Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» FanFic Brittana: El Final (Adaptada) Cap 5
Hoy a las 7:29 pm por 23l1

» FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25
Hoy a las 7:25 pm por 23l1

» Fanfic Brittana Gp: La otra. Cap 14 y 15
Hoy a las 4:39 pm por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «20 days for Christmas»
Ayer a las 8:02 am por Klainefan

» [Resuelto]FanFic Brittana: Agárrate (Adaptada) Epílogo
Jue Dic 07, 2017 7:30 pm por 23l1

» Fanfic Brittana -Give me love- noticias 13/5/16
Mar Dic 05, 2017 8:33 pm por Tati.94

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Sáb Dic 02, 2017 2:55 am por Isabella28

» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 28 FIN
Lun Nov 27, 2017 6:18 pm por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 10,11,12Y13
Lun Nov 27, 2017 5:55 pm por 3:)

» BRITTANA CUCapitulo 10,11,12 Y 13
Lun Nov 27, 2017 5:14 pm por JVM

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Jue Nov 16, 2017 10:18 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Nov 13, 2017 8:44 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Jue Nov 09, 2017 1:44 am por Guzco2129

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
23l1
 
Tati.94
 
micky morales
 
3:)
 
Isabella28
 
JVM
 
Klainefan
 
Gabriela Cruz
 
monica.santander
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por micky morales el Lun Dic 04, 2017 7:33 am

Bien por Santana, ahora a tomar las riendas y ver que pasa!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 3:) el Lun Dic 04, 2017 10:25 am

Hola morra....

Definitivamente san encontró el unico ancla para quedarse y Manejar la empresa jajaja
A ver como va todo ahora???

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 23l1 el Lun Dic 04, 2017 7:36 pm

Isabella28 escribió:Bien santana!!! Tu puedes con ayuda de britt, ella te ayuda a ti y tu a ella.




Hola, siii si q puede!!! Ambas se pueden ayudar!!! jajajaa....espero y nos hgan caso XD Saludos =D




micky morales escribió:Bien por Santana, ahora a tomar las riendas y ver que pasa!!!!!




Hola, si que si! SI! todo tiene q salir más q bn! jaajaj. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra....

Definitivamente san encontró el unico ancla para quedarse y Manejar la empresa jajaja
A ver como va todo ahora???

Nos vemos!!!





Hola lu, si que si! y ese si q es fuerte! Con una gran ayudante! jajajaja. Esperemos q mas q bn! jajaja. Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Lun Dic 04, 2017 7:37 pm

Capitulo 19



Con los ojos abiertos y sin aliento, Blaine irrumpió en la oficina de Brittany, cogió la puerta justo antes de que se estrellara en su prisa por cerrarla, y se detuvo.

—¡Ella está aquí!

Brittany apartó su iPad y se le quedó mirando.

—¿Quién está aquí?

Él ladeó la cabeza en la dirección de la oficina de la esquina de Henrietta.

—Santana López.

—¿Santana?—se puso de pie—¿Aquí?

—En carne y hueso—Blaine la miró sospechosamente—Creo que has estado guardando secretos.

—No, no lo he hecho—sentía que su rubor se profundizaba, se sentó lentamente y esperaba que su entusiasmo no fuera evidente.

Nunca había tenido tal emoción espontánea sólo de escuchar el nombre de alguien.

—No tenía idea de que ella vendría.

Eso fue sin duda una subestimación.

La última vez que habían hablado, Santana no había dicho nada acerca de visitar la agencia, pero entonces, ¿por qué la esperaría?

Se estaban convirtiendo en amigas, al menos ella se sentía de esa manera, pero difícilmente íntimas, y Santana no tenía ninguna razón para discutir asuntos de negocios con ella.

Santana era una López, después de todo, y por mucho que se resistía a aceptar el papel de heredera, eso es lo que ella era.

Por un instante, sintió una punzada de dolor, y luego lo apartó con impaciencia.

Los negocios eran negocios, y si Santana estaba aquí, ciertamente no era de su incumbencia.

Lo que importaba era la agencia.

—Ella es la sobrina de Henrietta, después de todo—dijo bruscamente—Por lo que no debería ser una sorpresa que ella está aquí.

—Eso no es lo que dijiste hace unos días. Ningún interés en el negocio, creo que dijiste. Además, ¿por qué te ves como si fuera la mañana de Navidad, y tienes un gran regalo bajo el árbol?

—No lo hago.

—Con un gigante lazo rojo y…

—Basta—tuvo que reírse.

Blaine acercó una silla a su escritorio, se dejó caer en ella, y se acomodó para lo que parecía ser una larga campaña.

—Es hora de que lo derrames, cariño.

—No hay absolutamente nada.

Él movió un dedo.

—Cuando sólo el pensamiento de que alguien hace que tus ojos se iluminen de la forma en que acaban de hacer los tuyos, estás obligada a tener el honor de contarle a tus amigos.

¿Era cierto?

Ella no lo sabía.

No había hablado de los sentimientos íntimos de alguien desde que era una adolescente, y esas relaciones de deseo habían sido aplastadas.

Y ahora que pensaba en eso, en realidad nunca había hablado de sus flechazos con chicas con sus amigas, sobre todo porque su mayor había sido con una mejor amiga que estaba sin lugar a dudas e irremediablemente interesada en chicos, y sólo en los chicos.

Y después de eso, no había habido nada lo suficientemente serio como para hablar con nadie.

¿Pero qué diría?

—No sabría ni por dónde empezar—dijo, casi para sí misma.

Una expresión de simpatía cruzó la cara de él.

—Podrías comenzar con lo que sientes por ella.

Se rió bruscamente.

—¿No estaría comenzando por el final en lugar del principio?

—Supongo que depende de tu perspectiva. Comienza desde tu principio, entonces.

Algo acerca de su amabilidad y la genuina amistad debajo de todas sus bromas e insinuaciones, mezcladas con sus propias emociones confusas, la impulsó a poner en palabras lo que casi había tenido miedo de considerar.

—Hemos cenado un par de veces.

—Aha, y ¿dónde ocurrió eso?

—Bueno, te lo dije la primera vez—ella dijo con cierta impaciencia, no del todo segura de querer ir por este camino—En su departamento en el Dakota.

—Nunca he estado ahí. ¿Es tan fabuloso como dicen?

Rió.

—Lo es.

—Está bien, suficiente de eso, puedes contarme todo acerca de la decoración más tarde. ¿Y la siguiente vez?

—Cociné para ella—dijo suavemente.

—Wow—él dijo con un tono reverente—Eso es muy personal. ¿Sólo la cena?

—Sí—dijo escuchando el tono remilgado en su voz y reprendiéndose interiormente.

¿Por qué estaba ocultando sus sentimientos?

—Sólo la cena y...un beso de buenas noches—antes de que él pudiera decir otra palabra, levantó la mano—Eso es todo, sólo un beso. Y no voy a decir nada más sobre eso.

—Oh, no puedes hablar en serio. ¿Besaste a Santana López? ¿Cuantas veces?

—No voy a dar más detalles.

—Muy bien—él dijo pensativamente, una expresión reflexiva cruzó su cara—Vamos a hablar de lo teórico. ¿Quieres besarla de nuevo?

Por una de esas raras ocasiones en su vida, las palabras le fallaron. Si ella expresaba sus deseos, ¿entonces qué?

¿Ya no será capaz de negar cuán atraída estaba por Santana?

¿Y desde cuándo tenía miedo de enfrentarse a sus propios sentimientos o las realidades de su vida?

Suspiró.

—Ciertamente no me importaría.

—¿Y ella? Ha hecho alguna invitación?

Quiero hacerte el amor.

Santana no había tenido miedo de decir lo que quería, ¿y qué decía eso?

Estaba Santana tan poco acostumbrada al rechazo, ¿no le importaba exponer sus sentimientos?

¿O realmente había estado tan impulsada por la pasión como había sonado?

Recordó el calor de la boca de Santana en su garganta y la grave desesperación en su tono.

Dios, quiero eso.

Su respiración se disparó de nuevo, su sangre corriendo. Ojalá Blaine no pudiera decirlo.

—Creo que ella está interesada también.

—Wow—Blaine parecía repentinamente serio, una expresión inusual para él.

Ella había aprendido lo largo de los años que su enfoque para tratar con casi todo en la vida era con humor liberalmente atado con sarcasmo.

—Eso es algo serio. Santana López no es conocida precisamente por seria.

—Si quieres decir que tiene una reputación de ser una jugadora, lo sé. Pero ella no es la persona que los medios de comunicación hacen que sea. Ella es amable y generosa y sensible.

—Oh.

—¿Qué?

—Tienes algo por ella. Es decir, más allá del tipo ardiente que ella es.

Hizo un sonido de exasperación.

—Sólo porque a mí me gusta alguien, y los encontró atractivos, y...—contuvo la respiración cuando se oyó negando otra vez. Eso no era ella—En realidad, tienes razón. Tengo una gran cosa por ella. Ella es hermosa y sexy y bastante maravillosa.

—Bueno—Blaine dijo—Entonces creo que deberías arrastrarla a algún lugar y tener tu camino con ella. Porque nunca te he oído decir eso sobre alguien antes, y la oportunidad por lo general no llama dos veces.

—Sabes, Blaine, no todo es sobre sexo.

—Por supuesto que lo es, cuando todo está dicho y hecho. De acuerdo, tal vez no tengas relaciones sexuales con tu mejor amiga, pero cuando empiezas a pensar acerca de tu mejor amiga como atractiva y preciosa y maravillosa y sexy, ya no es tu mejor amiga. Son algo completamente distinto. Y, la otra cara de la moneda, ya sabes, alguien no tiene que ser tu
mejor amiga para tener caliente, satisfactorio sexo con ellas.

—No pienso en ella como mi mejor amiga. En realidad, pienso en ti como mi
mejor amigo y nunca he querido tener sexo…

—Está bien, no vamos a ir ahí—Blaine dijo, sonriendo.

—Si ella está aquí, Blaine—dijo, decididamente no va a hablar de sexo con Santana con nadie—Podría no significa nada en absoluto. Ella nunca ha estado interesada en el negocio. Es posible que haya venido a hacer un encargo para Henrietta.

—¿Crees que puedes averiguarlo?

—No voy a usar mi relación con ella para obtener información privilegiada. Si ella está aquí por otra cosa que una breve visita, estoy segura de que todos vamos a averiguarlo al mismo tiempo.

—Sabes, a veces no eres absolutamente divertida.

—Puede que tengas razón—sonrió—Pero a veces, lo soy.

—Bueno, yo sé una cosa—Blaine dijo, levantándose y saliendo por la puerta—Las cosas serían mucho mejor por aquí si ella se quedara.

Se deslizó por la puerta y Brittany se recostó en su silla y cerró los ojos.

¿Santana no podía estar planeando involucrarse en la agencia, no es así?

Por mucho que quería ver a Sue destronada, no estaba segura de que quisiera ver a Santana en el lugar de Henrietta.

Si ella y Santana tuvieran que trabajar juntas, no estaba segura de que su relación personal podría ir más lejos. Por primera vez en su vida, sus metas profesionales chocaban contra sus personales.

Nunca había tenido que elegir entre sus metas y sus deseos, y no estaba segura de lo que haría si tuviera que hacerlo.



*****


—Hola, Tina querida—giró alrededor del escritorio de Tina y la besó en la mejilla—Te ves hermosa como siempre.

Tina se levantó de un salto y le dio un rápido abrazo. En voz baja, dijo:

—Eres un regalo para la vista. ¿Cómo has estado? ¿Sigues siendo mi chica mala favorita?

—Eso me han dicho.

—No, en serio—Tina dijo suavemente—Ha pasado un largo tiempo. Demasiado largo.

—He estado haciéndolo bien—dijo, estirando un poco la verdad.

Con cada día que pasaba se preguntaba si ella había estado haciendo algo más que matar el tiempo, o tal vez desperdiciándolo, junto con su vida.

—Mucho mejor ahora que Henrietta está en vías de recuperación.

—¿No lo sabes?—Tina miró detrás de ella en las puertas cerradas de las oficinas—Su regreso aquí no puede ser demasiado pronto para mí.

—¿Sue no se ha ido todavía?

—No a menos que volara por la ventana en su escoba, lo cual no me sorprendería en absoluto.

Rió.

—¿Está todo más o menos bajo control?

—Hemos tenido algunas llamadas de los clientes interesados y representantes de editores, preocupados de que la ausencia de Henrietta interrumpa algunos de nuestros compromisos. Todo el mundo sabe que Henrietta es el poder aquí.

—Simplemente diles a cualquiera que pregunte que los negocios son como siempre y no habrá ningún cambio.

—Me gustaría que fuera el caso, pero…

—No te preocupes. Simplemente déjamelo.

—¿Sabes a lo que te enfrentas ahí?—las cejas de Tina se fruncieron con preocupación.

—Hey, yo nací para esto, ¿recuerdas?—se dirigió a la puerta de Henrietta, llamó a la ligera, y se dejó entrar.

Sue no había cambiado mucho desde la última vez que la había visto, aunque parecía más delgada, si es que eso era posible.

Su piel estaba estirada sobre los huesos faciales afilados, su cabello esculpido en el cráneo.

Llevaba oro en su cuello y sus muñecas, su traje negro severamente adaptado a su anoréxico cuerpo.

Su boca ancha se tensó, su voz un siseo.

—Santana.

—Hola, Sue—dijo fácilmente, desprendiéndose de su chaqueta de traje y colgándola sobre un perchero. Se arremangó las mangas, escudriñando la habitación.

El toque de Henrietta estaba en todas partes, estanterías del piso al techo con puertas de vidrio llenos de innumerables libros de autores que la agencia había representado durante los últimos cien años, la confortable zona de estar donde podía imaginar a HL o a Brittany relajándose con un escrito, el enorme escritorio desde el cual HL dirigió la agencia.

—¿Martin te llamó?

—Él lo hizo.

Se volvió y metió sus manos en los bolsillos.

—Voy a tomar una taza de café mientras recoges tus cosas.

—Como estoy segura de que Martin te informó, tenemos una auditoría en curso que tomará algún tiempo en completarse—si es posible, los labios de Sue se hicieron aún más delgados—Mucho tiempo atrasada.

—Las oficinas de negocios están en el tercer piso. Me aseguraré de que alguien te dé un espacio para trabajar. Pero yo estaré trabajando aquí.

—Realmente, Santana—Sue dijo condescendientemente—¿Hasta dónde planeas tomar esta farsa? No sabes nada acerca del negocio, e incluso si lo hicieras…

—Ya he tenido esta ruta con Martin, y realmente no tengo el tiempo o la inclinación a repetirme. Planeo dirigir la agencia en ausencia de Henrietta. Si tienes un problema con eso, puedes llevarlo a mi papá—sonrió, el tipo de sonrisa que decía, Adelante, alégrame el día—Él puede llevarlo a la junta. Estaré feliz de pelear por ahí.

Martin no querría un cisma público. Era presidente de la junta, pero al menos la mitad de los miembros fueron elegidos por los accionistas, y no toleraría ninguna muestra de debilidad a los que posiblemente le podrían desafiar en el futuro.

Su imagen era de suma importancia, y él querría parecer inatacable.

Se preguntó si Martin tenía alguna idea de que sus intentos de entrenarla para ganar en el mundo de los negocios serían utilizados algún día contra él.

Sonrió ante la idea.

—Tu tía—Sue dijo con un toque de disgusto—Ha dirigido este negocio como una obra de caridad durante demasiado tiempo. El personal está inflado, la mitad de los clientes son productores marginales si eso, y el catálogo de la agencia es desesperadamente obsoleto. Nada menos que una revisión completa traerá este negocio al siglo XXI. ¿De verdad crees que eres capaz de eso?

Se aferró a su temperamento.

No le importaba ser insultada, pero no soportaría que Henrietta fuera criticada cuando no estaba ahí para defenderse.

—Te sorprenderías—dijo suavemente—De lo que exactamente soy capaz de hacer. Si quieres averiguarlo, puedes intentar permanecer en mi camino.

Sue perdió la contienda de miradas y se levantó con un sonido de resoplido, recogió sus papeles y los metió en un gran bolso negro al hombro.

—Esta es una maniobra infantil, ridícula que sólo agravará los problemas en esta institución. Espero que descubras que está muy por encima de tu cabeza muy pronto. Llámame cuando eso suceda—su delgada sonrisa floreció carmesí, como si le infundieran sangre fresca—En ese momento creo que la junta estará encantada con todo lo que sugerimos, así que nos estarías haciendo un favor cuando falles.

Se hizo a un lado cuando Sue salió disparada. Una oleada inesperada de satisfacción rodó a través de ella a pesar de la predicción de Sue.

No había esperado que ganar una ronda en el negocio fuera tan satisfactorio como derribar una gran toma en las mesas, pero lo fue.

Tal vez había estado perdiendo algo todo este tiempo. Sue tenía razón en una cosa, sin embargo.

No sabía exactamente cómo ganar en este juego, y tenía que averiguarlo. El legado de Henrietta y el futuro de muchas personas, incluyendo la de Brittany, dependían de que pudiera sacar esto adelante.

Abrió la puerta.

—¿Tina?

Tina se giró en su silla, una expresión de satisfacción en su rostro.

—¿Si, jefa?

—Santana será—se rió—¿Dónde está la oficina de Brittany?

La sonrisa de Tina se ensanchó y señaló.

—A la vuelta de la esquina y al final del pasillo a la derecha. La primera puerta.

—Gracias—dijo, yendo en la dirección que Tina tan amablemente le indicó con un murmullo de expectación.





********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 3:) el Mar Dic 05, 2017 10:49 am

Hola morra....

Bueno san hizo lo que tenia que hacer de una ves por todas jajaja....
A ver como reacciona britt... A ver si de una ves se deja llevar o no??

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por Tati.94 el Mar Dic 05, 2017 8:29 pm

Las chicas deben celebrar de alguna manera. San haciendo cargo de todo va a hacer interesante, claro, teniendo al lado a Britt.
avatar
Tati.94
*****
*****

Femenino Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por micky morales el Mar Dic 05, 2017 9:20 pm

Britt preparate, la nueva jefa ha llegado y viene por ti!!!!! jajajajajajajajaja
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 23l1 el Mar Dic 05, 2017 10:10 pm

3:) escribió:Hola morra....

Bueno san hizo lo que tenia que hacer de una ves por todas jajaja....
A ver como reacciona britt... A ver si de una ves se deja llevar o no??

Nos vemos!!!




Hola lu, jajajaaj si que si XD Esperemos y bn y q si se deje levear ajaja. Saludos =D




Tati.94 escribió:Las chicas deben celebrar de alguna manera. San haciendo cargo de todo va a hacer interesante, claro, teniendo al lado a Britt.




Hola, si que si! jajajaj. Mm esperemos y sea buena jefa, no¿? jajajaj. Saludos =D





micky morales escribió:Britt preparate, la nueva jefa ha llegado y viene por ti!!!!! jajajajajajajajaja





Hola, uffff y como va! y como VA! ajjajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 20

Mensaje por 23l1 el Mar Dic 05, 2017 10:12 pm

Capitulo 20


Blaine estaba en la puerta de nuevo. Brittany cerró su iPad y lo dejó a un lado con un suspiro interno.

Estaba acostumbrada a que las personas se dejaban caer y por lo general podía trabajar en torno a las interrupciones, pero hoy, de alguna manera, no podía concentrarse, no podía perderse en las palabras, y eso era tan inusual que la hizo sentirse completamente fuera de equilibrio.

—¿Más noticias?

—Depende de lo que llames noticias—Santana dijo.

Levantó la vista rápidamente, un pequeño jadeo escapó antes de que pudiera atraparlo. Santana estaba parada en la puerta pareciendo despreocupada y totalmente en casa, llevando un magnífico traje de rayas gris oscuro con franjas de chocolate oscuro, mocasines, y una camisa de cuello abierto que hacía juego con el sutil color marrón en su traje.

Parecía cada pulgada del magnate de negocios que siempre había dicho que no quería ser.

—Oh, pensé que eras Blaine.

—Espero que no estés muy decepcionada—Santana levantó una ceja—¿Tienes un momento, o debería volver más tarde?

Nerviosa más por el placer derramándose sobre ella que la inesperada aparición de Santana, buscó alrededor por palabras. La única que salió fue:

—Sí.

—¿Como en, estás decepcionada que no soy Blaine, este es un buen momento, o te estoy molestando y debería volver más tarde?

La exasperante sonrisa encantadora de Santana dijo que sabía exactamente cómo se sentía.

Que embarazoso.

Reuniendo su ingenio disperso, hizo un gesto hacia la silla frente a su escritorio, donde Blaine se había sentado una hora antes, interrogándola acerca de sus sentimientos por Santana.

Sugiriendo que ella podría querer llevar a Santana a la cama. Y ahora la morena, que sin duda estaba aquí de manera oficial, estaba sentada en su oficina y apenas podía poner dos palabras juntas.

¿Necesitaba algún otro recordatorio de por qué los romances de oficina eran una mala idea?

—Por favor, por supuesto, adelante. No te esperaba.

Santana silenciosamente cerró la puerta y tomó el asiento que le había indicado.

—Lo siento, mi proceso de toma de decisiones se ha vuelto un poco girado últimamente. En el momento en que descubro lo qué quiero hacer, es tiempo pasado para hacerlo.

—Por favor, no necesitas explicarme nada.

Santana cruzó las piernas en los tobillos y logró verse relajada incluso cuando parecía totalmente en control.

—Este es tu territorio, Brittany, y debemos ser muy claras de eso desde el principio.

—Ciertamente no lo es—dijo, sin discutir, pero inflexible. Tenían que ser claras acerca de muchas cosas, al parecer—Si esto es el territorio de alguien, después de Henrietta, por supuesto, es el tuyo. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar?

—¿Qué tal relajarte? Tenía la esperanza de que estarías contenta de verme.

—Lo estoy—dijo rápidamente y, sonriendo con tristeza, sacudió la cabeza—Realmente lo estoy. Lo siento. Todo está un poco fuera de pista para mí en estos días.

—Entiendo. Para mí también—Santana se inclinó hacia delante, sus antebrazos casualmente descansando sobre sus muslos—Me tienes un poco descentrada también.

—Tal vez—dijo, aunque Santana parecía cualquier cosa menos descentrada.

Parecía confiada y segura de sí misma. En otras circunstancias, podría haber querido escuchar cómo había logrado despedir a una mujer tan formidable, pero este no era el lugar.

Luchando con su deseo de bailar verbalmente con Santana, finalmente se rindió a la razón.

—Tan improbable como encuentro eso, debemos guardar esa conversación para otro momento.



*****


—Estás absolutamente en lo cierto. Y lo haremos—sonrió.

Brittany estaba interesada, podía sentirlo. Y también estaba totalmente en lo cierto que la oficina tenía que estar en un lugar donde los negocios, y sólo negocios, fueran el tema.

Era tan condenadamente difícil no coquetear con ella, cuando lo único que pensaba era en ella.

—He desalojado a Sue.

—Bendita seas—Brittany dijo con verdadero sentimiento.

—Me lo tomaré como un pensamiento feliz.

Brittany resopló.

—Acabas de hacer a una docena de personas muy, muy felices.

—Dudo que alguien en la planta baja en el departamento de negocios me quiera mucho. Ella está haciendo una auditoría y no hay nada que pueda hacer para detenerlo. La envié a la planta baja, donde al menos no tendrá la oportunidad de entrometerse en tus cosas.



****


—Gracias. Es la auditoría algo por lo que preocuparse, ¿qué piensas?— dudó, insegura de su posición con nueva administradora en jefe, y añadió rápidamente—Por supuesto, eso no es algo que necesites decirme, pero…

—Brittany, ambas sabemos que deberías estar sentada en el despacho de Henrietta. Una maraña de burocracia y algunas opiniones anticuadas sobre las líneas de sucesión son las únicas cosas que estaban impidiéndolo.

—Te agradezco que digas eso, pero ninguna de esas barreras es menor, y además, no es del todo exacto. Admito que Henrietta ha dado a entender que un día, mi papel en la compañía podría cambiar, pero ese tiempo no es ahora. Desde luego no cuando mi condición es tan incierta.

—¿La visa, quieres decir?

Asintió.

—¿Quién sabe qué va a pasar con eso ahora?

—Nada diferente va a suceder—Santana dijo—Lo miraré y veré que sea atendido.

—Gracias—dijo, deseando que la solución fuera tan fácil.

Pero saber que Santana al menos quería tratar de solucionar las cosas le dio un rayo de esperanza.

No era el momento de entrar en pánico, todavía no.

—Eres importante, Brittany—dijo en voz baja, su voz llena de convicción—Para el negocio, y para mí.

—No sé por qué, pero aprecio tu ayuda.

Santana agitó una mano con impaciencia.

—En lo que respecta el negocio, sólo estoy haciendo lo que tiene sentido. Y personalmente, bueno, me hace sentir bien ayudarte si puedo.

—Me gustaría poder devolver el favor.

—Oh, puedes. Acabo de echar un vistazo a la agenda de Henrietta. Es aterrador.

Se rió, la tensión saliendo de su pecho. Santana tenía una manera de hacer que las situaciones más preocupantes parezcan superables.

Santana ocultaba su fuerza y su resolución bajo una capa de indiferencia, pero sólo se necesitaba estar cerca de ella durante unos instantes, observándola, escuchándola, para darse cuenta de que era una mujer que hacía lo que tenía que hacer.

—Estoy segura de que Tina puede ayudarte a ordenar tu camino a través de las cosas.

Santana asintió.

—Creo que ella ya se ha encargado de muchas cosas, pero hay reuniones que dijo que tendría que tomar y una gran conferencia en unos días, ¿el BEA?

—Por supuesto. Es el mayor evento de la industria del libro del año. Tenemos citas ya programadas con autores y editores en el calendario de los derechos extranjeros, y un puesto que Blaine y varios de los otros formarán el personal. Henrietta y yo por lo general cubrimos las citas de los derechos.

—Por lo que tendrás que sostener mi mano a través de eso—Santana sonrió—Figurativamente hablando, por supuesto.

—Probablemente podría manejar las citas con Dave o uno de los otros.

Santana sacudió la cabeza.

—Necesito estar involucrada en realidad en el funcionamiento de la agencia. Es la única manera que voy a impedir que Martin y Sue regresen a la oficina de Henrietta. Ellos saben que no sé absolutamente nada acerca de las tuercas y tornillos, y van a estar buscando cualquier excusa para forzar a la junta para empujar a través de una reorganización, mientras Henrietta está ausente. No podemos permitir que eso ocurra.

—No, no podemos.

Una parte de ella se sentía egoísta, sabiendo que probablemente sería uno de los primeros miembros del personal para ser desalojados si hubiera una reorganización, pero había más en juego que sólo su posición o incluso la seguridad que su trabajo proporcionaba a Hanna.

La propia agencia estaba en riesgo, y haría cualquier cosa para protegerla.

Creía en lo que hacían, y creía que las contribuciones centenarias de López a las artes no solo debían preservarse, sino continuar.

—Estaré más que feliz de ayudarte.

—Me temo que podría ser un poco más que ayuda, pero trataré de no esforzarte demasiado duro—Santana hizo una mueca—Voy a necesitar un curso muy intensivo en cómo funcionan las cosas por aquí.

—Lo que sea que necesites.


****


Lo que sea que necesites.

Necesita cosas que ni siquiera se había dado cuenta de que quería hasta ahora.

Ella quería demostrarle a su papá que era capaz, una palabra que siempre había utilizado para recordarle que ella era menos de lo que quería en un hijo, menos que los aduladores que lo seguían, menos que nadie.

Quería cuidar de Henrietta, y una gran parte de eso era el cuidar de la agencia y asegurar el futuro de Brittany ahí.

Quería que ojiazul la mirara como lo había hecho hace unos minutos cuando entró, con un rubor de placer y un rápido destello de deseo.

Todo lo que quería estaba conectado, y en el corazón de todo esto estaba Brittany.

—Qué tal si nos reunimos después del almuerzo y repasamos el calendario, para que pueda tener una idea de lo que estaré haciendo.

—¿Dos en punto?

—Eso suena bien—se levantó—Creo que en realidad podría llegar a gustarme este trabajo.

Mientras se dirigía de nuevo hacia su oficina, oyó la suave risa de Brittany.

El sonido la hizo sonreír.




—¿Realmente hablas en serio acerca de esto?—Quinn dijo mientras el camarero en el Old Homestead deslizaba filetes sobre la mesa y se evaporó como si fuera incorpóreo.

—Por supuesto.

—San—Quinn dijo con una mezcla de afecto y exasperación—A pesar del hecho de que Martin piensa que la agencia es como el hobby mimado de Henrietta, es un negocio multimillonario. No es algo que sólo puedes recoger en un día o dos.

Cortó su filete y tomó un sorbo de cabernet Scarecrow.

—¿Honestamente piensas que no sé eso?

—Sé que disfrutas irritando a tu papá.

Sonrió.

—Lo estoy. Bien.

—Honestamente, San. ¿Todavía tienes diecisiete?

—¿Es una buena manera de decir que estoy siendo juvenil e irresponsable?

—No—Quinn suspiró—Puedo ser una de las pocas personas que sabe que no eres ninguna de esas cosas. Pero ¿qué estás haciendo realmente?

—Martin se está aprovechando de la enfermedad de Henrietta—mantuvo su rabia a raya.

Quinn no era el enemigo, pero era difícil saber que estaba en el campamento de Martin de todos modos.

—¿No te parece sólo un poco censurable? ¿No te resulta un poco difícil de seguir llevando el estándar para él, cuando él es un bastardo insensible?

—No estoy llevando su estándar—Quinn dijo, pero se había enrojecido y, por un instante, había apartado la mirada.

—¿Y qué?

—Mi papá tiene cáncer—dijo en voz baja.

Bajó los cubiertos y tomó la mano de Quinn.

—¿Por qué no me lo dijiste?

—¿Cómo podría? Nunca estás aquí.

—Lo siento—aceptó la culpa. Ahora no era el momento de discutir su larga,
complicada relación. Ahora era el momento de aprovechar el amor que siempre habían compartido—¿Cuándo te enteraste?

—Él fue diagnosticado con cáncer de colon hace siete años.

—¿No me lo dijiste incluso entonces?

—Prometí que no lo haría. Nadie sabía. Él no quería que la gente lo mirara y viera a un hombre débil—los ojos de Quinn se nublaron y dudo, parpadeando—Como si él fuera alguna vez eso.

Sacó el pañuelo de lino doblado en su bolsillo y se lo entregó. Se acordó de hacer lo mismo por Brittany.

—¿Lo sabe Martin?

—Es uno de los pocos. Ha sido decente, pero no estoy segura de lo que va a pasar ahora.

—¿Hay una reaparición?

—Sí, y está bastante extendida. Hay tratamiento—Quinn dijo con falso brillo—Y por supuesto todos estamos seguros de que también lo va a vencer esta vez, pero…

—No tienes que explicar. Por supuesto que estarás ahí de cualquier manera que él te necesite—apretó la mano de Quinn—Lo siento mucho. Si necesitas algo, si George necesita algo, estoy aquí.

—¿Lo estás, San?—sonrió con tristeza—No estás, en realidad, ya sabes. A veces una persona necesita más que una voz en el teléfono o un mensaje de texto.

—Estoy aquí ahora—dijo, y por primera vez se dio cuenta de que hablaba en serio.

Sus responsabilidades ya no se sentían como obligaciones amontonadas sobre los hombros, obligándola a ser una persona que no quería ser. Se estaba convirtiendo en la persona que quería ser en sus propios términos.

—Tengo la intención de permanecer en la agencia todo el tiempo que pueda, porque cuanto más tiempo Henrietta tarde en recuperarse, mejor será para ella a largo plazo. Y si me necesitas, o tu papá lo hace, estaré aquí después de eso.

—¿Por qué? ¿Por qué el cambio repentino?

—La gente cambia—dijo suavemente—O tal vez simplemente se convierten en las personas que siempre fueron.

—¿Cuánto de este gran cambio tiene que ver con Brittany?

Se tensó.

—No sé de qué estás hablando.

—¿No?—Quinn suspiró con cansancio—De acuerdo entonces. Vamos a guardar eso para otro momento.

—En realidad, quería preguntarte acerca de ella—volvió a comer, con cuidado y casualmente preguntando—Explícame por toda esta situación de visado y por qué de repente es un problema.

—¿Cuánto sabes?

—Comienza desde el principio, palabras pequeñas.


Escuchó cuidadosamente mientras bebía su vino, su apetito menguando mientras Quinn describía el miasma de las agencias, las cuotas, las solicitudes, las aprobaciones y las vicisitudes del proceso de inmigración.

Al final se preguntó cómo alguien alguna vez se hizo camino a través del sistema.

—Entonces, ¿cuál es el procedimiento para enderezar todo esto?

Quinn se encogió de hombros.

—Presentamos los papeles, las solicitudes y las justificaciones, y espero que todo pase como lo ha hecho en el pasado.

—Suponiendo que Martin no se salga con la suya y comience a recortar el personal y la reorganización de la agencia.

—Es cierto que la condición de Brittany no es tan... segura como podría ser.

—¿Hay alguna manera de asegurar su condición a largo plazo?—llenó la copa de Quinn y la suya.

—Bueno, idealmente, se convertiría en una residente permanente, que es otro largo y menos que certero proceso. Pero incluso eso no la pondría en fila para hacerse cargo de la agencia, a pesar de lo que quiere Henrietta. Ya conoces la palabra no escrita, la familia en primer lugar.

—A Martin no le importa la familia. Eso es sólo una cortina de humo para manipularme a mí y a todos los demás.

—No es del todo cierto—Quinn argumentó—Parte de la fuerza de López Enterprises es su legado de ser administrado por una familia. Si realmente quieres decir lo que dices acerca de quedarte, entonces deberías ser la sucesora permanente de Henrietta.

—No quiero el trabajo de forma permanente—consideró todas las permutaciones que Quinn acababa de decirle.

—Brittany necesita su tarjeta de residencia.

—Eso resolvería muchos problemas, sí.

—Bueno, entonces hay una solución. Ella necesita casarse.

—Esa es la mejor solución—Quinn se rió—Pero probablemente no muy oportuna, a menos que planees casarte con ella tú misma.

Sonrió y tomó un sorbo de vino.

Quinn la miró fijamente.

—No puedes estar hablando en serio.

—Sin duda alguna resolvería todos los problemas al mismo tiempo, para todos. Estaría establecida aquí en el país, y sería de la familia, para que pudiera tomar el relevo de Henrietta.

—Realmente, Santana. Eso es una locura.

—¿Por qué? No es ilegal, y ya ha demostrado que merece la posición.

—¿Qué pasa con el pequeño problema de que el matrimonio sea una farsa?

—Mucha gente se casa por muchas razones, y esta es tan buena como cualquiera—pensando en sus padres, ella hizo una mueca—Mejor que muchos.

—¿Qué pasa con la pequeña cuestión del amor?

Se quedó inmóvil en el interior, el tipo de calma glacial que siempre experimentó en los momentos de mayor riesgo.

—La carrera de Brittany es su principal enfoque, y sabes que el circuito es similar. Yo estaría ausente con frecuencia. Tendríamos una relación muy compatible.

—Si realmente pensara que hablabas en serio, trataría de detenerte—Quinn sacudió la cabeza—Pero ni siquiera puedes estar tan loca.

No discutió. Quinn no era la que tenía que convencerse de su seriedad.






********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por Tati.94 el Mar Dic 05, 2017 10:26 pm

Por fin!!! Salió la opción del matrimonio. Quiero ver como reacciona Britt cuando se lo proponga.
avatar
Tati.94
*****
*****

Femenino Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por Isabella28 el Miér Dic 06, 2017 5:35 am

Ya quiero que se casen!!! Ya quiero la luna de miel jajaja ya quiero los hijos :-D me adelante mucho?
avatar
Isabella28
**
**

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 3:) el Miér Dic 06, 2017 9:51 am

Hola morra...

No es mala la idea... Todo el mundo se casa todo el tiempo las vegas no esta muy lejos que digamos jajajaja
A ver como reacciona britt ante la idea!!??

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por JVM el Miér Dic 06, 2017 6:55 pm

Pues ya se descubrio la solución para todos los problemas y exactamente a quien debe convencer es a otra rubia ... así que veremos como toma la proposición
avatar
JVM
-
-

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 23l1 el Miér Dic 06, 2017 8:31 pm

Tati.94 escribió:Por fin!!! Salió la opción del matrimonio. Quiero ver como reacciona Britt cuando se lo proponga.



Hola, sii!!! SI!! aceptar aceptar!!! Esperemos y sea de la mejor manera! ajajjaj. Saludos =D





Isabella28 escribió:Ya quiero que se casen!!! Ya quiero la luna de miel jajaja ya quiero los hijos :-D me adelante mucho?



Hola, siii yo tmbn! ajajajajaj. JAajajajajajajajajaj sería bueno q llegara pronto, no¿? jaajajajj =O sería lo mejor! yo tmbn kiero bbs! ajajajaj. Noo, de lo mejorrr jajaja. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra...

No es mala la idea... Todo el mundo se casa todo el tiempo las vegas no esta muy lejos que digamos jajajaja
A ver como reacciona britt ante la idea!!??

Nos vemos!!



Hola lu, la vrdd esk no! ajjaajaj xD ajjajaaj xD jaajjaajaj toda la razón, esperemos y te hagan caso ajajjaja. Esperemos q muy bn! Saludos =D





JVM escribió:Pues ya se descubrio la solución para todos los problemas y exactamente a quien debe convencer es a otra rubia ... así que veremos como toma la proposición



Hola, si q si! Mmmm dices tu¿? y xq lo dices¿? AJajajajja la vrdd esk si! jajajajaj. Saludos =D




avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Miér Dic 06, 2017 8:32 pm

Capitulo 21



El timbre sonó de la planta baja a las 6:30 a.m.

Alguien había timbrado en su departamento por error. Brittany debatió ignorarlo, pero casi inmediatamente cambió de opinión. Tal vez fue una entrega temprana de la mañana de algún tipo.

Apretó el botón del intercomunicador junto a la puerta.

—¿Sí?

—Vengo con regalos.


Una entrega, pero no una que había estado esperando.

—¿Santana?

Realmente no tenía que preguntar. Reconoció el meloso suave timbre dorado de su voz y reconoció el rápido ritmo de su corazón también.

Echó un vistazo a sus mullidas pantuflas de conejo y su chándal y su camiseta sin mangas.

—No estoy vestida.

—Oh, entonces por todos los medios, date prisa y déjame entrar.


Riéndose dijo:

—¿Pensé que nos encontraríamos en el centro de convenciones?

—Lo sé, pero estaba despierta, y sabía que estarías arriba. ¿Debería dejar mis regalos aquí en los escalones?

—Por supuesto que no
—apretó la liberación de la puerta del vestíbulo y contempló si tenía tiempo suficiente para cambiarse en algo, cualquier cosa, que no fuera esto.

Demasiado tarde.

Santana debió haber subido las escaleras de tres en tres, porque de alguna manera ya estaba tocando a la puerta.

Suspirando, abrió la puerta e inmediatamente olvidó por qué le importaba lo que llevaba puesto.

Santana le sonrió, su pelo oscuro ligeramente arrastrado por el viento, los ojos más oscuros bailando con malicia y placer. Besó su mejilla.

Sus labios eran cálidos.

—Hola.

—Uh...hola—abrió la puerta más y Santana pasó, llena de energía y llevando el olor de la primavera, dinámica y fresca y nueva.

Se despojó de su abrigo y casualmente lo colocó sobre el brazo del sofá. Llevaba pantalones oscuros a medida, un cinturón negro y una camisa gris perla.

Profesionalmente casual. Maravillosa. Asombrosa.

—Te ves genial.

Santana ladeó la cabeza, mirándola como si nunca hubiera sido elogiada antes.

Lo cual era imposible.

—Gracias. He estado estudiando el código de vestimenta.

Se rió de la absoluta exageración y captó el aroma de algo apetitoso.

—¿Qué has estado haciendo tan temprano esta mañana? Lo que tienes ahí huele de maravilla.

—Panadería de la ciudad—Santana llevó la bolsa a la pequeña mesa delante de las ventanas y se acomodó fácilmente en la silla, mirando totalmente en la casa—su mirada vagó sobre su cuerpo y sonrió—Te ves fabulosa, por cierto.

Trató de evitar que el rubor se elevara a su cara.

—Parezco que estoy en pijama, que estoy. Afortunadamente, me he duchado.

La boca de Santana se torció.

—Pensé que olía algo maravilloso en este momento.

—¿Quieres un poco de té?—trató desesperadamente de volver a dirigir la
conversación.



*****


—Claro—se recostó en la silla y estiró las piernas, totalmente contenta de ver simplemente a Brittany moverse por su pequeña cocina con eficiencia practicada.

Se veía muy bien en su camiseta salmón pálido, pantalones de chándal rojos que habían sido lavados tanto que también eran casi un rosa desteñido, y las pantuflas de conejo.

¿Cómo es posible que alguien se vea tan sexy y no saberlo?

Verla era un placer, pero de repente ella quería más.

—Esto que vamos a hacer—dijo, oyendo el tono ronco de su voz—¿Que tan importante es?

Brittany hizo una pausa en el proceso de verter agua hirviendo en su tetera y se encogió de hombros.

—¿La BEA? Para nosotros, es como la carrera más importante en el circuito de Grand Prix.

Frunció el ceño.

—¿En serio?

—En serio—Brittany llevó la tetera azul de huevo de petirrojo, tazas, y platos con emparedados a la mesa en una bandeja pintada a mano que representaba un sauce llorón junto a una cascada y la colocó abajo—¿Por qué?

Cogió la mano de Brittany, la atrajo a su regazo y le acarició el cuello.

—Así que sería una mala cosa si lo cancelamos.


*****


Se tensó por un instante, la sorpresa dando lugar a una rápida oleada de deseo.

Ya había envuelto sus brazos alrededor del cuello de Santana antes de que se diera cuenta de lo que estaba haciendo. Y para entonces no le importaba tener en cuenta otra cosa que la urgencia por la boca de Santana en su piel.

Inclinó la cabeza para darle su garganta, acariciando la nuca de Santana mientras le clavaba los dedos en su pelo, sin desear nada más que continuara su lento curso de besos por su cuello, para que las manos de la morena se deslizaran bajo su camiseta y sobre su vientre desnudo y sus pechos.

Dios, no llevaba ropa interior.

—Santana. Tenemos que ir a la reunión.

—Uh-huh—Santana apretó la mejilla contra la cremosa, suave piel su pecho y envolvió sus brazos alrededor de su cintura, cerrando los ojos y respirando en ella—¿Hasta qué hora podemos estar?

—Tenemos citas a primera hora.

Santana frotó la mejilla sobre el oleaje de su pecho.

—Cada dos segundos, no, cada segundo, pienso en estar contigo, de esta manera, besándote lentamente, en todas partes, y desnudándote, llenando mis manos contigo.

—Nadie jamás me ha dicho nada así antes—dijo con un suspiro.

Acunó la mejilla de Santana y levantándole la cabeza de su pecho. Sombras oscuras, tentadoras nadaban en los ojos oscuros, haciéndole señas, prometiéndole placer y descubrimiento.

La besó, ansiando el sabor de ella, anhelando el calor que sabía que la inundaría. Santana gimió profundamente en su pecho, un sonido primitivo, posesivo que amaba.

Le encantaba el poder que tenía para hacer que Santana deseara como si
tuviera hambre.

El deseo se encendió, tirando desde las profundidades donde una voz antigua, primitiva repetía sí.

Sí y sí y sí.

A lo lejos, su mente reverberaba con un no, no, no, pero su mente no podía competir con las sensaciones que se arremolinaban a través de ella.

La excitación, la maravilla, la dolorosa necesidad arañando.

—Oh Dios. Tenemos que parar, pero te sientes tan bien.



*****


—Bésame otra vez—susurró, palabras que nunca había dicho en su vida.

Deslizó una mano por debajo de la parte posterior de la camiseta de la rubia, alisando sus dedos arriba y abajo de la débil cresta de su columna, moldeando su cuerpo más cerca.

Podía sentir los pechos de Brittany, suaves y llenos, presionando contra su pecho y deslizó su mano alrededor de la copa de la cálida flexible curva de ella.



*****


Al instante, se arqueó con un pequeño grito de sorpresa.

Un rayo de deseo disparó a través de las profundidades y cerró la mano sin pensar.

—Oh, sí—jadeó y apretó su mano sobre la de ella, la necesidad dolorosa cegándola a todo.

La habitación desapareció, su pasado se desvaneció, su futuro era sólo el deseo en los ojos de Santana.

—Se siente tan bien. Me haces sentir muy bien.

Santana volvió a gemir.

—Quiero más. Necesito más. Te necesito desnuda.

—Yo también te deseo, debes sentirlo—se estremeció—Pero ahora no.

—¿Cuándo?

—No puedo pensar. Tengo que pensar.

—¿Por qué?—Santana presionó su cara contra sus pechos, su pecho subiendo y bajando, y la mano alrededor su pecho—Yo te quiero mucho.

No podía recordar por qué no.

—No tenemos mucho tiempo. Si nos apresuramos…



*****

Gruñó y sacudió la cabeza.

—No estoy apresurándome. No contigo—levantó la mirada, sonrió.

Los labios de Brittany, ruborizados y rojos, se separaron. Sus ojos brillaban con deseo, el deseo que respondía al de ella.

Se veía atractiva y peligrosa.

—Necesito mucho tiempo para hacer lo que planeo hacer.



****


—Lento es agradable—murmuró, pasando sus dedos sobre su boca.

Quería su boca.

Quería su boca en todas partes.

—Pero juro por Dios, no me importaría rápido ahora mismo.

Santana se rió.

—Ahí está mi chica mala.

Sonrió.

—Sin duda tienes una idea equivocada sobre mí.

—¿Oh si? No lo creo. Todo sobre ti me sorprende—Santana envolvió ambos brazos alrededor de ella y tiró hasta quedo sentada a horcajadas sobre su regazo.

La besó su boca, se movió a la garganta, y exploró sus pechos a través del delgado algodón de su camiseta, deslizando su boca sobre los puntos duros de sus pezones.

Cuando se metió uno en la boca, algodón y todo, ella se arqueó, presionando firmemente en su regazo, con la cabeza echada hacia atrás, sus pechos acumulados debajo de su camiseta.

La visión de Santana nadó y el deseo empujó el aliento de su pecho.

Manteniéndola firme con un brazo alrededor de su cintura, Santana levantó la su camiseta y acarició los pechos y su vientre y el ángulo de la cadera.

Se balanceó en su regazo, una seductora invitación para más. Santana murmuró contra su piel,

—¿Estás segura acerca del tiempo?

—Créeme, me gustaría no estarlo—se esforzaba por respirar—Pero si perdemos cualquiera de nuestras citas, Henrietta…

—¡Alto!—Santana gimió—Qué manera de apagar el fuego, nena.

Riendo, acarició la cara de Santana, con ambas manos suavemente perfilando las mejillas y los ángulos de la mandíbula, finalmente deslizándose por su cuello y bajo el cuello de la camisa.



****


Santana nunca había sido tocada con tanto cuidado, o tal deseo.

Suspiró, contenta a pesar de la tensión latente que hacía su interior agitarse.

—Me encanta la forma en que me tocas.

—Estoy tan contenta—Brittany volvió a besarla, por sí misma, por el placer de la suavidad de su boca y la forma en que el más breve contacto la llenaba de deseo y placer.

Ella la besó por los bajos gemidos arrancados su pecho por el endurecimiento de las sus manos en sus caderas, por la aceleración del pulso debajo de sus dedos.

La besó por la pura y simple alegría de ello.

—No creo que jamás pueda cansarme de tocarte.

—Me muero por darte la oportunidad de averiguarlo.

—Ojalá no tuviera que hacer esto—Brittany la besó ligeramente, y con más fuerza de lo que había sabido que poseía, apoyó ambas manos sobre sus hombros y con cuidado se bajó de su regazo.



****


Sus piernas temblaban.

Todo dentro de ella temblaba.

No había estado bromeando.

No le habría importado rápido en absoluto. Si

Santana la tocaba en este momento, estaba segura de que se correría. Pero si quería lento, entonces lo harían despacio, en algún momento.

Si no pensaba en ello, si no cedía ante el pequeño nucleó de pánico que amenazaba con hincharse en la razón y hacerla correr, lejos y rápido.

Si no pensara en lo que estaban haciendo o lo que podría significar.

Santana frunció el ceño.

—Lo que sea que estés pensando, detente.

—¿Qué quieres decir? No estaba pensando en nada—retrocedió y se ocupó en servir el té—¿Cómo podría ser? Tú tiendes a hacerme descerebrada.

—No—Santana dijo en voz baja, abriendo la bolsa de la panadería—Hace un minuto no estabas pensando en absoluto, y tú me querías. Entonces empezaste a preocuparte. No hagas eso.

—No sé si puedo parar—dijo cuidadosamente, tomando dos platos de la bandeja y colocándolos uno delante de cada uno de sus lugares en la mesa. Se sentó frente a Santana, agradecida de no tener que pararse más tiempo cuando sus piernas todavía amenazaban con abandonarla—Soy una planificadora. No soy espontánea. Me gusta saber las consecuencias, o al menos las posibilidades, antes de que me apresure en algo.

—No conseguí las galletas, pero pensé que te podían gustar los bollos—colocó un bollo de canela con un remolino de glaseado blanco en la parte superior frente a ella.

—Es perfecto. Gracias.

Santana la fijó con su mirada pesada, lánguida.

—No pienses demasiado en tus sentimientos. Hay algunas cosas que no se pueden saber hasta que sucedan. No puedes llamar a una oportunidad hasta que las cartas se hayan jugado. A veces sólo tienes que jugar.

—No soy una jugadora.

—Seguro que eres. Tomaste la oportunidad de venir a este país, tomaste la oportunidad de ponerte en contacto con Henrietta, y tomaste una oportunidad aún mayor de establecer tus apuestas en la agencia. Estás ganando todos esos. Confías en tus instintos. Eres una ganadora.

—No hay una sola cosa acerca de ir a la cama contigo que se parezca a cualquiera de esas opciones.

Desprendió un trozo de bollo.

Estaba delicioso, pero después de los besos de Santana, no lo suficiente para satisfacer.

Santana sonrió.

—Estoy muy contenta de escuchar que tengo más atractivo que el de López. Me gustaría pensar que soy mucho más emocionante.

—Oh, creo que puedo decir con seguridad que lo eres—respiró hondo—No estoy realmente segura de que deberíamos ir más lejos, sin embargo.

—Brittany, ese barco ha zarpado.

—Oh, tonterías—espetó.

—¿Tonterías?

Hizo un gesto con la mano.

—Nada ha navegado a ninguna parte hasta que nosotras…

—Cuando—Santana dijo cómodamente, haciendo estallar un trozo de muffin de zanahoria en su boca—Cuando hacemos el amor.

—¿Estás siempre tan segura... no importa, sé que lo estás—dejó escapar un suspiro—Pero las cosas han cambiado en la agencia. Estás ahí ahora, estás a cargo. Eres mi jefa.



*****


—Oh, tonterías—apretó una oleada de irritación.

Ella no podía descartar los sentimientos de Brittany, tan ridículo como encontró toda esa discusión.

Si era importante para Brittany, tenía que ser importante para ella.

—En primer lugar, no soy tu jefa. Soy el suplente temporal de Henrietta, y tú eres más mi jefa que al revés. Todos lo saben.

—Santana, has estado en la agencia media semana. Aprendes rápido. E incluso si fueras un fracaso total, sigues siendo Santana López, la sobrina de Henrietta, y tú eres la jefa de todos.

—¿Es así como piensas de mí?

Brittany suspiró.

—Estoy intentando.

—¿Que te detiene?

—Tú. Me confundes. Tengo dificultad para pensar con claridad cuando pienso en ti.

Sonrió con esa sonrisa satisfecha.

—Bien—echó un vistazo a su reloj—Supongo que probablemente deberíamos ponernos en marcha si vamos a hacer esas citas.

—El problema no va a desaparecer—Brittany dijo, tomando su té con ella mientras se levantaba—Estaré lista en tan sólo unos minutos.

—El problema no es un problema a menos que lo convirtamos en uno—dijo detrás de ella—¿Crees que podrías usar las pantuflas?

Brittany murmuró algo en voz baja que no pudo captar, pero la intención era clara.

Se hecho a reír.

Nunca había conocido a una mujer que pudiera hacerla reír tan fácilmente como podía volverla loca de deseo.

Brittany era única.

No permitiría que una maraña de la burocracia gubernamental o el ego de su papá amenazara la felicidad de Brittany, sobre todo cuando podía hacer algo para solucionar el problema.





********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por Tati.94 el Miér Dic 06, 2017 9:19 pm

Bueno, la cosa va avanzando. San parece estar arreglando el terreno antes de lanzarse con cualquier propuesta. Espero que Brittany piense en lo que le va a proponer.
avatar
Tati.94
*****
*****

Femenino Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 23
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por Isabella28 el Miér Dic 06, 2017 11:01 pm

Ya agarraron confianza, yapo san pidele luego matrimonio antes que me adelante yo :-D
avatar
Isabella28
**
**

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 12/10/2017
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por micky morales el Jue Dic 07, 2017 6:19 am

Las cosas van marchando de lo mejor, a esperar la propuesta de matrimonio!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 3:) el Jue Dic 07, 2017 10:59 am

Hola morra....

Lo mas importante... El deceo esta, no es problema que se consuma el matrimonio!!
Quiero ver como san le pide matrimonio... Y arde toya jajaja

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5188
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por JVM el Jue Dic 07, 2017 1:52 pm

Creo que ya es un poco tarde para detener lo que tienen.. asi que lo que debe hacer Britt es solo dejarse llevar y no pensar tanto como le dijo San....
y pues haber cuando tienen tiempo jajaja
avatar
JVM
-
-

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 23l1 el Jue Dic 07, 2017 7:26 pm

Tati.94 escribió:Bueno, la cosa va avanzando. San parece estar arreglando el terreno antes de lanzarse con cualquier propuesta. Espero que Brittany piense en lo que le va a proponer.



Hola, si que si! Jajajaaj es mejor tantear, no¿? jajajaaj. Esperemos y salga todo bn! Saludos =D





Isabella28 escribió:Ya agarraron confianza, yapo san pidele luego matrimonio antes que me adelante yo :-D



Hola, si que si! ajajajaja. Si...que¿? =O nononononon! ajajaj no puedes separar a las brittana! ajajajaj San apura la causa! Saludos =D





micky morales escribió:Las cosas van marchando de lo mejor, a esperar la propuesta de matrimonio!!!!!



Hola, si que si...que sigan asi noma! jajajaja. Y q salga todo bn! Saludos =D






3:) escribió:Hola morra....

Lo mas importante... El deceo esta, no es problema que se consuma el matrimonio!!
Quiero ver como san le pide matrimonio... Y arde toya jajaja

Nos vemos!!




Hola lu, jajaajajaj xD jajajaajajajajja pero q razón llevas jajaajajjaajja. Espero y este cap lo traiga y sea algo q la rubia tenga q decir si! ajjaajajaj. JAjajaja eso tmbn! Saludos =D





JVM escribió:Creo que ya es un poco tarde para detener lo que tienen.. asi que lo que debe hacer Britt es solo dejarse llevar y no pensar tanto como le dijo San....
y pues haber cuando tienen tiempo jajaja




Hola, si que si! asik a vivir con ello y no luchar jajajaja. Eso mismo, eso mismo...esperemos y te hagan caso jajajaaj. El menos posible ajjaaj. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 22

Mensaje por 23l1 el Jue Dic 07, 2017 7:28 pm

Capitulo 22


El Town Car les dejó en la esquina de la 34th Street y 11st Avenue en la Hell’s Kitchen detrás de una larga fila de taxis estacionados en doble fila vertiendo a la gente en tropel.

Las aceras y pasos peatonales estaban llenos de personas que convergían en el Centro de Convenciones Javits, un moderno edificio de cristal y concreto de cuatro pisos de altura y otros tantos de profundidad, que se extendía por seis cuadras a lo largo de la 11st Ave.

Las filas de vendedores de hot dog y pretzels estaban instalados en la acera y, dado que el cielo estaba nublado y amenazando lluvia en cualquier momento, los ubicuos vendedores vendiendo sombrillas de la parte posterior de las furgonetas habían llegado también.

Un ambiente de carnaval prevaleció a pesar de los cielos amenazantes.

—Parece ser el día de apertura en Cannes—comentó, apoyando su mano suavemente en la parte baja de la espalda de Brittany mientras se abrían paso entre la multitud.


—Prepárate para algo muy diferente—Brittany dijo riendo.

—Oh, no te preocupes, lo tengo—imaginó un largo día de establecer contactos, cuya misma idea la hizo querer dirigirse en la dirección opuesta.

Pero tendría a Brittany como compañía, y eso hizo que la tristeza fuera más tolerable. Ella estaba realmente esperando el evento.

Cuando pasaron a través de la larga fila de puertas de cristal hacia el vestíbulo, respiró hondo.

Ella había sabido qué esperar, pero el asalto era siempre el mismo. Grandes espacios llenos de gente, bancos de escaleras mecánicas subiendo y bajando, letreros por todas partes, y una abrumadora sensación de desorientación.

Incluso los casinos tenían esquemas más ordenados que este lugar. El sudor se acumuló en la nuca.

El pánico inicial era siempre el mismo.

—Sólo tenemos que recoger nuestros gafetes—Brittany, su voz brillante de emoción, señaló el área de registro y una larga fila de cabinas en la esquina derecha.

—No creo que he visto a nadie tan emocionado de ir a una conferencia—dijo, apresurándose para mantenerse al día con Brittany, que cortó a través de la multitud como un taxi en la 7th Avenue.

—Oh—Brittany dijo, dirigiéndose a su objetivo—Esto es mucho más que una conferencia. Esto es ... todo, es lo que somos. No sólo lo que hay de nuevo en los libros, sino cómo los hacemos, quién los está leyendo, y hacia dónde se dirige la industria.

—Me temo que voy a necesitar un intérprete, porque me siento como un extranjero en una tierra extraña.

Brittany la agarró del brazo.

—No te preocupes, tienes una guía experimentada. La primera vez que asistí con Henrietta estaba del mismo modo.

—Dudo eso, por lo menos hablas el idioma.

—Tú también lo harás, pronto. Hasta entonces, seré tu respaldo.

—Parece que has estado haciendo eso por mí desde que nos conocemos—hizo una mueca—Por lo general no soy tan inútil.

Brittany se detuvo y la multitud fluía alrededor de ellas, dejándolas paradas como una pequeña isla en un mar de espuma de humanidad.

—Tienes menos necesidad de ayuda que cualquier persona que he conocido.

—Gracias, pero te debo…

—No, no lo haces. El cuidar no es algo que viene con un precio en él.

—Existe de dónde vengo—dijo suavemente—Con todos excepto HL. Y ahora tú. Tomará algún tiempo para acostumbrarse.

—Trabaja en ello, entonces. Porque yo no voy a parar—Brittany habló en voz baja, pero sus palabras llegaron profundamente a su alma.

Deseaba que estuvieran en cualquier lugar excepto en un concurrido salón de convenciones justo en ese momento.

El deseo de besarla era un dolor físico.

—Es bueno saberlo.

—Quiero que me prometas algo—Brittany dijo.

—Cualquier cosa.

—Que dejarás de mirarme así durante el resto del día.

Sonrió.

—Eso va a ser muy difícil para mí hacerlo, pero lo intentaré.

—Gracias—Brittany dijo, su voz un cálido abrazo—Ahora ven. Las W’s están en el otro extremo—deslizó su mano por detrás de su codo, discretamente llevándola más allá de las filas serpenteantes de personas que hacían cola delante de las señales de arriba—Vamos a encontrar tu línea.


Cuando llegó al final de la línea que Brittany indicó, dijo:

—Será mejor que espere aquí por ti. Si intento encontrarte, es probable que me de la vuelta y termine vagando por aquí durante cuarenta años.

—No, tú no lo harías—Brittany sonrió—Si lo hicieras, te encontraría.

—Es bueno saberlo—no estaba acostumbrada a que nadie la ayudara a salir en este tipo de situaciones, pero entonces nunca dejaba de lado lo difícil que eran algunas cosas para ella.

—Volveré enseguida, y luego vamos a hacer un pequeño reconocimiento—Brittany agregó—Este lugar es una gran ciudad, y se tarda un poco acostumbrarse a ello.

—Estoy jugando. Adelante. Estoy bien.


*****


—Lo sé—corrió a la fila correspondiente a recoger su gafete, odiando dejar a Santana y sentirse tonta por preocuparse al mismo tiempo.

Santana era perfectamente capaz.

Ella viajó por el mundo, hizo su casa en más ciudades de las que ella misma nunca esperaba visitar, y no iba a ser superada por el caos de un centro de convenciones.

Por mucho que supiera todo eso, todavía odiaba dejarla. Quería estar con ella, no porque Santana necesitaba ser cuidada, sino porque disfrutaba estar cerca de ella más de lo que jamás había experimentado.

Le encantaba hablar de negocios con ella, le encantaba jugar juegos verbales con ella, ciertamente le encantaba besarla, y sólo encontró el mundo un lugar más brillante y más emocionante cuando estaba con ella.

Ella amaba…

—¿Puedo ayudarle?—un alegre hombre de mediana edad con un gafete alrededor de su cuello que decía que era un voluntario le sonrió desde detrás del mostrador de registro.

—¡Oh!—se preguntó cuánto tiempo había estado de pie ahí—Tengo que recoger mi material de registro. Um, Brittany Pierce.

—Ciertamente—él dijo y empezó a barajar una larga caja de tarjetas de identificación—Aquí tiene.

—Gracias—tomó el paquete de forma automática, sin escuchar su rutina bien practicada de lo que pudiera encontrar dentro de la bolsa.

Sus pensamientos estaban llenos de Santana.

Se dio la vuelta para hacer espacio para la siguiente persona y se dirigió de nuevo a Santana. No la vio al principio y el corazón le dio un salto con ansiedad.

No seas tonto, ella tiene un teléfono celular. Ella no va a perderse. Todo lo que tienes que hacer es llamarla.

Alcanzó el teléfono y luego la vio, apoyada contra un pilar, su bolsa de registro colgando de una mano, observando la multitud a su alrededor, una calmada presencia constante entre las ruidosas masas empujándose.

Una sensación de alivio y algo mucho más grande se instaló en el centro del su pecho. Santana giró la cabeza, y a pesar de las decenas de personas que seguían pululando ida y vuelta entre ellas, la miró directamente.

Sus miradas se encontraron, y reconoció la marea creciente dentro de ella.

Oh no, ¿cómo había sucedido esto?

¿No debería haberlo sabido, no debería haberlo reconocido mucho antes esto?

Amaba todo acerca de Santana López.

Todo lo que la hacía sentir.

Todo lo que la hacía soñar.

Todo lo que la hacía desear.

Todo porque ella estaba enamorada de Santana López.

La mirada de la morena tiró de ella a través de la multitud como si hubiera extendió la mano y tomado la suya. Se dirigió a ella, el mar de gente sin rostro separándose bajo la fuerza de su invisible conexión.

—¿Todo listo?—trato un tono casual que estaba lejos de sentir.

—Perfecto.

La mano de Santana estaba de nuevo en su espalda, un movimiento familiar que se dio cuenta que había llegado a amar, como todos los otros pequeños toques ocasionales que sentía posesivos e increíblemente íntimos.

Oh, esto era así, así que no es bueno.

Y sin embargo, exactamente lo que ella quería.

—Conduce, guía turístico—Santana dijo en broma.

—Cierto—recogió su ingenio—Cierto. Necesitamos ser, espera, sacó la gruesa guía de programas y buscó el índice, "tercer piso, sección A-1028—dejó caer el libro de vuelta en su bolso y miró su reloj—Tendremos una media hora antes de que abran las puertas a los asistentes generales. Vamos, tenemos mucho por hacer.

—¿Tenemos?

—Sí—sonrió—Tenemos la ventaja en todo el botín. Vamos.


*****


—¿Botín?—mantuvo el ritmo de la infalible torsión de Brittany, esquivando el camino a través de la multitud.

Ella era claramente una experta en esto. Medio en broma, dijo:

—No me dejes.

Brittany se hecho a reír y miró por encima del hombro, saltando sobre la escalera mecánica al siguiente nivel.

—No lo pensaría.

En la parte superior, salieron en un enorme espacio lleno de pasillos sobre pasillos de puestos y libros. Libros por todas partes, apilados en mesas, apilados en el suelo, colocados detrás de los mostradores, y rebosantes en cajas de cartón abiertas.

Debe haber habido quinientos puestos y quinientos mil libros. Los pasillos estaban todavía relativamente despejados de personas, con sólo un puñado corriendo arriba y abajo haciendo los preparativos finales.

Grandes letreros colgaban por encima de los pasillos con letras blancas y números como señales de la calle.

Su pecho se apretó mientras entraba en el espacio desconocido y se esforzaba por darle sentido.

—Me temo que tendrás que llevarme a donde sea que tengamos que ir. Puedes dejarme ahí mientras haces...lo que sea.

—Por supuesto que no—Brittany tomó su mano—Estarás bien. Solo quédate conmigo.

—Trata de deshacerte de mí—dijo.

—Además, eres la elegida para hacer el transporte. Aquí.

—Uh...—miró la brillante bolsa multicolor con la imagen de dibujos animados que Brittany le entregó—¿Quieres que ande por ahí llevando una bolsa con el Capitán Calzoncillos?

Brittany se rió.

—Esos están en una demanda increíble y habrán desaparecido en media hora. Hagas lo que hagas, no lo pongas en ninguna parte—mientras hablaba estaba dejando caer los libros en ella.

—¿Estamos robando estos?—preguntó.

—No—Brittany dijo, dándole otra bolsa, ésta afortunadamente sin adornos, excepto por el logotipo de un editor—Todas estas son copias avanzadas de lectura. Son gratis.

—¿Por qué?—agarró un puñado de Kisses de Hershey de un tazón de un mostrador en la parte delantera de un puesto donde exhibían computadas que funcionaban con algún tipo de software de catalogación.

—Mercadotecnia—Brittany sonrió y aceptó un catálogo de un representante de libro a medida que pasaban por el siguiente puesto—Los bibliotecarios y vendedores de libros son los segmentos más grandes de los asistentes. Ellos estarán buscando nuevos títulos a la orden en el próximo año. La mayor parte de estos puestos son editores, promoviendo sus próximos catálogos. Habrá una fila de impresoras, no tantas como solía haber, ahora que todo se ha vuelto digital, y empresas de venta de software para manejar metadatos y regalías y otras cosas.

—Está bien, necesito un curso acelerado, eso es bastante claro—murmuró—Pero primero voy a necesitar más café.

Riendo, viéndose joven, feliz y llena de energía, Brittany asintió.

—Vamos a tener un montón de descansos entre las citas. Tenemos tres días para conseguir que te inicies adecuadamente.

—Lo siento, no voy a ser de mucha ayuda—Santana hizo una mueca y miró a su alrededor, dándose cuenta de que no tenía idea de la dirección de dónde venían ni cómo regresar ahí—Y soy algo de responsable por encima de eso.

—No lo eres—Brittany dijo con fuerza—No vuelvas a decir eso otra vez.

La fuerza de sus palabras la recorrió como una ráfaga de besos. Su vientre se calentó y tuvo que recordarse a sí misma sobre su promesa de negocio sólo por el resto del día.

—Me gusta cuando me defiendes. Me haces sentir especial.

—Lo eres—Brittany dijo, todavía en el modo de batalla—Y no eres la primera persona que se siente perdida en este lugar. Sólo estoy acostumbrada a ello.

—Estoy bien—dijo, dándose cuenta de que lo estaba.

Iba a encontrar a Brittany si se separaban. De un modo u otro, la encontraría de nuevo.

Brittany la mantuvo centrada.

—Vamos, sólo nos quedan quince minutos y debe haber unos cuantos miles más de libros que necesitas conseguir.

—Al menos.

—Espera, qué hay de esos cómics—señaló un kiosco—¿Podemos conseguirlos?

—Por supuesto. ¿Alguna preferencia?

—Los superhéroes son siempre buenos. Y paranormal. ¿Supongo que no haya algo de Patricia Briggs?


Brittany agarró copias y las dejó caer en su bolsa.

—Puede haber algunas de las novelas gráficas de Briggs en Dynamite—dijo Brittany mientras hablaba, exploró los enormes letreros y quioscos y posters—Creo que están por este camino—tomó su mano y tiró de ella en esa dirección—Briggs está firmando esta tarde, así que quizá no tenga nada disponible todavía.



A las nueve en punto, una voz por los altavoces anunció que las puertas se abrirían momentáneamente.

—Esa es nuestra señal. Debemos tomar un poco de café, encontrar nuestra
mesa, y salir del camino de las hordas—dijo Brittany

Cambió las bolsas en una posición más cómoda en su hombro. Pensó que Brittany estaba exagerando, pero estaba equivocada.

Un minuto más tarde un tsunami de gente salió de las escaleras mecánicas, inundando los pasillos, corriendo por todas partes, llenando bolsas con libros y lápices y marcadores y artículos promocionales gratuitos.

—Este lugar es un manicomio.

Brittany se rió, claramente encantada.

—Y todo el mundo piensa que la gente del libro es bastante pesada. No quieres estar en el camino de alguien que intenta conseguir una copia anticipada de su autor favorito en este lugar. Es muy probable que consigas ser atropellada.

—Todo lo que necesitamos son los vendedores de hot dog y el carnaval estará completo.

—Oh, estarán en el extremo atrás en la habitación. Y me gustan los hot dogs, así que puedes conseguirme uno más tarde.

Sonrió.

—El gusto es mío.

Y eso fue.

Estar con Brittany le dio el inexplicable deseo de cazar y reunir y cuidar de ella.

La rubia podría no tener que necesitarla para hacer ninguna de esas cosas, pero planeaba hacer todo lo posible para asegurarse de que el futuro de Brittany estuviera seguro.





Llegó al hospital unos minutos antes de que las horas de visita terminaran, llamó a la puerta parcialmente abierta y entró en la habitación de Henrietta.

HL era la única paciente ahí y estaba sentada en la cama con el periódico extendido sobre la mesita de noche delante de ella.

Un poco de su color había regresado, pero parecía más delgada y, por primera vez, más grande. Su fragilidad envió miedo a través su pecho.

—Siento que sea tan tarde, pero sólo quería pasar por aquí y asegurarme de que no estuvieras volviendo locas a las enfermeras.

—He estado comportándome pero todavía no me dejan tener mi computadora.

—Bien.

Henrietta dejó el periódico a un lado.

—"¿Cómo fueron las citas?

—Brittany estaba feliz. Ella parecía pensar que varios de los acuerdos eran muy fuertes.

—¿Qué te ha parecido el proceso?

—Era muy parecido a un juego de cartas, no tan interesante pero, pude ver el atractivo—Henrietta se rió—Tienes razón, una buena negociación es siempre un poco un juego—hizo una pausa, notando un soporte IV adicional—¿Es mi imaginación, o hay más equipos aquí hoy que ayer?

—Oh, sólo algunos medicamentos adicionales que agregaron.

—¿Por qué?

—Nada serio, sólo un pequeño coágulo de sangre. El medicamento se hará cargo de ello.

Se quedó muy quieta.

—¿Coágulo de sangre? ¿Dónde?

—Mi pierna derecha—Henrietta dijo con un resoplido de disgusto—Al parecer ocurre cuando no te levantas y te mueves lo suficiente. Aunque se supone que debo hacer eso…

—Está bien, lo tengo—mantuvo su voz tranquila—¿Cómo es que nadie me llamó al respecto?

—No es como si hubiera algo que tenías que hacer—Henrietta dijo—Era mucho más importante que te ocuparas del negocio y no te distrajeras. Soy perfectamente capaz de tomar mis propias decisiones médicas ahora.

—Quiero hablar con el médico—se giró para irse.

Henrietta la tomó del brazo.

—Él no va a decirte nada que no te he dicho ya. Necesito un tratamiento de anticoagulantes, heparina, y luego algunos medicamentos orales después de llegar a casa. No es un retroceso importante.

—¿Me estás diciendo toda la historia?

Henrietta era perfectamente capaz de restar importancia a la gravedad de la complicación, pero terminar enfrentándose con ella no era algo que quería hacer.

—Absolutamente.

—De acuerdo, pero todavía voy a hablar con él mañana.

—Por supuesto que sí—Henrietta dijo con cariño—Así que cuéntame todo acerca de hoy.


Santana contó todo lo que podía recordar acerca de las reuniones con los agentes de derechos extranjeros.


—Brittany está escribiendo todo para ti porque sabe que te gustaría saberlo. Pero tienes que prometer que nos encargaremos de ello.

—¿Cómo va eso? ¿Las dos en la agencia?

—Estoy sobreviviendo, pero soy bastante inútil—no le había contado sobre Sue y no tenía la intención de hacerlo.

—Dudo eso. Eres rápida cuando pones tu mente en ello. Y Brittany sabe lo que se hace. Las dos deberían ser capaces de manejar cualquier cosa.

—Brittany podría manejar cualquier cosa sin mí.

—Todo el mundo necesita una caja de resonancia, Tana. Y dadas las circunstancias, Brittany necesita tu apoyo.

—Ella lo tiene. Y cuanto antes arreglemos las cosas, mejor.

—Tan pronto como me levante y alrededor…

Sacudió la cabeza.

—No hay trato. No vas a volver a trabajar, HL. No hasta que los médicos lo digan, y hasta entonces, yo estoy a cargo.

Las cejas de Henrietta se dispararon y el viejo fuego se encendió en sus ojos.

—¿De verdad? Un golpe, ¿no es así?

Sonrió.

—Podrías pensarlo de esa manera.

Henrietta se apoyó contra las almohadas, con aspecto cansado, pero satisfecho.

—Si hubiera sabido que tendría que tener un ataque al corazón para meterte en la oficina, podría haberlo pensado antes.

Se inclinó y la besó.

—Lo siento. Si hubiera sabido que me necesitabas, habría venido.

Henrietta le acarició la mejilla.

—Lo sé, y tú viniste. Siempre lo he sabido también.

—Es bueno estar aquí—nunca pensó que iba a decir eso, pero entonces nunca pensó que desearía muchas cosas que encontró de pronto que no podía dejar de pensar—Debería dejarte dormir un poco.

—No olvides que vienen los Premios del Libro Nacional—Henrietta dijo.

Hizo una mueca.

—Sí. Lo vi que en el calendario. Supongo que no…

—Brittany necesitará compañía, siempre es más fácil para contactar de esa manera.

—Oh—pensó por un segundo que vio un brillo divertido en los ojos de HL, pero entonces se había ido. Cualquier excusa para salir de noche con Brittany estaba bien con ella, incluso una ceremonia de entrega de premios—Correcto. Estoy deseando que llegue.

—Estoy segura—Henrietta se rió—No puedo esperar a escuchar todo sobre ello.






********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por micky morales el Vie Dic 08, 2017 5:25 am

Creo que en el fondo H.L sabe que estas dos terminaran juntas!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6604
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por JVM el Vie Dic 08, 2017 3:01 pm

Las chicas haciendo un gran equipo y creo que HL ya tiene sospechas de lo que esta pasando entre ellas
avatar
JVM
-
-

Mensajes : 1113
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por 23l1 el Vie Dic 08, 2017 7:32 pm

micky morales escribió:Creo que en el fondo H.L sabe que estas dos terminaran juntas!!!!



Hola, jajaajajaj nose xq te creo...esperemos y tenga y tengamos la razón la vrdd jajajajaja. Saludos =D






JVM escribió:Las chicas haciendo un gran equipo y creo que HL ya tiene sospechas de lo que esta pasando entre ellas




Hola, esk son las brittana, como no serlo¿? Jajajajaj y no eres la única q lo piensa...esperemos y no equivocarnos jajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4929
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Activo Re: FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 25

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.