Image hosted by servimg.com

Image hosted by servimg.com
Image hosted by servimg.com
Estreno Glee 5x17
"Opening Night" en:
Image hosted by servimg.com
Últimos temas
» BRITTANA Midnight Liaisons 01 capitulo 27
Hoy a las 10:31 am por 3:)

» BRITTNA _CURSO_DE_ACCIóN capitulo 9
Hoy a las 10:03 am por 3:)

» BRITTANA CUCapitulo 9
Hoy a las 8:52 am por 3:)

» FanFic Brittana: Agárrate (Adaptada) Cap 8
Hoy a las 8:38 am por 3:)

» FanFic Brittana: Del Amor (Adaptada) Cap 4
Hoy a las 8:25 am por 3:)

» (FIC-Klaine) "Escenas borradas" Glee «Noah, the angry boy» Part IV
Sáb Nov 18, 2017 8:15 am por Klainefan

» FanFic Brittana: Sin Compromiso (Adaptada) Epílogo
Jue Nov 16, 2017 10:18 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ti (Adaptada) Epílogo
Lun Nov 13, 2017 8:44 pm por 23l1

» FanFiction Brittana: "You Are My Best Mistake" (Segunda Parte) cap. 22 y 23
Jue Nov 09, 2017 1:44 am por Guzco2129

» [Resuelto]FanFic Brittana: Arco Iris (Adaptada) Epílogo
Vie Oct 20, 2017 9:21 pm por 23l1

» [Resuelto]Brittana: La Gestante Subrogada de la Millonaria López. Sinopsis, Cap. 7, 8, 9 y 10
Mar Oct 17, 2017 11:31 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Comportamiento (Adaptada) Epílogo
Mar Oct 17, 2017 11:15 pm por 23l1

» Brittana: "La Laguna Azul" G!P (Adaptación) Capitulo 20 (08/10/17)
Mar Oct 10, 2017 10:26 pm por 3:)

» Yo no me rindo!! (Quinntana- Brittana)
Dom Oct 08, 2017 11:45 pm por Maira_Faberrytana

» BRITTANA The Camp capitulo 17,18,19 y Epílogo fiN
Sáb Sep 23, 2017 9:38 pm por 3:)

» [Resuelto]FanFic Brittana: Por Ahora (Adaptada) Epílogo
Mar Sep 19, 2017 7:35 pm por 23l1

» [Resuelto]FanFic Brittana: A Un Ángel (Adaptada) Epílogo
Jue Sep 14, 2017 7:13 pm por 23l1

» Brittana: Toda la Rabia. Epilogo y Bonus
Jue Ago 24, 2017 10:36 pm por Tati.94

» [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo
Lun Ago 21, 2017 10:47 pm por 23l1

» [Resuelto]BRITTANA: NO LE RECLAMES AL AMOR. Epilogo
Mar Ago 15, 2017 8:24 pm por micky morales

Sondeo

Musical Favorito Glee 5x15 Bash

11% 11% [ 4 ]
19% 19% [ 7 ]
11% 11% [ 4 ]
24% 24% [ 9 ]
27% 27% [ 10 ]
8% 8% [ 3 ]

Votos Totales : 37

Image hosted by servimg.com
Los posteadores más activos de la semana
3:)
 
Isabella28
 
micky morales
 

Disclaimer
Image hosted by servimg.com
·Nombre: Gleek Latino
·Creación: 13 Nov 2009
·Host: Foroactivo
·Versión: GS5
Glee
Image hosted by servimg.com

[Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Página 10 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Miér Ago 09, 2017 9:45 am

Hola morra.....

Amonos.... Santana va por todo, y ya britt lo tiene claro!!!
A ver que hace????,... Por lo menos ya empezó a aceptar su pasado!

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Miér Ago 09, 2017 10:47 pm

monica.santander escribió:Vamos Santana carajo!!!
Saludos



Hola, jajaajjaj si!!! ahora si q si se puso las lpilas y bn ai jaajja. Saludos =D





micky morales escribió:Que tendra planeado santana, espero que sea llegar y decir "hola vengo a trabajar aqui para vigilar que todo este bn con mi bebe y su madre"




Hola, espero que algo muy, pero muy bueno! Podría ser, y un "no me ire de aquí jamas!" ajajajajaj. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra.....

Amonos.... Santana va por todo, y ya britt lo tiene claro!!!
A ver que hace????,... Por lo menos ya empezó a aceptar su pasado!

Nos vemos!



Hola lu, bn ai por ella! xfin! jajajaja. O cual es muy bueno y perfecto. De todo espero la vrdd xD jajajaaj. Bn ai bn ai jajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 17

Mensaje por 23l1 el Miér Ago 09, 2017 10:48 pm

Capitulo 17


Brittany


El ruido de afuera en el granero me despertó.

Me di la vuelta y agarré mi teléfono para mirar la hora. Eran las seis pasadas, pero normalmente en el otoño, Sam no venía tan temprano.

Tiré las sábanas y cogí un par de pantalones y un suéter de mi armario y me los coloqué.

Si estaba aquí tan temprano, significaba que las vacas se salieron o que se encontraban enfermas.

Pero anoche no escuché chillar a ninguna.

Después de que peiné mi cabello y me lavé los dientes, me puse mis botas de trabajo y encendí los reflectores antes de dirigirme hacia afuera. Giré en la esquina de la casa y me congelé.

Ese no era el camión de trabajo de Sam.

Era el mío, el de papá… el que Santana usaba.

Retrocedí y miré atrás hacia la entrada de autos. El Mustang de Santana se hallaba justo al lado del mi todoterreno.

De acuerdo.

La buena noticia era que no me robaron.

Pero ¿qué estaba haciendo Santana?

¿Dónde se encontraba Sam cuando lo necesitaba?

Tomé una profunda respiración y me fortalecí a mí misma antes de dirigirme hacia el granero para confrontar a Santana.

Se encontraba cargando pacas de heno. Iba a esparcirla.

¿Cómo sabía que esa era una de las cosas de la lista de Sam que tenía que hacer hoy?

El aire de la mañana era frío ahora que el calor del verano se había ido.

Llevaba una camiseta térmica de manga larga y, sobre su cabeza, el sombrero que mi papá la dejaba usar. Dio la vuelta con una paca de heno en sus manos y se detuvo cuando sus ojos se encontraron con los míos.

—Buenos días—dijo con una sonrisa que hizo que diferentes partes de mi cuerpo se estremecieran antes de que caminara hacia el camión y lanzara ahí el heno. Limpió sus manos enguantadas en sus pantalones e inclinó su sombrero—No te preocupes. Trabajo gratis—hizo un guiño cuando regresó para tomar otra paca de heno.

¿Qué demonios hacía?

Solo me quedé ahí, incapaz de formar palabras, mientras el agarraba otra paca y la lanzaba al camión.

Un millón de razones sobre el por qué hacía esto corrieron por mi mente, pero ninguna de ellas tenía algún sentido.

Finalmente encontré mi voz.

—Santana—dije calmadamente, aunque mis emociones estaban esparcidas—¿Qué estás haciendo?

Se detuvo y me echó un vistazo con su sonrisa sexy.

—Bueno, cariño, pensaba que era obvio. Estoy descargando heno así puedo amontonarla afuera y esparcirla. Después conseguiré alimento, y ¿sabías que la esquina de la valla oriental está débil? Esta mañana fui por allá a revisar las cosas, y necesita ser reemplazada. También, tienes dos terneros que hay que marcar. Cada vez están más grandes.

De nuevo.

Me quedé sin palabras.

—Aunque yo lo haré. Sam dijo que estaría aquí después de las siete pero que podía comenzar sin él.

¿Sam?

¿Qué?

Solo sacudí mi cabeza.

Esto no tenía sentido.

¿Todavía estaba dormida?

Y si era así, entonces, ¿por qué soñaba con Santana en camisa?

Normalmente cuando aparecía en mis sueños, la elección de su ropa era limitada o no existía.

También no encontrábamos en una cama o contra alguno de los muebles.

Sin hablar de vacas. O vallas.

—¿Santana?

—Mmm—dijo, caminando hacia mí con más heno en sus manos.

—¿Por qué estás haciendo esto?

Listo.

Logré hacerle una pregunta que tuviera sentido. Además de algunos gruñidos raros aquí y allá.

Después de tirar el heno en el camión, caminó hasta detenerse a un par de pasos frente a mí.

Esta vez, su mirada no era juguetona.


Sino que era seria.

—Porque quiero, Britt. Ese es el por qué—respondió, se giró, comenzó a alejarse y se detuvo de nuevo. Vi cuando regresaba hacia mí con una sonrisa en sus labios—Dime si mi niña comienza a moverse. Quiero sentirla.

Simplemente asentí, se puso su sombrero de nuevo para proteger sus ojos del sol de la mañana antes de volver a trabajar. Como si no estuviera parada aquí.

¿Esta era su forma de hablar sobre ello?

Hoy esperaba que volviera a aparecer, que exigiera respuestas y que nos diéramos cuenta de que esto es todo. Aparentemente eso no iba a pasar.

En cambio, trabajaba en la granja.

Podría quedarme aquí y mirarla, pero ella no parecía querer hablar de nada más.

Antes de que pudiera decidir si se suponía que debía entrar o quedarme aquí de pie pellizcándome y despertándome, Santana se acercó y abrió la puerta del camión.

—Regresa, cariño, tengo llevar esto al campo.

Hice lo que me dijo.

Entonces la vi arrancar el viejo camión y manejar hacia la puerta. Salió de un salto del camión, abrió la puerta y luego volvió a entrar.

Una puerta se cerró de golpe detrás de mí, y salté antes de voltearme.

Sam había llegado y no lo escuché. Observó a Santana con una expresión en su rostro que no pude leer.

—Estaré condenado. Apareció.

¿Así que Sam esperaba esto?

—¿Sabías que iba a venir aquí a… trabajar?

—Anoche me llamó. Me dijo que estaría aquí lo quisiera o no. No iba a venir a ayudarme. Vino a ayudarte. No dio ninguna excusa, solo dijo que a las seis iba a estar aquí y que quería saber lo que necesitaba tener listo. Le dije sobre el heno, pensando que había tenido mucho que tomar cuando me llamó. Creo que me equivoqué.

Miré mientras Santana comenzaba a esparcir el heno y golpeaba a una de las vacas a un lado para moverla. No pude evitar recordar la primera vez que se acercó a una y cómo estuvo de asustado.

El recuerdo me hizo sonreír.

—¿Por qué está aquí?—pregunté en voz alta, aunque suponía que Sam tampoco tenía la respuesta.

—Todavía no he descubierto eso—respondió. Sam apretó suavemente mi mano y luego caminamos hacia el granero para empezar a trabajar.

Se veía tan confuso como me sentía.

Me di la vuelta y regresé a la casa.

Si ellos iban a trabajar, entonces suponía que debería hacerles el desayuno. Probablemente Sam ya había comido, pero dudaba que alguien le hubiera dado de comer a Santana.

No podía trabajar con el estómago vacío.

Susan golpeó mientras volvía a la casa. Coloqué una mano en mi estómago.

—¿Podrías guardar la emoción para cuando tu… mamá… esté cerca?—dije que yo era su mami.

Miré sobre mi hombro para ver a su mamá y me pregunté cómo manejaría esto.

¿Cómo sería su mamá sin vivir aquí?

Ella regresaría a Tennessee la próxima semana. Cuando Susan naciera, se encontraría en medio de una temporada de Softbol. Incluso dudaba de que estuviera aquí.

Era demasiado para que funcionáramos.

Eso era algo grande.

Nunca iría a Tennessee con ella. Me quedaría aquí.

No estaba segura de querer que Susan creciera con una de sus mamás ausente.

Una que solo se presentaba cuando podía.

Quería que sintiera amor.

¿Santana podría darle eso?




Santana


No mirar atrás hacia Brittany y Sam fue difícil.

Estuve lista para salir corriendo, saltar la maldita valla y alejarlo de ella si sus grandes labios iban a cualquier lugar cerca de su cuerpo.

Estaba aquí para demostrarle que me encontraba lista para ser la persona que necesitaba.

Pero tenía mis límites.

Me sentí complacida al ver que ni siquiera se abrazaron. No estaban malditamente enamorados.

A duras penas hablaron.

Esa no era la forma de saludar a Brittany.



—Apareciste. No estoy seguro de qué es lo que quieres con esto. Aun intento descubrirlo—dijo Sam, asomándose por la ventana de su camión.

—¿Esa es la forma en la que siempre saludas a Britt?—pregunté, ignorando su comentario.

Vi crecer su ceño fruncido. Ni siquiera se dio cuenta de lo que estuvo mal con lo que presencié.

Sí… no se amaban.

Siempre serían amigos. Nada más.

—¿Qué quieres decir?—preguntó.

—El hecho de que tengas que preguntar es toda la respuesta que necesito—respondí. Dándome la vuelta para meterme en mi camión—La esquina oriental está dañada, si no lo arreglamos, una vaca se saldrá. Después iré allá para trabajar en ella—abrí la puerta y me subí.

—No te lo haré fácil —me informó Sam.

—Nunca lo fue—respondí luego me fui manejando. Tenía una valla que arreglar.



Aun no comenzaba con la valla cuando el camión de Sam se detuvo detrás de mí.

Dejé de enrollar el alambre que usaba para remendar el punto débil y lo miré.

—Hizo el desayuno. Tienes que ir a comer —dijo.


Quería ir.

Me moría de hambre.

Pero, ¿ella me quería ahí?

—Dudo que lo haya preparado para mí—respondí.

Sam escupió por la ventana.

—No ha preparado el desayudo desde que su papá se puso demasiado enfermo para comerlo. Nunca lo hizo para mí.

La esperanza creció en mi pecho y no pude evitar sonreír. Me hizo el desayuno.

Maldito calor.

—Entonces, creo que es mejor ir a comer —respondí.

—Sí, creo que es mejor.

Tiré mi pala en la parte de atrás del camión y colgué los guantes de trabajo en el bolsillo trasero.

Sam manejó de regreso a la casa. Creo que también iría a comer. Esperaba que faltara al desayuno y me diera tiempo a solas con Brittany. Con tal de que no se besaran, podría hacer esto.

Esta mañana, ella tampoco usaba su anillo, como si no hubiera estado llevándolo ayer.

Eso era una buena señal.

También me ayudó a estar calmada.

Ver a otra persona reclamándola me hacía cosas.

No me gustaba.

No me gustaba nada.



Como lo supuse, el camión de Sam se encontraba en el granero.

Podía oler los panecillos y el tocino desde el pórtico. Extrañaba la sazón de mi mujer.

Ella podía pretender que no era para mí, pero la conocía mejor, Sam ya aclaró eso.

Sonriendo, abrí la puerta y entré.

Quizá era la forma en la que el sol brillaba dentro de la habitación desde la ventana o quizá era solo porque entraba pensando que las cosas eran diferentes.

Que esta comida significada algo. Pero el diamante que centelleaba en la mano izquierda de Brittany se burló de mí silenciosamente.

El buen humor que tenía se fue con el simple destello del diamante. Así como mi apetito.

Sam ya estaba sentado en la mesa, comiendo. Me miró y luego volvió a tomar de su café.

—Este año la cosecha de nuez americana fue buena. El próximo será mejor. Nunca he tenido que cosechar sin Wilson. Estoy aprendiendo. Si este año quieres pagar una fumigación extra, podemos permitírnoslo. Supongo que se compensará con la cosecha.

Brittany me miró nerviosamente y torció sus manos frente a ella mientras cubría su mano izquierda con la derecha.

Se lo había puesto, y ahora trataba de esconderlo.

—Eh, sí… supongo. Hablaremos de eso después—dijo, mirando de Sam a mí y viceversa—Sírvete tú misma. El plato está en la mesa—dijo sin mirarme.

Saqué la silla al otro lado de Sam y miré mientras se apresuraba hacia la cafetera, sirviendo una taza, y poniéndolo al lado de mi plato.

—Yo, eh, continúen y coman. Creo que iré…

—¿Ya comiste?—pregunté, cortando su intento de escape.

Sacudió su cabeza.

—¿Te enfermas en la mañana?—pregunté, dándome cuenta de repente que en este momento no sabía sobre esa parte de su vida.

¿Nuestro bebé la hacía sentirse mal en las mañanas?

Sacudió la cabeza de nuevo.

—No. Ya no. Se fueron…—se fue apagando.

Me puse de pie otra vez y saqué la silla de mi izquierda.

—Siéntate Britt.

Se quedó ahí mirando el asiento como si no estuviera segura sobre si tenía que salir huyendo o si podría atraparla.

—Si no te sientas y comes, me iré a trabajar. Tengo hambre y tus panecillos huelen increíble, pero si el hecho de que yo esté aquí está haciendo que no te sientes a comer, me condenaré si me siento aquí. Tienes que comer.

Levantó su mirada para encontrarse con la mía, y tomó cada pizca de control que tenía para evitar agarrarla y besar la mirada sorprendida y confundida de su rostro.

¿No entendía que aun la amaba con desesperación?

—Está bien—dijo, sentándose mientras sostenía mi mirada.

Empujé la silla para ella y entonces fui y me senté de nuevo.

—Bien. Porque esto huele increíble—le dije antes de estirarme, tomar un panecillo y ponerlo en su plato antes de conseguir el mío. Hice lo mismo con el tocino—¿Quieres que le ponga mantequilla?—pregunté cuando la levanté.

Se sentó mirándome como si no estuviera segura de qué hacer conmigo.

—No. Puedo hacerlo. Gracias—respondió, y me quitó la mantequilla.

—Entonces, ¿qué es eso sobre la cosecha de nuez americana?—pregunté, mirando a Sam.

Él masticaba lentamente un pedazo de tocino y me miró atentamente al igual que Brittany. Tragó.

—Este año la cosecha fue buena considerando que nunca lo había hecho sin Wilson y han pasado algunos años desde que estuve aquí para cosechar. Necesitamos buscar y pagar una fumigación extra. Será costoso, pero vale la pena.

—¿Cada año usamos el mismo fumigador? ¿Hay uno que Wilson prefiera o deberíamos comparar precios y ver si podemos tener uno mejor?

Ninguno de los dos habló, así que le di un mordisco a mi tocino.

Brittany bajó el cuchillo de mantequilla de su panecillo y me estiré por su plato.

—¿Tocino?

Solo asintió. Le di la porción que normalmente prefería y volví a poner su plato frente a ella.

—La forma en la que veo esto es que deberíamos hacer lo que Wilson ha hecho. El hizo todo lo de ensayo y error. Su método sería la apuesta más segura. ¿Cuántas fumigaciones realizaba en el año?

De nuevo, silencio.

Me puse de pie, le conseguí a Brittany un vaso de jugo de naranja y lo puse al lado de su plato.

Finalmente Sam aclaró su garganta cuando me senté y lo miré.

—Sí, estoy de acuerdo. Cuando la cosecha fue buena, el hizo fumigaciones extra. De esa forma se pagaron ellos mismos.

Pasé mi atención a Brittany.

—¿Te sientes bien sobre eso? ¿Hacerlo de la misma forma que tu papá?

Ella cortaba su tocino en pedazos pequeños, pero aún no había tomado uno.

—Yo, eh, si, por supuesto.

Me incliné y deslicé un dedo bajo su barbilla para levantar su cabeza, así podría ver mi cara cuando le dijera lo siguiente:

—Si no comes, voy a regresar a trabajar. Come, por favor.

Tragó lo suficientemente alto como para escucharla.

—De acuerdo—respondió.

Dejé caer mi mano y volví a comer. Mi charla aparentemente los dejó en tal clase de conmoción que Sam no supo qué decir y Brittany no podía comer, así que me quedé en silencio hasta que estuve satisfecha con lo mucho que comí.

Luego me puse de pie y llevé mi plato al fregadero para enjuagarlo y lo coloqué en el lavaplatos.

—Gracias por el desayuno. Fue la mejor cosa que he comido en mucho tiempo—dije antes de agarrar mi sombrero y dirigirme hacia afuera.

Lo que no fue fácil, pero afortunadamente ella entendió que no me iba a ir.






*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Miér Ago 09, 2017 11:39 pm

Para Britt aun todo es confusión pero con San y su perseverancia se dará cuenta que regreso para quedarse y para recuperarlas ... Y Sam debería aceptar que con Britt por mas que quiera no pasara nada más que amistad
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Jue Ago 10, 2017 6:19 am

Que ridicules la de brittany poniendose ese estupido anillo para darle un puesto a labios de salamandra que nunca ha tenido!!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Jue Ago 10, 2017 9:51 am

Hola morra....

Ok esto se pone interesante!!! Jajaja
Ya dejó mas que claro san que no se va a ir... Y no la va a poner fácil a britt!!
Britt y sus mil formas de querer alejar a san y con el anillo cree que la va a frenar o algo asi!!! Susan ya reacciona a san a ver cuando la toque... "Semana" difícil para los tres si asumen que san se va a ir....

Nos vemos!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Jue Ago 10, 2017 9:23 pm

JVM escribió:Para Britt aun todo es confusión pero con San y su perseverancia se dará cuenta que regreso para quedarse y para recuperarlas ... Y Sam debería aceptar que con Britt por mas que quiera no pasara nada más que amistad



Hola, si k lo es, lo cual es más q logico tmbn, no¿? Esperemos q san logre hacerla entender q se equivoco y q ahora seran una familia. Eso si q si ¬¬ es un burro, solo es un buen amigo nada más. Saludos =D




micky morales escribió:Que ridicules la de brittany poniendose ese estupido anillo para darle un puesto a labios de salamandra que nunca ha tenido!!!!!!




Hola, ajajjaajajjaajajaj xD "labios de samlamndra" ajajajajajajajajajajaj xD ajajajajajajaja. Pero tmbn la entiendo, no kiere q san piense q la tiene y a san un poco, le agradece lo q hizo y hace por ella =/ Saludos =D





3:) escribió:Hola morra....

Ok esto se pone interesante!!! Jajaja
Ya dejó mas que claro san que no se va a ir... Y no la va a poner fácil a britt!!
Britt y sus mil formas de querer alejar a san y con el anillo cree que la va a frenar o algo asi!!! Susan ya reacciona a san a ver cuando la toque... "Semana" difícil para los tres si asumen que san se va a ir....

Nos vemos!!




Hola lu, si que lo hace jajajaajajajaja. Lo cual es muy bueno y bn ai por ella! Britt es de ella y le pertenece, al igual q san a britt! AJjaajajajaj tmbn creo q ella se kiere alejar, pero no servira para nunguna de las dos cosas ajjaajajja. SI!!! q lindooooo, sabe q su mamá esta ai con ella y su mami! ajajajaj. Uff si q lo sera... Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 18

Mensaje por 23l1 el Jue Ago 10, 2017 9:25 pm

Capitulo 18


Brittany


—No creo que se vaya, Britt. Ustedes necesitan hablar—dijo Sam una vez que escuchamos el sonido de la camioneta dando reversa afuera.

—Pero…ella tiene escuela. El softbol empieza pronto. ¿Qué… ha perdido la cabeza? No tiene ningún sentido—puse mi tenedor en el plato.

Había tenido que forzarme a comer porque quería que Santana comiera.

—Ella no se irá—repitió Sam—No pensé en esto todavía, pero sé que no se ira.

Me puse de pie y lleve mi comida sin comer a la basura y raspé mi plato limpiándolo antes de caminar hacia el fregadero para ver su estruendoso camión en la parte trasera de la propiedad como si perteneciera ahí.

—Pensé que se estaría dirigiendo de nuevo a la escuela hoy. Tiene que tener exámenes por venir.

Esta era su manera de decirme que estaba bien conmigo y Sam. Iba a ser una parte de la vida de Susan lo mejor que podía.

No sabía cómo decírmelo, así que me lo estaba mostrando.

—Ella no va a estar mañana. Tiene que regresar para entonces.

—Creo que estás equivocada—dijo Sam mientras dejaba su plato en el fregadero y se dirigió a la puerta—Yo no creo que ella vaya a ninguna parte, Britt.

Me quedé mirando el granero, preguntándome qué estaba pensando Santana.

La puerta de tela metálica golpeó al cerrarse detrás de Sam.

Él pensaba que Santana se estaba quedando... Pero ¿por qué? ¿Para qué?

Ella tendría que irse eventualmente.





Tres días más tarde, y Santana seguía apareciendo a las seis de la mañana y todavía actuaba como si perteneciera ahí.

Seguí preparando el desayuno.

Ella continuó comiendo y hablando como si estuviera aquí para quedarse. De alguna manera siempre se las arreglaba para salir antes de que pudiera detenerla y hablar con ella.

Era como si esquivara mis preguntas.

Si no tuviera miedo de llamar a Rachel después de todo este tiempo, la llamaría y le preguntaría si ella sabía qué diablos estaba haciendo.



Sam se detuvo en el pórtico, poniendo otro tabaco en sus labios tres horas después de que hubiéramos comido el desayuno.

Era su tiempo normal de descanso.

Caminé fuera para hablar con él. No habíamos hablado mucho esta semana.

Santana había consumido mi atención.

—¿Me pregunto si ella planea irse este fin de semana?—le pregunté, dándome cuenta de que tenía miedo de que eso fuera exactamente lo que hiciera.

En tres cortos días me había acostumbrado a ella estando ahí de nuevo.

—Nop. Su culo no se va—dijo Sam, empujando su tabaco en el bolsillo de atrás.

—¿Qué pasa con sus clases?

—No creo que le importen una mierda sus clases.

—¿Por qué?

Sam me miró y sonrió.

—Porque, Britt, se está probando a sí misma para ti. No está poniendo excusas y explicando lo que hizo. Lo está manejando como una mujer adulta. Eso es lo que está haciendo—negó con la cabeza y bajó las escaleras, entonces se detuvo—Maldita sea si no me hace respetar su lamentable, pero lindo culo—dijo, y luego se alejó.

¿Ella estaba probándose a sí misma?

¿Ahora?

¿Por qué?

Me senté en las escaleras y estudié mi desnuda mano izquierda.

No había sido capaz de ponerme mi anillo en dos días. Normalmente, sólo necesitaba un descanso de un día, pero sólo cogerlo se sentía mal. Como si estuviera siendo intencionalmente cruel si me lo pusiera.

Para Sam, porque me amaba de una manera que nunca iba a amarlo a él, y para Santana, porque era un símbolo de que nosotras habíamos terminado.



—Sigo esperando a que nuestra chica se mueva. ¿Es que alguna vez se va a mover por mí?—dijo Santana mientras su sombra cayó sobre mí.

Levanté la mirada, y sus centelleantes ojos sonreían hacia mí.

—Nunca estas cerca cuando lo hace—respondí, moviendo ambas manos por encima de mi estómago.


Santana asintió al lugar junto a mí.

—¿Puedo sentarme?

¿Podía sentarse?

Sí, podía, pero, ¿podría soportar estar tan cerca de ella?

Me las arreglé para asentir, ella se quitó el sombrero y tomó el lugar junto a mí, sin dejar espacio entre nosotras dos.

Nuestros cuerpos se tocaron de la cadera a la rodilla.

—¿Puedo hablar con ella?—preguntó, estudiando mi estómago.

A menudo me quedaba desnuda frente al espejo y me preguntaba qué pensaría Santana de mi cuerpo ahora. Me veía tan diferente desde la última vez que me había visto desnuda.

Verla estudiar mi estómago hinchado tan cuidadosamente me puso nerviosa.

—Supongo—dije, no muy segura de que lo quería, pero ¿cómo iba a decirle que no?

Movió su cuerpo para que pudiera tomar mi estómago con las dos manos. No pude evitar el escalofrío que me recorrió el cuerpo. Había pasado tanto tiempo desde que Santana me había tocado así.

Sus pulgares se movían suavemente sobre mi estómago en una caricia.

No había ninguna duda del temblor en mi cuerpo. Sabía que ella lo sentía, pero no me estaba molestando o mencionándolo.

—Es hora de que te muevas para mí, nena. He estado esperando toda la semana. Te quiero sentir dentro de tu mami.

Estaba hablando con mi estómago y no sé cómo lo supo, pero sabía que no era mami y ella mamá.

Iba a llorar.

Me mordí el labio inferior tan fuerte como pude para distraer mis emociones hormonales de la dulzura que estaba presenciando.

—¿Qué haces normalmente para hacer que se mueva?—preguntó Santana, mirándome.

—Canto para ella—admití, deseando haber mantenido mi boca cerrada.

Emoción brilló en sus ojos tan rápido que casi no me di cuenta.

—¿Qué cantas?

—Canciones de cuna, en su mayoría. Tal vez un poco de Adele. A ella le gusta Adele.

Los labios de Santana se curvaron lentamente y luego se echó a reír.

—A ella le gusta Adele, ¿eh?

Asentí, y ella rio un poco más fuerte.

Entonces Susan pateó. Sus ojos se abrieron antes de poner de nuevo su atención en mi estómago. Susan me dio otra patada, y sus manos se movieron sobre mí.

—Está ahí—dijo con admiración. Sus ojos se levantaron de nuevo hasta mí, mirándome con una mezcla de adoración y asombro—Nuestro bebé está ahí—repitió.

Todo lo que pude hacer fue asentir.

Susan decidió lucirse como si ella supiera que tenía la completa atención de esta hermosa mujer.

Ella se movió y empujó contra sus manos, lo que le hizo sonreír aún más grande.


Santana tocó el borde de mi camiseta y me miró.

—¿Puedo?—preguntó.

Quería tocar mi piel desnuda.

No estaba segura de que quería que me viera. Tenía estrías.

—¿Por favor, Britt?—me suplicó.

Cerré los ojos con fuerza y asentí.

Mi sudadera subió por encima de mi estómago y sus manos se deslizaron sobre mi piel desnuda, haciéndome saltar por el calor de su toque.

Mi piel se sentía como si estuviera echando chispas donde me estaba tocando. Ella mantuvo sus manos en mi estómago y no se movió durante un minuto.

No podía mirarla.

No sabía lo que estaba pensando.

Luego, sus manos empezaron a correr por encima de mi estómago lentamente.

Estaba muy cerca de avergonzarme a mí misma. Esto era sobre ella y Susan, no mis hormonas locas.

Susan le dio otra patada y ella se rio entre dientes, haciendo que se moviera de nuevo.

Tenía que prepararme.

Puse ambas manos detrás de mí y me apoyé en ellas, dándole a Santana más acceso a mi estómago.

Cuando sentí su cuerpo mover mi rodilla para abrir mis piernas, abrí de golpe mis ojos para verlo arrodillarse entre ellas.


Sus ojos estaban fijos en mi rostro mientras ella descansaba entre mis piernas y mantenía mi estómago en sus manos.

Esto no era una posición en la que deberíamos estar.

Estaba comprometida.

Estaba mal.

Pero me estremecí.

Los ojos de Santana se cerraron y su nariz se dilató mientras tomaba una respiración fuerte.

Demasiado.

Esto fue demasiado.

—No puedo—dije, y la empuje lejos mientras luchaba por levantarme.

Quería estar cerca de Susan, pero se acercaba a mí.

Había estado entre mis piernas así en más de una ocasión, y eso es en todo lo que mi cuerpo podía pensar cuando ella estaba arrodillado ahí de nuevo.

Ella no podría haber estado imaginando su cabeza entre mis piernas, pero yo sí.

—Estoy comprometida. No puedo… Mi cuerpo… yo s… simplemente no puedo—balbucí, y corrí a la casa, dejando que la puerta se cerrara de golpe detrás de mí.




Santana


Abrí la puerta del camión con más fuerza de lo que necesitaba y apreté los puños a mis lados, tratando de mantener la calma.

No estaba funcionando.

Sam dejó de revisar la vaca que ambos habíamos notado que actuaba rara toda la semana.

Incluso no parecía alarmado de que yo comenzaba a entrar en cólera.

—¿Crees que las estás salvando? ¿Es eso de lo que se trata? Porque ustedes no se tocan. Ustedes, seguro como el infierno, no se besan, y ella apenas utiliza ese maldito anillo. Ese bebé es mío. ¡Brittany es mía!—había comenzado a hablar con calma y termine mi diatriba en un rugido.

Sam caminó alrededor de la vaca y me miró.

—Tú no estabas aquí. Ella estaba embarazada y viendo morir a su papá, y tú no estabas aquí. Yo sí lo estaba—respondió Sam en un frío tono uniforme.

Él tenía toda la razón.

—La cagué. El mayor maldito error de mi vida. Pero voy a demostrarle que no me iré. No voy a dejar que mi bebé crezca sin mí, y voy a pasar el resto de mi vida cuidando de Britt. Incluso si te casas con ella. Dices que estás enamorado de ella, pero ¿cómo puede ser? Sólo conoces la Britt que ha sido tu amiga de toda la vida. No la conoces de otra manera. No sabes la manera adorable en que sonríe cuando la tocas en lugares que no debes en el momento. No sabes cómo su cara se ve cuando se despierta por la mañana y se da la vuelta para mirarte. No sabes cómo me siento completo cuando estoy en ella. Nunca la has tocado y sentido el loco zumbido de electricidad por tu cuerpo encendido hasta que no puedes recuperar el aliento. Un matrimonio es algo más que una amistad. Es físico, también. Tienen que quererse mutuamente. Ustedes dos no lo hacen. Yo fui su amiga primero también. Pero siempre había esa atracción que chisporroteaba debajo de la superficie. No te engañes. Tú no puedes hacerla feliz. Puedes ser todo para ella, pero no lo que necesita una mujer en la noche.

Él labios grandes y enojado me dejó mientras estaba ahí, viendo como mis palabras se hundían en él.

Lo pude ver en su rostro.

Él sabía que yo estaba en lo cierto. Tal vez no quería admitirlo, pero él lo sabía.

—¿Alguna vez la has besado? —le pregunté.

Sam frunció el ceño.

—No. No me ve así todavía.

—¿Todavía? ¿En serio? ¿Vas a jodidamente casarte con ella, y ella no te ve como alguien que puede besar? Demonios, ella me beso mucho antes de que le gustara ¿Quieres eso? No es una vida, hombre. He tenido la cosa real, y lo que estás arreglando no va a ser suficiente. Vas a querer a una mujer que se llene de vida debajo de ti y haga tu mundo completo.

—El sexo no lo es todo—dijo con un gruñido de frustración, pasándose la mano por el pelo corto.

—No. No lo es. Pero es algo. Es un gran algo. No te equivoques. Adoro el suelo que Britt camina. Me encanta su sonrisa. La forma en que ella se pone irritada y sus labios se fruncen. La manera en que ella piensa que tiene que cocinar para mí. Me encanta el hecho de que ella me deja ponerle mantequilla a su galleta. El modo en que se enrosca en mí por la noche y me permite sostenerla. También me encanta lo perfecto que es cuando estoy haciendo el amor con ella. Cómo me siento completa. Tú no puedes tener uno sin el otro.

Sam miró de nuevo a la casa.

Ella se alejó de mí porque me había acercado demasiado y ella estaba comprometida.

Odiaba no poder acercarme a ella ahora.

—Ella nunca me va a amar como te ama. Sabía eso cuando le pedí que se casara conmigo.


—Una vez más, ¿por qué quieres eso?

—Yo… infierno, no lo sé. Simplemente lo hice. Ella estaba muy asustada y tenía que decirle a su papá sobre el bebé. Quería que él lo supiera. Quería hacerlo más fácil para ella. Pensé que si le decía que estaba enamorado de ella entonces iba a cambiar a mí alrededor. Pero nada cambió. No me quiere, y tienes razón. Quiero más que eso. Quiero a alguien que quiera tocarme. Que quiera besarme. Que se ilumine cuando entro en la habitación. Siempre lo he visto, pero nunca lo he tenido.

—Yo no lo tuve tampoco hasta Britt. Encontrarás la tuya. Pero Britt no es para ti. Ella es mía.

Sam se sentó en la puerta trasera y dejó escapar un suspiro de cansancio.

—¿Qué quieres que haga? No puedo romper con ella. Ella está esperando que tú salgas corriendo a Tennessee en cualquier momento. La veo prepararse a sí misma mentalmente cada día que tú has a conducir fuera. Se está diciendo que no vas a volver.

—Yo no me voy.

Me miró de nuevo.

—¿Qué hay de tus clases? ¿Tú beca? ¿El Softbol?

—Tomé mis exámenes en línea. Renuncié a mi beca. Odiaba ese lugar. Britt no estaba ahí. Ella está aquí, así que esta es mi casa. Dondequiera que ella este.

Dejó salir una breve carcajada y sacudió la cabeza.

—¿Renunciaste a una beca completa para jugar al Softbol? Estás jodida loca.

—Lo estaba. Estoy tratando de cambiar eso.

Él sonrió.


—Sí, lo he notado. ¿Vas a terminar la escuela? Ella se va a molestar si piensa que no puedes terminar la universidad ahora.

—Ya solicite un préstamo estudiantil al Sur. Voy a empezar el próximo otoño.

Asintió.

—Ya veo. Lo tienes todo resuelto.

—Vine a casa por Britt. No me voy de nuevo.

Sam se volvió hacia mí y me estudio un momento.

—¿Algunas de esas fotos eran verdaderas? ¿Hiciste esa mierda?

Negué con la cabeza.

—No. Todo era una trampa. Yo estaba ahí para tomar el puesto del lanzador, y ella me veía como una amenaza. Pensó que me arruinaría y enviaría corriendo a casa si jodía mi relación con Britt.


Le expliqué cada foto y luego el vídeo. Cuando terminé, nos sentamos en silencio por un largo tiempo.

Finalmente, Sam se puso de pie.

—Trátala bien—dijo, poniéndose su sombrero, dio media vuelta y regresó a la vaca que parecía enferma.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Vie Ago 11, 2017 8:03 am

En el fondo tenia la esperanza de que Sam no fuese tan mala persona y aceptara que brittany jamas lo querria como a la madre de su bebe, ahora a seguir haciendo la lucha santana!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Vie Ago 11, 2017 1:04 pm

Hola morra...

Simplemente hablando se pueden arreglar las cosas....
Bueno san abanso con susan jajaja... Se le va a complicar a britt ahora!
Mmmmm ojalá que esa charla no aya sido solo de san y sam!!!!
Ahora a ver que hace britt cuando se entre que san no se va!!!!

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Vie Ago 11, 2017 5:08 pm

Creo que con esta plática Sam ya entendió que por mas que quiera necesitará mas de Britt ... Y pues la morena que siga luchando por su familia
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Vie Ago 11, 2017 10:38 pm

micky morales escribió:En el fondo tenia la esperanza de que Sam no fuese tan mala persona y aceptara que brittany jamas lo querria como a la madre de su bebe, ahora a seguir haciendo la lucha santana!!!!!



Hola, la vrdd yo no tenia esa sensación, pero q bueno q me equivoque la vrdd ajajajajaj y que bueno q él hizo lo correcto. SI! vamos! que ella puede jajajaja. Saludos =D



3:) escribió:Hola morra...

Simplemente hablando se pueden arreglar las cosas....
Bueno san abanso con susan jajaja... Se le va a complicar a britt ahora!
Mmmmm ojalá que esa charla no aya sido solo de san y sam!!!!
Ahora a ver que hace britt cuando se entre que san no se va!!!!

Nos vemos!!!



Hola, si que se puede y ai se io un claro ejemplo. bn ai jajaja. Bn ai por la morena, va paso a paso y como mejor q con su bb, no¿? JAjaajajajajaj dices tu¿?... pero yo tmbn jajaajaja. NO! osea sam tiene q ser consiente con britt tmbn jaajajajaj. Ponerse muy nerviosa xq san es san jajaajajajaj. Saludos =D




JVM escribió:Creo que con esta plática Sam ya entendió que por mas que quiera necesitará mas de Britt ... Y pues la morena que siga luchando por su familia



Hola, eso espero, es un muy buen amigo la vrdd. SI, eso es lo q tiene q hacer y su meta a llagar! ajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 19

Mensaje por 23l1 el Vie Ago 11, 2017 10:40 pm

Capitulo 19


Brittany


Desde la ventana de la sala vi el coche de Santana alejarse.

Era viernes.

No regresaría.

Se iría a la escuela este fin de semana.

No habló conmigo sobre Susan y de cuando quería verla o si tenía la intención de ser una parte de su vida.

Ni siquiera había preguntado cuándo era la próxima cita con el doctor o cuando nacería.

En el desayuno había actuado igual que durante toda la semana.

Untando mantequilla en mi galleta de nuevo. Sin siquiera preguntarme. Solo arreglando mi plato. Y lo dejé mientras Sam se sentaba y miraba.

Era débil.

Estaba tan malditamente confundida.

¿Qué había significado esta semana?

¿Me estaba demostrando que lo que tenía con Sam era una broma?

¿Qué yo fingía otra vez?

Porque ya sabía eso.

No necesitaba que me mostrara lo equivocada que estaba.

No podía casarme con Sam. Tenía que hablar con él. Incluso con Santana ausente, tenía que solucionar esto por mi cuenta. Sam tenía que volver a la escuela.

No era pobre.

Tenía esta casa, el terreno y papá me había dejado un montón de dinero en el banco. Por no mencionar todas las acciones en que tenía dinero invertido.

Era la hora de que dejara de depender de alguien más para salvarme. Susan me necesitaba para ser fuerte.

La puerta de la cocina se abrió, y giré mi cabeza hacia el sonido.

—Toc, toc —gritó Sam.

—Estoy en la sala—contesté, alejándome de la ventana.

No necesitaba verme enojada por la partida de Santana.

Cuando entró a la habitación, sabía que esto era todo. Tenía que terminarlo.

Tenía que darle su libertad.

—Tenemos que hablar—dijimos los dos al mismo tiempo.

Sam sonrió y su sonrisa torcida apareció.

—Supongo que tenemos que hablar de lo mismo —dijo.

No estaba tan segura.

Espere a que dijera algo más.

—Esto… nosotros no somos esto, Britt. Nunca lo fuimos. Y ahora que hemos tenido una semana para hacer frente a la muerte de tu papá, y que ya nos estamos acostumbrando, los dos sabemos que esto no lo… es.

Oh, gracias a Dios.

Quería hundirme en el sofá y dejar escapar un suspiro de alivio. Sin embargo, no lo hice.

No estaba segura de que era lo que él quería ver en ese momento. Estuvo dispuesto a sacrificar su felicidad por mí y nunca olvidaría eso.

—Realmente te quiero, Sam.

Asintió.

—Sé que lo haces, te quiero, también. Pero no tenemos esa atracción, esa química que va con amar a alguien con quien vas a pasar la eternidad.

Nunca hubiera sido capaz de tocarlo de cualquier otra forma que no fuera con un abrazo o una palmada amistosa.

—Lo sé—estuve de acuerdo.

—Yo quiero eso. Lo que tú has tenido. Lo he visto y lo quiero demasiado. Eres increíble. Encontrar a alguien que pueda compararse a ti va a ser difícil, pero quiero esa pasión. Quiero ese deseo. Alguien me dijo una vez que tenía que encontrar a la chica que me hiciera sentir completo… en todos los sentidos.

Quería eso para él también.

—Lo harás.

Metí la mano en mi bolsillo y saqué el anillo que traté de ponerme todo el día y no pude.

—Yo lo vendería y guardaría mi dinero para esa chica. Pero hagas lo que hagas, no le des este anillo. Si algunas vez se entera de que lo tuve primero, podría patear tu culo—bromeé mientras se lo devolvía.

Se echó a reír mientras lo cogía.

—Sí. Buena idea. Lo recordare.


Nos quedamos ahí un momento y nos miramos el uno al otro, sin saber que decir a continuación.

—Tengo helado con trocitos de galleta en la nevera. ¿Quieres un tazón?—pregunte—Podemos ir a los columpios y comerlo.

Quería esta amistad de vuelta.

No iba a dejar que la torpeza se instalara entre nosotros.

—¿Un tazón? Demonios, chica, trae el bote y dos cucharas. No necesitamos ningún apestoso tazón.

Estaríamos bien.

Sonreí mientras el peso se aligeraba de mi pecho. Esto era lo correcto.


Sam trajo una colcha que yo había dejado doblada sobre el sofá. Nos abrigamos en el columpio, y dejé que sostuviera el bote porque estaba demasiado frio para mí.

Mis manos no podían mantenerlo.

—¿Ya pensaste en algo para navidad? Si quieres un árbol, cortaré uno. Solo di la palabra.

No había pensado demasiado en la navidad.

El año pasado Santana y yo vinimos y almorzamos con papá. Él no había decorado mucho. Yo siempre hacia la decoración.

Este año estaría sin papá y sin Santana.

Mi corazón no estaba realmente con el espíritu.

—No lo sé. Ya te lo diré.

Sam tomó otra cucharada de helado del bote.

—Siempre amaste la navidad, Britt. Me apena que dejes de amarla ahora.

Era cierto.

El próximo año tendría a Susan. Querría hacer algo especial para ella. Pero este año… no estaba segura de que pudiera.

Estaba solo yo.

—No voy a dejar de amarla. Puede que solo tome un año de descanso.

Sam me lanzo una sonrisa divertida.

—No puedes tomar un descanso de la navidad. Llegará con o sin ti.

Quería verme feliz otra vez y entendía eso. Solo que no estaba realmente preparada para ser feliz por el momento.

—Mírame—repliqué, y puse otra cucharada en mi boca.

Nos quedamos sentados ahí unos minutos sin hablar.

Mis pensamientos iban a Santana y me preguntaba si se dirigía a casa este fin de semana. Me preguntaba si llamaría y preguntaría sobre Susan.

—¿Crees que pueden vernos?—preguntó Sam, y mire a mí alrededor para ver a quien se refería—Hablo de tus padres y de Casey. ¿Crees que todavía pueden vernos? ¿Los haría felices vernos así? Aun viviendo la vida.

Sam normalmente no era muy profundo. Me sorprendió que pensara en eso o incluso que me lo preguntara. Lo había pensado muchas veces en el pasado.

Me gustaba pensar que mi mamá me miraba mientras crecía. Luego Casey cuando encontré a Santana. Esperaba que hubiera visto que encontré la felicidad de nuevo.

Pero ahora, no estaba segura de querer que me vieran.

No hacía nada para que ellos estuvieran orgullosos.

No estaba en la escuela.

No estaba casada ni me casaría, y sería una mamá soltera.

También había usado a mi mejor amigo como una muleta.

—En este momento, Sam, realmente espero que no puedan. No creo que estuvieran contentos con mis elecciones.

Sam se acercó y me dio unas palmaditas en la rodilla.

—Creo que te equivocas. Creo que estarían orgullosos de la persona fuerte en la que te has convertido. Creo que estarían orgullosos de que, a pesar que has pasado más dolor y perdida de lo que una persona meceré, todavía encuentras razones para sonreír. También creo que vas a ser la mejor maldita mamá que el mundo haya conocido. Y estarán muy orgullosos de eso.

Una lágrima rodó por mi mejilla y me pregunté si él tenía razón.

Realmente esperaba que la tuviera.




Santana


Casi me rindo y voy a su casa el sábado después de que Sam me llamara para decirme que había hablado con ella y que habían terminado las cosas.

Pero no lo hice.

Le daba tiempo para adaptarse.

Tiempo para pensar antes de mostrarle mi apoyo el lunes por la mañana.

Sam también me informo que ella no me esperaba el lunes. Estaba segura de que había regresado a la escuela.



Cuando entré en su camino de entrada el lunes a las seis de la mañana, no pude evitar sonreír.

Ella era libre.

No tenía nada por lo que sentirse culpable la próxima vez que la tocara. Y no me esperaba.

Este sería un buen día.

Mi teléfono sonó en mi regazo y bajé la mirada para ver un mensaje de texto de Sam.


No volveré por los próximos tres días. Me dirijo al campamento de caza. Nos vemos el jueves.


O nos daba tiempo a solas, por lo cual tendría que agradecerle, o me estaba probando para ver si realmente estaba en esto.

Aún estaba probándome a mí misma, pero solo había pasado una semana.

No esperaba menos.

Caminé por el pórtico y miré hacia la puerta. Entonces me detuve.

Brittany estaba de pie detrás de la pantalla, mirándome. Tenía puestos un par de mis bóxers anchos y una camiseta térmica de manga larga. Su cabello desordenado.

Acababa de despertarse.

—Buenos días, cariño.


Abrió la puerta y salió, y vi los calcetines hasta la rodilla que tenía en sus pies.

Maldición, lucia linda.

—Regresaste—dijo, mirándome como si no estuviera segura todavía de si estaba despierta.

—Sí. Lo hice. ¿Dónde más podría estar?—respondí con un guiño—¿Tienes algo de café ya preparado?—pregunté, haciendo una señal hacia los escalones.

—Yo puedo… puedo hacer un poco realmente rápido—dijo lentamente mientras aun me estudiaba cuidadosamente.

—Eso sería genial, si no te importa. Hace frio aquí afuera, y aunque te ves sexy como el infierno en mi ropa interior, tus piernas tienen que estar enfriándose.

—Oh—dijo, retrocediendo mientras yo caminaba hacia ella lenta y cuidadosamente. Cuando mis piernas rozaron las suyas, se estremeció un poco y luche para no extender mi mano y agarrarla.

Tenía que tomar esto lento.

Ella necesitaba saber que estaba ahí a largo plazo.

Entré a la oscura cocina y encendí la luz.

—Espero no haberte despertado—dije mientras me volteaba para mirarla.

Todavía me miraba, pero cerró la puerta y corrió hacia la cafetera cuando la cogí.

—No, estaba despierta. No dormí bien anoche —explicó.

—¿Por qué? No estabas asustada de estar aquí sola, ¿verdad? Voy a dormir en el granero si eso te hace sentir mejor por la noche.

No me gustaba que no fuera capaz de dormir.

Parpadeó varias veces como si yo fuera a desaparecer si seguía parpadeando.

Tan divertido como era verla tratar de comprender esto, empezaba a sentir lastima por ella.

No me gustaba jugar con su cabeza.

—Realmente estoy aquí. No me voy. Volveré el día siguiente y el siguiente. Así que deja de esperar que desaparezca. Estás muy despierta.

Sus mejillas se pusieron de un color rosa brillante, agachó la cabeza y volvió a centrarse en el café.

—¿Qué quieres decir con que vas a volver? ¿Cuándo te iras a la escuela?—preguntó sin mirarme. Manteniendo su atención en hacer el café.

—La odio. Estoy en casa para quedarme.

Eso era todo lo que necesitaba saber en estos momentos.

Se dio la vuelta y cruzó los brazos sobre su pecho, y agradecí en silencio que no llevara sujetador y pudiera ver sus pezones malditamente bien a través de esa camisa blanca.

La cual estaba demasiado ajustada.

—¿La odias? Ese era tu sueño.

—Sí, lo fue una vez. Pero los sueños cambian. El destino tiene la forma de mostrar otros caminos que quieres más.

Brittany todavía tenía el ceño fruncido.

—Pero tienes una beca.

—Y conseguiré un préstamo para la universidad. Prefiero tener un préstamo que joder mi vida.

Brittany levantó el brazo y colocó un mechón de cabello detrás de su oreja. Pude ver el momento en que se dio cuenta de que su cabello aún era un desastre. Había estado disfrutando de verla así, pero podía decir por la mirada en sus ojos que no estaba feliz por eso.

—Estás preciosa. Siempre te ves hermosa.

No respondió.

Se dio la vuelta, alcanzó un termo del armario y lo puso sobre el mostrador.

—¿Vas… vas a trabajar aquí entonces? Quiero decir, ¿Sam te contrató la semana pasada y no me lo dijo? Porque él… no sé si seguirá trabajando aquí mucho tiempo. Buscaré más ayuda pronto. Pero si quieres un trabajo y quieres trabajar aquí, no me importa. Es solo que, no sé lo que estás pensando—dejó de divagar.

Yo estaba disfrutándolo.

—Me encantaría un trabajo. Necesito uno. Aunque iba a trabajar sin sueldo. Solo quiero estar cerca de ti.

Enderezó los hombros y dejó caer las manos, lo cual fue una mala idea porque sus pechos estaban ahí de nuevo y, maldita sea, ¿se habían hecho más grandes?

—¿Por qué?

—¿Por qué?—repetí, asustada de que me hubiera perdido algo que dijo.

Tenía problemas para concentrarme.

Sus pechos eran más grandes. Santo infierno.

¿Era cosa del embarazo?

Había escuchado algo de eso.

—Sí, ¿Por qué quieres estar cerca de mí?—preguntó.


Sabía que tenía que tomar las cosas con calma. Aparté los ojos de sus pechos y miré a su cara perpleja

¿Cómo podría no saberlo?

La amaba por completo.

—Estar cerca de ti me complementa. Me hace feliz. La embarré y te perdí. No espero que alguna vez vuelvas. No te merezco. Pero quiero estar cerca de ti. Por eso.

Parpadeó varias veces y tomó una profunda respiración, lo cual realmente no ayudo al hecho de que estaba sin sujetador con una camisa blanca ajustada al cuerpo.

—Oh. Voy a… tengo que irme. Sírvete el café—dijo, corrió junto a mí y hacia las escaleras que conducían a su habitación.

Me quedé ahí mientras escuchaba sus pies subir por las escaleras antes de que me acercara a la cafetera.

No estaba segura de si conseguiría ese desayuno, pero estaba bien.

Ella necesitaba tiempo. Acababa de decir algo para lo que no había estado preparada.

Quería que pensara en ello.

También quería que se pusiera un sujetador.





*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por micky morales el Sáb Ago 12, 2017 7:27 am

jajajjajajajaja santana solo queria que britt se pusiera un sujetador!!!!!
avatar
micky morales
-*-*-*-
-*-*-*-

Femenino Mensajes : 6554
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 50
Club Brittana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Sáb Ago 12, 2017 10:43 am

Hola morra....

Bueno ya quedo todo claro para todos...
San se distrae muy rápido ahora que empezó a ver como le cambio el cuerpo a britt jajaja...
A la nueva vida a ver como les va!!!... San tiene tres días de ventaja jajaja

Nos vemos!!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Sáb Ago 12, 2017 1:40 pm

Ahora si sin nadie en el medio del camino y pues San debe seguir insistiendo y yendo de poco en poco con Britt para que comprenda que no se ira
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Sáb Ago 12, 2017 8:11 pm

micky morales escribió:jajajjajajajaja santana solo queria que britt se pusiera un sujetador!!!!!



Hola, jajajajaajajajajjaja creo q las hormonas estan afectando a las dos ajjajaa... lo cual es bueno, no¿? Saludos =D




3:) escribió:Hola morra....

Bueno ya quedo todo claro para todos...
San se distrae muy rápido ahora que empezó a ver como le cambio el cuerpo a britt jajaja...
A la nueva vida a ver como les va!!!... San tiene tres días de ventaja jajaja

Nos vemos!!!!



Hola lu, si que si, y es muy bueno! JAjaajajajajajajjaaja las hormonas de ella tmbn estan activandose jaajajjaaj, repito, lo cual es bueno jajaajaj. Eso mismo y espero q lo mejor del todo! Esperemos y los use 100% a su favor! jajajaja. Saludos =D





JVM escribió:Ahora si sin nadie en el medio del camino y pues San debe seguir insistiendo y yendo de poco en poco con Britt para que comprenda que no se ira




Hola, xfin! ya era hora jaajjajaaj. Claro q debe! Eso, paso a paso, pero avanzando, no¿? jaajajajaja. Y que la kiere recuperar! jajajaja. Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 20

Mensaje por 23l1 el Sáb Ago 12, 2017 8:13 pm

Capitulo 20



Brittany


Sam se había ido a cazar.

Lo odiaba.

Hizo esto a propósito.

Sabía que Santana estaría de regreso. Lo supo toda la semana y no me lo dijo.

Lo iba a golpear en la nariz la próxima vez que lo viera.

Actué como una idiota en la planta baja, creyendo que mi falta de sueño estaba causándome alucinaciones cuando vi a Santana llegar esa mañana.

Luego ella había entrado y… ahuequé mis sensibles senos. Dolían todo el tiempo estos días. Siempre se sentían hinchados.

Luego cuando Santana había empezado a mirarlas, juro que hormiguearon y causaron que el área entre mis piernas hormiguera también.

Había tenido que ir a mi habitación y calmarme.

Me había rendido la noche del sábado y aliviado el dolor que pensar en Santana siempre causaba.

No me había permitido hacerlo mientras estaba comprometida con Sam.

Solo se sentía mal.

Pero tomar duchas frías era doloroso en el invierno. Prefería mucho más un orgasmo.

Incluso uno que tuviera que darme yo misma.

Tenía demasiados momentos con Santana para reproducirlos en mi mente y liberarme.

Sentada en mi habitación y verla cargar el camión me había dado más inspiración.

Ella se quedó mirando fijamente mis pechos. Había visto la mirada en sus ojos, y solo recordarlo hizo que mi cuerpo volviera a la vida.

Solo tenerla tocándome de nuevo.

Mis pezones estaban tan duros ahora.

Tenerla mirándolos ayudó a producir un mucho mejor orgasmo que el que había tenido la noche del sábado.

Me preguntaba qué pasaría si ella los tocaba. Apreté mis piernas juntas y traté duramente de alejar ese pensamiento. Solo me enviaría de vuelta a mi cama con mi mano abajo en mis bragas.

Tendría que aprender a controlar eso.

Santana simplemente era más de lo que mi cuerpo podía manejar.

Ella quiso quedarse.

Quiso estar cerca de mí.

Sin pedir nada más.

No entendí.

¿Por qué se quedaría aquí y trabajaría gratis solo para estar cerca de mí si no creía que podríamos tener lo que tuvimos una vez?

Me había herido.

Hizo cosas para las que no había excusa, y me aterrorizaba confiar en ella.

Pero la quería aquí.

Quería ver su sexy sonrisa.

Quería verla mirándome con necesidad en sus ojos.

También la extrañaba.

Disfrutaba hablarle, sin importar, de lo breve que nuestras conversaciones podrían haber sido.

Me aparté de la ventana.

Ella necesitaba comer algo, y quería hablar con ella de nuevo. Tal vez sus continuas idas a cazar no eran una cosa mala después de todo.

Además, Santana pensaba que aún estaba comprometida. No haría algo que no debería.

Lo cual era bueno porque no estaba segura de que pudiera decirle que no.



Una vez que tuve las galletas y huevos listos, llamé a su teléfono por primera vez en seis meses.

—Hola—respondió al primer timbre.

—El desayuno está listo—repliqué.

—Estaré ahí en un segundo—dijo antes de terminar la llamada.

Le pude haber mandado un mensaje.

Sabía eso.

Solo quise llamarla.

Escuchar su voz.

El placentero sonido cuando dijera que estaría aquí en un minuto había valido la pena.

Había frito salchicha en vez de tocino esa mañana, y los huevos fueron un toque añadido que normalmente no me tomaba tiempo de hacer.

Sí, me iba por la borda, pero no pensaría demasiado sobre eso.

No tenía a Sam aquí para notarlo, así que hice lo que quise sin juicios.


Santana abrió la puerta y entró.

Me giré justo a tiempo para verla quitarse su gorra y colgarla junto a la puerta.

Me destelló una sonrisa.

Esa que hace humedecer mis bragas.

Sí, esa clase.

De seguro, ella sabía eso también.

—Maldición, Britt-Britt, ¿me preparaste huevos hoy también? ¿Y salchichas? ¿Qué he hecho bien?—preguntó con un brillo de burla en sus ojos mientras sacaba su silla y luego me miró—Estás comiendo también—dijo.

No fue una pregunta.

Extendió el brazo y saco la silla junto a ella. Me senté y dejé que me empujase la silla. Luego se sentó y preparo mi plato.

Le permitía hacer eso cada mañana.

No era algo sobre lo que quería pensar demasiado.

—¿Por qué haces eso?—pregunté mientras lela ubicaba mi plato en frente de mí.


—¿Qué? ¿Preparar tu plato?

Asentí.

—Porque me gusta cuidar de ti—fue su simple respuesta antes de que fuera a preparar su plato.

Quise preguntarle por qué otra vez, pero ya me había dicho como se sentía esta mañana.

No iba a seguir haciendo que lo dijera.

Tenía un tiempo difícil creyendo que me amaba. Había visto las fotos y el video.

Estarían por siempre grabados en mi cerebro.

Tomé un bocado de mi salchicha y esperé un minuto.

En el momento justo, Susan empezó a moverse. Alcancé la mano de Santana.

—Cuando como, ella se mueve—le dije.

Dejó de comer y le dio a mi estómago su completa atención. Tomé otro bocado y observé mientras Santana sostenía mi estómago como si estuviera sosteniendo algo tan frágil como una bebé de verdad.

Alcanzó el botón de mi blusa y sus ojos se alzaron a los míos.

—¿Puedo?—preguntó.

Me había preparado para eso.

Asentí.

Deslizó sus manos debajo de mi camisa y, justo como antes, mi cuerpo tembló por el contacto.

—Come—dijo con una sonrisa.

Hice lo que me dijo y observé mientras Susan empezaba a moverse debajo de su mano. Sus dedos extendidos a los largo de mi piel, y cuando dejaba de moverse, ella empezaba a tocarme en una forma que ponía a mis hormonas de embarazo a toda marcha.

Forcé la comida en mi boca para evitar que sus manos se movieran.

Las veces cuando Susan no se movía fueron cuando sus caricias empezaron a afectarme. Susan se movía y sus manos se movían con ella. Cuando ella se detuvo, sus pulgares estaban justo debajo de mis pechos y si siquiera los movía, rozarían la parte inferior de mi sujetador.

Aguanté mi respiración.

No estaba segura de que pudiera evitar emitir un sonido si ella lo hacía.

—¿Britt?—preguntó. Su voz había caído a un bajo susurró ronco.

—¿Umm?—fue todo lo que pude decir.

—Si muevo mis pulgares y gimes una vez más, no estoy realmente segura que pueda ser buena. Estoy tratando, corazón, pero estás haciendo estos sonidos y estoy perdiendo el control lentamente.

¡Oh!

Me aparté.

No sabía que estaba haciendo sonidos.

¿Cómo dejé que eso pasara?

Empujé mi silla y me puse de pie.

—No lo sabía. Quiero decir. Lo siento—me las arreglé para graznar antes de escapar a mi habitación de nuevo por segunda vez en la mañana.





Santana


Mi hada invisible estaba de vuelta.

Un sándwich apareció milagrosamente en el portón trasero con una bolsa de patatas fritas y un termo con té dulce cerca de la hora del almuerzo.

Ella permanecía escondida.

Probablemente no debí haber dicho nada sobre los pequeños sonidos que estuvo haciendo, pero maldita sea si no estuve a punto de hacer algo para lo que no estaba lista.

Trataba de salvarme de arruinar las cosas.

Ahora ella se escondía de mí.

La odiaba por esconderse de mí.

Había decido dejarla esconderse por hoy. Darle un día para superarlo. Pero mañana no iba a dejarlo ocultarse.

Odiaba que se sintiera como si tuviera que esconderse de mí.

Casi había olvidado cuan asustadiza Brittany podía ser.

Miré hacia atrás una vez más antes de dirigirme a mi auto. Su puerta estaba cerrada, y me pregunté si dormiría bien esta noche.

No había aceptado mi oferta de dormir en el granero.

Tenía la puerta del auto abierta cuando escuché la puerta principal azotarse. Di la vuelta, y Brittany se encontraba en el pórtico, observando.

¿Qué hago con eso?

Demonios, era difícil.

—Terminé. Estaré de vuelta en la mañana—le grité.

—De acuerdo. Gracias. Te veo luego—replicó.

Entonces comenzó a retorcer un mechón de cabello alrededor de su dedo y se mordió el labio.

Eso significaba que algo la molestaba y no sabía qué hacer al respecto.

¿O qué decirme?

Cerré mi puerta y caminé cerca del pórtico.

—¿Qué está mal, Britt?

—¿A dónde vas?—preguntó.

Eso no era lo que estuve esperando.

—A casa. ¿Por qué? ¿Necesitas algo?

Miró de vuelta a la casa y tomó una profunda respiración.

—No quiero quedarme aquí sola con Sam fuera. Normalmente duermo con mi teléfono junto a mi cama y su número en marcación rápida así todo lo que tengo que hacer es presionar llamar.

Parecía como que me quedaría aquí.

No sonreiría.

No lo haría.

Pero maldita sea, quería.

—Tengo un par extra de pantalones de pijama y una camiseta en mi auto. Déjame agarrarlos y luego me dirigiré al granero. Ve a dentro y relájate. No iré a ninguna parte.

No se movió.

Regresé a mi auto y conseguí mis cosas. Brittany aun permanecía en el pórtico cuando caminé de regreso a la entrada. Todavía se mordía e labio y retorcía su cabello.

—¿Qué está mal? Aun estás haciendo esa cosa con tu cabello y tu labio—dije.

Dejó caer su mano de su cabello y se detuvo de morder su labio. Luego suspiró y señaló a la casa.

—Hay un montón de camas en la casa. El granero es frío en esta época del año, y no conseguiré dormir nada si me estoy preocupando por ti congelándote ahí afuera.

No sonreiría.

Maldita sea, eso era duro.

—De acuerdo. Si estás segura porque puedo conseguir mantas extra y mantenerme en calor ahí fuera.

Sacudió su cabeza.

—No. Eso es una tontería y sin sentido. Solo tienes que entrar. No hice la cena, pero pensé en hacer un poco de chile.

Quise preguntarle cómo se sentiría Sam sobre esto, pero quería que me lo dijera por su propia cuenta.

No quería forzarla a admitir que ya no estaba comprometida. Si quería mantenerlo para ella misma justo ahora, entonces la dejaría.

Tomé los escalones de dos en dos y me detuve en la parte superior. Abrí la puerta y luego hizo un gesto para que entrara.

—Después de ti—le dije.

Sonrió, y el alivio en sus ojos me hizo sentir cálida por dentro.

Me aseguraría que mi chica consiguiera algo de sueño esta noche.

Entró y seguí detrás de ella, sintiendo la primera real esperanza desde que había empezado esto una semana atrás.

Brittany no se sentía lista para perdonarme y tomarme de vuelta, pero estaba a punto de admitir que me necesitaba.

Eso era suficiente por ahora.

—Solo toma el cuarto en que solías dormir—dijo, sabiendo que era raro que de hecho durmiera en ese cuarto.

Normalmente terminábamos juntas en el granero en aquellas noches.

—Necesito una ducha también. Vendré a ayudarte con el chile después de asearme.

Asintió.

—Tomate tu tiempo—dijo, y la dejé ahí sin tocarla.

Sin un beso.

Extrañaba eso.

Extrañaba la habilidad de tocarla y sostenerla cuando fuera que quisiera.

Me preguntaba si ella extrañaba eso también.



Después de asearme y cambiarme a mis pijamas, me dirigí a la planta baja para escuchar a Brittany tarareando mientras picaba pimientos.

No pude evitar sonreír.

Solía cantar esa canción mientras hacía alguna cosa de hacer sonar una taza de plástico.

Lo había visto en una película y pensó que era divertido.

Tantas pequeñas cosas que extrañaba.

—¿Dónde está tu taza?—pregunté.

Dejó de tararear y levanto la vista hacia mí. La sonrisa en su cara era juguetona.

Tenía que tomarlo lento esta noche.

Porque justo en ese momento quería tomarlo muy, muy rápido.

—Te las arreglaste para tomarte el tiempo suficiente para dejarme terminar. Ahora lo que necesito hacer es agregar esto y dejar que el chile se cocine a fuego lento—dijo mientras recogía los pimientos.

Me acerqué y levanté la tapa mientras dejaba caer los pimientos en la olla.

—Ves, me presenté para el trabajo pesado—dije.

Rodó sus ojos.

—Lo que sea. Pero me voy a duchar ahora. Vigila la olla. Revuélvelo cada cinco minutos o algo así.

Podía hacer eso.






*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Dom Ago 13, 2017 9:36 am

Hola morra...

El cuerpo de britt la traiciona a mas no poder jajaja...
San va a pasitos de bebe.... Y eso es bueno!!!
A ver como va la noche???

Nos vemos!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Dom Ago 13, 2017 12:44 pm

Para amabas sera muy difícil seguir resistiendo, y pues aun tienen una plática pendiente. Espero que las cosas se sigan dando bien
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Dom Ago 13, 2017 10:17 pm

3:) escribió:Hola morra...

El cuerpo de britt la traiciona a mas no poder jajaja...
San va a pasitos de bebe.... Y eso es bueno!!!
A ver como va la noche???

Nos vemos!




Hola lu, jajaajajajajajaja es un loquillo que pide por su morena ajajajajajaj. SI! SI! bn ai la morena, esta haciendo bn las cosas! ajajajajaj. Aquí otro cap para saberlo! Saludos =D





JVM escribió:Para amabas sera muy difícil seguir resistiendo, y pues aun tienen una plática pendiente. Espero que las cosas se sigan dando bien



Hola, si que lo sera, la cosa es quien cedera primero! Si que al tienen, esperemos y no tome mucho en llegar. Espero lo mismo la vrdd! Saludos =D


avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Cap 21

Mensaje por 23l1 el Dom Ago 13, 2017 10:19 pm

Capitulo 21


Brittany


Cenar con Santana mientras estaba siendo encantadora y saliendo de su camino para hacerme sonreír era agradable... y difícil.

No debería haberle pedido que se quedara.

Debería haberla dejado ir al granero.

Debería haber sido una chica grande y tratar con ello.

Pero estaba tan cansada esa noche. No había dormido la noche anterior, y aunque el médico dijo que las pastillas para dormir que me dio eran seguras para el bebé, no confiaba en ellas.

Así que cedí y le pedí a Santana quedarse.

Sabía que me sentiría segura con ella ahí. Tan estúpido como eso era, quería saber que se encontraba en la habitación pasillo abajo esa noche, durmiendo.

Incluso después de que me hiciera tanto daño. Aún era Santana. Era la mamá de mi bebé, y había dejado todo para venir a casa.

Por nuestro bebé.

Estábamos bailando alrededor de esta cosa entre nosotras. En algún momento iba a tener que forzarme a hablar con ella sobre esas fotos. Y ese —tomé una respiración profunda— video.

El dolor siempre cortaba a través de mí cuando pensaba de ellos.

Santana era una mujeriega. Le gustaban las mujeres. Supe eso la primera vez que dejé que me besara.

Su sensual sonrisa y hermoso cuerpo habían causado que tire todo el sentido común por la ventana y me enamorara de ella.

Pagué por ello.

Puse una mano sobre mi estómago y me di cuenta que valió la pena. Santana podría haberme roto en dos pero también me dio esto. Me ayudó a encontrar la vida de nuevo después de Casey. Y ahora que necesitaba a alguien en mi vida de nuevo para apoyarme, ahí estaba.

¿Podríamos ser amigas?

¿Era eso posible?

Vi cómo puso la última olla en el lavavajillas y su camisa se levantó de su cintura para destellarme los dos perfectos hoyuelos en su espalda baja justo encima de su increíble trasero.

Lamí esos hoyuelos más de una vez antes de dar un mordisco a su culo.

Sonriendo ante el recuerdo, no me di cuenta de que Santana me miraba de regreso.

Cuando sentí sus ojos en mí, rápidamente aparté mi mirada de su piel expuesta y volví a entrar en la sala.

—Gracias por limpiar. No tienes que hacer eso—dije tan casualmente como pude.

Tomé la manta de la parte posterior del sofá y me acurruqué en ella, cubriéndome a pesar de que mi cuerpo se calentó lo suficiente con los recuerdos del desnudo trasero de Santana.

Pude verla entrar en la habitación por el rabillo de mis ojos, pero alcancé el mando a distancia de la televisión y comencé a surfear los canales.

No podía mirarla.

Tenía que ir a la cama.

—¿Me estás corriendo ahora o puedo ver un poco de televisión contigo?.

No había humor en su voz, así que me arriesgué a darle un vistazo.

No estaba divertida.

Bueno.

Tal vez no me había visto estudiando su culo como si quisiera un bocado.

Porque las dos sabíamos que era una fan de su trasero.

—Claro. ¿Algo en particular que quieras ver?—pregunté, forzando una sonrisa antes de mirar de vuelta a la televisión.

Cruzó la habitación, y contuve la respiración, esperando a ver dónde iba a sentarse. Cuando se dejó caer para sentarse centímetros de mí en el sofá, continué aguantando la respiración.

—Dame tus pies—dijo, estirándose por la manta cubriéndome de pies a cuello.

Antes de que pudiera protestar, tenía uno de mis pies tirado sobre su regazo y estaba quitando mi calcetín.

—¿Qué estás haciendo?—le pregunté, aunque ya lo sabía.

—Exactamente lo que parece—respondió. Esta vez su sonrisa divertida era en esos carnosos labios suyos.

—¿Por qué?

Comenzó a masajear mi pie justo en el lugar correcto. Sabía que me encantaba tener mis pies frotados, y sabía exactamente dónde frotarlos y cómo.

Había hecho esto cientos de veces antes.

Mi cuerpo se relajó al instante bajo su tacto. No podía controlarlo.

—Porque has estado de pie todo el día. Porque me gusta tocarte. Y porque haces los ruidos más increíbles mientras lo hago.

No levanté la mirada de mi pie en su mano para mirarlo a la cara. Sus ojos estaban puestos en mí.

Mirándome.

Lo sabía.

Podía sentirla.

Pero no iba a mirarla.

Esto era demasiado.

—Dame ambos pies—dijo, tratando de alcanzar mi otra pierna y tirando hasta que ambos mis pies estaban en su regazo—¿Por qué no llevas mis calzoncillos de dormir esta noche?

Tragué saliva.

Empecé a empujar el edredón para cubrir mis piernas desnudas y me detuvo. Lo tomó y con cuidado me cubrió.

—Me gusta verte en mis calzoncillos.

Debería ir a mi habitación.

Santana movió una mano hasta mi pantorrilla, que ahora se hallaba debajo las cobijas, y comenzó a masajear mi pierna, manteniendo sus ojos en mí.

Finalmente me rendí y me encontré con su mirada.

—Sólo tengo un par. Necesitan ser lavados.

Santana sonrió.

—Te daré algunos más.

—Eso no es necesario.

—Sí, creo que lo es.

Esto no era bueno.

—Santana—le dije con voz severa.

—Britt—respondió, sonriendo ahora.

Era muy duro ponerse enojada cuando ella estaba toda adorable y haciendo que mis piernas se sientan celestiales.

—¿Qué estás haciendo? ¿Por qué haces eso?—le pregunté.

—Creo que ya he respondido a esa pregunta, cariño—dijo arrastrando las palabras.

Dejé escapar un suspiro de frustración y traté de convencerme de ir a la cama.

Sacar mis piernas de su regazo e ir a la cama.

Pero mi cuerpo estaba disfrutando de sus atenciones demasiado. El maldito cuerpo era un traidor.

—Relájate, cariño. No estoy tratando de hacer nada más que ayudarte a descansar más fácil esta noche. Lo juro, todo lo que voy a tocar es tus pies y pantorrillas.

La estudié un momento, y su mano se movió de nuevo a mis pies.

Estaba siendo sincera.

Y esto se sentía muy bien.

Así que me di por vencida, me recosté en el sofá y puse la manta debajo de mi barbilla. Las manos de Santana se mantuvieron haciendo exactamente lo que dijo que iban a hacer, y mis ojos se pusieron más pesados con cada segundo que pasaba.




Santana


Estaba dormida.

Lo había estado por al menos treinta minutos, pero aún continuaba frotando sus pies.

No estaba lista para dejar de tocarla todavía.

También hizo esos pequeños sensuales sonidos satisfechos en su sueño.

Jodidamente los amaba.

Esta noche había sido un éxito.

Mi pecho se sentía más ligero. Había dejado que me quede. Quiso que me quedara. Me necesitaba, y esa fue la sensación más increíble en el mundo.

Verla reír mientras cenaba casi había hecho posible que finja que era mía de nuevo.

Casi.

Alcancé sus desechados calcetines y los puse de nuevo en sus pies. Por mucho que preferiría que ser yo manteniéndola caliente esta noche, sabía que ella no quería eso.

Sin mis piernas para meter sus pies debajo para mantener el calor, tendría que usar calcetines.

El dolor regreso.

Quería ser la que calentara sus pies fríos.

No estaba ahí todavía.

Tenía que creer que lo estaría un día.

Hasta entonces tenía esto.

Me permitía acercarme de nuevo.

Eso me ayudaría.

Mi única debilidad fue cuando me miró con deseo en sus ojos. Cuando había atrapado sus ojos fijos en mi culo con esa mirada hambrienta, estuve muy cerca de hacer algo por lo que habría estado molesta.

Me alegré de que saliera huyendo de la cocina.

Necesitaba un segundo para recobrar el aliento.

La dulce boca de Brittany en mi culo era un recuerdo que hizo a mis rodillas debilitarse y a mi cuerpo endurecerse.

Me moví lentamente para no despertarla, entonces me agaché para cogerla en mis brazos. Abrazó la manta y murmuró algo antes de meter su cabeza en mi pecho.

No me permití pensar en lo mucho que quería meterme en la cama con ella y seguir sosteniéndola así toda la noche.

Subí las escaleras y la llevé a su habitación.

Mientras la metía dentro, murmuró un gracias que sabía no recordaría. Debido a que estaba durmiendo y podía salirme con la mía, le di un beso en la frente, en su suave mejilla, y luego en sus labios.

Obligándome a detenerme, di un paso atrás y salí de la habitación, cerrando la puerta suavemente detrás de mí.

Ella dormiría bien esta noche.

Yo no estaba segura de que lo haría.





El sol aún no se había levantado... pero yo lo estaba.

En algún momento de la noche, me las arreglé para dormir, pero no había sido mucho. Comprobé a Brittany varias veces e incluso bajé a la cocina a por un vaso de leche.

Sin embargo, fue la mejor noche que tuve en mucho tiempo.

Me di por vencida tratando de dormir y decidí vestirme e ir hacer el desayuno a Brittany para variar.

Durmió toda la noche y estaría descansada.

Quería ser quien cuidara de ella esa mañana.

No quiero ponerme mis vaqueros aún. Todavía estaban sucios de ayer. Así que me sacudí en mis pantalones de correr y dejé la camisa.

Si Brittany conseguía ponerse emocionada por ver breves destellos de mi piel, entonces me gustaría hacer que sea fácil para ella.

Sonriendo, me dirigí a la puerta y por el pasillo.

El suave gemido procedente de la habitación de Brittany me detuvo en seco. Me congelé y me paré ahí, forzando mis oídos a oír si lo había imaginado o si acababa de hacer uno de sus sexys gemidos que hacía cuando estábamos haciendo el amor.

Conocía el sonido, y yo no estaba ahí con ella.

Lo hizo de nuevo.

Mierda.

Estaba sola.

¿Estaba dormida?

Santo infierno.

Di un paso hacia la puerta y escuché mientras hizo otro ruido. Tres gemidos sensuales y me encontraba duro como una roca.

¿Qué estaba haciendo?

¿Soñando?

No debería estar escuchando, pero, demonios... ¿cómo iba a alejarme de eso?

Entonces dijo mi nombre.

Sí, iba a entrar.

Al diablo con dejarla sola y darle tiempo.

Esa mierda no estaba sucediendo ahora.

Abrí la puerta y entré en su cuarto oscuro. Inmediatamente se calmó. Estaba despierta.

Esto no era un sueño.

—Santana—dijo con voz ronca, y tiró de las mantas sobre ella.

Pero no antes de que viera su mano en sus bragas.

Mi corazón golpeaba contra mi pecho, y yo estaba malditamente segura de que no estaba respirando.

—Britt—respondí, dando un paso hacia ella.

—¿Qué estás haciendo?—preguntó, con los ojos fijos en los míos.

—La pregunta es, cariño, ¿qué estás haciendo tú?

Incluso en la oscuridad, pude ver sus mejillas sonrojadas.

No estaba segura de si estaba avergonzada o si era por el orgasmo que estaba trabajando cuando entré.

No me respondió.

—Dijiste mi nombre—mi voz sonó como un gruñido.

No pude evitarlo.

Estaba a punto de perder el control. Luchar no sé acercaba de explicar con lo que trataba en ese momento.

—No sabía que estabas despierta—susurró.

—Bueno, lo estoy—le dije cuando llegué a su cama.

No dije nada más.

Agarré las cubiertas y las aparté. Su mano aún estaba metida dentro de las pequeñas bragas de encaje.

Realmente no había visto a su estómago así todavía. Pero saber que tenía a mi bebé dentro hizo a mi sangre calentarse y a mi deseo rabiar más duro.

Comenzó a deslizar la mano fuera y agarré su muñeca.

—No. No lo hagas—le dije, apartando mis ojos de la visión de ella tocándose para mirarla a los ojos.

Respiraba rápido y sus tetas estaban apenas cubiertas por la camiseta que llevaba puesta. Se levantaban y caían, presionando contra la delgada tela, sólo probando a volverme más enloquecido.

—Quiero verte tocarte a ti misma —le dije.

El pequeño tirón en su respiración me dejó saber que la idea la excitaba.

Brittany siempre había sido traviesa. Mi dulce chica inocente y su lado malo me volvían salvaje.

—Voy a quitarte estas bragas, y tú seguirás haciendo exactamente lo que hacías cuando entré aquí. Pero esta vez, cuando digas mi nombre, no voy a estar en tu imaginación. Voy a estar jodidamente aquí—llegué a los lados de sus bragas de encaje rosa y las bajé por sus largas piernas.

Ella deslizó sus pies fuera.

Me ayudaba.

Joder, sí.

Tomé las bragas y las sostuve hasta mi nariz y respiré hondo. Me encantaba su olor.

Lo había extrañado.

—Santana—dijo sin aliento.

Mantuve sus bragas en la mano y codeé sus piernas hasta que se extendieron totalmente abiertas en la cama. La mano de Brittany no estaba en su clítoris por más tiempo. Tiró de ella hasta su estómago.

Me incliné sobre ella y presioné un beso en su mano y luego la recogió y la moví hacia abajo para ponerla de nuevo en donde la había tenido antes.

—Finaliza.

Brittany se estremeció, pero no se movió.

—¿En qué pensabas cuando te he oído? ¿Eh? Dime, Britt-Britt. ¿Qué pasaba por esa cabecita tuya cuando estabas haciendo esos ruidos? ¿Cuándo llamabas por mi nombre?—le pregunté, y se mordió el labio inferior.

A veces mi chica traviesa necesitaba ayuda.

Esta era una de esas veces.

Me puse de pie y me moví para doblarme sobre ella. Inclinándose, le di un beso en la oreja y luego mordí suavemente.

—Ahora, ¿qué era lo que estaba pensando? ¿Tenía la cabeza entre esas largas piernas tuyas? ¿Estaba lamiendo tu dulce coñito? Porque joder ahora mismo me encantaría lamer tu coño. Deslizando mi lengua a través de tus calientes labios húmedos. Mmm, siempre saben tan bien. ¿Me pregunto si saben mejor ahora? Tus labios están hinchados ahora. Los vi. Son diferentes. ¿Son más tiernos? ¿Si deslizo mi mano ahí abajo y muevo los dedos sobre ellos, se sentiría bien?

Su mano empezó a moverse.

La miré mientras sus ojos se cerraron y arqueó la cabeza hacia atrás.

—Quiero verte. ¿Estás recordando lo bien que se siente cuando me deslizo dentro de ti? Joder, Britt-Britt, es todo en lo que puedo pensar—me eché hacia atrás mientras empezaba a mover su mano más rápido.

Tenía la intención de ponerla más caliente así cedería y acabaría, pero ahora no estaba tan segura de poder manejar esto.

Sus dedos se deslizaron arriba y abajo, quería estirarme y tocarla también, pero no me había dado permiso para hacer eso.

No merecía llegar a tocarla de esa manera.

Tenía que perdonarme... Tenía que confiar en mí.

Pero estaba tan cerca de venirme en mis malditos pantalones, eso no era gracioso.

—Santana—gritó, y tuve que coger las sábanas y contenerme. Su espalda se arqueó y sus piernas cayeron completamente abiertas—Oh Dios, sí, San—gimió, y salté de la cama como si estuviera en llamas.

Mierda... Tenía que salir de aquí.

Iba a tocarla.

También estaba muy malditamente cerca de correrme.

Esta fue la cosa más sexy que jamás había visto, y Brittany había hecho algo de mierda sexy antes.

Esto se lo llevó todo.

—Sí. Oh, sí—gritó, y salí de la habitación.

No miré hacia atrás.

Fui directamente al baño.

Sólo tomó dos movimientos rápidos, y grité su nombre mientras me vine.




*********************************************************************************************************************************

Hola, como se dieron cuenta si cambio el nombre del foro xD pero no pasa nada, solo es el nombre SIGAN! publicando, leyendo y comentando. Solo cambien "gleeklatino.com" por "gleelatino.forosactivos.net"

Pero, como les digo SIGAN! comentando, publicando y leyendo! Saludos =D

Pd: Se sacan las historias del foro y las publican en otras partes. Por MI parte y MIS adaptaciones, cópienlas si quieren, pero al menos NOMBREN AL FORO! Minino en agradecimiento a las personas del foro. SI NO NOMBRAN AL FORO, AL MENOS, VOY A ELIMINAR MIS ADAPTACIONES!

avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por JVM el Lun Ago 14, 2017 10:01 am

Jajajajaja urge que hablen.... Si ya tiene a la morena en casa para que usar su mano si puede usar la de ella y mas jajajajaja
avatar
JVM
********-*-
********-*-

Mensajes : 1079
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 3:) el Lun Ago 14, 2017 10:24 am

Hola morra.....

Britt después de esto ya no puede negar que necesita a san en todos los sentidos...
Pobre san va a reventar si sigue así jajaja...

Nos vemos!!!
avatar
3:)
-*-*-*
-*-*-*

Femenino Mensajes : 5139
Fecha de inscripción : 06/11/2013
Edad : 26
Club Naya/Santana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por 23l1 el Lun Ago 14, 2017 7:10 pm

JVM escribió:Jajajajaja urge que hablen.... Si ya tiene a la morena en casa para que usar su mano si puede usar la de ella y mas jajajajaja




Hola, si que si! JAjajaajajajajajajajajaj ajajajajaja morí jaajajajajajajajajajajaja xD pero te encuentro toda la razón ajajajajajajajajajaja. Saludos =D





3:) escribió:Hola morra.....

Britt después de esto ya no puede negar que necesita a san en todos los sentidos...
Pobre san va a reventar si sigue así jajaja...

Nos vemos!!!



Hola lu, no, claro q no puede ni debe la vrdd jajajaajajaj. JAajajajajajajaaj tmbn lo creo ajajajajajajajajaj xD Saludos =D



avatar
23l1
-*-*-
-*-*-

Mensajes : 4840
Fecha de inscripción : 12/08/2013
El mundo de Brittany

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Finalizado Re: [Resuelto]FanFic Brittana: Mientras II (Adaptada) Epílogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 10 de 12. Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.