santana asintió.

—Regreso cada año pidiéndole que se uniera a él, pero ella nunca lo haría. Y entonces un año él dejó de venir. Eleu dijo que ella envió barcos para encontrarlo, pero todo lo que siempre trajeron de vuelta eran más árboles jóvenes, como el cedro que él había traído. Ella los plantó todos—dijo, agitando sus manos en torno a los árboles—Y a pesar de que ellos nunca volvieron a verse, el árbol siguió creciendo, y los arco iris todavía vinieron después de cada lluvia—las sombras eran más oscuras ahora, pero Santana todavía podía ver la cara de Brittany, aún podía ver la expresión de sus ojos—Creo que es una dulce historia—susurró.

La rubia la miró fijamente.

—Estoy enamorada de ti, sabes.

Sí.

Santana lo sabía, ¿verdad?

¿No podía verlo en los ojos de Brittany cada vez que la miraba?

Se preguntó si los suyos revelarían lo mismo.

—Sí.

Sólo una simple palabra, pero vio la respiración de Brittany dejarla.

Los sonidos a su alrededor, el chapoteo de la piscina, las conversaciones tranquilas durante la cena, el susurro suave de los árboles en el viento, desaparecido cuando Brittany la alcanzó, ahuecando su cara, acercando sus labios.

Su beso esta vez era suave, tranquilo... faltaba el fuego y la explosión de su primero cerca de la cascada.

Un pequeño gemido escapó cuando las manos de Santana se deslizaron alrededor de la cintura de Brittany, tirando de ella cerca, deslizando una mano bajo su camisa y contra su carne.

Sintió a la rubia temblar ante su toque y su boca se abrió, sus besos volviéndose voraces mientras sus cuerpos se fundían.

Sintió la dureza del árbol contra su espalda cuando la ojiazul la sostuvo ahí, y gimió de nuevo, su cuerpo tomando vida propia mientras se esforzaba por acercarse.

—San, deberíamos parar—dijo contra sus labios antes de mover su boca más abajo, mordisqueando el hueco de la garganta con suavidad.

—No deberíamos haber comenzado—susurró, girando la cabeza para exponer más de su cuello a los labios de Brittany, disfrutando de la sensación mientras se movían contra su piel.


Su respiración se aceleró a medida que se perdía en los besos de la rubia.

Sí, deberían detenerse.

Pero era lo más alejado de su mente mientras su mano se deslizó por el costado de Brittany, rozando sus dedos a través de sus costillas.

Ella estaba tan cerca.

Podía sentir el abultamiento del pecho de Brittany.

Tan cerca.

—Tenemos que parar, San—dijo de nuevo antes de encontrar la boca de la morena, besándola fuerte—No te atrevas a tocarme.

Santana gimió, su lengua batallando con la de Brittany mientras sus piernas se separaban, dejando que la rubia se acercara, sintiendo su muslo deslizarse entre sus piernas.

Sí, debían parar.

Estaban a sólo un paso del jardín.

Uno de los otros huéspedes podía caminar hacia ellas en cualquier momento.

Nada de eso importaba.

—No, es demasiado tarde para parar—Santana murmuró, trayendo la boca de Brittany de nuevo a la suya, presionando su centro caliente con fuerza contra el muslo de la rubia.

Deslizó ambas manos debajo de la camisa de Brittany ahora, deslizándolas alrededor de su cintura, sus pulgares peligrosamente cerca de sus pechos.

—Dios, me estás matando—Brittany susurró mientras agarró las caderas de la morena, tirando de ella íntimamente contra las suyas—Yo te quiero mucho.

Santana levantó la cabeza, tratando de ver los ojos de Brittany en las sombras.

—Sé que dije que deberíamos esperar. Sé que dije que no quería ser como ellas, pero te juro que me voy a morir si no te toco.

No esperó la respuesta de Brittany.

No podía.

Sus manos se movieron, cubriendo el pecho de Brittany, amando los sonidos que salían de la boca de la rubia, odiando el tejido que se interponía en su camino.
Con impaciencia, empujó la parte superior del bikini, finalmente sintiendo la cálida suave carne de los pechos de Brittany, sintiendo sus pezones endurecerse y presionar contra sus palmas.

Cerró los ojos, la cabeza apoyada contra el árbol mientras sus dedos
atormentaban la endurecida piel.

—San…

—Sí ... sí, estoy enamorada de ti también—el sonido bajo y gutural que Brittany pronunció la hizo apretar los pechos de Brittany más fuerte—Tócame—susurró—Por favor... tócame.

—San.

La morena dejo el pecho izquierdo de Brittany, encontrando su mano y metiéndola entre la pretina de sus shorts y su piel.

—Por favor... tócame—susurró de nuevo, sus caderas ya ondulantes, balanceándose lentamente contra Brittany.

Sintió que la ojiazul dudó sólo por un segundo, entonces su mano se movió, deslizándose por su carne caliente, deslizándose con facilidad más allá de la fina tela de la parte inferior del bikini que aún llevaba.

Sus ojos se cerraron de golpe mientras sus piernas se abrieron aún más, su boca enterrada en el cuello de Brittany, ahogando un gemido al sentir los dedos de la rubia frotando contra ella, atormentándola.

Sus caderas se sacudieron, instando a la rubia a acercarse más, rogando por su toque.

Entonces los dedos de Brittany estaban ahí, moviéndose a través de su humedad y deslizándose en su interior en un solo movimiento.

—Dios, estás tan mojada—gimió—No me hagas detenerme ahora, San.

¿Detenerla?

No, habría sido más fácil escalar a la cima de este árbol que hacer que Brittany se detuviera.

Mordió con fuerza contra el cuello de la rubia, sus caderas moviéndose vigorosamente contra los dedos de Brittany, llevándola adentro, luego dejándola escapar, sólo para volver dentro de ella otra vez, cada vez más fuerte, más y más rápido, hasta que Santana sintió sus caderas golpeando contra la rubia.

Estaba jadeando, incapaz de detenerse, y mucho más allá de preocuparse si alguien pudiera oírlas.

Hacía muchos años que no sentía esta hambre primitiva, demasiados años desde que había perdido el control.

Y ella perdió el control cuando los dedos de Brittany se deslizaron en su interior, encontrando su clítoris hinchado, acariciándola, igualando el ritmo de sus caderas.

Su cuerpo explotó en un instante.

No hubo tiempo para prepararse, y tomó toda su fuerza de voluntad para no gritar a todo pulmón.

Pero la boca de Brittany estaba ahí, capturando los sonidos, manteniéndola cerca de su cuerpo mientras sus temblores cesaron.

Y fue entonces que finalmente recuperó los sentidos.

Sacudió la cabeza, tratando de sofocar la risa que amenazaba con salir a borbotones.

Pero no podía.

Enterró la cara contra Brittany, riendo en silencio.

—Oh Dios mío—se rió—No puedo creer que hayamos hecho eso.

—Tampoco puedo.

Santana se apartó hacia atrás, su cara ruborizada todavía.

—Fue fantástico. Pero ¿crees que alguien nos escuchó?—Brittany se rió fuerte y Santana rápidamente cubrió la boca de la rubia con la mano—Shhh. Silencio—lo que provocó más risas cuando finalmente se apartaron.

—Ahí están—Eleu dijo desde las sombras—Me pareció oír sus voces.

—Oh, Dios, sólo dispárame ahora—Santana dijo a Brittany, sintiendo que su cara se volvía otro tono de rojo mientras se enderezaba la ropa.

—Cuando estén listas, tendré la cena para ustedes.

—Gracias, Eleu—Brittany dijo—Estamos hambrientas.

—Sí. Estoy segura de que están. Confío en que tu paseo al atardecer fue satisfactorio ¿entonces?

—Fue el mejor hasta ahora.

—Excelente. Vengan conmigo. La noche aún es joven.

La siguieron a lo largo del camino de regreso al jardín donde las sombras desaparecieron.

Santana miró a Brittany, tratando de leer su expresión. Pero cuando la rubia la miró a los ojos, todo estaba ahí para que ella lo viera.
No trató de ocultarlo.

Y Santana no pudo evitar acercarse, deslizar su mano en el interior del brazo de Brittany, agarrando el codo mientras caminaban.

Sólo necesitaba el contacto.

Pero cuando llegaron al jardín, su mesa normal estaba vacía. Santana alzó una ceja interrogante a Eleu.

—Pensé que tal vez podrían disfrutar de la cena en el interior esta noche—dijo con una sonrisa tímida—Me tomé la libertad de arreglar la mesa en la cabaña de Britt. Espero que esté bien.

Cuando sus ojos se encontraron, la mirada cómplice de Eleu hizo que Santana se sintiera expuesta.

Y avergonzada.

Pero Eleu sonrió levemente, sus propios ojos cuestionando.

Santana finalmente asintió.

—Creo que es una excelente idea—se volvió hacia Brittany—¿De acuerdo?

—Sí, eso está bien conmigo.

Eleu sonrió a ambas.

—Maravilloso. Escogí una botella de vino especial para ustedes. Si hay algo más que necesiten esta noche, sólo háganmelo saber.

—Gracias, Eleu.

—Es un placer. Disfruten.

Cuando se fue, Brittany le sonrió a Santana.

—¿Por qué tengo la impresión de que sabe mucho más de lo que debería?

Santana unió los brazos con Brittany y la condujo fuera del jardín.

—Tuvimos una charla esta tarde. Es muy sabia para alguien de su edad.

—Sabia, sí, pero creo que le gusta jugar a la casamentera.

—Creo que tienes razón.

Y cuando Brittany abrió la puerta de su cabaña, Santana se quedó sin aliento.

Eleu había preparado una mesa perfecta, con velas iluminando el mantel blanco.

Las ventanas estaban abiertas, la brisa del mar levantando las cortinas, haciendo que las llamas bailaran en la habitación. A través de la puerta de la habitación, una lámpara estaba encendida, el edredón hacia atrás incitantemente al otro lado de la cama.

Santana se volvió hacia Brittany.

—Oh, Dios, estamos en problemas.

—Creo que es demasiado tarde para eso—Brittany cerró la puerta, cerrando el mundo. Miró a la mesa, y luego de nuevo a Santana—No tengo realmente hambre en este momento.

Santana sacudió la cabeza.

—Yo tampoco—se acercó más. No tenía sentido tratar de prolongar lo inevitable. No después de lo que acababa de suceder en el árbol—No de comida, de todos modos.

No se apresuraron esta vez a moverse en los brazos de la otra, sus manos deslizándose debajo de las camisas, tocando cálida carne, las bocas reunidas en un beso lento y tierno.

—Me encanta besarte—Santana dijo, moviéndose contra los labios de Brittany—Besarte, tocarte.

La boca de la rubia se movió a través de su piel, su aliento susurrando en su oído.

—He soñado con hacer el amor contigo durante tanto tiempo. No puedo creer lo nerviosa que estoy.

—Supongo que tus sueños no incluían contra un árbol con una potencial audiencia a pocos pies de nosotras—Santana deslizó sus manos hacia arriba, ahuecando los pechos de Brittany de nuevo—No estés nerviosa. Sólo quiero que sea normal. Quiero hacer el amor contigo, dormir contigo, despertar contigo. Y hacer el amor de nuevo—movió sus manos, sintiendo los pezones duros de la rubia contra sus palmas—Y Dios, quiero mi boca en ti—dijo mientras volvía e encontrar los labios de la ajiazul.

No estaba segura de cómo, o cuando, llegaron al dormitorio, pero no dudó mientras quitaba la camisa de Brittany sobre su cabeza.

El diminuto top del bikini rojo, estuvo a punto de ser arrancado, finalmente exponiendo los senos de Brittany a sus ojos codiciosos.

Levantó lentamente su mirada, encontrándose con la de Brittany.

—Sólo ahora me di cuenta de cuántas veces te imaginé desnuda—sonrió, avergonzada por su admisión—Me temo que no te hice justicia.

Brittany se acercó y tomó su mano, llevándola a su cuerpo. Ella presionó la mano de Santana contra su pecho, un suave gemido flotó a través de la habitación.

Santana se acercó más, las dos manos cubriendo los senos de Brittany antes de sumergir la cabeza, sus labios sustituyendo sus dedos, su lengua girando contra un tenso pezón.

Se sorprendió de la suavidad, sorprendida por los pequeños jadeos provenientes de Brittany al tocarla.

Levantó la cabeza, su boca moviéndose lentamente por el cuerpo de Brittany, adorando el sabor de su piel, su lengua deslizándose de nuevo en la boca caliente de la rubia.

Se perdió en sus besos, sus lenguas moviéndose húmedamente contra la otra, sus manos vagando ociosamente contra la carne.

Entonces Brittany se alejó, su respiración dificultosa, sus ojos oscuros de deseo.

—Quítate esto—jadeó, tirando de la camisa de Santana.

Pero el top del bikini de la rubia resultó ser más evasivo, y pronto se reían mientras se convirtió en un lío trenzado alrededor de ella.

—Dios mío, ¿tiene un candado o algo?—Brittany murmuró entre dientes.

Santana levantó sus brazos, dejando que la rubia lo quitara por encima de su cabeza.

—Oh, dios—respiró, mirando fijamente a Santana—Hermosa.

Pero la morena paró su exploración, sus manos fueron a la cintura de Brittany, deslizándose dentro de sus shorts e instándolos hacia abajo.

No estaba segura de cuánto tiempo más podría soportar.

Ella quería estar desnuda, quería estar en la cama, y Dios, quería el peso de Brittany encima de ella.

—Apúrate.

Y Brittany lo hizo, desnudándolas a ambas en cuestión de segundos, luego guiando a Santana a la cama.

Pero fue el peso de la morena que se estableció sobre la ojiazul, Santana empujó separando los muslos de Brittany con su rodilla, y su boca reclamó posesivamente el seno de la rubia.

Nunca era agresiva en la cama, no estaba segura de lo que le sucedía, pero su necesidad de mantener a Brittany, de besarla, tocarla, hacer el amor con ella, era abrumadora.

Sacó su boca del seno de la rubia.

—Las palabras que quiero no parecen expresar todo lo que estoy sintiendo en este momento—bajó la cabeza de nuevo, su lengua rastrillando a través de un pezón, sintiendo que se endurecía aún más—Pero Dios, te quiero.

Sintió que los muslos de Brittany se movían debajo de ella, y se metió entre sus piernas, sus caderas moviéndose lentamente, presionando contra la rubia.

La ojiazul la agarró de la cintura, abrazándola mientras se abría para ella. Santana podía sentir la humedad resbaladiza contra su estómago, podía sentir la dureza de su propio clítoris mientras se balanceaba contra Brittany.

Quería estar dentro de ella, quería sentir su humedad contra sus dedos, y entonces deslizó su mano entre ellas, nunca perdiendo el ritmo que habían establecido.

—Dios, sí—Brittany siseó, arqueando para encontrarse con ella, abriéndose mientras los dedos de Santana empujaban en ella.

Estaba tan húmeda, como seda entre sus dedos, pero no era suficiente...no podía acercarse lo suficientemente.

Quería todo de ella.

Retiró sus dedos, escuchando la frustración mientras Brittany gemía ante su falta de contacto. Cubrió la boca con la suya, luego se movió más abajo, cerrando sus labios alrededor de un pezón, succionando con fuerza en la boca, sintiendo las caderas de la rubia comenzando a moverse de nuevo mientras succionaba su pecho.

—Por favor, San—gimió, buscando la mano de la morena, tratando de moverla entre sus muslos otra vez.

—Sí. Pero quiero que te vengas en mi boca—susurró, dejando su pecho, su boca moviéndose mojadamente sobre su piel—Quiero probarte. Quiero que mi lengua esté dentro de ti—levantó la cabeza de nuevo—Quiero hacerte venir con mi boca—tomó las caderas de Brittany, instando a abrir las piernas.

En el suave resplandor de la lámpara, vio la humedad brillante que la esperaba, sentía a la rubia retorcerse debajo de ella.

—Por favor—gimió de nuevo—Ámame, por favor.

La respiración de Santana se detuvo ante esa simple palabra, oyendo todo lo que transmitía.

En ese momento, se dio cuenta de lo que Brittany le estaba ofreciendo, y qué regalo estaba a punto de darle.

En ese momento, se dio cuenta de cuán profundamente se había enamorado de ella, su cuerpo, su mente... y su alma.

—Sí. Voy a amarte.

Cerró los ojos, aceptando el regalo, dejando que su boca cubriera a Brittany, su lengua deslizándose a través de su humedad, deslizándose profundamente dentro de ella mientras la sostenía.

Gimió, saboreando su sabor, memorizando la sensación de Brittany contra su boca. Su lengua serpenteó, encontrando el clítoris de la rubia, torturándolo antes de chuparlo en su boca.

Las caderas de Brittany se sacudieron, presionando con fuerza contra su cara y la abrazó fuertemente, su lengua moviéndose a la velocidad del rayo mientras la rubia jadeó, las manos enredadas en el pelo de Santana, sosteniéndola firmemente.

Sintió que el orgasmo crecía, sintió que se hinchaba contra su boca, sintió el dolor palpitante entre los muslos de Brittany.

Los entrecortados jadeos de la rubia llegaron rápidamente ahora, sus caderas moviéndose violentamente contra la boca de Santana.

La morena la agarró con fuerza, en el último instante, los labios cerrándose alrededor del clítoris, chupándolo duro mientras Brittany gritaba, su boca inundada con la humedad mientras se balanceaba contra ella.

—Jesús, eso fue…—yacía agotada, sus piernas todavía separadas, Santana todavía acurrucada entre ellas.

Por fin, la boca de la morena la soltó, su lengua moviéndose deliberadamente ahora, acariciando, sus labios se movían tranquilamente mientras se deslizaba otra vez por su cuerpo, deteniéndose en sus pechos de nuevo.

Finalmente levantó la cabeza, reuniéndose con los ojos de Brittany.

—Te amo.



*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Oct 09, 2017 10:39 pm

hola morra,...

edeu,.. bendito seas ser humano de dios jajajaja
ya era imposible que aguanten mucho mas tiempo sin colapsar!!
una semana,.. una semana! a ver si ahora san habla de una ves por todas con emily,..

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5081
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Mar Oct 10, 2017 2:13 pm

Bueno después del beso era imposible detenerse y que bueno que Emily y Hanna se quedaron haciendo sus cosas en otro lado jajaja. Y pues que sigan disfrutando de este momento por el que esperaron muchísimo
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1070
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Mar Oct 10, 2017 7:46 pm

Al fin, ahora a esperar al par de traidoras y confrontarlas de una buena vez!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6494
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Mar Oct 10, 2017 7:54 pm

3:) escribió:hola morra,...

edeu,.. bendito seas ser humano de dios jajajaja
ya era imposible que aguanten mucho mas tiempo sin colapsar!!
una semana,.. una semana! a ver si ahora san habla de una ves por todas con emily,..

nos vemos!!!




Hola lu, jajajaajajaja tmbn lo pienso jajajajaja. Jajajajaja la vrdd esk no pense q lo harian tanto... de britt al menos xq san tiene una paciencia =/ xD Espero y si se cumpla asik dilo noma jaajajaj. Saludos =D




JVM escribió:Bueno después del beso era imposible detenerse y que bueno que Emily y Hanna se quedaron haciendo sus cosas en otro lado jajaja. Y pues que sigan disfrutando de este momento por el que esperaron muchísimo




Hola, esk como poder hacerlo, no¿? jajajajajaj. Ambas xfin con quien corresponden jajaajjaa. SI que si! mis brittana se lo merecen! jajaja. Saludos =D






micky morales escribió:Al fin, ahora a esperar al par de traidoras y confrontarlas de una buena vez!!!!



Hola, si! ajjaajajaja. Esperemos y no les traigan problemas o q sean victimas =/ Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Cap 31

Mensaje por 23l1 el Mar Oct 10, 2017 7:56 pm

Capitulo 31


Brittany se movió bajo las sábanas, estirando las piernas, tratando de no despertar a Santana.

Todavía estaban enredadas juntas, como habían estado toda la noche.

Ni siquiera podía comenzar a contar el número de veces que se habían quedado dormidas, sólo para despertar, para tocar y hacer el amor de nuevo.

A medianoche, recordaron la cena... y el vino. Pero ninguna hizo poco más que probar la comida.

No parecían mantener sus ojos, ni sus manos, lejos de la otra. Por lo tanto, la cena fue dejada en gran parte sin comer, y la botella de vino, que ahora estaba vacía, colocada junto a la cama.

—¿Qué estás pensando?

Brittany sonrió, girando la cabeza.

—No estoy pensando realmente. Sólo un poco ... recordando.

Santana se estiró, sus piernas moviéndose contra las de Brittany, luego rodó a su lado, frente a la rubia. Bostezó una vez, luego se echó a reír.

—Estoy exhausta. Estoy adolorida. Y estoy totalmente feliz en este momento.

Brittany se dio la vuelta también, moviendo su mano perezosamente bajo las sábanas, sintiendo la piel suave sobre la cadera de Santana. Sus manos y su boca habían explorado cada pulgada de la morena anoche, y quería hacerlo todo de nuevo.

—Realmente me hubiera gustado haberte conocido años atrás—Santana dijo.

Pero Brittany sacudió la cabeza.

—No, porque hace años, tú no estabas donde estás ahora. En tu relación, quiero decir. No me habrías dado una segunda mirada.

—No creo que eso sea cierto. Si nos hubiéramos conocido hace dos, tres, cuatro, incluso seis años, creo que aún me habría enamorado de ti. Me miro en tus ojos y yo... veo algo. Realmente no puedo explicarlo. Pero ... siento que pertenezco, si eso tiene sentido. Con Emily, siempre había ese borde, ese muro, que nunca crucé. Siempre había una barrera, parecía.

—Tal vez porque sentías que no podías ser tú. O tal vez no te sentías como si fueras lo suficientemente buena para poder llegar a su altura.

Santana asintió.

—Tal vez. O tal vez tan sólo nunca podría ver su alma, ya sabes. Quiero decir que cuando dije que tus ojos eran como un libro para mí. No intentabas ocultarme nada, ¿verdad?

Brittany se acercó más, tocando los labios de Santana ligeramente con los suyos.

—¿Debería?

—No. Me gusta que te abras de esta manera—sonrió—Me ahorra tener que adivinar lo que estás pensando.

La mano de Brittany se movió más arriba, ahuecando el pequeño pecho de Santana, sintiendo su pezón endurecer bajo su palma. Incluso ahora, tan saciadas como estaban, oyó el pequeño jadeo de la morena expresado, podía sentir los latidos del corazón acelerar su ritmo.

Suspiró.

—Sí, ojalá nos hubiéramos conocido hace años—su mirada se clavó con la de Santana—Porque te amo. Y parece que han sido demasiado años desperdiciados.

—Lo sé.

Brittany suspiró de nuevo, rodando lejos de Santana y sobre su espalda.

—Pero es lo que es.

Y en realidad, nada había cambiado realmente.

Santana todavía no era una mujer libre. Y lo que habían hecho la noche anterior ascendió a poco más que una aventura.

Porque a la luz del día, eran sólo amigas.

Emily y Hanna volverían hoy y seguirían desempeñando esta farsa que habían comenzado hace semanas y semanas.

—¿Britt?

—¿Hmm?

—¿Tú crees…—pero un golpe en la puerta de atrás la detuvo en mitad de la frase. Se miraron la una a la otra—Oh, Dios, por favor di que no son ellas ya.

—¿Britt? ¿San? Soy Eleu. Por favor abran la puerta.

—Gracias a Dios—Santana dijo con alivio—No estamos vestidas exactamente para una confrontación con Emily y Hanna.

Brittany se puso los shorts pero no pudo encontrar la camiseta que se había quitado la noche anterior, sin embargo, encontró el top del bikini negro de Santana, todavía un lío trenzado. Se lo lanzó con una sonrisa.

—¿Has visto mi camisa?

—¿Britt?—Eleu llamó de nuevo desde afuera.

—Ya voy—abrió el armario y sacó su maleta, buscando una camisa limpia para ponerse antes de abrir la puerta.

Saludó a Eleu con una sonrisa, sin saber si debía sentir vergüenza o no de tener a Santana en su cama.

Pero entonces recordó la cena romántica que Eleu había dejado para ellas y decidió que estaría avergonzada si Santana no estaba en su cama.

—Buenos días.

—Sí, sí. Estoy segura de que lo son. Pero deben terminar—miró alrededor y entró en la habitación—¿San?

—Sí. Estoy segura de que ya sabes que ella está aquí.

Eleu se rió.

—Tenía la esperanza, sí. Pero ya es hora. Emily llamó. Ellas están en el primer transbordador de la mañana. Estarán aquí a tiempo para desayunar.

Brittany frunció el ceño.

—¿Cuánto tiempo?

—Media hora, cuarenta y cinco minutos. Pero tenemos tiempo. Dile a San que venga, por favor. Debemos hacer que tu cabaña sea presentable.

Brittany se pasó las manos por el pelo y suspiró.

—Una gran manera de comenzar la mañana.

—Va a estar bien. Y después de que las habitaciones sean arregladas, ustedes dos tomaran un baño temprano para despejar sus cabezas, incluso en una mañana como hoy, cuando hay lluvia en el aire. Entonces estarán listas para desayunar con las demás. Ven, no debemos perder el tiempo.

Brittany asintió.

—Voy a buscar a San.

—Comenzaré a limpiar la cena.

Brittany volvió a entrar al dormitorio y cerró la puerta, encontrando a Santana ya vestida.

—¿Escuchaste?

—Sí. Y un baño temprano por la mañana suena genial—se acercó, moviéndose en los brazos de Brittany—Porque tenemos que hablar.

Los brazos de la rubia se tensaron a su alrededor.

¿Hablar?

¿Que había que hablar?

Cerró los ojos, sintiendo los labios de Santana moverse por su cara.

—¿Nos vemos en el frente?

Brittany asintió, viendo a Santana salir de la habitación.



—¿Cómo se ve esto?—Eleu preguntó después de haber arrugado las sábanas y el edredón de la cama de Emily. Se inclinó, golpeando una de las almohadas en forma—¿Bien?

Santana asintió.

—Sí. Funcionará. Pero ¿qué pasa con Britt?

—Milkea está ahí. Ella cambiará las sábanas y sacará el sofá cama como Britt lo hace normalmente. Estará bien.

Santana se dio la vuelta.

—¿Estará? ¿Por qué estamos haciendo esto, Eleu? Ella y Hanna se van juntas, permanecen fuera toda la noche. No hay preguntas de nosotras. Ni siquiera están tratando de ocultarlo. ¿Por qué demonios deberíamos hacerlo?

Eleu se acercó, agarrando las manos de Santana.

—Porque ustedes no son ellas. Y porque todavía se preocupan por los sentimientos de otras personas. Así que hacemos esto para mantener la paz—sonrió—Eso es cierto, ¿verdad?

—Sí, es verdad—se rió—Pero creo que es sólo porque no quieres tener una escena aquí y tener a tus otros huéspedes hablando de nosotras.

—Eso también es cierto—Eleu le soltó las manos—Ahora, tendrás tu café como normal. Y luego ambas desaparecerán, regresando justo a tiempo para desayunar. ¿Sí?

Santana asintió.

—Pero parece que lloverá.

—Sí. Hemos tenido lluvia durante la noche. Pero debes ir. Si te quedas aquí esperando, sólo te sentirás culpable.

Santana sacudió la cabeza.

—No, no me siento culpable. No, en absoluto. Pero si tuviera que adivinar, diría que has hecho este tipo de cosas antes.

Eleu se rió, un sonido agradable en una mañana de otra manera monótona.

—Sólo he hecho esto una vez antes. Y sorprendentemente, también fue con dos parejas de mujeres.




Brittany esperó bajo una palmera, mirando a Santana.

Sorprendentemente, su cabaña se había transformado en cuestión de minutos: el dormitorio ordenado, las sábanas cambiadas, el sofá cama abierto y hecho, entonces las sábanas intencionadamente arrugadas.

Incluso había tenido tiempo para una ducha.

Y como Santana había dicho, estaba agotada, estaba adolorida ... y estaba tan feliz como no recordaba haber estado en muchos, muchos años.

Contenta.

Sin embargo triste.

Triste porque, aunque nada había cambiado realmente, todo había cambiado.

¿Cómo iban a ser capaces de sentarse a desayunar con Emily y Hanna y fingir que no eran ahora amantes?

¿Pretender mantener sus ojos lejos de la otra?

¿Y fingir que no estaban muriendo por estar solas?

Y triste porque esta noche, Santana se retiraría a su cabaña con Emily, se metería en la cama con Emily, y se despertaría con ella.

¿Y Brittany?

Ella estaría en su sofá nada cómodo, ansiando tener a Santana a su lado. Y sin embargo pasaría otro día.

Y sería otro día perdido.

—Eh, tú.

Se dio la vuelta, apartando sus pensamientos mientras Santana caminaba por la arena, una sonrisa en su rostro.

—¿Todo arreglado?

Santana asintió.

—Eleu es increíble—envolvió sus dedos alrededor del brazo de Brittany—Lamento que nuestra mañana haya tenido que llegar a un fin tan abrupto.

La rubia se encogió de hombros.

—Supongo que deberíamos estar agradecidas que Emily llamara.

—Sólo llamó para que Eleu tuviera el desayuno esperando por ellas. ¿No crees que es extraño que llamó a Eleu y a nosotras no?—tomó su mano y tiró de ella hacia la playa—Pero no quiero hablar de Emily. No quiero ni pensar en Emily.

Caminaron por la orilla del agua, sus pies descalzos hundiéndose en la arena húmeda mientras estaban mirando hacia el océano.

Todavía estaba nublado, el aire más frío de lo que había sido, el sol escondiéndose detrás de las nubes, las olas y el viento un poco más fuerte de lo que habían visto.

—Anoche fue fantástico—Brittany dijo en voz baja, el viento llevando sus palabras.

Santana asintió.

—Sí. Fue más que fantástico—suspiró—Y ahora ellas están de vuelta.

—Nosotras realmente no tuvimos tiempo para considerar nada, ¿no es así?

—No, no lo hicimos. Pero no me arrepiento. ¿Y tú?

—¿Estás bromeando? Fue la mejor noche de mi vida.

—¿Pero ahora?—preguntó, mirando a Brittany—Te ves tan triste.

¿En serio?

Brittany se dio la vuelta, comenzando a caminar de nuevo.

—Sí, supongo que lo estoy.

Santana le tocó el brazo, deteniéndola.

—Nada de esto es perfecto. Pero, como he dicho antes ... es lo que es.

—Sí. Es gracioso. Hace unos días, tú fuiste la que dijiste que no querías una aventura conmigo. Y ahora, supongo, que soy yo. No deseo una aventura contigo, San. Pero parece que eso es lo que tenemos.

—No, eso no es lo que tenemos. Lo que hemos compartido anoche no puede ser llamado una aventura. Me enamoré de ti hace semanas. Anoche fue inevitable. Las dos sabíamos eso.

—Y yo estoy siendo egoísta. Sólo quiero que estemos solas, para poder ser nosotras mismas. Y sabía que venir no sería el caso.

Santana se giró hacia el viento, su pelo elevándose alrededor de su cara.

—No estoy segura de lo que pensé que pasaría. Supongo que pensé que tal vez podríamos ignorar esta ... esta cosa entre nosotras hasta que volvamos a casa. Sé que es una locura ahora—miró a Brittany—Quiero decir, hemos pasado todos los días juntas, sólo nosotras. No había ninguna defensa más. Hicimos el amor—se movió para quedar más cerca—Hicimos el amor anoche. Y nunca me he sentido más cerca de nadie que de ti. Era tan ... tan poderoso estar contigo así.

—Estoy totalmente enamorada de ti, San. Y estoy asustada de que me rompas el corazón. Muerta de miedo.

Santana sacudió la cabeza.

—No—se movió a los brazos de Brittany, quien la abrazó con fuerza—No, no voy a romper tu corazón—susurró en su oído—Voy a amarte hasta la muerte—sus labios se detuvieron antes de que se apartara y saliera de los brazos de nuevo.

—¿Y ahora qué? ¿Volvemos y seguimos fingiendo?

Santana tomó una respiración profunda y enderezó los hombros.

—No—sacudió su cabeza—Estoy cansada de jugar. ¿No lo estás tú?

—¿Así que estás lista para ese enfrentamiento con ella?

—Estoy lista para la verdad. Estoy lista para seguir adelante con mi vida.




Pero el alivio que Brittany sintió por esas palabras fue de corta duración.

Cuando regresaron al jardín, Hanna y Emily ya estaban ahí, bebiendo un café fuerte hawaiano y conversando con Eleu.

—Aquí están ustedes dos—Emily dijo con una sonrisa—Tenía la esperanza de que ibas a estar aquí esperando por mí, San.

—¿Esperando por ti?

—Sí. Te extrañé terriblemente anoche—su sonrisa estaba radiante y Brittany frunció el ceño.

Algo estaba pasando.

—Pero confío en que hayan disfrutado del teatro y la cena—Santana dijo mientras sacaba una silla.

—Oh, fue muy divertido, pero odié que nos perdimos el último transporte.

—Bueno, nos la arreglamos sin ti.

—¿Algo especial para el desayuno?—Eleu preguntó tranquilamente detrás de Santana—¿O solamente fruta?

—Esto está muy bien, Eleu. No te molestes.

—¿Para ti, Britt?

—Estoy bien gracias—sacó una silla frente a Santana, lanzando un rápido vistazo a su manera.

Santana la miró y vio una tranquila determinación en su cara.

—Espero que ustedes no tengan ninguna excursión programada hoy—Hanna dijo—Creo que nos gustaría unirnos a ustedes en la playa, simplemente pasar el rato, ya sabes.

—No, en realidad no hicimos planes para hoy—Brittany dijo—A pesar de que todavía parece que podría llover.

—Eleu dice que las nubes se agotaran antes de mediodía—Emily dijo y se volvió hacia Santana—Estoy lista para verte en ese lindo bikini negro—añadió con un guiño.

Las cejas de Brittany se alzaron.

¿Era ese mismo bikini negro que era una maraña después de que lo había arrancado del cuerpo de Santana anoche?

—Odias el océano, recuerdas—Santana dijo mientras pinchaba un trozo de piña.

—No he dicho que quería meterme en el agua—dejó su taza de café sobre la mesa, sonriendo a Santana—Será bueno pasar el día contigo.

—¿De verdad?

—Por supuesto—miró fijamente a Santana—Pero pareces un poco agitada esta mañana. ¿Qué es? ¿Estás enojada porque perdimos el transporte anoche?

Santana inclinó la cabeza mientras miraba a Emily, entonces le lanzó una rápida sonrisa.

—Honestamente, Em, ni siquiera sabía que te habías ido.

Brittany y Hanna vieron el intercambio en silencio.

La rubia más alta se preguntó si estaban a punto de presenciar esa gran escena dramática acerca de la cual Santana le había advertido.

Pero no, Emily ni siquiera pareció inmutarse por el comentario de su morena.

—Ahora sé que eso no es verdad—se inclinó sobre la mesa y tocó la mano de Santana, frotándola ligeramente—Te lo compensaré, cariño—miró a Brittany—¿No te importa si te robo a San lejos de ti hoy, ¿verdad? Tenemos que ponernos al día.

Brittany no estaba segura de si esta afirmación necesitaba una respuesta o no, pero Santana la salvó de responder.

—Em, ¿por qué no vamos a nuestra cabaña?

Emily dedicó una sonrisa radiante, sus ojos brillantes.

—Excelente idea—miró a Hanna y le hizo un guiño.

Santana se puso de pie, su mirada moviéndose hacia Brittany.

Había una mirada que no estaba segura de haber visto antes. No era enojo realmente, algo aún más profundo que eso.

Las vio alejarse, sintiendo los celos mostrar su fea cara cuando la mano de Emily se deslizó alrededor de la cintura de Santana.

—Eso fue un poco extraño, ¿no?—Hanna dijo.

Brittany asintió.

—Todo este viaje ha sido extraño.

Hanna suspiro.

—Oh, bueno, supongo que las cosas volverán a la normalidad.

—¿Qué quieres decir?

Hanna agitó la mano con desdén.

—Oh, yo y Emily. Eso se terminó.

Brittany frunció el ceño.

—Pensé que estabas enamorada.
—Tuvimos nuestra aventura, pero nos dimos cuenta anoche que no queríamos dañar a San. El sexo era genial. De hecho, el mejor que he tenido. Pero más allá de eso, realmente ella quiere hacer las cosas bien y ver si pueden solucionar lo suyo.

Brittany sintió que su pecho se apretaba ante sus palabras.

Su romance había terminado.

¿Ahora qué?

¿Era por eso que Emily había sido tan asquerosamente dulce con Santana esta mañana?

—Estoy de humor para un Bloody Mary—Hanna dijo—¿Quieres uno?

—Eso será un buen comienzo—dijo su mirada yendo a las cabañas, preguntándose qué estaba sucediendo adentro.




*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Mar Oct 10, 2017 10:01 pm

hola morra,..

NO ME JO DAS!!!!! ENSERIO???
Ahora a poner las cosas claras,.. espero que san no vacile y termine todo!!
se termino el romance,.. justo ahora!!!
quiero el otro cap!!! ya!!

nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5081
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Miér Oct 11, 2017 12:41 am

A noooooo!!!!veremos Los cojones de San???
Veremos cuanto Amor tiene por Britt!!!
Espero cumpla su promesa y no rompa el Corazon de Britt.
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4278
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Miér Oct 11, 2017 7:33 am

Pero que par de desgraciadas, ahora que mataron las ganas pretenden que la vida continue como si nada, es ahora o nunca san, manda a emily al mismisimo c.....
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6494
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Miér Oct 11, 2017 12:47 pm

-.- que asco con Em ya termino su aventura con Hanna y ahora quiere regresar como si nada con San ..... Solo espero que la morena no se deje influenciar y de verdad termine con ella !! Y que no cumpla el miedo de Britt realidad
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1070
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Miér Oct 11, 2017 9:39 pm

monica.santander escribió:A noooooo!!!!veremos Los cojones de San???
Veremos cuanto Amor tiene por Britt!!!
Espero cumpla su promesa y no rompa  el Corazon de Britt.
Saludos



Hola, jajajaja dices ¿? jaajaja xD =O espere q muchooo la vrdd xD Noooo!!! ni lo digas q si apsa! Saludos =D





micky morales escribió:Pero que par de desgraciadas, ahora que mataron las ganas pretenden que la vida continue como si nada, es ahora o nunca san, manda a emily al mismisimo c.....




Hola, pfff eso mismo, osea esta el amor y todo, pero kieren ver si lo otro funciona y la otra la deja¿? ¬¬ Espero y si, asik dilo noma para q pase. Saludos =D





JVM escribió:-.- que asco con Em ya termino su aventura con Hanna y ahora quiere regresar como si nada con San ..... Solo espero que la morena no se deje influenciar y de verdad termine con ella !! Y que no cumpla el miedo de Britt realidad



Hola, eso mimso ¬¬ y hanna tmbn. Osea saben q se kieren, pero kieren ver si lo otro funciona¿? es serio¿? Nooo, ni lo igas q pasa SI!! y eso si dilo para q pase xD NONononononoooo =/ Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Cap 32

Mensaje por 23l1 el Miér Oct 11, 2017 9:41 pm

Capitulo 32



—Tenemos que hablar, Emily—estaba parada junto a la ventana, mirando hacia el océano. La brisa fresca se sentía bien en su cara caliente—¿No te parece que tenemos que hablar?

—¿Eso significa que me extrañaste después de todo?

Santana se volvió, haciendo caso omiso de la sonrisa que Emily estaba ofreciéndole.

—Ha sido un viaje muy extraño, Em. Incluso tienes que admitir eso.

—¿Por qué lo dices?

—Debido a que es casi como si estuviéramos en dos vacaciones por separado, simplemente pasamos a estar compartiendo una cabaña por la noche.

—Oh, San, vamos. Debes admitir que te habrías aburrido visitando tontos museos y galerías conmigo. Y yo nunca hubiera hecho todo ese buceo y otras cosas contigo—dijo, acercándose más—Pero, lo he sacado de mi sistema. He visto mi último espectáculo, recorrí mi último museo. Ahora estoy lista para un poco de tiempo para nosotras.

—¿Tiempo para nosotras? ¿Ahora ya estás lista?—dio un paso atrás cuando Emily se acercó—No siempre se trata de ti, Em. Todavía no tienes ni idea, ¿verdad?

—Al parecer, no. Pero no me importa estar aquí en medio de la habitación hablando de ello—hizo una pausa. "¿Qué tal un paseo?

—¿Un paseo?

—Dijiste que querías hablar. Vamos a estar solas y hablar.

Santana dudó.

Un paseo sería bueno.

Al menos no habría interrupciones.

Pero algo le dijo que dijera lo que tenía que decir ahora, para acabar de una vez.

Porque honestamente, no confiaba en Emily.

—Vamos, San. Si necesitamos, podemos hablar durante el almuerzo en alguna parte.

Santana cedió.

Tal vez sería un poco más civilizado que tener una pelea de ruptura aquí en la cabaña, al alcance del oído de cualquier persona que pudiera pasar.

—Está bien. Vamos a dar un paseo.

—Maravilloso. Eleu dice que un viaje a través de la isla es una necesidad. ¿Qué tal si nos dirigimos a la zona oeste?




*****


—¿Qué crees que es eso?—Brittany preguntó, haciendo un gesto desde su sitio en la piscina.

Santana y Emily estaban caminando por el sendero, dirigiéndose al estacionamiento.

—Oh, Emily había planeado secuestrar a Santana por la tarde. Supongo que están saliendo.

La mano de Brittany se estremeció visiblemente mientras dejaba su Blood Mary abajo.

—¿Secuestrar?

—Ella piensa que San puede estar un poco molesta con ella, así que ha reservado una habitación en algún hotel de lujo en el otro lado de la isla. Ella planea cortejarla—Hanna sonrió—Sus palabras, no las mías.

—¿No te duele alejarte de Emily?

—Sí, pero ella me dijo que necesitaba ver si con San aun había algo. Y la verdad la entiendo.

Brittany no podía creer que Santana se levantara y saliera sin decirle una palabra.

Y no podía creer que la morena realmente fuera con Emily.

Había pensado que, bueno, había pensado que ella y Santana tenía algo, pensaba que era real entre ellas.

Pero lo había sabido todo el tiempo, ¿o no?

Sabía que Santana no era libre, sabía que Santana todavía estaba en una relación, una relación de ocho años.

Las imágenes de la noche anterior destellaron de nuevo, la boca de Santana dejando su pecho, la mano de la morena deslizándose por su piel, sus ojos inmovilizados en los suyos mientras se acercaba, su boca moviéndose entre sus piernas por tercera y luego por cuarta vez.

Cerró los ojos, recordando.

Sí.

Pase lo que pase, fue muy real entre ellas anoche.

Tan real como hacer el amor puede ser.

Se incorporó rápidamente.

—Necesito hablar con Eleu.

—Bueno, espera un minuto. ¿Quieres hacer algo hoy?

Brittany se encogió de hombros.

—Claro. Lo que quieras.

—Estaba pensando que tal vez un crucero por las islas, uno de esos cruceros de cena donde miras el atardecer. ¿Qué tal eso?

—Claro. Será romántico.

—¿Un hotel?

—¿Por qué no?




*****


Emily salió y cerró la puerta, dejando que Santana siguiera.

Ella se quedó mirando las torres de múltiples pisos, luego de regreso a la espalda retirándose de Emily, preguntándose qué estaba haciendo.

Sobre todo después del paseo casi en silencio otra vez.

Habían hecho únicamente conversación casual, nada personal, pero incluso eso era tenso.

—Genial. Simplemente genial—murmuró, apresurándose para alcanzar a Emily—¿Vas a decirme que estamos haciendo aquí?

—¿Qué tal almorzar? Se supone que tienen una fantástica vista desde el patio al aire libre.

—Almorzar. Está bien, seguro—miró su reloj.

Ni siquiera eran las diez.

Pero siguió obedientemente a Emily, esperando que las condujera a través del vestíbulo.

En cambio, se acercó al escritorio entregándole al empleado una tarjeta de crédito.

—Emily Fields. Tengo reservación.

—¿Tu qué?—jadeó.

Emily se volvió, su sonrisa casi cegadora.

—Sí, querida. Una habitación.

—No necesitamos una habitación, Em—dijo en voz baja, sin querer causar una escena.

—Por supuesto que sí. Podemos decidir pedir servicio de habitaciones—dijo, guiñando a la recepcionista.

Un súbito rubor coloreó la cara de Santana y se dio la vuelta, enfurecida.

¡Esto es el colmo!

¡Esto es el jodido colmo!




[venter]*****[/center]


—No, no sé adónde se fueron.

Brittany se paseaba, odiando los celos, odiando la incertidumbre.

—¿Pero estás segura que se fueron?"

Eleu asintió.

—Sí. Emily las condujo.

—Bueno, maldición—murmuró. Miró a Eleu—Crees que tal vez, bueno, ¿tal vez yo estaba equivocada acerca de San?—se encogió de hombros—Tal vez presioné demasiado.

—No estás equivocada. Debes tener fe, Britt. No asumas algo sólo porque parece que se ha ido. No sabes las circunstancias.

—Sí, pero al menos podría haberme dicho algo.

Eleu sonrió.

—Los celos son una cosa tan mala, ¿verdad? Y no importa nuestra edad, todavía nos ataca.

Brittany se rió.

—¿Crees que estoy siendo tonta?

—Sí. He visto cómo San te mira. He visto cómo la miras. Debes tener fe. Porque Okalani te ha bendecido.

Brittany frunció el ceño.

—El jardín tiene oídos ... y ojos.

—Oh, Dios mío. ¿Nos viste?

Eleu asintió.

—Vi amor. Eso es todo. Ahora, ve con Hanna. Sal. No te hará ningún bien sentarte aquí esperando. Sólo te volverás loca.

—Tienes razón—se volvió, encontrando a Hanna aún sentada junto a la piscina, sorbiendo su bebida.

—Ella quiere hacer un crucero por la isla, uno de los que sirven la cena.

—Son muy agradables. Deberías ir.

—Supongo que lo haremos—asintió ligeramente a Eleu—Gracias. Me siento mejor.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por monica.santander el Miér Oct 11, 2017 11:40 pm

Que corto!!!!!!
Me estas jodiendo San???
Saludos
avatar
monica.santander
-*-*-
-*-*-

Femenino Mensajes : 4278
Fecha de inscripción : 26/02/2013
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Jue Oct 12, 2017 7:13 am

avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6494
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Jue Oct 12, 2017 1:30 pm

Mmmm espero que San detenga esto y de una vez hable con Emily y pues a Britt no le queda mas que esperar haber que pasa
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1070
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Jue Oct 12, 2017 5:34 pm

Hola morra....

Mas largo que esperanza de pobre la esta haciendo san no me jodas!!
Espero que hablen de una puñetera ves... Y ya se termine el circo de felices las 4...

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5081
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Jue Oct 12, 2017 8:10 pm

monica.santander escribió:Que corto!!!!!!
Me estas jodiendo San???
Saludos



Hola, jajaja si lo siento xD y no podía subir otro =S Pfff espero y si xD Saludos =D





micky morales escribió:



Hola, jajaaj si esas caritas son perfectas para este cap xD Saludos =D





JVM escribió:Mmmm espero que San detenga esto y de una vez hable con Emily y pues a Britt no le queda mas que esperar haber que pasa




Hola, espero lo mismo la vrdd...asik dilo para q pase xD Mmm sip..., esperemos y si lo haga. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra....

Mas largo que esperanza de pobre la esta haciendo san no me jodas!!
Espero que hablen de una puñetera ves... Y ya se termine el circo de felices las 4...

Nos vemos!




Hola lu, jajajaajaj xD pero q razón llevas :@ Tienen q ¬¬ ya es tiempo ¬¬ Si, osea felices, pero con sus parejas q de vrdd correspondan po! Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4721
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.